(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Diccionario etimolójico de las voces chilenas derivadas de lenguas indigenas americanas"

LOS ELEMENTOS INDIOS 

DEL 

CASTELLANO DE CHILE 



\' 



US. Ib , 



f 



LOS ELEMENTOS INDIOS DEL CASTELLANO DE CHILE 
ESTUDIO LINGÜÍSTICO I ETNOLÓjICO 



PRIMERA PARTE 



DICCIONARIO ETIMOLÚJICO 



VOCES CEILENAS DERIVADAS DE LENCUAS IHDIJEIIAS AUERICAHAS 



POR KL 



I>r. "Kodolfo Líeiiy. 

Profesor del Instituto Peilagójico de Chile » 



Publicado como anexo a los Anales de la L'^iiiversidad de Chile) 




\ 



SAÍíTIAaO DE CHILE 
IMP^RENTA CERVANTES 

BANDERA 50 

1904 



"§f c.xhic'to ^c ía^ cKtnofojíai 
C|uu'fttia> í ataHkTana* cí Mitna- 

?o fcí ¿¿pííil'it* ic pitrcctipcH ce 
c»tnZ\o^ ACtioí t"a tupien. 

Benjamín Vienta ICackenna (1868) 

HUtnria de S;intiaso, páj. i3. Ñuta 



••• • 5- 'w? ;ti , -At: \ •»♦ 






;:í:M .•^:- ■ .,:'^' :.:tíT^:!vín, 










l^RÓLOaO 



^ 1. Las publicaciones que tratan del .castellano usado en 
América ya son mui numerosas (i). 

Sin embargo mui poco es lo que se sabe acerca de la suerte 
de esta lengua en el Nuevo Continente. 

Las razones de este fenómeno estrañoson dos. En primer lu- 
gar, a causa del escaso desarrollo de la librería en América, es 
muí difícil conseguir esas publicaciones aun cuando se tiene no- 
ticia de ellas: quizas no exista ninguna biblioteca pública que 
posea siquiera todos los libros importantes (2). 

En segundo lugar, estos libros no enseñan tanto como se es- 
peraria en vista del número de pajinas que abarcan. 

^ 2. Es lástima que tan pocos autores hayan seguido las hue- 
llas del primer trabajo de esta clase, iiue publicó ANTONIO DE 



(l) Véase la Bibliografia en Echrvkrría, Voces usad^is cu Chile, Santiago 

looo, pájs. I a II. •■ . j u 

(-) Tanto mas es de lamentar que la valiosa colección que sirvió de base 
al trabajo del señor Echeveuria se baya desmembrado en venta al menu- 
deo Felizmente, i^racias a la amabilidad del antiguo propietario, pude con- 
sultar todos los libros que faltan en mi colección ya bastante completa. 



LOS ELEMKNTOj INTlIOi. PRÓLOGO 



Alcedo en 1789 en el quinto tomo de su Diccionario Jeográfi- 
co histórico de las Indias Occidentales, esplicando simplemente 
el significado de las voces americanas, así como también lo hizo 
el veterano entre los dialectógrafos americanos ESTÉBAN Pl- 
CHARDO en sus Voces cubanas (1836). 

La mayor parte de los tratados sobre provincialismos de Amé- 
rica no esplican, sino critican. Sus autores parten de la base de 
correjirel lenguaje de sus connacionales en conformidad con lo 
que creen "el castellano castizon. 

Cuando hombres de profundos conocimientos filolójicosi gran 
talento, como el maestro de los americanos ANDRÉS BELLO 
i el único filólogo nacido en la América Española, recono- 
cido por la ciencia contemporánea, don JOSl': RUFINO CUERVO, 
emprenden tal tarea, al menos salen a luz obras de gran valor, 
como la Gramática de la Lengua Castellana destinada al uso de 
los Americanos i las Apuntaciones criticas sobre el Lenguaje 
Bogotano. Muchos de los demás libros de modesto aspecto, 
contienen igualmente materiales mui valiosos i orijinales (entre 
estoí? está el Diccionario de Chilenismos de ZOROBABEL RODRÍ- 
GUEZ); pero en la mayor parte de ellos prevalece la charla lite- 
raria, i algunos son verdaderas caricaturas filolójicas (i). 

I 3. Así leemos en uno de estos libros el párrafo siguiente: 

^^Espumade cerveza. — Werá^á es que cuantos líquidos burbu- 
jean, hacen espuma; mas no por esto debe emplearse una pala- 
bra aplicable a muchos objetos, al tratarse de los que los tienen 
especiales. Por falta de este conocimiento se olvidan los pro- 
pios i, por remate, se da lugar a que los ignorantes achaquen de 
pobre a la lengua que no conocen. — //í/t'ii. — (CEVALLOS, Ecua- 
torianismos, páj. 64). 

De manera que el señor Cevallos cree que hai que decir: 
•'No me sirva usted el vaso de cerveza con tanto jiste.n No sé 
si algún español lo diria así; creo que nó. En Chile no conoce 
nadie la palabra i los españoles quei pude preguntar igualmen- 
te ignoraban su significado. i 



(i) Véase la bibliogratia critica, en la cual espotigo mi opinión con en- 
tera franqueza, que eslrartarán quizas mis lectores americanos; estoi seguro 
que los filólogos europeos me la agradecerán, i esto para mi es decisivo. 



PUBLICACIONES SOHRE AMERICANISMOS 



¿A qué se debe tanta sabiduría del autor? En el Diccionario 
de la Real Academia Española se lee: ^^Jiste (del alemán Geist) 
m. Espuma de cerveza. i. Si la palabra se usa en España será 
en el sentido de "levadurai. con que se hace el "pan de cervc- 
za.i (i). 

En otra parte de su libro critica el mismo autor /'íí/'^'/ (cam- 
po de papas) diciendo: 

>'Papa/ es lo que toca o pertenece al Papa o Padre Santo, no 
el campo sembrado de papas o patatas. — Patatal, patatar. <\ 
(/. c. 91). 

El autor no cqw'^.wx a papa por e\ So/anum tuberosum, porque 
en el Diccionario está 'jpapa = patataH. Papal no está en el Dic- 
cionario, de consiguiente es falso! Esta es lalójica de tales gra- 
máticos (2). 

Mas ridículo aun es cuando BÁTRES JÁUREGUI f Fz'«í7í¿/¿^;/- 
guaje i provincialismos de Guatemala páj. 161) dice: 

'^Cancha significa en español (siá) maíz tostado i reventado, 
con betún de azúcar prieta o lo que nosotros llamamos albo- 
rotos. Cancha por el lugar donde corren los caballos en el hipó- 
dromo, es provincialismo... 

Verdad, ¿qué culpa tiene el candido gramático americano, si 
se lee en el diccionario (edición \2.^ i 1 3.'' ^^ Cancha, (del que- 
chua (3) camcha, maíz tostado) f. —Maíz o habas tostadas que se 
comen en la América del Sur...? ¿Cómo se puede saber que la 
voz dada por el Diccionario Académico en efecto no es mas que 
un provincialismo peruano, desconocido en casi todas las demás 
repúblicas, desconocido en absoluto en España, mientras elsig- 

(i) La etiinolojía de la Academia es falsa. La palabra jermánica a que 
corresponde el castellano .//s/f no es el alemán ifcisl uno gisclU o mas bien 
el holandés .¿.'■/í/, que significa «espuma, i levadura de la cerveza» derivado 
del verbo \(tx\'n7íX\\co gcsan o ^escii, gercii, tüXííwwvl garcii «fermentara. Los 
españoles habrán conocido la palabra en Flándes. ¿Por qué no escribe la 
Academia la palabra con ^, según su etimolojía.'' 

(2) En su lugar probaré que la denominación papa es la primitiva tam- 
bién en España, i que patata se debe a una confusión posterior de los 
españoles en la cual los americanos no han participado nunca. 

(3) Aqui por casualidad la Academia no puso el acento falso quechua con 
que figura la palabra en el Diccionario. 



tO LOS F.r.EMKN KJi INli'OS. PRÓLOGO 



nificado criticado es corriente en lodfj el Nuevo Continente? 
La Academia en el Snplemento de !a últiüía edición admitióla 
"cancha de -galios i pelcjtan, sin ver tjiie eslc si:;nificado no se 
puede derivar del "Uiaíz tostadon (l ) 

disparates c(mio cslus in; .suri raros; feli/,n)cnti.' no st^n la 
regla. Pero aun los niejtjrcs de estos tiahajos críticos pecan por 
la base. Quieren hacer distinción entre barbarisinos, provincia- 
lismos i castellano castizo sin advertir (]ue primero habria que 
saber qué lenguaje metece el títul'.j de castellano. 

Todos esos autores sustituyen el Diccionario de la Real 
Academia Española a la lengua, aceptando como dogma que 
lo que está en ese Diccionario es castellano, lo que no está, no 
lo es. La prueba de la verdad de tal aserción no la da nadie, í 
¡difícil seria darla! 

Yo digo con ANDRÉS l^ELLO: "para mí la sola [autoridad] 
irrecusable en lo tocante amia lengua es la lengua misma (Pró- 
logo de la (jrauíática). Con lo que deberían haber comenzado 
los estudios sobre provincialismos es con establecer de una ma- 
nera clara qué se entiende por "castellanon. 

^ 5. He de permitirme algunas observaciones sobre este 
punto, no porque sea indispensable para mi trabajo presente, 
pues yo no voi a censurar ninguna palabra chilena; tampoco 
será necesario que lean los párrafos siguientes los filólogos eu- 
ro[)eos en cuyas manos caiga por suerte mi libro. Pero invito a 
los lectores americanos a que me sigan un momento, para que 
comprendan mis propcísitos. • . 

6. Si un pais de cierta estcnsion es poblado por jentes 
que traen de su patria anterior un lenguaje mas o menos uni- 
forme, en estado natural de las cosas (es decir, prescindiendo 
de la influencia de la cultura) dentro de un tiempo mas o me- 
nos corto se notará que el lenguaje comienza a variar. Estas 
variaciones no serán en todas las comarcas unas mismas, sino 
las unas se producirán aquí, las otras allá, i, en jeneral, la dife- 
rencia de lenguaje entre dos lugares será tanto mas grande 



(i) La definición de la Academia es defectuosa; con qué razón la cambió 
BÁTRBs, no lo sé. Véase la palabra en este libro. 



■ . LENGUA I DIAr.F.CTO ti 

cuanto mayor la distancia jcográfica i cuanto menores las rela- 
ciones mutuas entre kjs dos puntos. Entonces deberemos" decir 
que en el país se habla un grupo de dialectos, es decir, idiomas 
que se distinguen cada uno del vecino sin que lleguen a ser re- 
cíprocamente incomprensibles. 

Hablaríamos de lenguas diferentes si, no obstante un oríjen 
común, el modo de hablar de una rejion fuera inintelijible en la 
otra. 

§ 7. Este estado natural se altera cuando en una comarca 
se forma un Gobierno fuerte que principia a dominar en rcjio- 
nes suficientemente apartadas para que el lenguaje sea distinto 
del que se usa en el centro gubernativo. 

La administración de las provincias estará en manos de per- 
sonas procedentes del centro; a su modo de hablar se acomo- 
darán los provincianos que quieren significar algo en la corte 
central; leyes i ordenanzas se impondrán en el dialecto central; 
i como la comunicación a larga distancia se hace por carta, 
habrá que fijar por la escritura ese lenguaje central. 

En el centro de la actividad política se juntarán también los 
poetas, nacerá la literatura, i esta literatura será leida por los 
provincianos i les servirá de modelo. 

Así se han formado sobre base lingüística natural, pero por 
razones históricas de política, las que solemos llamar lenguas li- 
terarias. 

% 8. Así en España en tiempos del rei sabio Alfonso X prin- 
cipió a consolidarse i a esparcir su influencia sobre rcjiones mas 
lejanas el lenguaje de la corte, oriundo de Castilla i un tanto 
modificado por la residencia del rei en León. 

Este lenguaje común, nacional, que está por encima de los 
dialectos rejionales, se fija en la escritura i de consiguiente tie- 
ne la tendencia de quedar estacionario aunque en el mismo 
centro el lenguaje de la conversación comience a variar. En las 
provincias la literatura con su lenguaje central será estudiada i 
la lengua común será aprendida en el libro. En la pronunciación 
entonces invariablemente se notará el influjo del lenguaje vulgar. 

Inevitable es también que los que usan en jeneral el lenguaje 



12 LOS ELEMENTOS INDIOS. PRÓLOGO 



común aun en la conversación diaria, completen el diccionario 
aprendido en los libros con palabras sacadas del dialecto. 

Pues muchas voces hai que en la conversación familiar i la 
vida domestica son indispensables i de frecuente uso, pero que 
rara vez se escriben. En el mismo caso se encuentran las deno- 
minaciones de una infinidad de objetos i actos que pertenecen a 
esferas determinadas, como la de los distintos oficios. No se 
puede negar que tales palabras forman parte del diccionario 
común, aunque no aparezcan nunca en obras de literatura pro- 
piamente tales; sobre todo si su uso es común a todas las pro- 
vincias del reino o a muchas de ellas, no cabe la menor duda. 
I ¿el término correspondiente empleado por la jente culta de 
una sola provincia que no usa la voz corriente en las demás 
rejiones? Yo creo que deberá denominarse provincialismo^ pero 
no puede decirse que no pertenezca a la lengua nacional. 

§ 9. En materia de lenguaje, tanto como en las demás esfe- 
ras de la vida social— el lenguaje es un fenómeno sicofísico del 
hombre como ser social — la voluntad de la mayoría es la nor- 
ma, la lei. El uso del término-medio de la jente que maneja el 
idioma literario constituye la norma del lenguaje. 

Falta determinar ¿qué jente maneja el idioma literario? Creo 
que en un estado civilizado moderno usan normalmente la len- 
gua [^literaria todos los que han estado en un establecimiento 
de instrucción secundaria; i la espresion mas lejítima del len- 
guaje escrito de cada nación debe buscarse en lo que mas se 
lee: en el diario, en la prensa periódica, que abarca no solo la 
literatura corriente sino ademas toda la vida moderna. 

§ 10, Esto sí, (jue hai que distinguir con claridad las diferen- 
tes capas sobrepuestas que forman el conjunto de la lengua 
jeneral. 

En el centro está el lenguaje cotidiano de la vida pública 
i social escrito i hablado por toda la jente culta. Al rededor de 
este núcleo, que abarca todo lo esencial del idioma, se agrupan 
las esferas especiales. Hacia arriba prevalece la lengua escrita* 
Ahí están, cada vez con su vocabulario especial mas o menos 
desconocido para los demás grupos, las bellas letras, las cien- 
cias i artes, la industria i el alto comercio. Hacia abajo preva- 



NORMA DtL LENGUAJE. CLASIFICACIÓN SOCIAL 13 



lece la comunicación oral; la esfera déla vida doméstica i todas 
sus múltiples relaciones con la vida del individuo en cuanto a 
habitación, vestimenta, alimentación, con los artesanos i el co- 
mercio al menudeo que satisfacen nuestras necesidades diarias. 

Aquí es difícil establecer el límite hacia mas abajo; el 
continuo contacto con jente de poca o ninguna educación esco- 
lar nos obliga a usar términos menos escojidos, a moñudo dia- 
lécticos. 

^ 11. Si denominamos lenguaje literario la capa de mas arri- 
ba, la segunda, de la vida pública i social, podría quizas llamar- 
se el lenguaje nacional, la tercera el lenguaje familiar. 

Estas tres forman en conjunto la lengua jeneral o común. Pero 
hai todavía algunos rincones del vocabulario cuya pertinencia 
puede admitir dudas. 

Los nombres llamados "vulgaresn de plantas i animales (en 
oposición a los científicos que son internacionales) no son cono- 
cidos de todas las capas de la nación en igual grado; precisa- 
mente la jente culta, de civilización refinada, que de preferen- 
cia habita las ciudades, no vive en relaciones tan estrechas con 
la naturaleza que necesite todos esos nombres. Es el hombre 
del campo, el labrador, el vaquero, i mui en particular el jardi- 
nero, el cazador i el pescador, quien los conoce mucho mejor 
que el literato de la capital. ¿Pertenecen estos nombres a la len- 
gua común o .solo al dialecto.'' o según qué criterio repartiremos 
estos vocablos entre la lengua común i el dialecto? 

§ 12. Aquí hai que mencionar una particularidad del castellano 
que dificulta la cuestión. 

En otros países el principal criterio para clasificar los dialec- 
tos entre sí i para con el lenguaje jeneral se toma déla pronun- 
ciación, de la fonética particular de cada rejion. 

En Alemania, Francia, Italia, Inglaterra es mui frecuente en- 
contrar en los dialectos sonidos que la lengua literaria en su 
pronunciación común no conoce. Ya en España, si prescindimos 
de las rejiones que propiamente pertenecen a dominios lingüísti- 
cos estranjeros, como Galicia al grupo dialéctico gallego-portu- 
gués, Cataluña i Valencia al grupo catalan-provenzal, parece 



T4 IOS ELIMENTOS INDIOS. PRÓLOGO 

que es mucho menor la distancia que .se|)ara la fonética de los 
dialectos de la lenj^^ua jcneral. 

Preg[unto .si un poeta madrileño qiic |)asa un mes en Santan- 
der i ve alfT^ima flor característica de la cf)sta tendrá escrúpulos 
de incorporar el nombre británico que aprende del aldeano, en 
alguna composición poética sobre la naturaleza de las orillas del 
Golfo de Vizcaya. Creo que wó. 1 desde entonces figurará la 
palabra en el diccionario castellano. 

Las voces de historia natural forman parte del diccionario 
jeneral siempre que no sean de una configuración fonética ente- 
ramente estraña al jenio de la lengua castellana, a r)o ser que 
tengan su equivalente reconocido en otro término mas usado. 
Ni siquiera puede ser obstáculo el que tal nombre de planta 
solo se conozca en una provincia si la planta solo se encuentra 
en ella i no en las demás (i). 

^ 13. Volvamos después de esta digresión a la pregunta 
¿qué es castellano? i limitémonos por un inomento a la Penín- 
sula Ibérica. 

Contestaria que el castellano es la lengua jeneral i común de 
la jente culta del pais, incluyendo aun palabras técnicas de los 
artesanos i los nombres de historia natural que poco se usan 
entre jente culta. Palabras que solo corren entre los habitantes 
de una provincia, si están en uso en la buena sociedad, son 



(1) D. Juan Vai-EHA dice en vin juicio críHóo dirijido al autor del ]\^cabu- 
lario Rioplatcnsc (GuANAfiA 20): «Será provincialismo o americanismo el vo- 
cablo que se emplea solo en una provincia que tenga a menudo su equiva- 
lente en otras; pero el vocablo que no tiene equivalente i que se emplea 
en una provincia o en mas de una república o en rejiones mui dilatadas, i 
mas aun cuando designa un ol)jeto natural, que acaso tiene su nombre cien, 
tífico, pero no tiene otro nombre común. o vulgar, este vocablo, digo, siendo 
mui usual i corricnlc^ es tan lejitimo como el mas antiguo i castizo, i debe ser 
incluido i definido en el diccionario de la lengua castellana. La Academia,. 
Española no puede menos de incluirle en su diccionario»). Las palabras que 
subra3'oencierran una limitación indebida según mi opinión. Valf.ua mismo 
continúa pajina 21. ce Los nombres pues, que se dan aiií (en la Arjentina) 
vulgarmente a plantas i árboles, aves, cuadrúpedos, peces, insectos i repti- 
les no están fuera de nuestra lengua común española, por mas que aparez- 
can i suenen, a vuestros i en nuestros oídos, como peregrinos e inusitados». 



EL CASTELLANO EN AMERICA 1 5 



provincialisluos de la len;i¡Uíi castellana, si se les piierle oponer 
otro término de igual significado i de uso mas jeneral. 

Como dialéctico solo debemos considerar un término que, 
usado por la jcntc sin educación escolar o por los que escasa- 
mente saben leer i escribir, no tenga curso en la conversación 
de jente culta. 

§ 14. Pasemos ahora a las repúblicas hispano-americanas i 
veamos qué se habla en ellas. 

Cuando la conquista del Nuevo Mundo estuvo en su apojeo 
a mediados del siglo XVI, en España ya existió la lengua je- 
neral "el castellanoii, aunque no había todavía recibido su for- 
ma definitiva por la literatura clásica que se levanta en la se- 
gunda mitad de ese siglo. Aun mas, no debe olvidarse que la 
formación del castellano moderno en cuanto a su fonética llega 
a cierto término solo hacía el año 1630. 

Solo en esa fecha la/, g, x del castellano antiguo coinciden 
en el sonido de lay moderna, la s sonora con la s áfona en una 
sola s áfona, la z sonora cede a la c áfona, í un poco mas tarde 
la h procedente de/ latina pierde su aspiración. 

El uso de las letras/», t, c finales de sílaba, tan contrarío al 
jenio de la lengua i otras barbaridades doctas se abren cami- 
no solo en la segunda mitad del siglo XVII í siguen en aumento 
hasta nuestros días. 

En estas circunstancias lo único sorprendente es que el idio- 
ma castellano en América haya seguido tan fielmente la marcha 
de la madre patria (i). Solo la aspiración de la // se ha conser- 
vado en la mayor parte del nuevo continente, i el único rasgo 
distintivo es la fusión de j- i s en la sola s áfona. 

^ 15. Mas refractaria ha sido la morfolojía. Los conquistado- 
res trajeron el voseo, pero la segunda persona de plural del verbo 
todavía prevalecía con d. (ades.edcs, ides). En vez del peninsular 
ais, eis, is, la mayor parte de América se decide por cís, es, ís. La 



(i) Como modelo del lenguaje que usaron los conquistadores reco- 
miendo la lectura de Fern.vxdkz nr. Ovn'Do, aunque la edición hecha por 
don Amakor dr los Ríos con respecto a la ortografía es mui poco satisfac- 
toria. 



1 6 LOS ELRMENTOS INDIOS. PRÓLOGO 

forma analójica peninsular del pretérito en asteis, isteis, en je- 
neral no se ha aceptado; i la segunda del sincjular se ha olvida- 
do por completo en el len^^uaje vulgar americano. Tú, ti, se pier- 
den lo mismo que vuestro i os i se combina vos^ te, a vos, tu, tuyo. 
Vosotros no alcanza a popularizarse, porque su lugar está ocu- 
pado por ustedes. 

% 16. De la sintaxis no puedo decir mucho porque no hai 
trabajos que puedan servir de base. El único fenómeno impor- 
tante es que el unipersonal ¡mino solo sigue el mismo camino 
que el unipersonal hace tomó también en España, concordando 
en el número con el primitivo complemento {Jiubieron fiestas 
dice toda la América, como hicieron grandes calores); sino se ade- 
lanta un paso mas, pues se dice Jiahiamos viucJios. 

La reacción gramatical a fuerza de enseñanza solo en Chile 
ha alcanzado a desterrar el voseo del uso familiar de la jente 
culta i a reintroducir el tú, mientras en todas las demás repú- 
blicas el voseo se conserva aun en el seno de la familia de bue- 
na sociedad. 

I 17. En cuanto al diccionario, reina la mayor diversidad 
imajinable. 

La lista de palabras conservadas en América que han caido 
en desuso en España es larga, i numerosas son las que se con- 
tinúan en todo el continente desde Méjico a Chiloé. 

Seria de mucho interés un estudio comparativo de estos ele- 
mentos. 

v^ 18. Lo que realmente trastornó el vocabulario de los con- 
quistadores, fué la naturaleza desconocida del Nutvo Mundo. 

No habia mas que cuatro po'^ibilidades de denominar esas 
plantas i esos animales que nunca se habian visto. Todas las 
cuatro entran en práctica. 

I. Se adopta algún nombre castellano que se refiere a un ob- 
jeto semejante, sea que realmente se identifiquen los objetos 
americanos con los europeos o que se prescinda de la diferen- 
cia a causa de alguna notable semejanza. 



LA-NATURALF/A AMERICANA 



17 



Ejemplos chile-^ns 



Signillcado europeo Significado chileno 



1.1 zorra I L anís i'iilpcs Caiiis Azarae 

el venado j Cervvs cap) colas... Cetvus Immilis 

la trucha j Salmo Fat io Perca írncJia 

el roble Qiierci's Rob/ir. j Fagus obliqíta 

el avellano Coryliis ATei/ana... Gnevina Avellana 



En el último ejemplo se atribuye el nombre de un arbusto a 
un jígantesco árbol enteramente distinto, porque los frutos de 
los dos se parecen mucho. 

2. Se forma al^^un derivado, especialmente diminutivo, de un 
nombre europeo para desigiíar algún objeto americano. En 
Chile la murtilla ( Myrtits Uñi) tiene su nombre ¡jor la seme- 
janza con la murta española — arrayan (Myrtiis conimunis). Un 
árbol grande (Bellota Miersii ) que da un frut(j parecido a una 
enorme bellota se llama elhclloto. 

3. Se inventa algún nombre con elementos castellanos que 
no tienen relación con un objeto delertninado. La fresa grande 
de oríjen chileno ahora cultivada en toda la lüiropa (Fragaria 
Chilensis) se llama la frutilla. Una flor amarilla que cubre los 
campos en mayo i que es hir-;ca'!a pi.r las perdices (en Chile 
Notluira perdicaria, no Perdix) ^c llama fl >r de la perdiz, o flor 
de m^yo (Oxalis lobata). 

4. Se acepta el nombre indio como palabra ca^lellana única 
o al lado de otra, así el león ( Felis concolor en Sud-américa) 
también se \\^.Tí^■A puvia (del qiiechua). 

Este último procedimiento es el luas común i ha aumentado 
el vocabulario americant» con muchos millares de voces, de las 
cuales algunas han entrado por su importancia en casi todos los 
idiomas civilizados; ahí están maíz, tabaco, cacao, jaguar, llama, 
colibrí, etc. 

^ 19. Como se ve, sería un estudio interesantísimo averiguar 
en las palabras de oríjen castellaiu) de usf) vario, qué significan 
en cada uno de los países americanos í por qué se transfirió el 
nombre. Así se conocería bien qué im ¡presión han tenido los 
conquistadores al mirar esta naturaleza nueva. Los diccionarios 

DICCIONARIO 2 



t<S LOS F.r,i'i\ii:NTOí mi nos. pRÓr.ooo 



J 



castellanos hasta ahora apenas han tomado nota de tales signi- 
ficados nuevos, ya qm", en cuanto yo sepa, ninguno siquiera aña- 
de el nombre científico a los términos de historia natural. El 
Diccionario Académico da descripciones de mui dudoso va- 
lor ( i ) i los lexicé)gr;ifos americanos con escasas excepciones 
tampoco se han fijado en estas voces; cíjmo si no fuera un 
asunto mucho mas grave para la unidad del lenguaje el atri- 
buir distinto significado a un.i palabra conocida que introducir 
una nueva voz con la nueva ¡dea! 

^ 20. A los términos de historia natural se agrega un gran 
número de jjalabras que designan elementos de la cultura es- 
pecial de los ahoríjenes americanos, de sus armas, trajes, habi- 
taciones, utensilios, etc., otras tantas ¡deas nuevas para las cua- 
les los castellanos debian adoptar vocablos correspondientes. 

I,as relaciones de los soldados del rei de l^spaña con los in- 
d¡os i mas particularmente con las indias, les imponían nume- 
rosos términos de cocina i de vida doméstica e íntima. 

Es evidente que con respecto a las ideas espresadas el estu- 
dio del Diccionario hispano-americano se transforma en un es- 
tudio de etnolojía i de sicolojía. 

Aquí abundan los temas interesantísimos. No solo se ver.'i 
cuantos conocimi';ntos rccibi'^rfin los conquistadores de los in- 
dios de Chile, sino aun so podrá notar hasta qué grado la in- 
fluencia de los quechuas en el Norte i Centro del pais habia 
alterado la civilización del mapuche, i con sor¡:)resa se verá que 
por el estudio del Diccionario vulgar chileno será posible llenar 
en algo el vacío casi absoluto en que estamos respecto al alcan- 
ce de la conquista incásica en Chile. 

Atribuiré particular im[)ortancia a la es¡)licacion completa de 
palabras que incluyen elementos de folklore o de civilización 
como mingaco, mita, callana, papa, poroto, cliiliJmeque, etc. 

í^ 21. Pero no hai que creer que con la ocu})aci(jn de las tie- 
rras del Nuevo Continente cesara la formación del vocabulario. 
Verdad es que mientras duró la dominación española en Amé- 
rica, ella formaba también un lazo fuerte para el lenguaje de la 



(i) TciidreiiKJS ojxjrt iui¡d;id pur.i unot.ir ;ilguiioí, disparates graves en 
nuestra lista elimolújicu. 



CAUSA > DE LA VARIEDAD DEL DICCIONARIO TQ 



jeiite culta en las diferentes provincias. Empleadas iban ¡ ve- 
nian de la patria a !as colonias i niui a menudo de una colonia 
a la otra. Al Perú se llegaba por via de Méjico o del Istmo. 
Santo Domingo i mas tarde Méjico en el Norte ¡ el Perú en el 
Sur son los centros secundarios que ejercen su influencia nive- 
ladora. Todo esto se cambia con la formación de los estados 
independientes. CUHRVo llama con razón la atención sobre este 
fenómeno en su majistral artículo "El Castellano en Améri- 
ca,, (i). 

^ 22. Mencionaré aquí solo algunos hechos que he podido 
observar. 

No solo cada una de las repúblicas nuevas en el trascurso del 
último siglo ha arreglado su sistema político i administrativo 
sobre modelos franceses e ingleses mucho mas que en confor- 
midad con lo que existe en Plspaña, sino el comercio i las in- 
dustrias han sido introducidos principalmente por cstranjeros. 
Es m.ui grande el nombre de palabras técnicas de estas ramas 
de la actividad humana que en América se derivan del francés 
i del ingles en vez de adoptarse términos ca^itcíllanos. Pero a 
nsenudo también palabras de antiguo uso se aplican a nuevas 
¡deas ríe un modo diverso: Las planchas galvanizadas de fierro 
acanalado (en ingles ^^alvanised comií^ated sJieet iron, no sé cómo 
se llaman en Plspaña) se llaman en Chile comunmente solo 
"planchas de zinc (pronunciación singue) para techar,,; en la 
República Arjcntina se dice "chapas de zinc,,. "Chapan para 
el chileno es en primer lugar la cerradura de la puerta. 

En los ¡njenios de azúcar en Tucuman la misma máquina o 
parte de maquinaria tiene a veces nombres distintos en tres es- 
tablecimientos vecinos, según la instalación se haya hecho por 
un injeniero ingles, francés, alemán o quizas un especialista cu- 
bano. Lo que en Buenos Aires se llama mercería, en Santiago 
se llama cordonería, botonería, etc., pues nosotros compramos 
en la "inercerían clavos, martillos, "chapas,,, etc., en fin lo que 
el arjentino compra en la ferretería. Nuestras " ferreterías, r solo 



(i) Bullctin flispuniquc [^QA\\.3.áo por la Faculté des Let tres de Bordeaux) 
tome IIÍ, Núm. i (Janvier — Mars. iqor. páj. 35 a 62.) 



20 LOS ELIiMENTOS INDIOS. PRÓLOGO 

venden fierro en barras "planchas de zincir, clavos por quinta- 
les, etc. Kn la "tiendan en Santiago solo se venden jéneros, cin- 
tas i "huinchasii i otros accesorios de vestidos de señora i quizas 
lienzos, pero nunca comestibles como en Buenos Aires; éstos se 
venden en el 'idespachon o con mas lujo en el "almacén de aba- 
rrotesii, i el "emporio de tcn. 

Lo que se vende también varia de nombre de un pais a otro; 
en fin la confusión es completa si pasamos la frtmtera. Noso- 
tros pao-atnos con "chauchas., (monedas de 20 centavos), el 
aijentino las come cuando le ofiecemos "pur(jtos verdes. i (fré- 
joles nuevos en la vaina). Así continúa el diccionario cotidiano 
en diverjencia completa, i es inútil creer que tal estado de cosas 
se pueda cambiar por medio de la enseñanza o de decretos 
municipales. Cuando hasta los profesores de castellano, los li- 
teratos i lexicógrafo.s ignoran cuan hondo es el abismo que se- 
para un |)ais del otro, cuando la maj'or parte de las palabras 
usadas en esta esfera práctica i técnica de la vida diaria no 
aparecen en las obra.s de literatura, ¿cómo se quiere unifcjrmar 
el lenguaje? 

^ 23. Lo único que no admite duda es que urje establecer 

I cuanto antes el vocabulario americano, para que al menos ten- 
gamos un libro en que podamos inforinarnos sobre el significn- 

í do de las voces en cada república. í la ciencia exije que no 

\ escluyamos nada, que no dejemos de apuntar ninguna palabra. 
Mas tarde cuando en todas las repúblicas americanas exista un 
diccionario nacional i cuando exista lo mismo en España, en- 

' tónces se podrá decidir cuáles voces son " castellanas.! es decir 
pertenecen al tesoro común de todas las naciones que creen ha- 
blar el idioma de Cervantes. 

^ 24. Habrá que clasificar mas o menos del modo siguiente: 

I voces pan castellanas. 

II a. voces pan-españolas (usadas en toda la España). 
¿f. voces pan-americanas ([) (usadas en toda la América 

hispana). 



(i) Prescindo de las Filipinas cuyo lenguaje castellano está en muchas 
relaciones con el americano, pero va no tendrá porvenir, a no ser que se 
establezca un gobierno de lengua castellana. 



CLASlllCACION L>E LAS PALABRAS 2 1 



c. voces nacionales aiiiericanas (usadas en una o algunas 
de las repúblicas). 

1. voces mejicanas. 

2. voces guatemaltecas, etc., etc. 

En cada país de maj-or estension habrá que distinguir toda- 
vía los provincialismos (así en Chile los provincialismos del 
norte, centro, sur, Chiloé, etc.) 

Por otra parte hai que indicar la esfera de cada palabra. 

I estilo literario con subdivisiones: poesía i estilo elevado; 
filosofía, astron(jmía, etc., estilo científico; bellas artes; admi- 
nistración pública, etc., tecnicismo de la industria, del comercio, 
términos de guerra, marina etc. 

II esfera jcnerai de la vida pública i privada, lenguaje co- 
mún escrito i de conversación; este grupo que comprende la 
mayor parte de t(KÍas las paiabr.is comunes no necesitaría in- 
dicación especial. 

II I lenguaje técnico de los c^ficios, industria casera, comer- 
cio al menudeo, etc. 

IV términos vulgares de historia natural. 

V estilo familiar. 

VI lenguaje vulgar, dialecto. 

VII voces bajas que se consideran indecentes. 

VIII lenguaje especial de ciertos gremios, especialmente cri- 
minales, que quiere ser inc(jmprensib!e para los demás, jer- 
manía, etc. (i) 

Én Chile se usa para jermanía el término coa, habla en coa {cp. 
coba, embuste gracioso, Dice. Acad. ' '■''), a ella pertenecen espre- 
siones como cumbre = ?iomhrcro, pozos =ho\s\\\os, vivos = xe\o]cs, 
faroles — o)o^\ monrero — oX que trabaja con ganzúa, cJioco — Xz. 
carabina cortada, /í?rí?=el espía que aguaita mientras los com- 
pañeros roban, etc., etc. Valdría la pena un estudio de la coa 
chilena. Véanse para España: RAFAEL Salillas. El Delin- 



(i) Entre V i VIII fluctúan términos de lenguaje de colejiales, estudian- .' 
tes, militares, marineros i también ciertas espresiones grotescas i metafóri- 
cas del lenguaje de corrillos politico.s, Kj que en ingles se llama .tskingw. 
Pocas voces de esta clase son de orijcn indio; véase p. ej. pnpa, macana^ 
jote i otros. 



y 



¿2 LUS KT-tMEN'IUS INTíIÓo. PRÓLOGO 



cuente español; el lencjuaje. Madricíl, Suárez 1896. — Para la Re- 
pública Arjentina: ANTONIO DkllkI'IANK, El Idioma del De- 
lito. Buenos Aires, Amoldo Moen, 1894. 

Como se ve, tc^do ensayo de tal clasificación dejará al;^unos 
vacíos i presenta algunos inconvenientes. No quiero tlar nada 
de definitivo sino solo indicar clasificaciones que ya existen en 
buenos diccionarios inodertios. A menudo seria difícil distinguir 
entre- las esferas I i 111, entre Y i Vlí, etc. 

Finalmente hai que anotar en cada |)alabra si dentro de su 
esfera es de uso corriente o solo rara; i en particular si es anti- 
cuada. 

Abunda decir cpie para la justa apreciación de cada voz será 
útil saber si es debida a una lengua indíjena, a algún idioma 
estranjenj, si es una derivación de base castellana, o si se trata 
de una [)alabra antigua con significado nuevo. 



* 
* * 



^ 25. En las pajinas anteriores he querido diseñar en pocas 
líneas cuáles son los problemas de la lexicografía castellana en 
/ jeneral. El trabajo que presento es en cierto sentido una contri- 
bución a ese futuro diccionario completo de la lengua castella- 
na i mas directamc?ite al diccionario nacional chileno. Dejan- 
do a un lado todos los elementos de lenguaje que trajeron los 
concjuistadores a Chüe, quiero estudiar cómo se refleja en el 
idioma actual del pais el efecto del continuo roce con jentes de 
otros idiomas, con los indíjenas americanos. Paso a esponer co- 
mo he recojido los materiales i cómo voi a estudiarlos. 

Desde que llegué a Chile, en 1890, he dedicado todo el tiem- 
po que me dejaban mis ocupaciones obligatorias en la enseñan- 
za superior i secundaria, a la continuación de mis estudios pre- 
dilectos, la filolojía románica i la lingüística en jeneral. 

§ 26. Principié por el estudio del lenguaje vulgar de Santia- 
go desde el punto de vista de la fonética (i). 



(il Chilcnischc Sludien. Siete artículos publicados en la revista rhoiicü- 
schc Studicn, editada por W. VÍKidU, touios V i VI, i<S9i i 1892. 



OBJETO E HI&TORIA DEL LIBRO 23 



Luego vi que para comprender el desarrollo de ese lenguaje 
tenia que conocer el idioma de los indios chilenos. Peroadquirir 
tales conocimientos no era fácil. Las obras publicadas, especial- 
mente el Arte de la Lengua Jencral del Reino de Chile por el padre 
Andrés FebréS (Lima 1765) no contenían trozos en lenguaje 
fidedigno, sino casi solo traducciones sospechosas del castellano 
al mapuche. Si bien el diccionario de Febrés n¡e era de suma 
utilidad, la gramática, como todas las gramáticas de los misic»- 
neros, presentaba solu uu ctMijiuito de reglas según el modelo 
de la gramática l;itina, tjue evider.tcmenLe hacia fuer/aa la len- 
gua. Ademas tenia que oir el idioma de los indios mismos para 
juzgar de la pronunciación. Di:rante varios años consecutivos 
dediqué pues mis vacaciones a \'iajes a la h'rontera i allí recojt 
personalmente i con ayuda de algunos amigos los materiales 
publicados bajo el título de listudios Araucahos en lus tumos 
90 a 98 (1894 '^ ''^97) de los Anales de la Universidad de Chile 
i en un tomo de mas de quinientas pajinas por separado (i). 

§ 27. Mientras tanto habia ccnUinuado la colección de obras 
sobre amcricam'smus i leiiguas americanas i habia ido apuntan- 
do todas las voces vulgares i corrientes que no estaban en los 
diccionarios. En el año de 1900 junté de estos materiales las 
palabras de oríjen indio con esclusion de los términos de histo- 
ria natural i escribí, como primer ensayo, tm resumen ordenado 
según la esfera de idea-^, impieso en un tomo de estudios dedi- 
cado al eminente [profesor de lenguas romám"cas de la Univer- 
sidad de J)Oim, Dk. \Vt-;\!)ELlN Foerster por sus alumnos i 
amigos para celebrar el vijésimo quinto aniversario del dia en 
que fué nombrado sucesor de Federico Diez, del fundack)r de la 
filolojía rínnánica (2) 



(i) Estudios /Irnucanos JMiUcriales para el EsLiiciio de la Lengua, la Li- 
teratura i las Coslumbrcs de ios Indios Ma pin lie o Araucanos Diálogos en 
cuatro dialectos, cuentos po¡)ulares, narraciones históricas ¡ descriptivas i 
cantos de ios indios de Ciiile en lengua mapuche, con traducción literal 
castellana. 1895 a 1897. 

En comisión: K. TT. Hicrseinaiin, Leipzig. Alemania. 

E.xiste ahora una nueva Gra)iiáticn Araucana mui recomendable com- 
puesta por Frai Félix. José de Auguita. Valdivia, J. Lampert. igo3« 

(2J (>Die indianischen Elen)ente im chilenischea Spanisch, inhaltlich 



¿4 LOS ELEMI.NIOS INDIOS. PKÓLOGO 



Durante el año si^aiiciitc reviso todos estos materiales i 
apunté en cada palabra cuidadosamente si se encontraba en al- 
s2;uno de los libros publicados sobre americanismos. Así he po- 
dido distinguir, en cuanto lo [)crmitan los materiales deficien- 
tes que se han impreso, cuáles palabras son pan-americanas, 
cuáles pertenecen a varias naciones i cuáles por ahora deben 
considerarse como voces Lsclusivamente chilenas. 

§ 28. Al mismo tiempo invite a mis alumnos, ex-alumnos i 
a todas las personas interesadas a una serie de conferencias se- 
manales (jue se continuaron desde junio hasta principios de 
setiembre del ciño 1901, durando al menos dos horas cada una. 
Tuve el gusto de reunir un auditoriíj a veces de mas de treinta 
personas, interesadas en la materia i que eran de todas las pro- 
vincias de Chile desde Coquimbo ha^5ta Chiloé. No eran siem- 
pre las mismas [personas ni sicm[)re tantas, [)ero la rejion desde 
Aconcagua hasta la Frontera araucana estaba siempre repre- 
sentada. 

Ante este auditorio leí la lista de las voces recojidas, averi- 
güé discutiendo una palabra des[)ucs de la otra, quién la cono- 
cía, qué significado se le daba i en qué rejion del país era co- 
nocida. 

A la vez rogué a los asistentes que me apuntaran todas las 
voces que suponían de oríjcn indio de que se acordaban. Así 
junté un respetable número de a[)untes que mui a menudo se 
comprobaban mutuamente. Se discutieron también aquellas pa- 
labras que no conocía todavía, i yo iba apuntando en mi ma- 
nuscrito todas las (observaciones. 

§ 29. Aprovecho esta ocasión para espresar mis mas since- 
ras gracias a todos estos caballeros que me han ayudado con 
su presencial con sus apuntes en la larga tarea de revisar mi 
diccionario desde la primera hasta la última letra. No cito sus 
nombres porque seria mui largo i ni siquiera los sé todos. Los 
que mas me sirvieron fueron los jóvenes que habían asistido a 
mi clase de castellano i algunos de los alumnos de mis cursos 
de francés e ingles. 



geordnetx»en: Bátra^c tur rúmanischenund enjilbchen PliHologie. Festschrift 
für WüNJDtiLiN FoEUsxEK. Halle iyo2, pájs, 1 a 48. 



PERSONAS Qüh ME HAN AVUOAbO 



Ha sido una gran satisfacción para mí el poder contar con 
tantos colaboradores, ojalá sea satisfacción para ellos el haber 
prestado un servicio a la ciencia. 

§ 30. Tengo cjuc observar aquí que solo durante el curso de 
estas conferencias me resolví a incorporar todas las voces de his- 
toria natural. Les tenia miedo, como tantos otros lexicógrafos 
americanos les han tenido miedo; creo que todos con la única 
escupcion de Pichardo. 

Felizmente la lista de nombres vulgares que da CLAUDIO 
Gay en el octavo tomo de su botánica i en el mismo de su 
zoolojía podía prestar útiles servicios. Estracté de ellas todas 
las que son de oríjen indio i pasé la lista botánica a mi estima- 
do amigo el doctor CÁKLO.S Reiche, jefe de la sección de bo- 
tánica del Museo Nacional (i). Este especialista en la materia 
tuvo la bondad cié revirar i c<jrrejir los nombres científicos da- 
d(js por Gay en conformidad con los adelantos modernos de la 
ciencia i del conocimiento de la flíira de Chile. Aumentó tam- 
bién mi lista con los nombres que él mismo habia recojido i 
agregó muchas notas esplicativas. Así puedo esperar que los 
nombres botánicos estén sati.sfactoriamente esplicados. 

Sobre muchos puntos interesantes consulté también la ü[jí- 
nion de mi distinguido colega doctor FEDERICO JoiIOW, ¡pro- 
fesor de botánica i zoolojía en el Instituto Pedagójiccx Seria 
inútil decir cuánto agradezco a estos caballeros su ayuda, sin la 
cual no habría podido hacer otra cosa que copiar a Gay. Ellos 
estarán recompensados con la utilidad que, espero, tendrán 
mis observaciones etimcjlójicas para la botánica. 

§ 31. La fauna de Chile es mucho menos estudiada que la 
flora. La lista de Gay fué revisada p ir mi amigo don Baldo- 
MERO WOLNITZKV, actualmente director del Instituto Técnico 
i Comercial de Iquique i especialista en lo que se relaciona 
con la fauna marítima. 

No sorprenderá a nadie que, a pesar de tantos cuidados, que- 
den unos cuantos nombres de plantas i animales sin esplicacion 
científica. ¿Cómo podía encontrarla cuando, por ejemplo, algu- 

(i) En particular me he aprovechado de su folleto Los pypdticLos xujclahis 
indijciías ílc Clii¿t\ áanLiago de Clule, lyoi. 



¿6 I.Oo {iLEMl'.NlO.:. IKDIU.S. 1'I<6lOGÜ 



na persona que eiiteiiflia tan [¡(ko ór^ historia natural C(jmo )'o, 
me decía, en el canipi) cerca de Chillan, hai una matita de flor 
azul que los campesinos llaman con tal nombre. "Ks una ma- 
le/.ai'. Si mis autoridades de botiuiica n') cotiocian el nombre 
no habia remedio. 

Mucho me sirvi<) también de comprobante una larija ii^ta de 
nombres tle plantas i animal^-s usados entre los inciios mapu- 
ches rec'v»jida C(jn correspondencia ^ cicntíHcas por mi querido 
amit,aj don ViCTOK Manuel CiiIAI'I'A, el colaborador de mis 
Estudios Araucanos. 

^ 32. En cuanto a la base jeneral, las listas de (jAV, tengo 
que citar aquí las palabras con que la acompaña este autor 
(Botánica, tomo VIÍI, páj. 405). nPara dar a nuestra flora toda 
la utilidad pcjsible hemos tratado de conseL;uir los nombres vul- 
gares (jue tienen en Chile las plantas i árbolesque hemosjuntado 
i hacerlos concordar con los científicos usados en todas las obras 
de medicina i de historia natural. Con este objeto hemos con- 
sultado en las aldeas i sobre todo en los campos, a los médicos 
curanderos, artesanos i otras personas curiosas e intelijentes, 
los cuales han llenado hasta cierto punto nuestros deseos, su- 
ministrándonos los nombres que reuinmo:i ahora en esta lista. 
Pero es preciso confesar que pocas son las plantas que han 
merecido la atención de los chilenos i que han recibido nom- 
bres {)art¡culaies. A escepcion de las que tienen alguna utilidad 
en la medicina i en las artes todas las demás han sido hasta 
ahora enteramente descuidadas, i aun entre las que tienen nom- 
bres, estos son por lo jeneral tan poco fijos que suelen variar con 
mucha frecuencia no solamente en los lugares remotos de la 
República, pero también de provincia a [provincia i aun de pue- 
blo a pueblo. 

nOtra dificultad no menos embarazosa es la gran facilidad 
con que las personas i sobre todo los campesinos confunden 
una planta con otra, dándole en seguida un nombre enteramen- 
te falso. Muchas veces hemos notado semejantes errores i po- 
demos lisonjearnos haberlos reparado casi todos en razón del 
cuidado que hemos siempre puesto a esta clase de investiga- 



VOCl'.S l>Ií. HlhlUKlA N\IUKAÍ. 2'¡ 



cíon. Ahora a los botánicos cicl país incumbe !a taroa de au- 
mentar esta lista así como llenar el últiniíO vacíf) de esta flora 
ya bastante completa, ¡)ues incluye mas de 4,000 especies, 
cuando nuestra primera Iletrada en Chile apenas 300 estaban 
enrejistradas en las obras de los botánicos... Solo echamos de 
menos no haber añadido a! luí i\c las descri|)ciuíies todo lo (jue 
hemos averiguado si)bre el u<o i utilidad '[ue tiene cada una de 
ellas en la economía d<jméstica; habíamos pensado, pnr la co- 
nu^didad de todos los chilenos 1 sobre todo ríe los camj)e:^ino>, 
publicar estas útiles noticias en un tomo separado, pero ncj esta- 
ba en nuestra previsión el orden que acabamos de recibir del 
señor Ministro de Justicia. n 

En la n.)ta corres[)ondiente que acompaña la lista de nom- 
bres vulgares en el tomo VIII de la Zoolojía (páj. 480) se ijueja 
Gay de la misma confusión i poca seguridad de las denomina- 
ciones vulgares. 

§ 33. Al revisar las listas de Gay i al confrontarlas con 
mis propios apuntes he podido notar algunos defectos bastan- 
te graves. En primer lugar es sabido que !a impresión de la 
grande obra se hi/.oen circunstancias difíciles en Francia; abun- 
dan las erratas especialmente en los nombres vulgares. Ademas 
en jeneral es de lamentar (jue las obras del eximio naturalista 
francés no fueran revisadas cuidadosamente [jor chilenos com- 
petentes que hubieran podido correjir las ¡nanifiestas incorrec- 
ciones de lenguaje i particularmente de ortografía. Varias for- 
mas falsas se repiten en distintos pasajes de la fauna i la ñora 
como también en los dos interesantísimos tomos dedicados a 
la Agriailtiira. El resultado es que a veces aun naturalistas in- 
signes de nacionalidad estranjera co[jiaran i usiiran esas formas 
falsas de nombres vulgares chilenos, i así han entrado errores 
en tratados científicos modernos i aun en libros de testo para la 
enseñanza escolar de Chile. También parece que algunas de las 
personas que suministraron datos a Gan', no procedieron con 
el tino i la corrección necesarios. 

Se encuentran en las listas unos cuantos nombres araucanos 
apuntados en la ortografía del padre FkbrÉS que no se puede 



28 LOS LLEMKNtüS INDIOS. PROLOGO 



comprender sin espHcacion, como th por tr,g por ng{\). Estas 
voces son tomadas del compendio de Molina^ quien estractó a 
Febrés i apuntó sus voces sin tomar para nada en cuenta si eran 
usadas entre chilenos o solo entre indios. 

Así se esplica que en varios casos los nombres de la Concor- 
dancia no se encuentren en el cuerpo mismo de la obra de GaY 
i que la Ccjucordancia contenga al lado de los nombres chilenos, 
nombres puramente indi(-s cjue iiin^jun chileno usa. A veces en 
el cuerpo de la obra Gav distingue entre el nombre vulgar chi- 
leno i la voz usada por los indios, y^ero otras veces solo dice 
■ivulgarmenten i cita en seguida ya nombres chilenos, ya pura- 
mente mapuches. 

^ 34. En estas circunstancias he creido de mi deber interca- 
lar en mi diccionario todas las palabras de historia natural de 
las Concordancias de Gav, en la forma como se dan i agregar, 
en cuanto lo podia, la corrección i la designación si son usadas 
por chilenos o solo por indios. 

A los profesores de historia natural les incumbe comprobar 
la efectividad de las denouu'naciones vulgares i seria mui desea- 
ble que apuntaran en cada provincia por separado cuáles nom- 
bres de plantas i animales están en uso. Creo haber correjido 
así un gran número de errores i erratas de GaY, pero quedarán 
otros. 

Los nombres vulgares que no llevan la cita de Gav, ni ningu- 
na otra, no están en las Concordancias i en ellas estoi seguro 
que se usan entre el pueblo chileno, pero no siempre estoí 
seguro de su clasificación científica. He tenido que comparar 
en cada nombre de las Concordancias el párrafo correspon- 
diente de la Botánica i Zoolojía, lo que ha sido para mí un tra- 
bajo mui largo e ingrato, si no me lo agradecen los naturalistas. 
Les ruego me perdonen, si alguna vez se me ha escapado^una de- 
nominación en los dieciseis tomos de la historia natural de GaY. 
No los he podido leer íntegros como lo he hecho con la mayor 
parte de los capítulos de la Agricultura, e^ue contiene muchas 
descripciones de costumbres nacionales, 

(i) Véanse los detalles en la concordancia orlográfica de las lenguas in- 
dias citadas al iin de la Introducción. 



VOCES DE LOS HrST.">RI.\h.ORES I ETNÓLOCOS 29 



Como no solo persii^o fines lingüísticos sino también etnoló- 
jicos, he tratado ile apuntar en las plantas si se usan en la me- 
dicina casera i en las industrias, fundándome para ello en las 
obras citadas o en mis apuntes. 

^ 35. Así como he creído ser útil a los naturalistas revisando 
las listas de nombres vulgares de Ga\\ también me ha parecido 
conveniente incorporar en mi obra las palabras indíjenas usadas 
por los cronistas de las guerras de Chile i los etnógrafos mo- 
— "Pernos aunque taIes~v"oces no estén en uso en el lenguaje coti- 
diano de hoi. Estimaba de utilidad dar las etimolojías exactas i 
el significado primitivo de tales palabras como apa, curaca, ya- 
7iaconas, mitimaes, etc., porque a veces corren en libros históri- 
cos esplicaciones erróneas. Pero ha sido necesario establecer 
límites bien definidos para la admisión de tales voces: de lo 
contrario habria debido incorporar una gran parte del dicciona- 
rio de los indios. Esciuyo pues t'Klas las denominaciones f|ue 
.se encuentran en los cronistas e historiadores i en los etníV^-ra- 
fos modernos (sobre todo^MKDlNA i GuE\'.\K.\) con la indica- 
ción espresa de que solo los indios usan el lérmino: admito las 
voces que se encuentran en mcíb'o del testo castellano sin tales 
reservas, principalmente si han recibido el artículo castellano, 
formas de plural i otros indicios de asimilación a la lengua 
castellana. 

Por supuesto que no he podido e.^tractar todos lo-; historia- 
dores de Chile, pero he revisado todos los principales, entre 
otros MaRIXí) de LOVEKA. GÓNGORA MAR>rOLEJO, Náiera, 

Bascuxan, Olivares, Córdova. Ovaf-le, Rosales, Tribal- 
Dos, Carvallo, Molina, Vidaurre i otros i los cronistas 
jenerales HERRERA i OviEDO i también los primeros libros del 
Cabildo de Santiago i muchos otr.is documentos, (i) 

Particular atención he dedicado a voces de historia natural 
que se refieren a animales domésticos i plantas de cultivo de 
los indios como ¿fchi/ihueqiie, ia papa, él poroto, etc. 

En tales voces no he suprimido las citas de los cronistas que 
dan luz sobre el verdadero significado de las palabras. 



ii) Por los íletalles véase la lista de obras citadas. 



30 LOS ICI-FMENTOS INDIOS. PROLOGO 



En jenera! en todas aquellas voces que no conocía del uso 
actual la documentación filolójica era indispensable. 

§ 36. Kn cuanto a costumbres nacionales, he revisado espre- 
sainente algunas otiras de los autores mas conocidos desde AN- 
DRÉS Bkllo, JoTAiuciiK i Bp:njamin Vicuña Mackenna 
hasta los m.is modernos como ALBERTO Blest Gana, Daniel 
Barros Grez, J. Arel RosaLE.s i otrf)S, i muchas poesías po- 
pulares. No son numerosas las palabras vulgares que se encuen- 
tran en la literatura i no sean del vocabulario corriente que ya 
está rejistrado ¡íor los Icxicógrüíos chilenos. Para no abultar mi 
diccionario no d(ji muchos ejem[jlos citados de autores moder- 
nos; a no ser que las citas equivalgan a definiciones. Estas las 
he tratado de establecer con el mayor cuidado, i en vista de las 
precauciones de la revisión creo que no habrá muchos errores 
graves en lo a[)imtado, aunque por supuesto faltarán acepciones 
especiales que solo se conocen en rejiones lin^.itadas. Esto es tan 
inevitable como c! (]uedar incompleta la lista de las palabras 
que se ha podido juntar. 

§37. Sin embargo creo que será mas frecuente que los lec- 
tores eruditos chilcnr)s encuentren palabras que no conozcan 
que el que echen de menos en mi diccionario voces que co- 
nocen. 

En el segundo caso puede ser que crean indias palabras que 
según mi convicción no lo son i que, de consiguiente, he omiti- 
do adrede ( i ) o puede realmente ser que se me haj-an escapado. 
Ojalá que todos los críticos me enumeren todas las voces que 
les parecen faltar, asi se adelantaría nuestro conocimiento. 

En el primer caso, les ruego que no digan "tal palabra no 
existe,!. Bien es natural que me haya equivocado algunas veces, 
o que se hayan equivocado las personas que me comunicaron 
voces poco usadas, pero no he inventado ninguna palabra. En 
muchos casos la etimolojía misma es la prueba mas segura pa- 



(i) Sin embargo doi cabida a algunas palabras que se creen indias, o que 
pueden serlo en efecto, pereque según mi opinión vienen de fuente caste- 
llana como chapetón, chueco por ejemplo. También menciono las palabras 
que en obras Hloiójicas como los estudios etimolójicos del señor A. Cañas 
Finochet se han considerado como indíjenas sin serlo. 



FUKNTRS LITRR\RIAR I ORAT.RS 31 



ra 1h efectividad de la palabra. Siendo en jeneral enteramente 
desconocidas las lenguas indíjenas en el público chileno, nadie 
ha podido darme etimolojías i el que me comunicó por ejem- 
plo, que en C'uricó se usa la frase "fulano se cjuedó todo cloiton 
por, muí asustado, cortado, atónito, no podia sospechar que yo 
encontrarla en P"EHRí:s cloyiiii o <:///íy7/;/-agacharse, del cual se- 
gún las reglas del m.apuche se puerie derivar cloiíiiu, de manera 
que kloitui o kloitnkci significa "ciuedó agachadon lo que se 
acerca míicho al jiro "fulano quedó mui chicon que se usa en 
sentido mui parecido. 

En jeneral he juzgado inútil comiirobar la existencia de una 
palabra por muchas citas de frases entresacadas de las novelas 
de costumbres, porque solo relativamente pocas palabras se po- 
drían comprobar de este modo. Muchísimas de las palabras que 
rejistro nunca se habrán impreso, muchas quizas nunca se han 
escrito, pues para las voces que no se encuentran en los léxicos 
anteriores, fuera de los términos de histeria natura!, mi princi- 
pal fuente es el uso oral. Doi fra-^es como ejemplos solo cuando 
la palabra correspondiente de preferencia se usa en el jiro dado 
u otros parecidos como en quedarse ít^z/c? o cuando la cita equi- 
vale a una definición, según \'a queda (h"cho mas arriba, o tiene 
algún ínteres lingüístico por la época o el carácter del autor. 

§ 38. En cuanto a las obras lexicolójicas chilenas que natu- 
ralmente he estractado con todo esmero, he tenido especial cui- 
dado en hacer resaltar qué autor apunta la palabra por primera 
vez. Estimo inútil citar a los posteriores como OrtÚZAR i 
ECHF.VERRÍA cuando una voz se encuentra ampliamente espli- 
cada en el Diccionario de Chilenismos de ZOROBAP.EL Rodrí- 
guez. De consiguiente, todas las palabras que van sin ninguna 
cita, no se encuentran en los diccionarios de chilenismos i están 
por primera vez rejistradas en mi o'bra. 

La sinceridad científica, mui poco conocida en la .América es- 
pañola, exija en absoluto indicar con toda, sinceridad lo que un 
autor debe a sus antecesores. He querido mas bien pecar por 
exceso de escrupulosidad que adornarme con plumas ajenas. 

Sin embargo, me permito llamar la atención del lector sobre 
el hecho de que una palabra seguida de una definición i de la 



32 I.OS ELEMENTOS JNlJJOS. PRÓLOGO 



nota Rodríguez, pajina tai. de ninguna manera estará simple- 
mente copiada íntegra. No habrá muchas definiciones que haya 
aceptado h'sa i llanamente de mis antecesores; asumo yo la res 
ponsabilidad por todas las alteraciones introducidas en las defi- 
niciones. El que en algún caso determinado quiere saber quién 
es responsable de la esplicacion, que se Ha^a el trabajo de com- 
parar las obras citadas. Qn" 

He evitado en jeneral toda polémica con los antecesores; co- 
rrijo simplemente lo queme parece necesitar corrección. Si una 
palabra me es conocida solo por un autor lexicógrafo agrego al 
significado según Cañas u otros. 

§ 39. Para poder juzgar de la distribución i espansion jeo- 
gráfica de cada palabra, no solo he tenido que apuntar en qué 
rejion de Chile se conocen las r)alabras (en cuanto me haya sido 
posible averiguar ésto) sino he debido también rejistrar para 
cada voz por separado todos los diccionarios de americanismos. 

El trabajo mecánico de esta tarea ha sido enorme, pero el 
resultado también es interesante. He alcanzado a formarme una 
idea mas exacta de los americanismfjs que la que han tenido 
mis antecesores. Resulta, para solo mencionar los hechos prin- 
cipales ( I ), que fuera de las voces délas Antillas como iiiaiz, tuba- 
co, canoa, etc. que pasaron también a España, pocas palabras 
debidas a los indios son pan-americanas, como /í2;><í, ¿•/¿zV/cz, chu- 
caro, etc. de orijen quechua i galpón, malacate, etc. de fuente na- 
hua. Por lo demás el uso de las palabras mejicanas -solo se es- 
tiende hasta Colombia i Venezuela al sur, el de las peruanas 
solo hasta el Ecuador o Colombia al norte i ademas cada repú- 
blica tiene su fuente especial como Chile el mapuche, los paises 
del rio de La Plata el guaraní, Colombia el chibcha, etc. I estas 
últimas palabras en jeneral no salen de los límites nacionales 
modernos. 

§ 40. En cuanto a las etimolojías encontradas en mis antece- 
sores, he tratado de comprobarlas cada vez citando el dicciona- 
rio en que se encuentra la voz india, o rligo espresamente que 
no me ha sido posible encontrarla. Es este un procedimiento 



(i) Los detalles se leerún en otra parte de esta obra. 



compkobacíon dí: i as- etimoiojías 33 



que me parece mucho mas necesario que el comprobar la exis- 
tencia de una palabra vulgar chilena, j-a que éstas están en uso 
i bastará preguntarlas a personas del pueblo de la rejion indi- 
cada para obtener ejemplos del uso ( i). En cambio es entera- 
mente inaceptable que la voz india de la etimolojía so dé sin 
comprobación. 

Ni el mapuche, ni el quechua, ni ningún idioma indíjena ame- 
ricano es tan conocido que baste decir ''existe tal palabra n. Si 
derivo una voz castellana del latin o del francés es suficiente 
escribir por ejemi)\o: /'ope/i^ui, ír^ncQ?> popeltne. Cualquiera puede 
ver la palabra en cualquier buen diccionario francés, i encontra- 
rá popeline<ipapeIine (menos usadoXlat. papal ís-iC\-^\. papa ( por- 
que se fabrico primero en la ciudad papal de Avifion) (3). No 
es necesario probar la existencia de la palabra latina /ií/íí/Zj o 
papa. Están en todos los diccionarios. 

Pero al tratar de lenguas indíjenas de las cuales solo existen 
vocabularios mui incompletos i los mas de difícil consulta, es 
indispensable que el ctimolojista indique de domlc saca la pala- 
bra india, a no ser que diga que conoce la lengua misma por el 
uso práctico, oral, i así asuma la responsabilidHd por su "étimon 
como yo la asumo por las voces chilenas que he recojido (3). 

Así también en las etiinolojías que encontré en mis antece- 
sores hai algo de trabajo propio i pido perdón si acaso alguna 
vez se me ha olvidado decir espresamente cjue no solo el signi- 
ficado sino también la etimolojía se encuentra en el libro citado. 
En jeneral, debo decir que si la mayor parte de las palabras 
chilenas que doi no se encuentran en ningún diccionario de 



(i) Por supuesto no todos los huasos de Colchagua, verbi gracia, sabrán 
todas las palabras corrientes en la provincia. 

(2) Esta etimolojía se da, por ejemplo, en Sacu;^, Dictionnaire cncyclopédl- 
(¡ucfraiii-nisallcmnjiJ, Berlin 1869. Monlau (2.'' edición) la acepta como hi- 
potética. En todo caso no se deriva áe papel como cree RodrkíI'EZ 383 i 
lo copian otros. 

(3) Si no cito la palabra india de la cual se deriva según mi opinión algu- 
na voz chilena, esto quiere decir que no la puedo comprobar en los diccio- 
narios de que dispongo. En tal caso digo a menudo simplemente «Será 
mapuche» o «es seguramente mapuche». 

DICCIONARIO 3 



34 I-f'S ElEMfNTOS INDIO-;. PRÓLOGO 



chilenismos, ni menos en rliccionarios castellanos, e! número de 
las etiinolojías que he podido aceptar de mis picdecesfues es 
insií^nificantc; en comparación con las que se dan en mi (>hra 
por primera vez. 

t> 41. Pero mi tarca fie coleccionar las palabras chilena'; de 
on'jeii indio tropezaba con una dificultad particular. Ya he di- 
cho, i nadie lo duda, que los diccionarios de las lenguas indíje- 
nas son mui inc(»mplcto';. líai un gran número de voces chile- 
na.s de historia natural, sobre todo, que indudablemente son de 
oríjen americano, pero no se encuentran en los vocabularios 
existentes de lenguas ind/jenas. 

En tales casos he {¡rocedido primero según el indicio nega- 
tivo: conocemos el vocabulario común castellano, especialmen- 
te en sus elementos derivados del latin; la palabra chadiipe, no 
es castellana, ni hai ninguna voz castellana parecida, de consi- 
guiente hai probabilidad de que sea india aunque no está en 
los diccionarios araucanos. Naturalmente en tal caso debe ha- 
ber otros indicios interiores i esteriores para hacer aceptable 
tal procedencia. Los interiores son los que se refieren al signi- 
ficado. 

Un término usado por los maquinistas de los ferrocarriles 
huaipe, aunque tenga indicios esteriores que hacen posible el 
oríjen indio, no j)uede derivarse de tal fuente a no ser que po- 
damos probar que también se use entre la jente baja que nimca 
ha tenido nada que hacer con máquinas a vapor i que, de con- 
siguiente, es un término jeneral, tomado aquí en sentido técni- 
co. Pero chadiipe es una preparación especial de ciertos maris- 
cos, usada solo en Chiloé; los pescadores chilotes usan muchos 
términos derivados del mapuche, de los cuales unos cuantos no 
están en los vocabularios araucanos; pero ellos conocen mui 
pocas voces de oríjen quechua; de consiguiente, es casi seguro 
que la palabra cJiadupe es de oríjen mapuche. 

Hiiaipe, en cambio, significa las hilachas de algodón que se 
usan para limpiar las máquinas, su etimolojía está en el ingles/í? 
wipe (pronuncíese uuiip), restregar, limpiar con estropajo, paño, 
etc. Las primeras máquinas a vapor, especialmente los ferroca- 



COMPROI ACIÓN DE LAS ETIMCLOJÍAS 35 



rriles, vinieran a Chile de Inglaterra i Esta los Unidos con per- 
sonal técnico ingles; lie ellos aprendieron la voz los chilenos. 

§ 42. El indicio esteiior es el que se refiere a la forma de la 
palabra, en particular a su fonética. 

Muchas lenguas obedecen a tendencias fonéticas mui marca- 
das; así en castellano lejítimo (prescindiendo de palabras doc- 
tas, latinismos i estianjerismos), al fin de I.i palabra solo se 
admiten las consonantes s, a, r/, ;•, /, ?i; al fin de la sílaba en 
medio también la 7?:; al princir)io de la sílaba i e admiten todas 
las consonantes solas i un número determinado de combinacio- 
nes dedos consonantes. De consiguiente efetto'x frac v\o son 
palabras lejítimas rastellan.is sino un galicismo ésta, un latinis- 
mo aquélla. Pero cfeio, ejoitto '\ fraque son form;,s asimiladas a 
la fonética castellana. Conociendo la estructura f( nética de una 
lengua, es fácil dejiJír si una palabra puede o no pertenecer a 
ella (I). 

Tanto al mapuche como al quechua faltan ciertas consonan- 
tes i combinaciones de consonantes, que existen en castellano. 
Palabras que las contienen no pueden derivarse de estas len- 
guas, a no ser que l;is alteraciones fonéticas que se deberían 
suponer se espliqu. u por otras razones contundentes. Chadupe 
corresponde a la f( nética mapuche, pero no a la del juechua, 
pues esa lengua no conoce la letra d; Jiuaipe fonéticamente po- 
dría ser tanto deri\ ado del araucano como de la lengua de los 
incas. 

§ 43. Se ve que para hacer etimolojías americanas es nece- 
sario algo mas que poseer un diccionario de Febrks u olro; es 
indispensable conocer las lenguas indíjenas, i esto no sol.) res- 
pecto a su fonética sino también con respecto a su morfol.ijía i 
aun sintaxis. 

En muchos cases las palabras chilenas no se derivan de sus- 
tantivos que se envuentran en forma igual en los vocabulaiios, 



(i) He tratado mas estensamenle del carácter fonético del castellan j, 
comparándolo con el del francés, ingles i alemán en mi artículo sobre el ott- 
jen i el desarrollo del lenguaje en la revista Xeuerk Spkachen (Marburg, 
1900), tomo VIII, páj. 455 i siguientes. 



36 LOS ELEMENTOS IMiIOS. PRÓLOGO 



sino de ciertas formas verbales, o son composiciones o deriva- 
ciones de otras palabras. El que no conoce la gramática de las 
lenguas indíjenas no puede juzgar de tales derivaciones i com- 
posiciones, o está al menos espuesto c\. errar groseramente, El 
a/>ir, por ejemplo, es derivado del verbo aimará que está en el 
diccionario de Jíertonio bajo h forma apatita (llevar); apiri 
es una especie de participio de activo i equivale, de consiguien- 
te, a "el que llevan o XsXxxx portaiis, "el portadorn. Sobre el uso 
de la terminación zV/ hai que cou'^ukar la gramática aimará. 

Los historiadores nacion.'iles lian disputado sobre el signifi- 
cado de la palabra Mapocho, o como dicen los mas antiguos 
documentos niapocJic. o inapitche. Man creido algunos que l?i 
rejion en que Valdivia fundó la capital de Chile se llamaba así 
por ser una tierra (mapu) llena de ¡antefc/ie): pero en la lengua 
de los indios el primer elemento de tales composiciones deter- 
mina al segundo ¡ no al revés, de consiguiente viapu-che solo 
puede significar 'lajentc de la tierrau i así se llamaron i se lla- 
man todavía los indios chilenos en oposición al estranjero (i). 

§ 44. Como el castellano tiene sonidos ajenos al araucano 
i al quechua, así también estas lenguas tienen otros que no se 
encontraron en castellano. En tal caso los españoles o debían 
aceptar los sonidos estraños, i ent()nces desfiguraban la fonética 
castellana, o debían asimilar los sonidos estranjeros a .su propio 
modo de hablar, i así debían desfigurar la fonética india. El 
segundo procedimiento es mucho mas frecuente que el pri- 
mero. 

.Su resultado natural es que a menudo debemos dar como 
etimolojía una palabra un tanto distinta de la voz chilena que 
oímos. Aquí está la trampa para losetimolojistas incautos. Sa- 
biendo que etimolojía i voz derivada se pueden distinguir en 
algunos sonidos, no comprenden cuáles sonidos pueden variar 
i cuáles nó Pero la lingüística moderna en todas partes ha 
llegado a la conclusión de que los sonidos de un idioma que se 
cambian con el trascurso del tiempo, no lo hacen caprichosa- 



(i) Así />¿'//z¿¿';/-ír/íir significa la jente (<://;:) de los pinares (/v/»/^«) pero 
«el país inarítimo>') se llama lnv<pirn mnpii i no mapn-lavquen. 



CAMBIUS FüNKllCOS 



mente, sino que en condiciones iguales el mismo sonido siem- 
pre pasa por los mismos cambios. 

Igualmente podemos observar que al aprender un idioma 
estranjero la inclinación de alterar la pronunciación del francés, 
que digamos, es una misma en todos los niños chilenos, solo 
en unos es mas marcada, en otros menos. Siempre se trata de 
asimilar los elementos fonéticos eslranjeros a los sonidos de la 
lengua materna. Niños alemanes cometen otras faltas al apren- 
der el francés, i proceden en sus errores de un modo uniforme 
entre ellos, pero distinto del modo chileno. Así también Ujs 
españoles tropezaron todos en los mismos sonidos indios i los 
asimilaron a su modo de hablar castellano. Verdad es que el 
resultado no es siempre uno mismo ni uno solo; a veces hai 
varios caminos para eludir la dificultad, i en una palabra se 
sigue el uno, en la otra el otro (i), sin que en cada ejemplo 
podamos dar con las razones que habrán influido; pues, vuelvo 
a repetirlo, nada sucede por puro capricho en la vida del len- 
guaje. 

^ 45. De lo dicho se sigsje que para coujprobar la veracidad 
de una etiniolojía que pre.supone alteración de un sonido, hai 
que atestiguar por otros ejemplos semejantes que el tal cambio 
fonético obedeció a una tendencia jeneral. Como seria mui lar- 
go esplicar esto en cada ejemplo por separado, un diccionario 
etimolójico solo se puede considerar completo si está acompa- 
ñado de un tratamiento sistemático de las alteraciones fonéticas 
sufridas por las voces al pasar de un idioma al otro. Este estu- 
dio cijn respecto a his elcnicritos indios del lenguaje chileno, se 
publicará a continuaciun del ciiccioiiario. 

§ 46. Es evidente que habrá que trrttar por separado las voces 
de oríjen mapuche i las que vienen de quechua. Las palabras 
derivadas de otras lenguas americanas son mui pocas i no son 
esclusivamente chilenas, de manera que si bien las incluyo, no 
forman el argumento principal de mi trabajo. Ademas en ellas, 
si prescindo de pocas palabras mejicanas, aimaráes i guaraníes) 



(i) Alguoas veces urui mibina palabra se presenta bajo dos i mas forma». 



38 LOS ELEMENTOS INDlüSi Í^RÓLOGO 



la etimolojía ofrece dificultades especiales, porque esas voces (i) 
se derivan de las lenguas que encontraron los españoles en 
Santo Domingo i las demás Antillas. Sabemos en jeneral por 
testituonio de los cronistas que las voces son americanas, pero 
ya que las lenguas madres en parte se han perdido antes de 
sor estudiadas i apunta las, i no dispongo de suficientes medios 
científicos, mui poco puedo determinar sobre la forma exacta 
primitiva de esas voces. 

Ojalá que otras per. onas mas competentes que yo estudien 
el oríjen de las palabras castellanas derivadas de las lenguas 
habladas en las Antillas. 

^ 47. No siempre podemos dar etimolojías seguras. A veces 
el significado cuadra perfectamente, pero la forma ofrece difi- 
cultades, a veces al revés; i no es raro que tanto en la forma 
como en el significado se presuponen cambios que son posibles, 
pero no seguros. Si no digo nada al respecto, estimo que mi eti- 
molojía es segura, de lo contrario agrego nprobablemente.. o 
tttalve/.i', o espreso mi duda de otro modo. 

^ 48. Si queremos investigar cómo los castellanos de la épo- 
ca de la conquista asimilaron las voces americanas a su propia 
pronunciación, será necesario esplicar primero brevemente en 
qué se distinguió esa pronunciación castellana de la de hoi. 
Veremos que las voci.s españolas aceptadas por los indios, hasta 
hoi llevan vestijios de la fonética antigua del castellano. En 
seguida debemos esponer el sistema fonético de las lenguas 
indias. 

Por otra parte será indispensable conocer las particularida- 
des de la pronunciación moderna chilena, sobre todo en las va- 
riaciones lijeras que no .se notan en la ortografía corriente. Ve- 
remos que el habla del pueblo chileno está afectada por ciertas 
tendencias fonéticas de los indios i que ha aceptado algunos 
sonidos de la raza vencida. 

Así podeiuos contribuir a la dilucidación de los mas intere- 
santes problemas ile la lingüística, a saber cuáles son las in- 



( I ) Son palabras pan -castellanas como inaiz, tabaco^ canoa, etc., o al menos 
usadas en una gran p irte de las repúblicas americanas como ají, cachim- 
ba, etc. 



LA FONÉTICA INDIA I I.A CASI hl.LANA ¿g 



fluencias étnicas en el desarrollo de los idiomas causadas por 
la mezcla de ra/.as. No dejaré de sacar las consecuencias que se 
pueden derivar; de mi estudio concreto de la mezcla de razas 
en Chile i las aplicaré para aclarar la formación de las lenguas 
románicas i otros problemas de lingüística jeiieral. 

§ 49. Después del estudio de los cambios fonéticos que sufrie- 
ron los o.lemLMitos indios al incorporarse en el castellano, i de la 
alteración que esta lengua misma esperimentó por los elementos 
fonéticos de la lengua araucana, tendremos que estudiar varias 
cuestiones morfol(3jicas. 

Las palabras indias se asimilan contra las necesidades foné- 
ticas, a las terminaciones que tienen en castellano los sustanti- 
vos, adjetivos i verbos. Esta subordinación de las voces ameri- 
canas bajo categorías gramaticales castellanas es mas comple- 
ta en unas, menos completa en otras voces. En ella vemos en 
actividad ciertas leyes sicolójícas que será interesante estudiar. 

El hecho de que las lenguas indias no conocen el j»''nero gra- 
matical obliga al castellano a darles uno, estudiaremos las cau- 
sas porque tal voz pasa al masculino, tal otra al femenino. Aun 
se verá que ciertos elementos morfolójicos araucanos entraron 
en la derivación de los verbos en car tan comunes en el len- 
guaje chileno. 

I 50. El estudio lingüístico de los elementos indios será se- 
guido por un estudio sicolójico i etnolójico. 

Investigaremos a qué esferas de ideas pertenecen las pala- 
bras derivadas de lenguas americanas (i) i trataremos de en- 
contrarlas razones porqué se aceptaron estas palabras. Lasque 
se refieren a cosas materiales nos darán muchas luces sobre las 
relaciones de vida esterna de indios i conquistadores, las abs- 
tractas otras tantas sobre su modo de pensar. En una palabra, 
conoceremos al pueblo por medio de su vocabulario. 

^ 51. Llego al fin de este prologo ya demasiado largo. Ks- 



(i) Un eytiidiu |)icliiniii;ii que cilnirca unas 750 vorcs chilenas de oríjcn 
indii) ordenadas sejjnn la idea se ha piiblicadn ya en: />'r¿/r,ii¡c ./t/ roin.ini- 
schcn uiijf ciiglisc/icn l'/iilolot/tc. Fcslschrifl fin VViíndklin l'oKnsTK-i;. Il.'die 
1903, paj. I a 48. 



40 LOS ELEMENTuS INDIOS. PRÓLOGO 



pero que los lectores hispano-americanos habrán comprendido 
que la índole de mí trabajo es mui distinta de la que tienen las 
publicaciones existentes sobre provincialismos de xAraérica. No 
se trata para tiu' de indicar que tal palabra sea recomendable, 
tal otra censurable. No aspiro a que la Real Academia Espa- 
ñola tome nota del fruto de mis desvelos para decidirse a acep- 
tar en el Léxico oficial alguna voz que hasta hoi no figura 
en él. 

Mientras esa corporación no comience su diccionario con un 
prólogo en que esponga con claridad según qué principios ad- 
/ mite ¡ escluye voces, no sabría realmente qué provecho podrían/ 

sacar de mi diccionario (i). 

I Tampoco escribo para los profesores de castellano que creen 

encontrar la .salvación de la lengua castellana en América en 

' la corrección de lo que llaman i' vicios de Icnguajen. 

§ 52. Escribo para acjutlla^ personas eruditas que desean 



(i) Foresto también hago entrar en mi estudio todas las voces de oríjen 
americano que se usan en Chile, aunque sean igualmente usadas en Espa- 
ña i estén en todos los léxicos. Aparecerán algunas voces en que pocos 
habrán sospechado proveniencia indíjena, como p. ej. lauda. Si una palabra 
fií^ura o no en el Diccionario de la Academia, no significa nada en abso- 
luto ni con respecto a su uso literario o vulgar, jencral o limitado, ni aun 
para saber si es conocida en F>spaña. 

Faltan por prurito de decencia en el Diccionario voces mui frecuentes i 
antiguas como v. gr. aquel reniego tan usado por los españoles que en Chi- 
le ha llegado a ser apodo despreciativo para los peninsulares (véase Eche- 
VKKRIA, Voces íisadiis en Chi'c pái. 15a después de la palabra coñac): en 
caniliio se rejistrau innumerables términos de jermania solo conocidos entre 
ente de la peor especie, otros tantos provincialismos españoles i ameri- 
canos de uso limitadísimo i desconocidos fuera de estrechas rejiones, i 
arcaísmos tan raros que no se encuentran en ningún documento, aun de 
castellano antiguo, de mediana importancia. Sabido es que los Académicos 
intencionalmente han escluido muchas voces propuestas por miembros co- 
rrespondientes i que de hecho se emplean continuamente en todos los 
diarios castellanos del mundo 

Así como es, el Diccionario de la Academia no es ni un diccionario lite- 
rario (que debería escluir todo lo que no se puede usar ¡lor escrito) ni un 
diccionarjo completo de toda la lengua; c.-5 un libro sin principios científi- 
cos claros. 



Para quiénes e&cRíBO. adveriencía 4t 

saber cómo habla el pueblo chileno, i en particular, cuántas co- 
sas tuvieron que aprender los orgullosos castellanos de los po- 
bres indios a quienes tanto despreciaban. Verán cuántos útiles 
conocimientos del pueblo chileno actual son debidos al indio 
que puso nombre a tantas plantas i a tantos animales, que en- 
señó a gozar de la naturaleza del pais paia la manutención fí* 
sica con los numerosos guisos de su cocina i para la conserva- 
ción de la salud con los innumerables remedios. Quizas con 
sorpresa oirán que aun industrias como la del telar no las debe 
el chileno a España sino al indio. 

Escribo para todos los que buscan el significado i el onjen de 
tantas palabras que, por mas que se diga, forman parte del pa- 
trimonio chileno. 

No hace un siglo todavía que los chilenos se gloriaban de ser 
descendientes de la mas valerosa raza americana por la mitad 
de su sangre. En mi libro verán sin falsa vergüenza hasta qué 
grado le deben también su lengua, su pensamiento. Este enor- 
me número de palabras araucanas i quechuas incorporadas en 
la lengua castellana son como las cicatrices de la lucha jigan- 
tesca en que el español de Chile venció al indio de Chile, i lo 
obligó a aprender un idioma europeo i a formar con él una na- 
cionalidad nueva i firme, la mas sólida i homojénea que se en- 
jendró en suelo americano pisado por español. 

§ 53. Pues esto hai que recordarlo al estranjero que lea este 
libro. Los que usan el lenguaje del cual el diccionario que sigue 
forma una parte integrante no son indios sino chilenos puros, 
de los cuales muchos ni siquiera sospechan que las voces que 
usan pertenecieron a otra lengua. Xo se crea que se trate de un 
lenguaje criollo en el sentido como toma la filolojía románica la 
palabra 0). Él lenguaje del último huaso chileno es lingüísti- 
camente castellano puro no obstante las voces indias, como el 
ingles es lengua jermánica pura no obstante los millares de vo- 
ces francesas i latinas asimiladas. Ni siquiera el bajo pueblo re- 
cuerda o conoce la lengua del indio. 

vO Se llama lenguaje criollo un idioma formado por vocess europeas con 
gramática de pueblo salvaje o semicivilizado. 



42 L'JÜ ELLMtNiUi) INblU.-. PRÓLOGO 



El chileno no habla mas que un solo idioma, el castellano- 
chileno. Los pocos individuos bilingües que hai en el pais (fuera 
de los europeos recien imigrados) son los indios que ya han 
aprendido el castellano. Sobre mil indios que hablan el caste- 
llano de una manera comprensible, no habrá ni un chileno si- 
quiera que sepa espresarse medianamente en lengua mapuche 
í esto hablando de la rejion al sur del Biobío, pues al norte de 
este rio no existe ningún resto itimediato de la lengua arau- 
cana. 

Tampoco debe creer el estranjero que el lenguaje del bajo 
pueblo chileno sea incomprensible para otros híspano america- 
nos o para españoles. Lo esencial de la lengua, toda su gramá- 
tica i las nueve décimas partes de las palabras, entre ellas todas 
las mas usadas, son castellanas puras. 

El alcance de lo que acabo de decir quizas no sepan apre- 
ciarlo los mismos chilenos que no saben cómo está la cuestión 
de razas í lenguas en la mayor parte de las demás naciones sud- 
americanas. Talvez en ninguna de ellas el indio de un modo tan 
completo ha dejado de ser un factor de importancia como en 
Chile, donde solo en las provincias de la antigua frontera que- 
dan indíjenas cuya asimilación al chileno adelanta cada año i 
cada día. 

Ojalá que mis estudios contribu\an a hacer simpática la figu- 
ra del indio, para que se comprenda que esos millares — mas de 
cincuenta, quizas ochenta — no deben ser aniquilados cuanto an- 
tes, sino civilizados i asimilados a la nación chilena, 

^ 54. Escribo, pues, para todos los que deseen conocer cómo 
de la mezcla de dos razas i dos lenguas nació una nacionah'dad 
con una lengua. Los lingüistas i etnólogos encontrarán mate- 
riales curiosos en mi libro; espero que también el naturalista i 
el historiador lo consultarán con provecho cuando busquen el 
significado de las palabras vulgares de la historia natural los 
unos, el de las voces relativas a instituciones i costumbres indias 
los otros. 

Los historiadores modernos a menudo han i econocido la im- 
portancia de este estudio. I^on DiEGO Barros Arana en su 
monumental Historia de Chile esplica con cuidado todas las 



fcONfcLUSlÓN 4;} 



voces indíjenas que menciona ¡ da de muchas de ellas las etimo- 
loji'as correctas. Don Benjamín Vicuña Mackenna, que hizo 
tantas interesantísimas investigaciones acerca de costumbres 
nacionales, después de enumerar unas dos docenas de voces de 
oríjen indíjena en su Historia de Santiago (1868) dijo: "El es- 
tudio de las etimr)lojías quichuas i araucanas es sumamente 
curioso i llegará a ser tema de serias investigaciones cuando los 
espíritus se preocupen de estudios serios también h (i). 



(i) Véase Historia de Santiago, p. 17, 18, 20, II 429. 



<=í|o 



DICCIONARIO ETIMOLOJICO 

DE LAS VOCES CHILENAS 

DERIVADAS DE LENlíUAS JXDÍJENAS AMERKiANAS 



^'Ml'"' íOMIT < 



1 fíi 



:•" ■'^''\;y:]>. :•/ /;'l'l<i/ 




-J»-' \ 



c,gy^.^-^^>^ ,^ ,_.; 



*,_#Í^,.°ÍH-^^: 








■W»V/^ 



H::^pr":X>-'**^"&£ 



INTRODIJOOION 



§ 55. En el Prólogo he espresado en jeneral los propósitos 
que he tenido al tratar de los Elementos Indios del castellano 
chileno. Réstame esponer los detalles que debe saber el lector 
que quiera consultar el Diccionario etimolójico de estas voces. 

He tratado de juntar todas las palabras de oríjen indio que 
se usan en Chile entre jente de habla castellana. Inclu\o tam- 
bién las voces de igual procedencia que se encuentran en los 
cronistas e historiadores del pais desde la conquista hasta nues- 
tros días i que ya no están en uso corriente; agrego, ademas, al- 
gunas palabras que se han creido o podrían fácilmente creerse 
de oríjen americano indio, por no ser manifiesta su relación con 
la lengua castellana, aunque personalmente estoi convencido de 
que no son indias, sino por ejemplo, africanas (importadas por 
los negros) o de formación orijinal reciente. 

En comprobación del oríjen doi en cada palabra la etímolo- 
jía citando el libro en que se encuentra la voz indíjena. 

En unas cuantas palabras, la mayor parte de ellas son deno- 
minaciones de objetos naturales (plantas i animales), no puedo 



48 DICCIONARIO r,'nMOí/ijicn. introdlxcion 



comprobar la etimolojía porque nuestros diccionarios de las 
lenguas indíjenas est^n lejos de ser completos. Creo sin embar- 
<^o, que no habrá ninguna entre ellas en _que.se pueda suponer 
descendencia castellana-latina, 



Fuentes del Diccionario 

^ 56. Como fuentes de las cuales he sacado las palabras 
reunidas en el Diccionario tengo que citar en primer lugar los 
Diccionarios de chilenismos que se enumeran en la ]í¡bliografía; 
en seguida he estractado algunas listas de palabras dadas en 
obras gramaticales, históricas, etnográficas i literarias, i en par- 
ticular las concordancias de nombres vulgares de plantas i ani- 
males dadas por Gav. 

Un número res])etable de voces se ha sacado de la lectura de 
obras literarias chilenas, tanto históricas como novelas de cos- 
tumbres i poesías populares. 

Finalmente he apuntado muchísiutas palabras directamente 
de fuente oral o de listas que me fueron entregadas por perso- 
nas amigas, según dejé dicho en el l'rólogo. En esta categoría 
habrá que contar la mayor parte de las voces que van sin nin- 
guna cita. 

Encontrándose una palabra en varios Diccionarios apunto 
jeneralmente solo el libro mas antiguo como fuente. 

Para poder juzgar de la espansion o área de distribución jeo- 
gráfica de cada palabra he rejistrado concienzudamente todos 
los Diccionarios de Americanismos que enumero en la Biblio- 
grafía i que son casi todos los que existen. También dejo apun- 
tado con toda exactitud si un término se encuentra en el Dic- 
cionario de la Real Academia (I3.'' edición) o en el Diccionario 
Enciclopédico de la Lengua Castellana de Zi'.ROLA, que es, sin 
duda alguna, la publicación que contiene mayor número de 
voces castellanas. 

En otra parte de rni trabajo daré un resumen estadístico so^ 
bre la distribución de voces indias usadas en Chile que también 
se encuentran en otras rejiones. 



CLASIFICACIÓN JEOGrAfICA DE LAS PALABRAS. EL NORTE 49 



Clasificación jeo^ráfica de las palabras 

§ 57. Kn las pnlabras o acepcione'; rerojidas de fuente oral 
he tratado dt inrjirar si se usan en todo el país o solo en una 
parte. 

.V este respecto tenido que decir (|ue inui poco es lo que he 
tomado de fuente oral de las provincias del norte. En cam- 
bio el centro i el sur del pais (con cscepcion de las provincias 
de Valdivia i Llanquihue) i también la isla de ( hiloé me die- 
ron muchísimas voces. No me cabe la menor duda de que en 
el norte propiamente chileno, en las provincias de Atacama i 
Coquimbo, existe un gran número de voces vulgares de oríjen 
quechua que no se han propagado sobre el centro. No tuve oca- 
sión para hacer estudios en esas rejiones i solo pude aprovechar 
la colaboración de pocas personas de por allá. Lo mismo tengo 
que decir de las provincias de Valdivia i Llanquihue en el sur, 
donde habrá muchas palabras araucanas en uso que no llega- 
ron a mi noticia. Sobre los puntos donde hai que colocar las 
líneas divisorias de las provincias lingüísticas de Chile no puede 
caber la menor duda para el que conozca la historia del pais. 
Distingo las rejiones como sigue: 

^ 58. I El Norte. Desde 18° hasta 320, 

a) Ivar, provincia-^ incorporadas a con'^ecuenría de la í'Uerra 
del Pacífico, i'acna, rarapac.i i Antofai; asta (Desde íS" hasta 
2<>" de altitud). 1 ,a pol ilación antigua de esta-^ rejiones fué e<í- 
casa a causa de los grandes desiertos; lingiiísticamente Tacna 
pertenece al rerú; las otras dos provincias ap(''nas tenían pobla- 
ción sedentaria civilizada al tiempo de la independencia. Ac- 
tualtncntc la csplotacion del guano, salitre i de los mineíales 
han reunido en ellas una ] (oblación de unos 150,000 habitan- 
tes( i)de los cuales como la tercera parte corresponden a las ciu- 
dades de íqoiquc i Antofap^a'ita. P'ntrc la j<Mite educada hai un 
gran número deestranjeros especialmente inpleses i ,'ilem.'inp":la 

( I) Los iH'imcifr. ilf li;il)il.inli's ion nunailos ili^ l:i Icntri alííi de Ciliile poi- 
E. Espinosa. i8q7. 

nrrcroNARio 4 



50 DICCIONARIO RTIMOLÓJICO. INTHODICCION 

población baja se compone principalmente de trabajadores (mi- 
neros) de ios cuales la mayor parte habrá venido de Chile. Pero 
hai también elementos peruanc^s i bolivianos, en gran parte in- 
dios quechuas i aimaráes que conservan aun sus idiomas. De 
losíndios cunza o atácamenos, de cuya lengua se sabe mui poco 
(i), sobreviven apenas unos pocos indios. 

En la costa ha vivido desde el rio Loa al sur hasta el Maule 
i quizas hasta el Biobío un pueblo de pescadores, los changos, 
de cuya lengua no puedo decir nada de seguro; parece que ya 
no se conservan restos de ellos con recuerdo de otro idioma que 
el castellano. Los nombres jeográficos de estas tres provincias 
que no tienen on'jen moderno se esplican por el quechua i el 
aímará í quizas algunos por el cunza. Para mí esta rejion está 
casi por completo fuera de cuestión. En caso necesario la cito 
Norte peruano o NN. 

b) Desde 26" hasta 32'*. Las provincias de Atacama (60,000 
habitantes) i Coquimbo (160,000 habitantes) hasta el rio Choa- 
pa. Esta rejion es para miel Norte de Cliile. La población, en 
gran parte minera, pero también de agricultores en los valles 
de los rios, es antigua. Parece que hubo muchos elementos de 
quechua, pero desde Coquimbo se notan elementos araucanos 
en los nombres jeográficos. Citado Norte o N . 

^ 59. 11. El Centro. Desde 32Miasta 3;^ 

a) Las provincias de Aconcagua (c. 113,000 hab.), Valpa- 
raíso (c. 220,000 hab.), Santiago (c. 415,000 hab.), O'IIiggins 
(c. 85,000 hab.), Colchagua (c. 157,000 hab.), Curicó (c. 103,000 
hab.) i Talca (c. 129,000 hab.) 

E.sta rejion es el verdadero centro de Chile. Su límite sur, el 
rio Maule, es una antigua frontera. Hasta aquí se estendió de 
una manera estable el imperio de los incas, hasta aquí la pobla- 
ción india era poco resistente, quizas a consecuencia del domi- 
nio peruano con su sistema de colonización. Desde el rio Choa- 



d) Véase F. J. S.aN Román: La lengua cunza de ios naturales de Ataca- 
ma. Santiago. iSqo ¡ Echeverri.\, Vaisse i Hoyos: Glosario de la Lengua 
Atacameña. Santiago. 1896. (De los Anales de la Universidad de Chile). 



CLASIFICACIÓN JEOGRÁFICA DK LAS PALAÜRAS. CENTRO I SUR 51 

pa hasta el Maule alcanzó en tiempos de la colonia la esfera 
administrativa de Santiago (i). 

Lingüísticamente esta rejion es notable por varios fenóme- 
nos fonéticos que estudiaremos en el segundo tomo de esta 
obra; el diccionario se distingue por la mezcla de elementos 
araucanos i quechuas. Al sur del Maule las palabras de oríjen 
peruano son raras i no existe allí probablemente ningún vulga- 
rismo de esta procedencia que no se encuentre igualmente en 
el centro. Citado Centro o C. 

h) Desde el Maule hasta el Biobío se estiende el antiguo 
sur del pais. Las provincias son: Maule (c. 120,000 hab). Lina- 
res (c. 102,000 hab.), Nuble (c. 153,000 hab.) i la provincia de 
Concepción (c. 188,000 hab.), incluyendo el departamento de 
Lautaro que está al sur del líiobío. 

Esta rejion fué solo pacificada después de duras luchas (2) 
pero está completamente castellanizada. No quedará en ella 
hoi en dia ningún individuo que hable el mapuche (3), pero las 
palabras araucanas que se usan solo en esta rejion, sin pasar 
por el Maule al norte, son numerosas. Citaré centro meridional 
o Cm. 

^ 60. ni. El Sur. Desde 37" hasta 42". 

Toda la rejion del Sur, con escepcion de la isla de Chiloé, ha 
quedado esencialmente territorio independiente de los indios 
desde la gran sublevación que en los primeros años del siglo 
XVII dio en tierra con el dominio español establecido en "las 
siete ciudades." Solo desde mediados del último siglo la conquis- 
ta nueva i definitiva ha venido verificándose i oficialmente está 
terminada desde veinticinco años. Algunos pueblos como Val- 



(i) Ya en 155286 pidicj a Valdivia «vuesa señoría inande que cada dos 
meses del año dos vecinos se vayan de Maipo hasta Maule a visitar la tie- 
rra, i otros dos va3'an hasta Choapa». Amiin'Átkou[, Cabildo de Santiago, 
I, 160. 

{2) Durante la gran sublevación de los indios en 1655 se retiraron casi 
todos los españoles hacia la orilla norte del Maule. 

(3) A no ser que grupos dispenses de indios en la cordillera se adelanten 
por temporadas hasta el sur de Xuble. 



nKYi'irj M'i'i l'ti Kii I, (irri iN'iT'onurc l'.N 



füvi.'i. i los Alíjeles existiiui - a dcsíic .liitc'. ilc l.>'i.i. ¡icro snln 
(Ic-;(!c l.-i í Mloni/.-iricín f',11 r',trani''M-.')- ('(■^•pe'"!a]m'''nt'- nlcmanc. ) 
|)rinci¡)i,iion a !('\a!Uarsc. La CDloiii/acioii '• iwc' ¡r¡i(>VRc'\()\\ jio- 
lítica (le (-'stas r'-jioncs ;:' hi/o dc'^'i;: el tc-irct cuarto del i^lo 
,\ 1 \ rii las actiialis |)iT)\-!!icias de l^irjliío (Soor/) hab. ). Arau- 
rr, í;f),0(H) hab. I, V'aldiA'ia '''/i .o'^io haVj.; i Llanquihne ^78,000 
hab.); i solo dc-.dc iHX;? en las |ircjvincias de Malleco í'Q(S,ooo 
hab. i Cautín ''/S/xxj hab.» 

]^n estas teji"ncs \iveii todavía indios araucanr-s o mapuches 
en un ni'iuierr) (¡ne es difi<;il determinar, i que según las noti- 
cias mas riutori/.adas vacila entre 50 i So niil 'i . La población 
blanca (¡ue\i cicciend') c(jn mucha ra]iidcz, se compone en 
paite de chili-Mios (¡ue han \enido de todas las provincias tle la 
República, per'i es[)ecialmeiite de las comarcas vecinas, i en 
j)arte de inmigrantes traidosde l-airo¡)a. 

He consiguiente, no se puede hablar de un dialecto especial 
fl 1 Cristel'ano en esas 1 ejiones. La.s palabras apuntadas en el 
diccionario con la marca Sur ( S. ) pertenecen principalmente a 
la rciion comj)rei dida entre el Laja i el Hiobío (Los Anjeles) i 
a .Alulchen, que c]ui/.as meie-r se habrian agregado a los que lla- 
mo el centro meridional. 

1 labria ¡podido fácilmente aumentar el número de voces in- 
dias de estas rejiones, ¡mes por el roce continuo cc)n los indios 
]}'n- su|)uesti) muchos chilenos tienen conocimiento de cierto 
m'mi'^'ro de palabras de ma¡)uche i las usan oportunamente en 
su convcr-acion, pero conio ellos, en jeneral, saben qi'.e talo^ 
jialabras son estranjeras, no deben com[ir(Miders(í en el diccio- 
nario chileno. 

^' 61. l\n cuarit-i al estarlo lingüístico dt' la antigua .Aranca- 
nia e.s notable (jue en jenc^ral c\ chileno no sabe casi nada dr^ 
la li^ngua de los indios. 

Aun en ciudades como Temnco, donde a ciertas horas del 
dia en el mercado se ven mas indios que; blancos, los negocian- 



i 1) Alquiles aiitere-; nvxiornes !i:i!i c.-citio nvjrho lllcllo^ numero^. i esta 
pohiai'ion. Sé por [umsíukis íjih^ IiícÍctc'pii el censo en i.*^ci5. (.ine solo en los 
alreiiodore-; .le (li.ilchol hai como -.non indios. 



CLASIFICACIÓN JliüGKÁFICA HE LAS PALAT-kAS. CHlLüE 51^ 

tes en jeneral solo conocen un par de frases i unas cuantas do- 
cenas de palabras de la lení^ua de los indíjenas. No he encon- 
trado casi a ninguna persona instruida que hubiera sido capaz 
de mantener una conversación jeneral con un indio. Los len- 
guaraces (intérpretes) si no son indios puros, son chilenos que 
han hechu vida común con los indios durante años. Pero aun 
en rejiones ocupadas por reducciones indijenas he encontrado 
peones chilenos que desde años vivían con indios como medie- 
ros— es decir, cultivando terrenos de los indios contra la mitad 
del producto obtenido — i que no se podiau espresar ni media- 
namente en la lengua de aquéllos. 

En cambio, la mayor parte de los indios comprenden un 
poco de castellano i en las rejiones que no están mui a[)artadas 
de los nuevos centros de civilización son mui frecuentes los in- 
dios que, sí bien no hablan el castellano correctamente, al me- 
nos saben hacerse entender i comprender perfectamente. 

^ 62. IV CMoé (78,000 hab.) 

Esta isla fué colonizada desde mediados del siglo XYl. Los 
indios, agricultores i pescadores, eran pacíficos i parece que 
nunca han luchado con los españoles. Su castellanizacion ha 
progresado mui lentamente i en ninguna parte de la República 
el castellano del pueblo bajo está tan lleno de indianismos 
como en Chiloé. El desarrollo lingüístico de la isla parece ser 
casi independiente del resto del pais. Están conservados mu- 
chos arcaísmos españoles desconocidos hoí en las demás pro- 
vincias de Chile i también la fonética ha seguido sus rumbos 
especiales. En algo tendrá la culpa el abandono i aislamiento 
en que quedó la isla después de la ruina de las ciudades del 
Sur. Aun Chiloé ha estado durante mas de medio siglo políti- 
camente unido con el Perú. 

En la época de la Independencia los chilotes, se hicieron no- 
tar por su fidelidad al reí de España, la que exijió de parte de 
los "patriotasri espediciones guerreras especiales para incorpo- 
rar esta última Thule en el cuerpo de la nueva República. Para 
conocer el lenguaje de Chiloé he podido aprovechar de varias 
obras especiales que enumero en la Bibliografía i de apuntes 



/ 



54 DICCIONARIO ETlMOLÓJlCO. INTRODUCCIÓN 

de mi antiguo alumno don RAFAEL CavaüA R., profesor de 
castellano i francés del Liceo de San Felipe. Yo mismo no he 
estado en la isla. , r/^'^J,^'r^^^^ 

i^ 63. Para completar estos datos estadísticos sobre los habi- 
tantes de Chile no estará demás recordar que según datos mas 
o menos seguros (i) el número de habitantes españoles era en 
1600 de unos 3,000, en 1700 de unos 80,000. Cincuenta años 
mas tarde se calculan 125,000 i otros veinticincu años mas tar- 
de se dan los guarismos siguientes: 

Chile con Cuyo, desde Atacama hasta el Hiobío unos 350, 
mil en todo, distribuidos en 190,000 blancos, 20,000 mestizos 
22,000 indios i 25,000 negros. 

En 1800 la población ya habia alcanzado a mas de 300,000 
habitantes i en 1900 a mas de tres millones. 

El número de negros nunca ha sido tan grande como en los 
demás paises de Sud-América; i en los últimos tiempos de co- 
lonia han desaparecido casi por completo, porque fueron ven- 
didos al estranjcro. especialmente al Perú, antes de quedar li- 
bertados (2). 

En las fisonomías del bajo pueblo se notan a veces restos de 
sangre africana, pero negros relativamente puros habrá hoi en 
dia probablemente mas en Francia i en x\lemania que en las 
antiguas provincias de Chile. Solo en los puertos, especialmente 
del norte, son mas frecuentes. 

Admisión de palabras simples i derivadas 

5 64. Según ya lo he indicado, están admitidas todas las vdces 
indias usadas entre chilenos; escluyo en primer lugar todos los 
nombres propios, especialmente los innumerables nombres jep- 
gráficos que necesitan un tratamiento completo aparte. 

Sin embargo he admitido los nombres nacionales referentes 



(i) Echeverría Key^í, Jcografia Política de Chile. Santiago i88}> I, 
páj. LVI i siguientes; datos tomados déla Historia de Chile áo: Barros 
Arana. 

2) Cp. Barros Arana, Hist. VII 445. 



Air.íISIUN DL F.M.AKRAS GlMri.híi 1 Df.PUVADAñ 55 



a Chile como chileno, araucano, M-ouiaitca, pchucnchc, hitilliclie, 
etc., cjiíe son tan frcciieiUes en los historiadores i he a<;re<^ado los 
demás nombres de grupos de indios usados hoi en dia, pero no 
todas las denominaciones jeográficas de los primeros conquis- 
tadores i cronistas como coquimbanos, viapocJiinos, tucapcks, etc., 
ni los adjetivos derivados de los nombres modernos de las ciu- 
dades i provincias. 

En cuanto a la historia natural esclu}-o todos los nombres 
que se refieren a plantas o animales que no se encuentran en 
Chile aunque sean conocidos de todos los niños de los colejios. 
No admito pues como artículo especial W\ ?í\ jaguar \\\ al tapir, 
ni la batata ni el cazabe, auncjuc algunos nombres de esta clase 
.se mencionan o[)ortunamente en otros artículos. 

En cuant(j a derivaciones de las palabras tratadas es imposi- 
ble darlas todas. Los nombres de plantas en jeneral admiten la 
derivación en al (o en ar si contienen una / o //) para designar 
un lugar poblado por muchos ejemplares de la especie o un 
cam[)ü en que se cultivan, p. ej. cJiépica>chepical, aji>ajial etc. 
C Menciono solo las formaciones que de hecho he Icido u oído. 
Existirán muchas mas de la misma especie. 
-^ Los sustantivos en parte, i los adjetivos casi en jcneral. admi- 
ten en Chile un aumentativo en aso i un diminutivo en ito, 
p. ej. huaso, Jiuasazo, huasito. Tales formaciones las menciono 
solo escepcionalmente, si me parecen interesantes, esp. si tienen 
un significado particular cc^mo chiiuta. 

Así también en jeneral es supérfluo mencionar los participios 
pasados que tienen carácter de adjetivos, particularmente los 
que se derivan de verbos usados como reflejos, como aJiuasar- 
5e>aJmasado^ achinarse> achinado, etc. 

Trato de dar estensamente las demás derivaciones de forma- 
ción menos frecuente, esp. las en illo que, mui corrientes en los 
primeros siglos, hoi no son nunca ménoss diminutivos; para 
el chileno actual ///¿«es sufijo deformación muerta. Mas detalles 
sobre las derivaciones irán en el segundo tomo. 



5(J DICCIONARIO ETIMOIXJJICO. INTRODUClON 



Clasificación social de las palabras 

^'i tíb. l'ara dcLcimiDaí la u.jicia dtiJl.ru dt la uual turre una 
palabra u uru. attptitjii ujan Iwi ItrmiiiuL, üiguícutcs: 

Literario ts ¡jara mi tudo ttnui.tiu ljuc i^c tncueiítra con cier- 
ta írt'tiitntia im|Mtso o ([uc iiü tciidria nit)L;un thiltuo educado 
escrúpulo cu escribir; prcbciudo naturalmente de todos los lite- 
ratos i [irofesores que por razones teóricas creen que los pro- 
vincialismos afean el letiL^uajc, i que por esto no comen callam- 
/>ui uno honii os u Mt(/s, aunque ninvuna cocinera sepa cocinar 
estos i ni siquiera se vendan en lus almacenes, dundc andan 
como caHauL/'os o cliainpinoucí.. 

Ijají) este grupu cuniprtnd(j también las \uce.s que dui como 
términos de historia (de los cronistas c historiadores de Chilej 
de botánica o zoolojía (a no ser que haya otro nombre mas 
usado entre la jentc educada) de minería, etc. 

Familiar llamo toda espresion cuyo uso no es raro en boca 
de jente educada, pero que no se escribirían fácilmente porque 
la lengua común tiene otros términos mas o menos sinónimos. 

Vulgares denomino las palabras que pertenecen al dialecto 
vulgar de Chile, i no corren entre jente de cierta educación. 
Muchos de estos términos aun serán desconocidos para la ma- 
yor parte de mis lectores, i quizas solo tienen curso entre el 
pueblo bajo de ciertas rejiones. 

Bajo es un término que se evita en la buena sociedad i aun 
entre jentc sin educación en presencia de personas de respeto 
Algunos de estos términos en el fondo son familiares, los ipas 

Iga 
hombre?) 



son vulgares. Se refieren casi todos a las relaciones sexuales'del 



Orden i arreglo de ios artículos 

§ QiS. Los artículos del Diccionario están ordenados i nume- 
rados según las palabras principales de cada grupo etimolójico. 
Las derivaciones siguen bajo el misino acápite a continuación 
de la voz principal. 

En cada artículo completo se observa el arreglo siguiente: 



ORDEN I ARREGLO DE LOb> ARTÍCULOS 57 



Al principio va la palabra tratada con la indicación de su ca- 
rácter gramatical; ///. significa sustantivo masculino,/., sustan- 
livu femenino. Lna ic agre;.;ada indica que la voz es un adjetivo 
1 íoruia óu (emeninu cambiando la vocal nnal en u o agregando 
i.1 bJ termina en coni,onante. 

Si un adjetivo eb invariable para el femenino agrego in//.; si 
es invariable aun para el plural, digo, a///, itivar. Adv- es adver- 
bio. En los verbos, que todos son de primera conjugacicjn, no se 
necesita ninguna indicación especial. 

Después de la indicación gramatical sigue en abreviación la 
esfera de la palabra, lit., fatu., vulg., bajo-, hist., inin., etc. 

En seguida apunto los significados, que van numerados i se- 
Ijarados por II . Comien/o por el significado mas primitivo, que 
no es siempre el mas usado. Las definiciones a veces van segui- 
das de ejemplos con citas, especialmente en las voces históricas; 
a veces también se agregan jiros proverbiales, etc. 

Al fin de las definiciones va la indicación de la rejion a que 
pertenece la voz, supuesto que no sea usada en todo el pais, i' 
que me sea posible limitarla a determinada rejion. Después de 
esto sigue la cita de la obra lexicolójica que rejistra la voz (no 
siempre todos los significados ni las definiciones exactas). Si no 
hai ninguna cita de esta especie la palabra no está en ningún 
diccionario impreso que conozca. 

En letra mas chica añado en seguida los demás paises en que 
la palabra existe, en cuanto se pueda juzgar según los lexicó- 
grafos. Es indudable que muchas voces quechuas de Chile, se 
usan también en la Arjentina i el Perú; si no las cito así es que 
no están en los diccionarios que tengo a mi disposición. Para 
los paises fuera de Chile no uso otra fuente que esas publica- 
ciones de carácter mas o menos científico. 

Al fin de las indicaciones jeográficas sigue Dice. Ac. si la voz 
está en el Diccionario de la Academia, 13.'' edición o Zerolo, si 
la voz solo está en este diccionario. Ausencia de estas indicacio- 
nes significa que la palabra falta en esas obras. 

Después de las indicaciones sobre espansion jeográfica de la 
palabra sigue, en caso necesario, un nuevo aparte denominado 



58 DICCIONARIO ETJMOI.ÓJICO. INIRODUCION 



vaiidiitcs. V.w él int'ivciono otras f(;rmas w (jiras ortot^rafías de 
la misma palabra. 

lín cuanto a la eíii/ioloj/a.yix he mcncitMiadu tjuc no doi nin- 
guna palabra indíjena sin indicar i citar exactamente la forma i 
l()s significados (jue se encuentran en la obra citada. 

Me permito soUi suprimir otras formas variantes rejistradas 
en r^KüKls, por ejemplo, si n(j tienen importancia para la eti- 
molojía, (jsc(jjiend(j de varias formas s'jIo a(]uella que tiene rela- 
f ion !7ias directa con la vo/, chilena. Conservo exactamente la 
ort('grafía de la palabra indíjena, los significados se dan en orto- 
giafía modetiia o entre conn'llas en la del orijinal. 

Siendo much(»s diccionarios de [provincialismos i de lenguas 
inilíjenas de consulta incómoda por mal arreglo alfabético (por 
ejemplo ]>ATKES JÁüREílUl) o por seguir alfabetos especiales 
(l)orejemplo MlDDKNDORK). cito cada vez la pajina de la obra. 
Solo en el diccicjnario araucano de FlilJKES, del cual existen 
varias ediciones, i que es mui fácil de manejar, no cito la páji- 
UM si la palabra se trata en su lugar alfabético. 

Un guión corto después de una ¡íalabra significa jeneralmen- 
tc que sigue la traducción o defim'cion, una línea vertical | con- 
cluye la cita de un significado o de una acepción. 

Oportunamente indico sinónimos i palabras que conviene con- 
sultar en el cuerpo del mismo diccionario para la mejor compren- 
.si(3n de la idea, añadiendo vcase o cp. (compárese). 

Los derivados se dan a veces antes de la etimolojía, a veces 
después de ella, según me parece mas conveniente en cada 
caso. 

Al mencionar una palabra por primera vez le pinto el acento 
en cuakjuier sílaba que caiga, para evitar dudas. 

BJiiLlüGKAFlA (ÜÍÍTICA DÉLAS OBlíAS SOBRE AMERICANISMOS 

I.— CHILE 

§ 67. En todos los cronistas i en los documentos de la con- 
quista se encuentran voces de las lenguas indias que se habían 
ya incorporado en el lenguaje de los castellanos. Sin embargo, 
estando estas crónicas i cartas destinadas a la circulación en 



r.lP.LIOGRAKÍA CRIUCA. CHII.IL 59 

España, es comprensible que sus autores solo usen las palabras 
americanas intiispensables i a menudo es[)liquen su signiHcado, 
no para los chilenos sino para los peninsulares. No es raro que 
se quejen de la pronunciación difícil de estas voces i algunos 
las evitan intencional mente o indican al hablar de objetos na- 
turales del Nuevo Continente que han olvidado el nf)mbre par- 
ticular (l). Fuera de los objetos de historia natural i palabras 
que se refieren a los indios mismos, como a sus instituciones, 
armas, etc., se encuentran mui [jocas palabras en los cronistas. 

Solo Molina tiene una |)Osic¡on es[)ecial. Parece (jue este 
autor no conoció la lengua mapuche por contacto directo con 
indios, sino solo por el estudio de la obra de Feukés. 

§ 68. El primer trabajo en que se rejistran de una manera 
sistemática las palabras chilenas de oríjen araucano se encuen- 
tra en la '^Granidiica Elemental de la Lengua Española escrita 
por el presbítero JOSÉ Ramox Saavedka. Santiago de Chile, 
1859." Las pajinas 173 a 195 contienen el '^Apéndice. Diccio- 
nario de algunas voces araucanas usadas e^itye nosotros.'' El autor 
confeccionó su lista en gran parte según el Diccionario de Fe- 
BRÉS, hizo entrar un número considerable de nombres de plan- 
tas i animales. Las esplicaciones del significado son niui cortas 
¡ a menudo insuficientes para ncjsotros. Sin embargo, el trabajo 
es para su época bastante notable i no pocas de las palabras 
de oríjen indio solo se hallan esplicadas en este libro puco co- 
nocido i raro. También entran nombres jeográficos en número 
crecido (2). 

§ 69. Uno de los trabajos mas im|jortantes de la lexicografía 
americana es el Diccionario de Chilenismos por ZoKOüAHEL 
Rodríguez. Santiago 187^ XII+487pájs. 

Escrito con el [jro[)i)sito de mejtjrar el uso de la lengua cas- 

(1) Por ejemplo Oi.ivAKKrf, páj 34, después de eniunciar nombres de pe- 
ces como pejegallos, tollos, congrios..., pejerreyes, dice: «i otros de nom- 
bres indios que no escribimos, por no afear el papel con voces bárbaras i 
mal sonantes». 

(2) Faltará la cita de Sa.vvluka en algunos nombres de historia natural 
que también están en Flbrés i Gay. '* ■ 



6o DICCIONARIO ETIMOLÓJlCO. INTRODUCION 

tellana en el pais, la crítica literaria en jeneral queda dentro de 
límites razonables. Empero al;^unas veces sucede que el autor 
al discurrir sobre la corrección o incorrección de algún término 
olvida indicar el significado (véase p. ej. chancaca, páj. \A^%,cur- 
cuncho, páj. 136). El estilo del libro es un poco locuaz i la 
charla periodística que debería hacer la lectura mas amena, 
daña a veces a la claridad. 

Es evidente que el modelo de Rodríguez está en los Apantes 
para un diccionario de peruanismos que don J'EDKü PAZ SOL- 
DÁN I UnáNUK publicó en 1871 i 1872 en el Correo del Perú 
fvéase mas abajo: Perú). 

Rodríguez escluyó de su Diccionario los nombres referen- 
tes a historia natural i los jeográficos, pensando [publicar mas 
tarde una lista completa con etimolojías, tarea que no alcanzó 
a realizar el benemérito autor que acaba de morir hace algunos 
meses. 

Prescindiendo de las voces de oríjen castellano que ocupan 
la ma\'or parte de las pajinas de RODRÍGUEZ, hai en el libro un 
número nuii considerable de voces de oríjen indio. Entre sim- 
ples i principales derivados he contado unos 250, la mayor parte 
de ellas con etimolojías que en gran parte son exactas. Las 
que se derivan del quechua son jeneralmente las mismas que 
da A ROÑA. 

De todos modos el trabajo orijinal de RODRÍGUEZ es muí 
considerable í en voces indias Ortúzar i ECHEVERRÍA dan 
muí poco mas que su antecesor, en etimolojías ningún trabajo 
posterior ha aumentado nuestro conocimiento hasta la publica- 
ción reciente de Cañas. 

§ 70. La crítica que recibió el libro de RODRÍGUEZ de parte 
del señor EiDELiS P. DEL Solar (i), aunque justificada en mu- 
chos detalles ortográficos, no era merecida en jeneral. La obra 



( I ) Reparos al Diccionario de Chilenismos del señor don Zorobabel Rodríguez 
por FiuKLis P. DEL Si.iLAK. Santiago 1876, XIV+190 pájs. Fueron con- 
testados en: Reparos de Reparos, o sea, lijero examen de los Reparos al Diccio- 
nario de Chilenismos de don Zorobabel Rodríguez por don Fidelis P. del Solar 
por don Fekxandü PAulsen. Santiago 1876. 35 pájs. 



.-r 



BIBLIOGRAFÍA CRÍTICA. CHILE fit 



de Rf»D)iIGUEZ no era pnMTiatiira i ^i había omisiones, ^.olo se 
necesitaba completarla. 

Que esto no era tan fácil con respecto a voces indíjenas, 
jirescindiendo de la historia natural, lo pruelia la obra del mis- 
mo señor SolaR que solo da como media docena de voces in- 
dias nuevas. De la cuestión ortográfica sobre // o/. //// o gu 
hablaré mas abajo. 

§ 71. El sacerdote salesiano Camilo Ortúzar publicó en 
1893 en Italia un Diccionario Manual de Locuciones viciosas i 
de correcciones de lenguaje, con indicación del va/or de a/gu ñas pa- 
labras i ciertas nociones gramaticales (i). Este libro da cabida 
"a gran número de dicciones mejicanas, colombianas, arjentinas, 
uruguayas i peruanas i mayor todavía a las chilenasn. Copia 
todas las anotadas por Rodríguez. 

Como el autor trata de distinguir entre americanismos jene- 
rales i provincialismos de las distintas repúblicas, su libro es un 
complemento jeneral del Diccionario de la Academia. 

Por el tipo se distinguen las palabras que el autor estima 
castizas de las que cree incorrectas. Como tales aparecen todos 
los americanismos indios. 

El criterio del autor es ultra-académico, pero la colección es- 
tá hecha con mucho cuidado i encierra muchas voces castella- 
nas no rejistradas en los antecesores, pero pocos indianismos 
nuevos. 

Ademas es un inconveniente que muchas particularidades 
vulgares de pronunciación, acentuaciones falsas, disparates de 
jente sin cultura en voces doctas entren al lado de verdaderos 
provincialismo.s. Se confunde así la tarea del diccionario con la 
crítica gramatical i literaria. En todo, el libro está escrito en 
tono serio de diccionario, sin charla p-^riodística: solo contiene 
pocas citas de autores. En etimolojías da menos que Rodríguez 
citando solo algunas de las que trae este autor. 

§ 72. El libro del señor Aníhal Echeveruía i Revés, in- 



(i) S Benigno Canavese, Imprenta Salesiana 1S93. XXVI-f-320 pajinas. 



62 DICCIONARIO ETI MOT.ÓJICO. INTRODUCCIÓN 



titulado Voces tisaJas en Chile (i) sin contener un material 
esencialmente distinto del libro de OktÚZAR, es un notable 
progreso por el arreglo mas científico! la separación limpia en- 
tre la crítica gramatical i la lexicolójica. VA número de palabras 
indias no registradas con anterioridad en otros libros es insig- 
nificante, pues el autor no se ha empeñado en hacer entrar tér- 
minos de historia natural, aunque tampoco los escluye riguro- 
samente. 

El libro contiene una bibliografía completa soljre america- 
nismos e incorrecciones de lenguaje que es de gran utilidad. 
I^Ls de sentir (juc el autor no haya citado sus fuentes con exac- 
titud en las voces que llama namericanisinos.i; se habría visto 
que las mas de las palabras indias de esta categoría no están 
en VISO fuera del donn'nio délos incas. 

Por lo demás la clasificación en chilenismos, americanismos, 
neolojismos, cstranjcrismos, galicismos i barbarismos podría 
aceptarse si el autor los hubiera distinguido de una manera mas 
precisa. Pero seria difícil encontrar razones porqué desharrnfi- 
carse es barbarismo, deschapar neolojismo i descachar america- 
nismo. Los términos dados no obedecen a un mismo principio 
de ílivision; chilenismo i americanismo se refieren a la esten- 
sion jeográfica, neolojismo a la antigüedad, estranjerismo a la 
procedencia i barbarismo a la corrección lingüística o a la apre- 
ciación literaria. 

Los llamados cstranjcrismos son en gran parte palabras pu- 
ramente estranjeras, especialmente inglesas i francesas, que 
apenas tienen el derecho de figurar en el libro. Así, por ejem- 
plo, las numerosas voces referentes al "foot-balln, no las cono- 
ce nadie fuera de los pocos individuos que cultivan este juego, 
introducido hace poco por los ingleses. 

En jeneral, hai que decir que la clasificación de los vocablos, 
así como la da Echeverría, tiene poco valor. 

Las esplicaciones a menudo son demasiado lacónicas. El cri- 
terio literario es demasiado riguroso, como en casi todas las 
obras de la índole; piedra de esquina \ piedra de moler se til- 

(i) Santiago, Imprenta Elzeviriana, 1900, XXII4-246 pajinas. 



RlRt.Ior.RAFÍA CRÍTICA, CHfLF 63 



dan de barbarismos i se traducen por recantón, trascantón 
aquélla, por metate, silleta ésta. Ninguna de estas palabras es 
comprensible para un chileno educado de término medio. De 
tal manera en los detalles habría bastante que criticar; sin em-/' 
bargo la obra queda por ahora el mejor i mas ordenado diccio- 
nario de provincialismos que hai de pais alguno en América. 
Los dos capítulos sobre cambios fonéticos i morfolojía, cuyos 
materiales recojidos por el señor Echeverría recibieron su arre- 
glo definitivo por el señor don JULIO PJIILIPPI i la lista de los 
derivados con terminaciones corrientes castellanas, (jue no es- 
tán en el Diccionario, dan una idea bastante clara de lo que es 
el lenguaje de Chile. 

^ 73. En el mismo año en (juc salió a lu7, el libro de Eche- 
verría, aunque algunos meses mas tarde se public(') un mí.desto 
pero mui laudable folleto: Nuevos chilenismos o Catálrgo de las 
voces no rejis Iradas en los Diccionarios de Rodrif^iiez i Ortúzar, 
recopiladas {definidas por .'\br.aiiam Ekrnándf.z (i). 

Las voces a menudo se dan con citas de párrafos de novelas 
de costumbre i de diarios, especialmente diarios de provincia, 
en que se encuentran comprobadas, procedimiento mui reco- 
mendable para tales suplementos de los diccionarios grandes; 
otras veces se da solo el equivalente "castizon. 

El número de palabras de oríjen indio no rejistradas con an- 
terioridad es bastante considerable, como se verá en las citas 
de mi diccionario. Ojalá que en adelante solo se publiquen ta- 
les suplementos a los diccionarios ya existentes i que no vuelva 
cada nuevo lexicógrafo a perder tiempo esponiendo su modo 
especial de condenar i correjir supuestos americanismos como 
acápite, abalear etc. Seria sin ein bargo deseable agregar con 
cuidado el jénero de los sustantivos, la esfera social i la deter- 
minación jeográfica de cada término. 

§ 74. Don MicUFi. Lni.s AMU.v.\TEr;ui Revk.s coleccionó 
en 1894 i 1895 unos cuantos artí-rulos sí)bre gram;itica i diccio- 



íi) Valparaíso. Tulleies de San Vicente de Paul. iqoo. 83 pájs. 



DICCIONARIO ETIMOLOJICO. INTRODUCCIÓN 



natío castellanos que se habían pulilicado con anteríoridac] en 
la picn.sa diaria, bajo el titulo de Borrú}¡es ((rnmaticales { i ) \ 
Al través del l^irc/onnrio ¡ ¡n Gramática ( ?). 

Al fin de cada tomo '.e da tina lista alfabética de las fjala- 
bras tratadas. Solo en el segundo tomo se mencionan con cier- 
ta frecuencia voces de oríjen indio (poco mas de dos docenas), 
en parte con cita de autores chilenos que han usado las voces; 
a menudo oponiendo autores castellanos que usan palabras dis- 
tintas. El autor considera como castellanas solamente las voces 
rejistradas en el Diccionario de la Real Academia, i está incli- 
nado a criticar las que no están. xAhora figura, por ejemplo, en 
el Dice. Ac. la voz Iloíca como equivalente de pardillo o pecJiico- 
lorado. 

En Chile hoi se dice comunmente loica o llóica, forma que el 
autor considera como "corrupción n de Iloíca. Pero es induda- 
ble que la palabra ¿loica solo figura en el Dice. Ac. por encon- 
trarse en Alonso de Ovalle. 

Amunátegui mismo cita el párrafo correspondiente: "Los 
pájaros que llaman los indios //í?zV/7j... llaman los españoles 
estos pájaros pecJdcolorados, porque no hai grana ni escarlata 
que llegue a la fineza del rojo de su pecho.n 

No me cabe la menor duda que el nombre Iloíca realmente 
es desconocido en España; la descripción académica dada bajo 
la voz pardillo es, o deberla ser, la del f)ájarito europeo ErytJia- 
cus rubrciila, que er. bastante diferente de la loica chilena { Lcis- 
tes americatius, según G.W, Zoo!. I, 350, véase la descripción). 
Según FerrÉS loyca o lloyca, son nombres araucanos. El acento 
¡loica será simplemente una invención académica de 1S84, como 
gjiechúa. 

Baste este ejemplo para probar que en cuanto a denominación 
de objetos de historia natural no hai que fiarse de la Academia, 
ni menos cambiar voces chilenas lejítimas por castellanas que 
significan objetos diversos. También en la voz cachanlahua llei^a 
el autor a la conclusión de que la forma estropeada que está 
en el Diccionario Académico es preferible a la lejítima chilena. 



(i) Santiago de Chile, Imprenta Cervantes, 1S94. 312 pájs. 
(2) Santiago de Chile, Imprenta Cervantes, tSoñ. 336 pájs. 



bibliografía crítica, chile 65 

De tal manera, si bien no podemos aceptarlas conclusiones a 
que llega el autor en estos i algunos otros casos, las numerosas 
citas de su libro traen un material útil e interesante. Por lo de- 
mas, no hai que decir que la parte principal de los libros se 
ocupa en voces de oríjen castellano i cuestiones de gramática. 

§ 75. Materiales mui importantes para nuestro propósito se 
encuentran en la Historia de la Civilización de Araucania, por 
Tomas Guevara (i), cuyo primer tomo es el compendio mas 
moderno i completo de lo que sabemos sobre los indios chile- 
nos. Particularmente la lista de 134 voces derivadas del mapu- 
che que se usan en la frontera entre chilenos, enumeradas en 
las pájs. 163 a 168, con significado i a menudo con ctimolojía, 
es para unas cuantas voces mi única fuente. 

El mismo autor ha publicado una lista de chile^ni'^mos, en su 
libro IncorreccioJies del Castellano, Santiago de Chile 1894, 
pájs. 245 a 260. fundada esencialmente en Rodriguen. 

§ 76. El 30 de Mayo de 1902 se publicó en el número 5,658 
del diario El Chileno (año XXI) un artículo de un hombre sin 
estudios científicos, un simple tipógrafo, de nombre PEDRO 
X. VÁSQUEZ Ciudad, oriundo de la provincia de Maule, bajo 
el título Voces de mi tierra. El artículo contiene unas setenta 
voces, casi todas de oríjen indio, de las cuales con mucho la 
mayor parte no se habían publicado en ningún libro; unas quin- 
ce de ellas no figuraban todavía en mi colección i en muchas 
otras se mencionan acepciones o detalles interesantes que he te- 
nido que incorporar en mi obra. 

Escrito el artículo sin pretensiones literarias, pero con admi- 
rable espíritu de observación, puede recomendarse como verda- 
dero modelo en su especie. Ojalá que otros intelijentes hi- 
jos del pueblo tuvieran la idea de hablarnos así del lenguaje 
de "SU tierraM. Con tales trabajitos la filolojía i el folklore chi- 



(1) Obra premiada por la Facultad de Humanidades. 

Santiago, tomo I, Imprenta Cervantes 1898, 309 páj.: Antropolojia Arau- 
cana, tomo II, Imprenta Barcelona 1902, 672 páj.; Arauco Español, tomo III, 
ibid. 1903. 

DICCIONARIO 5 



66 DICCIONARIO ETJMOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 



leños ganarían mas que con muchos estudios literarios i grama- 
ticales de la antigua e>cue'a. 

El autor no habla de etimolojías ni tiene conocimientos de 
mapuche, pero t^u tino natural lo ha guiado perfectamente. 

§ 77. En Agosto del mismo año 1902 apareció el primer tra- 
bajo científico sobre el tema de mi libro: Estudios etimolójicos 
de las palabras de ortjen indíjena usadas en el lenguaje vulgar que 
se habla en Chile, por A. CaÑAS Pinochet. Actesde la Société 
Scientifique du Chili, tome XII (1902, premiére livraison) San- 
tiago, 69 [)ájs. 

Celebro tanto mas que la publicación de este trabajo ha\'a 
precedido a la mía porque su autor ya hace varios años me ha- 
bía presentado su colección de voces de oríjen indíjena i figu- 
raban en mis apuntes unas cuantas palabras con la sola auto- 
ridad del señor CaÑAS; ahora me es mas fácil asignarle honra- 
damente lo suyo. Anotaré en cada palabra i etimolojía si se 
encuentra en los Estudios etimolójicos a no ser que aparezcan en 
forma igual en otras publicaciones anteriores, i marcaré espe- 
cialmente aquellas cuya existencia no he podido comprobar 
personalmente. 

El señor CaÑAS que durante muchos años ha viajado por to- 
das partes de la Repúbh'ca i conoce a los indios i sus lenguas 
por contacto, ha recojido unas 450 palabras, fuera de unas cuan- 
tas inc(uporadas a última hora sobre la base del artículo del se- 
ñor VÁSQUEZ;de unas 380 mas o menos se dan las etimolojías, 
las que en jeneral son correctas. 

Es sensible solo que el señor CañaS no indique la compro- 
bación de la voz indíjena. A veces se contenta con decir "es pa- 
labra mapucheii o "del quichuan sin que me sea posible encon- 
trar la voz en los diccionarios correspondientes. Algunas voces 
mencionadas son de oríjen castellano. Las trataré en su lugar 
rectificando la etimolojía. 

La lista comprende un número considerable de voces de his- 
toria natural, sin aspirar a darlas todas sobre la base de los 
nombres vulgares apuntados por Gay. No se agregan citas de 
autores que han usado las palabras. Las pájs. 5 a 10 contienen 



BIBLIOGRAFÍA CRITICA 67 



"antecedentes históricoSf, f.b^ervaciones juiciosas, en jeneral, 
aunque no bastante completas. En las páj<. 56 a 57 se encuen- 
tran algunas anotacicnes s<,bre los cambios fonéticos sufridos 
por las palabras que pasaron del idioma indio al castellano, de- 
bidas al profesor de Estado, don Lfonidas BaniiKKAS Le 
BrUN, antiguo alumno mió, que muestran buen método. 

\^o<, Estudios etimoL jicos del señor Cañas son un trabajo 
serio, científico, que si bien encierra alguncjs errores, no contie- 
ne ninguno de los absurdcs que encontramos en los quicheis- 
mos del señor Barberena, o los nahuatlismos del señor Fe- 
RRAZ. Pc)dríamos felicitarnos si de todas las repúblicas hispano- 
americanas tuviéramos estudif-s parecidos. 

II. -SUD— AMÉRICA FUERA DE CHILE 

§ 78. Para comprobar la existencia de voces usadas en Chile 
fuera del recinto de la república, solo he acudidoa los diccionarios 
de provincialismos. Para la mayor parte de los paises americanos 
casi no tengo otras fuentes. Existen actualmente, en cuanto yo 
sepa, tales diccionarios para todos los paises menos el Paríiguai, 
Bolivia i Nicaragua. El Uruguai está incluido en el vocabu- 
lario Rioplatense. 

El valor de estos libros, cuya lista completa, o poco menos, 
se puede ver en la bibliografía de Echeverría, es mui desigual; 
omito aquellos trabajos que no me dieron motivo para citarlos. 
En cambio, he rejistrado con todo cuidado los libros enumera- 
dos en las pajinas que siguen, de modo que apenas se me ha- 
brán escapado palabras. Desgraciadamente, ninguna de estas 
obras comprende todo el vocabulario vulgar de su pais, de mo- 
do que si no puedo comprobar una palabra fuera de Chile, esto 
no significa que no exista. Al contrario, en muchos casos de que- 
chuismos es indudable que han de usarse en el norte de la Ar- 
jentina, en el Perú, el Ecuador i Bolivia o al menos en uno que 
otro de estos paises. 

Si no doi nada mas que la cita del autor con la pajina del 
libro, ha de entenderse que la misma voz que cito de Chile se 
usa mas o menos en el mismo significado. Si la forma o la sig* 



68 DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 

niñcacion de una palabra en el país estranjero es diferente, lo 
agrego en paréntesis o de una manera esplícita. 

H. — A rje ii ítna i Urng iiat 

§ 79. Vocabulario Rioplatense Razonado por don DANIEL 
Granada. Segunda edición correjida i considerablemente au- 
mentada. Montevideo, 1890,411 pájs. 

El libro, cuyo autor es español de nacimiento pero que ha 
sido secretario de la Universidad i catedrático en Montevideo, 
es uno de los mejores diccionarios de americanismos. El Pró- 
logo (hasta la páj. 63) da cuenta de la intención del autor de 
rejistrar los provincialismos i enumera la bibliografía de ias 
obras de antecesores que le han servido. El tono del libríj es 
serio, ias definiciones en jeneral razonables, aunque en los nu- 
merosos objetos de historia natura!, según ya lo observó JUAN 
Valera, cuyo juicio crítico precede a la obra, se echan de me- 
nos los equivalentes científicos. Los nombres de oríjen indio son 
mui numerosos i especialmente en los derivados del guaraní, se 
da a menudo la etiinolojía. Se han admitido muchas denomi- 
naciones jeográficas, que si bien son de cierta utilidad para el 
lector estranjero, abultan un tanto el libro, lo mismo que las 
citas de autores que a veces son demasiado largas. Pero estos 
son mas bien pequeños inconvenientes que defectos. El libro 
revela concienzudos estudios i un criterio sano. Aunque el autor 
tiene tendencias académicas no critica las palabras sino rejistra i 
define. 

La clasificación de los artículos según la idea espresada (pa- 
jinas 403 a 409) solo se divide en siete grupos demasiado va- 
gos, pero al menos permite ver con claridad cuántos nombres 
de plantas, cuántos de animales i cuántos términos i nombres 
propios jeográficos se han incorporado. 

Es de sentir solo que el autor haya omitido muchas palabras 
vulgares que talvez no se oyen entre la jente educada pero que 
sin embargo forman parte integrante del vocabulario arjen- 
tino. 

Cito simplemente Arfeníina, Granada, con indicación de la 



BIBLIOGRAFÍA CRÍTICA. ARJENl'lNA 69 



pajina. Se entiende que la ma)-or parte de las voces se usan 
también en el Uruguai. 

§ 80. Tesoro de catamarqueñismos: nombres de lugar i apelli- 
dos indios con etiniolojías i eslabones aislados de la lengua cacana 
por Samuel A. Lafone Quevedo. Buenos Aires, 1898. 

El autor es conocido por sus numerosas publicaciones acerca 
de los idiomas primitivos del noroeste i norte de la Arjantina. 
A estos intereses lingüísticos se debe también el Tesoro de vo- 
ces i nombres de la provincia de Catamarca, parte de la anti- 
gua provincia de Tucuman, limítrofe con la provincia chilena 
de Atacama. El autor busca en el lenguaje corriente i vulgar 
de esa rejion elementos de la lengua cacana, de la cual se sabe 
mui poco por testimonios directos. Atribuye por esto gran im- 
portancia a las esplicaciones etimolójicas, que naturalmente, 
en condiciones tan difíciles, dejan a menudo lugar a duda; ppro 
en las etimolojías del quechua jeiieralmente he podido aprobar 
su opinión. La rejion es de mui particular interés para mí asun- 
to, no solo porque la [)r()vinc¡a de Tucuman, como la de Cuyo 
(Mendoza, San Juan i San Luis) ha sido conquistada i coloni- 
zada desde Chile a cuyo dominio primitivo pertenecía, sino 
también porque supongo que ella es el eslabón que une a los 
mapuches con los demás pueblos sudamericanos. Arriesgo la 
hipótesis, i la espreso aquí por primera vez, de que los llama- 
dos araucanos en época prehistórica han entrado a Chile por 
ese camino que tomó también el primer conquistador castella- 
no, Almagro. Se verá que unas cuantas palabras chilenas de 
oríjcn mapuche, que por lo demás no puedo comprobar fuera de 
Chile, se hallan en el diccionario de Lafone. 

El Tesoro de Catamarqueñismos contiene materiales mui va- 
liosos. Solo es de sentir que a veces parece que falta la última 
mano a! trabajo, que se publicó en circunstancias difíciles pa- 
ra el autor en parte ya en 1894, pero solo cuatro años mas tar- 
de íntegro. En este tiempo el autor habrá a veces agregado no- 
tas i cambiado otras. Así se esplica que algunas voces quedan 
sin la debida esplicacion. 

A veces añade el autor mui interesantes observaciones sobre 



70 DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTKODUCCION 



!a^ diferencias dinlécticas entre las distintas provincias de la 
Arjentina. Ojalá que encuentre rjpfjrtuniJad para decir mas so- 
l)re la fonética i morfolojía del lenguaje vulgar de aquellas rc- 
jiones, que, según las muestras, ha de ser mui intcre-ante. 

Cito LaFONK coa indicación de la pajina; jeneralmente sin 
añadir espresainente que la voz es de Catamarca, si también se 
encuentra en Granada (i). 

b. — Perú 

% 81. Diccionario de Peruanismos. Ensayo filolójico. Po/'JUAX 
DE ArONA (-eudónimo por PEDRO PaZ SOLDAN i UnAxUE). 
Lima, 1883. LXV + 529 pajs. 

Iniciad') en 1861, continuado en periódicos limeños en 1871 
i 1S72, este trabaj ' solo salió en forma de libro en 18S3. La 
intrt)duccion contiene una bibliografía i observaciones jei^era 
les. Siendo el autor distinguido literato de vastos conocimien- 
tos, especialmente versado en ¡os historiadores de América, 
abundan las citas interesantes i etimolojías correctas del que- 
chua; eri otros artículos se estiende en amena charla, no siempre 
en favor de la claridad i precisión de lo esplicado. 

Así sucede que en las 518 [)ájinas del diccionario solo se 
rejistran 921 artículos que corresponden al objeto de la obra. 

(i) En 1900, con motivo de la esposicion de París apareció un libro inti- 
tulado El idioma nacional de los arjentinos por el doctor L. Abeillií. París 
Librairie Emile Bouillon, 434 pajinas. Es un libro delcual hai que precaverse 
no porque defienda una causa perdida — la cuestión de sí habrá o no en Amé- 
rica fo-macion de nuevos idiomas nacionales es mui delicada, pero de ningún 
modo puede resolverse de manera dogmática como lo hacen tanto Areille 
como su adversario Ernesto Ouezada— el libro no merece recomendarse 
por que, siendo escrito por un europeo, el autor es francés, está lleno de 
ciencia postiza. Llénanse largas pajinas con citas de fenómenos ITñgüístico's 
observados, por ejemplo, en latín i griego, que nada hacen al caso i que solo 
prueban la falta absoluta de criterio científico en el autor. En cambio éste 
parece desconocer el castellano antiguo i sabe mui poco del lenguaje de 
las demás repúblicas. 

El material está tomado esencialmente de las publicaciones gauchescas 
de la Arjentina No he encontrado ninguna palabra de orijen indio que no 
esté en Granada i Lafone. 



bibliografía critica, perú 71 

scj^jun el autor mismo lo dice en la mui interesante "clasifica- 
ción m dada en las últimas pajinas. 

De la misma se desprende que las voces derivadas del que- 
chua i aimará tratadas en la obra son 168, de otras lenguas 
americanas vienen 23 voces; los términos que llama el autor (his- 
panismos de América) son 14, los provincialismos criollos 331; 
voces adulteradas por los criollos en el sentido o la ortografía 
220, arcaísmos, provincialismos o neolojismos de España 85, etc. 
Esta clasificación, en jeneral mui bien hecha, prueba con cuánta 
detención el autor estudió sus propios materiales. Es lástima 
que no haya añadido también una clasificación ideolójica. 

Acerca de los quechuismos observa el autor que se hribrian 
tal vez triplicado si hubiera podido rejistrar todos los que se 
usan en el interior del Perú. Muchos de los mencionados no se 
usan en Lima sino solo en Arequipa. 

Cito Akona con indicación de la pajina. 

§ 82. Un folleto mui interesante i característico para la cues- 
tión de la admisión de voces americanas por parte de la Real 
Academia Española es el que publico en 1896 el distinguido 
literato peruano D. Ricardo Palma bajo el título Neolojismos 
i americanismos El autor pocos años antes, siendo miembro 
correspondiente de la Academia, habia tenido oportunidad de 
asistir a algunas sesiones de la ■. docta corporacion.i i habia lle- 
vado una lista de unas 300 palabras por cuya admisión en el 
iiléxicüM quería empeñarse. 

Luego tuvo que desistir de su propósito porque casi en to- 
dos los miembros encontró dura oposición. L' n tanto agriado, i 
con ra/.on, publicó su lista, con añadidura de mas de cuarenta 
voces nuevas entresacadas a las obras lexicográficas america- 
nas. Así resultaban unas cuatrocientas palabras usadas en va- 
rias repúblicas americanas que faltaban en el diccionario aca- 
démico. Al fin se añadió otra lista de '¡¡6 voces que también 
faltaban en la duodécima edición. 

Cuánta razón tenia Palma en no estar contento con la Aca- 
demia, lo prueba con claridad la última edición del diccionario 
académico del año 1889. He revisado las letras a,b,c, ch, com- 



v?i. 



72 DICCIONARIO El IMOLOJICO. INTRODUCCIÓN 

parando la lista de Pal.MA. Resulta que de 164 palabras pro- 
puestas se han aceptado 32. De la lista final se admitió la mi- 
tad de las voces, Pero éstas por la mayor parte no son ameri- 
canismos sino neolojismos como cocaína, colectividad, bieninten- 
cionado, etc., o voces antiguas castellanas. De tal manera faltan 
todavía en el léxico que quiere ser la norma del lenguaje el 
charqui i el choclo, el cablegrajna i el comité, ciclismo, educacio- 
nista, rudimentario, iniciativa, locatario i centenares, si no mi- 
llares, de otras palabras corrientes en la boca de mas hombres 
de lengua castellana que los que hai en España. Seria humo- 
rístico el criterio o mas bien la falta de criterio de la Acade- 
mia — si humorístico fuera ncastellanon, i ya que no lo es, diga- 
mos que es cómico... o ¡triste! 

Las palabras de oríjen indio que cita Palma no son nunca 
esclusivamente peruanas como las cita la Academia en chiicaro, 
chuquisa, guagua i otras aceptadas a última hora en el suple- 
mento. 

Cito Palma con indicación de la pajina. 

c. — Ecuador 

§ 83. Breve catálogo de errores en orden a la lengua i al len- 
guaje castellanos por P. F. CevaLLOS, académico correspondien- 
te de la Real Academia Española. Quinta edición. Ambato 
1880; 27 p.ijs. Introducción; 28-128 Breve catálogo de errores; 
129-207 algo sobre galicismos i breve catálogo de galicismos. 

El mismo título de la obra demuestra que el autor, estimado 
como historiador, es mui pedantesco nen orden a la lengua i 
al lenguaje castellanosn. Su libro contiene muchos materiales 
interesantes, pero con las voces provinciales ecuatorianas, por 
la mayor parte de oríjen quechua, se encuentran continuamente 
mezcladas especialidades de pronunciación vulgar que en gran 
parte se podrían mui bien esponer en observaciones jenerales 
i muchas correcciones de supuestas faltas como e\ji>te que ci- 
tamos en el Prólogo. El criterio lingüístico es ultra académico 
i mui a menudo enteramente falso como cuando se dice: Bra- 



bibliografía CKITirA. hCUADOR 



silero. Si tal se saca de Brasil ¿por qué no se saca también 
guayaquilero de Guayaquil? --Brasileño . 

En todos los países sud -americanos se dice brasilero, sin duda 
en imitación del nombre que el pueblo mismo se da en portu- 
gués ^rrtJz7¿íVí?. Con el criterio de Cevallos también los chilenos 
deberian llamarse chileños, porque esta forma, que nunca se usa 
ni se ha usado en Chile, es la que prefiere la Academia. En 
materia de tales denominaciones jcográficas no hai mas reglas 
que el uso, los santiagueses viven en Santiago de Compostela, 
los santiagueños en Santiago del Estero en la Arjentina, pero 
los habitantes de Santiago de Chile se llaman santiaguinos, i 
desde i<S99 tienen "el honorn de figurar así en el Diccionario 
Académico. 

En suma, el libro es valioso para quien sepa leerlo, pero 
para el propósito que tenia el autor no servia. Una gran parte 
de las incorrecciones correjidas s(>n tan graves para jente de 
mediana cultura que no las cometeráu sino los que tampoco 
son capaces de consultar un libro; ademas la espresion que se 
da a las rectificaciones es a menudo poco clara, sobre todo a 
causa de las bromas de gusto dudoso con que el autor se burla 
de los ignorantes. Los quechuismos del Ecuador son a menudo 
los mismos que encontramos también en Chile, pero cuya exis- 
tencia en el Perú no se [)uede comprobar con los libros existen- 
tes o que realmente allí no se usan. 

Cito CevaLLO.S, con indicación de la pajina. 



§ 84. Consultas al Diccionario de la Lengua. (Lo que falta 
en el Vocabulario académico i que sobra en el de los tcuato- 
rianismos, quichuismos, barbarismos, etc.) Por CARLOS R. To- 
RAR. Quito 1900. XV + 493 pajinas -I- una lista de erratas. 

Este diccionario de quíteñismos fué preparado i principió a 
salir ya hace unos diez años. Su autor, distinguido literato i 
diplomático ecuatoriano peca por cierto exceso de escrupulosi- 
dad; pues dice que ha ido suprimiendo artículos a medida que 
descubrió la misma crítica en CUERVO i otros autores. 

Mejor hubiera sido no suprimir nada sino que solo hubiera 



74 DICCIONAKIO K riMOLÓjlCO. INIKOUUCCiON 



añadi k) que la misma palabra se halla criticada también en tal 
otro libro 

En jeneral, según mi modo de ver, habria sido mejor no cri- 
ticar tanto, sino esponer el uso con claiidad, 

En vez de las citas de autores españ(-»les que solo comprue- 
ban los signicados que están en el Diccionario Académico el fi- 
lólogo preferiria la cita de un pasaje que mostrara el uso dia- 
léctico de Quito. A causa de numerosas digresiones (p. ej. bajo 
la voz chaqjdüan - ^Qnátro, se ocu()a una pajina entera en quejas 
sobre la falta de ferrocarriles i la abundancia de revolucijnes 
en el Ecuador) el libro salió bastante abultado aunque, según 
el índice alfabético agregado en las últimas pajinas, solóse tra- 
tan unas mil voces i variantes. 

El criterio del autor es académico; voces bajas faltan por 
completo. 

Con todo, el libro, que también da cabida a voces pertene- 
cientes a la historia natural, está hecho con mucho cuidado i 
conti'jnc útiles materiales para el estudio filolojico del lenjuaje 
de Quito. Las etimolojías del quechua son mui importantes por- 
que el autor conoce esta lengua por el uso en el dialecto de 
Pichincha (es decir, la rejion en que está la ciudad de Quito), 

Ciio Tobar, con indicación de la [)ájina. 

d. — Colombia. 

§ 85. Apuntaciones Críticas sobre el Lenguaje Bogotano por 
Rufino José Cuervo, cuarta edición notablemente aumenta- 
da. Chartrcs 1885, XXXIX + 570 pajinas. 

No necesito decir nada sobre la obra del único filólogo his- 
pano-americano que es reconocido i citado como autoridad no 
solo por los literatos espafv^lcs i americanos sino por todos los 
romanistas europeos entre quienes ha sentado plaza. Su fama 
justamente fundada desde la aparición del libro que nos ocupa 
se ha acrecentado con cada nueva publicación, entre las que 
solo está el grandioso torso del Diccionario de Rijiínen, sus 
Notas a la gramática de Bello, sino también sus espléndidas 
Disquisiciones sobre antigua ortografía i pronunciación castella- 



Blr.LIOGRAFIA CRÍTICA. COLOMBIA 



ñas (i) i sus nutriilos artículos sobre Los casos t'iiclíticos i proclí- 
ticos del pronombre de tercera persona en casíeí/ttno (2); Las se- 
gundas personas de plural en la conjugación castellana (3) i el 
ya citado citado artículo sobre El castellano en Amerita (4). 
Este último es, según comunicaciones privadas del autor, en 
su fondo es parte de la introducción de la nueva edición de las 
Apuntaciones que el autor está preparando i (jue será "libro del 
todo diferente, destinado a representar la evolución del habla 
popular en Es[jaña i en América i sus relaciones con el len- 
guaje literarioii. Cuando aparezca este trabajo se cambiará de 
un dia al olro el aspecto de la filolojía hispano-americana. La 
ciencia estará de piácennes, pero cierta clase de l.tcratos i gra- 
máticos verán cijn desagrado que irremisiblemente han perdidc' 
el mejor de los suyos. 

Pues, })ara quien conozca todas las obras arriba mencionadas 
de Cuervo, no es un misterio que en !os años trascurridos des- 
de 1885 el autor ha pasado por ima evolución completa. 

Ya con la segunda edición (de T876) en la mano dccia JUAN 
Di: xAkona en la Bibliografía del "])iccionario de Pcruanis- 
nio-<ii que en ias (Apuntaciones) niateriam superat opus, es decir 
que para solo hacer la crítica literaria del lenguaje bogotano 
habría en el libro una abundancia sorprendente de verdadera 
filolojía. 

Kn efecto, si el literato que gusta disputar sobre si tal tér- 
mino es castizo o no (lo que suele equivaler a si está en el 
Diccionario de la Academia) estrañaba las citas de tantos au- 
tores alemanes como Diez, Schleichei , L)0pp, Sckuchardt, Pott 
etc., de cuyas obras no alcanzaba a descifrar siquiera los títulos, 
el filólogo estraiiaba del mismo inoilo las citas tan frecuentes de 
autores clásicf)s castellanos hechas para comprobar el uso reco- 
nocido por todos los literatos, la importancia atribuida al dic- 
cionario 'loficia!-. i quizas a veces el ton>) burlón con que se cri- 
ticaban palabras i jiros que según la esposicion filolójica que se- 

\\) Publicado en la Rcvur. llispnnique, tomos II i V (Paris 1895 i 98) 

(2) Publicado en Roinatiia, tomo XXIV (Paris 1895) 

(3) Publicado en Roinania, tomo XXII. Paris 1893. 

(4) Bulleti^i Hispafüque, III ] V Cp. arriba páj. 19 ' 






Zt^: /^p' ^^C^>'^ac^ 



76 DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 

guia en nota ya no consideraba el autor como simples dispara- 
tes déla "plebe indoctau i "vicios de lenguajcn sino formas co- 
rrectas del castellano anteclásico o desarrollos especiales de la 
misma base que por otro camino dio la forma "castizan. 

Se veia todavía con toda claridad que R. J. Cu P:i<VO habia prin- 
cipiado su carrera filolójicalo mismo que t(jdos los demás litera- 
tos i gramáticos hispanoamericanos incluyendo al misir.o AN- 
DRÉS Bello, coino simples aficitniados i autodidactos, osa que 
no podia sorprender a nadie, ya que no habia ni hai ha->ta hoi, 
en cuanto yo sepa, ninguna Universidad ni establecimien'o pa- 
recido en la América Latina en que se enseñara filolojía romá- 
nica, con escepcion del Instituto Pedagójico de Chile (1). La 
diferencia característica era solamente que mientras los demás 
autores hispano-americanos que hemos de citar en esta biblio- 
grafía, ni siquiera todos saben latin ni menos griego, Cuervo no 
solo desde la niñez habia adquirido serias nociones en las len- 
guas clásicas, sino entre otrí^s conocimientos mas o menos úti- 
les para la filolojía romance poseía el de la lengua alemana, re- 
quisito hoi en dia casi indispensable para los estudios filoló- 
jicos. 

Con estos antecedentes i su infatigable laboriosidad, ya no 
hubo dificultades para don Rufino José Cuervo i sus últimos 
trabajos lo muestran como colaborador de la Romanía i otras 
revistas científicas acce><ibles solo a los filólogos de profesii^n. En 
el dia no es arriesgado decir que no habrá persona viva que co- 
nozca comoCuervo el castellano de Kspaña al través de los siglos 
i el de América en todas las dilatadas rejiones del Nuevo Con- 
tinente. Bien se comprenderá después de lo dicho que la nueva 
edición de las Apuntaciones será para los romanistas europeos 
la revelación de un nuevo mundo científico. Hagamos votos por- 
que el benemérito autor, la mas alta gloria filolójica de la Amé- 
rica Latina, goce de buena salud para terminar cuanto antes su 
grande obra. 

Las Apuntaciones críticas tratan en ocho capítulos del des- 

(i) Aun en España solo desde unos pocos años existe una cátedra de 
filoloiia castellana, la de Madrid, dignaoiente servida por el romanista don 
Ramón Menéndez Pidal. 



niBLlOGRAFIA CRITICA. VENEZUELA 77 



arrollo de la fonética, morfolojía i sintaxis del castellano de Bo- 
gotá; el noveno se ocupa en la semasiolojía (el desarrollo de 
los significados), el décimo en las alteraciones i creaciones nue- 
vas de los elementos castellanos i solo el undécimo capítulo 
trata en i8 pajinas de las vi)ces indíjenas o arbitrarias. Cito 
simplemente CUERVO con indicación de la pajina (según la 
edición de 1885;. 

§ 86. Diccionario Abreviado de Galicismos, Provincialismos i 
correcciones del len^naje, con trescientas notas esplicaiivas por 
Rafael Uribe U. Medellin 1887. LXIV f 310 pájs. a dos 
Cíjlumnas diccioriario + 68 pájs. líotas. 

El objeto del autor ha sido hacer accesible en un libro cómo- 
do, todo lo que sobre corrección del lenguaje se encuentra en 
los libros mas famosos que tratan de la materia, como Cafm.^- 
NV, Arte de traducir^ BAR ALT, Diccionario de Galicisnws, Q.\:¡V.K- 
\'0, Apuntaciones, OreixANA, Cizaña del lengua>e, BELLO, Gra- 
mática, etc. Hai que confesar que el autor logró su propósito 
de una manera bastante completa. La introducción trata de 
cuestiones jenerales i de los principales • vicios de lenguaje. 1 en 
fonética i morfolojía, breve pero razonablemente. El Dicciona- 
rio es uno de los mas completos, pero contiene como el de Or- 
túzar gran número de correcciones que solo se refieren a la 
fonética. Citado Uribe con indicación de la pajina. 

e. — Venezuela 

§87. El castellano en Venezuela. Estudio crítico por ]'\JlAO 
CalCAÑO. Caracas, 1 897. 
XVIII + 707 pájs. 

El libro es un pobre remedo de la obra de Cuervo; el autor 
se confunde a cada paso con su sabiduría postiza i con sus lati- 
nes que solo a otros que saben aun menos de filolojía pueden 
hacer impresión. Seria menos desagradable la lectura del libro 
si no se viera que el autor está mui convencido de su valor 
propio. Como varios otros lexicógrafos i gramáticos aprendió 
en Cuervo el tono burlón para con los que hablan "maln olvi- 



78 DICCIONARIO hTIMOLOJlCO. INTRODUCCIÓN 

dando aquel adajio latinrj que reza qiiod licet Jovi,vXc.. El res- 
peto para con la Real Acadeinia se convierte en abierta adu- 
lación. 

Cf>n mfitivo de ctimolojías dice (páj. 398): 
"Nada tan acertado i digno de alabanza como el •^abio inten- 
to de la Real Academia Españolaft. .. i páj. 399: "Aventuradi; e 
injusto es hacer responsable al ilustre senado español de los 
errores etimolójicos que contenga el Diccii nario de la Lengua, 
porque en labor tan ardua, i en que a las veces es no scilo difí- 
cil sino imposible, por falta de comprobación, la seguridad del 
acierto, los académicos españoles se han limitado cr>n prudente 
sabiduría, en todos los casos no comprobados, a dar las ctimo- 
lojías aceptadas por los mas calificados etimólogos europeos i 
americanos..! Si fuera verdad lo que dice el Sr. CaLCAÑo, en 
realidad no habría que criticar con demasiada severidad a la 
Academia. Cuando en 1876 la ;'\cademia reso'vió incluir en la 
duodécima edición, que solo salió a luz en 1885, "las etimolojías 
qufe no diesen lugar a duda o contrf)versia,ri tenia el deber de 
informarse sobre los estudios etimolójicos que ya existían. Ahí 
estaba desde 1853 la primera edición del fundamental Dicciona- 
rio etimolójico de las Lenguas románicas por FEDERICO DiLZ ( i), 
desde 1869 la tercera edición de la misma obra; al fin, si no 
hubiera habido ningún académico que supiera leer la obra del 
alemán DiEZ, ahí estaba desde 1881 la segunda edición del 
Diccionario etimolójico de la lengua castellana del académico 
Pedro Felipe Monlau, mui enmendada por su hijo José 
MoNLAU quien aun había estractado a DiEZ, Dozy-Enget.- 
MANN, LlTTRÉ, SCHELER i otros. Esta obra aunque todavía a 
menudo deficiente al menos ya estaba a mucho mayor altura 
que las etimolojías que vieron la luz en el Diccionario de 'a 
Academia. 

La ignorancia de los principios científicos en este libro es 



(i) El apellido de este autor alemán se pronuncia dils, con zlarga, i no 
tiene la menor relación con el castellano Diez; ni menos éste es descendien- 
te de una familia española, como lo dice el Diccionario Jeneral de la lengua 
castellana, por Vélez de Aragón. i8qi, páj. 2265. 



BIBLIOGRAFÍA CRl'IlCX. VHNtZUELA . 79 



tan completa que cualquier estudiante de filolojía románica 
puede correjir centenares de disparates. 

En la advertencia de la edición I2.>^se decia "si filólogos espa- 
ñoles o estranjcros hicieran acerca de esta peligrosa labor útiles 
observaciones, la Academia se complacería en aprovecharlas". 

Pero la última edición muestra solo pocas de las gravísimas 
faltas de la anterior correjidas i a veces es peor que ésa. Es 
evidente que el padre FlDEL FiTA, a quien en la última adver- 
tencia se dan las gracias por su "constante i fructuosa labor en 
la Comisión de Etimolojias" no está mui enterado de la filolo- 
jía. En toda otra ciencia seria manifiesta la ridiculez de una 
publicación que simplemente ignorara los adelantos científicos 
de medio siglo. No sé por qué habría de tener una posición 
escepcional la filolojía castellana. 

El capítulo VII del libro de CalcaÑO se ocupa en criticar 
algunas etimolojías que el autor cree desacertadas "i entre las 
cuales las hai que son erróneamente aceptadas como america- 
nas". En verdad, algunas de las etimolojías atacadas son falsas, 
pero mas desacertadas son las que propone CalCAXO. 

Las lenguas del orbe entero, no solo el latín, griego, árabe, 
sánscrito i algunas lenguas americanas, sino malayo, kawi, da- 
yak, malgacho, mongol, gótico, céltico, vascuence aparecen en 
sabrosa mazamorra. 

Así macana, que la Academia equivocadamente deriva del 
mej. macuaJiiiitl, según CalcaÑO viene del latín machina; ca- 
cique, Ac. "VOZ caribe", correcto, CalcaÑO: árabe xeque ( = cast. 
jeque <C ár. sheikh); piraJiua, Ac. "voz caribe", correcto; CAL- 
CAÑO: <; javanés práJiu; ají, voz caribe; Ac. sin etimolojía; 
CalcaÑO relaciona con una palabra malaya axic/i, especie de 
sanguijuela, i cast. antiguo haxixa, hierba inebriativa, i una 
frutilla roja del África llamada haaxi que "sín^duda" es la mis- 
ma planta! (i) Por este estilo sigue otra media docena de eti- 
molojías absurdas de voces americanas. 



(1) No sé cuál sea esta planta, pero seguramente no es el hashtsh, vuz 
que se aplica a la planta seca de Canabis indica i la preparación narcótica 
sacada de la misma. La Academia introdujo en la 13.» ed. la voz haxix, la 



8o DICCIONARIO ETI.MOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 

Después de declarar en el § 588 que "no solo en las etimo- 
lojías indíjenas de América, sino en las del propio castellaoo 
cometen fjrandes errores los mas sabios etimólogos" siguen mas 
de 40 j)ájinas con suspuestas correcciones de la Academia. En 
ellas lo tiuevo no es bueno i lo bueno no es nuevo. 

Afjarece a menudo ui)a lengua llamada "gótica", cuyas pala- 
bras por desgracia no conoció el venerable Ul filas. .Así según 
CalcaÑO bosque <C gótico boscJien {\)\ ames <^ gótico (!) har- 
nisch; balcón no del persa, como decia: Dice. Ac. ^- sino del 
gótico (!) halken. En efecto, es como 1(j corrije Dice. Ac. ^ •' 
introducido del italiano balcone i este viene del ]QX\x\?LX\\cobalko. 
Albergue del gótico (!) herbergJie (!), hostería del gótico (!) haus. 
Así sigue adelante. 

Como se ve, el gótico de Calca?sO, si no lo ha inventado, 
viene de fuente mui turbia; son formas de alemán moderno i de 
dialectos jermánicos. No vale la pena disputar mas. CaLCAÑO 
es digno émulo del "sabio" salvadoreño Harberena de quien 
hablarcMiios mas abajo. 

El capítulo IX del libro trata de un centenar de voces de 
oríjen americano, entre ellas gañía \ jaguar derivadas del que- 
chua! 

Re[)ito: la obra de CalcaÑO es un libro peligroso, especial- 
mente en la parte etimolójica, porque las palabras que cita a 
menudo no tienen existencia real i el autor no tiene idea de 
métodos filolójicos. 

Un índice alfabético de las palabras tratadas se encuentra al 
fin del libro i es de utilidad. 

Citado CalcaÑO con indicación de la pajina. 

^ 88. J^'cces nuevas en la letigua castellana. Glosario de 
voces, frases i acepciones usuales i que no constan en el Diccio- 
nario de la Academia^ edición duodécima. Admisión de estran je- 
ras. Rehabilitacio?i de anticuadas. Rectificaciones. Acentuación 



que naturalmente habria que leer haksiks; pero la .x corresponde a la sh 
árabe, valor igual a la .f antigua castellana. La palabra debe escribirse en 
cast. hashish o hasis a lo sumo hajij. 



BIBLIOGRAFÍA CK ÍTICA. VENEZUELA 8l 

prosódica. Venezolanismos. Por Baldomero RivoDÓ. París 
1889, XII + 299 pájs. 

El libro es recomendable i contiene fuera de las observacio- 
nes que se refieren al castellano literario en jeneral unas sesen- 
ta pajinas que tratan de venezolanismos. Desgraciadamente el 
autor no enumera las voces indíjenas "que se cuentan pnr mi- 
llares" porque su compatriota ArísTIDES Rojas está ocupado 
en la tarea de coleccionarlos. 

Es de lamentar que falte un índice alfabético. Es miii difícil 
averiguar si una palabra se encuentra en el libro o nó. Apenas 
si tendré ocasión de citar el libro. 

^ 89. ArÍ.STIDES Rojas imprimió primero en un periódico, 
después aparte, una Muestra de una obra inédita. Ensayo de 7in 
Diccionario -ie voca: los indíjenas de uso f recite ?iie en Venezuela. 
Caracas, 1887, 52 pájs. 

El autor dice que se propone publicar un libro que contendrá 
mas de mil vocablos indíjenas cuando se termine la impresión 
del Diccionario de ROQUE BARCIA, cuyas etimolf jías america- 
nas juzga insuficientes. La muestra, 24 palabras de las tres pri- 
meras letras del alfabeto, revela muchos conocimientos de los 
cronistas. El tono es s^rio i bastante científico. Es lástima que 
el libro no se haya publicado, i probablemente ya no se publi- 
cará ( I ). 



(i) El sur del Brasil, especialmente Rio Grande, ha aceptado muchas pala- 
bras castellanas de los paises vecinos. Estas pueden consultarse en el Dic- 
cionario de Vocablos Braziiciros del vizconde de Beaurepaike Rohan (Rio 
de Janeiro 1889. XlX-f 147 a dos columnas). Entre los diccionarios de ame- 
ricanismos este es el mas científico. No ha incluido todas las voces de his- 
toria natural; da solo las etimolojías que parecen razonables, i cita las fuen- 
tes de las palabras de guaraní o deorijen africano que menciona (aunque 
sin indicar las pajinas). A menudo se menciona la rejion a que pertenece 
la voz. Observaciones de fonética i morfolojia están con razón escluidas. 

Entre las obras citadas por el autor la mas importante para voces que pro- 
ceden de fuente hispano-americana es: Antonio Alvares Pereira Coruja; 
Collcc(¡ao devocabulos e phrases usados na provincia de S Pedro de Rio Gran- 
de do Sul. — Xa Revista do Instituto Histórico. 1851. Cito: Beaükepaire, 
con indicación de la pajina. 

DICCIONARIO 6 



82 DICCIONARIO ETIMOLÓílCO. INTRODUCCIÓN 



III. CENTRO-AMÉRICA 

a. — Costa Rica ' 

^ .90 Nahuatlismos de Costa Rica. — Ensayo lexicográfico acer- 
ca de las voces mejicanas que se hallan en el habla corriente de los 
costarricenses por JUAN FERNÁNDEZ Ferráz. San José de Cos- 
ía Rica 1892. LXXV-f 148 pájs. 

El autor, español de nacimiento, ha tenido la idea de estu- 
diar las palabras de Costa Rica que se derivan del náhuatl. Des- 
graciadamente, si en CalcaÑO teníamos que quejnrnos de la 
falta de todo método científico aquí vemos la locura convertida 
en método. En la páj VII de la Introducción se lee: 

"El Dictionnaire de la langue Náhuatl, de Rémi Simeón^ es la 
autoridad que me ha guiado en la etimolojía; mas ese monu- 
mento de lingüística no me daba las raices primarias, mera- 
mente fonéticas, silábicas o conceptivas, de las voces mejicanas, 
i he tenido entonces que hacer, sin obra ni persona que en ello 
pudieran auxiliarme, un trabajo de análisis que conceptúo nue- 
vo i casi orijinal mion. 

Esta descomposición de la lengua mejicana la espone el au- 
tor en su Introducción, mezclando elementos electivos de la 
gramática nahua con sílabas arregladas por el autor de una ma- 
nera que se escapa a toda crítica; en fin establece un sistema 
de raices imajinarias con significados caprichosos. Con estos 
elementos analiza las palabras que le parecen mejicanas i que 
en gran parte realmente lo son, pero muchas son derivadas de 
otras lenguas americanas o buenas castellanas. Aquí algunos 
ejemplos: 

*^ Chácara o í/wí^'í? — especie de injenio pequeño, donde la fa- 
milia del agricultor va a pasar solo la época de la molienda. 
Nos parece compuesto de /^ajfl;//- romperse, henderse una 
cosa -J- <:a//í=cara (errata por casa) i este es el sentido que la 
Academia le dan. La voz es quechua; véala en este diccionario. 

11 Jíz;«a/- pasta cocida de harina de maiz que se hace de mui 
diversas maneras.... Esta es una palabra de análisis sumamente 



bibliografía crítica, costa rica 83 

difícil, pero que creemos formada así: to, pronominal jenéri- 
co -\-at¿, Rgusi + ma/h' — prisionero (de tnaitl — mano + //^a vol- 
ver, tomar), pues el tamal se envuelve en tusas o en hojas de 
plátano, se ata en cruz con pita o fibra, i se echa así a cocer en 
la olían. 

La etimolojía estaría dada perfectamente citando a MOLIVA- 
tamalli pan de maíz envuelto en hojas i cocido en olla. — 
Sapienti sai! 

Cito el libro solo por el significado de las voces: FerraZ, con 
indicación de la pajina. 

§ 91. Diccionario de Barbarismos i Provincialismos de Costa 
Rica por CARLOS GagíNI. San José de Costa Rica 1893. VI 4- 
604+ 12 pájs. suplemento. 

Según se ve en el título, el libro sirve a propagar el lenguaje 
correcto, lo que en cuanto al Diccionario significa la crítica de 
las voces i significaciones que faltan en el Diccionario de la Aca- 
demia. Sin embargo el autor no sufre de la estrechez de miras 
que es tan frecuente en estos libros. Ha tratado de incorporar 
el mayor número posible de voces de historia natural. Los bar- 
barismos a menudo están correjidos con citas de autores clási- 
cos. Son numerosas las palabras en que solo se trata de cam- 
bios fonéticos, ya arcaísmos castellanos, ya provincialismos ame- 
ricanos; también se tratan algunas cuestiones gramaticales bajo 
capítulos como conjugación, superlativos, etc. Aunque natural- 
mente también se copian con frecuencia párrafos de libros aná- 
logos, especialmente de CUERVO el trabajo orijinal del autor 
es mui considerable. Es uno de los mejores libros de su clase. 

Cito G.AGINI con indicación de la pajina. 

b. — San Salvador 

§ 92. Quickeísmos. — Contribución al estudio del Folklore Ame- 
ricano, por el Dr. Santiago I. Barberena.— Primera serie. — 
San Salvador 1894. 323 pájs. 

El autor, abogado e injeniero, se ocupa desde algunos años 
en estudios lingüísticos americanos en particular en el quiche 



84 DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 

(un dialecto del maya; i el náhuatl. Los 359 artículos del libro 
en paite ya habian salido a luz en periódic(;s i sus estrafal^m«- 
teoiías ya han inspirado los nahuatlismos del Sr. "F^ETTraz. El 
autor, cuyo retrato adorna la segunda hoja de libro, termina su 
corto prólogo. II No pido induljencia, sino justicia, al que se to- 
me el trabajo de analizar este libro, porque lejos de arredrarme 
ia crítica imparcial, la deseo, porque así podré correjir en ulte- 
rior edición los defectos de que este libro adolezcan. Siento de- 
cir que me parece difícil correjir los defectos del libro, porque 
hiendo absurdo el [)rocedim¡ento etimcilójico del autor, absurdo 
es todo el libro. Aunque no se espone estensamente cómo fa- 
bricó el autor sus raices quichés con sus significados abstractos, 
se ve que en el fondo algún trabajo sobre las raices del sáns- 
crito (1) le ha pervertido el criterio. Peto si Ff,[<RAZ al menos 
en jeneral solo analiza voces del náhuatl con sus raices artifi- 
ciales, Bakbekena lo analiza todo i todo lo deriva del quiche- 
Aquí algunos ejemplos: 

Abur o agiir (el antiguo saludo español, probablemente deri- 
vado de. augHriu}n=agiíero). "Creo que la voz agur se compo- 
ne de estas d<^s raices quichés: ah (fuertemente aspirada la hj 
= "desearn, i //r="andar, venir preston; así es que aIi-{-ur^ 
ajur, i después agur significa literalmente "deseo vengas pres- 
toii, es decir "deseo volver a verte pronton (páj. 8). 

Agíia: "La palabra agua se deriva del latin aqua^ que no es 
mas que un compuesto de dos raices quichés: í2 = "agua.i, i qua 
= "fuente, manantialn; así es que rt-i-$'/M = " manantial de aguan 
i por metonimia el líquido mismo que mana de la fuentcn 
(páj. 1 1). 

Palta del quechua (véase la palabra en este diccionario) una 
fruta, Persea gratissivia, en (ÍQ\-\\xo--Siméx\z'A aguacate . "El voca- 
h\o palto o palta, empleado en el Perú i en Chile para designar 
el aguacate, alude también a las virtudes eréctiles del fruto ante- 
dicho: se compone de estas dos raices quichés: /a/, raiz árpale/i 



(i) Véase la interesante critica de estas raices, que nunca han tenido 
existencia real, en Wilhlem "Wuxdt, Volkerpsychologíe I, Die Sprache I 
547 i siguientes. 



BIBLIOGRAFÍA CRÍTICA. SALVADOR 85 

_,^ 

="levantHrii, i /6'='iayudar, serviru; así es que pa/ío = »Mrve 
para levantar. ....(páj. 13, nota). 

AjY. e\ pimiento Capsiaini anmiuní en Méjico i Salvador lla- 
mado chile. 

"Al cJiíle o pimiento americano se le da también el nombre 
de ají. Esta voz pertenece al estinguido idioma de los aboríje- 
nes de Haití, que eran de la familia Maya-quiché (¿ — ?) i signi- 
fica i'los apetecidos o deseados pimientosn, 

"La palabra <?/'/ se compone de estas dos raices quichés: ah 
("«?/')= "desear, querern, e /i:="chileii (p. 15). 

Así sigue todo el libro. No hai lengua ni palabra que no se 
componga de raices quichés, así se analizan las voces castella- 
nas (vea Dice. Ac.) coche = corhzno, coco, cigarro, cacho, baquiano, 
cuja, chapetón, chapin, gariia, etc., i los vocablos de fuente ame- 
ricana (véase este diccionario) cóndor, coca, canoa, cancha, camo- 
te, cachimba, chácara, chancaca, chicha, chucaro, guanaco, gitano, etc., 
etc. En fin, todo lo que ataca con su escalpelo etimolójico, i lo 
corta en unas cuantas raices quichés aun la Lorelcy famosa 
por la poesía de Heinc. "El idioma quiche, que tantas analojías 
tiene con el antiguo jermano, suministra, en mi concepto, me- 
jor interpretación de ese vocablo: de /í7r= "adormecern, i dee/eg 
="dHr fin, acabarir; así es que /or + elego Loreley, equivale a 
"adormece (con sus cantos) para dar muerte (a los navcgantes):i 
páj. 188. ¡Ojalá que el autor no siga con otras series I 

Del foklore americano no se aprende nada en el libro; ni si- 
quiera las palabras que analiza se usan todas en San Salvador, 
sino, según se ve en las citas, el autor ha estractadi la literatura 
de americanismos para analizar todo lo que le parece bien. Sin 
embargo aprendemos algimos hechos sobre el lenguaje de su 
patria. Citado: Salvador, Barberena, con indicación de la pa- 
jina. 

c. — Honduras 

§ 93. Hondureñismos. — Vocabulario de los Provincialismos 
de Honduras por ALBERTO MembreñO. — Segunda edición 
correjida i aumentada, i con un apéndice que contiene vocabu- 



86 DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 

latios de los idiomas indíjenas de Honduras. Tegucigalpa 1897. 
XIV + 269 pájs. (de ellas 189 corresponden a los Hondureñis- 
mos, las demás al apéndice). 

Uiio de los mejor concebidos trabajcjs de la especie. 

El autor, aunque en el fondo de tendencias académicas, no 
critica sino traduce los provincialismos. 

PUn i objeto de la obra están claramente espuestos i mere- 
cen entera aprobación. El autor ha dado cabida a los nombres 
de historia natural en cuanto le ha sido posible esplicar i de- 
terminarlos. Las etimolojías del náhuatl se acompañan solo en 
los casos mas o menos seguros, las esplicacioncs se dan en for- 
ma concisa, sin charla inútil. Simples formas dialécticas i acen- 
tuacit>nt'S falsas se han escluido como es debido; pero seria 
deseable darlas a parte al menos en una forma p.irecida a la 
del libro de ECHEVERRÍA. 

El apéndice contiene vocabularios i otras noticias de siete 
lenguas indíjenas de Honduras, algunas de las cuales habian 
sido casi dc-conocidas antes. Así este apéndice es una muí va- 
liosa ctjntribucion a la filolojía americana. 

Cito: Honduras, MembreÑO, con indicación de pajina. 

d — Guatemala 

i^ 91. Vicios de Lenguaje. — Provinciaüsmos de Guatemala. — 
Estiuiio filolójico por ANTONIO B.vtres JÁUREGUI. Guatemala, 
1892, 560 pájs. 

En oposición al sobrio libro de MembreÑO en BÁTRES flo- 
recen las críticas burlonas i las citas literarias i estractos de la 
literatura de americanismos, pero, desgraciadamente, sin indi- 
car Con claridad a qué autor se debe tal o cual observación. 

Solo quien haya comparado, como yo lo he hecho, todas las 
obras citadas en las pajinas que preceden, sabe cuántas veces 
se trata de párrafos copiados. 

Con frecuencia en medio de las críticas olvida el autor la de- 
finición clara del significado i aun el orden alfabético de los 
artículos está arreglado con poco cuidado. Correcciones foné- 
ticas i gramaticales son frecuentes en medio del diccionario. 



BIULIOGRAFL^ CRITICV, MÉJICO 87 



Sin einb.-iríío el libro contiene materiales valiosos para el cono- 
cimiento del castellano americano i particularmente guate- 
malteco, aunque no son tantos como podria esperarse en vista 
de la estension del trabajo. 

Cito: Guatemala, BÁTREs, con indicación de pajina. 

e. — Méjico 

§95. Eufemio ^l^:^l)OZ.\ — Apuntes para unCatihgo Razo- 
fiado de ¡as palabras mejicanas introducidas al castellano. Méjico, 
Imprenta del Gobierno, 1872, 55 pájs. i) 

En una introduccicm el autor trata brevemente, pero con mu- 
cho tino i serids conocimientos las relaciones lingüísticas entre 
mej canos i castellanos desde la conquista; espone el sistema 
ortt'g áfico empleado por los misioneros especialmente Molina; 
revela buenos conocimientos de la ortografía i f jnética antigua 
castí'llanH i hnce juiciosas observaciones acerca de la pronun- 
ciación actual del castellano en Méjico. Fuera de las palabras 
del vocabulario literario i vulgar, que son unas trescientas, tra- 
ta un gran número de nombres jeográficos, mitolójicos e his- 
tóricos. Es lastima que autor tan bien preparado no haya, en 
cuanto yo sepa, podido continuar i ampliar sus estudios; pues 
éste es el único libro de proviucialism is americanos derivados 
de una lengua determinada que cump'e lo que promete i en las 
pocas pajinas contiene materiales mucho mas ricos i completos 
de lo que se esperaría. Citado: MENDOZA, con indicación de la 
pajina. 

§ 96. Diccionario de Mejicanismos. — Colección de locucio- 
nes i frases viciosas, con sus correspondientes críticas i co- 
rrecciones fundadas en autoridades de la lengua: máximas, re- 
franes, provincialismos i remoques populares de todos los Es- 
tados de la República Mejicana, por FÉLIX Ramos i Duarte, 
segunda edición, aumentada con un prólogo del distinguido 



íi) Parece que el trabajo fué publicado en una Revista de la Sociedad 
Mejicana de Jeoorafía i Estadística; no he podido consultar el libro sino 
en la biblioteca del señor Echeverría, quien me lo prestó por algún tiempo. 



88 DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 

filólogo don Ricardo Gómez, ¡ con un tercer suplemento de 
mas de 650 voces, en las que el autor hace importantes aclara- 
ciones i correcciones, i presenta etimolojías de sumo interés pa- 
ra la Lingüística Nacional. Méjico. Herrero Hcrnianos, Edito- 
res, 1898. 584 pájs. 

Según la nota de la pajina 544 la secunda edición es solo no- 
minal; es la primera con el Suplemento III que abarca las pa- 
jinas 545 a 584. 

El libro entero contiene unos 6,700 artículos d^ materia, va- 
lor i estension mui variables. Mientras los unos solo contienen 
supuestas rectificaciones académicas de veces i jiros corrientes 
en todas partes, i disertaciones etimolójicas sobie palabras pan- 
castellanas como amarrar (¡con largas citas de Covarrúbias!) 
los otros abarcan materiales mui abundantes s(jbre el lenguaje 
literario, familiar i aun vulgar de todos los Estados mejicanos 
que se refieren ya a la fonética, morfolojía i aun sintaxis, ya al 
// p diccionario. Merece especial alabanza que el autor agrega a ca- 
da voz o frase la n jion del país en que la observó i que tam- 
bién aclara con ejemplos i citas el uso criticado, i no solo la co- 
rrección. En las etimolojías mejicanas que en jeneral hacen 
buena impresit)n, falta casi siempre la coiiipnbacion de la voz 
india. Con todo, aunque el criterio literario i filolójico del autor 
no es mui elevado, el libro de RaMOS es una de las contribu- 
ciones mas valiosas al conocimiento del castellano americano i 
para el filólogo es una de las fuentes mas ricas. Citado: Méjico, 
Ramos, con indicación de pajina. 

f. — Cjiba 

% 97. Diccionario Provincial casi razonado de voces cubanas 
por don EsTÉBAN PlCHARDO, tercera edición, notablemente 
aumentada i correjida. Habana, 1862. XX -f 281 pájs. a do? 
columnas. 

Este libro se publicó por primera vez en 1836, i de consi- 
guiente es el mas antiguo de los diccionarios de provincialis- 
mos americanos. La segunda edición salió en 1849. Yo poseo 
la tercera, a ella se refieren mis citas. La cuarta, que habrá sido 



BIBLIOGRAFÍA CRÍTICA. CUBA 



la Última, vio la luz en 1875 i comprende unas cien pajinas mas 
que la tercera; solo la h-^ conocido en la biblioteca del señor 
Echeverría. Al néstor de los lexicógrafos americanos le corres- 
ponde el título honorífico de haber dado a la filolojía hispano- 
americana el trabajo que encierra e mayor caudal de ob^^erva- 
cion orijinal. Aunque la intención del autores también rectifi- 
car el castellano dialéctico de Cuba, sobre el cual hace mui in- 
teresantes observaciones en su Prólogo, nunca se pierde en crí- 
ticas literarias ni confunde la tarea del lexicógrafo con la del 
profesor de gramática. Las variantes fonéticas se encuentran en 
un suplemento que sigue al fin de cada letra en el título de 
"Voces corrompidasii. El reino natural de la isla está estudiado 
con mui particular esmero, dándose no solo las voces indíjenas 
sino también las castellanas con descripción detallada del obje- 
to i añadidura de los nombres científicos. A este resp -cto nin- 
gún trabajo posterior alcanza, ni con mucho, a Pichardo. Indi- 
caciones acerca de las costumbres del pais son frecuentes i todo 
esto se da en una forma concisa que evita todo lo su[jérfluo i 
toda charla amena que tanto abulta otros libros parecidos. Tam- 
poco ha cometido el error de tratar solo de palabras que no es- 
tuvieran en tal o cual diccionario, ni de perderse en la crítica de 
nimiedades como si es o no es castizo hablar de un terreno acci- 
dentado. En cambio Pichardo hace indicaciones como "fami- 
liar.., "vulgar.!, "Voz indíjena.i i es exacto en la clarificación 
gramatical, que en muchas obras falta por completo. En fin, 
de todos los diccionarios de americanismos, (prescindiendo de 
Beaurepaire-Rohan), es quizas el que deja la mas grata impre- 
sión al filólogo por su riqueza i precisión. 

Citado: Cuba, PlCHARDO, con indicación de la pajina que se 
refiere a la tercera edición, a no ser que se diga expresamente 
lo contrario (i). 

Listas jenerales de americanismos 
^ 98. En el quinto tomo del Diccionario jeográfico-histórico 



(i) E.xiste otro Diccionario Cubano moderno por José Micíuei, Ma- 
CÍAS, que según las citas de Ramos parece ser bastante estenso. No he po- 
dido conseguir este libro. 



90 DICCIONARIO ETIMOLOJICO. INTRODUCCIÓN 

de las Indias Occidentales o América... por ANTONIO DE AL- 
CEDO (Madrid 1789) se encuentra un » Vocabulayio de las Voces 
provinciales de la América usadas en el Diccionario jeográfico- 
histórico de ella, i de los nombres propios de plantas, aves i ani^ 
malesii 186 pajinas con numeración especial. Cito las palabras 
que se encuentran tratadas: ALCEDO, con indicación de la pa- 
jina. 
/ Al fin del cuarto tomo de la Historia [eneral i natural de las 

^ Indias, islas i tierra-firme del Mar Océano por GONZALO FER- 
NÁNDEZ DE Oviedo I Valdes publicado por la Real Acade- 
mia de la Historia (Madrid 1845) el editor don JOSÉ Amador 
DE LOS Ríos agrega una lista de las nVoces americanas em- 
pleadas por Oviedoii (pájs. 593 a 607) Cito to.las las voces men- 
ciíjnadas ahí que se usan en Chile, aunque no sean de oríjen 
indio. El editor da en paréntesis la lengua de la cual le parece 
que Oviedo deriva la palabra, pero por desgracia no indica las 
pajinas correspondientes, de maiiera qtie es difícil comprobar las 
definiciones i hai no pocos evidentes errores tanto en las defini- 
ciones como en la indicación de las lenguas primitivas, (jitado: 
Oviedo ap. (apéndice). 

Ortografía i Pronunciacioii 

^ 99 Para apreciar la ortografía i la pronunciación ds las 
palabras hispano-americanas de oríjen indio hai que tomar en 
cuenta primero el valor que los ctjnquistadores i los misio- 
neros atribuían a las letras castellanas; así se podrá averiguar 
el Significado de la ortografía que usaron al escribir las lenguas 
indíj'-nas, sea en conjunto i sistemáticamente en los tratados 
gramaticales i lexicográficos i en los libros de devoción, o sea 
oportunamente al apuntar voces aisladas en las crónicas. En 
segundo lugar es indispensable conocer la pronunciación caste- 
llana actual del bajo pueblo. 

Los detalles de esta investigación irán en la segunda parte 
de esta obra. Aquí se trata solo de dar un resumen que permi- 
ta apreciar la ortografía usada en el diccionario. 

La pronunciación castellana del siglo XVI conservaba los 






ORTOGRAFÍA I PRONUNCIACIÓN 9 1 

siguientes sonidos, en parte perdidos hoi en la pronunciación 
de la lengua literaria: 

h, sonido áfono fricativo producido por estrechez en la glo- 
tis, probablemente acompañado de ruidos fricativos producidos 
por acercamiento de la última parte del dorso de la lengua ha- 
cia el velo del paladar. 

El sonido provenia principalmente del debilitamiento de 
una/"inicial latina, i se escribía h. 

x(s/i) (i) sonido áfono fricativo dorso supra-alveolar (mas o 
menos parecido a la c/t francesa, sh inglesa, sci italiana). 

j\g (zk) el correspondiente sonido sonoro, escrito J o g (ante 
e, /j (parecido a la J francesa). 

c, c {Q) sonido áfono fricativo ápico-dental { = ík del ingles 
thük ). 

2 (o) el correspondiente sonido sonoro ( = //¿!dcl ingles íhaí). 

ss o ''S inicial (s), sonido áfono ápico-alveolar { = s inicial 
castellana^. 

s intervocal (z), sonido sonoro ápico-alveolar. ( =s o s inter- 
vocal del francés zóne, rose). 

§ 100 Hai algunas otras dificultades en la ortografía caste- 
llana del primer siglo de la conquista, que se es;jlican por el 
US') histórico (etimolójico) de ciertas letras i combinaciones de 
letras. Desgraciadamente si prescindo de las reimpresiones di- 
plomáticas de obras lingüísticas hechas por JULIO Platzmann, 
i de algunas obras de Valdivia editadas por J. T. MEDINA, 
no he tenido a la vista ninguna publicación americana de los 
primeros siglos en su ortografía orijinal. 

Es un abuso, científicamente imperdonable, que todos los 
cronistas i libros antiguos de Chile (iguales en eso a casi todas 
las publicaciones españolas) se hayan reimpreso, i aun publi- 
cado por primera i única vez en ortografía modernizada. Vi-rdad 
es (|ue en jeneral se ha respetado la ortografía orijinal de los 
nombres propíos i quizas a menudo la de las voces exóticas de 



(í) Uso este signo porque faltan en las imprentas del pais los signos de 
la trascripción fonética de la Asociación Fonética Internacional, sh= 



DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTRODIJCCION 



oríjen americano; pero no hai ninguna garantía. Mas, lo peor 
de todo son reimpresiones que aparentemente conservan la or- 
tografía (jrijinal, i por falta de conocimientos filolójicos la echan 
a perdc-r con jeneralizaciones i uniformaciones mal hechas. Un 
verdadero peligro para los incautos es en este respecto la edi- 
ción de Oviedo hecha por Amador dk los Ríos en que abun- 
dan las X i c imposibles en medio de las formas correctas. En 
vista de estas circunstancias me he resuelto a uniformar la or- 
tografía de todas las citas, con escepcion de las palabras de 
oríji-n indio, que doi en la forma en que las encuentro. Citas 
en forma orijinal, copiadas de ediciones fidedignas, van espe- 
cialmente marcadas por comillas. 



I 101. La ortografía moderna castellana, aunque fácilmen- 
te seria susceptible de mejoras (i), es bastante buena i cla- 
ra para evitar toda duda de interpretación, supuesto que se 
la aplique con cuidado. Desgraciadamente hai un caso en que 
la dificultad, o mas bien la puca comodidad de la ortografía ha 
causado inriunierables errores, 

§ 102. Me refiero a la escritura de la consonante 'jü muí 
frecuente en las lenguas americanas, que fonéticamente definida 
es una 21 consonatizada, o, una // con exajcracion de la estre- 
chez labial i mui particularmente de la estrechez dorso-velar. 
El uso de hecho vacila continuamente entre gu i hu; algunos 
gramáticos han propuesto la cuestión teórica i la han decidido 
con poca suerte. 

Rodríguez, en el prólogo de su Diccionario de Chilenismos 
aboga por la escritura gua^ pero hne, huí, con la razón de que 
esas escrituras prevalecen en castellano; en los siglos pasados 
la mayor parte de los cronistas querian escribir hica, güe, güi; 
pero no siendo constante el uso de la crema, resulta con suma 
frecuencia la escritura ambigua ^«í", ^;/í. 



(i) La forma en que la empleo es la de Bello, de uso oficial en Chile, e 
indudablemente preferible a la académica 



ORTOGRAFÍA hu 93 



Deseo justificar contra la razón aparente de Rodríguez mi 
decisión, que es escribir sin escepcion hu ante todas las Ittras, 
en voces americanas, con prescindencia de toda otra ortografía. 
El sonido de la u consonantizada (i), que fonéticamente se 
escribe con la íí' inglesa, habia sido la pronunciac¡<Mi normal de 
la z< latina al lado de vocal; latín uinos, qui, agua, guautos, se 
pronunciaba zuinos,kwr, akiva, kivantos. Al comienzo de la síla- 
ba el sonido pasó a r, que en castellano era consonante sonora 
fricativa bilabial, pero sin fricción dorso-velar. Cuando este cam- 
bio se habia verificado se presentó otra vez el mismo sonido a 
los españoles en boca de los jermanos: warjan, iverra, zvisa; nc 
pudiendo escribir en castellano uatir, uerra, uisa, que se habrían 
leido varir, verra, visa, i notando la fricción dorvo-velar come 
una articulación parecida a la de agua lat. agua, introdujeron 
los neolatinos en España como en Italia í Francia la escritura 
guarir, guerra, guisa. Probablemente hubo a la vez la particu- 
laridad fonética de que los españoles no podían protiuncíar la zo 
inicial, sin hacerla preceder de una consonante sonora fricativa 
que quizas aveces pasó a la verdadera esplosiva sont^ra^. En épo- 
camui antigua, anteriorprobablemente a losdocumentos propia- 
mente castellanos se suprimió el sonido de la %v después de to- 
da k, g seguidas de e, i; así todo gue, gui, llegó a significar ge,gi, 
en vez de give, gzi'i. 

Antes de a hubo también cierta tendencia de suprimir la H', 
pero mucho mas tarde, i nunca se llevó a cabo radicalmente. 
Así vemos que en el siglo XV^I vacila la pronunciación de qua 
entre la antigua ku' i la moderna ka (cp. cuasi o casi). 

Así existía en castellano el grupo ortográfico ^/ca con la pro- 
nunciación gzj^'a, pero habían desaparecido las pronunciaciones 
gwe, gwi. 

Sin embargo, también antes de la época de los documentos 
castellanos, se habia formado una nueva fuente para el sonido 
rt' ante ¿. La í? latina breve acentuada dio en castellano nor- 
malmente ue (cp. populutn^pueblo, bonuni^bueno). Inicial se 



(i) Es sabido que la diferencia ortográfica entre v i u como consonante ¡ 
vocal solo se hizo común en el siglo XVII. 



94 DICCIONARIO ETIMOI.ÓJICO. INTRODUCCIÓN 



escribía desde los primeros documentos a menudo, pero no 
siempre, hue por ue, hueso, huevo, huérfano, etc. La razón de 
esta // era puramente ortográfica; sin ella iieso, ueno, uérfano, 
se habrían leído veso, veno, vérfano. La Ji inicial era una señal 
segura de que la letra siguiente debía ser vocal (r). 

La pronunciación de esta u sin embargo no es la de pura vo- 
cal, sino de media vocal, o u consonantízada, i ella ha recibido 
desde antiguo, ya mas ya menos, la misma fricción dorso-velar 
que tenia la w jermánica. Por esto aparecen ortografías como 
güeso güevo, que apenas significan una pronunciación distinta 
de la normal. 

También la w de voces árabes pascante a jeneralmente digu 
( j). ej. algiiactr) ante e a hu ( alcahiiete). 

Con estos antecedentes no es estraño que los castellanos 
al encontrarse en América de nuevo con numerosísimas pala- 
bras que presentaban el sonido re, hayan vacilado, i que la ma- 
}-or/a de los cronistas escriban ^«(7,^//^ o hue,\gui o hui. El uso 
déla crema es raro antes del siglo XVIII i es incierto hasta los 
últimos decenios. 

Los misioneros, aquellos que estudiaban las lenguas ameri- 
canas en conjunto, desde los mas antiguos preferían en jeneral 
la escritura hua, hue, hui, como única manera segura de espresar 
los sonidos indios. Especialmente cuando la h aspirada de la 
lengua castellana se habia perdido en la pronunciación o sí la 
lengua índíjena no conocía el sonido de la h aspirada, no existía 
el menor inconveniente para usar hu como equivalente de zv. 

Propiamente bastaría escribir una sola // (uanaco, iiano) si no 
se quería emplear la letra jermánica w Kwano, wanaco). Escri- 
bir esta combinación con gna no conviene porque entonces el 
estranjero está espuesto a creer que estas palabras se pronun- 
cian con ^ oclusiva, sonido que en la mayor parte de las len- 



(i) Esta esplicacion ya la dio Nebrija en su Ortografía: si algunos gra- 
máticos han creido que la h en estos casos representaba un sonido conso- 
nante, aunque tenuísimo, estaban equivocados. ITna lijera fricción se oye 
porque la u se consonantiza antes de la vocal siguiente i pasa a ai lo mismo 
que / a y cp. rrrar-ycr^o comparado con senlir'sienio. 



ÜRIOGRAFÍA /', V. 95 

guas americanas importantes para nosotros (quechua, mapuche, 
náhuatl) no existe, (i) 

Si a esto agregamos que ante e, i la escritura gü con la cre- 
ma es mui incómoda, no queda ninguna razón en favor de un 
uso antiguo, por mas que corresponda a las casualidades del 
desarrollo del castellano i a la costumbre ortográfica de esta 
lengua. De lo contrario habría que aumentarlas reglas ortográ- 
ficas por una que dice "el sonido zu se escribe ^« ante a, hn 
ante ^, /, aunque la pronunciación es una misman (2). 

El que a veces, especialmente después de 71 aparezca en la 
pronunciación castellana una verdadera^ antes de la tí-, no al- 
tera nada; pues a pesar de todos los gramáticos este sonido no 
solo se oye en un-guanaco sino también en un-güeso, ii7i-gi¡evo 
aunque se escriba un hueso, un huevo. 

% 103. b, V. 

En el tiempo de la conquista existió todavía la b bilabial oclu- 
siva completa entre vocales, que a principios del siglo XVII 
se confundió con la bilabial fricativa (u oclusiva incompleta) v. 
Desde entonces la confusión entre b i v que en parte ya habia 
existido antes, se hace jeneral. Como en mapuche existe solo 
un sonido fricativo jeneralmente labio dental (que en algunos 
dialectos cambia por f) la escritura v es preferible, ya que b 
podria significar el sonido oclusivo enteramente desconocido 
en mapuche. Los misioneros siempre han usado v, aunque la 
escritura b se encuentra en Valdivia i Havestadt de vez en 
cuando. Según la antigua costumbre castellana los cronistas 
escriben a menudo b por v a! lado de las vocales o, u. 

Sin embargo, me parece mejor introducir la ¿'en todas partes 
como la ortografía mas racional, a no ser que se trate de pala- 
bras mui usadas que se han ya fijado en el uso con b como boldo. 



(i) En voces derivadas del guaraní que posee la ^ i cuando la pronun- 
ciación muestra una ^oclusiva indudable, como p.ej. en *qttiugua (por qui- 
nua), escribo ¿'M. 

(2) Como curiosidad de ortografía menciono que en el Dice. Ac.'-^ se 
puso la voz americana huaca con kua; las demás parecidas con gu (cp. gua- 
naco ., guano, guagua &\c.) 



gó DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 



^ 104. c, z, s. 

Los autores del siglo XVI, como ya lo dejé indicado mas 
arriba, distinguieron todavía cuatro sonidos, las dos consonan- 
tes dentales, la áfona i la sonora, i las dos alveolares, la áfona 
i la sonora. Pero desde el siglo XVII todos ellos se confunden 
en una sola consonante áfona cuya articulación varía un poce- 
de un pais al otro. En jeneral parece prevalecer la articulación 
ápico-alveolar; pero en Chile i la Arjentina se usa casi solamente 
una s articulada con la parte superif)r de la punta de la lengua 
contra la parte inferior de los alvéolos superiores, con partici- 
pación de los dientes. 

Pronunciindose en la España central dos sonidos, el uno 
ápico-alveolar s, el otro ápico-dental o interdental z; i no exis- 
tiendo hoi en ningún pais americano la articulación de la z cas- 
tellana, conviene escribir s en todas las palabras de oríjen ame- 
ricano, a no ser que haya alguna voz escrita desde el principio 
de la conquista con cose incorporada en el tesoro común de 
la lengua castellana i pronunciada en España con s. 

En mapuche hai solo mui pocas palabras con una articula- 
ción parecida a j", o mas bien z (porque el sonido es ápico-pos- 
dental). Conviene escribirlas con s porque el chileno no distin- 
gue este sonido de su s. 

En jeneral el indio chileno no conocia ninguna consonante 
igual R la s o z castellana i al aprender la lengua de los con- 
quistadores suprimió la s final de sílaba casi por completo, como 
lo hace hasta hoi todo chileno (i). 

§ 105. r, rr, tr. 

El indio chileno no conocia ni la r ni la rr del castellano, 
pero tenia, i tiene hasta hoi, un sonido parecido, que escribo 2. 
Es una fricativa relajada (con abertura grande) articulada con 
la punta de la lengua levantada contra la parte superior de los 
alveolos (ápico-supraalveolar) mui parecida a la ;' londinense 
en palabras como dri'de, groiv, dry, pero un poco mas fuerte. 



(t) No es aquí el lugar para entrar en los interesantisimos detalles de las 
sustituciones mutuas de sonidos indios i castellanos. 



FONÉnCA r, rr, fr, h, j 97 



El indio aprendió la r débil del castellano sin dificultad, pero 
sustituyó la rr fuerte inicial o media por su sonido de fuerte 
fricción, pero sin la vibración característica de la rr castellana. 

Existiendo en mapuche una consonante áfona esplosiva im- 
pura (es decir seguida de la fricativa correspondiente) ápico- 
supraalvoolar o ápico-prepalatal, escrita por EkurI^.S ///, por mí 
en los Estudios Araucanos t\ el indio sustituyó este sonido en 
vez de la combinación tr castellana. El sonido es ca'-i exacta- 
inente la tr del ingles de Londres de try, tree ( i). 

El castellano tomó el sonido mapuche ya por / ya por ir., do 
manera que muchas voces de oríjen indíjena vacilan hdsta hoi 
entre las dos formas. 

En cuanto a la pronunciación del castellano en Chile se pue- 
de notar que la z por rr (o r inicial) i la /' por //' todavía son 
los sonidos preferidos entre la jente de poca instrucción i no 
raros en todas las demás clases sociales. Pero se nota que entre 
la buena sociedad la /' i en menor grado la s pierden terreno. 
Ya muchas personas pronuncian solo /;- como en otros países, 
i no son muchos los alumnos de üceos que encuentran dificultad 
en pronunciar una rr vibrante. 

En el diccionario escribo simplemente r o rr i ir en confor- 
midad con la costumbre castellana. 

En el centro de Chile, entre los rios Choapa i Maule, se ha 
verificado un cambio fonético de la / ante consonante en r, que 
naturalmente también ha atacado las voces indíjcnas. Coloco, 
sin embargo, todas las palabras en el lugar correspondiente a 
la / i menciono la forma con r como variante dialéctica. 

^ 106. h, j. 

Existiendo en el castellano del siglo XVI una // aspirada, 
los gramáticos escribieron con este signo la consonante mas o 
menos igual que encontraron en algunas partes de América» 
por ejemplo mahiz, ha7:a, hamaca. En algunos ejemplos luego 

(i) Algunos autores, como por ejemplo Vásquez, han escríLo el sonido 
tch.^ lo que no tiene mucha ventaja sobre la notación tr; quizas seria aun 
preferible trr o tsh, pero en jeneral basta escribir ir, con tal que se tomen en 
cuenta las observaciones que acabo de hacer acerca de la articulación. 
DICCIOXARIO 7 



98 Diccionario RTiM(ji.ójifo. intkoduccioN 



se suprimió la Ji en la ortografía cuando se habia perdido su 
pronunciación (;//<^/2^ en otros se continúa hoi como signo orto- 
gráfico, sin pronunciarse en España i Chile (hamaca). Pero 
como la consonante aspirada // tanto la de oríjen castellano co- 
mo la americana, conseivó su pronunciación antigua en muchos 
paises americanos (lo mismo que en Andalucía) i como por otra 
parte la antigua sJi i zJi (escritas x '\ g oj) cambió su sonido por 
el de la jota moderna castellana (que en Andalucía i Centro 
Améi-ica coincidió con la h aspirada), en algunas voces se con- 
servó la aspiración antigua i se introdujo la ortografía j'Y/'<«í''<2 o 
jaba). 

Aunque en jeneral seria preferible no escribir ninguna letra 
muda se puede, en conformidad con la costumbre histórica, 
conservar la escritura con // cuando antiguamente se ha pro- 
nunc'x^áo ( hamaca, humita ), pero debe desterrarse toda // de 
puro lujo (u/e por hule). 

% 107. n, ng. 

Existe en mapuche un sonido que se ha conservado hasta 
hoi en pf)cas palabras chilenas en el Centro meridional i el Sur; 
es la nasal eorrespondiente a g, en trascripción u. El sonido 
existió siempre en castr^llano como normal de la n ante conso- 
nante dorso-pospalatal o velar /■, gjjhlanco, ganga, lonja). Esta 
nasal hoi es mui común en España en vez de toda ;/ final de 
palabra i en muchas )¡ finales de sílaba. Particularmente se ha 
hecho común en Méjico toda la América Central i gran parte 
de la América del Sur, pero con esclusion de Chile i la Repú- 
blica Arjentina. 

En Chile se habia conservado el uso del sonido indio n, en 
muchas palabras, quizas hasta fines del siglo XVIII; hoi vive 
solo en escasos restos dialécticos. Inicial lo conozco solo en la 
palabra nao, (antiguo ¿>íí/'/?/, es decir nadu) usada al Sur del 
Maule, entre vocales en Une por lingue i algunas palabras mas . 
Por lo demás el sonido ha sido sustituido por «, íí, m i aun por 
hii. Coloco la letra n en el alfabeto después de ñ. 

% 108. 11, y. 

Tanto el mapuche como el quechua i aimará conocen la //, 



ORTOGRAFÍA ;;, w^'-, //, v; d. 99 



en trascripción fonética ^, igual a la castellana (consonante so- 
nora dorso-supraalveolar oclusiva con abertura lateral). Esta 
articulación se ha trasformado en^' talvcz en la mayor parte 
de todos los pueblos hispano-americanos. Sin embargo en 
Chile solo el Centro, de Choapa a Maule, ha perdida la /, con- 
fundiéndola con .la/. Lo mismo ha sucedido en Chiloé. El 
Norte, el Centro meridional i e! Sur conservan la //. Escribo 
por esto // en todos los casos en que las lenguas indíjenas dan 
//. Es inadmisible escribir (con RoDKl(iUEZ) ¿•«jrtw/'a, cuando 
muchos chilenos todavía dicen c\'ax?ív^í'w\.^ callampa. 

§ 109. d intervocal. 

La d entre dos vocales ha ido debilitándose en castellano 
desde antes de la conquista. En l;is segundas personas del plu- 
ral en -achs, -edes. -ides ya estaba perdiéndose a fines del siglo 
XX'' i se perdió por completo hasta un siglo mas tarde. Pero en 
el lenguaje vulgar de Chile se ha perdido casi por comple- 
to (i); i aun en la conversación de la buena sociedad apenas 
queda un débil rosto de la articulación. Si conservo no obstan- 
te la letra en los participios en -ado, lo hago solo por razones 
literarias i por amor a la uniformidad de la escritura. Es claro 
que en palabras como aJiuasado nadie pronuncia la d. 

Escritura de las lenguas indias 

^ 110. No puedo tratar estensamente de la escritura i pro- 
nunciación de todas las lenguas americanas que de vez en cuan- 
do tendré que citar en las etimolojías: esplicaré lo indispensa- 
ble en cada caso aislado de las pocas voces haitianas, mejica- 
nas i guaraníes que han llegado hasta Chile. Aquí solo debo 
enumerar los sonidos especiales del mapuche i del quechua i 
aimará, con su varia escritura, según los autores. 

(i) Mas detalles sobre la pronunciación chilena pueden verse en mis 
publicaciones alemanas: Chücnische Studiai (en la Revista Phoiielische Stti- 
dien editada por W. VVftor tomos V i VI. 1892-3^ i Bcitraf^e zur Kninínis 
des Ameril:anü-spanischen (en el tomo XVII de la Zeitschrift für roinani- 
sche Phiblogie editada por GroEBEr). 



lÓO DICCIoNAHIf» KTIMOl/(|iCO, INTRODUCCIÓN 



^111 Mapuche 

Las obras antiguas que tratan de la lengua de los indios de 
Chile son las siguientes: 

1. Luis dis VAfJ)iV[A, A ríe i Gravtáticn ieneral de la lengua 
que corre en torio el Reino dt Cliile con un Tocahiilario i confesio- 
fiario... Lima, 1606. 

2. ]ii':KNARí)irs Han-KSTADT, CliHiJúii'n.sivc Res Chilenses... 
Monasterii Westphaliü-, 1777, dos tomos. 

3. Andrés FkbkP.s, Arte de ¡a lengua jeneral del reino de 
Cliile cor. nn vocabulario Jiispano-cliileno i un calepino chileno-his- 
pano, Lima, i7<")5. 

Las obras de Valdivia i íTavestai>T se han publicado en 
facsímile por D. Juí.io Flatzmann, Leipzig, en 1887 i 1883, 
rcs|)cctivamciite. 

La obra de Fkhri's no es rara en su edición orijinal, que es 
preferible a todas las demás ediciones; pero también se puede 
consultar en la reimpresión modernizada hecha por JUAN M. 
Larsen, Huellos Aires, "Gramática Araucanan, 1884, i "Dic- 
cif)nario Araucano- l^spañoln, 1882. Las ediciones de Santiago 
de Chile, 1846, arregladas por ANTONIO HERNÁNDEZ I Calza- 
da, "Giamática de la Lengua Chilenai-, "Diccionario chileno- 
his|)anoii i "Diccionario hispano-chileiiou son bastante distintas 
del orijinal; contienen en parte nuevos materiales recojirlos por 
1 1 ERNÁNDEZ, pero han suprimido muchas voces del orijinal 
por creerlas anticuadas, así que esta edición completa la pri- 
mitiva, pero no la reemjjlaza. 

]^a lengua de los itulios chilenos tiene solo pocos sonidos que 
eran estraños para los misioneros; los mas importantes, pres- 
cindiendo de variaciones dialécticas modernas, son los si- 
guientes: 

< //, una voral articulada con levantamiento de la lengua ha- 
cia el velo i los labios abiertos como para /; el sonido a veces 
se debilita en una vocal sorda 0. Los gramáticos entonces o es- 
criben // o no escriben nada. • ■ 

/' consonante esplosiva ápico-supraalveolar o ápico pre[)ala- 
tal átona seguida de la fricativa correspondiente. 

z' coiisonarite fricativa ápico-supraalveolar sonora. 



OKTüGUAirA INÜIA ■ lOt 



;/ consonante oclusiva dorso velar nasal sonora. 
q consonante fricativa dorso posjjalatal o dorso-velar, jenc- 
ralmente combinada con la //, cuya estrechez exajera. 

^ 112. Sinopsis ortográfica del mapuche 



F"on ético 


Valdivia 


llAVErilAlT 


FF.r.KK? 


il 


Ll ú 


Ú U 


il 


3 


11 u i — 


Í! 


il — 


t' 


t 


tch 


th 


z' 


r 


r 


r 



y g 9 g 

q ü ú gh 

Todas la^J denrirts letras, a, c, i, o, u, y, v (b ), hu (f i, c qu. t, p, 
n, ñ, m, 1, 1¡, tienen esencialmente el mismo sonido en mapuche 
que en castellano. La d mapuche es parecida a la lli del artícu- 
lo ingles the. 

\ 113. Quechua i Aimará. 

El quechua tiene en su pronunciación moderna de Cuzco, se- 
gún MiDDKNlíüKF, el siguiente sistema fonético: 

Vocales: ae i o u son esencialmente iguales a las castellanas. 

Consonantes: r, /, //, /, }n, n, ñ, s, j, tienen el mismo sonido 
como en castellano; /ui = zu también es sonido castellano: '/¿ es 
una aspiración como una fuerte k alemana; c (ante e . /escrito 
qu) es una esplosiva débil pero áfona dorso pospalatal; k es es- 
plosiva fuerte áfona dorso-velar; t esplosiva áfona ápico-dental 
(o alveolar?); p esplosiva áfona bilabial; ch esplosiva impura 
dorso supraalveolar, como la ck castellana. Estas esplosivas 
existen no .solamente como simples esplosivas, />, ^, í"/;, /í', sino 
también como aspiradas, seguidas de una fuerte aspiración /> , 
í'^,ch'^, k^, i como esplosivas con la glotis completamente cerrada 
emitidas por compresión del aire en la cavidad bucal. La vocal 
que las sigue principia solo un momento des[)ues de la espío- 



102 DlCCIONARlü ETlMOLÓJlCO. iNtKODTJCCION 



sion bucal con la esplosion de la glotis. MlDDENDOKF escribe 
estos sonidos p\ t\ ch\ k\ 

El aimará posee los mismos sonidos que el quechua, pero pa- 
rece que las articulaciones de las consonantes esplosivas i frica- 
tivas son aun mas enérjicas cjiíe eti quechua. Ademas hai una 
fricativa áfona dorso-velar que Middendorf cscribey . 

Las esplosivas aspiradas se escriben a veces (p. ej. en Keito- 
nio)/»//, X.7/, chh, etc., las esplosivas enérjicas con glotis cerrada 
espresan también por duplicación ít,pp,cch, etc. 

Por lo demás hai mucha incertidumbre en la notación de es- 
tos sonidos, causada, segiin parece, en parte por la poca fijeza 
de la pronunciación, en parte por errores i erratas. Para mayo- 
res detalles véa.se p. ej. Mll)l>KNl)OkF, Üie Aimará-sprachc p. 
50. i TscilUDl, Ütganismus der Khetshua-s{)rache, p. 126 a 18 1. 



AUTORES CITADOS 



Las notas que siguen no as[)iran a ser una descripción exac- 
ta bibliográfica de las obras consultadas, sino que sirven a dar 
los títulos completos de los libros citados en abreviación, jene- 
ralmente por el solo nombre del autor, no enumero aquí los li- 
bros que en el testo aparecen citados con título completo. 

En cambio añado en los cronistas de Indias algunos datos 
acerca de la época en que vivió o escribió cada autor. 

p:n los libros tratados en la bibliografía crítica agrego "Véa- 
se ^....1 refiriénd'jme a los §^ de la Introducci(jn de este libro. 

Las citas se dan con las pajinas de la edición que uso; solo 
el Diccionario de Kortixg lo cito según el número del artícu- 
lo en la primera edición. P^n obras de varios tomos, si no digo 
lo contrario, la cita se refiere al tomo primero. 

Alcedo = (Diccionario geográfico-histórico de las Indias 
Occidentales o América: por Antonio de Alcedo. Tomo V Ma- 
drid. 1789.) Apéndice. Vocabulario de las Voces Provinciales de 
la América usadas en el Diccionario Jeográfico-Histórico de 



AtrORKS CÍTADOS ÍÓ^ 



ella, i de los nombres jjropios de plantas, aves i animales. — i86 
pájs. con numeración especial. Véase ^ 98. 

Alv AKE7. ^ Fernarií/o A ¡vare :^ de Toledo: Puren indómito; 
edición hecha por D. Diego Barros Arana. Leipzig, 1862. 

El autor de t'ftta epopeya era andalii/,; lle^ó a Chile en 1583 i muño en 
Santiago a pfincipios del siglo XVII. 

AmunatEGUI= Borrones gramaticales por Miguel Luis 
Auiundtegui Reyes. Santiago de Chile. 1894. 

AI través dtl Diccionario i la Gramática por Miguel Luis 
Amundtegiti Reyes. Santiago de C^hile. 1895 --.Véase ^ 74. 

AkcjNA — Diccionario de Peruanismos. Ensayo filolójico. Por 
Juan de Arana (seudónimo por Pedro Paz Saldan i Unanne). 
Lima, 1883. — Véase ^81. 

Barba— Arte de los metales en que se enseña el verdadero 
beneficio de Itjs de oro y plata por azogue... compuesto por el 
licenciado Alvaro Alonso Barba, cura en la Imperial de Potosí. 
1637. — Reimpreso por el Real Tribunal de Minería. Lima, 18 17. 

BaKBERENA — Ouicheísmos. Contribución alestudiodel folk- 
lore americano por el Dr. Santiago J. Barberena. Primera se- 
rie. San Salvador. — ( 1894). — Véase ^ 92. 

Barros Arana = Historia Jeneral de Chile por Diego Ba- 
rros Arana. Santiago, 1884 a 1897. Quince tomos. 

Barro.s Grez, Huerf. = E1 Huérfano por Daniel Barros Gres. 
6 tomos, Santiago, Imprenta Gutenbcrg, 1881. (Novela de cos- 
tumbres.) 

Barros Grez, Voc. = La Academia político-literaria. (Nove- 
la de costumbres políticas) por Daniel Barros Grez. Apéndice: 
Vocabulario de las palabras i frases no castizas que figuran en 
esta obra. 69 pájs. con tiumeracion especial. 

BascuñAN = /'>a/¿¿:/jrc; Núfiezde Pineda i Bascnnan: ( auti- 
verio feliz i razón de las guerras dilatadas de Chile. 

Cal de Hist. ILL. 

Nació en Chillan, 1607. Cautivo en 162Q de Abril nasta Diciembre; toma 
parte en la defensa de Boroa después de 1665; orobernador de Valdivia, 1694, 
su libro terminado en 1673. cp. Barros A. Hist. de Chile, t. V, 418 nota. 

Batrf,s = Vicios de Lenguaje. Provincialismos de Guatema- 
la. Estudio filolójico por Antonio Jyatres Jduregni. Guateti;iala- 
1892.— Véase ^ 94. 



I04 DICCIONARIO RTIMOI.OJICO. INTRODUCCIÓN 



BelJ.o^- Obras cuín|jleta.s de ilon Andrés Bello. Edición he- 
cha bajo la dirección del Consejo de Instrucción Pública, en 
cuniplimicnto de la lei de 5 de setiembre de 1872. 

Vol. III. Fcjcsías Santiago de Chile, 1882. 

BkrT0N10 = Vocabulario de la Lenejua Aymara compuesto 
por el P. Lndovico Bertonio. Primera parte: castcllano-aymara. 
Segunda i)arte: Aymara- castellano. Edición facsimih'aria por 
Julio Platzmann. Leipzig. Teubner. 1879, 2 tomos. 

Blest Gana, Q-a\. — Blcst Gana Alberto: El ideal de un ca- 
lavera. Novela de costumbres, i:^ ed. Paris. Ch. Bouret, 1893. 
2 tomos 

Bl.K.ST Gana, Ww.^^ ídem: Martin Rivas. Novela de costum- 
bres político-sociales. Nueva edición. Paris. Ch. Bouret. 1884. 

Cabildo — PriiTier Libro de Actas del Cabildo de Santiago, lla- 
mado jenerahiiente Libro líecerro de 1541-1557. 

Col. de Hist. 763-622. 

CAr>CAÑO = El castellano en Venezuela. P^tudio crítico por 
Julio Calcaño. Caracas, 1897. — Véase ^ 87. 

Carvallo^ Descripción Histórico-jeográfica del Reino de 
Chile. Segunda parte, en que se presenta su descripción jeneral 
i particular, por don Vicente Carvallo Goyeneche. 

Col. de Hist. X. Stgo. 1876. 

El autor era capitán de dragones i vivió mucho tiempo entre los indios 
como comandante de Arauco i otros puntos de la frontera. Nació en Val- 
divia, 1740, huyó de Chile en 1792 i concluyó su liistoria en España. Murió, 
j8i6 en Buenos Aires. Cp. Barros Arana VII 544. La copia de! libro está 
muí mal hecha. 

CevaLLOS = Breve catálogo de errores en orden a la lengua í 
al lenguaje castellanos por /-*. F. Cevallos. Quinta edición. Am- 
bato 1 880. -Véase ^83. 

Cieza de LEuN = La crónica del Perú, i.* parte editada en 
Sevilla, 1553. (Bibl. de autores esp. por Rivadeneyra, tomo 26, 
páj. 349 i sig.) 

Col de Hist. = Colección de historiadores de Chile i docu- 
mentos relativos a la Historia Nacional. 24 tomos editados por 
diferentes autores i en distintas imprentas de Santiago en los 
anos de i86f hasta 1901. 



AUTORES CirAD05 I05 



Córdoba = Historia de Chile (1492-1717; \^(jk Pedro Córdoba 
i Figuetoa. 

Col. de Hist //, segunda parte. 329 pajinas. 

Nació en Concepción a fines del siglo XVll: escribió hasta 1751 o 1752. 
Muí pocas de sus noticias son de priujera mano. 

Cortés = Francisco Cortés Hojea: Viaje del ca[)itan Juan 
Ladrillero a! descubrimiento del Estrecho de Magallanes. 

En el Anuario Hidrográfico de la Marina de Chile (1S79). 
V 482-520. =:Gav. Doc. II. 55 i ss. 

El viaje tuvo lugar 155; n J558: el diario fué llevado por el escribano 
Miguel de Goicueta. 

CLrERVO= Apuntaciones críticas sobre el Lenguaje Bogota- 
no, por Rufino José Cuervo. Cuarta edición notabletncntc au- 
mentada. Chartres 18S5. — Véase § 85. 

6Vü//c7/=Chiloé (Rasguños acerca de su estado de ilustración, 
comercio, agricultura e industria, con algunos lijeros apuntes 
sobre ciertos usos i costumbres característicos del bajo pueblo) 
por N. N. N. Ancud. Lni^renta i encuademación de "El Aus- 
tralit. Año 1896. (El autor del libro se llama Darío Cavada. 
Cada vez que después del nombre Chiloé sigue el número de 
una pajina me refiero a este libro. Las palabras citadas de él 
se refieren todas a la isla misma o a su archipiélago.) 

Dice. Ac. '^ = Diccionario de la Lengua Castellana por la 
Real Academia Española. Duodécima edición. Madrid, 1884. 

Dice. Ac. 13 = El mismo. Décimatercia edición. Madrid, 1899. 

Diec. ZzV. = Novísimo Diccionario de Lengua castellana que 
comprende la liltima edición íntegra del publicado por la Real 
Academia Española i cerca de cien mil voces, acepciones, fra- 
ses i locuciones añadidas por una Sociedad de Literatos, aumen- 
tado, etc.. París, Garnier Hnos. 1892. 

Dice. Marít. £"j-/'. = Diccionario Marítimo Español,... por D. 
José de Lorenzo, D. Gonzalo de Murga i D. Martin Ferreiro. 
Madrid, 1864. 

Dozv-Engelmann = Glossaire des mots espagnols et portu- 
gais derives de l'arabe, par .^. Dozy et le Dr. W. H. Engehnann. 
Seconde Edition. Lcyde et Paris, 1869. 

Yá:\\^\'¿\<\ú\.. — Aníbal F,cJicvcr ría i Reyes. Voces usadas en 
Chile. Santiagíi, 1900. — Véase ^ 72. 



106 DICCIONARIO ETJMOLOjICO. IMTKOftÜCClON 



Eguii.AZ- Glosario etiniolójico de las l'alabras l^^spatiolas 
(castellanas, calalaiias, gallegas, mallDKiuinas, portuguesas, va- 
lencianas i vascongadas) de on'jeii nriental (árabe, hebreo, ma- 
layo, persa i turro) por don l.eopoldo de Eguilaz y Yangnas. 
Granada. 1886. 

EsPINüZA — Jeografía Descriptiva de la República de Chile... 
por Enrique Espinosa. Cuarta edición. Santiago de Chile, 1897, 

Est. .iy. — Estudios Araucanos. Materiales j>aía el estudio de 
la lejigua, la literatura i las costumbres de \os indios mapuche 
o araucanos. Diálogos vn cuatro dialectos, cuentos [)opulares, 
narraciones hist()ricas i descriptivas i cant(js de los indios de 
Chile en lengua mapuche, con traducción literal castellana por 
el Dr. I\0(/o//u Ixriz. (Publicados en los Anales de la Universi- 
dad de Chile, tomos X(AMI i sig.) Santiago de Chile, 1 895 a 
1897. En C'omisiun: C.W. Hiersemann. Leipzig. 

Eehri..s~ Arte de la lengua general del reyno de Chile. Con 
un diálogo chileno- hispano mui curioso: a que se añade la Doc- 
trina Christiana, esto es. Rezo, Catecismo, Coplas, Confesiona- 
rio y Pláticas; lo mas en Lengua Chilena y Castellana: y por fin 
un Vocabulario Hispano-Chileno, y un Calepino chileno-hís- 
pano mas copioso. Compuesto por el P. Andrés Febrcs Misio- 
nero de la Comp de Jesús. Año de 1764 con Licencia y en 
Lima, en la calle de la Encarnación. Año de 1765. (Nueva edi- 
ción textual del Calepino por Juan M. Larsen, Buenos Aires, 
1882 bajo el título: Diccionario araucano-español). 

F"eknandez = Nuevos chilenismos o catálogo de las voces no 
rejistradas en los diccionarios de Rodríguez i Ürtúzar recopila- 
das i definidas por Abraluiin Fernandez O. — Valparaíso, 1900. 
— Véase § 73. 

FERRAZ = Nahuatlismos de Costa Rica. Ensayo lexicográfico 
acerca de las voces mejicanas que se hallan en el habla co- 
rriente de los costarricenses por Juan Fernández Ferraz. — San 
José de Costa Rica. 1892. — Véase § 90. 

Fonck-Menendez, véase Menendez-Fonck. 

Fuentes = Diccionario Jeográfico Postal de la República de 
Chile por Fermín A. Fuentes L. Santiago de Chile. 1899. 

Ga(íINI = Diccionario do Rarbarismos i Provincialismos de 



AUTORES CITADOS I07 



Costa Rica por Carlos Gagiiii. — San J<^)sé de C'osta Rica, 1 893. 
— Véase §91. 

García = Diario de viaje i navcj^acion hechos prn- el P. /ose 
García, de la Coinpaiiía de Jesús, desde su misión de (.ayh'n 
en Chiloé hacia el Sur, en Vy> años 1766 i 1767. — P^ditado por 
Diego Barros Arana. Anales lic la Universidad de Chile, 1871; 

pájs. 35 [ a 379. 

Gav, Agr. = Historia física i política de Chile... \)o\ Claudio 
Gay. Paris i Musco de Santiago de Chile. Agricultura. 2 tomtjs, 
1862 i 1865. 

Gav, Doc.^Lo mismo. Documentos sobre la historia, la es- 
tadística i la jeografía. 2 tomos, 1846 i 1852. 

Gav, Bot. = Lo mismo. Botánica. 8 tomos, 1845 a 1852. 

Gav, Zool. — Lo mismo. Zoolojía. 8 tomos, 1847 a 1854. 

Gkkmain = P. Germaiii: Voyage d'Asuncion (Paraguay; a 
Moliendo (Pérou) par la Bolivie. Extrait des Actes de la So- 
cicté Scientitique du Chili. 5""^- livraison tome Vil. Santiago, 
1898. pájs. 256-296. 

Granada = Vocabulario Rioplatense Rnzonado por don 
Daniel Granada. Segunda edición correjida i considerablemen- 
te aumentada. Montevideo, 1890 —Véase ^ 79. 

Gomara = Francisco López de Gomara: Historia jeneral de 
las Indias. Biblioteca de Autores Españoles ed. Rivadeneyra. 
tomo XXH. Historiadores primitivos de Indias I pájs. 155 
a 294. 

VA autor naci(') en 15 10. 

G6'^GOl\\ = Alonso de Góngora Marnudejo: Historia de Chile. 

Col. de Hist II 1-2 1 2. 

Cp. Barros Arana II 43S i 278: llegó a Cliile en 1544: escribió, 1572 
a t575. 

GUKVARA — Historia de la Civilización de Araucania por 
Tomas Guevara. 3 tomos. 

1. Santiago 1898. Antropolojía araucana. 

n. it 1902. Arauco español. 

in. II 1902. Los araucanos i la república. 

Lista de voces indias usadas en castellano I 163 a 168. — Véase § 75. 

Havest.\üT = Chilidúg'u sive Res Chilenses ve! Descriptio 
Status tum naturalis, tum civilis, cum moralis Regni populique 



lo8 DICCIONARIO EIIMULÓJICO. INTRODUCCIÓN 



Cliiltnsis, ¡Dscrta siiis locis perfectae ad Chilensem l^ingiiam 

Manuductioiii opera sumptibus, periculisquc Bertiardi lln- 

vestadt. 1777 Monasterii Wcstphaliae. (Ediciofi facsiiiiilar \,ok 
Julio Platzmann. Lipsiae. 1883; ^ ^<^^'' tomos. > 

Herrera = Descripción de las Indias Occidentales. Histo- 
ria jeneral de los Hechos de los Castellanos en las islas i tierra 
firme del mar océano, escrita por Antonio de llerrcia, en 4 dé- 
cadas (1492 a 1 53 i). En Madrid, 1730. 

Cronista de Indias, 1596 a 1625, escribió, 1601-1615, 

Jesús — Memorias del Reino de Chile i de don Francisco 
Meneses por Vx-á\ JiKín de Jcsns María, Col. de Hist. XI 21-98. 

Escribió al rededor de ibb"] . 

Jotabeciie — Jotabeclíc. (J. f . Vallcjos). Colección de ar- 
tículos. Santiago, 1847. 

Juan i Ui^LüA = Noticias secretas de América sobre el es- 
tado naval, militar i ¡iolítico de los reinos del Perú i Provincias 
de Quito, costas de Nueva Granada i Chile... presentadas en 
informe secreto a S. M. C. el señor don Fernando VI, [jor don 
Jorje Juan^ i don Antonio de UUoa... sacadas a luz... por don 
David Bar ry. Londres, 1826. 

Juan i Ulloa ronnarun parte de la espedicion científica que en 1735 hi- 
cieron los astrónomos franceses God i n, Boiiger i la Condamine para medir 
un grado terrestre sobre el Ecuador. 

]\}\AY.'\: = Carlos Jnliet: P2sploracion científica |)racticada por 

orden del Supremo Gobierno... en el mar i costas de Chiloé i 
Llanquihue. 

Anales de la Univ. 39. (1871 p. 81 — 168). 

KÓRTlN'G = Lateinisch-roiuanisches Worterbuch von Gustav 
Kbrting. Paderborn. Schoningh., 1891. 

Lafone = Tesoro de Catamarqueilismos i nombres de lugar 
i apellidos indios con ctimolojías i eslabones aislados de la len- 
gua cacana por Samuel Lafone Qucvedo. Buenos Aires, 1898. 
— Véase § 80. 

LovERA = Crónica del Reino de Chile, escrita por el capitán 
Don Pedro Marino de Lovera... reducida a nuevo método i es- 
tilo por el padre Bartolojué de Escobar de la Comp. de Jesús. 

Mariñd de Lovera, gallego, poco ejercitado en escribir, murió, J59.J en 
Lima. Escubar arregló solo el estilo, poco después de la muerte del autor. 



AIITORFR riTAnos 109 



Col. (h Hist. VI páj. I -44 8. 

MALDf)NAl)0 ^ Estudios jeojrráficos é hidrográficos sobre 
Ciiiloé por Roberto Maldonndo C. Sanlia|:^o de Chile, 1897. 

Mf:dixa = Los aboríjenes de Chile \iox Josr Toribio Medina. 
Santiago. 1883. 

Mf,-M1!RK\0= Hondureñismos. Vorabularío de los l'rovin- 
cialismcs de Honduras '^c^x Alberto Mewbreño. Segunda edi- 
ción, correjida i aumentada, i con un apéndice que contiene vo- 
cabularios de los índiomas indíjcnas de Honduras. Tegucigal- 
pa. 1897. — Véase v^ 93. 

MknkNDEZ-Fonck-- Libro de los Diarios de l'"rai Francisro 
Menendcz.. . publicado i comentado por Francisco Fonck. 

I. Viajes a la cordillera. XXVH-f- 100 páj. Valparaíso, 1896. 

n. Viaje-s aNahuclhuapi XIX + 528 páj. Valparaíso, 1900. 

Menendcz escribió entre 1783 i 1794. 

Cito Menendez-I'^oncIv, si la palabra se encuentra en los 
orijínales de Menende/., i Fonck-Menendkz, sí se trata de los 
valiosos comentarios del Dr. Fonck. 

Mendoza — /í;//<7;//<^ "yIf^«(r/AC<7: Apuntes para un Catálogo 
Razonado de las palabras mejicanas introducidas al castellano. 
Méjico, Imprenta del Gobierno, 1872. 55 páj.— Véa.se ^ 95. 

MlDDENDORF^Worterbuch des Runa Simi oder der Kctshua- 
Sprache. linter l^eriicksichtigung der fiiiheren Werke nach 
eigcnen Studicn bearbcitet von IJr. F,. ll\ Middetidorf. Leipzig. 
Brockhaus, 1890. 

MiDDENDORF, Grain.— Das Runa Simi oder die Ketshna- 
Sprache, wie sie gegenwártig in der Provinz von Cusco ge- 
sprocheií wird... von Dr. F. /K il//¿iWf?w<3''í?;/. Leipzig, iUockhaus, 
1890. 

Molina, Oríg. = Compendio della Storia Geográfica, X'atu- 
rale,e Civile del Regno de Chile. Bologna 1776, 245 pajinas. 

Saggio sulla Storia Naturale del Chile del Signor abate Gio- 
vanni Ignacio Molina. Hologna r782, 367 pajinas. 

Mi)li;ia nació en 1740: era aun estudiante cuando en 1767 salió deCliile: 
murió en Italia en 1829. Muchas de las formas falsas de nombres de histo- 
ria natural chilena que cito de Molina, deben cargarse en cuenta a los tra- 
duitores. En los orijinales italianos se usa una escritura medio italiana i 
uiedio castellana. Como las ediciones italianas no estaban siempre a mi 



DICCIONARIO ICTIMíJl.OJirO. INTRODUCCIÓN 



c\ 



\ 



disposición no las cito sino en iiljíunos casos caracteristicos. Por lo demás, 
en Chile se estudia i cita a Molina siempre en la edición de la Col. de 
Hist.W. 

Molina, An. = Compendio de la Historia Jeográfica Natural 
¡ Civil del Reino íle Chile. Publicado anónimo en Bolonia en 
1776 i traducido por Narci>^o Cueto. 

Col. de Hist. XI, pr'tjs. 1 a 304. 

Molina ^Compendio de la Historia Jeográfica, Natural i 
Civil de Chile, escrito en italiano por el abate D. Juan Ignacio 
Molina; Primera parte, que abarca la historia jeográfica i natu- 
ral traducida en español por don Domingo Jo.sé de Arquellada 
Mendoza. 

Col. de Hist. XI, pájs. 305 a 515 con notas. 

Molina = Vocabulario en Lengva Castellana y Mexicana, 
compuesto i)or el mui Reuerendo Padre P'ray Alonso de Moli- 
7ia, de la Orden del bienauenturado nuestro Padre sant P^an- 
cisco. En México, en casa de Antonio de Spinosa, 1571. 

Edición facsimilaria por Julio Platzmann. Leipzig. Teubner 
1880. 

l\ este libro se refieren las citas de ATolina en que se trata 
de voces mejicanas o náhuatl. 

Monlau -^ Diccionario lítimolójico déla Lengua Castellana 
(ensayo) precedido de unos rudimentos de etimolojía, por el 
Dr. D. Pedro Felipe Monlau. Segunda edición. Madrid. 1881. 

MONTOYA = Arle de la Lengua Guaraní o mas bien Tupí, 
por el P. Antonio Ruiz de Montoya. Vocabulario y Tesoro de 
la Lengua Guaraní (o mas bien Tupí) por el P. Antonio Ruiz 
de Montoya. Parte Segunda, Tesoro: Guaraní (o tupi) — español. 
Nueva edición. Víena i París, 1876. 

Por V(arnliagen) de P(orto) S(eguro). 

Existe también en edición facsimilar de Platzmann. 

\\\MK\\.\.0 = AdolpJie M iirillo: Plantes medicinales du Chilí. 

Exposition Universelle de París, 1889. Section Chilienne. 

'^k]^^-\ — Alonso González de Nájetn: Desengaño i reparo 
de la guerra de Chile, con una introducción biográfica por J. T. 
Medina. 

Col. de Hist. Xyiv Stgo 1889. 








AUTORES CITADOS 



Xájera nació en Cuenca (España) llego a Chile en 1601-1607. Escribió 
en España e Italia, terminó la obra, 1614. 

O'LW ARE?, = Migue/ de Olivares: Historia .Militar, Civil i Sa- 
grada de Chile. 

Col. de Hist. IV 1-402. 

Olivares nació en Chillan a fines del siglo X\'II; como misionero cono- 
ció la lengua i las costumbres de los indios. Comenzó a escribir en 1758; 
en 1767 fué desterrado: la segunda parte de su manuscrito fué secuestrada, 
pero se salvó la primera hasta el año de 1^)39. cp. Barros Arana VII, 528 
i sig. 

0^\ = Pedro de Oña: Arauco domado. Publicado en Lima, 
1596. Reimpreso. Valparaíso, 1849. 

OrtÚZAR = Diccionario .Manual de Locuciones viciosas f de 
correcciones de lenguaje, con indicacic^n del valor de algunas 
palabras i ciertas nociones gramaticales por Camilo Ortúzar. 
S. Benigno Canavese. Imprenta Salcsiana, 1893. — Véase ^ "í. 

0\'ALLE = Histórica relación del reino de Chile, por el jesuita 
Alonso de Oval le. 

Col de Hist. XII i XHL 

Ovalle nació en Santiago a principios del siglo XV'II; en 1640 fué a 
Roma i escribió 1644 en España. Su libro fué impreso en 1046. 

OviEí)0= Historia Jeneral i Natural délas Indias, islas i 
tierra firme del mar ocirano por el capitán Gonzalo Fernandez 
de Oviedo i Valdes... Publícala la Real .Xcaderaia de la His- 
toria... por don José Amador de los Rios. Madrid, 1852. 

La I.* parte fué publicada en 1535, retocada 1547 o 1548. 

La 2.» parte fué publicada en 1557. ' 

\' k\Ss\ A — Ricardo Palma: Xeolojisinos i .Americanismos. Li- 
ma, 1896. — Véase § 82. 

PniLlPPl=:Rodulfo .Amando Philippi. \ 

Philippi El. = Elementos de Historia Natural, 4.^ ed. Stgo., ', 
1885. ^ I 

Philippi F. — Sobre las plantas chilenas descritas por el padre ' 
Feuillée. Anales de la Univ. de Chile 1867, p. 760 i ss. 

Philippi Mz.^C'omentario crítico sobre los animales descri- 
tos por Molina. An. de la Cniv. de Chile, 1867. 775 807. 

Philippi Atacama. — Reisedurch dieWüste. Atacama (1S53- 
54). Halle, 1860. /N 

VPlGHARDOWDkcionario Provincial casiVrazonado de Voces 



( 



r 



A-»^^^».M^*r%^ ^A '^ " " ) ^"^^^^ 



DICCIONARIO r-.TlMOI ój(( O. INTRr.DUCCION 



Cubanas por 1). Esteban l^icJtnrdo. Tercera edición, notable- 
mente aumentada i corrcjida. Habana, 1862. 

Vw.l \'^— J ei'íminifl Pietns: Noticias sobro las costumbres de 
los araucanos. En (¡ay, Documentos I 486-512. 

Kl autor escribió eti Concepción en 172'y. 

Pomar = Memoria sobre la pesca en Chile, Icida en el VI 
Congreso Científico Jencral, celeV)rado en la Serena, en Enero 
íle 1900, por el delegado de la Marina, don Luis Pomar. Val- 
paraíso, 1900. 

Ramos = Diccionario de Mejicanismos. Colección de locu- 
siones i frases viciosas con sus correspondientes críticas., por 
Feliz Rajuos i Dnarte. Segunda edición. Méjico, 1898. — Véase 

§96. 

Reiche, Prod. = Los productos vejctalcs indíjenas de Chile, 
{)or Karl Reiche. Santiago de Chile I90[. 

RkicíIK, Mal.= Las malezas que invaden a los cultivos de 
Chile i el reconocimiento de sus semillas, por Carlos Reiche. 
Santiago de Chile. 1903. 

RlVODÓ = Voces nuevas en la lengua castellana. Glosario de 
voces, frases i aplicaciones usuales i que no constan en el Dic- 
cionario de la Academia, edición duodécima. Admisión de es- 
tranjcras. Rehabilitación de anticuadas. Rectificaciones. Acen- 
tuación prosódica. Venozalismos. Por Baldomero Rivodó. - 
París, 1889.— Véase ^ 88. 

Rodríguez = Diccionario de Chilenismos por Zorobabel Ro- 
dri^ues. SanÜRgo, 1875. — Véase § 69. 

Rodríguez, Eust. = Zorobabel Rodrigues: La Cueva del Loco 
Eustaquio, 2.^ ed. Santiago de Chile, 1877. (Novela de costum- 
bre.s.) 

'^0]\'i. = Arístides Rojas: Muestra de una obra inédita. En- 
sayo de un Diccionario de vocablos indíjenas de uso frecuente 
en Venezuela. Caracas, 1887; 52 pájs.— Véase § 89. 

Rosale.S, N. R. = /. Abel Rosales: La negra Rosalía o el Club 
de los Picarones. Santiago, vmp. de la Democracia, 1896. (No- 
vela histórica.) 

Rosales. ^Z^/V^íí de Rosales: Historia Jeneral de el Reyno 



AUTORES CITADOS II3 



de Chile publicada i anotada... por Benjamín Vicuña Macken- 
na. Valparaíso 1S-7. 3 tomos. 

Nació en Madrid en los primeros años del siglo XVIII, llegó a Chile en 
1629; estuvo en el sitio de Roroa después de ló^s, murió poro después 
de 1674. 

Ri;Ep. = Compendio de Historia Natural de Chile por EdivíH 
C. Reed. Santiago de Chile 1892. 

Saavedra^ Gramática IClemental de la Lengua Española 
escrita por el presbítero José Ramón Saavedra. Santiago de 
Chile 1S59 pájs. 173 a 195. Apéndice. Diccionario de algunas 
voces araucanas usadas entre nosotros. — Véase § 68. 

S AN FU ENTES — 5/?/zW(9r Satifiientes: Leyendas nacionales . 
Santiago de Chile 1885 Biblioteca Chilena, publ. bajóla Di- 
rección de los señores Luis Montt i J Abelardo Nuñez. 

Solar = Reparos al Diccionario de Chilenismos del señor 
don Zorobabel Rodríguez por Fidelis P . del Solar. Santiago 
1876, — Véase ^ 70 

Standard Dict --^^ Standard Dictionary of the English 
Language... Published by Funte & Wagnalls Company. New 
York and London ic^\ 

V. D. Steine\ — Tnter den Naturvülkern Zentral-Brasiliens. 
Reí.seschilderung und Ergebnisse der zweiten Schingú - Ex- 
pedition 1887-1888 von KarJ von den Steinen. Berlín 1S94. 

Tobar = Consultas al Diccionario de la Lengua por Carlos 
R. Tobar. Quito 1900. — Véase § 84. 

Tribaldos = Z?//í Trihaldos de Toledo, Vista jeneral délas 
continuadas guerras: difícil conquista del gran reino, Provin- 
cias de Chile. 

Es cronista mayor de Indias 1625 a i'i34. Su libro se conservó en parte 
copia de Juan Bautista Muñoz hecha a fines del siglo XVIII. Son materia- 
les de libro sin terminar pues el autor murió untes de ponerle la última 
mano. Las copias traidas de Madrid por los señores don Diego Barros 
Arana i don Manuel .1, Irarrázaval se imprimieron en Col. :¡r Hi-it. IV, 
segunda parte (148 pájs.); pero las pruebas de imprenta fueron solo leidas 
por personas estrañas a la obra. Por esto hai muchísimos errores en los 
nombres propios de indios i lugares de Chile. 

La parte conservada .abarca algunos capítulos de introducción jeneral i 
el primer decenio del sielo XVII. 

UlCcIONAP.IO 8 



114 DICCIONARIO ETIMOLüJíCO. INTRODUCCIÓN 

TSCHUDI — ürganismus der Khetshua-Sprache vok\ J. J.von 
Tschudi. Leipzig, Brockhaus 1884. 

TSCHUDI, Worterb. = Die Kcchua. — Sprache. i. Abt.; 
Sprachlehre; 2. Abt.' Sprachptoben; 3. Abt: Worterbuch von 
/. /. V. Tschudi. Wien, 1853. 

I Irire = I^iccionario abreviado de galicismos, provincialismos 
i correcciones de lenguaje con trescientas notas espl ¡cativas por 
Rafael Urihe ¿/.— Medellin 1887.- Véase § 86. 

Valdivia= Arte y Gramática general de la Lengva qve corre 
en todo el Reyno de Chile, con vn Vocabulario y Confessionario. 
Compuestos por el Padre Lnys dr Valdivia de la Compañia de 
Jesús en la Prouincia del Piru. Juntamente con la Doctrina 
Christiana y Cathecismo del Concilio de Lima en Español, y 
dos traduciones del en la lengua de Chile, que examinaron y 
aprobaron los dos Reuerendissimos señores de Chile, cada qual 
la de su Obispado. Con Licencia. En Lima por Erancisco del 
Canto. Año 1606. (Edición facsirailar por /¡dio Platzmann 
Leipzig, Teubner 1887). 

Valdivia, c?ir\.?í?>~ Pedro] de Valdivia-. Cartas al Emperador 
Carlos V. 

I. del 4 de setiembre de 1545. Col.de Hist. I 1-17, 

\\. del ir; He junio de 1548. Col. de Hist. I 17-19. 

IIL del 15 de octubre de 1550. Col. de Hist. I 19-53. 

IV. del 25 de setiembre de 1551. Col. de Hist. I 53-58. 

V. del .?6 de octubre de 1552. Col.de Hist. I 58-62. 

Velez de A r acón - Diccionario General de la Lengua Cas- 
tellana con la nueva ortografía adoptada oficialmente por la 
Real Academia Española, etc., por D. Z. Vélez de Aragón. 15.* 
edición. Madrid i México 1891. 

WiA.l.—Ro}>!an Vial Costumbres C hilenas. ■?. tomos; Valpa- 
raiso 1889. 

Vicuña M., Sigo. — Benjamin Vicuña Mackenna: Historia 
Crítica i Social de la Ciudad de Santiago desde su fundación 
hasta nuestros dias (i 541-1868) Valpo. 1869; 2 tomos. 

Vicuña M., De Valpo. a Sigo. — El mismo: De Valparaíso a 
.Santiago; datos, impresiones, noticias, episodios de viaje. San- 
tiago 1877; 2 tomos. 



AUTORES CITADOS, ABREVIATURAS 



Vidal Gí'^RM a? = Francisco Vida/ Gormaz: Esploracion de 
la costa de Llanquihue i archipiclago de Chiloé. Anales de la 
Universidad tomo. 39; 1871. pájs. 5-80. 

VlDAURRE= Historia jeográfica, natural i civil del reino de 
Chile por Felipe Gómez de Vidautre publicada con una intro- 
ducción biográfica i notas por J. T. Medina. 

Col.de Hist. XIV i XV. Stgo. 1889. 

Vidaurre nació en 1737 en Concepción: fué espulsado con los demás je- 
suitasen 1767 i escribió en Italia 1789. Sus escritos están llenos de errores 
i fornias falsas; mucho está mal copiado del compendio anónimo de Mo. 
lina. 

7/\'^k'Y'£. = Agiistin de Zarate: W.xs'íoxx'd, del descubrimiento i 
conquista de la Provincia del Perú. 

Bibl. de Aut. Esp. ed. Rivadeneyra, tomo 36 p. 459-574. 

Orijinal publicado 1555 en Amberes. 

Zerolo = Diccionario Enciclopédicodela Lengua Castellana, 
contiene las voces, frases, refranes i locuciones de uso corriente 
en España i América, etc.. compuesto por Elias Zerolo, Mi- 
guel de Toro i Gáinez^ Emiliano haza i otros escritores españo- 
les i americanos. 2 tomos. París. Garnier Hnos. 1895. 



ABREVIATURA.S 

a. — adjetivo que forma el femenino en -a, 

ac. — acepción primera; i así siguiendo ac. -, ac.', etc. 

adj. — adjetivo invariable para el femenino. 

adj. invar, — adjetivo que no toma terminación de femenino ni de 

plural, 
adv. — adverbio, 
ant. — anticuado. 

bajo — voz que se estima mas o menos indecente. 
cp. — compárese o véase. 
dim. — diminutivo, 
etn. — término usado por los etnógrafos chilenos como Medina i 

Guevara, 
esp. — especialmente . .: ■ ..^ 

f — sustantivo femenino. 



Il6 DICCIONARIO ETIMOLÓJICO. INTRODUCCIÓN 



fam. — término familiar, usado en conversación aun por jente 
educada, [)ero que rara ve?, se escribe. 

liíst. — término que se encuentra en los historiadores de (!hile; 
pero que no está en uso corriente hoi. 

id. — /V/é?;;/, el mismo autor citado. 

ibid. — íó/(lerii, en el mismo libro citado. 

jen. — jcneral mente. 

lat. — latín. 

1. c. — loco citato, en el mismo pasaje anteriormente citado. 

lit.— término literario, es decir que se usa en Chile con cierta 
frecuencia por escrito e impreso, al menos en la prensa 
diaria. 

m. — sustantivo masculino. 

map. — mapuche, vo/, rio la lengua de los indios de Chile, co- 
munmente llamados araucanos o mejor, mapuches. 

mar. — término usado por marineros n pescadores, 

min. — término de mineros. 

n. p.~ nombre propio. 

ti. vuljT. — nombre vulgar de historia natural, en oposición a los 
términos científicos latinos. 

ort. — ortoejrafía. ortor;ráficn, 

p. ej. — por ejemplo ; 

phir — plural 

quech - vo,: quechua o de la lengua de los indios peruanos o 
inras, 

raro- -térmii^io raro, poro usado 

s¡o;. — i siguientes. 

s. V. — snh voce, véase la palabra corrr'spondiente en el íliccio- 
nario. 

sust. — sustantivo masculino o femenino se?un la terminación 
(adjetivo variable sustantivado). 

th. — también . 

var. — variante: otra forma u otra ortoprrafía de la misma vo?: del 
encabezamiento. 

vule. — voz vulgar, usada entre la jente baja (el dialecto pro- 
piamente taU rara ve? usada por personas instruidas, 



ATREVIATTíRAS II7 



SIGNOS 

*^ forma falsa; palabra que se ha cuiiciderado como chilena 
sin serlo: particularmente voces indias que Gav mencio- 
na como vulgares chilenas. 

I fin de una cita. 

II fin ed una acepción. 

<C u <^ o significa; a proviene etimolójicamente de d. 
> a .> ¿ bignifica. ó se deriva de a. 
' ''...' encierran en jeneral voces esplicadas en el mismo 
diccionario cuando aparecen en definiciones de otias. 
[ ] encabezamiento en paréntesis, palabra que se ha conside- 
rado como de on'jen americano, sin serlo. En el testo 
[...] encierra jeneralmente indicaciones jeugráficas (]ue 
se refiron al uso de la palabra. 
* Voz de uso corriente en Santiago. 



DICCIONARIO ETIMOLOJICO 



^5» 



y^ 











-«í?. 



DICCiONARíO ETIMOLÓJICO 



.cA, ' ■ - / 

1. ACHAU. -^ 

achau domo i alca achau gailitia i gallo, según Gav, Zool. 
VIII 479. Ambos términos son puro mapuche i solo se usan 
entre indios, como lo indica Mor.INA 435, de quien los habrá 
toniadu (jAV. 

VARIANTE: Gav escribe cun urtugrafia tnediu Irancesa 
acJuioii. 

ETIMC^Lüj lA: mapuche, FeeíRKS: achau o ackiihnaH - •^a- 
Uina. I c¿/t£í-el jcnero masculino, v. g. alca acliahuall - gallo | 
domo - mujer, hembra, sexo femenino. ¡ Cp. alca ovicka i douia. 

YA nombre mapuche acJiahiiall se deriva del quechua. MlD- 
DENDuKK Tj-.alahHallpa - la gallina. | La palabra domo se debería 
anteponer. 

2. ACHIRA. 

* achira, f. - n. vulg. de una [jlanta exótica de adorno, caña- 
cor(í, Canua, spec. Gav, Bol. VI G dice ^^Canna indica. Planta 
orijinaria del Asia (!), i cultivada en los jardines. Las semillas 
sirven a veces como cuentas de rosario... En efecto es orijinaria 
de las Indias occidentales OrtÚZAR 121. Cañas 10. Zerolo. 

^t^~'^ — 'Z IV / .Tíos 



c 



ACHOSCIÍA — AD.MAPU 



Los tallos nuevos i los bulbos de la e-pecie de los jardines de 
< hile se usan raras veces como alimento; se llaman entonces 
papa chira. Rosales I 242 dice que asadas i machacadas sir- 
ven para madurar tumores. No sé si esto se refiere a canna indica. 

Rl nombre se aplica a diferentes especies en América según la rejion. 

/ Wv/, AuoNA 9: íJí.///';'*? - raiz dulce edible, un tanto parecida al camote 
con la diferencia que sr C(-»nic cruda (C'iiii.iid achira o /uinii alafa). 

í/'/iV////.',/, ' t R VN Aii X yo. pl.ml.! fiue se cna en los terrenos liúniedos, de 
una \ara i inedia a tlo> de .illo, di: tallo midoso, lioias puntiai'.udas, aova- 
das i l.ir.i;as, i Hor colorada. Kn ^tW^crl Sat^iít.ii ¿a L (a¿'^//ia, rai). — l.M'\')XK 
>; nombre de una planta (Laitiia ai/ioa o indica'). 

< 'iili>ml>hi, I Jkii'.i; 'i i 3I0: (/i7/!';«/ - cañacoro (C'í/////'? 11 //rs.rcvi .?/).• sumi- 
nistra harina jiarecida a la del sa^ú.... sus raices son comestibles. A<lnr>lla 
{Launa o, cit/cHlaii-,) tine de amarillo de oro bastante tnine. 

K1"IM()L( )J í.\: quechua, MlDDENDORi 15: 'uick/ra - r-du. 
parecida a la papa, harinosa i dulce como el camote, que se co- 
cina en hornitos i se asa en cenizas calientes formando un ali- 
mento agradable i nutritivo". Será caima cduíi^. 

3. ACHOSCHA. 

achóscha, f. - "(jtnj nombre ijue dan a la cailiiia en Arica i 
Tacnai', según Canas 58 sin etimolojía. 

ETIIMÜLOJÍ A: quechua, MlDDENDOkF 16: achojcha - nom- 
bre de una planta comible, vea kailiua. \ MiüüKNDORF 213: kai- 
hua - fruta carnosa i hueca que se come c(Mn<i legumbre i sirve 
para rellenos, No sé el nombre científico. 

4 ACHUCHUI. 

achuchúi, interjección del que se queja por el frió, según 
CaXas iü. 

KTÍM()L( )JÍ A: mapuche, Flbrls; í//'///;^/'/ - interjección de 
asco o de enfado o de desprecio. ¡ tluítliit o thuthnthu - inter- 
jección de quejarse \m\ el trio. 

5. ADMAPU. 

. admápu, m. ~ hist. - la costumbre, usan/.a entre los indios de 
Chile, como espresion de todo lo consagrado por los uaos de los 
antepasados. 



AGUANE5 123 

«Las bárbaras costumbres o i!i///iupu.<><; "Sus usanzas o ai¿>nn/>u>>^ Croni- 
cón sacro- imperial de Chile lib. T, cap. 2. citado por Medina 23. | usemc- 
iantes ti(//nij/)ás. ajenos del cristianismo» (lA^■, doc. 1 352. 

VARIANTE: admapíí, así Gan 1, c. e ibid. 351. El acento 
será de Gav i es falso. 

ETIMOLOJI'A: mapuche, Febrks: <^¿/-la cara, rostro; la 
faz o frente de algo. | adii, adgen - assentar o estar bien cual- 
quiera cosa; estar acosttimbrado, i bien figurado de cara: tuche 
vt'inadge/un - )o nu tenido esa costumbre. ] ■\- inupN ■ 1h tierra k) 
patria de ellos. | 

I )e consiguiente ad-inap/c signtlica, el aspecto acostumbrado 
de la tierra; la costumbre de la tierra o patria. 

6. AGUANES. 

* aguanés-, a c ahuanés, a - Ht.-se dice de animales vacunos 
i caballares que tienen el lomo i la barriga, el pescue,':(j i jene- 
ralmente tb. la parte superior de las piernas de color claro 
(csp. blanco o amarillo) los dos lados del cuerpo de color oscu- 
ro (esp. negro, rojo, etc.) Solar 172; p. ej. Bllst Gana, Cal. 92. 

Arjciiüna, Gkanada 395: y<i<^uani, adj. describe el pescuezo i costillares 
de color diferente al del lomo, l)arr¡ga i (Kirie de las ancas i cita la palabra 
áe .\7..\w..\.i jaguané dcRioGrande delSiir :iegunBiiAi;i:Ei'Anu;-KoHA.\. Kste 
autor da (páj ~']),jai^ua.'i(': o jaí^iiaiirs ctuí la descripción «domo blanco, el 
lado de las costillas negro o rojo i de ordinario la barriga lilanca^. Cita el 
uso chileno de Ble.<t Gana. 

ETIMOLOJIA: Tanto la terminación en / coíno la j facul- 
tativa del comienzo hacen probable un oríjen del guaraní. La 
forma en és seria asimilación a la terminación castellana i la 
palabra deberla haber venido del Norte de la Arjentina, lo que, 
visto el mucho tráfico de ganado vacuno por la cordillera, es 
muí aceptable. Hai varias palabras en guaraní en que podria 
pensarse i en vista de las fuertes contracciones que sufren las 
composiciones en esa lengua es difícil dar una etimolojía como 
.segura. La siguiente me parece rnui aceptable: hd' cabello del 
cuerpo, lana, pluma (Montova II 1 34) +^;?í? — lista, raya atra- 
vesada, mancha, pintura (ib. 121) -ff, después de nasales nde — 
aparte (ib. 121 )=¡ia -gúd- ndc significa de consiguiente "el 
pelo con manchas separadas" refiriéndose a las dos manchas 



124 AHUA— AlLLAKfeHUt 



grandes en los costillares. Kl orden de la composición es con- 
forme a la gramática guaraní. 

7. AHUA. ^p 

ahud ■ n. \ ul^;, JlI liaba, Faba culgarii, begun Gav, But. 
VIII 403 ptrü[IÍ 126 dice con ra/on. "vulgarmente haba, i 
aghua o uhua entre lus araucanos." 

KTIMOT.OJÍ A niapui.be, FetíRES: afrhuas o ahuas, - ha- 
haG. 1 NatiiralrTieiitc be trata solo de tma forma inapuchizada 
del castellano habo Los noinl'res de frutas se < onservan en ma- 
puche a menudo en forma coi respondiente al plural. GAS habrá 
creído que se podia cortarle la s del plural. I.os indios dicen 
ahuas o ü/i/uir. 

8. AHUARIGAR. 

dhuaricár - "enojar, enfadar a alguna persona dándole mo- 
tivo" según Cañas 5Í5 sin etimolojía. 

ETIMOLÜJÍ A: mapuche. Ktl>KKS;/;;/t77tví^' - desabrif^e, di.s- 
5¿ustarse, correr.se i (juedar como ofendido i corrido | ; deriva- 
ción conforme a los compuestos verbales con la preposición a-, 
lat. íid. 

VARIANTE: aguaricar; así escribe Canas. 

9 AILLAREHUE. 

aillaréhue, m. - híst., etn. - una unidad social de los mapu- 
ches que comprende nueve ' rehues'o grupos de familias. Dos 
atllaréhues se mencionají en Tkii'.aldos 134, 135; otros mas en 
las pájs. siguientes. | Col. de Hist. II 309 dice con mala orto- 
grafía "la illaregua de Arauco 1 | KüSALbS 395 esplica la cos- 
tumbre de juntar nueve parcialidades por haberse distribuido el 
corazón del {)rimer español muerto, Roque Sánchez, entre los 
nueve rehues vecinos. Naturalmente fué al revés; participaron 
nueve porque ellos forman una unidad suj:)erior. Rosales escribe 
üyllaregue, j Gobernador de aquellas aillareguas; BascuÑAN 
100, 120 I Cp., Guevara 185, 187. Medina 114. 

VARIANTES: aillaregüe, mal ailla regué, mal aillarague 

Medina 1. c. 



\ILLO — AITU 12$ 



aillaregua o ayllaregua femenino, JíASCUÑAN, vea las citas 
arriba. 

ETIMOLOJIA: mapuche, Fkijri'.S: aylla rehne; - reducción 
de nueve parcialidades con un apo i otros ghitlmenes: es como 
un ducado o condado. | Novem reJiue conficiunt provinciam 
quae ailla rehiie, novem reJim vocatur. Hanf.stadt 768. | aiíla 
— nueve; cp. "rehuen 

10. AILLO. 

aillo, m. - hist., etn. - í. entre los indios quechuas, denomina- 
ción de un í^rupo de familias que forman una unidad social ma- 
yor: talvez corresponde"a la denominación mapuche • rehue ' : 
Cañas ir da los nombres de las familias que constituyen ac- 
tualmente los aillos de Chiapa en Tarapacá [Tarapacá, Tacna, 
Arica] II .?. la misma denominación ha sido conocida entre los 
mapuches hasta el siglo WII. Has< í^nan 59: Salió en esta 
ocasión el muchacho, hijo de mi amicho ¡ camarada con otros 
tres o cuatro de su ahillo. | Nos llevó a todos los de nuestro 
ayllo\?\c' editor] a su rancho; ibid. 204. | Con otros de su ayllo 
i de su edad ¡g-uales; ibid. 494. | El s'ic' del editor parece indi- 
car que no se comprendió la palabra. 

KTIMOLOJÍ Aquííchua, MinnKNDORi y. aülu - parentesco, 
familia, tribu, parcialidad, ji-nero. | cp Cañas ir. Fn los díccio 
narios araucanos no aparece la palabra. Mkdin s 4x^15 menciona 
la V07 como sacada del quechua. 

VARI.'XNTES: ayllo, ahillo, vea arriba las citas. 

11. AIPE. 

áipe, m. - vulí^. la primera siembra iV:. ¡)apas que se hace en 
el año [Chiloé]. 

ETIMOLOJIA: Talvez se deriva áA mapuche, Febrfs: 
¿jy/»/;? • reflejo del sol; ny piu n -húW^iX <» reverberar el sol. 

12. AITU 

aitu adj, invar., - solo en papa aitu - vuIí^. - una clase de papas 
«rrandes i escojidas [Chíloéj. 



í /r-<- <A».A.-i 



^.^^, 



126 AJÍ 

ETIMOLOJIA: Del mapuche rty//7//« - querer mucho. Cp 
FeJ5Rj:S: ayiíu ■ querer, amar; nynntJín - tener afición i vohm- 
tad. ¡ Es decir, papa preferida. 

Véa.se ayunto. 

13. AJÍ. 

* ají, m. - h't. - la planta i el fruto de la misma que se llaman 
en España "pimientoii i "guindillan. ( Caf^siaini minuitvi).— 
Colorado como {un) ajíes, proverbial. Ponerse como un ají o ajiaco: 
ponerse colorado de rabia. RODRÍGUEZ 20. I Refregarle, el ají a 
alguíe?¡ = criticar i avergonzar a alguien. 

Se conocen muchas variedades que se usan en diferentes formas como 
íj/í verde - la vaina nueva; nji colorado - la vaina madura; ají dulce - el que no 
pica i se usa como materia coloreante de «la coIod^ usada en abundancia 
en la cocina chilena (^rasa vacuna derretida con ají dulce molido); nji pi- 
cdiilc, (i'i'i molido, -el que se vende en calabacitas: ¡iji pitiie7tton, - grande, re- 
dondo, mui picante; ají chileno, -el ají verde una vez seco; ají cacho cabra, 
etc.; aji hunlpi i amaiicho, vea estas voces, etc., etc. Roígales I 2^3 lo men- 
ciona como medicinal. 

L-a palabra esta en Dice. Ac.'"' pero parece que esle nombre nose usa en 
España, al menos no es corriente en Madrid. Alceix» 4 da la palabra del 
Perú i de Tierrafirme. Oviiínn I 275 alaba mucho el axi de Haití: mencio- 
na el colorado i el verde, el largo i el redondo ualgunos granillos mui pe- 
queños, otros pintados de negro i ;i'/nl escuro en ¡lartOK algún jénero se 
puede comer crudrí ¡ no quema; se lleva a Europa | ZÁK.vTi: 469 usa la pala- 
bra I^>; li.iblandn del Perú | Ovaí.i.k 156 «algunos ajíes (que llaman en Es- 
paña pimientos i en algunas partes de lasiindiasse llaman chile?.}. ArjctUhin, 
(¡RANADA 78 — ColoiiiHa, CiTiíví) 75; UniHE 11 (plural vulgar ajiscs,como 
en Chile i probablemente en todas partes). — V^oiezuela.Cwcw^C) 404 — Cuba, 
Plf'iiAiíuo 7 menciona varias clases de ají, pero el Cap^'icuvi annuum lo lla- 
ma «Chile n que es la palabra corriente en Méjico {\(^^^\.y^> J67) i Cetitro 
Antérira. Esta palabra está tb. en Dice. Ac."^"' sin indicación del lugar, como 
si se usara en Españ;i: ella so deriv;i del nahunl! i\I<>i,i\ \ 21 «r////// - axi o 
pimienta de las indi;is..> 

ETIMOL(^|I A: La palabra aji, antiguamente axi, viene de 
Haití i pertenece a la lengua taino de la familia lingüística 
íle los aruak, cp. v. d. Steinen 21 1. Eos indios peruanos llaman 
el ají ;/í://// (Mjddexdorf 130); los de ('"hile ///<?/>/ (FebrÉS.) 
Estas palabras se habrán referido en parte a otras especies. 
Véase trapi. 



ALCAOVICHA — AI HUELAHUEV 



DERIVADOS: 

* ajiál. m. - Ht. - plantación de ají. 

* ajiaco, m. - lit. i. un guiso de caldo con carne soasada, ce- 
bolla picada en toronjas (es decir, tajadas cortadas horizontal- 
mente), dos o tres vainas de ají colorado picante i papas ente- 
ras o picadas. Cp. Rosales, La Negra Rosalía 96 \ 2. ajiaco de 
papa, el mismo guiso sin carne |1 3. especie de salsa, condimen- 
to de cebolla picada con ají, sal i vinagre. 

La definición del Dice Ac' ■ corresponde mas o mañosa ac.-' Cp. Al- 
i'Eiin 5 (comida, menestra, mui usada en Cartajena i Nueva Granada). El 
guiso varía mas o menos de uno a otro de los países hispano-americanos. 
Cp. CzihiJ, PiciiAirno 7 — Pm), .Akona 16— también J/.'/Vn'. 'í'.if^a^ro. Ka- 
MO? 27. 

14. ALCAOVICHA. ^ 

alcaovicha ■ n. vulg. del carnero, (^vis arles según Gav, Zool. 
VIII 479; pero I 165 dice con razón ''vulgarmente carnero u 
oveja, i entre los iná'xos ovicha o alcaovichn^\. 

ETIMOLOJIA: mapuche, Ferri'.s páj. -¡yj: alca ovicha - 
carnero | ovicha - la oveja. | Naturalmente ovicha es forma ma- 
puchizada del castellano oveja; la ch refleja la pronimciacion 
antigua de la/ ra^^tellana — / francesa. 



15. ALCAYOTA. 



f 



* alcayota, f - lit. - n. vulg. de una cucurbitácea mejicana cu- 
yos frutos sirven para la preparación de un dulce; el cidracayote 
(Dice. Ac.^ "■ cidra acayote) de los españoles ( Cu ciirhita fici folia 
Bouché). 

VARIANTES: acayota en Gav, i^>ot. VI I J i II 403. Forma 
falsa: alcajota G.W. Agr. II 112; ortografía falsa: acallota. 

ETTMOLOJ I A: Según Philippi, Aciales del Musco Nacional 
Seg. Sección 1892 del náhuatl tsila cayotti. No encuentro la 
palabra en MOLINA; según Ramos 532, en Méjico se dice cJii- 
lacayote del azteca tzila cayotli. 

16. ALHUELAHUEN. 
aihueiáhuen, m. - n vulg. de un arbu.tito de la zona litoral, 



ít.U(LUv.-^ ' ^ . V'^i.' , 



128 ALICURCO— ALPACA 



labiata leñosa (SpJiacele cainpanulaía) Gav, Bot. VIII dice con 
ervdXdi^ A/gJte-Laquen,\\ i^o6 nlgiie /agiten {)or a/güe /agiten o 
xr\e]ov a//t?ie/a/iuen. Rosales I 241 a//uie /aquén (!) dice quee^; 
bueno contra gota i tumores i otras enfermedades. 

VARIANTES: a/gite /agüen; falso a/gue /agüen o /aqiten. 

Talvez se acentúa a/finela/ntdn. 

ETIMOLDJIA: mapuche. FküKI'.s: a//i¡ie ■ el diablo, difun- 
to, muerto, o cosa de la otra vida; | iaJiucn - cualquiera 3'erba 
medicinal | =' yerba del diablo o muerto" Según GA^ la planta 
tiene un sabor algo picante. 

17 ALICURCO. A. 

alicurco, a - fam. - taimndo, astuto, ladino, sobretodo para 
hablare inventar mentiras como lo son los tinterillos, FERNÁN- 
DEZ 9 [Centro i Cm.] 

ETIMOLOjiA: Si la palabra es solo chilena puede pensarse 
en quechua (Mtddendork 24) /?///- bueno | + (MiDDExnORF. 
193) curen • tronco, viga, | lo que daria una idea como "buen pa- 
lón como se dice "una buena pie^a.n 

VARIANTE: licurgo, a, Orti zar 198 | 'imi padre que es 
muí licurgo para estas cosas h Barro'^ Grf.z. Huérf. 227. 

18 ALIJA 

alíta. í. - vulg - canasto estendido de junco. [Chiloé]. 

ETIMOLOJIA: Talve? es una palabra mapuche no rejisíra- 
da en los diccionarios; pero puede tb. ser derivado del cast. a/a, 
que se aplica a las dos partes de ciertas canastas con tapa. 

VARIANTE: lita, [Chiloé]. 

19. ALPACA. 

* alpaca, f - lit. - i. raro, el animal doméstico del Perú í del 
norte de Chile, mas conocido por ei nombre de />aco i Anchen i a 
paco): con toda probabilidad la forma doméstica de la vicuña. 
II .?. raro, jénero hecho de lana de alpaca. || 3. jénero de lana 
jeneralmente con algodón, de superficie dura i lustrosa, Dice, 
Ac. ' ■', Z ERÓLO. 



\LPACHA— ALLAVAL I2g 



ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 35: allpaca - cua- 
drúpedo doméstico del tamaño de un pequeño cierv^o, parecido 
al llama, pero no usado como bestia de carica; se distingue por 
su lana larga i fina | = aimará, Bertonio II 14: allpaca - car- 
nero que por otro nombre Uaman paco. 

Xo sé si el nombre allpaca tiene parentesco etimolójico con el de paco 
(véase éste). En todo caso alpaca no puede ser derivado como femenino 
de paco con el articulo árabe: cp. Stan'daud Dictionarv i Zekolh s. v. 

DERIVADO: * alpacón, m. - lit. - jénero como alpaca' 
pero mas grueso. 

20. ALPACHA. 

alpácha. f. - vulg. - la lana que las negras entremezclan con 
sus cabellos, para hacerse mas fácilmente el peinado i simular 
trenzas naturales [Tarapacá. Arica i Tacna; según Ca.xas 58]. 

ETIMOLOJÍA: Cañas no da etimolojía; no encontré tam- 
poco nada de adecuado en quechua o aimará; pero es mui pro- 
bable que sea de oríjen indio la palabra, a no ser que sea africa- 
na. (Quechua, Middendorf 34: allpachay - echar tierra, ensuciar 
con tierra ¡ no corresponde al significado). 

21. ALPE. 

alpe, m. I. zapallo alpe, vulg. - una clase dura de zapallos 
[Centro] 2. adj. - fam. - duro en sentido metaf. una cabeza alpe, 
un carácter alpe [Cm.] Cañas 12. 

ETIMOLOJÍA: mapuche FebréS:í7//¿?« - endurecerse, estar 
dura la corteza de zapallos, sandias, etc. 

22. ALLANE. 

allane, m. - vulg. - una noche bonita [Chiloé], 
ETIMOLOJÍA: mapuche FebréS: alen - alumbrar la luna o 
estrellas | ale - esa claridad | alegen o alengen - haberla. 

23. ALLAVAL. 

allavál, m. - n. vulg. de varias }erbas i arbustos, legumino- 
sas, Adestnia atacaviensis i otras especies. Pnií.irn, Ataca- 
ma 60 I Gav, Bot. II 151 no da el nombre. 

DICCIOXARIO 9 



T30 AMANCM — AMP.l 



ETlMOLOJlA: Del quechua, Midoendorf 23: aUay - c?,- 
carbar tierra, sacar raices de la tierra. | Las raices gruesas se 
usan como leña. 

24. AMANCAI. 

amancái, m. - lit. - n. vulg. cl'^ varias especies de amarilidáceas 
con túberes i flores vistosas ( IJippeastriivi sj^ec. l^Jiycella ígnea 
i otras especies cp. Gav, liot. VI 68 i 76 sin nombres vulgares. 
Gav, BotN\\\, 406 dice i' varios Habranthusi. 

Según MURILLO 215, se usa el nombre amancaí a veces por 
Unto ( A/stroemeria ligtn). 

l'/yú, Akona 19 : una especie de narciso amarillo (hinenc hamanrac) 
plur. aniancaes. | Palma 19. 

J"riMOLOJÍA: quechua, MlDDF.NDORF 37: aviank''ai, 'Jia- 
mank'ai • nombre de varios lirios campestres con flores blaticas, 
amarillas i rojas, 

VARIANTE: amancay, plural amancaes, Ca.xas 12. 

25. AMBI. 

ámbi, m. - hist. - remedio i curación de los hechiceros o, mas 
bien, shamancs quechua'^, .\rtas riel Cabildo de Santiago de 
1552. Col. de Hist. I 31 2. 

DERIVADO: ambicamáyo, m. - hist. - el hechicero o sha- 
man quechua. Ibid. I pájs. 312. 

VARIANTE: Jiavibicamayo ib. páj. 287. 

Ambas palabras se usaron en Santiaj^o en el siglo XVI. En 1552 el pro- 
curador de la ciudad, Francisco Miñe/, hizo dos peticiones contra los he- 
chiceros: «que vava un juez de comisión para visitar la tierra sobre los 
hechiceros que se llaman hambicamayosw páj. 287... «porque los naturales 
se matan unos a orros i se van consumiendo, con ambi i hechizos que les 
danT). Col. de Hist. I páj. 312; tb. Amunátegui, El Cnhíldo de Sanfiago I 
160 (Edición oñcial. Santiago i8qo) cp. tb. Barros Arana. Hist. T 368. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 480: 7/<zw//-medi- 
cina, veneno, filtro; 'Jiavipi caviayoj - q\ droguista, "Medizin- 
mannn | (es decir shaman, médico i exorcista indijenaV 

Las fli'js )3alabras corresponden a los '('nininos innriii/iin i itinc/ii del sur 
(véanse éstos). Valdi\ ía rejistraí/?;//)/ - purga o medicina | /7w/)/;¿ - curar | 
ampin caniañ - médico | ; pero pone también la forma castellanizada ítw/'/co- 



i 



AMPE— AMUNT'CARSE I3I 



mo mapuche con la traducción abocado (l) que dan malo». Fkbrks: ampin - 
medicina o remedio, medicinar, -^urar: ampiu lalnicn - cualquiera remedio o 
hierba medicinal: ampirr, ampin caviañ - curandero, médico o machi de ellos. 
I Havestakdt 606 dice: ampin tí7W(7/7 - medicus, quamquam illi suos Ma- 
chi vocent. I Evidentemente los curanderos quechuas, traídos por los incas, 
continuaron su oficio entre 'os mapuches del norte i centro del pais después 
de la conquista española. 

26. AMPE. 

ámpe, m. - i. n. vulg. de un helécho de Chiloé fl 2. n. vulg.de 
un arbusto o árbol de la co.sta de la Patagonia (según el nom- 
bre de una muestra de madera no identificada científicamente.) 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche de Chiloé o de la lengua de 
los chonos. Quizas son dos palabras distintas. 

27. AMUCAN 

amucán, adj. - vulg. - serio, callado, circunspecto, según Ca- 
ñas 58, sin etimolojía. 

DERIVADO: amucanarse - vulg. - callarse. "Se dice: esta 
arniicanado, por está callado, serion según Cañ.AS 58. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente es una derivación de que- 
chua, MiDDENDORF 39: cz/«7¿-mudo; í?;;¿//jrtj' -^ enmudecer I .No 
sé si hai contaminación o relación con mapuche, EKr.Ki-:s: uniuca- 
no, respondiendo. 

28. AMULUCARSE. 

amulucárse - vulg. - amontonarse la jente [Frontera según 
Guevara 164; no he podido comprobar la palabra]. 

ETIMOLOJÍA: Del mapuche, Febré.s: amiilu - hacer andar, 
encaminar, j derivación en ka. 

29. AMUNUCARSE. 

amunucarse - fam. - taimarse, "amurrarsci., estar descontento 
i mostrarlo por resistencia pasiva |Sur, P>ontera]. 

ETIMOLOJÍA: Febrk.S rejistra mapuche: 7//;>«/í/«, inurnunn, 
viuniin o munuge/n - envolver, hacer envoltorio o haldada. | De 
miiniin se formó rnunucar; la vocal a inicial corresponde al pre- 

(l) Bocado se decia en el sijíniíicado úti ponzoña. Cp. Nájeua J40. 



T32 ANACO - ANCUVlNA 



fijo a tan frecuente en castellano (=lat. ad) i tb. en derivacio- 
nes de lenguas indias (véase el índice alfabético). La idea es, 
pues, envolverse p. ej. en el poncho i esconder la cara con los 
brazos como lo hace el que ya no quiere participar en lo que 
hacen sus compañeros. 

VA sinimimo nmiirrarsc, usado en todo el centro a no ser por la rr podria 
mui bien derivarse del (juecliua, Middenkoki' 39: í?;//// - mudo; aniuriy 
principiar a enmudecer. | Pero es indudablemcnte=cast. amorrarse; cyt. mu- 
rria en los Dice, i por la etimolojia (poco satisfactoria por lo demás) KüR- 
'I-inm; núni. 5,519. Cp. Konui'iiJi'Z 27. 

30. ANACO. 

anaco, m. - lit. - pollera de las indias p: ruanas [Norte]. 

Pcríi. AiíoNA 27; Palma 19, qui.:; corrijio la definición falsa del Dice. 
At. ' - (íEcuad. Peinado de las inc..s, que consiste en una sola trenza fa- 
jada estrechamente i que cae por l;i espalda». Sin embargo Dice. Ac. '■' 
conserva el error. 

Según ToüAit 259, la definición a^ulémica se refiere a lo que en el 
Ecuador se Wiunix ¡mango o ¿iiaii_iiO. El mismo autor describe el anaco: «refajo 
o faldas jeneral mente de bayeta, abiertas por lo común hacia el lado iz- 
quierdo, donde deja al descubierto las enaguas u otro refajo, i sujeto a la 
cintura por las múltiples vueltas de i'.na faja. 

ETIMOLOJIA: quechua, MlDDENDORF'40: anacu - pañuelo 
de lana usado por las mujeres indias 

31. ANCUA 

ancua, f. - vul^. - maiz tostado [Coquimbo] según Cañas 59, 
tb. trigo tostado; cp. cóvin. No sé si es ancua o ancua, 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebréS: a«<://;z - cosa seca | Jiua 
- el maiz I ankü zva'^ancua - maiz seco. 

CaSas 59, da la voz como de raíz desconocida; páj. 21 dice «de anca^ 
como era llamado por los araucanos»; lo que es erróneo. 

32. ANCUVIÑA 

ancuvíña, f. - lit. - sepultura de los indíjcnas. Fernández 10. 
Cp. p. ej. B. Vicuña Mackenna, de Valparaíso a Santiago I, 
páj. IX. Parece usarse solo en el Norte i Centro. Medina 261 
la aplica como Juiaca tb. al sur. 

ETIMOLOJIA: No he encontrado la palabra en ningún dic- 



ANCHACAS— ANQUENTO 1 33 



cionano, no sé si se usa fuera de Chile. Si es esclusivamente 
chilena podría pensarse en mapuche, FehrkS: anciin - cosa seca 
J i t.'////rt - cosa podrida = cosa podrida seca, refiriéndose a las 
momias secas do las luí abas peruanas. 

33. ANCHACAS. 

anchácas, f. {jiur. - vuls^. - unas arguenas de ' totora ' usadas 
para el trasporte de artículos de comercio, de frutas, legumbres, 
etc. [Tacna i Arica, según Caxas 58.] 

ETIMOLOJÍA: Caxas no da ninguna; pero es probable 
que sea de on'jen indio; cp. cJiikua. 

34. ANCHI. 

* anchi, m. - fam. - i. cebada medio madura tostada i molida 
gruesa o granulada; tb. se hace de trigo nuevo [Centro. Cm. i 
Sur.] Para comerlo se echa a remojar en agua durante unas dos 
horas. VÁSQUEZ. Ii 2. el guiso correspondiente preparado con 
agua i azúcar. Cañas 12. Ultra — Maule 6. 

VARIANTES: anche; amchi [Talca]: 

/'*í;7/,''AkuNA 29, en Arequipa, el alrccliu de la jora: esto es, del niaiz 
jenninado ex-profeso o mallc, que lia servido para preparar la eliicha. Kn 
Lima anche se dice por cualquier sedimento farináceo en jeneral. — Caln- 
inirca, Lafone 22: amchi, aunchi, hanclii - salvado o afrecho de alcjarrobo u 
otra mies molida o cernida. / 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FF-i;nr:s:<'rw<r///- afrecho | del que- 
chua, MiDDENDORF 480: 'JianicJii, 'hanchi-e\ afrecho, lo que 
queda después de estrujada la chicha. 

35. ANQUENTO. 

anquento o anquentum m. o adj, invariable - vulg. - papas 
ahumadas para; conservarlas [Chiloé]. No sé el acento de an- 
quentum. 

«En el mes de maj'o se cosechan las papas i se ventilan antes de guardar- 
las en la troj, siempre cercana al hogar, por ser el clima mui húmedo. Es un 
tanto común rayar las papas con conchas de choros i ahumarlas sobre em- 
palizadas que colocan sobre el hogar, donde se secan i conservan conve- 
nientemente. Estas papas se llaman anqxicnto i son mui apreciadasi». Mal- 
PONado 358. ■ X 



134 ANANAl — AI'A 



ETIMOLOJÍ A: Del mapuche, l^^EBRÉS: anciin o anqiien - se- 
carse; cosa seca | se áex'wdiankcHíuní "para poner a secar". 

36. ANAÑAI. 

añañái o* ayayái, [Norte, Centro i Sur] o añañáca [Centro] 
interjección - fam. - esclamacion de aprobación --¡si! como nó, 
esto es! mui bien; también ¡qué bonito! cp. añnñni. CANAS 12. 
A veces se usa en tono irónico. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendokf 46: añai, aíiañau - 
interjección de aprobación | De la misma fuente parece venir el 
mapuche, 1^'EBKKS: afuigcn ■ ser bonito, 

37. AÑAÑUCA 

añañúca, f. - lit. - amarilidácea frecuente en la costa. Habrán- 
tlitts o Hippeastruní spec. con flores grandes amarillas. [Norte. 
Carrizal]. Cp. aniancai. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente será de oríjen quechua. No 
encuentro la voz en los diccionarios. 

38. AÑUÑUI. 

añuñúi o jen. plur. aüufiuyes, m. - fam.— i. arrumacos, lison- 
jas, zalamerías, FERNÁNDEZ ii. II 2, niñerías. |i 3. esclamacion 
de cariño dirijida a niños e irónicamente a adultos que se com- 
portan como niños ¡aíiuñiii, vii Idjita! también se dice ¡aña- 
ñái, mi hijita! en el mismo sentido. [Norte i Centro]. 

ETIMOLOJÍA: Será derivado de quechua, MiDDENDORF 
633: ñnñu - pechos de la mujer; ñitñuy • mamar | refiriéndose así 
la palabra en primerjugar al cariño de la madre con su 'hua- 
hua'. 

39. APA. 

al apa • fam. - a cuestas, en la espalda o los hombros, solo 
usado con verbos como llevar, cargar, tomar, aplicado tanto a 
personas, esp. niños, como a objetos. Rodríguez 4. 

Cz/;í7/7/í7/-t<í, Lafoxe 38: íí/íZ o í?/.?/- cárgame - lo dicen los niños a sus 
nodrizas. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendokf 47: ¿z/ííj - llevar, 



ArAClILTA -APALCdNA 1 35 

cargar ¡ probablemente del aimará, Bertoniü II 23: a/>a-\a. 
carga | apatlia - llevar: i es verbo que sirve a todas cosas, si no 
es para cosas vivas que llevándolas andan por sus pies; ibid. 
21. I Es decir, el verbo significa netamente 'llevar a cuestas'. 
Habrá entrado como término minoro (véase apir) o de las 
'chinas'. 

VARLWTF.S: llevar ácha, al acha, en acha o achíta; tb. 
en chacha, al chacha. [Talca. Lm.J 

Kl canibiu de/>,^</; i la repetición de c/i al principio serán del)idos a di- 
minutivo inlantil, como /,--c// en poquic lucho loichijlio ( — toditito), liacer 
i6/V//¿'=; hacer pipi, etc. 

. ' / ' 

>• 40. APACHETA. " "^ ■ " ''^ ''^'^' T^^¿ ,-^-- 

' ^ '^ ,, }' 
apacheta, I. - lit. etnolojía - trionton de piedras acumuladas J -^^ «-/j-^'- ' 

por los indicas en ciertos lugares de las altiplanicies andinas, I , 1^' í'^^^S 
esp. en las cumbres de portillos. [Norte peruano] Cp. Medina '^yo^^ > 

224. Germain, Soc. Scient du Chili VII 258. ' if^ ^ '^^^ v/v 

/-Vni.- Akona 33; Palma 19: Zcrulo. p ,:,('>•■ ' '^ 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDOKK si:apac/¿iía, apache- "^Vj:V "'' 

ta - la cumbre ^e un cerro por la cual pasa el camino; los mon- 
toues de piedras que se hallan en estos lugares. Desde los tiem- 
pos antiguos los indios al cargar fardos o arreando bestias car- 
gadas, tienen la costumbre de amontonar piedras al llegar a la 
cima de la cuesta, espresando de esta manera ^u gratitud i 
ofreciendo un tributo al Dios ( apachíj ), que les habia dado la 
fuerza de cargar i de alcanzar la cima. — Apachiía es una forma 
de acusativo: apachiyta o apachij-ta, pero en el dia se usa como 
el nominativo de un sustantivo simple, j 

La misma costumbre existe entre los indios hasta el sur de 
Chile; véanse mis Estudios Araucanos I 9, XI 2, ..: ademas MlD- 
DENDORF, Ollanta (^Leipzig 1890) páj. 27. Ca.na.S 12 i 13 
Nota. 

41. APALCONA. 

apalcóna, f. - n. vulg. de una especie de vinagrillo, Oxalis ka- 
palconidea, Barn. Según Gav. Bct I 451 en Colchagua. 

ETIMOLOJÍA: Es prijbablemente quechua. Middendorf 



136 APANCORA — Al'ATRAGADO 



484 da kapay - erutar, regoldar | ; - rko - es sílaba que refuerza 
la idea verbal (MlDDENi^OKF, Gram. 170) i - wc?;'- terminación 
negativa de adjetivos (1. c. 133). Es mui posible que ésta u otra 
de las numerosas especies de óxalis que se comen como ensala- 
da i legumbre tenga el efecto de quitar los erutos. Talvez la 
forma correcta es aparcofin; así se pronunciará vulgarmente en 
el Centro. 

42. APANCORA 

* apancora i menos usado, pancora [Concepción] f. - lit. i. 
n. vulg. de varios crustáceos braquiuros 'jaivas' de la costa del 
Pacífico, Molina An. 213. Comp. 418. Ovalle 71. Rosales 
297. Carvallo 21. Gay Zool. VIII 479. Cañas 14. || 2. can- 
grejo chico de agua dulce [Curicó.] 

Dice. Ac?' "iXM^ apancora - Q^XY/Á) áfi mar. i9/¿-¿-. /I ít.^ ■' define «Cangrejo 
marino de unos diez, centímetros de largo, con carapacho oval i espinoso, 
tenazas grandes i gruesas, patas peladas i cola triangular plegada bajo el 
abdomen. Vive en las costas de Chile.» Kl error de la ed.'- se esplica por 
la curiosidad de que en los erizos de mar que se conien en Chile vive casi 
siempre una rt'/'rt//í:í?ra oyW/Vví mui pequeña como parásito. La descripción 
de la ed.^-' es falsa, porque tanto apancora como ja/va ^on nombres jenéricos 
que solo por casualidad en rejiones determinadas se refieren a una especie 
en particular. 

ETIMOLOJIA: quechua, MlUDENDOKF 52: apankorai • 
cangrejo (de mar) j tb. aimará, V))¿.KY(d'A\0 \\ 2y. apancoraya- 
cangrejo. | La palabra parece compuesta de quechua, MlD- 
DENDORF 47: a/^ej - llevar, cargar, quitar, robar | +quechua, 
MiDDENDOKF 250: kora - la yerba en jeneral, mala yerba, ciza- 
ña I ; es decir "el que lleva (o roba) yerba... FeüRKS traduce el 
mapuche coynau por "apancorai.. Havestadt 632 coinau - 
cáncer. 

43. APATRAGADO. 

apatragádo, a- vulg. - "echado en el escondite. Aplícase en 
especial a las aves que entre las ramas de los árboles se ocul- 
tan, apatmgándose, de las de rapiña o de los cazadores que las 
persiguen... Según Cañas 59- 

ETIMOLOJIA: Cañas no da ninguna. Podría pensarse en 



APIR — ARAUCANO I37 



mapuche, FeBRÍ.S: pataran - plegar, doblar | . Pero se esperaría 
mas bien la forma a-pat{a)tacado. Cp. petrencarse, tralacarse i 
trapalcao. 

44. APIR. 

* apir, m. - lit. minería - minero que lleva los minerales en 
capachos a cuestas del lugar del trabajo a la 'cancha. Eche- 
verría 127. 

Molina 369: «En tres clases se divide la jente que se emplea en las 
minas, conviene a saber, en cavadores, fundidores i apires (llamándose así 
los que sacan el mineral escavado i los materiales inútiles).» 

VARIANTE: apire — ''encontrarán... al apire o barretero que 
abandona el combo i el capacho para venir a la villa... "JOTA- ' J-é^, 

BECIIE 76. -^'-'^-^ ' - 

Catamarca. Lafone 39. — Bolivia, Zi:ut)LO, apiri. 

ETIMOLOJIA: aimará, apiri - &\ que lleva, portador, parti- 
cipio del verbo apatiui; véase apa. 

45. APO. 

ápo, m. - lit. hist. - dignidad superior entre los indios chilenos; 
[)r¡mitivamente el gobernador instituido por el inca, después se 
aplicó a los españoles i tal vez a ciertos toquis (cp. aillareJiue) 
Zerolo, del Perú. La palabra es frecuente en los cronistas. 
"Otros cinco apoes (!) que estaban en mapuchun 'pRlBALDOS 
141. Plural ápos o ápoes; talvez ant. apóes. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebréS: apo ■ qX gobernador o 
principal | ; del quechua, MiDDENDORF 54: apu - e\ señor. 

46. APUI. 

apúi o apói, adj. invariable - vulg. - lleno, satisfecho de la co- 
mida; se usa en jiros como "estar apuin [Frontera] Guevara 
163. 

ETIMOLOJIA: mapuche, a//// - está lleno; de (Febrés) 
apuH - llenarse. 

47 ARAUCANO. 

* araucano, a, aJj. i bust, - lit. i. indio natural de Arauco i 



IjS AKAUCANU 



lo que se refiere a ellos. j| 2. indio mapuche o chileno en jeneral 
i lo que se refiere a ellos. 

ETIMOLÜJIA: El adjetivo «/-«//(:««(? es derivación castellana 
de A rauco, antiguo fortin plaza fuerte, parcialidad, actual pro- 
vincia i su capital, denominado según un arroyo en cuyas orillas 
se encontró primitivamente. La situación del fuerte ha cambiado 
varias veces. Del mainiche, FebkÉS, rng/i co "agua de greda, 
i el lugar del fuerte que los españoles han corrompid(j en Arau- 
cotí I . Esta etimoUjjía tb. se encuentra en KosAl.ES, Historia 
de Chile, lib. I, cap. 27, quien dice (pájs. 153 i 156} que los in- 
dios miamos siempre llaman al lugar ragco, menciona que el 
Uíjmbre debe su celebridad a Ercilla i opone ayancunas a purc- 
nes (páj. 194). 

En efecto, en ei acta del Caliildo de Santiago del 11 de Agosto de 1541 
(Col. de Ilisl. I 9<S) se menciona cuatro veces Rauco. En ci poder de Val- 
divia a don .1. B. Pastene de 1544 (Col. de Hist. II ar;) se habla de la pro- 
vincia de Rabeo; ib. 218 Rauco; ib. 225 «.el Ribimbi [error o mal leído por 
Rio I-5iiibiu] que es en la [irovincia de Rauco que manda Lochengo». ¥.n la 
reiin|)resion Ai¡. Hidro¡^. V' 479 se ilice Ronco. Pero ya en la tercera carta 
de Valdivia de 1550 (Col. de Hist. I 46 J se dice Araiico. Ilai varios otros 
ríos i rejiones llamadas Rauco; cp. p. ej. Lovi:i;a 140. 

Hasta el siglo XVIIl el nombre de araucano se usa solo para los indios 
de la rejion del fuerte que eran los mas valientes. Asi dice Mahiño m; Lo- 
vi;i{A 148 «araucanos i tucapelinosi); id. 154 los indios de Caupolican «eran 
valerosos araucanos»; id. 189 opone los araucanos de Lautaro a los indios 
de Itata, Xube (!) etc. | El Padre Ovai-lií dice que tflos aiaucanos nanease 
sujetaron al inca» ípáj. 18}; «los araucanos que han sido siempre el Aquiles 
de los demás»; id. 329. | Ba^cuñan 253 entiende por araucanos claramente 
los de la parcialidad de Arauco. 

Los viajeros españoles Juan 1 L'li.oa (páj. 309) entienden por «los indios 
araucanos de Chile» todos los no pacificados, aunque en otros pasajes 
(p. 49) hablan de «araucanos, lucaples [por tucapcles] i otros». ¡ El uso 
jeneral de araucano por indio de Chile, favorecido por la obra de Ercii>la. 
aunque este autor mismo emplea la voz solo en sentido limitado (véase la 
nota al canto L) parece deberse a la obra de Molina quien lo toma a me- 
nudo con tal valor jeneral, por mas que tb. a veces lo opone a huiliches, de- 
signando por araucanos los que viven entre el Biobio i Valdivia. IMoi.tNA 
reconoce sin embargo que la denominación se deriva de la provincia de 
Arauco i agrega (anóniíno 239- orijinal páj. 118) «entre tanto el nombre 
mas común que ellos se dan es el de auca qnt quiere decir «iiombres de 
guerra» j Vidaurri-; I 302, después de limitar el nombre de araucanos a los 



ARCAKICU 139 

que viven entre los rios de BíoImo i Valdi\i;i, el mar i los patagones, sigue 
«el nombre, sin embargo, mas ordinario con (¡ue ellos se denominan es el 
de auca, que quiere decir hombre libre, o moluclic^ que significa hombre de 
guerra. | De todo esto no dicen nada los antiguos cronistas. 

Desde la época de la independencia la denominación de araucanos por in- 
dios de Chile se ha hecho común i jencral. Las observaciones de Molina i Vi- 
daurre acerca de! nomijre, sin embargo, son falsas. Los antigu(js cronistas en 
jeneral dicen solo «los indios de la tierra», los «indios de Chile» o simple- 
mente (dosindiüs» i no reconocen ningún otro nombre jenérico. Los indios 
mismos nunca han usado nombre propio especial para su nación. .Se llaman 
simplemente dic, «lajente, los hombres», i en oposición a los vecin(js, p. ej- 
\o?, puelche (patagones septentrionales) o a los españoles, los Imiiunclic, se 
llaman re-che «la Jente verdadera, propia, pura», o mas comunmente niopu- 
che v'.la jente de la tierra, del pais». Véanse las voces auca^ mapuche i moluche. 

Sobre la derivación falsa de araucano<^auca dada tb. por Iíaiíko.s Auana 
Hist. I 53; 420, cp. mi crítica de la Lauque auca del señor Raoul de la 
Grasserie, Anales de la Universidad, Agosto de 1898. 

Según Bauuos Arana Hist. I 64 se llamaba piomaucaes o purumaucaes 
a los indios que habitaban en la rejion del sur de Chile hasta orillas del Bio- 
bio, así como llamaban araucanos o aucas a los establecidos al sur de esle 
rio. I Ilai que rectificar esto según lo dicho arriba i s. v. proinauca. 

araucaria, véase pe/iueii. 

48. ARCABUCO. 

arcabuco, m. - ant. - "el arcabuco es boscaje de árboles en 
monte alto o en lo llano; en fin, todo lo que está arbolado es 
arcabucot. Oviedo I 183 (lib. IV, cap. VIII). 

La palabra en Chile se encuentra solo cu algunos de los i)rimeros cro- 
nistas i en Ercilla: cea la entrada de un arcabuco lóbrego i sombrío» | cp. 
Dice. Ac. ^■'' la definición «lugar fragoso i Heno de maleza» es deficiente. | 
ZiiKoLo; ejemplos: Barros Arana, Hist. I, passim. 

ETIMOLOJIA: Según el apéndice de Oviedo es de la len- 
gua de Haití, lo mismo covíxo savdna, que designa de lo contrario 
toda rejion desprovista de árboles. Esta voz según el Dice. Ac. ^ •> 
escrita sabana, se sustituye en Chile a menudo por la voz cas- 
tellana sábajia, con la cual no tiene ninguna relación histórica 
o etimolójica. cp. Cuervo BuUetin hispanique IV. 

Oviedo II, 271. [los coronados] viven en sierras altas de savánas (sic!). 

OvDiuo II, 272. La tierra e provincia e valle de los pacabuyes es de sa- 
vánas, e aneganse la mayor parte dellas en tiempo de aguas | i así passim. 



J40 ARINCARSE — ATRINCAR 



La voz saxHina o sabana en Chile no es popular; se usa en ve/- de ese 
término la voz queciiua/í/wz/'a (véase s. v.) 

49. ARINCARSE. 

arincarse - vulg. - i. "trancarscn, obstruirse el vientre comien- 
do semillas de 'maqui , 'boldo', 'chupones', etc. o tb. mucha 
harina tostada || 2. enfermarse los pollos nuevos por haber co- 
mido mucho grano, esp. maiz [Centro]. 

Maule: Se dice del pollo que a causa de una imperfecta jestacion, al 
tiempo de nacer queda adherido al cascaron, nace enclenque i muere en la 
mayor parte de los casos. | Se aplica tb.a! guisado que por descuido de la 
cocinera se pega en la olla mientras hierse. V.vsqüez. | Metafor. (persona) 
enclenque i encojida Cañas 59 sin etim. 

ETIMOLOJlA: del mapuche FebreS: ^//;¿«í;/¿ • estacar | 
con el prefijo castellano a. Por el significado cp. mapuche, Fe- 
HRÉS: ritnüín ■ estar enterrado, o tapado como el fuego | del 
cual probablemente se deriva rniicun. El significado es, pues, 
"taparse, obstruirse como con estaca^. 

50. ARUMCO. 

arúmco, m. • ? - según Gav, Zooí. VIII "un sapo grandei.. No 
he podido comprobar la palabra en uso actual. Algunos cro- 
nistas mencionan el nombre por su interés mitolójico para los 
araucanos. 

i\Ioi.iNA Conip. 424 rana arunco vríinacorpore verrucoso, pedibus palma- 
tis». I ViDAUKRE 226 el arunco es mayor que el la rana csculcnta. PinLU'Pi 
Mz. 782, dice que no conoce el nombre vulgar i no puede identificar el ani- 
mal. Según Cax.as 14. arunco se usa para espresar el concepto de la fealdad 
de las personas. 

VARIANTE: arunco. 

ETIMOLOJlA: mapuche, Febri-.s: arhvico - un sapo grande 
que dicen les conserva las aguas i lo llaman también Gen-co I . 
Mapuche co significa naguan. La primera parte de la palabra se 
relacionará con FebrÉS: arcan - bajar o menguar el rio o mar ] . 

51. [ATRINCAR]. 

atrincar - vulg. - amarrar la punta del lazo en un palo después 
de enlazar un animal [Frontera], 

ETIMOLOJlA: mapuche, P""ebrf.S: thuncon o thuncon -arre- 



ASNAUCHO — AUCA 14! 



llar, envolver | convendría como etimolojía si no fuera mas 
probable que se trate de un derivado del término náutico cast. 
trincar. Véanse los diccionarios i por la etimolojía MoNLAU 1059 
i KÓRTING N.° 8369. 

52. ASNAUCHO. 

ají asnáucho, m. - lit. - una clase de ají de vaina redonda, cor- 
ta, colorada. [Norte]. Cañas 59, ají ovalado mui picante, sin 
etimolojía. Alcedo 19, lo alaba mucho por su gusto delicado. 
Zerolo da la voz como americanismo, i como peruana la for- 
ma aniaucJio, 

ETIMOLOJÍxA: quechua. TsciiUDI Wr)RTERH, 62: asjiak 
ucJiu - ají que huele bien, | cp.iMiODENDORF Jl: asnay • despe- 
dir olor I id. 130 ndiu - la pimienta, el ají. 

53. ATUTEMO. 

atutémo, m. - n. vulg. de un arbusto siempre verde con flores 
verdes, tb. llamado árbol de aientas. ( Lhigunoa glayidulosa) "sus 
frutos son solitarios, todos cabizbajos sobre pedúnculos delga- 
dos, i caen con facilidad; la jente del campo los emplea para 
cuentas de rosario". Gay, Bot. II 371. [Centro i Cm.] 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche; talvezde mapu- 
che,FEBRÉS: í2//¿/^;/- cansarse | +//'£';«í7 - cosa robusta, sana, her- 
mosa, bizarra | lo que daría "el hermoso cansado- a causa de la 
particularidad indicada del fruto. El árbol 'temo' es mui distin- 
to del atutemo. 

54:. AUCA. 

auca, m. - lit. hist. • denominación, frecuente en los cronistas, 
que daban los incas a los indios no sometidos o rebeldes; espe- 
cialmente en Chile a los que estaban en tiempo de la conquista 
española al sur del Maipo {cp. prpinanca) i del Maule. En este 
mismo sentido tomaron el nombre los españoles; p. ej. "si que- 
ría... ser auca i rebelarse contra nosotros, que lo hiciese luego", 
Rascuñan 346 | los fronterizos ancaes [opuesto a los "imperia- 
les" los indios amigos de Imperial] id. 477. | El mismo sentido 
tiene la palabra entre los indios mapuches mismos; así habla 
FoNCK, Mcnéndez II r.'?2 de aucas cerca del lago Nahuelhuapi; 



14:^ ATTQTTE — AVFCAHUE 



son picunches o pehuenches, pero su cacique es muí enemigo 
de los españoles cp. ibid. p. 128. | CORTÉS HojEA, An. Hi- 
drogr. V. 514 i 515 dice que los indios enemigos llamaban a los 
españoles mi caes para ofenderlos. 

Eqiiivocaciainente se ha tomado auca como nombre propio, Molina. 
Anón 2;<q; Yidai'rhk T 302, cp. araucano. lí. Vutña M. Stgo. 148. De 
ahí pasó a Baki'.aií.á, Manual fie la I.eni(ua Pampa, Buenos Aires 1879: 
páj. 6; DKí-AfiKASsKiíiio, Langue Aura, Paris, Mai^onncure 1898; páj. 5,1 
otros autores. 

VARIANTE: falso auca; el plural es aucas o ant. diicaes, i 
tal ve/. Ab. ancáes. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, I-^EBRÉ-S: auca- alzado, rebelde ] 
se aplica de preferencia a animales caballunos i vacunos bravios; 
del quechua, MlDDENDORF 16: aiika- t.x\<tví\\^o, contrario, re- 
belde. 

55. AUQUE. 

áuque, m. - vulg. - una greda blanca de la cual se hacen las 
"bolitas de auque" que se usan para jugar [Nuble]. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente es mapuche. No encontré la 
voz en los diccionarios. 



56. AYA YO. 

poroto ayáyo o ailladíto, m. - según Gay, Agr. II 102 una 
variedad mui mantecosa de porotos { frrjo/es ó\c& Gay ibid. lOi). 

ETIMOLOJÍA: Si las formas son correctas, serán de oríjen 
indíjena, mapuche o quechua. 

57. AYECAHUE. 

* ayecáhue, m. o adj. - fam. - i. persona ridiculamente vesti- 
da, pstravagante: cosa grotesca; R(»l)RÍr,UEZ 45; || 2. grosería, 
tosquedad, adefesios, estravagancias; ( )rtÚZAR 47; en plural: 
Echeverría 131 II 3. truhán, Guevara 163; [Poco usado en el 
Centro, mas en Cm. i .Sur] La palabra es ofensiva. Cañas 14. 
Z ERÓLO. 

ETIMOLOJ I A: mapuche ayo-ka-z^'e 'do que hace reir a otro" 
del mapuche, P"EBRES: <7;vm« - chancearse. 



//^ 



n / 



f/ 



AYUNTO -RAORK T43 



58. AYUNTO. 

ayunto, adj. invariable o in. - vulg. fam. - papas ayunto o sim- 
plemente ayuntes se llama una clase buena de papas [Centro 
M. i Sur]. 

Kspocialmente se llaman así las papas grandes i escojidascon que se paga 
a las personas que han ayudado en la cosecha (véase initii^iiro). En algunas 
partes llaman asi csp. las papas dobles, pap;is grandes con pequeños tu- 
bérculos adheridos, evidentemente bajo la influencia del cast. vunta, como 
si fueran dos papas «ayuntadas» como bueyes envuntados. 

ETIMOLOJIA: mapuche, Febrés; ayhntun- tener afición. | 
Véase tb. nitít. Es decir "papa preferida^ . 

59. BAGRE. 

* bagre, m. - hist. nat. - i. nombre de varios peces sin escamas; 
esp. el bagre de agua dulce ( Trichomyctenis macidntiis i spec. 
Gav, Zool. ll 311. Naematogenys inerniis i spec); el bagre de 
mar, Potichthys poros. Casi todos son buenos para comer pero de 
aspecto feo por la boca mui ancha. Molina. An. 216. l| 2. met. - 
boca de bagre — hozTi ^x?LX\á^ i fea: ser como ba<^re, ser ¡di ¡agre — 
feo, atroz. ECHEVERRÍA 132. 

Parece que el nombre del pez es conocido en toda la América, pero no 
en España. Alckdo 20: bagre { Siliiru.'i h'ii;rr) pez común ¡ aliundante en 
casi todos los rios de la América etc.; da descripción detallada. 

. i r/V«//;/í;, Granada 97: i. pezabundante, pero despreciado | 2. mujer tea. 

Perú, Palma 20: i. pez. | 2. mujer fea i despreciable. 

Colombia, *¿VE,VL\ o 538: I- pez (PinuloduR utaf^dalnirnúí.) \ 2. desairado, 
charro | . I^RIP.E 32. 

yaiezue]a,Q,\\.V\S<) i,()\. — Coísln Rirn Kf.p.RAZ 10: t. pez ( Cxpriuiif. hnr- 
7/%) j 2. ramera ordinaria. (íacini 81. 

Ho?ii/uriis, Mrmuiíeño f¡: l. pez ( Siluní'; bii:^ri') | 2. listo, astuto, por ¡o 
resbaloso del pez. 

Salvador, Barberen\ 22: i. pez | 2 . listo, a\ isatio, doloso, fVaufluleuto. 

Cuba, PlcllARDo 21; bairi- (raro), pez no común. 

Velez DK Araí;on trae luiifro. D/cc Lir. i Zf.Rulo hngre. Este tb. el sig- 
nificado de Colombia i como peruanismo: moverse como un bagre -no te- 
ner tranquilidad ni asiento: ti), trae h,i>[rino. Dice. Ac no da la palabra. 

ETlAIf^LOJiA: Es probable que sea antillano o centro ame- 
ricano. 



144 ÜAGUAL — 13ALAI 



/('/ 



Según el apéndice de OVIEDO seria voz del Paraguai, lo que 
no creo. 

60. BAGUAL 

* bagual, adj. - fam. - I. bravio, montaraz, indómito; 'cima- 
rrón' 'caita, se aplica al ganado caballuno i vacuno sin dueño 
montara/ en las faldas de la cordillera patagónica i en la pam- 
pa arjentina. En este sentido la voz es mas bien arjentina que 
chilena. Una serranía de la Patagonia austral se llama 'Cor- 
dillera de los Baguales'. Ortúzar 49, de Salva. || 2. metaf. 
hombrote, individuo alto, tosco i torpe. Rodríguez 50. || 3. ^?^^- 
dar bagual - quedar solo, se dice de objetos, animales o perso- 
nas que quedan abandonados con intención o sin ella; dejar a 
?/«<? (^íí^/zrt/ - abandonarlo. [Patagonia, Territorio de Magalla- 
nes] - Z ERÓLO. 

Arjentina: Granada 98. 

ETIMOLOJÍA: Granada lo deriva de la forma indianiza- 
da (pampa) cahual<Cs.d.s,\.. caballo, lo que es imposible. Rodri- 
(;UEZ parece que lo confunde con gnagual (Jiuahnal) derivado 
de Jmaliua, con el cual se roza por el sentido. Véase hiiahual. 
Parece que la voz no es americanismo (como cree Salva), sino 
esencialmente arjentina. Talvez se deriva del guaraní MONTO- 
\i\ Vi ■jd'- ,baqná = cabaqud -coxú&w^c, velocidad, fuerza, por- 
fiado, a, Tí son vocales nasales, á nasal larga. 
\í DERIVADOS: ^íf//^7Azí/^z, f.- fam. i. conjunto de "bagua- 
^ les" II 2. torpeza, acción grosera. Arjentina, Granada 99 I i ba- 
gualon — h?ig\Jid\, apenas se usan en Chile, fuera de Punta Arenas. 

61. BALAI. 

balái, m. - vulg. - i. canasto i otros objetos semejantes de mim- 
bre [Tarapacá, Arica i Tacna; según Cañas 59] || 2. bolsa de 
tejido de fibras de corteza de 'maqui' [Sur, Osorno, según CA- 
ÑAS 1. V.] II 3. fuente plana redonda de tejido de 'voqui', 'coi- 
ron', fibra de 'maqui' o 'ñocha' = Hlepu! [Chiloé, según Ca- 

ÑA.S 1. C. I 

No conozco la palabra en Chile N. C. Cm. 
yy^y/tt), Ramos 78: bandeja de guano (=fibra de palma), caña o bejuco 



' ^UC<^dA /^ C-ctC\C (C^ ^L<^-K-^ 



BAQUIANO - ÜAK ÜACOA 1 4=; 

usada para aventar anoz i otros granos. — 6«¿íz, Pichardo 21 : plato de ma- 
dera a modo de bateíta en que se avienta el arroz etc. en algunas partes de 
tierra dentro. Dice. Ac^-'': cesta de nWmlire o carrizo. Zt';Roi,o=Pi(:HARno. 

VARIANTE: ortogr. balay. 

ETIMOLOJÍ A: Cañas 59 dice que viene del araucano. Pero 
la palabra no existe en esa lengua. Probablemente es término de 
las Antillas, si no es antigua voz castellana. Si se usa o no, en 
los demás paises de Amórira, no lo sé. Estando en el Dice. Ac. 
la mayor parte de los dice, de provincialismos quizas solo por 
este motivo no lo mencionan, . -^ ; .; 

.:,'^ ^,^62. BAQUIANO. 

* baquiano, a o baqueano, a a menudo escrito vaqueano 
— lit. - 1. persona que conoce bien los caminos de una rejion: 
práctico. 11 2. en jeneral, persona hábil i (esperta en algún asun- 
to. II Rodi<k;uez 55. ' 

«Dos valerosos indios, de toda la tierra baqneanos-í), lÍAserÑAN 2X5. | 
«Toda policía... necesita contener en su seno dos o ties bandidos, como 
ajentes secretos, baqueanos i conocedores de las <,:;n:iridas de facinerosos o. 
HAfJKo.s (x\{V.7., Huerf. 103. 

Ai.rFiio 23: hiji/iimiií) pr.íclico de los caminos, trochas i alajos de alpun 
paraje: es ¡eneral en toda la América. — /irjt'niinii^ (íramaha 103; IjAI'ont. 
Ki. — Períi, Akona 56: Palma ?i. /^í7c,7,'/<';-,ri..r:Ai.i,os 31^.- 'L't>li>i)ih¡n, (jikr- 
V'o 457, UUIHK -i},.— Salvíu/or, P>AKHEI¡Kj\A 2(>.- Cosía A'i.a, GaoiniS.I, 
I'RKRAZ 12. •' 

La palabra fué aceptada en Dicr. /le.''". Zkroi.u cita j\Ia')i;i) Alkman: 
•^iquecomo tan baquiano en la tierra, todo lo conocia» i J. Tsaacs: ksc co- 
noce que el tigre está bien comido i vaquiano». 

ETIMOLOJTA: Según Juan dkGuzman cit. por Cuervo 
457 este antiguo americam'smo se deriva de haqn/a (-^-habilí- 
dad, destreza, usado en Colombia i Arjentina; cp. Zkrolo) i 
proviene de Santo Domingo. 

El apéndice dé Ovmího dice: ubaquía: viejo, veterano, término con que 
los españoles designaron, después de la conquista, a los soldados viejos que 
liabian tenido parle en ella». Habria que leer hai¡iiitiiii> \Mn /^,i</!Ú,i. 

.!.■• -r'"^^)- -. 

63. BARBACOA 

barbacoa, f - hist. - arma/on de ramas, platafc^rma sujetada 

iir .1 lONAiíio jn 



t/i'j nniTo lyirijiN 



por postes. "Hallamos... aligamos altos i levantados catres u 
barbacoas t.-ii (]Uc ponían las lt:;_;uinbres de jjorotos i maíces al 
tiemple de las cosoclias [los indios|" JjASCUXan ('>},. Parece (jue 
la v(jz ^e ha perdido en Chile tiesde el s¡í,d(j W'III. 

l':'I"IM( )LOJ i.\: I^arece que es voz de Haití. ( )vii:i>0 I 2^0 
dice: Ihn-bacoa ... andatnios cubieitos desde los cualc^ se cuidan 
los maizales. 

VA lni.■^lllo íiiitor III i^i cia (te Ciit'\-a el sii;i)i(icaci() "bance licclio de caña 
en (|iie (iucrmen los ¡ndiosf. I \' <s> hai)la de prisioneros asados en barba- 
coas o parrillas. 

Evidentemente hai dos \-oces distintas hnrhacihi; la (¡ue ha llegado a Chi- 
le, se encuentra con significado mas o menos iguil en Cuba, l'i( h.ilHDo 2?. 
Mépio, '!"aniauli|)as. I-J A.Mo- >^2--de-\an, — Costa Kiea. (íaí.ini .S^— enipa- 
11 .ido, aiina/.on donde se t ienden i as plantas ernedadora^. (.'olonibia, l'l.'liiF 
Cl -camilla, parihuela, palaiujuin; aparador, vasar, anacjuel. Rl olrosignih- 
r.ulo (¡ue en el Dice. .\c. ' ■ a|X(rece romo americanismo «carne asada en 
un hovo (juese al)re en la tierra i se calienta cf)mo los hornosD lo puedo 
solo comprobar en El .Salvador, Ií.m.'i-.khkna 2.S i Mepco. distrito federal . 
K* \Mi)s S2. /kkoí.m d,i los dos si^nilii'ados. Caí.im en el suplemento rn-e 
quíM'sta acepi'idu es >in)pleni(Mile un error .le lo^ acadi :)ii< os. 

-^eeuM las .lias de k' \\io-. p,i!i-, c ,jtii- 1 (■.líiin-ntr iMste r-l 'iioiilii adw cjue 
II ,\ i't' pon. ir ,il i li il''ii, , curji!!'! 

64. BEJUCO. 

'" bejuco, m. lít hist toda (jlanl.i sarmentosa, de tallo del- 
icado ¡ largr», ya rastrera, \ a eiijazadrí a lc,s .irbolts o ari-usto.s; 
espec. ruando ^e usan como -^oí^a^ I'^ici .\c' rp. .-Vppnd. 
Oviedo. Ai>cFno 25. 

[.a V07, usada f)or los cronistas ( pJM'lLL.A, canto I), e.s hoi 
puramente literaria. Le corresponde el chileno vo^uii. 

iiTIMOLOJÍ A: forma primitiva hexuco "bexuco.s son una': 
venas o correa.s redonda^; que so crian revuelta.^ en los árboles 
(i también coleando dellos) como la correhuela", Oviedo 1 164. 
Probablemente lene^ua de Haitc 

65 BOCHAN 

bochan m. - vulo - terreno con rastr.ijo de cliarra en oposi- 
ción al • ra-trojO" (de trigo i cebada; especialmente cuando^ para 



P,nrnF -RocuiNCHF. 14; 



cambiar de cultivo, se está preparando para sembrar o ya esté 
sembrado con trigo. (Centro merid. i Sur) RODRliiUKZ 61. Ca- 
ñas 15. 

VARIANTE dinl. huechan Kcííevkrría 1.%. Guevara I 
165 [Sur], var. ort. vochan. Cp. vudieyí. 

ETÍMOLOJÍ A: mapuche, Ff.hréS: voclinñ - cañas de maiz | 
lÍAVESTADT 61 ]. i/^^f//^//- canna. aruiido maicii; | id. 613 7'//- 
f//^;/ - aí^er demessus, restibilis. | Valdivia: "t'oclieil ■ c-á\\i\ de 
mal/ \erde. 

60. [BOCHE|. 

boche, m. - íam. - 1. pendencia (término de colejiales). 2. fies- 
ta bulh'ciosa, "bochinche". 

ETIMOLOJIA: J^s mui posible que sea la misma palabra 
que rejistra el Dice. AC' de Venezuela — "repulsa, desaire" i 
España "el hoyuelo en que los muchachos jue^^an con bolitas, Y 

etc." Y "1 ' '^ '-A''"-- TÁxVV^C-^ — ■ ; ^^^ ^ 

Por el cambio de idea cp. cJioclo7i: por la etimolojía, hocJdncJre. 

67. [BOCHINCHE]. 

' bochinche, m. - lit. - alboroto, tumulto, desorden público. 
KoDRKíL'EZ 62. /)/¿-¿-. Ac:' \ '> . I 

Arjentina, íír.an'.ada lio— Perú, Arona 65 — luuador, Ckvai.í.ks .^o, tb, 
bochinchi— Venezuela, Cai.Ca.ñh í,(íi— Guatemala , Batkps 133 — Rio Graude. 
do Snl, Beaurepaire 18. 

ETIMOLOJIA: Dice. Ac. dice que la palabra es americana, 
es decir, no se usa en España. .Si fuera de oríjen am.ericano solo 
podría provenir de las Antillas. Creo, empero, que es antigua 
voz castellana, relacionada con boche, hochñi, boc/iero, etc. Véan- 
se los diccionarios. Cp. boche. 

Rodríguez 62 propone una etimolojía araucana vuchcun-\-chc «el saltar 
de la jente». Pero la formación es falsa, deberia ser al menos 7<ucIicu-\-che: 
fonéticamente tb es imposible. 

DERIVADOS: I. * bochinchero, a - lit. - inclinado a hacer 
bochinches, alborotador; rejistrado por los mismos autores que 
dan bochinche. Colombia, Uribe 39, menciona bochinchoso. 



148 ímHOHÍO — llOLDO 



2. * bochinchear - fain. - hacer bocl.ínche, cp. Barros QHP/Sy 

Vocabulario f,. ;:¡ ^^ : ...:: : .' ••:';;rr! o:jf'^.)'^ .osítiJ luo oL. 

I /-..i'vT.(rto 7i8( /^^■^^ es. BOHÍO, ^d íííI^ 

' bohío, m. - hi'st. - habitación |)riiTiitiva de indios, rancho, 'ruca'. 

•'■I. a p:ilahr.i íiu- Inñda de r.cnfro /Xint'rif.'t por lof! ooiiquistadores. Parrice 
que su uso en Chile se pcrílió temprano. 

Carta de (¡on/ai.o Pizakko a Pr.nuo de Valdivia, col. de Fíist. 11 230 
"un holiio". I "bíjhios i cabanas de ¡os indios", Trihakdos 138. ¡ Cortks 
H0.1KA, A a. Hiili-o^i^r. V 511 - 3:3 i a menudo. 

VARIANTE: buhío, "buhios que son sus casas". Pastene 
An. Hidrogr. V 473. 

ETIMOLOJÍ A: "Las ca.sa^ que moraban, las cuales comun- 
mente llaman bullios en estas islas todas (que quiere decir casa 
o morada); pero propiamente en la lengua de Haití el buhio o 
casase llama eracraw. OviEDO 1. 132. 

Según el Apéndice de Oviedo la voz es de Cuba i se priinuncia hoi hojio. 

Ai.cF.ixi 32: hiijio. Dice. Ac.^"' ''bofiío'\ 
■ '•■ Cliha^ PlcHAKDu 30: hiijio l>iij, !)..:. :^.\ .^ ^.^ i. 'bi ■>!• . 

ÍHííee»: BOLDO. rd 

•*'boldo, m. - íít.- áfbbí o arbusto siempre V(írde,''ac hojas 
mui arom.it icas, flores blancas en racimos cortos, fruto comes- 
tible, desde Coquimbo hasta l.lanquihue ( Boldoa fragrans) 
Gav, Boí V 353. MuRii.LO 180. Molina An. 207 Comp. 406. 
.Carvallo 2425. 
o(. Los detalles científicos cp. Rkiciie, Prod. ^ 23, 

La infusión de Uis liojas es antiguo remedio casero contra corrimientos 
de cabc'/a, sífilis, hidropesía, dolore.s reumáticos, el jugo para dolores de 
oídos. 

La medicina moderna ha reconocido la eficacia de la boldina para afeccio- 
nes del higadó i del estóniágo. Los cuescos sirven para cuentas de rosarios. 
Zktí'oi/) trae hnl'do\ holdu como árboles de Chile, no dice que es el mismo, 
ademas boldoa «especie de planta que se cria en Méjico». Esto será un 
error. "iv; lü ' lijií^üír' 

FiriCNTE» menciona no menos que diez i ocho fundos i lugarejos denomi- 
nados :¿&/(^^',iX 4íW<^f''K?ft^:^'^d('^'^.'^''^M^'Í^P^ ?í^ SK'v^í^ffP ^ Centro, jneridioual. 



1;üngo — CACAO í4y 

VARIANTE: boldu Gav, 1. c. Cakvaixo 12. [Centro vulg. 

bordo. í :;-; :'' .i ' ; ■_ ■.;>;■ í'.l .li ';■(_;. . , i..'.^ 

DERIVADOS: boldóa, f - lil. - el término botánico, con que 
Gav designa la planta. 

boldína - f. - principio amargo alcaloide del boldo. Segiin el 
Standard Dictionary es C:.,yH-._.0^. ZkkolO. MUKILLO iü6. 

ETIMÜLOJÍA: Será mapuche; pero no está en ningún dic- 
cionario. 

: Rosuies I iig enumera e¡ viili/u entrf las maderas muí dnra> que .-.upleri, 
en ,m^i)^h(jíi 91SUS la lalta del hierro. J ibici 2.27 /v/(/w., ,,..,. 

^■'70. BONGO. '"'''' "• '■ " ' ■'';': " ' 

bongo, ni. - lit. - mar - embarcación [)etiueña con punta a 
proa i u popa, sin t|uilla — íV/z/ía/, e:>p. cu el sur la ijue se hace 
de un s(j1o tronco de árbí^K iZ|iRO,Lq. 

ICs anliguo riiiiericanismo, .Vkckík) 27 llama así una cnihaiiaCMín grande 
del rio Cliagres cerca de Panamá, hecha de uña sola pic/.a du madera. C«- 
Aí, PicItAftrX) 31. — Cí'/oia/>/n,U\iíKV. ^o—'C'iKshi /x'tca, Gaci.MI <)t-^Nof/f/u/;i:., 
MiairifiEÑo 22 — Gualt:mala, Bai'KES i^t» --Fallí) en Dice. Ac.'-;en ''aiia- 
icce: 'tcspecie de canOíi' usada por los indios du la A]lléric;^ Central » El ¿,jg- 
niftcfiflo valia segiiij las rpuiones,. Véase ib., ViiO Mai'üiriio Es/'nii'.'i. 

ETIMÓLOJrA: Probablemente es' voz de las Antilla:>. ., '^' 

71. BUNCAR. ,,:,;. , , , '/, , 

buncár - vulg? — Según C.'^NAh óu; quemar. "Esta bvinc.tdo el 
asado", por está quemado. '¿\n etimolojía. •' ■; ' " ' 

ETIMOLOJ I A: Se podría quizas pensar en una derivación 
en -car del verbo mapuche, FeííKES: /'igen - obrar' con exceso 
ser nimio o demasiado o tb. importuno. ,, , . ; 

' •' " j.TiüU};:>li 'j!üí_>i ,(( -i;:/. i :r).i :Aj .i¡ií,:;i':r,..! ,;.i¡''i:'a.l 
-^^J ;:b ¿^u;Ji;..!<)JÍ] :AJ[OJÜM]']'ji 
cqi.i?! (í>r^ii-(,frM yli-i ;.i :i ; í!ij. !" ■.■AtjVC'i 

72. CACAO, COCOA " "!''-^^ ' "^■<''-<-'í^1í 

. , . .,v. I»l "" ■■■' ' 

cacao, m. - lit. - las semillas del árbol Tliecbroaui cacao se 
llaman yn Chile "granos de cacao"; tb. se dice "manteca de ca.- 



cao"; el nodibre del árbol apenas se puede considerar como pa- 
labra popular. Kn cambio ol polvo que se vende en los almace- 
nes i la bebida hecha del mismo se llaman siempre * cocoa, f. 
Por la voz cacao véase Alcedo 34, i Dice. Ac.'^ . 

ET I MOLOJ I A: náhuatl, Molina II \ o : caca u ai/ - ^rano óc 
cacao. I // es terminación, de modo que la base es: cuoum. La 
, lorma cocoa se ha hecho vulgar por el rótulo ingles de los tarri- 
los de lata importados de Inglaterra. La forma inglesa íí'íTfCfc no 
es mas que la [)alabra castellana estrojjeada, como poUito por 
patata. El Standard Dictionary menciona cacao, caco, cacoa, w- 
cao i cocoa; solo la primera i la última son de uso frecuente. Cp. 
chocolate. 

OviKMo VIII c;i|). 30 (tomo I 318) dice que la fruta se llama coco o cacan 
o cac.i^uat (cacaguale). 

73. CACIQUE. 

* cacique, m. - lit. - 1. jefe de indios || 2. ptTS'.'najc importan- 
te o individuo que se cree tal (espresion burlesca) 1| 3. fam. - per- 
sona mui gorda o que lleva vida alegre i opulenta, 'ivivir como 
un caciqueii, "estar como un caciquei.. RODRÍGUEZ 75 || Dice. 

Ac.^-K 

Desde los primeros dias de la conquista se usó la palabra con aplicación 
/ a los jefes de indioschilenos: «1 tomados algunos de estos indios i atormen- 
/ tados, dijeron cjue su cacr^ue, que era el principal señor del valle de Can - 
/ concagua, que ios del adelantado llamaron Chile, tenia nueva dello de los 
caciques deCopoyapo, i ellos de los de Atacama...» Caria de Pedro de Val- 
divia al reí de España áe\ 4 de setiembre de 1545. Col.de Hist. 1 3. 

Según OvALLii 150 los caciques son jefes de familia. | Rosales 112 llama 
caciques a las cabe/as de linajes. 

l.os indios mismos emplean el término como voz castellana: en su lengua 
dicen lonco, ¡(iilmen, loqui, etc., según el valor especial de la palabra jete de 
familia, principal de una rejion, o jefe de guerra o política. 

ETIMOLOJÍA: Rodríguez 75 de Las Casas - i9/rzr/í7 de 
Colon: "I allí (en la Isla Española) supo el almirante que al rei 
llamaban cacique". De consiguiente es voz de Haití. 

Oviedo III tag: «.aqueste nombre cacique no es de la Tierra-Firme, sino 
propiamente desta Isla Española, e como fué esto lo primero que poblaron 
c ganaron los cristianob, ellos han dado este nombre cacique a lo:> señure> 
de otras partes por donde en estas indias lian discurrido. En la lengua de 



Cacha- Cacha MBA 

Cueva, de (jiic aquí se trata, el nombre del señores '¡ueri, i en algunas i>ro 
vjncias de Castilla del Oro se llama liba i en otras partes della se á\CG jura, 
i en algunas ^uaxiro: pero este nombre guii.xtro hanle tomado de los cari- 
bes... 

DERIVADO: * cacicazgo, m. - lit. - i. dignidad de cacique 
p. ej. OvALLE 150. II 2. territorio gobernado por tal jefe. I| Dice. 
Ac}^. 

74. CACHA I (hacer). 

* hacer cacha, fam. - hacer broma a una persona con jestos i 
ademanes. RODRÍGUEZ 76. 

ETIMOLOJÍA:í:a£-//a significa por lo demás en Chile el man- 
go de cuchillo, revólver i otros objetos parecidos. Pero en el jiro 
"hacer cacha a unon está talve/, la palabra quechua (MiDl)EN- 
bORF 288) -(Vyií/üíO- - espantar, intimidar. BARROS Grez, Vaca- 
butario 8 da una palabra quechua cackca, cosa (|ue .^irve [jara 
amolar o afilar | . Habrá error en la palabra; no la puedo com- 
probar. 

75. CACHA '1 (echar) 

echar o meter una cacha- bajo- 1. ejecutar el cuito [(entro 
i Norte] il 2. ejecutar acto de pederastía; [Norte|. , 

ETIMOLOJÍA: aimará, Bertonio II 40: ccacclia incestuo- 
so I ccacchatJía ■ incestuar | ccaccha - pecado nefando entre mu- 
jer i mujer | ccacchatha - cometerle con alguna mujer. ^ 

Es evidente que la voz ha entrado en Chile por los mineros ¿ 
del Norte. ^ 

DERIVADO: cachero, m. - bajo - sodomita. Es termino co- 
rriente entre los mineros del Norte. 



76. CACHAMBA. 

cachámba, t. - vulg. - un pc^, especie de lisa chica en la boca 
del rio Maipo. Mitgü ¿iza' ' ' 

ETIMOLOJIA: .Será indio; probablemenre quechua. 



152 CAGHANLAHUA 



77. CACHANLAHUA. . , , , , , 

* cachanláhua, f. - lit. - planta medicinal, jencianea, Eiy- 
thraea cliilensis. Gav, Bot. IV 402. (JktúZAR 62. MUKI- 
LLO 127, 

Es mili medicinal i de frecuente uso en la medicina casera. 

(ÍAV dice: xDe un gusto inui amargo, máxime cuando seca, los habitantes 
la usan para j)urificar la sangre i pira las Hcbres intermitentes, queccjrtaal 
instante cuando tienen poca intensidad; la usan igualmente como sudorili- 
ca, tónica, etc. i tan de continuo que se suele encontrar de venta en casi 
todos los bodegones; se lleva también en el Perú, Buenos Aires, etc. i en 
otro tieinpo, se hacian grandes esportaciones para la España i sobre todo 
para la botica del rei». Cp. tb. BaiíH('S Arana, Hist. VII 394. 

Au'Eiin 40 da cancliala^iux (Gcníiaiiii Clachaulainicn (así!) Mol) dice: «su 
nombre caclianlaguen, en lengua chilena signihca yerba contra el dolor de 
costado, 1 corrompida la vo/ poi Ins españoles la llaman canchalaguau. | 
LiVi, /iiiliií^na se encuenira en Oi.lVAliE.s 37 | : ci1c/ííI/¿(<ii/ií'/í í'n CoKIíOHA 23. 

.li'AN I lfM,(tA 584 dicen (|ue la ituichalnií^ua es jeneralmentc conocida en 
España. | I?Ki,i,o III 529 usa ciuhaii/iij¡^ii(i en \xrso. 

Asi se esplica<pie la [)alabra entró en el iJiccionario de la Academia don- 
de se lee en la i;-;.' edición: 

(.V;/7t//(//í?i,'V¿ír. (del chileno íí/í"//!v/í/-í.'^«í7¿,,li:ierbu contra el dolor de ^')i,i,i- 
do) r. Planta anual americana, de la familia de las jencianeas, muí semejan- 
te a la centaurea (error por centaurea) menor, pero con los tallos mas del- 
gados i las hojas mas estreciuis. Se usa en medicina. — C^inchda^ua f. = 
CtiiicJialaí^^ua. 

AInMNA comp. 385. cachanlahiicn (jue Boinare i otros .autores liman cluiii- 
cclai^iíc, cachnnla^ua, etc. 

Coloinh'iíi: Uun?!;; 48: «xanc/iciLi^uii, planta de grandes bulbos; es diurético 
eficaz i se pretende que cura la hidropesía». Parece que no conoce la plan- 
ta. — C/í./Zí/zw/íí, Batres 161, parece citar la vox solo por encontraise en el 
Diccionario Académico. 

■MkíUEL Luis AMlJNÁTKiau Kkves, Al ¡rnrcs 'id Diccionario i la j^iuinur ti- 
ca. Santiago de Chile de 18^5 páj. 229 habla estensamente de la planta. L^a 
cita de RosAUKs, IlisL. feíi. del rciao de Clúle lib. IL cap. 8 i cap. 9 quien usa 
Xá.'iorm-i.caclianlai^ucii (léase caclianla^úcn) i caciíalagiicn {\ézsQ cacitolagücn) 
de .Andrks Brm.o, (véase. íjrfi)?^) . ^e jolina, (\éase arriba; i menciona 
((.el cdilicnla/iuc/i o la canchalagua, quíi en Chile llaman cachiniagua}) de Per- 
NEl'l'V. 

Amuna'I K(;ui recomienda aceptar las íormas de la Academia. 
OiiruzAK también corrija caclianlagiia en cancltalagua. 
ETIMOLOJIA: La etimolojía correcta a la que alude Mo- 



CAcilANA 153 

T.INA, i que queda estropeada en el Dice. Ac. está en Febrks 
páj. 433 del orijinal: ^'Cachan -dolor de costado: cacJianlahiitn - 
la centaurea, hierba conocida, amarga i fresca. Cp. Ab. ibid. páj. 
528. "Z.íz/í/c^w - cualquiera hierbas medicinales, o cualquiera re- 
medio o medicina". Esta palabra es derivada de laJme - mortífe- 
ro, de lan - morivsQ + /ine que al ñn de la composición espresa 
el medio con que se hace algo. 

VARIANTES: La forma mas usada en Chile es sin duda 
la cachanláhua (así (iay: caclMiilagiia o cdnckanldhiia, i el ca- 
chanláhuen (así PiliLii'i'i liUmcntos de Hist. Nat. 285. agrega 
en paréntesis caucha nlagua). La forma canchalahua es poco 
usada. p A 'í 'a • ; i ; ': • 

Todas las demás no las he oído en Chile. Según la ctimolo- 
jía i el uso chileno, que en esta tnateria serán mejores arbitros 
que la Real Academia Espaiiola, las formas mas recomendables 
son /(/ caclianláJiua o el cdchdiilalincn. 

78. CACHAÑA. ' 

.■ 1^. i .,'»<■•• I ■ 
• cachaña, f - \. lit. -especie de loros pcqueíios Mkrosittacc 
ferruginea, MuU.; vuelan en manadas i caeii con mucha grite- 
ría sobre los campos de trigo, maiz, etc. II ECHEVERRÍA 138. No 
cslá en Gay. - -o;\ví í í ..; . 1 

Los costinos en bandaas 
comenzaron a llegar . j ; 

cual cachañas Ijiilliciosas , 
ofreciéndose a segar. 

Cañas, UiUamaule 7 . 

2. fam. - rebatiña, ÜRTIZAR 62. || 3. fam. - majadería, burla, 
mofa. cp. repitiendo palabras o haciendo jestos. Barro.S Grez, 
Vúcabiilatio 8. ECHEVERRÍA 138 jl 4. fam.- el quite del cuerpo 
en juegos de carrera "hacer cachaña", ¡j No está en Zerolo, ni 
en ningún dice, fuera de Chile. 

Jjas cachañas se domestican tácilmentc i se encuentran a menudo en las 
casas de la jante del campo. Así se esplican los significados metafóricos por 
la observación de las costumbres del animaüto; también ac.-^ porque laca- 
chaña quita el cuerpo con mucha habilidad cuando la quieren pillar, sobre 
todo jiersonas que no son de la casa. . 1 JOI i" ' ' 1 1 • i _ ' -j 'i 



t^4 CACHARF-íii 

VARIANTE: Kn ac- se dice tb. cachúña, evidentetncnte 
por asimilación a chaña i chuña; véanse estas palabras. 

l^^TIMOLOJÍ A: No he encontrado la palabra en ningún dic- 
cionario mapuche, tampoco en MiDDENDoKi- i Iíertonio. 
Supont^o sin embargo que el nombre del animal es indíjena. 
Los mapuches hoi llaman a la cacha'ia ya'ciniCrna. 

DERI\^ADOS. cacnañear - fam. - embromar a uno repitien- 
do jestos i palabras,- "hacer cachaña ' a uno". KaRROS Grez, 
Voc. 8: cachañero, a i cachañísta, m. i f. i adj. - fam. - el (]ue ca- 
chañea, embroma. Hakrus Grez. /. f. 

79 CACHARPAS. 

cacharpas, f. pl. - íam - conjunto de prendas i utensilios de 
poco valor o viejos, coinu ropa, silla de montar, muebles etc. tras- 
tes, trebejos. 

Roi)RI(;UE/ 76. /ERÓLO. 

Ayjcnliiui^CíWWWW 125; l,Ai' ink 'h): lueun'on (ic (.usas pertetieLienteá 
.1 un viajero» —/W/i', Auona 78, I'akma 22 — Cobla Rica^ ÍtA'íIM 103: «za- 
patos ifrandes i viejos» — Hotiihiras, Mkmhrkño 26: «trasto iniílil». 

ETIMOLOJÍA: La palabra viene de la misma voz quechua 
que dio el f^ftryx^xúsvcio cacharpari • zo\\v\ift nocturno de despe- 
dida cjue se da al que va de \ iaje {Dice. Ac.^ ■' páj. i6y conser- 
va la errata de la edición anterior cachaspari, pero está correji- 
do en las erratas al finj quechua, MlDUENüuRF vdy. cacharpa- 
} iy - despedir al que se va; ¡ de cacha - mensajero, enviado | . 
Cacharpas significó primitivamente "lo que se lleva el que vade 
viaje con todo lo suyo". RODRÍGUEZ da etimolojías inacepta- 
bles. 

DERIVADOS: ' cacharpearse - fam. - i. ponerse todas las 
prendas de vestir, esp. con lujo exajerado, p. e. un huaso endo- 
mingado, un jeneral que se pone todas sus condecoraciones. Es- 
te significado que RODRÍGUEZ "jG llama misterioso, se deriva fá- 
cilmente por ironía. || 2. adquirir poco a poco los muebles i uten- 
silios de la casa, ropa i alhajas. RODRÍGUEZ "](>, 

* cacharpérp, ni. - íam. -el que compra i vende caciiarpas) 
ropavejero (raroj. RODRÍGUEZ 76. 



CACHI — CAtHlLLAHÜC l^S 



80. CACHI. 

cachi, m. - niin. - i. sal, "vetas de cachi, tierias con cachin [ Ñor 
te, de Tacna a Copiapó; CANAS i6j II 2. un carbonato de cal. 

Uakba 24 ó\re: nu/i' es iin jénero cümo aUibabtio hlancu, costiijsu i fácil 
de quebrar, quiere decir W en l;i lengua leneral de aqueste reino- 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 164; cachi - la .sal, 

SI. CACHILLA 

cachílla, f. - vuIl;. - 1. Iri^o cocido o guisado a la manera de 
ios indios II 2. raro -el trigo natural. [Maule, .Sur, Frontera], 

ETIMOLOJÍA: Los indios chilenos llamaron el trigo "mai/ 
de Castilla" pronunciando esta voz cacliilla (Kebkes: cacltilla • 
el trigo, por decir de Castilla, de donde les vino). 

Esta espresion corresponde al nombre que los indios dieron 
a la cebada, llamándola calutcllii-hiia "maiz de caballo". 

Los chilenos quedenotninan un guiso de trigo cocido a[;rcM- 
dido de los indios con este nombre uo saben que usan la pala- 
bra castellana. Ca.NAS 16 sin ra/.on no acepta la etimolojía de 
Febrk.s. 

Caslilla se llama también en el Centro cierta bayeta o jénero burdo se- 
mejante a la franela; en Aconcagua, Talca i maü al sur 'icafnc de castilla)) es 
la del cordero cp. Rodkigukz s.v. Aquello se dijo en oposición a ios jéneros 
fabricados en el pais por los indios i chilenos, de algunaclase importada; esto 
se esplica por la oposición del cordero o carnero de Castilla al Iniequc o clii- 
lihuci/uc de los indios, el «llama» que los cronistas llaman simplemente «el 
carnero de la tierrav (Véase, c-hilili,u¿(/uej. "(jranados de Castilla». Tivir.Ai,- 
l»t's 8 i 13. 

En el Ecuador ude Castilla» añadido a muchas mercaderías equivalga 
«de la mejor calidad», aun se dice ¡castilla cosa!— cosa esquisita. TohaK '/h. 

82 CACHILLAHUE 

cachilláhue, m. - vulg. - trigo, trigal. [Chiloé] 
EjTIMOLOJIA: Es composición áo. cachi I la (véase arriba) 
con la partícula hue que en mapuche significa el lugar donde 
hai algo; de consiguiente el significado primitivo es '■cam¡:«o de 
triso. 11 



156 CACHIMBA - CACHINA 



83. CACHIMBA. 

* cachimba, f. - lit. - pipa de fuinar. Rodkkíue/ ']C). \\ fregar 
la cachimba a uno - fam. - vii!g. - — ''fregar la paciencia", moles- 
tar, hostigar. Fernandez 15 11 Dice. Ac}'\ 

Entre los chilenos la costumbre de fumar cachimbas ya se ha. perdido casi 
por completo. El pueblo solo fuma «cigarros;;, es decir, ci,t(arrillos can en- 
voltorio de papel u hoja de mai/.. La cachimba es sin embargo conocida por 
tctdos en boca de estranjcKJs i de marineros. I.a palabra upipa» es mui poco 
usada. Cp. Ab. (¡uila. 

Arjcntiftn^ (íranada 127: tv?íA/w/)('=t])ipa; '■/iifi¡!//l>a=]io/Á-> de corta pro- 
fundidad (=^oJsf///¿>a o ciici/niii^ así en el Brasil, Perú, Cuba i anticuado en 
Va Arjcntíiia cp. Arona ioi, Pichahdo 55.) — l'crú, Abona -¡r)— Ecuador, 
Ci;VALL('S \2— Venezuela, CalcaÑh 4m7: cad'imho— Honditrai, MkmbkeÑu 
2f) I Cuba, l'ji'UAKlKi ;í8; ((/(/.'/w/'r' i Laclúiii/'a. 

ETIMOLOJÍA: Talvez es voz venida de las Ar.tiilas; Vi- J 
i IIAKDO i (jRANADA la creen afrieana. lo 'jiie no me parece ini- 
posible, y^ J>^£^í^yf^^ I .u/J, ,¿:c Vv./('»_:^ 

84 CACHIN. ''iP^^lH''^'} 



cachin, m. - Vil!. - escróhilas el) el cuello [Chiioé, I>. CAVA- 
DA ó(V|. 

ETIMOLÜJÍA: Es sin duda mapuche, pero 110 eí.tá en los 
diccionarios. , , , , , .., 



.1;.: I 



85. CACHINA 



cachina, f. - n. vulg. de varias especies de ¡uncus i Scirpus; 
pFIíLiri'i, Atacama (5o. 

DERIV^A DO: cachina!, m. - rejion donde crecen muchas ca- 
chinas. N. pr. de varios fundos del Norte. FUENTES 44. Como 
n. pr. podria tb. significar ".salar" cp. cachi. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente quechua; talvez de MlD- 
DENDORF 165: mí-///«a -solución salada o alcalina con que se 
mojan los tejidos antes de teñirlos; o de ibid. 217: kachiy ■ es- 
tender cosas menudas con las manos o con instrumentos. 



CACHIVUVO -CAHL'EL 157 



86. CACHIYUYO. 

cachiyüyo, m. -n. vulg. de unos arbustos que crecen en te- 
rrenos salobres del norte. (Atriplex atacamer.se i otras especies 
parecidas.) ,^'^n^<^\ . 

I lai varios fiiyoos del nombre Carhixuxo i (',irhi\iiv,jl rii el norte: rp. / 
FíF.NTES ^6. Prrii/fi'í'r, At-nc:uii:i ¿.u-Jr=r- — /"V 

KTIMOLOJl A: (inechua, Míi^DKMdork \(K\:fac/n'-h\ sal -f- 
¡b. 1 T 3: i7¿jv/ - verdura, legumbre. | El significado es, pues, 
"X'crba de la saín. Cp. cochayuyo. 

87. CAGUE. 

cague, m. - n. vulp^. de un pato del sur. ("AÑy\S \(\ Sec^un Ga\' 
I 457 Micropterus cinereus; pero es equivocada la forma que d.i 
el autor cagues, i la sinonimia "o qiieííin (véase esta palabra.) 

VARIANTES: í-<^é', Maldonado 40: formas falsas: cague, 
Gay Zool. I 457 I cagt\ Molina 43.S. 

,. ETIMOEOJÍA; mapuche, V \'.\'.\<\>\: rap/w - un pato, como rd 
pato real. 

SS. CAGÜIL. 

cagüil, m. - n. vulíT. (le un ave parecida a la e^aviota, Lnrus 
cirrocfpha/iis, según Gav, Zool Vil I 4.S0. No estoi sf<ifuio si no 
es mas bien cáhuil ; no he oido el nombre. 

PL'ÍTMOLOJÍ A: Seguramente mapuche; talvez es la misma 
[)alalira que b"KFiRÍ-;s pone rcí'.V///'/ - gargaji\ ¡ Algunas gaviotas 
vomitan ruando se les quiere pillar. 

89. CAHUEL. 

cahuél, m. - vulg? - un mainrferf) marítimo de Chiloé. No pude 
í)l)tener mas datos. 

ETIMOLOJIA: Talvf;/. derivado del mapuche, Ef.IíRKS: ca- 
hue ■ remo: cnJiucfi ■ remru, bojear | \w\\\)\\c\\f^.ka%ífel¡i seria i'cl que 
reman. ... 



T^S CAHlTíN- CAICA 



90. cahuín. 

* cahuín, in. - fam. - i. borrachera, pendencia, reunión bulli- 
ciosa do jente alegre [Centro, Centro merici. i Sur] ECMEVERRÍA 
1.S9 11 ?.. casa cíe remolienda, o diversión, jarana jColchagna] || 
j^. andar en cahuines- fam. -estar metido en enredos, Cañas 
16. II 4. se arde el calmil • raro - se dice cuando una fiesta es mui 
animada [Centro]. 

VARIANTES: íríi^///«, {A'í.dcaguin. \ Una grande fiesta i bo- 
rrachera que llaman ellos cagnin. liASCiiÑAN 102 j Aquella fies- 
ta i ca^üin que quiere decir junta cftmun i aleare borrachera. 
id. 201. I Molina, An. 256 habla con evidente errata de convi- 
tes (]uc se llaman iningacu i cagiiia; el orijinal 149 dice cagnin. 

VA (¡üiithi |)rimitiv<) de (^hilor lo (lesriil)e MfUi \i.ki»,\ cp. M aldon.vdo 
.\CTli. 

cáhuil, raro esjj. en ac. ' 

KTIMOLOJÍA: mapuche. Fkurks: íTíí/z/íí';/ - borrachera o 
junta para beber o emborracharse, cahuiütun -\c\\fi\\^ o hacerla 
i quizá lo dicen así, porque en sus bebidas se suelen sentar en 
rueda, puesto en medio un canelo i bailando al rededor de él; 
significa también "el cerco de la luna o del soIh. Hai un fundo 
Cnracahuin, una villa Curacaví i dos lunarejos Cáhuil, cp. FüKN- 
TKS 75 i 46. 

DERIVADOS: * cahuinéro, a i (raro) cahuiniénto, a - bu- 
llicioso, vocinglero, enredoso [Centro a sur]. 

X" i\. — Probablemente se refieic a la misma voz luIiuÍ)/ el término 
lili}} usado por Lovküa 140: los indios de Valdivia «estaban repartidos en- 
Ire si por rahic';, que quiere decir parcialidades, i cada cabix<¿r\'n\ cuatrocien- 
tos indios con su cacique. Estos rahir.^ se dividían en otras compañías me- 
nores que ellos Uaiuan vtocliullns. las cuales son de pocos indios i cada una 
liene un superior aunque sujeto al señor (¡ue es cabeza del cnhiit. 

De la voz iiinrhulln no encuentro esplicacion en ios _s(ram:iticos ni en los 
demás cronistas. | Ctihi (una vez se imprime (o/ii) en el sentido de pueblo 
de indios del sur i en Cliiloé es usado varias veces por Cortes Ho.jea. 
An. Hidroi>r. V ^15, plural rabien ibid s66. 

91. CAICA. 

papa caica - vnlg. - una xariedad de papas ( Solannin tuhero- 
siíw) [ChiloeJ Maldonado 33G CA.NAS, papa 17. c^. papa. 



CArCAVF.N-CArMOAVIDAN igq 



ETIMOLOJÍ A: Será mapuche; no se halla en los diccio- 
narios. 

92. CAICAYEN. 

caicayén. m. - n. vuljj. de una avecasina (becasina) de mar 
que se alimenta de cangrejos chicos e insectos en las playas de 
mar i de los rios. Según Gav, Zool. VIII 480 Limosa hudsonia- 
na o hudsonica. Zool. I. 420 da solo "vulgarmente avecasina del 
marii. 

VARIANTE: caicaen, Cañas 16. 

ETIMOLÜJIA: mapuche, Ferkj;s; cayrayeii - pájaro caza- 
dor de camarones. ¡ El nombre se t()m<> indudablemente del 
grito del animal. Cp. tb. caiquel. Hai un fundo Caicayen en el 
Sur i otro Caicnyenes en la prov. de Linares; cp. FuF.N TRS 46. 

93. CAICHIN. 

caichín, m. - vulg. - f. oveja de lana sucia. || 2. la lana sucia 
[Chiloc) 

ETIMOLÜJIA: mapuche, Ff.IíRKS: r^jr////// - cámaras i te- 
nerlas. I páj. 320 dice caychiiii, que mejor corresponde a la 
forma castellana. El significado primiti\-n será "oveja con lana 
ensuciada por escrementos... 

94. CAIHUA. 

cáihua, m. - según Caña.'; 58 otro nombre de la fruta acJios- 
cha (véalo'. En su lista no aparece el nombre ni la etimolojía. 
No pude obtener mas datos. 

ETIMOLOJÍ A: quechua MiDDENDORF 213- haihva -{xxxXk 
carnosa i hueca que se come como legumbre i sirve para re- 
llenos. I Caigua es nombre de un lugarejo cerca de lquique¡cp 
Fuentes 46. 

95 CAIMOAVIDAN 

papas caimoavidánes; — \'ulg. una clase de papas de Chi- 
loé según Gay, Agr. 11 1 19 
ETIMOLOJÍA; Ln forma de la palabra me parece algo sos- 



I 6o CAI'JUH.— CAITA 



pechosa; es posible que contenga algún error- Si es correcta 
podría pensarse en derivación del mapuche, Febrí.S: caynintun 
- rumiar el ganado | . caimavida significarla i'cerro del chupo- 
nal n i j)()dria ser un nombre de lugar; cp. ma[)uche, FebrÉS: 
cay • q\ chuponal i su vinta \ -f ;;/(^/í?<r/'Aí - montaña, cerro. | 
cp. cJiítpoii, Nota. 

96. CAIQUEL N v- \- v; 

caiquél, m n. vulg. de una especie de gaviota (según Rp^KD 
38 Lariis serraniís, sinónimo de cJielle). No sé si hai relación 
con íT^^///"/ (véalo). ' ' 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche; talvez el nombre 
se debe al grito que en varias gaviotas suena como cai-cai o 
fancdii (vea cunen 11 i caicayen). 

97. CAITA. > :: ( '. ■ 

* caita, -'iflj. i sust. ■ fam. - i. bravo, al/ado, salvaje, se rlire 
de animal(\s vacunos i raiíallarf^ GrFAAP..\ 1 164 || .?. met. de 
personas, poco sociable, esquivo; según Cax.xí'. \C^ tb. gracioso, 
agudo o intelijente. II 3. trabajador que viene de otra provincia 
por poco tiempo para trabajar, p. ej.. en la cosecha. || 4. término 
de carrilanos - bandido que viaja en los trenes para ejecutar sus 
fechorías en coimivencia con algún palanquero u otro emplea- 
do de la línea, a quien paga en caso de éxito, ("p. Fkrroca- 
RKií. de junio 15. 1902. [Centro meridional i sur]. 

GA^ , Agr. I 283. Nota dice "No he tenido ocasiónele ver los 
caballos salvajes llamados casta por los araucanos.!. Es error 
por caita. ' ' ' '' '• " 

ETIMOLOJÍA: mapuche /w/rt- alzado, libre. Yéasc Esiu,- 
dios Araucanos VII 9, i i passiri^. No está en los diccionarios. 
Talvez está relacionado conquechua, MiDDENDORF 288: kajcJia - 
brioso, violento, animoso. j^ivi .-►!>■ -^r. i 

DERIVADO: caitano a. - fam. vulg. - caita- , trabajador de 
a/iiera [(.'entro merid.J. 



CALACHIJNCA — CAI.P-UCANA i6t 



98. CALACHUNCA. 

calachúnca, i. - n, vuig. de una bromeliacea epifítica en los ár- 
boles dei norte ( Tülandsia viresceus). 

ETIMOLOJI A: E> probablemente quechua. Hai varias pa- 
labras kallay en Middendorf 263. 217, que significan rebanar; 
partir: bañar; principiar; kala - sin pelo, calvo, desnudo, pobre 
(ibid 290). chunca es "diezn (ibid 362). No me atrevo proponer 
nada de definitivo, 

99. CALAHUALA. 

calahuála, f. - lit. - nombre vulgar de varios heléchos ( Gonto- 
phlehium spec. Polypodiuní spec); también se llaman "yerba del 
lagartot, Gay. Bot. Vi 500, SH- 5^3- Algunos son medicina- 
les, las raices so usan como sudorífico?. MuRlLl.O 223. Espi- 
nosa 43. Según MURILI.O 95 se usa el nombre de calahuála tb 
por colcilla Oenotlicra vintica. 

VARIANTE: ort, común rníagn.f'a, así Gav, i otros. 

ETIMOLOJI A: Es seguramente indtjena, [¡robablementf 
quechua; se puede pen':ar en '/arios coinponentcs. AíXFl.iO 3;- 
menciona luia jilanta dil m¡>":mo nombre (|U(; ) varec- (|uc fue- 
esportada como medicinal desde el Jícuador i Pen'i; la llama 
Polypodiuní la>iceo¡atiivi.]v KY^\ Uí.LOa f;84 alaban la cniaguala 
romo especílico "para hacer evacuar los humores dtvtoda .suerte 
de excesos interiojesi.; dicen que la mas selecta se cria en los 
paramos de las [M'ovincias meridionales del Pcri'i, i qun uo se 
conoce en España. 

100. CALAPURCA. 

calapvirca, f. — vulg. - im guiso que recuece con piedras calit-n- 
tps, según Caxa.s 16 [/Vntofagasta i Tarapacál. 

E'IIMOLOJ ÍA: Canas dice "tlel quichua callapnrcau. No 
puedo comprobar la palabra. Talvez derivado de MiDDENDORK 
165: callnpi - andas para cargar ¡ si acaso las piedras se colocan 
en un enrejado de palos como en el curnuto; vea esto. 

101 CALBUCANA 
papa calbucána. f. - \ulg. - una variedad de papas Soliunini 
tuherosuin; \6?i^c papa. (ChilocJ ("añas, papa 17. 

liKi íONARIO II 



62 CAt.CHA — CAICHACURA 



ETIMOLOJÍ A: Es derivación castellana del nombre de lu- 
gar de la provincia de Llanquihue Gí/¿«rí?= mapuche, FKBRits: 
cailvu - a/ul — -^co agua i es decir "ai^ua azul.i. 

102. CALCHA, 
calcha, r i mas usarlo * calchas f pl. i - fain. - cí-rneja, pelo 
largo en los pies de caballos, plumas del pit' en pollo-?, palomas, 
etc. Rodríguez 79. 11 2. - vulg. - pelo que cubre la frente Cañas 
16. II 3.- vulg. - harapos, jirones que cuelgan de la ropa^ csp, de 
pantalones viejos. || 4. - vulg. lenguaje de "carrilanosn (trabaja- 
dores en la construcción de ferrocarrilesj - el bulto con ropa i 
ca\na. 

CaltiDinrca^ IjAICinj: 63: cnlr.ha - prendas do uso personal que se ponen o 
que sirven para tapar; piezas del apero; I páj. 112 habla tie las cilclius lii' un 
¿¡aiítho. 

DERIVADOS: I. * calchón a, - fam. - cernejudo. RODRÍ- 
(JlJEZ 79. I! * calchona, f. i.fam. - srr fabuloso, de la luitolojía 
popular, parecido a cabra u oveja "linudan, es decir de lana o 
pelo largo; se dice que espanta i daña de noche a los que an- 
dan solos Parece que tiene cierta semejanza con el Wer2vo¿J 
del alemán, loiip gonvi del francés cp RODRÍGUEZ 79! || 2. vulg. 
- la bruja en jeneral. || 3. fam. anticuado- el coche, la dilijencia 
I Norte ?] Rodríguez 79. 11 4. fam. - mujer vieja i fea. 

2. calchonear - vulg. raro trabajar como cochero con un 
coche ajeno sin permiso del dueño [Centro]. 

3. ralchonéo, m, - vulg. raro - la falta, que comete el coch ero 
ruando sin autorización del patmn entrega el coche a otro para 
que trabaje con él. j Centro] 

4.* calchú(d)o, a. - vulg. - cernejudo, el que tiene calchas. 
Rodríguez 79. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrES: calcha ■ pelos interiores 
) es decir, el vello de las pudendas, etc. Rodríguez 79. 

Es posible que en la palabra calcJíona haya contaminación 
con mapuche. Febrés: calcu - brujo, bruja. 

103. CALCHACURA. 
calchacúra, f. - según Gav, Boí. VIH 407 nombre vulgar de 
los liqúenes, esp. Parmelia spec. que crecen tb. en peñas i píe- 



CM.CHi — rAT.Ptcn I f 6 ^ 



dras, Gay ib. 128. Rosales I 242: "calchacura es una yerbe- 
zuela que se cria sobre las peñas" i dice que es bueno mascarla 
contra llagas en la <^art:janta. 

ETTMOLOJl A: mapuche í-'khri s: calclia - pelos interiores i 
-\-cura piedra j : t*s decir, "el pelo ríe la piedra" V^AI.DIV lA pone 
caifa cura - ovas. 

V ARIA^'YK: i/toculcií)a Murillo 2J4 i chalcacuru parecen 
simplemente formas falsas de los libros. rrco(]ue no se usan. 

104. CALCHI. 

caichi, aiij. - \w\^,. rai(»-cl que tiene diarrea [Sur ?|. 

irrTMOLOJÍ A' Oui/as se relaciona < on <airhin (véase) o 
con quechua, MtddfINDORP 2.C.\- ,^v7//r/////-í',¿)' i>rodu. ii ruido 
como el vaciar un líqin'rlo, ha<~er f^iu^du, u llevarlo en un cántaro. 

105 CALCHO 
cálcho, m. - vuly;. - varieflad de man/ana camuesa [(.'hilie]. 
RTIMOl.OJÍ A; l'rr.bablcinente mapuche. 

106 CALEUCHE 

caléuche, m. - vnk',. - embarcación luítica fjue jiuede ir dch)a- 
jo del agua de mar o rio. tripulada prjr brujos. (Juaudo ellos 
quieren se trasforma en un tronco de árbol o una roca i los tri- 
pulantes en lobos marinos o aves acuáticas. El que cae bajo el 
poder del caléuche aparece con la cara vuelta hacia la espalda 
i en estado de demencia {Chiloé, D. C WADA 64]. 

ETIMOLOjIA: Se deriva sin duda de una palabra mapuche 
solo'conservada por VALDIVIA: caleutu)i - mudarse de condición, 
o tener parecer diverso I 4-^/'^ jente. Calen-che es pues "jente 
mudada, trasformada". 

VARIANTE: caléucho. 

107. CALPICHI. 

calpíchi, m. - arbusto del Norte, Lycinm horridnm; PhilíPPI, 
Atacama 60. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente quechua. Talvez MinDEN- 
DORK 290: X''rt/(7 - sin pelo, calvo, desnudo, pobre | +ib. 65S://- 
chi ■ la raí?;. 



^f^ CAI.QTJIN- -CALLA 



108 CALQUIN.^^ 

calquin - según Gav Zool. VIII nombre vulgar del águila 
( Pontoaetus^ o Geranoaetus mel apiolen cus). Gay ZooI. VIII 480 
dice equivocadamente Pontoactus. Según Zool. 1 221 solo los 
araucanos dicen calquin; el nombre vulgar chileno es ^^ágidla^^. 

KTIMOLOJIA: mapuche, FerrííS: ¿-ít/^/í/^ - águila grande. 

109. CALTRI. 

cáltri, adj. - vulg. - el que ha perdido parte de la dentadura. 
[Maule]. VaS(,)UE/.. CaxaS 6o. 

V A R I A N T E ort . : caJichi. Va soi ^ rz. 

KTIMOLOJIA: Será mapuche; pero no se encuentra en los 
diccionar¡f)s, Talvc/ rl^ la mfsr^iri rai/ que '(Sr/»;'/ í véalo) ^^map. 
cnlpa\ 

110. CALVA KÍ. 

calva, según Gay, Bot. VMII 407 er, nombre vulgar de Cicer 
arietiiiiini, el garbatuzo. Según Bot. II 102 se usa solo entre los 
araucanos. 

ETIMOLOJ I A: calva es forma mapuchizada i abreviada de 
cast. ¡^arlmnr.n^ como ahis-<iarveja. Febri^S: cah'a - garbanzos. 

111 CALLA. 

calla, f. - vulg. - i. palo puntiagudo para sacar plantas con las 
raices i abrir hoyos en en cl suelo para sembrar, [Centro mer. 
i SurJ [Maule] Vasquez. 

Vasquez dice lo siguiente: 

Calla. -Baña de madera para ravnr ia tierra. 

Consiste en un trnzo de madera ruvo largo varia 011 relación con la es- 
tatura de la persona que la usa. La punta destinada a penetrar en la tierra 
es aguzada en forma de daga; el otro estremo es de forma redonda, i en é] 
se apoya la barriga paia dar a ia calla fuerza de penetración con todo el peso 
del cuerpo. 

La calla la empleaban los campesinos, especialmente los pastores para 
estraer de la tierra el rclbiin, plantita cuya raiz da un bonito tinte rojo, mui 
usado en la coloración con que se adornaban las mantas; &[ gti anquí, el la- 
giii,]s.púa, el ;z//?t> - este último nombre tiene un sonido nasal solo parecido 
al que da la combinación con que lo escribo • i otros tubérculos i bulbos que 



CALLAMPA 165 

usaban como alimento». ..((Recuerdo haber visto (ha 40 años, mas o menos) 
[en tiempo de invierno después de mala cosecha] a aquellas jentes ocupa- 
das en sacar guanquis, i grandes estensiones de tierra levantadas por esa 
operación. Todo eso sc hacia a punta de Lalíat>. \ 

2. punzón de colihue usado para deshojar los choclos de la 
chuchoca [Maule] VAsQUEZ (cp. chuchoca). 

Véase también chope \ pitón, que significan mas o menos lo 
mismo. 

ETIMOLÜJÍA: Febkés trae solamente ca/¡a -mata, brote o 
renuevo j ; pero HernaNDE/: ca//hiie - m^Lidi, vastago, brote; 
ca/lhiien - matear, como papas. ¡ Esto corresponde a Ha\"E- 
STADT 616: callhiie - frutex | i ca//a - palus quo fodiunt. j Parece, 
pues, que hai error en Fehrj.s. Quechua, MlDDENUORl 165, da 
solo: ca//a - el palo de la rueca. | La etimolojía primitiva está en 
aimará, Bertonio II 33: callatha - plantar cualquier cosa. | Se 
ve que calla ha sido el palo usado para plantar entre los aima- 
ráes i quechuas, que lo trajeron a Chile. 

Cañas 16 lo derivado quichua ¿«V/í/ - romper traspasar j que nu puedo 
comprobar. 

112. CALLAMPA. 

* callampa, f. ■ lil. t. n. vulg. du It»:. huugu¿, grandes, comt.-^- 
tibies del grupo de los Hinenomicetes {Agaricus i Piioliot.. 
spec.) del' país. RODRÍGUEZ 104. 1¡ 2. los "champignons , im[r..r- 
tados, sean secos o en zov\'áqx\2í { Agat icus campestris). \\ 3. cual 
quier hongo comestible. |l 4. callampa del diablo - los hongos 
venenosos o inadecuados para la comida según Gay los Lycoper- 
dum. II 5. fam. burl. - sombrero. || 6. burl. bajo, entre estudian- 
tes - el miembro viril de los potros. ll 7. la punta de las regade- 
ras II 8. burl. — orejas grandes. 
Ecuador; Cevallos 43, callaiiibíi. 

VARIANTE: Gay. Rodríguez i Zerolo escriben malm- 
yampa. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 291; k'allampa - 
hongo. 

DERIVADO: * callampéro, m. - lit. - vendedor de callam- 
pas, i el que las busca en los bosques. , .^ •.. - . 






113. CALLANA. 

• callana, f. lit. - i. vasija ancha de barro, plato hondo de 
barro. || 2. tiesto o fragmento de olla de greda o de fierro que se 
usa a menudo para tostar en él maiz o trigo. Gav, Agr. II 48 
Solar 173 ac. ' i -. Barba 170 i 182 usa netamente callana por 
crisol. II 3. burl. - reloj grande de bolsillo i reloj en jeneral. OrTü- 
/,AR (15. II 4. vulg. - marca tosca ¡demasiado quemada (para mar- 
car animales/ || 5. fam. - manchas negras que, se dice, tienen en 
el trasero los descendierites de negros o zambos; fulano tiene 
callanas úgm^C'A "es descendiente de negrosn. || ac.- Zekolo. 
L;i palabra no es rara en los cronistas: Pedi una callana limpia, que es a 
modo de sartén, en que tuestan el maiz, el trigo i otras legumbres, l5.\s<'U- 
\A\ 275. I Se cut)rian con callanas i tiestos, Ro.sai.ks 1 5. | 

maiz por las pastoras confitado 
al fuego con arena cu las i.ai!anas. 

C)ÑA, canto Xlil. 
Va>\i| i;/, «.il.i \ersos [)oi>ular('s: : ■ 

Cuando me vine de arriba [es decir: del smj 
dtjs cusas no massciitia: 1 

la callana cu ijuc tostaba, 
1 la. piedra tP que mulia. — 
1 dt un testamento de pobic ; 

Itctn: Declaro que dejo 

un plato i una cucbars , 

i también una ctiUaua 

con rungues i agaiiiulcre [es deur: el trapo con que se toma 
la callana caliente riaii^tíc véase s. v.j. 

F'kbkkí: considera la voz callana cumj castellana 1 la. ti aduce al mapuche: 
t allana - ^iiípe, 1: /f?¿/v - la callana en que tuestan. 

/'ou, AHUM.Í S¿ - Colomhuí, IJiiich 47. ZgkuI.o ac- i -. 

KT1M()L( )TT.A: Ks vo/ quechua, MlüDENDüRF 291. k'allay - 
cortar disco;>, rueda.s; | luxiiana - cuchillo ancho | es decir, el 
instrumento para cortar; lo (]uc corres|)onde al significado de 
la terminación /¿«(véase macana, picana i otros). Parece que la 
denominación ha pasado del instrumento al pedazo cortado, 
esp. de la calabaza que sirve de tapa parala vasija de calabaza 
i cuya forma se imita con greda. Pero es tb. posible que haya 
habido otra (jalabra «juechua que corresponda directamente. 



CALLAfU — L-AMAHütlU i L) / 



Mossi, Dice, cast.— quechua (^Sucre 1860) X. 211 "tiesto, cascos 
o coheiieva: ca//a?m<i. 

Cañas 17 dice: del quichua ccañalla, tiesto o casco para fun- 
dir metales. ! No puedo comprobar la palabra. 

DERIVADO: callaneár - vulg. raro - hacer manchas: se dice 
de marcas de fierro que no salen limpias sino borradas por que- 
mar demasiado el cuero del caballo, cp. callana'' . [C entro a Sur]. 

Subrc las niunclias (jiic se ciicueiitran espec. en la rcjion sacrultiml'ar i 
en recien nacidos de sangre mezclada compárese la literatuní etnolójica en 
cl excelente resumen del Dr. Leumann-Xitsciik (del Museo de la Piala) 
eii la revisla alemana Global, tomo í^5 p. 2<v7 i La Manclm Morada (nonihrc 
que se da a este fenómeno en el norte de la Arjenlina) en «La ."^emaiia Me 
dica» de Buenos Aires U;o.< n." 20. 

114. CALLAPO. 

callapo, in. - min. - pieza <Je enmaderación minera, sl-muii 
1->AKBA 5 la escalera minera. - C|>. /j-.ROLu. 

ETIMOLOJI A: aimarás BtKTONlu kl 34: laliapu - ebcalera 
para arrimar a las paredes con atra\esaños, 

115 CALLECALLE. 

callecálle, m. - n. vulg. de una iridácea con flores blancas 
(Libertia ixioides) [Sur] Gay, Bot. VI 31. Es medicinal; cp. 
MuRiLLÓ 213 i Espinosa 43. ~' i 

Según esta flor se denominó Callecálle al rio de Valdivia. 

ETIMOLOJI A: Es mapuche. No está en los diccionarios 

VARIANTE: la calUcalle. f. según Reed i 15. No se si se usa 
así la palabra. 

La misma planta se llama tb. trique, tequeltequel i chupaya 
según MURILLO 1. c. 

116. CAMAHUETO. 
camahuéto, m. - vulg. - animal fabulo.so que vive en el agua; 
según creencia popular solo se puede cazar con cable de algas 
marinas: tiene dos cuernecitos bonitos cuya raspadura i decoc- 
ción en agua, con vinsgre i sal da fuerza i salud {CJiiloé, D. 
Cavada 70]. 

Este animal labuloso llamado ib. cuero, manta tJtutiqíícIiuticn, huaili- 
pcn, ñtriz'i/o Wéansc 5. v ) de?empeñ;! in papel im.portnnte en la miti^lfijia 
popular de Chile. 



l68 CAMAN — CAMARICO 



ETIMOLOJlA: Es tnapuche. Talvcz relacionado con Fe- 
HKKS: niahuciitii - sarta de marisco; | mahuciiliin - hacerla i ma- 
riscar. I ca - luafiucntu |jí>;dria ser "el olro mariscon, "la otra 
pesca M. 

117. CAMAN. 

camán, m. - n. vulg. de un arbusto sin hojas ni espinas de la 
íaniilia de las Ramnáceas. Retainilía epli¿dt'<i. ¡(jentro). 

Se llama también "frutilla del campos, ])(;r el color rosado de 
las flores. Gan , Bot. 11 25. 

KTlMOT-í')J1 A: Es mapuche. Talvez Vv.v,\<\.':^: cuimai cual- 
i4uiera oficio, oviclui camañ • ovejero. | Esta voz viene del que- 
chua MuniKNDnRF: [69 cavui - la dignidad, empleo, ocupación. 

118. CAMANCHACA. 

* (.dítianchaca, 1. lit. - la densa neblina o llovi/-na ñor lunia 
(.]ue cae en la cubta de las provincias tiel norte de Chile i en la 
pampa de Tamarugal. [Norte] Cp. p. ej. EsPíNOZA, Jeografía 
de Chile 81. RoSALES, La Negra Rosalía, 19. Zerolo. 

ETIMOLOJÍA: Será quechua. No la encontré en losdiccio- 
nario.s. 

119. CAMARICO. 

camarico, m. I. hist. - i. la obligación que tenían los indics 
de llevar alimentos í anímales de trasporte i carga a los espa- 
ñoles en viaje, i las cosas ofrecidas en tal ocasión. || 2. regalos en 
jeneral de comestibles que se hacían a los clérigos. || 3. el lugar 
donde se hacían las ofrendas. Cp. Cañas 17. 

La palabra ha quedado como denominación de lugarejos i fundos en todo 
el pai.s desde Ovalle hasta Concepción. Rl Dice jeográfico postal de Fuentes 
cita ocho lugares. ¡i ,, .J., /^ IT^ 

«Salian al camino a recibirles con canelos, que son insignias de paz, i con 
camaricos i repuestos de chicha, carne, yerba para los caballos i otras co- 
sas. i) B.vseuÑAN 336. I «...i demás del camarico (que llaman ellos) de algunas 
cosas de regalo de lo que crian en sus casas, como son aves, huevos, ani- 
uialejos de cerda, truchas, pejerreyes, mariscos i lo que cada uno puede.» /(/. 
530. I [Valdivia manda al Perú a Esteban de Sosa i Juan de Boon] <ía quie- 
nes salieron al Ciimino los indios en el \alle de Copiapó con ficción de paz i 



CA.MAVO 169 

máscara de amigos, llevándoles camaricos i de comer para él i sus soldados.» 
l\o.SAi.Eá 428. I «Tan segurt>s se hallaban los indios, tjuo sallan a recibir a los 
españoles con sus familias, apercibidos de (itiitanro^ (]uc son aquellos rei^a 
los de comida en señal de obsequios. Ji-AN dk Ji:srs Makia. (JoI. de Hist. IK I 
52. I iiCamaricos, que así llaman a los presentes o regalos de !:;allinas, huevos, 
carneros i demás cosas que llevan al cura». Juan i Ui.i.oa 333 ! cp. ibid 522. 
( B. Vicuña Mackenxa, Stgo. II 337 con motivo de la recepción de Cano 
de Aponte que llega por via de la cordillera menciona los camaricos de f/s- 
pallat¿i. Chacabuco, Colina i Casa de Campo. 

II. - fam. - I. lugar preferido, querencia, ij 2. coiivcniü, ajuste 
"conchavoi. II 3. tener un camarico — un -^tieinple.i, un amor- 
cillo, una querida. 

ETIMOLOJÍ A: Se trata de una custumbre que los españo- 
les ya encontraron en Chile, implantada por los incas. 

Valdivia: Camaricu - se llama el tambo adonde reciben al 
español, i lo que le traen fie regalo [)ara comer. 

Fehkk S: cauuiruK - lo (jue traen de rey,alo al español. 

Xotablees la descripción del Padre HavesTAD'I (jih.cainnricu 
- munusculae. g. ova, gallinae, agnus etsimilia, quae dant His- 
panis et Patribus Missionariis, quando eos adeunt praesertim 
prima vice; et aegerrime ferrent, si quis ea, quae offerunt, non 
admitteret; et est eorum modus petendi, et contractus innomi- 
natus do nt des: nam semper sperant et expectant plus quaní 
dederint; nec unquam desinunt petere plura et plura; et si ulti- 
mum ipsis negetur, quamvis anteriora omnia eaque multa et 
abudanter acceperint; abeunt tristes nec sunt contenti; quare 
expedit ex ipsis quaerere, quid petant, quid cupiant, desiderent; 
et eo usque urgere, doñee omnia dixerint. Quibus ómnibus pa- 
tienter auditis aliqua negare excusando; et aliqaa concederé: at 
semper daré plus quam valuerit, id quod attulerunt et dono de- 
derunt; et solum hac ratione discedunt laeti et contenti; secus 
autem P. Missionarius apud illos audit avarus. | La palabra es 
quechua, MiDDENDORF iji-.cainaricuy - alistarse para un viaje, 
de camariy - alistar, preparar. 

120. CAMAYO, 
camayo, rn. - fam. í. el pcon regador, encargado de la distri- 
bución del agua del riego [Norte, Coquimbo a Tarapacá] Solak 
173; Cañas 17. 11 2. el individuo u mayordomo que tiene el ofi- 



cío de cuidar los frutos de una finca rústica. [Arica i TaciiaJ 
Canas 17. 

ETIMOLOJÍ A: quechua, MlDDÉUDORV i6g: camaj/oj ■ q\ 
que tiene un empico; //;<;// • ciunnyoj ■ inspector de agua. 

Se su{)riníió el primer elemento de la composición o por sub- 
entenderlo o por confundirlo con el artículo indefinido caste- 
llano; o se toma la palabra "empleado-» en esta restricción. 

I',l iiia|niciie ciiinaii con "|ijc lo relaciona Canas ls c'\ idcnlciiicnle li»- 
[>ic'sta_ii) al Nfiliii (|iiec'luia cnindy de! cual se (lcri\a ((ii/iiiyuj. 

121. CAMOTE. 

* camote, ni. - 1. lit. - la convolvulácea conocida tb. baj(>» el 
nombre batata, I fwnioea ilatatas o /laídtds edidis. i los tubéicu- 
los de :iiis raices, la papa o patata dulce: (jAS, Roí. VIII 407; 
OvALi.K 95; MoJJNA, An. .2iu, (anas i 8- ll z. íam. - enamora- 
mientos, "tiemple", relación auKjrosa sobre todu con e.xajerada 
terimra, [>. ej. BlestGana, Cal. J3J; II 3. fain. — amante, queri 
da. Rodríguez 83. 11 4. fam. - mentira, bola, 'papa'. || 5. papa 
camote — una clase de papa, Solanuiii Uiberosuni. [Chiloéj Ca- 
nas, papa 71. Cp. papa. 

La planta sulu .-,c culU\a poi.!» en Ouülota i en el Norte. El tubérculo 
es niui conocido i usado para dulces. Los vendedores de Santiago gritan 
(iCompran camotes de Lima>). El nombre patala que G.VY, Bot. IV 432 da 
como vulgar, no lo es en Chile. Véase 'papa. 

Alcedo ^(j: Camote - nombre que dan en el Perú a la Batata de Málaga. 
Se usa ac.^ i - en el Pí;//, A ri;Na 87. — Costa Rica, GAfüNi iii. Ferraz 
21. — Arjentina, Mijico i probableuie.ite en muchas otras rejiones. Dice. 
Ac.i^ac. ^. ZERoi.oac' i '-'. 

ETIMOLOJÍ A: MiDDENDORF 1 73 da la palabra como voz 
mejicana; en quechua se llama apichu i otras clases [carecidas 
kumara i tínatcJia. Náhuatl, MOLINA II 12: m;//¿7/// - batata, 
raiz comestible. | Id. I. 19 dice: batata, fruta conocida- camotli. 
Canas i 8 cree que camote es quichua. 

La voz bátala es de las Aritilh's. Haití. Cp. OmkuuVII c. IV t. 1 273. Se 
ve (]ue e! nombre fué conocido en Méjico en 1571, pero prevaleció en Sud- 
aniérica mas tarde la V07, mejicana. Zarate 469 usa antes de 1335 zaiiiotcs 
(evidente errata ramotcs por camotes) en el Perú. 

DERIVADO: * encamotarse - fam - enamorarse. EcilEVK- 

KKiA i;o. 



í 



CANACA - CANCA.ÍUA I / I 



122. CANACA. 



* canaca, m. i f. tb. adj. - fam. - denominación despreciativa 
para los chinos que en los puertos chilenos i tb. en Santiago a 
menudo son propietarios de cocinerías, pequeños restaurants, 
burdeles "cafées chinos o asiáticos". 

Kjemplu: De allí a un calé canaca 
se lué con la damisela. 

Cdnci.mcro popular IV 17. Sti^o. i'Sy^. 

ETIMOLOJÍ A: Esta palabra es la única voz importada de 
la Oceania, pues kanaka significa "hombre" en la lengua poli- 
nesia de Hawai i es el nombre con que se designan los habitan- 
tes (cp. F. MÜLLER, Griuidriss der Sprach\\ issenschaft, tomo 1 i, 
parte II, páj. 5) En las islas Sandwich hai muchos chinos, por 
esto talvez los marineros chilenos t|ue con frecuencia llegan 
hasta ese archipiélago estendieron Ui denominación de los isle- 
ños primitivos a los trabajadores chinos de los puertos. 

123. CANCAHUA. 

cancáhua, t". = lit. - una piedra arenisca, jeneralníente oscura, 
casi negra, de la formación tciciaria, frecuente en Chiloe i el Sur, 
Cañas i 8. 

Per trabajarse con mucha facilidad se usa en construcciones de braseros, 
hornos i hogares para cocer i asar; tb. se liacen de ella ladrillos de i in. de 
largo X 0,50 ni. de ancho i un palmo de espesor. Cp. Chilaé 38 i 6. 

DERIVADO: cancahuál, m. — lugar donde hai mucha pie- 
dra cancáhua. 

VARIANTES ort : cancagua, cancagua!. 

FuKNTl'S |)0 menciona un fundo Cancagua/ Gn la prov. de 
Valdivia, uno Cancakuc^Ví la prov.de Curicó, otro Cauca/uu: en 
la prov. de Chiloé. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FelíRKs; cancahite - el asador i 
también las cancahuas de piedra | canean- asado i asar. [ VAL- 
DIVIA: cantean - asar en asador | opuesto a ibid. ciipuiin - asar 
en las brasas | . El uso del asador vino de los quechuas, cp. 
Mlí'DEMDüRV 176: ctxr.Cti ■ asado: cancay - a.s;ir, tostar; cancana - 



172 CANCÁN— CANCONA 



el asador. Cañas 18 dice "del quichua kanca, pharrsm I que no 
puedo comprobar. Probablemente el nombre del asador ha pa- 
teado al brasero 11 horno de la piedra especial, i del objeto a la 
materia. 

124. CANCÁN ' . -I^ 

cancán - según (jAY Zool. VIH 480 una especie de gaviota. 
No he podido com[jrobar el nombre i creo que es error por 
caitcau, nombre que los indios dan a la gaviota porque su grito 
es can - can - can; RüSALKS 310 | Gav Zool. I 480 - 484 hablan- 
do de las gaviotas no da otro nombre vulgar. 

ETÍMC)L()J I A: mapuche, FebrÉS: caucan - gaviota. 

125. CANCÁN". 

cancán, m. - lit. - según (jan, liot. Vllí 407 nombre vulgar 
de palma chilena ( jubaca spcctabilis ) de !a cual se sacan la 'miel 
de palma i los 'coquitos . 

ETIMÜLOJÍA: Será antigua palabra mapuche aunque no 
se encuentra en los diccionarios, que solo dan el nombre llilla. 
Hai un fundo denominado Canean en el dep. de Linares i otro 
en el de Valdivia, que talvez conservan la palabra. 

.\ 126. CANCO. 

* canco, m. I - fam. - botija de barro en forma de cono trun- 
Xjo ,^ cado. Rodríguez 86. 11 2. vulg. ■ tiesto de madera c(;n que van 

\^y Ol a buscar agua al rio [Chiloé]. 
\ - V, Me senté en seguida sobre un canco botado que allí habia. Rodhiguez 

Eust. 136. I Cancos de greda. B. Vicuña Mackkxna, Stgo. II 421. 

V ETIMOLOJÍA: mapuche, Valdivia: can. FebréS: can - 

cántaro + mapuche FebrÉS: co - agua I can - co - 'cántaro de 
agua o para agua'. 

127. CANCONA. 

* cancona, f. adj. - vulg. - mujer de caderas anchas. Cana.s 
18. No se usa el masculino. 

DERIVADOS: * i. cancú(d)a, adj. f. - vulg. - = cancona. 
Rosales, La Negra Rosalía 27 



^..■í■ 



CANCHA 173 

2. *cánco, m. - vulg. - la circunsferencia de caderas de una 
mujer: se dice p. ej. 'ella tiene un enorme canco'. 

F.TLMOLOJÍA: Es derivado del mnpucheFEBRKS-.ranqtíc- 
las asentaderas | . Se formó priinero el adj. cancona \ cancuda 
i de éstos se reconstruyó el sust. canee, que no se puede derivar 
directamente del mapuche canque , Talvej^ es asimilación a 
fí7«r(? — cántaro. 

128. CANCHA. 
*cáncha, f. - lit, - i. corral, sitio espacioso plano i jcneralmen- 
te cercado, que sirve para depositar objetos (p. cj. minerales, 
salitre, maderas, cp. cancJiamina etc.) !j 2. para carreras de ca- 
ballos ^cancha de carreras . ti 3. para jucí^o de bolas 'cancJia de 
bolas vulg. cancJiibola. ü 4. para juegos de pelota, riñas de gallos 
i otras diversiones parecidas, ji 3. abrir cancha - abrir camino, en 
sentido propio i metaf. csp. como reflejo. "¡Canchal cancha para 
los novios! gritó de repente \\x\ joven que hacia como de basto- 
nero... Barros Grez, ] lucrf 63. 11 6 estar en su(s) cancháis; 
estar en el lugar de sus correrías, relaciones i triunlos de todo 
jénero. estar en su elemento. II 7. dar (una) cancha a alguien - 
dejar adelantarse un poco a otro para emprender la persecu- 
ción en seguida a toda carrera: en jeneral dejar lá ventaja, el 
primer golpe etc. al adversario. 

iiAiinqur te ll:iinc'ii jigaiire. 
no temo ;il improvisado; 
te doi cancha, tiro i lado, 
si queris que yo te cante.- 

JosK Htr. Ca.=?a.^ C'iRnr.Uu, contrapunto iqo'í (hoja suelta) 

11 8. echar a uno en cancha - traicionar, denunciar; tb refl. || 
9. designación jeográficade muchos lugares, sea Cancha o Can- 
chas, o con alguna especificación: Cancha Rayada, Cancha del 
Maite'n, etc. Cp. Fl'ENTES, 50, menciona catorce lugares || Ro- 
DRir.UEZ 84. 1 Bello III 522 usa !a palabra en verso. 
Dic. Ac.^" páj. 1046. Zerol.a. 

En estos sionificados i otros parecidos .se usa la palabra en Arjeneif/,i. 
Granada 132; L.\ff>NE 60. — Prn'i, Arona SS; Palma :;8. — Colombia, Uri- 
BE 48; OrERVo ^2Q (garito, patfoal dreno del orarito). — Cosía Rica. Gagi^íi 



T71 TANCHO 

113. — Honduras, MKMr.iüCÑo i^.—Sahador ,Y'>Km\v.v.v.w 44. — Guatemala, 
Pjatkes 161. 

raml)¡eii en A'/V; Graudr <]o S?/l, lír.Ariír.i'AiHK 30: logar ñas charquea- 
ÚAs nndc inatam o hrii; rs/ar va .iiii rnjirhn <<ein lot;ai' conhecidn onde e 
niais folio >i aplicado al raballo de carrera. 

V^ARIANTK: En ac.' se dice .1 veces por broina quincha. 

F.TIMOLOJÍA: qucchtia, Middkndori \-j'j:canc//n ■ e\ pa- 
tio cercado de paredes de bairo, (]ue por lo regular se halla 
delante de las casas; cu jenrral cada ".itio cercado; erupción 
circular del ciUi.s, empeine. 

Kii el rihinii) ^¡gnidrado se •(i';:i l:i palalira en A'«.';,íA/, C'i'i' üVii síg - Caía 
tnarcü, \i \FONr hti. 

No se dehe ronínndir onn la fialabra hr.iiir'ífori.i (\\fr'> h\iA , .u/r/in i en for- 
ma ina<; antigua ¡.anicha (i\I iPurNT-oni' v;i i 172) que significa 'maiz tosta- 
do i se usa en el Prn'-i, Aro na .S8. Fista palabra entró en el Dice. Ac.^ ' 
con la definición falsa umai/ o h.ihas (!) tostadas que se comen en la 
Anii rl^a del Siir» que, no olisrantr- la rectificación de PAf-xiA 2'<, se conti 
iMia en Picc. Ac.' '. Fn el siipieuientr» p.'ii. fOj'i se agreií^a "local destinado 
a juego de pelota, riñas de inUIo, etr.» heberin haberse puesto romo artícu- 
lo especial. Kl mai/. tostado se II. una en (.'hile r.''v¡ii. 

1 )F"RIVADO.S: y 'canchero, a. sust lit, -i, dueño de 
una cancha de iuee¡r)S. |i 2. d ijue raya los tantos de los adver- 
sarios m el juego. || ^. el trabajador ijue tiene a su cargo una 
cancha ( j). ej. de salitre). 

2. canchón, m. - lit. - i. cancha grande j| 2. fosa con paredes 
casi verticales en cuyo fondo se cultivan hortalizas en la Pam- 
{)a esj!. en Pica, para aprovechar la tierra buena debajo de la 
costra salitrosa. 11 '\. 'íalares que se encuentran en el sur de la 
Pampa, cerrados naturalmente por pircas de cascote, semejan- 
tes a las canchas de minas: cp. Esi'lNOZA, Jeografía de CJ/i/e 

/ -• 

S- * canchamina, f ■ lit. ■ el patio al rededor de la boca de 
una mina donde se deposita el mineral para escojerlo. ECHE- 
VERRÍA \á^\. — Cata marca, Lafone 66. 

■jL. * canchaminero, m. - Ht. - el trabajador que aparta los 
minerales en la cancha. 

129. CANCHO, 
cancho, m. fam ■ i. propina por un pequeño servicio. || 2. 



CANGALLA CANOA T75 



ganar im canc/iú en el Centro i Sur se dice 'ganar un corte', una 
recompensa por un servicio [ Norte]. FERNANDEZ i8. 

KTIMOLOJÍA: Será derivado de (|uechua, MiDiM'.NDoRF 
219: kancJiíi ' q\ chocarrero, I e! <]ue divierte ol público i en 
seguida pide la propina. 

DERIVADO: canchero, a. ^n-^t - fam. - el que siempre bus- 
ca trabajos o empleos de corta duración i poca labor. || ?.. niños 
cancheros se llaman los (iue esp(;ra!i en las estaciones de ferro- 
carriles, desembarcaderos, etr , para ''^^anar un cancho llevando 
maletas, etc. [Norte]. 

130. CANGALLA. 

* cítngálla, f. - mm. - pedazo de mineral, esp. de oro, robado 
por el minero [Norte]. Jotabechk --^C). 

DERIVADOS: * cangallero, m. - min. - \. minero que roba 
minerales valiosos en la mina donde trabaja. || 2. persona que 
compra a los mineros los minerales sustraidos de la mina. RO- 
DRÍGUEZ 87; JOTABECHE 26, 45, 57. fc [.: ;, A22i:=^ ~ 

* cangallar - min - i robar minerales. II 2. metaf. - robar, 
hurtar, sustraer; p. ej. fondos al fisco. JOTAHEc'lIE citado por 
Rodríguez ^j. 

Ferii. Palma 23: A7//¿fí7//¿';'íi -ladrón (ic metales (>ii las minas: vendedor 
de objeto? por poco precio. 

ETIMOLOJÍA: Colombia, Trihe 49, menciona cangalla - 
persona o animal enflaquecido | . Este mismo significado se 
encuentra en ZerOLO. dt^)nde tb. se dice: Peruano: mentecato, 
cobarde; hombre despreciable i que para nada sirve | . Si este 
término i el chileno son derivadlas de una misma fuente podria 
pensarse en la etimolojía aimará, líERTONíO II 36. caficallt - del- 
gado I . Para relacionar las ideas podria pensarse en que son 
particularmente pedazos chicos de metal fino, pepitas de oro, 
que sustraen los cangalleros, escondiéndolos hasta en su propio // 
cuerpo, en la boca i aun en el ano, ya que se le.s hace cambiaj;_ / 
de ropa al salir de la mina. 

131. CANOA. 
'^ canoa, f. - Ht - i. embarcación pequeña con punta a proa i a 



17^' CANnUF.N — CANTUTUN 



popa, sin quilla, cp. hongo. Dice. Ac.'' ■'■ II 2. hist. - embarcación 
hecha de un solo tronco de árbol: p. ej. canoas que son embar- 
caciones de un palo | para pasar el Hiobio], Rosales 446. | na- 
vegaban en canoas, Ovallk 173 I cp. Rascuñan 89. 1 Rosales 
174 describe exactamente su fabricación entre los indios de 
Chile. Son en jeneral para una o pocas personas: la mas grande 
que ha visto en el Tolten para treinta. |j 3. vulg, - canal hecha 
de un tronco de árbol o tb de tres tablas para conducir agua 
de riego cru/ando otra acequia. RODRIGUE/. S.S. 

PRONUNCIACIÓN: vu]g. - camg-a. 

La palabra parece u.sarse en toda la América: Jr//7///7w, Círanada 138. 
- -Vi'rii. ARiin.\ <>3. — Colombia, TrirK .49 (tb. canal). — Co¡;tn Rica. Fkrraz 
22: <"iAfMM 115 (tb. canal i pesebre).— Venr^urJa, Cvi.i'año ^yj. —Salvador , 
Rarbf.iíe.s.v i'i— Ai-CKno .|3. Cp. CrEFVo, Roniania XXX. 

KTIMOLOJÍA: Según Oviedo I 170 (descripción minu- 
ciosa de la fabricación con fuego i hacha de piedra!) es voz de 
Haití', i corresponde a piragua entre los caribes (con velas), Cp. 
MONLAU 429. 

DERIVAD^ >: canoero, \i\. - lit. c hist. - d que maneja una 
canoa 'bal.^r-atlnr': rp RAsrusAN .'"!9. 

132. CANQUEN. 

canquén, ni - n. vulg. de una ave parecida al ganso silvestre 
{]irrnir¡a magellnuica) CtA\\ Zool. Vi 11 480 I I ..1.43. MaLDO- 
NADO, Chiloé LXXX i 347. FONCK MENEXDEZ IÍ 283. 

varían TE: i^lural cnm/iieñe.^, Menendez Eonck II 202; 
CiARCÍ.A 37Ó (donde se describe su caza arreándolos a pedrada'? 
i matándolos en tierra a palos). 

ETIMOLOJl A: maptiche, 1''ei!Ri':s: canqiie.ü - una ave romo 
cigüeña. 

133. CANQUI 

papa cánqui. - f. vulg. - una clase de papas. Sohniivi tubero- 
,i7/w. [(!hiloé|. Ca\.\S, papa 17. \'C-á?.c papo. 
KTIMOUiJIA: Será mapuche. 

134. CANTUTUN. 
rantutúiL \n. - vulg. - medida de camino — un cuarto de hora 



CAPÍ— CAPUCA 177 



mas o menos: propiamente el tiempo que aguanta un trabajador 
a llevar una carga de tablas de alerce ( Fitsroya patagónica) 
en un hombro [Sur]. 

«En el departamento de Calbuco las tablas de este árbol son tan comu- 
nes que sirven de moneda .. i ademas han dado lugar a una singular medi- 
da de tiempo, en este sentido que cuando los hombres llevan las tablas de 
los astilleros a la costa llaman una Descansada todas las veces que rendidos 
por la fatiga tienen que descansarse poniendo la carga en el suelo (i hora 
de camino; i Cantiitun cuando solo mudan la carga de una espalda a otra 
sin detenerse {\ de hora).» Gav. Bot. V 4o8-4oq. 

VARIANTE: cantotún. 

"La descansada consta de doce cantoliines. que son los cambios de hom- 
bro para la carga cada tres cuadras de marcha » Yid.m, Gormaz 23. Cp. 
ibid. 56. Se ve que la apreciación de! tiempo no es igual a la de Ga'í . 

ETIMOLOJÍA: De mapuche, FebréS: ¿-^ - otro, se puede 
derivar un verbo kaiitntim que significaría 'volver a poner al 
otro" (es decir: hombro la carga). 

135. capí 

* cápi, m. - vulg. - la vaina (c^pec. la tierna) de porotos, arve- 
jas, ají, espino, etc. OrtÚZ.\R 68. CaÑAS 18. yl/c?;//^.- VÁSQUEZ. 

ETIMOLOJlA: mapuche, FkbréS: capi - vainitas tiernas, o 
porotos nuevos con vainas. ! E-; posible que la palabra sea de- 
rivada del quechua, Middendorf 267: tap'ya -blando, relati- 
vamente blando; se dice respecto a cosas que de su naturaleza 
son duras como madera, piedra, maiz. 1 Esta voz se conserva 
en Catainarca, Lafone 6^: capia- maiz dulce i sabroso. — í^t?- 
lombia, UriBE 51: capio.capia {i\&\ maiz) tierno, blando. — CUER- 
VO 532 menciona maiz capia de PopajMn. 

DERIVADO: * capiár. - vulg. - echar 'capis", producir vainas 
al caer la flor. 

136. CAPUCA. 

capúca, f. - vulg. - trozos de sílice porosa (Kieselguhr) en for- 
ma de macho i hembra que se frotan sobre el campo para fer- 
tilizarlo según la creencia popular. Los 'machis' los preparan 
en el cerro Huimanao, Dep. de Castro. Los chilotes usan a la 
vez lamilla de mar como abono [Chiloé] MaLDONADO 12. 

VARIANTES: copuca o cupuca. 

DICCIONARIO 12 



': íUvW^ 



J:- — -j- 



178 CAPULLl- CARACHA 



Estas formas son usadas por A. Cañas Pinochet en su fo 
lleto El Culto de la Piedra en Chile (Santiago 1904, páj. 26 sig.) 
donde trata estensamente de las copucas de Chiloé. 

ETÍMOLOJÍ A: Es seguramente mapuche. 

Como no sé si todas las formas dadas son cc)rrectas, ni cual 
es la primitiva no me atrevo a proponer ninguna de las distin- 
tas voces mapuches que podrían entrar en la etimolojía. 

137. CAPULLl. 

capúUi, m - vulg. - preparación del 'luche": "un foso empe- 
drado con piedras planas se calienta quemando leña adentro, 
en seguida se coloca el luche en el piso i se le carga con cha- 
mizas, así se deja cocer el luche una hora, con lo cual queda 
bueno para la cocina. Esto se dice 'hacer un capulli'n. MaLDO- 
NADO 87. [Chiloé]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, /{'rt-///-//z' podria significar "está 
también adentro" o "está otra cosa adentro". Sin embargo 
me parece mas probable pensar en mapuche, FebRÉS: cupidn- 
chamuscar, o echar en la ceniza o rescoldo algo, para que se 
tueste ; , <Cmapuche, Valdivia: ¿:?//'?/¿/z - asar en las brasas | 
Á'?/////z significaria "está asándose o tostándose en las brasas, o 
el rescoldo'". 

138. CARACA. 

caraca, f - vulg. - especie de "charquican" con pedazos de 
pan [Norte, según Gay, Agrie. I 211]. 

ETIMOLOJÍA: Talvez algún derivado del verbo quechua, 
MiDDENDORF 222: karay - dar de comer, preparar i repartir co- 
mida. 

139. CARACHA. 

* caracha, f -jen. p\. carínlias - lit. i. sarna, roña i cualquier 
enfermedad cutánea que produce comezón en animales u hom- 
bre 11 2. fam. - espec. la tina, sarna en la cabeza de los niños; CA- 
ÑAS 19. II 3. vu!. • mugre seca en los oidos. Cp. Dice. Ac. ^'-^ 

VARL'XNTE: anticuado carache, m. Cp. Dice Acc. ^'^ 

En 1549 se desarrolló en Chile por primera vez la enfermedad. «Hai mu- 
cho de ello [del ganado] que está enfermo i tocado de una enfermedad que 
llaman carache, el cual es mui contajioso e incurable, e se pega a todos los 



CARAUSA 179 

ganadns e aun a los caballos e yeguas e algunas personas de los naturales». 
Acias del Cabildo de S¿^o. Col. de H'ist. T. 207 I «Que todas las ovejas que han 
quedado de carache las maten: porque si entra ganado se restaure la tierrao: 
ibid. I. 266 I cp. Barros Arana. Hist. I 343: Gay, Agr. I 371. || B. Vk txa 
Mackexna. Stgo. 63, dice caracha. 

Febrés usa caracha como palabra castellana en su dice. 

Car aellas ?,& wí-A Perú, XyíCiS.k q6: Palma 23. tb. adj. carachoso. — Cata- 
marca, Lafoxp 69. — Dice. .Ac. ^■'' Si la esclamacion carachas \yor earajo 
usada en Colombia, Urihe 51 1 Cosía Rica, Gacixi 116, está influenciada por 
la voz quechua, será difícil de prf)bar: pero no es imposible. 

DERIVADOS: * carachento, a. • f^tn. - el que sufre de ca- 
rachas. Rodríguez 91. 

encaracharse, - fam. - oponerse a uno, encrallársele, |)arece al- 
teración burl.de encaramarse, contaminado con caracho = ca- 
rajo. 

ETIMOLOJÍ.A: quechua. MlDDENnORF 222: karacha ■ ^?.\ - 
na, toda enfermedad cutánea que da comezón. | También aima 
rá, BertoNIO II 2)7'- caracha -sarna i carachi, se.'gun MiDDEN; - 
DORF, Al.MARÁ SPRACHE 1 24. 

Según Oviedo III 126 se usaban para llevar hamacas en forma de andas 
indios caratcs: acárate se llama el indio que naturalmente tiene toda la per- 
sona o la mayor parte della como descostrado, levantados los cueros a ma- 
nera de empeines». ¿Se tratará de lepra precolombiana? Xo sé si hai una re- 
lación interior entre las dos voces de Castilla de Oro i el Perú. GAfiixi. su- 
plemento, \)or\Q caratc - Qvu\ic\on o empeine, mancha rojiza que aparece en 
la piel I i agrega que es de ori'jen quechua. 

La palabra sinónima de caracha, arestín que Caxas 14 considera como 
mapuche, es puro castellano. Si Febrés dice en su Calepino chileno-hispa- 
no areslin - rascarse los caballos | , esto prueba solo que la voz arestin de 
orijen castellano fué aceoíada por los indios que la conservaron mientras 
entre los castellanos caia en desuso, como sucedió con las voces zaragüe- 
lles, limeta i otras. Refiriéndose solo al caballo mal podia ser voz indijena. 

G.\Y, Agr. I 400 dice aristin, forma que se usa tb. en otras partes p. ej. 
Ecuador, cp. Tobar 29. 

140. CARAUSA. 

caráusa, f-vulo;. - según CaÑA.Sói: "El terreno seco que por 
efecto de riegos anteriores se ha dividido en hojas. Esta pala- 
bra es muí u-ada en los valles regados de Tarapacá, Tacna ¡ 
Arica 'I . 

DERIVADO: carausál, m. - vulg. - el terreno formado por 
carausas, según Cañas 61. 



l8o CARCOCHO — CAUICHAHUA 



ETIMOLOJIA: Cañas 6i no da ninguna. Se tratará de una 
derivación de quechua, MiDDENDORF 296: k ara - desnudo, 

calvo. 

141. [CARCOCHOj. 

carcócho, a, - vulpj. - medio podrido, p. ej. palo carcocho, ma- 
dera carcocha | se<2;un Vasoufz [M^ule] seria voz derivada 
de! mapuche. Es castellano (T^/ríiwíVt/, contaminado con roc/tc 
( <C lat. cocíus) cp. sancochar, bizcodio, etc. Se usa en sentido de 
"picado de jieste" también en Santiag'». 

142. CARCHAQUE. 

carcháque, m. - n. vul^. de una especie de pato, según GaV, 
Zool. VIII 480. 

ETIMOLOJIA: Es posible que haya que \e.Qr ca/c/iaque covr.o 
forma primitiva i se relacione con calchas (véase s. v.). No pude 
obtener noticias sobre el nombre ¡ el animal. Será de on'jen ma- 
puche. 

143. CARI. 

* cari, adj. - fam. - color difícil de determinar, según RODRÍ- 
GUEZ 93 pardo, gris; según CaÑAS 19 entre café ¡ amarillo, 
otros lo comparan al color salmón; se usa cspec. de la lana de 
ovejas, mantas i ponchos. 

Talve?, no significa lo mismo en ¡as diferentes provincias. 

"Papas caris, sutiles como el índice i un jioco mas largas que 
éste, con la cascara azul i con vetas de este color internadas en 
su carne, sumamente harinosa i que tiene del dulce." VlDAU- 
RRE I 12 i 113 repetido. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉ.S: car?) o cari - verde (!) 
cari/ patiru - los padres franciscanos por el colorde su hábito. | 
Según Havest.\DT e! significado primitivo es 'crudo' I V.AL- 
DIVIA dice cadií - frailesco. | El color del vestido de los francis- 
canos es un gris verduzco. 

144. CARICHAHUA 
papa caricháhua, f. - \"ulg. - una clase buena de papas. [Fron- 
tera; Sur]. Cp. ca7ichahue\ citricJiahua 

ETIMOLOJIA: Es seguramente mapuche; cp. caricJie. 



CARICHE— CARIFU 



145. CARICHE 

papa caríche, - f. - vulg. - una clase mui buena de papas: son 
azulejas, largas i dulces, según MoLiNA An. 194. 

ETIMOLOJIA: Es seguramente mapuche. Talvez lo mis- 
mo que />a/>a cari (véase esto). 

146. CARIBE. 

* caribe, sust. i adj. - i. lit. - nombre de una gran tribu de 
indios que se encontrari-n i se encuentran, principalmente al 
norte del Amazonas, en las costa> de Venezuela, las Guayanas 
i las Antillas. Mas correct'» seria llamar los cardibes o caraibas. 
Cp. la etimolfijía. |i 2. fam. - bárbaro, feroz, salvaje, antropófago. 
En este sentido se usa la voz desde los dias de la conquista 
hasta hoi en toda la América. Cp. Dice Ac. ^'^^■ 

Oviedo 1'.' 262 habla dejcnie caribi: en Atacama que no tenían semente- 
ras. I JotaHeche 117 nel bárbaro, el caribe Rosas», refiriéndose al tirano 
d-l La Plata. 

ETIMOLOJÍ A: Según K. V. d. Steinen (Die Bakaírí-Spra- 
che, Leipzig 1892, páj. IX) la forma lejítima del nombre seria 
caraiba i no caribe, i su significado parece ser "el estranjero". 
La denominación >e deberia a un error de los descubridores 
que oyendo a Ujs indios el nombre caraiba creian que se referia 
a los indios, mientras ellos llamaban así a los recien llegados 
forasteros. 

VARIANTE: * caníbal. sust. i atlj. - antropófago. Dice Ac. ^■'. 

DERIVADO. * canibalismo, m. - i. antropfjíajía. il 2. acción 
bárbara e inhumana. || Ambas voces ><)n literarias i apenas usa- 
das entre el pueblo chileno Dice. Ac. ^ '■ 

ETIMOLOJIA: caníbal parece formado áe.tariba¿ {cp. Dice. 
.•\c.^-^) talvez por fusión con la palabra can, lat. canis, e! perro. 

147. CARIFÚ. 

carifú, in. - vulg. raro • borracho [Sur] 

ETIMOLOJÍ. -\: Será mapuche. Probablemente de FkbrÉS: 
/-/hv///^//! — envasijar, trasegar vino etc.; | i mejor de Hekn.^N- 
DEZ: ^//rví// — hacer platos, repartiendo la comida. | tiívidun- 



CARPA — CASCAS 



envasijar, trasegar vino, chicha... | Ka - riif/it <¿s mapuche mo- 
derno "él trasegó otron como "bebió otra copan. 

. 148. CARPA. 

* carpa, f. - h't. - i. tienda de campaña, de tela, lona, cue- 
ro.s, etc. II 2. construcción lijeta con armazón de palos cubierta 
de tela o lona que se levantan en las ferias o fiestas para ven- 
tas o diversiones. II Rodríguez 94. Cañas 19. Dice. Ac.^ '* 
como perunnisirio. 

Perú, A ROÑA 9Q. — Caiamarca, L.A.l"ONi: 71. 

ETIMOLOJÍA: quechua^ MlDOENDORF \-](^: carpa -X.o\á'\ 
choza de caña o paja. 

149. CARPEL. 

carpél, adj. - vulg. -^egiin V.\.S(¿UEZ, la olla, el cantaron (;tra 
vasija a la cual faltan pedazos en el borde [Maule]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebR}":S: ca/per ■ cns-^ rota, des- 
portillada. 

150. CASCAHUE. 

cascáhue, m. - vulg. - cucharita de colihue usada en la fron- 
tera por indios i españoles del campo para comer la pulpa de 
las manzanas maduras sin pelarlas [Frontera]. 

ETIMOLOJÍA: Prt)bableinente la forma |jri¡iiit¡va es car- 
cahue; en los dialectos mapuches al sur del Tolten la r pierde 
a veces la voz, como regularmente entre los huilliches; carca ■ 
hiie significaria 'instrumento para hacer olla', porque las man- 
zanas se escavan como olla. Cp. FebrÉS: carca - olla o nieñciie 
grande, donde cuecen la chicha. 

151. CASCAS. 

cascá'í, üi. - n. vulg. de un insecto coleóptero, notable por sus 
quijadas ganchudas; según GaY, Zool. VI II 480, las especies de 
Doráis: Zool. V 47 - 57 no se menciona nombre vulgar. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche: talvez relacionado con Fe - 
BRÉS: cadi - cos,\\\\-A \ a causa de cierta semejanza de las quija- 
das con costillas. 



CATANGA -CATIMBAO 1 bj 



152. CATANGA. 

catanga, f. • n. vulg. ele un coleóptero coprófago, Megathopa 
biliosa, Philippi El. 138. 

ETIM(3LOJIA: Si el nombre es esclusivamente chileno se 
puede derivar del mapuche, FebréS: catayí - agujerear. 

153. CATETE. 

catete, m. - vulg. - I. harina tostada con caldo de chancho 
[Centro]. I! 2. 'chuño' que se e.strae del afrecho remojado en agua 
o en leche [Maule, Vasquez]. 

ETIMOLOJIA: Será mapuche; pero no encuentro etimo- 
lojía a propósito. 

154. CATIMBAO. 

* catimbao, m. - lit. - i. individuos que en traje fantástico 
con adornos exajerados, charros, de muchos col;,ires vivos, es- 
pejitos, lentejuelas, algunos también c^n máscaras de cueros 
liñudos i cuern(;s, acompañan procesioi^es como la de Corpus, 
la fiesta de la Vírjen de Andacollo, la Cruz de Ma\-o o el Pelí- 
cano en Quillota i otras, ejecutando bailes especiales al son de 
la música monótona de los pífanos (de ahí el sinónimo 'pifane- 
ros'). li 2. fam. - payaso. I! 3. fam. - cualquier persona de traje o 
apariencia ridículos i que hace ademanes grotescos. i| RODRÍ- 
GUEZ 102. I Ejemplo: "cantabín los catimbaos en la fiesta de 
Córpus.i' Rodríguez, Eust. 311. 

VARI ANTE: catimbado - AmunátEüUI, Cabildo de San- 
tiago, 1 1 48, hablando de la fiesta de Corpus de 1553: 'dos catim- 
bados o payasos." || B. VlCUXA MaCKENNA, Stgo. II 131 "ca- 
timbados, personas enmascarada^". 

Es indudable que se ír.ita de bailes ejecutados primitivamente por in- 
dios puros; las máscaras son semejantes a las que todavía usan ios mapu- 
cHes en ocasiones semejantes: el pífano es la antigua piviilca de los indios. 
Los danzantes en Ouiiiota se üaman todavía chinos (vea la palabra). 

Zekoi.o cita la voz de RoDRiarK/C, i añade: peruano - per.'iona mui gorda 
i baja. 

ETIMOLOJIA: í'iobablemente es de oríjen quechua, del 
verbo (MiDOENüJRF 230) katímpuy - seguir uno que debía ha- 
berse quedado atrás | que podría tb. analizarse 'volver a seguir 



/ —f — 



184 CATINGA — CATRINTRE. 



hacia alguna parte'. Talvez los individuos mismos se han lla- 
mado primitivamente calimbos ( = cl séquito), de ahí el que se 
les parece se denominaría cativibado. Pero no es imposible que 
la voz se haya oido primitivamente a los negros i sea de oríjen 
africano. BeaUREPAIKE cita: catunbáu m. - cachimbo pequeño, 
velho II homem ridiculo | de MOKAE.s, Dice, da Lingua portu- 
guesa. Beaurepaire no ha oido la palabra pero dice que el 
Dice, Port.-Braz. la menciona en el artículo sarro como perte- 
neciente al tupi de Amazonas. En Para dicen catimbáiía. BeaU- 
REPAIllE no cita a RODRÍGUEZ. 

155. CATINGA. 

* catinga, m. - término de marinos i marineros chilenos para 
denominar con desprecio al soldado o clase del ejército. Parece 
que no se conoce el significado propio. 

/i;7>«^'/w. Granada 149: olor sofocante i desagradable que despiden na- 
turalmente algunos animales. I Intenso olor de la traspiración de ios negros: 
da la etimolojía citando a Montoya. 

ETIMOLOJIA- la calinga significa también en otros paires 
el mal olor especial de Ujs negros, cp. Valeka, Cartas america- 
nas (Madiid 1890) páj. -Ji. La etimolojía es guaraní MONTOYA 
II 24 ' íVító' - olor pesado, malo, vehemente; ycatyngaí -\\\xq\& 
mal. 

E! mal olor de los cuarteles de soldados es cosa conocida; ios 
soldados son para los marinos "los hediondos". 

156. CATUTO. 

catúto, m. - vulg. - trigo cocido i machacado ("machucado" 
vulgarmentej en la piedra, que se come fiambre en "lulos" (for- 
ma cilindrica) [Centro meridional i Sur]. En otras partes se lla- 
ma "aparejo". 

VARIANTES: catutro i catrutro. 

ETIMOLOJÍA: Talvez del map. FebrÉS cathútun - com.r. 
En todo caso ha de ser mapuche por las variantes fonéticas. 

157. CATRINTRE, 
catrintre, i- m. - vulg. - queso hecho de leche descremada 
que se hace cuajar con 'lonco' (vea la palabra;. | RODRÍGUEZ 
103 II 2. adj. - vulg. - pobre, mal vestido. 



CAUCHA — Cauchau 185 



VARIANTE, menos usada: catrintro, Echeverría. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente mapuche, PEBRES: ra - otro, 
otra \(tz-\-thüncün - cuB.yá.xs,^t la leche. | Kafünkün seria "otra 
vez cuajado". El cambio fonético (asimilación) está talvex. bajo 
influencia de la voz trintre. 

La variante catrintro seria la forma mas antigua. 

158. CAUCHA. 

caucha, f. -n. vulg.de la phmta umbelífera Eryngiiiui rostra- 
tum usada como antídoto (inútil!) contra la picadura déla araña 
venenosa Latrodectus fonnidabilis (véase 'poto colorado") cp. 
MUKILLO 101. ReiCHE. Prod. § 28. | GaV, Bot. IIÍ 17 no da 
nombre vulgar. 

EThMOLOJIA: Debe ser mapuche. 

VARIANTE: cauílm, Espinoza 44; probablemente noexi-^te 
esta forma. Será erroi tipográfico. 

159. CAUCHAHUE. 

caucháhue, I. m. - vulg. - el fruto comestible de Myrtiis Imna 
[Sur i Chiloé]. || 2. adj. - papa caucháhue, vuis^. - una clase de 
papas [Chiloé. Maldonado 336J Gav, Agr. II 119; Cañas, 
papa 17. 

ETIMOLOJÍA: Es >eguramente mapuche; pero no encuen- 
tro la palabra en los diccionari<<s. 

VARIANTES: ac' cauchau: Olivares 34, hablando de su 
uso para chicha. | ai uc ha ?i es "SI {] MILLO g 2, "s error por can chajies 
o caiichaliues. 

Fonélicaniente al sg. dmcliáu corresponde -iin plural cauchahues^cnií- 
c/iawcs cp. c-dí>t. /ci^ ¿eyíS.Véáne tb. colihue copi/iue i oinis.voce^ parecidas. 

ac.^ papa cauchahua - [Arauccj] Chañas, papa 21. cp. papa; 
carichahua. C.\ñas, papa 17, escribe tb. papa caucháo [Chiloé] 
que será lo mismo. 

160. CAUCHAU, 
cauchau m. - vulg. - entre marmeros - la comida ordinnria de 
la tripulación, de soldados rasos o peones. 

ETLMOLOJIA: Si la denominación de la comida se deriva 



l86 CAUCHO -CAUQUEN 



del fruto por influencia chilote o si es invención moderna, no 
lo sé. Cp. chancliau. 

161. CAUCHO. 

* caucho, in. - lit. - el jugo lechoso, resinoso de varias plantas 
sudamericanas que se cuaJM^ cuaiuiu se espone al aire; goma 
elástica. La palabra no es propiamente chilena, pero conocida 
en las ciudades por el mucho uso inJustria! de la materia. El 
término jeáe que menci(»iia KcHKVEKKÍA 189 no se conoce en 
Chile. La voz mejicana /////', (jue signihca piiinitivrin¡eiite lo mi^- 
mo, se usa solo (jara la tela encerada {\éa.>e /¿?//e). \\ Dice. Ac}"'. 

VARIANTE: cautchúc, p )co usado. Eckkverría 144. 

ETIMOLOJIA: .Setjun el Standard Dicíicnary del indio 
caJiiiclin. Según una noticia de Hakbkkkxa 169 que no puedo 
comprobar, la voz seria de la lengua de los indios niainas á<¿ las 
márjenes del Amazona^. Jebe oyVrv se deriva del nombre de un 
árbol hyevé ( Hevaea pjiyanensis o Siphoiiia elástica) qxxQ pro- 
duce e! caucho, (^p. Fhilii'PI E'. 273 

162. CAUQUE. 

" cauque, m. - . i. - n. vu!g. de un pez de agua dulce parecido 
al pi-j M-rei, Atherina spec. según GaV, Zool. VIII 480 (id. II 250 
i sig. no menciona el nombre vulgar). ROSALES 442. CaKVALLo 
19; 119; CÓRDOBA 24. I Molina 429 dice el cA\x(\y\Q=^Cyprinns 
cariáis \ lo que según PlIiLlPPi AIz. 186 es falso. !l 2 Cayó un 
Cauque = cayó un zorzal, ^e dice cuando un incauto o tonto ha 
caidoen una trampa. 

ETIMOLOJIA: Es .seguramente mapuche. Talvez relacio- 
nado con FebrÉS: catín ■ e~tar mojado, chorreando agua | ; kau- 
-é^/ signincaiia "está siempre chorreando agua". Es seguramen- 
te ya en mapuche nombre del pez. 

163. CAUQUEN. 

cauquen, m - n. vulg. de una especie de pato silvestre, palmí- 
pedo anátide. Bernicla poliocepJiala según Reec) 'í,". Cauquénes es 
nombre de varios lugare-.. FUEXTES 60 menciona cuatro. 

ETIMOLOJIA: Es seguramente mapuche. Xo está en FE- 
BRÉS, Havestadt ni Valdivla. 



CAUSA — CAVINSA 187 



164. CAUSA. 

causa, f. - fam. ■ ciertos comestibles fiambres que se suelen 
comer de merienda: Rodríguez 104 | "Aquí estoi, mujer, con- 
testó saliendo de la cocina con un pedazo de charqui a>ado en 
la mano... Estaba echando una causita'i. BakRíj.s Grez, Huerf. 
80 I . — Jeneralmente se compone de una especie de ensalada de 
papas i carne fiambre con cebolla, lechuga, aceitunas, aceite i 
ají. Se vende junto con 'arrollado de chancho' i tortillas' u i^íro 
pan en canastas en las plazas i calles por vendedores ambu- 
lantes. 

/'cn'i, Ahon.v 103: acijusa - Plato criollo mui popular en Lima, Trujillo i 
otros puntos de la costa. Secóme frió i es ux\pur¿'áe papas aderezadas con 
lechugas, queso fresco, aceitunas, choclo, aji, etc.,» (por errata Aronadice 
cansa). ZElioLucita a Rol'RKifEZ bajo la palabra cast. causa = latin causa. 

ETIMOLOJÍA: quechuH. Middendorf 160: cansay - la vi- 
da, el sustento. 

DERIVADOS: I - causear, f-uTi. - i. merendar; comer 
alguna cosa fiambre futra de las horas de las comidas princi- 
pales; espec el guiso arriba indicado. || 2. comer en jeneral; p. 
ej Rosales, Negra Rosalía 6;^. 11 3. refl. causearse auno, • me- 
taf. - retar, atacar, aniquilarlo, s' riairiente o por broma. RO- 
DRÍGUEZ; Z ERÓLO. 

II * causeo, in. - fam. - i. la acciotí de causear. || 2. lo que 
se come en tal oc;\s\ou= causa, i mas u-ado que e^ta palabra. ¡| 
3. tener baca de causeo, - tener los ¡abios gruesas i boca 
grande. 

causeo ¡ causear se usan en tcjdo el pais menos en Chiloé. 

165. CAVEN. 

caven, m. - n. vulg. de ia ¡:)lanta mui común que hoi se 11a- 
íiia en todo el Centro 'espino' (Acacia cávenla) MOLINA 399. 
Philippi, El. 269. Xo sé si este nombre ha sido vulgar entre 
chilenos o solo se debe a MOLINA. 

ETIMOLOJlA: mapuche, FebrÉS: caven, caven, caJiuen - es- 
pino. 

166 CAVINSA. 
cavínsa, f. - n. vulg. de un pez de mar mui común, comestible 



l88 CAVUL — CIMARKA 



pero poco apreciado ( Mendozoina coerulescens i Fernandeziana, 
el de Juan Fernandez.) GaV, ZooI. Vi 1 1 480. 

VARIANTES: cabinza, gavinsa, gabinza, etc. 

ETIMOLOJIA: Es probable que el nombre sea castellano, 
pero no lo he encontrado en los diccionarios. Xo es imposible 
que sea de procedencia centroamericana. 

167. CAVUL. 

cávul, m. - n. vulg. del "caidt nn ( Cereus atacamensis.) [Nor- 
te] PhilIPPI, Atacama 60 e>cribe k' liávul. 

ETÍMOLOJÍA: Será indijena, ptrro según la fonética no 
corresponde bien ni a quechua ni a ai mará. Cp. chakual. 

168. [CIMARRA] 

* cimarra, f. - fam. - falta que comete el colejial cuando en 
vez de ir al colejio se va a divertir en otra parte, esp. se va a 
pasear en el campo, los bosques o parque>; se dice {\xVdL\\c hace 
la cimarra. ECHEVERRÍA I45. 

Nota: El sinónimo de «hacer la cimarra» muí usado eni;e los colejiales 
chilenos liaccr la cha7icha. no se relaciona con el ihaiiLlio^^Q.\ cerdo, sino es 
la voz anticuada castellana clumclia^^chauza, según el Dice. Ac. i-^ = em- 
buste, mentira, engaño, derivada del it- cuincia. 

DERIVADOS: * cimarrero, a, - adj. i sust. - el niño que hace 
la cimarra. 

* cimarrón^ a - adj. i sust. i. - lit. - alzado, bravio, inontaraz, 
se dice de animales d<)mé>ticGs que huyen de la casa i se inter- 
nan en los bosques, dunde a menudo se han aumentado consi- 
derablemente los caballos, las vacas, los cerdos, etc., sinónimos 
chilenos véase caita i anca. 

En este sentido la voz es frecuente, tb. aplicada al hombre, en los anti- 
guos cronistas de Indias «yeguas simarronas» Tkibaldos 69 | «puercos ci- 
marrones o salvajes»; «.indio cimarrón o bravo» Oviedo I 256 ¡ . Especial- 
mente se decia de los. esclavos negros fujitivos Alcedo 60. | Según el in- 
forme de Olaverria en 15Q4 los campos de Santiago «están llenos de vacas 
i caballos cimarrones de que no se tiene provecho». Gay, doc. II 14. || 

2. - lit. - silvestre; se dice de plantas de cultivo cuando crecen 
silvestres o de especies silvestres parecidas a las cultivada-; p. 
ej. tabaco ciinarton, varias especies indíjenas de Chile {\ icotiana 



7tcAÍí í- : \ ^.— ^" 



CLILQUF — CLINCLIN 189 



angusiifotia i acuiuinata; Gav V 55 escribe mal diñaron) man- 
zamlla cimarrona = \íÓí\v\\\ {CepJialophora. PniI.IPPI, El. 292.) |i 

3. fam rebelde, rehacio al trabajo, perezoso o poco sociable, 
a[)licándose a trabajadores malos, niños, etc. 

Estando la voz í:/wrtr;-(>« como americanismo en e! Dice. Ac. la mavor 
parte de los le.xicógrafus americanos no la mencionan. La dan Arjcnünti. 
Gi<.aNad.\ 153: L.\f;)NE 75 — Cuba, Piciiakdo 6o, con la etimolojia absurda 
cismarron «falto de la parte de oca» — Poú: Au'>N.\ 106, con una nota acerca 
de la relación para con ingles inarooii, francés marrón sin llegar a resultado 
seguro acerca de la etimolojia. tb. ciinnrroiunr^r \ otros derivados. 

VARIANTE ort.: simarron. 

ETIMOLOJIA: No cabe la menor duda á^ c^n^ cimarrón es 
puro castellano antifruo, derivado de cimarra, cuyo significado 
primitivo parf^ce haber sido el matorral, el monte nuevo, lo que 
en Chile se llatr.a "renoval" (cp. Zkkoi.o\ Talve/. se ha dicho 
primitivamente "ir a la cimarra" por hacerla; cp. el francés /"í??>^ 
recolé buissonnicre. Cimarra es derivado de cima (<^ lat. cyma<C 
gries^o Ki'jua) cuyo significado primitivo es el bmte, la rama 
nueva; de ahí la parte mas elevada del árbol, del cerro u otra 
cosa; metaf. = remate, etc 

No hai dos palabras distintas c/i)i(7 como hace creer el Dice. Ac . sino una 
sola La etimolojia de lat. suinifin es absurda. 

El ingles inaroon viene del francés marrón i éste de! castellano cimarrón 
cp. StaJidnrd Diclionnrv s. v. 

Por la derivación compárese la vo?. mancarrón de ww/^trc por caballo malo. 
usada ya en 1553 en el Cabildo de Santiago íCo!. de Hist. I 364): cp. Zr- 
ROLO. 

169. CLILQUE. -^ 

clílque. según Gay Zool. VIH 480 nombre vulgar del hal- 
cón ( Harpagus bidentatus); pero según Zool. I 230 solo entre 
los araucanos se dice clilqné (tísí cou acento falso). No tengo 
otra comprobación del uso vulgar del nombre. Será debido a 
Molina. 

ETIMOLOJIA: mapuche. ¥E'bKt?,:c¡i/que- halcón pequeño. 

170. CLINCLIN 
clinclin, m. - n. vulg. de la planta Polygala gnidioides, según 






^ ü 



-rv^* 



lyo CLOITO — CLONQUl 



Philippi F. 762; MOLIXA T,Sj citHiido a FKUIIJ.ÉK la llnma 
Polygala cacrnlea. No sé si el nombre se u^a actualmente. 

NOTA: RoSAi.KS 242 h.ih'a de una planta clciulcn, talvcz errata por cicn- 

clcn, «que se parece algo a la lantcxuela» i es medicinal. Puede ser lo mismo 

que clindin. 

171. CLOITO. 

clóito, a- íam. i viilg, - a'-ustado, cortado, atónito; casi >^olo 
en el jiro 'quedarse todo chito [Curicó]. 

ETIMOLOJIA: n)a|)uche, Yv.\\\<\\'>: cloyun o diloyun ■ AgA- 
charse. 1 De aquí se deriva kloitiiu con idea de frecuentativo. 

172. CLON. 

clon, MI. - n. vulg. del arbusto c( ti fiiitos comestibles /\TÍsto- 
telia iiiaqni (]ue ciimunrnent'' se llama 'maqui' (\"éase esto) 
(GaY, Hot. VI 1 1 480), Xo sé si el nombre clon se usa entre chi- 
lenos -j solo se debe a MOLINA. Se^^jun Gav Bot. I 336 los in- 
dios llainan el árbol clon i el fruto iiiaqui\ pero solo este se- 
gundo es popular en Chile para ambas cosas. Ibid. 335 dice 
"Vulgarmente clon o viaquv'. 

ETIMOL>OJIA: mapuche, Febrés: clon - el maque árbol. 

VARIANTE: queldon, m. MURILLO 27.— No sé en qué 
rejion se u^^a esta forma. Según la forma arcaica mapuche con 
Id que corresponde a una / fuerte dental del norte, ha de ser 
forma del estremo sur, probablemente de Chiloé. 

173. CLONQUI. 

clónqui, m. - lit. - i. varias malezas comunes con espinas lar- 
gas (Xanthiu'tii spinosuní; tb. Acaena splendens i otras especies 
de Acaena ) cp. trun. || 2. vulg. - todas las frutas o semillas que 
se pegan con ganchos en la lana de las ovejas, cadillos, amores 
secos. 

VARIANTES: clónque; en Nuble, cónquil (Caxa.S2I)í 
conque!. Según Cihappa tb. qnilongni; concli [Norte] SoLAR 
172. 

ETIM0L(3JÍA: mapuche. FebrÉs: coticull - "sepa cavallo 
hierba" ] Chiappa da como forma mapuche kiilonki. 



COA — cocaví 191 



174 COA. 

coa, f. - II. Milg. de una lechuza ( Strix flauímca) según GaV. 
Zool. VIII 4S0. Id. I 255 dice "vulgarmente lechuza, i en Es- 
paña bríij'a", sin mcncitínar c! nmnbre coa. ¿Será solamente 
mapuche? 

ETIMOLOJI A: mapuche. Ff.BKKS: coa - cierta lechuza. 

175 COCA. 

" coca, f. - lit. - I. las hojas secas (!e la planta Erytluoxylon 
Coca que mancan los indios del Perú i de Bolivia i las rejicnes li- 
mítrofes de Chile mezcladas con una tierra blanquizca u otros 
ingredientes. i| 2. el arbusto mismo. || Dice. Ac..'^'^. ArONA i 10. 

La costumbre fué notada i ampliamente comentada por los 
primeros cronista-;. Cp. O Vi EDO IV 230, ClEZA DE Leox 440. 
Herrera V. III 15 i otros. Cp. tb. Juan i Ulloa 617. Al- 
cedo 61. 

ETIMOLOJÍ.A: quechua, MíDDENDORF iSy.ct/ca o coca - las 
hojas secas de un arbusto de los valles calientes, las que los 
indios mascan con la ceniza de la quínoa. | Probablemente del 
aimará, Bertonio II 49: coca - hoja de un árbol -así llamado 
que los indios mascan. <C. coca - árbol cualquiera que sea (ibid). 
Dice. Ac.^- i '•■* no encuentra obstáculo para derivar el nom- 
bre peruano del latin coaus i griego k''>kk<'^\ 

DERIVADO: * cocaína, f. - lit. • el alcaloide blanco, amargo 
i cristalino que forma el elemento activo de las hojas de coca. 
Dicc.Ac..'^^ Apéndice. 

176 COCAVÍ. 
* cocaví, m. - lit. - provisión de viaje, prevención; espec. la 
que se lleva en las alforjas. Rodríguez 108; Cañas 18. Ze- 
ROLO. Ejemplos: ¿Te han echado el cocaví en las alforjas? RO- 
DRÍGUEZ, Eust. 40. I Es el cocaví que les hice ayer para el 
camino (consiste en humita^--, huevos cocidos, harina tostada, 
tortillas i una copuchita de charqui machucado) Barro.S Grez, 
Huerf. 80 I cp. tb. Blest Gana, Cal. ?>6. \ El mantenimiento es 
harina de trigo, cebada o maiz tostado, mezclada con madi, se- 



I 92 cocol — COCOROCO 



milla sabrfisa, la cual es todo su matalotaje o cocaví como ellos 
le llaman, i el común ^-ustcntode los indios en la guerra. NÁJE- 

RA III. 

VARIANTE: cocavín [Maule]. 

Pcrú^ Palma 25. — Catauuircn, LAFONr, 76: << Cocaví. Voz que da Lozano 
como Calchaquina, para siüjnificar iirovision de viaje. Confróntese Santo 
Thoinas in voc. ctocaui i Lozano, t. V. páj. ¡25» 

ETIMOLOJÍA: Rodríguez 108; B. Vicuña M.^ckenna, 
Stgo. II 435 i CaÑA.s 18 derivan la voz de coca^ diciendo que 
ésta formó la ba'-e del cocaví, lo que no es efectivo. — Hai que 
derivarla del quechua, MlDDENDORF 242: /^í?/vz7/ - provisiones 
para el viaje, fiambre | c< mpárese aimará. BERTr)NiO II 99, 
¿■íTr? - matalotaje, comida de ¡os caminantes o trabajadores. | 
Cp. tb. coca. 

\11. COCOL 

cocói, m. - n. vulg. de una especie de garza {Árdea cocoi) 
según Gav, Zool. VIII 481. Id. I 409 dice "vulgarmente cuca*'; 
id. I 410 "por su grito desagradable i su vuelo tan feo, todo e\ 
mundo lo desprecia! varif)s campesinos lo miran como de mal 
agüero". Esto csplica el nrimbre cuca; pero no sé si cocoi es 
denominación corriente i de tiónde lo tomó Gay. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente es mapuche. 0/¿"í7 es el fe- 
menino de <ri{co — c^.s\.. coco, designación pop. para personas 
feas, espantajos. No seria imposible que cocoi fuera simplemen- 
te errata por coca, cuca. 

178 [COCOROCO]. 

cocoróco, a. - vulg. - i. ufano, sereno, casi impertinente, FER- 
NANDEZ 20. II 2. vulg. - un panecito dulce duro. 

ETIMOLOJÍA: La palabra por su forma podría tenerse por 
orijinal americana, pero es un derivado en -oco, (cp. vinoco, ni- 
ñoco, c/iinoca, potoco, etc.) de la palabra cast. cócora "persona 
molesta e impertinente en demasía". Dice. Ac.^"\ Uribe 112 
da ^;?£"í7r(7rrt^r= fastidiar, molestar con exceso como colombia- 
nismo. Etimolojía plausible de cócora no la encuentro; el latín 
aiculos, mentecato, como dice Dice. Ac.^" o mas bien "cuclilloi. 
no es aceptable. Zerolo da cócora. f.=ojeriza, como peruano- 



COCHA — COCHAI 193 



179 COCHA 

cocha, f. - vu'g. - estanque, poza, represa de agua, laguna arti- 
ncial [Norte], Cañas 19. 

Perú, Akona 113 : tb.=era, ]^-i.m\>7>..— Ecuador , Ckvallos 48: laguna; 
cochilla -charco. — Cp. Barf.a 151: cocha- un depósito en que se junta el agua 
que ha pasado por el tintin, mortero cih'ndrico en que se revuelven los mi- 
nerales triturados con una mano de fierro; en el fondo se pone azogue. Una 
corriente de agua arrastra la lama i la junta en la cocha. 

En Dice. Ac. '3 aparece la palabra cocha con la definición: «En el bene- 
ficio de los metales, estanque que se separa de la tina o lavadero principal 
con una compuerta)' i con la etimolojía latina cachica, que no se adapta al 
significado La voz será importada de América con el procedimiento. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MlDDENDORF 242: /^oc/^^ - estan- 
que, laguna, charco, mar. 

DERIVADO: cocháda, f. - vulg. - la cantidad de agua de 
riego que corresponde a cada vecino en turno o "mita", (véalo) 
[Oasis de Pica, Atacama]. 

180. COCHAHUASCA. 

co<~hahuásca, f. - n. vulg. del alga marina comestible Z>«^z//7- 
¿ea uti/tssuna, lo mismo que cochayuyo (véase esto) [Coquimbo, 
Carriz-il. Llanquihue]. CaÑAS 19 dice por QVcsLtdi cachahuasca. 

VARI. ANTE ort.: cocJiagitasca. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MlDDENDORF 242: kocha • laguna, 
niar + (MlDDENDORF 443) huaska- s( ^■A, lazo, cordel de lana, 
cuero u otro material | es decir "sogas de mar" porque los 
ramales se parecen a correas de cuero hasta de 3 a 4 metros de 
largo. 

181 COCHAI. 

cochái, m. - vulg. - la entre-corteza de alerce ( Fitzrpya pata- 
gónica t con que se estopea la pirahua [Chiloé] FoN'CK-Menen- 
DEz II 193; Maldonado XXIII. 

Mas exactamente dice Vidal Gormaz 51 que la corteza del 
alerce tiene por de fuera una testura leilosa, en seguida otra co- 
•lorada i filamentosa, denominada estopa, que emplean al pre- 
sente para calafatear las embarcaciones; i finalmente entre ésta 
oiccfONARio 13 



194 cocHAYuvo — ccw:hoña 



í el pa!o está (I loJuñ. que no usan en el día; ptio cuando se 
servinn de Iíis antiguas </<í/íV?jr>/tf//aj indíjenas, la utilizaban para 
tapar las rr smr^s. 

ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche. 

182 COCHAYUYO. 

* cochayúyo, m. - i. lit. - alga grande de mar, comestible 
(Dui7Íll <i ¡iíilisí>i)ua ) Gay Bot. VI JI 24. MuKiLLü 227 ll 2.Ht. - 
las p ajita» Mca-' (otro artículo d-- comercio i cn-unu). lÍAhCU- 
ÑAN 3ói;OvAi.LL C6;CÓKi)0VA 64; Molina An. 196, etc. || 3. - 

lit. - un j^u .^o (!e pí pas, cochí-ynyo, grasa, ají i sal. RrisALES» 
Nigta Ri .-alia 112 Il4.-fam.-ser o Citar cerno ccchayuya 
espc c. del i úii- = !it'j.;iii7Co, cjuemado; cp. Rodk i(;l' i z 258. 

Prep;ir;ici(iiu-i-|u cial del COI lia\ liyo en Chüoécp Maj. donato .^4. Siipers- 
ticit n: «Ixisla qiieii'ar en la costa n( rtc de Chiloé algunos atad'^s de cocha 
yuyo I ata tener viento de aquella paite i poder hacer viaje al ^wx)>. Maldo- 
NAi'O 27. 

VARIANTE: ccch'ytíyi', m. - p. ej. VinAUNRE t:o. | Gay. 
Bot. Vil! 241 nice mal (<uhagu)'o; ibid. 407 iailin)ii]0. 

Ptrii, Ai-íNv 1 1 f, Palma 25. 

ETIMOLOJÍA: quecbua, Middendorf 242: >{'<7r//rt - lagUna, 
mar 4- (M IDDKNDOKK I I 3^ jv/jv/ ■ nabí^, liortídi/a i e- el cir "le- 
gumbie (if niMT". CaÑ.x.s 19. Véase Ab (ocluihuascoy cr/lofi. 

DJ'.R 1\'AI;(): ct chayuyicán, m. - fam. - ^uiso de cochayú- 
yo, srgmi BakkcS Gklz, Voc. 17. Sobre la formación cp. ckar- 
qiiican. 

183. COCHOÑA 

ccchóra. f - vnlg, - orinal, bacin. [Nf rte] srgun A. Cañas 
PlNOC IIKT, Un punto de la prdtistoiia de í/ii.'e. Santiago 1904. 
páj. 36. El significódu s( gun comunicación privada del señor 
Cañas. 

ETIMOI.OJÍA: S gun Cañas de qrechua crf/in (véase r¿?- 
c/ia) loque 1 aiecedifíiil p^ r el cambio í?>-í7. | En airnará, Ber- 
TOMO II 56, liai la V( 7. kinhu ■ cantar, canci' n de iiidios; | 
con la termii ación ña según MlDDENDOKF, Aiviaiá • sprachey 
124 ."-c f> iman adjetivos quecspiesan abundancia; así koi/iufla 
podria significar, "lleno de cantosn. No se me ocuriiria pensar 



CODINA — COGUtL 1 95 



siquiera cti tal etiiT:o!rji'a ?i nna denominación muí vultjar para 
el "VHSo de noche, o "la e>^cupit!eraM no furra en Chile la "can- 
toral-. No >eiá inútil mencionar que el bacin en las noclies frias 
de las altiplanicies andinas del norte es un utensilio tan indis- 
pensable que a menudo se ve a viajeros que lo llevan colgando 
de la míjntura del caballo junto con las alforjas. 

184. CODINA. 

papa codína, f. - vulg^. - una clase especial de papas que se 
sub('ivide en tres variedades la negra, blanca i colchada. [Chi 
loé] Mai.DONaiio 336: CaÑ.as. papa 17; c\). po/'a. 

KTI MOI.OJ Í.A: l'.'s se^urn mente mapuche; lalvez deiivado 
de ma¡)i che, I'kükÉS: coJifl - "secas, incordiob" | por alguna 
semejanza de H^ma. 

185. CODOCOIFU. 

codocóípu. m. - n. vulg. de un arbu^tito de las Santaláceas, 
Mj'rsih'/os i'bloii^ujii ; íloiece en invierno. GaV, Bot. VIII 408, 
codiHO)pit Ks irif^ilicinai. [Centro i Sur]. 

ETI.MOLUJIA: Es seguramente mapuche. Probablemente 
FkJ5KÉ>: coih ■ fruta en fl. r, o cuajada despurs de la fl< r, como 
sandía^, jiorotos, etc. | +coip2i (véase) = la fiuta cuajada del 
coipu. 

VARIANTE: orcccipo, o codocóipo según ]\Iukillo 201. 

186. CÓGUIL. 

* cr'guil, m. - lit. - I. el fruto comrstib'e de la enredadera le- 
ñosa Lar'ñznhatii Iñt-rvola. \\ 2. la planta misma. GaV, B(jt. 1. 
69. C I ). rfq-.i\ colli 1 'f qit i, 

VARIAN'I ES: * cóile, mni usadc^; sacado del [)lural rógíd- 
les'^iói'es. I erguí!', Cakvali.O 12. I La forma cogal áe MoLl- 
tn'A 389 ViDAL'kKK i38.quepa'6 a Zi:i<OLO, no se usa. MOLiNA 
la a\r<^\6 -egun FkbKÍS. i Oit. \t\íí\ ri-, cogtií/. 

El I.MOLÜJÍA: maputhe, FkííKÉS: r¿?^//^///- "cierto boqui 
mui bueno, i una fruta como pepinos, que da, i se come". I La 
semejanza con el pepino chico es solo mui eslerior. El fruto con- 



196 COICO— COIHUE 



tiene muchas semillas comprimidas, subreniformes en una pul- 
pa blanca dulce, que es lo único que se come. Se venden en los 
mercados. 

187. COICO 

coico, a - vulg. -jorobado, 'curcuncho [Centro a SurJ. 

ETIMOLOjIA: Talvez derivado de quechua, MiDDENDORF 
239: koüi/j/ - dAr de regalo | o una forma dialéctica derivada de 
curco (véase esto). Por e! cambio fonético cp. cor huilla i coihuilla. 

188. COICOI. 

coicói, m. - lit. - n. vulg. de una especie de sapo, Cystignathus 
Bibromi,Q\\ Gay. Zool. VIII 481 mal escrito couoi. 

Se llama ib., "sapito de cuatro ojos" i "sapo arriero". GaV, 
Z( ol. II 96 no menciona el nombre vulgar. Hai un fundo deno- 
minado Coicoi en el Dep. de I tata. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche. 

189 COIHUAI 

coihuái, m. - vn'g. - una enfermedad; no he podido averiguar 
de qué síntomas. [Frontera. Sur], 

ETIMOLOJÍA: Talvez derivado de mapuche, FebrÉS coU- 
huin - cámaras, di.senterías. 

190 COIHUE. 

* cóihue, m. - lit.- i. árbc>l grande, siempre verde del Sur, 
(Kothcfagus Dcmbeyi) semejante al roble chileno. Sus troncos 
se usan para hacer grandes canoas de una sola pieza. Gav, Bot. 
VIH i V 389. II 2. una de las 'callampas' mas grandes de Chi- 
le; tiene hasta 30 cm. de diámetro. Polyporus senex, según Mu- 
RILLO 225. l^s medicinal. 

VARIANTE: 01 1. coyhue i * coigüe; falso coigue I Gay, Bot 
V 387 dice tb. coigo. 

Errata clioigne, CÓRDOBA 25. 

ETIMOLOJÍA: mapuche. FebrÉS: coyhue- otro árbol como 
roble. 



i 



COILA — COIPÜ 197 



191. COILA. 

coila, f- - f-irn. - mentira, embuste [desde Talca al Sur]. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, Febres: coyl/a (mejor seria koil- 
la, con / apico dental) - mentira, cosa filsa, engaño. 

DERI VAÜO: coiléro, a - enibustero, mentiroso [Centro Me- 
rid. i Sur]. EciIEVEKRÍA 146. 

NOTA: Cañas 20 dice que chil. caula - mQ.nt\r a \ viene de map. coila; 
derivados caulícnto, cauloso; pero caula es an'igua forma vulgar por cast. cá- 
hula<icábala ■ 

192. COINAHUE. 

coínáhue, m. - según Figueroa coinagüe es nombre vulgar 
de los cangrejos. 

Gay, Zool. VIH 481 dice ccyuau {^\\\qx\\.q (txx^X-A\)OX coynan ) 
especie de crustáceo dfcá|íod(^. 

ETIMOLOJÍA: mapuche. Pebres: coynan • ■ii^^7ix\coxñ . (Cp, 
apancora i jaiva). Será primitivamente singular coinau, plural 
coinahues. 

193. COIPU. 

* cóipu, m. - lit. - i. el roedor m^s granie de Chile, Casto- 
xfá.r\o, Myopotamus coypiis. G^\\Z^o\. WWl 48 (. Según id. I 
123 se llama vulgarmente coipu o nutiii. || 2. colita i coipo 
(talv(z = <:í;///í? (d)e coipo) - un jurgo de niñ js en el Norte. Va- 
rios niños forman un círculo; uno cuenta hasta cierto número; 
aquel a quien le toca corre a los demás: si toca a otro con la 
mano éste tiene que correr a los demás. 

Coipu se halla en MOLINA, An. 225; CÓRDOBA 21; ROSA- 
LES 318. 

VARIANTE: * coipo, Cañas 19. Olivares 31. Falsa es la 
forma MOLINA 464 coipú. ZerOLO dice equivocadamente "£•<?/- 
^«-espcciede ratón grande de América". 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÍs: coypu - animal de rio co- 
mo gato. 



•9^ COIKON — COLICOLI 



194. COIRÓN. 

coirón, m. - i. n. vu\<¿. de unas gramíneas con hojas duras, 
punzantes. {Festuca, varias e>-pecie<). Según Gav, Bot. VI II 480 
=^Androf'Ogon atgenteits, pero VI, 237 flice t]U í el ivimbre tb. 
correspondí,' a valias otra-i gramíneas. | S-gmi COKTÉs HojP^A 
en ( hiloé •-e cubrí'. »n las casas de los itulios "con pnja tjue llaman 
coiroir>; An. Hi<iroj^r. V 516. Lh costumbre < xiste ha>ta hoi; cp. 
Bl.KsT Gana, Cal. loS. K! r-nicho era tie í/y/V.//'? embarrada i 
techo de (oiion. I RosAl.Ks 243 nieiui na el coircii conio leme- 
dio contra los granos del lili {c\h litre) Zl-.KOI.O kWo^: a iron. 
- hieiba de (jue se hacen colchoius en Chile. | Mu j neríd estos 
se hacen mas bien de paja de maíz. ¡1 2. Es nombre de un fundo 
en ei dep. de F torca. 

VARIANTE falsa: Crfynnílo que zV- es vu'garisino per 
-di- ■ (c|). /><t</ie^ V ulg /"(ure, odie'^xwl^. oiré ) se escribe a vtces 
codtó) ; var. ort : coy>on. 

DI. Rl VAUO: coironál. m, - lit. - colectivo, lugar poblado de 
coirí n. N. {). de nn fundo 1 11 el d< p, de Vi^huqnen, 

ETIMOLOJÍA: Según CiiiaI'I'A es en nvA^,\xc\\yt koifon. No 
está en los dicciunaiios. 

195. COLHUE. 

cólhue, m. - n. vulg. de un molusco de concha blanquizca, re- 
dondeada Matra e //i/ sP Sígun GaV, Z x.l VIII 4S1. En el tes- 
to ¡bid. 348 no se menciona ningún lombre vu gar. 

ETIMOLOJÍA: mapuche. FehrK.s: iollkue - unos choros de 
cascara blanca. 

196. COLICOLI. 

colicoli, m. - n. vulg. de un insecto díptero molesto (Tabanus 
spec.) según Gay, Z )ol. VIII 4S1. En el testo Vil 391 i sig. 
bajo 'tabanus' no se da ningún nombre vu gar. Cp. cclilutacko. 
Molina 419 da colicoli como n. vulg. de los insectos en je- 
neral. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: colicoli - moscardón par- 



COLIHUACHO — COLIHUAÍ 199 



do I . H WKSTAi.íT 632 tra-Jiice "asilus" | Kl luimbro vendrá del 
map. FkükéS: colú, coli o colli • color berm jo, colorado; ;i[)lícan- 
lo al color pardo. | No sé si es casual la coi'icideucia conque- 
■chua, MlüDüNUORF i'^6: cul/i - morado, azul negruzco. 

197. COLIHUACHO 

* colihuacho, [. m.-n. vulg. de un táb mo: " T<ih'in'is (o Pan- 
gonia )<Lpr% ssii i inui común en la provincia de V ddivia, en don- 
de lo llaman coliliuacho. negro con los bordes d I cosckte i el 
«slremo del ab lóirien cubiertas de pehjs an ira"j ido^ o in is bien 
bermejo^; muí molesto". l^lllLIl'l'I, E'. l6ó. ¡ Se^un G \V Z )ol. 
VIII 481 ci i ik.iacliú ■ Búiiibits ilitleH>ii\ l'an\:;ouii .ltf"'es«x. Id. 
Vil 388 se da como nombre araucano de í* lUgo.iia /'i^Ay-'//// 
{mcy¡r pjt' I kiñ cp. ILst. Ar. VI, 3 p. 183 ) || 2. m. • lit. - un díp- 
tero parecido al trtbano { Pixui^onia spec.) [.>'nc<'[)ci(>n] || 3. adj. 
coliliuaího^ii fcin. - de color pardo oscuro rcfiíiénclDsc a anima- 
les en jen(.r;d; >(gim C.AÑAS 19; colorado oscur... 1| 4. m. - faní - 
animal vacuno de 00-tado negro i lomo pardo; tr cuente noinbre 
propio de b i< y^s. \\ 5. adj. - burl. - mui gran-ÍL-, [x ej. un bochin- 
che Cf lilmacho. 

VARiAXTli: collihuacho, G.w, Zool. Vi 11. Var. ort. coli- 
guacho. 

ETI .VIGLOJÍ.-X: mapuche, Febué^: col'Uiu iclio - un moscar- 
dón renegrido i fiero | 1 lAVKSTAUr 632: colk la hn • crabro, ues- 
trum (!j I Trtlvez los dos elementos del nombre i iju /.as el com- 
puesto mismo vienen del quechua: cp. iolí:ol¿ i hiiíuko. 

198. COLIHUAÍ. 

* COÜh'iái, m. - n. vulg. de varias especies de O'l'i'^unya, ar- 
bustos coiíjiig ) lecho>o, venenoso, Euforb'áceas. C >. G\V, Bot. 
V 339 i ss. RtiBD I [3 I Rü.SALES I u8, 239, 243 di e <]ue <e usó 
sobre todo entre los puelches p.ira envenenar arnas. | Ol.iV.\- 
KES 37 habla de la resina fragante. | MoLiNA. An. 19S rai/C i 
tronco quemados exhalan olor de rosa fuerte; de ahí el nombre 
Colliguaya odorífera. \\ 2, colthuai micho, m. n. vidg. de un ar- 
busto parecido al anterior ( Adenopeltis Colliguaya, GaY, Bot. 



COLIHUE 



V 338); es inodoro. II 3. n. p. de varios fundos en los dcp. de Cí*- 
sablanca, Vichiiquen, San Carlos i Chillan. 

VARIANTES: ort corriente: * coliguai así Ro.sales. | Oli- 
vares, Molina, Gay i Zerolo escriben colñgnay ocolliguaL 
I FeuilléE: coligoy; coliguayo según ZerOLO. E.-5tas dos formas 
serán falsas. 

DERI\'ADO: coliguáyo, m. o colliguáya f - lit. - el nombre 
ciet)tífic() del jénero conespondienle. Zkrolo; Gay 1. c. 

ETIMOLOJIA: mapuche, según Rosales; no lo encontré 
en dicci(jnarios. No he oido otra pronunciación que (olilmai en- 
tre el pueblo. Según Cihappa es en mapuche koiiwai. 

199. COLIHUE 

* colíhue, m - lit. - vaiias especies de Chtisquea, gramíneas ar- 
bóreas; bajo CJntsqiiea co/en, Gay, Bot. V 45 1 escribe (U¿. ou. Bajo 
CJiusquea iimiijigii ibid.449: cvll'gue. Una especie tieiie tallos 
derechos, leñosos hasta (cho metros de largo, con ramitas 
delgr.das solo en los raudos superiores. Se u^a para lan/.as, *pi- 
canas", para hacer cercos de huertos, tediar raneh' s ((lebnjo la 
*totora') tb. para siiji tar los techos de tejas (emolihnado ); ac- 
tualmente son mui de moda los muebles de colíhue, supeiiores 
en solidez a los importados de bambú. Otra es mucho mas del- 
gada i larga, l'arece cjue la misma planta se llama en algunas 
pr(,vincias ^//'//•í i que el nombre colíhue se aplica a disintas 
plantas en disu'ntas ri jiones. En la frontera el colihue grueso 
ñe \\^nM\ gnrr oche \ cíw'ccs picana. C]p. MoLlNA, An. 200. Ze- 
ROLO. Cp. quila i rungue. 

papa coleo, f. - vulg. - una clase de papas [Chiloé] Cañas. 
papa 17; c\). papa. 

VARIANTES: colehue, Cañas 2o!lcoleuo * coligue, Pm- 
LIPI'I, El. 309 MoLiNA, An. 200 ¡icoleo: llaman los indios a estas 
cañas colcos'x los nuestros cañas bravas; NÁJKRA 28 I Cañas bra- 
vas que llaman coleos, BasCüÑAN 200 i pa^sim | Los indios de 
guerra, aunque haya mucha nieve, pasan [la cordillera] ponién- 
dose unos zapatos que hacen de los coleos, anchos como chapín, 
con que pasan sin hundirse en la nieve cuando quieren; Rosa- 



COLMAN 20 1 

LES 198. II coliu, la caña para techar es conocida por el nombre 
de colihue; Carvallo i i. i Molina 388, 11 col'gue i colligue son 
formas falsas de Gay por la variante ort. coligue I) culiu: los in- 
dios "en suma inopian comían los brotes de culius i achupallas; 
CÓRDOBA 300. 

ETl MOLOJÍA: La forma primitiva £•////// se ha castellani- 
zado en coleo, que en siglos pasados fué la mas usada al lado de 
"cañas bravas... Mapuche, Valdivia: culin - c^Aco, cnñas bra- 
vas I FiíBKÉS: culiic - cañas bravas gruesa'^, como las de Buenos 
Aires; las llamadas colehues son rugi. \ Parece que la palabra 
culiu solo estaba en uso entre los indios del centro del pais. 

El cambio de colíu ^coliJute podría ser debido al colecti- 
vo ma[)uche, Valdivia: ¿"^//////¿«^ - cañaveral ¡ pero es mejor 
esplicable por el p'ural en -es colíues ^ colíhues, de ahí singu- 
lar analójico el colihiie, cp. copihue i otros. 

DERIVADOS: * encolihuár, encolehuar, encoltguar, etc. - 
lit. - I. cubrir techos o paredes de colihue II 2. cercar huertos, 
etc. con colihues. [Se usa tb. en el sur]. 

* encohhuado, m. lit. -i. enmaderado o estera rie colihue, 
antiguamente amarrado con voqui o tiras de cueru sobie los ti- 
jerales, que se cubre con barro para sujetar las tejas. || 2. cerco 
de colihues. 

* colihuál, m. lit.-rejion cubierta de colihues. | coligual, CÓR- 
DOBA 148 II Un bosquecillo de coléales que nosotros llamarnos 
cañas bravas; Ba.SCUÑAN 45 i 83. 

NoT.A-.'El nombre botánico CImsquca viene Je! bogotano chtisqite^ deohib- 
cha, cliusqiiy - caña; cp. CüERVO 527. 

200. COLMAN. 

coimán, m. - n. vulg. de una ave marítima del archipiélago 
de los Chonos, probablemente una especie de patos. 

García 352; Los [indios] caucahues cojieron gran porción de huevos de 

pájaros llamados caimanes, de buen gusto i del tamaño del huevo de pavo. 

I Id. 367: Esta noche se cojieron dos docenas de pájaros colinaues, mayores 

que una gallina. | La caza se hace cegando a los pájaros con hachones de 

fuego i matándolos a palos. Cp. tb. 377. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche o de la lengua de los chonos. 



CO LOCO LO - -CO LI o 



201. COLOCÓLO 

* colocólo, in. - í. 11. vulg. do un Ljato mnntf^.s, Felis colocólo^ 
Gay.ZooI. VIH 481. Según Gav, Zoo!. I 71 "iMoiJNA fué el pti- 
meroijiie hrtbió (lec^ta especie, a U quo coiiseivóel innubreque 
ledabrtti los arrincaiios. Desde aqiRlIrt época nf> lia sido encontra- 
da por ningún naturalista en Clule.t. Cp. MoI.lNA 468; Cakva- 
LLO 14 Rkkdj l'Hií.li'i'i, El 45 Cañas 20 112 K^ nombre de 
un f<iino-o ¡efe armcmo; cp EkciLI.A, canto VIII. 

varían TK: codcod según Gav, ZjoI. VIH 481. \o nnen- 
cifjn>4dM t'ii 1,1 descripción b.ijo col »i:oio. RoSA L lis 322: rí? /-tW 
o cvll (< II. 

E riMOLOJÍ A: mnpuchr-. Fi:u¡xÉS: colcod o coIjloIo - 'g^X.Q 
montc>. ílt;RNA\L)i;z: colLoll. 

203 COLPA '. 

colpa, f. - lit. min. - ti'C;z ) de mincr il de tan buena lei q\ie 
sin « ti^ I ri'j) ir,;ci in ¡)uede ir a la fiuidicion [\ort ] S gun 
ECIIIA l'.KiU A i_}7, simjjiemente 'inctni en pediv»', d-fiíiicion 
in-ufii ienle. Vc.i^^; cor/^a. Al.ClilK) 66: = alca|)arrt sa. 

En /)fci. Ac.^^ <c liioc c )lcót;ir (jiiecomo m.ijisiral se emplea para bcne- 
fi.'iar la ()hua cti a'gdiios prfícciiiiiiieiitos de amaljíaniaeioir. No sé a qué 
rejion se refi.'ra esta defiíiicifjn. Zekolo, como [leruaiiismo 

ETIMÜLOjÍA: quechua, Middexdokf 24j:i'>U/>a -sales 
de diferente cc^npo'^icion c]MÍinica quj sirven de mordiente para 
tinte-, sditre-, capariisa | No seque relación hai en quechua 
entre esta [>alabra i k'iirpa; véase corpa. 

203. COLPA íi 

colpa, f. - n. vulg. de w\\ rn^iiisco chico de Chiloé. ( Patella 
spec. ?) No está en Gay. 

ETLVIOLOJÍA: Será mapuche. 

204. COLTO. 

coito, m, - vulg. hist. - una raiz que se come. CÓRDOBA 20. 
Será una de Us numerosas plantas cuyos bulbos (papas) se co- 
men 



COLTRAU — COLLE 203 



VARÍANTliicoltro, Gukvara. 

ETIMOLOJIA: Será inapuclie kolío. No está en losdíccif)- 
n ai tos, 

205. COLTRAU 

* coltráu, m. - vu'g. - el renacuajo, la primera forma de ranas 
i sapos, tb. \\A\n-Aá'^^ guarisapo (asiiiiiUcion por etimolijía popu- 
lara sapo dfl C7i^\.*t\M\o gusaropn) líClíEVERKIA 147. 

VAklANTliSicoltáu; coltiáo; ccltráhue, Cañas 20; í'hi- 
LIIM'I, El. 105 Cí-ciibe en ortogralia de I'"iijkés cuitliati, lo que 
sigititira c< Itrau. La [jalnbra no e>tá en GaY. 

ETIMOl-OJIA: Hjapiiclie, VVA\KÍL'>:ioLhaii, (oldinii • reuA- 
cuajos. ¡ Fi LíUEs dice th. coUlian - las ampollas que ^aLn en el 
cucipo; coUhau cutkan - e>ta enfermedad i viruelasn. 

208. COLLACHA. 

COllách=i, f- - vnlg. - Crimarada, (juen'da de soldado, Tahona'. 

E'l IMOLOJÍA: quechua, ¡M ihüF.NDOkr 280: i-' < //at//a - wui 
tierno <[ ^'ty/Zc? - lo qu ' todavía no esté madtiro, tierno, verde, 
fre-co; ¡>. ej. k olLt huahua - ciiatura tit rtia ¡ Evidentemente fué 
voz de cariño. 

207. COLLANTA 

collánta, f. -vu'g.- la tcmp 'r;ida en que el a'calde del 'aillo' 
refiaiíe his ^guas de regadío. [Tarapacá int( rii r] Cañas 20. 

ETIMOLOJLX: S( gun Cañas es v( z aimaiá. No encontré 
el étimo corres[)ondiente en Bektoniü. Cp. coihada i caman. 

DERIVADO: coUantár- vulg. - distribuir el agua del rega- 
dio durante los dos o tres meses que dura cada 'collanta' [Ta- 
rapacá interior] Cañas 20. 

208. COLLE I 

cólle, m. - n. vulg. de un molusco pequeño de concha univalva 
de Chiloé { PattlLi spec.) p. ej. José García 365. 

VARI ANTE: cóye [Chiloé]. En Chiloé //se pronuncia j/. 
ETIMOLOJÍA: Será mapuche. 



204 COLLE - COLLOFl 



209. COLLE." 

cólle, m. - vulg. - el que participa en un paseo campestre sin 
contribuir con su cuota a los gastos. \^Chiloé^^ Cavada 55. 
ETIMOLOJÍA: nnapuche, FebkÉS: colien - ir a bebidas. 

210. COLLECAR 

collecár - vulg. - ¡r a beber, andar remolietido. [Sur] Gue- 
vara. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FehréS: co//efi o colletnn • irabe- 
bidas. I Derivación chiletia ^ncar = mapuche -¿:rt«. 

DERIVADO: colléca, f. ■ vulg. - borrachera. [Sur]. 

211 COLLIN. 

collín, m. - vulg. - palo que se pone sobre el fuego para secar 
carne [Chiloé]. 

ETl .MOLOJ I A: Seguramente mapuche. Talvez relacionado 
con FebkÉS: cha - anzuelo; cülin - pescar con él, o con un 
palo. 

212 COLLIVOQUl. 

ccllivóqui, m. - n. vu'g. de un 'voqui', probablemente i^rtrí/í- 
zabala biternata Si es lo mismo que voqui colorado seria Cissus 
st) iatus o Vitis striata. 

ETIMOLOJÍA: Según Chiappa mapuche ko.li vokin cp. 
Febké.S: colli- colorado. + voqui (véase esto). 

Podria tb. pensarse en koiU voki, cp. cóg/iil. 

213. COLLOFL 

collón, m. - n. vulg.de una alga marina que se come mucho: 
véase Durvillea utiiissima. Cp. cochayuyo, [Sur]. 

VARIANTE: collóf, co\\óÍq\ colltofe PillLlPPl, El. 312 [Sur] 
collói [Norte, Coquimbo i Sur]. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche. ^ 



COLLONCO— COMBO 205 



214. COLLONCO. 



coUónco, a- vulg. - sin cola, mocho 'choco' como la perdiz, 
refiriéndose a pollos [Talca i Linares]. 

ETIMOLOJÍA: Será de on'jcn indio, probablemente empa- 
rentado con el peruanismo de Arequipa rr^/c^wr/// - sin orejas 
(ArONA 117) derivado de quechua, Middendokf 320: k'vlluy - 
arremangar, k'ulhiciiy - arremangarse | que es una variante de- 
rivada á^ kolhty o kollnaiy - cesar, acabar, terminar (ibid 244) 
del cual viene tb. ko/iuc/a'y - hacer cesar, de>truir (verbo muí 
usado) (ibid). 

215. COLLULLA. ^ 

COIluUa -es según Gay, Zool. VIII 481 nombre vulgar de tas 
hormigas; id. VI 235 hHJn /or7HÜa no se dan nombres vulgares 
Creo que es solamente usado por indios. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: collulla - hormiga. 

216. COMBO. 

* combo, m. - lit. - i. almádana (esta voz es desconocida en- 
tre el pueblo chileno), martillo pesado i tosco de fierro que usan 
los herreros, mineros, albañiles (para cantear piedras). Se llama 
tb. 'macho'. Hai de varios tamaños con mango largo i corto. El 
instrumento primitivo consistía en una piedra mas o menos 
grande amarrada con correas en un palo doblado o dos palos. 
Se han encontrado ejemplares perfectamente armados en las 
minas trabajadas por los indios, p. ej. Chuquicainata cerca de 
Calama. Cp. RODRÍGUEZ 113. || 2. dar combo - metáf. dar de 
golpes, mojicones. || 3. a combo i cuña - a viva fueiza. Eche- 
verría 147 II . 

Catamarca, Lafoxe 78. 

ETIMOLOJÍA: No se relaciona con cast. combo (usado en 
Chile p. ej. en frases como 'el hilo del volantín forma combo') [\j 
como cree Rodríguez, sino con quechua, MiDDENDORF 320: 
k'ompo - bola, pelota grande | ibid 281: kompj< - tumor, abolla- 



2o6 COMES— CONA 



dura I Cp. tb. ibid. i86: aniipa- peñasco movedizo, ^^tlcra que se 
precipita de 1o«j cerros, como medio (ie defensa en la giiena. 

DERIVADOS: * combillo, m. - min. - el mismo instrumen- 
to que combo, menos grande i pecado. 

combeár - vulg. - trabajar con couibo. 

217. COMES. 

comes, m. n. -vn'g, de un marisco comest'ble que "vive en 
cierta cueva que él se forma en las p- ñas de las pl iya=; de 
Chil' é"; Molina An. 212. Secim Molina 417 Pholas (/lihm- 
sis; Cp. rmi.ii'Pi Mz. 77^. Gay. Zoo'. VIII 381. 

VARIANTE: ef coifu? No --é '«i ex'ste e-ta (oxmu. 

Phiial. ¡os entura- Vh>..\i'KH(í 2ió j PniiJlM'i, El. 202 dice Li comes proba- 
bleiiHMiie subenleiidienflf) falacia o concha. 

ETIxMOLOJÍA: Será mapuche. 

218. COMOVILU. ^ 

ccmcvilu - como nombie vnlgíirdela '^^nguila b'arcaVf^////- 
smus reihi^er) solo se encuentra en Gav Z el. VIII 481. Id. 
II 343 da <;olo el nombre vulgar 'anguila'. Probablemeiite se usa 
solo f ntre los itidio-;. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FkbrÉ«;: ¿■¿?w£)777// - arguda. | El 
segundo componente de la palabra, v?7u significa culebra; cp. 
lat. angiiis^atiguillú , griego ó^fi^'^opltisurus. 

219. CONA. 

cóna, m. - hi.^t. - el indio de guerra, soldado; voz usada por 
los cronistas del si<j1o XVI f. P. 1 j. los conas, que son los que 
siguen las armas; Tnip.ALOOS 2^ \ Otros cuati o conas o solda- 
dos suyos; H. 30. I Todos los conas o indios soldados, id. 143 
I cona = soldado indio; ROSALFS I II3 I . 

VARIANTE: p'ural, puconas: Entraron lo<; puronas (que 
así l'aman a los indios an igos de los es[)í<ñoles) PasCL'ÑAN 
282 I pv es partícula prepositiva de plural en mapuche. 

Forma faUa pliir. rí?/?^j-, MOLINA, An, 251. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebkÉs: »£>//<? • los mocctones, je- 
neralmente esforzado, valiente, guapo. | Creo que esta palabra 



CONCAÑ — C »NCHO 207 



mapuche es d» r'vada del qucchwA j-a//úco/;a, snpriniiendo la pri- 
mera parte i ii( jniido como rt prcsetitaiitc de la idia lo que en 
quechua es solo t-imitiaciotí de piural. A^Á puiofias g^ priinitiva- 
mente luia combínHcion de tres elementos que .dignifican plural, 
pero nin<4un concepto. Una curiosidarl lifigüíslica. 

220 CONCAÑ. 

concáñ, m. - xMi'g. - denominación que dan los tableros chi- 
lrte>íil ■A\<rcv ( l-'itzioya f>(iía/^oii!ra)cuAV\áo están vitj )s i tienen 
algún 'adodañadcx VlDAL GoKMAZ 51. 

ETIMOLOJIA: Es ivitkntc mente mapnchr ; talvez relacio- 
nado con I'lilikÉS: (Oiuan entrar | , el áibo! al cpie ha entrado 
el daño. 

221. CONCÓN. 

concrn m. - n. vulg de una ave de rapiña nocturna, cstríjida; 
segim RkkI) 15 " ynit'inti /i)¡('p/n¡mn. 

ETIMOLOJIA: Será majiuche. Hai un fundoCrncón en el 
dep. de Liin.ich • i f>tro Concones en el dep. de Nacimiento, 

222. CONCONA O CONCOMA? 

concoma f. - n \u'g. fie una ave negra con moño colorado, 
tb. llninado 'cHt|)int. (O del monte', según GaV, Zoil. VI il 4S1. 
Piáis mncr. ¿laiiuií ; Ga\, Zool. I 372 dice "vu'garm'tite rere^ 
concona o carpiíuero de cabeza colorada". No sé cuál de las 
dos foimas sea correcta. 

ETI.MOI-OJÍ A: Será mapuche; talvcz onomatopéyico, /¿¿7//. 
kon -í//(iH sc\ir\ "hactr siem(ire cof/con", p(r h s golpí s que el 
pico da tn la coite/a de les ái bules; cou)i/áíese el nombre 'car- 
pintero*. 

.-i '223 CONCHO. 

* cónrho, m. - a menudo en p'ural. i. 'it. - residuos, sedi- 
mentos, burras, heces de un líquido; de ahí la expresión 'ío/or 
couiho dt vt'o' = r>jn subido, II 2. f.im. • el ie>to de beLivla en 
el vaso, ¡). ej. HlistGaNA. Cal. 23. II 3. fam. - los restos de 
bebidas i c< nudas «.sp. de una fiesta, celebrar los conchos- 
la fiesta que se airtgla con los restos de la principal, al dia si- 



2o8 CÓNDOR 

guíente, cp. B. ViCUÑA Mackenna, Stgo. II 132. || 4. fam 
burl., sobre todo el dim. conchito - el último hijo de un matri- 
monio, esp. cuando nace a distancia de los hermanos mayores 
—puchusco. H 5- • min. - escorias i residuos que quedan después 
de aparejar minerales. || 6. fam. - hasta el concho - hasta lo últi- 
mo, hasta el fin II 7. fam - irse al concho - irse al ff)ndo, hun- 
dirse. II 8. fam. vestirse con ei concho del baúl, de h caja de 
ropa = cox\ las prendas mas ^x\íí^ = cacharpearse. RODRÍGUEZ 116. 
I'erü, Arona 119 — Cata marca, Lafonk 8o acc ' i ^— Ecuador. Ceva- 
i.Los 49 — //íT^o/íí, Cuervo i^i^o: cuncho — C<>/í>w/^/V7, Uribk 78: cuncho o con- 
cho Parece que en Guatemala le corresponde la palabra chindaste, Ba- 
tees 218 — Z ERÓLO. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche FebréS: concho Ao espeso de la 
chicha i toda borra de uvas, etc. 1 < quechua, MiDDENDORF 
240: konchojeonchif - borra, sedimento, heces. 

DERIVADO: * aconcharse - lit.- asentarse un líquido, de- 
positáiidose las heces, o impurezas en el fondo. OrtÚZAR 97. 
Según Echeverría 121 aconchado es 'boiroso'; no puedo com- 
probar tal uso, sino solo el significado de líquido claro, después 
de asentarse las borras. 

224. CÓNDOR 

* cóndor, m. - lit. - i. el buitre mas grande del mundo (Sar- 
corrhamphus Gryphus). ROSALES 318. MOLINA An. 218. etc. 
/??>(:. /íf.^^*. Se considera como símbolo nacional chileno, cp, 
Jas odas Al cóndor de Chile por BARTOLOMÉ Mitre i la contes- 
tación El cóndor i el poeta de BELLO III 189. Con el huemul su- 
jeta el escudo de armas de Chiles. 

2. antigua moneda chilena de oro, con valor de cinco pesos 
de 48 peniques. Para la moneda de 18 peniques el Hombrees 
oficial, pero no se usa de hecho. || Dice. Ac.^'' 

VARIANTE: cóndor, no se usa en Chile; ALCEDO 66. con- 
doro, p. tj. Pebres páj. 548: manque- "buytre o condoron. j 
cóndoro - vulg. - [Centro]. 

Perú, .Ar' na 120 dice que la acentuación debe ser cóndor en conformi- 
dad con el quechua. La .■\cademia aceptó esto desde 1884. — Cataniarca^hx- 
KONE 80. — Cosía Rica, Gagíni 158 da citas de buenos autores para las dos 
acentuaciones. 1 




.1^^ 



Vi 



\J 



CONGONA — COPA 209 



ETIMOLOJI A: quechua, MlDüENDOKF 199: a/;?///;-- el cón- 
dor. 

225 CONGONA. 

congéna, f. - n. vulg. de una planta aromática i de adorno 
(Pepero)nia inaeqiíalifolia), orijinaria del Perú cultivada en Chi- 
le. Gay, Bot. V 379, Cañas 21. Según Rosales 243 es muí 
medicinal contra dolores de estómago. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 180: concona (anti- 
cuado) nombre de una planta que sirve para condimentar la 
comida i para remedio. 

226. CONO. ^ 

cono -según Gay, Zool. Vllt 48 1 es nombre vulgar de la Co- 
lumba araucana. Según Zool, I t^j^ "vulgarmente turcasa, i 
cono entre los araucanosn. Cono se usa solo entre ios indios, el 
nombre chileno es torcaza, 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: conu - paloma torcaza. 

227. CONTRI. 

* contri, m. i. fam. - el estómago de las aves, mollejas, p. ej. 
Blest Gana, Cal. 180. 11 2. vulg. - hasta el contri - hasta inui 
adentro, hasta las partes mas interiores del cuerpo. 

VARIANTES: cónti [Norte i Aconcagua], contri [Centro, 
Cm. i Sur] cóntre [Centro]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: contJii o conthül - moUe. 
jas de las aves. Rodríguez 119; Cañas 21. 

228. COÑI. 

CÓñi, m. - vulg. - niño de corta edad, 'huahua', nene [Sur] 
Guevara. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: cojIi - llama la c.adre a 
sus hijos I de coñín [jar ir. 

229. COPA 

copa, f. -n. vulg. de un arbustito rnui aromático del norte. Arte- 
misia Copa; PlIiLll'PI, A taca m a 60. 

ETIMOLOJÍA: Es probable que sea de oríjen quechua 

DICCIONARIO 14 



COPAO— COPIHUE 



pero la VOZ k'o/>a -basura, inmundicia (MiDDENDORF 322) no 
parece aceptable como étimo. 

230. COPAO. 

copáo, m. - n. vulg. de un 'quisco' de los cerros del norte 
Eulychnia ebiirnea. CaÑA.s 21. Según el Dr. Reiche el nombre 
se refiere mas bien al fruto grande, verduzco, un tanto transpa- 
rente de un quisco, Cereus spec. del interior de la prov. de Co- 
quimbo. 

ETIMOLOJl A: del quechua íí'/'í^í? según Cañas. No encuen- 
tro la voz en los diccionarios. 

231. COPAQUIRA. 

copaquira, f. - min. - labor con finísiiua caparrosa. BARBA 12, 
ETIMOLOJÍA: aimará, Bertonio II 52: copakhii i - caráQ- 
nillo. I Evidentemente así llamado por el color. 

232. COPIHUE. 

* copíhue, m. - Ht. i. la planta trepadora de los bosques del 
sur, Lapageria rosca. || 2. su hermosa flf)r colorada i rara vez 
blanca {^Lapageria alba, Gay). H 3. su fruto comestible, descrip- 
ción Gay, Bot. VI 46. I Cañas 21. 

VARI.ANTE: i. copíu, m. lit. - Esta es la forma antigua; 
creo que ya no se usa. Gay, Bot, VIII i VI 46. CARVALLO 183. 
II 2. ort. falsa: copia, MOLTNA 389. Carv.\LLO 12. || 3. errata 
evidente: colcapiu Gay, Bot. VIII 408 flor de la Lapageria 
(ibid. VI no se menciona este nombre). Debe ser colcopíu o 
colcopihue que parece usarse tanto para la flor purpurea de 
Lapageria como para la mui parecida de la planta Philesia bu- 
xifolia de Gay. Bot. VI 49 

ETIMOLOJÍA: mapuche. Valdivia: copiu - una yerba de 
comer. | FebrÉS: copiu - una fruta como ají. I La comparación 
solo se puede referir a la forma de la baya verde. I colcopíu se- 
ría composición con mapuche, FebrÉS, £-^/?> - color bermejo, co- 
lorado 'el copihue colorado'. | La forma copihue es el singular 
analójico sacado de copihiies, que es el plural normal de copiu; 
como si se dijera leye de leyes en vez de lei. 



Cl>PUCH V— CORECORE 



233. COPUCHA. 

* copucha, f. - fam. - i. vejiga de biiei o cordero usada a) con 
un canutillo como jeringa para dar lavativas o para jugar a la 
'challa'; || b) para guardar 'manteca de chancho'; I! c) como na- 
daderas: II d) como bolsa. i| 2. en jerm.mía — portamonedas. || 3, 
hacer copuchas - inflar los carrillos. 

Ej. Esta copuchita de vaca está llena de charqui machucado 
para un valdiviano [guiso, sopa espesa, de charqui con cebolla, 
huevos, etc.] Barros Grez, Huerf. 80. 

VARIANTE: cupúcha. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, EebrÉS: />//¿-;/í:/¿// • la vejiga con 
que echan ayuda; I < quechua, MiDDENDORF 66y: pucucha - 
bolsa de testículos de toro en que se guarda la sal; cualquier 
bolas de cuero; j <[ aimará, Bertonio II 2yg: phnaichu -am- 
polla, etc. con muchos derivados. La metátesis áe p...c estará 
bajo la influencia de cast. capiicJio, capucha. Cp. Cañas 21 . 

En el Ecuador se usa 'pociichd - hinchado, soplado, hueco, 
vacío; Cevallo.s 100. 

234. CORAILA. 

papa coráila, f. - vulg. - una clase de papas [Chiloé] Maldo- 
NADO 336. 

VARIANTE: coráida, Caña.s. papa 17. 
ETIMOLOJÍA: Será mapuche. 

235. CORCOLEN. 

corcolén, m. - n. vulg. de un arbusto siempre verde de ñores 
2lT[\ax\\\cx% {Azara serrata). Gav, Bwt. VIII 408. Según id. I 197 
se W^xVí-^Xh. aromo de Castilla para distinguirlo de otros aromos 
menos í>lorosos que tb. se llaman corcolén (Azara dentata, Gil- 
lie sil e integrifolia). 

VARIANTE: colcolén, Córdoba 25. 

ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche. 

236. CORECORE. 

corecóre, m. -n. vulgde una yerba con flores amarillas (^6^^- 



CORHUILLA — CORONTA 



/ 
/ 
/ 
/ 



rom'u/>i corecore ); i^egun Gay, VIH 480 i I 383 Geraniuinrotun- 
difolmm). MUKILLO 34: Geraniuin Berterianum mui común en 
todo el pais i usado en Va medicina casera. Cp. Molina 388. 

VARIANTES: corecór [Nuble]; corecól [Cm.J.GAY escribe 
mal corre-corre. 

No sé si las raices de coro mencionadas por Rosai.es 240 como remedio 
pura los pasmos, son de la misma planta. 

ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche. 

237. CORHUILLA 

COrhuíUa, f- - vul^. - nombre común [>ara designar los sapos 
i las ranas que cantan en la noche [Nuble]. 

VARIANTE: coihuílla [Nuble]. 

ETIMOLOJÍA: En mapuche menciona FehrÉ.s para los sa 
pos los nombre s /crí? \ pacama. Se habrán contaminado las dos 
voces. De una Íorm-A pocor?ia podría formarse corúa, tomando 
po=pu Como signo de plural; (asi se^deriva mapuche cara - pue- 
blo, fuerte, ciudad, de (\\xqc\'\\.\^ pucata); cp. X.h^,pucona al lado de 
¿•í';/í^ (véase esto.) De coma se deriva el diminutivo castellano 
antiguo ¿•(^r//;7/c?. Después de r la vocal 71 seguida de vocal acen- 
tuada pasa en la pronunciación vulgar a hn ( w ): cp. ciruela pro- 
nunciado cirJiuela. 

.' 238 CORL 

córi. m. - vulg. ■ guiso de trigo molido con rábano [Sur], GUE 
VARA. 

ETIMOLOJÍA: mai)uche, Ferrls: corii ■ el caldo o guisado 
o el zumo de cualquiera cosa. 

239. CORONTA. 

* coronta, f. - i. lit. - corazón de la mazorca de maíz o choclo 
desgranado; p. ej. Gay, Agr. II 92, CaÑas, Ultramaule 118. II 
2. fam. - carozo de la manzana i otros frutos parecidos. || 3. vulg- 
- espiga de trigo desgranada. 

Perú. .Arona 130: Palma 26 enac.^. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiddendORF l22:k'oronta e ibid. 
252: konitnt'a- espigón de maiz despojado de sus granos. | RO- 
DRÍGUEZ 121. Cp. FebrkS: diícoñ ■ la coronta o marlo de maiz- 



íf^ffX ^^ i ^'^ j^-^-f CrK'-'A, 



CORPA— COTO 213 



DERIVADO: corontíUo, m. - n. vulg. de un arbusto cuya 
inflorescencia, una espiga de 3 a 5 ])ulgadas. se parece a una co. 
ronta de maiz ( Escallonia pulverulenta). Según Gay, 15ot. II I 
56 otra especie ( Escallonm Berteriana) se llama corantillo o cíi ■ 
rantillo; estas formas son falsas; según comunicación del Dr. 
JOHOW hai que leer corontillo. 

240. CORPA. 

corpa, f. - lit. min. - I. lo mismo que 'colpa'. Según Barba 
160 'pedazo grande de buen motal'. II 2. metáf - buena parte o 
buena tajada, "le tocó una buena cr)rpa"=una parte crecida. 
Según Cañas 21 [Norte]. Cp. colpa. 

ETIMOLOJIA: quechua MiDDENbOKF 327; k'urpa- terrón 
de campo labrado. 

DERIVADO: corpería, f. - lit. min. - conjunto de corpas. 
"Las piedras o corpería, en el modo de hablar entre mineros 
de este reino." Barba cap. III. 

241. COTO.i 

* coto, m.- fam. - papera, bocio, lamparon, hipertrofia de la 
glándula tiroidea. |1 EH significado a{)arece en el Dice. Ac.^'^ bajo 
la palabra ¿•í7/í7 = dehesa, mojón, término. Cp. AmunáTEGUI. AI 
través del Dice. 249. 

Rodríguez 125. Perú. Aron.\ 132: Palma 26. — Ecuador, Ceballos 50 
— Gi/íTWrtrcíi, Lafone %i. — Colombia, Cuervo 530; TJribe 73.— Alcedo 70. 

ETIMOLOJIA: quechua, MlDDENDOKF 323: k'oto e ibid 
283: k'oto - bocio, papera, tumor en el pescuezo; buche de los 
pájaros. | Cp. tb. ibid. 253: koto - montón de objetos menudos; | 
el significado primitivo del grupo habrá sido algo como 
'bulto'. 

DERIVADO: * cotudo, a - fam. - el que tiene 'coto'. ^ 

Nota: La etimolojia correcta de la voz cast. coto, lat. cautiim, está en 
MoNLAi' 500. La de la Ac. es absurda. El uso de la voz americana corres" 
pende a la estension de la influencia quechua. Si ella se usa de hecho en 
España no lo sé. {¿L) ' 

242. COTO, n 
coto, m. - vulg. - según CañA.S 21 'la vara en que da las flo- 
''es el cardón o la puya" [Norte]. Cp. chahual i puya. _^ , 



( c^ a. r '» ~ ." 






2 14 COTOTO — COYAN 



ETIMOLOJÍA: Según Cañas quechua koto. No se encuen- 
tra en MlUDKNDORF. 

243 COTOTO. 

* cotóto, m.-fam. -chichón, hincharon, esp. en la cabeza a 
consecuencia de un golpe. Rodrigukz 127. ZerolO. 

VARIANTES: cotrotro, cotótro, cotróto i según Cañas 
21 tb. cototóto. 

ETIMOLOJÍA: Cañas da como étimo una voz quechua 
cototnto que no puedo comprobar i mapuche thotJio. FebrÉS da 
thotho - 1h manzanilla de la garganta; | ?zainun tJiotho - tobillo; | 
Valdivia: toto (= t' oto )■ codo. \ Evidentemente el significado 
primitivo de map. fofo es 'tumor, hinchazón o protuberancia'. 
La voz mapuche se ha compuesto i contaminado con coto del 
quechua. 

244. CÓVIN. 

cóvin, m. - vulg. - maiz tostado; tb. ^e aplica al trigo tostado, 
[Centro, Cin. i Sur]. Cp. ancua. Cañas 21. 

VARIANTES: cóbin, Vásquez; covil, Guevara. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: <r£)z;^;? - maiz tostado, [ 
<C<'ovn - quemar, tostar. 

245. CÓVUR. 

CÓvur, m. - el iiiamífero desdentado cubierto de coraza ósea 
que en jeneral se llama quirquincho o tato, armadillo ( Dasy- 
pus niinutiis) i otras especies según GaY, Zool. VIII 481; pero 
según I 3 1 se dice covur solo entre los indios, pehuenches. 
El nombre se habrá sacado de MOLINA 473. Creo que no es 
vulgar. 

VARIANTE: rí?7/z¿r, Z ERÓLO. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebkÉS: <:<?z;¿¡fr- quirquincho. ' Se- 
gún el uso moderno mapuche el acento está en la primera síla- 
ba. Gay escribe sin acento. 

s • , 246 COYAN. 

A) V 
' .no coyán, m. - n. vulg. del árbol comunmente llamado roble CA^í?- 




T 



'n 







COYANLAHUtN — COVOCHO /^^ 

thofa^us oblíqua). Gay, Bot. VIH 40S i V 388 [Sur]. Cp. Iiualle ¡\ nC^( 

VARIANTE: coyám. Fhilippi, El. 298. ^- ¿^ ^ ^^ \ '^^^ 

ETIMOLOJÍA: mapuche. FebrÉs: coyam - el roble. /^^/^cJ^-^ff^yy f 

( / 
247. COYANLAHUEN. 

coyanláhuen, m. - n. vulg. de una íyerba que se cria a la 
sombra de los árboles del monte ( l^ilea elegans ) GaY, Bot. VIII 
458 i V 364 "vulgarmente Mellaliuvilu i Coyan - ¿ahueiv. 

ETIMOLOJÍA: mapuche í<?;ví;//-h/íz/ir«^-'; - cualquiera yerba 
medicinal (FEBRÉs) = 'el renifdio del roble". Gay dice que Pi- 
lca elliptica{x\o da nombre vulgar) se usa contra el 'chava- 
longo'. 

VARIANTE: coyamlahuen. Gukvara. 

248. COYAU. 

COyáu, m. - hi-^t. - Bascuñan 43: este cojan o junta de gue- 
rra: I id. 45; el coj'au, o parlamento. ) 

VARIANTE: r<?;V2í7 | BascuÑan 97. 

ETIMOLOJÍA: mapuche. FebkÉS: coyacrJi - Parlamento o 
junta grande para parlar, | coyaghtim ■ parlar en esta forma { 
hacer dicha junta. 

Hai que escribir la palabra con j; el orijinal de BaSCUÑaN 
probablemente dará z que los editores cambiaron por/. 

DERIVADO: coyautún, m. - vulg. i etnol. - parlamento, reu- 
nión de ceremonia para deliberar entre los indios de hoi (Fron- 
tera, Sur] Cp. coyutucar. 

249. COYOCHO. 

* coyóchoi, m. - vulg. - i. tallo de algunas hortali/-as como 
nabo, lechuga, rábano, papa de apio, raiz gruesa de zanahoria 
etc. [Centro, Cm. i Sur, menos Chiloé]. SaaVEDRA 177. Cañas 
21. Vasquez. 

VARIANTE: collócho, Echeverría 147. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FkbRÉS: coyocho- raiz de nabo. | 
Si la forma con //es correcta, lo que no me parece probable por- 
que VasQUEZ de Maule á'ict coyocho, podria pensarse en quechua, 



21 6 COYOCHAR — CUCHIPOÑI 



MiDDENDORF 326: Mullu - tallo grueso de una planta; | cp. ibid, 
k'ullii chaaiy - hacerse duro. | No sé qué relación hai entre la 
voz quechua i la mapuche de FebrÉS. 

Cañas dice "del mapuche coyoilio i del quechua ¿t^í/z^cZ/zí". El 
últitncj étimo (MiDDENDORF 1 85 da: cucJmcJia - nombre de una 
raiz dulce que se come cruda) me parece fonéticamente impo- 
sible. 

250. COYOCHAR. 

coyochár - vulg. - robar, saltear [Centro meridional]. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente quechua, MiDDENDORF 318: 
k'oyocJiay - hacer cc)ntusiones. 

DERIVADO: coyóchoí', m. - vulg.- i. el robo, objeto ro- 
bado. II 2. coyocho, <7 - vulg. - ladrón, pillo [Cm.]. 

251. COYUTUCAR 

coyutucár - vulg. - iiromancearn, cantar i hablar en estada 
de ebriedad, sobre tcjdo cuando se hace en monólogo i no tiene 
sentidla [Frontera]. 

ETIMOLOJÍA: Del mapuche, FebrÉS: coyaghtun - parlar en 
esta forma (es decir, en parlament>)) i hacer dicha junta. | Es 
derivación en -£-ízr=map. -can\ con cambio de mi'^u^n sílaba sin 
acento. Cp. coyau. 

252. CUCHAMEUNO. 

cuchaméuno, m. - según Gay, Zool, VIII 481 n. vulg. de un 
coleóptero con órganos bucales en forma de trompa especie de 
Megalometis\ ib. V 365 i ss. no se da nombre vulgar. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche; el primer elemento proba- 
blemente derivado de FebréS: cücJiaunn, ciicheiin - mascar | i 
talvez el segundo de FebrÉ.S: gunov - arruga | o de gúño - bu- 
che de ave. 

253. CUCHIPOÑI. 

papa cuchipóñi, f. - vulg. - una clase chica de papas [Chiloé]. 
ETIMOLOJÍA: La segunda parte de la composición es ma- 
puche, FebrÉS :/í?/7/ o poñü - papas. 



CUCHIPOÑI 217 



Cuchi o cochi es hasta hoi en Chiloé i aun mas al norte el 
nombre vulgar del puerco, que por lo demás se llama vulgar- 
mente chancho en todo el pais í véase esta voz) Co:hie.s> abrevia- 
do de * cochino, bajo influencia onomatopéyica del gruñido; 
hasta hoi en todo el pais se llama a los chanchcs ¡cochi - cochi - 
cochi! o ¡cuchi ■ cuchi - cuchi! Xh cocJieocuche (Cp. Cañas 21), aun- 
que ya no se puede decir "un cochi" ni "un cochino" para de- 
signar al animal. Esta última palabra es mui usada, pero solo en 
sentido metafórico aplicado al hombre o niño sucio i en jeneral 
como adjetivo = sucio, mugriento, p. ej. -esta ro!)a, casa o coci- 
na está mui cochina"; tb = indecente. 

Es evidente que los conquistadores usaron \-a y oz coc /lino para 
el animal, i lo llamaron ¡codiil ¡codiel o ¡cuchi! Así Pedkü DE 
Valdivia habla en su primera carta al Emperador (Col. de 
Hist. I 4) de "dos porquezuelas i un cochinillo" que sobrevivie- 
ron a la primera de>truccion de Santiago por lo-~ indios. 

La palabra entró como nombre del animal en las lenguas in- 
dias, i cuando mas tarde se perdió del uso entre los castellanos 
los misioneros la apyntan como india; mapuche, Valdivia: r//- 
chi • el puerco; FebRÉS: cucJii - dicen en Chiloé al chancho; que- 
chua, MiDDEXDORF 284: -^'«r/¿/ - puerco; aimará, BeRTONIO I 
388: puerco - <rc«í7¿/; | i quedó en uso vulgar en fnuchos paises 
americanos: Perú, AroNa 139.- cuchi — Cataniarca. LaFONE 92: 
cw(i\\\ — Costa Rica, GaGINI 141 : cuchi o cochi - Guatonala, BÁ- 
TRES \'](^■.c^^c\\c — Salvador, Barberena ^6: coc\\q — Honduras, 
MembreÑO 43: cuche. 

En Guatemala se llama a los chanchos ¡cJiino cJiino! otra afé- 
resis de cochino; GagINI 222. 

Todo esto prueba que la palabra cocJii no es de oríjen indio, 
como lo ha creido Cañas 22, sino se deriva de cochino i este es 
diminutivo de oí:/¿í7; cp. Dice. Ac.^' i por la etimotojía KÓRTING 
s. v. cocea. Por lo demás véase chanclio. 

DERIVADO de cochino es cochinada, f. - fam. - acción, pa- 
labra o espre-^ion sucia, indecente; trabajo mui mal hecho. Los 
demás mencionado-- en Dice. Ac. apenas son vulgares en Chile 



2l8 'CUCHUICADO— CUDE 



264. CUCHUICADO. 

cuchuicádo, a. - vulg. - Según Vasquez "sedice délos uten- 
silios de barro que han sido insuficientemente cocidos. 'Esta 
olla está apenas cuchuicada' = mal cocida". [Maule]. 

ETIMOLOJIA: Cp. mapuche, Fkbkés: ¿-/¿¿í/í?/// - gotear; | 
cüchün -estrujar i estar mojado o chorreando agua. | Será una 
derivación en -¿'ít;' tal vez contaminada por la palabra chuica. 
(véase ésta). Cp. tb, FkiíKIÍ.s: cJuiin — clüín - escampar, | chuy- 
¿:/¿/<7« - espolvorear como cerniendo. | El cambio de idea de 
"olla que chorrea" a "olla mnl cocida" se esplica fácilmente. 

Nota: L;i pronunciación efectiva debe ser cuchuictxo\ la d intervocal es 
muda en el lenguaje vulgar de Chile. 

255. CUCHUÑA. ' 

cuchúña, adj. - vulg. - enclenque, raquítico [Talca]. 
ETIMOLOJÍA: Talvez del quechua, MiDDENDORF 325: 
k'uchiinay - poner en la esquina; tb. echar al rincón. 

256. CUCHUÑA. '^ 

cuchúña, f. - vulg. - I . se gun MOi.INA 408 una especie de san- 
día del tamaño de un membrillo i mui dulce. II 2. una manzana 
indíjena (?) según Chiappa. 

ETIMOL'OJÍ A; Será de orijen indio. No sé si es la misma 
voz que cucJinña ^ i si acaso la pequenez de la fruta en compa- 
ración con las sandías ordinarias dio lugar al dignificado "en- 
clenque, raquítico". 

257. CUDE. 

CÚde, m. - vulg. - nombre con que los tableros chilotes desig- 
nan al alerce ( Fitzroya patagónica ) desgajado i pobre de copa. 
Vidal Gokmaz 51. 

DERIVADOS: cude-cude, m. - vulg. -así llaman los mis- 
mos al árbol descogollado; ibid. 

cude petriu, m. -vulg. - así denominan los mismos al alerce 
seco; ibid. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: ende- mujer vieja, | pe- 



CUDUA--CUK1FO 219 



/r/.v talvez se deriva de mapuche, Febkks: /'uí/ien - quemarse, 
arder, estar abrasado de [)uro calor, i también quemar; | pi¿- 
thenn seria, quemarse en sí mismo. De manera que las denomi- 
naciones usadas por los leñadores de Chilcjé significarían: í://í/¿' - 
la vieja; cude-cude ■ la mui vieja; aide petriu - la vieja que se ha 
quemado. 

258. CUDUA. 

cudua. f. - seijun Ro.SALES 296 los indios llaman aM' al pez 
que los castellanos llaman robrilo. No he ¡lodido comprobar el 
uso vulgar del nombre cudua. El acento según el mapuche de- 
bería ser cudua. 

VARIANTE: evidente error cudua, Gav. Zoo!. VIII4S0. El 
mismo autor Zool. II 165 solo menciona el nombre vulgar ró- 
balo. ( Pinguipis chileusis). Según WoLXITZKV Piuguipes chi- 
lensis es el pe/, común i mui apreciado 'rollizo". 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: cudu i ■ el robalo pez j 
páj. 395 robalo - íudima; | VALDIVIA: culhua - robalo pescado. 

259. CUFIFO. 

* cufífo, a. - vulg. - ebrio, achispado. OrtÚZAR lOO; esp. 'an- 
dar o editar cufifo'. 

VARIANTE: cufúfo, vulg. raro. 

ETIMOLOJÍA: Creo que la palabra es de formación mo- 
derna medio burlesca qu'zas bajo influencia de 'curado' (chile" 
nismo vulgar por 'ebrio') como chupingo de 'chupar* i otros. 

Por la /"la voz no puede derivarse ni del quechua ni del ai- 
mará que no conocen tal sonido, ni del mapuche en que la /es 
de formación moderna i limitada al sur. 

Abel Rosales (en la novela "La negra Rosalía.-, Stgo. 96, 
páj. 162) da una ctimc>lojía de un supuesto aimará ¿"///a - chi- 
cha I citando a Bektonio. Pero la palabra es cusa i está im- 
presa en BerTONIO II 66 con la ^Z" larga que se usaba entonces 
entre vocales. Así cae la etimolojía. 

El error de Rosales se esplica, pues he visto impresa/ por 5 larga, aun 
en citas dadas por literatos e historiadores chilenos. Si las imprentas no 
disponen de la letra, no se pierde mucho poniendo s por/. 

Nota: La espresion c«;vzns/' por embriagarse, («r^í/í? (curao) por ebrio > 



220 CUI— cuíco 

dada sin esplicacion por Rodríguez 136, se esplica evidentemente por el 
uso de calabazas i 'chuicos' curados que se usan para la preparación de mu- 
chas 'chichas'; por ejemplo para la 'chicha de moHe". Se ponen restos de 
chicha, vino o cerveza (es decir, bebidas fermentadas) en las vasijas nue" 
vas, para que iosjérmenes déla fermentación sepej^uen en las paredes mas 
o menos porosas. Así se dice también curar un vutc, cuando se deja el té 
de yerba del Paraguai en el mate nuevo, para que tome el olor i gusto de 
la bebida. Hilo curado^ es hilo de cáñamo que se pasa por agua de cola o 
goma i se cubre de vidrio molido. Se usa en los juegos de volantín (cometa). 
Una olla curada tiene fuerte olor a alcohol, en esto el ebrio se le parece. 
Así se esplica el paso de idea de curat=preparar, a curar=embriagar. 

260. CUI. 

* cúi, - m. plur. los cuyes - lit,. - i. roedor chico 'semejante al 
cone.]o ( Cavia Cobaya) el, 'cochino de Indins'; MOLiN.\ 474; 
Philipfi Mz 799. I Rosales 325, ciertos con jitos llamados 
cuyes. I Cuy.ís domésticos menciona OvALLEgi. | CARVALLO 
14. I G.W, Zo )1. I 127. ( Cavia aperea),or\]\ua.ñoáQ\ Parigual í 
Brasil. El gruñi lo es parecido al grito d^l chanchito. || 2. fam. - 
parir como un cui - ser muí fecunda una mujer. Rodríguez 
134; II Alcedo 75. Zerolo. 

Perú, .\\i(>s\ 140: cuyo t^iy. Paí-MA 26.- parir como utia cui o coi (el 
acento r/^í será erróneo). — Catamavcn, Lafon'i-: 83: cuy. 

V.A ríante ort.: cuy; plural falso: cuys, Gay, Agr. I, 477. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 243: koJuu- el cui. 

DERIVADO: según GaY, ZooI. I 104 se llama al cururo 
también cuyeita. ¿No será error por cuvdta? No puedo compro- 
bar el uso de cuyeita; cuicita está en PlíiLiPPi, Mz. 798 cp. 
aiya. 

En Honduras, Membkeñh j^t, . se dice cu\(:. 

261. cuíco. 

* cuíco, a. - fam. - apodo despreciativo para los bolivianos- 
Fué mili usado en tiempos de la guerra del Pacífico. RODRÍ- 
GUEZ 134. 

ETIMOLOJÍ A: LaFON'E 83 i 136 menciona en Catamarca 
como anticuado en el misino sentido cuicu "como quien dice 
cuises (!)pi ai seria terminación de plural por cuna. Pero según 
PlCHARDO 78 en Cuba se llama cuíco al mejicano del bajo pue- 
blo, lo que hace sospechosa la etimolojía. Q^ cui. 



CUICÜI— CTJLKN 



262. CUICUI 

cuicúi. m. - vulg. - puente, especialmente la que está forma- 
da por un árbol caido [Sur i Chiloé]. 

•'Se abatió un ciruelillo {cp nolro') para hacer un cui-cui sobre el rio i 
por este medio lo cruzamos. >• Mai.doxado 41. 

«Para cruzar el rio fué necesario echar ua cui-cui o puente artificial, 
abatiendo un árbol sobre él, pues media como diez metros de ancho.» 
Maldonauo 28. 

«Agrios desfiladeros i precipicios que solo pueden salvarse por medio de 
cuicuyes que son árboles caldos o derribados sobre aquéllos para que ha- 
gan el oficio de puentes. Tidal Gormaz 23. 

cui cui JüLLiET 91. 

VARIANTE: cui cui. No hai ninguna razón para escribir la 
voz en dos partes i con guión. Var. ort.: cuycuy. 

ETIMOLOJÍA: mapucliL^ Febkf.S: cuycuy - puente. 

263. CULEN 

* culén, m. - lit. -arbusto mui común en todo el país con ho- 
jas i corteza vn^áxc'm^Xits ( Psora/ea glatidu losa ) Gay Bot. II 86, 
MUKILLO 54. Antiguamente los e-pañuIes lo llamaban 'albaha- 
quilla'; los cronistas alabnn mucho sus virtudes, el té hecho de 
sus hojas. La infusión de culen con aguardiente, toronjas de li- 
món, etc. "ponche en culenn es mui usado hasta el dia. | S^^m- 
brados de espesos arbolitos de culenf-s, que nos'^ tros llamamos 
albahaquillas del campo'; Ba.scuxaN 77. \ ÜVALLE 10. RO- 
SALES 235; CÓRDOBA 25; Molina An. 199, comp 393, etc. | La 
famosa 'aloja de culen' preparada por las monjas clarisas de 
Santiago hacia 1770, cp. B. VicuÑA Mackenna, Stgo. II 199. 
De la esportacion del culen habla Bakros Arana, Hist. Vli 
394 Cp. tb. AmUNáTEGUI, al través del dice. 235 i ss. ALCE- 
DO 71- Bello III 529 usa la palabra en verso. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FehrÉs: cu/en- '^el culen o alba- 
quilla. n 
DERIVADO: colectivo * culenár m. - lit. - lugar donde cre- 
cen muchos culenes. N. p. de varias haciendas ¡ lugarejos. 

Y ARW'S'YFy. culenál, m. - (A.MUNÁTEGül, I. c, es forma- 
ción incorrecta, pero no la he c)ido nunco. 



CULESORO — CULI HUN 



264. CULESORO. 

culesóro, m. - n. vulg. de la planta Verbena bryoides del norte. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente qu'-chiia. Talvcz MlODEN- 
DORF I 86: culli - morado, azul negruzco 4- ibid. 795: siirji - cosa 
larga que .se arrastra por el suelo. 

265. CULINTRIN. 

culíntrín, m. - vulg. raro. - persona tímida [Sur]. 
ETIMOLOJÍA: Probablemente mapuche. FebrÉS: ¿-«/Mí?» - 
cosa floja, no apretada. 

266. CULPEU. 

culpéu, m. lit. - un zorro grande ( Canis culpen f. S"gun GaY 
Zool ¥111481 C.viagellaiiicus. \ CARVALLO 13; ROSALE.S 327. 
¡ Segim Molina, An. 228 los indios lo llaman culpen. 

Moi.iN'A Comp. 467 deriva este nombre de mapuche, Fkbiíés (!) ciilpcm.' 
delirio, locura, porque se espone al peligro acercándose al hombre i dete- 
niéndose a distancia de 5 o 6 pasos para mirar i observarlo por bastante 
rato. Es absurda la etimolojia. 

V.'^ RÍANTE: culpeo - Reed 2. | CaÑA.S 22, Ultrarnaule 38. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: a///)^« - raposa grande- 

267. CULTRA. 

ctáltra, f. ■ vu'g. - trigo tostado [Chiloé]. Véase tb. cuntra. 
ETIMOLOJÍA: Será mapuche. 

268. CULTRUN 

cultrún, m. - vulg. i etnol. - el tambor de los 'machis' (sha- 
manes), formado de una f-.iente honda de madera cubierta de un 
cuero de caballo u oveja; se toca con un palo. [Sur, Frontera], 
GuEV.\RA 281; Cañas 22. 

VAREANTES: cuntriín [Cautín i Arauco]; cultiínca, f . - 
vulg. - lo mismo. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: cidthun, culthunca - un 
tamborcito, que tocan en sus bebidas. | ralicultluin - es el tanj- 
borcito de los machis, hecho de un plato de palo (rali). 



CULVEN — CULLPO 223 



269. CULVEN. 

culvén, m. - vu!g. - terreno bajo, húinedo, cubierto de plantas 
bajas como culenes, palquis, etc. i^ue se roza para sembrarlo con 
chacra [Sur]. Cañas 22. 

ETIMOLOJI.X: mapuche, Febrés: ciilvi'.n - maleza o monte 
o lo que se roza para sembrar. | VALDIVIA: ciilvuitn - desmon- 
tar, I es dccii-, cortar el monte, bo-^que. 

270. CULLE. 

* cúlle, m. - lit. - vinagrillo, yerba agria, medicinal {Oxalis 
rosea) Gay, Bot. I 456 sin dar el nombre; pero ibid. 422 llama 
culli la preparación hecha de ésta i otras especies que se usa 
como mordiente en la tintorería casera "hierven en su jugo la 
planta i hacen panecillos que des[)ues secan a! sol'. Saave- 
DRA 168. Molina An. 194. Comp. 384. 

VARIANTE: cúlli, Gay, Bot. I 422 | Vinagrillo rojo que 
llaman cuili; CARVALLO lO ¡ CaÑas 22. — Pronunciación cz/jf^ 
[Centro]. 

ETIMOLOjI.A: mapuche. Fkisrés, cul'e -vinagrillo, hierba. 

271. CULLINCAR. 

cuHincár - vulg. - t(*star a medias trigo, cebada, maiz o piño- 
nes (éstos antes de cocerlos) [Cm. i Sur]. Cañas 6l 

VARIANTE: culincar [Biobío, Cauquéne.s]. 

DERIVADO: culincado, í://////£-ízí?, m. - vulg. - trigo o maiz 
medí.) tostado. Va.squez; Echeverría 153. 

ETIMOLOJÍA: Talvez del mapuche, F'ebrÉS: í.7////V¿ - ases- 
tar, ai>untar o flechar. I En todo caso ha de ser mapuche. 

272. CULLPO. ^ 

cúllpo, n-i. - segim Gay VIII 481 nombre vulgar de la tórto- 
la (Zenaida aiirita)\ id. I "^jZ dice solo 'vulgarmente tórtola\ 
Será solo mapuche. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: ciilpo o inaycoñii ~ tór- 
tola. 



224 CUMARCA— CUMUCHO 



273. CUMARCA 

cumárca, f. - n. vulg. de un pez de mar; según Gay zool. 
VIII 481. Strouiatens inacnlatiis; id. II 248 da solo el nombre 
vulgar painpanito; VIII 484 el nombre vulgar peladillo. | MO- 
LINA 429: la cuínarca o ¡:>eUdilla; según PniLll'1'I Mz. 787 no 
es Strouiatens. \ ViDAURRK 236 "el pez cumarca que los espa- 
ñoles llaman peladilloii. I Probablemente el nombre cumarca no 
es ni ha sido vulgar sino entre indios. 

ETIMOLOJIA: mapuche, ¥VA\\<Í'.'A\ enmarca - \)<í\^á\\\A, pes- 
cado. 

274. [CUMPA]. 

* cumpa, in. - vulg. - compañero, amigo, cama rada entre el 
pueblo bajo; p. ej. VíAi. I 40; BARROS Grkz, Huerf. II. 14 etc. 

I Diminutivo cuvipita, m. ibid 228. 

ETIMOLOJÍA: Rodríguez 135 cree que la palabra es de 
oríjen indio. Es el c-Ái^icW-Ano compañero mapuchizado i abrevia- 
do: cp. FkrrÉS, charain por sarampión i otros, i la abreviación 
de los nombres [:)ropios en mapuche FerrÉS. Arte § 244. 

275. CUMUCHO. 

* cumúcho, m. i. fam. - agrupamiento, amontonamiento de 
personas, animales u (objetos esp. en un lugar estrecho. || 2.vu'g;- 
casucha en que se abrigan los cuidadores de los campos en la 
noche, formada de algunos palos cubiertos con ramas o 'totora' 
La estension no suele ser mucho mas de un metro cuadrado i 
la altura un metro. (En el sur se llatua 'torito'; cp. tb. ruca). 

VARIANTE: comúcho, Oktüzar 82. 
• DERIVADOS: I. acumuchar - vulg. - juntar muchas perso- 
nas o cosas en lugar estrecho; amontonar; a menudo reflejo. 

2: acumuchamiento m. -fam.- =cumucho^. 

ETIMOLOJIA: De quechua MiDDENüORF 326: k'umu-]o- 
roba; encorvado, agachado | se deriva, ibid 327, k' itmuc/iiy - 
hacer agacharse | Compárese tb. aimará BertoniO II 65: ku- 
vnt - "corvado i aunque no lo sea el que anda inciinadon. El 



cuNCAs — cuNii; 225 



V, 



significado primitivo es casucha en que hai que agacharse. El 
desarrollo del significado estará influenciado por cast. amicho, 
pero éste no es el étimo, como cree RdDRU.UFZ 12 

276. CUNCAS 

cuneas, f, plur. - vulg. ■ testículos [Norte ?] según L AÑa.'í 22. 

ETIMOLOJIA: Cañas dice "del mapuche aidafi o cudan o 
de cuneo, racimon. El primero es imposible por la forma, el se- 
gundo por el significado. Probablemente de quechua. MlDPEN- 
DORF 285: /^'/c/Wívr - eruto de mal olor | i twiai-^X fetor del vP 

chibato, el olor especifico del negro i en jeneral toda traspira- 
ción fétida. 

277. CUNCUNA. 

* ciincúna, f. - i.lit. - oruga. .Saavedra i/ci. I"2sp. la oruga pe- 
luda, que hortiga, de los álamos i otra mas chica de los 'quilos': 
según Reed Bombicido de los Heíerocrros,. jénero Onniscoides; 
pero da tb. conama como larva de Ormiscoides crinUa, Lepí- 
dóptero; Reed 83. Según Gav, Zool. VII 3 en jeneral las lar- 
vas de los lepidópteros. \\ 2. fam. - ser como cuncuna - ser rabio- 
so, enfurecerse. II 3. íam. - hacerle una cuncuna- encojerse, do- 
blarse, arrtjllarse como las culebras. Roi>Ri(;i;EZ \i6. \\ 4 fam. - 
matar la cuncuna - quitar la causa de un mal. i otros jiros: 
sujetarse, pegarse, picar como una ctincuna, etc. Cp. tb C7fru- 
nina. 

VARI.A.NTE- raro concuna. 

ETIMOLOJIA: mapuche, Fehkks: cunauía - un gusano dej 
tcdo parecido a los de seda, menos en el color i en morder, 

Arjcntviía. Catamarca, LaI'ONE (S4: í7/«.:r//M -gusano que persigue las 
a!fas(=alf;ilfas) en lugares secns. 

278. CUNIU. 

cuníu. m. - n. vulg. del grillo, (jtyllus spec. según Gav. Zool 
Vil I 481; W\ 31 Gryllus sin nombre vulgar. No sé si se U«í*. 

ETIMOLOJÍA: Talvez de mapuche FebkÉs: cnñiuu • peli- 
gro, riesgo, temer. | En todo caso será mapuche. 



220 CUNTRA— CURACA 



279. CUNTRA. 

cúntra, f- - vulg. - vejiga usada para guardar líquidos o gra- 
sa [Centro i Sur] GUEVARA. 

VARIANTE: cultra, vulg. [Malleco]. 

ETIMOLOJÍA: Según Guevara 164 del mapuche; no está 
en FebRÉS. Cp. c/ririí. 

280. CUPILCA. 

* cupílca, r vulg. - I. un 'ulpo", mazamorra rala, de harina 
tostada de trigo o 'llalli' en 'lagrimilla' de uva, chacolí o chicha 
de uva, manzana u otra fruta. Cañas 22. ü 2. chupiUa o pihuelo 
se llama tb. una mezcla de caldo de sandia, harina tostada i 
aguardiente. Rosales. N. R. no. 

VARIANTES: La forma mas usada en el Centro es *chu- 
pilca, -fam.-cp. Echeverría 160, I Ro.sales. Negra Rosalía 
1 10. I * chipilca [Maule, Vasquez; tb. Centro]; chupírca, tupil- 
ca, tupirca, Echeverría 239, i otras son vulgares. 

DERIVADO: * achupilcarse, * achipilcarse, chipilcarse- 
etc. - fam. o vulg. - atragantarse, atorarse, como fácilmente su- 
cede bebiendo chupilca. Ortuzar 121. 

ETIMOLOJÍA mapuche, FebrÉS: írí?/w//<rrt - mazamorra. | 
El cambio de c'^cJt está talvez bajo asimilación a chupar. 

281. CUPU. 

hacer cúpu (invar.) - vulg. - asar un pedazo de carne [Chiloé]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Valdivia: cupuün - diSdiX en las 
brazas | Febres: cuphln - chamuzcar o echar en la ceniza o res- 
coldo algo, para que se tueste; ! id. cupüdun - estar metido en la 
ceniza. 

282. CURACA 

* curaca, m. - lit. hist. - i. el jefe de una tribu o pueblo de in- 
dios en el Perú i en las provincias arjentinas arribeñas (GRA- 
NADA 170, Lafone 84, Palma 26; cp. en la etimolojía la cita de 
MiDDENDORF. || 2. - los jefes instituidos por el inca para gober- 
nar la parte subyugada de Chile; habia uno en Coquimbo, el otro 



CUR ÁCANA — GURAHUA 227 



para el valle de Chile ( Aconcagua) rcbideute en "Mapocho.i 
cerca de Colina; cp Bahkos Arana I 72 i 181. || 3. -jefe de 
los indios chilenos: "príncipe i curaca de la \"illa Rica,,, Bascu- 
Ñ'AN 2S0. I ".siendo un tan poderoso cuiaca i amigo valiente,,. 
BascuÑan 302. I "El buen Peteguelen, curaca ancianoi,, Ki<- 
ClLLA, canto VIH. I Cortes Hojea, ^;/. Hidrogr.\ 515 "ha- 
bían hablado con el curaca del áho cabí cuá\ se llamaba Tavcpel- 
quiíi (por error de lectura está airaca) \ véase abajo la cita de 
FebrÉS i Z erólo. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: curaca -usan para decir 
gran cacique, i eran criados entre españoles i les daban las en- 
comiendas. I HavESTADT 638: Curaca •x'ís. olim appellabantur 
caciquiorum filii, qui honeste ab Hispanis educati, bonisque 
moribus instructi, suis praeficerentur; j del quechua, Midden- 
DORF 191: curaca el jefe de una tribu. Hoi todavía tienen los 
indios cristianos al lado de las autoridades nombradas por el 
gobierno, las suyas propias. I <^cutaj-ka; curaj-é[ mayor de 
edad, el mas viejo, ibid. j De cwúgmtnio: curaca era primiti- 
vamente el hombre mas anciano de la tribu. 

283. CURACANA. 

papa curacána,f. - vulg. - una clase de papas [ChiloéJ, MaL- 
DüXADO 336. Cañas, papa 18. 

ETIMOLOJÍA: Será denominada de Curaca, aldea en el 
departamento de Quinchao; este nombre jeográfíco significa 
'agua de la piedra'; cp. FebrÉS cura - piedra; ¿v - agua. 

284. CURACO. 

curáco. m. - n. vulg. de un arbustito del sur ( Aralia 7'aldi- 
77Vz;/«j según Chiappa i Figuekoa. Gav Bot. \\\ 152 no da 
nombre vulgar. 

ETIM(3LOJlA: ma{)uche, FebrÉS: cura - piedra + a* - agua 
= 'agua de la piedra', tal vez con alusión a alguna particulari- 
dad de la planta que no conozco. 

285. GURAHUA. 
* curáhua, f. - lit. o maíz curahua, m. - lit. - una variedad 



225 CURANTO 

de mai/. de grano miii duro; por lo demás parece que se aplica 
de un modo distinto en las diferentes provincias; en unas a un 
grano chico, en otras a grano largo, en unas a granos amarillos, 
en otras a grano oscuro, morado. 

Maiz (|ue llaman curagua, que aunque es nnicho menor en todas sus par- 
tes, se hincha de lal modo en el baño de arena que adquiere un volumen 
mucho mavor que los otros i da una harina mas lijera i mas blanca. MoLi- 

'^'^ 37.S- Cp. Vn)M RRR I, Til. (C]). HaU'i), II 

2. según Fernandez 25=^, ¿://ív7//?///A? - -/ahina, ^orgo. | Creo 
que esta acepción es errónea. 

Zeroi.o dice erróneamente 'especie de maiz del Brasil ' La palabra es 
conocida en Costa Rica para una especie de maiz. 

VARIANTE ort. curagua; forma falsa curakue. Gav, Agr, 
1 1 96. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febris: ¿-//m- piedra | -vliua- 
maiz I es decir 'maÍ7, (duro como) piedra'. Cañas 23 esplica mal 
'maiz para moler en piedra'. 

DERIVADO: *curahuílla, f. -iit,-el sorgo o la zaina. Sor- 
gum Víilgnre^ cu\-os granos semejantes a mijo, morados i duros, 
pero mucho mas chicos que el maiz curahua, se usan todavía a 
veces como comida de jente pobre, pero jeneralmente solo como 
alimento de aves de corral; se cultiva para hacer escohasde las 
panículas. 

Según Gav, .Ai^r. II q8 su cultivo seria primero introducido en Üuillota, 
por M. Delaporte. c\'-director de la Ouinta Normal, para sacar azúcar. 

VARI.ANTE: ort. curagüilla; a menudo mal escrito f?/ríi- 
o//ii¡a. Pronunciación del centro hnrawivo. 

ETIMOLOJÍA: La derivación gu - t/'a de un noinbre de 
oríjen rnapuche prueba la popularidad del grano en el siglo 
XVIII o antes. El nombre 'sorgo' es puramente científico i des- 
conocido por el pueblo, In mismo que zahina. 

286 CURANTO, i 

* curanto, iti. - lit. - i preparación primitiva de mariscos 
i algas marinas, cfinservada en Chiloé," Llancjuihue, \aldivia i 
Arauco, cociéndolos en hoyos con piedras caldeadas, tapados 
con hojas de 'pangue' i 'champas'. Descripciones exactas vean- 



CURANTO— CURCO 229 



se Vidal Gormaz 44; Chiloé, Cavada 52, Mai.donado 88, 
Pomar 43. Cp. Ca ñas 22. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, Fehkks: curantn - pedregal i co- 
lectivo de cura ■ piedra I cotí la terminación (e)ntit. Cp. FebréS: 
curantun o curatun - apedrear, i La idea primitiva e.s aquí "lo 
que se prepara con muchas piedras". 

DERIVADO: curantillo según Gav, Bot. VIII 408; véase 
corontillo, páj. 213. 

287. CURANTO, n 

curanto, m. - vulg. - "En la boca del estero azotan con mas 
fuerza, tanto los vientos del tercero como del cuarto cuadrante, 
ocurrietido muchas veces que despiden tales fugadas que, arran- 
cando las crestas de las olas, las trasportan en forma de lluvia, 
fenómeno que los lancheros llaman curanto.'' VíDAI GuRMAZ 
28. j "Estas rachas se notan con anticipación por una espesa hu- 
mareda que las jentes de estos lugares llaman curanto i que te- 
men con mui justas razones". VlDAL GORMAZ 47. ( "El respeto 
que guardan a los curantos del viento" ibid. [Llanquihue] 

ETIMOLDJI.A. Me parece difícil que sea la misma palabra 
que la anterior. Quizas se trate de un derivado mapuche de (Ft- 
BRÉS) criiv • viento; crüvtun - ventear, hacer \'iento. [ .Se espe- 
rarla una voz castellana como curevto o quizas curunto - de 
curuv ■\-{e)nti( que significaria "ventarroni. 

288. CURAVOANA. 

papa curavoána, f. - vulg. - una clase especial de papas de 
Chiloé. Maldonado }¡}¡6. 

ETIMOLOJÍ A: Sin duda la papa de Curahue, lugarejo del 
departamento de Castro. Este nombre jeográfico significa "lu- 
gar de [)iedra.>5". Ilabria que escribir mejor curaJiuana, 

289 CURCO 

curco, a, - vulg -jorobado, jibado. Fernandez 25. [Norte i 
Centro]. 

ETIMOLOJÍ A: quechua. MiDDENDORF 193; cure:. ■ tronco 
de árbol. Véase curcuncho. 

DERIVADO: curca, f. - vulg. - la joroba. > 



230 CURCUNCHO—CURICHAHUA 



290. CURCUNCHO. 

* curcuncho, a, - fam. - 1. jorobado, jibado; p. ej. Jotabeche 
254. II 2. quebrado, el que padece de hernia. 

Orti't/.ar roí. (Cp. pahuacha). Rodrigukz 136 (¡no da el significado pre- 
ciso!) — Arjcnüna, Calamarca, La fon E 84: ¿•?^rc««¿r/K' - viejo jorobado, cosa 
jorobada así— P.m.ma 26: cnrcunclio— Costa Rica^ Fekraz 31; Gaüini 171: 
cor cune lio —Sn buido)\ Baui;f,hi',na 72: nircinirlio — Honduras, Me.mbreño 46: 
curcKt/io, a- ¡oiohado, corcovado, cuzco. \ ZiCROi.o da ac^ de Chile e «indio 
esti'ipido» del Perú. 

ETIMOLOJÍA: Del quechua, Miüdendurf 193: aircu - 
tronco (le árbol | puede derivarse un verbo en - nclia, como kori - 
ovo'^kofincha - dorar; knchi - s?iX^knchi}icha - salar; así de cur- 
ar^ cu rciiiicJia i'trasformar en tronco ; véase TSCHUDI, Org. 
330. Ca.ñas 23 dice del (\\\qc\\w^ air cuncho - "jorobado, torcido" 
que no puede comprobar. 

Si la voz cuzco, usada en Honduras como sinónimo, se deriva 
de indio cu/,co = peruano, lo que me parece probable, esto indi- 
caria que quizas los "curcunchos" eran particularmente frecuen- 
tes entre los indios peruanos, lo mismo que los "cotudos". ¿Se 
trataría de un fenómeno de cretinismo? 

291. CUREU. ^ 

curéu, m. - lit.? - ncnubre mapuche del tordo Agelaius curaeus 
o aterriniiis. Según (iA\, Zool. I 348 cre/i o tjuercu entre los 
araucanos; vulgarmente tordo. Cp. MoLíNA 441, IMllLírPl Mz. 
794; curen. I El (/uere/i, que impropiamente ha sido llamado tor- 
do por ios españoles, MüLiNA, An. 221. I El cureu que los espa- 
ñoles han llamado tordo; VlDAURRE 242. j Gay, Zool. VIII 
48 [ está por errata eréis. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebkES: cnu - tordo. 

Se ve que el nombre indio es introducido por Molina como si fuera de- 
nominación corriente. 

292. CURICHAHUA 
papa curícháhua, t. - vnlg. . una clase de papas; según Ca- 



CURICHE — CURUftü 23I 



ÑAS, papa 21, en Arauco lo mismo que cai(clialLua\ véase esto, 
carichahua i ckahua. 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche. 

293 CURICHE. 

* curiche, m. - vulg. - i. persona de color oscuro, negro. SaA- 
VEDRA 17S. [Centro a Surj II 2. moreno refinado. [Linares] II 5. 
bolita de piedra ennegrecida envolviéndola en un trapo i echán- 
dola al fuego, que se usa en varios juegos de niños, tb. llamada 
"bola curiche", [Cm. i Surj. II Zerolo. 

VARIANTE: curichi; p. ej. fulanoes un neí;ro curichi. [Cu- 
ricó]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés, s. v. che: cnricke -Xos ne- 
gros; I de CKvi - negro, -f ¿://¿ jente. 

294CURUNINA 

curunína, t. - vulg. - oruga = 'cuncuna. [XorteJ. 
ETIMOLOJÍA: quechua, MiddeNDORF 102: cnrn - gu-ano, 
oruga, escarabajo; en jeneral todo insecto que anda en el suek>. 
I nina curu - insecto de un color amarillo rojizo, cuya morde- 
dura es venenosa. | nina significa fuego, luz, color tic fuego 
(MiDDDENORF 616). De manera cjue nina curu o cunt ¡litia es 
la oruga rojiza. 

395. CURURO. 

* curúro, m. - n. vulg.de un ratón que hace sus cuevas ¡ gale- 
rías en los cerros, socavando a veces grandes estensiones, Fae- 
phagoinys aíer; Gh\, Zool. I 103. , ; ; 

V' ARIANTES: curúru, - lit. - Reed 8; curúcho, Gav, Zool. 
I 104. 

DERIVADO; cururál, m. - lit. - terreno habitado por estos 
animales; es peligroso pasarlos a caballo. 

ETIMOLOJÍA: El nombre será mapuche. Será onomatopé- 
yico debido al grito que producen estos animales, según Gay, 
Zool. I 104 un repetido "currrrrruro". , . 



-25* CL'SPt - CÜTkA 



296. CUSPE. 

* cuspe, m. - I. fam. - troaip.) sin púa, de forma cónica que se 
hace bailar con la 'huasca . || 2. fam. - como un cuspe - con 
erran ajilidad i lijereza. KoDRlGUKZ 137. || 3. vulg. - el astillen 
que salta al golpe del hacha del leñador. [Frontera]. 

CüloníhiiK Uun'.E So: cuspl - peonza. 

ETIMOLOJÍ A: quechua, MiDDENDOKF 329: X-'/^í// - trom- 
po. I RohKlGUEZ dice con errata keuspi. 

DERi\ .ADO: cuspar- vulg. - pegar, esp. con 'huasca'. 

297. CUTAMA. 

* cutama, f. - 1. fam. - costal, alforjas, esp. formadas oportu- 
tiamente por el poncho de los hombres o el rebozo de las mu- 
jeres. II 2. vulg. - sacos hechos de una 'lama' cerrada con 'pi- 
cholques' como carga contrapesada para llevar trigo a caballo. 
[Sur] II 3. vulg. - el bulto del vestido sobre los pechos de una 
mujer sin corsé. || 4. fam. - loque sobresale en el vestido, como 
bolsillo lleno, la camisa entre pantalones i chaleco, etc. || 5. adj. 
inv. fam. - pesado, torpe; p. ej. fulano es muí cutama para mon- 
tar a caballo; B. Vicun'a Mackenna, Stgo. II 149. Cp. Saave- 
DRA 178. Echeverría 154. Cañas 23. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebréS: culaina- un como saco 
o alforjas que hacen del poncho, j <<quechua MiDDENüORF 196: 
culama - sdiCo para conservar granos. 

298. CUTUMA. 

* Cutúma. f. - fam. - 1. hinchazón, esp. en la cabeza, postema. 
II 2. fam. -joroba. [Curlcó], 

ETIMOLOJÍ A: La palabra no es mas que una variante de 
tutuma (véase ésto) causada por asitriilacion a cutauía o coto. 

299. CUTRA. 

cútra, f. -vulg.- I. vejiga, li 2. tripa seca delgada de que se 
sirven los soldados i marineros para introducir licores en los 
cuarteles i buques de guerry; Fekn,\ndez 23. I! 3 espinilla 

-¡rá.idc, poatoma, bubón. 



CUTRAN — CÜTÜTUN J31 



ETIMOLOJÍA: Probablemente no es mas que variante de 
cíoitra (véase esto). 

300. CUTRAN. 

cutrán, adj. - vulg. - "la persona que sin ser tartamuda, pro- 
nuncia defectuosamente las palabras. Los negros de gruesos 
labios son jeneralmente entrañes, pues dicen soñó por señor, 
peda por pera-i VaZ(¿UEZ [^.laule]. 

VARIANTE: ort. Vázquez escribe cntc¡uin. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: cutkan - cualquier dolor 
o enfermedad o el mesmo enfermo; j pero parece que el signifi- 
cado está alterado por contaminación con mapuche, Febre¿. 
quetho - tartamudo, balbuciente (cp. qiietro). 

SOL CUTRANA. 

cutrána, f. - vulg. - ardid para engañar o desorientar al ad- 
versario; según Cañas 23 [Concepción]. 

ETIMOLOJÍA: Cañas da mapuche cuíkan, pero con duda, 
por ei significado (cp. entran). Como cnihanyen, cutJuinien signi- 
fica 'tener lastima i compasión, apiadarse, tener misericordia' 
(Febrés), podria quizas pensarse en la transición de idea por 
"falsa lástima, misericordia finjida; . 

302. CUTUTUN. 

* jugar al cututún o al cututúnpéuco {cntutnnipeucuj o ju- 
gar al peuco- juego de niños: uno, ei peuco, trata de arrancar 
a otro, la gallina clueca, uno de sus compañeros que se tienen 
'agarrados' de la gallina; cp. Saavedra 178. Descripción: Vi- 
DAURRE 350 I Guevara II 14S. 

M0J.1NA, An. 259 (I El otro juego se llama Cututuii - peuco. Dieciseis o 
veinte personas tomadas de las manos, forman un círculo en cuyo centro 
se pone de pié un muchacho. Todos los demás que concurren procuran, ya 
con astucia, ya por la fuerza, romper el círculo i apoderar.se del muchachoi'. 
Or:jinal con lámina, tavola 7. • .... 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FeBí-iéS: cututiin -jugar al mila- 
no, o al peucu; | cp. tb. F£BRES:/^/^í:í//«;; -jugar al peucu, por 
otru nombre jugar a ¡a gallina clueca. .. .' 



¿34 CL'VA — CHACA 



303. CUYA. 

cuya. f. - It. ? - n. vulg. de un pequeño carnívorc; de carácter 
feroz, especie de hurón (Calictis víttata). Gav, Zool. \'J 1 1 lo 
mi.smo que </ui<juc. id. '/ool. I 51 no menciona el nombre cuya. 
No sé si se usa. Será sacado de Molina 466. Pnii.ii'Pi M/.. 
798 dice que no sabe a qué animal se puede referir si t.o a la 
cuicita o cururo. Según la traducción de Fehki.s no cabe duda 
sobre el significado. 

ETIMOLOJIA: mapuche, Febres: cuya -comadrja. hu- 
rón. 

304. CUYANO. 

* cuyáno, a. - adj. i sust. - i. lit. - natural de la antigua pro- 
vincia de Cuyo (Mendoza, San Luis i .San Juan) hoi pertene- 
ciente a la República Arjentina; (Guana FM 173.) II 2. fam. - de- 
nominación jeneralmcnte despreciativa de tf)dos Ivis arjentinos. 
Echeverría 164. |1 3. lo que se refiera a la Arjentina o viene 
de allá: toronjil cuyano (Marrubium vuloare), MURii.LO 165; 
ganado cuyano, etc. 

ETIMOLOJIA: cuyano viene naturalmente de Cuyo. Xo re 
cuerdo noticias sobre el oríjen de este nombre en los críjnistas 
No seria difícil esplicarlo por mapuche, h>,RRES: ciiyinn - arena 
I í:/('Jv////-;//(^?/'í'/ seria la tierra arenosa: denominación mm' adeciia 
da para los que venian de Chile. Los indios de Cuyo se llama 
ban por lo demás Jiuarpes (véase esto"! i eran distintos de los 
mapuches "también se diferencian cu la lengua i]ue hablan 
pero muchos de ellos hablan i comprenden la lengua tie Chilen 
dice Ova ELE 175. 

CU 

305. CHACA. 

chaca, f. - I. n. vulg. de un marisco comestible, Venus Dovibe- 
yi. VéHUi T/iacii, según 'tAV ZüoI. VIH jjii.talvez en algunas 
partes lo mismu que macha", Soien Dombevi .•' II 2. metaf bajo - 
vulva. • .1 



CHACAl — CHACRA 235 



VARIANTES: traca, vulg.: taca, Molina An. 211: comp. 
416; Rosales 297; Olivares 34; Carvallo 2i;Gav 1. c. 

ETl MOLOJI A: mapuche, FebréS: //zí2¿-rt - un marisco mu¡ 
sabroso. 

306. CHACAl. 

* chacái. m- -n. vulg. de varias Ramnácea.s leñosas, espinu- 
das; según Gay Bot. II ¡6 es[x ColUtia Doniana. 

ETIMOLOJl.\; mapuche, FeijkéS; thacay • un árbol cono- 
cido. 

VARIANTE: ort. chacay. 

307. CHACANEAR. 

"" chacanear - fam. - i. picar fuerte e! caballo con las espue- 
las, destrozarle los hijares. F. ej. "Pero la yegua va un poco 
lerda i hei tenio que chacanearle las costillas juerte i feo, toita 
la mañanan. BaRROS Grez, Huerf. 6. || 2. metaf. - insistir mu- 
cho en algo; || 3. majaderear. |í ZerolO. 

ETÍMOLOJÍA: Rodríguez 139 piensa en mapuche, Fe- 
BRÉS: chagciin - de'^cuartizar, despedazar, trozar: | pero este éti- 
mo daria mas bien 'chanquinear', que no existe. Taivez deri- 
vado de quechua. MlDDEXDORF 336: chaca - \. pierna hasta las 
ingle^; 2. cosa atravesada. I Cp. ckacau aiclia - las partes carno- 
sas de las caderas. 

308. CHACRA. 

* chacra, í. - lit. - i. camino de riego labrado i sembrado en 
cultivo intensivo de legumbre?, hortaliza, maiz, papas, porotos, 
sandías, etc.: tb. viña. |¡ 2. el cultive^ de esta especie, j! 3. propie- 
dad rural de unas i 5 a 30 cuadras cuadradas con cultivo inten- 
sivo i estensivo i ganadería, incluyendo los edificios, sinónimo 
de /íz/>/^/f/. [Centro]. La voz es frecuente en los novelistas na- 
cionales; tb. en verso; cp. BELLO III 544. 550, 552. || 4. fam. - 
venir o ser de las chacras - ser provinciano incultíj, torpe. II 5. 
fam. se le heló )a chacra - fracasó en sus as|>iracione?, tuvo 
algún contratiempo imprevisto. 



236 CHACHA 

VARIANTE: chácara. 

l'^sta forma, preferida en los primeros siglos de la colonia, es hoi poco 
usada en C'hile. Algunos gianuilicos i literatos la lian eonsiderado como 
mas correcta que chacra i la usan por escrito (p. e¡. Ijaiíkcs Arana, en su 
Hist. de Chile). Primera mención en Chile 1545 Acta^ del Cahiluo de Saii- 
¿ta,i¡o (Co\. de Hist. I 107): Oue ninguna persona entre a cazar ni cace por 
las chácaras de las sementeras. | 1547: Col. de Hist I i2<S; | cp. ibid. 271; 
364; 359 agua c|ue riega la chácara. 

En esa época chacra signilicaba 'lotes pequeños cerca de la ciudad para 
ganadería i agricultura' (B.\l^ROs Aiían.\, Hist. I 342) es decir, incluía la 
idea de pequeño potrero cerrado, que hoi no tiene sino en ac.'\ iJe hecho la 
palabra se ha referido siempre i se refiere hoi a la agiicultura primitiva a 
modo de los indijeiías con a/.adon o mas bien p/Jo/i, caí/ti. c/¿ii/>c, etc. i escln- 
ye los campos arados en que se siembran los cereales im|)ortados. P- ej.; 
por unas vegas apacibles i chacras antiguas de legumbre de dc^nde los chi- 
cuelos sacaban algunas )>apas de las que habían c]uedadü(ie rebusco; BasCU- 
\an62¡ i a hacerle sus cimeras (es decir, siembras); id. 250. I BascüSan usa 
chacra i chácara 144. | Cp. LüVIíka 69 i todos los cronistas. 

RoniíKiUEZ 140 — Arjciiliiui. Gt!AXAt)A I--4, 177: Lafone i~— Perú, Ako- 
NAI48 — Ecuador^ Ci'.vali.os 52: cliaciui, tb. í7<;/¿^;^/ví=campesino — Colombia, 
OUEUVu 556; (JiMí;!:; 81: chacra, chácara i chagra; tb- chagrero (Ukibe 81 : 
chácara - tabaquera, bol.->a i chacarero- curandero \ se derivan evidentemen- 
te de otro étimoj. — Guatemala, Bathe?: 195: chácara — 5ií/z^rt(/('r, Barbe KE- 
NA 76: chácara — Costa Rica. Fekkaz 4 i : chácara i chacra — \x\]Qmo pequeño^ 
— Brasil (Rio de Janeiro í prov. merid.) chucara o chacra 'esjjecie de quinta 
ñas vizinhangas das ciriades e villas" BEAUKi:i'.\iitE 4^: tb. chacareiro, cha- 
carinha, chacarola- 

La dehnicion de Dice. .It.'-' (ivivienda rústica i aisiadai), es insufi- 
ciente. 

ETIMÜLÜJÍA: quecluia, chacra, TsCHUDí, Worterb; MlD- 
UENDOKF 339: ¿-//íT/'/ví' campo labrado, pequeña hacienda. 

DERIVADOS: * chacarero, ití- - lit. i. el que posee o culti- 
va una chacra. || 2. chacarero, a - lo que se refiere a la chacra o 
al labrador, p. cj., njotas chacareras. 

* chacarería, f. - lit. i. el cultivo de chacra. || 2. el conjunto 
de campos de chacra que pertenecen a una hacienda. 

"^ chacrita, f. íam. - chacra pequeiía. 1 No se usan las formas 
sm a chacrcro i chacrería.) 

309. CHACRA, 
chacha, m, - vulg. • padre. [Chíloé]. 
E riMüLOJlA; mapuche, FEBKÉb: chacha - ilaman los hom- 



CHACHACOM\ — CHACHARAS 237 

bres a las mujeres; chachay- dicen ellas a los hombres i las chi- 
nitas i hueñecitos a sus padres, o también chny. 

310. CHACHACOMA. 

chachacóma, í. - n. vulg. de una planta de la alta cordillera de 
Coquimbo i Atacama (Senecio criophyton, ESPINO/A 44; Gav, 
Bot. IV 159 no da nombre vulgar) usada en la medicina casera, 
balsámica, excitante, estomacal, contra la 'puna' etc. Cañas 23. 
Uso medicinal contraía 'puna': ATURILT.O 117. 

ETIMOLOjÍA: quechua, MlDDEVDORF 338: chachah' urna - 
nombre de un árbol de 20 a 30 pié^ de alto, de madera inui pe- 
sada i de color morado, que tiene muchos usos en la carpinte- 
ría, I no puede ser la misma planta. Aimará, BerT(3NI0 II 68: 
chacha • varón o inarido; koina, ibid. II 56, limpio, pobre. | Re- 
sulta el significado "hombre pobren, talve/. alusión a la parti- 
cularidad del Senecio eriophj'ton. detener las hojas tan chicas 
i cubiertas por el vello que cubre la planta, tiue quedan invi- 
sibles. 

311. CHACHADO. 

chachado, a (chachao) ■ \iilg. - desastrado, según Ortú- 
ZAR 102. 

KTIMOLOJÍA: qi echiiM, MinnKxitORi 33S: chachai -ito 

312. CHACHAPOYO 

chachapoyo, a - hombre [)esado, indolente, flojo. [Norte]. 

ETIMOLOjlA: Chachajioyas es el nombre de una ciudad 
de un departamento situado al otro lado del Marañon: voz de- 
rivada del aimará chacha ■ el hombre: nube de jente. MlDDEN- 
DORF 338. i Aimará Bertonio II 68: chacha- varón o marido 
-hquechua, MlDDENnORP 6'&6: p'Hyu nube. | Talvez el significa- 
do primitivo es "provinciano.i =:tori)e; co. chuchumeco. 

313 CHACHARAS 

* chacharas, f. - pl - fam. - baratijas, adornos ridiculos, co- 
sas de poco valor, sobre todo cuando aparentan mas. Orti'ZaR 
102. . . , . . 



238 CHADUPE- CHAHUAL 



VARIANTES: * chacharáchas, fam. - i chicharáchas, 
vulg. 

ETIMOLOJI A: La existencia de la forma chacharáchas irn- 
pifle derivar el significado chileno de la palabra castellana cha- 
chara • abundancia de palabras inútiles. | En tocio caso hai fu- 
sión Con la voz quechua MlüDENüORF 375: cliacJiara - -auAx-z- 
joso, desarreglado. | De los adjetivos se derivan por medio de 
cha verbos que significan convertir en el e»tado correspondien- 
te, así como de suma/ - h>t\V\> su majchay - embellecer ( MlDDFlN- 
DOKF, Gr. 138) chachara^ chacharacliay - hacer andrajoso, po- 
ner andrajos. 

Coloinhia- Cnp.KVO 536 i Hiuiík >':2: c/irrJirre^ — trebejos | parece venir de 
la inisiria fiienle. 

314. CHADUPE. 

chadúpe, m. - vulg. - guiso preparado de mariscos secos, esp. 
de 'piures" i navajudas o de 'cholgas' i 'piures' por iguales par- 
tes. [Chiloé], 

«Se remojan los mariscos en agua tria por algunas horas, para limpiarlos 
i quitarles los intestinos; se lavan bien i se enjutan; se ponen en una cace- 
rola con un poco de manteca ograsa fina, se frie un corto momento agre- 
gándoles en seguida un poco de caldo i .se cubren con arroz preparado con 
los condimentos del caso; se cuece bien al fuego lento.); Po.mar 47: | cp. rb. 
Maldonado 88. 

ETIMOLOJÍA: Ha de ser mapuche. 

315. CHAGUAI. 

chahuái, m. - vulg. - la 'nalca' enterrada en la arena, mui bus- 
cada por indios i chilenos cerca de la costa en el Sur. [Fiontc- 
ra]. Cp. ¡talca. ... 

VARI.^NTE ort.: chaguai, chaguay. 

ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche. 

316. CHAHUAL. 

* chahuái, m. - lit. i. bromeliácea grande con troncos esca- 
mosos i flores verdosas, mui frecuente en los cerros del Centro 
'\Q\~w.Puya coarctata; Gay B )t. VI 1 1. || 2. especialmente los 
troncos, la vara de la enflorescencia de la planta; por las hojas 



CHAIHUE — CHAHUEN 239 



se llama cardón; la inflorescencia />//j« (véase s. v") Gav da co- 
mo sinónimo ma^iiei {\é^9>^ s. v. i cp. coto.) 

La planta es mui útil; la médula del tallo nuevo se come en ensalada 
[Aconcagua] MuLina An. 108. MrRtLLo2ii; los troncos sirvieron para 
balsas a los indios de la costa, Barros Arana T 98. Pedazos de los mismos 
desde antiguo sirven de nadadores de las redes. Medina 186: Pomar 35: de 
las fibras se hacen cordeles i la masa como corcho sirve de estopa, etc. 

VARIANTES: chagual, la ort. mas común, Caña.s 24; 
chahuar o chaguar [Norte]. 

En el norte i Perú se aplica el nombre ;t otras especies parecídas^^pita 
chahitar=Piícairtiia spec. : ckahuay del iote=-í*itcairnia r/irysnnt/ia : Pm- 
LiPPi, Atacama 60. 

ArjentÍ7ia, Granatia 178: cha}¡uar i derivado chági¡ara^=p\o\di con que se 
hace bailar el trompo (cp. chil. 'huaraca') Catainarca, Lakone ?>?>:chahuay=: 
Bromelia scrra. — Zerolh; chaguar — se llama asi en el Perú al cáñamo i a 
la cerda. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 376: cliahnar-\?í 
estopa, cerda: | chahuar huaskUi -^o^ji de pita o cáñamo. | Evi- 
dentemente el nombre primitivamente se aplica a una planta, 
quizas especie de agave. 

El cambio de la r final a / se debe a asimilación a nombres 
castellanos de plantas en /, cp. los colectivos en ar i al. 

317 CHAIHUE. 

cháíhue, m. - vulg. 1. canastito de fabricación indíjena usa- 
do para pisar i lavar 'mote": [Sur, Guevara]. || 2. canasto usado 
para mariscar; [Chiloé]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: chaylme-wn canastito 
para colar chicha i cernir harina, i miden con ella [sic!] sal i 
otras cosas; es como medio almud. | Según Carvallo 163 co- 
mo medida igual a un celemin. 

318. CHAHUA. 
papa cháhua. f. - vulg. - una clase de papas largas con po- 
cos ojos. [Centro, merid,] Cp. />«/«. 
ETIMOLOJÍ.A: Será mapuche. 

319. CHAHUEN. 
chahuén, m. - vulg. - una siembra de papas de muchas va- 
riedades juntas, según Gay, Agr II 120 [Chiloé]. 



240 CHAIPE CHAL\ ' 



ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche. Talvez chaohuen 
lo que significaría "los padres en conjunton como si fuera "los 
parientesii; mapuche, Ferkí.S: chao - padre | i perla derivación 
Y¥.V>\<í\'^: peñüii/en - ser dos hermanos, o ser de im mismo padre. 

320. CHAIPE 

cháipe, m. - vulg. - cuchilHto usado para pelar papas. [Chiloé]. 
ETlMOL,Oj! A: Seguramente mapuche; talvez relacionado 
con FEHKfi:s; T/Íi?^//- igual, parejo. 

321. CHAIRA 

chaira, f. - guisí; boliviano parecido a 1h carbonada chilena, 
mui usado en Tacna i Arica. Según Cañas 62. 

E'il AÍOLOJIA: Evidentemente corresponde a quechua, MlD- 
DENDOkF 332: chairit - potaje que se hace de carne salada, pa- 
pas, haba? verdes i ají. | Según el testo alemán de MlDDEN- 
DORK en vez de i'habas" habrá que poner "porotos". 

Para e! cambio de la n final en a, en vez de 0^ debe haber 
alguna razón especial. Talvez se ha dicho primero sopa chairo 
cp. pap(( (íonia por domo. 

322. CHALA. 

* chala, f - I. lit. -la hoja i paja seca del maíz, esp. la hoja 
que cubre la mazorca [Norte, esp. Tarapacá. Arica, Tacna]. Ro- 
dríguez 141, Cañas 62. 

Allí cerca está Cancha Rayada, campo de tres batallas sangrientas, con- 
safjrado ahora a la cosecha del trigo, de la chala i a la crianza de ganados; 

.loTARKf'HR I03- || 

2. vulg. e p. pl. chalas, f. - nojotan usada, sandalia de cuero 
crudo [Centro a Sur] cp. cha/ala. \\ 3. según FlüUEROA es n. 
vulg. de la planta Viviana chala; debe ser Viviania chala. 
Gay, Bot. I 396 no la menciona entre las Vivianiáceas; son unas 
plantas leñosas de la Cordillera que forman céspedes. P2n jene- 
ral se llaman vulg. oreganillo. 

El significado uhoja de raaiz» de Copiapó al Sur parece mas bien litera- 
rio que vulgar. Es mui usado en el Perú: AR0NA149. — Arjcntina: Q¡'RWk\^\ 
1 7S; LaKonr 8(), — «Cigarro de chala>> en Perú i Arjentina^=<ícigarro de 
hoja)) en Chile. Lo que en la Arjentina se llama «cigarro de hoja», en Chile 



CHALALA— CHALAPO 241 



es un puro o cigarro puro (es decir, de puro tabaco, cubierto de una hoja 
de tabaco). — Dice Ac. '■' da chala como peruanismo con la dcfiíiiciou delec - 
tuosa; «espata del maiz cuando está verde»). | Zerolo. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDF.NDORF 370: ch'alla ■ hojas 
secas i paja de maiz: tb. lijero como paja. 

323. CHALALA. 

* chalala, f. i. fam. -sandah'a ordinaria plana, de cuero crudo 
grueso, en forma de la planta del pié, sujetada en cuatro aguje- 
ros por dos "corriones" cruzados sobre el pié. || 2. vulg. - 'ojota' 
vieja. 

VARIANTES: La palabra se usa a menudo con cierto des- 
precio, como que se refiere a un objeto de mui poco valor, usado 
solo por la jente mas pobre; talvez es esta la razón de la mucha 
variedad de formas usadas. 

* chalaila, Echeverría 155. chaláina, FejíNandez 26. cha- 
ráila, Nuble. Las formas chacaya i chacana estarán bajo asi- 
milación a otras voces, como talvez chacanear i chancar. 

ETIMOLOJÍA: \'a que se usa tb. chala en el mismo senti- 
do, se puede tratar del diminutivo quechua challalla - hojita se- 
ca de maiz. tb. lijero como paja, mui liviano (cp. MiDDEXDORF 
1. c ) La idea sería pues "es calzado liviano como paja". 

Pero mas aceptable me parece la derivación o a lo menos 
contaminación de cast. chalana - embarcación menor de fondo 
plano, proa aguda (o cuadrada, según el Dice. Marit. Esp.) i po- 
pa cuadrada Dice. Ac. ' '. 

Esta voz viene probablemente por intermedio del francés 
chalan i chalana áú\i\ZAV\úwo chelandion importado en la época 
de las cruzadas. 

Para el cambio de la idea de embarcación a calzado se pueden encontrar 
analojías en otras lenguas: p. ej. el alemán Odrrkáhne - lanchas del rio Oder, 
por zapatos largos. 

324. CHALAPO. 

chalápo, m. - vulg. - según Cañas 62 (cp. chala ^) la hoja que 
envuelve la mazorca o "choclo". [Tarapacá, Arica, Tacna]. 

ETIMOLOJÍA: Es evidentemente un derivado indio de 
chala véase esto. .,._., 

ÍJlCI lO.NAKlO 16 



242 CHALCHA — CHALILONES 



325 CHALCHA. 

* chalcha, f jen. plur. - fam - carno gruesa en la parte baja 
fie las mejillas i la barba, papada; se aplica al hombre i a ani- 
males, como el perro. RODRÍGUEZ 141. Zerolo. 

ETIMOLOjI A: mapuche, FebréS: c/talc/ia - papada.. ¡ Ro- 
dríguez 141. 

DERIVADOS: * chalchudo, d,(chalchuo) - fam. i. persona 
que tiene 'chalchas'. || 2. perro con los labios superiores col- 
gantes. 

* chalcházo, m. - vulg. - golpe dado en las 'chalchas', bofe- 
tada con la mano tendida. 

326 CHALHUA- ACHAHUAL ^ 

chalhua achahual; chalgua achagual da Gay, Zool. VIII 
480 como nombre vulgar del peje-gallo. (Callorynchus antarcti- 
ais); id. II 556 a 359 solo dice peje-gallo. El nombre se esplica 
por un apéndice carnoso en el hocico, como prolongación de la 
nariz. 

Gay sacó el nombre de MOLINA 430; no sé si los araucanos 
realmente lo usan o si es solo traducción de MOLINA sobre el 
modelo del castellano. 

ETJMOLOJÍA:cp. mapuche, FEBRÉS:i.V?Y7///¿/m- pescado ¡ + 
acha/mall - gs.\\'\y\?í | . 

327. CHALILONES. 

* chalilones, m. plur. - i. losdias de carnaval. || 2. correrlos 
chalilones - celebrar el carnaval, la "challa". ll RODRÍGUEZ 141. 
id. Eust. 128 I pascua de chalilones, B. Vicuña Mackenna, 
Stgo. II 465. I Zerolo. 

VARIANTE: chalilos, m. plur. [Chiloé] Cavada 58. 

ETIMOLOJÍA: Del mapuche, VF.YM<É9,.chalin - despedirse j 
se deriva un transitivo cJialiln ■ despedir; | la ¡dea seria despe- 
dir los días de carne (cp. carne-vale según la etimolojía popular 
aunque incorrecta; la verdadera es carrus navalis; cp. KÓRTING ^ 
N." 1697). También podría tomarse por base el participio chalilu- 
"los que se despiden" o una compo.sicion con FebrÉS, ilon - car- 



CHALRACO— CHALLA 243 



ne (en algunas partes los indios dicen solo ilo) cha/i- i/o o chalí- 
ilon. Así se esplicaria mejor la doble forma castellana. 

En la aceptación de la voz mapuche talvez hai cierta conta- 
minación con cha!la\ véase esto. 

328. CHALRACO (?) 

chalráco, m.-?- según Ga\, Zool. Vil I 480 nombre vulgar 
de un pez, especie de Myxodes. Id. II 283 a 287, no se mencio- 
na el nombre vulgar. 

ETIMOLOJIA: Se tratará de alguna voz indíjena, pero no 
está en los diccionarios i me parece difícil que la forma clialraco 
sea exacta, pues no se conforma con la fonética mapuche. 

329. CHALUA. (?) 

chálua, f - ? • según Gav, Zool. VIII 480 el pez Micropo- 
gon lineatus, parecido a la corvina, poco estimado. Id. II 193 no 
da otro nombre que corvina. No puedo comprobar el uso del 
nombre. 

ETIMOLOJI.A: mapuche, FebréS: challhua - pescado. 

330. CHALLA. 

* challa, f - I. lit. -el juego de carnaval, en el que se lanzan 
papelitos, harina, perfumes, etc. i agua; esto último, ahora pro- 
hibido en Santiago, era antes lo principal i lo es todavía en el 
campo. Véase la descri[KÍon de Rodríguez 153 sig.; id. Eust 
128; I el grito "¡chaya, señorita!" al tiiar hojas de rosa, ibid 
239. I B. Vicuña Mackenna Stgo. II 461. 11 2. vulg. - el pomo 
de la regadera que distribuye el agua en forma de lluvia; tb. la 
planchita triangular que sirve para el mismo objeto en las man- 
gueras de los jardineros. ll 3. véase chaya. 

VARIANTE, ort. chaya; así Rodrkíüez 1. c; Zerolo. Ca- 
ñas 15, con etimolojía medio falsa. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDEN DORE ly'^-.ch'allay ■ rociar 
con agua, echar agua con la palma de la mano | cp. aimará 
¿■¿:^a//rt///í7 - rociar, asperjar; BertoN 10 II 75. La palabra map. 
FebrEs, (halla - olla de barro | vendrá de la misma fuente. 



244 CHALLANCO— CHAMANTO 



El hecho de que al Sur del iMaule se pronuncie diaya i no clialla, no es 
prueba contra la etimolojía. Se esplica porque la voz se ha introducido del 
Centro al Centro meridional i Sur, sustituyeiido la espresion mapuche cha- 
lilo)! es. 

Perú, Arequipa: AiíoXA 150; c/íí^Z/^y^chapalear. — Catainarca: Lafone 
96: chaya - el carnaval, con etimolojía falsa cliayac - el que llega. | Zerolo. 

DERIVADO: challar - i. jugar a la "challa". II 2. véase 
chayar. 

VARIANTE: chayar. 

331. CHALLANCO. 

challánco, m. - vul<^. - el libro en que se encuentra la ciencia 
de los brujos [Chiloé]. 

ETIMOLOJÍA: Es sin duda mapuche. No es imposible que 
sea = <:/¿<a://í^ fí-¿? - olla de barro -|- de agua (FebkÉS) quizas por 
haber servido tal utensilio en la conjuración del "machi". El sen- 
tido actual no puede ser primitivo, 3^a que los mapuches no co- 
nocian libros. 

332. CHAMAL. 

* chamal, m. - lit.-el paño grande negro que usan indios e in- 
dias para cubrirse desde la cintura (las mujeres desde los hom- 
bros) abajo. Los hombres levantan 'a menudo la parte de atrás 
por entre las piernas hacia adelante i afírmanla con el cinturon. 
En esta forma se llama en Chile chiripa (véase esto), en la Ar- 
jentina chiripá. Cp. Saavedra 178. Cañas 24. 

Arjeniina, (tRANADA 179. Zkrolo. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: chamal o chamal! ■ la 
manta de las indias con que se cubren todo el cuerpo, a modo 
de sotana, i aun a nuestra sotana tal vez la llaman ellas chamal. 

333. CHAMANTO. 

* chamanto, m. - vulg, - i manta gruesa i burda, con abertura 
para la cabeza como el "poncho", pero jeneralmente sin "huin- 
cha"; a veces tiene flecos. || 2. diamanto de labor - manta fina con 
figuras caprichosas ocuachos. II 3. el abrigo que los "huasos" a 



CHAMBÓN 24S 



caballo se ponen sobre las rodillas. [Curicó] || RODRÍGUEZ 142. 
Zerolo. 

Ay.mari), Araucano 30, habla de un ^chamanto azul).». 

ETIMOLOJIA: No encontié voz indíjena adecuada. ^Vo- 
dria pensarse en fusión de chamal con manto? 

Compárese tb. castellano chaiiiarro. 

DERIVADO: chamanta, f. - vulg. - = chamanto. 

Amun.íteCtCI, al través lio, cita a A. Bello III 547 (El Proscrito III 
estr. 47). 

I luego con la misma flema arroja 
sobre la tierra g\ guarapón; se quita 
la grosera chamanta azul i roja. 

334. CHAMBÓN. 

* chambón, a. - sust. i adj. - fam. - torpe, poco diestro en cual- 
quier trabajo u oficio. OrtÜZAR 182. Frecuente en los novelis- 
tas, p. ej. Blest Gana Cal. I 196, II 291, etc. 

Ecuador. Tdbak 129 — Méjico, Ramos 157 — -cp. Zekolo. 

DERIVADOS: * chambonada, f. - fam. ■ desacierto propio 
de chambón, torpeza, acción torpe, trabajo mal hecho. JOT.\BE- 
CHE yi. OrtÚzar 102. 

* chambonear - fam. - cometer disparates o chambonadas. 
OrtÚzar 102. 

ETIMOLOJIA: La voz está en los dice, castellanos en la 
acepción especial 'ide escasa habilidad en el juego... 

Parece, sin embargo, que la voz proviene de América i ha llegado a Es- 
paña solo como término de jugadores. El simple chamba ( =chir!pa=^huen¡i 
suerte en el juego, casualidad favorable Dice. Ac.'-') no se usa en Chile. No 
sé de dónde proviene (cp. s. v. c¡ia?npa, Colombia, c/ia/nóa, etc.) 

El desarrollo de la idea — chamba=:buena. suerte; chainbon=e\ que tiene 
buena suerte> el que solo gana por buena suerte > el que no tiene mérito ni 
habilidad — se esplica con facilidad. Los que pierden suelen decir que la 
suerte acompaña al mas tonto. 

Sin embargo, tampoco me parece imposible que chambón sea relaciona- 
do con cliapcton, chapín, etc. (véase chapetón , ; entonces cliamba podria ser 
un simple secundario, construido sohíe la base de chambón (cp cancón-^ 

Cd,iC0) , 



246 CHAMELICOS —CHAMICO 



Para juzgar con mayor seguridad se necesitarían datos mas precisos so- 
bre significado i uso de este grupo en los distintos paises americanos i Es- 
puna. 

Véase tb. zambo. 

335. CHAMELICOS. 

* chamelicos, m. plui. - fam. - trastos, tnuebles, utensilios, 
vestidos esp. viejos e inútiles 'chilpes". RODRiCiUKZ 143. Zk- 
ROLO. 

Perú, Akona 151. Palma 27. 

VARIANTE: vulg. chimilícos. 

ETIMOLOJÍ A: Üel quechua, MiDDENDORF 379: cltainücu 
-olla pequeña. Bertonio 1 161 usa la palabra 'chamelico' co- 
mo castellana, traduciéndola por el ainiará cchainillku,c\vie co- 
rresponde a la citada voz quechua. Cp. Bertonio II 70: cJia- 
müíhi ■ olla de guisar locro. | El significado primitivo es pues 
"ollas, tiestosi'. 

336. CHAMICO. 

* chamico, m. - lit. - el estramonio, Datura strainoninm. Gav 
Bot. V. 58. Echeverría 155. 

/'<?;-/}, A KO NA 151, Palma 27 — Arjentina, Laf )\E ^o—Mcjico, Hamos 
i^-] —Cuba, PiCHARno 82 — Zkkolo. 

Los botánicos en jeneral opinan que la solanácea venenosa que es cono- 
cida en España solo por el nombre docto estramonio es de procedencia eu- 
ropea o asiática. vSegun el testimonio lingüístico debe liaber existido en el 
Perú antes de la conquista. El nombre de la planta conocida por sus efectos 
medicinales i peligrosos se propagó desde el Perú sobre toda la América. Al 
menos la especie indíjena americana chamico debe haberse parecido mucho 
al estramonio. 

Ro.^ALES 240 dice espresamente que en Chile chamico es la denomina- 
ción de los españoles; los indios de Chile le tenian otro nombre (viiaya, la 
palabra es estraña; habrá error de alguna letra), id. 243 habla de las cuali- 
dades medicinales: «el chamico, puesta la semilla en las muelas dañadas, 
quita el dolor, i cuando se enchamican, que es una enfermedad que azonza 
a uno dándole chamico, se quita con moler porotos crudos i deshacerlos en 
agua caliente i dárselos a beber». ¡También la antidote es americana! 

Otro nombre vulgar es en Q\\\\e papa espinosa. 

ETIMOLOJÍ A: quechua, MiDDENDORF 342: chamincu o 
chamicii - nombre de varias especies de estramonio que crecen 



CHAMPA 247 

en grandes cantidades en los valles de la costa; todas tienen ca- 
lidades narcóticas. 

Nota. — El nombre norteamericano /ainestoion weedo jímson weed prueba 
propagación desde un centro de importación como ya !o dice Arona I. c. 
El nombre Apple of Perú según el Standard Dicl . se refiere a otra sola- 
nácea. 

337. CHAMPA. 

* champa- f- - i. üt. - pedazo de césped con la tierra que se 
pega entre las raices, esp. de plantas que tienen raices largas, 
tupidas i enredadas (cp. chépica. \\ 2. nombre vulgar de Pliacelia 
spec. i las Llaretas. II 3. fam. - metáf. - cabello largo rizado esp. 
en la parte inferior de la cabeza, en la nuca. || 4. min. - formación 
de ciertos minerales que se asemejan a una barba. || 5. min. i 
canteros- el borde sobresaliente que se forma en la cabeza del 
barreno a fuerza de golpearlo con el 'combo'. || 6. cualquier cosa 
que tiene semejanza a una champa^ por lo enmarañado; p. ej. 
una cJiavipa de piures • pedazo de roca arenisca lleno de piures 
(véase esto). (| RODRÍGUEZ 144. 

Perü, Aroxa 152. — Ecuador, Cebai.los 52, Tobar 129: chatuba — Arjcn- 
tifia, Cata»uirca, Lafoxe 90: champa - césped; trabajar a ¡a champa - espre- 
sion minera adar con lo plano de un martillo como de 7 libras en la cabeza 
del barreno». —Colombia, Ct:ERVO 531 i Urif.e 8r: chamba- i. gavia, zanja || 
2. chiripa, casualidad 11 c/zízw^íízr - zanjar, cortar — chavibeadora- na raja de 
barba. Ccervo cree que chamba - gavia, es la misma voz que la chilena, de- 
rivada del quechua, lo cual no me parece seguro. La chambcadora parece 
presuponer el significado «cortar baibas». El significado 'casualidad' deberá 
derivarse de otra fuente, lo mismo que Hendieras, Membreño 47: champa - 
tienda de palmas para defenderse del agua. íJ/í/zVí», Ra.mo.'^ 157, chamba - 
trabajo, ocupación, diversión; oportunidad, ganancia, negocio. Zeroi.o da: 
chamba \. fam. -chiripa H 2. colombiano - zanja | champa I. peruano- plasta. 
2. estiércol de ganado vacuno- 

Existe un verbo chapear- limpiar la tierra de la yerba con el machete j 
Cuba, PiCHARDO 87; del cual puede derivarse cliambear de Colombia. 

ETIMOLOJÍA. quechua, MiUUENDOKF 379: c/f a?npa - c\ 
césped con tierra. 

DERIVADOS: * champear - fam. - i. cortar champas con la 
pala, en forma de adobes, esp. para formar tranques en las ace- 
quias. II 2. sacar champas de cualquier modo. || 3. tapar una ace- 



24S CHANCACA 



quia con champas para que el agua de riego corra en otra di- 
rección. 

* champudo, a. fvulg. ckampúo) - i. lit. -(planta) que tiene 
raices largas i finas, entre las cuales se pega mucha tierra. || 2. , 
fam. - (hombre) de pelo largo, sobre todo en la nuca. 

* achampár - 1. un camino -\\itws.x con champas los hoyos 
producidos en uti camino por las lluvias; il 2. un bai'reno - produ- 
cirle champase || 3. {'Ara. - achanipárse i. con algo - llevarse furti- 
vamente objetos ajenos; || 2. no devolver objetos o dineros pres- 
tados. Il 3. no querer salir de una casa o de un lugar cualquiera 
contra la voluntad del dueño. 

champen, in. - lit.- una umbelifera de la Fatagonia que for- 
ma cojines. 

338. CHANCACA. 

* chancaca,/. - 1. lit. - azúcar ordinaria de color café con le- 
che hecha de los residuos de la fabricación de azúcar, que viene 
del Perú (los vendedores en las calles de Santiago gritan /ít/m;/- 
caca de Paita fina! ) jeneralmente en lios de 'totora' de forma 
mas o menos cilindrica, llamados mazos o lulos de chancaca. Las 
otras formas en que se encuentra actualmente en los almacenes 
parecen de oríjen moderno. Se come cruda o se usa para dulces 
i confites. II 2. bajo i burl. - escrementos de niños, sobre todo 
cuando ensucian la camisa; alusión al color i al significado de 
las dos últimas sílabas. || 3. bajo - la mugre entre los dedos de 
ios pies. 

RoDRÍtiUEZ 145 meaciüiia la palabra sin ciar el significado. — Ortüzar 
103: melcocha de azúcar o azúcar mascabado. —Z^/cít. Ac.^'-^-. azúcar masca- 
bado en panes prismáticos; esto último, como dice con razón Echevkrría 
155, no es necesario para Chile. — Zerolo. 

Perú, Arona T54: azúcar déjente pobre que se hace en las pequeñas ha- 
ciendas i accesoriamente en las grandes. — -Cataviarca ., Lafonk 91: ((table- 
tas hechas de melado», ya no se hacen en los injenios montados a la moder- 
na. — Sahuidor, Barberena 81: «pasta de maiz tostado i molido con miel i 
cubierta con hdLXina^).— Honduras, Membreño 48: «Torta de harina de trigo 
o de maiz con miel». — Guatemala, BA'rRES 200: «confitura de azúcar con 
harina de 5fl')>íJ»' (maiz)» — Cosía Rica, Ferraz 44: chrauraca o chancaca» 
azúcar ordinaria — Méjico, Mendoza 23: azúcar de panocha prieta. RamoS , 



I 



N 



CHANCAR — CHANXO 249 

158: apan hecho con las zurrapas del azúcar». Como se ve, el significado 

cambia un poco en cada pais. 

ETIMOLOJÍA: náhuatl, Molina 19: clñancaca - mazapán 

de la tierra. | id. 4 dice: azúcar ne^ro desta tierra o mazapán - 

cJiiancaca. , ,, ; '^^ 

f.^ , V i 
339. CHANCAR./ '■ V ^"'- 

.'' O'* 

* chancar - i. lit. - machacar, majar, triturar minerales, pie- 
dras, etc., término mui usado en las minas i establecimientos 
mineros, ü 2. fam. - triturar, moler a medias granos, esp. maiz i 
trigo tostado. [Cm.] |1 3. fam. - maltratar, pegar, golpear. || 4. 
fam. - ejecutar mal o a medias una cosa; p. ej. chancar la lec- 
ción - aprenderla i recitarla a medias, medio mal; chancar la 
paja-- medio molerla después de la trilla con yeguas para que 
se vuele mejor al aventar el trigo, ji 5. vulg. i sport. - chancar 
un caballo- prepararlo para la carrera (hoi se dice en el Club 
Hípico entrenar <Cing\. training). RODRÍGUEZ 145. 
Catamarca Lafone 91 — Zerdui. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiddendüKF: 343 cJiancay - ma- 
chacar, moler; id. 379 cJianicay - lo mismo. 

DERIVADOS: * chanca, f . - i. trituración de minerales. Ii 
2. el mineral triturado. || 3. trituración de la paja. || 4. paliza, 
tunda, patadas. 

II. rechánca, f. - la última chanca de la paja en la trilla. 

Ili. rechánque, m. - min. - el mineral de poca lei que se apar- 
ta para volver a chancarlo. 

IV. * chancadúra, (vulg. chancaiira) f. acción o efecto de 
chancar en los diferentes significados. 

V. chancadór, a. (vulg. chancaor)s\.\sK. i adj. - i. el que chan- 
ca. D 2. * la (máquina) chancadora - la que sirve para quebrar 
los minerales. ^^ 

340. CHANCO. 

* queso chanco, m. - lit. - "se aplica a una especie de queso.. 
Echeverría 155. Es abreviado de ^^queso d¿ Chan,;o^^ villa del 
dep. de Cauquénes (Maule) que gozan de mucha fama desde 
siglos. Molina 487; Gay, Agr. I 437; son mui mantecosos; se 



250 CHANCHO 

esportan por toda la costa. CARVALLO 116, hablando del dis- 
trito de Chanco, dice "aquí es donde se hacen cien mil quesos 
que en nada ceden a los celebrados de Fiandesi.. Hoi se llama 
así la misma clase tb. fabricada en otros lugares. 

ETIMOLOJI A: El nombre jeográfico Chanco es frecuente; 
Fuentes 8o enumera fuera de la villa de Chanco, seis fundos 
del mismo nombre. Del mapuche, Febrí:.s, chag - ramito; HER- 
NÁNDEZ tb. brazo de rio -\-co - agua | = brazo de agua o rio. 

341. CHANCHO. 

* chancho, a. - sust. - i. macho i hembra del puerco ( Sus scro- 
/rtj. — Rodríguez ico. 11 2. metaf - hombre sucio e indecente || 
3. la (carreta) chancha- carreta chica sin resortes con dos rue- 
das bajas formadas jeneralmcnte por un solo trozo de árbol 
grueso. El nombre se debe al chilli(io de las ruedas [Sur]. 
Echeverría 115 11 3. hacer la chancha, véase cimarra. 

Oíancho de hecho es hoi la única palabra popular en Chile con que se 
designa el animal. La \-oz puerco es conocida, pero mui poco usada fuera 
de la metáfora=:í:í'<r///;/(^', hombre mui sucio. Los literatos desde algún tiem- 
po prefieren la denominación cerdo 1 hoi oficialmente en el matadero de 
Santiago use iienefician cerdos j^. Chancho como voz americana=puerco 
está en Zkroio, i con razón, pues la mencionan: Arjentina, Gr.wada 180; 
Catamarca, Lafone 92: achancho o cuchif>. ~ Perú, AiiONA 156; Palma 27— 
Ecuador, Cevallos 53, Tuhak 131 — Costa Rica, Gagini 206 — Honduras, 
Memhreko i,?¡ — Guatemala, Batres 207- Salvador, Bakberiíxa 56. 

Tobar 132 dice que chancho en el Ecuador «es de no antigua importa- 
ción» de Chile. No es imposible que también en Centro América la voz sea 
importada en el últiino siglo. Bajo cuchipoñi he dicho que los conquistado- 
res usaron principalmente la voz cochino; Molina en Méjico 1575 dice 
puerco - coxaniett,pitzolt, MoN'roYA en su tesoro de la lengua guaraní 1639: 
puerco - tayafú; BERroxio en el Perú 1612: puerco - ccuchi; Valdivia en 
Chile 1606: cuclii-e\ puerco. Parece, pues, que en el siglo 17 la voz mas 
usada ha s'iáo puerco. 

ETIMOLOJÍA: FebrÉs en el calepino chileno-hispano no 
pone chancho, pero dice: cuchi - dicen en Chiloé al chancho I 
usando c/iancho como voz castellana. Sin embargo, en el voca- 
bulario hispano-chileno dice: puerco animal - chanchtí, en Chi- 
loé es CKcht. I HavestaDT 219 dice: sus, porcus, porca - chancu 
id. 220; sus silvestris, aper - auca chancu. En el dice, mapuche- 



CHANGALLO 25 1 



castellano no pone ninguna voz. Hoi los mapuches dicen zañue 
i sanchu. 

La dificultad de la etimolojia esiá por un lado en el hecho de que, según 
parece, en Chile no existia, como en Méjico i la cuenca del Plata, donde 
lo prueban ios nombres indijenas citados, ningún animal bastante parecido 
al animal importado para ipie se pudiera aplicar su nombre. Sin embargo, 
ÜLiVAfiES 31 habla del ».suiño del Chacf>, que también es grave hedor>). Qui- 
zas ha3'a que buscar en este sa¿m> (no sé exactamente qué animal es) la 
base para la denominación mapuche zañuc, que con formas intermedias co- 
mo sanchu i cha7iqu pudo dar cliatichti, chancho. Quizas la ch se debe a la 
imitación del ruido que produce el animal cuando come. Por otra parte, 
habria que investigar a la luz de documentos de que no dispongo si la pala- 
bra chancha en Centro América es importada del sur. Mientras se encuen- 
tren otros datos nuevos, me parece posible pensar en oríjen mapuche de la 
voz chancho. En Centro América se mencionan también tunco i tundió [Ni- 
caragua, cp. Barberena 1. c] como nombres del animal. 

La razón porque el animal haya cambiado tantas veces de nombre en- 
tre ¡os españoles (cp. tb. guarro, gorrino de difícil etimolojia; verraco, ve- 
rrón, marrano, jabalí, etc.) me parece que debe buscarse en parte en el uso 
siempre renovado metafórico de los nombres del animal tan caracterizado 
por su poca limpieza. Creo que por esta razón se han abandonado las voces 
cochirio \ puerco tn favor del nuevo nombre. 

DERIVADOS: I * chanchíto, m. i. fam. - simple diminuí. 
de chancho = puerco chico. || 2. vulg. - denominación vulgar de 
varios crustáceos pequeños del orden de losedrioftalmos Oniscus 
spec. II 3. el pequeño crustáceo comestible marítimo Hippa ere- 
mita. 

II. * chanchero, a. - sust. lit. - el cjue mata, beneficia cerdos 
i vende el producto, esp. arrollado de chancho, salchichas, ja- 
mones, etc. II 2. adj. - lo que se refiere al chancho o al chanche- 
ro, p. ej. cuchillo chanchero. 

III. * chanchería, f. - lit. - puesto o tienda en que se venden 
principalmente carne de chancho i productos de salchichería. 

IV. * chanchada, f. - fam. - acción vil contra el honor i la de- 
cencia. 

342. CHANGALLO. 

changallo, m. - n. vulg. de un camarón que tiene pinzas de- 
siguales. [Huasco]. Probablemente el mismo que el "Camarón 
de Coquimbo'., PHILIPPI Ei. 178. Bithynius longimana Ph. 



252 CHANCLE — CHANGO 



ETIMOLOJÍA: Talvez mapuche, Febrés: t7/í7¿'^//'//- ramito; 
Hernández: = dedo. 

343. CHANCLE. 

chángle, m. - t. lit. -un hon^o comestible que crece en los 
robles (Noíhofag/is ubliqua) probablemente Clavaria coraíloides 
de Gay, Bot. VH 385. II 2. - vulg. - un guiso preparado con los 
mismos. Caña3 24, 

(iChaivj^lc se llama una especie de sopa hecha con los brotes del roble, 
los cuales tienen la forma de coliHnr: se mezclan con harina o migas de 
pan, agua o caldo, cebollas, ají i sal, todo bien cocidü.>") A. Rosales, N. R. 

VARIANTES: \o9, changedes CÓRDOBA 20 (habrá que leer 
chánedes o chánguedes ). changre, Guevara 165 I chandi. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: chagdu (talvez mejor 
chagdíí) - "unos hongos que nacen en los robles como manit- 
tasn, I relacionado con Febres, chag - rdim\\.o, c/iagn - haber 
partes. 

344. CHANGO. 

* chango, m. - i. lit. - individuo de un pueblo de pescadores 
que hasta hace pocos decenios existia en la costa de Chile, prin- 
cipalmente en el Norte hasta Coquimbo, pero según algunas 
indicaciones se estendian hasta la provincia de Maule i quizas 
hasta la boca del Biobío. Cp. MEDINA 91 i sig. 16},. Caxas 24. 
I Carvallo 68 menciona las partidas de changos de Coquim- 
bo, Tongoi, Copiapó i Huasco. 

De su lengua i libación etnolójica no se sabe nada de lijo. Barros Ara- 
na I 36 los relaciona con los peruanos de la cordillera, cuya lengua hablan 
con lijeras alteraciones según él. Probablemente han sido afines a los 
atácamenos. Parece que los últimos individuos que todavía hace unos trein- 
ta años se distinguían de sus vecinos chilenos, ahora se han mezclado con 
la población jeneral. A ellos pertenecen probablemente los numerosos en- 
tierros de la costa de Atacama en que se han encontrado muchas puntas de 
flechas i anzuelos i otros aparatos de pesca. 

II 2. adj. - fam. - hombre torpe, cargoso, pesado. 

ETIMOLOJÍA: Cañas 24 dice que el nombre es quechua. 
No pude encontrar ninguna palabra adecuada como étimo. 



CHANAHUAI— CHAÑAR 253 



345. CHANHUAI. 

chanhuái, m. - vulg. - nombre que dan los leñadores de Chí- 
loé al alerce (Fitzroya patagoiiica) cuando la planta forma dos 
piernas o troncos siendo un solo árbol. VlDAL GORMAZ 51. La 
pronunciación será chan{g)zvai. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FEBRltS: chagn -\\-AhQx parles o 
ramitos. 

346. CHANQUELLE. 

chanquélle, m. - vulg. - palo en forma de horcón en que se 
coloca el asador con la carne para poder darle vuelta con faci- 
lidad. [Chiloé]. 

ETI]\IOLOJIA: Probablemente mapuche, FebRKS: cJuig - 
ramito + íw/'/- anzuelo | el palo terminado en horcón como an- 
zuelo. 

347. CHAÑACA. 

chañaca, f - vulg. - sarna, 'caracha" [Cm. i Frontera]. 

DERIVADO: chañaquénto. o- sarnoso, 'carachento' [Cm. 
i Frontera. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente quechua. Talve/. derivado 
de MlDDENDORF 380 ch'añan - la glándula linfática en particu- 
lar de la ingle. | También podría pensarse eft ibid. chañay -dar 
un papirote; chañanacuy - darse de puñetazos. 

348. CHAÑAR l- 

* chañar, m. - lit. - i. una leguminosa arbórea del norte 
Gourliea decorticans, de fruto comestible. Cp. Rosalics 228. MO- 
LINA 407, GaY Bot. lí 218 dice Gourliea chilensis. \\ 2. una so- 
lanácea leñosa del norte, Lyciitm chañar. 

Arjentina, GR.\NAn.\ 181, Lafoxe 93. 

VARIANTE: chañal, así Ga\'. Creo que no se usa. 
ETIMOLOJÍA: Cañas 24 dice que es quechua. Lo creo 
también; pero la palabra no está en MlDDENDORF. 

DERIVADO: chañara!, m. - lit. - rejicn poblada de chañares. 
Argentina, (tR.anada 182- 



254 CHAÑAR- CHAÑO 



Nota. — El árbol es mui característico para las provincias de Coquimbo 
i Atacama i frecuente en nombres de lugares, Fuentes 8o enumera fuera 
del puerto Chañara] i del famoso mineral, villa, Chañardllo, cinco lugares 
Chavar, dos Cliañarcil». un ChañiircilUto ¡ seis otros Cluifiaral. todos en 
aquellas dos provincias. 

349. CHAÑARíi. 

* chañar ■ fam. - 1. arrebatar lo que cae :il suelo en la rebati- 
i~ia, e.sp. en el juego del 'v(;lantiii' fcotneta). !l 2. destrozar. Or- 
TÚZAR io6. 

DERIVADOS: I chañado, a. - (vulg. chañao, a.) fam. - ma- 
lo, echado a perder, en mal e.stado, arrugado, esp. de vestidos. 
Probablemente se tomó por comparación del volantín chañado 
que jeneralmente "se hace tiran. 

II * chaña, Ortúzar 103 * o chañadura. Echeverría 156 
(vulg. chañaúrd) f. - fam. - i. la acción de chaíiar'. B. ViCUÑA 
Mackenna, Stgo. II 384 i sig. describe la chaña del volantin 
con hilo curado (preparado con vidrio molido) i media luna (de 
vidrio, para cortar el hilo del adversario). || 2. la rebatiña, esp. 
echar a la chaña. 

VARIANTE: • chuñar * chuña * chuñadúra Ortúzar 
106, Echeverría 160: éstas son las tonnas mas usadas en San- 
tiago i Valparaíso. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, F"EBRÉS: chañan - arrojarse, dejar- 
se caer al suelo (RODRÍGUEZ 146). Havestadt 621 traduce 
chañan -'\u terram conjicere, projiccre"; lo que corresponde 
mejor. 

350. CHAÑO 

* chaño, m. - fam. - frazada burda de lana, a veces con fle- 
cos, de unos 80 cm. de ancho i como 2 m. de larjo; a menudo 
tiene listas negras o rojas; no tiene abertura. Se usa como re- 
boso, colchón, frazada, etc., pero esp. como sudadero debajo la 
'carola' [Cm. i Sur] 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrÉS: chañií - .dos sudaderos 
del avío". Rodríguez 147. 



CHAPALKAR— CHAPE 255 



[351. CHAPALEAR] 

* chapalear- r. dar golpes en el agua de modo que salpi- 
que. II 2. andar en el barro. | RODRÍGUEZ 148. Dice Ac. desde 
1884. 

VARIANTE: chacalear. Rodríguez 148. 

La palabra chapalear se usa en toda la América. La citan Ecuador, Ce- 
VALLos y^.^Coloinbia, Ctkkvo 492, Uiíibe 82. — Venezuela, C.\i.Caxo 573 
critica chapaletear contra chapalear. — Costa Rica, Gagini 206. — Guatemala, 
BATEES 203: chapatear i chapalear. — Cuba, PiCHARDo 83: chapalear. — Méjico, 
Ramos 159. 

ETIMOLOJIA: Como chapalear no estuvo en el Dice. Ac. 
antes de 1884, algunos americanos creyeron que era una voz 
americana (¡i de consiguiente criticable!). CUERVO 1. c. en una 
nota mencionó la etimolojía araucana dada por GUTIÉRREZ, sin 
creerla aceptable GaGINI tb. la rechaza con razón. 

Sin embargo Cañas 24 hace revivir la etimolojia araucana. En efecto 
FebrÉS trae chapad - pantano: | ehapadn - haberlo; \ chapadtun - empanta- 
narse; I chapadclen: estar en él. | Pero hai que agregar que Pebres tb. dice 
chapadcün - dar palmadas o manotadas el caballo a la jante; chapad chapad 
tuenu - me dio palmaditas al abrazarme per cariño. | De esto se sigue que 
chapad es %'oz imitativa del ruido en mapuche tanto como chapalear, cha 
potear, chacolotear, chapatal, chapatalear, chapaleteo, etc. en castellano. 

El gracioso etimolojista del Dice. Ac.^'^ poniendo la voz nueva chapale- 
teo - rumor de las aguas al chocar con la orilla | la deriva del griego 
Koká-rsi-' i i pasa de chapaleteo a chapalear i de chapaleo a cliapin! 

35?.. CHAPE. 

* chape, m.- i- fam. - trenza de mujer, p. ej. hacerse los 
chapes. II 2. ant. - coleta de hoinbres; de ahí jente de chape = 
jente rica i de respeto. V'ICUÑA MackB,NNA Stgo. 63. II 3. Es- 
tar enfermo del chape - i. fam. - .ser tonto, desequilibrado. 2 - 
bajo-; de mujeres, tener la menstruación. || 4. la babosa ( Limax 
spec.) II 5. un molusco comestible de concha conoidal. Fissnrella 
spec.'GAY Zool. VIII 236. II 6. un marisco = /^/íz, Patella spec. 
MÁLDONADO 61. García 365. 11 7. bajo- la vulva. 11 Chape^ i - 
entró a Zerolo. 

VARIANTE; chápi - babosa [Concepción]. 



256 CHAPECUE — CHAPFTON I CHAPÍ 

JJl^RI VADOS: I * chapecán, m. - fam. - =chapeJ i - pero 
menos usado. Esp. el [)clo do ninas arrcf^ado en muchas tren- 
zas chicas, a veces con ayuda de cintilas. 

•-Aunque este hombre ¡ipaicntaha frisar en los cincuenta años, no se 
veia ninguna cana en su barba ni tamjioco en sus negros cabellos, que pri- 
morosamente atados en la nuca, descendian hasta la cintura formando un 
grueso chnpí'cnn^. Bakkos Grkz, Huerf. 5. 

II, * chapecar O chapequeár fam, hacer trenzas, trenzar. 
Caña.s 25. 

ETIMOLÜJÍA: mapuche, ¥\iV,\ií:'Á: chape - las trenzas del ca- 
bello: <://(V/£'«, (f^i/'^?^:^// - hacerlas. RoDKiGL'Ez 148. Cañas 25. 
Cp. tb. (¡lape ton. 

353. CHAPECUE. 

chapecúe, m. - vulg. - la presa de carne de cordero entre la 
pierna i la costilla [Chiloé]. 

ETIMCLOJIA: Es seguramente mapuche. Probablemente 
de FEBRtS: chapiíd - cosa chata o aplastada | -\ cnu - la mano? 

354. CHÁPED. 

papa cháped, f- - vulg. - una clase de papas de la cual hai 
seis sub- especies [Chiloé] Maldonado 336. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: í:/z<7//ííí/' - cosa chata o 
aplastada | ; probablemente por la forma. ' 

355. [CHAPETÓN i CHAPÍ] 

* chapetón, a - sust. i adj. - i. hist. ant. - soldado recien lle- 
gado de España i de consiguiente poco diestro en la guerra con 
los indios i las dificultades del clima. || 2. fam. - torpe, poco dies- 
tro en algún oficio, esp. por falta de esperiencia (hoi mucho me- 
nos usado que chambón). \\ 3. fam. - uno que pronuncia mal, o 
al menos diferente del modo de los lugareños. 

DERIVADO: I * chapetonada, (vulg. r/M/'^/í';?^/'; f-. fam. - 
I. acción propia de un chapetón, torpeza. || 2. pagar la chape- 
tonada -fam sufrir daño por inesperiencia. Cp. B. VlCüNA 
MACKENNAStgo.il 2Ó6 | Pagó el inventor aquel tributo ine- 



CHAPETÓN I CHAPl 257 



vitable de la primicia que los criollos americanos llamaban la 
chapetonada. Id. de Valp. a Stgo. 70. 

II '* chapetonear - fam. - ir cometiendo torpc7.as. 
VARI ANTES: De una voz chape, m. - sust. i adj. - se deriva 
chapecillo, m. - sust. i adj.- hist. ant —chapetón^, '^cliapecillos, 
que así llaman a los soldados bisoñes, sin oficio i desarrapa- 
dos!., 13ASCUÑAN 25. I dos chapetones soldados, que servían de 
guardia... uno de los chapesillos i guardianes se echó a dormir, 
id. 284. I El inadvertido chapetón i descuidado soldado, id. 285. 
Chapetón- se usa todavía en Ar'jcnlina, (íkaxada 182, Lafone 94. — 
Perú, Akona 657. — Costa Rica, Ferkaz 43. — El significado primero ha sido 
común en todas partes de América mas o menos, pero es naturalmente 
anticuado o se aplica hoi al español, Honduras, Memi?keñ(> 48. — Pcrü,V.\L- 
Ma 20, chápiro o chapetón. — Costa Rica, Fekraz 43. 

Alcedo 52 dijo: chapetón - nombre que dan en la América Meridional a 
los europeos recien llegados, como en la Septentrional cachiipiti. \ Cliapc- 
tonada ■ la primera enfermedad que padecen los europeos al llegar a Amé- 
rica, causada de la mutación de clima, de alimentos i de las fatigas de la 
navegación i es rarísimo el que escapa de ella, i muchos los que mueren, j 
Esta definición deficiente ha pasado al Dice. Ac.\ la de chapetón 'europeo 
recien llegado" en algunos paises de América, es, como se ve, incorrecta. 
Estará debida al Apéndice de Oviedo. 

En Costa Rica chapetón significa tb. harta hoi la persona que anda con 
dificultad. 

El uso histórico de chapetón lo menciona Barros Arana Vil 426 nota 
3, citando a Oviedo, Herrera \. 4, 12, Garcílaso II 2, 36 ¡ Cp. .ilosque 
nuevamente vienen a ellas [las fatigas] a los cuales en estas Indias llama- 
mos chapetones, i en Italia les dicen bisónos. Entre los españoles e indios de 
Castilla del Oro los llaman chucres, que es tanto como decirle novicio o 
ignorante», Oviedo II p. 175. ¡ Herrera 1. c. dice.... acón tan tenebrosa 
vocería que ponía espanto a los castellanos bisónos, que en las Indias 
llaman chapetones, i a los platicos vaquianosy,. \ Granada 1. c. da algunas 
citas mas de antiguos cronistas. | Cp. tb. Ji'an i I^m.oa 415 «europeo o 
chapctont>. 

En cuanto a la forma corta Lafonk. 93 dice: cliapc o chapi: hombre biso- 
ño que no conoce el pais. Apodo injuriosa que se aplica al gallego, | i éste 
se considera hoi en la Arjentina como el tipo del español. Bertoxio I tra- 
duce chapetón por aimará yakhana, que significa 'hacer algo por primera 
vez, ser nuevo en algo'. 

Pa^ar chapetonada \\Zl '.legado hasta Rio Grande do Sul. Beaurki'aire 
traduce «sahirse de modo contrario ao que se esperava>^. 

ETIMOLOJÍA: VICUÑA Mackenna, Stgo. II 266, derivó 
niccioNAKio 17 



25B CHAPETÓN 1 CHA^PI 



chapetón del mapuche chape (cp. chape etim.) por las coletas de 
los soldados españoles. RODRic.UEZ 148 aceptó esta etimolojía 
pero Barros Arana 1. c. la declara con razón de pura fanta- 
sía. La culpa la tenian Hf:rnaNDEZ AstraLDI «jue en su edi- 
ción de Fehrics: (1846) dicen chape, chapetón - ^s\ llaman al 
poco sabido o entendido en alguna cosa. | Pero el orijinal de 
FebréS no pone chapetón ni chape, sino solo "chapi -Warn^n a 
los soldados farrutos ¡ a cualquiera español; será por desprecien. 
Hav^ESTADT 622 dice: chapi - miles tiro. 

Se ve pues que el mapuche chapi no se relaciona con chape. 
Es sin duda la misma voz conservada en Catamarca i usada 
por Bascuñan en el siglo XVII. En el siglo XVIII los chi 
leños la habían olvidado mientras los indios la conservaban (lo 
mismo como varias otra? palabras, p. ej. limeta i zaragüelles, cp. 
charahiiilla). Ahora cliapin es en Centro América el sobre-nom- 
bre de los guatemaltecos, cp. Salvador, Barberena %-í¡~ Costa 
Rica, Gagini 20-/— Honduras, MEMBREXO49. 

MembreÑO da como segundo significado 'el patojo por con- 
secuencia de las niguas que ha tenido o tiene'. Así se usa cha- 
pín tb. en Colombia "escaro, pateta, patojo (francés pied-bot in- 
gles club foot, alemán Klumpfuss) CuERVO 404. — URjRE 82 tra- 
duce 'escaro, brecho" (esta voz figur(5 en Dice. Ac. '■', se su- 
primió en la última edición). Agreguemos que en Costa Rica 
chapetas significa el torpe, tonto, lo que Gagini 297 deriva de 
chapetón. 

Chapin según el Dice. Ac.^' es un nchanclo con suela de cor- 
choii; chanclo - especie de sandalia de madera o suela gruesa, su- 
jetado encima de pié por una o dos tiras de cuero, ¡ lo que en 
Chile se llama zueco. Chancleta ^cVx'cx^a sin talón, según Zero- 
LO se usa tb. metaf. de la persona poco hábil en la ejecución 
de una cosa. Según todo lo espuesto propongo el desarrollo 
etimolójico siguiente. En tiempo de la conquista el diminutivo 
chapin i probablemente tb. un simple chape (cuya existencia no 
puedo probar todavía) significaba un calzado tosco con suela 
gruesa de madera = chanclo, chancleta, en que se andaba incó- 
modamente i metiendo ruido. El español novicio sufría mucho 
de las niguas (véase esto), por no saberlas estraer a tiempo co- 



CHAPICO- CHAQUIHUE 2^9 



mo Id hacían los 'baquianos'. "Algunos españoles perdieron de 
esto [de las niguas cuya curación se había descuidado] los de- 
dos de los pies, i otros todo el pié", Gomara 174. | En el andar 
pesado se conocía al español recien llegado i se le denomina- 
ba por burla cJiape, chapín o chapetón. Estas denominaciones 
quedaban aun en países en que no había niguas, pues se perdió 
la idea especial de 'patojo' por la jeneral de 'soldado novicio, bi- 
soño'. Por el desarrollo del sentido compárese tb. chueco; en Co- 
lombia, Uribe 295: zueco = ^2Xo\o. 

Reducidas así las voces americanas a la voz antigua castella- 
na chapín, faltaría indicar el oríjen de ésta. Las investigaciones 
rejístradas por KÓRTIXG 4543 reducen esta voz junto con 
chapa i su familia a una raíz imitativa jermánica k/aps, que 
igualmente puede ser de creación independiente románica; cp. 
s. V. chapalear. 

En cuanto a la formación chapetón compárese cast. guapo > 
guapetón. 

356. CHAPICO. 

Chapíco, m. - n. vulg. de un bonito arbolito siempre verde del 
Sur, con hojas espinosas i espinas, Des/ontainea spinosa; sola- 
nácea. Gay, Bot.V 99 sin dar el nombre vulg?ir. Las hojas se 
usan para teñir de amarillo, MURILLO 127. 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche o quechua. No 
está en los diccionarios. 

357. CHAQUIHUE. 

chaquíhue, m. - n. vulg. de un arbusto con hermosas flores 
rojas del Sur, Crinodendruní Hookeriaiiiini, Gay, Bot. I 341. Es 
medicinal; MURiLLO 29. 

VARIANTES: chequéhue, m. i chaquéihua, f - Estas son 
las formas de Gay. 

ETIMOLOJÍA: Evidentemente mapuche. Talvez de PE- 
BRES: chedqneñ o chedcail - un pajarito que parece ruiseñor, | el 
chercan, ■\-hiie, loque significaría el lugar donde está el cher- 
can, el arbusto del chercan. 



26o CHA(,)UIRA — CHARA HUILLA 

I. a sílaba quefi esplicaría por qué vacila la forma chilena en- 
tre (¡iu\ que i qnei. Cp. che i can 

358. CHAQUIRA. 

* chaquíra, f. jen. en plur. - hist. i lit. - granos de aljófar, aba- 
lorios i cuentas que importaban los españoles para venderlos a 
los indios. R()i)Rl(;UEZ 149. JJicc. Ac.''- 

Del uso antiguo en Chile liablan Lovera 73, Bascüxan 132, 202, 515; 
cp. Bahro.s Arana 1 352J Mf.dína 171, (íuevaka 217. 

ETIMOLOJJ A: La voz es de las Antillas; se encuentra con 
frecuencia en todos los cronistas; según OviEDO ap. es de la 
lengua de Cueva. En todo caso no es quechua como cree CA- 
ÑAS 25, aunque p. ej. HERRERA V. 3.3 dice hablando de Tum- 
bes en el Perú "cuentas que llamaban chaquirasn. La voz ma- 
puche correspondiente es llanca (véase esto) i llancatii. 

359. CHARA. 

chara, f. • n. vulg. de! avestruz ( Rhea Dar'vini) menor de un 
año [Magallanes]. Según E. IbaR, An. Hidrogr. V. Apéndi- 
ce 57. 

DERIVADO: charíta, f. - n. vulg. del avestruz nuevo de 
algunos días o semanas de edad [Magallanes] según E. Ibar; 
1.. c. 

ETIMOLOJÍA: Según Ibar la voz se usa entre los indios 
patagones, de quienes la aprendieron los cazadores. Será, pues, 
patagón; tehuclchc. 

[360. CHARAHUILLA] 

charahuílla, f. - vulg. raro - i. plur. - calzones. || 2. bajo - sg. - 
niñito mal educado que se ensucia los calzones. || 3. niño mal 
educado que no queda sosegado; bullicioso [Nuble], 

ETIMOJ^OJIA: La palabra en esta forma está tomada del 
mapuche, FebrÉS: charahuílla - los calzones. | Este es derivado 
ác\ c:AS\.e\\2LUO ^nX. zaragüelles hoi enteramente anticuado i ol- 
vidado en Chile; qarahuelles usa p. ej. Oviedo I 145. | En Chi- 
le dice c. 1575 GÓNGOR^ Marmolejo Col. de 'Hist. II 2: los 
indios "andan vestidos ron unas camisetas sin mangas i algUr 



CHAKANGU — CHARQUI 2b I 



nos traen zaragüeles (s¡c!)ii Rui^ DK MoNTOVA pone la voz 
todavía en 1639 en su dice. cast. guaraní. 

El significado 3.° está contaminado por la palabra castellana 
taravilla. 

361. CHARANGO. 

charango, m. - lit. ■ pequeño instrumento de cuerdas, pareci- 
do a bandurria de 5 cuerdas; la caja está a menudo formada por 
la coraza de un armadillo; se usa entre el bajo pueblo cast. e 
indio del Perú, de Bolivia i el norte de Chile i Arjentina. 

Cañas 24. — Arjentina^ Calauíarca, LAl-o.vt; 94. — Pen'i^ Pai,m.\ 27.— Ze 
KoLO.-— Dice. Ac.^-' apóndicc. 

ETIMOLOJÍA: Palma i Canas dicen que viene del que- 
chua, sin dar la palabra orijinal. No encuentro nada en AIlD- 
DEXDORF. Es mu¡ sospechoso que el quechua no conozca el 
sonido^. Ademas Dice. Ac. ' ■ da una voz c/iaraiiga • n\\\s\c?L 
militar de instrumentos de metal | de etimolojía oscura ( ¡Dice. 
Aí.^'-^ da latin clangerel). Como el significado cast. dado ha de 
ser moderno i la voz antigua, es muí posible que haya habido 
una palabra antigua cast. de la cual se deriven ambas formas. 

362. CHARQUI. 

* charqui, m. - i. lit. - carne (esp. de vaca, -ocasionalmente 
tb. de otros animales dornésticos i de caza, como huanacos) cor- 
tada en lonjas delgadas, casi siempre lijeramente salada, i seca- 
da al sol para conservarla; tasajo, cecina. Para consumir el char- 
qui se le asa un poco i se machaca o muele en la piedra; molido 
se come crudo, machacado sirve para guisos, p. ej. el valdivia- 
no; cp. Rodríguez 471. Por su fácil conservación i valor ali- 
menticio el charqui junto con la harina tostada todavía guarda 
su importancia para la vida del chileno en el campo, las minas 
i sobre todo en viajes. II 2. charqui de zapallo, tomate, nieinbrí- 
¡lo, peras i otras frutas, se llaman lonjas espirales v^ tajadas de las 
mismas que se ponen a secar para guardarlas para el tiempo 
en que no hai fruta fresca. ll 3. Se usa en sentido metaf. en mu- 
chos jiros i adajios familiares como; pan por charqui - que cs- 
presa que mío da algo para lecibir otra cosa de igual valor; 'da- 



202 CHARQUI 

divoso para recibir', 'donde las dati las toman'. II 4. ¡ojo al char- 
qui! - ¡ojo! ¡alerta! ¡cuidado! |l 5. estar con el charqui largo - con 
el labio inferior colgando, haciendo la mueca, estar de mal hu- 
mor, descontento. H 6. hacer un charqui a uno - darle por bro- 
ma un golpe con el índice sobre la boca, haciendo doblarse el 
labio inferior. || 7. darle vuelta al charqui -dedicarse con em- 
peño a un asunto, esp. insistir a una niña con pretensiones amo- 
rosas. II 8. hacer charqui a Mno = charquear''. \\ 9. llegó char- 
qui a Coquimbo - tb. llegó charqui a Penco - se dice cuando 
llega una visita inoportuna i molesta, alguien que perturba la 

fiesta. 

Este refrán hoi parece no tener sentido i por eso se dice a veces 'llegó 
charqui de los fondos' i aun se continúa 'apoliliado i hediondo" con lo que 
se quiere decir que llegó charqui malo, como no sucede rara vez en los es- 
tablecimientos mineros del norte. La esplicacion del jiro 'llegó charqui a 
CoquiíTíbo' se encuentra por la frase, también proverbial en Chile, de igual 
sentido i<.l/c^ó elalmirnuto). Ambas se refieren al hecho histórico de la lle- 
gada sorpresiva del almirante ingles Barto'omco 5//^;/» a Coquimbo en 1680 
El 12 de Diciembre llegó el pirata a Coquimbo, atacó i tomó al dia siguien- 
te la vecina ciudad de La Serena. Barros Arana V 203. «Asi, pues, el 
arribo de Sharp a! puerto de Coquimbo habia sido una sorpresa para los 
habitantes de la Serena» (p. 204). 

«La noticia de estos sucesos llegó rápidamente a Santiago. Produjo en- 
tonces la mas ajitada alarma en todo el reino);. (p. 207). Mas tarde tomó a 
Iquique i Huasco. Varios otros piratas continuaron molestando la costa de 
Chile durante los decenios siguientes, de manera que el susto de los almi- 
rantes duró muchos años. El nombre de Sharp lo pronunciaron los chile- 
nos Choype (asi como de Haivkins salió A(¿uincse.n los cronistas). Cuando se 
olvidó el nombre i no se comprendió el adajio se cambió charpc en char- 
que i charqui. 

VARIANTE: charque, hoi poco usado. 

charqui se usa en Perú., Palma 27 (el acento charqui de la edición de 
Lima será errata). — Ecuador^ Cebalí.os 53; Tobar l^S. —Arjcníina, Caín- 
inaicn i las demás provincias arribeñas, Lai'One 95, Granada 186. Las 
otras provincias según Granada 183 dicen charque, lo mismo que el 
Uruguai. De Rio Grande do S:il úa BüaUKEI'aiRI; charqueo xarque, AroNA 
176 da también charque del Perú i varias citas de Garcilaso acerca del 
charqui de la época de los incas.. 

Sobre la preparación del charqui en Chile cp. Gav. Agr. I 427 i Carva- 
llo 27. 

ETIMÜLOJÍA: quechua, MlDUENDORF 381: ch\irqui - cd^x- 



CHARQUICAN — CHANCA 263 



ne salada i secada al sol. | I, os mapuches habrán conocido la 
preparación peruana desde la conquista de los incas. VALDIVIA 
da charqui- cecina; Febki:s: charqui - el charqui o cecina. Hoi 
la palabra mas usada entre los mapuches es aniín; cp. Est. Ar. 
II, V, XII 175.— Rodríguez 150. 

DERIVADOS: I * charquear o charquiar - lit. - preparar 
carne para charqui. ll 2. despedazar, cortar carne o frutas. || 3. 
vulg. - coser a puñaladas, dar a uno muchos tajos con el 
••corvoii. 

II. * charqueo - m. lit. - operación de preparar charqui. 

363. CHARQUICAN. 

* charquicán. rn. - lit. - un guiso de charqui (ahora se da el 
mismo nombre también cuando se prepara con carne fresca o 
cocida) con papas, cebolla, choclo, porotos verdes, ají i condi- 
mentos, cp. Cañas. Ultra maule 9. Para el charquicán friio, o 
simplemente charqui frito, el charqui tnachacado se fríe prime- 
ro en grasa. El charquicán de trilla contiene tb. zapallo, chicha- 
rrones i nías legumbres. Hai muchas variedades; cp. A. ROSA- 
LES, N. R. 112. II 2 metaf. fam.-una mezcla, maraña, revoltijo; 
cp. JOTABECHE 33. II 3. vulg. - haccf charquican a uno - dejarlo 
mui maltratado a patadas i golpes; cp. A. ROSALES, N. R. 65. il 
4. vulg. - andar como un charquican - andar mui andrajoso. 

KonRiGUEZ 150. Pcrü, Pai.ma 27. 

Alced(i ^3.- chaiijuican guiso del reino del Perú i del de Tierra firme, 
que es mui apetecible; se hace de carne acecinada i machacada, de modo 
que parece estopa, i se sa/.ona con pimiento, ajonjolí, maní i papas; su nom- 
bre nace de charqui, tas.ajo o cecina. 

ETIMOLOJIA: charquican en mapuche significa preparar 
el charqui o hacer guisos de charqui. 

Según el modelo de la palabra charquican se han formado 
tomaticán Jiichiiican,cochayuyican i aun el híbrido sangrican, cp. 
Barros Grez, Voc 17. 

FEí'.nÉs da solamente cítarquin; pero las derivaciones en ca son mui 
frecuentes en mapuche. 

364. CHASCA. 

* chasca, f. - fam. - i. maraña del pelo, cabellera enredada i 
larga. || 2. crines del caballo. i| Cañas 2¿. 



264 CHASQUI 

((El nombre (iel primer puelche en cuya sucia chasca vertió el agua pu- 
rificadora de la ííracia». B. Vkina Macken.va, introducción de Rosales I 
p. XX. 

DERIVADOS: I * chascón, a. - farn. -i. el que tiene el pelo 
desgreñado o simplemente mal peinado. II 2. caballo de crines 
largos en el cuello. || 3. vulg. -tonto, torpe = chapetón [Aconca- 
gua]. II 4. - vulg.- hueso chascón - un hueso de la pata de va- 
cunos que tiene aspere^^as como astillas. 

«Pronto vi a un muchacho chascón i con un libro en las manos, que se 
asomó a la puerta». Rodríguez, Eust. 52. 

II * chascudo, a fam. - =chascon ' i -' II 3. vulg. - le saHó la 
chascuda- vulg. (c/¿a/¿cúa) — \'\ó espectros (cp. calchoncí) se 
dice de uno que está mui asustado i confundido. 

III * chasconear- fam. - desgreñar, tirara uno del pelo o 
deshacerle el peiriado. 

IV * chasquilla, f. - a inenudo plur. i. el pelo que llevan las 
niñas peinado en la frente, esp cuando es liso i cortado. 

La que usa de polizón 
debe de tener chasquilla, 

AIexéses, El codiciado de las niñas íl 15. 

II 2. el moño que cae a los caballf)S en la frente [Talca]. 
xFcrú^ h\\Q-^x\y,: chasca i adj. chascoso. — Calamarca, LafoNE 95 adj. chas- 
co^ a. — crespo de persona, anima! o ave. 

ETIMOLOJÍ A: quechua, MiDDENDOKF 381: cJiaska -des- 
arreglado, erizado, radioso (del pelo). 

365. CHASQUI. 

chasqui, m. - hist. lit. - mensajero especial a pié o a caba- 
llo, el 'propio'. [Norte, i Frontera i Sur, entre jente que ha es- 
tado en la Arjentina, frecuente en los cronistas]. 

VARIANTE: chasque, Rodriguez 152, Cañas 25. 

La institución es del tiempo de los incas i se continuó oficialmente; Ba - 
KROS .\rana Hist. lll 201 habla de los chasquis o emisarios del virrei del 
Perú. 

Perit, Aroxa 158: chasqueo. — Arjcnüna, (íran'ada 187, con citas de cro- 
nistas; chasijiie, hoi: t'/í^sí/w/, anticuado. — LAFOXE95: chasqui. — Colombia, 
Ukuíe 82: chasqui. — Dice. Ac-"^'' chasqui -peruanismo; indio que sirve de 
correo | Como se ve la definición es insuficiente. \ Alcedo 14, chasqui - 
dice que el uso se estiende hasta el reino de Tierrafirme. 



CHATRP:— CHAUCHA 26^ 



ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENüORF 344: chasqui- el en- 
viado, mensajero. (El verbo chasquiy significa recibir, acojer, 
aceptar). Rodrigup:z 152. 

366. CHATRE. 

* chatre, adj. isust. - fam. - í. elegante, lujoso, acicalado, esp. 
del 'huaso endomingado' OrtÚZAR 104. II 2. un refajo grueso, 
tejido jeneralmente con palillos [Cm. i Sur] Cañas 62. 

Rodríguez 152 da como significado amante, querido, cortejo, galán; lo 
que no es exacto. — RdDRiGUEZ creyó que no se usa fuera de Chile, Oktl- 
ZAK lo pone corno americanismo. Ambas indicaciones son inexactas. Ecua- 
dor, Cevallos 53: ^chatre. - vocablo sin padres conocidos - galán, elegante 
lujoso, que está de tiros largos, con todos sus alfileres de gala, etc. | De ahí 
pasó al Dice. Ac^^ como ecuatorianismo «ricamente acicalados). 

En efecto el chaire es lo contrario del chegre (réase esto). El huaso aco- 
modado que se viste con todas sus prendas de lujo, «con el concho de la 
caja». Corresponde en cierto sentido a lo que entre la jente rica de la ciu- 
dad es el '■futre =^e\ dandy, petimetre, lechuguino, paquete. Aprovecho esta 
oportunidad para hablar de este chilenismo interesante i mui usado. Por su 
forma i por la idea la palabra no puede ser india. Rodkiui'EZ 327 que la de- 
fine bien, no da etimolojia. Creo que es el k^nce^ foutre, i se habrá aplica- 
do primero a principios del siglo XÍX a los jó venes, de familias ricas que vol- 
vían de Francia con las modas elegantes i el lenguaje afrancesado (véase el 
tipo de Agustín en la novela de costumbres Martin Rivas, de Alberto 
Bi.estGaxa, Paris 1884). Seguramente han usado la esclamacion grosera 
que entonces era de moda, cp. 1:!i,est Gana, Rivas II 93 etc. Zerolo dice, 
no se con qué fundamente que futre tb. se usa en Colombia 1 Ecuador. Los 
lexicólogos americanos no lo traen. 

ETIMOLOJÍA: Es posible que chatfe sea de oríjen mapu- 
che, pero no encuentro ningún étimo adecuado. 

367. CHAUCHA. 

I * chaucha, f. - i. vulg i fam. - la moneda de veinte centa- 
vos, "el veintei.;'tener chauchas = ser hombre rico. ll 2. vulg. - 
(papa) chaucha, f. - vulg. papa menuda que .se deja para semi- 
lla, Rodríguez 153, Maldonado 336: una papa tempranera, 
Solar 45. 11 3. adj. - vulg. mujer chaucha - la que tiene un par- 
to precoz. Solar 45. 11 4. vulg. raro ant. - mentira (cp. papa) \\ 
5. \le falta una chaucha para el peso (tb. le falta un cinco para 



■fir 



4 



206 CHAUCHA 

dos rea/es) = \e (aha. uno de los cinco sentidos: está deschave- 
tado. 

II. cháucho, m. - I. vulg. raro. - la moneda de cobre de me- 
dio centavo, comunmente llamada i'un chicoii o "medio cobren- 

II 2. vulg. - un saco de harina cruda de una arroba [Sur]. 

III. chaucho, a. - adj. - vulg. precoz: solo lo he oido en la 
frase ¡qué amor tan chaucho! con que las niñas rechazan las 
pretensiones de 'pololeo' de un mozo demasiado joven. 

Asi como en Chile hoi el único significado común de chaucha es la 
moneda de 20 centavos, en la Arjentina, esp. en Buenos Aires, significa so- 
lamente lo que llamamos «porotos verdesx>, es decir, fréjoles nuevos en la 
vaina. Pero según Granada 187 tb. se usa a veces el adjetivo chaucha para 
indicar pobreza, falta de gracia i lucimiento, p. ej. un vestido chaucha, una 
tertulia chaucha. Para Catamarca da "Lakone 95 cosa chaucha■=^a.\\.^., incom- 
pleta, desmedrada i añade: «Por eso dijose chaucha en Chile a la moneda de 
20 centa\os; porque pretendia pasar por la de dos reales, que contenia 25 
centavos i era chaucha porque le faltaban cinco para ser la peseta entera o 
madura». Creo que esta esplicacion es enteramente correcta. El significado 
de porotos ve«"des no se conoce en Catamarca. 

Zeroi.o da como chilenismo la moneda (mal definida) i la papa menuda; 
como rioplatense, la judia verde. 

ETIMOLOJÍA: En mapuche se encuentra, Valdivia: chaji- 
c/w - papas amarillas; FebkéS: chaucha • unK laya de papas. ¡ 
Esta palabra viene del quechua, Middendorf 334: chauchu - pa- 
pas primerizas; cp. tb. Middf.NDORF ^jy. cJí ancha - el brote de 
las papas guardadas; un tronco de árbol con sus raices; met. el 
jefe de una familia con sus descendientes. | De hecho el signifi- 
cado primitivo es "incompleton, lo que no es entero o maduro 
todavía. Veo la prueba en Mossi, dice. cast. - quechua 96: cha- 
podar- chakrani; medio chapodado - chancha cJiakrascca. \ De 
esta base se derivan con facilidad todos los significados: no ma- 
duro, falto, precoz, tempranero, etc. 

DERIVADOS: IV. chauchero, a. - i. fam. burl. - receptor 
de menor cuantía, cobrador. || 2. - vulg. raro - mentiroso. 

V * chauchera, f. - fam. - portamoneda pequeña que solo 
sirve para las monedas de plata de 5, 10 i 20 centavos, que 
por muchos años eran las únicas de este metal, al lado de los 
billetes que se llevan en la cartera. 



CHAUCHAU CHWALÜNGO 267 

VI * chauchúdo, a. - vulg. i burl. - el que tiene muchas chau- 
chas, rico 

VIÍ andar eachauchado, a. - vulg. i burl. - llevar chauchas, 
plata, dinero consigo. 

368. CHAUCHAU. 

chaucháu, m. - vulg. i. entre marineros - la comida, el ran- 
cho. 11 2. un 'causeo' Cvéalo), comida fiambre [Sur]. il 3. revoltijo 
de cosas que no se distinguen bien [Centro]. 

ETIMOLOJÍ A: Xo encuentro ninguna etimolojía plausible 
de voces indias. Será lo mismo que canchan (véalo) una forma- 
ción caprichosa O ¿se podrá pensar en mapuche. Have.sTAUT 
784: traun - accipere aliguid, hospites excipere, recipere? 

369. CHAUMO. 

cháumo, m. - el que participa con su cuota (dinero o comes- 
tibles) en los paseos campestres {Cliiloé, Cavada 55]. 

ETIMOLOJÍA: Siendo los que participan así los parientes 
del compadre visitado, la etimolojía es seguramente mapuche 
chau • nio "Con el padrcfi; cp Febrés: cJiao - padre, otros dicen 
c/iau; I 7ueu o mo • partícula • en, por, de, con, a, para, entre. 

370. CHAURA. 

cháura, f - lit. - i. • n. vulg. de un arbusto con frutos comes- 
tibles, Pernettya spec; es Ericácea. Gay, Bot. IV 352 ss. no da 
el nombre vulgar. || 2. otra Ericácea, Gaultheria florida Ph se- 
gún JULLlET 88 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Feürls: chaura • una murta que 
no se come. | HERNÁNDEZ: chaura • mata rosada que da murti- 
Ua, pero no comestible. 

La murtilla comestible es de Caullhcria cresp'Uo&a. G.w Bot. IV 358. — 
RosALCS I 475 dice que la provincia de Osorno se llamó Chauracaguin (léa- 
se Chauracahuin) «por nacer alli muchas matas llamadas chauraD. 

371. CHAVALONGO. 

* chavalongo, m. - lit. - i. nombre vulgar con que se deno- 
minan enfermedades acom parladas de dolor de cabeza, fiebre i 
delirios, esp. la fisbre tifoidea; tb. la insolación i otras. RoDR^- 



¿68 CHAVA— CHEGRE 



GUEZ 153, AmunAtegui, al través 230, cita la palabra de An- 
drés Bello, El Proscrito II estr. 12. Obras III 529. 

La palabra hoi es poco usada entrójente edudada, debido al mejor co- 
nocimiento de la medicina. Es frecuente en los cronistas: p. ej. la yerba 
que llaman tupa es gran remedio para quitar el chavalongo, que son calentu- 
ras que se subeh a la cabeza i quitan el juicio. Rosai.ks I 240. 
II 2. coleóptero grande del jétiero AnisomorpJia, mui fétido. 

Según Reed 69 el olor es tan penetrante que se puede conocer la pre- 
sencia del insecto a cien metros de distancia; habita las faldas de la cordi- 
llera I Talvez se creyó que el olor causaba la enfermedad. 

II 3. yerba del chavalongo - varias solanáceas con tallos sub- 
leñosos. Solanuní cfispu;n i S. pinnatuui. Gav, Bot. N f)6\ 72 
las llama Witheringia i dice que se usan contra el chavalongo. 
Según él W. crispa tb. se llama natri. 

L.\KONE 86 dice: ^i.cnabalon}^o - insolación, palabra bastante usada en Chile 
en otras partes». ;Se reliere esto tb. a Catamarca.' 

VARIANTES: chavalonco = calenturas ardientes con deli- 
rio, ViDAURKE 48; tb. se escribe a veces con b. \ tavalongo 
= chavalongo- Reed 69. ; ■'■■ y, , - 

ETIMOLOJIA: mapuche, Valdivia: chavalonco -\x\oáoxx¿.\ \ 
pero FeIíKés: chavo - la modorra o cualquiera calenturon fuer- 
te: chavolonco - el chavalongo o tabardillo: c/iavon • padecer todo 
esto; lonco- la cabeza. RODRÍGUEZ 153. 

La forma con / se deberá a que chavan es variante de map. Febhks: //irt- 
von quebrarse, quebrar, tliafoy, chm'ov^ cliavoloncoquc) - tiene tabardillo, ca- 
lentura de tabardillo: thavo- esa enfermedad o cualquiera otra de calentura 
que quebranta los huesos i cabeza. De esto se sigue que el significado pri- 
mitivo chavoloucon es: '(tener la cabeza como quebrada». 

^í^i ' 372. CHAYA. 

chaya, f. - vulg. utensilio de madera, en forma de aljofaina, d^ 
qiie se usa para lavar arenas auríferas, según P'erNANDEZ 28. 

DERIVADO: chayar - trabajar con chaya, Fernandez 28. 

ETIMOLOJIA: Supongo que habrá que escribir í•/w//í^, cha- 
llar, véanse estas palabras. 

-' ■ "^^ -^ 373. CHEGRE. 

* chegre, adj. - vulg. - feo, inal vestid(j, de aspecto pobre, tb, 



CHFl 269 

mal criado. Es lo contrario de chatre (véase esto) ECHEVE- 
RRÍA 157. 

No liabrias de ver mas, chegre de vientre i lomo, que te sentamos en la 
jiiesa i permitimos que te hombrees con jente de sangre ilustre, cuando sois 
un guachillo recojido de la basura. 

Bahros Grez, Huerf. 207,., 

Fuera de Chile lo encuentro solo en LAroxK 97 como voz de Andalgalá 
en sentido de 'mezquino". 

ETIMOLOjf A: Probablemente de oríjen americano, pero 
no he encontrado ningún étimo adecuado. 

374. CHEI. i 

* chéi', m. - denominación familiar o despreciativa de los 
arjentinos "ciiyanosn [Se usa en Los Andes, Talca, Chillari i 
mas al sur en los lugares frecuentados por los arrieros cuya- 
'losj. ... . ' 

chci^ es frecuente en poesías populares; p. e>: 
«i hasta las mismas mujeres 

quieren darles a los cheyes < ,. . 

una lección mui honrosa, ... . , . . i . . , . 

i hasta tomarse Mendoza; 
quieren pegar a los che3'esi), 

Mandei, A; Pinto;.. Poesías populares, Valp°. i8q6. II 4. 

«.\rriba, sí, chiienitos, 

que nos vamos a la otra llanda, ; ■ • j. •' ., . . ,' ;. ... ■ . 
a pegarles a los cheyes, . , . \ k ..:.,• ■, 

i darles mui buena tanda». . -, . 

ibid. II II. .. 

ftOve, chei. Pata de Fuego». 

Contrapunto del chileno con el cuyano por J. H. 
Casas Cokdero, poeta popular, Stgo. 1903. 

VARIANTES: (raro) che; frecuente en Cm. i Sur: che(i) 
viríta(s), che(i)vedita, m. 

chéi-, f.- vulg. - la querida, amiga, manceba. ECHEVERRÍA 
157. Fernandez 28. 

ETIMOLOJÍA: Para cJiei^ se trata inrludablemente de una 
asimilación de la esclamacion cJie, tan característica para los 
■arjentinos, a la forma chile;ia cfm. 



270 CHI.Í 

Granada 190: ¡cJié! interj. fam. con que se llama la aten- 
ción de una persona a quien se tutea. | Lafone 96: che - ola, tú» 
Es posible que sea del guaraní chi- ola. | 

La verdadera etimolojía es sin duda el mapuche, FebréS: 
che - hombre ¡ que se usa solo o en combinaciones como zueche 
(]6\en), píchi che (chico) al lado de imperativos. 

El uso de la palabra^ se debe sin duda a los gauchos que se 
mezclaron mucho con los indios. La palabra es sumamente fre- 
cuente después de imperativos como ¡mira, oye, che! aun en la 
mejor sociedad de Buenos Aires sin ningún sabor ofensivo, sino 
familiar. El chileno usa en el mismo sentido "¡hombreln 

La forma propiamente chilena, el femenino chei, probable- 
mente es el mismo che mapuche, aunque éste apenas se usa 
solo para mujeres en araucano, sino en la combinación domoche 
o domiiche. 

También es estraña la añadidura de la /. He oido que en Es- 
paña se usa chai en el mismo sentido. No sé si está en relación 
con el chileno i acaso hai alguna contaminación con palabra 
árabe en el fondo, p. ej. zaida 'señora' cp. Dozv Engelmann 
362. 

La añadidura de virita o vedita es el castellano vidita. 

Vidita niia, es la voz de cariño característica para los 'cuya- 
nos'. En Chile hoi no es popular, pero en la Arjentina lo ha sido 
desde mucho tiempo atrás; pues, aun ha dado oríjen a una for- 
ma especial de la poesía popular arjentina 'la vidalita', llamada 
así por el refrán: 

Ejemplo: En mi pobre rancho... Vidalita 
no existe la calma, 
desde que está ausente... Vidalita 
el dueño de mi alma. 

La palabra 77'í3'rt/:/<í es una formación híbrida curiosa: cast. vula ■\- dimi- 
nutivo quechua lia o la -{■ /, terminación posesiva de primera persona: vi 
</íiZíií= vidita mia. 

Según la forma primitiva del estribillo vidalai se llamó el baile hace unos 
cincuenta años en el Norte de Chile. Compárese el pasaje siguiente de 
JoTAiiECHE 38: (íGrandes cuadrillas de mineros a pié de pescuesete con su 
cada una, i fuertes pelotones de caballería armados de odres de agua no 
siempre mezclada con esencias aromáticas, recorren las calles repartiendo 



CHEl LEV — CHKPICA 27 I 



a derecha e izquierda caudalosos asperjes; o visitaban las chinganas, donde 
tomándose de las manos las enamoradas parejas, lorinan una gran rueda 
para danzar un vidalai. Este antiguo baile de los indíjenas se ejecuta al son 
lastimero de una flauta, que oido desde lejos, mas bien inspira tristeza i 
ternura que acalorado entusiasmo. | Por los asperjes cp. challa^ por la flauta 
véase quena. Parece que d vidalai ya no existe en Chile. No sé si esta for- 
ma de la palabra se conserva en la Arjentina. 

Lafone 334 hablando de las vidalitas, las llama «canciones de las fies- 
tas i orjias de indios i españoles»; no da esplicacion del nombre. En cam- 
bio p. 335 menciona, como una especie de vocativo, viday i z>idiíay=mi 
vida «el posesivo quichua sufijo a una voz castellana». 

375. CHELLEV. 

chellév, m. • vulg. - denominación que los leñadores de Chi- 
loé dan al trozo de alerce ( Fitzroy a patagónica) que resulta cuan- 
do un huicliacon (véa.se esto) se parte con cuñas colocadas en 
el hilo de edad; tiene forma de teja. VlDAL GüRMAZ 54. 

ETIMOLOJIA: Es evidentemente mapuche, pero no está 
en los diccionarios. 

376. CHÉPICA. 

* chépica, f. - I. n. vulg. de plantas gramíneas, malezas fas- 
tidiosas abundantes en las orillas de las acequias (Paspalnm 
spec.j Según Gay Bot. VI 239 esp. Paspaliis vaginaítis. II 

2. chépica brava - n. vulg. de otra gramínea, Distichlis thalas- 
sica; Philippi, Atacama 60. Gay, Bot. VI 397 no da nombre 
vulgar. 

3. chépica blanca • n. vulg. de otras especies de Distichlis. 
La raíz de varias especies es usada en la medicina casera. 

Rosales 229 i 249. Murillo 219. Blest Gana, Cal. 122. 

Es 'champuda': de ahí el dicho ^^la champa era de chépicaw 
con que se indica que una cosa, un asunto era mui duradero, 
tenaz. 

VARIANTE: chepíca, f. - id. [Aconcagua]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FehréS: chepidca ■ la grama 
hierba. 

DERIVADO: achepicarse - quedar chico, no crecer, se ,dice 
de personas de baja estatura [Centro]. 



¡72 CHEQUE— CHERCAN 



377. CHEQUE. 

hacer cheque a alguien==llevarlo en la espalda, 'a! apa" 
[Chiloé]. 

ETIMOLOJÍA: de mapuche, Hernández: M/^2/V« cargar 
en las espaldas como a los chiquillos. 

378. CHEQUÉN. ' 

" chequén, m. : n. vulg. de un arbusto mirtáceo que se con- 
sidera como mui medicina!; Eugenia Cheken, Gav, Bot. II 390. 
MURILLO 87 (dice que en el sur se llama a veces ñipa; véase 
.s. V.) 

KTIMOLOJIA: mapuche, FebréS: r//^^//^// - arrayan blanco, 
m ir tus (!). Valdivia: cheque ñ, arrayan. 

379. CHÉRCAN. 

* chércan, m. - vulg. - mazamorra de harina tostada con agua 
{O leche) caliente i azúcar. RODRÍGUEZ 156; Zerolo. 

En Nuble tb. se hace con grasa. M<)Lina 375 dice que el chercan se ha- 
ce de harina de curahua coii agua caliente i azúcar. Vm.\i rre i i i. 

VARIANTES: chercán [Maule]; chéican [Centro, Com. i 
Frontera]; cháican [ Anjeles], cheicán, Cañas 26. chelean, Gay 
.Agr. II 48: chedcan, Menendez-Fonck II 301. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: ¿•//¿'¿/írrtw - el ulpo o ma- 
zamorra de harina tostada con agua caliente, si es con agua 
fria dicen ulpiíd. 

380. CHERCAN. 

* chercán, m. - i. n. vulg. de un pajarillo que canta mui bien, 
según Gay, ZooI. I 311 Troglodytes p/aíe?isis; según Reed 19 
T. rnagallanicus . \\ 2. chercan de la vega - según Reed 19 Cis- 
iotJioriis platensis. || 3. chircan negro - .'¡egun Gav Zool. I 307 
Scytalopus viagellaniais. II 4. chircan de la cordillera - Synalla- 
xis antJioides (o sórdida?) Reed 21. 

NOTA: En Aconcagua la hembra se llama la chircána. 
VARIANTES,: chercan i chircan son las formas mas usa- 
das. Gav dice, ^'chircan, cheicari o mas bien chedquen^^. No sé 



CHERRUVE — CHEÜQUE 273 



si se usan estas últimas formas. "Los ruiseñores que aquí lla- 
man chedcan^x. Rosales 3180. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FERRf.S: chedcafi - un pajarito que 
parece ruiseñor. 

381. CHERRUVE. 

cherrúve ocherúve m. - etn. - un ser fabuloso de la mitolojía 
mapuche, tb. conocido por los chilenos en la Frontera. Primiti- 
vamente un espíritu del fuego, exhalaciones ígneas de los vol- 
canes, en los cuales reside. En los cuentos de oríjen europeo ha 
sustituido al diablo i a los dra<4ones. Cp. Estudios araucanos 
Vil, esp. páj, 235 Nota 4. | El demonio que aparece a Caupo- 
lican en sueño le dice "me llamo Cheburbuen. RosALKS 483. i 
Cp. Guevara 226. | Molina 325 da chernve como traducción 
del título "meteoros ígneosn. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebrÉS: cheruvoc (errata por 
cheruvoe) - la cometa i las exhalaciones encendidas que se ven 
de noche. | Valdivia: cheurvne - la cometa o aire encendido. I 
Havestadt 699: clteurvoe - cometa; | 559: exhilationes igneae 
quae quandoque videntur noctu. 

382. CHEUQUE. 

chéuque, m.-i. n. vulg. del flaíiienco, Phaenicopterus ignipalíia- 
t'is, según Gay, Zoo!. [44Í. 2. chéuque (MOLINA 449)0 mas bien 
hoi chóique - n. vulg. del avestruz americano que vive en la 
pampa arjentina i la Patagonia, tihea americana. Este animal 
en Chile se encuentra solo en el Territorio de Magallanes: pero 
es conocido en el Cm. i Sur con el nombre indio, aunque mas 
comunmente se llama i.avestruzn. 

DERIVADO: choiquéro, a. - i. lo que se refiere al avestruz, 

II 2. esp. caballo choiquéro - caballo mui lijero adiestrado para 

la caza del choique. II 3. choiquéro, m. - el cazador de avestruces. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebrÍ.s: <r/^<?/^^//^ - el avestruz. | 
Hai otro nombre mapuche, Febri';s: huanque - ^\'q.'^\x\iz. No sé 
cómo los indios distinguen los dos. Que el nombre chéuque en 
rejiones donde no hai avestruz se aplique a otra ave zancuda 

.rio es estraño. 

iiKcioN.ARio 18 



274 CHEUiÜ — CHICLAV 



383 CHEUTO. 

cheuto, a- - '. tani.- labiliKiididc, ccii ü1 ¡abio .superior par- 
t¡(-l(). li 2. torcido, Kchfa'1-:rrÍa 157. 11 3. bizco [Nuble, Frontera]. 
II 4 el (jue tiene un ojo mas chico que el (;tro [Maule] tb. en 
Santiago se dice 'dejar un ojo cheuto a uno' por darle un golpe 
en el ojo. || 5. ¡por la cheuta! reniego grosero — por la grandí- 
sima [se. puta que te parió], || RooKu;UEZ 156; Zerolo. 

ETíiVlOLOJÍ A: quechua, Middendorf 385: ch'ejta- una 
cosa partida, dividida, ¿c c/iej'tay - partir en dos o mas partes, 
hendir, rajar. | Forma antigua ¿-/¿'tY/cí. RODRÍGUEZ 156 mencio- 
na esta etimolojía .sin decidirse. La que da Caxas 26 es in- 
aceptable. 

NoT.\: De la misiiut eliinoiojia viene la voz chicía u.sada en el Ecuador 
(cp. TuB.iK 139) para designar la acción de volver a abrir los surcos de las 
sementeras que han desaparecido con la deshierba. 



384. [CHICLAN]. 

chiclán, adj i sust. - fam. - persona o animal que tiene solo un 
testículo normalmente desarrollado, o tb. los dos escondidos en 
el vientre; ciclan, rencoso. CAÑA.S 26. 

Clüclnn ?>e menciona en Venezuela, Gxi.Ck^o 573 — Méjico, R.\.\ios 164 — 
Ct(f>a, PiCHARDo 88 i Zerolo; chiglan en Ecuador, Tobar 141. En España 
se olee ciclan; Dice. Ac.^'^. 

ETIMOLOJÍA: Cañas da una etimolojía mapuche inacep- 
table formalmente i por la espansion de la palabra. Dicc.Ac.^^ 
da la ridicula etimolojía lat. singulus. Evidentemente se trata 
de una antigua palabra castellana. La verdadera etimolojía pa- 
rece desconocida. No la traen ni MONLAU, ni Diez, ni KÓR- 
TING. . - 

Talvez es lat. cyclninen del griego kukXhihív una prtmulácea 
común en Europa con raices bulbosas; por alguna semejanza 
del escroto anormalmente chico con los bulbos, que eran usa- 
dos en la medicina de la edad media; o por la de la hoja. La pa- 
labra seria docta. Por el cambio de idea cp. Juianaui. 



CHICOTK 375 



385. CHICOTE 

* chicóte, m. - 1. lit. - azote de cuero, cordel, cerdas u otro 
material. RoE)RiGUEZ 157, SoLAR 46. I! 2. - un mango de palo 
con varios látigos, ramales. ¡¡ 3. - vulg. los pedazos de jénero con 
hebilla con que se aprietan los pantalones atrás. 

Según SoLAU 'látigo" en Chile es solo una tira de cuero: e! instrumento 
de los cocheros, un palo con una tira de cuero o un cordel se llama en Chi- 
le huasca (véase esto). 

/lr/í«//«<7, Gkanada 190 — I'eni, Ak<)N\ 159 — Ecuador, Cevaij.os 53 — 
Colombia, Uruíe 83, Cuervo 402,521 — Veuezufla, Oaix'a.ño 51 — Mijíco, 
Guanajuato, Ramos 164 traen mas o menos el mismo significado que chico- 
td^ i sus derivados. 

Dice. Ac-^'-'' trae bajo chicote i. el significado derivado de chico. 2. ni. me- 
jicano, látigo. 3. mar. estremo, remate o punta de cuerda o pedazo pequeño 
separado. 4. cigarro puro. 

Evidentemente la ac' no tiene nada que ver con el cliicotc americano. 
Ac* podrá derivarse de chico; parece que chicote no es tanto el cigarro puro 
entero como el medio fumado. Ramos 164 da de Veracruz el significado 
'pucho, estremo que queda del tabaco que se ha fumado", lo que en España 
se llama 'colilla' fcp./>Wí'^f). El término de marina i la voz panamericana 
(no mejicana solo) chicote serán la misma palabra. Xo es estraño que la 
marina haya aceptado voces americanas. Cp. p. ej. hfl}i_¡ro, canoa i orrcs. 

En Costa Rica áa. Gaiüni 212 ^chicote - c&h\e, maroma'. Barberf.xa 89 
dice que en San Salvador chicote designa 'ciertas avispas grandes i algunos 
coleópteros que se dice pican mui fuerte' i sigue que en Costa Rica, según 
el señor Gagini se da a la voz chicote la acepción de (^chinchón, porc'uw». 
Es una equivocación de Barberena. Gagini atribuve tal significado ^.chi- 
chote, no -á chicote; (c^. páj. 214). 

ETIMOLOJÍA: Creo seguro que chicote = \Ax.'\go, es voz ame- 
ricana, pero encuentro etimolojía solo en la suposición de que 
el significado salvadoreño 'avispa' ^e refiera a la misma pa- 
labra. Este viene del mfíjicano, náhuatl, MoLIN.\ 1^9: xicotli 
abeja grande de miel que horada les árboles o abejón. | Xico- 
tlivimh • aguijón de abeja, j No seria imposible la transición de 
la idea del abejón a la picadura, el chichón doloroso, cardenal, 
i de ahí al látigo que lo produce. 

Sin embargo el mejicano^- corresponde normalmente hoi a/ i 
en t.{&Q\.o jicote es la avispa en Méjico i Centroamérica (cp. RA- 
MOS 321, Gagini 402, Membreño 99. Dic. Ac.^^ lo traia; Ze- 
ROLO citando a Salva 'una avispa que pica terriblemente'). 



276 CHICHA 

Sfí trataría j)iies de una bifurcación de la palabra en que la 
.V pasara a cli, como en Salvadoi' está comprob-ujo. Sin embar- 
go, estimo la etitnolojía mui dudosa. 

DERIVADOS: • * chicotear - lit. - azotar con chicote, Dicc^ 

II * chicotazo, m. - lit. • i. golpe dado con el chicote, latiga- 
zo. II 2. metaf. - golpe, ataque u ofensa repentina. Dice. Ac.^-' 

386. CHICHA. 

* chicha, f. - lit. - bebida fermentada de uva i manzana (estas 
dos elaboradas industrialmente) pero tb. de maiz, peras, mem- 
brillo, maqui, molle, huingan, quinoa, murtilla, etc.; la bebidíi 
rnas popular de Chile. 

Barkos Ar.\.\'A i <Si cita a Jehúni.mh Pietak nellas (las mujeres) son las 
que hacen la chicha, que es su bebida, i sin que se escape fruta ni grano 
de que no la hagan;» ■ cp. Gay, Agr. II 187, IQ3. | Ro.íale? I 51 i 113, 155, 
etc. 1 CiKZA DE Leox 443 i a menudo. [ Ovucdo III 136 hablando de los in- 
dios de Cuevas: IV 165 i 216 usa la misma palabra del Perú. | Zarate 469 
hablando de la bebida hecha de maiz en el Perú dice: «Este brebaje se lla- 
ma comunmente chicha en lenguaje de las islas, porque en lengua del Perú 
se llama aziía. \ La primera mención que encontré en Chile es de 1549; cp. 
s. V. tai¡ui. 

II 2. fam. no ser algo ni chicha ni limonada = no ser carne ni 
pescado, no tener carácter determinado, no valer para nada. 

KoDKluuEZ 157. — Arjentinn, Granada 190; Lafone 98 — Perú, Arona 
lOo — Venezuela.^ Cai.caño 541 — ¿Vj/mí/í?;-, Barberena 90 — Costa Rica, Ga- 
(;iN! 213; Feuuaz 45 — Gnaiemala, BÁTRES 210 — Ctiba, PrcHARDO 84 — Afé- 
¡ico, Mexdoza 24, Ramos 165 — Br.-7si!, BEArREPAfRE 46 — Alcedo 54, Dic. 
Ac.^-^ Zeroi.o. 

ETIMOLOJIA: Existe una palabra española chicha -c^x- 
ne comestible, usada en lenguaje infantil, cuya etimolojía se- 
guramente no es lat. scissa (como dice Dic. Ac?^'); mucho me- 
nos im lat. '^ytJütni - especie de cerveza (!) es la base de la voz 
americana. MENDOZA 1. c. propone mejicano, náhuatl - chickiatl 
-agua fermentada de í:///V//?/;í7 - fermentar -f r?// agua; pero 
esto deberia mas bien dar cJiichiate, no chicha; mas aceptable 
seria el simple r///c7/m que según MOLINA II 19 v» significa 
acedarse algo o tornarse amargo. Según OviEDO ap. es de la 
lengua de Cuba. En todo caso según las noticias de los cronis- 



CHICHIOIÜN— CHIMUA 277 



tas es voz untillana o mejicana que desde los primeros dias de 
la conquista se llevó a todos los demás paises, suplantando a 
menudo las \occs especiales. Los indios chilenos la llamaban 
piílcu, que tanto Valdivia como P'ebrí.s traducen por chicha. 

Algunos autores han creído que del mapuche //V/tw pudiera derivarse la 
\0í pttlquc usada en Méjico i Centroauíérica para la chiciía de maguei. Pero 
R.vMUs 419 cita la palabra ya de un documento mejicano de 1529, es decir 
anterior a la conquista de Chile. Parece según sus citas que la forma pri- 
mitiva es pulcrc i que vino de Cumaná la palabra. (Cp. s v. pulpería). 

La palabra peruana (MinDEXDOKF 72: nsfiu/i - la chicha) se encuentra en 
CoKTEs H(.>JEA quien dice que los indios de Minchemavida «beben nsua de 
niahiz>>. An. Hidrogr. V 317. 

DERIVADOS: I * chichero, a. - i. adj. vulg. - lo que sirve 
para hacer o guardar chicha. |j 2. - m. el que vende chicha. 

II. chichería, f. - vulg. - puesto de chicha; esta voz es poco 
usada en Chile. 

p. ej.: üEncontré otro nuevo amor 
dentro de la chicheriaiv 

Meneses (poeta [copular) el cielo de los 
amantes I, Stgo. 1897, paj. 7. 

387. CHICHIQUIN. 

chichiquín, m. - n. vulg. de una liliácea muí común de flores 
2,zw\(t^\ PasitJiea coeriilea,Q\\,\\o\.W 134; dice sin embargo 
que el nombre vulgar cts pajarito; en Coqm'inbo, azulillo; i en 
la Araucanía entre los indios cliichiqíiin; i cree i"|ue es idéntico 
con la planta que MOLIN.A, anónimo, llama por equivocación 
ilhnú i en el Saggio según h'EUILLKE Cyanella i I leu (véase s. v. 
illmu e illcu). No sé si se usa entre chilenos. 

VARIANTE, evidente errata Gav, Bot. VIH 40S: chiqui- 
quin. 

ETIMOLOJlA: No está en los dic. araucanos. Talvez se 
deriva dM quechua, Middendokf 387: <://'/t/;/> - jerminar. bro- 
tar, retoñar; | cJiichicuy • brotar de por sí. 

388. CHIHUA. 
• chíhua, f. - fam ■ tejido de mimbre, 'voqui', tirá.s de cuero 11 
otro material, armado en una circunlerencia ovalada de made- 



■ L. I \ ' 



7-iv^i ^ 

•^ 1^*-^^ 



■Z-jS CHIHUANCU —CHILCA 



ra flexible; sirven colgadas para guardar quesos, fruta i otras 
cosas, tb. a veces de cuna (cp. B. ViCUÑA Mackenna, Stgo. II 
376) i pareadas para encerrar i llevar legumbres, pescado, car- 
bón, etc. sobre todo a lomo de muía: cp. Cañas 26; Mkdina 
287. Rodríguez 159 i 13. 11 2. envase i medidas de papas de 
media fanega (según Vidal GoRMAZ 52 en Chiloé=6 almudes 
o 48 litros) o para trigo ( = mas o menos 3 decalitros, según 
Maldonado 44 on Chiloé). El padre Menende/. compró en 
Chiloc para su espedicion, "doscientas chihuas de papas a 4 
reales cada una-,. Menendez-Fonck II 346. Cp. tb. Chiloé ^K- 
VADA 50. il 3. gran tejido de tiras de cuero semejante a un gran 
saco que se pone en forma de media luna sobre el toldo de las 
carretas para llevar paja de forraje para los bueyes (cp chin- 
guillo). 

Calamar cu, Lako.xe loo. ac. I .° 

VARIANTE: ortogr. chigua. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 15 ac/nk/ía - quiU- 
sol I Cp. aimará, Bertonio II 6: adiiJiua ■ quitasol, i también 
el cielo de los doseles. | Los quitasoles de los incas eran segu- 
ramente tejidos livianos semejantes. 

Febrés usa la palabra como castellana: map. chincüll - c\ú- 
hua, como canastos para llevar los chuicos a caballo. 

DERIVADOS: I achihuarse - fam. - doblarse, hundirse en 
medio sobre todo de techos, catres, puentes de cimbra etc. que 
se bajan en medio por falta de resistencia al peso. 

II achihuamiento, m.- fam. - acción o efecto de achihuarse. 

389. CHIHUANCO. 

chihuánco, m. - n. vulg. de un tordo [Norte]; Canas 26.= 
Agelains curaeus; véase cuten. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 349: chihuocu - el 
tordo. 

390. CHILCA. 

chílca. f. - [. n. vulg. de varios arbustos del jénero BaccJiaris^ 
según Gay, Bot. VIII 408 esp. B. racemosa \ glutinosa ; sox\ me- 
dicínales. Rosales 241. Molina, an. 197. ll 2. n. vulg. de Plu- 
chea Chingoyo DC, arbusto del norte. || MURILLO 113. 



i.HILt. o -CHILt, CHILtNO 279 



DERIVADO: chilquíUa, f. - n. vulg. de varias especies de 
Baccharis, segun Gav, Bot. VIII 408 esp. H. confertifolia. Son 
medicinales; MUKILLO 113. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: chillca ochi/ca • una hier- 
ba medicinal; | del quechua, MiddendüRF 388: cliillca- planta 
cuyas hojas de un sabor mui amargo se emplean machacadas 
en cataplasmas sobre articulaciones hinchadas; tb. se usan para 
teñir de verde; j cp. tb. aimará, BeRToNIO II 85: cc/n/ica - una 
mata espinosa. 

VARIANTES: chirca, chiiquilla prutuniciadu cliinjuiya 
[Centro |. 

391. CHILCO. 

* chílco, m. - n. vulg. de un arbusto con coi olas rojas, colga- 
das FncJisia coccínea; segun G.-W , Bot. II 35 1: F. uiacrostema. 
Medicinal segun Rosales 230 

VARIANTES: tilco, así Gay 1. c; tb. lo llama Palo blamo 
xcuXúwdiáo [azmin del Papa. \ trilco. ' Philippi, El 277 escribe 
con ortografía de Fp:uilli-:e thilco. \ Carvallo 12 por error el 
clilco 1 dialéctico [Centro] chircc 

DERIVADA: chilcón, m. - 1. la misma planta cuando se de- 
sarrolla como árbol, en el Sur; MURILLO 96. I| 2. la materia co- 
loreante negra, estraida del chilco; se le atribuyen propiedades 
febrífugas; JULLIET 102. 

ETIMOLOJÍA: Evidentemente e.Kistió una forma mapu- 
che que FebrÉS escribiría tJiilco = truco. No está en 'los dice. 
HkrnÁNDEZ da chillco - y^xh'A fresca medicinal i sirve para te- 
ñir sus mantas. I Hai dos fundos llamados Chilco en el Dep. de 
la Laja; uno Tt'ilco en Dep. de Vichucjuen, un lugarejo Pilcoco 
= agua del tilco, en el Dep. de Caupoh'can, cp. h'UENTES. 

392. CHILE, CHILENO. 

Chile, m. - 1. nombre propio jeográñco con ([uc se designa 
esencialmente en época de la dominación española el país, 
reino, situado entre el océano Pacífico al oeste, la cumbre de la 
cordillera al este, el desierto de Atacama al norte, alcari.-'.ando 
ha^ta el extremo sur del contincncc i de la Tierra del Fur;{o. 



28ü CMlLt, CHILENO 



Al este la cordillera de los Andes comprendió tb. en los prime- 
ros decenios después de la conquista la rcjion de Tucuman i 
hasta la fundación del virreinato de la Plata (1786) las provin- 
cias de Mendoza, San Juan i San Luis. A consecuencia de la 
l^uerra del Pacífico se incorporaron definitivamente las provin- 
cias de Antofagasta i Tarapacá i provisoriamente la rejion de 
Tacna i Arica. 

2. - vulf^. - la capital del pais, Santiago, "ir a Chile-i = a San- 
tiago, ociado cutre los huasos del Centro; cp. Mkdina 8. 

El nombre del pais se usa siempre sin artículo, a no ser que 
esté determinado por adjetivos o frases equivalentes a adje- 
tivos. 

VARI. ANTES: Solo en los roas antiguos documentos Chili, 
Chilli. 

Los historiadores modernos (cp. BARROS A RANA I 62, Nota 
ij, Medina, Aboríjenes, cap. I, i otros) están de acuerdo que 
el nombre valle de Chile o 'ChilV se refirió primitivamente 
solo al valle del rio Aconcagua. Es posible, pero no se puede 
probar con seguridad, que esa rejion se haya llamado así ya en 
tiempo de los incas antes de la conquista española. Los cro- 
nistas del Perú que lo dicen, esp. GarcilazO ül£ LA VEGA,(op. 
las citas en Medina i, 2) son posteriores a la conquista españo- 
la. El nombre se hizo famoso en el Perú por la espedicion de 
Almagro, que volvió de "Chilen i cuyos partidarios figuraron 
en1as guerras civiles subsiguientes a la espedicion como "los 
de Chileii. 

Pedro DE Valdivia quiso hacer olvidar este apellido "mal 
infamadoii, denominando el pais la Nueva Es t remadura o las 
provincias del Nuevo Estremo. Pero por mas que él i el Cabildo 
de Santiago en todas las comunicaciones oficiales usaran esta 
denominación, aplicando el nombre de Chile a la rejion del 
Aconcagua en especial, desde el Perú se siguió llamando al pais 
de preferencia Chile o Chili; así que el nombre de la Nueva Es- 
tremadura no alcanzó nunca aceptación jeneral i al cabo de 
poco tiempo casi solo se usó en documentos oficiales. 

COMPROBACIÓN: (fuera de los datos citados en los autores modernos 
arriba niencionadoi). 



CHILE, CHILENO 281 



1. «de indios tomados de £;ueiTa en el valle de Cfíilc áe\ cacique Miciii- 
inalongoj>, (i) Cabildo de Stgo, 31 de marzo de 1541, Col. de Hisl. 1 76. 

2. «estos reinos de la Nuerui Extremadura que comienzan del s^alle de la 
Posesión, que en lengua de indios se llama Copiapó, con el valle de Co- 
quimbo, Chile i Mapocho i provincias de Pomoroacaes, Rauco e Quiriquino, 
con la isla de Quiriquino que señorea el cacique Leocliengo con todas las 
demás provincias sus comarcanas»; el mismo testo se repite en cuatro nom- 
bramientos. Cabildo del il de agosto de 154 1, Col. de Hist. I 97 i ss. 

3. «valle de Canconcagua, que los del adelantado [es decir, Almagro] 
llamaron C'/»7<?i): carta i.» de Pedro dk Valdivia 1545. Col. de Hist. I 3. 
Según esto los compañeros de Almagro hubieran dado el nombre (!). 

4. «el valle que se dice de Chili, donde llegó Almagro i dio la vuelta, 
|)or la cual quedó tan mal infamada esta tierra, i a esta causa, e porcjue se 
olvidase este apellido, nombré a la que él había descubierto, e a laque yo 
podia descubrir hasta el Estrecho de Magallanes la Nueva Estremadura-^; 
carta 3.* de Pedro de Valdivia 1550. Col. de Hist. T 20. 

5. «el valle de C^//-i))=. Aconcagua, Cabildo de Stgo. IS4'*; cp. Col. di ílist. 
1 169 i 170. 

ala casa de C'/(<7/»)=;rortificacion cerca de Malga-Malga. Cabildo áe Stgo. 
1549; Col. de Hist. I T70. 

«la provincia de 67(//í))=^ Aconcagua, Col. de Hist I 171, 172, 173, 174, 
ele. 

6. Valdivia escribe jeneralmente solo 'gobernación de la Nueva Estre- 
madurar cp. Col. de Hist. 1 183 etc. o gobernador «en este Nuevo Extremo» 
ibid.. 190, 201, etc. 

Del Perú escriben: «la gobernación de las provincias de Cliili, llamado 
Nuevo E.xtremo»; carta de Gasca 1548; o «la gobernación de las provin- 
cias de Chile, llamado Nuevo Estremo»; carta de Gasca 154S; Col. de Hist. 
1 175 i 176. En otra carta del mismo año: «las provincias del Nuevo E.xtre- 
mo, llamadas Chili», ibid 177 i 246. Gasca escribe: (fprovincias de Chilcf, 
ibid. 232; «provincias de Chili», ibid. 233. 

7. Loveka 37: «Solamente resta que advertir en este lugar [al ter- 
minar de hablar de la espedicion de Almagro] qie por ser el valle de CliHe 
el «iltimo a que los españoles llegaron, salió la voz por roda la tierra (¡ue 
venia de Chile: i de aquí es que se le ha quedado hasta hoi este nombre a 

(i) Michimalongo o Michi))ialonco como dicen otras fuentes según nú 
opinión no es un nombre propio sino probablemente la designación que 
dieron los mapuches al jefe de los indios quechuas tr.isplantados al pais por 
\os ix^c&s; Michima -lonco=wilima - lonco, el jefe, la cabeza (lonco) de los 
luitimaes (véase esta voz). La sustitución de cli por t {t aspirada en que- 
chua) no es cstraña en mapuche, sobre lodo cu nombres usados como pro- 
pios. Si el jefe mismo fue quechua o mapuche, no se sabe de los docurneu- 
tos, SI no me engaño 



UUlLt;, CHlLt.WU 



todo el reino, llamado el de Cliile, habiendo sido antiguamente noinbre de 
un valle particular». Id. 32: «cerca del famoso valle de Chile, llamado por 
otros nombres Concagua i Quillota». 

8. Oviedo [¥^¿70: uCuiicancagua, cabecera déla provincia de CfdUv; ae^ 
señor de Chilo^ etc. | <ilos de C/ij/ey>=^]o'i compañeros de Almasjro después 
de la vuelta, ihit/. IV 315 varias veces. 

Zak.ate, 49"3: «que no se fiase de los de don lJie>j;ü [de.Mmagro) que co- 
muinncnte llamaban los de ('liile». Ihtd. lib. IV^ cap. 6 dde como los de Chdi 
trataron la muerte del marquési.. 

Q. Herrkiía VII 1.6. «aquella tierra, toda la que llaman (^¡lih, i por su 
propio nombre CJñlc por un rio, que está en el propio valle, asi dicho desde 
el tiempo délos ingas, que de ahí llevaron mucho oro». Según esto i (iarci- 
laso el nombre Chile se usaría desde el tiempo de los incas (!). 

Si los indios han aceptado el nombre Ui'di para el puis, en imitación de 
'os castellanos, nie parece mui dudoso, aunque Febrés dice Ch'di o cltdli - 
nombre jeneral de esta nación i reino: chdli ■ diegu o innpii dugu - la lengua 
o idioma chileno, i Parece que los indios mismos han llamado su lengua 
s\tm\irt?:0\o mci/>u-duJ¡!c o iiiapuclw diinu\ asi como no han cf)nocido otro 
término para designarse a si mismos, sino ilie, trelu o >//.!/>iicIu (cp. anca, 
araucano i mal>uc¡ii). 

ETIMOLOJIA: Siendo dudoso a qué época i |)or quién el 
valle de Aconcagua recibió el nombre Chile e.s, mui incierto 
todo lo que se pueda decir acerca de la etimolojía del mismo. 
Puede haber>e referido primitivamente i) a la rejion; 2) al rio; 
3) a un cacicjue. Siendo un hecho que a menudo se denomina- 
ba la rejion según el nombre o parte esencial del nombre (el 
"totemn, jeneralmente un animal, a veces una planta o una sus- 
tancia minera!, sagrado símbolo de una familia) del cacique, 
pero tb. el rio según el cacique o la rejion, i el cacique según el 
el rio o la rejion, es ocioso disputar sobre los detalles. Añado 
solamente que en este caso tanto en época de la conquista in- 
cásica como en la de la espedicion de Almagro pudo haber un 
cacique Chille en la rejion. Entre los descendientes de una 
misma familia a menudo se repite el nombre del tótem. 

Si el nombre CJdle ha sido usado por los indíjenas del pais 
de /Xconcagua (lo que no consta con seguridad) seria posible 
que se trate primitivamente del nombre del pájaro tile, tili {así 
Rosales 185) o //¿//í', es decir trfle (FebkÉs) (véase trile — 
Xanthornus cayennensis), que como nombre propio puede en 
mapuche cambiarse en cJnle. 



CHli,K «, rill t.N(.' 



Pero mas probable me parecería entonces proponer el nom- 
bre du'l pájaro c/ii7/e - unas gaviotas (FebkÉs). Así lo creen 
entre otros Anrique i SiLVA en su Bibliogr. Jiist i jtogr. de 
Chile (Stgo. 1902) p. 258. 

En todo ca^o se podrá derivar fácilmente de chille el nombre 
de la isla de Chiloé = t7¿///í? - /¿/^é?, "el lugar poblado de gavio- 
tas-., cuyos habitantes se llaman chilotes derivaciotí castellana 
de tipo estraño. 

Si en cambio el nombre ha sido dado por los peruanos, lo 
que es poco probable, están a la mano varias palabras de las 
lenguas del Perú. Así se ha propuesto quechua €hili—W\o {\^ 
forma moderna es chiri, MiDDENDOKF 354; (chtli—co^o^. de ho- 
llín, MiDDENDOKF 338, no entra en cuestión). Mejor todavía 
habría podido pensarse en aimará, Bertomo II 84: chilli- 
los confines del mundo. | Pero creo que estas etiinolojías son 
meros juegos de palabra. 

El significado quechua dado \wx RosALE.s i85 = "nata i fior 
de la tieira'i estará fundado en algún error: al menos no puedo 
encontrarle ningún fundamento. 

DERIVADOS: * chileno a, - sust. i adj. -lit. ¡.habitante 
de Chile; 2. lo que se refiere a Chile. El único adjetivo nacií)nal 
derivado de Chile que se usa de hecho es chileno . La forma 
chileño, que la Academia Española parece preferir, no la he en- 
contrado en ningún cronista del pais, ni se ha usado jamas en 
el pais en cuanto yo sepa. En cambio los cronistas traen las 
siguientes VARIANTES. 

chilénse, "los chílenses.i = indios del Valle de Chile; LovE- 
RA 40; "riqueza chilensen, ibid, 125; "bárbaro chilénse.., ibid. 
149. I chiles, "los indios chilcses.i, Tribaldo.s 51. | Por lo de- 
mas en TribaLDOS 7, 17, 2 1, 22, 30, etc. se usa la estrana for- 
ma chilcanos, ¿será error de lectura por chileanos? "Topó Saa- 
vedra en los charcas ciertos í-/>//t'j-<?í que traían al Cuzco... su 
tributo en tejuelas de oro fino... GOMARA 237. | En cuanto al sig- 
nificado de estos adjetivos, hai que notar que refiriéndose a los 
habitantes hasta principios del siglo XIX desígnase con ellos 
casi solamente a los indios de Chile. Así tb. Pebres escribió 
su vocabulario hispano-chileno i su calepinochileno-hi-pano. Cü. 



2^4 CHILIHUEQUÜ 



"los ch¡lenosii=^los indios, OLIVARES 95. Desde los dias de la 
independencia chilenos pasa a significar esclusivamente al criollo 
de raza blanca o:mezclada, a medida que a los indios en jeneral 
se les denomina araucanos (véase esto). 

393. CHILIHUEQUE. 

chilihuéque, m. -el 'carnero de la tierra", animal doméstico 
de los indios chilenos en tiempo de la conquista, que ha existi- 
do en el Centro hasta el siglo XVII, en el Sur hasta fines del 
siglo XV'III; ahora estinto en esas rejiones. Algunos autores 
especialmente PllILIFPI (cp- El. 61) i BarkOS Arana (I 71) 
han creido que era una raza especial, un huanaco domesticado, 
distinto del llama. Otros como MEDINA (181 i ss.) i GUKVARA 
opinan que es el llama del Perú. 

Según mis estudios no puede caber la menor duda de que el 
chilihuéque o hueque fué el mismo animal que en el Perú se co- 
noció con el mismo nombre 'carnercj de la tierra" i se conoce 
hasta hoi con el nombre de Ilauía (véase esto) Atichenia llama. 
Zerolo dice: chilihuéque - llama o guanaco de la Araucanía 
(Salva). 

VARIANTES: chillihueque; chiUgueque o chilligucque. Ro- 
sales 324, Vidaurre í 281, son ortografías malas ipor chili- 
güeque o chilligüeque. 

chilueque, así siempre Olivares 30; (véase s. v. Chile). 

ETIAIOLOJIA: El nombre verdadero del animal entre los 
indios ha sido sin duda solo Jiiieqne; el nombre chilihuéque o 
chillihueqíie se le habrá dado bajo inílnencia de los españoles 
después de la conquista para distinguirlo del carnero de Casti- 
lla (cp. s. V. úiihilla). Valdivia trae hueque - carnero | i chill) 
hueque- carnero de la tierra; | FebRÉS, páj. 511: hueque, chilli- 
hueque - los carneros de la tierra que tenian; | páj. 448: chillihue- 
que - itlos carneros de esta tierra, que son los llamas del Perún (!) 
I páj. 32 1: carnero - id. oalcaovicha; de la tierra - hueque. \ Ha- 
vestadt 676: hueque ■ aries chilenus | id. 624: chillihueque - aries 
chilenus. I El nombre se conserva hasta hoi entre los indios en 
la palabra hiiequep^ilun • la hoja de llantén (así dice VALDIVIA; 



CHU.IHUK(:)UE 285 



O simplemíMite el llantén (así Fep.RKS i íIernaNDEZ; ITave- 
STADT- plantaíjo) literalmento 'oreja de hueque'. 

El huanaco se llama entre los mapuches loan; ellos no usan 
nunca el nombre peruano huanaco; en cambio los españoles no 
han usado nunca en Chile el nombre luán para el animal sal- 
vaje, ni llama para el doméstico; sino éste se llamó en cas- 
tellano el 'cartiero o ¡a oveja de la tierra' i probablemente rara 
vez hueque o chillihueque, aquél esclusivamente huanaco. El ar- 
gumento de Barros Arana acerca del nombre (véase mas 
abajo) es erróneo. Compárense las voces huanaco, loan i llama 
íesp. la cita de CiEZA DE León ). 

NOTA. — Siendo los que han sostenido la diferencia entre el 
chilihueque i el llama dos autores de la mas alta autoridad, el 
insigne naturalista R. A. Philippi i el mas eminente de los 
historiadores hispano-americanos DiEGO Barros Arana, creo 
necesario analizar las razones i los documentos que me indu- 
cen a disentir de ellos. La cuestión no es ni de historia natural 
ni histórica; se trata solo de la interpretación de documentos, 
de filolojía. PiriLiPPI Mz. 800 dice: "El Molina pretende que el 
chilihueque domesticado por los indíjenas de Chile antes de la 
conquista, el "carneroi. de los conquistadores, sea un animal 
distinto del huanaco, pero seguramente se equivoca, como lo 
opina también el GAVir... "Los señores Gav i Gervais preten- 
den (véase Gav I 153) que el guanaco, llama, paco, alpaca i 
moromoro son la misma especie, pero creo que es una equivo- 
caciont-. 

Philippi El. 61 distingue cuatro especies del jcnero Auche- 
nia Del huanaco {i\\.\c\\ex\\K huanaco)... "los chilenos los te- 
nían domesticados antes de la conquista f chilihueque) 2) la vi~ 
cuña (Au. vicunna) 3) la llama (Au. llama) 4) el /'¿ící' (Au. 
paco ). 
Barros Arana Hist. I 70, 71 dice: 

"Los peruanos importaron también los llamas... pero su cria 
no prosperó en Chile. En cambio domesticaron otro animal 
análogo, el luán de los chilenos, que tomó en el estado de do- 
mesticidad el nombre de huanaco i que prestó servicios seme- 
jantes a los del llaman. 



?8''l (^Hl! IH'JtO': 



Nota: "Lo que prueba (]ue la domesticación de este animal 
fué debida a los conquistadores, es que en Chile se le siguí-') 
llamando luán en el estado salvaje, i huanaco, voz enteramente 
quechua, en el estado de domcsticidadt.. "El chilihueque (o car- 
nero de la tierra) de que Molina hace un animal distinto, es el 
mismo huanacou. 

En cuanto a Gay, en efecto considera a huanaco, chilihieque 
i l/aina como una sola especie ( Lama guanaco) i menciona a 
pací), alpaca, moromoro como nombres de diferentes razas. Lo 
que me choca es que páj. 152 dice que el jénero Zrt?;;^ contiene 
dos animales i solo describe uno. El que falta por completo es 
la vicuña. Por lo demás dice que los chilihueques, conocidos en 
el Perú con el nombre de llamas, son huanacos en estado de 
domesticidad, lo que concuerda perfectamente con lo que dicen 
Molina i los cronistas. Si se quiere considerar el huanaco i el 
llama (o chillihueque) como una sola especie en estado salvaje i 
doméstico o como dos especies, es una cuestión mas bien teó- 
rica. En ningún caso puede aseverarse que Gav haya dicho que 
chilihueque no sea idéntico con llama. Error indudable es creer 
que el chilihueque sea el huanaco domesticado, pero no a la vez 
sinónimo de llama. Pues no hai en cuanto yo vea, ningún cro- 
nista antiguo que distinga claramente el chilihueque del llama 
i sí, varios que declaran espresamente su identidad. Todos indi- 
can ademas que el chilihueque se distingue del huanaco (entre 
los indios de Chile llamado luán) por el color. 

La causa de todos estos enredos hai que buscarla en la cos- 
tumbre de los cronistas de llamar al chilihieque en Chile i al 
¡lama en el Perú con el nombre castellano carnero u oveja, aña- 
diendo a menudo "de la tierrait. Para el llama compárense las 
citas de Arona 325 i Granada 147 i sig. Para el chilihueque 
añado a lo espusto por AIedina 180 i ss. i GUEVARA I 175 i 
ss. lo siguiente: 

Pedro de Valdivia en su cuarta carta al Emperador (1551, 
cp. Col. de Hist. I 55) llama a Chile una tierra próspera de 
ganado como lo (!) del Perú, con una lana que se arrastra por 
el sueloii. Esto no puede referirse al huanaco sino solamente a! 
llama o al paco. El mismo autor en la tercera carta ( 1 5 50, cp. Col. 



CHILIHUEQUH 287 



de Hist. I 42) dice "llamánnos a nosotros Ingas, i a nuestros 
caballos hueqzies Ingas, que quiere decir ovejas de Ingas ■■. 

G(JMAKA 237 (siglo XVI) dice: [En Chile] "hai muchas ove- 
ja*;, como en el Cuzcom. NÁJKKA 30 (1614) menciona que son 
blancos, negros o mezclados de los dos colores. Ha¡ pocos i en 
jeneral los indios no los matan para comida. OVALLE 90 (c. 1640) 
dice que las ovejas de la tierra (de color blancas, negras, par- 
das o cenicientas) habian servido para el trajin de llevar trigo, 
vino, maiz; en 1614 servían todavía de aguadores en Santiago^ 
"pero ya hoi no sirven de nada de eston. Indica que la lana se 
usó para tejer mantas i que se les uouducia poniendo un cor- 
del en las orejas. I Id. 91 "Son mui semejantes a las ovejas que 
dijimos de la tierra los guanacos, así en la traza i figura de su 
cuerpo, como en la lijereza, pero diferéncianse totalmente en el 
color... rojo de un rubio aburelado claro i nunca se domes- 
tican n. 

ROSALFS I 324 dice (c. 1660): "Los carneros que llamaiuos de 
la tierra es un ganado mui doméstico, tan grandes como un ter- 
nero de un año... El color es en unos castaño, en otros blanco, 
i negro en algunos, i mezclado en pocos estos tres colores... 
En el Perú los llaman ¡lama o paco i aquí chilligueque. De aque- 
llas provincias se piensa que vinieron a éstas, porque allá hai 
grande abundancia de ellos i en éstas son pocos los que se ha- 
llan, i es gran riqueza en un indio tener dos o tres, i en el 
Perú los tienen a millares i se sirven de ellos para el trajin 
de la plata, vino i otras mercancías. Mas en éstas no cargan 
cosa alguna i solamente los crian los indios con grande regalo 
por la lana, i miran mucho por ellos, guardándolos dentro de 
sus casas, porque es la mejor hacienda que tienen para com- 
prar mujeres para casarsen... Spielberg dice que en la Mocha 
los vio arando... "pero es cierto que en ninguna parte de este 
reino de Chile los han enseñado a arar, ni los han ocupado en 
este ejercicic>. que yo le he andado todo i ni lo he visto ni oido 
decir que aren con carneros de la tierra. Ni aquellos isleños 
usan de arado, sino de las hnnas para cavar la tierran. 

Xo obstante esta desautorización mui fundada, e indudable- 
mente exacta, la fábula de los chilihueques uncidos al arado 



288 CHILIHUEQUE 



(debida sin duda a un simple error del marino estranjero, que 
no tuvo ocasión de observar bien las costumbres chilenas) ha 
sido conservada por Gav, Agr. 1 5 i citada por MEDINA 18 1 
sin crítica espresa. 

Olivares 30 (c 1766): "El chilueque que es animal parti- 
cular de este país de figura de camello, menos la jiba, i mucho 
menor el tamaño; su color es blanco, o vario de blanco i negro, 
su relinche como el del caballo, pero de mas agudo sonido; sus 
peleas por las hembras porfiadas i contumaces, pero sin sangre 
ni daño, es animal mui frío i así multiplica mui poco, i solo, se- 
gún se dice, con dilijencia de sus dueños, poco decente de prac- 
ticarse o indigna de decirse: hacienda mui estimada entre los 
indios, i solo los mas poderosos son útiles para llevar carga; sus 
lanas mui suaves i crecidas: i por eso a propósito para tejidos 
curiosos; aunque sus carnes no son desagradables, en especial 
cuando vienen saladas, no los matan los indios sino en grandes 
ocasiones de declarar guerras o asentar paces. El lamnaco, ani- 
mal montaraz, del tamaño i figura del chiljiegiíe...<\ 

Molina, anónimo 227 (Orijinal páj. 84 i 85) es el primer au- 
tor que admite la distinción entre chilihueque i llama; es muí 
probable que nunca haya visto chilihueque: 

"El chilihueque participa del guanaco i del carnero de Euro- 
pa. Tiene la cabeza, el cuello i la cola del guanaco, i el resto 
del carnero, pero es doble mayor que éste. De aquí nace que 
los españoles lo llamaron oveja del pais, i los indios cliiiihueqne 
que quiere decir carnero de Chile, talvez para distinguirlo del 
carnero o llama del Perú. El chilihueque es animal doméstico 
i mui estimado por los indios, quienes en sus tratados de paz o 
en sus ceremonias relijiosas, lo matan como en señal de sacri- 
ficio. Su carne no es inferior en bondad a la del carnero i su 
lana es excelente. De ellos hai blancos, negros, grises i ceni- 
cientos. La especie no se ha propagado mucho por la dificultad 
que presenta la hembra para concebir, pues para que reciba al 
macho es necesario sujetarían. 

ViDAüKKK 283 cree que el nombre primitivo es chiligueque 
para distinguirlo de las alpacas (!) i llamas del Perú con quie- 
nes...- tienen mucha semejanza^. Vidaurre aquí como en tan- 



CHII.IHUEQUE 289 



tas Otras noticias evidentemente no hace mas que copiar i exa- 
jerar a MOLINA, pero éste mas tarde se ha rectificado en el 
Ensayo sobre !a Historia Natural de Chile de 1782, pájs. 476 i 
480 dice que el Cavidlns araucanus se llama propiamente liJie- 
<;77/^; desde el arribo de los españoles llamaron chilihifeque o re- 
hueqne, para distinguirlo del carnero europeo al cual dan el pro- 
pio nombre. 

Las últimas noticias documentadas acerca del chilihueque vivó 
se encuentran en los documentos de Gay, I 350(Guf,vaRa I 176 
cita por equivocación DocnmeJitos II 350) en un informe cro- 
nolójico de las misiones del reino de Chile, hasta 1789, no sé 
cuándo se escribió, i en Carvallo. Gay dice: "Eln la parciali- 
dad de Marileu, situada a distancia de cerca de dos leguas de 
la misión [de San José de Mariquina, cerca de Valdivia] en 
una pampa la mas alegre i fértil de toda ella, se conservan aun 
algunos cliiiih?4eqnes, que son los cameros antiguos del reino de 
Chile, llamados Lamas (!)en el Perú, de los cuales se servian los 
naturales para conducir sus cargas antes que los españoles in- 
trodujesen las especies de animales que se emplean ahora en 
semejante servicio n. 

Carvallo, que escribió después de 1793 dice: "El cJiilihne- 
que, semejante a los carneros africanos en el cuerpo, es animal 
útilísimo por su carne i por su finísima lana. Por esto debia 
procurarse no solo la conservación de su especie que ya está 
casi estinguida, sino su multiplicación. Los indios independien- 
tes todavía tienen algunos aunque pocos, i usan de ellos en sus 
juntas, que para estos casos los conscrvann. 

Se ve de estos documentos que fuera de la frase ambigua de 
Molina, que el mismo rectificó mas tarde, (de ViDAURRE se 
puede prescindir) no hai ningún indicio de que el diilihueqi^e 
haya sido animal distinto del //awrrimuchos autores confirman la 
identidad espresamente. Ninguno dice que es igual al huanaco; 
tiene en jeneral semejanza con él, pero se distingue por el co- 
lor, 'lel leucomenalismofi tan característico para larga domesti- 
cidad i desconocido en el reino animal fuera de ella. 

Si ahora se pregunta ¿quién domesticó el hueque en Chile? 
no me parece posible que ha}-an sido los incas. La tranquila 
DiccioN.ARio 19 



2go Clin. FE 

dominación peruana hasta el Maipo o a \o sumo hasta el Mau- 
le en ninguti caso ha existido mucho mas de un siglo antes de 
la llegada de los españoles. Este tiempo no basta para una do- 
mesticación nueva del huanaco en que piensa BarR(,)S Arana^ 
I si los incas hubieran traído los llamas peruanos, no me pare- 
ce probable que hubieran llegado esos animales hasta Chiloé 
donde los vio en número respetable Ladrh.LERO en los prime- 
ros años después de la conquista española (cp. la cita en ME- 
DINA i8i) ni mucho menos que ese animal haya llegado a ser el 
animal de los sacrificios mapuches. Este carácter sacral del hue- 
que me parece exijir que su domesticación haya existido desde 
tiempos mui remotos entre los mapuches. Bien es posible que 
los incas hayan traido llamas al norte i centro de Chile i así 
hayan aumentado el número de los hueques, i creo que también 
los mapuches han traido el animal del norte cuando imigraron 
en el país; indudablemente en las cordilleras del norte la cria del 
llama ofrece menores dificultades que en las rejiones boscosas 
del sur. 

Así se esplica que los inapuches solo con mucho trabajo 
pudieran conservar la raza indispensable para sus ceremonias 
relijiosas; así se esplica también que el animal se estingue cuan- 
do los carneros de Castilla, blancos i negros como los hueques, 
pudieron sustituirlos. Lo que hace poco probable que el hua- 
naco se haya domesticado en Chile en aquellas rejiones donde 
lo encontramos en mayor número al tiempo de laconquista, es 
decir en el Sur i en Chiloé, es que este animal, que por lo demás 
alcanza hasta el último sur del continente, solo vive en rejiones 
desprovistas de bosque; el llam:i igualmente para prosperar ne- 
cesita estensos pastos en cerros desnudos o pampas abiertas^ 
Por lo demás la domesticación del huanaco es fácil i se puede 
repetir cada día con animales nuevos. En muchas haciendas 
se mantienen animales mansos. 

394. CHILPE. 

* chilpe, m. jen. plur. - fam. - trastos viejos, objetos inútiles, 
ropa de vestir gastada, andrajos. [Centro]. RODRÍGUEZ 159. 
Z ERÓLO. 



CHILQJE— CHILRO 29Í 



Catamarca, Laf:)NK 100 no trae cluipcs, pero chilpar - Inicer un tajo, sacar 
una muesca. -Ecuador, Tobar 143 menciona del Ecuador t///7/'¿' - cortado: 
chilpe^-i. tiras de las hojas de cabuya: || 2. hojas secas de maiz: || 3. sg, - oreja 
hendida de la res para señalarla, chi'pinr - señalar la re:^ r;ijando la oreja. 
II 2. desgarrar pedazos o tiras de cualquier cosa. 

DERIVADO: * chilpóso, a. - fam. - harapiento, andrajoso. 
SOL.AR 46. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MlDDENDOKF 389: <://'/////- he- 
bras de hojas secas; | cJiillpiy ■ sacar hebritas. cp. RODRKiUEZ 
1. c. 

395. CHILQUE. 

chílque, adj. - vulg. - así se llama el ojo casi cerrado por hin- 
chazón, a causa de un golpe o una enfermedad. [Sur]. 

VARIANTE: chílco, a. vulg. - id. [Centro i Cm.] tb. ojos 
mu¡ chicos. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Fehres: ír//%/¿^// - agujerear las 
orejas para poner zarcillos. | HERNÁNDEZ: chilquen (chielquen 
es errata) - rajar las orejas a los animales; chilque - la rajadura 
o reseña. | La idea primitiva es rajadura. 

396. CHILQUIL 

chilquíl, m. - n. vulg. de la chicharra, según G.^v, Zool. 
VIII 480. No sé si realmente se usa. Id. VII 239 bajo Cicada 
fubrolineata no da otro nombre que chicharra i cigarra, de V)S 
cuales el último no se usa en Chile. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: chiqíiill - chicharra. 

397. [CHILRO]. 

I chílro, a - vulg. - i. aguachento, aguanoso, p. ej. un caldo 
chirlo. II 2. lagrimoso, legañoso, esp. ojos chilros [Talca, Lina- 
res, Maule]. 

I I chílro, m. ■ vulg. - golpe con dos dedos estendidos sobre la 
mano o brazo de otro, dar un chilro; cp. cJiirlo, Dice. Ac.^ ''. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 355 da chirli - ma 
zamorra rala, | pero existe en cast. un adj. í7//V/^ - insípido, in- 
sustancioso, Dice. Ac.^'^ Zerolo, i el sust. chirle o sirle, tb. 
sirria - escrementos de cabras i ovejas. Cp. esp. aguachirle Dice. 



29^ CHILLA — CHILI.F. 



Ac.^ •. Moxi>AU 5ig menciona portugués c/a'/ro, agm c/t/'/ra. No 
sé si quech. t/;//'// es dcrivacio del castellano, coincidencia ca- 
sual o si de él se deriva el cast. cliilre, chileno churo. Los lexi- 
cógrafos americanos no inencionan la palabra, probablemente 
solo por estar en el Dice. Ac; tnénos Méjico, RAMOS 22: agua- 
chirle masculino de Yucatán, i 174 de Hidalgo: c hirre = c\V\\\t. 
— Colombia, Urihe 84: chirle - aguado. | Chilro -golpe es indu- 
ílablemente c\ c-a?>\.. cJdrlo, Dice. ác.'^''' = \. herida prolongada; 
II 2. señal que deja: || 3. jerinanía = golpe || que en Ecuador tie- 
ne exactamente el significado chileno, cp. TOBAR 147. En el 
Centro meridional como en muchas partes de América i Espa- 
ña se dice tb. Cairos, bnlra, etc. 

Parece pues que se trata de dos voces antiguas castellanas de í)rijen 
oscuro. 

398. CHILLA. 

chilla, f. - n. vulg. de un zorro pequeño, Canis Azarae. según 
Gay, Zool. I 61; Rosalp:s 327; Molina 455. No me consta si 
de hecho el nombre hoi se usa en el pueblo; no he oido nunca 
otra denominación (\wq. zorro o mas bien zorra. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: chilla - \xx\2. raposa. 

399. CHILLE • 

chille, m. - n. vulg. de varias gaviotas, Z^cz/7/i' spec. según Gay 
Zool. VIII 480 : Lar US Bonaparti. 

VARIANTES: chelle, Gay, 1. c. | evidente errata chellc sd.. 
I 483 I chile (cp. chileno). 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Ff:BRÉ.S ¿://///í? - unas gaviota^. | El 
nombre imita el grito del animal. 

400. CHILLE II. 

hacer chille - vulg - no poder defecar [Chiloé]. 
ETIMOLOJÍA: probablemente relacionado con mapuche, Fe- 
BRÉS: chilliiinin - adormecerse un miembro; | chiiCemklen - tener 
calambre. Est. Araiic. XI, 5,6. 



CHIMBA — CHIMBO 2y3 



401. CHIMBA. 1 

chimba, f. - vulg. - erupción cutánea, granos en el hocico del 
caballo, enfermedad. [RiobioJ. 

Parece que la palabra es importada del Neuquen arjen- 
tino. 

ETlMOLOJl A: talvez mapuche, FehkkS: chima ■ bubas. 

402. CHIMBA, 'i 

* chimba, f . - lit. hist. - i. la márjen opuesta de un rio o de 
una quebrada. || 2. esp. barrio menor de un pueblo situado fren- 
te al principal a la otra banda del rio. Así se designa como 
chimba en Santiago ya en 1579 (cp. AmunáTEGUI, Cabildo II 
181, Rosales 383, Córdoba 35) el actual barrio de Ultramapo- 
cho; el nombre Chimba hoi en Santiago es anticuado. Así hai 
Chimba en Copiapó, Ovalle, Linares, Tolten i muchos otros 
pueblos. Cp. tb. B. VicuxaMackenna, Stgo. 22. Zerolo. 

Perú, Akuna 163 lo misino: tb. 6A///¿¿í/a= vadear: desconocido en Chile. 
— TuntALLius 7 dice equivocadamente «el rio [que pasa por Santiago] que 
llaman chimba». 

Fuentes menciona cuatro luíjarejos del nombre Chimba en el Norte i 
Centro del pais. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDOKF 349: chimpa-€\. 
otro lado, la otra banda, lo que está opuesto. RODRÍGUEZ 160. 

DERIVADO * chimbéro, a -adj. ¡ sust. i. íam. - lo que se 
refiere a la chimb-i; !| 2. el habitante de la chimba; "el chimbéro 
Lillo,., fabricante de volantines, H. VICUÑA Mackenna,, Stgo. 
II 384. II 3. - vulg. - roto descamiz ido que atacaa los transcimtes 
a pedradas; alusión a las luchns entre niños i grandes en el 
puente de Cal i Canto de Santiago. Iílest GanA, Cal. I 17. 

403. CHIMBO. 

* chimbo, a.- solo usado en huevos chimbos - un postre de 
huevos, cp. p. ej. B. Vicuña Mackenna, Stgo. II 432. 

Doce vcmas con una clara se baten i se cuecen, «los chimbos cortados 
en pedazos» se echan en un almíbar i se dejan remojar dos dias; se sirven 
Gon almendras cortadas i guindas en dulce. Manual del Co:inero Práctico 
Chileno, Stgo. 1900. 



294 CHtMULCAK CHINA 



Segiin Zerolo huevos chimbos se usa tb. en e! Perú i según Batkes 231 
tb. en (olomhia,: pero Cuervo 536 chimbo^ ni. - pedazo o ración de carne; 
chimbo, í7. -gastado, desgastado. | Ukiije 84 añade: chimbo=m&á\o real ' 
chimbo o chimba- miembro viril \\\im2ino.— Ecuador , Tobar [45, chimbar ■= 
mohatrar (cp. Dice. Ac.) no sé si está relacionado con la voz chilena. 

ETIMOLOJÍA: Parece que se trata de alguna palabra que- 
chua chimpu - zox\.?iX, pero no puedo comprobarla. MlDDEN- 
DORF 350 da cIiiDipu ■ hilos de lana de varios colores con los 
que se señala las medidas de fanegas en los sacos, j significado 
evidentemente demasiado especial ¡lara ser el primitivo de la 
palabra, 

404. CHIMULCAR. 

chimulcár - vulg. - curar o dar el último cocido a los cacha- 
iros de greda, según Caxas 62; cp. cuchuicar. 

ETIMOLOJÍ A: Probablemente de mapuche, P'EBRÉS: chii- 
giiln - hurgar i =atizar el fuego; cJuiniilkan podria ser: tratar 
alguna cosa atizando el fuego 

406. CHINA. 

* I china, f. - fam.- i. niña, tnuchacha, mujer del pueblo bajo, 
plebeya (jen. despreciativo, frecuente en los novelistas, [). ej, 
Blust Gana, Rivas II i. "¡Casado con una china! dijo con voz 
ahogadati | ibid. 183. 184.) II 2. criada, sirvienta (despreciativo). 
II 3. mujer india [Sur] || 4. querida, manceba, mujer pública; es- 
presion cariñosa en diminutivo chinita. II 5. flor mui común ama- 
rilla, tb. usada en la medicina casera, Calendíila officinalis. \\ 6. 
un coleóptero, Coccinella spec; mas usado chinita. \\ Zekolu. 

Primitivamente la voz se referia solo a mujeres i niñas indias: así usa 
la voz con frecuencia Bascuñan; p. ej. otros dos muchachos i chinitas:bo \ 
la china (india joven) hizo lo que le mandó su padre: 104 | Ids muchachos 
i china?, que servíais dentro de las casas de vuestros amos; 171. | Una vez 
sale chinos, pero supongo que será error de lectura o imprenta por chinas: 
tras nosotros se formó otra rueda de mujeres , chinos (!) i muchachos: jr | 
También usa los diminutivos chinilla i chinucla, 132, 148, 452, 474. 

Especialmente china designa a la sirvienta india en casa española: p. ej. 
el hambre que las señoras españolas tienen de chinas, que así llaman a las 
indias de seruicio [para acompañarlas a la iglesia, como en otra época las 
mulatas] Ro»ai.,E!5 477. 



CHINA 295 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 351: ¿-/¿zV/íz - hembra 
de los animales; criada, sirvienta. | Havestadt 625 menciona 
como mapuche china - ancilia. Cp. tb. aimará, Bertoxio II 83: 
china- criada de casa. | Los significados corresponden perfecta- 
mente a las relaciones de la mujer india como sirvienta i man- 
ceba del soldado de la conquista. La palabra se estendió desde 
el Perú sobre todos los paises hispano-americanos. En muchas 
partes se formó el masculino. 

II.' chino, m- fam. i. sirviente esp. muchacho, antiguamente 
indio, que sirve en casa española; mas usado chiníto. || 2. hom- 
bre del pueblo bajo, primitivamente indio. Así figura en ciertas 
fiestas relijiosas como la del pelicano o fiesta de mayo en Oui- 
llota ^'cl baile de los chinosu (cp. latiinbao) \\ 3. plebeyo. 

DERIVADO.S: I * chiníta, f fam. diminutivo en todas 
las acepciones de china, esp. la 4.^ i 6." 

II. chinuéla, chinílla, f. anticuado, diminutivo en ac. i» 
2 i 3. 

III chinóca, f vulg. - [Sur] i chinónga, f. • vulg. • [Sur, raro] 
aumentativo pe}-orativo = china ordinaria, grosera ac. i a 4: 

ÍV * achinado, a. - fam. i. aplebeyado; || 2. amancebado. 

V *chinéro. rn. -fam. - aficionado a las chinas*, mujeres del 
bajo pueblo o públicas. 

VI chinería, f - chinamento, m. - fam. - reunión de jente baja- 
segun RüORiGUEZ 163. Zkkolu. No he f)ido chinamento. 

\li amachinarse - fam. - amancebarse, alterado por conta- 
minación con china i macho- tb. se dice en igual sentido ama- 
¿•/¿f/w^raVj-^ — amachihembrarsc; cp. RODRÍGUEZ 25. Zerolo. 

VIH * chinear - vulg. - ser aficionado a las chinas*; andar 
con ellas, frecuentarlas. 

Como se ve la palabra no tiene ninguna relación con el Celeste Imperio 
cuyos hijos se llaman en la América latina mas bien 'asiáticos' en Chile tb 
CíiWíTtvzs (véase esto), en Cuba 'manilas ocolonos,' cp. Pichardo 86. Sin 
embargo en Chile, esp. en Santiago, tb. se llama cafi; chino la fonda baja el 
'restaurante' del asiático o canaca: en efecto la mavor parte de ellos son 
b úrdeles. ZEKorjO confunde las dos palabras, 

chino, n. con etimolojia falsa mejicana i la definición: «descendiente de 
india i zambo o indio i /-amba» aparece en el suplemento del Dice. Ac.^^ 
como americanismo. 



296 CHINCOL 

, VaL^ Akona i Palma no mencionan la palabra; parece que en el Perú 
se perdió con la invasión de los chinos del Asia que son mui numerosos en 
ese pais i usurparon el nombre que por lo demás se sigue usando en los 
sftnüdos metafóricos de desprecio o cariño. Existe tb. chinanga^^z\i\\. chi- 
nonga. — Arjentiiiii, GkaXada 194: sirvienta india mestiza, india. Catamarcaí 
Lafone loi: sirvienta india.— ¿Víííí^/ív;-, Cehallos 53: sirvienta. — Colom- 
bia, CiiHKVü 40 r, 530: chino, rt=muchacho, a tb. voz de cariño; Uribe 84 
añade; soplador, peonza, —Venezuela, Calcañ'o 48 i: indio, a, guajiro. — Cosia 
.^z'tvi, Gagini 218, Ferraz 50: (://///(?= niñera ; c7íí«í?íí;'- entretener, mimar 
a los niños. — Sahador, Barbekkn.v 94: niñera; í:/?77¿ííz/'- llevar en brazos, 
adular. —//o-'¿c/«/'íZs, MuMBliEÑo 52: niñera: i:/í//z¿'í/;' - cargar a otro, esp. a 
mños.—Gieaiemala, BÁTRES 215: nmcrii.^AL'jica, Kamos 169: amada, que- 
rida, voz de cariño. — Cuón, Pichardo 86: descendiente de mulato, a, i 
negro, a. voz de cariño. — J^io Grande, Beaurepaire ^y : cliina - m\i]Qr úe 
raza indíjena tb. c/iininluí i chinaca - Alceuíj 55: casta o mezcla que se 
produce de indio i europea en la América Meridional, son por lo común 
mui blancas i bien parecidas. 

NoTA: La palabra cast. í7í?'«(r=guijarro etc. cp. Dice. .If.^-' no tiene re- 
lación con la china americana. En Chile hoi no se usa; la encontré una vez 
en C.^RVAT.LO 171 alas chinas o piedras peladas que bañan sus aguas» Su 
etim. no se conoce; las de la Academia, de Zerolo i de CovarkúbIaS en 
MoNLAi: 518 son igualmente absurdas. 

406. CHINCOL. 
* chincól, ni. - I. lit. - pajarillo cantor mui común, según Gav 
Zool. I 360 Friiigilla matutina, Zonotrichia pileata Reed 20. 
Según Gav su canto es i-tio, cJiiu, chin, trrri; el pueblo lo in- 
terpreta 'Hibis, visto mi tio tio tin o ;/// tio Agustin; i según un 
verso de zamacueca: 

En el medio de la mar 
suspiraba un chincolito 
i en el suspiro decia: 
' «Échele chicha al cachito». 

cp. B. Vicuña Mackenna, de Valp." a Stgo. 53. 
Hai un juego de niñitas llamado 'chincol'. Dos niñas se ponen en cucli- 
llas frente a frente i dicen este diálogo: Comairela rana. — ¿Qué quiere co- 
maire? — Un vasito de agua.— ;, Para quién? —Para su compaire. — ;Cuándo 
llegó? —Anoche — ¿Qué le trajo? Un corte (d)e vesti(d)o. — ¿De qué color? — 
Verde limón. —¿Qué le dijo? —Que bailáramos el chincol. 
Saltando en cuclillas: Chincol, chincol 

zapato (d)e charol: 
pícale, chincol, 
zapato (d)e charol... 



CHINCHEL — CHINCHILCO 297 



I continúan saltando en cuclillas hasta que se cansan o las reemplazan 
otras dosniñitas. Los versitos del baile son cantados a dúo o en coro, el 
diálogo corresponde a los dos corifeos. 

I! 2. tb. chincolíto, m. - vulg. - bebida alcohólica de agua mez- 
clada con aguardiente, cp. Blkst Gana, Cal. II 87. H 3. vulg. 
bajo - el pene; cp. Echeverría 158. 

VARIANTE: chingol, m. [Norte] Solar 172. 

Arjeníina, (tKaxada 197: chingólo (Este nombre sale en Velez dk Ara- 
gón como perteneciente a un frinjílido de Estados I 'nidos (!). 

ETIMOLOJIA: Es mapuche, aunque no está en los diccio- 
narios. Chincolco ( = agLia del chincol) es una villa del dep. de 
Petorca i hai dos minerales del Norte de nombre Chingóles; cp. 
Fuentes. 

DERIVADOS: 1 chineóla f. - vulg. - niña de vida alegre. 

II chincoléo = cast. chicoleo, véase esto en Dice. Ac. ''. 

III chincoleár = cast. chicolear, véase Dice. Ac. ^'^ 

En estas dos palabras parece tratarse de una fusión de las voces caste- 
llanas con el chilenismo chincol. La etim. del cast. chicoleo es descono- 
cida. 

407. CHINCHEL. 

* chinchél, m. I. lit. - taberna ordinaria en que se espende 
vino, chicha i otras bebidas alcohólicas; lugar de diversión de 
jente baja. Ortuzar 104. jl 2 vulg. - vado de los ríos [Chiloé] 
Maldonado 47. 

DERIVADO- chincheléro, a. - \. lo que se refiere al chin- 
che!. II 2. sust. - el dueño del chínchel. 

ETIMOLOJÍA: Siendo aparentemente solo palabra chilena 
supongo etimolojía india, pero no encuentro cuál; a no ser que 
se relacione con chingana. Si las ac. i.^ i 2.* pertenecen a la 
misma palabra o a dos distintas no me es claro; probablemente 
lo último. 

En Cuba, Pichardo 85. Zkrolo se usa chinchal- casita de madera o 
tiendecita mui reducida i de miserable aspecto. | Pichardo no da etimolo- 
jía. No sé si se deriva de chinche o se relaciona con el chileno chitichel. 

408. CHINCHILCO. 

chinchílco, m. - n. vulg. de un arbusto o árbol del Sur, de ma- 
dera mui dura; cp. PISPINOZA 413, No sé el nombre científico. 



298 CHINCHILLA — CHINCHIMOLLE 

ETIMOLOJÍ A: Debe ser mapuche. 

409 CHINCHILLA. 

* chinchilla, f. i. - lit. - pequeño roedor del norte, famcso por 
su piel de pelo finísimo sedoso, muí usado para adcrnos. Ckin- 
chiiia /aiiigc}- ?,figun Gay, Zool. I 90. Erioviys chinchilla según 
otros. II 2. - lit. - la piel del animal. 

Rosales 325, Molina 477, Alcldo 55. Dice. Ac.'^'-''. Kai varios otros ani- 
males distintos del mismo nomljrc, Cníaiiiarca, Lafonií IüI. 

II 3. hacer una chinchilla - min, hacer un rc-bo. [Ncjrte]. 

DERIVADO: "' chinchilléro, m. - lit - cazador de chinchillas. 

ETIMOLOJlA: Hai un animal parecido llamado chincha 
(jcnero Lagidiinii) cp. Standard Dictionary, del cual chinchilla 
puede ser antiguo diminutivo. Pero BektoniO II 83 da chinchi- 
lla ■ animalejo como la viscacha j como aimará. Gay,Zo(j1. I 89 
dice que la etimolojia es desconocida. El nombre jcográfico de 
una ciudad de Espaiia Chinchilla de Monte-Atagon (entre los 
compañeros de Valdivia hubo un tal Alonso de Chinc/íilla) no 
[íuede tener relación con el animal chileno. 

410. CHINCHIMEN. 

chinchimén, m. - n. vulg de una nutria de mar Lutra felina 
según Gay, Zool. VIII 480, Molina 462. Según Gay, Zool. 1 45 
tb. llamado gato de mar; MOLINA 462; según Philippi Mz. 
ygy — chnngnngo. No sé si el nombre es realmente vulgar. 

VARIANTE: chimchimén, Gay, Zool, I 45. 

ETIMOLOJIA mapuche, FebréS: ckiinchinien - animal ma- 
rítimo como gato. • . " 

411. CHINCHIMOLLE. 

chinchimóUe , m. - n. \u!g. de un insecto díptero mui fétido 
do la coi dillera, AnisoinorpJia crassa^ según Ga\', Zool. VIII 
480; id. VII 29 no da nombre vulgar pero habla del uso medi- 
cinal entre los indios "también creian que metiendo uno en una 
avenida las aguas volvían inmediatamente a su lecho, i para 
ello los conservaban en canutus de cañan. 

VARIANTES: chinchemoyo o chinchemolle. 



CHINCHÍN — CHINGANA 299 



ETIMOLOJÍ A: Es evidentemente mapuche, [)ero no esta 
en los diccionarios. 

412. chinchín. 

chinchín, nn. - n. vulg. de un arbusto siempre verde Asara 
micropJiylla, Hook. No está en Gav, Bot. I 191 i ss. entre las 
Azara*;. Según EspiNOZA 415 notable por la dureza de su ma- 
dera. 

ETÍMOLOJIA: Debe ser mapuche. Es nombre de un fun- 
do del Dep. de Valdivia. 

413. CHINGANA. 

* chingana, f. - üt. - i. taberna ordinaria, casa de diversiones 
déjente baja, a menudo especie de burdel. || 2. la fiesta que se 
celebra en tal establecimiento con cantos i bailes populares. || 
JOTABECHE 238; B. VlCUÑA MACKEx\x\A, StgO. II 464; BLEST 

Gana, Cal. 23; Gav, Agr. I 152. Rodríguez 161. Zerolo. 

Perú, Aroxa 164; Palma 28: pulpería C)ri\m^x\-A.— Ecuador, Thhai; 146 i 
Ckvam.os 54: tabanco. — Catamarca, Lafüne i 02: casa de diversión" de ma- 
la lei. I Definición correcta en Zkiujlo; otros dice. p.ej.VELEZ de Akagun 
traen 'cueva, socavón" como peruanismo, o dan chingana como nombre de 
un baile. Ambas acepciones son falsas o al menos no se refieren al uso ae- 
rial. Alcedo 56: chingana - i^nomhxii que dan en la provincia de ( )iiispican- 
chi del Reino del Perú a unas bocas o socavones que iiai en el inlerior del 
cerro, en que tuvieron un Palacio los Incas, i donde se dice que enterra- 
ron sus riquezas». ] Aquí tenemos claramente el significado mas primitivo 
'escondite'. 

ETIMOLOJÍA: Según Cañas ly quechua chhigana. U En 
efecto Tobar da quechua chingana = C'¿cox\á\\')0\QS derivado del 
verbo quechua, M1DDENDORF 351: chincay - perderse, desapare- 
cer 1 formado como /«//(''//y ■ comer >• 7;///{'V/;/í7 - comedor, lu- 
gar donde se come; así chincana es el lugar donde imo se pier- 
de o esconde; cp. TSCHUDI, Organismus 318 

DERIVADOS: I * chinganear - fam. -frecuentar chinga- 
nas, divertirse en ellas. ZeroLO. 

11 * chinganéro, a. -adj. i sust. fam. - 1 el que frecuenta 
chinganas i es aficionado a sus diversiones. || 2. el dueño de una 
chingana. || tb. Perú, Palma 28. 



300 CHlNtíARSE — CHINGUA 



«Fué en esa fonda de la plava donde ad(|ii¡rió su boga aquella copla de 
la zamacueca, que se canta i que se bebe todavía en todas las chiní^anas del 
chinganero Chile». 13. Vicuña Mackenna, de Valp". a Stgo. 52. 

414. CHINGARSE. 
* chingarse - íain. - fracasar, frustrarse algún esfuerzo de re- 
pente, no salir un tiro, no tener éxito. RODRÍGUEZ 162. 

Calatnarca ^ LaI'onk 102 — Colombia, CcERvo 536, Ukibe 84. chasquear 
se, quedar burlado. 

DERIVADO: * chingadura, f. - fani. - fracaso. 

ETIMOLOJIA: quechua, MiDDENDORF 35 i: r/¿mM>' - per- 
derse, desaparecer; | véase chingana. 

Nota. Hai una serie de palabras i significados cuya relación mutua es 
difícil. Zekolo da cldiigursc' 1. emborracharse; || 2. amedrentarse, cortarse; 
I Velez de AkaGuN: chingar - beber de largo i con frecuencia; prov. Amer. 
efectuare! acto carnal. Este último significado parece usado en Méjico, se- 
gún Ramos 17 i. Kste menciona tb. chinea - goia, de algiin liquido, como 
gallego. CIiinga=^gotd, en Venezuela: chingo -chato, romo, sin nariz, Vene- 
zuela. Chingar - cortar la cola: chinga - colilla de cigarro; impuesto que los 
jugadores pagan al dueño del garito; yegua rabona; chingo • corto de vesti- 
dos; romo, mocho p. ej. de cuchillos; rabón; desnudo, en paños menores; 
chin<;os- ropa interior de mujer de Cos/a Rica da Gagini 220, 221, Ferraz 
52 insinúa etimolojia náhuatl /2/;/<(í=desnudo. Sindudael significado bajo de 
Méjico está debido al náhuatl, Molina 132: tzincouia- putañear el varón pa- 
gando a la dama. | 

//£7«í/?^;'í/5, MembreÑo 53: <;/í/«^í; - rabón; corto en vestidos de mujer: 
chinguear - hacer hurla. [ — Gnatcmala., Batiíes 2\>i:luiccr chinga- provocar 
un gallo al otro en las pe\eas=^chinguiíir. | Granada 197 cita a Beathepai- 
re: .ivV/^'^fZ'- - insultar de palabra | con etimolojia africana. Al fin Cai>caño 
393 da de Venezuela: csiar chingo por algo^=áe?.ei\v\o con ansia. No sé como 
se esplica el orijen de: 

Chinga, f. ■ vulg. - poner una chinga - enlazar un animal; 
chinga (d)e verija- la lazada echada por la verija para hacer 
corcobear al animal; brutal entretención de los huasos. 

415. CHINGUA 

chíngua, f. - n. vulg. de una maleza cosmopolita Clutiopodiuní 
álbum. [Centro]. Gav, Bot. V 232 no da nombre vulgar. 

ETIMOLOJIA: Será indíjena. Probablemente no es mas que 
una variante local de quimia, vulg. qiiingna ( Chencpodiuin Qni- 
noa) véase s. v. 



CHINGUE CHIKOCLO 301 



416. CHINGUE. 

* chingue, m. - Ht. - pequeño mamífero carnívoro que se de- 
fiende arrojando un líquido hediondo, Mephitis chilensis, Gav 
Zoo!. I 49. !l 2 - vulg. - niño chico que ensucia la cama con ori- 
na; II 3. ser como chingue - vulg. - heder. 4. adj. - vul. - he- 
diondo; p. ej.: esta carne está chingue. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febí^KS: r/^/;/^//^ - animalito bo- 
nito cuyos orines son mui hediondos. 
VARIANTE: chine [Aconcagua]. 
Molina, i\n. 22S i Molin'a 464; íJarvat.lo 13: c-hi/ií^nr: \ Rosales 327: 

417. CHINGUILLO. 

* chinguillo, m. - lit. - tejido de látigo en forma de red, o saco 
grande, usado para trasportar cosas livianas como paja, etc. tb. 
usado en las carretas para contener i sujetar la carga de pasto 
seco, etc. [Centro]. Por ejemplo, "color negro i ahumado como 
el de un chinguilloi.. JOTABECHE 63. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: í7/z//¿'////- chihua, como 
canastos, para llevar los chuicos a caballo. RODRÍGUEZ 162. 

418. CHINGULLO. 

chingúUo, a. - sust. - vulg. - amante, querido, a.; voz de cari- 
ño, esp. "chingullita miau [Aconcagua]. 

ETIMOLOJÍA: Talvez lo mismo que chinguillo; cp. lacho. 

419. CHINOCLO 

maíz chinóclo, m. - una clase especial de maiz cultivada p. 
ej. en V&ñdíñor. cp. Jenernl Catalogue of íhe Chile Exhibit. Buf- 
f.ilo 1901. p. 74 

ETIMOLOJÍA: Probablemente quechua; talvez MiDDEN- 
DORF 390: f/z/;?/ - chico, diminutivo | -fll). 119. oj'llai - el seno 
la rejion pectoral en ambos sexos. | La forma antigua debe ser 
odia; de cliini odia se derivaría primero 7naiz chinada, en se- 
guida )naiz chinado por asimilación al jénero. El significado 
seria "maiz p2chitosi., quizas por alguna semejanza de forma. 



30 2 • CHIXI-: — CHINO 



420. CHINE. 

CHINE, m. - n. viil<^. de un arbusto del norte Gruidelia ía- 
rapacaita, Ph. El jénero Grindelia véase Gav, Bot. IV 38; no 
trae la especie. 

ETIMOLOJIA: Será indíjena; talvez quechua. No encuen- 
tro étimo en los dice, 

421. CHIÑILHUE 

chiñílhue, m. - vulg. - el arco con que se forma la 'chihua' 
(véase esto) [Chiloé]. 

VARIANTE: chiñihiie. íT/z/Ví?/ Cavada 50. 

ETIMOLOJIA: Probablemente en vez de chinciillhue que 
Eehkés da como variante por c/niiciill {védiSt chinguillo) hubo 
una forma cliingulUme así como al lado de la palabra emparen- 
tada chinqited o chincud se menciona c/iing/id ■ la tortera o cosa 
redonda, circular. | FehrÉS da tb. c/iiníhue-ceádizo \ .Talvez 
ambas palabras se han mezclado. 

422. CHIÑINCAR. 

chiñincar- vulg. limpiar maiz o trigo tostado de la arena 
con que se ha mezclado antes de tostarlo para evitar que algu 
nos granos se quemen i otros queden crudos. La operación se 
hace mediante un movimiento rotatorio i oscilatorio a la vez, 
tomando el plato con las dos manos. La arena se va al fondo, 
el grano al borde del plato. [Biobio]. 

VARIANTE: chillincar [Cm. esp. Maule i Concepción] 
VÁ.SQUEZ. 

ETIMOLOJIA: Del mapuche, FebrÉS: chüñin o chiñin- 
cernir. 

423. CHINO. 

chino, m. - interjección o vocativo que se usa saludando "¿Có- 
mo te va, chiñoPii [Chiloé]. Corresponde al arjentino cJie (véase 
esto). 

ETIMOLOJÍA: Es sin duda forma mapuchizada de 'señor ; 



CHIPA — CKIPIUQUE 303 



FebréS da chillar señor o español; cliiñura - cualquiera espa- 
ñola. 

424. CHIPA. 

chipa, f. - vulg - "tamal pequeño de totora que se hace atan- 
do un haz de ésta por ambas estremos, para formar en el me- 
dio una cavidad en la que se encierran algunos objetos de poco 
bulto, ordinariamente camarones secos, calabazos pequeños con 
ají.n [Tacna i Arica] según Cañas ^y, sin etimolojía. 

ETIMOLOJÍA: aimará, Bertonio II 87: cchipa - envolto- 
rio de hicho, embutido de algo como es fruta i otras cosas que 
se llevan; | (por hicJio véase ecJiona; BertoniO lo usa para 
toda clase de gramineas grandes i totoras). También quechua, 
MiDDENDORF 390: cliipa - redecilla, especie de tejido hecho de 
correas de cuero o sogas de paja, que sirve para contener mer- 
caderías. 

425. CHIPIPE. 

chipípe, ni. - I. n. vulg. de especies de Frinjilídea según Gav, 
Zool. III 480; id. I 351 no se encuentra el nombre. || 2. mojado 
como un chipipe - empapado, estilando agua; se aplica a alguien 
que ha caído al agua. [Norte]. RODRÍGUEZ 164 que da el jiro, 
no conoce otro significado de la palabra chipipe, pero dice que 
en el Centro se dice mojado como ima diuca. Comparaciones 
parecidas se usan tb. en otros idiomas porque los pajaritos 
hacen muchos esfuerzos para sacudir el agua de las plumas. 

ETIMOLOJÍA: Ks evidentemente una voz onomatopéyica: 
no se encuentra en los dice, mapuche. Granada 197 menciona 
un pajarillo de la Arjentina llamado ¿//z///^. 

426. CHIPIUQUE. 

chipiúque, m. - vulg. - el miembro viril de animales i niños chi- 
cos [Sur, Frontera]. 

VARIANTE: Según Cañas 2y: chipuique -el corazón i el 
miembro viril de los animales. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Fekrks: ;)///</«^ - el corazijn. | cht 
es un pronombre demostrativo que en los dialectos huilliches 



304 CHIPUNCAR -CHIRIHUE 



modernos (Valdivia, O.-orno) se usa como artículo. En los dia- 
lectos de mas al norte se dice con mayor fuerza tdveichi, tdvi- 
chi, tichi. 

427. CHIPUNCAR. 

chipuncár ■ \ulg. raro- surcir mal [i\uble]. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, Febkks: chipitinn - hacer rebosar. 

428. CHIQUE ? 

chique, m. - según Philipfi El 166 i 378 n. vulg. del insecto 
Fíílex penetrans; c^. nilmn'x pique. No he visto confirmación 
del nombre cliique en otros autores. 

¿No será debido a algún error ^iox pique? 

429. CHIQUIN. 

hacer chíquin - bajo - fornicar; según Cañas 27. 
ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés chiquin- habere copulam 
cum mullere. 

430. CHIRCA. 

* papa chírca, f. - vulg. - una clase mala de papas; son agua- 
chentas i dulces [Centro]. 

VARIANTE: chilca [Biobio]. 

ETIMOLOJÍA: Febrés da chircayí -salpicar con los de- 
dos; I Hernández: <:///>¿";/« - estrujar, esprimir. | De esta voz 
podria derivarse un ^x\m\\\\ivi papa chirco; que pudiera pasara 
papa chivea; C[). papa doma. Pero la forma chilca del Sur hace 
mas probable que la palabra tenga primitivamente /. HERNÁN- 
DEZ da: ¿•/¿//¿•¿'w - estar aguanoso | del cual vendría papa chilco 
]> papa cliilca. 

No sé en qué relación están las dos voces dadas por HER- 
NÁNDEZ. 

Nota: Costa Rica, GaGini 223; chivea - yegua mala; dúrcada - borricado, 
disparate | vendrán de otra fuente. 

431. CHIRIHUE 

* chiríhue. m. o chiríhua, f. - lit. i. un pajarillo frinjílido, Sy- 



CHIRIMOYA CHIRIPA JOj 



calis arvensis, según Reed 20. || 2. chiríhue de la cordillera, 
m. - otro friiijílido, Sycalis aiireiventris, según Reed 20. || 3. 
ain. - p:írsona flaca chica. || 4. vulg. - un pan candeal chico de 
medio centavo. 

VARIANTES: chirío, m. [Cm. i Sur]; variante ortográfica: 
chirihua o chirigiie; p. cj. Blest Gana, Cal. 56; ortografía 
mala: c}drigoiu\ GA^', Zool. VIII 480 "especie de fiinjih'dea.ti 
-Bajo frínjilídeas ibicl. i 351 Gav no da el nombre vulgar. 

ETIMOLOJIA: Es sin duda mapuche clñriii o diinlme] no 
está en los dice. 

432. CHIRIMOYA. 

* chirimoya, f. - lit. - i. la fruta de un bonito árbol siempre 
verde Anona clierimolia, Gav, Bot. I 66, que se cultiva eri los 
parajes mas templados de Chilo, el Norte i hasta Quillota en el 
Centro. Es mu¡ apreciada, casi redonda de 5 a 10 i mas centí- 
metros de diámetro, de color verde; contiene una pulpa blanca 
muí dulce que rodea las semillas. RODRÍGUEZ 164, MOLiNA 
An. 210. Perú, Arona 164. Dice. Ac. ^■'. || 2. Gav I. c. denomi- 
na- así el árbol, lo que es contra el uso chileno. 

DERIVADOS: 1 chirimoyo, m. ■ lit. - el árbol. Anona che- 
fz;;Wm. Rodríguez 164; Arona 164. Molina 396. Alcedo 
57. Dice. Ac. ' '. 

II chirimoyéro, a. -loque se refiere a la chirimo)'a; esp. el 
vendedor de fruta. RODRIGUE/ 1. c menciona la formación sin 
hablar de su significado 

VARIANTE: cherimóya. etc. vulgar i poco usado. 

ETIMOLOJIA: Es seguramente indíjena del Perú No está 
en M1DDENDORF. Se podría analizar quechua, MiDDENDORF 
354: c])iri - frió -i- ibid. 598: niityti - el círculo, la circunferencia, la 
rueda j = la fruta redonda fresca? 

.ALf'Eno dice que significa fruta de la semilla fria. 

433. CHIRIPA. 

* chiripa, f. - o chiripá, m. - lit. i. el 'chamal' (véase s. v.) de 
los indios cuando lo llevan levantado por entre las piernas ha- 
cia adelante a modo de pantalones, por encima de las chara- 



3o6 CHISfjUl LA -CHOCLO 



/n/iV/as (véase s. v.) || 2. a veces — chamal en jeneral. RODRÍ- 
GUEZ 165. 

Las dos foniuis no son imii usadas en Chile: en el Sur i entre indios se 
conocen. La forma chiripá es uuii usada en las Kepühlicas del Plata, pues 
esta prenda de vestir es caracteiistica para los gauchos i campesinos hasta 
Rio Grande (cp. Beaurepairf. 47). En los últimos años se está perdiendo 
de uso; cp. Granada 197, Lafone 104. También se dice chiripál i chiripao 
vulgarmente entre los cu vanos. 

ETIMOLOJÍA: La palabra aunque conocida hoi por los 
mapuches e.s de oríjen quechua. Lafone da la etimolojía indu- 
dablemente correcta de chiri pac "para el fríon cp. MlDDEN- 
DORF 354. 

N<'TA. — Cliiripa, f. en el sentido de buena suerte, esp. liacer una chiripa, 
tb. (Jar un cliiripazo, tentar la buena fortuna, arriesgar algo, es mui usado 
en Chile. Creo que esta palabra que está en todos los dice. cast. es el mis- 
mo vocablo americano que como término de jugadores habrá llegado a Es- 
paña. El paso del significado de 'ponerse la chiripa'^abrigarse contra el 
frío, poner.se a su gusto, tener buena suerte, no seria difícil de esplicar. 

434. CHISQUILA. 

chisquíla, f. ■ n. vulg. de un arbusto o árbol del rio Palena 
(según una muestra de madera no identificada científicamente). 
ETIMOLOJÍA: Será mapuche de Chiloé. 

435. CHIVIN. 

chivín, m. ^g. o plur. - vulg. - lamas, hoja i tierra que forman 
una superficie casi firrne encima de agua estancada. En los chi- 
vines crece mucho rélbun (véase esto). 

ETIMOLOJÍA: Probablemente relacionado con mapuche, 
FEBRÉS:fA/7'w- rebosar de lleno. 

436. CHOCLO. 

* choclo, m. I. lit. - mazorca de maíz nuevo, no maduro, que 
se come cocida i asada, i en muchos guisos. |¡ 2. vulg. - espiga 
entera de trigo [Nuble]. || 3. la punta de una penca o ramal que 
contiene un pedazo de fierro o plomo envuelto en cuero o tejí- 
do firme de correas delgadas u otro material parecido [Centro 
meridional]. || 4. choclos o choclitos, fam. - piernas o brazos re- 
dondos de niño robusto. || 5. de choclito ■ fam. - algo raui apre- 



CHOCLÓN 307 

tado como los granos del choclo: p. ej. uva de clioclito, racimo de 
uvas chicas i tupidas. || 6. hasta (para) el tiempo de choclos - 
(a veces se añade maduros)- para nunca jamas. il RODRÍGUEZ 
167. VlDAURRE I I !0. GaY Agr. II 95. ZeROLO. 

Arjentina, Gr.s.nap.v lO^ — Pcrú, AuoNA 166; Palma 2%- Colombia, Um- 
be (S5 — Ecuador, Tiibar 148. En Venezuela se dice jojoto, Calca.vo 498 — 
En Centro América i Méjico elolr, cp. Costa Rica, Ferraz 63; Guate¡nala^ 
Batres 265: Salvador, Bariíkrfa'a i\6\ Méjico, Ramos 223 <nahuatl, Mo- 
lina 28 v"*, clotl- mazorca de maiz verde, que tiene va cuajados los ,íjranos. 
Esta voz está en Dice. .\c.i" pero choclo falta. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 356: iliojllo - n\?i- 
zorca de maíz no maduro; | la forma antigua es chocllo; cp. ai- 
mará Bertonio II 88 chhokhl/o. 



437. CHOCLÓN. 

* choclón, m. - h't. i. juego de los niños en el cual se tratada 
arrojar a un ho\uelo cierto número par de bolitas, nueces, co- 
quitos, etc. sumini-strados por mitad entre dos jugadores; el que 
tira pares gana; cp. 1-5. Vicuña Mackenna, Stgo. II 373. En 
España se llama 'boche'. !| 2. club, reunión política, corrillo. RO- 
DRÍGUEZ 168. 

La palabra está en el sentido de «.«golpe con que la bola pasa por las ba- 
rras en el juego de la argolla» en el Dice. Ac.^'^ derivado de choclo=zocio 
< lat. socctdiis; etimolojía mui poco probable. En vista de las formas va- 
riadas de América no me parece imposible qne e! vocablo haya salido del 
Perú como término de jugadores. 

Mas o menos el mismo juego que en Chile se llama choclón en el Perú 
Aro.va 166, Pal.ma 2S— chócolo en Colombia, CuKRvo 345, Uribe 85 — ch<''- 
cola, chocla, cholla i chocolón en Costa Rica. G.vrnN'i 227, Ferraz 55, 57, 58 
chocolón en , Sahador 'Pi\\ív,?.\<v.'Sa ív.^.— cltollito en Mijico, Ramos 176. 

ETIMOLÜJÍA: Rodríguez propone mapuche, FehrEs: 
chocoü - puñíLÚo con una tnano; (liocolln- cojer así; | parecería 
adecuado si se pudiera creer que la voz salida de Chile se 
hubiera estendido sobre todo el dominio castellano. Me pa- 
rece mas probable que se trate de una voz peruana, sea deriva- 
do de cjioc/o — mazorcA de maiz, o de otra fuente como talvez 
aimará, Bertonio II 88: (Idiokhl/oiha- derribar hombres, bolos, 
etc., siendo muchos. 



3o8 CHOCO 



438. CHOCO. 

I * choco, a. - I. lit. -de pelo ensortijado i crespo, fam. apli- 
cado a persíMias 2.- sust. - perro de agua, chico i feo que tiene 
el pelo crespo (francés, barbct, alemán, Piidel). || 3. choco, nn. - 
vulg. - un cuero lanudo que se pone encima de la silla de mon- 
tar. II 4. - bajo - cunnus parvulus pilosus. 

II * choco o chongo, m. - i. fam. - muñón, tronco de un 
miembro u otra cosa parecida que queda cuando se corta la 
punta o una parte mas grande, esp. la cola mocha de caballos, 
perros, etc. II 2. - vulg. - trozo de madera que se aprieta contra 
la rueda con la palanca, o trozo curvo que se coloca delante 
cada rueda; zapata de! freno. B 3. choco, m. - jermanía - carabina 
recortada usada por los salteadores. |1 4. choca, f. - vulg. - la per 
di/, por tener la cola tan corta; cp. qiiífíat . || 5. chonguíto, m. - 
bajo- el pene i tb. la vulva. 6. fam. - hacerla chong'a = hacer la 
pava, burlarse de uno [Xub'e, Sur]. 

III * choco, a. o chongo, a. adj. - vulg. - persona o animal 
al cual le falta parte de un miembro, como dedo, cola, oreja. 

VARIANTES: soco, a. [Talca] de ahí desocarse, desarticu- 
larse la mano por efecto del trabajo [Talca]. 

sunco, a. - vulgar- persona a quien falta im brazo, uno ova- 
rios dedos, RODRK'.UKZ 444. 

chungo, a. - persona que tiene un dedo demás en las manos 
o los pies [Coquimbo] Sor.AR 175. Evidentemente se llaman 
así porque el sesto dedo suele ser incompleto, un cliongo, como 
dicen en otras partes. 

Ctil.unarca, Lakoní!; 105: choco - jperro de agua grande o chico — Perú 
Akon'a 167; r/ííTíi • ¡d. blanco, cp. Gnaienialn, Raprics 231: chongos -Xo"^ 
rizos. 

Co9.ía Rica, GAfiiNi 22S: cJioiiro muñón, mutilado; 233: clmnco - id. ~ 
Guatemala^ Batrf.í? 225: r//i>rí?- tuerto. — Honduras, Membreño 54: choco - 
persona o animal que carece de un ojo. — Méjico, Ramos 17o: choco - tuerto. 

ETIMOLÜJÍ A: Parece que se trata de varias palabras que 
se han confundido i contaminado. Es seguro que el elemento 
fundamentales ei cast. zoco=' zxxráo; véase MONLAU 1109Í 
KÓRTING N.o 7575 i apéndice donde se comparan it. ctocco i 
cionco- trozo de madera. 



/ 



CHOCOLATE 309 



La idea puede pasar de soco (zurdo) a manco etc. Pero para 
la zapata del freno tb. puede enX.tKr soco — sueco <C\^.\.. soccus_ 
Ademas hai quechua, Middendorf 374: cJi\uu - perro crespo 
de aguas j que seguramente es la misma palabra que el perua- 
no, i chileno perro cJioco. Pero ¿cuál de las lenguas será la fuente? 
Middendorf 356 da también: cJioko - tieso, parado; cJioko rinri 
- orejas paradas, señal de atención o alarma de los animales. I . 
En r/¿í7í:c' = zapata del freno puede haber relaciones con quechua 
Middendorf 372: choko - el cerrojo I o ¿seria este derivado del 
castellaníy? 

Los perros de agua en Chile a menudo tienen la cola mocha; 
son chocos en el sentido de ac. IIÍ. De las orejas mochas al que- 
chua, oreja parada también el salto es corto. Merecería la pena 
tratar con materiales irías completos de todos los paises de ha- 
bla castellana la histuiia i filiación de este grupo al cual tb. 
pertenece ihueco, etc. véalo s. v. 

439. CHOCOLATE 

* chocolate, m. - lit. - I. pasta de cacao con azúcar i otros 
ingredientes alimenticios i condimentos; || 2. bebida hecha con 
esta [jasta cociéndola con agua o leche. || 3. fam. - sangre, esp. de 
narices, esp. sacar chocolate a uno, Echeverri.v 159, Caña.s 
Lltramaulc. 3 

¡Güeno eii peliar esa ves! 

Pero ¿1 púo encajarme 

un trompón por el estomo [ = estómago] 

i sacarme chocolate. 

Cañ.^s, Ultramaule ni. 

II 4. vulg. - hacer o saltar chocolate - en el juego de "saltar 
por la cuerdaii: dar vuelta miii lijero. La comparación viene de 
la preparación del chocolate 'a la española' batiéndolo mui fuer- 
te para que dé espuma. li 5. \ulg. - un antiguo baile popular 
[ChiloéJ.Z^zVí: || Ac.'^-' 

LTIMOLOJlA: Las etimolojias de MuxLAU que han pasa- 
do a muchos libros científicos hablan de voces mejicanas como 
choco = cacao i latl=-águ^.. ¡No existen! Las bebidas prepara- 
das entre lub antiguuo mejicanos eran muchas. i\IoDlN.\ I 19 



3IO CHOICA — CirOLHUA 



da: bebida de cacao con maíz - cacauatl (lit. cacao - agua); bebi- 
de cacao con ■a\\-cJiíIIo cacauatl, chilcacaiiatl; bebida de cacao 
solo - atlanelollo caca naí/ /bebida, de maiz cocido - pocolatl, quauh- 
nexatl; bebida de maiz de otra nnanera - xocoatl; bebida de chia 
í maiz tostado - pinolatl i otras. MENDOZA propone xoco-atl que 
según Molina II i6o v° nixocoya - d.ced-AX'Át. o avinagrarse | es 
jjropiamente bebida de maiz fermentado. Se habrá confundido 
xocoatl con cacauaatl; i la / intercalada será debida a otras for- 
maciones parecidas como pocolatl, pinolatl, etc. En todo caso la 
etimolojía no es tan sencilla como parecía. Habria que con- 
sultar los cronistas antiguos d e Méjico sobre las formas pri- 

^ -— ' 440. CHOICA. 

chóica, f. - vulg. bajo - vulva [Frontera]. 
ETIMOLOJÍA: Probablemente mapuche; talvez nombre de 
algún marisco, cp. chaca, lapa, chucha, etc. 

441, CHOLCHEÑ. 

cholchéñ, m. - vulg. -vivero preparado en la playa para ha- 
cer engordar mariscos [Chiloé]. Maldonado 144; Pomar 42. 

ETIMOLOJÍA: Es indudablemente mapuche; pero no se 
encuentra en los antiguos diccionarios. 

442. CHOLHUA. 

* chólhua. f. • n. vul. de un molusco comestible del mar, pa- 
recido al choro, Mylilus niagellauicus o MyLihi:i chilensis, cp. 
Vidal Gurmaz 64. 11 Cholguahue es nombre de un fundo cerca 
de Anjeles, = lugar donde hai cholhuas. Será alguna especie de 
agua dulce. 

VARIANTES, cholgua, Carvallo 21; Carvallo 25 '; 
chalgua, Molina 416 es erróneo. ! chorga; chorgua; cholga, 
forma usada por ej. p. VidalGormaz 46 etc. * chorhua; Gar- 
cía 355, 363, 365 etc. escribe í'/¿í7r//rt. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Pebres: ¿-/¿íj/Z/ma - cascara de 
choros blancos. 
7 NOTA:. La ortografía choríui de (takcía seguí amenté no signitica otra 



iUk,^^ (a) ^%-^^'- 



CHOLO 311 

cosa que clxórhua. El acento se ponia en el siglo XVIII a veces en la 11 se- 
guida de vocal para indicar que la u se dehia pronunciar, p. ej. ciriúcña. 
¡líiérla, (cp. CUKRVd, )na}!^ucr n nuigiic} ,\\o\x\\\x\'yd. XXXIII 257): así fÍAi;cÍA 
escribió chorún para que no se leyera c}iórva. 

443. CHOLO 

* cholo, a-adj. ¡ sust. • lit. i denominación jencralmcntc 
despreciativa para indios ijente de sangre mczxlada, jente de 
color. II 2. fam.-id. de los peruanos en jeneral, mui usado en 
tiempo de la guerra del Pacífico; cp. cuíco i cuyano. || 3. fam. - 
id. de los indios chilenos puros del Sur. || 4. fam. - persona co- 
barde. II Rodríguez 170. Alcedo 58. Dice. Ac.^-' Ej. "cQué 
ha de ser? respondió doña Estefania, si no esta cht^la, esta 
indecente, china mal nacida se ha propasado a hacer lo que no 
debe?'- BARROS Grez, Hueif. 206 

Parece que la palabra se usa en muchos paises para designar los mesti- 
zos: Perú, Arona 168. — Arjcntina, Granada igg. — Calainaica, Lai-hnk, 
106. — Costa Rica., Gagim 227. — Los demás lexicógrafos quizas solo no dan 
ki palabra por figurar ya en el Uicc. Ac. 

ETIMOLOJÍA: Si la palabra ha salido del Perú estarla a 
la mano aimará, Bertonio II 91 chJmlii - "mestizo, aunque 
ya casi no usan de este vocablo para e.sto-i | id. I 363: perro en 
jendrado de padre que es de diferente casta, como bastardo - 
chulo anocara \ . Sin embargo Garcilaso citado por ArONa 
I. c. dice "a los hijos de los inulatos llaman cholos, es vocablo 
de las Islas de Barlovento; quiere decir perro, no de los casti- 
zos, sino de- los mui bellacos gozones {\): i los españoles usan 
de él por infamia i vituperio..! No puedo decidir la cue>ti(Mi sin 
mas documentos. 

DERIV^ADOS: I *acholárse - fam. -cortarse, avergonzarse, 
confundirse, esp. cuando no hai razón moral para verdadera 
vergüenza; ECHEVERRÍA 121. 

Poú, Faí.ma 18. — Ecuador, Cevai.i.os 30.— Zerolo. 

II * acholamiento, m, - azoramiento, confusión, cortedad; 
Echeverría 121. 

III • cholaje, m. - fam. - conjunto de cholos -; p. ej.: Poesías 
Populares de "El Pequenn. V 3J. Santiago 1881. 



¿Í2 CHOLLÜNCAkSlS -CHONO 



444. CHOLLONCARSE 

* cholloncárse - vul^. - ponerse en cuclillas, agay.aparse, sobre 
todo en la frase estar chollonca(d)o. [Cm. Frontera] CaSaS IJ . 
Vasí^uez. 

VARIANTES: acholloncarse, achoñoncarse, choñoncar- 
se, choyoncarse, achoyoncarse; chulluncarse, achulluncar- 
se; chuyuncarse, * achuyucarse [Centro]; chilluncarse, achi- 
lluncarse; chiyuncarse, achiyuncarse; no sé si acuyiiicarse 
[Sur] de is^ual sÍLíiiificado se deriva de la misma base. 

ETIMOLOJIA: Parece que se han mezclado dos [)alabras 
de mapuche; FeijkéS: cheñodciin - estar de cuclillas | i Hek- 
NANDEZ: tJiOHorclen - estar de cuclillas o agachado. 

445. CHOMULCO. 

chomúlco, m. - n. vulg. de un caracol de tierra según Gav, 
Zool VIII 480. No encuentro el nombre en otras partes. No 
sé si se usa. 

ETIMOLÜJÍA: mapuche, Febrés: choniül/co, chiuniillco ■ 
unos caracolillos de tierra. 

446. CHONO 

* chóno, m. - lit. i. nombre de una tribu de indios que po- 
bló en los tiempos de la conquista las islas i las costas del Pa- 
cífico al este i al sur de Chiloé, hasta la penísula de Taitao, el 
archipiélago de los Chonos o Guaitecas. La etnolojía de esta 
tribu, de la cual, según parece, solo quedan pocos restos hoi, es 
casi enteramente desconocida. Se distinguían en el lenguaje i. 
las costumbres de los mapuches de Chiloé, i eran probablemen- 
te parientes próximos de los tehuelches del sur i onas. Los 
misioneros de los siglos XVÍI i XVIII varias veces trataron 
de juntar todos los chonos en Chiloé i las islas \ ecinas como 
Huar (cp. FoNCK MenéndezJI 145 i passim). Ij 2 papa chona. 
f. - vulg. - una clase de papas, Solanum tuberosum; cp. Cañas, 
papa 18; Gay, Agr. II 119. 

ETIMOLOJIA: .Será la denominación del pueblo en su pro- 
pia lengua. 



CHONTA — CHur-E ^i^ 



447. CHONTA. 

' chonta, f- - i. n. vulg. de una palma de madera mui dura 
i bonita del Perú, GiiiUehna speciosd, Ruiz ¡ Pavón según Aro- 
NA 171. —Ecuador^ ToBAi^ 149: chonta i cliontilla, palmas del 
jénero Bactris i Euterpe. || 2. la chonta de Juan Fernández 
- otra palma ///rtz/zí? australis, cp. JOHONN, Flora de las Islas de 
Juan r'crnández. 145; la capa estL-rior de! tronco se usa para 
bastones, las partes nuevas del tronco ¡ las yemas de las inflo- 
rescencias se comen crudas, 'col de palma'; los frutos tb. se co- 
men. II Molina 403. Alcedo 58. Dice Ac.^--. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDOkF 362: chnnta • noin- 
bre de varias especies de palmeras, cuya madera mui dura i 
pesada, de un color oscuro con estrías blancas, sirve para hacer 
puntas de flechas i bastones. 

' 448. CHOÑE. 

chóñe, m. - hist. vulg. - manta de las indias [Sur]. GuiiVARA. 

VARIANTE: chóñj^ m. Ovalle 108. 160. | Mala ortogra- 
fía choni. Molina An. 150, 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: <:/rí?//¿ - manta de las 
indias. 

449. CHOPE. 

'* chope, m. - i. vulg.- intrumento, palo puntiagudo, barreta 
de madera que sirve para cavar la tierra, esp, para sacar papas 
i otros bulbos o raices [Centro]. Saavedra 181; FERNANDEZ 
31. II 2. vulg. - fierro de los mariscadores para sacar las machas, 
ostras, picos, etc. [Cm.] jj 3. fam. -golpe, puñetazo; 'dar chope' 
Rodríguez 171. 

DERIVADOS: I * chopázo, m. - i. vulg. - golpe con el cho- 
pe ^ i ■-. II 2. fam.- puñetazo, RODRÍGUEZ 171. Zerolo. 

II * chopear - i. vulg. - trabajar con el chope ' i - || 2. fam. - 
dar puñetazos; BARROS Grez, Voc. 19. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Hernández: chope- gancho, ga- 
rabato. 

NOTA. No sé si de la misma fuente vietle chopeco, a ■ pillo, 
astuto; según OrtC^zar 105. 



314 CHOREAR — CHÜKU 



450. CHOREAR. 

* chorear, - íam. - refunfuñar, desahogar su mal humor en 
palabras i reniegos; protestar. 

DERIVADO: choreo, m. - f. la protesta: máxima popular: 
'el choreo es libre". Rodríguez 171 | Jotabeche 73 | "por 
cada suspiro que lanza le arrojan diez chóreos sobre la barba- 
ridad de lo que se les deben JoTABECHE 142. 

ETIMOLOJÍA: Talvez del quechua, Midoendorf 363: 
churay - poner, colocar | cuyo óe.r'iv aido c/iuracuy se usa en sen- 
tido de 'resistir, oponerse"; MIDDENDORF 364. Habría que sa- 
lir de un verbo primitivo * c/iorar, 

451. CHORI. 

chóri. m.- según Gav Zool Vííl 480 lasgrandos langostas. 
No encuentro la voz en otras partes; no sé si se usa. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FEliKÉS:c/i¿>ri - langosta pequeña. 

452. CHORO. 

* choro rn. - i. n. vulg. de mariscos comestibles mui comu- 
nes de concha bivalva, almeja, Mytiliis chorus i otras especies. 
Gav, Zool, VIII 480. | "mosellones que allá llaman choros.., 
Najera 33. I Rascuñan 474, 508. j Ovalle 70. 1 Rosales 
297, 303: los indios usan las conchas como cucharas i cuchillos. 

I CÓRDOBA 25. I Molina 416. || 2. - vulg. bajo - vulva; Eciie- 
verrl\ 159 II Cañas 27. 

C(//'í?Wí7/'¿v?, Lafone 106: í:/í();(7- caracol, almeja | se refiere evidentemen- 
te a otro molusco de agua dulce. 

DERIVADO: I * chorito. m. - otra especie mui chica de 
Mytilus. 

II * chorear - i. vulg. - pescar choros. [| 2. vulg. bajo - coha- 
bitar. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 398: c/turii cara- 
col, concha. | De la denominación correspondiente del mapu- 
che dice FebrÉS: />¿//// - unos choritos; tnas lo toman pro verón- 
ica mulieris. 



CHOROl — CHOVELLEN 315 



453 CHOROl. 

* chorói, m. (pl. /os cJioroyes) - i. lit. - n. vu!g. de un loro pe- 
queño, verde, Psittacus leptoryhncJius; según Gav, Zool. I 370 
EnicognatJius lepíorhynchus. \ MoLiXA 447. Cañas 27. [Cm.] || 
2.fam.-parlachin, hablador. [Ctn.] II 3. fam. -canutillo de bronce 
o cobre en un lado cortado a tajo de pluma, con que se sacan 
pruebas de granos (tricro, maiz, arroz, café, porotos, azúcar etc.) 
del saco sin cortarlo. Como también se llama cachaña o se 
trata de cierta semejanza con el pico de loro, aunque el instru- 
mento no es curvo, o será denominadf) así porque en aplicación 
fraudulenta, que es frecuente, se roban granos, como los loros 
lo hacen en el maizal. [Norte, Centro. Cm. i Sur]. || Choroico - 
agua de los choroyes - es nombre de un fundo cerca de Naci- 
miento. 

ETIMOLOJI A: mapuche, Febb£S: í/zí^r^j - papagayos pe- 
queños o catalinitas. | Hoi en el centro se dice mas bien 'ca- 
tita'. 

454. CHOURI? 

chouri? - según Gav, Zool. VIH 480 n. vulg. del jilguero 
chilentj. Clifysoniitris canipestrisA^\\^\\\\<^^^ cantor. Hai eviden- 
temente algún error en el nombre. Gav, Zool. I 352 dice solo 
'I vulgarmente ///¿^//¿/'í?, i siii entre los araucanos-'. 

ETIMOLOJI A: Será algún nombre indijena pero no se 
qué forma. Cp. cliiirrin. 



455. CHOVELLEN. 

chovellén, m. - vulg. - descuidado con respecto a los vestidos?", 
p. ej. ir como un chovellén, según Ca.ñas 28. || Es n. pr. de 
un lugarejo en el dep. de (^^auquenes, eps. FUENTES 84. 

ETIMOLOJIA: Del mapuche, FebréS: c/wz^// flojo, pere- 
zoso, cobarde, pusilámine; | Havestadt 627 traduce: segnis, 
negligens, socors, languidus, remissus, desidiosus, iners, p'ger; j 
se deriva chovii.ien - estar o ser descuidado. 



3l6 CHUCAÜ— CHUCUN 



456. CHUCAO. 

*' chucáo, m. - n. vulg. de un pajariUo, PteroptocJms riibeciila, 
Gay, Zool. I 304. Su canto es de bueno o de mal agüero entre 
los indios; cp. Esi. Ar. XI 2, 8: según Maldonado CXX el 
grito de feliz, presajio es ^u/iidiicou el contrario ^^Jiuitreiin. 

VARIANTE: tricáo, tricáu, tricahue; por errata Gav Zo- 
ol. VIH 485 tricaou. 

ETIMOLOJIA: mH[>uche, F'ebkKS: chucán ■ \xw pájaro del 
montc. 

457. CHUCARO 

* chucaro, a - bravio, indómito, fogoso, aplicado al animal 
que se monta, caballo, muía, burro. Rodríguez 172. Zerolo. 
l)icc. Ac.^'-' suplemento lo da como peruanismo. Frecuente en 
los autores nacionales p. ej. Blez Gana, Cal. II 134. 

Arjenliiia, (Iranaua 199; Láfone 105'— Perú, AuoNA J71; Palma 38 — 
Ecuador ,C}í\ WA.oi SA't Tobar 150— CWí)/«¿íí?,Urive S6— Salvador, Barbe- 
KENA i\2— Honduras, Membreñ'o 55— Cí^í/íz Rica, Ga(;ini 229 — Timbien 
en Rio Grande, Beaukepaikl; 47; chucro. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDEXDORF 357: t/!/í¿-/-« -duro. | 
Bertonio i 162 usa ya la palabra como castellana. 

458. CHUCUN 

* chucún - 1. vulg. - el cuero pelado de oveja o de cabra que 
se pone debajo la piedra de moler para recibir la harina tosta- 
da molida o el mote majado. || 2. fam. - cosa arrugada i seca; esp. 
en jiros como 'cara de (como) chucun 'flaco como un chucun , 
'ser un chucun de viejo". [Centro, esp. Colchagua]. 

VARIANTES: chucun [Maule, BiobioJ VasQüEZ; chuco 
[Cm. esp. Nuble i Maule]: chúquen, raro [Cm.] 
. ETIMOLOJÍA: Hai una vo.-^ mapuche chukitn o chnkün de 
igual significado, que no está en los diccionarios. GUEVARA 165 
dice: chuco • pellejo en que muelen los indios. CAÑAS 28 dice: del 
quechua í"/¿/^í:« - cuero o (!) del mapuche /¿«/«^/V/- cuero duro, 
no sobado, j Quechua c/iua{ según MiDDENDORF 357 signifi- 
ca la gorra, el cabco. La voz mapuche nuincul según FEBKÉb 



CHUCHA— CHUCHAR 317 



solo significa 'cuesta, cerro'; pero no cuero'; ademas está es- 
cluida por la fonética. 

459. CHUCHA. 

* chucha, f. - I. bajo - vulva. Echeverría i6o. h 2. bajo - 
mujer pública. 

DERIVADOS: chuchínga, m. chuchéta, m. chuchón, m. - 
bajo- hombre afeminado, maricón, sobre todo usado como in- 
sultos groseros. 

ETIMOLOJIA: Esta palabra, que en Chile es la denominación mas po- 
pular para las partes sexuales de la mujer, probablemente se usa en muchas 
partes de América como se puede conjeturar por algunas alusiones de los 
lexicógrafos americanos; ya que por razones mui ajenas a los estudios fiio- 
lójicos i etnolójicos no se atreven a hablar claro. El orijen de la palabra se 
esplica en la siguiente cita de la Cyóiiica del Perú por Pedro Cieza de 
León (según Gaciini suplemento s. v. cliiiclieca); «Por la costa [de Pana- 
má] junto a las casas de la ciudad, hallan entre la arena unas almejas mui 
menudas que llaman ehucha'». Mas claro aun es Oviedo T 608 (lib. 29 cap. 
10) aEn cierto tiempo producen las ostias de las perlas un cierto humor 
rojo o sanguíneo en tanta abundancia que tiñen el agua i la turban en la 
misma color: por lo cual algunos dicen que les viene el nsenstruo, como a 
las mujeres su costumbre, cuando dicen que tienen su camisa.» (De las pes- 
querías de perlas de Cubagua). Aquí falta solo añadir el nombre que da (^lE- 
ZA DE León. Ga(;ini 230 dice de Tosta Rica: ^^chucheia. f, - especie de 
ostión grande que ofrece un aspecto repugnante al abrirlo, a causa del 
humor sanguinolento que destila. Abunda en el puerto de Punta Arenas, 
donde constituye el alimento cotidiano de la jente pobre», nt/iuiliini^a ■ con - 
sidérase este adjetivo como mui grosero i rara vez se oye entre |)ersonas 
educadas. Aplícase al hombre afeminado o amujerado, al (|ue imita los 
modales de las mujeres, usa prendas propias de éstas etc., i también al que 
los españoles llaman «Perico entre ellas». Se toma jeneralmente en mala 
parte». — En Colombia, Uriüe 86 da los significados siguientes de chuchtj 
I. (papa, fruta) arrugada, aguanosa || "2. persona despreciable. || 3. .sobaqui- 
na, olor a chotuno. II 4. un marsupial {Diclclphys philander) | CiiEUVo 527 
deriva papa chucha del chibcha /-//«:«- dañado. Parece que en los demás 
significados hai contaminación con la voz de Panamá i Costa Rica. 

460. CHUCHAR. 

chuchár.m. - n. vulg. de una yerba crucifera del Norte, Sisyni- 
hriiun mnplexicaule. PniLlPPl Atacama 60. 

ETIMOLOJIA: Será de orijen indio; probablemente que- 
chua. 



JlS CHUCHI -- CHUtHO 



461. CHUCHI 

* chuchi, adj. -vulg - i. romo, chato. Cañas 28. Guevara 
165. 11 2. arrugado, esp. de manzanas viejas, sandias rajadas, con 
el 'poto' arrugado; tlj. se aplic.i a mujeres vii j is [Centrcj]. ll 3. 
con un ojo mas chico que ol otr,) 'cheuto', bizxo. [Nuble]. || 4. 
con la nariz carcomida de sífilis o con otro defecto acasionado 
por accidente o enfermedad [Maule]. Vasqufz. 

VARIANTES: chuche = chuchii. Rodríguez 173. 

Verso popular para principiar un cuento: 

Este es, i esta era, (Rodkkíukz dice: Este i estera) 

pan i queso, 

para los lesos, 

pan i luche 

para el diablo chuche. Rodiíkíiez 1. c. 

Otra fórmula: Para saber i contar i contar para saber — pan i harina — 
para las monjas agustinas: — harina i pan — para las monjas de San Juan; — 
pan i luche — para el diablo chuche; — pan i jabón — para el diablo narigón — 
este era un rei... 

B. Vicuña Mackenna, Stgo. II 382. 

chueche, = chuchi", el que tiene un ojo medio cerrado 
[Maule] 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrES: ¿■/¿«t///// - "ñudo de los 
palosii. 

462. CHUCHO 

I chucho, m. - I. fam. - ave de mal digüero- ehojichon i chun- 
che. [Aconcagua, Frontera], || 2. vulg. - cárcel, calabozo militar. 
Fernandez 31. 

II * chúncho, m • i. n - vulg. de una lechuza, Noctua piiuii- 
la, Philippi El. TJ. Según Reed 15, Glaucüiimn ñaman. ECHE- 
VERRÍA 160. i Gay, Zool. I 244 dice que los araucanos la llaman 
chucho. II 2. fam. - mitolojía popular - ave de mal agüero cuyo 
canto ^^cJiun-chun-chun \ presajia la muerte de alguna persona 
de la casa. Muchos creen que es invisible. || 3. fam. - persona 
de mal agüero, o desagradable i fea. || 4. fam. - volantin sin ^^- 
\\\os~c/ionchon. 



c^/ t-^ ^{ji -r^<\> . ¡ ^^]\0\ 



CHUCHO 



319 



DERIVADO:* achunchar- fam.- 1. asustar, de desconcertar, 
amedrentar, avergonzar; tb. reflejo. FERNANDEZ 8. esp. achun- 
cha(d)o, a - azorado, corrido; ECHEVERRÍA 121. En achunchado 
que deja a uno inmóvil o temblando, prevalece el miedo a lo 
incomprensible, en acliolado la torpesa e ignorancia del que no 
sabe qué hacer. || 2. - hacer a uno daño por maleficio, mal ojo, 
etc., embrujar, se usa mucho entre jugadores por 'traer mala 
suerte'. II 3. aburrir, enojar a uno. 

III * chonchón, m. - i. fam. mitol. popular: avechucho fatí- 
dico nocturno que canta '>fuc tuétiié<\; según otros lo mismo 
que chucho i chuncho. \\ 2. fam. * chonchón, m. o chonchona, 
f - una especie de volantin, cometa de los niños, sin palitos, solo 
de papel. || 3. vulg.-un frasco plano para licor que se puede lle- 
var en el bolsillo. || 4. vuig. ya algo anticuado - lámpara rústica, 
tarrito de lata con un canutillo por el cual pasa una mecha 
ordinaria que arde al aire libre, tb. se llama chonchuéco. II 5. 
fam. - persona de mal agüero, fea o desagradable = f^/^;/¿"//£', cuco 
en España coco. \\ cp. Rodríguez 170. Echeverría 159. 

DERIVADO: * achonchonarse - i. convertirse en brujo, o 
serlo para hacer daño a la jente. [Centro, Cm. i Frontera] || 2. 
ser astuto para picardías. 

•lEl chuncho vino a pararse en un álamo inmediato i comenzó su canto 
funerab: RonuiorEZ, Eustaquio 5. | aEl choncon (evidente errata por cfio?i- 
chon), especie de lechuza <cde voz querulenta i funesta, i los indios tienen 
en ello varias quimeras supersticiosas»: Oj.ivakes 32. | En cuanto uno ove 
gritar al chonchón, es señal de que el brujo se acerca, i entonces no hai mas 
que hacer la cruz de Salomón en el suelo i plantarle en el medio el cuchi- 
llo, con el filo para donde se oye gritar, i entonces el chonchón no se atre- 
ve a allegarse». B.\rrosGrez, Hucrf. 97. | Según otros se planta en medio 
el cuchillo del duque ( = beld jque!); también se ahuyenta al chonchón que- 
mando ramas de canelo (Drvinis chilcnsis, el árbol sagrado de los indio.«). 
I <iEl tren mocho (sin máquina) suele pasar a la hora de prima, i el tren 
chonchón a media noche». B. Vici'ña Mackexxa, (fe Valp. a Sigo. 88. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrííS: chuchu - un pájaro, i 
abuela. 

En la aceptación de la voz puede haber tenido injereiicia el 
derivado cast. avechucha. 

La voz arjentina í-A«<:.^(>=escalofrios, Granada 199; la terciana, Lafone 
107, es el quechua, Middemdorf 359: chujchu ■ el escalofrío de la calentura, 



320 cnuclíocA 



etc.. de ahi se úqt'ws. achucharse, Gkanai).\ 7o=coiitraer la dolencia llama- 
da chucho. En otros países hai homónimos de diferente oríjen; Venezuela, 
Cai.cañii 483 i Ciiha, Pichardo 87; í:/??/ír/í¿i=látigo. — Guatemala, Batees 
231 i Hondur^n: Mkmbkkño 55; clatcho, a - tacaño, mezquino, miserable. 

463. CHUCHOCA 

* chuchoca, f- - lít. - i. una preparación de choclos (maíz me- 
dio maduro) para poder guardar los granos durante el invier- 
no. La preparación primitiva conservada en Talca, Mayie i 
otras provincias del Centro meridional la describió bien Pedro 
N. Vasquez Ciudad en un artículo del "Diario I'opuiarn, oct. 
I.o de 1903: 

Se hace en terreno firme un hoyo redondo (la bornUla) de dos metros 
de profundidad, dos metros de diámetro en el fondo, por uno en la boca. 
Se calienta le mas que se pueda quemando leña adentro i se llena bien 
apretado con choclos en la hoja hasta dejar un montón encima; este se cu- 
bre con caña verde i en seguida con tierra de modo que no pueda escapar 
el vaho. Terminada esta tarea al anochecer, se descubre el montón se sa- 
can i deshojan las mazorcas a la mañana siguiente. Rl deshoje se hace en 
m'ngnco con una calla. Cada trabajador que ayuda tiene derecho a un utruii 
de unos quince choclos. Después se secan los choclos al sol i se desgranan. 
Cp. descripción poética en Cañas l^lírninaulr 101 i ss. 

Hoi en jeneral los choclos 3'a deshojados se cuecen en agua. A veces se 
desgranan antes de secarlos. Los granos secos guardados se suelen moler 
en la piedra antes de usarlos. 

Las definiciones de Rodrkiuez i72,OuTr:zAi: [05 i Echicvf.kkía r6o son 
incompletas o incorrectas, cp. Moi.in'a, Comp. 375. YniArRRK I rro. Ca- 
5;\s 28. Zerolo. 

2. chuchoca de trigo- una preparación parecida de trigo 
medio inaduro cocido en rescoldo i secado. || 3. vulg. - lagaña. 

VARIANTES: * chichóca; f. - forma mas usada en VAS- 
QUEZ, Cañas. Cm. | chochoca f. Centro raro, | chucoca forma 
errónea de Gay, Agr. II 96 con definición "o maiz secon! 

Perú, Palma 28: maiz tostado i xwoWáo. — Catamarca, Lafoxe ;o7: clin- 
chuchaca o chuchuca ■ choclos helados i puestos a fermentar después de ser 
tostados en horno o hervidos en olla. El grano se guarda i hace la mejor 
chaunca (no esplicado en Lakone!) para locro. — Ecuador, Tobar. 152: cliu- 
chuca. 

DERIVADO: chichoquénto, a. - vulg. - lagailoso. 
• ETlMOLOj 1 A: FkbkÉ.S dice: chuchoca o cunarqjien - la chu- 



CHUCHUMECO 32 1 



choca, esto es, maiz tostado o cocido para secar i guardar. | 
cimarqnen es la voz propia del mapuche, cJiuchoca del quechua, 
MiDDENDORF 356: cJiochoka - maiz cocido, en seguida helado i 
al rin secado al sol. | Cp. aimará, Rertoxio IÍ 91: chuchitca - 
maiz cocido i después seco al sol. | ibid 88: chJiochoca. \ Según 
se ve el significado varía según la rejion. En Chile no se podia 
helar la chuchoca. El significado de lagaña, no sé si es una pu- 
ra metáfora o si acaso hai fusión con quechua, MlDDENDORF 
393: diojñi (forma antigua chocfii), del cual se deriva chogñi - 'le- 
gañoso' usado en Arequipa; cp. Arona 168. 



464. CHUCHUMECO. 

* chuchumeco, a, i sust. \ ulg. - i. enclenque, \iejo, débil 
[Centro i Cm.] |1 2. - persona, hombre o mujer de\¡da desarre- 
glada, i malas costumbres [Curicó]. || 3.-fam. - chuchumeca f - 
mujer pública.' Rodríguez 173 

Dice. Ac. ^■'' ^^chucJnimeco (^por alusión a los indios cJiichiuie- 
cas) m. despect. hombre pequeño, de mala figura i despreciable... 
>. Ctilamarca. Lafoxe 107 chuclnimcca - x-xva&c^. — Pcrü, .A.rona 171: cJm- 
í:/íz/^«íí:í> - zandunguero, curutaco; f. ramera. Pai..m.\ 28: f. ramera, m. el 
que las frecuenta. — Ecuador, Tobar 152: máscaras que remedan viejas ridí 
culamente vestidas i se usan el 31 de Diciembre. — Colombia, Urihe 87: c/iu- 
chuineco - boquihundido, chocho, anciano. — Méjico^ Campeche, Ramos 165: 
ihiclicmeca - tos ferina; Tabasco. chichcvicco - toro galano de color abiga- 
rrado. 

ETIMOLOJIA: Creo que la etimolojía de Dice. Ac. ^■'\ 
que MONLAU 521 juzga inaceptable, es correcta 

El nombre de cliichemecas no correspondía a una tribu de- 
terminada, sino se aplicaba, parecido al término quechua auca, 
a muchas hordas bárbaras como término de desprecio "perros, 
jeme vaga, sin casa ni sementera.'. Cp. D. G. Brinton, The 
American Race, New York 1891 p. 129. Pues es un derivado 
en eca (cp. azteca^ tolteca, etc.) de náhuatl c/nc/ii-pcvxo (MOLI- 
NA 19 vo). 

Probablemente en el cambio fonético i ~^ u haí que ver la asimilación 
di chucha (véalo); i quizas al cast. chocho en el significado. 

uicciONARio 21 



32 2 CHL'KCO 



465 [CHUECO] 

* chueco a, • l. fam.- torcido de pies, patituerto, patojo, este- 
vado. Rodríguez 175. Echeverría 160. ii 2. se aplica a to- 
do lo que no es rectilínear, debiendo serlo; p. ej. una tabla 
cJiíieca II 3. boca chueca = boca cheiita. \éase s. v. 

La palabra chucea t^Vk en Dice. Ac^'' en varios significados de los cua- 
les el primero, cabeza de húmero, i del fémur, se acerca mas al significado 
primitivo conservado en América. Zerolo añade 'palo para batir la barri- 
lla'; probablemente este palo tendrá la punta un tanto curva como el palo 
de la chucen, que ha dado el nombre al juego. Si realmente este nombre 
ha pasado a la bolita, como lo dicen los Dice, i si el juego e.xiste aun en 
España, no lo sé. En Chile el juego de la chueca descrito Dice. Ac. i =' se- 
gún Ov.\iJ.E (es decir refiriéndose a Chile) hoi solo se conserva entre los 
indios; pero parece que no fué introducido por los españoles sino existió 
maso menos el mismo juego entre ambos pueblos. Todas las denomina- 
ciones del juego indio, Fr.HKÉs: u}~io,\:í chueca: uñotun -dar chuecazo, dar 
con la chueca; | paJi - la bola del juego de chueca; | paün, palican, paliíun - 
jugar a la chueca. | son mapuche puro. Según Lovera 138 los indios cerca 
del rio Callecalle donde Valdivia fundó después la ciudad de su nombre, 
jugaban a la chueca cuando se acercaron los primeros españoles que acom- 
pañaban al conquistador- El adjetivo chueco se usa casi en toda la Améri- 
ca: Arjcntiiia^ Gr.\nada 200; Lafone 107. — Ecuador. Cevallos 54; To- 
bar \ •,6.— Colombia, Uribe 87; Cuervo 521. — Honduras, Membreño 56.— 
Méjico, Ramos 178: torcido, despatarrado i tuerto. 

VARIANTES: vulg. chulleco, Echeverrí.a 160; * chuyé- 
co [Centro], i raro chuUénco. 

ETIMOLOJ1A: Dozv - Exgelmann 254, derivan portu- 
cjuez choca - bola con la cual juegan los niños i que despiden 
con un bastón largo; el juego del mismo nombre, | del árabe- 
persa djocán - el juego de la pelota a caballo, propiamente la 
especie de raqueta con la cual la empujan. | Cp. tb. KÓRTING 
8407. Indudablemente el cast. chueca, con su diminutivo choque- 
zuela (véase Dice. Ac.) corresponde a la misma fuente. Pero las 
formas chulleco, cJiullenco ofrecen dificultades. En Honduras, 
Membreño 55 menciona cholenco -caballo viejo i arruinado, | 
que talvez es de la misma familia; cp. manco — Cd^o^Wo malo. Tai- 
vez hai que comparar />«/?/ /ífí» que en Colombia, Arjentina, Pe- 
rú i Chile (cp. Zerolo i los lexicógrafos americanos) se usa 



CHUEIQUEHUKCU — CHUFLAI 323 



al laclo o en vez de patojo ^ pateta. Pero por otra parte Ukibe 295 
menciona zueco - patojo | que se derivará del cast. ztteco - za- 
pato de madera \ i así se roza con choco ■ chongo etc. (véase 
choco). 

En vista de esta familia larga i antigua queda poca probabi- 
lidad para la etimolojía propuesta por Cañas 28 del mapuche, 
FerrÉS: chnvle cim - zurdo, | que por lo damas no seria mala si 
la palabra fuera esclusi\ amenté chilena. 



466. CHUEIQUEHUECÜ 

chueiquehuecú, m. • vulg. -animal fabuloso de la niitolojía 
chilena que vive en el agua i hace daño a los que pasan o se 
bañan. Se puede cazar solo con un lazo de llcivuu. Cp. cauía- 
hneío, hnal/ipen, ñirivilo. [Nuble]. 

VARIANTE: chueiquebueicú. 

ETIMOLOJÍA: Me parece seguro que la etimolojía es ma- 
puche, Febrks: thíilqiie o tliilque - pellejo o cuero de ovejas, 
vacas, etc. -f huecú (véase huecú i huecubu). Es s monstruos 
se llaman tb. 'cueros' i 'mantas' por la forma vaga que se les 
atribuj'e. 

467. [CHUFLAI] 

* chuflái, m. - fam. - i. bebida compuesta de cei\eza i limo- 
nada, mitad i mitad. Fernandez 31. || 2. - bebida de coñac con 
limonada, limón i a veces con hue\ os batidos; [Norte] || 3. un 
baile especial (?) l| 4. estar chuflai - estar un poquito ebrio, 
achispado, picado, 'chupingo'. 

ETIMOLOJÍA: No siendo, evidentemente, de orijen latino podria creer- 
se indijena de América la palabra, pero es de formación moderna, jocosa i 
tiene su orijen en una canción inglesa que, hará unos veinte años, ha sido 
mui vulgar entre los marineros en los puertos chilenos i de ahi se ha pro- 
pagado. Este orijen de la palabra no se ha perdido todavía de la memoria 
del publico; pero solo después de muchos esfuerzos inútiles pude conse- 
guir la canción inglesa por intermedio de mi eslimado amigo don Víctor 
M. Ciii.'M'i'A. He aquí las palabras (los números indican la repeticiones del 
verso}: 



324 CHUICO — CHULLOCA 



Soi,') I was born when tlie honey-suckle blows, (3) 

Vm sweeter than the scented rose, 

I feel, I feel, 1 feel, 
That's what iny mother said; 
And so tlic flies think, I suppose, 
I They buzz so round my head. 
Shoo! fly! don't bother me (3) 
] !)elonji; tocomp'nv (1. 
Coro Slioo! fly! don't bolhcr me (3) 

I belongto comp'nv Ct. 

I feel, I feel, I feel, } , 
I feel like a inorning siar j ^ 
Sni.o íjüt at ev'ning I get no repose (^3) 

Y'd give a dollar for a doze. 

I feel, I feel, I feel, 
That's what my mother said: 
The iiies were born to be the foes 
Of this child's figure-head. 
Shoo! fly! don't bother me etc., como arriba. 
chujlai es slioo.' fly.' castellanizado. 

Así la voz pertenece al grupo de las formaciones burlescas creadas por el 
alcohol como ciiji/o (véalo) ¡a chH/¡eta=^emhr\¡xg\.\Q7. (Eciikverría 160) chti- 
y)///^o=achispado. Estas dos derivadas del cast. chupar. Por influencias in- 
glesas en materia alcohólica compárese el L-Jiupinghíms (chuping-j-house^ 
de que habla Aroxa 174, i los numerosos bars que desde unos diez años han 
invadido el pais. 

468 CHUICO. 

* chúico. m. - \u1g. - I. c.íntaro o tinaja cónica de greda 
con orejas (mas raro sin ellas), sin asiento; se usa esp. para ce- 
bollas en escabeche, pero tb para agua, etc. CARVALLO 163. 
Rodríguez 176. |I 2.jmearse como chuico = mearse mucho, se 
dice de -huahuas.' 1| 3. bacinica para uríriar, etc. (?). 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebréS: chuyco - tinajita. 

NOTA: La voz chuica o ciútico de Costa Rica, Gagini 23 r, 

Ferraz, 59 que significa andrajo, harapo; hacer chuicas = h2i.cet 

tn;i\ clínicas = trastos, trebejos, | deberá derixarse de otra fuente. 

No es probable que sea introducida de Chile, como cree Ga- 

GINT. 

469. CHULLOCA 

chullóca, f. - bajo - el pene, según Echeverría 160. 
ETIMOLOJÍ A: Talvez quechua, M1DDENDORF 361: chu- 



CHUMAL — CHÜNCHULES 325 



lliincu • carámbano; | aimará, Bertoxiü II 92: cJiullnncaa - ca- 
rámbano. 

470. CHUMAL. 

conmigo no hai chumál - frase vulgar - conmigo no hai cui- 
dado. [Frontera]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: chmnal - \>^x?l qué? a 
qué fin? indignationis potius, quam merae interrogationis sig- 
num. I Es decir: a mí no se me piden razones. 

471. CHUME 

marea chume, f - vulg. - la marea que tiene lugar a media 
noche sin luna; esp. buena para la pesca (véase inepii/) [Chi- 
loé] Pomar -^t,. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: chumn - estarla luna de 
conjunción, den cJLU7ni ciiyen - ya hizo la luna. 

'' 472. CHUMO 

chumo, a - fam. - desabrido, insípido, sin dulce; se dice de 
las bebidas que lo necesitan. [Norte i Tacna i Arica] según 
Cañas 63. Peni, Arequipa, Arona 171: chuma -desabrido, 
soso. 

ETIMOLOJÍA: Cañas no da etimolojía. Es quechua, MiD- 
DENDORF 397: chuma - esprimido, | se aplica a frutas. De la 
fruta esprimida a lo desabrido pasa la idea con facilidad. 

473. CHÜNCHULES 

* chunchúleS; m. plur. - i. fam. tripas de cordero o vacuno 
esp. el instentino grueso i recto, que se comen. ECHEVE- 
RRÍA 160. II 2. bajo - los testículos [Centro, Cm, i Sur]. il 3. sa 
car los chunchules a uno - dejarlo mui maltratado a palos. 

VARIANTES: * chunchúllos, m. - tripas de cordero; Eche- 
verría 160. chunchúUa, f. - intestinos de los animales que 
venden trenzados i preparados para ser asados [Norte] según 
Cañas 28. 

Arjentina, Granada 196: cli'>nchuHne^ - yeyuno vacuno; Catamarca, La- 
FONE 109: cidnchulin - tripa dulce.— Colombia^ Uuiiili 87, CuBnvu 530: 



326 CHUNGA — CHUÑU 



t7í/^;/6A////(',s - tripa de cordero frita. — Me parece poco probable que (en Costa 
Rica) cA««t7/f5=cachivaches, trebejos, j se relacione con la misma palabra, 
como quiere Gaoini 233. — Zerolo úi^chunchulü, m. amer. - tripa, | lo que 
es sin duda inexacto. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 398: cJiíinchull - las 
tripas; | cp. aimará, Bp:rtonto U 91: chuchulli- las manos o pies 
de los carneros o puercos, etc. que aderezan para coiner. 

474. CHUNGA. 

chunga, f. ■ vulg. - pipa en que se recibe la chicha al salir de 
la prensa [Chiloé]. 

ETIMOLOJÍA: No sé si se trata de una voz india o si haí 
alguna relación con choco (véase s. \.) 

475. CHUNGUNGO. 

* chungúngo, m. - n. vulg. de una nutria, Lutra felina; 
Cit\\\ Zof>l. I 45. cp. c/iinchimen. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente de oríjen quechua. No lo 
encuentro en los diccionarios. 

476. CHUÑO 

* chuño, m. - lit. - I. harina de papa, es decir de la fécula de 
los bulbos de Solanuui tuherosiivi. \\ 2. chuño de Concepción 
') chuño de liuto - la harina hecha de los bulbos de liuto, A/s- 
ínvineria ligtii: véase Unto. CARVALLO 10. RODRÍGUEZ 176. || 3. 
bajo - semen; EcHEVERRÍ.\ 160. 

La preparación primitiva del chuño tenia, como la de la chuchoca de 
inaiz, el objeto de sacar el agua a la papa, para convertirla en un producto 
incorruptible. Según la descripción de Garcil.^so, citada por Aroxa 173, 
después de helar la papa se le saca el jugo machacándola con cuidado i en- 
seguida se seca al sol, con lo que se encoje i arruga. — Sobre la preparación 
parecida entre los aimaraes modernos cp. Germain, Actesde la Soc. Scient. 
du Chili VII, 280. 

La preparaciion en Ciiile ha variado un poco porque faltan las heladas de 
la altiplanicie perú-boliviana. No sé si todavía existe la industria casera 
del chuño de papa en Chile: en todo caso es de poca importancia i hoi se 
da el nombre al producto, harina de papa, elaborado en Europa. Antigua- 
mente el chuño era artículo de esportacion del Perú a los países limítrofes. 

Pcrii, Akí)na 172, Palma 28. — .l;;y£«//«<z, Granada 200, Lak^)ne roq.— 
Alckoo yí- ZEiioLoda chuno o chuno. Perú, Bol, Chile. 



CHUPACHUPA— CHUl'AÍXA 327 



VARIANTE: chuno, Cieza de León 442, cp. s. \.papa. Esta 
forma es frecuente en los cronistas según A RON A En el Perú 
se llama así el chuño importado, cp. Arona 178. 

DERIVADOS: I * chuñúsco, a - fam. - arrugado, ajado, es- 
trujado; hacer chuñúsco un papel- ajarlo, achucharlo; z/// viejo 
chuñúsco. II * achuñuscar, • fam. - i. estrujar, ajar, achuchar; || 
2, refl. encojerse, plegarse, arrugarse, ü Rodríguez 14. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 398: cJíuñuA^ pa- 
pa helada i secada al sol; | cp. aimará, Bertonio 1 1 97: cchiiñu - 
papas curadas al hielo de noche, i de dia al sol, para que salga 
el aguaza que tienen, i la sacan pisándolas. | Chuñúsco corres- 
ponde a un quechua cJi u ñusca = \\&z\io chuño, formado como 
puchusco cp. MiDDENDORt, gram. 252. Ademas ya en quechua 
chuñu se tomó metaf por arrugado; cp. ch'uñuyay - arrugarse 
como chuño, Middendorf 398; de manera que la duda de RO- 
DRÍGUEZ acerca de la etimolojía de achuñuscar er^. injustificada. 

Según TSCHUDI citado por Arona se dice tb chuno en que- 
chua. De ahí la doble forma. 

477. CHUPACHUPA 

chupachúpa, f. - n. vulg. de la planta Eccreutocarpus scaber 
de GaY, Bot. IV 415, sin nombre vulgar. No sé si la mata cho- 
peichope de que habla LoVERA 52 por sus cualidades medicina- 
les es la misma. 

ETIMOLOJÍA: Será indíjena; talvez del quechua MIDDEN- 
DORF 362: chupa - la cola, el rabo? o ¿castellano chupar? 

478. CHUPALLA 

* chupalla, f. - n. vulg. de varias plantas que tienen las ho^as 
en roseta, semejante al aloe i agave americana, en Aconcagua 
una umbelífera, Erytigtumpanicii¡atu>n\ en el Sur una bromeliá- 
cea, Rhodostachys bicolor; s-ígun MURILLO 213 chupalla tb. es 
sinómino de trique, tequeltcípíel, callecolle ( Libertia caerulcscens ). 
Es imposible decidir exactamente a qué planta se refier n los 
diversos autores. 

Ar.(.EDO 3 dice: achupalhi, Eryngium uquaticum, planta del Perú com- 
puesta de pencas semejantes a las de la saviia, de que usan ios indios para 



32S CHUPE 

ensalada cuando es tierno el tronco... | <iun plato de mote con muchas 
achupallas i hierbas del campov (ofrecido por el cacique); Bascuñax 
no. I CiiKDOBA 300 dice que 'en suma inopia' los indios comían los brotes 
dcculius i achupallas. | Rosales 246 hablando del uso medicinal para que- 
l)raduras recientes dice de la achupalla «todos las conocen». 

FcKNTES 85 cita tres fundos Chupaya, cuatro CJnipayar^ uno Chupayiis. 

II 2. lit. - chupalla o (raro) sombrero de chupalla - sombrero 
ordinario de paja u otro material semejante del pais, según Ro- 
dríguez 176 "iin poco mas puntiagudo de copa i angosto de 
alas que el de pitan. 

Hoi es cualquier sombrero de alas anchas usado por los huasos i tb. por 
jente acomodada en el campo; las hai de fabricación nacional tanto como 
importadas, ordinarias como de lujo. Primitivamente era el sombrero que 
mas tarde se llamó úq pita i que hoi se llama úq jipijapa (véanse estas voces) 
hecho de la fibra de AtraT'e americana o según Canas 29 de una trencilla de 
la hoja de la Byomelia bicolor. 

«Cubria su cabeza un sombrero de chupalla, bajo cuyas anchísimas alas 
se divisaba...)) TJarros Grrz. Huerf. 81. 

¡I 3. fam. - ¡por la chupalla! (a veces añadiendo "del obispo m 
o "del gobiernon) esclamacion burlesca de sorpresa. 

VARIANTES: achupalla, f. - la forma primitiva, aveces 
usada en ac.^; cp. MediNA 195 i las citas arriba. 

Variantes ortogr. chupáya, achupáya. 

ETIMOLOJIA: quechua, MlDDENDORF 19: acJiupalla- i. la 
mata del maguei o ^^\K.?í (Aga^'e americana) O'^io. crece en los 
valles calientes, en la ladera de los cerros... H 2. la fruta llama- 
da pina, Bromelia Ananas. \ Cp. aimará, Bertonio II 7: achu- 
palla- cardo blanco. 

479. CHUPE 

* chupe, m. - lit. r. un guiso muí popular en el Perú i el es- 
tremo Norte de Chile; corresponde en cierto grado a la cazuela 
chilena; los ingredientes varían mucho; el chupe cimarrón 
solo es un caldo condimentado con papas; el ordinario tiene tb. 
carne i huevos i el mas fino se hace con camarones, leche, queso, 
huevos, pescado, ají, tomate, etc. Rodríguez 177, Cañas 29 
i 63 (artículo repetido!). ALCEDO 59. Z ERÓLO. 

Perú, Akona 173: Palma 2%.—Calainayca, Lakone ioq. — Colombia, ÜRI- 
Bt. 87. 



CHUPETE— CHUPO 329 



ETIMOLOJIA: quechua, MiDDENDORF 363: chupe, chupi - 
comida favorita de los serranos: especie de sopa con carne, 
papas, yerbas aromáticas i ají. 

XOTA: Hai varios significados i jiros chilenos de una palabra chupe que 
no sé si están debidos a contaminación con la voz peruana: la base esen- 
cial parece mas bien el csist.chiipar. 

I. fam. hacer chupe a ««<' - entjañar a uno en dinero o en especie: cp. Dice. 
Ac.i -^ chupar última acepción. 1| 2. juego al chipe ■ juego de cara o sello (cha- 
pitas, pallalla) con varias monedas a la vez, o tapándolas con el sombrero 
(^a las tapaditas). || 3. - chupe, m. - fam. - el último niño (=puchusco); el 
Ínfimo o mas joven empleado en una oficina o un negocio. || 4. fa m. quedar 
de chupe- quedar último en algún juego. 1| Talvez en estos últimos signifi- 
cados hai contaminación con la voz quechua, Middedhorf 362: chupa - la 
cola, el rabo; la parte inferior, el apéndice, | que se usa en cast. en Cata- 
marca, Lafone 109. 

480. CHUPETE. 

* chupete, m. - fam. volantin (cometa) pequetlo de maderos 
mui delgados i sin cola. RoDRiGEEZ 177. 

ETIMOLOJÍA: Rodríguez cree que se deriva de chupar 
porque forma buches como si lo chuparan por detras. Es po- 
sible. Pero no seria imposible que tuviera relación con quechua, 
MiDDENDORF 362: chupa - la cola, el rabo; | talvez aplicándose 
primero el nombre a una especie de cola corta. 

481. CHUPO. 

chupo, m. - fam. - divieso, apostema, furiuiculo, clavo. [Nor- 
te]. Solar 47. 

Perú Arona 175: Palma 28. — Catainaica, LafoN'E lio. — Ecuador, CliVA- 
M.OS 54: chupo o chupu\ ToüAR 16 1. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 398: ch'upn ■ el di- 
vieso, apostema. 1 Cp. aimará, Bertonio II 97: cchupu - lampa, 
ron o divieso o encordio. | Por los numerosos derivados en 
aimará supongo que la voz pertenece primitivamente a esta 
lengua. 

DERIVADO: * chupón, m. -lit. - =chiipo. En todo el pais 
menos el Norte el derivado ha suplantado al simple. 

NOTA: chupón como n. vu!g. de la Brumeliácea epífita del Sur, Grcigia 
spluicdaía (Oav, LJot. VI 8: Broiiul'ui sphacelata) no es de oríjen indio sinQ 



330 CHUgUlsA - CHURIN 



derivado cast. de chupar^ porque sus frutos dulces se chupan. En mapuche 
se llama niiyu (Febrés) o cay (Febrks). Un terreno en que hai muchos chu- 
pones se llama chuponal. Chupona! nombre de un fundo, Fi'entfs 85. 

482. CHUQUISA 

* chuquisa, f. - i. ramera, mujer de vida alegre. Solar 175. 
II 2. un pez de la familia Carangidae, Serio/ella spec. 

Pcrií^ Palma 28. — Cüainarca, LAioNt: lio. — Fulgura como peruanismo 
en el Dice. Ac ^•', suplemento. 

VARIANTE: chusquisa, Cañas 29; var. ort. chuquiza. 

DERIVADO: chuquíso, m. - mujerero. 

ETIMOLOJÍA: Cañas dice del quechua cJuisqmsa; Palma 
simplemente "del quechuan. No encuentro nada a propósito 
en MiDDENDORF. Probablemente se relaciona con el cast. ecua- 
toriano chucsJii - lechuza (tb. en Cuenca: renacuajo) indudable- 
mente de oríjen quechua. Es evidente la misma voz que aima- 
rá, Bertonio II 97: cchusica - lechuza; i de la propia manera 
llaman a los viejos i viejas aporque no duermen de noche i a 
otros que andan de noche. | Quizas ha habido una forma india 
cclmqiiisa o cchícsua. De cchusica con acento en la primera (el 
acento de las voces indias es a veces incierto) podia derivarse 
* chusca que es sinónimo mas frecuente que chuquisa. Pero véA- 
sec//usco en el Dice. Ac. sin etimolojía conocida. En todo caso 
la forma cliusqiiisa puede esplicarse por asimilación a chusca. 

483. CHURCO 

chúrco, m. - \. n. vulg. de la planta Oxalis gigantea [Norte]. 
Gav, Bot. I 433. II chúrco? o churque, m. - n. vulg. del 'espino' 
Acacia cavenia, usado en la prov. de Atacama. MURILLO 65 
dice por error churgue. Chu>cal u. p. de un fundo; FUENTES 85. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente se trata de dos voces á'is- 
XxwtdiS clíurco=^Oyidí\\s i clturque = Achcidí. Ambas serán de orí- 
jen indio, pero no las encuentro en los dice. 

484. CHURIN 

churín, m. - según Gav, Zool. VIH- 480 n. vulg. de varias 
especies de pajarillos. Según Reed 21 Scytalopus uiagellanicus 
(que Gay, Zool. I 307 llama chinan negro) i fuscoides , 



CHURRETA — CHUSO 33I 



ETIMOLOJIA: Ha de ser mapuche i probablemente ono- 
matopéyico. 

485. CHURRETA. 

churreta, f. - n. vulg. de un pajarillo. Upucerthia vulgaris ; 
Gay, Zool. I 282. 

VARIANTES: churrete, m. | Gay, Zool. VIH 430 con 
errAtdi c/¿urreííé | Reed 21 llama churete un pajarillo Cinclo- 
des fuscus. \ Philippi, El. 78 dice los churetos, Upucerthia 
spec. 

ETIMOLOJIA: Ha de ser mapuche. El nombre es debido 
a los sonidos que produce. En todo caso la rr no es de oríjcn 
indio sino imitativa. 

486. CHUSCHAMPE 

chuschámpe, m.-n. vulg. de un quisco chico i redondo; 
probablemente Echinocactus spec. [Norte]. 

Chuscliainpis es nombre de un mineral del Norte; FUENTES 85. 

ETIMOLOJÍA: Seguramente quechua. Talvez de Midden- 
DORF 358: c/¿?i/clia - e\ pe\o. la cabellera en jeneralidad + ibid. 
480: /i'ampi - medicina (yerba medicinal): cp. quisco. 

487. CHUSO 

* chuso, m. - I. fam. - caballo malo, rocin, jaca, "mancoM. Or- 
TÚZAR 106. II 2. chuso, a. - vulg. - cojo; [Tacna, Arica] según 
Cañas 6^. 

VARIANTE: chuzo; así Caíñ as i Ortúzar. 

ETIMOLOJIA: C.\XAS 29 dice bajo chuzo^-h-i.xx&i'x (cp. Dice. Ac.'->)que 
ha de ser palabra antigua castellana aunque de etiinül':jía incierta: «en ai- 
mará significa cojo». Si fuera así, el uso del adj. chuzo esplicaria la denomi- 
nación bastante" usada del caballo. Compárese en el mismo significado 
manco, con sus derivados }nancarron, mancar roñada etc. en R()iiR!(;uiíz 29S, 
que él i Cañas 57 derivan del mapuche, Feisrés-, niancu, mancun -dicen 
de un caballo manco, maltratado, j Pero no cabe duda alguna que la voz 
de Fei'.rés es -derivada del castellano i no al revés. Hai sin embargo que 
observar que ni en aimará, Bkrto.xio. ni en ¡¡ueclma, MrnnENDOKr, en- 
contré una voz indíjena chuzo\ ni nada parecido. 



332 CHUTO -DAHUE 



488. CHUTO 

chuto, m. - I. vulg. el pene. I| 2. raro - la vulva || [Norte]. 

ETIMOLOJÍA: Hai un aimará, Bertoxio II g?>: cc/iittu • 
la cumbre del cerro, o casa, o coronilla de la cabeza | que po- 
dría cuadrar si pasara el significado a punta en jeneral. Por 
otra parte hai quechua, MiDDENDORF 401 : cltutu ■ el que tiene 
labios abultados, hocicón; | que mui bien pudo dar nacimiento 
a la segunda acepción. Talvez ac. ^ se deriva de ac.-. Compá- 
rese tb. cast. chota; áiotuuo. 



13 

489. DADIN. 

dadín, m. - n. vulg. de varias especies de Baccharis, B. niar- 
ginalis, confertifolía, etc. Philippi, Atacama 60. 

VARIANTE: radín, Martínez, El jardinero chileno 325. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Havestadt 240: dadin o rarin - 
agrestes herbae, | sin traducción especial. 

490. DAGLLI. 

dáglli m. -según Gay, Zool. VTII 481 n. vulg. de los cama- 
rones Asíiuus spec; id. III 210 no da nombre vulgar. 

dalle, o dáye, m. - [Chiloé]; dágui, m. - [Sur] según WoL- 
NITZKY n. vul. de un 'choro' pequeño; será la misma voz. 

Fuentes ^6 da DajlUpulH, otros DalHpulH, nombre de una 
aldea del dep. de la Union. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Pebres: dag/d/ii -xin cangrejo o 
camarón; | HAVESTADT 646: dahllu - cammarus. j 

491. DAHUE. 

dáhue, m. - n. vulg. de la variedad cenicienta de la quinoa 
{CJienopodiiim Quinoa, Gay, Bot. V 230) según Gay, Agr. II 
107. Cp. quinoa. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, P'ebkÉS: ¿/íz/¿/í^ - quinoa. 



DAHUENERI — DAUDAPO 333 



492. DAHUENERI. 

dahuenéri, m. - según Gav, Bot. VIH 409 especie de junco. 
G.W, Bot. VI 139 bajo //oicus no da otro nombre que 'junqui- 
llo'. No sé si dahuenéri se usa entre el pueblo. 

VARIANTE: Gav escribe dalmenneri. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Fep.RíS: daJiue • c\\úwy\7i. \ -\-giirii 
- zorra mediana | =la quinua del zorro. El nombre será debido 
a cierto parecido de las semillas. Cp. tb. ñirre. 

NOTA. — [unco significa en Chile vulgarmente el narcizo ( NnrcissusJ 
G.W. Bot. VIII 410. 

493. DALCA. 

dálca, f. - lit. - embarcación primitiva de los chilotes, hecha 
de tres tablones de alerce, cosidos con sogas; jcneralmente de- 
nominadas 'pirahuas' (véase /'/;v?//«ci^ por los españoles. Descrip- 
ción exacta Mp:dina 192. Cp. Mai.donado XXII; Pomar ^6. 
I Vidal Gormaz 51 dice dalcas dallas, sin esplicar el sobre- 
nombre. DnlcnJute, villa del dep. de .Ancud: FUENTE.S 86. 

VARIANTE: vulgar- falca. 

ETIMOLOJÍA: mapuch-, FerréS: dallen - baL.a. 

494. DAUDA. 

daudá, m. - n. vulg.de la planta anual, familia compuestas 
Flaveria contrayerha^ Philippi. El. 262. 

Gav, Bot. IV 278 da sinónimos matagusanos i coutrayerba; 

Se usaba para teñir de amarillo i se consideraba efica?, para matar los 
"úsanos que se forman en heridas pútridas i picaduras de arañas. MrRiLi.o 
120. Rosales 233. Cp. tb. Reichk, prod. ;J 18 i 23. 

VARIANTES: Gav 1. c. escribe daiida, probablemente es 
forma falsa. ROSALES 1. c. escribe daldal. 

ETIMOLOJÍA: Es mapuche, daídal cp. GUEVARA I 250. 

495. DAUDAPO. 

daudápo, m. - n. vulg. da la planta Myrteola nummularia i 
de su fruto comestible. [Chíloé]. 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche. .'>;-.'. .. 



334 DEGU — DESCOCHOLLADO 



496. DEGU. 

dégu, ni. - 11. vulg. de un pequeño roedor parecido a un ra- 
tón, Octodon i'iiniingii, Gay, ZooI. VIII 481. Id. I 100 dice: vul- 
garmente "ratón con cola en trompeta, borí, degúu. Según Mo- 
lina 475 denomina eldegu, Sciin-its Degiis. El verdadero nom- 
bre popular parece 'ratón de las tapias' cp. Philippi, El. 4S. 

Creo que el nombre dc^u hoi no es popular, su existencia en los libros 
se debe a Molina i Gav. | Ovalle qi i 158 habla de «conejitos que los 
indios Wíwwán degus, i dice que los comen; | cp. tb. Carvallo 14. | «Los ra- 
tones caseros que vulgarmente en la lengua de los indios se llaman dein). 
Rosales 32. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrks: dem) - xsííou del campo, 
pericote; ] HERNÁNDEZ: deitu - ratón, pericote. Cp. deu. 

VARIANTES: deqú, Gay,. Zool. I 100 i dugu, Gay, Agr. I 
son formas falsas. 

NOTA: Según el uso vulgar en Chile ralotí es = español rata^ Mus 
rnítus; o ikcu)iianu$; Alus musculus se llama laucha (s. v.): rala i ratoncillo 
en Chile solo pertenecen a la lengua literaria i no son vulgares. 






i/ /' ,/ 497. DEMELTUM. 



\ Ajt^''^ <p deméltum, m. - vulg. - lugar, campo en que se siembra por 

•i. Ir 1^ '^ ^^ segunda vez trigo. [Chiloé]. 
^ ,,i*:^ ^r\-' ETIMOLOJÍA: Talvez del mapuche deuma eltiim lugar 

e^*" (^«-'" ''^ donde ya se ha enterrado algo. Cp. FebrÉS: deuma- y3.-\-eltJin 

,c Af (véase s. v.) 



\^ 



498. DESCOCHOLLADO. 

descochollá(d)o, a. - vulg. - "se dice de los grandes calave- 
ras, de los que se entregan a los vicios sin tino ni freno; de los 
que son irascibles i despóticos, i do los animales domésticos 
que son briosos i asustadizos.i. VÁSQUEZ [Maule]. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiudendüRF T,\g: Á^'oc/in ■ koclm- 
lia ■ alegremente <[ k'ochiiy o Icochncuy - alegrarse, divertirse. | 
Se debe haber formado primero un adjetivo coclwllado,c[WQ dts- 
pues por analojía de palabras parecidas como 'deschavetado', 
descarado, etc. se ha compuesto con des - Cp. desguañangado, 
s. V. huañango. 



DETRULHUI — DICHA 335 



499. DETRULHUI. 

hacer detrúlhui - vulg. - revolver la tierra para sembrar 
[Chiloé], 

ETIMOLOJÍA: Es evidentemente mapuche. Talvez den- 
/r;V//w¿- "lugar donde ya se ha devuelto el trabajon cp. PE- 
BRES: deu ■ ya; tJiiiiln- llevar algo a otra parte o darlo, presen- 
tarlo para que se le retorne otra cosa equivalente o mayor, o 
para pedirlo como acostumbran. | 

500. DEU. 

déu, m. - n. vulg. de un arbusto con ramas largas, caídas. 
Coriaria ruscifolia. Gav, Bot- I 492. Es venenoso, los frutos sir- 
ven para matar ratones; mui astrinjente; corteza i hojas sirven 
para teñir de negro i curtir cueros. 

Sinónimo mata-ratones, MURILLO 52; MOLINA 391; Reed 
102. 

VARIANTES: ceu, beu; Murillo 52: een es evidente erra- 
ta por ceu. 

ETIMOLOJÍA: El nombre mapuche habrá sido deu-lahiien 
Pebres deuii ■ ratón del campo pericote j -Vlahuen - yerba me- 
dicinal, remedio: | es decir el remedio contra ratones, el mata- 
ratones. Gay 1. c. ya indica esta etimolojía. Cp. de£-u. Hernán- 
dez 19 da tb. deu • mata de que hacen Hautas. | No sé si esto 
se refiere a la misma planta. 

501. DICHA. 

dicha, f. - n. vulg. de varias yerbas con hojas o frutos pun- 
zantes, Pejitacaena rainosissima, Gav, Bot. II 523; .S"í'//<'í2 spec. 
esp. S. sessilis según Gav, Bot. IV 253. 

VARIANTE. Rosales 241 dice que dicha laq-uen (eviden- 
te error del editor por dicha-lahuen, escrito dicha-laguen) 
sirve "para estancar cámaras de sangren. 

DERIVADO: dichíllo, rn. - n. vulg. de varias umbelíferas 
con hoja o frutos punzantes, Mulhinm spec; según Gav, Bot. 
III 89 esp. M. proliferum. 



33^ DICHEYA— DILLE 



ETIMOLOJIA: mapuche, Febr1';s: dichón o diichon - ensar- 
tar como con chuzo o lanza, dar estocada. | Havestadt 65 i: 
d\o, dcJio - herba. | Havestadt 239 traduce diidto, dio, dcho por 
adchupalla (cp. s. v. cliupalla). FebrÉS: ducho, düto - achupalla. 

Se habrá primero llamado dichón, lo que los castellanos en- 
tendieron por aumentativo no motivadb, reduciéndolo a dicha i 
aun a dichillo. 

502. DICHEYA 

dichéya, f . - n. vulg. de la planta herbácea Arenaria caryofi.- 
//¿/¿rt, es medicinal. [Aconcagua]. La especie falta en Gay I 
266 entre las /\renarias. 

VARIANTES: Talvez habria mejor que escribir dichella; 
huichiya o huichilla [Aconcagua], 

ETIMOLOJIA: Es seguramente mapuche. No sé si se pue- 
de relacionar con dicJia (véase s. v.) o con mapuche, FebbéS: 
hiiychiilln - chorrear. 

503. DIHUEÑE. 

dihuéñe,m. jen. en plur. - i. n. vu'g. de varios hongos comes- 
tibles que crecen en las ramas de varias especies de "roolesn 
(Nothofagus), Cytaria spec. No está en Gav, Bot. Cañas 29 
dice 'lel fruto pequeño del roblen; por tal se toma entre el pue- 
blo. I VlDAURRE [47. 

VAREANTES- lihuéñes [Nuble], dihueñí, digüeñi Vas- 
QUEZ [Maule]; dignen mal escrito por digüen o dihuen, Rosa- 
les 229. 

II 2. ant. hist. - compañero, aliado; solo en "nuestros aliados i 
dihueñes, que así llaman a los compañeros. 1, BascuÑaN 501. || 
3. variante degueñes -solo en: "Estos tres tablones [de la pí- 
rahua] guarnecidos en sus bordes de una hilera áo. degueñes {\o% 
agujeros) barrenados a fuegon; F"ONCK-Menendez II 193. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebréS: í//7¿?/í?;? - compañero i la 
fruta de los robles. 

504. DILLE, 
dille, m. - n. vulg. de las chicharras, Cicada spec. según Gav, 



DINACHO — DIUCA 337 



Zool. VIII 481; id. VII 239 no da el nombre vulgar. No sé si 
se usa. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FtHKÉs: dille • una chicharra. 

505 DINACHO. 

dinácho. m. - n. vulg. de una es[)ecie de 'pangue' ( Gunnera 
chilensis s cuyos tallos enterrados en la arena son de un gusto 
delicado. Según MOLiN.\, An. 194. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche. 

506. DIUCA. 
*diúca, f. - 1, n. vulg, de un pajarillo cantor mni frecuente. Diu- 
ca grísea; scgvxn Gav, Zool. I 360: Fringilladinca. || 2. al canto 
de las diucas = al amanecer. Rodríguez 195. || 3. mojado 
como una diuca — mui mojado i empapado por la lluvia o por 
haber caído al agua (cp. chipipe). RODRÍGUEZ 195. 

«Es mu¡ familiar i frecuenta ios pueblos i las cercanías de las casas, i 
desde mui temprano da un grito como si pronunciase chcu chtu trrri. i otras 
veces yo yo chm-chiro-chiri chin. Las jentes del campo la miran como el 
pájaro mas madrugador». Gav I. c. 

Bello III 127 en su oda al 18 de Setiembre la introdujo en la poesía: 
¡Dia feliz! cuando asomó la aurora 
sobre la ajigantada 
cabeza de los .^ndes, i la diuca 
te cantó la alborada, 
acompañando la estrofa de una nota que alude a MoLiN.\ 442. | cp. tb. 
CViRDOBA 24. I Alcedo 76. 

II 4. fam. - el alumno preferido i mimado por el profesor; 1| 5. 
bajo - el pene; levantarse con diucas = cox\ erección. 

VARIANTE: ñuca, Gay, Zool. VIII 48i,viuca, Hernán- 
dez. 

ETIMOLOJÍ.-A: mapuche, FebrÉS; -'////¿■^z - pajarito conoci- 
do como gorrión. | HERNÁNDEZ: vinca- la viuca, avecilla. 

DERIVADOS: I. * diucázo, m. - lit.-el canto de la diuca; al 
primer diucazo - mui temprano. ^La diuca con su claro chius 
c/idns canta al salir el sol.n BARROS Grez, Voc. 4. 

II. * diucón, m. - n. vulg. de un pajarillo mas grande que la 
diuca, gris i de ojos colorados, Taenioptcra pyrope, Gav, Zool. 
VIII 481; Reed 22. 

DICCinXARIO 



\ h^)'\. XJ'^Ht^ ^-VL— 1 



33^ DOCA — DOMO 






%. 



III. diucalahuén, m. - n. vulg. de una planta descrita por 
FeuillÍE: "Virí5a áurea Leucoi folio incanon; según MOLINA 
387 "uno de los mejores vulnerariosn. Según PhiLLTPPI F 774 
(mal escrito diuca lagiien) Gnap/ialiion spicatmn. 

ETIMOLOJIA: mapuche: diuca (véase zxñhz) -V lahuen ■\i\tx- 
va medicinal: "la hierba de la diucan. 

507. DOCA. 

dóca, f . - n. vulg. de una planta rastrera de hojas carnosas, 
triangulares, prismáticas, Mesembrianthemum chiletise, tb. lla- 
mada "frutilla de marii, por cierta semejanza vaga del fruto 
comestible, agradable pero purgante. Cp. Reiche, Prod. § 5 i 
15. Crece en arenales i peñascos cerca del mar. 

ETIMOLOJIA: Es evidentemente mapuche. No está en 
los diccionarios. 

508. DOLLIMO. 

dóllimo, m. - n. vulg. de un choro de agua dulce de concha 
bivalva, Unió spec. Según Cañas 29: "un molusco pequeño, 
cuya concha es de figura cónicaii. 

VARIANTE: Uóime [Nuble] Gay, Zool. VIII 481 dice do- 
lliini - Unió. Esta forma no es popular; está sacada de MOLINA 
416. I dóllim-un chorito de los rios i esteros. Saavedra 128. 
•'unas conchas pequeñas que llaman dollini'i. CARVALLO 122. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: dolliim • unos choritos 
con cuyas cascaras se hacen la barba i las llaman iithio. 

509. DOMA (papa). 

* papa doma, f. ■ lit. - una buena clase de papas, solaman tu- 
berosuvi, las mas preferidas i usadas en Santiago, 

ETIMOLOJÍA mapuche, FebréS: domo • mn]er, hembra, 
sexo femenino: dojuo cakuelltí - ycguA\ domo ca/ - ]a lana mas 
suave: domo afii/ - e\ añil mejor, el mas azul. | Como se ve los 
mapuches lo mismo que los castellanos (cp. "tabla hembrait = 
sin nudos) usaban la designación de hembra para lo bueno, 
blando, fino, opuesto a lo duro. En el fondo estará mapuche 



DULLIN — ECHONA 339 



domo poñi, después /^/>rt domo ¡ en seguida con asimilación al 
]énero papa doma. Cp. (jt^i/a hembra i ginla macho, i hnentra. 

XOTA. — En el Catálogo oficial de la exhibición chilena de Búífalo, páj. 75 se 
mencionan entre las clases de papas espuestas por la Quinta Normal, no 
solo \z. papa doma sino tb. una llamada doman i otra llamada domin. Xo sé 
si estos son otros nombres indíjenas o si son derivaciones caprichosas de 
doma. 

510. DULLIN. 

dullín, m. - n. vulg. de un abejón o moscardón, insecto hime- 
nóptero grande, Bombiis cJiilensis, según Gav Zool. VIII 481; 
id. VI 165 no da nombres vulgares. 

Rosales 319 da í/«///;/ como indio: dice que la miel mui buena i clara 
que depositan en cavernas i árboles huecos era tan abundante que el obis- 
po de Imperial hacia pagar a los indios el diezmo en esta miel. Hoi no se 
usa el nombre diiHin sino se llama al animal abeja, abejón o moscardón. La 
verdadera abejp, Apis nieJliJica, ha sido importada en Chile. 

VARIANTE: dollin, Carvallo 21. 
ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: dulHñ -abejas. 

511. DULLUL Kf. 

duiluy - según Gav, Zool. VIII 481 n. viilg. Je U.s lombrices 
de la tierra. Z,?vw/?r/í7<.f spcc; id. III 42 no da nombre- vul- 
gares. 

Xo se usa si no entre indios. Cp. pidulles. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrks: dnlbiy o duiluy -Xom- 
briz. 

E 

512. ECHONA. 

* echona, f. l¡t. - hoz pequeña en forma de media luna con 
mango corto para una mano, p. ej. Gav. Agr. I 22 f. Zerolo. 

La palabra Jioz no es popular, i guadaiía apenas conocido en 
Chile. 

VARIANTES: La ortografía corriente es * hechona, asi- 
milación inconsciente a la ortografía de hecho, á^i verbo hacer, 
o bajo la influencia de hoz, p. ej. Barros Grez, Huerf. 195. | 



34'^ ELTUN — KNAGUA 



Rodríguez 200 por la etimolojía falsa del quechua Jiacclihuna 
- garabato. | ichona [("m. i N., menos usado Centro]: Que güc- 
nos son pa r/£'/¿£'«rt - esos diablos e costinos; Cañas, Ultra- 
maule 9 I acJiona de ííAY, Agr. II 33 34 es forma falsa. 

(Jiiliiühiyiií, Lai-dnk 177; ¡ílnitid ■ lioz; voz niui común. | Proljablemente 
se usa tb. en el Perú. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Fb,BRKS: ichuna- 'Ad^ hoz o hí- 
chonaii | < quechua, MlDDENDORF 85: /<://';//;«- la hoz, sega- 
dera I < /i//'///- cortar yerba, en jencral segar | <C. MlDDEN- 
DORF ?iy. icltu- la paja de la puna, pasto mas ordinario de los 
llamas, ovejas i vacas. | Cañas 33 ya indica esta etimolojía, 
dejando, sin embargo, según parece, la posibilidad de que la 
voz sea castellana. 

Akona 583 no menciona ichona, pero sí /í.7/í> (Stipa icho) con cita deGAR- 
(11, ASO. En todo el Peni se cria una paja larga, suave i correosa, que ios in- 
dios llaman /V//;/, con que cubren sus casas. La que se cria en el Collao es 
mas aventajada, i mui buen pasto para el ganado, de la cual hacen los co- 
llas canastas i cestillas. | En N.\.iera 27 se dice por error ico por icho. Por 
lo demás parece (pie la palabra icho solo se conoce en el Norte antiguo pe- 
ruano. 

513. ELTUN. ' 

eltun m. - hist., etnol., vulg. en el Sur- r. cernenterio de in- 
dios mapuches; || 2. tumba, entierro de indio, Gav, Doc. I 352: 
los eltunes o cimenterios i)ropios de la parcialidad. | Carva- 
LT.O 140. I Gay, Agr. II 216. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: é^////;/ - sus sepulturas o 
cementerios, i enterrar. | El significado primitivo es 'volver a 
dejar o poner otra vez'. 

514. ENAGUA. 

* enagua, f - lit. - vestimenta de la cintura hasta ios pies que 
usan las mujeres ininediatamente debajo de la ropa esterior(la 
pollera, según el uso chileno) por encima del refajo o fustán 
{yy\\^. juhtan); es jeneralmente de lienzo blanco, lavable, pero 
tb. de piqué o de seda. El uso del plural para una pieza es .solo 
literario i no es corriente entre las señoras. || OrtÚzar 133 

VARIANTE: nagua, f. - vulg. ¡ fam. 

NOT.^: T.a palabra está en el Dice. Ac.^'' i desde tiempo atrás en todos 



FLNÍU — FIO 341 



los dice, castellanos en la forma enaguas i naguas. Cl'EHVü 79, AmuxAtkgui 
Borrones 219 i sig. citan de mui buenos autores clásicos tanto el sing. co- 
mo el plural de ambas formas. De consiguiente la crítica de los gramáticos 
quejen, solo quieren admitir las enaguas no es motivada. 

De los lexicógrafos americanos critican Pmt, Ahona 700 i 231: cnai^ua 
(raro) sinónimo áe fustán. — Ecuador, Cevai.t/is 87: na^tia. — Costa Rica, 
(jAGINI 455: tiagua. — Méjico, Ramos 366: nagua en Yucatán i Mérida, cna- 
^ua en Veracruz. — Cuba, Pichakdo 190: nas^uas. 

ETIMOLOJÍA: La forma primitiva es nagíia; enagua será 
una asimilación inconsciente al cast. en agua o una seudo-co- 
rreccion por el modelo de el agua = w\x\g. Pagua. Cp. Oviedo I 
68: "Las mujeres andan desnudas, e desde la cinta abajo traen 
unas mantas de algodón fasta la mitad de la pantorrilla; e las 
cacicas e mujeres principales hasta los tobillos... pero las don- 
cellas vírjenes ninguna cosa traian destas mantas (que llaman 
naguas) sino de todo punto tf)da la persona desnudan. | Cp. 
tb. Oviedo I 133 i 134, 167; III 126, etc. No hai, pues, ya que 
el uso vacila, ninguna razón teórica para preferir el secundario 
enagua al primitivo nagua, ni tampoco para exijir el uso obli- 
gatorio de la forma del plural. 

Oviedo ap. sin indicación de proveniencia. Parece que es 
haitiano. ... 

515. FEÑÍU. 

feñíu, m. - n. vulg. de un árbol cuya corteza se usaba para 
coser las pirahuas; véase JosK García 361. Cp. s. v. iiiepua. 
[Chiloé i costa de la Patagonia]. 

ETIMOLOJÍA: Es evidentemente mapuche. No está en los 
diccionarios. Probablemente relacionado con P'ki;kí;s: tv///// - 
nervio. 

516. FIO. 

fio, m. - n. vulg. de un pajarillo de las tiranídeas (Elainea al- 
bíceps) [Centro]. 

VARIANTE: fiofio, m. según Gav * viuda o viudita, f. 

ETIMOLOJÍA: Se trata evidentemente de un nombre ma- 
puche que imita el grito del pájaro. Será primitivamente vio o. 



342 FirgUlLEN - FURARÉ 



viovío que por un lado se trasformó asimilándose a la palabra 
viuda (así el acento antiguo), por otra pirte de nuevo en imi- 
tación del grito y/t?. Como solo en el mapuche al sur de Temu- 
co la antigua v pasó modernamente a/", apenas se pueda tratar 
en el Centro del pais de una base mapuche con/! 

517. FITQUILEN. 

fitquilén, m. - n. vulg. del insecto ortóptero Anisomorpha chi- 
iensis según Gav, Zool. VIII 48(1 id. VI 27 i sig. no menciona 
sino Anisomorpha crassa, véase chavalongo i chincJiiuiolle. No 
sé si se usa. 

ETIMOLOJIA: La forma con su / final de sílaba es estra- 
ña. Talvcz del mapuche, FebkéS: vitiin - humo i humear; | cp. 
vitiinmati- o\^x o •^^h^x a humo | +r/í?;/-cola o rabo | se dice tb. 
külen cp. Est. Ar. VI 3, 4, vituquilen seria 'cola de olor a hu- 
mo'. La forma por su /debe pertenecer a las provincias aus- 
trales. 

518. FUINQUE. 

fuinque, m. - n. vulg. de un árbol del Sur con hojas elegan- 
temente pinadas, Loniaíia Jerriigtnea,G\Y, Bot. V 310. Es me- 
dicinal. También se Uamsi pz'une i romerillo. Cp. tb. Fon'CK-Me- 
NENDEZ II 213. 

VARIANTE: huinque, MuRiLLo 195. huingue, fuingue. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche; talvez relacionado con Fe- 
BKÉS: zv/;)// - nervio; | vniin^ey - cs\.k piltrafoso, nervudo; | 
t'«/////(.'é'/ signiticaria mas o menos lo mismo "está mui piltrafo- 
so..; talvez por el aspecto algo desnudo del árbol. 

519. FURARÉ. 

furaré, m. - n. vulg. de un pajarillo, también llamado tordo 
por su plumaje negro (Curaeus aterrinuis). 

VARIANTE: Según la fonética chilena también se puede 
escribir/z/r^r/; el sonido inicial es fricativa bilabial áfona con 
labios redondos i fricción dorso-pospalatal. 

ETIMOLOJÍA: En el fondo estará un nombre onomatopé- 
yico mapuche que imita el grito; probablemente vurarc. C^.fío 



GALPÓN 343 

por el cambio v >■/, Ho¡ a veces se dice en el pueblo que se 
llamó juraré, porque Juró que se pondría blanco, i se quedó 
negro. 



y- 






520 GALPÓN. 

* galpón, m. - lit. - cobertizo, barraca; construcción jeneral- 
mente liviana i sencilla, pero giande i con techo de una o dos 
aguas hecho de tejado o de planchas de cinc (fierro acanalado); 
a veces no tiene murallas por todos los costados, o éstas no al- 
canzan hasta el techo, que reposa en postes o pilares. Sirve 
para guardar maderas, pasto, mercadería o para resguardar ve- 
hículos, herí amientas o animales en la noche; también para es- 
tablecimientos industriales. En España tales construcciones 
lijeras se llaman 'chabola . Esta voz no está en ningún diccio- 
nario que cono7,ca. ll RODRÍGUEZ 229. Dice. Ac.^'^ en el su[)le- 
inento trae la palabra galpotí sin ninguna indicación de tiem- 
po o lugar con la definición rancia "departamento destinado a 
los esclavos en las haciendas de América^. Zekolo da defini- 
ción correcta moderna. 

La palabra es mui usada i completamente literaria en Chile 
i la Arjentina. P. ej. 'lel tambo grande... debia ser una ramada 
o galpón espacioso i cubierto con pajan; BARROS AraNA I 234. 

Arjentina, Granada 223, con citas de cronistas; Lafone 134, id. i i da 
las formas dialécticas ¿'í7//('« i alfon. — Pcrü, Ako.va 234; «el conjunto de 
caídas de quincha en donde vivian los negros esclavos de las haciendas, i en 
donde siguen viviendo, libertos, junto con sus familias i demás peones». 
El autor da citas de GaKCII.aso DK la VE(rA, quien a menudo habla de los 
galpones de los incas, sin mencionar la voz quechua correspondiente (cp. 
mas abajo la cita de Ovjkdo). Palma h.— Ecuador, Toiíar 247. — Colom- 
bia, Uribe I36:=tejar, adobería, alfarería. 

Los le.xicógrafos de Méjico i Centro América no mencionan la palabra. 
¿Se habría perdido allí.' Ovikdo la usa de Méjico: <xA la puerta de la sala [de 
Montezuina] estaba un patio mui grande, en que había cien aposentos 
de veinticinco o treinta pies de largo cada uno sobre si en torno de dicho 
patio, e allí estaban los señores principales aposentados, como guardas del 
palacio ordinarias, i estos tales aposentos se llaman galpones». Oviedo 
111501. 



344 GAPI I UCAk — GAUCHO 



VARIANTES: gualpon, vulg. - usado por Gav, Agr. I 209. 

[ * garpon o guarpon, vulg. - [Centro]. 1 La forma Jiarpon 

usada por MenKNDEZ ÍI 182 es estraña, FoNCK la atribuye al 

conocimiento imperfecto del lenguaje chileno por parte de Me- 

NENDEZ; pero cp. alfon citado por Lafone. 

ETIMOLOJÍA: Oviedo IV 215 dice: >>íl\ galpón llaman [en 
el Perú] giiacin^) ^e. galpón quiere decir en la lengua de Nicara- 
gua poital cubierto. r. La forma primitiva es náhuatl, MOLINA 
II II V.": calpulli- casa o sala grande, o barrio, j RODRÍGUEZ 
229. I Ca.n'AS 30 dice "del (\\3\q\\\xk galpon^<, que no existe. 

I) Evidentemente lo mismo (]ue quechua. MiuuendorI" 442: huaú A-x 
rasa, habitación, el cuarto, 1h sala: la torre; la cueva de animales, el nido 
de los insectos; la familia, los inquilinos. ] 



521. GAPITUCAR. 

gapitucár - "sacar tirando a la mujer de su casa para casar- 
se con ella, propric el raptoi-, así se esplica HERNÁNDEZ, Dice. 
hisp. - chileno 43 la palabra en el único pasaje en que la encon- 
tré. No sé si la palabra se ha usado fuera de los círculos de los 
misioneros. Evidentemente ella se ha tomado solo de los libros 
impresos de FebrÉS, pues la ^ debería valer por n.^ 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés:^^?/'/ - mujer a la usanza 
de la tierra, esto es, concubina: gapin, gapiln, gapitnn - cojer 
mujer a su usanza | HERNÁNDEZ Dice. chil. - hísp. 23 dice: ^a- 
pitun • tomar mujer para casarse a su usanza. 

522. GARGAL. 

gargál, m. - i. n. vulg. de unos hongos que crecen en los ro- 
bles, Cyttaria o Dacdalea spec. Parece que los gargales son las 
especies mas grandes, dihueñes (véase s. v.) las chicas. || 2. n. 
vulg. de las medusas, zoófitos marinos. Gav, Zool. VIH 482. 

VARIANTE: galgálasí Gay i CAÑAS30. Reiche, Prod. § 7. 

ETIMOLOJLA: mapuche, Ferrés:,?/w4'/¿<?/ o calghal - unos 
hongos que nacen en los robles. 

523. GAUCHO. 

'* gaucho, m,- i. lit. i;l habitante de IdS pampas del rio de 



r.AUcHo 345 

la Plata, tanto en la Arjentina como en el Uruguai i Rio Grande 
do Sul, esencialmente mestizo de indio i castellano, que se ocu- 
pa en ganadería o lleva vida vagabundo en su caballo. En los 
últimos decenios han disminuido mucho los gauchos propia- 
mente tales i han perdido la importancia que tenian en los pri- 
meros dos tercios del siglo pasado como elemento activo en las 
guerras civiles. Pocos son los que aun conservan el traje carac- 
terístico del chiripá i las 'botas de potro'. En Chile son conoci- 
dos como arrieros del ganado 'cuyano' que traen por la Cordi- 
llera a Los Andes, Chillan, Los Anjeles i otros lugares cerca- 
nos a los boquetes. GRANADA 225; Lafone 137. — Dice. Ac.~ 
Cp. tb. T. M. PaGE, Los payadores gauchos. Dr. - Diss. Heidel- 
berg 1897.112. fam. -denominación despreciativa o burlesca 
para todos los arjentinos. RODRÍGUEZ 230. II 3. n. vulg. de un 
pájaro de las tiranídeas, Agrioruis niaritiina; Reed, Catálogo 
de las aves chilenas, An. de la Univ. de Chile, tomo 93 páj. 
200 II 4. gaucho a., adj. fam. - lo que se refiere al gaucho, 
p. ej. una vida gaucha, un apero gaucho. \\ 5. fam. - astuto, ladi- 
no. II 6. fam. - mui jinete, diestro, i con otras cualidades del gau- 
cho. II Cp. tb. Granada 227. 

ETIMOLOJÍA: Existe en cast. una voz gaucho, usada en 
arquitectura para una superficie que no está a nivel. La palabra 
no está en Dice. Ac. ni Zerolo, pero sí en Dice. Lit., Velez 
DE Aragón i otros. Monlau 690 aprueba "en todas sus acep- 
cionesrr (es decir tb. el gaucho arjentino) la etimolojía dada 
por Diez del francés gauche. Es evidente que el término de ar- 
quitectura no tiene nada que ver con nuestra palabra. Grana- 
da 225 cita a E. Daireaux que "deriva la voz del árabe 
chaouch, propiamente tropero, en España chaucJio, corrompido 
en América en gaucho, al pasar de boca de los chilenos por la 
de los indios de la Pampan. No encuentro esa voz chaucha en 
tal sentido en ningún diccionario, incluyendo a Dozv-Engel- 
MANN i Eguilaz. Ademas el cambio ít/j >• g seria sin preceden- 
tes. En seguida cita algunos autores que usan aparentemente 
como sinónimo antiguo la voz gauderio. Pero según Roma- 
guera Correa, Vocabulario Sul Rio Grandense (Pelotas 1898 
p. 97) se \.x^úwz^ gauderio por "gandulo (^ = cast. gandul), para- 



346 GAUCHO 

sita; o que nao tendo occupa^áo, vive a custa de outrem aqui e 
alliii lo mismo que Beaurepaire 6S. Aunque esta voz de hecho 
esté en relación con \sit. gauíüo , no parece probable que sea la 
base del término ^auc/¿o: como lo creen Beaurepaire, RODRÍ- 
GUEZ i otros. 

Ademas no he encontrado la voz gauderio en ningún otro 
autor aniiguo o moderno fuera de las dos citas de GRANADA, 
que no bastan para juzgar de su significado piiinitivf>. 

LaP^ONE 137 indica tb. sin aceptarla la etimolojía de quechua 
caucJiíi 'ihechizarii. No puedo comprobar este significad"; MlD- 
DENDORF 159 dice: cauckii ■ el trabajador ijue deshoju | lo que 
no da ningún significado adecuado. 

Maspero en su artículo sobre fonética del lenguaje del rio 
de la Plata, publicado en cast. por Lentzner en su Tesoro de 
Voces i Provincialismos liispano-anLericanos (Leipzig, 1892) del 
cual no ha salido a luz mas que la primera entrega, á^x\v^ gau- 
cho de un supuesto "araucano gac/iu - camarada, amigon. Esta 
palabra tampoco existe, sino es cacJiii. (Compárese mi crítica 
del Tesoro en Literatiirblatt fiir germ. n. rom. Pliilologie 1893 
p. 63). 

En efecto, esta voz por su significado ¡Darece un excelente 
étimo; Pebres dice: cacJüi o cntliii - amigo, camarada; así lla- 
man a sus compañeros de brindis, i así se saludan los pehuen- 
ches: niariuiari cacJm, i el otro responde lo mismo; cachiiln o 
cachiunn -\\AC^x amigos, pacificar, poner en paz. 

Seria mui natural que esta denominación de los pehuenches, 
que fueron una de las tribus mas importantes de los indios de 
la pampa, hubiera pasado a los castellanos o mestizos que tan- 
tas veces hicieron vida común con ellos; pero se ofrecen algu- 
nas dificultades fonéticas. 

Hai que saber que los indios actuales llaman a los gau- 
chos cancJiu. En los Est. Arauc. X 6 11 cito un canto de 
amor en que se encuentra la voz kaucJiu, que el indio Calvun 
esplicó "empalicadorii (el que engaña a otro con palabras, del 
cíist. palique; cp. Dice. Ac.) "hombre fino, astutOM. Esta voz por 
su significado parece no menos adecuada que cac/w. 

Ademas se encuentra en Febrés. caucha - mucho, con exce- 



GAUCHO 347 

so, demasiado; cauchu gíineninii ■ te pasas de agudo, astuto, sa- 
bido, habilidoso (de Febrks <^«^/^« - industria, injenio, habili- 
dad o prudencia i entendimiento; astucia, trama, ardid, estra- 
tajema, etc. según a lo que se aplica | ); cauc/iun -ser muchísi- 
mo, propasarse i también pasar adelante; cmíc/iu/uen -pRsa.rhA- 
cia allá; cauchupan - hacia acá. | De aquí talvez se deriva el 
kaucJiu ■ empalicador; pero ib. se podría pensar en el significa- 
do primitivo de 'pasar': el paseador, el vagabundo, que igual- 
mente correspondería a la idea primitiva de gancho. No seria 
imposible que hubiera fusión de esta voz caiichu con cacJiii. 

Sobre la correspondencia del indio cauchu con cast. gaucho 
me parece que no puede quedar duda; sin embargo el cambio 
de una c inicial por^, si bien se encuentra en antiguas voces 
castellanas (c|) gato, gabinete, tb. chileno cavitisa \ gavinsa) es 
cstraño. Quizas se esplique por fusión con una voz gauche por 
guaucho = huacho (véase s. v. huacho la etimolojía quechua, MlD- 
DENDORF 420: huajcha (antiguo huaccha) ■ pobre, miserable. 
Por la confusión entre ga i hua compárese s. v. galpón - hualpon 
i hnaufro. 

La \oz gaucho se usa solo en Arjentina cp. Granada i Lafone 1. c. i 
en Rio Grande do Sul, cp. Beaukepaire 68 i Romaguera Correa 95, 
éste con el acento est rano ¿<7«<:/íí?. Pero es conocida en castellano univer- 
salmente; cp. Dice. Ac.^ 3. 

DERIVADOS: I * gauchada, f. - fam. i. acción propia de un 
gaucho, esp. astucia. Echfaerrta 181. — Arjentina, GRANADA 
224. — Rio Grande, Beaurepaire 68. — Zerolo. II 2. esprcsion 
orijinal, festiva o burlona [Sur]. 

II * gauchaje, m. - fam. - conjunto de gauchos, jen. con sen- 
tido de desprecio. Echeverría 181. — Granada 224. 

III * gauchéro, a. - el que tiene maneras de gaucho. Eche- 
verría 181. 

IV * agaucharse, - asimilarse a la vida i los modales de los 
gauchos. Echeverría 122. Esp. usado en la forma agaucha- 
(d)o. 

V * gauchesco, a., - escrito en el lenguaje de los gauchos; .=e 
aplica especialmente al jénero particular de la poesía popular o 
popularizante de las repúblicas del Plata creado por Ascasubi, 






348 GUDILLA - ÜUEVUIN 



Hidalgo, Hernande?,, del Campo, etc. i cultivado en los últi- 
mos decenios por poetas populares de Buenos Aires, como Be- 
ron, La Madrid, Iturriaga, el Gaucho Talerito i muchos otros. 

-;;;Í-:.^::í;"-^.v. •■..., GUA - VÉASE HUA- • ^>KS n- . 

'■^ ''"'■' ■' • ■ - 524. GUDILLA 

gudílla, f. - n. vulg. de un elegante arbusto del Centro, Eu- 
genia ¿^7/ d¿/ /a, Gay, Bot. II 396. 

ETIMOLOJÍ A:No siendo de proveniencia castellana el nom- 
bre deberá ser indio, aunque \a. gu inicial es algo sospechosa. 
No sé si se usa el nombre. 

GÜE- VÉASE HUE 
525. GUENIU. 

hacer geniú - vulg. - no aceptar lo que se ofrece por estar re- 
sentido. [Chiloé]. 

ETIMOLOJÍ A: Del mapuche, Febrés: güneírn- gobernar- 
se, disponer de sí mismo; | la idea es, no perder el dominio de 
sí mismo, no ceder. 

526. GUEVUIN. 

guevuin, m. - n. vulg. de un árbol del Centro i Sur, hoi co- 
munmente llamado avellano, porque sus frutos son muí pare- 
¿¡dos a la avellana europea i se comen crudas o tostadas, Gue- 
vina avellana, de las familias proteáceas, Gay, Bot. V 312. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebréS: gevúu o gevniñ - el ave- 
llano de aquí i sus avellanas. | N KWDW'lh: gebue • avellanas; _^^- 
bun - e\ árbol que las lleva. | 

El valor de \?i g es n\ hasta el siglo XVIII se escribe a ve- 
ces^ en los cronistas en este sentido. La representación foné- 
tica normal seria n o n. 

--■VARIANTES: La forma verdaderamente vulgar castellana 
hoi, según parece, perdida del uso en favor del nombre 'avella- 
no' seria nefuén, dado por Gav, Bot. V 312, i nébu de Feüil- 
LÉE, cp. Phiéippi F 770. I Rosales 229 considera gebu to- 
davía como voz india por la avellana. | La introducción de la 



i"? /i: 



( 






GUICAÑA — GUILLA! UN J49 



forma oficial que tb. enjendró el nombre botánico se debe a 
Molina 405: el gevuin (Gevnina aveilana); tb. Viüaurke 155 
escribe gevíiÜL PiiíLIPJ'I, El. 293 considera guevín como nom- 
bre vulgar corriente al lado de avellano. CARVALLO 185 escri- 
be ^7í^/////^/ o avellano. | No sé si Rosales 2¿w guebal se refie- 
re al mismo árbol. En caso que si seria una denominación del 
árbol según el fruto gebit por el modelo áe pera-peral.— No sé 
si de hecho se usa hoi entre el pueblo alguna de estas denomi- 
naciones indias. 

Habria que leer el nombre científico nevuina o giievuina, pero 
en ningún ctíso güevina. 

Gv\ - VÉASE huí : : 

527. GUICAÑA (papa) 

papa guicáña, f. - vulg. - una clase de papas, Solanum tubc- 
rosum. [Chiloé: Maldonado Z}>^\ 

ETIMOLOJÍ A: Será mapuche de Chiloé-. No encuentro 
étimo conveniente. No sé si acaso la palabra debe leerse güi- 
cafia = hiiicaña. , • " ; . . 

528. GUILLATUN. ■ -- ■'■ 

guillatún, m. - L lit. etnol. - fiesta de los indios mapuches, 
para hacer rogativas por lluvia o buen tiempo, como todavía se 
arreglan de vez en cuando en las provincias de la antigua Arau- 
canía. Cp. descripción i demás datos etnolójicos en Guevara I 
268 í sig. II 2. lit.- fiesta de los indios en celebración de algún 
personaje importante; p. ej. '^un guilIatun al ministro de la gue- 
rraii; véase Las Ultimas Noticias del Mercurio, 24 de nov. de 
1904. Esta denominación es abusiva, tal fiesta deberla mas 
bien llamarse coyaiitun o parlamento. 

VARIANTP2S: ngillatún, Guevara I. c. pronuncíese nilla- 
íún, con ;/ nasal dor.so-velar). En la frontera, donde la palabra 
es popular, los chilenos pronuncian millatun, nillatun, ñillatun 
i aun huillatun i villatun. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebRÍ;S: gillatun - pedir otra 
vez; it gillatun, gillatucan - llamar al Demonio, o al Tillan, lo 



3SO GUL-GUYAVE 



cual hacen con un cigarro de tabaco. | Es decir una de las ac- 
ciones de la ceremonia es echar el humo del cigarro o de la 
'quita' a los cuatro puntos cardinales; véase por lo demás GUE- 
VA[<A 1. c La falta de un;i forma fija es debida a que la voz pa- 
rece no haberse usado popularmente entre castellanos durante 
los primeros siglos del coloniaje. Parece que las fiestas mismas 
en la forma descrita por GUEVARA con invocaciones del 'Pjiüne- 
chen o nüne-inapun^Vi vez de Pillan están bajo influencias cris 
lianas. 

529. GUL. 

maíz gul. m. - vulg. - una clase de maiz, Zea víais, [Nuble]. 

VARIANTE: gulli - "el maiz que tiene mezclados en la ma- 
zorca unos granos medio negruzcos, como si estuviesen cocidos 
i secos... Saavedra 182. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, ¥eq?.±S: gidlilhua • maiz llamado 
¿/a//i. 



530. GUMAHUE. 

gumáhue. m. - el gujnague "por muchos no conocida es una 
mata redonda pue llora por tiempos i echa una resina amarga, 
la cual es de grande eficacia para quitar las cámaras de san- 
gren... crece en las serranías. ROSALES 243. No tengo mas no- 
ticias. 

ETIMOLOJÍA: Es evidentemente mapuche. Si acaso la 
materia eficaz del remedio es algún opiato la etimolojía sería 
FEBRfcS: ítniaugh • el sueño; umaugh lahuen - la dormidera 
hierva. 

531. GUYAVE. 

guyáve, m. - i. n. vulg. del fruto comestible de los 'quiscos', 
Cereus spec. |j 2. n. vulg. del fruto comestible de la cactácea 
Opuntia vulgaris, según Gay, Bot. III 24. No he visto confirma- 
do este nombre: pues hoi el fruto de la L'puntia vulgaris's,^ llama 
en Chile según mis observaciones esclusivamentc iiina (véase 
s. V.) i la planta misma jeneralmente/!»^«<:« (cp. Dice. Ac:) 



HAMACA 35 r 

VARIANTES: guilláve, Murillo 97; guiyábe guayave- 
ETIMOLOJÍ A: Probablemente se trata de una denomina- 
ción dada por los conquistadores que encontraban al fruto cier- 
ta asemejanza con \d, guayaba (o giiava) fruto de la mirtácea 
tropical Psidimn gnaiaba o gitava. Este nombre según el Stan- 
dard Dic. se deriva del brasilero giiaiva; en MONTOVA I 296 
encuentro guayabas iiaracd o guaya. En el Dice, guaraní - cast. 
del mismo solo aparece aracá - una especie de guayaba. La 
guayaba se conoce solo en el N. cp. MOLINA, an. 210. Oviedo 
I 304 ya da guayabo por el árbol i guayaba por la fruta de An- 
tillas i Tierra Firme. ECHEVERRÍA 184 menciona metaí. gua- 
yabas = menthiWas ¡ No conozco este uso en Chile. 

H 

532. HAMACA 

* hamaca, f. i. lit. - red colgadiza hecha de alguna fibra veje- 
tai, que sirve de cama o columpio; tb. se hacen de jénero como 
lona, tela de buque, etc. En esta forma son usadas en Chile co- 
mo en Europa entre la clase acomodada. Dkc. Ac.^'^ \\ 2. vulg. 
* hamaca o * maca, f. - cuna para niño*:, colgadiza (cp. chihua) 
o tb. colocada en el suelo, [Centro] 

Las hamacas son de oríjen americano i se encuentran todavía entre mu- 
chas tribus indijenas de las rejiones tropicales sobre todo. Los españoles las 
conocieron primero en Haití; cp. Oviedo, lib. V, cap. II (tomo I I3i)«bien 
es que se diga qué camas tienen los indios en esta Isla Española, a la cual 
cama llaman hamaca.y» 

La describe como una «manta tejida en parte i en partes abierta, a esca- 
ques cruzados hecha red, porque sea mas fresca, i es de algodón hilado (de 
mano de las indias), la cual tiene de luengo diez o doce palmos i mas o 
menos i el ancho que quieren que tenga. Do los estremos desta manta es- 
tán asidos i penden muchos hilos de cabuya o de hcneqiirny>. Estos se ¡untan 
en cada estremo en una soga de algodón o de cabuya, llamada hico. que se 
ata en árboles o postes.— Cp. Alcedo 92. 

En Chile no existían entre los indios, sino fueron introducidas por los 
españoles. Hablan de ellas Góncoka Marmoi.e.to por el año de 1575. Col. 
de Hist. II 3) i Najera 267: una red o hamaca. 

Estando la voz en todos los dice. cast. la ma3or parte de los lexicógrafos 
americanos no la mencionan. Solo la dan: Venezuela, Calcaño 545 — Co^ta 
Rica, Ferraz 69 — Salvador, Barberena 144— para lucir sus estrafalarias 



352 HIVURN — HULE 



etimolojias, o para mencionai- la pronunciaciacion vulgar con h aspirada 
(escrita /en Centro América) ¡¡onduras, Mk.muhkño 98: jamaquear; Fe- 
KHAZ ()i): }(iiii,h¡tiiar. Dice. Lil. (iice_/í?Wí/í-í;=--haniaca en Cartajena de Indias 
(Colombia). 

DERIVADO: * hamaquear, vuIí;^. hamaquiar- i. mecerla 
hamaca. Echeverría 185. 2. mecer la cuna o sillada columpio. 

Arjrntina, Granada 240: hainacar - mecer la hamaca, la cuna de los ni- 
ños; hamácame ^n un sillón. — Honduras, Memp.reñO <)%: jamaquear - mover 
con violencia una cosa, sacudirla. 

ETIMOLOJÍA: Parece seguro que la palabra perteneció a 
la lengua taino de Haití; v. ij. Steinen 196 menciona la for- 
ma aiiiáka como nu-aruac. Sin embargo la pronunciación vul- 
gar conservada en Costa Rica, Honduras i Colombia con j 
prueba que la voz tuvo una Jt aspirada. 

La etimolojía rejistrada por KÓKTJNC, núm. 3870 de un ale- 
mán bajo hangiiiat es seguramente falsa; esa forma, lo mismo 
que el alemán Hdngemntte son etimolojias populares. 

533. HIVUEN ? 

hivuen, es según Gav, Bot, VHI 410 n. vulg. de las ciperá- 
ceas con hojas largas. Id. VI 161 i sig. no menciona el nombre. 
Supongo qne la voz con su // estratia se debe solo a un error i 
que hai que leer Ilcivnn (cp. s. v. ). No he visto hiviien en nin- 
gún otro autor. 

HIJ ANTE VOCALES 
sigue con númeio 538. Véase Introducción 5;} 102, páj. 92. 

534. HULGUE ? 

húlgue, m. - es según Philipfi F. 768 el nombre vulgar de 
la planta Gratiola peruviana ác\2i familia de las escrofulariná- 
ceas Gay, Bot. V 137 no da nombre vulgar. 

ETIMOLOJÍA: Será de procedencia india, pero dudo que 
la forma sea correcta. 

535. HULE. 

* hiile, m. - lit. - I. tela u otro jénero cubierto de una capa 
de albayaldc con aceite i barniz, blanco o adornado con colores, 



\^KA^^^rv^ 



HULE 353 

impermeable; || 2. raro jénero cubierto en uno o en los lados de 
una capa de caucho 

Dice. Ac.^- decia: ^(hule {át\ al. halle cubierta) ni. Tela dada de barniz 
de uno o mas colores, que sirve para varios usos.» 

Dice. Ac.^'-^ dice: nhide (del Ir. huHi'c duda de aceite) m . Tela pintada al 
óleo i barnizada, que por su impermeabilidad tiene nuichos usos». Las dos 
etimolojias son ejen¡pIos característicos para la absoluta falta de método 
que reina aun en tantas etimolojias del diccionario oficial. En alemán el 
jénero correspondiente se llama Wachsiuck, en francés toth cirie. Seria de 
todos modos incomprensible como se les pudiera ocurrir a los españoles de- 
nominar ese artefacto con voces estranjeras que nunca han tenido el mis- 
mo significado. Por lo demás, la etimolojia de Iniilie ya estuvo en el Dice. 
Auí. 

El significado primitivo es el de la ac.-' . El significado de 'encerado" se 
debe a la semejanza de los dos artículos. No puedo comprobar qué esten- 
sion tiene en América, ya que la mayor parte de los lexicógrafos no hablan 
de la palabra por encontrarse en el Dice. Ae. Existe la denominación en 
Méjico. En (.'ruatemala se llama la 'tela encerada' ahiiladc;. Por lo demás 
hule o mas bien ule significa goma elástica, caucho, jebe en Méjico, Mendo- 
za 52; Ramos 302 — Guatemala, BatRES ¡zy— Salvador, BaIíbkrena 166 i 
312 — Cosía Rica., Gagi.vi 383: Ferraz •Ji — Hon'iurait, ^Itmbrexo 93 (tam- 
bién el árbol que lo produce, Siphonia elástica). 

ETIMOLOJIA: No cabe la menor duda sobre la etimolo- 
jia ya dada por MENDOZA del náhuatl, MOLINA jG: olli - cier- 
ta goma de árboles, medicinal, de que hacen pelotas para jugar 
con las nalgas, | i MoLINA 158: ;////- cierta goma de árbol me- 
dicinal, de la cual hacen pelotas para jugar con las nalgas o 
caderas. | Estas pelotas llamaron mucho la atención de los con- 
quistadores. Oviedo lib. VI. cap. II las admiró en Haití. Go- 
mara (citado por BarbERENA 169), hablando de Méjico, dice, 
"a la pelota llaman lillavinliztli., la cual se hace de la goma de 
/////, que es un árbol que nace en tierras calientes, etc.n Mas 
exacto dice Molina 158 que ullanializtli es el acto de jugar 
así; ullaina -jugar, el verbo; ullainaloni - la pelota i ullaniani o 
u I langa i- el jugador. 

La //mejicana no tiene el valor de // castellana sino el de 
una / prolongada, de modo que es natural que la forma caste- 
llana sea ule i no ulle. Xo hai según se vé, ningún motivo foné- 
tico ni histórico para escribir la palabra con h; seria preferible 
escribir ule. 

diccionario 23 



35» H UMITA 



536. HUMITA. 



* humíta, f. - lit. -guiso de masa de 'choclos' tiernos, rallados 
en la |)iedra o el rallador, con grasa i azúcar (dulces) o con ají 
(picantes) envuelta en la hoja verde del choclo; aveces se agre- 
gan otros condimentos mas; se cuecen en agua hirviendo i 
cuando ya enfriadas, se calientan i asan en el rescoldo. GaY, 
Agr. ÍI 96. RODRICUEZ 46.S s. V. iiiiñta. — Dice. Ac. 

VARIANTES: * umita, así escribe RoDKiGUHZ 1. c. | Vulg. 
uminta o huminta [Nuble], j Forma rara usada solo por lite- 
ratos que creen que al decir siempre Jnunita se comete un abu- 
so vulgar de la forma diminutiva: huma o urna. Por ej. "So- 
peras i fuentes llenas de una leche con mote, pasteles, aves con- 
dimentadas de diversas maneras, urnas, choclos asados... w Ro- 
dríguez, Eust. 288. 

Dice. Ac.^ - decia simplemente: idiiivüta. f.— ^Pasta de harina que se hace 
en el Perú, mui af,nadahle al paladar» | . D'tcc. Ac.^''' rectifica (?). v.Uumila 
(de Ituino) f. - manjar americano heclio con harina de maiz i fritada de pi- 
mientos i tomates, que se cuece al humo (I) o vapor del baño de ma- 
ria» ' . 

La palabra de nint^una manera es pan-americana. Se usa solo en el Perú, 
AiíON.x 28:: dliiiDiila (del quech hmnintii) -pasta dulce hecha de harina de 
maiz aderezada con pasas i que se suele vender... envuelta en paiica o sea 
hoja seca de maiz». ! Palma 35. — Ar'jciüina, Gkanad.\ 2¡^v. (íhuniíla o 
umüa - manjar compuesto de choclo rallado i algunas especias, i envuelto 
en elidía... se cuece en baño de maria». | Lafonk 175: humhita véase 2imi- 
fa; 7,28: in/íi//i o ui>n'>!íi7 a.p3.stA de choclos envuelta en chalas i así hecha 
hervir». 

Los españoles conocieron el guiso primero en Méjico con el nombre t<7- 
}>ial: parece que la voz humüa en Chile fué introducida directamente del 
mapuche. Bascu.ñan 288 dice: «dos [docenas] de panes de maiz, que lla- 
man [los indios] uni'nilas, i nosotros iaiiialcs.-i> Yioaurre 1 10 va da Immhi- 
A? como castellano con descripción. | Cakvallo 9 distingue según el uso 
moderno de algunas rejiones huminia i taaitil: «Cuando está tierno [el 
maiz] le muelen entre dos piedras lizas i mezclado con grasa de vaca o con 
manteca de puerco i azúcar resulta una pasta que envuelta en las hojas 
finas de la panocha la asan o cuecen i llaman huininta. Si en lugar de azú- 
car le ponen sal i añaden cebolla i tomate frito en la manteca [lo] llaman 
taitialrt. 

Parece sin embargo que esta diferencia entre humiia i ta»ial (véase s. v.) 



Huracán 355 

no se guarda en todas partes del pais. Mas o menos la misma preparación 
que en Chile se Ila'oa huinita, en Méjico i Centro América es lamal^ en 
Venezuela se denomina havaca, en Cuba tallullo o bacán. 

ETIMOLOJIA. La voz viene directamente del mapuche; 
cp. FebkÉS: uniinta - un guisado de maíz | i ya Valdivia: 
jiminta • pan de maiz. | Pero los indios chilenos conocían el 
nombre de los incas; quechua, MlüDh'NDORF 505: h^iuninta - 
especie de torta hecha de una masa de maiz fresco machacado. 
E><ta etimolojía ya fué dada por Akona; RODRÍGUEZ dice 
equivocadamente quech. JiiiDimita. escribe sin embarco la pa- 
labra sin /¿, lo que DEL SOLAR 155 rectificó. Los académicos 
que copiaron el baño de maria de Granada (dudo mucho que 
sea correcto aun para la Arjentina; en Chile nadie lo usa) no 
vieron o no aceptaron la etimolojía clara del quechua sino pu- 
sieron el "humon i quieren que se cuezan al humo (¡humitas 
ahumadas!) o que el vapor de agua se llame "humo-i. 

Humita pues no es diminutivo, aunque la forma hoi mas co- 
rriente sin n se debe naturalmente a asimilación a la termina- 
ción cast. ita. 

La ortografía con h no sci ia necesaria, pero se puede fundaren la étimo 
lojia correcta. 

DERIVADO: * humitéro, a, sust. - persona que fabrica i 
vende humitas. ECHEVERRÍA 187. PeriU Palma 35. 

537. HURACÁN. 

* huracán, m. - lit. i. ciclón violento, perturbación atmosfé- 
rica de gran estension causada por un mínimo de presión baro- 
métrica hacia el centro adonde se dirijen en forma espiral los 
vientos, particularmente frecuente en las Indias occidentales. || 
2. cualquier viento de fuerza extraordinaria. || Dice. Ac.^''. 

Todo elcap. 3 del libro VI de Oviedo trata de los liuracanes del mar ca- 
ribe; uJiurijca)i, en lengua desta isla [Haiti] quiere decir propiamente tor- 
menta o tempestad mui excesiva» Oviedo I 167. | Entre los cronistas chi- 
lenos Rosales 36g habla de un «huracán de viento» en la cordillera con /^ 
nevazón. 

La palabra en Chile no es mui popular. 

ETIMOLOJÍA: Es voz de la isla de Haití, no sé si taino o 
caraibe. El Apéndice de Oviedo dice que la forma antigua de 



356 HUACA 

Haití es /íír ¿can, \\d\juracan "como en algunas de nuestras pro- 
vincias mcriciionales.ti Evidentemente la h aspirada primitiva 
fué conservada en la pronunciación andaluza lo mismo que en 
Haití mismo (cp. PlClIAiiDO) i en la fjrma inglesa hurricmie. 

XIXT — ^"0^^^'^^^"'^^' A/V^' ORTOGRAFÍA 0"U 

538. HUACA. 

* huáca, f. - I. lit. - se[)ulcro de indios peruanos, en que se 
encontraron a menudo objetos de valor. Rodríguez 233. Dice. 
Ac.^ "'. A veces se aplica ib. a entierros de indios en Chile; p. ej. 
Mkdina 169. II 2. fam. - tesoro escondido. || 3. - fam. * hacer su 
huaca- hacer su agosto, encontrar un tesoro, obtener buena ga- 
nancia. Ortúzar 167. li 4. entre colejialcs - hacer una huaca, a 
menudo se dice * hacer una vaca • reunir dinero entre varios 
colejialcs para comprar algo. || 5. pepita o pepa huaca • las pe- 
pitas de la sandía cuando son blancas. RODRÍGUEZ 234. II 

Ejemplos: «... hacer viaje al Pt-rú a exhumar momia.s i xé]\%\.rAV huacas's>\ 
Jm TAi'.ECiiK 207. I Se si'.bii) en una luuica, que solía ser lugar de oráculos 
del demonio: Lovkr.a 30. \ i¡iia(:its, donde el dia de hoi tienen escondidas 
tantas riquezas; Ov.\l.i.K 191. | una cueva o huaca, en la cual parecía haber 
algún tesoro sepultado; Bascuñan 284. 

DERIVADOS: I * huáco, m. - lit. - objeto encontrado en 
una huaca peruana; esp. (;llas, urnas i otra alfarería. Djcc. 
Ac^-\ 

II huaquéro, m. - lit. - persona que se ocupa en rejistrar 
Iiuacas peruanas, o en jencral, en buscar tesoros escondidos. 

VARIANTES ort.: guaca, Zerolo; g-uaco, guaquero; así 
tb. Rodríguez 1. c. 

Las voce huaca i huaco admitidas solo en la 13" ed. del Dice. Ac. son las 
únicas voces americanas en que se ha empleado la ortografía hua; toda?, las 
demás están con gua. 

La voz /iiuicase usa mas o menos en los mismos significados de Chile en 
Catamarca, Lafone \í^i —Perú, Arona 266; Palma 34 — Colombia, Uribe 
142 (entierro, tesoro) — Costa Rica, Fekraz 70; G.\gini 354 — '-londuras 
MiíMiíREÑ'o 85 (dinero i otras cosas de valor escondidas) — Cuba, PichaRDo 
118 (el hoyo subterráneo donde se depositan plátanos u otros frutos para 
que se maduren mas pronto). — En el Ecuador huaco significa labihendido = 
'cheuto'. ToiíAK 270 — en Méjico, Tabasco, Ramos 281: mellizo, jemelo. 



HUACAKNACO — HUACHaLOMO 357 

ETIMOLOJlA: quechua, MíDDENDORF 413: huak'a- todo 
objeto sagrado, sobrenatural, o solo estraordinario; se refiere a 
cosas mui distintas: templos; sepulcros, i lo que contienen, mo- 
mias, antigüedades, ídolos, cerros altos i peñas, animal::s gran- 
des, monstruosidades, etc. | Así se esplica tanto el significado 
de \?í pepita hunca e.n Chile como c¡ ¡uiaco ác\ Ecuador i de 
Méjico. 

539. HUACARNACO. 

* huacarnáco, a. - fam. apersona mui alta, de largos /.anca- 
jos, esp. si es flaca i bobaliconan. RODRÍGUEZ 234. 

Fuera iie Chile encontré la palabra solo en Cuba, Piciiaudo 1 20; perso- 
na agreste, mentecata, saridia. | No sé si realmente no e.xiste en los demás 
paisas sudamericanos. ' • 

VARIANTE ort.: g-uacarnaco, así Rodríguez 1. c. 

ETIMOLOJlA: quechua, MíDDENDORF 413: hnakar ■ lá 
garza blanca; | luiakar aoica - pescuezo largo; | propiamente 
pescuezo de garza. Como sinónimo de cunea debe haber existi- 
do la palabra naJca de la cual se deriva quechua, MíDDENDORF 
6 1 2: Jiak'ay - degollar: De modo que liuakar-nah'a es tb. pescue- 
zo de garza. 

Por la idea c^. pillo. • 1 ^ 

540 HUACHACAI. " , ,; 

* hiiachacái, m. - vulg. - aguardiente ordinario. FERNAN- 
DEZ 42. 

- VARIANTE ort.: guachacai. ' : ■ • 

ETIMOLOJlA: Probablemente deriva.do de quechua, MíD- 
DENDORF 420: híinjcha '\iohre, miserable | +ib:oi. 155: cay- 
este o ser I = éste es pobre. Cp. /¿//í^r/zí?" \ hiiachucho. / -- 1. /? r A 

541. HUACHALOMO. ■:■■-'' ^. ^''^''^'- 

* huachalómo, m. - lit. - término de carnicero - lonja de carne 
,pega,da. a, la es[)ina dorsal del animal vacuno debajo el lom,o. 

La presa mas tierna de todo el anitnal. , : . . 

Hasta hace unos veinte años se preparaba a menudo aparte salpreso i se 
veiidia en las calles con el grito a ¡huaclialomo .ur/prí-so, el Iiuacht¡¿ómc/o!» 



35** HUACHAfcCA -HUACHI 



RoDRifiUEZ 234. Gay, Agr. I 381 Nota. Bello III 520 usa la voz en poe- 
sía. Cp. Amunátkcüj, Al través no. 

DERIVADO: * huachaloméro, ni. • lit. - vendedor de hua- 
chalomo. Rodríguez 234. Ya no existen en las calles de San- 
tiago. 

VARIANTES ortogr.: guachalomo, guachalomero. 

ETIMOLOJÍ A: Siendo el hiiachalomo la presa mejor del va- 
cuno, no creo que el primer elemento de la voz híbrida pueda 
ser quechua, MiDDENDORF 420: huajcha- pobre, miserable (Cp. 
s. v. hiladlo). Mejor parece convenir quechua MiDDENDORF 416: 
huachaj • la parturienta, la parida; huacJiaj lomo seria el lomo 
que como la carne mas tierna se puede ofrecer, quizas se ofre- 
cia por costumbre, a la mujer recién parida como primera 
carne. 

Si la voz quechua MiDDENDORF 414: huacha - mujer, hem- 
bra I no fuera espresion vulgar i si se pudiera comprobar su 
uso parecido ala voz mapuche dotuo (cp. papa doma) huacha - 
lomo seria "cl lomo tiernon. No puedo decidir cual de las dos 
proposiciones merece mas crédito. 

542. HUACHASCA. 

huachásca, f. - vulg. -guiso de papas con coles 'cochayuyo' i 
carne [Centro nier. i Sur], 

ETIMOLOJÍ A: Evidentemente es un participio quechua en 
-sea. Sin embargo no veo bien cómo MiDDENDORF 415; hua- 
chásca - parido o nacido I de Iiuachay - parir (de hombres o ani- 
males) I cuadre para la idea, o cómo se pueda formar un deri- 
vado en ■ sea de huajcha ■ pobre, miserable (cp. huacho). En 
todo caso la palabra parece de procedencia quechua. 

543. HUACHI. 

* huáchi, m. - fam. I. trampa de hilos para cazar pájaros. 
Rodríguez 236 "Que arme guachis en las cercasn. Cañas, 
Ultramaule 38. || 2. trampa de una varilla elástica con un lazo 
de hilo en un estremo [Nuble i Sur] Cañas 30; tb. usada para 
cuadrúpedos chicos [Chiloé tb. Centro]; cp. llame. || 3. metaf. - 
trampa, ardid para perjudicar a alguien. "Acabo de armarles 



359 



un guachin. Barros Grez, Huerf. 140. H 4. vulg. - el hilo que 
sujeta la urdimbre en el 'tonon' del telar chileno. II 5- hacer 
huachi - asegurar el borde de un tejido con un hilo que va en 
forma de espiral juntando así los últimos hilos del tejido. v, 

VARIANTE: guachi 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Valdivia: huac/iiii -?iOci\á\.n"A, 
orilla de la camiseta: I Jiuadiin - armar lazos. I Mas detallado 
Febkés: /machi ■ trampita de lazos para cojer aves; I i Haves- 
TADT 668: huachi- tendicula, decipulum, decipula; machina 
irretiendis aviculis aut bestiis capiendis comparata; | pero tb. 
I^AVESTADT 296: taeniola vcl funiculus quo vestis terminatur 
affirmaturque - hiiahni. \ Se ve que los dos significados princi- 
pales ya están consignados en los diccionarios antiguos. En 
cambio la semejanza con quechua, Middendorf 316: ¡machi - 
flecha I del cual se deriva Colombia, Uribe \¿\2:guache - bohor- 
do, flecha, saeta | será casual. El significado es enteramente 
distinto. Cañas 30 cree que hai paren tezco. 

514. HUACHO. 

* huacho, a., adj. i sust. - fam. i. hijo ilejítimo. || 2. niño 
huérfano; a menudo el diminutivo * huachíto. || 3. animal nue- 
vo (ternero, pollo, etc.) separado de la madre i criado en la 
casa; de consiguiente mui manso i mimado. "Se le ha perdido 
un tordo que tenia i cada vez que se para algún [)ájaro en los 
árboles de la huerta, entra corriendo, dando voces, llamando a 
su huachitot,. Rodríguez, Eust. 201. ¡huachíto, huachíto! es 
el grito con que se llama en el campo comunmente a los 
pollos chicos i en jeneral a las aves de corral para darles ali- 
mento. II 4. planta de cultivo que crece en alguna parte donde 
no se ha sembrado intencionalmente; así se habla de una mata 
de sandia huacJia, esp. tb. trigo huacho, el que brota en el ras- 
trojo después de la primera lluvia, sembrado por los granos 
mui maduros que caen de las espigas antes de la cosecha o du- 
rante la 'emparva'; Gav. Agr. II 32. || 5. huacho o huevo huacho 
se llama en el Territorio de Magallanes el huevo de avestruz 
que se encuentra solo en la pam[)a, lejos del nido; cp. An. 
Hidrugr. de Chile V Apéndice 57. || 6. papa huacha - una clase 



360 tiUACfíO 

especial de papas, Solannm tn^^erosum. [Chiloé] MaLDONADO 
336 II 7. objeto solo que por su naturaleza debería ser pareado o 
acompañado de varios otros, formando un jue^o; p ej. un za- 
pato hitacJio, un platillo /macho sin taza corre^^pondiente. || 8. 
huacha, f. - jugada perdida o falsa, falta en el juego de la bola 
Ijor 'irse en seco', no dar en la bola o echar la propia en la zan- 
ja o raya de la 'cancha'. Darle las huachas un jugador a otro, 
- apuntar como puntos a favor del contrario las faltas propias; 
en jenr ral: dar ventaja a otro por no temer su competencia. Ser 
capaz de dar las huachas - ser mui diestro en algún juego, 
arte, industria, etc. BARROS GreZ, Voc. 20 i 26. RODRÍGUEZ 
236. II 9 huacho, m. - vulg. - aguardiente malo o débil. || Cp. 
Roi)ri(]uez 235, Cañas 30. 

En esta voz se han tusionado dos palabras quechuas; las formas castella- 
nas son: Pcríi, Akona 270: Jiuacho, a -espósito, liijo de la piedra. — Arjcnli- 
iia, (jHan.xda 22q; liuacho, a. -en acepciones 3, 2 i ^. — Catamarca, Laf^ne 
148 i 142: liuacchízjiunjcha^ himschn i hua'^cho, a. (esta última la forma mas 
corriente)- pobre, huérfano, lo que sobra por ej.cn la fundición cuando se 
llenó el molde: cp. ac. chilena 7. — Ecuador^ Tobar 2^6: _<ruá charo i guaccho - 
huérfano, abandonado, pobre, desgraciado. (Cevallos 73, Tobar 257: 
/inaclio - surco i sus derivados vienen de otra fudnte, quechua, MiDDiíNDORF 
416: huacliii - camellón). — Colombia, Ukiue i^\: guaucho a. - huérfano, ore- 
jano, becerro o potro sin madre. {Colombia, Uribe 142: guadtc - m&no\o, 
majo, grosero, Cttervo 532: el hombre del pueblo, según Cuervo vendrá 
de otra fuente del chibcha). — Mijico, Guerrero, Ra^mo? 280: guacho - 
soldado de línea | es probablemente por desprecio la misma palabra. Tb. 
en Rio Grande, Beaurepaike 70, ád^ guacho en acep. 3.*. 

Me parece indudable que guacho - pollo de gorrión que rejistra Dice. 
Ac.^-' es la misma voz americana introducida probablemente desde el sur 
de España. En Venezuela, Calcaxo 543, el animal huacho se llama maiite, 
en Costa Rica, Gagi.m 449; Honduras, Memhkeño 118 i S'ilvador, Barbe- 
UENA 206: moto, evidentemente tb. de fuente indijena. No sé e.xaciamente 
de cuál. 

ETIMOLOJÍA: El significado i.° se deriva de quechua, MlD- 
DENDORF 416: JiuacJiíiy - cometer adulterio; huaclnij - el adúlte- 
ro. I Do esta voz se deriva el mapuche, FebrÉS: JiuacJin - el 
guacho o iiejítimo; tómase por cosa mansa en los animales, I 
El significado de animal manso no puede ser primitivo en ma- 
puche sino solo introducido del castellano, o al menos obtenido 
por confusión de las dos palabras; pues Valdivia da huaccha - 



HUACHO 361 

pato; I lo que forzosamente es la segunda voz quechua; el signi- 
ficado primitivo seria 'pato doméstico'. 

La segunda voz i fuente principal es quechua, MiDDENDOKF 
420: hnajcha (forma antigua hnaccha)- compuesto de Jmaj {&'^- 
traño) i el diminutivo cha; pobre, miserable. ] Parece seguro 
que ya en quechua debe haber existido el significado de huér- 
fano, el niño de otro matrimonio aceptado en la familia. La 
confusión entre el huérfano i el hijo ilejítimo de uno de ios pa- 
dres era mui fácil. 

Rodríguez i Cañas no distinguen claramente las dos raices 
indias. La forma cast. huacho formalmente es quechua huachii. 
Hnaccha deberla normalmente para el cast. dar JiuaucJia, que 
después puede asimilarse a la terminación de adjetivos en o-a. 
Me parece pues mui posible que tb. en otras partes haya exis- 
tido la forma colombiana ¡mancho, guaucho i que esa palabra si 
no es la fuente de la voz gaucho, al menos ha contribuido a 
trasformar cauchu tn gaucho Tvéase s. v.). Las formas del inte- 
rior de la Arjentina dadas por Lafone corresponden aun en 
alto grado a la fonética india del quechua. 

DERIVADO: * ahuachár - fam. -domesticar, amansar; refl. 
acaserarse, OrtÚZAR 18. 

II. * ahuachá(d)o, a. - manso, acaserado; tb. encariñado, mi- 
mado, por ej. de un 'chinito" favorito de la familia. 

III. * huacharáje, m. - i. lit. el conjunto de los terneros se- 
parados de las vacas. | 2. - fam. - el conjunto de niños ilejítitiios. 
Rodríguez 235. 

Nota. Esta voz formada con la terminación castellana - a/e 
(cp. hembraje; niachaje, etc. en los criaderos, conjunto de hem- 
bras i machos separados; ^rtz/fZ/cz/'i? i otros) hace sin embargo su- 
poner que la voz hudcharo, guácharo que hasta hoi en Ecuador 
i, no sé hasta qué grado, tb. en los demás paises americanos i 
en España misma, es sinónimo (al menos en parte) de huacho, 
haya sido corriente en Chile. Hoi, si no me equivoco, no lo es. 
En todo caso creo seguro que. gu Acharo es derivado de la mis- 
ma fuente que huacho i que la etimolojía intentada por DiEZ 
(cp Etym. Wórterb. s. wgii.iJo )\ repetida {K>r MONLAU 703 no es 
la verdadera. 6^«7í://íí/'í7 está desde tiempo atrás en los dicciona- 



362 HUACHUCJlLi — HUAHUA 




rios castellanos, i por esto los lexicógrafos americanos en je- 
neral no mencionan la palabra. Si se usa de hecho en toda la 
España, no lo sé. 
VARIANTES ortoc;r.: guacho, aguachar, guacharaje. 

545. HUACHUCHO. 

* huachúcho, m. - vulg. - aguardiente ordinario. FlikNAN- 
DKZ 44. 

DERIVADO: * huachuchéro, a. - vulg. - aficionadf) al 'hua- 
/iV chucho'. 

\/ (} ETIMOLOjl.A: Probablemente no es mas que un peyora- 
tivo en -//c/io (\^ huacho'-' , Cp. tb. hiiacliacai. 

546. HUADALAHUEN. 

huadalahuén, m. - n. vulg. de una planta medicinal llamada 
tb. hierba de Santa Juana. MoiJNA An. 195. 

VARIANTE ort.: guadalagüen, así Molina. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Eebb£S: hiiada- calabazo o aúd,- 
h^7.7{; hiiadala/iiien - una flor. 

547. HUAHUA. 

* huahua, f. - lit. - niño de corta edad, de teta, nene. Es la 
única palabra popular en Chile para designar al niño hasta la 
edad de unos 3 años, pero especialmente al que se lleva aun en 
brazos. Nene es poco usado aun entre jente ilustrada, rorro des- 
conocido. Rodríguez 236. | Dice. Ac.'^-' suplemento rejistrala 
palabra con peruanismo i dice que es común. En Chile no se 
dice nunca el guagua. 

DERIVADOS: I * huahuíta, f. - mui frecuente diminutivo 
de caiiño, sin diferencia para ambos sexos. 

II * huahateár; - fam. - llevar a un niño en brazos, mecerlo, 
arrullarlo. RODRÍGUEZ 236. 

III * huahuál, m. - fam. despreciativo para adultos, raro - 
hombrote. Ortl ZAR 168. 

IV * huahualón, a. tb. sust. - fam. - i. niño demasiado creci- 
do para su edad, grandote, jen. con la idea del bobo, simplote. 
Rodríguez 23Ó. 11 2. adulto pueril, aniñado. 



HUAHUAN —HUAHUlLgUt ¿b^ 



V * huahualóte, m. - fam. - huahualon; se aplica tb. a adul- 
tos. Ortúzar i 68. 

VI huahuatéra, f. - fam. - niñera; |)oco usado. 
VARIANTES ortogr.: guagua, guagüita, guaguatear, 

guagual, guagualón, guagualote, guaguatera. 

La palabra se usa en el Peni. Aiíona 254 (con aumentativo liuahuon - el 
muñecon, juguete de niños); Palma 34. Xo dicen si se usa tb. el guagua. — 
Ecuador.^ Cevallos 73 (con Á\m\x\\xX.'wo el liuahutto); Thbar 258 dice espre- 
saniente que se distingue según el nexo el i lai^ungua. — Cataiiuircii, Lai'ONE 
I 50. En Buenos Aires no se usa. 

Casual coincidencia fonética hai en Colo)nhhi,'\J\\\v,v. i 43 :¿'/^í;4''/í<z - cuadrú- 
pedo americano anfibio (?), mayor que la liebre europea de piel manchada i 
de carne mui tierna; — Giiba, Pichaiído 120, i. un insecto; 2. un coche; 3. 
de giingua=á& balde; — Gitateinala, Batkes 307: íio guadua el coco con que 
se asusta a los niños:— todas estas han de ser voces distintas. 

ETÍMOLOJÍA: quechua Middf.NDORF 417: huahua -cria- 
tura en jeneral. La madre llama a sus criaturas de ambos se- 
xos siempre huahua; el padre llama a su hijo chut'i, a su hija 
usuri; a veces se aplica la voz huahua a animales | Es caracte- 
rístico que solo la voz india de la mujer, la china, fué aceptada 
aun por el padre castellano. La palabra mapuche correspon- 
diente solo usada en el Sur es coñi (véase s. v.) 

548. HUAHUAN 

huahuán, m. - n. vulg. del árbol Laureiia serrata Jel Sur; que 
falta en Gav, Bot. V 355. 

VARIANTE: vauvan, probablemente escritura incorrecta 
ETIMOLOJIA: Será mapuche. No está en los diccionarios. 

549. HUAHUETA. 

huahuéta, f. - n. vulg. de un pájaro de la costa patagónica, 
parecido al chucao, pero mas grande. 

ETIMOLOJIA: El nombre es onomatopéyico; el grito del 
animal es parecido al ladrido de un perro chico. Será indio; 
talvcz mapuche chilote. 

550. HUAHUILQUE. 

huahuílque, m. - n. vulg. de varias plantas hcrb.íceas um- 



364 HUAICURÚ — HUAIDEPO 



braticolas del Sur, Va/erm7ia cordata i especies parecidas. El 
nombre vulg-. falta en Gav, Bot. III 213 i sig. 

VARIANTE ort: guahuílque. 
' ETIMOLOJÍA: mapuche, Ficbrés: ////« - maiz | ^-huilqui- 
zorzal; | es decir 'el maiz del zorzal'. No sé a qué particularidad 
alude el nombre. 

551. HUAICURÚ. 

huaicurú, m. - n. vulg. de una yerba de la zona litoral de Co- 
quimbo i Aconcagua, MOLIXA An. 199; com. 394: Plegorrhiza 
(^naicurú; Stníice chilensis, Phil. Era vulneraria famosa. 

VARIANTES: Murili.O 124 escribe con errata quaycuru; 
VlDAURRE 143: el guaicHia. 

Gav da VIII 410 el nombre huaicraJiu para Riiuiex hippia- 
triais; cp. id. V 281. No sé si esta forma de aspecto mui entra- 
ño se debe a error i confusión con huaicurú. Pero las plantas 
solo tienen poca semejanza esterior. 

ETIMOLOJÍA: Parece que el nombre se encuentra tb. en 
el Paraguai i el Brasil. En todo caso es indio. 

552. HUAICHAL (papa) 

papa huaichál, f. - n, vulg. de una clase de papas, Solaiium 
íuherosHDi, de Chiloé. CaÑAS, papa 18. 

ETIMOLOJÍA: P"s evidcnternente mapuche, pero no en- 
cuentro nada a propósito en los diccionarios. 

553. HUAIDEPO. 

huaidépo, m. -vulg. -la inclinación bajo el horizonte, ha- 
blando de cuicuyes. ''Algunos de éstos resultan con cstraordi- 
nario guaidepo o inclin.ícion bajo el horizonte, circunstancia 
que hace del cui-cui un paso peligroso... <i VlDAL GORMAZ 23. 
id. 56 [Chiloé]. 

VARIANTE ortogr.: guaidepo, asi' Vidal Gormaz. 

ETIMOLOJÍA: ma[juche, FehrÉS: hnaydhv - a la otra ban- 
da de loma o cerro, pero no de aguas o rios I ■{■ pu que indica 
dirección. HernanDIOZ: huayduvpu • a la otra banda de loma o 
cerro. | Es decir, cerro abajo. • « . 



HUAIHUR — HUAIRA 365 



554. HUAIHUE 

huáihue, ni. - vulg. - el cuello, pescuezo; ^^tomar a uno del 
huaifiue^'. [Concepción]. 

ETIMOLOJIA: No sé si se trata de una voz india que no 
está en los diccionarios (mapuche, FebrÉS: luiayhiien - viento 
sur, I no viene al caso) o si huaihue es una abreviación i corrup- 
ción burlesca del cast. vulg. guargiiero (literario garguero o 
gargüero). Cp. Imari. 

555. HUAINA. 

* huáina, m fam. - mozo, joven, de 14 a i8 años mas o me- 
nos, esp. en el trato de viejo a joven. 

DERIVADO: * huainíta m. - frecuente dimin. de caiiño, pe- 
ro tb. de desprecio con el \alor de imberbe. 

VARIANTES: * guaina, * guainita, así Rodríguez 237. 

«¿No ve usted que el guainita va en un caballo rosillo de ño Cucho?» 
[señor Augusto]. Barros Grez Huerf. 67. í(A los guainitas de hoi les gus- 
tan mas las remoliendas que las cosas de relijion». ibid. 89. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebkéS: hiiayna - mocito que le 
apunta el bozo; ¡ <^ quechua, MiDDENDORF 405: JmaÍ7ia-]ó- 
ven, el joven, mozo; el amante, galán. | Fuera de Chile men- 
ciona la palabra solo Lafone 166; pero parece solo como epí- 
teto del inca Hiiaina Capac, no como voz usada popularmente 
en Catamarca. 

556. HUAILEN. 

I huailén, m. - vulg. ■ muchachon tonto, 'huahualon'. [Cen- 
tro]. 

II huáile, m. - vulg. - carnero que tiene cuatro cuernos. [Sur, 
Frontera]. 

ETIMOLOJÍA: Cp. /w.7//í'/'É'r. .' 

557. HUAIRA 

huáira f., - hist. - vulg. Norte peruano? - especie de hornos de 
los indios del Norte para beneficiar metales. Se usaban en Potosí 
con muchas aberturas laterales i colocadas en alturas, para de- 



366 HUAIRAVn — TIUALA 



jar entrar el viento que debía soplar fuerte para producir el 
suficiente calor. Bakka 165, 167. 

VARIANTE: guayra, así Barha. 

ETIMOLOJÍA: Será quechua, MiDDENDORF 405: huaira - 
el aire, viento. | Probablemente compuesto con una palabra 
que significaba "hornon: "el horno de vienton. 

558 HUAIRAVO. 

* huairávo, m. - n. vul<^. de una ave zancuda nocturna de los 
Ardcidos. Nycticorax obsciirus; según Gay, Zool. I 412. N.nae- 
vius; PhiliiM'I, El. 93: Árdea naevia. 

VARIANTES: *huaírabo, Rodríguez, Eust. ii7;huairao; 
* buiravo; i falsa ort. ginravo, Gav, Zool. VIII 479; huedavo 
i falsa ort. guedavo, Gav, Zool. I 412; guairabo, Córdova 24 í 
otras var. or\..\ giiarava, Gav, Zool. VIII 482. 

DERIVADO: huairavillo, m. - n. vulg. de otra especie mas 
chica; según Reeü 33: Arde tía exilis. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche; pero falta en los dicciona- 
rios. Se puede relacionarse con FebríS: huyrarciin ■ dar chilli- 
dos; I /¿/íí'rarvoe seña, el queda chillidos; o con FebréS /myrav- 
chn ■ dar bofetadas | Jmiravvoe seria el que da bofetadas; alu- 
diendo quizas al grito o a algún movimiento de alas; lo deben 
decidir los zoólogos que conocen al animal. 

Hai tres fundos Guairavo i Guairavos, FUENTES 99. 

559. HUALA. 

* huála, f • n. vulg. de una ave acuática, Fúlica chilensis; se- 
gún Gav, Zool, 1 464 Podiceps cliilensis. 

«Oís de rato en rato como e.xhala 
su lúgubre jemido alguna hualaw. 

Sani'Uenies, Leyendas Nuc. 91. 

Hai un lugarejo Gualas en el dep. de Limache. FUENTES lOO. 

DERIVADOS: I hualita del mar, f - n. vulg. de una ave 
acuática parecida a la huala; Podiceps kalipareiis. Gay, Zool, 
I 464. 

II hualón, m. - sinónimo de huala. Gay, Zool. I 464. 

VARIANTES:* guala, guaiita, gualon, 



HUALATO — HUALICHU • 367 



ETIMOLOJIA: mapuche, FebréS: /nea/a - unos patitos. 
560. HUALATO 

hualato m. - vulg. - i. especie de azadón, palo demadera dura 
(luvia o uieli) terminado por una parte ancha, plana en forma de 
media luna, usado para destrozar terrones levantados con las 'lu- 
mas* i para trazar surcos. MaLDON ADO 329. II 2. " Especie de pico 
que tiene una lengua de hierro larga i corva por una parte i 
por la otra una especie de hacha^. CJiiloé. Cavada 44. I Cp. tb. 
Medina 205 [Chiloé]. 

VARIANTE: gualáto. Gav, Agr. 265 á'xzo. hualata, f. - creo 
que esta forma es falsa. 

ETÍMOLOJÍA: Es seguramente mapuche de Chiloé. No 
está en los diccionarios. 

561. HUALHUAL. 
hualhuál, m. - n. vulg. de un hermoso árbol con frutos co- 
mestibles, Gomortega nítida; según GaY, Bot. \' 303. Tb. se lla- 
ma queule (véase s. v. ) 

ETÍMOLOJÍA: debe ser indio. No está en los diccionarios 
de mapuche. 

562. HUALHUE. 

huálhue. m. - vulg. - i. terreno húmedo a propósito para 
chacra, maizal. [Sur] |¡ 2. terreno pantanoso, abierto a menudo 
se conoce por el aspecto ferrujinoso del suelo. [Territorio de 
Magallanes]. 

VARIANTES: hualve; gualgüe;gualbe, así escribe Her- 
nández. Dice, hisp.-chil. 44; chil.-hisp. 40 s. v. iloa'co, ibid. 56 
s. V. piden, considerando la palabra como castellana. 

ETÍMOLOJÍA: mapuche: zvahve - chacra, maizal, Esí. 
Arauc. V 221. 12. NII 221. No está en los diccionarios. Será 
derivado de FebRÉS: hua - maiz. 

Gur.r.-c es nombre de un fundo en el dep. de Valdivia: Gualhue de uno 
en el dep. de Cauquenes: cp. P Centl.s ido. 

563. HUALICHU. 
hualíchu, m. - lit., etnol.-el jenio del mal que manda las 
desgracias i enfermedades entre los indios i gauchos de la pam- 
pa arjentina. 



368 , HUALPE— nUALPUTA 



VARIANTES: gualichú, Echeverría 183; hualicho; gua- 
licho, Zerolo. 

La cienoiiiinacion se refiere a los indios pampas propiamente tales, es 
decir, tehuelches, no mapuches; pero éstos aceptaron la denominación de 
sus compañeros, confundiéndose la idea con el hitectivti de los indios chile- 
nos. Algunos autores han considerado el hanUcliu como concepto de los 
mapuches. 

Arjcidina, Ghanad.v 232. 

ETIMOLOjlA: tehuelche ivalicJiu. Lista, Mis e.sploracio- 
nes i descubrimientos en la Patagonia 1877- 1880. Buenos Ai- 
res, 1880, páj. 1 17. 

564. HUALPE. 

ají huálpe, m. - n. vulg. de una clase verde especial de ají, 
Capsicum aunuínn [Maule]. Según VasQUEZ el mismo que en 
Santiago se llama /ivienso. Según otros opuesto al chileno. 

VARIANTE: huálpi [Frontera]. 

ETIMOLOJÍA. Será indio. Talvez derivado de mapuche. 
FebrÉS: ////íí/Z-al rededor; //«rt//;/ - rodear, [)or alguna particu- 
laridaíJ de la vaina retorcida? o de majiuche. Febrés, Jiualiin - 
nacerse las semillas; zvahpei seria "parece que nacen las semi- 
llasn. Esto sucede cuando el ají está todavía verde. 

565. HUALPUTA. 

* hualpúta, f. - n. vulg. de varias male/as, especies de alfalfa, 
mui vulgares, Medicago spec, según Gay, Bot. II 61 esp. M. 
viaculata. Se cree que es importado de Europa. 

VARIANTES: hualputra, Cañas 30; gualputa, Vidaurre 
134; galputra i en el Centro * huarputa. La íoxm?L gna/put/ie 
de Molina 373 la da Carvallo 8 como india; ih = tr. 

EIIMOLOJIA: Es seguramente mapuche. Talvez com- 
puesto de Febrés: Jiuall - al rededor (es decir, in orbem, in g) - 
rum, cmno dice HaVESTADT 669) + puília • la barriga, panza. 
I Las semillas son pequeñas espirales, Tb. podría pensarse en 
hualiin - nacerse las semillas, brotar. ¿Acaso observaron que los 
animales que comen mucha Jiualputa se hinchan i enferman, 
como si se les brotaran las plantas en la panza? 



ÍIUALTATA — HUALLEPEN 369 



566. HUALTATA. 

* hualtáta, f. - n. vulg. de utia yerba elevada con flores ama- 
rillas, Senecio hiialtaía, de la familia de las compuestas; Gav, 
f)Ot. II 194; tb. una romaza, Rídiic.x crispas según GaV, Bc-t. V 

277- 

VARIANTES ort.: * gualtata, Gav, Bot. V 277; ualtata 
id. II 194. hualtratra, Canas 30. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FehrÉS: hnaltcxtn - la hierba len- 
gua de buei. 

567. HUALLAMON. 

huallamón, a - adj. i sust. - vulg. - leso, tonto, torpe. [Centro 
merid.] 

ETIMOLOJÍA: Taivez mapuche, FebrÉ.S: liitail - -aX rede- 
dor ¡ ^amon - caminar, andar jente, rio, rueda, etc. | es decir, el 
que anda al rededor, anda con rodeos. Cp. Jiuallef^en, 

568. HUALLE. 

huálle, m. - I. el "roblen chileno, NotJwfagus obliqíia, cuando 
es nuevo, cp. Gav, Bot. \' 388 Fagas ohliqua: cp coyan ; pellín, 
li 2. la albura, madera blanca, blanda, esterior del roble viej(\ 
cuyo tronco interior está 'apellinado'. 

VARIANTE: gualle; guaye [Centro]: forma falsa en Gav 
V 388 Imallé. huálli. 

DERIVADO: huallisá(dja. f. - renoval, conjunto de robles 
nuevos [Nuble]. 

NOTA: Hai un fundo Guallcs en la prov. de Linares, una aldea Gunl/e- 
co (agua del roblecito) en la de Talca ¡ un fundo Gunycen el dep. de Cuii- 
c6. cp. Fl'lntií.s gg. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FehriíS: ////í?//t'- roblecito pequeño. 

569. HUALLEPEN. 

* huallepén, m. - vulg. - 1. animal fabuloso de la mitolojía 
chilena, cp. ñirifilo, CQ7nalineto^cliiieii]uehue(i(; tb. se llama a/^w 
o manta. 

DICnONAKIO 24 



37° HUAMPARO 



« Huaillcppñ se llama otro animal fabiilosoqiie reside en el agua. Tiene el 
cuerpo de oveja i la cabeza de ternero; anda arrastrándose de las patas pos- 
teriores. Sale a la orilla en las mañanas i noches de neblina. Asustando a 
las nuijeres embarazadas que pasan cerca de él, orijina a veces la deformi- 
dad de los niños que en el idioma se designan con la misma palabra. « Gue- 
vara 230. 

iSegun otros, estos animales se juntan con las ovejas que entonces paren 
/lUiiJU/u'iií's] tb. atacan a las lavanderas i personas que se bañan. 

II 2. fam. patituerto, con las rodillas juntas i los pies separa- 
dos, torcidos hacia afuera, aplicado a animales i hombres. El 
"animal que ha nacido con las patas delanteras atrofiadas o 
curvHSii, se aplica tb. al hombre. Vas(^)UEZ. [Maule]. 1| 3. hombre 
gordo, pesado, torpe, de andar desairado; según Rodríguez 
237; Zerolo. II 4. fam. -simplote, 'huahualon' [Centro, esp.Talca] 

VARIANTES: * huallipén [Talca] * guallipén, Rodrí- 
guez 1. c; guallepen, Vas(^i EZ; huailepén - vulg. -tontón [Tal- 
ca, Linares], huaillepén [Frontera], huañipén [Centro]. 

ETIMOLOJÍA: Cañas dice del mapuche huaillepeñ - contra.- 
hecho. En los Dice, noestá ninguna palabra parecida; sin embar- 
go, es probable que la denominación del animal mítico entre los 
indios tenga algún significado. Talvez un deriv^ado de FebréS, 
Jiualln - rodear, circumire, hiial/pcu seria estar dando vuelta. Cp. 
Jiiiallamon. 

570. HUÁMPARO. 

* huámparo, m. - cuerna grande, vaso hecho de un cuerno 
entero de vacuno, a veces adornado con dibujos i chapas de 
plata, usado para beber. Un huaso de huámparo i lazo, - frase 
proverbial = un campesino chileno bien ataviado. 

VARIANTE:* guámparo, Rodríguez 237,Zerolo. guám- 
paras se encuentra, no sé si por error, en Rascuñan 501: "Para 
refrescarnos dimos tras las bolsas i talegas de harina tostada, 
que en unos vasos de maderas de toro o de bueyes (que llaman 
guámparas) hicimos la bebida acostumbrada entre ellos 

guampar como medida de líquido=i cuartillo, menciona 
Carvallo 163. 

A esta voz chilena corresponde en Arjentina, Granad.v 233: c^tf^;«/>íz - 



HUAMPO HUANACO ^^í 



asta, cuerno; vaso rústico de un trozo de asta — J^io Grande, 'B¥..\v\\v.\'x\uk 
70: i^uaiiipa. I Es probable que esta forma también se use en el Sur de Ciiile. 

DERIVADO: huampáda, f. - un huámp^íro o una huainpa 
llena de harina tostada con ae^iia: Cp. "Se dio descanso a la jen- 
te para que tomara su acostumbrada guavipada de harina de 
trigo tostado.i. [Chiioé ] Maldonado 35. 

ETIMOLOJI A: La forma chilena se deriva directamente del 
(quechua. MlDDENDORF 4^9 da solo ////^íw///;-// - calabaza gran- 
de. I Es probable que haya exi'-tido la form^ htíampaní ; de cll.i 
se deriva el mapuche huavipar. No se encuentra en los Diccio- 
narios, pero s. V. pran - subir; pra?nn - levantar, | FebkÉ.s da la 
frase pramhuaniparquey, pigeynii - dicen que levantas el codo o 
bebes; | literalmente, él levanta siem[)re el "huamparn dicen 
de tí ( = lat. diceris). 

Del mapuche huánipar se deriva la forma arjentina luiáiupa 
así como vulgarmente se dice azúca por azúcar. 

571. HUAMPO. 

huámpo, rn. - vulg. - i. embarcación pequeña de un solo tron- 
co de árbol. [Sur]. Cañas 31. ¡1 2. raro ^ canoa'': canal hecha de 
un árbol escavado para conducir agua de acequia, cruzando una 
quebrada u otra acequia. [Frontera]. 

VARIANTE ort.: guampo. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Yv.\í\\yj6\ Jiiiavipu ■ cualquiera i m- 
barcacion. | <quechua, MlDDENDORF /^2?,:/iiianip}i ■ buque, bo- 
te, balsa; I = aimará, BertoNIü II 146: huainpu ■ balsa, barco, 
nave i cualquiera embarcación, para pasar la mar, laguna o rio. 

572. HUANACO. 

* huanaco, m. - i. n. vulg. del conocido cuadrúpcdf) carne- 
loide Aiichenia huanaco; según GaV, Zool. I 153 Lama giiajiaco. 
Cp. Molina, An. 227; Comp. 481 Cp. cJnlihueíjue i llama. 

Bakiíos Arana por identificar el diilihucquc con el huanaco pone amenu- 
do huanaco como sinónimo de «carnero de la tierra» p. ej. Hist. I 71, 196, 227 
nota, 385, etc. En todos estos pasajes hai que leer llama como nombre mo- 
derno del «carnero de la tierra». Ya Cn:zA di.: Lkox 430 dice que \o^ ¡(uanncos 
son mas grandes que los llamas, i fímonteses» | La cordillera... abunda de 



375 HUANACO 



oiianacos. NÁ.iERA 198. | «La palabra guanaco e?, propia de la lengua jeneral 
riel Perú, llamada quichua, i la propia de los chilenos es luán, i a las piedras 
evezares)j las llaman luán cura, que quiere decir piedra del guanacos. Rosa- 
i.Ks 324. 

El huanaco se domestica con facilidad, i se mezcLi con los rebaños de lla- 
mas; nato?, guanacos son de un gran servicio en el Perú, así como las lla- 
mas, porque en ellos se acarrean los minerales de los metales desde donde 
se sacan hasta los injenios en donde se benefician»; Jca\ i Ulloa 6o r. 

II 2 * huanaco, a -sust. i adj. - fam. - simplón, tonto; || 3. per- 
sona de piernas delgadas i cuello largo; RODRÍGUEZ 237; l! 4. 
uno que escupe mucho(alu'í¡on a la costumbre del anima! de 
escupir cuando está enojado). II 5. flor de huanaco - n vulg. 
de unos quiscos de la cordillera Maihnenin spec. = tnai/iuen, Gay, 
Bot. III 29. !| 6. pata de huanaco - n. vulg. de una planta tb. 
llamada renilla o yerba del cormniento (porque sus hojas mace- 
radas en aguardiente se usan contra el reumatismo) MURILLO 24; 
Gay, Bot. II 496, Calandrinia discolor. PHILIPI'I, Atacama 60. || 

Está en los Diccionarios. El Dic. Ac' ' da una descripción 
completamente ridicula, que puede servir de modelo para pro- 
bar el increíble descuido de los académicos en cuestiones de his- 
toria natural. 

Hai ocho fundos i lugarejos denominados Guanaco i Guanacos distribui- 
dos sobre todo el pais. Fientes ioo. 

Según Batkes 'i,o'6\ guanaco es denominación despreciativa para los pro- 
vincianos i los demás centroamericanos en boca del vulgo (los chapines') de 
la capital de Guatemala. — Cosía Rica, Gagini 35?: guanaco=:íon\.o, torpe, 
necio, bobo. — Honduras, Memhke.vo 86; i guaneo, a - se dice de la persona 
que ha vivido siempre en el campo i tiene espresion estúpida. 

Me parece dudoso si se trata de la voz quechua (como creen Gagin'I i Ba- 
TRES) porque según Membreño 86 guanaco en Honduras tb. es sinónimo 
áe garrobo, saurio de fuerte piel escamosa, Lacerta hórrida. Tampoco se es- 
plicaria la forma guaneo al lado de «uanaco (o ;es acaso errata por guanaco?) 

DERIV^ADOS. I. * huanaqueár- cazar huanacos. 

II. * huanaquéro, a - i. lo que se refiere al huanaco, por ej. 
bolas Jinanaqueras las bolas (véase laqiii) con que se cazan. || 
2. m. - el cazador de huanacos. 

VARIANTES: * guanaco * guanaquear, * guanaquero. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middexdorf 439: Jiuanacu ■ el 
huanaco. | Cp. loan. 



HÜANAl — hUano 373 



573. HUANAI. 

huanái, pl. Jiuanáyes. m. - vulg. - nombre que se da a Ujs re- 
meros que hacen el tráfico de lanchas en el rio Maule, desde 
Constitución rio arriba; trabajan mui duro i casi desnudos, por- 
que amenudo tienen que entrar al agua para empujar o para 
i'jalarn la lancha. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente del quechua, :MiddendoRF 
430: Jiuanay • carecer de algo; huanaj • necesitado. | El signifi- 
cado primitivo seria, pues, "los pobres, indijentes.i. Cañas 30 
dice que "la palabra ha sido tomada del nombre ¡ndijcna de 
una especie de patos de los mares del Sur, i en especial de los 
que bañan la isla de la Mocha. f. | No puedo comprobar ese nom- 
bre de pato. 

574. RUANDA. 

papa huánda, f. - una clase especial de [)a{)as, Solaiium tu- 
berosuní [Chiloé]. Cañas, papa 18. 
ETIMOLOJÍA: Será mapuche. 

575. HUANDO. 

* huándo, m. - vulg. - i. angarillas, andas que llevan cuatro 
personas en los hombros para llevar muerto^, enfermos, santos u 
objetos; p. cj. Blest Gaña Cal. 100, loi, 103. [Norte, Centro 
i Cm.] II 2. armazón de madera, a modo de escala, en que se 
forma una camilla i sirve a los pobres para llevar sus cadáveres 
al cementerio; según CAÑAS 64 (.^iti etim.) 

VARIANTE ort.: * guando. 

£"6//<íí?'('/-,Cevai.los 70: gunndo parihuela, palanquín, andas. Tohar 258.— 
Colombio, Cl'EKVO 530; ÜRinr, 143 <^uaiido -camilla, palanquín. Zküoi.o. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middkndorf 434: huaiitu - las 
andas, la litera, silla de niano. 

576. HUANO. 

* huáno, m. - I. lit. - escrementos acumulados de pájaros ma- 
rítimoj cuyos depósitos se encuentran en la costa i en varias 



374 HUANQUE — HUANQUI 



islas del Perú i del Norte de Chile, en rejiones donde casi no 
llueve. Sj esplota como abono desde el tiempo de los incas. Cp. 
Arona 274. Rodríguez 238. • DLx. Ac.'^-' Zerolo. 11 2. vulg.- 
estiéico! de cualquier animal tb. aunque no se emplee para 
abono. 

DERIVADOS: I.* huanéro, a, - lit. - lo que se refiere al hua- 
no i ri su esplotacion; || esp. * huanéro, m. - el trabajador que 
saca i carga huano. || * huanéra, f". - sitio donde se encuentra i 
se esplota el huano. OrtÚzar 168. Dice. Ac^ ^ 

II. * huancar, - vulg. - estercolar los animales. Tb. usado Ca- 
tainarca, Lafone 160. 

VARIANTES ort.: * guano, * guanero, * guanera, así 
Rodríguez, Dice. Ac etc. * guanear 

ETIMOLOJÍ A: quechua, MiDDENDoRF 431: iLuanu - estiér- 
col, abono en jeneral; en particular el estiércol de pájaros, etc. 

La vo/. cubana guano., que signitica «palma» (Pkjhahdo 125; Oviedo ap.) 
i que Dice. Ac. pone bajo el mismo acápite con la etimolojia quechua, na- 
turalmente es de procedencia distinta, de alguna de las lenguas de las An- 
tillas. 

577. HUANQUE. 

huánque, m, - n. vulg. del avestruz Rliea americana según 
Gav, Züol. VIII 482; pero I 396 dice que el nombre solo se 
usa entre indios. Parece que hoi no se usa entre chilenos. 

VARIANTE: el guanque. Carvallo 14. 
ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrÉS: Jiuanque • avestruz. 

NOT.\. MoMN.A. 471, dice equivocadamente que así se llama el cururo 
(véalo s V.), confundiendo el nombre del animal con los tubérculos de Dios- 
corea que receje en sus cuevas. Cp. huanqui. 

El huanque en la Arjentina se llama ñandú (del guaraní ñandú, MoNTO- 
YA II ?42 v.) Granada 295. Dice. Ac.is con acento falso ñanJu. 

578. HUANQUI. 

huánqui,m. - i. n. vulg. de una plantita baja que tiene unos 
bulbos chicos comestibles en la raiz, Dioscorea arenaria i otras 
spec. II 2. los bulbos, las papitis de la misma planta. || 3. b ijo • 
mot. p'.ur. - los testículos [Nuble]. 



HUANACA — HUAÑANGO 375 



VARIANTES: guanque, Córdoba 20 guanqui, [Maule] 
Vasquez, cp. ca//a;huanque, Saavedka 183. 

Hai un fundo Gitongui en el dep. de la Laja: otro Cuanqurg^ua {huanquc 
hue, lugar donde hai hiianques) en el dep de Coelcmu; cp. Fuentes 100 

i lOI. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FehriÍS: Jmanqiie - una fruta como 
avellanas o pepitas debajo de tierra. 

579. HUAÑACA. 

huañáca, f. • i. vulg. - harina tostada con caldo caliente de ca- 
beza, arrollado, salchichas prietas o simplemente carne de chan- 
cho. II 2. - harina tostada c(m agua caliente con 'color* (grasa de 
vacuno con 'ají de color') [Linares, Nuble, Maule]; corresponde 
a catete en el Clentro (véase s. v.) || 3. es una huañaca es mui 
sabroso, tb. meiaí. =es una ganga. [Maule] Vasquez. || 4 ha- 
cer huañaca a uno - maltratar, aplastar = hacer ñaco (véa- 
se s. v.) 

VARÍ ANTE ort.: guañaca. 

ETIMOLOJÍA: Hai una palabra quechua, MiDDENDOKF 
434: Imana • que ho¡ se traduce "cl tiigo amariKon, peio natu- 
ralmente debe haber !,ignificado alguna cosa semejante, propia- 
mente americana, antes de la llegada de los españoles, talvez 
"mais secoii. 

De esta voz pudo haber un derivado en ca. Pues hai ib. aima- 
rá, BertoNIO 147- huafia -seco; huañakhatha o luiañacaqiiik- 
katha- secd^rse; huañacataíha - \.euQr sed. | S(jbre el parente.^co 
no me cabe duda aunque no pueda determinar los detalles. 

580. HUAÑAICA. 

huañáica, f. - relámpago, rayo; esta corriendo Jiiiañáica re- 
lampaguea. [Chiloé]. 

ETIMOLOJIA: Será inapuche de Chiloé; no encuentro éti- 
mo en los diccionarios. 

581. [HUAÑANGO?]. 
huañángo, a. - desarreglado en el .vestir. (Noest( i seguro si 



3)6 HUAÑIL - HUAl'I 



esta palabra existe; creo haberlo oido Pero muí usado es el 
derivado.) 

DERIVADO: * deshuañangá(d)o, a - fam. - desarrci^lado 
en el vestir. ECHEVEKKÍA 164. 

VARIANTES: deshuallangafcDo. [Cm.] Ff.rnandkz 34. 

Variantes ort : * desguañangado, desguallangado. 

ETIMOLOJÍA: Se puede pensar en quechua, MidukndoRF 
áflá^-.huanllaciiy - escojer lo mejor para sí; ibid. 430; hudnaciiy - 
eninendarse, correjirse, escarmentar, | sea que se tome literal- 
mente— 'desmejorado', o que se entienda irónicamente ¡manan- 
^£? = ¡qué bien arreglado! con añadidura de des - como en desco- 
cí 10 lia io. 

Compárense las forinaciones mas o menos caprichosas de 
sentido parecido como en Honduras, MembreÑO 6o: descacha- 
rrado, desgarranchado, desguar ranchado ; — Colombia, Uribe 98: 
dessitíiletaOy desgalichado, desniavinarse. — Guatemala. Batres 
2'^2: desguacJiipado. — Méjico, Ramos 200: desguanzado ( = dcs- 
gonxado, desgoznado), etc. 

582 HUAÑIL. 

huañíl, m - n. vulg. de varios arbustos de la familia de las 
compuestas Proustia s[)cc.; esp. segiui Gav, Hot. III 295 Proas- 
tta baccharoiíies c \h\á 2C)'^\ P. pungens. Son medicinales; Mu- 
KILLO 107. — SaAVEDIJA I 83. 

VARIANTE: ort.: guañil. 

ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche. No está en los dic- 
cionarios. Pero compárese Jiuiñal. 

583. HUAPL ■' 

huápi. ra. - vulg. - I. isla o recodo limpio en el monte [Sur]. 
II 2. ■ terreno arenoso húmedo a orilla del rio, bueno para cha- 
cra, vega [Centro merid.] Vasi^UEZ, Fer.VandEZ 42. || 3. esp. 
el valle comprendido entre los rios Maule i Loncomilla, donde 
cst;4n ubicados los pueblos de Linares, San Javier, "V^il la Alegre, 
etc. VAfiQUKZ. 

FuENTESioi enumera doce landos o lug:iiejos del Centro i Sur de noni- 



HUAOUE — tíUARA— Hl ARAHÜA ^7) 

bre Guape i seis denominados Guapi^ algunos con sobrenombres como 
Guape Grande, Guapi Ahíao. Cp. tb. Nahuclhudpi - (da isla del tigre», de- 
nominación del gran lago del Sur. 

VARIANTES huápe, guapi, guape. "Un guape, que así 
llaman cualquiera rincoiíada o encoi (=inco:i)quc hace la 
montaña o algún estero. n BascuñWN 49. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: huapi - isla en el mar o 
rio; isleta o recodo limpio en el monte. 

584 HUAQUE. ' 

huáque, m. - n, vulg. de una liliácea: según comunicación del 
señor ClIIAPPA. 

ETIMOLOJÍA: mapuche: wake, según CiiiAPPA. 

Hai tres fundos Guaqui en el Sur, probablemente es lo mismo que búa- 
que. FCKXTES lOI. ■ . . . ■ 

585. HUARA i HUARAHUA. .. 

* huára, f. -jen. en plur. -fam. - i. gracia, donaire de movi- 
mientos del cuerpo en el baile o de palabras, requiebros; gracio- 
so movimiento del pañuelo en la cueca. || 2. adornos de los ves- 
tidos, RoüR[GUKZ 238. (I 3. echar o hacer huaras a una niña - 
hacerle la corte con movimientos graciosos: requiebros. Ej.: 
"Adelante! Échele mas guara, amiguitoln Barkü.s Grez, 
Huerf. 64; BlestGana, Riv. II 130. 

DERIVADO: * huaróso, a, - fam. i. gracioso en el andar 
o bailar. || 2. lujoso, notable por sus adornos (de vestidos). RO- 
DRÍGUEZ 238. 

* huarahua, f. - fam. i. = huara', Orti'zar 16S. || 2. movi- 
miento con las manos o los pies para dar seña a otro. II 3. ha- 
cer huarahua(s) a una niña = hacer huaras; tb. hacer cariños. 

II 4. un salto difícil en el juego del 'luche' (véase s. v.) 

DERIVADO: * huarahuéro, a, - sandunguero, saleroso, 
gracioso, ei que gusta de hacer huarahuas. Echeverría 183. 
V^ARI ANTES: * guara, * guaroso, * guaragua, * guara 
güero; vulg. * maráhua [Centro] en ac. ' 



378 • HUARACA 



Arjcntina, Catamarca, Lakonk i6r: huara -invención estraña, ardid, 
bragas, (sin etimolojía clara) — Perú Arona 2-1^: huarahua ■ sandunga-,^?/rt- 
ragücro - sandunguero; «lo que es en quichua 'huara' es radical de distintas 
voces i significa pañetes, calzones. De ahí pudo salir huarahua, que es el 
moviniento sandunguero de la cintura». Palma 34: ^M(7;v7^wíz - contoneo, 
movimiento lascivo, gracia en el andar, sandunga, rodeo para contar algo 
o practicar una díCcion; guar agüero, a - sandunguero o que no va derecho al 
asunto. — Cosía Rica, Fehraz 72: Jiuaraguas- mentiroso, exajerador, inven- 
tor; propalador de falsos rumores. — Zerolo: guaragua i ^uaragücro del 
Perú. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 437: ///¿íT/'rt - los cal- 
zones de los indios hechos de lana oscura, apretados i alcan- 
zando hasta debajo de la rodilla. | Según MiDDEXDORF, gram. 
212, /¿/(an es terminación del instrumental; tb. espresa acompa- 
ñamiento, de consiguiente Jiuara Jiuan es "con calzonesn. Para 
comprender el desarrollo de los significados hai que saber que 
hiiaracuy significa según MiDDENDORF 437: fiesta de los Incas 
celebrando la llegada de los jóvenes nobles a la edad adulta, 
cuando por primera vez se les ponian calzones, | Estas fiestas 
consistian en varias pruebas severas en que los jóvenes debian 
mostrar su habilidad, fuerza i valor; seguían diferentes ceremo- 
nias, entre las cuales el poner los calzones — de hecho un paño 
cuadrado semejante al cJiamal o chiripá de los araucanos — era 
la principal, i terminaba el dia con bailes i fiestas (según Gar- 
CILASO, véase MiDDENDORF, Ollanta, Introducción 58 i 60.) 
Así se comprende que bailar "con liuaran o ^'Juiarahuan\y po- 
dia llegar a ser denominación típica del baile bien ejecutado o 
con traje de lujo Del vestido adornado la gracia a la coque- 
tería, maña i mentira el desarrollo de las ideas es fácil de com- 
prender. 

586. HUARACA. 

* huaraca, f - fam. - i. raro- honda. || 2. soga corta, trenza 
de cáñamo de los diablos i 'calimbaos' en las fiestas de corpus, 
etc., con que ahuyentan a los muchachos. || 3. cordel o soga con 
que se envuelve el trompo para hacerlo bailar; 'huasca' con que 
se azota el 'cuspe'. || R0DRI(3UEZ 239. || 4. juego de niños: los 
jugadores se ponen en círculo, uno con un pañuelo toicido i 
provisto de nudo da la vuelta i de repente da un golpe a uno 



HUARANGO 379 



del círculo para hacerlo correr (inas o menos el juego que en 
Alemania se llama Plumpsick, en Francia anguille ); el pañuelo 
con que se da el golpe || 5. término de carpintero - pedazo de 
tablón grueso o palo con que se da un golpe a lo largo de una 
tabla machihembrada para ajustaría a la ya clavada. || ZerolO. 
ac. ^ í "' . 

DERIVADOS: I * huaracázo, m. - fam. - 1. golpe dado con 
la huaraca en cualquiera de las acepciones, || 2. el chasquido de 
la huaraca. || RODRÍGUEZ 239. 

II * huaraqueár, - i. fam. - golpear con la huaraca. II 2. vulg. - 
golpear, p ^gir con cualquier instruinento. Ejemplo: 

Con el fierro de una reja 
el viejo me guanaqueaba 

Versos de J. H. Casas Cordero, hoja suelta. 

II 3. bajo- cohabitar. 

III * enhuaracár, - vulg. - envolver en un cordelo látigo: 
p. ej.: el trom[:)0. 

IV * desenhuaracár - sacar un látigo o cordel envuelto con 
violencia. 

VARIANTES: ort - *guaraca, *guaracazo, '*guaraquear, 
en 'guaracar. etc. 

Cañ.vs 31 pone por error de imprenta a huaracdoX significado: bolsa, bol- 
sillo", que corresponde a huayaca. 

Perú, Akona 279: lataraca -\\0'c\^-x. — Colombia, CuEKVo 331 menciona la 
palabra de Cauca, diciendo que en Bogotá se usa solo huaracázo en sentido 
metaf. «golpe imprevisto». Ukibe 143 da guarapazo i ^«arrttvzcí' -golpazo, 
golpe imprevisto, puñetazo: e ibid. I54-. huaraca - honda. 

ETÍMOLOJÍA: quechua. MiDDENDORF 437: ¡uiarak^a- 
honda, comunmente trenzada de lana, a veces de cuero no cur- 
tido. 

589. HUARANGO. 

* huarángo, a. i sust. - fam. - individuo torpe, grosero, incul- 
to, =////rtíí>, /z/í<2.yí2Wflí-(?. linaJiualon. RODRÍGUEZ 239. 
VARIANTE ort: *guarango, así Rodríguez. 



380 HUARAPO 

Arjcntina^ Gkanada 233 L.vfune 141 j 161: torpe, hombre de baja esfera, 
mujer de vida airada. — Pcrü^ Arona 255: un árbol silvestre, rústico, corpu- 
lento, menos elegante que el aromo, Acacia piinctala. 

ETIMOLOJÍA: quechua según Markuam, citado por Aro 
ÑA I. c. /marañen - a thorny trej, o según otros el algarrobo. 
Alcedo 89 dice: guarango - madera fuerte de la provincia de 
Guayaquil, usada en aquel astillero pira la c instrucción de 
embarcaciones. Por el desarrollo del significado cp. cast. alcor- 
noque. 

:■■'> • 589. HUARAPO. 

* huarápo, m - lit. - i. el caldo que sale del orujo antes de 
la destilación i purificación. || 2. vulg. - aguardiente ordinario = 
hiiaclntcJio. \\ 3. el licor alcohólico mili fuerte que se forma por 
la fermentación de la miel de palma (jugo de fiibaea spectabilis) 
MuRILLO 218. I! 4. chicha de caña de azúcar [Arica. Tacna] 
Caña.s 6}). II 5. n. vulg. de un arbustito del Sur con baj'as co- 
mestibles, J/í'^/^í^/^z leuconiyrtillus. [Llanquihue] Reiciie, prod. 
§ 4. Dice. II Ac. ' 'K 

VARIANTE: *guarapo. 

La palabra se encuentra en todas partes de América donde sé cultiva la 
caña de azúcar, cuyo jugo significa en algún estalo anterior a la termina- 
ción. del fabricado, sea azúcar o aguardiente. 

Calamarca, Lafone 161: huarapu ■ Zumo de la caña dulce en fermenta- 
ción. — Perú, Arona ?.8o: huarapo caldo de caña cocido i puesto a fermen- 
tar mezclado con agua. — Venezuela, Calcaxo 435: guarapo - jugo de la caña 
de azúcar o de la pina indijena fermentado, i el agua de papelón hervida.- — 
Cosía Rica, Gag!NI 359: guaro - el aguardiente de caña. Lo mismo Hondu- 
ras, Memhreño 87: i Guatemala, Batres ^10. ^-Méjico, Ramos 2^y. guarapo - 
jugo de la caña de azúcar hervido o fermentado. — Cu1¡a, Piciiardü 127: ju- 
go de caña de azúcar; tb. menear el guarapo - azotar. En este último jiro 
parece haber confusión entre ,í,''«íZ>'i7/i(7 i ¿uaraca; cp. guarapazo^guaracaso 
de Cólbttibia s. v. huaraca. -Brasil, S. Paulo, BeaürePaire '67 - guarapü 
o garapa - nombre común a diversas bebidas refrijerantes. — Según Alceik) 
89, guarapo se hace de caña dulce en Tierrafirpie, de maíz en el Perú. 

ETIMOLOJÍA: La palabra es sin duda antigua voz indijena 
de America, Ramos 284 la cita de un documento del Perú de 
161 5; pero no puedo encontrar su etimo'ojía; será voz de las, 
Antillas. 



HUARAPÓN— HUARI 38 1 



599. HUARAPÓN. 

* huarapón, m,-o sombrero huarapón - fatti. • sombrero de 
paja o paño de alas anchas. Ri^DRKiUEZ 239. 

VARIANTES: *guarapón, así Rodríguez, Zerolo. 

guarapo, huarápo - vulg. - sombrero de alas anchas de paja 
[Centro]. 

Ciibria su cabez;i un gran sombrero de pita, de los que entcnices se llama- 
ban guarapones, i que por sus inmensas alas hacia el doble oficio de quita- 
sol i de paraguas; Barros Grez, Huerf. 3. | Cp. RopRiorEz Eust. 69. | 
Blk.'^t Gana, Cal. I 2Í1: II 'i)G. En verso usado por Bki.lo III 547. | Aml'- 
xÁTF.oui, Al través no. 

Perú, Arona 280: sombrero de paja de grandes alas. 

ETIMOLOJIA: Es probablcmenente de oríjen quechua; 
quizas relacionado con Jaiara. 

590 HUAREN. 

* huarén, m. - n. vulg. de los ratones grandes; Mus spec. u 
Octodon spec? Cp. degii. 

VARIANTE: aguaren, huaréno, guareno. 
ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche. 

591. HUARI. 

huári, m. - vulg. - cuello, pescuezo, sobre todo en frases como 
cortar el huari a u7io, abanar a ¡nio del huari, a menudo en 
tono de broma. 

VARIA NTES; huáre, guari, guare. 

ETIMOLOJÍA: Es posible que se trate de una voz indíjena, 
pero no sé cuál. Quechua, Middendorf 438: huari - €\ dios de 
'a fuerza | i huari ■ nacido en el pueblo, indíjena | no corres- 
ponden. 

Posible es tb. que se trate de una abreviación jocosa de la 
voz vü\g-Ar £^i/arg-üero. usada así según parece en toda la Amé- 
rica por cast. garguero o garguero (véase Dice. Ac.) Cp. tb. 
huaihue. ' " 



3^2 huarisnaqt:r huakuna 




Es difícil decir si la f<irma vulgar chilena guarisapo =^c7i'^\.. 
gusarapo (en el sentido de renacuajo), que en su segunda parte 
es evidente asimilación a sapo, en su primera Catá bajo la in- 
fluencia de hnari. En Méjico, Ramos 284, se á'\CQ guaiasapo. 

692. HUARISNAQUE. 

huarisnáque, m. -vu'g. 1. látigo largo i delgado. || 2. aguar- 
diente vc\a\o-- hu achucho, huachacai. 

VARIANTES: huarisnáqui, guarisnaque, guarisnaqui. 

ETIMOLOJIA: ?2s [¡robable que haya en el fondo alguna 
voz india, talvez, quechua; pero no encuentro étimo aceptable. 

593 HUARPE 

huárpe, m. - una tribu de indios de la antigua provincia de 
Cuyo, principalmente cerca de San Juan; sobre su lengua el 
allentiak cp. la publicación Doctrina cristiana i catecismo con 
un confesionario, arte i vocabulario breves en lengua allentiac 
por el Padre Luis DE Valdivia... por José Torihio Medina. 
Sevilla 1894, i Bartolomé Mitre, Lenguas Americanas. La 
Plata 1894. 

Los liuarpes en parte fueron trasladados a Chile antes de fines del siglo 
XVT, cuando cerca de Santiago los indios trabajadores escaseaban. Pues 
los ouiírpes «son grandes trabajadores, mui hábiles para trabajo de manos. >< 
OvALLE 177. 

VARIANTE: guarpe: así Ovalle. 

ETIMOLOJIA: Será palabn de la misma lengua allentiak 
o del niillcayac de Mendoza. 

594. HUARUNA. 

papa huarúna, f. - una clase de papa, Solanum tuberosum. 
[Chíloé] Maldonado 336. Cañas, papa 18. 

VARIANTE ort.: guaruna, asi Maldonado. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente papa procedente de la isla 
de Huar en el seno de Reloncaví entre Puerto Montt i Chiloé, 
cuyo nombre es evidentemente indio, mapuche. 



HUASAMACO — HUASCA 383 



595. HUASAMACO 

* huasamáco, a, adj. i sust. - fain. - campesino torpe, camp'> 
chano. Fernandez 45. 

VARIANTES: samáco, huaméco, - vulg. - [Cm. i Sur]. 

Variantes ort.: guazamaco. 

ETIMOLOJÍ A: Se podría pensar en una derivación de /maso 
si se pudiera esplicar la terminación. Talver es quechua, MiD- 
DENDORF 441: /¿;^í7.yrt - espalda + quechua, MiDDENDORF 555: 
maqui • mano. Composiciones con maqui con valor de adjeti- 
vos son frecuentes; cp. Middendorf, Gram, 130, p. o.], pinna- 
maqui- mano de león = fuerte; así huasa-maqui 'mano de la es- 
palda' podría llegar a significar 'torpe'; Jiuameco seria quizas 
asimilación de terminación a cJmchuuieco (véase s. v.) 

596. HUASCA. 

* huasca, f . - I. látigo de cuero u otro material, afirmado en 
un mango largo de palo, con que los cocheros avivan o casti- 
gan los caballos, muías, burros, etc., sobre todo cuando están 
tirando algún vehículo; II 2. a veces con mango corto usado 
por jinetes caballeros montados a la inglesa; || 3. juguete de 
niños de un palito con un cordel, esp. usado para hacer bailar 
el 'cuspe'; || 4. dar huasca - i) Ht. - azotar con la huasca. 2) fam. 
metaf. - insistir con empeño en algún trabajo o diversión. I! 
Rodríguez 240. Zerolo. 

DERIVADOS: I -huascazo, m. - lit. - golpe dado con la 
huasca. Rodríguez 240. Cp. id. Eust. 40. 

II huasqueár, - azotar, dar golpes con la huasca. 

Huasca es la única denominación corriente en Chile para el instrumento 
usado por los cocheros; los jinetes a la chilena usan \2i penca, el chicóle o el 
rebenque. Látigo .significa casi solamente una tira de cuero, para amarrar 
carga etc.; azote es el castigo de los delincuentes o animales, en jeneral no 
significa instrumento. Disciplitia es el tejido de cordeles con varios rama- 
les que se usa en los con%'entos i casas de ejercicios (espirituales) en ma- 
no de los penitentes; antiguamente tb. en los colejios para ^ádLr guantes' 
Manopla es una arma de defensa que consiste en una empuñadura de acero 



384 HUASO 

O bronce con huecos para pasar los dedos. Zurriii^o i fusta no se usan en 
conversación en Cliile. Cp. Soi.ak 70. 

VARIANTES ort.: *guasca, *guascaso, *guasquear, 

Perú AiioNA 280: huasca - soga, apenas usado en Lima, si no en la frase 
dar /masca - azotar. Palma 35: huasca - fusta, azote; huascaso - golpe de huas- 
ca. — ArjenLiua, Gkanada 234 : tira corla de cuero; dar huasca - fustigai ; nic- 
taf.=dar cuerda, alimentar maliciosamente !a intención de una persona, pOr 
mero entretenimiento o para dejarla burlada. — Catamarca, Lafone 141: 
cualquier tira, lonja o 'tiento' de cuero sin curtir ni sobar: páj. 161 «el pe- 
nis»; páj. 142: huascazo golpe con una lonja de cuero; huasquearse dar un 
salto hacia el lado. — (Jo¡o»ib/a, Ukihe 144: guasca - tira, cordel, correa, soga; 
corteza filamentosa de algunos árboles (en este sentido se usa en Chile 
huiro, véase s. v., en algunas partes del Peiú huasquilla- í,og\i\\\<i^áe totora 
o enea; Aruna 280); planta de cuya corteza se sacan cintas mui fuertes 
para envolver bodoqueras. Según Cuera'o 630 guasca - cueváv., poco usual 
en Bogotá. — Cjiba, Piciiardo 118: (ídar guaca o una guaca (algunos dicen 
guasca). - frase familiar. - Ocupar mucho tiempo a otro, mortificándole, ser- 
moneándole o molestándole de palabra en tono pacifico o de chanza. Lle- 
var una guaca es con relación a la parte pasiva. d | Evidentemente este sig- 
nificado metafórico se deriva de la frase ¡d.alc huasca! dicha en sentido pro- 
pio al cochero, metaf. para azuzar a individuos que están peleando. Este 
Jiro metafórico ha tenido mas aceptación que el significado propio de huasca. 
— Brasil, Kio Grande, Beaukei'AIRE 71 : ¿^//í75ír,? - tira ou correia de coum 
cru i apodo de los campesinos de Rio Grande; en este sentido el autor lo 
deriva de guaso; guascaco, guasquear. 

En Venezuela i algunos paises de Centro América la huasca en sentido 
chileno se Wixma fuete, del ír Anees fouct. 

Cp. tb. huiro i cochahuasca. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middexdorf 443: JinasJca- soga, 
lazo, cordel de lana u otro material. 

" •' 597. HUASO 

*huáso, a, adj, i sust. - iit. • i. sust. - campesino chileno, sea 
labrador o vaquero, en jeneral todo hombre del pueblo bajo 
que no sea trabajador o artesano de la ciudad. || 2. adj. - lo que 
pertenece o se refiere al huaso, o es propio de él. || 3. adj. - in- 
culto, rudo, rijstico, grosero. II RODRÍGUEZ 2\\. Zerolo. 

Descripción del carácter del huaso chileno, véase Gav. Agr. I 153. La 
palabra es frecuente en los escritores nacionales; p. ej. Rodríguez Eust. 
222; Blest Gana. Riv. 303; Cal 100, etc. En verso: 



HUASO 385 

Pláceme ver en la llanura al guazo , 

que al hombro el poncho, rápido galopa. 

Bello III 539: cp. tb. 548, 550, 556, etc. 

Adjetivo: Nuestra provincia cosaca, la huasa Colchagua, Jot.\i;ecue 102; 
como insulto. Bei.i.o III 542. 

DERIVADOS: I Son de uso frecuente el diminutivo * hua- 
síto, los aumentativos * huasóte, * huasázo sust. i adj. 

II * ahuasárse - fam. - asimilarse a las costumbres del huaso, 
ponerse inculto, gosero, CktÚZAR 19. Ej.: españoles flemáticos 
i chilenos ahuasados, JOTABECHE 64. 

III * huasería, f. - fam. - maneras de huaso, torpeza, grose- 
ría. Rodríguez 241. Ej.: un cabildo de provincia que incurre 
en la huasería de tocar las puertas del ministerio para pedir 
fondos; JOTABECHE 196. 

IV * huasáda, f. -fam. i. espresion o acción propia de un 
huaso, esp. decir o cometer una Jmasada. \\ 2. regalo tosco, abun- 
dante, bien intencionado pero inconveniente. 

VARIANTES ort.: guaso (Rodríguez); guazo (Bello); 
aguasarse, guasería, guasada, etc. 

La palabra guaso se menciona en la Arjcntina, Gka.vada 235, pero mas 
bien como chilenismo í metafóricamente. Pero en el Ecuador, Cevallos 74, 
trae: huazo - ordinario, grosero, inculto, patán. Cuba, Pkhakdo 12(): guaso - 
rústico, agreste, sandio: tb. guasón. 

El Dice. Ac. trae, según Moxlau desde la 11.'' edición la p^hhrd ^^uasa, f. 
fam. ■ falta de gracia i viveza, sosería, pesadez, conjunto de cualidades que 
h:icen desagradable o empalagosa a una persona. || fam, - chanza, burla. || 
gua.^oii,a - fam. que tiene guasa; burlón, chancero. | Según Dice. Lit. suple- 
mento, esta.^ palabras son de Andalucía. Creo que la voz del Dice. Ac. es le 
misma que la americana. 

ETIMOLOJÍ A: quechua, Middendorf 443: /¿uasa - hombre 
rústico, tosco, grosero, j Todas las otras etimolojía propuestas 
por Rodríguez Dzcc. Ac. ¡ Monlau 705 son falsas. Cañas no 
trae la palabra. 

NOTA: El cast. desguazar (véase Dice. Ae.^ •• i Dice. Marit. Esp. usado 
tb. en Cuba, Piciiardo qI i Honduras, Memurkso 6i=romper los vestidos) 
podría niui bien derivarse de la misma voz quechua, si pudiese probarse que 
este término náutico no se encuentra antes del siglo XVI. Pero la etimolo- 
Íi3i= desgastar, antiguo guastar < lat. vastare es bastante satisfactoria. La voz 
DICCIONARIO 25 



386 HUATA — HUATAPiyUK 



cubana ^'Ui2za/!^a, pleito, contienda, PiCHardo I2^,^=guasa>i^a o ¡{uazniuira - 
zambra, baraúnda, Colflinbia, Ukibe 244, tampoco tendrá relación con el 
quechua. De las dos voces colombianas ^«rtc^w/^r^? será debido a contamina- 
ción del cast. árabe zuinhiuj (cp. DoZY - Engei.man'n 363) con guaziui^a. 

598. HUATA. 

* huáta, f. - fam. - i. barriga, vientre, panza. || 2. estómago de 
lo.s rumiantes, cp. corderos, vacunos; tb. de chanchos, que se 
usa para varios guisos chilenos. Gav, Agr. I 430. RODRÍGUEZ 
242. II 3. ser como huata • ser mui suave, blando, lacio i pela- 
do. II 4 echar huata-a) engordar; b) metaf. - mejorar de condi- 
ción, sobre todo inmerecidamente, Echeverría 184; c) bajo - 
cohabitar. || 5. echarse o tenderse de huata = tenderse a la 
bartola, sin cuidado. 

DERIVADOS: I * huatíta, f. a menudo en plur. - i. dimi- 
nut. de Jmata en jeneral. || 2. esp. las huatas que se venden para 
guisos i los mismos guisos preparados. Los vendedores gritan: 
»co>?ipraii pata i huatítaaa, compran paf i huatíf.'s 

II * huatón, a - fam. - l. barrigón, gordo; p. ej: animales va- 
cunos guatones, Gay, Agr. I 440. [] 2. sust. - persona de barriga 

gruesa, jl 3. hablar de (puro) huaton - hablar por hablar, solo 
para hacer conversación, sin tener nada que decir. || RODRÍ- 
GUEZ 242. 

III * huatéro, m. - el vendedor ambulante que vende patas i 
huatas de cordero i de vaca. 

VARIANTES: huatra, huatron, hoi raro en el Centro, Saa- 
VEDRA 183. Variantes ortogr.: guata, guatita, guatón, guate 
ro, guatra, guatron. 

Fuera de Chile encontré solamente en Caíatnarca^ Lakone 163: huaUt - 
barriga. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés; huata - la panza; | Her- 
nández "panza de animalesn. Havestadt 670: huata ■ alvus, 
venter; id. 286: ventrículus, stomachus - huata, puta. 

599. HUATAPIQUE. 

* huatapíque, rn.- lit. - artículo de fuego artificial, piedrecí- 
tas con mercurio fulminante envueltas en papel de seda, en for- 



HUATEAR— HUAURO 387 



ma de bolitas, que estallan con detonación bastante, fuerte, pero 
sin producir llama visible, al ser arrojados contra el suelo; en 
ÍTTince.'i pois fu/minafií, alemán, Knallerbse. RODRÍGUEZ 243. Ze- 
ROLO. II 2. raro - el buscapiés, en Chile comunmente llamado 
vieja, cohete sin \arilla que sin estallar corre entre los pies de 
la jente. || OrtÚZAR 169 i ECHEVERRÍA 184 traducen simple- 
mente 'cohete', lo que es falso. 

/-Vr?í, Ahona 71 : buscapiquc=^c. chilena 2. En el mismo sentido se dice 
en ColomUíi, JImiv-t. ^2: bufcaniguas\\o mhmo en Guaicmala, Batre5. 146. 

ETIMOLOJÍ A: Rodríguez, 1. c. cree qn^hiiatapiquc es sim- 
plemente corrompido de buscapique i éste formado por imita- 
ción de buscapiés. Pero la palabra es traducción completa que- 
chua del término castellano; cp. MlDDENDORF 445: luiatay - 
atar, amarrar, tomar preso. | 4-MiddenD0RF657:/>zXV - el pul- 
gón, pique ( Pulex penetrans) \ véase s. v. pique \ ?iigua. Como 
las niguas o los piques se entran especialmente en los pies se 
trata de una imitación burlona de la voz castellana, inventada 
por los indios del Perú; Jiuatapique significa: "caza-pulgonesn, 

VARIANTE ort.: guatapique; así Rodríguez, Ortúzar, 
Echeverría 1. c. 

600. HUATEAR. 

huateár pescado - cocerlo en arena caliente con fuego enci- 
ma, preparación primitiva india, cp. curanto. [Norte.] 

Descripción mas detallada del procedimiento asi como se usa en Cat.imar- 
ca, da Lafone 164: «Awrt/írtr- asar con rescoldo en un hovo; tambera hiiatea- 
da - manjar de bodas... Se cava una zanja, se llena con leña a que se prende 
fuego, con el rescoldo se tapa una ternera, cuero i todo, después de limpia 
i sazonada. Afuera de todo se tapa con tierra hasta que queda cocida. En 
seguida se destapa i sirve a los convidados». {Tambera^ vaquillona de dos 
años que no ha parido; c. p. tambo s. v.) 

ETIMOLOJÍ A: quechua, MiDDENDORF 448 - JiuaVyay - asar 
en terrones caldeados, especialmente papas. 

601. HUAURO. 

huáuro, a. - \ ulg. • de cuerpo pequeño i estremidades ]arga«, 
usado con respecto a hombres o animales, según CaÑAS 63 sin 
etimolojía 



388 HUAUTRO — HUA VACAN 



VARIANTE ort.: guauro así CAÑAS. En el encabezamien- 
to está ¿líau/a como única forma, pero después da como ejem- 
plo "el hombre guauro. m 

ETIMOLOJÍA: Probablemente derivado de quechua, MiD- 
DENDORF 422: Juiajra - el cuerno, los cuernos de vaca, carnero, 
venado. | =aimará, BertoniO I \''-¡2\ c\XQ\r\o • hu a khr a. 

602. HUAUTRO. 

huáutro, m. - n. vulg. de varias especies de Baccharis, esp. 
/). cóncava; arbustos mui comunes usados en la medicina case- 
ra; algunos se llaman tb. "romerillo.i. GaV, Bot. IV 96 i VIII 
410 lo llama gaultro i guanchu; este último seguramente error 
por guauchu, como escribe ROSALES 246. 

Hai iin fundo (iaiitro en el dep de Laja. Fikmks 98. 

VARIANTES: huaultro; huaucho;gaultro, Gav 1. c; vau- 
tro; vautru, Piiilippi El, 292; var. ort. guautro, etc. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Hernández: hnautlm - el rome- 
rillo cuya corteza sirve para lavarse cabeza i ropa los indio.s. I 
Talvez la palabra es de oríjen quechua derivada quizas por in- 
termedio de formas castellanas de MlDDENDORF 420: hitajcha - 
pobre, miserable. | Cp. huacho. 

603. HUAYACA. 

* huayaca, f. - lit. \. raro en el Centro, frecuente N. i Cm. - 
bolsa tabaquera. RODRÍGUEZ 244: id. Eust 40: sacó la gua- 
yaca, hizo un cigarrillo. .. || 2. bolsa, talega para dinero, porta- 
monedas. Cañas 31 [Cauquenes]. || 3. adj. - soso, torpe, simpl( 
^^^^ te. Echeverría 184 - 

^,v V^ ^VARIANTE ort.: guayaca, así Rodríguez. 

-'> > v^C<//<?;//í7n<:,LAKuNE 165 (bolsa, taleiía).—i5nz5//, Rio Grande, Beauee- -Ni 

■ - PAÍREyS. V'X 

ETIMOLOJÍA: quechua, MlDDENDORF 408: liiiayaka ■ tale/^ 
Q^ ^ ga, saco, ! cp. aimará, Rertonio II 141: liiiaaca - X.'sX&^-íí. , pr-' 







^'^//t^^^' 604. HUAYACAN. (^ -f r/ 

^, * huayacán. m. - i. n. vulg. de un arbusto lampiño d^e made- 

^ X; «"a mui dura Porlieria hygromeírica, de la familia de las Rutá- 

■yS y ceas, Z.ygoT[A\y\\e?ie] \)?Lr Gc\áo A ve^díiáero hiiayacan(Gua}'acinn 

C\ A* officinaie) i confundido con él por los autores antiguos, Gay 

& V 



HUAYO— HUAZABARA 389 



Bot. I 477. PiiiLlPPi, El, 272. Tanto el huayacan de Chile 
como el lejitimo se usaron mucho como antísifiiíticO i por sus 
virtudes se llaman "palosantou. Del lejitimo habla 0\iEi)0 I 
363 en Haití i Tierra Firme; del chileno RoSaLES 224, Ovalle 
72, Molina, An. 200, Carvallo 23, Córdoiía 25, Mukillo 
31, Reed 102. 

II 2. huayacan de Juan Fernández - n. vulg. de un arbusto 
de madera dura con flores grandes, amarillas, Eihcardsia micro- 
phylia; mui parecido al arbusto que en el Cm. i Sur se llama 
pelú; Gay, Rot. I 216 confunde los dos. 

El nombre ¡^uayacáii o <^tiayico del Dice. Ac.,^"' Alcedo 90 i de los lexi- 
cógrafos americanos se refiere al Guayacum olñcinale. 

VARIANTE ort.: se escribe casi siempre guayacan. 
ETIMOLOJIA: Parece que el nombre pertenece a una len- 
gua de Haití o Centroamérica. 

605. HUAYO. 

huáyo, m. - n. vulg. de un árbol parecido al quillai i voUen, 
rosácea arbórea de madera dura i colorada, por esto tb. llama- 
do huayo colorado, Kageiieckia oblonga. [Sur] Gay, Bot. II 270. 
Cp. CoRDOCA 25; Cañas 31. 

VARIANTES: huayu, guayo, guayu. 

ETIMOLOJIA: mapuche, Febrks: huayu - un arbusto sin 
fruto. 

606. HUAYUN. 

huayún, m. - n. vulg. de un arbusto espinudo común en el 
Centro i Sur, Cyíliarcxylon cyauocarpuvi; tb. "llamado arrayan 
macho, arrayan de espinoir i en el Sur simplemente "espinon. 
Gay, Bot. V 34. 

VARIANTES: guayün i voyún (?). 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebréS: huayun -el espino i es- 
pinas. 

607. HUAZABARA. 

huazabára, f. - hist. ant. - batalla, combate, eseaiamuxa entre 
españoles e indios. Zerulo de Salva. . . \ :^\ •.:'■': .'^ 



390 HUKCU — HUECUVU 



VARIANTES: guazabara, la ortografía mas común; gua- 
cavara, guazavara, guasábara. 

Ejemplos; dando guazabaras a los indios, Pedro dk Valdivia 3* carta, 
1550. Col lie Hist. I 42. Gay, Doc. escribe mal cunzavaras. \ muchos en- 
cuentros i guasábaras; Relación de méritos de Pedro DE VAr>Di \'ia 1552. 
Col. de Uint. II 239; cp. ibid. 251, 253. ( Lovera 148, 186. I gnafabnra, Cor- 
te-^ Hoii:a An. Hidrogr. V 505. | Cp. Barros Arana. I 220, 384 etc. 

ETI MOLOJÍA: La palabra es frecuente en los cronistas 
centroamericanos; p. ej.: Oviedo I 4S4: g-naca¿?ara. OviEDOap. 
escribe no sé con qué derecho ¿uacd/mra "voz jeneral o inui je- 
neralizada en todo el continente americano i aun en las islas 
de Cuba i Haití." | Barros Arana Hist. I 220 dice mas correc- 
tamente: "palabra americatia con que los indios de las Antillas, 
según creo, designaban los ataques o batallas, i que los con- 
quistadores de Nueva Granada, del Perú i de Chile usaban en 
el mismo sentido, como se vé en muchas de sus relaciones.. 1 

No recuerdo haber leido la palabra en cronistas posteriores 
a i6üO. 

608. HUECÚ. 

huecú, m. -vulg. - lugar cubierto de buen pasto en la cordi- 
llera del Cm. i Sur, mui peligroso para el ganado que se suele 
morir cuando pastea ahí. Cortando el pastf) i llevándolo a un 
lugar un tanto apartado, no hace daño a los animales. No pu- 
de averiguarse si se trata de emanaciones de gases paliidicos o 
de otra razón. 

DERIVADO: ahuecuárse ^os aiivnales - sufrir las malas 
consecuencias de hab^^r pasteado en un Jiuecú. 

ETÍMOLOJÍ A: Talvez de mapuche, FebrÉs: hneatn - afue- 
ra I por el grito con que los vaquianos avisarían a los incautos 
que dejan acercarse el ganado. También puede ser forma con- 
traída de huecúvH, véase s. v. 

609. HUECUVU. 

huecúvu, m. - hist , etnol. - un ser mítico de los mapuches, 
espc:cie de jénio del mal, de quien provienen enfermedades i 
otras desgracias. Es mas bien una fuerza que una persona. Lo 
invocan en sus libaciones junto con las almas de los antepasa- 
dos (Est. Ar. I 37, páj. 22), le atribuyen hechicerías ( Bsí, Ar, 



HUtCH O HUELL 39 t 



1X4, 3;páj. 369). Cp. Barros Arana I 107; Guevara 224 
i sig. Corresponde al Jmalichu de los puelches i patagones. Mas 
detalles en la etimolojía. 

VARIANTES: huecufu, huecufú, huecufé i otras formas 
modernas. L.as {oxrí\?íS gitecubo. ROSALES 164 \ giiecubu, Rosa- 
les 371 deben entenderse por güecubo, etc. Lo mismo es 
qiiecubu ( Aymard, El Araucano 28) erróneo \^ox güecuhii. 

NOTA: Probablemente se trate de la misma palabra en Bascuñan 361 
donde se habla de «unos huecubuyes, que llaman renis. como entre voso- 
tros los sacerdotes);; i en Rosalks, Conquista Espiritual^ citado por Medi- 
na 242 «una ceremonia antigua en que se visten de boquibuyes, (que son 
sus sacerdotes) i están recojidos en una montaña separada, haciéndose her- 
mitaños i hablando con el demonio.» Guevara 235 cree sobre esta base 
que los huccuiuyci hayan sido cierta casta de sacerdotes. Pero el primer 
pasaje es evidentemente erróneo: Febrés da r¿'««-cueva o socavón, como 
los de los brujos o hechiceros; | el segundo es poco claro. Probablemente 
los machis decían que en sus cuevas (renu) se ponian al habla con los de- 
monios (hitcatvu). 

ETIMOLOJÍA: mapuche. FebkéS: ¡iNecuvu -\a.i flechas, 
palillos i dientecillos que los machis dicen que les sacan chu- 
pando; it. cualquiera enfermedad o cierta deidad o ente de la- 
zon, que finjen ser causa de sus muertes, enfermedades i traba- 
jos. I Havestadt 671: Huecubii causa immediata omnium 
morborum tam hominis quam animantium, item veneficium 
unde morbi generentur, illudque solet esse vel scrupulus, vel 
frustulum ligni aut dentis, vel ossis. vel quid huiusmodi: nam 
machü aliquid eiusmodi vel in ore, vel inter digitos aut alibi 
abscondunt; dumque partem corporis dolore affectum sugunt, 
lambunt, illa frustula ostendunt: ut persuadcant morbimi ces- 
saturum eoquod veneficium sugendo, lambendo extraxerint. 
Hneaibu dicuntur etiam monstra et res nov^e ac iuauditae 
quae metum atque terrorem incutiunt. j 

La forma mas antigua conservada por Valdivl\ es huecu- 
voe; así se caracteriza la palabra como un nomen actoris en voe; 
el valor primitivo es talvez "el hcchicero.n 

610. HUECH o HUELL. 
huech o huell, m. - vulg. - sarta de pescados. [Chiloé] MaL- 
DONADO, citado por POMAR 33. 



392 HUECHA— HUt.DA 

ETIMOLOJlA:No sé si se trata dedos formas de una misma 
palabra o de dos voces distintas. Huell se relacionará con ma- 
puche, FebRÉS: Jinillpan - sarta, ensartar. I huech quizas deriva- 
do de mapuche, VALDIVIA: huecliun - púa o punta; | aunque la 
ch final es estrañs, 

811. HUECHA. 

huécha, f. - vulg. - 'aguaje', el entrar poca agua a los "corra- 
les. i (cierros de piedras dentro de los cuales quedan aprisiona- 
dos los pescados al bajar la marea), lo que es malo para la pes- 
ca. [Chiloé] MaLDONADO, citado por PoMAR 33. Cp. mepnl. 

ETIMOLOJÍA: Seguramente mapuche; talvez relacionado 
con FKiiRlts: hiiccharn - desportillar, o abrir como cercas, corra- 
les. I cp. tb. FedréS: hueckoin - agujerar, | o simplemente una 
forma enfática por Febri^s: /¿ueí¿a = cosa. mala. 

ei2. HUEDA 1 

huéda, interjección que se usa para arrear el ganado lanar 
en Chiloé. 

ETIMOLOJÍA: Probablemente forma abreviada del cast. 
oveja que en mapuche da Febrés: ovisa, ovicha HERNÁNDEZ: 
ovida i otras formas parecidas. Talvez haí contaminación con 
mapuche, Febrés: hiieda - cosa mala, | que se usa como escla- 
macion. Los arrieros gritan el nombre del animal i mui a me- 
nudo reniegos e insultos; cp. ¡ah! la mala j^egua! en las trillas; 
cp. enanco - como denominación del caballo, etc. 

613. HUEDA." 

huéda, - vulg. pescadores - "la marea roja.i, o "el aguaje 
malo.-, fenómeno de la costa de Chile en que el mar se pone 
colorado por ciertas algas nuii chicas. Dicen que es malo para 
los peces. 

ETIMOLOJÍA: Es evidentemente mapuche; talve?, FEBRÉS: 
hueda - C(;sa mala. 



HUEDHUhD — HUELAN 393 



614. HUEDHUED.l 



huedhuéd, m.- n. vulg. de varias leguminosas, Phaca spec. 
en particular Ph. ocJiroleuca según PlliLlFPI F. 772. Gav, 
Bot. II 91 da los nombres "tembladerilla o yerba loca.', debí- 
dos a que principian a temblar i enfurecerse los animales, csp. 
los caballos, que comen la hojas. 

VARIANTES ortogr.: mala de FeüILLÉe quedqited por 
güedgiied. huehued, mala ort. guegued. 

NOTA. Parece que liai confusión de nombres con una «yerba loca» cuya 
fruta embriaga, Arbulm furicns Hook. Cp. Philippi 1 c. o quizas todas estas 
plantas llevan el misino nombre de ((yerba loca» en niapucbe como en cas- 
tellano 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, Fe bkés; /¿//¿r/Z/z/^í/ o huehued - fa- 
tuo. I Havestadt 672: huedJined - amens, demens, insanus; qui 
de potestate mentís abit, desipit, insanit, debachatur. | Es decir 
"la locan scil. lahiien ■ "yerba. n 

615. HUEDHUED.ií 

huedhuéd, m. - n vulg. de un pajarillo, PteroptocJius spec. 
Philíppi, mz. 795. 
VARIANTE: huidhuíd - Ptcroptochns Tarnii, M ALDO NA do 

cxx. 

ETLVIOLOJl A: Talvez onomatopéyico mapuche. Febrks da 
huedhuéd - fatucK | Jiuyduin o JiuidJuiidn - caer chorreando como 
el agua o la arenilla de una ampolla. | No sé si habria razón 
para llamar al pájaro "el locon, o si su canto se parece al ruido 
de un chorro de agua, Cp hiiedhued^, 

616. HUELAN. 

huelan, adj. - vulg. - r. medio seco (de la madera) [Maule] 
Vasquez. II 2. no maduro; se dice del trigal ya granado, pero 
todavía no listo para la siega [Cm. i Sur; esp. Nuble.] trigo 
huelan, Gay, Agr. I 59 II 3. todavía no bien desarrollado (de 
aves i aun de muchachas) Chiloé, según Canas 31 II 4 entre 



394 HUELE — HUELLIMO 



verde i huelan = entre verde i medio seco; metaf. así, así! ni 
bueno, ni inalo. 

ETIMOLOJIA: del mapuche FEBRtS:/¿ue • cosa nueva, fres- 
ca, I se forma we/an - no estar fresco, nuevo. 

617. HUELE. 

huele, 111. - vulg. término de leñadores - tabla de alerce que 
al trozar resulta torcida a la izquierda. [Chiloé.] VlDAT. GOR- 
MAZ 55. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉs: /lue/e - al revés, lado iz- 
quierdo. 

618. HUELI. 

huéli, adj. - vulg. - zurdo. [Chiloé.] 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉs; /i//e¿e ■ al revés, lado iz- 
quierdo. 

619. HUELLA. 

huella, f. - n. vulg. de un arbusto con flores hermosas de mal- 
va, Abutilón vitifolium. Gav, Bot. 1 332. Las hojas en infusión 
se usan para provocar contracciones uterinas. MURILLO 26. 
Cp. FoNCK Menendez II 213. 

Hai dos fundos HticUacu (agua de la huella) en el dep. de Lebu i el de 
V'^aldivia. Fuentks 106. 

VARIANTE: Olla; var. ort. nella, así Gav. 

ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche; probablemente uüXa. 
No está en los diccionarios. 

620. HUELLIMO. 

huéllimo, m. - vulg. término de leñadores - tablas de alerce. 
{ Fitzroya patagónica) que salen ondulosas por algún defecto o 
poca destreza del operario. [Chiloé] ViDAL Gormaz 55. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Feb RES: /¿«¿-////í - cosa vacía; HER- 
NÁNDEZ: huellimn • vaciar. 



HUEMUL— HUEÑI 395 



* 621. HUEMUL. 

* huemul, m.-n. vulg. de un f:rran cuadrúpedo de la cordillera 
ch'\\e\^■^iy Ce*'r//s /tnfisüns/s o c/i¿¿ensis\G.\y,Zoo\. I 159; PhilIP- 
Pi El. 62. Hasta principios del siglo pasado el animal ha sido 
poco conocido; Ui descripción de MuLIN.A. An. 227; Comp. 482 
era llena de errores. De ahí la forma fantástica con que el ani- 
mal aparece sosteniendo con el cóndor el escudo de armas de 
Chile. 

Hai un lugarejo Huemul un el dep. de San Fernando: Fif.mf.s 106. 

VARIANTES: * güemul, Molina 482: frilso: guevud Vi- 
DAUKKE 285. Formi anticuada huamul. guamul: "animales se- 
mejantes a los ciervos que en la lengua de los indios se llama 
giíaj)iulu\ Rosales 325. Gay también usa solo la forma guamul 
i aun el plural íaUo guamu/os\ Zool. i l6r. Zerolo da güemul 
con definición falsa. 

DERIVADO: huemulicídio, m. - formación burlesca - ma- 
tanza de huemules. BELLO IH 191 (en la (3da al Cóndor.) 

ETIMOLOJlA: mapuche, Valdivia: /¿//rt////// - ciervo. Los 
pehuenches actuales dicen huaimu según Chiapfa. Parece, sin 
embargo, que tb. Juiemul es forma primitiva india. 

622 HUENTRO. 

lana huéntra, f. - vu!g. - la lana gruesa i áspera. [Maule] 
Vasi^)UEZ. 

VARIANTE ort.: Vasquez escüh'i güenícha, indicando con 
tch la pronunciación especial vulgar de la ir cp. Introducción 

§ 105- 

ETIMOLOJlA: Así como domo - mujer, hembra, | significa 
la buena cualidad, lo blando, suave [c^. papa doma)^ FebrkS: 
domo cal - la lana mas suave, | hnenthu • varón, | significa lo 
grueso, áspero. El paso de huenthu cal a huentru lana >• lana 
huentru >■ lana Iiuentra corresponde a lo espuesto en papa doma. 

623. HUEÑI. 

* hueñi, m. i. fam. ■ mozo, muchacho, sirviente, esp. si tira a 



396 HUEÑULQUfeLUU— HULÜLLO 

indio, 'chinito'; amenudocon epítetos despreciativos como hueñt 
de pata rajada^ hituli 'piíiinienio - es decir mui pobre i sucio; 
hueñi aventa{d)o - uno que no sirve para nad^. || SaaveüRA 183, 
RoDRiciUKZ 255. Cañas ^^. \\ 2. vulg. - mozo, joven, voz de ca- 
riño que usan las 'chiiiitas'. || 3. vulg. - mozo de color moreno 
subido, aunque no es indíjena [Maule] VaSQUEZ. 

VARIANTE ort: güeñi 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrtS: //«£•?//- muchacho hasta 
los 14 o 16 años. 

624. HUEÑULQUELDU. 

hueñulquéldu, m. - vul^. - un palo para sacar las papas del 
rescoldo [Chiloé.j 

ETIMOLOJÍA; Es seguramente mapuche. Según apuntes nn 
publicados mios parece que hai una palabra mapuche 7cerii,C- 
ceniza, que no está en los diccionarios; quelda es una especie 
de terminación. 

625. HUEPO. 

huépo, m. - n. vulg. de un marisco de Chiloé. No sé qué es- 
pecie. 

ETIMOLOJÍA: Debe sci- mapuche. 

626. HUERICARSE. 

huericarse ■ vulg. - enojarse, agraviarse. [Nuble.] 
ETIMOLOJÍA: mapuche, Y V.\\\K\:.'r.\ huerican desabrirse, dis- 
gustarse, correrse i quedar como ofendido i corrido. 

627. HUETIHUETL 

hiietihuéti, m. - n. vulg. de una planta. La esplicacion de 
Gay, Bot, VTII 410 "varias viscia.f, no se comprende. ¿Talvez 
vicia, arvejas? No pude obtener mas datos. 

ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche. 

628. HUEULLO. 
huéullo, m. - hist. ■ pala de madera que usaban los maptrhes. 



HUÉVIL 397 

Segiin MroiNA, Aboríjenes 144 seria hucul.'o una especie de barreta de 
tres puntas con una piedra agujereada ai otro estremo para darle mas peso 
i fuerza. Esta interpretación errónea ha sido repetida por otros autores; 
aun Guevara I 276 no se espresa con toda claridad ; cree tb. que el hitenUo 
podia a veces llevar piedra. 

Pero Rascuñan, el único cronista que menciona la palabra, dice en la 
descripción de un entierro, páj. iqa: 

«Llegamos todos a la cumbre, donde algunos principiaron a hacer el hovo 
con tridentes, palas i azadones: los tridentes son a modo de tenedor, de 
madera pesada i tuerte, i en el cabo arriba le ponen una piedra agujereada 
al proposito, para que tenga mas peso, i con éste van levantando la tierra 
para arriba, hincando fuertemente aquellas puntas en el suelo, i cargando 
a una parte las manos i el cuerpo, arrancan pedazos de tierra mui grandes 
con raices i yerbas, i tras de estos entran las palas que ellos llaman hueatlos, 
i con éstas van echando a una parte i otra la tierra, para volverla a echar 
sobre la cara del difunto; i con los azadones ahondan todo lo que es menes- 
ter»..,; i, páj. 278 en la descripción de un mingaco paia hacer chacras: «Se 
juntaron mas de sesenta indios con sus arados e instrumentos manuales 
que llaman huetillos, unos [es decir, los arados] a modo de tenedores de 
tres puntas, que en otra ocasión me parece, he significado de la suerte que 
con ellos levantan la tierra; otros [es decir, los /lucullos'] son a semejanza 
de unas palas de horno,-<fe dos varas de largo tan anchos de arriba como 
de abajo, i el remate de la parte superior, como cosa de una tercia, dismi- 
nuido i redondo para poder abarcarle con la una mano i con la otra de la 
asa que en medio tiene para el efecto.j> | Medi.na 257 da la cita mas correc- 
ta, pero tb. trunca. 

ETIMOLOJÍA: mapuche Fp:brk.S 507: Juieghllu - ^Ad. de 
luma; j i 379; palo de palo - hueglillu \ Valdivia: hucgllu . 
pala. I Havestadt ^jJ: hueullu - pala. 

No he podido encontrar la denominación antigua mapuche del tridente, 
ni de las piedras horadadas. Hoi las llaman simplemente katan-kura - pie- 
dra agujereada; pero no recuerdan nada de su uso. 

629. HUÉVIL. 

* huévil, m. - n. vw\<¿, de un arbusto parecido al palqui, sola- 
nácea, Vestía lycioides, GAY, Bot. V 97, Estracto de palo ¡ 
hojas usado para teñir de amarillo; infusión contra disentería i 
'chavalongo', MüRlLLO 15o. Su amargura es proverbial, "mas 
amargo que el huévihi es el colmo de la amargura. Según Gay 
se llama tb porotillos. Cp. \'lDAURRI£ 144. 

VARIANTES: huevilhuévil, Gay, 1. c; huévi [Valparai.so.] 



J98 HULYE — HUILA 



DERIVADO científico: huevilína, f. - Ht. - el estracto, álca- 
li ich^ parecido a la natriiia i sohmina. MURILLO 156. 

VARIANTES ort.: güévil, güévi, güevilina. 

ETIMOLOJI A: Es sin duda mapuche, pero no está en los 
diccionarios. 

630. HUEYE. 

huéye, m. - hist. - entre los indios chilenos el sodooiita pasivo. 

«Solo tienen por vil i vituperable el pecado nefando, con esta diferencia, 
que el que usa el oticio de varón no es baldonado por él, como ¿1 que se 
sujeta ai de la mujer, i a éstos los llaman liueics; que en nuestro vulgar len- 
guaje quiere decir nefandos i mas propiamente putos, que es la verdadera 
esplicacion del nombre hueies)^. Ellos usan punus en vez de calzones i, 
son machis; Bascuñan 107. | Su baile el /tinyr.'puriin id. 102 i 135. | Oi.i- 
VAKES 34 cita a BA!<cr.\AN: en la edición sale Inicies por error. 

Hai una estación Hucyclhue (Lugar de sodomía) en el dep. de Valdivia. 
Fi'KNTES 107. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FkhkÉ.s: híieye - e\ sodoinítico. 

631. HUICAÑA. (papa) 

papa huicáña, f. - n. vulg. de una clase de papas, Solanum 
tiiberosuní, de Chiloé. CaÑAS, papa 18. 

ETIMOLOJÍ A: Debe ser mapuche. " ' 

632. HUICHACON. 

huichacón, m. - vulg. término de leñadores chilotes - seg- 
mento de tronco de n\excQ ( Fitzroya patagónica) rajado a cuña; 
Vidal Gormaz 54. 

ETIMOLOJÍ A: Es mapuche, cp. FebbéS: huychan ■ co]tx , 
tomar lo íi]e.v\o\ huychacontun ■ cojer el caballo a mano, j HER- 
NÁNDEZ: ¡luyclian • arrastrar. 

633. HUILA. 

I. * huíla, f. - \. vulg. jirón de vestido roto, p ej. le vuela la 
huila — \c cuelgan los jirones. || 2. esp. plur. huíias, f. - andrajos, 
pedazos rotos de ropa o jénero. || 3. = /(;«/>a. [Maule, Nuble]. 
Vasquez. 

DERIVADO: * huiliento, a, - harapiento, andrajoso. 



HUILCAR — HUILILAHUAL 399 



VARIANTES ort.: güila, güiliento, Vasquez. 

II. huilhuíl, m. - fam. - i. madeja, enredo, ECHF.VERRIA i86. 
II 2. estar como un huilhuil = estar roto, hecho tiras, andra- 
joso. Solar t], Rodríguez 258. 11 3. vulg. -'charqui', tasajos 
de carne que comen los indios. [Frontera] GUEVARA. 

VARIANTE: * huirhuíl. así Rodríguez. Cañas 33 [Cen- 
tro.] 

ETIMOLOjlA: mapuche, FebrÉs: ///^/////«z//- tasajos de 
carne largos, como orejones, i los mismos orejones; /¿//////¿«/Y/;/ - 
hacerlos,! lo aplican por romper los vestidos, i andar andra- 
joso. I hiíillhuan - xm.áQ]2i.. \ Have.stadt 302; Jiuillhuill - ctíxxús, 
salitae frusta. 

NOTA: Parece que a hiiila se ha asimilado la forma huii 
trajas, f. \^\\xx.=^piltrajas, así vulgar en todo el Centro = cast. 
piltrafas o piltracas. Piltraja se usa tb. en Colombia, Uribe 216. 

634. HUILCAR. 

* huilcár, - vulg. - i, cocer ruedos o bordes en la orilla de 
mantas i frazadas, para impedir que se abra el tejido, surcir. 
[Cm.] Cañas 32. 11 2. poner los hilos del 'tonon' en el telar chi- 
leno [Centro.] Cp. huachi. 

Echeverría 186 dice solamente: hnilcado - prendido, | lo 
que no se comprende. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: huilqneñn - hacer hebras 
como la miel. 

635. HUILDOLDOCA. 

huildoldóca, f. - n. vulg. de un molusco de concha univalva 
Crepidula spec. 

ETIMOLOJÍA. Evidentemente mapuche. No está en los 
diccionarios, 

636. HUILILAHUAL. 

huililahuál, m. - n. vulg. de la Taxínea Podocarpus nubigena, 
que en el Sur se usa ahora amenudo como árbol de pascua. 



400 HUILMO — HUrLTE 



Fonck-MenkndEZ II 209. Gay, Bot. II 404 cree que se llama 
"píno.ii 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: /¿?/j/z- la uña, | +/a- 
huan - el alerce, árbol, | Libocedrus tetragona — ^\ alerce de uña. 

637. HUILMO. 

huílmo, m. ■ n. vulg. de varias Iridáceas con flores tiernas, 
Sisyrincliiiini spec. Gay, Bot. VI 19 i sig. no da este nombre 
vulgar. Son medicinales; cp. MEDINA 252. 

VARIANTES ort.: mala giiilno, Molina 387, citando a 
Feuillée. 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche; pero falta en los 
diccionarios. 

638. HUILQUE. 

huílque, m. - i. n. vulg. de varias especies de Turdus, en el 
Centro llamadas 'zorzal' [Nuble, Sur, Chiloé] ¡| 2. tener piernas 
de huilqne - íam. tener piernas mui delgadas. [Sur] Cañas 32. 

Hai un fundo HuiUpiicuya (Piedra del zor/al) en el dep. de Itata; Fuen- 
tes 118, i un lugarejo Huirqnilemo i un fundo Hui>(/uilei>iu (bosque de zor- 
zales» en los dep. de Curico i Talca, respectivamente. 

VARIANTE: huílqui - Gay, Zool. VIII 482 lo da por Tur- 
dus fuscater pero I 331 declara que el nombre solo se usa 
entre indios; lo que no es efectivo, güílqui, güílque. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: Imilqui- zorzal. 

639. HUILQUÉMES. 

huilquémes, m. plur. - vulg. - especie de tortilla o pan de ha- 
rina de trigo cocido en agua [Chiloé.] 

ETIMOLOJÍA: Evidentemente mapuche de Chiloé. Talvez 
de mapuche, FebrÉS: huiiquefm • hacer hebras como la miel + 
medciin, mejciin o medgiien - moler en la piedra i en el molino, 
i el molido o harina. | Cp. vacvies. 

640. HUILTE. 

* huílte, m. - I. el tronco grueso del 'cochayuyo' que sale del 



HUILLI — HUII.LICHE 40t 



disco con que está adherido a la roca, antes de ramificarse. Se 
come crudo i en guisos. MuKiLLO 227. REiCtiE, Prod. ^ 7. || 2. 
el tronco mui parecido al anterior de varias otras algas, llama- 
das 'huiro' (véase s. v.) [Aconcagua.] 

Al pié de las peñas se crian unas raices de donde nace un tronco, como 
la muñeca, que llaman zilleit. (sic!) Ovai.i.k 69. 

VARIANTE: últe, últi, [Centro merid. esp. Maule i Sur]; 
Reiche, Prod. páj. 28; en la P"rontera i Llanquihue lo llaman 
liinfo\ (véase s. v.) 

ETIMOLOJIA: Es evidentemente mapuche, probablemen- 
te una forma uülte o qiiilte\ no está en los diccionarios. 

641. HUILLI. 

* huílli. m. - I. n. \'ulg. de muchas bonitas Liliáceas comunes, 
"lalelícs del campon, esp. el jénero Leucocoryne, GaY, Bot. VI 
120 i sig. i particularmente L. ixioides. || 2. huilli de San Fran- 
cisco - Leucocoryne alliácea. \\ 3. huilli de perro - n. vulg. de 
otra Liliácea, Nothoscorduní striatellmii. Gav, Bot. VI 113. 

Hai un fundo- Hiúlltmavida (cerro o monte de huillis) en el dep. de Naci- 
miento. Fuentes 108. 

VARIANTES: güilli; ort. mala ¿',v////, oiiilli, Gav 1. c; hui- 
lle. pronuciadohuiye en el Centro. 

ETIMOLOJIA: Es seguramente mapuche; pero falta en los 
diccionarios. 

642. HUILLICHE. 

huillíche, sust. iadj. - i. hist. - vulg. en el sur - denominación 
de una parte de los indios mapuches, cuyos límites varian según 
el tiempo. En el siglo XVI i aun mas tarde se llaman así todos 
los que viven al sur del Biobio; en la segunda mitad de siglo 
XVI II los desde el Tolten o Ouepe al sur, hoi los que viven a! 
sur del Callccalle, esp. los indios de Llanquihue i Chiloé. |1 2. 
vulg. - caballo huillíche -así se llaman en la Frontera los ca- 
ballos chicos de Llanquihue. II 3. vuta-huilliche "los huilliches 
grandesit, denominación de varias tribus al sur de Chiloé; parece 
que eran tehuelches. Medina 93. 

VARIANTES: huilíche; veliche esp. con referencia a Cih- 
loé, = el lenguaje de los mapuches de Chiloé, VlDAL GoüMAZ 

l>ICCIONAKlO 26 



402 HUILI.I>Í - HUILLIPATAHUA 

51. Así toma la forma tb. el señor Cañas Pinochet, p. ej. 
páj. 32; beliche según Valdivia páj. 10, forma castellana por 
huilliche. Los \íw\\\\% = huilliches; Cortes Hojea, An. Hidrogr. 
V 518, ^\g,giíiglzche, VidaURRE 301 es ortogr. medio italiana 
copiada del libro de MOLINA. güiHiche, guiliche; ort. mala 
guillkhe (MeüINA 92.) 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: huylliche=ghuylliche o 
ghuylli niapu - llaman la jente o la tierra de hacia el Sur desde 
Tolten i Ouepe adelante. | Valdivia: huylli - tierra de arri- 
ba,- (i ) hacia el Sur. 

643. huillín. 

* huillín, m. - n. vulg. de una nutria, apreciada por su piel, 
Lutra Huidobria\ Gay, ZooI. I 47. Molina, An. 225 güillin; 
Comp. /\6y. guilli.no denominado equivocadamente Castor Hui- 
dobriiis. 

Ejemplo: «Yo sé también bornear el lazo como el mas pintado i nado 
como un güí/linv. Barros Grez, Ilucr/. 11. 

Hai un lugarejo HiiilUn en el dep. de Constitución; tres fundos Huillin- 
co o Güillinco (agua del huillin) en los dep. de Arauco, Valdivia i Castro; 
uno HuiUinkhu (rio de los huillines) en el dep. de Mariluan. Fuentes 108. 

VARIANTES: güillin. Molina 463; Carvallo 14; Cór- 
doba 21; ort. falsa ^//z7//«, Gay 1. c; Reed. 2 | ROSALES 308 
como nombre indio, los españoles dicen "nutriaM; | OLIVARES 
31. I gniglin ortogr. italiana de Molina conservada por Vl- 
DAURRE 272. I forma idXsdL guillino , MOLINA 1. c. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Havestadt 680: huillin • lutra- 
Cañas 32. 

644. HUILLIPATAHUA. 

* huillipatáhua, f. - n. vulg. de un árbol con hojas ríjidas i flo- 
res pequeñas, verdosas, Villarezia mucronata Gay, Bot. II 13, 
MURILLO 38. Tb. se llama i'naranjillo-i. Es ilicínea. 

En 181 1 O'Higgins quiso introducir su uso en infusión para sustituir la 



(i) Este antiguo uso chileno de designar el sur como arriba i el norte 
como abajo, de ahí la denominación arribanos i ahajitios, es todavia popular 
entre las clases bajas. 



HUILLIPICUN — HUINCA 403 



yerba del Paraguai (Ihx paraguayensis), con que tiene cierto parecido. 
De esta semejanza ya hablan Olivares 37 i Córdoua 25. Cp. tb. Reicue, 
Prod. § 6. I dEn otro tiempo la jente del campo estaba persuadida que una 
persona con hernias no tenia mas que apoyare! pié sobre estos árboles para 
que dicha enfermedad desapareciese, en perjuicio del árbol que no tardaba 
en secarse: esta preocupación existe todavía en algunos lugares*. Gav. 1. c. 
14. Probablemente esta supeiticion solo se funda en un juego de palabras 
con pala, pahua (=hernia, véase s. v.) \ paiaJtua. 

Hai un fundo Huil'.'ipatagua en el deji. de San Carlos. Fuentes 108. 

VARIANTES ort.: güillipatagua; mal escrito guillipatagna, 
así Gay, Córdoba, Olivares 1. c. 

ETIMOLOJIA: C^^. patahun; hai otros dos árboles de nom- 
bre /íi/a/zz/íz bastante diferentes entre sí i de la huillipataJuia. 
huiili no se referirá ni a la planta Jinilli (véase s. v. ) ni a Jiuilli — 
sur (cp. liiiillicJie) sino será mapuche. FebrÉs; huyli - la uña; | 
"la patahua de uñasir, porque sus hojas tienen el borde espino- 
so que tiene cierta semejanza con uñas o garras. 

645. HUILLIPICUN (papa.) 

papa huillipicún, f. - n. vulg. de una clase de papas, Solanum 
tiiherositm, de Chiloé. Caxa.S. papa i8, 

ETIMOLOJLA: Del mapuche. Y.\ significado del segundo 
elemento /'zVww (véase s. v.) es "del norten; en cuaíito al prime- 
ro no me atrevo a decidir si tiene que hacer con la planta hui- 
ili, o si es otra palabra; quizas FebréS: luiellin - cosa vacia. 

646. HUINCA. 

* huínca, m. i adj. - i. lit. - denominación que los mapuches 
dieron i dan a los "españolesn, es decir, a los chilenos criollos 
i a los blancos en jeneral. Echeverría i86. Cp. Barro.s Ara- 
na I 388 nota. Cañas 32. 

Tenemos este huirica (que quiere decir soldado español) para sacrificarle 
a nuestro Pillan: Bascuñan 42; | uno como /íw/ntí? que quiere decir hombre 
español; id. 69. | los huincas i españoles antiguos; id. 205. 

!l 2. fam. = amigo, en frases como fulano es buen huinca -es 
buena persona o amigo. [Santiago, Talca, etc.] 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebríS: huinca - el español, esto 



404 HUINCO — HUINCHA 



es cualquiera que no es indio, j Valdivia: hnynca - español. | 
Se ha querido derivar esta palabra de mapuche FeüRÉS: Jiuin- 
cun - hurtar bestias o ganado: de este verbo dicen que viene 
huinca; \ pero entonces dcberia esperarse la forma ¡mineo. La 
etimolojía verdadera será á& pu inca "^ p¿/íi>¿HCii="\os ¡ncasn; de 
la partícula de [jlural />u se forma una íc inicial que se ha que- 
dado tb. cuando se usaba la forma sin />n; cp. s v. tuca. 

6i7. HUINCO. 

huínco, m. - i. vulg. - cerro redondo, loma. [Chiloé.] 

Los que efectuaron el reconocimiento sólo divisaron una serie de Illan- 
cos boscosos, o sea cerros redondos, que avanzaban hacia el norte; MalüO- 
NADO I [8. 

II 2. papa huínco, f. - una clase de papas, Sclanum tubero- 
sKui, subdividida en papa huinco macho i papa huinco hem- 
bra. [Chiloé]. Maldonado 336. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: huincul o Jiu'ni.iil ■ cues- 
ta, cerro o tolondrón de tierra. | Ha¡ un fundo Hiiinculino (en el 
cerro) en el dep. de Valdivia. FUENTE.s 108. No estoi seguro 
si la denominación de la papa se deriva de la misma fuente. 
Pero no encuentro otro étimo plausible. 

648. HUINCHA. 

* huincha, f. - i. lit. - cinta de hilo, algodón o lana, esp para 
ribetear ponchos, etc., tb. para sujetar el pelo de las niñas; la de 
seda se llama "cintaii. || 2. faja, i cualquier pieza de jénero larga 
i angosta, esp. las tiras largas hechas de restos de alfombras í 
"tripesi! (alfombras ordinarias) que usan los "golondrineroSü 
para cargar i amarrar los muebles en la "golondrinan (vehículo 
de cuatro ruedas con resorte, completamente plano, con pescante 
encima). II 3. huincha (de medir) = cast. cuerda de apeador. 
II 4. faja angosta de lana con que loí indios se ceñían la frente. 
Cañas 32. || 4. fam. metaf. - ser (un) buena huincha - ser una 
buena pieza, un bribón refinado. || 6. ¡la buena huincha! escla- 
macion = ¡qué 'lesera'! que tontería! || 7. hacer huincha a uno - 



HuinGaN 465 

azotarlo, li 8. hacerse huincha - doblarse, cncojersc, esquivarse 
con ajilidad. || Saavedha 184. Cp. RoDRlCiUEZ 257. 

VARIANTES: güincha: vincha o jaque llama Vicuña 
MackeNNA, Stgo. II 96 hablando de las modas de Santiago 
del año 1750 la cinta con que las mujeres aderezaban el pelo, 
cp tb. Echeverría 241, la forma hoi es rara; ib. se escribe 
bincha. 

Arjcnüna, GhanaDa 109: biiichn -j. cinta para siije'ai" el pelo de las ni- 
ñas; II 2. pañuelo con que los trabajadores a veces se amarran el pelo. — 
Cataviarca, Lai'onk 171: huincha, iiiiicltn o hincha - 1. faja de la cabeza; || 
2. cinta para medir o para ribetes. 

DERIVADO: * huinchá(d)a, f. ■ vulg. - la medida de una 
huincha'^ entera, jeneralmcnte 20 o 25 metros. 

ETIMOLOJIA: inapuchc, Febrés: Jiuinc/ia- fajita angosta 
de lana que les siive de tren/.adcia para aiTiarrar los cabellos. 
I ■< quechua, MlDDENDORF 461: Jiiiincha • cinta de lana con la 
que las mujeres se sostienen el pelo. 

649. HUINGAN. 



* huingán, m. - t. n. vulg. de una anacardiácca, Diivaua 
chpendens, xw\\\ \)'A.xe.z\Áz. al 'molle'. Este arbusto es medicinal 
en todas sus partes; de las ba)-as se hace chicha, aguardiente, 
la miel de huingan, etc., cp. G.W, Bot. II 42. MuRlLLO 45. 
Carvallo 24. 11 2. n. vulg. de otra especie del norte, Ditvana 
crenata, PlIILIPPl, y\tacama 60. 

Hai un fundo JJui)ií((in(ác\\. de la Laja), uno fl ¡i i ní^anal {ác\).úcCm']c6) i 
dos Huingancs (dep de Cacha|)oal i Curepto ) Fuentes 106. 

VARIANTES: La ortografía del nombre varía en los cronis- 
tas estraordinariamente: Ros.ALES 22<^: quigan quigmin i hiigan 
(son formas erróneas, la descripción está dos veces!) iMOLiXA 
397: huigan- Córdoba 20: güigan; Olivares 37: güingan; 
Carvallo 12: hüinghan. 

ETIMOLOJÍ A: Ovalle 99 da coino nombre indíjcna /r/^í- 
^;?rt« = castellano molle. La voz no está en los diccionarios. Hai 
que leer winan. La g en los antiguos cronistas se usa con cierta 
frecuencia conforme al uso de Fe!;ri;s = mapuche //, ng. 



4o6 HUINGUEN — HUIÑAL 



650. HUINGUEN. 

huinguén, m. - n. vulg. de un pajarillo parecido a la golon- 
drina, Cypselus Uucopygins. Gay, Zool. VIH 482; I 266 da sólo 
el nombre 'golondrina'; entre los d.mwc^no's pilinaiquen. No sé 
si se usa entre chilenos; 

VARIANTE: Gay c^icñhe, guiíignen. Aunque no he oido el 
nombre me parece seguro que debe ser huinguén. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche. 

651. HUIÑA. 

huíña, r. - n. vulg. de varios gatos silvestres, Felis pajeros \ 
F. ttgrina, tb. llamado 'gato montes'. Gay, Zool. I 69; Philip- 
ri, El. 44. MOLI.VA, An. 228: guiña; Comp. 468: guiña (Felis 
guigna.) 

VARIANTE ort.: guiña Molina 1. c; ort. falsa: guiña, 
Molina, 1. c: Carvallo 14. Vidaurre 275, Gay, Philip- 
Pi 1. c. 

ETIMOLOJÍA: Evidentemente mapuche; relacionado con 
FebRÉS: huyñan - tenderse de largo a largo; HERNÁNDEZ: esti- 
rarsfe, desperezarse. 

652, HUIÑAL? 

huiñál, m. - supongo que este sea el nombre a que alude 
Cañas 33 diciendo: /¿«í^z////- hierba espinosa del Sur, mui me- 
dicinal, del mapuche huyñal. En la provincia de Coquimbo se 
llama a esta planta usülo. I V sillo es según Gay, Bot. Vil 292 
la compueista Cyclolepis genistoides. La forma huañil de Cañas 
será debida a errata; está en el orden alfabético después de 
liuillicJie. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: huyñal- una hierba lla- 
mada así; I probablemente derivado de mapuche, FebrLs: huy- 
ñalen o huyñan - tenderse de largo a largo i estarlo. Pero com- 
párese huañil. 



HUINAPO — HUIRÁ I HUIRO 407 



653. HUINAPO. 

huiñápo, m. - vulg. • el maíz 'chancado' o triturado después 
de haber sido remojado i secado al sol, que sirve para hacer 
chicha. [Tacna, Arica, Tarapacá] Cañas 64 sin etimolojía. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 463: luiiñapu -el 
grano mojado i jerminante, que secado i molido sirve [)ara pre- 
paración de la chicha | propiamente "grano jerminadon deibid. 
462: Jiuinay - crecer, aumentar: | una especie de malta indíjena. 
Perú, Arona 298 cita de Gaucii.a.-;o: Echan la zara (.iiaiz) en remojo i 
la tienen así, hasta que echa sus raices, entonces la muelen toda como está, 
i la cuecen en la misma agua sin otras cosas, i colada la guardan hasta que 
se sazona, wllámanle viñapu, i en otro lenguaje sorní). Cp.Jofd. 

. 654. HUIÑOI. 

huiñói, m. - vulg. - nombre que dan los leñadores de Chiloé 
al alerce {Fitzroya patagónica) cuando por algima causa local 
crece inclinado sobre el horizonte. ViDAL Gormaz 51. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FerrÉS: huynoln - ir a cuatro pies 
como los niños, gatear; | habrá otra forma zuiñon por iviñoln; 
w/wí" significarla "él gatea, se arrastra al suelo.u 

655. HUIRÁ i HUIRO. 

I. * huíra, f. - I. fam. - tira de corteza flexible sacada a lo lar- 
go del tronco, sobre todo cuando lisa o torcida se usa como soga 
para amarrar, p. ej. arbolitos en los tutores, o liar fardos; = //////«. 
II 2. vulg. - una soga vejetal cualquiera delgada, jl 3. vulg. - dar 
huirá - azotar. || 4. vulg. - sacar la(s) huira(s) a alguien - mal- 
tratarlo mucho, molerlo a palos. || 5. fam. refrán -Comer maqui 
i cortar (o sacar) huirá - sacar dos provechos con una sola 
acción, "hacer una via i dos mandados. h 

La baya de maqui {Arístolclia maquí) se come i su corteza da excelente 
huirá. 

Saavedra 184. RoDKiGiKZ 258, Cañas 32. Zeüolo. 

VARIANTE (.rt.: güira. 

II huiro, m. - n. vulg. de varias algas marinas: i. una que 



408 HUISQUE 

tiene nadailorcs Macrocysíis pjrifera; || 2. una de ramales delga- 
dos i hoj^s ancha.s, Lessonia spec. || 3. varias especies de Sargas- 
siiin de hojas angostas o inui finas. || 4. las ramas delga Jas del 
'cochayuyo', según RODRÍGUEZ 258. || Zerolo. 

VARIANTES: huívo ¡ huío [Aconcagua]. Var. ort.: güi- 
ro, etc. 

Perú, Aroxa 258: huiro - en .\requip;i • t:illo o espiga del maíz verde, jugo- 
sa que chupan los niños. 

ETIMOLOjlA: Hai una voz quechua, MiDDENDORF 465: 
Jiuirii - el tallo, la caña de las plantas monocolidones, la caña 
trava, la caña de maíz, ¡ de esta viene el uso peruano; no sé si 
bienc relación con la voz chilena. La fuente principal es: mapu- 
che, Valdivia: luiyrun ■ desollar. ¡ Havestadt 683: Jiuirun - 
pellem alicui detrahere, excoriare pecus; | FebréS 518: Jmyriin - 
desollar, mondar, j Pero hai tb. mapuche, VALDIVIA: hiiyran - 
hender; | HaVE.stadt 683: luiiran - scindere, findere. | FebrÉS 
518 da /¿//j/rí?;/ -rayar, hender; | probablemente "rayarn es errata 
por "rajarii. Probablemente Juiiriin i Jiuiran eran mas o menos 
sinónimos; hender la corteza i sacar la corteza; la tira de corte- 
za i la tira de la alga se rozan mui de cerca. Cañas 32 dice que 
en veliche, es decir, mapuche de Chiloé, huirán significa "pelar 
animales o arrancar la corteza de los árbolesii. La variación de 
la terminación castellana &\-\ o \ a puede ser desarrollo posterior 
por el modelo de velo - vela, cncJtillo - cuchilla; cp. tb, Jiiiaca - 
¡maco. 

NOTA: Existe otra pahibra huirá, huiro o güira, j{üiro en América: Co- 
¡o/n¿>ia,'U\iiBE 14$: cújcr fl güiro - áav en la vena, descubrir la artimaña; 
CuEKVo 529:=descubrir lo oculto, rastrear; i añade que el jiro vino de Cuba 
donde significa varias clases de bejucos. Pich.\rdo, 3.* edición, trae sola- 
mente güini - nombre de varias especies de Crescentia, que dan frutos como 
calabazas, que sirven para vasijas, cucharas, etc. | Jíonduras, MKyiVi'REy(0 88: 
gi'iira - calabazo, metaf. - cobarde; de ahí giít/o/i ■ cobarde. 

656. HUISQUE. 

huísque, m. - vulgar, i. = 'huasca', látigo con mango [P'ronte- 
ra]. H 2. cordel delgado. [Chiloé.] 

ETIMOLOJÍ.A: No obstante la semejanza con huasca viene 



HUITRÍN — ICOL 469 



de fuente distinta: ma[)uche, ¥ EWKVa: huedque -una soga hecha 
de clin o colas de caballos. 

657. huitrín. 

* huitrín, m. - vul<^. i. átalo de choclos maduros amarrados 
de a dos por las puntas de algunas h:)jas, echadas atrás (las 
demás quedan cubriendo la maz jrca), que se guardan colgados 
en varas para el invierno. [Centro], || 2 un guiso que se hace con 
el maÍ7, de los choclos guardados así. A. Ro.s.JkLES N. R. 113. II 
3. utrún, m. - ristra o sarta de choclos que se forma trenzando 
las hf)jas i dejando las ma'/,orcas desnudas pendientes de la tren - 
za [Maule] Vasquez; Cañas 55 II 4. vutrún o vatrín, m. - ris- 
tra de cebollas que se guardan colgadas [Sur.] 

VARIANTES: butrín, Cañas 60 ac* sin etimolojía. Cañas 
da la voz tres veces utfun páj. 55. butrin páj. 60 i utchun co- 
piado de VaS(^UEZ, páj. 69. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: iitiin o iitin - los atados 
de maiz para guardar en unas varas. | Havestadt ygj = utr¡/n 
- colligatio, collectio maicii in manipules, ut sic colligatum asser- 
vetur suspensum. | Se relacionará con mapuche, FebrÉS: ^/¿^í- 
tkenien - tener como cojido con la mano, tener en un puño | 
significado i forma de la voz chilena varían según las provincias. 

658. HUITRAL. 

huitrál, m. - vulg. - ternero de un año. [Chiloé?] 
ETIMOLOJÍA: Probablemente del mapuche, FerrÉS: uu- 
ílian - levantarse; uiithalen - estar en pié. 



I 

659. ICOL, ^p 

icol - según Gay, Zool. Vil I 482 n. vulg. de la ballena chica; 
I 181 no da el nombre. Sacado de MOLINA 431 donde sin em- 
bargo se dice que solo se usa entre indios. Cp. FeiíRÉs: icol ■ ba- 
llena pequeña. 



4 'O IHUAL— ILCHA 



660. IHUAI. ^í^ 

ihuai - según Gav, Zool. VIII 482 n. vulg, de la culebra Coro- 
nelía chilensis; II 80 no se da el nombre. Será sacado de MOLI- 
NA. Solo usado entre indios. Cp. Ferrks: ihiiay - víbora, cule- 
bra. Gay, Zool. VIII 482 da tb. ilniay-vilii como nombre del 
gusano acuático Gordius chilensis; III 109 no da nombre vul- 
gar, pero indica que es temido por los indios, quienes creen que 
si se introduce en su cuerpo les ocasiona graves enfermedades. 
Cp. FebrÉS: ihuayvilu - dragón. 

661. ILACATA. 

ilacata, m. - vulg. - funcionario elejido por cada at'l/o que tiene 
la representación de éste; que señala los indios que deben lim- 
piar las acequias de riego; que recoje las contribuciones eclesiás- 
ticas i las suscricioncs para las fiestas de este carácter. [Tara- 
pacá]. Según Cañas 33. 

ETIMOLOJÍ A: Cañas dice que es palabra quichua i aimará. 
sin dar el étimo. Será derivado del aimará, BtRTONiO II 173: 
illa - cualquiera cosa que uno guarda para provisión de su casa, 
como chuño, maiz, plata, ropa i aun las joyas, etc. | +ibid. 38: 
catníha tomar i tocar | =el recaudador, el que recoje loque se 
guarda. 

662. ILCHA. 

ílcha, f. - hist. anticuado. - joven india soltera. 

Solo he encontrado la voz en Bascuñan: bien mirado de las ilchasi mal- 
gucnes, como si dijese de las damas, Bascuñan 202. | esta ücha, id. 203. | 
aquellas ilchas (que quiere decir damas) id. 225. | brindarás a las ilclias, que 
han venido a verte, id. 473. | las ilchas, que así llaman a las mozas sueltas i 
sin dependencia, id. 475. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrÉS: gliulcha - jeneralmcnte 
es hembra incorrupta, que no ha ^^?ix'\áo. gJüdcha inalghen - niña 
doncella, o vírjen; por lo común solo gJiiilcha, entienden la don- 
cella o vírjen, saltem putative i ghiilchatun - dicen el pecar con 
ellas o deflorar. 



" \ 



v^ 



ILQUILDA — ILLMU 4!! 



663. ILQUILDA (papa). 

papa ilquílda, f. - n. vulg. de una clase de papas, Solanum 
íuberosHiii, de Chiloé. GaV, Agr. II 117. 

ETIMOLOJIA: Es evidentemente mapuche. Hai varias 
voces en que podría pensarse, pero ninguna bastante segura 
para proponerla. 

664. ILUCA. 

ilúca, f. - n. vulg. de un arbusto del norte, Krameria linca, 
PlliLiPPi, Atacama 60. 

ETIMOLOJIA: Debe ser indio; pero no está en los diccio- 
narios. 

665. ILLCU. 

íllcu, m. - n. vulg. de una liliácea con flores azules, Pasithea 
caericlea, según Feuillée, citado Gay, Bot. VI 134 i Philip- 
PI F. 766. El nombre vulgar es "pajaritoii, véase tb. chichiqnin. 
No sé si el nombre illcu es conocido en el pueblo chileno. En 
todo caso la // final de sílaba seria sustituida por / en caste- 
llano. 

VARIANTE: Gay, Bjt. VIII 410 dice por errata 'ñlleu - 
Palithea cae riileal 1 1 

ETIMOLOJIA: Debe ser indio; pero no está en los diccio- 
narios. 

666. ILLMU. 

íllmu, m. - n, vulg. de una liliácea, Conanthera bifolia Gay, 
Bot. VI 130, sin nombre vulgar. Según Philipi'I F. 'jd^^Sisy- 
rinchium Illinu de MoLINA. Este autor 380 dice que el íUink de 
Feuillée es umbelífera Bernuidiana. La raiz produce unos bul- 
bos que se comen crudos o cocidos. 

VARIANTE: Gav Bot. VI 134 dice probablemente mal 
illinú. 

ETIMOLOJIA: Debe ser indio; pero no está en los diccio- 
narios. Por la // cp. illcu. 



4lá INBÜNCHE — INGA 



667. IMBUNCHE. 

imbunche, m. ■ i. maleficio, encantainicnto diabólico, bruje- 
ría. II 2. cualquier cosa enredada, inestricable, una madeja re- 
vuelta, un pleito enredado. '¡ RoI)KIC;ul;z 261. II 3.[Chiloé] = í^//- 
ta, véase s. v. Il 4. hombre brujo o bruja que se trasforma en 
algún ser mítico; algo como ogro. 

Eje-nplüs í?í:1 : Antes era costumbre de los arrieros echarse una piedre- 
cila en la boca al entrar al puerto [de Valparaíso], por la Cueva del Chiva" 
to, a fin de precaverse de ios iinbuchcs de los brujos que tenían su morada 
en aquel paraje. VicrXA Ma(Ki;nna, de Valparaíso a Santiago 32. | ac * : pero 
al emprender el vuelo, cuando ya estaba emplumado i convertido en iinbuclie 
se habria dado un gran porrazo. B.^RMo.-? (ji;e/>, Huerf. 97. 

V VARIANTES: ibunche, ibunchi 

DERIVADO: imbunchar - vulg. - embrujar. 

ETIMOLOJÍ A. luapiiche, FliBKÉs 523: ívuin o ivñín - ani- 
males [icjueños cuadriípedos o monstruos. iviivicJie - los que 
consultan los brujos en sus cuevas, donde los crian desde chi- 
quitos para sus hechicerías o encantos: a éstos llaman las indias 
ivitm coñi. I Havestadt 686: iviini • quaedam parvae quadru- 
pedes bestias, ivumcoñi- partus animalis, ítem monstrum;/t'í'>;«- 
che - homo-bestia. Fama est inter indo-, venéficos suos in qua- 
dam specu nutriré hominum gcnus, quib;i3 adhuc lactentibus 
oculos, os anumqueconsuunt, ita ut cresccntcs in aliam figuram 
speciemque degenerent; atque hos e.-se ¡[)sorum consiliarios ac 
consultores, quorum consilium in suis antris, quae renu vocantur, 
convenientes exquirant. | ¿di//i - cresco, tumesco, intumesco, tur- 
gesco. i E-traño es que VALDIVIA diga simplemente_;'¿z^/// • ove- 
jas, talvez los indios llamaban al principio a las ovejas castella- 
nas "monstruosii; mas tarde los denominaron con la voz. astella- 
na ovicJia. \ Evidentemente ivnm significa en primer lugar la 
hinchazón, el monstruo. Los desfigurados i monstruos lo mismo 
que los insanos ge zan de veneración supersticiosa entre muchos 
pueblos salvajes. Parece que la figura mítica mapuche se ha mez- 
clado con el ogro español. Cp. tb. calcJiona, Jiuallepen, Jiuecuvii. 

668. INCA, 
inca, m. - lit. - i. nombre de los monarcas del antiguo imperio 



INCA 4T3 

peruano i de los individuos de la familia real. Dice. Ac?"' II 2. 
jen. plur. - el pueblo que obedecia a los incas, en particular los 
quechua?. || 3. el inca, la lengua inca o de los incas - la lengua 
oficial del reino de los incas, llamada jeneralmente quechua o 
quichua (véase s. v.) 

La lengua especial i secreta de la familia real, de la cual hablan varios 
cronistas, según investigaciones modernas, parece haber sido un dialecto 
del ainiará. Cp. MidpendüRK, Dic Aimará-Spraclic (Leipzig 1891) Ein- 
leitung, esp. páj. 3?. 

II 4. inga, m. - denominación que los indios de Chile dieron a 
la llegada de Pedro Valdivia a los conquistadores. 

«Llámannos a nosotros In^aa \ 2. nuestros caballos hueqiies Instas, que 
quiere decir ovejas de Ingas»; 3." carta de Pedro de V.\ldivia, Col. de 
Hist. I 42. Cp. huincn i chililiucquc^ 1 BaRRo.s Araxa I 389, 

II 5. piedra inga, f. - roca errática [Chiloé] Maldonaoo 52. 
1! 6. piedra del inca, f. - «una pirita que se halla en los sepul- 
cros de los antiguos peruleros i sobre la campanaii. MOLIXA 353. 

Toda especie de cosas estraordinarias se atribuian en la imajinacion de 
los conquistadores españoles a los incas; de ahí el aparecer con tanta fre- 
cuencia la palabra en designaciones jeográficas; cp. el famoso Puente del 
Inca, cerca del paso de L'spallatn. 

VARIANTES: inga. Esta forma preferida por los cronista'-, 
esclusiva p. ej. en Ovalle 145 i sig., es hoi completam.ente an- 
ticuada. 

ETIMOLOJIA: quechua Middendorf 93: inca - nombre de 
los monarcas del antiguo imperio peruano; nombre de los miem- 
bros de la raza dominante. ^ 

DERIVADOS: Los antiguos cronistas, si no me equivoco 
no usan ningún adjetivo derivado para espresar lo que se refiere 
o pertenece a los incas. Los autores del siglo XIX han creado 
las formas incaico, a (Dice. Ac.'>" ); incásico, a; incáno, a (poco 
usado); incariál (Medina 341, 386, etc.) 

EciiKVKRKÍA 187 quiere que iticaico se refiera a los incas en jeneral, />/¿-i- 
sico a un determinado inca; Pal^ía 35 dice exactamente lo contrario, lo que 
basta para probar que la distinción es enteramente capí idiosa i no observa- 
da por el uso. Arona 282 se contenta con condenar incásico. Sin embargo,- 
en los escritores modernos americanos incásico es la forma mas usada. Filo- 
lójicamente sin duda incano e incaico son las formas mas naturales. 



414 IÑIL- ITIU 



669. INIL? 



iñil, PhíLIPPI F. tj escribe innil - n. vulj;. de la planta Oeno- 
tJiera hyssopifolia Mol., Godetia Cavanm/esü' Spach. Creo que no 
se usa el nombre entre chilenos. 

ETIMOLOJÍ A: Debe ser indio, pero no está en los diccio- 
narios. 

670. IQUILLA. 

iquilla, f. - hist. i vulg. Frontera - el reboso usado por las indias 
sobre el chamal. Carvallo 136. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche Febrés: icü¿/a -la manta que 
traen las indias como manto, | Valdivia: j'c//a - la manta de la 
india I < quechua, MiDDENDORF 533; //zj7/a (antiguo lliclla)- 
manta de las indias, especie de pañuelo o abrigo de diferentes 
colches con que las mujeres se cubren los hombros. 

671. ITAL-LAHUEN. >^ 

ital lahuén, m. - n. vulg. de una planta epifítica, Sarmienta 
repetís, según Gay Bot. VIII 410 comunmente llamada "meda- 
llitaii. Según Gay, Bot. IV 350 entre los araucanos se llama 
habaslaJiuen o itallahiien. Es medicinal. Creo que no se usa en- 
tre chilenos. 

ETIMOLOJÍ A: Es seguramente mapuche; pero no está en 
los dicionarios; lahuen — \¿>\2lW\.^ medicinal. 

672. ITIU. ^ 

itíu, m. - según Philippi F. 769 n. vulg. de un 'quintral' (véa- 
se s. V.) Lorantlius tetrandriis. Creo que no se usa entre chilenos. 
Cp. Gay, Bot. III 154. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrÉs: ?)////« - una flor colorada 
para teñir negro, junto con rovü. 




íc^ (H^* 



T^t 



JARA 415 



J 

673. JABA. 

jaba, f. - lit. - I. envase en forma de jaula o cajón hecho de 
listones e^ruesos (o en parte de varillas) algo separados entre 
sí: sirve principalmente para trasportar botellas (en sus "cam- 
buchosii o forros de paja), loza, etc. Tb. así o como cajón con 
un lado de listones para trasportar o guardar aves. Parece que 
aveces se confunde en este sentido con jaula. RODRÍGUEZ 269. 
Zerolo. II 2. jaba de defensa a orilla de rios - armazón de palos 
rellenado con piedras que se coloca o se hunde en el agua para 
impedir que la corriente roa la ribera. 

Con significado mas o menos parecido se usa en el Perú Arona 293, 
Palma 36. — Costa Rica, Gagini 396. — Honduras, Membreño 98. No me 
esclaro si se usa o nóen Guatemala, cp. Batrks 342. — En Criba, Pichar- 
DO 144, parece que la jaba de material flexible se usa mas bien como la 
chihua chilena. 

VARIANTE: java, esta ortografía rara seria filolójicamcnte 
preferible; anticuado hava o haba véase mas abajo. 

ETIMOLOJIA: Parece que la palabra pertenece al taino de 
Haití. 

Oviedo I 276 dice: «De las cortezas de un ta.lo que echan [los bihaosj en 
medio (o astil que nace entre las hojas) hacen unas cestas que llaman havas 
para meter la ropa e lo que quieran guardar, mui bien tejidas, e hácenlas 
dobladas e enfonadas de forma que una es dos, i entre la una e la otra al 
tejerlas, ponen hojas de los mismos bihaos: por lo cual, no se moja lo que 
va dentro». Se llevan de a dos, una en cada estremo da un palo liviano 
pero fuerte de, ¿f/íía.M/WíZ, que se coloca en el hombro. La lámina muestra 
las havas en forma de bolas poco mas grandes que una cabeza de hombre. 
Oviedo I 132 dice: unas cestas con sus tapaderas lijeras, que acá se Mamau 
havas, i en otras partes destas Indias se dicen patacas. .. (Cp. s. v. petaca) 
las cuales hacen de los bihaos. 

Según se ve lay" corresponde a una // aspirada, laque se con- 
servó en la mayor parte de los países americanos, pero no en 
Chile. Por esto la palabra en Chile se habrá introducido en 
época relativamente moderna por las relaciones de comercio 
con el Perú o Centro América. 



41 6 JAHUEL 



674. JAHUEL. 

jahuel, m. - pozo artificial de poca profundidad o deprcsit.n 
natural en que se junta agua, esp. en rejion sin agua corriente. 
Hoi poco usado en Chile. Echeverría 189. 

VA RI ANTES: jagüel, jagüel, jagüey, jahuel, jahuey. Mala 
escritura yíT^/z^-/, jagney etc. 

Unos pozos pequeños, que llaman ja^iYicxcs de agua salobre i mala; Góx- 
(;oii.\ Marmolkjo (c. 1575) Col. de Hist. II 3. \jaliucy, jahucyes, MaUíño 
])E LovEUA 38, 36. I jt2/iuíV£s{en la pampa) «que son unos manantiales, que 
aunque en años mas secos no dan agua, peio cavando se halla i no mui 
prorunda)j; Ovai.le 137. 

Las pequeñas vertientes que allí [en el desierto de Atacama] hallaron 
[Almagro i sus compañeros] conocidas con el nombre de j'ii(un no podían 
suministrar bebida en el mayor número de los casos mas que para unos 
pocos soldados)); Rakkos Akana I 06. Plural jaífiícycs ibid. 

Arjeiitiaa, Granaua 249: jarjiicl - pozo artificial o natural que sirve de 
abrevadero. — Caíainarca, Lakonr i%i: jagüel o jagüey. — Perú, Aron'a 295: 
jaguay o Jagüey - aguada en el desierto, la costa arenosa i despoblada del 
Perú;c¡ta a Cieza de León 1555. — Manicaibo, José D. Medrano (Apunta- 
ciones para la crítica sobre el lenguaje maracaibero, 1883) 44: jagüel ■ es- 
tanque cavado en el campo para recojer las aguas pluviales. — Salvador, 
Barbekena 8j:jaóuey o jagüey - pozos o lagunas natural-es de poca profun- 
didad i esiension en que se abreva el gáuado. —Méjico^ Ramos 3^S'J'^¿''0' ~ 
depósito de a<rua. 

En Cu¿>a PiCiiARPO 145 se Uama jagüey un árbol, Ficus spec. 

Dice. Ac.^"' trae: jagüey, m. - Peruanismo- balsa grande en que se recoja 
el agua. 

Hai dos lugarojos ¡ahuel en los dep. de San Felipe i de Maipo. Fuen'- 
TES 112. 

ETÍMOLOJÍA: La palabra se deriva del taino de Haití. Cp. 
Oviedo I 359: "Otras cortezas de árboles coloradas hai en cstn 
Isla Española, las cuales llaman .iví^'vVí.'J', de las cuales así mismo 
hacen alpargatas e sogas e otras cosas, e danles este nombie 
porque en ctta lengua de Haití el árbol que descortezan para 
esto le llaman xagüey, i a un charco llaman xagüey así mismo. fi 

No se puede comprender si la denorninacion del charco se 
deriva del árbol (¿acaso se hacían de la misma corteza dornajos 
o artesas, canoas?) o si la coincidencia de las dos palabras es 
casual. En todo caso así se esplica el signiHcado cubano. Ha- 



JAIVA- JAUJA 417 



blando de Chile Oviedo IV 277, 278, 279 escribe xagueyes i lo 
usa en el sentido de pozas hechas a mano i refiriéndose a Ata- 
cama. 

675. JAIBA. : 

jaiba, f. - n. vulg. de varios crustáceos decápodos braquiuros. 
Gay, Zool. II"I 119. En la costa del Centro hai varias especies, 
la jaiba morada, Xanthus p¡anus,que se come; la jaiba peluda 
o corredora: Flatycarcinus dentatus; jaiba común - Cáncer pie- 
deius; jaiba, blanca - FlatyonicJnishipustulaUís; yaS!Qa escorpion- 
Paraxanthiis barbiger; cp. Catálogo chileno de la Esposicion 
de Buffalo, pag. 123. Sinónimo de apancora, cangrejo. || Cp. 
Molina, An. 213. Comp. 418. Carvallo 21. Zerolo. 

DERIVADO: jaibero, a - I. lo que se refiere a las jaibas, 
p. ej.: canasto jaibero. II 2. - el que caza ('saca') i vende jaibas. 

VARIANTES ort.: jaiva, f. - así Gay, PiliLlPri, El. 178; jai- 
vero. 

ETIMOLOJIA: La palabra se usa hasta hoi en Cuba, (cp. 
PlCIiARDO 146) i probablemente en muchos otros paises his- 
pano-americanos. Según OviEüo I 424 xayba es voz de las 
Antillas; pero lo usa tb. IV 230 sin esplicacion del Perú "hai 
muchas xaibas.w 

676. JAUJA. .. 

jáuja, f. - vulg. raro- mentira, noticia inventada, "bola,ii 

VARLANTErjáuca. yáuca, [Centro], lláuca, Fernandez 
50. yóica [Colchagua.] 

DERIVADO: yauquéro, a, o llauquero, a, - mentiroso. 

ETIMOLOJIA: A estas palabras hai que agregar ¿-íJ/'/a (véa- 
se s. V.) i caula, talvez tb. chaucha (véase s. v. ac.*) \yov la íox- 
vm\ papa, camote, \)OX c.\ ^\gr\'\ñcAáo. 

Talvez está en el fondo tb. el >'pais de Jaujaw (antiguamente 
Xauxa) con sus fabulosas riquezas sobre las cuales corrían tan- 
tas mentiras que ha llegado a ser el símbolo del pais de los 
disparates tanto en España (cp. Zerolo) como en Chile. Evi- 

DICCIONARIO 27 



4l8 JEBE — JIPjJAPA 



dentemente la variabilidad de la palabra se debe a su uso me- 
dio burlesco. 

Es mui posible que haya contaminación i fusión con llanca - 
peladura (véase s. v. lauca.) 

677. JEBE. 

jebe, n». • goma elástica. 

Echeverría 189 menciona la palabra como chilena; creo que en el pue- 
blo es enteramente desconocida; aquí nadie dice «sellos de jebe» por loi 
«timbres de gomaw como en el Perú, Arona 297, Palma. 36 — Cp. Ecuador, 
Cf.vam.os 78. ToüAR 283. 

ETIMOLOJÍ A: Véase s. V. íaufyíí?. 

678. JERJÉN. 

jerjén, m. - n. vulg. de varios insectos mui chicos, parecidos a 
los mosquitos o zancudos, que pican mui fuerte, Simulia spec. 
Philippi, El. 166. 

VARIANTES, jerjél, Maldonado, Chiloé 92; j'e/Jél \.z\\^z 
solo ortografía seudo-correcta \)or j'erj el. 

jejin. Arjentina, Granada 251. Caiamarca, Lafone 186. Cosía Rica, Ga- 
GiNi 400. Homhiras, Membreño 99. Mi-jico, Ramos 321. C«¿<z, Pichardo, 
147. Alcedo, Í)6: í^eghies. 

ETIMOLOJÍA: La palabra es de las Antillas, según OVIE- 
DO Ap. xixen de C'uba. 

679. JIPIJAPA. 

jipijapa, f. lit. -sombrero fino de paja hecho de hojas nue- 
vas de varias Pandanáceas, ( Carludovica pabnata) i quizas de 
otros materiales mas. La denominación se ha hecho vulgar en 
estos últimos años por la moda.ZEROLO, 

Perú, Palma t,().- Ecuador, Tobar. 285. 

ETIMOLOJÍA: Tobar I. c. da la correcta etimolojía de la 
ciudad ecuatoriana Jipijapa, provincia de Manabí, donde se fa- 
bricaban primitivamente i se fabrican todavia estos sombreros, 
esportados por via de Guayaquil i Panamá (de ahí el nombre 
ingles, francés i alemán). En el fondo era esencialmente lo mis- 
mo el "sombrero de pita-i i la 'chupalla' (véanse s. v.) 



JORA — JUME 419 



680. JORA. 

jora, r. - lit. • maiz jerminado i preparado para hacer la 'chi- 
cha de jora'. [Norte] i| 2. una clase de maiz chico, colorado, de 
que se hace mote i se maja. 

Perú, Akona 2c,8; Palma ib-Iíritador, Tohar 286. Dice. Ac. 1 '^ sor.i con 
definición incorrecta «bebida alcohólica que hacen en el Perú con maiz fer- 
mentado en agua.» Cp. Imiñapo. ■ 

ETIMOLOJIA: Según ya lo indicó ArüNa 1. c. la voz se 
deriva del aimará; cp. RkrtoNIO II 322: sora ccama - seco. Dí- 
cese de las frutas pasadas al sol. | sorachatha - secar o pasar al 
sol las frutas. | La forma sora parece hoi anticuada. 

681. JOTE. 

jóte, m. - I. n. vulcr. de uti g.tllinazn negro, común en la ma- 
yor parte de Sudamérica, Cafhartes aura. Gav, ZooI. I 202. Cp. 
Molina 451. Philipi'I Mz. 792. 11 2. fau\ - burl. o deprecio - 
fraile, clérigo (alu.-^ion al traje nfgr.i) RudriGL'EZ 270. Zerolo. 
II 3. palo del jote. - n. vulg. de la planta Gypothauítiium pinifo- 
lium; PhiLIPPI, Atacama 60. 

Se usa en el Perú i probablemente en otros países mas. 

ETIMOLOJIA: Parece que el nombre viene de Antillas o de 
Méjico. Molina 161 v. da la voz mejicana xoílapech ■ c\Qr\.o 
]^^-K?iXo\ xotevioh xotepol \ varios otros derivados de xote signifi- 
can 'cojo'; apicotl - gula, glotonía: apiztli - glotón; de manera que 
xotlapecli parece ser un compuesto que significa el 'cojo glotón', 
nombre mui apropiado para el animal voraz que anda i salta 
con movimientos estraños. Que los entendidos en lengua meji- 
cana juzguen si la etimolojía es aceptable. 

Gav, Zool. I 2O4 piensa en derivar el nr)mbre del b^iie de la 
jota, Vy que es inaceptablr. 

682. JUME. 

jume, m. - i. ti. vulg. do un pez >>el:i<:icnr>ide, parecido altillo 
i al tiburón, Carc/uuios g/aiíciisGAS, 7.i..cA. VIII 482. Id. II 364 
da solo el nombre 'azulejo', pero p. 360 menciona tollo jume como 









4*0 LACHO— LAHUAN 



denominación de los pescadores. í| 2. jume, m. - n. vulg. de va- 
rios arbustos espinosos del norte, Lyciimi Jiumile i salsum. Pm- 
LIPPI, Atacama 60. 

ETIMOLOJÍA: Talvez es voz de Antillas o Méjico como 
tantas otras que principian por/. Parece que no está en diccio- 
narios. No sé si los dos significados corresponden a una misma 
o a dos palabras. 

683. LACHO. 

lacho, m. -vulg. -galán, amante del pueblo bajo, sobre todo 
cuando está 'chatre'. RoDRinUEZ 271; Zerolo. 

Los lachos manifestaban su galantería, hincando una rodilla en tierra i 
presentando a las sirenas [es decir, a las cantoras] grandes bandejas llenas 
de vasos de licor. Baruos Giiez, Huerf. 53. Cp. tb. Cañas, llltramaule 60. 

DERIVADOS: I. lacha, f. -vulg. raro, -querida, manceba 
de pueblo bajo. RODRÍGUEZ 271. Zerolo. 

II. lachar, - vulg. -enamorar, hacer el amor. 

ETIMOLOJI A:Probablementemapuche, Febrls: lachujazu 
-el lazo, látigo. | E'< la palabra castellana lazo^ mapuchizada. 
Por el cambio de idea cp. en Costa Rica,Y¥.KRk7. '^y. ;a¡ar = 
enamorar, hacer el amor; el autor compara náhuatl niecatl • 
cuerda, soga; amante, querida. | Este significado metafórico no 
está en MOLINA. 

NOTA: Echeverría 191 mencioda /«¿-/¿í?, ¿regacho, ladea- 
do; no he oido la palabra, ni sé de dónde se deriva. 

684. LAHUAN. 

lahuán, m. - n. vulg. de una conifera mui valiosa del sur, Li- 
bocedrus tetragona; llamada tb. "alerce" i hoi comunmente "ci- 
prés" de Chiloé. Cp. Gay, Bot. V 407. 

Creo que el nombre no ha sido nunca corriente entre chilenos. Vidau- 
1 /^ KRE 152 habla todavía del «alerce, que los indios llaman lahutnn. 

'Y ETIMOLOJÍA.: mapuche, FebrÉS: laliuan - q\ alerce árbol 



LAHUAÑE - LAMA 44 1 



685. LAHUAÑE. *^ 

lahuañe, m. - n. vulg. de un lagarto grande, según Gay, Zool. 
VIII 482. Id. II 55 no da tal nombre vulgar. Será solamente 
indio. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebréS: lahuañe ■ lagarto grande. 

686. LAHUE. 

láhue, m. - n. vulg. de una iridiácea común cuya raiz bulbo- 
sa, una 'papita', sirve para comida, Sisyrinchiiini speciosuin i 
quizas otras especies. Gav, Bot. Vi 2/ no da el nombre vulgar. 
Cañas 34. 

VARIANTES: lagüe; "los /agües, comida gustosa, a quienes 
(!) la naturaleza les previno varias cubiertas, n CÓRDOBA 20. 
lagüi, [Maule] Vasquez s. v. calla, lahui. 

ETIMOLOJÍA:„Es sin duda mapuche, no sé s¡ = FebréS: 
lahuen- cualquiera (!) hierbas medicinales, o cualquier remedio 
o medicina; | o si es una palabra diferente lahui (Cañas dice 
"mapuche lauiu) que no está en los diccionarios. Chiappa dice 
mapuche laiiü - lahui, Roterbe bulbosa; Guevara 96: lavie - 
Hetbertia ccenilea. 

887. LALLUG. ^ 

lallug, según Gay, Zool. VII i 482 seria n. vulg. de las ara- 
ñas. Es solamente mapuche. Id. III entre arácnidos no habla 
del nombre. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febres: /í^///^^- araña mediana 
de estas comunes. I La forma correspondiente castellanizada 
deberia ser lallin, 

688. LAMA. 

lama, f. - vulg. - i. tejido de lana, jeneralmente negro, cubier- 
to de flecos largos en toda su estension, o al menos en los 
bordes, usado por los indios como mandil en la montura. [Sur]. 
Guevara 165. » 



422 LAME — LANCO 



2. = 'ckaño, frazrida ordinaria; cp. adama [Nuble, Frontera.] 
ETIMOLOJÍA: La palabra es mapuche moderno. No está 
en los diccionarios. 

689. LAME. ^ . 

lame, m. - n. vulg. de la foca Otaria porcina según Gav, Zool. 
VIII 482. Pero id. I 74 dice con razón que el nombre vulgar es 
"lobo de martí; lame es solo indio; sacado de MOLINA 460. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: lame - lobo marino. 

690. LAMPA. 

lampa, r. - vulg. - a/.ada o pala usada por los mineros, MEDI- 
NA 405. Cañas 34. 

DERIVADOS: I. lampero, m.- vulg. -el que trabaja con 
'lampa'. 

II. lampear, vulg. - trabajar con 'lampa', 

Perü,\v.o'^K 306: lampa, lampero, lampear. — Ecuador, Q^\ klxm^ 79: lam- 
pa, lampear, lampeador; lampón -azadón. — Catamarca, L.xkdnk, 199: Ham- 
pa - azada de indios. 

Hai una villa Laiu/xi en el dep. de Santiago, cuyo nombre quizas se de 
riva de la denominación del instrumento minero. FfENTES 115. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 511: lampa -\k 
azada. 

691. LAMPAYO. 

lampáyo, m. - n. vulg. de un arbustito medicinal de la cordi- 
llera de Atacama, verbenácea, Lampaya medicinalis Ph. No está 
en Gay. 

VARIANTE: lampáya, f. - Murillo 163. 

ETIMOLOJÍA: Será quechua o aimará. No está en los dic- 
cionarios. 

692. LANCO. 

lánco, m. - n. vulg. de una gramínea, Bromas stamineus; Gay, 
, y-\ VI 440, sin dar el nombre vulgar. Mui apreciado como vulnc- 



LANGUCIA — LAPE 423 



rario, LOVERA 52, i medicinal en jeneral, ROSALES 232. MURi- 
LLO 219. 

Hai un fundo Lauco en el dep. de Valdivia. FrENTES 115. 

ETIMOLOJIA: Es seguramente antiguo nombre mapuche 
que no está en los diccionarios. Podria analizarse lan - co "agua 
de la muerteii; pero será un nombre especial. 

693. LANGUCIA. 

langucia, f. - vulg - "hambre, ansiedad por hambrea según 
Cañas 34. No he oido la palabra. 

ETIMOLOJIA: Según Cañas 1. c, del mapuche lan • morir- 
se i ^«.fíz// - caducar, fenecer, agonizar. | El segundo elemento 
no lo puedo comprobar como mapuche. La derivación en ia es 
mui estraña. 

694. LAPA. 

lapa, f. - I. n. vulg. de un molusco de concha univalva, mui 
baja i conoidal, comestible, Patella spec. según Gav, Zool. VIII 
482; ibid. 257 habla del jénero lapa. "Las especies son suma- 
mente numerosas i viven asidas a las peñas submarinas i adhc- 
rentes a ellas con una fuerza prodijiosa, sirviéndose de sus 
piés.i; ibid. 268. | cp. Cortes Hojea, An, Hidrog. V 506. i 
Rosales 297. n 2. pegado como lapa, o pegarse como una 
lapa- vulg. -pegado mui firme= 'como nigua'; Solak 17. II 
3 bajo - la vulva, li 4. vulg. - la enmarada del soldado. II 5. vulg. 
- lavatorio de madera. [Chiloé.] 

ETIMOLOJLA.: Es seguramente nombre del marisco en ma- 
puche; no está en los diccionarios. La ac" se esplicará, como su 
nombre científico /rt/é-Z/íj, por la semejanza de forma de la Con- 
cha. 

NOTA: Como tiene un agujero en medio «por el cual le sale la tripa» 
el pueblo en Aconcagua llama tb. al marisco destripador, 

695. LAPE. 

lape, adj. - i. vulg. - mui enredado o apelmazado, se dice del 
pelo i de la lana; lanas lapes, Maule, VasQUEZ. || 2. mas usado en 



4^4 LAPI — LAQUE 

el jiro estar lape, [Nuble, F'rontera.] Cañas 34. || tb. 3. se usa 
nietaf. de una fiesta mui animada [Nuble.] 

ETIMOLOJÍA: niapuche, FebrÉS: /rt/'É?^^;^ - estar apelma- 
zado. 

Guevara 166 da como traducción de lape «cosa buena que sigue hasta el 
fin)); i lo deriva de mapuche, Feurés: lapcpin - condenar a muerte. | En efec- 
to lape <íque muera» era ia esclamacion de los indios al sacrificar a los cau- 
tivos, lo que siempre dio lugar a una gran fiesta; cp. Medina 125; también 
la lanzaban durante los ataques; cp. Rosales iiq. Es posible que este jiro 
haya enjendrado el significado metaf. de «mui animado» i que haya una 
fusión de los dos términos indios. Por lo demás la idea de la fiesta mui ani- 
mada i, de consiguiente, mui duradera, prolongada, también se puede deri- 
var de )a lana difícil de desenredar. 

696. LAPI. 

lápi, m. - n. vulg. de una yerba medicinal. No pude obtener 
mas datos. No sé si se usa el nombre hoi entre chilenos. 

VARIANTE: Rosales 241 dice: lapilápi-hojas a manera de 
palma; es purgante, 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche. 

697. LAQUE. 

laque m. - i. hist. i lit. tb. vulg. -jen. plur. -las boleadoras, 
dos o tres bolas de piedra, fierro o plomo unidas por un lazo o 
látigo que usaban como arma arrojadiza los indios pehuenches 
(Molina An. 241. Gay, Doc. 499, Carvallo 143, 197. Ba- 
rros Arana 1 87); usadas todavía por los indios de la pampa 
i los gauchos para cazar huanacos, avestruces, etc., o para cojer 
caballos i vacunos. Rodríguez 273. Zerolo. Cañas 32. || 2. 
vulg. - una sola bola amarrada de una zoga que se usa como 
maza [Cm. Sur], II 3. una o mas piedras amarradas con cordeles 
que los muchachos usan para echar abajo el volantín del adver- 
sario. [Talca, Linares]. En otras partes se llaman 'timbales' || 

Arjentina, Granada 256: ac.i 

VARIANTE: láqui, raro, lacái Guevara 102. 
DERIVADO: laquear - vulg. - cojer o matar con Maques'. 
Rodríguez 273. Zerolo. 

ETIMOLOJÍA mapuche, FebréS; laque-áoso tres bolas o 



LATUE — LAUCA 425 



piedras amarradas para tirar o cojer. La forma moderna al mé- p X ^ / 
nos entre los pehuenches es leqkai o lükai, cp, Est. Araiic. VI j /,.v 
12, i; Vil 3, 2 etc. y'r--^ 

698. LATUE. 

latüe, m. - n. vulg. de ui^a solanácea inui venenosa de Valdi- 
via, Llanquihue i Chiloé, Laliia venenosa (Lycioplesiuui puberii- 
lum) Philippi, El. 287; cp. tb. Anales de la Univ. de Chile 
1861 I 310. Tb. se llama "árbol de los brujosn. Sus efectos son 
parecidos a la belladonna, causa convulsiones, delirios i haluci- 
naciones; mui usado por los 'machis' i curanderos. Reed i i i. 
El zumo se usa para envenenar el pescado. Pomar 35. 

VARIANTE: latué, Mürillo 152, probablemente forma 
falsa. 

ETIMOLOJIA: Es mapuche latu-hne, "el mortíferoo, de 
FkbrÉS: lan • morirse, con el causativo /// i huc que designa el 
instrufnento con que se hace algo. 

699. LAUCA. 

lauca, f. • vulg. - r.la pérdida del pelo en forma circular (/¿t'r- 
pes tonsiirans) en el hombre i en animales; se llama tb. 'pataco- 
nes'; II 2. la calva en jeneral. || C.^ÑAS 34. 

DERIVADOS: L laucarse - vulg. - p.^rdcr el pelo, sea por 
herpe u otra razón. || carnero laucado - el que ha perdido la 
lana del cuello o del lomo [Maule] Vasquez. || lauca(d)o, a- 
el que se ha quemado el pelo [Nuble]; calvo en jeneral; Ca- 
ÑA.S 34. 

II. lauca(d)úra, f. - vulg. - la calvicie por herpe u otra razón. 

VARIANTES: Uáuca, f - vulg. - 3. peladura, raspadura en 
el cuero de animales producida por el roce contra una pared, un 
árbol o rocas. [Nuble], II 4. un pequeño robo; esp. ir a las llau- 
cas - espiar una oportunidad para robar; hacer la llauca a uno 
robarle alguna cosa de poca importancia. [Biobio.] 

DERIVADO: Uauquetón, m. ■ vulg. • aumentativo de llau- 
ca ac.^ (Talvez hai fusión con l/auquetn, véase s. v.) 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, Febri's: laten - pelarse como en 



426 LAUCHA — LAVACHO 



la curtiembre. | Derivación en - car, según el modelo de otros 
verbos mapuches en - can. 

700. LAUCHA. 

laucha, f. - I. n. vulg. del ratoncillo, Mus musculus i otras 
especies parecidas, chicas. Gay, Zool. I 112, dice mal "vulgar- 
mente ratón o laucJian. Ratón se llama vulgarmente en Chile 
solo la rata grande, el "pericoten; Mus decnuianiis i otros pare- 
cidos; cp. huaren. \\ 2. estar como una laucha - vulg. - ser flaco 
de cara; RODRÍGUEZ 275. II 3. aguaitar la laucha - vulg. - espe- 
rar con paciencia una oportunidad. BARROS Grez, Voc. 33. 
Ar¡riititin, CjRanada 256: laucha - ratón |)eqLieño, camjiestre i caseto. 

VARIANTE: laucha, forma artificial usada a veces por 
personas instruidas i medio instruidas que creen que laucha es 
vulgarismo. 

Otras jentes parecidas son capaces de llamar a una 'laucha' raía, por creer 
que el ratón ha de ser el animal mas grande. Raloncilo en el uso vulgar es 
un ralon (Mus decumanus) nuevo. Rala no es vulgar en Chile. Entre los 
literatos santiaguinos el prurito de casticidad haenjendrado una verdadera 
confusión. Mientras el pueblo distingue con mayor claridad que en España 
los dos animales tan distintos. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebrÉS: laucha o llaucha - raton- 
cillo. Valdivia: llaucha ■ ratón de casa. 

DERIVADOS: I. alaucha(djo, a, - i. fam. -individuo, esp. 
mujer vieja con mejillas huecas i boca prominente. || 2. sobre 
todo en femenino, habladora, comadre. 

II. relauchar- fam. i. charlar, divertirse en conversaciones 
de amor ('pololeos') i comadrerías; || 2. cuchichear. 

III. relaucheo, m. -fam.- r. acción de relauchar; conversa- 
ción secreta entra amantes; || 2. comunicación entre amantes 
por señas secretas [Curicó.] 

701. LAVACHO. >^ 

lavacho según Gay, Zool. VIII 482 seria n. vulg. de un "sapo 
pequeñoii. En el texto no se encuentra el nombre. Es voz india 
probablemente con errata, por lavacha. 



LEFÜ — LKPUKUKI 



427 



ETIMOLOJIA: mapuche, Fi:bréS: /avac/ia ■ súpito, voz de 
desprecio entre ellos. 

702. LEFO. 

léfo, m. - n. vulg. de la romaza, Rmnet romassa f!) según 
Gay, Bot. VIII 410. Id. V 289 da solamente el nombre vulgar 
romassa (!) 

VARIANTE: levo según Murtllo i [8 = 'huaUata', Senecio 
huallata, Gav, Bot. IV 194. Gay, Bot. V 277 aplica el nombre 
gnaltata tb. a Runiex crispns. 

lebo, según Rosales 233 es sinónimo de lampazo, lo alaba 
por sus cualidades inedicinales, dice que es semejante al 'pateo'. 

ETIMOLOJÍ A: mnpuche, Febrés: lüvii o Iíívo - romaza. 

703. LEMUYANA (papa). 

papa lemuyána, f. - una clase especial de papas, Solanum 
tiiberosuvi. [Chiloé]. Maldonado 1^6. 

ETIMOLOJIA: Es la papa de Leinui.xxW^ en el dep. de 
Castro en Chiloé. El nombre de lugar es indíjena. 

704. LEN. ^p 

len, m. - n. vulg. de la conifera Lihocedrns chilensis, según 
Gav, Bot. VíII 411; comunmente: llamado ciprés en el Centro 
i cedro en el Sur. Según Gav, Bot. V 405 len es solo usado 
por los indios. Cp lahnan. 

ETIMOLOJÍ A: Según Febrés ^iv.len miniiill <:> liin ma- 
;////// significi "cascara de palon, psroid. 325 dice "ciprés - /^/ím. 
Havestadt 695: len- cupressus, cj'parissus. 



lepufuri es según Gay, Zool. VIII 482 n. vulg. de los chin- 
ches verdes del campo, Pentatoma spec. Id. VII 130 no da 
nombres vulgares. Supongo que se usa solo entre indio.s. 

ETIMOLOJIA: Seguramente compuesto de mapuche, [Fe 
V>\\YJü\lepií.n - b-irrcr, limpio, ¡ + t'/^/7 - detras, i las espaldas; j 





428 LEPUM— LEVO 



es decir "espaldas límpiasii lo que designaría bien el aspecto 
del lado superior de los chinches. (En Chile todos menos los 
literatos dicen "el chinche--). 

706. LEPUM. 

lepúm, tn. - hist. - el lugar en que se hacían las reuniones po- 
líticas de los indios mapuches. 

Icpuui... lugar de coyau; Bascuñax 67. | al /cpum, lugar para juntas de 
guerra; id. q6. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: lepim - €i patio de sus 
casas; una parcialidad de un cacique, i el lugar donde se juntan 
— Es evidentemente emparentado con Hevd\ ¿ep/í/n^i - Qspa.ntRr 
aves, animales, hacerlos huir; barrer, limpiar o desmbarazar | 
<^/ev/¿ - volar, correr, etc ; /efii/u será "el lugar barrido, limpio" 
delante la ruca. • . • . 

707. LEUPE. 

léupe, m. - hist. - tiesto de greda que usan los indias para 
tostar granos. Creo que hoi no se usa entre chilenos. Cp callana. 

«Tuestan el maiz en su Icnpc, que son como grandes albornias de barro, 
estas ponen al fuego con arena dentro, la cual estando 3'a bien caliente 
echan el maiz desgranado i meneándolo mui aprisa con un mazo de palitos 
a manera de escoba, se tuesta con gran brevedad.» Ovallk 158. Cp. cullín- 
cay i rungue. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebuéS: leitpe - la callana en que 
tuestan. ¡ Cp. VALDIVIA: ^'Iciipe - calzuela o callana. n 

708. LEVO. 

levo, m. - hist. - una antigua división social de los indios ma- 
puches, talvez algo como gens,\^ rejion correspondiente a un 
'rehile i un "totemu. No recuerdo haber visto el nombre después 
de principios del siglo XVIL 

«Luego repartí todos los caciques que hai del rio [Cabtena=Cautin] para 
acá, sin dar ninguno de los de la otra parte, por sus levos, cada uno de su nom- 
bre, que son como apellidos, i por donde los indios reconocen la subjecion 
a sus superiores, entre ciento i veinticinco de los conquistadores, i les re- 
partí los Utos e indios dellos de dos leguas a la redonda para el servicio de 
la casa.» Cuarta carta de Pedru de Valdivia, i 551. Col. de Hist. I 54. j El 



LICHILAHUEN— LILE 429 



levo de Tabolevo del estado de Arauco. Col. de Hist. II 309. ] [Pedro de 
Valdivia] llegó a dormir a un leboo república que se dice Labalebo; LoVE- 
RA 151. I en el Lebo de Angol, Lovkra 165. | el lebo de Andalican; LovE- 
RA 208. J distribuyendo los indios por lebus. o tribus; B vrros Arana I 399* 

VARIANTE: lebo; no sé si es correcta la forma de Barros 
Arana lebu. 

ETIMOLOJÍA: La palabra está solo en Valdivia: lebo - 
parcialidad i división de tierras. Lebo • una Regua de Arauco. | 
Evidentemente se trata de una palabra distinta de la de Valdi- 
via: leuvü - rio; FebrÉS: lenvii, con la cual se suele identificar el 
nombre de la ciudad de Lebii, a cuya rejion se refiere sin duda 
Valdivia. Pebres i Havestadt ya no traen la voz. Probable- 
mente se habría perdido del uso. Cp. kpian. 

709. LICHILAHUEN. 

lichilahuén; m. según Rosales 256 lichi-laguen una yerba 
parecida a la "correguelan ( es decir, "correhuela" o tb. en Chile 
"correjuela ir, Convólvulos spec.) No sé si el nombre se usa i a 
qué planta se refiere. 

ETIMOLOJÍA: lichi es el cast. leche mapuchizado i se usa 
solo de leche animal; lahuen yerba medicinal (FebrÉs); de 
modo que el significado es yerba de la leche, o lechosa. El nom.- 
bre mapuche es naturalmente moderno, probablemente se refie- 
re a una planta importada. 

710. LICHUNLAHUEN. 

lichunlahuén, m. - según Rosales 246 lichun-laguen es una 
yerba medicinal de flor naranjada "a modo de cachan-laguenH, 
buena contra el "chabalongon. No sé qué planta es, ni si el nom- 
bre se usa todavía. 

ETIMOLOJÍA: Es mapuche; el segundo elemento Febrks; 
lahuen - yerba iiiedicinal. El primero no lo alcanzo a etimolo- 
jizar. 

711. LILE. 
* lile, adj. i sust. - fam. i vulg. ■ i. tembleque, persona a quien 



43° lilf:huen — lilen 



tiemblan las manos por parálisis, delirio o edad. VasqUEZ. || 2. 
débil, raquítico, de pocos ánimos. ECHEVERRÍA 193. II 3. papa 
lile, f. - n. viilg. de una clase de pabias, So/aunvi liiberosjtm, de 
Chiloé. Gay, Agr. II 117; Maldonado 336; Canas, papa 18. 
II 4 pato lile, m. - n. vulg. de un ave acuática del mar, Gracu- 
/¡is Gai)>iardi 'i.egun Gav, Zool. VIII i\2>2 Phalacrocorax Gai- 
¡nariii, según Reed 37. 

VARIANTE: Gav, Bot. I 489 dice equivocadamente////. 
léle,adj.- tonto. [Chiloé.] Talvtz contaminado ton cast. /^/c. 

DERIVADO: * liliquiár, - íam. i vulg. - tiritar, temblar; esp. 
tener las manos temblorosas por ser viejo, paralítico o alcohóli- 
co. (Se conjuga ////^ZííV, liliqíiiámos, etc., con acento ¿^, sin acen- 
to i; como todos los verbos en iar.) 

ETIMOLOJIA: Probablemente se deriva de una voz mapu- 
che lile de igual significado, que no está en los diccionarios, o 
relacionado con mapuche FeijRÉ.S: /í-/// - soltar, dejar, dcsampa- 
rai? Si el nombre de la papa i el del pájaro está etimolojica- 
mente relacionado, no lo sé. GUEVARA 166 quiere derivar la 
voz de mapuche FEBRÉ.S: liili - escama de pescado. .\o se com- 
prende el cambio de idea. 

712 LILEHUEN. 

lilehuén, m. - n. vulg. de un marisco comestible de la costa de 
Chiloé. Maldonado 34. No pude obtener el nombre científico. 

ETIMOLOJIA: Seguramente mapuche. Talvez relacionado 
con FebréS lil o lile - peñascc^, riscos, despeñaderos. 

713. LILEN. 

iilén, m. - n. vulg. de varios arbustos siempre verdes. Azara 
s;iec. Según Gav, Bot. I 193 sig. esp. A. Gillesii i celasírina,st- 
gun el Catálogo chileno de la Esposiaon de Bu/falo 112 \\). A. se- 
rrata, que Gay, Bot. I 197 llama 'corcole?i. 

F^TIMOLOJÍA. Evidentemente mapuche; talvez FebrÉS; 
ligh - blanco | -\-len- cascara | = "cascara blancan; las hojas de 
a Azara celastrina según Gay son de un verde ceniciento. 



LILLA— LINAO 431 



714. LILLA. ^ 

lilla, es según Gav, Bot. VIH 411 u. vulg. de la palma chi- 
lena, ///¿ai?íz spectabilis. Id. VI 157 dice "vulgarmente lillaxcati' 
can.w Parece que ninguno de los dos nombres se usa hoi, el árbol 
se llama "palma., o "palmera.., simplemente. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrÉs; llilla - la palma, árbol. | 
PhiLippi, El. 399 pone este nombre en el índice, pero 305 dice 
qj" pertenece a los indíjenas. Como en el territorio actual de 
lo indios no hai palmas, ya no conocerán el nombre. VlDAU- 
R«E 155 menciona tb. llilla como indio. 

715. LIMAI. 

Hmái, m. p1. limáyes ■ n. vulg. de un crustáceo decapodo, ca- 
marón de mar que vive enterrado en la arena Ilippa eremita. 
Gay, Zool. III 185 no da nombre vulgar. [Cm.] 

VARIANTE: limáye, limañe. [Cm. i Sur]. 

ETIMOLOJÍA: Evidentemente un mapiche ¡iinañ que no 
está en los diccionarios. 

716. LIME. *^ 

lime, es según Gay, Zool. VIH 482 n. vulg. de los filopteria- 
nos, garrapatas o piojos de las aves. Supongo que es solo indio. 
No está ningún nombre vulgar en Gay, Zool. IV 100. Cp. nigua. 

ETIMOLOJÍA: mapuche F'ebrÉS: lime - garrapata. 

717. LINAO. 

lináo, m. - vulg. - un juego de pelota mui usado en Chiloé. 
La pelota tiene mas o menos, una cuarta de diámetro i es de madera o 
modernamente de tallo de 'cochavuvo" forrado en lona. La 'cancha' tiene 
una cuadra de largo; a cada estremo dos varas marcan la 'raya' por la cual 
hai que arrojar la pelota o que debe pasar un jugador llevando la pelota. 
Los jugadores hasta ciento trabajan desde la cintura arriba desnudos como 
en la 'chueca" de los indios. En jeneral se parece mucho al football rugby 
según dice Maldonado 50. Véase por lo demás Q/iiloé, C.WM)^. 55. 

ETIMOLOJÍA: No estoi seguro, pero me parece que el 



432 LINCALAHUEN — LINCUE 



juego es de ori'jen indio. No encontré, sin embargo, ninguna 
alusión al nombre en ios cronistas antiguos. Tampoco encuen- 
tro el étimo mapuche en los diccionarios, pero parece difícil 

que sea voz castellana. 

718. LINCALAHUEM. 

lincalahuén; m. - según Rosales 246 el linca-hiqueti (error 
por lagüen) es una yerba medicinal de media vara, parecida a 
los bledos colorados, con flores blancas en forma de cruz que 
al medio dia se ponen rosadas. 

No sequé planta es, ni si el nombre se usa. 

ETIMOLOJÍA: El segundo elemento el FebrÉs; lahuen - 
hierba medicinal. | El primero no lo comprendo; si fuera lineo- 
laJiuen seria el remedio para la "tropa, multitud, el ejércitOfi 
(Febrés.) 

719. LINGUE. 

* língue, ni. - i. n. vulg. de un laurácea arbórea, Persea lingue 
i Meyeniana, cuya corteza í;e usa en las curtiembres, cp. Rei- 
CIIE, Prod. ^ II. Su madera es valiosa por su duración i elas- 
ticidad; ibid. § 13. Cp. Gay, Bot. V 295. Carvallo 185, Mo- 
rillo 190. II 2. la corteza del árbol como materia industrial i 
comercial. || 3. papa lingue, f. - una clase de papas, Soiamim 
tuberosum, de Chiloé, Gay, Agr. II 117; Maldonado 336; CA- 
ÑAS, papa 18. 

VARIANTES: La pronunciación literaria es Iinge, lo que 
corresponde a la ortografía; pero es bastante usada la forma 
líñe; en el C,m. i Frontera es frecuente la pronunciación líne, 
que naturalmente no se puede espresar por otra ortografía ofi- 
cial. Le corresponderá la foima de Rosales 228, ligue i lige 
el pasaje es estraño porque se dice "el ligue, laurel i Hgen.) 

Hai dos fundos Lingue en los dep. de Lontiié i Laja; un iugarejo i dos 
fundos Linj^iícsen el dep. de San Fernando i un fundo Linceo (agua del lin- 
gue) en el dep.de Nacimiento. Ftknte.s 118, 119. 

DERIVADO: I. * alingarse, aliñarse, vulg. - se dice del ga- 
nado que se enferma cuando come hojas i semillas de lingue. 



LITRANUDO — LITRE 433 



II. lingál, m. -lit. -terreno en que hal muchos lingues, esp. 
cuando se esplota pelando los árboles. 

ETIMÜLOJÍA: mapuche, Febkés: lige - un árbol. 



718. LITRANUDO. 



lltranú(d)o, a. - vulg. - flaco, feo. [Chíloé.] 

ETIMOLOJIA: Es probable que sea de oríjen indio mapu- 
che. Talvez de HERNÁNDEZ: litJum - estar apretado o duro, 
como tierra apisoneada. | El significado primitivo es quizas "en- 
juten 

719. LITRA. 

h'tra, f. - vulg. - sarta de ají, según Guevara i66. [Fontera.] 
ETIMOLOJÍA: Guevara dice del mapuche, FebréS: 
unthan- levantarse, | étimo que no satisface ni por la forma ni 
por la idea. ¿Seria una forma estropeada por ristra? o talvez re- 
lacionado con 'Jiuitrin? 

720 LITRE. 

* lítre, in. - i. n. vulg. de un árbol de madera mui solida Li- 
thraea venenosa; Gav, Rot, II 44: Litrea venenosa o caustica; á^ 
su leña se hace "carbón de litrcir. Las hojas son venenosas i 
producen en individuos de cierta disposición erupciones cutá- 
neas. Reiche, Prod. § 12, 13, 23. Del fruto comestible .se hace 
chicha. II 2. vulg. - la enfermedad producida por la ".sombrati, 
según dice el pueblo, del árbol; "/¿ dio el litrew Cp. CÓRDOBA 
25. Rosales 227. Molina, An. 204. 

VARIANTES: litri, raro; líti, Olivares 37; lithi, Molina 
400; Feutllée, PHiLirpí, F. 768: lithe, Vidaurre 153. Según 
Gay, Bot. V 295 litclii es sinórn'mo de lingne; será erróneo. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: litJii - un árbol de mala 
sombra. 

DERIVADOS: I. * litróso, a - vulg. - persona que está en- 
ferma del 'litre.' 

II. * enlitrárse - vulg. - enfermarse del veneno del litre. 

III. litrál, m. - rejion en que hai muchos litros. 

Huí un fundo Liíre en el dep. de Vicluu|uen, tres fundos Li/resen los 
DICCIONARIO a8 



434 LIUTO — LOAN 



dep de Quillota, Talca i Loncomilla i tres fundos Lilral Qn los dep. de San 
Fernando, Curicó e Itata. 

721 LIUTO. 

* liúto, m.i. n. vulg. de una yerba con fibras radicales grue- 
sas llenas de fécula, Alstroemeria ligtu, amarilidácea; Gay, Bot. 
VI 84; Carvallo 10; según Saavedra 185 se llama \h. pere- 
grina o flor de la culebra. || 2. la fécula preparada de las raices 

= "chuño de liutoii, cp. chuño. Reiche, Prod. § 8: CAÑAS 34. 

VARIANTES: liútu, Philippi F. 762, Córdoba, 20; ligtu, 
FEUiLLÉEjligtoo líuto, Saavedra 185. yuto, Vidaurre I 122 
debe ser erróneo, libtu Fonck-Menendez II 60, 

ETIMOLOJÍ A: Es evidentemente una voz mapuche que en 
ortografía de Febrés, se escribiria liglitu. No está en ningún 
diccionario antiguo. Talvez la voz se deriva de mapuche, Fe- 
BRÉS: ligli • blanco. | por el color del interior de la raiz. Pero 
que el tu sea sincopado de tJiuvitr - polvo, como cree Cañas, es 
imposible. 

NOTA: Zerolo menciona el liutu l>ajo la voz chuño, pero no le da cabi- 
da en su lugar. 

i' 

722 LOAN. 

* loan, adj. - color amarillo rojizo o castaño claro que según 
VaSQUEZ se obtiene tiñendo con palitos de 'quilo'; se aplica 
casi solo al color de ovejas, de la lana i de mantas hechas de 
la misma [Centro.] 

VARIANTES: yoán [Aconcagua]; ¡luán [Nuble, Maule] 
Vasquez; Iloán [Sur.] 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebréS; luán - huanaco. Valdi- 
via: luán • venados del campo (!). | De modo que loan es sim- 
plemente "color de huanaco.-i 

NOTA: El nombre luán que según Gay, Zool. VIII 483 es vulgar por el 
animal Lama guanaco, nunca lo ha sido sino entre los indios, 3-a Rosales 
323 dice espresamente: los ouanaco!^ a quienes los indios llaman luán; \ i 
Carvallo 14: el luán que los españoles le llaman guanaco. \ Cp. huanaco i 
chilihueque. 

Luán es nombre de un lugarejo en el dep. de Angol, Luanco (agua del 
huanaco) es un fundo en el dep. de Laja. Fuentes 125. 



LOCO — LOCRO 435 



723. LOCO 

* loco, m. -n.vulg. de un marisco que se come mucho, Concho- 
Upas peruviana. Gav, Zool. VIH 482 i 200. 

Se llama tb. o al menos se llamaba «pié de burro»; Cp Ovallf 70. C<JR- 
DoiiA 25; Carvam.o 21; Moí.iXA, An. 2ii,Coinp. 417; Viimurre 216; Mal- 
sonado 61. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FEBRÉS:/<3ríJ - cierto marisco. 

NOTA: Si el nombre loco con que Philippi El. 95 denonljna la familia 
5«/rt de las aves nadadoras es particularmente chileno, i qué oríjen tiene, 
no lo sé. No lo encontré en los diccionarios castellanos. 



724. LOCRO. 

* lócro. m.- iit. - I. un guiso mui popular i de preparación 
bastante variada. Parece que siempre entran choclos, maiz ra- 
llado o chuchoca con papas, zapallos, porotos, ají; grasa i carne 
picada; según otros en vez del choclo , frangollo (trigo tritura- 
do) o harina de maiz tostado. En vez de carne tb. se adereza 
con jaivas, ostiones, erizos i otros mariscos. RosALKS 153. CA- 
ÑAS 35. Rosales N R. 96. Cocinero práctico chileno (Santiago, 
Lathrop igcxD) páj. 25. II 2. locro falso- el mismo guiso sin 
carne, para la cuaresma. II Rodríguez 286. 

Arjentiiui^ Granaíja 258: vianda de maiz cocido, aderezada con varios 
condimentos. Lafone 163: potaje de maiz i carne, a veces con porotos i 
con un poco de grasa frita de aji. El de chuchoca o de choclos es mui deli- 
cado. Guascha-locro es el que lleva algo en lugar de carne. | Cp. huacho. 

Dice. Ac. ^ ■" (.(locro^ (voz americana) m. guisado de carne, patatas o maiz 
i otros ingredientes». Dice. Ac. '- traia definición un tanto distinta. — Zf- 

ROLO. 

Ya que la voz está en el Dice. Ac. no la mencionan Arona i Palma. Xo 
sé si se conoce fuera del dominio.de los incas. Creo que nó. 

ETIMOLOJÍA: Es quechua locro; Middendorf 733 da 
solo la forma moderna del Cuzco, roj'ro - potaje de papas con 
ají colorado, llamado en Lima locro. Cp. Bertonio II 70, la 
cita s. v. chamelico. 



43^ LOICA 



725. LOICA. 

* loica, f. - I. n. \ulg. de un bonito pájaro cantor, que tiene 
la pechuga bien colorada, Sturnella vtilitaris; según Gay, Zool. 
I 350 Leistes americamis. MOLINA. 445. 

Según los cronistas los españoles antes los llamaban apcchicolorados», 

OVALLE 81, Roi^AI-ES 3I9, CARVALLO 25. 

II 2. * pera loica, f. - una clase de peras que tienen una man- 
cha colorada. 

VARIANTES: llóica [Cm.]; lloyca, Ovalle 8i; * yóica 
[Centro esp. Aconcagua.] 

La forma lloidi con que el pajarito americano está inmerecidamente en 
todos los diccionarios castellanos, pues estoi seguro que el nombre de loi- 
ca o IlóicíJ, de oríjen mapuche, no se usa fuera de Chile, es sin duda falsa. No 
la he oido nunca en boca del pueblo. Solo a algunos profesores de castella- 
no he oido la pronunciación con / acentuada. Creo que el culpable es Ro- 
dríguez. Valentín' ííormaz en su librito Correcciones lexicográficas sobre 
la lengua castellana en Chile (Valparaíso 1860) p. 13 dice en su tono cate- 
górico dioica, no existe... llóica'»; (porque solo esta última forma se encon- 
traba en el Dice. Ac.) Rodrkiuez 286 lo rectifica espresamente, diciendo 
que GoKMAZ «se equivoca, pues es ¡loica; consonante con chica"». Esta rec- 
tificación encontró admisión en el Dice. Ac^-. De ahí toda la confusión. 
Cp. Amxtnáteoui, Al través 194. (Rectifiqúese con estola indicación de la 
Introducción, páj. 64, que imputa la culpa del acento a la Academia. Se 
me habia escapado que la voz está en Rodríguez). No comprendo en ab- 
soluto en qué razón se funda la opinión de Rodríguez. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebréS: loyca, lloyca- un pájaro 
pechicolorado, que come el maiz. I La voz se deriva de Fe- 
KRÉS: /í>j', //¿y, /íJ/m- llaga, matadura. | Evidentemente los in- 
dios denominaban así al animalito porque la gran mancha colo- 
rada en el pecho del pájaro de lejos se parece a una herida san- 
grienta. En toda la lengua mapuche no existe la combinación 
oí; la palabra nunca se puede haber acentuado de otro modo 
que loica. Tampoco el pueblo chileno admite grupos como oi\ 
el castellano oído en el lenguaje vulgar es óido. Rodríguez ha- 
brá creído que tb. en llóica el acento era "un vicio de lenguajen 
como óido. 

Hai una aldea Loica en el dep. de Melipilla, un fundo Loica en el dep. de 
Vichuquen, un fundo Loicalelfun{\\Ano de la loica) en el dep. de Valdivia i 
un fundo Lloicaco (agua de la lloica) en el dep. de Itata. Füentes,I2i i 128. 



LOKJUILAÍIUEN — LONCO 437 



726. LOIQUILAHUEN. 

loiquilahuén, m. - n. vulg. de unas jeraniáceas muí comunes, 
apreciadas como forraje, Erodium cicutariuní i otras especies; 
comunmente llamadas "alfileriiloir. Gay, Bot. I 388. , En la 
nota dice el mismo autor que loiquilahuén es la denominación 
de los indios. Dudo mucho que la voz sea conocida por chi- 
lenos. 

VARIANTE: laiquilahuen,áe. Vidaurre 134 será errata. 

ETÍMOLOJÍA: mapuche, FebréS: loyquilahuen - el alfileri- 
11o, que es buen pasto; | derivado de ibid.: loyiin,lloyiin - estar 
aparragado, pegado al suelo, 

Molina, 373 creía que la planta era vulneraria porque su 
nombre chileno significa "yerba de llagas oheridasn. Derivaba 
el nombre evidentemente de Febrés: loy. Hoy, loyca - llaga, ma- 
tadura; I lo que no me parece aceptable. 

727. LONCO. 

* lonco, m. - I. vulg. -cabeza, pescuezo; esp. cortar el lonco 
a alguien = cortarle la cabeza [Centro a Sur]. || 2. vulg. - pelo; 
esp. tirar el lonco = vulg. - "irse a las mechas,., luchar tirándtjse 
del pelo [Frontera]. || 3. vulg. raro -el jefe indio, jen. llamado 
cacique [Frontera]. || 4. fam. - estar con lonco - tener rabia, 
estar irritado [Centro]. || 5 fam. - echar lonco enojarse esp. 
por malas bromas recibidas [Centro]. || 6. lit. - la última parte 
del estómago de los rumiantes que se usa como cuajo, el cuajo. 
Rodríguez 286. . , , 

«En los campos se contentan con cojer un poco de lonco ya seco i tomado 
del mas próximo a las tripas de una vaca, le deslien en agua i esta a<:;ua 
sirve para cuajar la leche.» Gay, Agr. I 437. 

Hai un fundo Idóneo en el dep. de Concepción, tres Lonco^hc (cabeza de 
hombre) en los dep. de Loncomilla, Cauquenes i Valdivia, dos lugarejos 
Loncomilla (cabeza o pelo de oro) en el dep de Vallenar i I-oncomilla; un 
dep. I.oncflpan^uc (cabeza de león) en el dep. de Mulchen; un fundo Lonco- 
toro (cabezada toro) en el dep. de Cauquenes; un fundo Loncotraro (cabeza 
de traro) en el dep. de Valdivia ; un fundo Longovilo (cabeza de culebra) en 
el dep. de Melipilla. Fuentes 1:3. , 



438 LORMATA — LÜCUMA 



ETIMOLOJÍA: mapuche, ¥e\íRÍ:s: /o/ico - la cabeza i el ca- 
bello; /<?«¿:í';z o /c/zcí'^íw - ser, estar de cabeza, principal, supe- 
rior, etc. I Lonco es en mapuche el término oficial con que se 
designa al 'cacique', al jefe de una reducción. /¿7;/X^<3/7/// = luchar 
tirándose del pelo, véase Esí. Araiíc. VII 7, 19. Cp. tb. Hongo. 

728. LORMATA. 

lormáta, f . - n. vulg. de los 'quiscos' grandes, Cereus spec; 
según Cañas 35. 

ETIMOLOJÍA: según Canas es palabra quichua. Así será, 
pero no encuentro la palabra en los diccionarios. 

729. LOYO. 

lóyO, m. - n. vulg. de unas 'callampas' grandes coloradas co- 
mestibles, que crecen a la sombra de los 'co'ú\\xg.s\ Boletus spec, 
Reiche, Prod. ^ 7. 

ETIMOLOJÍA: Ha de ser mapuche. Será derivado de ma- 
puche, Pebres: loyim - estar aparragado, pegado al suelo. 

730. LUALUA. 

lualúa, f. - una alga marítima comestible, parecida al 'luche'. 
No pude obtener el nombre científico. 
VARIANTES: lúa; lugalúga [Llanquihue.] 

Lugd como nombre de un fundo en Itata (Fuentes) será denominado de 
la planta. 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche. No está en los 
diccionarios. . . 

73L LÚCUMA. 

* lúcuma, f. - I. n. vulg. de un árbol frondoso del Perú que se 
cultiva en el norte i hasta en Ouillota i algunos otros puntos 
del centro, Lúcuma obovata, Gav, Bot. IV 377; hoi el árbol se 
llama * lúcumo, guardándose el femenino para || 2. el fruto mui 
apreciado del mismo árbol, j) 3. n. vulg. de otra especie, Lúcuma 
va/paradisea, cuyo fruto no se puede comer i que por el color 
^-j de la madera se llama tb. "palo coloradon. Gay, 1. c. T,y6 II 4. 

-// lúcuma de Castilla-segun Gay, Bot. VIII 411 ill 319 es deno- 

/" 



Á 4 /^-^rz 



^no 



LUCHE 439 

minacion vulgar chilena de la variedad mas chica del "membri- 
llori, Cydo7iiavidgaris. No sé si efectivamente se usa este nombre. 

DERIVADO. * lúcumo, m. - =lúcuma\ 

De las lúcumas de Coquimbo hablan Córpoba 22, Molina, An. 206; 
Cp. tb. OvALLE 14 i RonuJcrEZ, Eust. 70: lúciami ibid. 97 lúcumo.— Perú, 
ArhNA 318. Zekoi.u. Alcedo loS pone con acento falso hicúma. 

ETIMOLOJIA: quechua, Middendorf 734: rujyna - nom- 
bre de un árbol frutero, que en la costa se llama lúcuma; la 
fruta de este árbol. | La forma antigua quechua ha de ser lucma. 
Bertonio II 197 da como aimará: lúcuma - fruta de los yungas. 

La denoininacion Lúcuvui de un fundo en el dep. de Yungai i de otro 
en el Nacimiento, serán denominaciones nuevas, no antiguos nombres in- 
dios. Fuentes 125. 

732. LUCHE. 

* luche, m. - I. lit. - vulg. de una alga comestible, Ulva latis- 
sima^Gw, Bot. VIII 369. ReicíIE, Prod. § 8. Ulva lactuca, 
Philippi El. 313. Las hojas son crespas i cuando secas mui 
arrugadas de color negro verduzco. Cp. Ovalle 69, CÓRDOBA 
25, Molina, An. 194, Vidaurre 119. 

Cp. «Albas ninfas, las unas como las espumas del mar, morenas i encan- 
tadoras, Venus nacidas del luche, las otras»: B. Vicuña Macken.na, Stgo. 
32. I Véase tb. s. v. chuchi. 

II 2. - n. vulg. de una planta acuática hidrocarideácea de las 
acequias A)iacharis chilensis, Gay, Bot. V 423: a menudo llama- 
do luche de rio. 11 3. n. vulg. de varias plantas acuáticas naya- 
dáceas, Potamogetón spec. Gav, Bot. V 432; tb. llamado luche 
de rio. II 4. fam. - estar como luche - estar mui arrugado i os- 
curo [Centro i Sur] Rodríguez 287. (| 5. fam.- hacer luche 
alguna cosa - estrujarla, ajarla, haciendo una pelota en la mano. 
[Nuble]. 11 6. fam. - hacerse luche - encojerse, doblarse como un 
epiléptico. II 7. fam. - juego mui conocido de niños que consiste 
en empujar una piedra o tejo (-la peña. i) sobre las rayas de una 
especie de casillero dibujado en el suelo, brincando en un pié, 
casi siempre con el cuerpo encojido por mirar al suelo. ECHE- 
VERRÍA 194. Es el infernáculo del Dice. Ac.^'' 

VARIANTES: lúchi en ac.',-,-, etc., frecuente; no recuerdo 
haber oido esta forma en ac' Rodríguez 287 á^. lucho = luche' . 
Creo que la forma no es usada. 



OC N 



44° LUIDO— LULO 



DERIVADOS: I. luchecillo o luchicillo, m. - n. vulg.de una 
planta acuática, helécho, salviníácea, Azolla caroliniana; según 
Gay, Bot. VIII 411 Azolla )nagellanica. Id. VI 549 da solo los 
nombres vulgares "tembladerillan i "punbayemn. Este último es 
tan estrafio que lo creo erróneo. 

II. luchuicán, m. - vulg. - un guiso preparado con luche, se- 
gún Barros Grez. Voc 17. Por la formación de esta palabra 
cp. charqnican\ pero la segunda u es estraña. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: luche, lluche -yerba del 
mar que se come. ] Supongo que el nombre del juego se deriva 
de la planta, por la posición encojida del cuerpo; pero no seria 
imposible que el juego tenga otro oríjen. No sé si se usa fuera 
de Chile con este nombre. 

733. LUIDO. 

luido, a - vulg. - resbaladi/.o. [Chiloc ] 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrés: ///¿¿V¿ - derretirse, des- 
leírse. 

734. LUILO. 

lúilo, m. - n. vulg. de una planta de que los indios hacían 
chicha, según CÓRDOBA 20. No sé el nombre científico. 
ETIMOLOJÍA: Es mapuche según Córdoba 

735. [LULO.] 

lulo, m. - *fam. - 1. cualquier objeto largo i redondo, cilindrico; 
II 2. persona alta i delgada; jl 3. el rodillo. RODRÍGUEZ 288. II 
4. min. - pedazo de metal bueno, esp. oro, envuelto en trapo, 
pabilo ¡ sebo que los mineros roban de la mina escondiéndolo 
en el recto. [Huantajaya i otros minerales del Norte.] 

Para evitar los robos los trabajadores de las minas deben dejar su ropa 
de trabajo en un lugar determinado i pasar completamente desnudos al 
travos una barrera, al otro lado de la cual está la ropa con que andan fuera 
del trabajo. Por los lulos se alcanza a 'cangallar", no obstante todas las pre- 
cauciones. 

II 5. fam. jen. plur. - crespos, esp. los que las niñas se hacen en 
a frente, tb. llamados cachirulos (cp. Dice Ac.^'O o cachilulos; i 



LüMA 44 1 

los crespos largos del peinado antiguo usado hasta la primera 
mitad del siglo XIX. || 6. bajo - el pene. 

DERIVADO: * lulero, m.-fam.-el rodillo de madera, a veces 
sustituido por una botella; que se usa para estirar i sobar la 
masa para sopaipillas, empanadas, etc. RoDRi(}UEZ 288. 

VARIANTE: * ulero, vulg. 

ETIMOLOJÍA: Rodríguez I. c. quiere derivar la palabra 
del quechua //////// -brote, pimpollo; cp. MiDDENDORF 543: 
llullu, tierno, blando. ¡ Podria tb. pensarse en quechua, MiD- 
DENDORF 513: luluy -acariciar; | i aun en mapuche, Fep.RÉs: 
hilun • hacer ruido o estruendo, como mar, truenos, temblores, 
artillería, etc. | es decir el ruido de algo que rueda. Pero es mas 
probable que sea simplemente una trasformacion fonética del 
cast. rulo. Evidentemente la palabra encierra elementos onoma- 
topéyícos lo mismo que las voces indias mencionadas. 

736. LUMA. 

* lúma, f. - 1, n. vulg. de un árbol famoso por la resistencia de 
su madera, Myrtus liima, Gay, Bot. II 384; Reiche, Prod. § 8. 

Desde antiguo se usa para lanzas, pértigos, i muchos instrumentos. Cp. 
Rosales 119 i 227; CÓRDOB.A. 25; Molina 30^6. Se esportaba de Valdivia 
para el Perú; Juan i ULL0A46. Arona 318. 

II 2. lúma de Masatierra, f - n. vulg. de una mirtácea de 
Juan Yzxn^Viá^z, Myrceugeniaferiia)idep:iana:]owQ)\\, Flora de 
Jíian Fernandez 2^1 |I 3. lúma de Masafuera, f. n. vulg. de otra 
especie parecida, Myrceugenia Schulzii. JOHOW, ibid. II 4. lit. - 
palo que se usa como especie de arado. [Chiloé.] 

Se usan dos palos de unos dos metros de largo i puntiagudos, termina- 
dos en la parte superior por una bola plana, que se empujan, uno en cada 
mano i haciendo fuerza con el pecho o el vientre protejido por un cuero, 
para entrar en dirección oblicua debajo el terrón: una vez bien enterrados 
se les da vuelta con una palanca, un palo encorvado de una vara de largo. 
Este método primitivo de arar de orijen indio .se conserva todavía en Chi- 
loé. Cp. C'hiioé, Cavada 44; Maluonado 329; Gay, Agr. I 264. 

Véase tb. la cita de Rusales s. v. chilihueque. 

VARIANTE: lúmo, m. - usado por Saxfuente.s, Leyendas 
Xac. 117, en rima con "humo.i será forma errónea. 

DERIVADO: * lumílla, f - i.lit. - palos delgados de hima 



V' 



442 LUN — LUVUR 



para pJértígos que se venden con este nombre en las barracas de 
madera de Santiago. || 2. n. vulg. anticuado por luma"-. 

NOTA: Lumaco (agua de la luma) es nombre de una aldea en el dep. de 
Traiguén i de tres fundos situados en los dep. de Loncomilla, Angol i Union 
Fuentes i?.5. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrí:s: lunta - una madera 
muí dura; luviatiin • arar a brazos con una pala de luma 

737. LUN. 

lun, m. - n. vulg. de varios arbustos siempre verdes de las 
saxifragáceas, Escallonia spec. cp. Gay, Bot. III 51 i sig.; esp. 
E. myrtotdea, revoluta, argjiia; SQgnn MURILLO 80 tb. = mardo- 
ño, E. pulverulenta. Rosales 246 habla de las cualidades me- 
dicinales del lun. 

Lunes como nombre de un fundo en el dep. de Melipiila (Fuentes 125) 
será derivado de la planta. En Aconcagua hai tb. un «cerro de los lunes» 
denominado por la planta i no por el dia de la semana. 

VARIANTE: liún, Gay. 

ETIMOLOJÍA: Ha de ser mapuche; no está en los diccio- 
narios. 

738. LUNFO. 

lünfo, m -fam, -los troncos comestibles del cochayuyo,= 
huilte; véase s v. [Llanquihue.] 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: lügvii -raices del cocha- 
yuyo. , 

739. LUVUR. ^ 

luvur, según Gay, Zool. VIII 483 es n. vulg. del pez Tricho- 
mycterus maailatus . El nombre de este pez es bagre (véase s. v.); 
luvur es solo indio i está sacado de Molina 429 o Vidau- 
RRE 235. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: luvur, luvud, lluvür - 
el bagre. 



LLACA — LLALLI 443 



740. LLACA. 

lláca, f. - n. viilg. de los marsupiales DidelpJiis elegans i cras- 
sicaudatus Gay, Zool. I 84; comunmente se llaman "comadre- 
jati. No sé si Haca se usa por D. elega?is; Ga\', lo afirma por 
D. crassicatidatus. 

ETIMOLOJLA.: Es seguramente voz mapuche. No está en 
los diccionarios. 

741. LLAFAN. 

llafán, m. - vulg. anticuado - bolsa de cuero. 

<iEI coipu i el gíiülin, ú:iicos cuadrúpedos fluviales que se conocen en 
Chile, son dos pequeños castores en la suaviilad de su jielo. Los indios i la 
jente del campo de las pieles hacen bolsas que llaman llafan, i los españoles 
riquísimos sombreros». Carvallo 14. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febré.s: //aí/ízw - bolsa. 

742. LLAGUE. 

llague, m. - n. vulg. de una yerba medicinal usada contra 
inflamaciones cutáneas, "cocedurasi-; da una baya comestible 
[Nub'e]. No pude averiguar el nombre científico. 

VARIANTE: llágui [Nuble.] 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente voz mapuche, que no está 
en los diccionarios. 

743. LLALLI. 

llalli, m. - I. lit. ■ X^'curahud o el 'niaiz morocho' tostados (cp. 
las dos voces); los granos revientan i se esponjan formando rose- 
tas blancas, llenas de harina de llalli. O 2. hacer llalli una cosa - 
hacerla trizas, despedazarla. || Saavedra 186: Rodríguez 482; 
Cañas 36. 

VARIANTES: Halle; en Centro se pronuncia * yáyi (así Ro- 
ÜRIGUEZ) yáye i yái. 

Gav, Agr. II 96 dice «los campesinos mezclan [el curahue (!)] por siste- 
ma de economía a las hojas de sus mates lo que llaman llaHay, de la pala- 
bra araucana llalli, que es la harina tostada de una variedad de este grano)». 
No he podido comprobar este uso del llalli; en todo caso la forma de Gav 
es errónea. ..... 



444 LLALLANTE — LLAMA 



Al llalli chileno corresponde en la Arjentina anua o aunca cp. Lafone 
21 (<^ quechua, Middendorf 482: 'A<ik/!'íz - tostado); en Colombia: c/íí^íí^V 
cp. Uriiíe 85. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, Febrés: //^í///- flaco; llallihna - el 
maiz tostado, reventado, por otro nombre^//////; | cp. s. v.gul. 

744. LLALLANTE. *^ 

Hallante según Gay, Bot. VIII 411 n. vulg. de Genuichilense, 
yerba con Hores vistosas amarillas o lacres; pero id. II 277 dice 
"Vulgarmente "yerba del clavoii i entre los araucanos Hallante^. 

ETIMOLOJÍ A: Esta voz mapuche, Gay dice que la oyó 
entre los indios, no está en los diccionarios. 

745. LLAMA. 

*^llánia, m. i raro f. - 1. n. vulg. del animal doméstico' Auc/tenia 
//ama, Philippi, El. 61; según Gay. Zool. I 153: Lama gua- 
naco. 

El animal, que en los diccionarios castellanos a menudo se describe mal 
(cp. cualquier historia natural científica, p. ej. Breiim) es con toda proba- 
bilidad nada mas que una raza doméstica del huanaco silvestre. Existió en 
tiempo de la conquista en Chile, hasta Chjloé i se llarnó carnero u oveja de 
la tierra entre los españoles, i hucquc entre los mapuches. Cp. chilihucque 
i loan . 

CiEZA DE León 450: «Llaman los naturales [del Perú] a las ovejas lla- 
mas i a los carneros urcas... Paréceme que de ninguna parte del mundo se 
ha oido ni entendido que se hubiesen hallado la manera de ovejas como 
son las destas Lidias, especialmente en este reino [del Peni], en la Gober- 
nación de Chile i en algunas de las provincias del rio de la Plata». Cp. 
OviEpo IV 215, I 418.— Alcedo 104. 

En cuanto a la diferencia entre llama i huanaco, todos los caracteres que 
se encuentran como distintivos en los libros lo son solo mas o menos. Un 
buen observador científico moderno Ph. Ger.main en Voyage dWsuncion 
(Paraguay ) a Moliendo ( Pérou ) par la Bolivk (Actes de la Soc. Scient. du 
Chili VII, 5; Stgo. 1898 páj. 259-296) dice p. 277: «Néanmoins tous ees 
caracteres sont sujets au plus ou au moins, et j'ai noté des passages pour 
tous; a tel point qu'il existe dans les troupeaux de Llamas, des individus 
si semblables a des Guanacos, que je me demandáis, en les voyant, si ce 
n'était pas quelques-uns d'entr'eux qui sy étaient joints.D 

En cuanto al jénero de la palabra es sumamente estraño que se use hoi 



LLA>rR LLAMPO 445 



en Chile comunmente como masculino; es la única palabra grave india en 
a que es masculina sin designar (.t varón. b 

Barros Arana p, ej. I 71 usa el Huma; asi está tb. en Dice. Ac.^''> i Ze- 
KOLO. En cambio en el Perú se dice solo la llaína; c-p, Akona 325; asi 
dicen la traducción del compendio de Molina 476 i si no me equivoco 
todos los cronistas que usan la voz, lo que en Chile es raro. Veléz de 
Aragón le atribuye tb. solo el jénero femenino. Asi lo usan tb. Gav i 
Philippl 

Arona cree que el masculino se debe a influencias del francés le ¡ama en 
España. Es mui posible que así sea. No hai que olvidar que la palabra no 
es ni ha sido jamas propiamente popular en Chile; pues hoi solo existe en 
uso doméstico en el Xorte antiguamente peruano, donde se dice la llama. 

Filolójicamente no cabe la menor duda que seria preferible el femenino. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middendorf 523: llama -q\ lla- 
ma, antes de la conquista el único animal doméstico; el gana- 
do; en jeneral cada cuadrúpedo ma}-or. 

746. LLAME. 

llame, m. - vulg. - trampa para cazar pájaros. [Chiloé.] 
ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: llami - estera. | La idea 
primitiva será tejido de mimbre, juncos o gramíneas. 

747. LLAMPO. 

* Hampo, m. - min. - mineral desmenuzado, pulverizado. CA- 
ÑAS 35. Barba 3 i 160. 

Un llampo riquísimo. JoxAHEcnE 37. | Sin avaluar los llampos i metales 
que cada uno dio a los infinitos camaradas; id. 44. 

Catamarca, Lafone 199: /<'í7;//-;Í'?< - blando al tacto: metal desmenuzado, 
término minero en uso jeneral. 

VARIANTES: Uámpu; *yampo, pronunciación del Centro. 
Rodríguez 481. En la rejion minera se conserva la //. 

DERIVADO: llampéra, f - min. - martillo o'combo' para 
desmenuzar minerales; esp. los primitivos de piedra que se 
encuentran en las antiguas minas indias de Chuquicamata i 
otros lugares. Cp. Relato sobre la misión científica francesa 
en las Ultimas Noticias del Mercurio 9 de Febrero de 1904. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 524: lla77ifu- blan- 
do, suave. Rodríguez 481. | < aímará, Bertonio II 201: 
llamppo - blando. Dícese de la ropa, i de cosas molidas. 



44^ LLAMQUELLAMQUE— LLANCA 



748 LLAMQUELLAMQUE. ^ 

llamquellainque según Gav, Zool. VIII 482 es nombre 
vulgar de las mariposas grandes. En otra parte no se menciona 
tal nombre vulgar. No se usa entre chilenos. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: ¿lamquellavique -ux\ks 
mariposas grandes. 

749. LLANCA. - 

f 
* llanca, f. - I. min. - mineral de cobre de colorver de azulejo. 
El Dr. POHLMANN en Verhandlungen des Deiitschen Wissen- 
scha/tl. Vereins zu Santiago IV 85 lo define "Gemenge von Kie- 
selkupfer und Malachitn. || 2. hist. etnol. - adornos, esp. collares, 
sartas hechos de estos minerales i a veces de otras materias 
parecidas, mui apreciados por los indios de Chile. Medina 171, 
310, Guevara I 190, 217. Servian para pagas por delitos. 

Según NÁ.iERA 47 son sartas de piedras brutas, no trasparentes, que se 
ponen los indios en los sombreros (es decir, adornos de cabeza) o apretado- 
res de cabellos. | «Son piedras verdes i negras, variadas con vetas de uno i 
otro color que estiman mas que los diamantes i esmeraldas de que no hacen 
caso»; cada sarta es una paga, por cada muerte se dan diez pagas; Rosaj.es 
133. ] llancas como adornos de fiesta; Rosales 143. | sus collares i llancas, 
Bascuñan iQi; I muchas llancas i chaquiras; /(/. 202. | unas como cadenas 
de lasque llaman llancas, que sacan de ciertos peces del mar i son entre 
ellos de_gi:aiide estima; Ovalle 160. j Estas llancas serán los ojos de algu- 
nos peces. 

ETIMOLOJÍA: mapuche. Valdivia: llanca -wm.s, piedras 
verdes que los indios estiman. | FebréS; llanca • unas piedras 
verdes que estiman mucho, con que pagan las muertes, i se to- 
man por otras cualesquiera pagas de muertes; llancatu - las 
gargantillas de las indias, hechas de dichas piedras, o también 
de chaquiras, o cuentas de vidrios, i las mismas cuentas. | Es 
posible que la palabra sea de oríjen quechua o aimará, pero no 
lo puedo probar. 



LLAPIHUAR— LLAUCANA 447 



750. LLAPIHUAR. 

llapihuár, - vulg. - pestañear con lijereza. [Chiloé.] 
ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: llnped o lliipev - ■^esX.di. 
ñas, párpados; /////^v« - pestañear. ,. 

751. LLAPUI. 

llapúi, m. - vulg. - conjunto de remedios que se necesitan para 

hacer brujería. [Chiloé.] 

ETIMOLOJÍA: Talvez derivado de mapuche, Febrés 

llagh - parte, pedazo o mitad. | Llaghpui significaria: [esto] en-: ^ 

tra a formar parte. Cp. s. v. llanqui. ^ / 

^^___ &S -¡ 

752. LLARETA. /I/ /,oc 

llareta, f. -n. vulg. varias umbelíferas de la cordillera apren- ^\ 

. . . / 1 » '- 

sadas en cojines, Laretia i Azorella spec. Gav menciona la lia- 

teta de Coquimbo^ Azorella madrepórica, Bot. III 8o, su resina (^ 
es medicinal; i llareta^ Laretia acaulis, ibid. io6. r^ 1 , 

ETIMOLOJÍA: No habiendo ninguna voz castellana pare- / 
cida, ha de ser de oríjen indio. En los diccionarios no lo en- 
cuentro. 

753. LLAUCA. 



lláuca, f. - min. - i. el jaboncillo que se interpone entre la caja 
i la veta, en las minas. Según Caña.s 36. [Norte]. || 2. terreno 
fácil para trabajar en las minas. [Atacama]. (Talvez este signi- 
ficado se refiere al mismo de la ac.^) 

ETIMOL(3JIA: Según Cañas del quechua llanca. No 
puedo comprobar tal palabra, a no ser que se derive de MiD- 
DENDORF 524: llauík'ay, lian/cay • trabajar; | cp. llaucana 

754. LLAUCANA. \ 

llaucana- f. - min. -barreta corta de los mineros usada para 
picar la veta o 'llauca'. Cañas 36. 

VARIANTE: yaucána. Fernandez 82; B. Vicuña Mac- 
KENNA, Introd. a Rosales I p. XLVI. 



/ 



448 LLAULI-AU — LLAUQUE I LLAUQUETU 

Calamar ca^ Lafone 202: llaucana -barreta pequeña con que se desbara- 
ta lo que el tiro ha aflojado. 

ETÍMOLOJÍA: quechua, Middendorf 525: llauk' ana •\\^- 
rramienta, de Han/cay o mas antiguo llamk'ay - trabajar. | La 
forma intermedia es llaíivikana; cp. s. v. anchi. 

755. LLAULLAU. 

llauUáu, m. - n. vulg. de un hongo, Cyttaria spec. que se usa 
para preparar una bebida fermentada; cp. Reiciie, Prod. § 6. 

ETÍMOLOJÍA: Es seguramente voz mapuche que falta en 
los diccionarios. 

756. LLAUPANGUE. 

llaupángue, m. - n. vulg. de Francoa soncJiifolia^ yerba con 
roseta radical de hojas i flores blanco-moradas. Es medicinal; 
MURILLO 83: por lo astrijente se parece mucho al 'pangue'. 

VARIANTE: llaupanke, Eeuillée, Piiilippi F. 765. lian 
pangue de Gay, Bot. III 148 será errata, que después se repite 

id. VIII 411- 

ETÍMOLOJÍA: Probablemente mapuche, FebréS: //íí^/ü - 
parte, pedazo o mitad | -V panqué- dicha mata (en la voz ante- 
rior se habla áoX pangue); es decir: "pedazo de pangue o medio 
pangue.ii 

757. LLAUQUE i LLAUQUETU. 

I. llauque, m. - vulg. - i. propina de carne menuda,_( ríñones 
pana', criadillas, etc.) que da el matancero al que lo ayuda a be- 
neficiar el animal. [Frontera] II 2. la parte que toca a cada uno 
en cualquier distribución, esp. de regalos. [Frontera.] 

VARIANTE: llanqui. 

II. llauquétu, m, - una tajada o "tronchan de carne. [Fron- 
tera.] 

ETÍMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS- //<7¿^// - parte, pedazo o 
mitad; llaghn - partir, hacer'partes, descuartizar; brindar o pa- 
sar parte, llaghqnetun - participar de cosas comestibles; llagJi- 
qnetn - la parte que le toca a cada uno. 



índice provisorio 



rxjs. 

PRÓLOGO 

§ I a 4. Carácter de las publicaciones sobre americanis- 
mos « 

§53 13. Leí gaa i dialecto, capas de lenguaje 10 

.^ 14322. El castellano en América ¡c 

íí 2¡ a 24. Diccionarios nacionales; clasificación de las pa- 
labras ^ 20 

•^ -5 a Z^ Objeto e historia del libro presente. Colabora- 
dores i fuePresr.....r7r, ■... 22 

íi 39 2 47- Espansion jeográñ^a i etímolojía de las voces.. 32 

§ 48349. Fonética india i castellana -g 

.^ 50. Clasificación ideolójica \.. 35 

§ 51 a 54. Para quiénes escnbo I- • v...v^-.r.......... 31^ 

DICCIONARIO ETlMOLÓ]lCO-}^n^'-odí¿cdon 45 

.^ 55366. Observaciones sobre el Viatenal del dicciona- 
rio; admisión i clasificaciones, arrc^gl'' I^-iós'ártículos 4; 
Bibliografía crítica de las obras' sobre americanismos. 

.§ 67 a 77. Chile _, 58 

§ 78389. Sud-América (fuera d /Chile). 67 

.§ 90 a 98. Centro América, M,<;jico i listas jenerales 82 

Ortografía i pronunciación 

.§ 99 a T09. Castellano an^iíguo i moderno 90 

.í 1103113. Lenguas indias 99 

Autores citados 102 

Abreviaturas 115 

Signos -. ....„ 117 

DICCIONARIO EnM0LÓJIC0.-^ha?ta-7Íí^í???e:., :2i-448 



.^go 



Dtcc. y^/¿/. = Diccionario de Autoridades, Diccionario 
de la lengua castellana por la Real Acadentia Española. 
Edición en seis tomos. Madrid 1726 1739. 

Ercilla. = La Araucana de don Alonso de Erciila t 
Zúñiga, edición para uso de los chilenos... por Abrahaní 
Konig. Santiago. Imprenta Cervantes. 1888. 

FiGUEROA. = Vocabulario etimolójico de nombres chi- 
lenos i^ov Jíílio Figueroa G., Santiago 1903. 

(Contiene: Introducción, pájs. i a 8 Nombres jeográ- 
fieos, pájs, 9 a 143, Nombres propios de araucanos, pájí^. 
144 a 146. — Chilenismos procedentes de lenguas i»díje- 
nas, pájs. 147 a 167, — Estudio comparativo, pájs i, 68 a 
172 El autor no tiene los con jc'i^^.ieTUo'" '"ecca-ios Da- 
rá tal trabajo, sus etimolojía- jta- 
n'ente caprichosas; otras vccs_s soDrc todo cuando las 
correspondencias ind'is "ir.xi palmarias, naturalmente 
también son correcta^ inuchas voces que cita co- 
mo .ü ,'canas o ó' ' no se encuentran en nirgun 
libro. '■ '-:s rr icadas a chilenismos no se da 
ninguno ;>ificado; ejemplos: 
cocaví úai qi l.:. ', hoja de coca. 
cancha óg] quich.üi ¿¿z, maiz tostado, 
chapetón del araucano t. T^eton, ignorante, 
choco át\ amucano cIiol:.' vr^onao animal mojado 
chtiño del araucano chafn; éiu'-! de papa,) 
Hernández. = Dicciona hispano, compues- 
to por el R. P. Misionero .,*' i>' ^ Febrés, enriquecido 
de voce.c * mejorado por '-■'= R. '*. Misionero Frai Anta- 
' ■^^ i Ca/iadcf. \LiJ h^-... bajo la ins- 
w,i iv, r ■ lero Fr. ií^'iíd' Atijel Aitraldi. 

':5ri suprimido muchas voces i acepcio- 
ue í^ebrés que todavia sián en uso, pe- 
'gi'^ss voces nuevas que faltan en el 
orijmal. Soi. ^ évtas cito fel libro. 

Reed, catálogo, --Catálogo de las ay es chilenas por 
Edivyn C. Reed Anales déla Un¡ver¿;da], tomo 93 
pájs. 197 i sig. 

Vasquez. = Voces de mi tierra, por Prdro ..' '. Fasquez 
Ciudad, artículo publicado en El Chileno, diaí»o d.^' Sar 
tiago, el 30 de Mayo de íQc .'. (Año XXI rúmeirb J658) 
Véase § 76. 

Suplemento a las a^ kas, pájs. 1 15 i s^j. 

— burl. burlesco, té. oso o festivo. 

met. o metaf. — meta atiente. 

refl. — reflejo. 



f 

LOS ELEMENTOS INDIOS DEL CASTELLANO DE CHILE 

ESTUDIO LINGÜÍSTICO lETNOLÓJlCO 
PRIMERA PARTE 



DÍGGIONARIO ETIMOLOJIGO 

DE I.AS 

TOCES '!:BIIE1IáS derivadas de LEÜSSAS INDIJENAS AOICANAS 

pon EL 
Di*. Rodolfo fieiix 

Profesor ddl Instituto Pedagójico de Chile 



(ruMicado como anexo a los anai.es de la Universidad de Chile) 



^.(^JÍ^^Vs^^S^C*^^^/ 



SEGUNDA ENTREGA 



'Oí^^^^'^s5;cK^=^ASv^c^ 



SANTIAGO ÍDK CHILE 

BANDERA, 50 
1910 



\ky 



OBSERVACIÓN 



Al encuadernar este toino se ruega intercalar entre Jfa r 

tada ¡ el Prólogo de la pritiTíra entrega las hojas con 'numei 

cion romana de la segunda entrega. f 

/ 

EN COMISIÓN PARA LA VEÍÍTA:' 



Librería Inglesa de HuME i C *' Ahumada 357, Santiago 
Chile. 

Librería Alemana de JosÉ ÍVENS. Lira 34 A. Santiago • 
Chile. 

Kaiil W. Hiersemann, Buchhándier, Konigstrasse 29. Lei 
zig. Alemania. 

Librería General de Victoriano Suárez. Preciados 48. M 
drid. España. 



I 






-^7^ 



^ 



\ 



} 

LOS ELEMENTOS INDIOS 

DEL 

CASTELLANO DE CHILE 



IMílMEltA PARTE 



V 






..^¡>^' 



i I 









LOS ELEMENTOS INDIOS DEL CASTELLANO DE CHILE 

ESTUDIO LINGÜÍSTICO lETNOLÓJlCO 

PRIMERA PARTE 



DICCIONARIO ETIMOLOJiCO 



VOCES CHILENAS DERIVADAS DE LEMÜAS IHDIJEÍIAS AHERICAKAS 



POR EL 



Dr. Kodolfo liCiiz 

Profesor del Instituto P¿dagójico de Chile 



'Publicado como anexo a los ANAI.E^ ríe la Universidad de Chile) 



V Cí2:íS~ -4:í¿i¿/-.j' ,^^: 



SEGUNDA ENTREGA 

(• -•" t! 



SANTIAGO DI': i UíLIT' 

H A N U E k A , 50 
1910 



A. ÜA^ERTENCI^V 



En Setiembre de 1905 se entregó a la circulación privada i 
ai reparto oficial la primera parte de este libro (pájs. i a 448). 
cuya impresión habla demorado mas de un año. Prometí en- 
tonces que el tomo estaría concluido dentro del año de 1906. 

Desgraciadamente el mal estado de mi salud, quebrantada 
por el exceso de trabajo que me había costado la preparación 
del libro, junto con una acumulación estraordinaria de tareas, 
a la que me obligaban mis cátedras i una suplencia en el Ins- 
tituto Pedagójico, no me permitieron seguir copiando i orde- 
nando para la imprenta mis papeletas. Sólo en Mayo de 1908 
un tanto aliviado i mas libre de obligaciones estraordinarias 
pude volver a este trabajo. En Agosto del mismo año comen- 
zó la impresión de la segunda mitad (páj. 449 i sig.) i desde 
entonces nunca ha faltado manuscrito en la imprenta. Por des- 
gracia, i muí a pesar mío, la impresión sólo se hizo muí despa- 
cio, de modo que mis esperanzas de ver el libro concluido en 
Setiembre o en último caso en Diciembre de 1909, como lo ha- 
bla anunciado; quedaron nuevamente frustradas. 

La demora involuntaria en la aparición de la segunda parte 
me hizo posible agregar los varios suplementos siguientes. Rue- 
go a los lectores me perdonen la molestia i los tomen en 
cuenta. 

Stiplenxento I. Nuevas voces, que faltaban en el cuerpo del 
libro; (con numeración continuada). 



ADVERTENCIA 



Suplemento II. Correcciones i adiciones a las voces enume- 
rnclas en el Diccionario Etiinolójico. (La numeración corres- 
ponde a la de los mismos artículos correjidos.) 

Suplemento III. Correcciones i adiciones al Prólogo i a la 
Introducción, con fé de erratas. 

He creído necesario ademas agregar una lista estrictamente 
alfabética de todas las voces chilenas, americanas i, en jeneral, 
castellanas que se tratan en el libro. Esta lista aparecerá por 
separado i contendrá a la vez las etimolojías indias del mapuche 
en escritura fonética 

De este modo se ganará una base segura i cómoda para la 
consulta durante la prosecución de los estudios lingüísticos i 
etnolójicos con que espero continuar este trabajo conforme a lo 
espuesto en el Prólogo. 

No se me escapa que unas cuantas de las etimolojías pro- 
puestas como posibles (;no como seguras!), sobre todo en la 
primera parte, parecerán a los filólogos competentes un tanto 
atrevidas. En algunos casos el afán de proponer algo me ha 
seducido mas allá talvez de lo permitido. Ruego, sin embargo, 
a los críticos que se fijen bien, si doi una etimolojía con el ca- 
rácter de categórica o como mera insinuación. A veces descu- 
brimientos posteriores de otros significado* de alguna palabra 
han confirmado a posteriori lo que en un principio parecía di- 
fícil. Ademas, antes de haber recojido i comparado todo el ma- 
terial para cada fenómeno fonético, yo mismo carecía de b^se 
segura. Mí criterio inicial para la aceptación de las palabras ha 
sido negativo: "esta palabra, en cuanto sepamos, no es palabra 
que se haya usado en España, de consiguiente es de suponer 
quesea formada en América i probablemente tomada de algu- 
na lengua indíjena.n El número de las voces que no figuran en 
el Diccionario oficial i sin embargo parecen ser antigua propie- 
dad castellana es bastante elevado. Por desgracia no existe, 
por ahora, un diccionario de todas las voces conservadas en 
los documentos del castellano antiguo i anteclásico (¡hace falta 
un GODEFROV!). Por este motivo, en muchos casos, no es posi- 
ble solucionar con todo acierto las cuestiones dudosas. Pero su- 
cede también que a la primera lectura una etimolojía parece 



ADVERTENCIA 



fonéticamente imposible, porque el lector no se da cuenta del 
valor fonético de los signos usados por los lexicógrafos de las 
lenguas indíjenas. Si se lee por ejemplo que nitro}nie{^^]. 825 ) se 
deriva de una palabra mapuche escrita ^///f«, eso parecerá es- 
traño a primera vista i, sin embargo, es absolutamente seguro i 
normal, g es en la escritura de Febrés una ?i velar ( n), que a 
menudo pasa en chileno a n\ ii es una vocal parecida a la y del 
polaco i setrasforma en boca española de preferencia en i: t i 
ih (de Febrés) son a menudo sonidos que se pueden sustituir; 
es decir que la misma palabra se dice en mapuche ya con /, ya 
con /' (/í apico-prepalatal); la « es terminación verbal^que se 
suprime cuando se agrega la terminación sustantiva hiie. 

I asi todo queda esclarecido. 

Todas estas leyes de fonética tendré que esponerlas en el 
segundo tomo de mi libro, i entonces se hará una revisión mi- 
nuciosa de las etimoloji'as. Suspéndase, pues, el juicio sobre ta- 
les etimolojías hasta que yo haya espuesto los antecedentes. 
En la lista alfabética de todas las palabras convendrá por eso 
escribir las etimolojías en trascripción fonética, en cuanto sea 
posible en vista de la falta de tipos en la imprenta, o, al menos, 
de un modo uniforme. 

Réstame espresar mi gratitud a todas las personas que me 
han ayudado en este trabajo, cuya elaboración me ha ocupado 
durante mas de diez años, i a los críticos, que han juzgado fa- 
vorablemente mi libro, aunque era sólo un trozo incompleto. 
El venerable Néstor de la ciencia chilena, don DiECio Barros 
Araxa, fué quien le dio la bienvenida en un artículo publica- 
do en El Ferrocarril^ el 28 de Octubre de 1905. La prematura 
muerte del sabio me impidió ofrecerle la dedicatoria del libro 
entero, como lo habria deseado, en señal de gratitud por la bt - 
nevolencia con que él siempre me ha alentado en mis estudios 
de la lengua i cultura primitivas de Chile, desde el dia en que 
se dignó pedir mi colaboración para el artículo sobre Ling'ns- 
tica Americana que publicamos en Los Anales de la I nivcrsi- 
dad en 1893. Don Tomas Guevara publicó dos artículos, uno 
en í^a Lei,áe. Santiago, el 2 de Noviembre i el otro en El tíur, 
de Concepción, el 6 de Noviembre del mismo año. Críticas nu- 



ADVERTENCIA 



tridas como esas, las habría deseado por docenas, pues me tra- 
jeron fuera de otros detalles unas veinticinco palabras nuevas 
que faltaban en mis apuntes i que ahora aparecen con su nom- 
bre en el SupUíiienío I. 

En cambio, de la lista de palabras que se me ofreció en un 
artículo de La Lei, del 5 de Noviembre del mismo año, con la 
firma JUAX P^EKNAXDEZ, apenas resultó una media docena de 
anotaciones nuevas, pues unas cuantas de las voces propuestas 
ya estaban impresas en ei libro, i la mayor parte de las demás 
eran palabras de oríjen español como alcance,, broceo, aparta i 
otros términos nu"neros. Vtjces puramente doctas i derivadas de 
nombres jeográficos chilenos como atacamita, hiiantajayitay 
que, con la Mineralojía de DOMEYKO o cualquier testo moder- 
no en la mano, se podrian aumentar fácilmente, no las he juz- 
gado dignas de figurar en mi libro, porque no encierran ningu- 
na enseñanza lingüística ni etnolójica, mientras que los térmi- 
nos, doctos también, como hcldina, Jutevilitia, que han encontra- 
do cabida, comprueban siquiera el valor de las esperiencias de 
la medicina popular indíjena. 

En España don Julio Cejador dio cuenta de mi libro en 
La España Moderna, del i." de Agosto de 1907; lo mismo hi- 
cieron en Alemania los profesores H. MoRF, de la Universidap 
de Berlin (en el Atchiv fiir das Studiuní der mueren Spra- 
chen nnd Litterature?t, tomo 117, páj. 240), Adolfo ZaUNER 
de la Universidad de Viena (en Behaghel und Neumann's, 
Literaturblatt fiir germanische und rovianiscJie PJiilologie. to- 
mo 1908. N. I, páj. 25 a 28), i el Dr. W. Lehmann, etnólogo de 
Berlin (en Zentralblatt für Anthropolo^ie XI páj. 195). De la 
única crítica discordante, que apareció en la Revista Católica 
(\. 103 del 4 de Nov. de 1905) me ocupo en el Suplemento 
III. 

Ruego a todos los lectores chilenos e hispano americanos 
en jeneral, se sirvan mandarme directamente todas las obser- 
vaciones acerca del uso de los indianismos castellanos que 
puedan contribuir a completar i rectificar mi trabajo. Así mis- 
mo, quedaría muí agradecido a los críticos i a los editores de 



ADVERTENCIA IX 



revistas en que se publiquen observaciones acerca de mi libro 
si quisieran hacerme llegar un ejemplar de sus artículos, para 
poder tomarlos en cuenta para la continuación del trabajo. 



Dr. Rodolfo Lenz. 

Casilla 844. Santiago de Chile. 



Febrero de 19 10. 



^;^^^^^%^l^^_^_^^*^^^^^^^;^^'^(^^.^'^§^^^_^^ 



TABLA DE MATERIAS (*) 

PÁJ: 



Advertencia V 

T.^bla de materias XI 

LOS ELEMENTOS INDIOS DEL CASTELLANO 
DE CHILE 



Próloao. 



Carácter de las publicaciones sobre americanismos, .í i a 4. I,en- 
gua i dialecto; provincialismo?, ^538. Norma del lenguaje, 
g 9. Diferentes capas del lenguaje. .í 10. Lenguaje iiterano, 
nacional i familiar, íj 11. Dialecto, ?; 12. ¿Qué es castellano? 

§ 13 ; ••• 7 

El castellano en America. Fonética, § 14. Morfolojía, >; 15. Sm- 
táxis, í 16. Diccionario, § 17. Las voces de historia natural, 
§ 18 i ig. Palabras culturales, ,^ 20. Diferenciación posterior, 
^2r. Ejemplos, §22 '5 

Necesidad de un Diccionario hispan -americano completo, í; 23. 
Clasificación de las palabras, ^24 20 

Objeto del libro presente, § 25. Su historia. § 26 i 27. Colabora- 
dores i conferencias, § 28 i 29 (véase e'; Supl. III páj. 905... 22 

Fuentes: Nombres de plantas i animales según gay i su revisijn, 
§ 30 a 32. Nombres falsos de GAY, .§ 33 i 34 25 

Voces sacadas de los cronistas de Chile, Í5 35. Voces sacadas de 
la literatura nacional, ,^ 36. Comprobación por citas, !; 37. 



C^) Se recomienda encarecidamente cijnsullar los .SiUilcmento 



INDICE 



PAJS. 

Fuentes lexicográficas i SUS citas, ,í 38 29 

Espansion jeográfica de las palabras, ^ ^q 32 

Comprobado ti de las etitno/ojías indias, \ 40. Criterio en caso 
de falta de documentación indíjena. Indicios interiores, S 41. 
Indicios esteriores, .:j 4?. Dificultad de la comprobación de 
etimolojías indias, § 43. Los cambios fonéticos, >; 44. Su com- 
probación, íí 45. Voces procedentes del mapuche, quechua 
i otras lenguas indíjenas, ;:$ 46. Seguridad relativa de las étimo 
lojías, .^ 47. Asimilación fonética (^j 48) i morfo'ójica de las vo- 
ces indíjenas, í^ 49 32 

Estudio sicolójico i etnolójico de los elementos indios, í; 50 39 

Carácier especial del libro en c<;mparacion con los diccionarios 
de americanismos, =^51. Para quiénes escribo, § 52. Adverten- 
cia a los lectores estranjeros, .i 53. Importancia del libro para 
el problema de la mezcla de razas, .554 39 

IHCCIONARIO ETIMOLOJICO DR LAS VOCES 
CHILENAS DERIVADAS DE LENGUAS INDÍ- 
JENAS AMERICANAS 45 

Introducción 47 

Observaciones sobre el material del diccionario, § 55. Fuentes 

del Diccionario, § 56 48 

Clasificación jeo^táfica de las palabras, § 57. (Véase también 
Supl. III, páj. 907 i la Lista jeográfica de provincias i departa- 
mentos, en la misma pajina.) El Norte, § 58. El Centro i 
el Centro Meridional, ^ 59. El Sur, § 60. La Araucanía, § 61. 
Chiloé, § 62. Datos estadísticos sobre la población de Chile, 

§ 63 49 

Admisión de palabras simples i derivadas, \ 64 54 

Clasificación social de las palabras, § 65 56 

Orden i arreglo de los artículos. §66 56 

BIBLIOGRAFÍA CRÍIICA DE LAS OBRAS SOBRE AMERICANISMOS 

I. CHILE, § 67 a 77 A 58 



índice XIII 

PÁJ 3. 

J . R. Saavedra, (dramática elemental, § 68. Z. Rodft^uez, Dic- 
cionario de Chilenismos, § 69. A P. del Solar, Reparos, ^ 70. 
R. B. Gumucio, Apuntes sobre el Quichua, ^ 70 A. Supl III, 
páj. 909. C. Ortúzar, Diccionario Manual, §71.^. Echei'erríu, 
Voces usadas en Chile, § 72. A Fernandez, Nuevos chilenis- 
mos, ^ 73. M. L. Anuinátegui Reyes, B irrones gramaticales, 
Al través del Diccionario, .^ 74. M. L. Amunátei^ui, Apuntacio 
nes lexicográficas, .^ 74 A. Supl. III, paj. 909 T. Guevara, Lista 
de vuces derivadas del mapuche, § 75. iV. Va¡,quez Ciudad, Vo 
ees de mi tierra, § 76. A. Cañas Pinochei, Estudios etimolóji- 
cos,§ 77. M- A. Román, Diccionario de Chilenismos, § 77 
A. Sup'. III, páj. 912. Fig7ieroa, Vocabulario etunolójico 
páj . 916 58 

II. SUD-AfíÉRICA FUEK.'^ l)t CHILE, § 78 a 89 67 

Arjentina: D. Granada, Vocabulario Rioplatense, ^ 79. 6". La- 
fone Quevedo, Tesoro de Catamarcjucñisiiios, ^ 80 68 

Perú: J .de Arona, Diccionario de Peruanismos, ^81, R. Palma, 
Neolojismos i Americanismos, vj '^¡2. R. Palma, Papeletas lexi- 
cográficas, í; 82 A. Sap!. III, páj. 917 70 

Ecuador: P. F. Cevallos, Catálogo de errores, § 83. C. R. Tobar, 
Consultas al Diccionario, ^ 84 72 

Colombia: R. J . Cuervo, Apuntaciones críticas, §85. R. Uribe, 
Diccionario Abreviado, ^; 86 74 

Venezuela: /. Calcaño, Ei castellano en Venezuela, ?í 87. j. D. 
Medrano, Lenguaje maracaitiero, ¡^^ 87 A. Supl. III, paj. 918 B. 
Rivodó, Voces nuevas, ij 88. A. Rojas, Ensayo de un Dicciona- 
rio, § 89 77 

Br.'VSIL: Beaurepaife Rohan, Diccionario de Vocablos Brazileiros, 
§ 89. Nota. J . Romaguera Correa, Vocabulario Sul Rio Cran- 
jense, § 89 Nota 2. Supl. III, páj. 918 81 

III. Centro-a.mérica: § 90 a 97 82 

Costa-Rica: J. Fernández Ferraz, Nahuatlismos, ^ 90. C. Lragini, 
Diccionario de Barbarismos i Provincialismos, ^ ()\. 82 

San Salvador: S. J. Batberena, Quicheismos, ^ 92 83 

Honduras: A. Membreno, Hondureñismos, nÍ 93 85 

Guatemala: A. Batres /áuregui. Provincialismos, vj 94 S5 

El mismo: El castellano en .América, í; 94 A. Supl. III, páj. 918 

Méjico: E. Mendoza, Palabras mejicanas, .:? 95. F. Ramos, Dic. 



XIV ÍNDICE 

PÁJS. 

de Mejicanismos, >; 96 87 

Cuba: E. Pichardo^ "Dice, provincial, 5; 97. /. M. Mactas, Dice. 
Cubano, í:í 97 A. Su|)l. III, páj. 919 88 

LISTAS JKNKKALP:h UE AMERICANISMOS, § 98 89 

Alcedo. Oviedo, í^ 98. L. Wiener, Pseudo-Karaibisches, -i 98 A. 
Su¡)l. III, paj. 921 89 

ORTOGRAFÍA I PRONUNCIACIÓN, i; 99 a I I 3 90 

Oitografía antigua castellana, .^í 99. Reimpresiones, § loo. Orto- 
i^rafía moderna, § loi, — hu,gu = \v, § 102. — /^ %>. § 103 — r, s, s, 
§ 104. — r, rr, ir, % 105. — h, j, § 106. — «, n^, ^ 107. — //, y, 

í; 108. — d intervocal, ij 109 92 

Escritura de las lenguas indias, ij i lo a 113 99 

Mapuche, ij 1 1 1 i i? 1 1 1 A. Snpi. III, páj. 923. Sinopsis ortogiá- 
fií a del mapuche, i? i i 2.— (^)ueclnja i Aimará, i? 1 13. 

AuiÜRt.S CI'JADOS 102 

Suijleniento a los mismos. Supl. III 924 

Abreviaturas 115 

Suplemento a las rnisra>:s. Sn¡)l. III... 926 

Signos 117 

FÉ DE ERRATAS para ias pájin.is la 115 927 

DICCIONARIO ETIMOLOJICO (*) 

A. páj. 121 Siipl. I páj. 791 Supl. 11 p. 839 

B. páj 143 Supl. I páj. 793 S'jpl. II p. 842 Véase ib. V. 

C. páj. 149 Supl. I páj. 793 Supl. II p. 843 Véase tb. S. 
Ch. p. 234 Supl. I páj. 804 Sup!. II p. 857 

D. páj. 332 Supl. I páj. 812 Supl. II p. 870 

E. páj. 339 Supl. I páj. 814 Supl. II p. 871 

F. páj. 341 

G páj. 343 Supl. I páj. 8(4 Supl. II p. 871 Gu véase Hu 

H. páj. 351 Supl. II p. 871 

Hu, gu = W. páj. 356 Supl. I p. 815 Supl. II p. 871 



{■'■■) Una lis'a alf.ibética de todas las palabras, derivaciones i variantes se puV)ii- 
c;irá en la seí;uní¡a parte de la ()l)ra. 



ÍNDICE 



país. 



I. páj. 409 Supl. I páj. 820 Supl. II 

J. páj. 415 Supl. II 

L. páj. 420 Supl. I páj. 821 Supl 

Ll. páj. 443 Supl. I páj. 822 Supl, 

M. páj. 455 Supl. I páj. 823 Supl 

N. páj. 519 Supl. I páj. 825 Supl 

Ñ. páj. 525 Supl. I páj. 826 Supl. II 

K- páj. 536 Supl. I páj. 827 

Ó. páj. 537 Supl. II p. 888 

P. páj. 539 Supl. I páj. 827 Supl. II 

Q. páj. 649 Supl. I páj. 831 Supl. II 

R. páj. 676 Supl. I páj. 833 

S. páj. 690 Supl. I páj. 834 

T. páj. 697 Supl. I páj. 835 

U. páj. 756 

V. páj. 763 

W. páj. véase Hu. 

Y. páj. 776 Supl. I páj. 837 

Z. páj. 784 



876 
876 
876 
879 

S80 



889 
896 



véase tb. Z, C. 



Suplemento I 

Palabras que se han omitido en su lugar alfabético correspon- 
diente 79' 

Suplemento II 

Correcciones i adiciones a las voces enumeradas en el Diccio- 
nario Etimolójico 839 

Suplemento III 

Correcciones i adiciones al Prólogo i a la Introducción. Fé de 
Erratas para las pajinas i a 115 905 

Anexo 

Juicios de la Prensa Científica 931 



LLAUTO — LLEPU 449 



758. LLAUTO. 

lláuto, m. • hist. etnol. - i. la faja con que los indios quechuas 
i esp. los incas de la familia real adornaban la cabeza; por mas 
detalles véase la etimolojía. || 2. la faja parecida que usan los 
mapuches; ellos mismf'S la llaman trari-lonko "la amarra del 
pelo.. I 

Es estraño que la voz frecuente en Ekcilla por ej. Canto XVI. ed. de 
KüNir, páj. 105) I en los cronistas que haMan de los incas, no esté ni en D¡cc. 
Ac. ni ZEROLo.Cp. p. ej. Medina 168; 171. 

En CoRTKS Hojea, An. Hidrog. V 505 está por error: llantos de paño 
de colores. 

VARLANTE: Uáutu. 

ETIMOLOJÍA: quechua. r^IiDDENDORF 515: llaufn \llaifii 
- el diadema de los incas, en particular el del rei, que se distin- 
guía del llaiíu común por un fleco de lana roja que se estendia 
de una sien a la otra, cubriendo la frente. 

759. LLÉIVUN. 

Uéivun, m. - n. vulg. de varias ciperáceas, Gay, Bot. VI 162 
i sig., particularmente las especies largas que sirven para hacer 
lazos, que sin embargo no son niui resistentes; según ReiCHE. 
Prod. § 10 esp. Cyperiis laetns. II 2. el lazo hecho de la planta. 
Guevara 166. 

VARIANTES: Ueivún, parece que el acento vacila en todas 
las formas, mas o menos; reivun: deivun [Centro merid.] yei- 
vun [Centro]; lleigun, yeigun [Xuble]. Es errónea la forma 
lleivum de Gay, Bot. VIII 411. 

ETIMOLOJÍA: Es evidentemente nombre mapuche: talvez 
relacionado con VALDIVIA lleujín - crecer, Ueiitun - retoñecer el 
árbol, I o con FebrÉS: reyvhn - mezclarse, revolverse. 1 La rela- 
ción con FebrÉS: llein, lleun - derretirse, en que piensa Gueva- 
ra, es poco probable 

760. LLEPU. 

llépu, m. - vulg. - I. cesto redondo de unos 70 cm. de diáme- 
tro, casi plano como fuente, de fabricación indíjena, usado por 
DICCIONARIO 29 



4 50 LLEULLE— LLEUQUE 



los mapuches para desgranar i aventar pequeñas cantidades de 

trigo, o como medida, según Carvallo 163 = dos celemines; 

cp. chiJnia i la cita de FebrÉs en laetimolojía. || 2. nidada; p. ej. 

un llepu de culebras [Sur]. || 3. hacer Uepu la gallina - echarse 

al suelo estendiendo las alas un peco. [Chiloé.] 

VARIANTES: llépo, Guevara 166. llepúe, Carvallo 1. c 
ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrÉS: llepii ■ un cesto tejido a 

modo de fuente con que miden, i hace un almud a lo menos. 

761. LLEULLE. 

lleulle, m. - lit. - i. soldado débil i falto de disciph'na; se apli- 
có a la i'cívicos'i antiguos quelucian trajes vistosos, pero hacian 
pocos ejercicios. i| 2. persona cobarde, inútil e inepta. CaÑAS, 
36. II [Centro merid. Sur.] 

ETIMOLOJÍ A: Talvez del mapuche, FebrÉS://¿z^« - derre- 
tirse, desleirse, ¡ con la partícula lie (cp. FebrÉS, Art. páj. 71); 
lleullen seria ^estarse derritiendo por completo-i. Pero es posi- 
ble la esplicacion de Cañas, quien 1. c. dice: "Parece que esta 
palabra ha sido tomada del nombre del cerro Lleulle, cercano a 
Mulchen, donde es fama fué derrotado un escuadrón de indios. 
Se dice de los cuerpos militares de caballería bisónos, que son 
lleulles. y\ Es posible tb. que esté relacionado con la palabra 
siguiente. 

762. LLEULLEQUEN. y^ 

Ueullequen según Gay, Bot. VIH 482 serian, vulg. del Fal- 
co sparverius; pero id. I 227 dice "vulgarmente cernícalo, i Lien- 
llequen o ocori entre los araucanos. n 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebrÉS: Ueullequen - cernícalo. 

763. LLEUQUE. 

lléuque, m. - n. vulg. de una conifera arbórea cuyas semillas 
se comen, Podocatpus andina; Gay, Bot .V 403. Según PniLlP- 
PL El. 301 Pruvinopitys elegans. 

VARIANTE: lléuqui, así Gay. 



LLICOLLICO — LLIGUES 45 I 



ETIMOLOJIA: Sin duda voz mapuche que falta en los dic- 
cionarios. 

764. LLICOLLICO. 

UicoUícO, m. - n. vulg. de un insecto, no sé cuál. [Xuble.] 
ETIMOLOJIA: Es sin duda voz ma[mche que falta en los 
diccionarios. 

765. LLIDE. 

Uíde, m. - vulg.- residuo, 'concho" que queda de la manteca 
de chancho cuando se derrite. [Chiloé.] 

ETIMOLOJLA: mapuche, FebréS: Ilid - la borra i asiento. 

766. LLIGUE. 

papa llígue, f - n. vulg. de una clase de papas, Solayiiini tube- 
rosuvi, de Chiloé. 

VARIANTE: llílle, Maldonado 336. 

La pronunciación de ambas formas st.x7i.ytye. 

ETIMOLOJÍ A: Probablemente mapuche, Febré.s://^/¿ - cosa 
blanca i clara; | formas dobles con I o II son frecuentes en ma- 
puche. Cp. s. V. Iligues. 

La variante llille tb. puede referirse a la papa lile (véase s. v.) 

767. LLIGUES. 

llígues, m. plur. - el Juego de los Iligues, antiguo juego indio 
conservado con el mismo nombre entre los niños chilenos. 

La forma del juego ha variado entre los indios misinos i entre chilenos. 
Lo mas primitivo parece que se jugaba con porotos, oscuros por un lado 
blancos por el otro, cp. FebrÉíJ. Hoi se juega entre los indios del Cautin 
con habas de las cuales se ha cortado i pintado de negro un lado plano. Se 
remecen entre las manos, se tiran i según caiga arriba el lado negro o el no 
teñido se cuentan los tantos con arvejas. Compárense las descripciones de 
Medina 308, quien cita de Rosales I 170 iiyes, evidente error por liycs o 
¡ligues. El nombre Iligues se encuentra tb. en Carvallo 158, aplicado al 
juego con doce habas «mitad negras mitad blancas», es decir en un lado 
negras, en el otro blancas; Olivares 43. En la edición orijinal de Ovalle 
p. 58 se encuentra una tabla que representa el juego. Los indios de Cautin 
lo llaman actualmente axi'iir-kudéwe - el juego de las habas. 




yVt ¿3U(^m^-^y^<^ 



V^ 






452 LLINE — LLIQUEPE 



En Chiloé parece actualmente semejante a las «chapitas»; en Colchagua 
se juega con cascaras de nueces. Cañas 36 dice: el «juego de los ¡ligues que 
se jugaba con cuatro botones», refiriéndose probablemente a la prov. de 
Maule. 

ETIMOLOJIA: mapuche, Febrés: IligJm, lligJican - ]w%?ír 
con unos porotos blancos por un lado; //^¿/^ - dicho juego. | 
< ligh -cosa blanca i clara. 

768. LLINE. 

papa llíne, f. - n. vulg. de una clase de pai)as, Solannvi tube- 
rosuDi, de Chiloé. Maldonado 336. 

ETIMOLOJIA: Es seguramente mapuche; talvez variante 
de papa lingue. 

769. [LLINGUE] 

llíngue, m. - vulg. - cigarro de tabaco fuerte. CJiiloe, Cava- 
da 19. 

ETIMOLOJIA: Se podria pensar en derivación del mapu- 
che como lingue (véase s. v.), por el gusto picante. Pero será 
abreviación de fullingue (ZerOLO) (o fuñingue cp. RODRÍGUEZ 
226) que significa cigarro fuerte i malo, i ha de ser derivación 
burlesca de cast. fu7>iar, o quizas palabra antigua de X^íI. fuli- 
gineus <^ fiíligo — cast. hollin. 

770. LLINQUI. >^ 

llinqui, según Gay. Zool. VIII 482 "especie de sapOfi; en 
otra parte no encuentro el nombre. No se usa entre chilenos. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: llinqui, lliinqui - x^x\d. o 
sapo. 

771. LLIQUEPE. 

Iliquépe, m. - vulg. - el pedazo de terreno que se levanta con 
las 'lumas' i se voltea con el 'melle' i se deshace con el 'hualato" 
al arar en Chiloé. 

Cañas, papa 192. lo llama repetidas veces tb. tespe^ ¿será una 
fusión o una confusión entre cast. tepe i césped^ 



LLOCO— LLOL 453 



VARIANTE: Cañas, papa 191, dice una vez liquépe, no sé 
si es variante o errata. 

DERIVADO: Iliquipéro, m. - vulg. - el trabajador que des- 
hace i arregla los terrones (Iliquepes). Cañas, papa 192. [Chi- 
loé]. 

ETIMOLOJIA: Evidentemente mapuche de Chiloé. 

772. LLOCO. 

lloco, m.- vulg. - I. regalo de comestibles que el que benefi- 
cia un 'chancho' en su casa manda a sus vecinos i amigos, esp. 
en los dias de "reitimienton (derretimiento) a mediados de ju- 
nio en Chiloé; se compone esencialmente de chicharrones, 'mil. 
caos' i sopaipillas. (^/¿/íW, CAVADA 47, 48. || 2. 'charqui' de 'zapa- 
llo'; rebanadas o lonjas espirales de zapallo que se secan para 
poderlas guardar para el tiempo en que no hai zapallos frescos 
[Centro merid. Ta'ca, Linares, Maule] VaS(¿UEZ; CaÑaS 64. II 
3. caballo malo. [Biobio.] 

ETDIOLOJIA: Me es mui dudoso si los tres significados se 
refieren a una o a varias etimolojías. Ac.^ se derivará de mapu- 
che, FebréS: llúHu • recibir, admitir, | por una forma lloucim 
(por la formación cp. FebrÉS: //«¿/;z i lludciin i otros.) 

Ac- no encuentro étimo conveniente. Ac.-^ talvez un renie- rr 
go formado de mapuche, FebrkS: ¿/udcün - abortar, malparir- 

773. LLOL. 

llol, m. - vulg. - I. "especie de espuerta o sera de cuero, que se 
mantiene abierta por medio de vardascas colocadas en lo interior; 
\osjyo/es sirven para el acarreo de las frutas, legumbres, granos, 
€tc..i Rodríguez 483. 11 2. cesto de .iquilineja" para acarreo de 
la pesca menor i del marisco. [Chiloé] Maldonado XXIV. II 
3. canasto en jeneral [Chiloé.] 

VARIANTES: Uole, yol, así Rodríguez; yole, así Maldo- 
NADO; Hollé, Pomar 34. 

La palabra, ahora olvidada en muchas partes del Centro i Xorte, antes 
era mas usada. Se encuentra en verso en Ova, canto III, páj. 59 i Xota 4: 
<}'o/£ -una canasta tejida de bejucos. í) 



454 LLONOO — LLUILLl"! 



Ci7/,i!u,!?\ ti. LaFum: 343: ¡"/-árgana. 

KTIAIOLOjÍA: maijuchc, FhiiRi;s: ¡loi/c - c\ encolehuado 
que se pone en el chiflón de las nasas, [jara ccjjer ¡jescado; i Ir. 
nasa. | l'arecc (]ue la forma con y tb. es anti^jua; talve/. la nnas 
primitiva. 

.\( )'I".\: 'iii//i/¡íiii O •jHílnujii (deri\-ad() cast. anticuo de <¡ui¡ih^^c¡n;, 
cnrA es iiii.-i planta iníiiicna, LiciDÍd:;,! r,;,iic<i>¡-^ i rncír.: un ' vouui' prc■cio^o 
C"p. I'sír. M IIK, Pri>d. í Jf). 

774 LLONGO. 

llóngo. in. - vulc^. - honi^o. <(.*ta. 'callain[)a"; [.Maule \'aS\>UEZ 
(mas usadc^ (jue 'callampa .) 

líTl .AH )I.()1 1 .A: Muí orobablc me parece que sea otra forma 
por Í(>iií0 (véase s. v. )-la cabeza 

775 LLUA. 

lilla, f. - \'Ui;j;. - la vejií^^a ¡C_"hiloé.] 

I'Vri M()L( )JÍ A: l's posible cjuc sea indio, l'ero no me pa- 
rece imijosiblo que, si acaso se refiere la palabra al uso de la 
veji;j;a co no ieriivj,"a para lavativa-- (c(). copuchaK haya que es- 
cribir vna i se trate de la yú(i = !' ayudú^=!a ayuda. Por la pér- 
ditlri de \\ a cp. la cera, la ccjuia, aumentativo el ccijaioii, i otros 
chilenismos. 

776. LLULLUCHE. 

llullúche, m. - n. vuIl,^. de unas ali;as mui pequeñas que colo- 
rean el ai;ua de verde: no se qué especie. [Xortc.] 

ETIMOLOJLA: Ha de .ser indio; talvez derivado á& liiche 
(véase s. V.) 

777. LLUILLUI. 

hacer Iluillúi - vulg. - cortar el pelo a raíz. [Chiloé.^] 
ETLMOLOj l.A: Talvez relacionado con mapuche, FeiíRÍS: 
/////;/ - derretir. 



MACACO — MACANA 455 



M 

778 MACACO. 

* macaco, a, sust. - i. mono; como no los hai en Chile, la voz 
en este sentido apenas es popular, aunque todos conocen el sig- 
nificado. II 2. metaf. fam. sust. i adj. - persona fea, chica i 'ñata' 
(de nariz chata); ^^f ulano es un mono macacon. 

DERIVADOS: I. macaca f. - n. vulg. del coleóptero de cuer- 
po mas grande que hai en Chile, Acanthinodera Ciuningii, tb. 
llamado "madre de la culebran. La hembra es mucho mas gran- 
de que el macho; la larva es un gusano mui grande, de ahí el 
segundo nombre. 

II. * macacá(d~)a, f. - fam. - una mala pasada, broma pesada, 
barbaridad, disparate; p. ej. espantar de repente a un niño. 
Fernández 50. 

ETIMOLjlA: La palabra conocida en España Ccp. Dice. 
Ac.^-' Zerolo) es introducida del portugués. En Sudamérica 
se deriva evidentemente déla voz usada en el Brasil. El signi- 
ficado metaf., rejistrado por PicharüO 163, parece vulgar en 
todas partes. Según MüNLAü, 7S5 es voz americana, entonces 
seria del Brasil; pero es posible que pertenezca a una lengua de 
Madagascar. No dispongo de materiales para decidir \a cuestión. 

779. MACANA. 

* macana, f- - i. Ht. hist. - arma ofensiva de los indios del 
Perú (véanse los detalles mas abajo). Los cronistas usan el nom- 
bre en toda la América de toda especie de mazas o espadas de 
madera, porras de los indíjenas. || 2. fam. - maza, garrote, bas- 
tón grueso i pesado. RODRÍGUEZ 29 I. II 3. vulg. -bola de plomo 
afirmada en una correa corta que se sujeta en la muñeca, como 
diXmdi = laque- [Sur] l| 4. bajo- pene de hombres i animales. |j 5 
fam. - estupidez, tontería, inocetitada. ECHEVERRÍA 195. II 

Dice. .-Ic.i2 traía la definición incompleta pero no incorrecta danna ofen- 
siva defque usaban los indios». En D¡cc. Ac.^3 se ha cambiado: tíarma ofen- 
siva a manera de niachete, hecha con madera dura i filo de pedernales, que 
usaban los indios americanos". Esta definición se refiere a la supuesta eti- 
molojia de macana, el mejicano macuahuitl (cp. Molina 103 v.° tcpiizmac- 



456 MACANA 

(/«í?/^/// - espada [de metal]; la palabra simple no se rejistra). Pero las dos 
voces no tienen ninguna relación entre si, pues macquauitl es náhuatl, 
mientras inacnJín es quechua; ésta era una maza, aquél una especie de espa- 
da de palcj. Como sólo el nombre quechua entró en el lenguaje castellano 
de los conquistadores, denominan en todas partes las armas parecidas con 
el nombre quechua, i sabiendo que es «le oríjen indio la palabra a veces en 
sus crónicas destinadas para España esplican «que los indios llaman maca- 
na», aunque se trate de indios que no son peruanos. 

La procedencia peruana de la macana, ya la indicó Barros Arana I 87 
con toda claridad. 

Oviedo IV 177 da la descripción de la mucana peruana, sin mencionar el 
nombre de ¡nacaaa, como sigue: alas porras son tan luengas, las astas como 
una braza i media, e de a braza, de gordor de una lanza jineta: la porra 
que esta al cabo engastonada, es de metal e tan gruesa como el puño, con 
cinco o seis puntas agudas, tan gruesa cada punta como el dedo pulgar: 
juegan con ellas a dos manos». /¡^/</. 216: «pelean asimesmo con varas i esto- 
ricas e hondas e macanas de dos manos, que son algunas hechas como 
roncas, e asimesmo con porras de madera recia». Ibid. 220: «algunos indios 
tienen tiraderas e macanas^'. Todo esto se refiere al Perú; por las hondas 
véase s. v. laiaraca. 

Pero el mismo Oviedo, IV 387, habla de las 'macanas" usadas por los 
indios del Marañon, i I 68 (escrito hacia 1548) decía de Haití: «Pelean con 
macanas, los indios de esta isla, que son unos palos tan anchos como tres 
dedos o algo menos e tan luengos como la estatura de un hombre, con dos 
filos algo agudos; i el estremo de la macana tiene una manija, e usaban 
dellos como de hacha de armas a dos manos i son de madera de palma mui 
recia i de otros árboles». 

Amador de lcs Ríos resume estas noticias en el apéndice de Oviedo: 
<ímacana: especie de maza de armas usada por los indios i formada jeneral- 
mente de una porra guarnecida de pedernales. (Lengua de Haití i Cuba)»^ 
mezclando asi la porra peruana con la espada de palo de Haití i los peder- 
nales del muc<¡uau!¿¡ meiica.no. 

De los cronistas mas antiguos de Chile menciona Lovera 41, hablando 
de los indios de Copiapó: (unacatias (según ellos llaman, que son cierto 
jénero de porras i bastones); /(/. íi2: «las que en su lengua \\3.n\a.a macanas^) . 

GüNfiOEA MarmoiJíjo, Col. de Hist. II 21 (escrito hacia 1575): «que es 
tan larga una macana como una lanza jineta, i en el lugar donde ha de tener 
el hierro tiene una vuelta de la misma madera gruesa a manera de codo, 
el brazo encojido, con éstas dan grandes golpes». Las distingue de las 
porras «tan largas como las macanas i en el remate traen la porra que es 
tan gruesa como una bola grande de jugar a los bolos». 

Jerónimo Pietas, Gay, Doc. I 490: ((//tacana: ésta en nuestro idioma es 
propiamente maza: tiene diez palmos de larga; el asta, que es de palo mui 



MACANA 457 

fuerte del grosor de una muñeca gruesa en la maza, es un palmo de larga; 
en la punta hai diferencia porque unas son llanas, otras acanaladas, otras 
sembradas de puntas del grosor de un dedo, con que queda esplicado lo que 
es macana^). 

La descripción mas completa, ya citada por Bahkos Arana I 87, es la de 
NÁJERA 96 con dibujo en el orijinal: «las macdiias, la cual arma es una asta 
de madera densa i pesada, de largueza de quince palmos, poco mas o Uiénos, 
i tan gruesa como la muñeca, con una vuelta al cabo de hasta palmo i medio, 
que va ensanchando hasta el remate cuanto un palmo, i gruesa como dos de- 
dos, modo de tabla, en cuya vuelta forma un codillo que es la parte con que de 
canto hace el golpe i hiere». . . «siendo esta arma de dos manos, levantada en 
alto i dejada caer con poca fuerza que sea, ayudado su peso, como que atrás 
la vuelta que dije 1 va el codillo adelante, corta el aire i asienta tan pesado 
golpe donde alcanza, que no hai celada que no abolle, ni hombre que no 
aturda i derribe». 

Rosales I 118 distingue entre la macana icun palo largo, retorcido a la 
punta, el cual juegan a dos manos» i las porras claveteadas con unos clavos 
de herrar que se llaman lonco-quilquil. 

Es evidente que los indios chilenos desde la invasión de los incas ha- 
blan aceptado la macana peruana al lado de su propio lonco •quillquHl <\\xq 
Febrés traduce «sus macanas, o porras». 

Igualmente Bascuxax 43 «la macana o porra claveteada». 

Con tales antecedentes históricos no es estraño que la palabra se haya 
conservado en toda la América latina. La dan: Arjenílna, Graxad.\ 263: 
I. arma de los indios; || 2. garrote corto. — Cataniarca. Lafoxe 206: i. maza 
con que peleaban los indios; || 2. miembro viril: la palabra a causa de este 
segundo significado se considera como grosera. — Hai que agregar el signi- 
ficado arjentino de mentira, palabrería vana, tontería. — Perú, Aroxa i 
Pal.m.a no mencionan la palabra. — Ecuador, Tobar 307:1. el arma de 
indios; || 2. el chai. — Colombia, Uribe 175: ser mui viacana --— fuerte, resisten- 
te. — Venezuela. CALCAX0401, menciona la macana sólo para dar su etimo- 
lojia de latin machina (!). — Costa Rica, Gaoixi 421: 1. barra de hierro para 
remover la tierra con cuña ancha; ¡| 2. diente grande. — Ferraz 81: «espe- 
cie de zacho, puesto en un palo verticalmente, mas ancho de la boca que 
del ojo i que usan para ahoyar la tierra al sembrar los granos». — Cuba, Pi- 
CHARDo 163: garrote: de macana, con seguridad, ventaja, buen éxito. — Mili- 
co, Mendoza 34; macana = macuahuitl [inaitl, ma.v\o-\-ciialiuitl , palo). — i. es- 
pada mejicana; || 2. palo manual, bastón. — De aquí se había tomado la falsa 
etimolojia de la Academia. — Ramos 343, cachiporra de los indios. — Brasil, 
Beaurepaire da del valle del Amazonas macana por el arma. 

ETIMOLOJÍA: quechua MiDDEXDORF 554: makana - gSi- 
rrote grueso i corto, porra, maza. <^niakay - pegar, aporrear, j 

'J- ■'■■ ■■"■ ,"'■ • 
r ■ . ■ '■ ■ 



458 MACANO — MACUCO 



Esta etimolojía a que alude BARROS Arana 187 se encuentra 
ya en Lafone 206. 

DERIVADOS: I. * macanazo, m.— i. lit. - golpe dado con 
ia macana. Rodríguez 291. Dice. Ac.'-^ || 2. fam. - relación fasti- 
diosa e inexacta, según Echeverría 195; mejor: noticia grose- 
ramente falsa, torpeza. 

Ejemplos: 

ac.i acón la cabeza abierta del macanazo»; Xajeka 138. | [a Pedro de 
Vadivia] le echaron los sesos de un macanazo, Rosales 499. j [Lisperguer] 
recibió. .. un macanazo en ia cabeza que le destrozó la celada: Barro? 
Arana III 475. 

Arjcniina-, Graxada 265: Lafone 208 ,tb. significado obsceno) — Cuba. 

PlCHARDO 103. 

II. macanero, m. i. - hist. - indio que pelea con macana; p. ej. 
NÁJERA 96; Rosales I 119. 11 2. fam. - el que propaga mentiras 
burdas. 

III. * macanú(d)o, a -fam. - i. grueso, robusto; despropor- 
cionado. Echeverría 195. \\ 2. de bebidas, esp. alcohólicas, mui 
fuerte, cargado. 1' En la Arjentina tb. abundante. 

781. MACANO. 

* macano, m. - i. un color cascara oscuro que se usa para 
teñir lana: en el Centro se saca de las raices del 'huingan" (véase 
s. V.); no sé si hai otra planta especial para obtener el color. || 2. 
teñir azul con macano - ensayar algo imposible por estar tras- 
tornado (cp. s,. V. relvun). 

ETIMOLOJÍA: Es indudablemente un color usado por los 
indios, pero no encontré la palabra en los diccionarios. 

782. MACUCO. 

macuco, a- vulg. - sagaz, astuto. [Sur]. 

Ortuz.AR 200: sátrapa, zorrocloco, astuto. 

Z^B.OhO áá. juacuco - l. morrocotudo. 2. astuto, taimado, lis- 
to II de Chile i Perú. 

ETIMOLOJÍA: No estoi seguro si la palabra es solo ame- 
ricana, ni si es de procedencia india. No seria imposible; pero 
no encuentro etimolojía adecuada. 



MACUÑ — MACURCA 459 



783. MACUÑ. 

macuñ, m.- i. hist. — denominación mapuche para el poncho, 
usada a veces por los cronistas. 

Los indios chilenos, esp. los de Chiloé. proveyeron por mucho tiempo a 
toda la América del Sur de ropa de lana; los españoles hacian el comercio; 
entre esta ropa estaba en. primer lugar uel macuñ, a manera de almilla sin 
mangas»; Ovalle 108 i iq. ] ((El cuerpo lo visten con la que llamamos 
camiseta i ellos macuñ, que va también inmediata [al cuerpo] i no es otra 
cosa que hasta una vara i media de tela de lana, hecha una abertura en 
medio a la larga, tan grande cuanto basta para entrar por ella la cabeza, 
ceñida luego por la cintura con una cinta o cordel, sin que tenga otra he- 
chura ni artificio: como tampoco le tiene la manta que corresponde a la 
capa i llaman choñi, de que usan cuando van fuera de casa i ésta es como 
una sobremesa o sobrecama^'. Ovalle 160. Cp. 'poncho'. 

II 2. mitolojía vulg. - piel de pescado con escamas, o piel de 
un cadáver humano, que da luz (es fosforescente); o luz hecha 
de aceite humano (!), usados por los brujos para volar i para 
alumbrarse en la noche. Chiloc, Cavada 66. 

VARIANTE: ac. -macuñi. 

ETIMOLOJI.A: mapuche, Ferré.S: viaaiñ -la manta o pon- 
cho de ellos. 

784. MACURCA. 

* macurca, f. — lit. — dolores en los músculos, esp. en las 
piernas i la cintura, que se sienten después de violento ejerci- 
cio físico, cuando uno no está acostumbrado (en España "agu- 
jetasri); particularmente el dolor que sienten los mineros des- 
pués de mucho subir i bajar por las escaleras de las minas. 
Rodríguez 293. Zerolo. Tb. se usa en Cataviarca, Lafo- 
NE 209. 

VARIANTE: OktÚZAR 201 dice macurca o macnlca] creo 
que la última forma es una seudo-correccion, i que no es 
vulgar. 

ETIMOL.OJÍA: Del verbo aimará (BertoNIO II 210) mac- 
£"í?f7yrtí//rt — lastimarse o rozarse los pies o manos con el traba- 
jo ! se saca un trcjnco verbal simple viaccori, que componién- 



460 MACHA — MACHI 



dose con la partícula verbal ca (cp. MiDDENDORF, Die Aimará- 
sprache, Leipzig 1891, páj. 129) da maccorica, el étimo de 
jiiacurca. 

785. MACHA. 

* macha, f. - n. vulg. de un molusco de mar comestible, Me- 
sodesvia donada; Gay, Zool. VIII 352 no da nombre vulgar; 
Donacilla cJiilensis según MaLDONADO 6o; Solen macha de 
Molina según Philippi Mz. 778. 

Gay, Zool. VIII 483 da como nombre vulgar para esta última con evi- 
dente error machi. Ibid. 369 dice: «vulgarmente machi i navajiielaí>. El 
error se debe a Molina 416 «la machi {solen macha). | Molina. An. 211, 
dice wíZít/ííz; lo mismo Rascuñan 508, Rosales 297, Carvallo 21, Vídaü- 
RRK 219. «Unos choros de carne colorada que llaman machas», Cortes Ho- 
jea 517. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Pebres 7/¿ac/¿a - cierto marisco. 

786. MACHI. 

* machi, sust. m. i f. - el i'shamann, "medicine - mann, cu- 
randero, adivino i sacerdote de los indios chilenos, hombre o 
mujer; hoi jen. mujeres. La palabra es frecuente en todos los 
cronistas; cp. Barros Arana I 102; Medixa 241 i sig. />ass¿ju\ 
Guevara 238 i sig. Es vulgar hoi en !S^uble, todo el Sur i Chi- 
loé, a veces sinónimo de "brujon conocida en todo el país mas 
o menos. li ECHEVERRÍA 195. 

VARIANTE: raro mache, así Bascl'ñan* 164 182 i passim 
al lado de inac/it: ih'id . 159 etc. 

Fuera de Chile solo se menciona en Arjcntina Granada 265: ainachi ■ 
curandero májico de los pampas». El acento en la última sílaba es falso, i 
se debe a la costumbre de los escritores arjentinos de acentuar las voces 
araucanas como las del guaraní; estas últimas en efecto a menudo terminan 
en vocal acentuada, las del mapuche casi nunca. 

DERIVADOS: I. * machitún, m. - lit.; vulg. en el Sur- i 

toda ceremonia medio relijiosa ejecutada por los o las machis, 

esp. II 2, la curación de enfermos que hacen los machis según 

usanza antigua. 

Descripciones por testigos oculares p. ej. Guevara 244, Carvallo 138 ; 



MACHULLA MADI 46 1 



García 376 i 377. En verso «I al misterioso machitún se entregan» San- 
FUENTES, Leyendas nac. 96, 

II 3. vulg. - cualquier acción mi.steriosa; p. ej. hacer la cruz 
contra brujería etc. [Sur]. 

II. machitucár, - lit.; vulg. en el Sur - exorcizar a los enfer- 
mos como lo hacen los machis. ECHEVERRÍA 195. 

III. machitáje, m. - lit. - conjunto de machis i de sus traba- 
jos. Chibé, Cavada 68. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: macJii el curandero o 
curandera de oficio; j inachin, machitim - curar éi o ella según 
su usanza, que es con cien mil disparates i ridiculeces. 

787. MACHULLA. 

machúUa, f. - hist. - un subdivisión étnica de los indios ma- 
puches, cp. 'cabi' s. V. cahuín Nota. L0VEKx\ 140. 

ETIMOLOJÍA: Debe ser mapuche; pero no está en los 
diccionarios. 

788. MADEN. 

madén, m. - n. vulg. de un herm<iso árbol siempre verde del 
Sur, ]VeÍ7iinannia trichosperuia^ Gav, Bot. III 45; tb. se llama 
tinel, o palo-santo. [Sur]. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche. No está en los diccionarios 

789. MADI. 

mádi, m. - n, vulg. de una hierba cojí semillas oleíferas, Ma- 
dia sativa, ho¡ se llama comunmente "melosan, porque toda la 
planta es pegajosa. Gav, Bot. IV 268; Gav, Agr. II 144. 

La planta, mui abundante en todo el pais, fué utilizada, talvez cultivada 
por los indios, para sacar un aceite mui bueno de las semillas, hecho que 
mencionan muchos cronistas. Xáiera 25. | Molida la semilla da un aceite 
tan bueno i tan gustoso para comer como el de oliva. Rosales I 24o. | 
MoLi.NA, An. 193 distingue la cultivada i la silvestre. | "M.ádi es una semilla 
negra, que seca i molida se hacen della unas bolas envueltas en harina: son 
de gran regalo i sustento para los indios" 0\a, tabla 519. | cp. Guevara II 
149. I Alcedo 109. j 



462 MAGUEI 

«Sacáronle piñones, avellanas, 

Frutilla seca, mádi enharinado». 

Oña, canto XIII. páj. 344. 

VARIANTES: máde. raro ant.; forma falsa viadi, BascU- 
ÑAN 224. 

Harina tostada de maiz revuelta con quinua i viade, Bascu- 
ÑAN 288. 

ETIMOLOJIA: mapuche, Febrés: inadi - nndi semilla a 
modo de la melosa, de que se saca aceite. | inaditun • sacarlo. 

790. MAGUEI. 

maguéi, m. - n. vulg. usado por los cronistas para designar 
al cardón o 'chahual', Puya coarctata. Gav, Bot. VI, II. da tb. 
el nombre inaguci, pero creo que hoi no se usa en el pueblo. 

Los españoles confundieron la bronieliácea chilena con las plantas un 
tanto parecidas por su hábito i sus utilidades Agave americana, mexicana 
ciidens/s etc. que todas reciben entre otros nombres el de maguei (tb. 
jeniquén, ^pita , cabnya o cabulla. )^ A esta plantase refiere la cita de Oviedo 
I 278: ¡naf^nici - planta parecida a la yuca. Se usa para hacer cuerdas como 
de la cabuya o del henequén. La corteza de la vara se usa para cestas. Se 
come (a falta de mahiz o ca9abi etc.) la raiz asada en caso de necesidad. | En 
Chile según Rosales I 172 i sig. los habitantes de la isla Mocha hacen 
balsas mui grandes de niagiieycs (asi a menudo ortografía del editor) en que 
A-an hasta treinta personas. | El majuci {?,\q\) por otro nombre cardón. . . 
que echa una puia (sic!) al modo de una acha (!) de cera i mas larga»; la 
miel i el jugo son medicinales «contra roturas». Rosales I 247. | 

El maguer ade concavas i gruesas pencas i agudas puntas, de las cuales 
hacen cuerdas como de cáñamo i dicen que en el Perú se hace el hilo que 
llaman pita». Nájerv 25. 

Las observaciones de los le.xicógrafos se refieren naturalmente a las 
agaves. Lolombia, Uribe 116. Cuervo ° 637, 639: mague o maguey. — Ecua- 
dor., Tobar 509^«1os tallos no gruesos de cabuyo». — Venezuela., Calcaño 
547. — Salvador, Bakbehena 33. — Méjico, Ramos 346. — C2iba, Pichardo 
165 i 149. — .Alcedo i 10. 

VARIANTES: ortografía frecuente maguey, Dice. Ac. '-' í 
otros; falso magüei o maguey. Rosales 1. c, Medina 190. 

ETIMOLOJIA: La palabra según Cuervo ? 637 ya se en- 
cuentra en el glosario de Pedro Mártir de Anglería del 



MAHUINHUE — MAILLICO 463 

año de 1516 i de consiguiente es de las Antillas o de la Tierra 
Firme. 

791. MAHUINHUE. 

papa mahuínhue, f. - una clase de papas, Solannvi tuherosum^ 
de Chiloé, Maldonádo 336; Cañas, Papa 18. 

ETIMOLOJÍ A: Seguramente mapuche; talvez relacionado 
con FebréS: viahuentu - sarta de mariscos; | o nombre de un 
lugar. 

792. MAICO. 

máico, m. - n. vulg. de un testáceo de mar, Tellina spec. Mo- 
lina 416. 

ETIMOLOJÍ A.- Será mapuche. 

793. MAICONO. 

maicóno, m. - n. vulg. de la tórtola. Zenaida aitriía según 
Gav, Zool. VIII 483. Id. 388 da solamente el nombre de tór- 
tola. No sé si se usa en castellano. 

VARIANTE ort.: Gav escribe viaycono. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, Febkes: maycoñiiA-A. tórtola. 

794. MAIHUEN. 

maihuén, m. - n. vulg. de un "quiscon, cactácea, de las cor- 
dilleras de Talca ¡ Linares, MaiJinenia spec: según GaV, Bot 
III 29 Opuntia viciilmen. 

VARIANTE ort.: maigüen; Gav 1. c. escribe mal máihuen- 
ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche, pero no está en 
los diccionarios. 

795. MAILLICO. 

maillíco, m. - n. vulg. de una hierba baja de la alta cordille- 
ra, ranunculácea, P sycJirophila andícola, Gav, Bol. I 49 i MuRl- 
LL03. La raiz se vende en Colchagua como remedio para el 
estómago. 



464 MAITEN — MAITO 



VARIANTE: maluco? No estoi seguro si es la misma planta, 

si corresponde a '•niellicou. 

ETIMOLOJÍ A: Debe ser mapuche. 

796. MAITEN. 

* maitén, m. - n. vulg. del árbol Maiteniis loaría, celastrá- 
cea, según GaV II 7 Maytenus chüensis. MURILLO 3, ROSALES 

1 224, C(''RDOi'.A 25, Alcedo i 10. Molina, an. 203. comp. 401. 
El árbol siempre verde con copo globoso es famoso por su 
hermosura (en verso Bello III 217). [Centro a Sur]. 

Las hojas se consideran como antidote contra el Mitre": las semillas se 
usaban para teñir de amarillo. Cp. tb. RicicuE, Prod. 14, 15. Según Fuentes 
130 i sig. se llaman maitcn veinticinco fundos desde Atacama a Valdivia 
uno Militen Galán, dos Maiicn Redondo, veinticuatro fundos, lugarejos, 
minerales etc. Mtii tenes. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebrÉS: viag/iíiin - q\ maiten, 
árbol, tb. menciona la forma uiañtitn- el maiten = maghtün. La 
forma maiten se deriva de niañthn no de viagJitiin. La palabra 
>e conserva tb. en composiciones mapuches en los nombres de 
fundos Maiteiico (agua del maiten) i Maitenrehue ('rehue' 
del maiten) i Piiniaiten (los maitenes). 

DERIVADOS: I. * maitenál, m. - bosque de maitenes; tb. 
nombre de un fundo en la prov. de Curicó. 

II. maitencíllo, m. - n. vulg. de una planta medicinal, loni- 
diwn parviflomm, Gav, Bot. I 229. Philippi Murillo 18. 
La raiz sirve de emético i purgante. La planta es en todo dife- 
rente del maiten. No sé a qué se debe la denominación. 

Los nombres de un lugarejo i un fundo Maitenc'iüo i uno Mnitencillos 
se derivan del anticuado diminutivo de maiten: no del lonidúan. 

VARIANTES: ortografía anticuada (Gav) mayten, may- 
tencillo, maytensillo Phillippi, 1. c. 

797. MAITO. 

máito, m. - vulg. - ='chipa', "tamal pequeño de totora que 
se hace atando un haz de éste por ambos estremos, para formar 
en el medio una cavidad en la que se encierran algunos obje- 



maíz 465 

tos de poco bulto, ordinariamente camarones secos, calabazos 
pequeños con ají 1. Cañas 63 sin etimolojía. [Tacna i Arica] 
ETIMOLOJÍA: quechua Middkndorf 551: ///ízzV'/^-manojo, 
gavilla, ramillete, env()lt(jrio. 

798. maíz. 

* maíz, m. - i. n. vul^^. de la conocida gramínea americana 
Zea maíz. (^k\, H jt. VI 469. ALCEDO \\\. Dice. Ac:'\, 2. los 
granos maduros i secos de la mazorca, a menudo en oposici(-in 
al 'choclo'. II 

La palabra en Chile es jeneralmente colectiva (conjunto de 
granos o plantas); apenas se usa el plural viaices para indicar 
varias 'miatas de maizir, sino solo para diferentes tazas. 

Los conquistadores encontraron el maiz como planta de cultivo (en esta- 
do silvestre no existe) entre la mayor parte de los indios de América. Es 
creencia jeneral, pero según mi opinión enteramente intundada, que el 
maiz hava sido introducido en Chile por los incas. 'Cp. B.^kkos Arana I 
70, oó.) En otra parte trataré de las razones que me asisten para considerar 
a los mapuches como antiguos agricultores. Cp. tb. mango, teca, poroto, 
papa. 

En Cuba, Píen ardo 165, el único le.xicógrafo que trata en estenso del 
maiz dice «en Santo Domingo muchas personas pronunciaban niaji. Parece 
que los indios decian inaisi o inajiú-o. Costa Rica, Gaiüm 424: pronuncia- 
ción 7náiz. 

El nombre de la planta parece usarse en todas partes en América i no 
conozco ninguna rejion en que una denominación especial de los indios, 
como quechua sara, mapuche hua, hubiera suplantado la voz traida por los 
españoles de Santo Domingo. En cambio para diferentes estados de madu- 
rez i prfiparacion i para razas distintas, hai nombres especiales en cada pais; 
cp. choclo, humita, curahua. morocho. 

VARIA.VT¿S: La forma primitiva viahíz no recuerdo ha- 
berla eiiC(-)ntra>Jo en las edición -s moj^írnas de los cronistas 
chilenos. La pronunciación literaria es maís, la común máis, 
la vulgar méis, con la s final mas o menos trasf jrmada en h o 
perdida: méi. 

DERIVADOS: I * maicíto, m. i fam. - diminutivo no mui- 
frecuente d(; maiz; p. ej "e->te es un mai>iio inui lindo.n ü 2. vulg. 
un antiguo baile [jopular: cp BlEsT GaxA, Cal. II 71 i 82. 

II maicéjo, m. - hist. diminutivo anticuado, usadcj p. ej por 

DICCIONARIO jC 



466 MALACATE — MALAL 




Pedro de Valdivia carta I Col. de Hist. I 4. "alguno maice. 
jo que sembraban entre las sierras" [los indios de los alrededo- 
res de Santiago], 

III ''' maicillo, rn. - i. n. vulg. de una iridácea común Sisyrin- 
chiuui graminifoliinn, según MARTÍNEZ. Jardinero chileno. |i 
2. n. vulg. por 'curahuilla', Sorguin vulgare. II 3. lit. ■ denomina- 
ción de una arena gruesa o ripio, que se usa para pavimentar. 
Echeverría 195. 

VARIANTE: pronunciación del Centro viaisiyo. 
En HotiJitiiT^, Memiirkño iio-.inniciilo-undi gramínea semejante al mijo. 

IV * maizal, m. - lit. - terreno en q ue se cultiva maiz; jen. se 
llama simplemente chacra. Dice. Ac.'-^ 

ETIMOLOJl A: La palabra viaJiíz pertenece a la lengua de 
Haití. Tenia evidentemente // aspirada que sin embargo los 
españoles descuidaron i)ronto i suprimieron temprano en la or- 
tografía. Cp. Oviedo lib. VII cap. i t( mo I 267-268, con mu- 
chos detalles sobre el cultivo en Haití. Véase tb. la forma viaji 
de PlCHARDO. 

799. MALACATE. 

* malacate, m. - lit. i. cabrestante, esp movido por caballos 
para estraer minerales de las minas, agua de pozos, etc. II 2. ins- 
trumentos parecidos usados para moler iingue', i para revolver 
i mezclar diferentes materias para argamasa. || Dice. Ac.^^ ac.' 

Estando la palabra en el Dice. Ac. desde hace años, la mayor parte délos 
lexicógrafos americanos no la mencionan sino j^ara dar la etimolojía. Asi 
Catamarca, Lafone 210. — Costa Rica, Fkrraz 82. — Mijico.^\Y.'SV>OZk 34; 
Ramos 346. — Honduras, Membkeño no da el significado castellano 
primitivo: huso. 

ETIMOLOJÍA: La correcta etimolojía dada por Mendoza 
es: náhuatl, Molina 51 v.": malacail -\\u?,o\ \ •< ihid. malina - 
torcer cordel encima del muslo | -^id. i \.^:acatl- caña; ¡ es de- 
cir "caña para torcer hilon. 

800. MALAL. 

malál, m. ■ vulg. raro • corral, terreno cercado, cerco. [Sur.] 
Guevara 133. 



MALHUE — MALÓN 467 



Hai un fundo Malal en el dep. de Nacimiento: un lugarejo Malalcahiicilo 
(corral de caballos) en el de Mariluan; un lundo Malalche (corral para jente) 
en el dep. de Imperial i un fundo Ma^aicnra (corral de piedra) en el dep. de 
Laja Fuentes 131. 

ETIMOLOJÍA: mapuche FebrÉS: jualal - cerca o corral: tó- 
mase por los cuarteles i fortalezas. ,X 

VARIANTE: malar. 

«Como tuviese aviso (el cacique Llancagüeno; de que la jente (española 
venia cerca, i por asegurarse metiese toda la suya en un macar cuando) 
llegaron los maloqueros i los hnl.aron puestos en salvo...» Maiiificsio apo- 
lOJHíco de los daños de la esclavitud del Reino de Chile por el padre DiKGO de 
Rosales. Año 1670/cap. IV. ^ ,, . . 7 -^ ' 

)^'^ ' ^ ^ 801. MALHUE. '^__, 

malhue, tn. - hist. - vasija de msdera en que beben los ma- 
puches. 

VARIANTES: En la edición de BascuÑan está siempre 
malgüe por malgüe; en Rosales I 155: málue. 

Ejemplos: brindándole con un malgüe de chicha, que es una vasija de 
madera de buen porte, o como la quieren hacer, con su asa de que se coje 
mas ancha de arriba que de abajo; Bascuxax 126. | cojió el cacique una 
vasija grande de madera que llaman malgües i brindó, /d. 201. | los jarros 
o malgües en las manos: id. 207. | botijas pequeñas de madera que llaman 
malgües: id. 30L | los jarros o malues, que son unos canjilones de madera 
en que beben. Rosales I 155. 

ETIMOLOJÍA: mapuche. FebrEs: violJiue- un jfirro depalo 



802. MALÓN i MALOCA. 

* malón, m. - lit, - i. asalto por sorpresa como los daban los 
indios mapuches i todo< los de la pampa arjentina uikis a otros, 
entre tribus enetuigas, o a las haciendas i poblaciones cristia- 
nas. II 2. campeada; asalto por sorpresa que daban los españoles 
ales indio.y para robar i hacer "prisioneros de guerra. 1. RODRÍ- 
GUEZ 294. Zerolo. 11 Arjenti7ia, Granada 266. Perú, P.alma 
38. II 3. cualquiera ataque sorpresivo serio o de broma; asi co- 
rresponde hoi en el Centro dar un malón para convite a lo que 
el ingles üama surp}ise party\ varias persrnas de común acuer- 



468 MALÓN I MALOCA 



do entran sin aviso previo en casa de un amigo para improvisar 
una fiesta, esp. en tiempo déla 'challa'. Ii Caxas 36. 

maloca, f. - lit. - —malón i -. Rodríguez 1. c. Zerolo. 
Cañas 1. c. 

A rjcntina, Guaxada 266. — Es notable el desarrollo que la voz ha tomado 
en el Briisi/. adonde sin duda fué introducida desde la Arjentina i los domas 
paises del Plata; pues actualmeate, desde la pacificación de la pampa, sólo 
en el Chaco i las rejiones vecinas hai todavía indios que hacen malones o 
malocas. BkaUkki'aiki: 85 cita del valle del Amazonas; maloca - aldeia 
com|(osta de indios quer selvagens quer mansos. || (Ceará): magote de gado 
c]ue os vaqueiros ajuntam, por occasiao das vaqueiadas, o conduzem para os 
curraes: ou daquellc que costuma pascar em certos e determinados pastos 
ñas fazendas de criav'áo. |¡ Em general, magote de gente de pouca confian- 
va: uma maloca de ciganos. Uina maloca de desordeiros. Urna maloca de 
selvagens. |i 

DERIVADOS: I maloquear. - lit. - dar 'malones'. RODRÍ- 
GUEZ 297 

II maloquero, a - lit. i. adj. - lo que se refiere a 'malones\ 
2. susr. - persona que hace 'malones". Baiíros Gkez, Voc. 36. 
Arjentina, Gkaxaua 267. 

Ejemplos- malón: Barros Ar.\.\a llí 146-. Fo.m k ;\íe.\'éM)p:z II 20. 
El tétrico estampido de la planta 
del corcel araucano 

corriendo hacia el iiiilon, violento, insano, 
en medio aquellos bosques ya no espanta. 

Sanfuentrs, Levendas Nacionales 96. 

maloca: Trihaldos 73, 133; Jesús 51, 71, etc. Rosales 122, 278, etc. 
Bascuñan 97. I ... en su lengua malocas, nombre que por su continuado 
uso está recibido en esta tierra por los esoañoles como propio de nuestro 
idioma. Olivares 60. | 

maloquear: Jesús 71, etc. Rosales 159. 176, etc. Bascuñan 112, 144, 336, 
etc. 

maloquero: saqueadores como por acá maloqueros, Rascuñan 112. | me 
puse a caballo en un valiente rocin maloquero. Bascuñan 35. 

Antiguamente se usó casi solamente la palabra maloca^ en el último 
siglo es de uso mas frecuente malon\ de la voz antigua se formaron los de. 
rivados que quedan en uso hasta hoi en sentido guerrero: solo en el sentido 
surprise parly se han introducido últimamente en Santiago i Valparaíso los 
formas maloiiear i inaloiiero. 

NOTA- La forma ma/oque. plural maloqucs de la traducción castellana de 
-Molina 249 es falsa. El orijinal traerá italiano maloche, plural de maloca. 



MAl.TON — MALLEN 469 



ETIAIOLOJIA: mapuche, P'eiíIíKS; vialoa, vialocan - \\^ci¿r 
hostilidad el enemif:j<), o entre si por aí^ravios. saqueando sus 
ranchos i robando cuanto tupan, i dicha hostilidad. | No existe 
ninguna relación con castellano iwiío, m q le han pensado al- 
gunos autores. La voz es mapuche j:)uro. 

803 MALTÓN. 

* maltón, a. - adj. i sust. - fam. ■ animal u hombre joven cre- 
cido i grande pero todavía no completamente adulto. RODHI- 
GUEZ 295. Joven entre doce i catorce años. Cañas 64 (sin eti- 
molojía). 

DERIVADO: ''^ maltoncíto. a - diminutivo mui usado. 

Cd/amarcn, Lafone 21 i.-- Perú, Akon.a 332 (tb. mtjJtoncHn". — EcUiídor. 
Cevallos 82 (tb. maltoncilo - pequeño. pequeñuelo'.^En Hoiidinr.^ corres- 
ponde a !a misma idea matarán. Membrkño 113. 

ETLVIOLOJÍ A: maltón ya es un aumentativo (de valor mas 
bien enérjico que a ia vez un tanto debilita la fuerza, cp. aialoii- 
trisíoJí, chuecon i otras formias vulgares chilenas) de un primiti- 
vo malta que parece nu existir entre castellanos americanr^s. 
< quechua, MiDDENDORF 562: mallta - cada cuadrúpedo ma- 
yor que no ha llegado todavía a su completo desarrollo. | RO- 
DRÍGUEZ 1. c. 

804. MALLEN. 

mallén, f. ■ hist. anticuado- 1. india mas o menos españo- 
lizada que está al servicio de los españoles. || 2. burlesco - caba 
lleroque lleva el pelo trenzado largo. 

VARIANTE: malguén. 

«Mallenes, asi llaman a las ii dias miij esp;iño!izadas en el lenguaje i en 
el hábito que sirven a los españoles i viven en las ciudades, a distinción 
de las indias que están en sus propias tienas.j' Ros.m.es 139. j f<l.as mallc 
nes (que se llaman así las indias que nos sirven) i este nombre les dan a es- 
tos caballeros peinados i tren2ados como ellas.» (contra la moda del pelo 
largo trenzado de los «futresw, petimetres, de entonces.) B.ascvñ.an 300. | 
De las ilchas i malguenes, como si dijese de las damas, id. 202 ;cp. Helia. \f 
mezas i malguenes, id. 474. 



47° MA! QUE— MALLÍN 

I^LTIMOLOJI A: mapuche, FKHi{f;s: malgJien - propric donze- 
11a, mas lo aplican a cualquiera muier. 

805. MALQUE (?). 

málque. ni. - n. vu1í:j. de un pe/., no sé qué especie. VidaUkkk 
236 dice que es chico i que no se le hace caso por esto. 

V\\RI ANTES: GaV, Zool. VIII 483 menciona mallche - los 
j^randes p^jorr-^yes (se;^un GaY Atherina spec.)\ lo cjue parece 
copiado de FeijrÉS. Moi.IX^^^9 dice: el inalche { Cypnnus mal- 
chus y. pero esta indicación ^b. es falsa según Philippi Mz. j'¿G. 
Si debe ser lo mismo que málque no lo sé. Talvez la forma de 
VlDAURRE es falsa. 

ETIMOLOJÍ A: FehuÉs dice mallclic - pejerrci orrande. 

806. MALLA 

malla, f. - n. vulg. de la Hor cultivada en los jardijies Tro- 
paeolnm ainncnuí, comunmente llamada en Chile "pajaritos 
amarillosn. PHILIPPI F. 765. GaV, Bot. I 418 dice que la plan- 
ta es f)rijinaria del Pc-rú, "donde es mui común i se conoce bajo 
el nombre mallas' Parece, pues, que el nombre malla no se usa 
en Chile; no he podido comprobar su existencia. 

ETIMOLOJÍ A: Será quechua; pero no aparece en MlDüEN- 
DORF. Hhí una palabra mapuche ( Febrks) ;;^«//í^ - papa silves- 
tre, que no sé si se usa entre chilenos. En todo cas(j no tiene 
nada que hacer con la anterior. 

807. mallín 

mallín, m. - vulg. - i. terreno bajo, húmedo, vega. esp. en ios 

valles de la cordillera, que en el invierno se aniega, en verano 

Se seca mas o menos i prt)duce un pasto (gramínea?) delgado que 

crece lijero. || 2. el pasto mencionado. || 3. - fam - irse a SUS ma- 

= irse a sus tierras, a sus querencias. CaXAS 37 [Sur 

Frontera]. 



MALLO— MXMHULI.ITA 47 I 



ETIMOLOJÍA: mapuche, warz';/ - laguna. Est. Ar. V 244 
HavESTAUT 709: vmllin - lacuna, palus. \ I. a palabra no está en 
Fe B RES. 

DERIVADO: mallinál, m. - vuig -^=7nallin' . [Frontera j. 

808. MALLO. 

* mallo, m. - fam. • un guiso de papas cocidas i molidas pa- 
recido al 'chupe'. Cañas 37. 

VARIANTE: ^^ mayo. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉs, viallv - \\x\ guiso de le- 
gumbres. Cp mallu. 

809. MALLOQUIN. 

malloquín. m. - vulg. - un guiso de porotos cocidos macha- 
cados entre do.s piedras en f)rinade albóndigas usado entre ios 
indios. Gav, Agricultura II 102. 

ETIMOLOJLA: Es evidentemente un derivado mapuche de 
FebréS: mallo, cp. "mallon. 

810. MALLÜ. 

mállu. m. - vulg. - un guiso de cebollas, papas i ají. [Chiloé.J 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: malliin - co]tiv pajjas o 

maíz. I Probablemente las dos voces mallo i mailu, lo mismo que 

las dos voces de Febrés, no son mas que una misma palabra. 

81L MALLUTUN. 

mallutún, m. - vulg. - un cocido con carne. [Osorno ] 
ETIMOLOJÍA: Es un derivado de mapuche (F'EBRE.s) ma- 
llo en /;/. 

812. MAMBULLITA. 

mambuUíta, f. - "juego de los niños en común o en colecti- 
vidad i consiste en esconderse todos para que los busque uno a 
quien se le ha vendado previamente los ojosm. Cañas '}¡'j . 

^ • ^.- ^ 



j quiei 










472 MAMPATO - >MNCO 



KTI AIOLOJÍ A: Cañas 1. c. Hñade: i'Este jufgo era cono- 
cido [jor los indios con el nombre de nianniillan'^. Habría,, 
pues, que partir de un simple niauíhitlla derivado de mapuche 
inaninilla\ cp. FebréS: rnann -tener buena muerte, salir bien de 
un negocio + milla • q.\ oro. i El nombre mapuche significaría 
pues "Conseguir, lograr el oron. 

813. [MAMPATO]. 

* mampato, a - lit. • i. corto de patas i grueso de cuerpo, se 
aplica a la raza chica de cab-illos de Chiloé, pero tb. a gallinas 
i otras aves de corral i a veces burl. a personas. | 2. sust. m. 
el caballo "ponyn de Chiloé; que tb. se llama simplemente 
cJiiiote i petiso (cp. Zerolo). Rodríguez 298. 

Las gallinas mampatas se llaman {h. pachachas, las \>cv<,ox\\x'i potocas. —En 
España se llama a tales caballos, «sardescos^, nombre que naturalmente 
significa procedente de Cerdeña i no proviene de la etiinolojia queda Dice. 
Ac. 1 ■. 

ETIMOLOji A: No he podido descubrir ninguna etimolojía 
india, lo que tampoco sorprende, tratándose de caballos: pero 
0.^. picunche. ¿Será una formación castellai'.a de mano \ pata? 

814. MAN. 

man. m. - vulg. - tabla de alerce { Fitzroya patagónica) que al 
trozar resulta torcida hacia la derecha. [Chiloé.] VlDAL GOR- 
MAZ 55. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Febrk.s: man - lado i mano de- 
recha: tómase por buena suerte í suceso. 

815. [MANCO] 

* manco, m. - fam. - i. rocín, caballo malo. || 2. por despre- 
cio, cualqui' r caballo. 

ETIMOLOJÍA: La palabra es el castellano manco del latín 
manctis, i se trata en Chile sólo de una restricción del significa- 
do al caballo manco. Es comunmente una injuria que lanza el 




rT 



/3 



MANCHL- MANDINGA +73 



cochero o jinete chileno aun ál mejor caballo, no sólo cuando 
tiene mañas, sino tb. cuando no puede hacer lo imposible, 
p. ej. sacar un carretón hundido en el barro. Como esclamacion 
debe haber sido mui cnmun la palabra ya en tiempo de la con- 
quista A-;í se esplica que los indios chilenos aceptaran la voz 
sólo en este sentido, U^ que rejistra l'^EBRÉS: manen, manciin • 
dicen de un caballejo manco, maltratado. ! Rodríguez 298 tomó 
equivocadamente este mapuche niancu por etimolojía del chi- 
leno vianco, error que todavía mantiene CAÑAS 37, aunque habia 
sido rectificado ya por Granada 268. 

DERIVADOS: I* mancarrón a, jen. sust. m.-fam.- au- 
mentativo i sinónimo de manco. RODRKIUEZ 289. 

Arjenlina^ Granada 268. — Perú. Palma 38; tb. en el sentido «empaliza- 
da para desviar por corto trecho el curso de un riachuelo o de un arrovo>. 
Según Zeroi.o tb. ^persona pesada i taimada. — «Xingun caballo manca- 
rrón» ya se encuentra en el Labildo, Col. de Hi^t. 1 364, del año de 1553. 
Por la derivación cp. cimarrón. 

I!* mancarronada, f. - fam. - i. reimion, conjunto de caba- 
llos mancos o mancarrones. !| 2. pur desprecio = caballada. ¡1 
Rodríguez 298. 

816. [MANCHU -J^]. 

mánchu, según Gav, Zoo!. VIH 483 n. vulg. del hxx^i. Bos 
taiirns. Id. I 167 dice "vulgarmente toro, vaca o bnei i entre los 
indios toro, huaca o nianchii-.:. Esta es la verdad. 

ETIMOLOJÍA: Febré.s trae en su dice. niancJiu, mansii - los 
bueyes. | Es el cast. manso o^\x<t evidentemente ha sido una de- 
nominación mui común del ain'mal entre los conquistadores 
|)ara "el inanso buein. Cp. 7;^l'^«^^í' como denominación del caba- 
llo. cocJii para el cerdo. 

817. [MANDINGA]. 

* mandinga, m. 1| i. - raro - negro, sólo recordado en una 
canción [)opular antigua que comienza: 'yo soi la negra mati- 
dinga (o maliinoa)u. \\ 2. - fam. lit. -el diablo. SOLAR 91, s. v, 
malo: OrtÚzar 203. II 3. esp. ii>ado como esclamacion: mal- 



474 MANGO -MANHU 



dinga, si lo sé; ¡maUiinga sea nunca! compárese ¡al diablo! ¡mal- 
dita la ^^ana que tengo! i otr^js jiros. 

VARI ANTE: * maldíng-a, mas usada que la forma primi- 
tiva por evidente fusión con maldito, que también se usa como 
denominación del diablo. 

DERI V^ADO: * maldíngo, a. - fam. - endiablado, embroma- 
do, molesto, sinónimo del chil. vulg. fregado. 

La palabra se usa en su sentido primitivo de rtír^fro ina>i(Iii!i;a en Cuba, 
PiCHAUr^o 171 con subdivisiones étnicas de diferentes tribus: por lo damas 
el sij^nificado varia un poco en las diferentes repúblicas. Arjentina, Gra- 
nada 261: encantamiento, brujcria, diablo. | Perú, Zkroi.o: negro, esp. en 
jiros como «tener algo de mand¡nga»=:de sangre de negro. — Colombia, 
I'ribk 178. — f'í«í"c«<'7í7, Rix'oni'i 97 : persona inquieta, revoltosa, diablejo. 
Calcaxii 505. — Costa Rica, Gagini 429: rufián, afeminado, maricón. 

ETIMOLOJIA: Es voz africana, nombre ¡propio de la gran 
nación del África Occidental uiandmga o uiandingo. 

818. MANGO 

mango, m. - i. n. vulg. anticuado de una gramínea que los 
indios de Chile cultivaban como cereal, Brcvins uiango: hacían 
del grano una especie de pan (covqne ). Gav, Agr. I, 3, Bot. VI. 
43. Reiche. Prod. 10. II 2. n. vulg. de otras especies de Bromiis 
p. ej. stamineiis. [Chiloé.j || Saavedra. Cañas 38. 

Los últimos ejemplares de este interesante cereal fueron recojidos por 
Gav e! año de 1837 en el Sur de Chiloé. Parece que se ha perdido por 
completo. Los chilotes, segur. Gav, todavía lo aprovechaban para los ani- 
males. 

Vin.A.URRE 1 III dice: especie de centeno que bajo el nombre de magna 
(sic! por mango o inangu) cultivaban antes de la entrada de los españoles. ¡ 
B. Vici'ÑA ]\L Stgo. 19 habla de la semilla que Fehrés llama nucgen (^!). 

ETLMOLOJl A; mapuche, Eehkés: viagii -n\-\ centeno que 
tenian antes que viniesen los españoles. | Have.sTadt 706 di- 
ce: inagu - sécale, siligo, thypha. uiagii cofcjue • pañis secalicius, 
siligineus. 

819. MANHU.^ 

mánhu. m. - n. vulg. de las "Durvillaea'., según Gay, Bot. 
VIH 411, ibid. 240 i sig. donde trata de estas plantas se da 



M\NI MANQUE 475 



sólo el nombre cachagriyo, error [3jr cocJuiynyo (véase s. v. i, con 
que efectivamente se designan. La ortografía nianliu en todo 
caso contiene error. No he podido averiguar si se refiere a un 
nombre vulgar existente, ni cuál es. 

820. maní. 

* maní m. - i. n. vulg. de la leguminosa cultivada Arachis 
hypogaea, procedente de la América tropical, importada en Chi- 
le ya por los inca<. XáJER.a. 25. Medi.\'.\ 199. i| 2. ei fruto de la 
planta, que se vende tostado en las calles de S-intiago con el 
grito "el maní tosta(.nOii. ü .-\lceüO 115. Dice. Ac. ''\ 

ETIMOLOJÍ.A: El nombre procede evidentemente de Hai- 
tí. Oviedo I 274 dice que es mui ordinario 1 que los españoles 
no lo aprecian. | OviEDO ap.: inani - cierto jénero de legumbre, 
del tamaño de los piñones, cultivada por los indios de Isla Es- 
pañola. I Cuervo = 639 cita: "Hai otra fruta que nace debajo 
la tierra, que los indios (del Perú) llaman inc/iic, i los españoles 
;;/í2«/ (todos los nombres que los españoles ponen a las frutas i 
legumbres del Perú son del lenguaje de las Islas de Barloven- 
to, que los haií introducido ya en su lengua española. In'C.\ 
GarCILA-SO, coment., pte. I, lib. VIH, cap. X. I La indicación 
del Dice. Ac. 'j "voz del Congo. 1, es err^r debido, según parece 
a PiciI.ARDO 172. El sinónimo del Dice. Ac. ''^ cacahuete según 
PlCH.ARDO, 1. c. viene del mejicano tlalcacahnatL que .'•ignifica 
"cacao de la tierra.! (MOLINA 124: //o/// - tierra: cp. "cacaoi-)- 
En Costa Rica^ se dice >*cacao niam'u. Ferhaz 15. En Colombia 
Uribe 178, se dice cacahuete o maní. Peni, .Aroxa 334, maní. 

821. MANQUE -f. 

manque, m. - n. vulg. del "cóndor.i Sarcorrhamphus gryphus 
o cóndor, según G.W Z )ol. V^Hí 483; pero I 194 i 198 dice que 
los chilenos lo llaman ¿v^í/fr o Z;/////-^, los indios manqué. Este 
acento es falso; Molina 452 i Rosales 318 dicen correcta 
mente manque. 



476 MAÑAHUA — MAÑILAHUAL 



Hai un cerro i un fundo Mmujuclnie ^morada de ci'jndores>:> cerca de San- 
tiago, i un fundo Manqua^na en el dep. de Combarbala i otro en el de San 
Fernando. Fi entks 132. 

ETIMOLOJÍ A: inapiiche. FebrÉS: viauqiie -\íw\Uq. o cox\- 
doro fsic!) 

822. MAÑAHUA. 

mañahua, f. - hist. - el casco de cuero con adorno de plumas 
o hecho de cabezas enteras de atiimales, que usaban los indios 
chiler.os a veces en la cabeza. Medina 166. | ROSALES 327 
menciona uno de cabeza de león con las quijadas; | BasCTÑAN 
2S2 ini hocico de zorra con los dienies i l(;s colmillos i las ore- 
jas mui tiesas. 

ETIMOI.OJÍA: n>ai>uche, FerkÉís: viarialuie - un sombrero 
de cuero, que no le entrara bala. 

V ARLANTES: la ortografía común de los cronistas es ma- 
ñagua. manahue en Pérez García citado por Medina 1. c 

823. MAÑEHUE. 

mañéhue, m - i. n vulg. de un molusco grande de mar, 
concha univalva conoidal perforada en el vértice. Fissurella 
spec. grandes; Gay.ZooI. VIII 483. 11 2. mañéhue del monte - 
n. vu'g. de una babosa, Vdginnla; Gay, Zool. VIH 483. 

VARIANTES: mañegiie: mal escritf) mañegues, Ovalle 
70 i Rosales 297. l Si ma negus Carvallo 21, es variante o 
errata, no lo sé. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebréS: Mnñeh/ie - uua. Reduc- 
ción. I Es decir Febrés conoce la palabra como nombre jeográ- 
fico, evidentemente denomitiado según el animal. Existe un lu- 
g.irejo cerca de Tolten, prov. de Valdivia, que se llama hoL 
Mañee: será la misma reducción de que habla el misionero. 

S24. MAÑILAHUAL. 

mañilahuál, m. - n vulg. de una variedad de i'mañiun de 
hoja grande. [Chiloé, costa de Patagonia.] 



MAÑIU — MAPUCHE 477 



ETIMOLOjÍA: Es evidentemente mapuche niañíu -\- lahuan 
(véase s. v.) "maníu (^ue se parece al alerce o ci[)res." 

825. MAÑÍU. 

mañíu, m. - i. n. vu'g. de un guinde árbol del Sur, taxinea, 
Podocarpus chilina, Gay, Bot. V 401. II 2. n. vulg. de otra co- 
nifera del sur Saxegotliea coiispictia, GaY, Bot. V 412, PlIiLII'- 
Pi. El. 300 II [Cm. i Sur] 

VARIANTES: maníu; a«^í Gay; Rosalks 228; mañío. 

DERIV^'ADOS: mañiual, mañih lal o manigual, ui. - bos- 
que formado por iiiañíiis. [Cm. i Sur.J 

Mañiu un fundo de la prov. de Valdivia, Mañío uno en el dep. de Laja, 
Manigual un fundo en el dep. de Nacimiento Fckxtes 133. 

ETIMOLOJÍA: Es evidentemente mapuche, pero no está 
en los diccionarios. 

826. [MAÑO] 

maño. m. - vulg. - voz de cariño por hermano. [Chiloé.] 
ETIMOLOJÍA: Supongo que es abreviación de indio de la 

palabra cast. hermano con la sustitución cariñosa de u por fi. 

Cp. sobre este fenómeno FebKKS ai te de la lengua chilena, 

páj. 5. Véase tb. "chiño.n 

827. MAPUCHE. 

* mapuche, adj. i sust. • i. el nombre con que s? de>ignan 
los indios de Chile a quienes en el siglo XIX se llama en Chi- 
le Cíjmunmente araucanos \c\>. s. v ) '\ en la Aijentma pampas 
{cp. S.V.). Fuera de la Frontera la denotninacion todavía no es 
popular, pero está ganando terreno no sólo entre los etnólogos, 
sino en la prensa, desde que la restituí en su valor antiguo con 
la publicación de mis E-^tudios Araucanos. Científicamente es 
-el único nombre aceptable pira los indios chilenos i debe reem- 
plazar las palabras momclie (usado en este sentido jeneral por 
el etnólogo i lingüista Federico MÜLLKR, Allgemeine Elimo- 



478 MAPUCHE 

£ rapiñe, Wien 1879, siguiendo a J^'alKNER); i mica o anéanos &\.z 
(adoptado por DANIEL Bkintíjn, The American Race, New. 
Yoik 1891 p. 322, quien lo toma de Barbará). II 2. m. - la len- 
gua de estos indios. || 3. hist. ant, - nombre propio, de la rejion 
en que se encuentra la ciudad de Santiago i del rio que la atra- 
viesa que de-;de temprano mas comunmente se llama Mapocho. 

<^TJn valle que se llama Mapocho» Carta 3.* de PedkO dk Valdivia 
('550) Col. de Hist. I 20. I «Llegó un indio principal llamado Huayllullo 
que bajaba de Chile con el presente acostumbrado, que aquel reino ofrecía 
al rei universal del í^erú, el cual tenia en Chile dos gobernadores de aquel 
reino, puestos por su mano, el uno en el valle de Mapuche, i el otro en el de 
Coquimbo» Lt vkka 21. | El curaca del inca en Mapuche se llamaba Vita- 
cura, tenia puestos gobernadores hasta Maipo (los orejones) asi que perte- 
neció Vitacura a los mitimaes i recibió bien a los castellanos, cp. Lovera 
45 \ passiin. I «El jeneral electo Michimalongo... partió con el gran ejército 
para Mapuche». Lovkka 46. | 

«Plantó Valdivia su campo en el valle de Mapocho que propiamente se 
llama Mapuche, que quiere decir valle de jente, por la mucha que en é\ 
avia, i de ahi tomó el rio ese nombre, mas los españoles i el tiempo han 
corrompido el vocablo i en lugar de Mapuche le llaman Mapocho». Rosa- 
i,p:s 384. I «Valle de Mapuche». Rósale? 189. 

«En Mapocho, que es el contorno i asiento de la ciudad de Santiago». 
CÓRDovA 27. I «El valle de Mapuche. Mapuche en el idioma indiano quiere 
decir tierra de jcute, p.ies según los fragmentos de aquel tiempo consta que 
habían ochenta mil indios en él». Córdova 33. | 

Respecto al significado 2." es interesante la espresion «hablaba el capitán 
c(m ¡os indios e decía que le entendían bien e que parecía lengua de Ma- 
pocho». Cortes Hu.ie.a 514. 

Los historiadores modernos han entendido el citado pasaje de Rosales 
que dice valle de Mapocho o Mapuche quiere decir «valle de jente» como 
si mapudic significara utierra de jente» (cp. p. ej. Medina 155), error que 
ha pasado a muchos libros chilenos. Córdoba en efecto lo dice, pero las 
palaoras de Rosales no envuelven necesariamente esa interpretación. En 
todo caso es falso. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche FebrÉS z;/^/»?/ -la tierra o patria de 
ellos -f ¿-/¿^-hombre, la jente en jeneral. i En todos los nombres 
que designan a los indios el elemento cJie va en segundo lugar, 
cp. "huili:he-i, "picunchen, "pueichen, "curichei, i muchos otros 
ufados por los indios hasta \\o\\ lavkenche-\-A jente de mar, es de- 
cir, de la costa, Idlvun-che la jente del llano etc. En cambio las. 



MAQUI 479 

denominaciones del país llevan mapu en segundo lucrar, cp. 
FebrÉS s. V. uhtkxninapu i 'vutan mapu'. 

Me parece sin embargo pn^bable que ha existido tb. entre 
los indios la forma MapiicJuí para la i-ejion de Santiago en e! 
tiempo de la conquista. Valdivia en su diccionario s. v. uiten 
da el ejemplo: niapuchii inten meuyen, nfuí hasta Satitiago... 
FebrÉS s. v. cara: viapuchu cara - la ciudad de Santiago. 

828. MAQUI. 

* máqui, m. - i. n. vulg. de un arbusto i árbol mui frecuente 
en el Centro i Sur del pais. Aristotelia niaqiii, GaY, 15ot. I 336. 
Alcedo 117. Saavedka 186. 11 2. lit. - las bayas moradas de la 
misma planta que se comen crudas o se aprovechan para dul 
ees, para hacer chicha llamada 'treco\ para teñir de rojo p. 
ej. el vino, objeto para el cual se esportan a Francia. || 3. vulg. 
- la corteza de la planta usada para hacer 'hidra (sogas). ¡! 4 
fam. comer maqui i cortar (sacar) huirá - espresion provei- 
bial para decir, sacar dos provechos con una sola acción, "hacer 
una via i dos mandados". 

Las hojas .«e usaban machacadas para calafatear Rosales 224 | , secas 1 
en polvosa usaban contra heridas, tb. para lavados i cataplasmas. Murill'» 
27. Las varillas sirven para hacer canastas i otros tejidos etc. cp. Reichk, 
Prod. § 4 i lo. Siendo de tanto provecho la planta se comprende que todos 
los cronistas la mencionen. Molina An 202. Comp. 396, 398; Olivares 3?. 

VARIANTE: maque, hoi poco usada, preferida por los cro- 
nistas NÁJERA 24; TriBALDOS 1 35; OVALLE 98; ROSALES 224; 
Carvallo 12. Forma falsa es maquí, así dice Gay I 335, 336 
337. Pero VIII 412 maqui. 

Zerolo dice Wí/í/z/í', m. - especie de jenjibre. j Dice. Ac. '■' maqui, (del 
lat. macir. (!) m. -^ corteza rojiza aromática i astrinjente que se saca de un 
árbol de la India. | No sé si estas indicaciones debian referirse al maqui 
chileno. Oktijzar lo cree i protesta, en cambio Echeveruia 197 se atreve a 
criticar máqtii como neolojismo por inaquí. 

DERIVADO * macal, m. - fam. - matorral formado por 
maquis. Son frecuentes el segundo aiio después de hacer que- 
ma de bosque i roce 

ETIMOLOJÍ A: Es mapuche, según dice Gay, Bot. I 3Ó6 



480 MARACA 

los indios denominan el árbol clon i el fruto inaqui. Cp. clon. 
J'UENTES 134 menciona cinco luj^arejos i fundos Magia i doce 
Muíjiíis desde la prov. de Coquimbo hasta la de Arauco, i un 
fundo Maqiiiento cri la de Concepción; viaquieniu es colectivo 
ma[niche = chil. ;;/rtM/ FUENTES [^9 enumera seis lunarejos i 
fundos Macal. FehrÉS consiiiera maque y^ como palabra cas- 
tellana, diciendo en su X'^oc. h'S[)ano-chileno. páj. 368: "maque 
arbol-¿"/(>/¿ o ciílon \< 

829 MARACA. 

* maraca, f. - lit. - i. un juego de envite que se juega con 
tres dados grandes que muestran seis figuras, llamadas "pin- 
tasii. Estas mismas se encuentran dibujadas en una carpeta que 
sirve de mesa para el juego, aunque jeneralmente se tiende en 
el suelo. Los dados se remecen en un tarro de lata i a veces se 
dt^jan caer por una especie de einbudo que está con la abertura 
mas grande híicia abajo, para que las pintas que ganan se vean 
solo al levantar el embudo || 2. ser (como) una maraca - ha- 
cer mutho ruido o estruendo descompasado como un coche 
viejo etc. 11 3 = 'maraquera', mujer púb ica, callejera, "Cort^ra«í. 

E)l Dice. Lit. i otros traen la palabra con la esplicacion i. bálsamo pre- 
cioso muí conocido i usado en el Peni: 2. el tarro en que suelea recojerio_ 
PERtJ, Aroma 336 i Palma 38 solo dan el significado ((.juego de envite po- 
pular» sin mas detalles — Co¿omhia,\]R\v>v. 179 «fwurrtí/z - madrego, desma- 
ñado, flojo, cobarde». Cuervo "• 471 da el significado «hombre sin habilidad 
ni gracia para nadan. — Venezuela, Calcaño 549 «La maraca se hace con el 
calabazo o fruto del totumo, al cual después de asado i estraida la pulpa, i 
horadado convenientemente se le introducen semillas de capacho i un pali- 
llo o mango que sirve para ajitarlar. Es instrumento usado en ciertos bailes 
populares» — Ar]cntina, Gkanada 273: umaracá, m. - instrumento músico de 
los guaraníes, que consiste en una calabaza seca, con maiz o chinas dentro, 
para acompañar el canto. Del guar. M7nharucár). Brasil. Pernambuco 
oti as provincias del Norte, Be.vukepaire 89: ((maracá», m. -chocalho com 
• que brincan! as crianeas. 

FTIMOLOJÍA: Es correcta la de Granada, guaraní (Ruiz 
DE MoNTOYA. Tesoro II 217 v.) inb a raed - cdÁriházo con cuen- 
tas dentro, que sirve de instrumento para cantar i de ahí po- 
nen nombre a todo instrumento miísico. | Es mui curioso el 



MA raí— MARBtV 48 I 



cambio de significado; del instrumento monótono i fastidicso a 
hombre falto de gracia, pesado, flojo en Colombia, i por otra 
parte al jtego de los dódcs en el tarrito que hacen el mismo 
ruido. Por la ac. ^ cp. 'maraquera'. 

DERÍVALOS: I * marcQuéro, m. - lit. - el dueño del juego 
de la maraca que hace las veces de banquero. 

II * maraquera, f.-lan:.- i. íem. de 'n aiaqucio', nriujer 
que hace las veces de di-eño del juf go. ll 2. mujer pública cual- 
quiera. Evidentemente es la "camaradan, vivandera que acom- 
paña a los soldados en el juego i se lo ofrece. 

III * maracázo, m. - vulg. coba - invitación de una prosti- 
tuta a los cafées. Avila i i o. 

830. MARAI. 

marái. m. - lit. - un aparato de dos piedras para triturar mi- 
nerales; ib. se usa para moler maiz i trigo. [Norte]. 

Barba 152 dice: marai, aparato para machacar minerales: la parte de 
abajo es una especie de mottero de piedra; otra piedra en forma de media 
bola afirmada en un palo largo sirve para machacar. 

Catamarca, Lafone2I5. 

VARIANTE ort.: maray. 

ETIMOLOJÍA: quechua, ]\JiDDE>;DOEF 573. viaran- piedra 
de moler. 

831. MAREPU. 

marepu, m. - n. vulg. de los camarones, según Gay, Zool. 
VIH 483. Id. Ili 210 al tratar de los crustáceos artacianos no 
da otio nc n.bre vu'gar quecaniaron. No sé si se usa entre chi- 
lenos. 

ETIMOLOJÍA; m.apuche, FeikÍ-S: vaire/n o viajepu per 
mariepu - es doce: usan de esta v( z repetida majepn, niajtpii^ 
cuando .'¡acan camarones por abusi( n o monería, como si con 
esto hubiesen de sacar doce cada vez. ] Si esta esplicacion de 
Febkés es correcta o si es simplemente ei verdadero nombre 
mapuche de los camarones, no lo sé. 

UICCIONARIO 3^ 



482 MARINAMU — MARITATA 



832. MARINAMU. 

* marinámu, m. adj. - vulg. - i. pollo que tiene cinco dedos 
en uno o los dos pies. || 2. hombre que tiene uno o varios dedos 
de mas. || 3. animal que tiene los dedos deformados. 

VARIANTE: * maríname, a Cañas 38 [C i S.]; marinám- 
bo, a [Frontera]. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: mari -á\^z^nauuin - &\ 
pie I de modo que significa "el que posee diez piés" (o dedos; el 
mapuche no tiene una palabra especial paro dedo; chagüll cüu, 
dedo de la mano i chagkll naviun - dedo del pie, significan sólo 
ramito, parte, subdivisión de la mano, etc.) 

833. MARIMARI. 

marimári, m. - hist. i vulg. en la Frontera - el saludo común 
de los indios chilenos. 

«Llegóse a darnos los buenos dias, con repetidos marimaris, que son sus 
salutaciones entre nosotros.» Basci'ñan 71. | «Dándonos los unos a los otros 
marimaris, que es como si dijésemos: quedaos con Dios, amigos, o idos en 
paz.» iii. 74. I los acostumbrado'^ marimaris, id. 75, ido, etc. 

ETl MOLOJlA: mapuche FebrÉs: jnariinari - e.'?, el modo 
con que se saludan al vt rse, i en parlamento, i equivale al ave 
o salve. I vían significa "diez-i; qué relación hai entre el nume- 
ral i el saludo, no lo he podido averiguar. Los indios actuales 
no saben explicar el jirr». 

831. MARITATA. 

maritata, f. - lit. - 1 . canal de unos cincuenta centímetros de 
ancho jjor ocho o diez metros de largo, cuyo fondo su cubre con 
pellt j.)S de carnero, para que se deponga en ellos el polvo de 
oro que arrastra el agua a la cual se han echado los minerales 
pulverizados. || 2. cedazos con tela de alambre movidos por mo- 
tor en los establecimientos mineros. || RODRÍGUEZ 305 [Norte]. 

Molina, An. 234, cierto pozo \V<\mí\áo maiitaía; j cp. Molina comp. 366. 
— ViDAUKKE 1 209 dice con errata evidente martaia. \ Carvallo 18 da la 



MARMAL — MATE 483 



•descripción siguiente: «hecha la amalgamación [déla plata] i trasladada la 
pasta a un noque, maritata o dortiajo de piedra, que todos estos nombres 
llera, se hace pasar por él un canal de agua que lleve los polvos i deje la 
amalgamación de plata i azogue.» 

Perú, Palma 38: maritatas ■ trebejos, objetos de poco ralor. — Costa Rica 
Gagini 435: tnariiate - trebejos, trastos; la misma forma con igual significa- 
do la dan honduras, MrmbreñO 113 i Guatemala, Batres 379. 

ETIMOLOJÍA: Es sin duda derivado de verbo aimará 
(Bp:rT()NIO II 2)/) maritha - huir. La partícula -tata significa 
el comienzo de una acción i tb. estenderse en el suelo, (véase 
MiDDENDORF, Bie Aiifiará - sprache,^. 140); de modo que mari- 
tata significaría "esparcirse en el suelo huyendon lo que corres- 
ponde bien a la idea del aparato. La forma centroamericana es 
estraña; el cambio de sigm'ficado está talvez esplicado por la 
idea de 'residuos, restos, n 

835. MARMAL. 

* marmál, m. - fam. - hue^-arron con médula, jeneralmente 
desnudado de la carne, esp. el hueso de la pierna. Cañas 38. 

VARIANTE: malmal [Cm. i Sur.] 

DERIVADO: marmaliénto, a - fam. huesudo, de huesos 
fuertes 

ETIMOLOJÍA: mapu h -, FübrÉS: 7/¿^z/;;W- el huesairon. | 
La forma mas común con r no debe entenderse como dialécti- 
ca del Centro, sino coiíio disimilación por la vecindad de / como 
carctilo, cormilloy arbañü i otras formas frecuentes en toda la 
América. 

836. MATE. 

* mate, m. -lit. - i. vasija en que se toma la yerba del Para- 
guai, sea calabaza seca f) h-cha de greda. |I 2 - raro - la yerba 
misma { Ilex Paraguayensis). \\ 3. lit - la infusión hecha con 
ella 4 burl. - el cráneo, la cabeza ¡| 5. frase proverbial: calen- 
tar el agua para que otro se tome el mate - met. trabajar en 
pr<'vecho ajeno. l| RüDKiGUKZ 308. Cañas 38 

La palabra se usa de preferencia en jiros como tomar, servirse, ofrecer, 
schar un mate, así la usa aun Bkllu III 516, 526 en verso. 



484 MATICO — MATRA 

En oposición a lo que dice el Dice. Ac.^3 todos los autores americanos 
están de acuerdo de que maíe designa la vasija de calabaza i no el té. Este 
se llama en el Paraguai, Arjentina, Chile, Perú, etc. simplemente i?^¿<j, 
como en guaraní cítá «monte, i la yerba que beben» (Ruiz de Montoya II 
83 V.) Los hombres que recejen la víria en el bosque se llaman yerbateros. 
La Qs\)re?,\or\ yerba maíp es rara en Chile; la encontré p. ej. en la Introduc- 
ción a la obra de Rosales escrita por B. Viciña Mackenna I p. XLVIII. 
En cambio el significado calabaza (usada para sacar agua!) se encuentra en 
«una calabaza, que llamamos mate en las Indias.» Ovalle 156. 

Perú, Akona 338. — Arjeniina, Granada 276, Lafone 217. — Colombia, 
Uribe 181 i 347 «árbol de totumo i la vasija formada por sus frutos.» — En 
cambio en el Brazil Jiiate o iiialte designa el árbol, la hoja i la infusión (tb. 
llamada congonha) mientras la calabaza se llama cw/íí; cp. Beaukepaire 91. 
Ro.MAGi'ERA Correa 126.— Alcedo i 18. 

Cuba, Pichardo i-j-j: ¡nate - «unos granos o fvijoles con que juegan los 
niños», debe referirse a una palabra distinta. 

ETIMOLOJÍA: quechua, MiDDENDORF 577: inaíi, víate ■ ca- 
labaza chica, redonda, en que se prepara el té del Paraguai; el 
té misrncj. maté, j {Nota: Esta forma viaíé usada sólo en auto- 
res europeos, es una asimilación falsa a la palabra ié.) 

DERIVADO: 1 * matecíto, m. - fam. - diminutivo mui fre- 
cuente en el mismo sentido que mate' . 

íl. * matero, a i sust. - fam. ■ persona aficionada a la yerba 
del Paraguai. 

837. MATICO 

* matíco, m. - n. vulg. de una piperácea peruana, Piper aii- 
gustifoliuvi o Artanthe elongata según el Standard Dictionary, 
mui usada en la medicina casera. MURILLO 125. 

Zekolo lo da como usado en Perú i Bolivia. En España, no sé si se co- 
noce entre el pueblo, el Dice Ac^s acentúa inático. Ortl'Zak 206 i 27 pro- 
testa contra este acento; en cambio Echlverhía 198 dice: matico neolo 
jismo por inático! 

ETIMOLOJÍA: Será de orijen quechua. No la encontré en 
los diccionarios. 

838. MATRA. 

mátra, f. - vulg. - la médula de los huesos grandes que se co- 
me. [Linares i Frontera]. 



MATRATUCAR — MAVACO 485 



ETI.MOLOJIA: Talvez, se deriva de mapuche, Febrés: 
;;//ií//Z'Z«;/ - estrellar, achocar, garrotear i trillar con palo, | es 
í^.ecír, quebrar el hueso para sacar la médula; pero es posible 
que haya una voz inatha (mat'a) "médulan que falte en los 
diccionarios. HERNÁNDEZ trae viathan -apelmazar. 

839. MATRATUCAR. 

matratucár, - vulg. - romper los huesos para sacar o comer 
la médula. [Frontera]. 

ETIMOLOJIA: Es una derivación mapuche en - /¿¿c^ír (cp. 
inachitKcar i otros) de 'niatra\ véase e-;ta voz. 

840. MAUDI. 

papa máudi, f. - n. vulg. de una clase de papas {Solaumn 
tubero sum) de Chiloé. M ALDO NA DO 336. 

VARI.A.NTE: Gay, Agr. II 119 menciona una papa maou- 
di que es evidentemente la misma que maudi, i por error de 
copia habrá salido de ahí el nombre maondi que se encuentra 
en Maldonado repetidas veces, i copiado en CaÑAS, papa 18. 
Ibid. 19 mandi tb. será error por maudi. 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche. 

841. MAY ACÓ. 

mayáco, m. - n. vulg. del gallinazo, según Caxas 65; sin 
mas in licaciones. Por gallinazo se designa en Chile al ave de 
rapiña Catliartes urubú. GaY, Zool. I 200. 

ETIMOLOJÍA: Como en mapuche el mismo pájaro se lla- 
ma quelity (FebrÉS), mayaco será de oríjen quechua o aimará. 
No encuentro en los diccionarios otra voz que quechua, MlD- 
DENDORF 561: mnllko - el pajarillo que está para salir del nido, 
olio, pichón, I con que quizas se pueda relacionar. \ 



486 MAYU — MECA 



842. MAYU. 

máyu, m. - i. n. vulg. del árbol Edzvardsia chiUnsis o Sopha- 
ra chi/etisis, leguminosa del Centro i Sur. Gay, Bot II 215. ll 2, 
n. vulg. del arbolillo Cassia sitpulacea; leguminosa del Centro i 
Sur, tb. llamada "Palo negro. 1. Gay Bot. II 241; es medicinal, 
Rekd 104 II 3. n. vulg. anticuado del árbol mas grande de la 
isla de Juan Fernández, hoi llamado naranjillo {Zanthoxyltim 
mayu^ JoHOW 105. Gay, Bot. I 483. II 4. mayu-monte { = mayit 
de monte) - n. vulg. del arbusto o árbol Sophora tetraptera en Juan 
Fernández JüHOW 88- || Todos estos árboles o arbustos tienen 
hojas pinadas. 

Rosales 241 habla de las cualidades medicinales del niayit. 

VARIANTE: mayo. Fuentes menciona ocho fundos 
Mayos. 

DERIVADO: mayál, m. - vulg. - matorral o bosque formado 
por mayus. 

ETIMOLOJÍ A. Es mapuche; peio falta en los diccionarios. 
Fuentes 136 da el nombre de un fundo en el dep. de Búlnes 
Maytilermo, que debe ser errata por Mayiilemo "el bosque de 
mayusii (mapuche, FebkÉS; lemu - bosque). 

843. MECA. . - 

* meca, f. - fam. - caca, escreinentos humanos, esp. usado 
entre niños. Cp. Imano. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, FebkéS: me- estiércol humano, o 
de bestias; mecan, men - estercolar. 

DERIVADO: * mecón. m. - vulg. - i. escrementos humanos 
compactos i abundantes. || 2. el primer escremento de los recien 
nacidos; en este sentido hai evidente fusión con la palabra 
docta meconio (cp. Dice. Ac. '3) que usan las matronas. 

NOTA: Hai otra palabra vulgar meeon, usada como escla- 
macion, sobre todo afirmativa, en frases como n¡ Meeon! si no 
digo la verdad! Es abreviación violenta (cp. 'cumpa') de \^ine 
cofide?iara^K 



MECHAI — MEHUE 487 



844. MECHAI. 

papa mechái, f. - n. vulg. de una clase de papas Solanum 
tiiberosum. Maldonado ^^l"]. [Chiloé.] 

ETIMOLOJÍA: Será mapuche; talvez relacionado con Fe- 
BRÉS: mücham - ser o estar doblado. 

845. MEDAN. 

medán, m. - vulg. - convite que se hace a los vecinos para 
que traigan corderos, papa^^, tablas, dinero o lo que se necesi- 
te, ofreciendo en cambio aguardiente i una fiesta; cada convi- 
dado tiene el derecho de traer a su mujer o un amigo. Cp. 
mingaco. Se usa en la frase hacer medan. Chiloé 53. 

ETIMÜLOJÍA: mapuche FerrÉS: medan - "presentar o 
prestar a su modo, esto es, con la obligación de retornar dentro 
de un año otro tanto o mas, sea mujer o haciendaM. 

846. MEDUCAR. 

* meducár, - vulg. - cabecear de sueño, dormitar. Saavedra 
87 Cañas 38. 

VARIANTES: meduncar Saavedra. La forma mas co- 
mún en C. i Cm. es * meucar- 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: inedun -cabecear de 
sueño. I Ue esta voz se forma un derivado en ca, vieducau, que 
da el cast. 7ne{d)ucar. 

847. MEHUE. 

méhue, m. • n. vulg. de una hierba medicinal mencionada 
por Lovera 52, mata niegue... para contraveneno. No sé cuál 
es, ni si se usa el nombre entre los chilenos. 

ETIMOLOJÍA: Diehiie, evidentemente hai que leer así nie- 
gue, significa en mapuche según FebrÉS "las comunes, o ba- 
cíni.; pero tb. puede significar simplemente "el remedio que 
hace estercolar!!, es decir un "purganteM. 



-1/ii.C-tK:i' 



MRLDU — MELIVIGNO 



848, MELDU. 

méldu, m. - vulg. - i. pan de linaza. [Chiloé]. || 2. ])repirH- 
cion de harina tostada con pelotitas de linaza [Llanquüiue] 

ETIMOLOJIA: mapuche, Febrks: w/> A/// o viitl In ■ pan (le 
linaza o de maiz. 

849. MELI 

rnéli (TI - n. vulg. do una mirtácea del Sur. di hojas oloro- 
sas, parecida a la 'luma', Myrtus uielí. G\Y, H jt. II 384 in-ju- 
ciona la especie sin describirla i dice qu • los indios la llaman 
indi. El acento es probibleiíi uite falso. VlDAL GORMAZ 6[ tb 
dice melí. 

ETIMOLOJÍA: Es mapuche. El acento en mapuch-o chile- 
no casi nunca cae en la vocal final en tales paUbras. Cp imlle. 

850. MELIMETA. 

meliméta, adj. o sust. subentendiéndose carnero, cordero 
etc. - vulg. - un carnero meliméta - anim d que tiene mas de 
dos cuernos. [Chiloé.] 

MoLiXA Comp. 488 dice «(ningún carnero carece de ellos (los cuernos), 
habiendo algunos que llevan cuatro i mas cuernosi); pero no menciona 
la denominación. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebreS: ;;//>/^^// - cuerno o as- 
ta I Hernández da la forma muta. \ w^// - cuatro. I El signi- 
ficado propio es, pues, "cuatro cuernosfi. Cp. marinamii. 

851. MELIVIGNO ? 

melivigno según Gay, Zool. VIII 4S3 es n. vulg. del molus- 
co Helíx laxata. En todo caso la ortografía es falsa; pero es 
de notar que a renglón seguido se da el mismo nombre científi- 
co para el vulgar meliagh, que es pura ortografía mapuche de 
FebrÉs inellagh - caracol de tierra. Creo que el nombre ineli- 
vigno se debe referir a otro animal; pero ninguno de los do s 



MELONHUK — MELLAUVILU 489 

nombres se usará entre chilenos. Gay, Zool. VIII 97 bajo Helix 
no da ninguno de los dos nombres. Talvez es mal ieido por 
<'melongüe<i, véase niclonhne. 

852. MELONHUE. 

melónhue, m. - n. vulg. de un caracol de mar de Chiloé 
"bastante agradable para comerii;MALDO.MAno 84, 152, Trochus 
ater o Trochus Kímrii. Gay, Z lol. VIII 142 i 144 no da nom- 
bres vulgares. 

V.'^RI.^NTE: ort.: melongae, mal Q.szxXXoiwlongiie. 

ETIMOLOJÍ A: Será mapuche. 

853. MELPUTO. 

hacer melputo, vulg. - arremangarse las p:)llei'as para tra- 
bajar. [Chiloé. J 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebrÉS: nihlpiíntiin - arrojar a un 
lado, mosquear o aventar. | Habrá habido otra forma sin n 
mil Ipil.! un. 

854. MELLA. 

mella, f. - vulg. - una especie de pan de trigo nacido (brota- 
do); es dulce i se pega en los dientes. [Chiloé, Llanquihue, Val- 
divia.] 

ETIMOLOJIA: Será mapuche; talvez de una forma con // 
en vez de FebrÉS: miilan - moler machacando. 

855. MELLAUVILU. 

mellauvilu, m. - n. vulg. de la planta Pilca elegans según 
Gay, Bot. VIII 412 i V 364, cp, coyanlalmen. 

VARIANTE ort.: Gay escribe mellahiivilu. 

ETIMOLOJÍA: Parece composición mapuche de FebréS: 
tnellagh - q.^x?lco\ de tierra ] -\-vilu -culebra, i las lombrices, 
vívoras ¡ otras cosas así. | Significaría, pues, "caracol culebran; 



490 MELLE — MELLIHUACA 



pero no comprendo cuál podría ser la razón de tal denomi- 
nación. 

856. MELLE. 

melle, m. - vulg. - i. la palanca con que se voltea el pedazo 
de terreno levantado con las 'lumas' al arar, principalmente 
para la siembra de papas. CaÑAS papa 191. II 2. el trabaja- 
dor que ejecuta este trabajo. Cañas, ibid. || 3. hacer melle - 
palanquear así las lumas. 

VARIANTE: melli. 

ET I M O LO J L^ : Es evidentemente mapuche de Chiloé; no 
está en los diccionarios. Probablemente es la misma palabra 
ineli con que se designa Myrtiis vielí; pues de esta madera o 
de Innia se hacen los instrumentos de la labranza en Chiloé, 
cp. Iu7na i hualato. 

857. MELLICO. 

mellíco, m. - n. vulg. de una planta medicinal. No he podi- 
do averiguar su nombre científico. 

C.\ÑAi> 38 dice «tiene propiedades afrodisíacas i los indios hacen men- 
ción frecuentemente de ella en sus cantos eróticos». 

Hai un fundo Mellico en la prov. de Talca. Fuentes 137. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebréS: ;;/é?/zVí? - hierba medici- 
nal. I nieli • co significa "cuatro aguasn; "cuatroi. es el número 
sagrado de los mapuches, lo mismo que de la mayor parte de los 
indios americanos. El cambio de / por // es común, con signi- 
ficado de diminutivo de cariño. En el canto del 'machi' que 
busca hierbas medicinales, conservado por Havestadt 237, la 
primera hierba que se menciona es mélico llahiien (cp. "Az- 
huetiu). 

858. MELLIHUACA. 

mellihuáca, adj. o sust. - vulg. - "el carnero o el chivo que tie- 
ne cuatro cuernos. Se aplica también a los que tienen seisn 
Vasquez. [Maule.] 



MELLINGAO — MENGUE 49 1 



VARIANTE ort.: melliguaca. Tb. se dice mellihuáco, a; 
melihuáco, a; milihuaco, a; miñihuaco, a. 

ETIMOLOJÍA. mapuche FebréS: ;«,?//- cuatro. I Existe 
tb. la forma con II nielli\ cp. viellico. El segundo elemento será 
el quechua Jiuak'a, véase s. v. ¡maca; de modo que el significa- 
do es iiel monstruo de cuatro {se. cuernos)ii. Cp. 'melimeta'. 

859. MELLINGAO. 

mellingáo, m. - vulg. - según VasqüEZ. [Maule] sinónimo de 
'catete-" "chuño (^fécula) que se estrae del afrecho remojado 
en agua o en lechen. 

ETIMOLOJÍA: Véase viengiiillao, que, según supongo, es la 
forma primitiva de la misma palabra. 

860. MELLINGUE. 

mellíngue, adj. - vulg. • se dice de la zorra u oveja que tiene 
las patas color 'Iluan' (castaño claro). Según VasQUEZ. 
[Maule]. 

ETIMOLOJÍA: Es sin duda mapuche, pero no encuentro 
étimo conveniente. 

861. MEMICHUN. 

papa memichún, f - n. vulg. de una clase especial de papas, 
Solanum tuberosiiui. GaY, Agr. II 119. 

ETIMOLOJI.A: Será mapuche. Cp. papa michuñ: no sé si se 
trata en el primer elemento de la palabra mapuche, FebréS: 
me - estiércol humano o de bestias: cp. 'meca'. 

862. MENGUE- 

mencúe, m. - hist. - tinaja de greda de los indios en que 
guardaban chicha. 

VARIANTE: ort. mala: vienqiu, BascuÑAN 71 i en otras 
partes. 



492 MKNGUILf.AO — MKNUCC' 



«Unos menques (!) de chicha, que son a modo de tinajas, que harán po- 
co mas de una arroba, con las bocas angostas i cuellos largos Bascuñax 
71. I mas de cuatrocientos mencues o tinajones de chicha; id. 266 i en 
otras partes. [ Carvallo 163 escribe mencue. 

ETIMOLOJIA: mapuche, FebrÉs meucu, imñcue -unas ti- 
najillas, en que tienen la chicha. 



863. MENGUILL.^O. 

menguilláo, m. - vulg. - i. una mazamorra de afrecho cerni- 
do i cocido. [Xuble]. || 2. afrecho sancochado que se da a los 
chancho*;: tb. comido por jente mui pobre [Nuble]. 

VARIANTE: minguillao; Gay. Agr II 59. Cp. tb. 'me- 
llingao'. 

ETIMOLOJIA: es sec^uramente un término indio i creo es 
la misma voz que mellins^ao. Podría pensarse en PEBRES: mil- 
^í?;/ - ser semejante I ;;z//f¿//¿/ (maneXei) significaria "es de ve- 
ras semejante... A qué otro guiso lo asemejó la cocinera india 
que inventó esta aplicación del afrecho, no lo sé, 

C.\XAS 39 da la etimolojía mui fantástica de minaba (véase s. v.)-}-mapu- 
c\iQ llahuen^^lahuen (véase s. v. 'lahue') abreviado en Ilao. 

864. MENUCO 

menúco, m. - vulg. i lit. en jeografía - tremedal, tembladera, 
pantano. Fernandez 54. [Cm. i Sur]. 

La descripción exacta varía según la rejion; en la provincia de Biobío 
se entiende por menuco un pantano hondo que en la superficie muestra 
agua limpia; en la Patagonia. fajas de terreno pantanoso en ambas riberas 
de arroyos, que son difíciles de conocer a la vista. 

ETIMOLOJÍA: mapuche vienoko - pantano; cp. Est. Arauc. 
V 217^ \passim. Probablemente formado de FebréS: vúnu 
adentro | 4-¿"í7-agua. 

DERIVADOS: I. menucál m. - vulg. i lit.- ='menuco'. 
[Sur]. 

11. enmenucárse, vulg. - entrar inadvertidamente en un 'me - 
nuco', empantanarse. [Sur]. 



MENUGNt— MKPUL 



493 



865. MENUGÑE. 

papa menugñe, hsí escribe IMaldonado 337 el n. vulg. 
de una clase ce píipas [Solanmn tiiberosiini) de Chiloé. gñ sig- 
nificará el sonido de ;/ ( = FebkiíS^ cast. n antes de ^ o k.\\ no 
hai medios ortográficos en castellano para designar el sonido 
de la¿ nasal; tanto ¿w como ng •ion sólo escrituras aproxima- 
damente servibles. 

ETIMOLOJÍ A; Talvez mapuche, FebréS: vienu - penacho o 
cabello del maiz | +¿^ír?/ - ser, e^tar, haber, tener. | -Papa que 
tiene penachoPü 

866. MEÑU. 

méñu, m. - vulg. - rareza, estrañeza. [Chiloé.] 
LTOIOLOJÍA: Talvez de mapuche, Febbf.s; miiñuyiín - ne- 
gar algo meneando la cabeza. 

867. MEPUA. 

mepúa, f. - vulg. - las hojas del árbol 'tiaca' {( Caldchivia 
paniciitaía) que se usan majadas para estopear las 'pirahuas', 
[Chiloé] Fokck-Menendez II 193. 

«Para coser las piraguas es necesario traer del alojamiento de la laguna 
la mcpua majada ya, las cortezas de Uñ'-u i coligues para las agujasn. Gar- 
cía 361. 

VARIANTE: mepoa, Rosales I 175. 
ETIMOLOJIA: Debe ser mapuche. 

868. MEPÜL. 

hacer mepúl, - vulg. - recojer lo-; ¡jcscados del corral (cierro 
de piedras dentro del cual qufdan aprisionados al bajar la ma- 
rea); cp. 'huecha". [Chiloé]. Fomak h. 

ETIMOLOJIA: Será seguramente mapuche. Talvez deri- 
vado de FebkÉS: viiipu - ala; n.iipun -alear, dar aletazos; | se 
derivarla Diapuln- hacer dar aletazos. Esto podria espre^ar el 



494 MERQUEN — MERULAHUEN 



movimiento de los peces asustados por las hachas con que los 
pescadores entran al agua. 

889. MERQUEN. 

merquen, m. - vulg. - condimento hecho de sal i ají tostado i 
molido, a veces tb. en forma de bolitas i con otras verduras, 
que cada uno lleva consigo en los viajes para sazonar la comi- 
da, según las costumbres indias, cp. ROSALES I 153 [Cm. 
i Sur]. 

VARIANTE: mesquen. [Frontera], 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebrÉS: viedciiii, mejciin o med- 
quen - moler en la piedra, i en el molino, i el molido o hari- 
na. Rodríguez 314. Cañas 38. 

870. MERO. 

* mero o zorzal mero, m. - n. vulg. de un pajarillo, Dasy- 
cepJiiila lívida, según Gav Zool. I 327; Agriornis lívida según 
Rked 22. II 2. mero de la cordillera, m. - n. vulg. de un paja- 
rillo, DasycepJiala maritivia según Gay, Zool. I 328, Agriornis 
matitivia según Rp:ed 22. 

VARIANTE: meru - un pájaro agorero de los indios, Ro- 
sales 164 i 319. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FebkéS: meru -un pájaro de mal 
agüero para ellos. 

871. MERULAHUEN. 

merulahuén, m. - n. vulg. de una yerba baja, ramosa, medi- 
cinal, LiftUDí selaginoides GaY, Bot. I 464. St gun GaY el nom- 
bre es usado entre los indios. No sé si lo usan los chilenos. Phi- 
LIPFI F. 769 e-ícribe inal merulaguen por meru lagüen. 

ETIMOLOJÍA- Gay dice: los indios le dan el nombie Me- 
ru • lahuen, que quiere decir remedio para los huinores pituito- 
sos, i en efecto los corrije con facilidad, i favorece la respira- 



METAN — METRENCa(d)0 495 



cion; lo utilizan también como aperitivo. | Cp. FebréS: merun • 
mocos, i tenerlos. Véase 'lahuen'. 

872. METAN. 

metan, m. - vulg. - cada uno de los dos trozos semicilíndri- 
cos que resultan al partir un tronco de a\eYce( Fitzroya patagóni- 
ca) con cuñas. ViDAL GORMAZ 54. [Chiloé i costa patagónica]. 

ETIMOLOJIA: Seguramente mapuche; probablemente la 
misma voz de FebréS: metan - cojer o tomar en braso. 

873. METRAUCAN. 

metraucán, m. - vulg. - i. comida espesa revuelta de varios 
ingredientes que no se distiguen bien. || 2. cosa espesa i re- 
vuelta, revoltijo. Esto esta hecho un metraucán. Va.squez, 
Maule; [Centro, Cm. i Sur]. 

VARIANTES: matraucan, metrucan Barros Grez. Voc. 
17. Va.squez escribe rnetihaucan. 

ETIMOLOJÍ A: Cañas 39 dice i'del mapuche viethaucauw. 
Esta palabra no se encuentra en los diccionarios. Pero sí FE- 
BRÉS: mütha o mucha - cosa burda, gruesa o doblada; iniithan7i^ 
imít/iancim ■ tsx.re.\\di.v o achocar, garrotear i trillar con palo; 
mtitkon o müthoun - sacudir. | HERNÁNDEZ: methoun -sacudir, 
remecer. | HavestADT 303 dice "ex adipe ovum - metauian«, | 
lo que corresponderá a huevo frito o talvez huevos revueltos en 
manteca de chancho. 

874 METRENCA(D,0. 

metrencáo, a, - vulg. - encaramado como en un caballo u 
otra cosa parecida. Cañas 65. 

VARIANTE: petrencarse - vulg -treparse, encaramarse 
VasQUEZ. [Mwule] con la or\ogrs.í\z pftcknicarse. 

ETIMOLOJIA: Es seguramente mapuche de la misma raiz 
que Fehrés: mütenqueln, niutenciiln o mñtencün - estacar como 
clavando. 



496 MI Tl-C N— MICHAI 



Talvez de hi mima fuenle ^ierc ai^aílSjiai'^e que íepun Cañas 59 
s ignjfíca eí-c r rder;-e entie las k n ; s, íijjlicado a } ajares que se esconden de 
las aves de rapiña 

875. METRON. 

* metrón, m. - n. vulg. de una ^eiba con giítrdes flores 
amarillas que se abren al anochecer, Oeticíhera Bertetiaiía^Qw ^ 
Bot. II 334. Se llama tb. Flor di la noche o Flor de San José. 
Según PlULlPPl El. 277 i Reed 105 ib. Don Diego de la noche. 
Es vulneraria para golpes o heridas. Se cultiva a veces en los 
jardines. 

VARIANTE: metrun. Murillo 94; mutun Rosales 
245; mithon Piiilippi El 277 según Feuillée. 

ETIMOLOJÍ/\: mapuche, Febkés: /a/z/Z/í/;/;/ - apalear, dar 
garrotazos. ¡ Los indios la habrán llamado muíhon laJiue7i re- 
medio contra los golpes. 

876. METUNTRUMAO. 

metuntrumáo, m. - vulg. - playa en que revienta el mar 
[Chiloé]. 

ETIMOLOJIA; mapuche, Pebres: vihthcmi - apalear, dar 
garrotazos, + "íttiViad, véase s. v.; es decir "playa de trumao 
azotadati. 

877. MICHAI. 

michái, m. - n. vulg. de varías especies de Berberís, arbustos 
espinudos. Gay, Bot. I 75. 

Del fruto los indios se aprovechaban para una chicha, que todavía se 
hace en Xuble. Infusión de hojas i Irutos se usan contra inflamaciones: la 
raiz i corrteza para teñir de amarillo; cualidades notables mencionadas por 
Murillo 10, C\kvallo 184, Córdoiía 25. 

VARIANTE: ortogr.: michay, 

DERIVADO: michaicíllo, n¡, - n. vulg. de alguna de las 
especies de Berberís. 



MICHE— MIGNAO 497 



ETIMOLOJÍ A: £s mapuche; no sé si se relaciona con Fe- 
BRÍS: tnichan-SQX o estar doblado. 

878. MICHE. 

'' míche, m. - \"ulg. - un juego de bolitas que consiste en ha- 
cer salir fuera de un círculo una moneda tirando a ella con bo- 
litas. [Santiago]. 

ETIMOLOJÍ A: Es mui probable que se derive de una voz 
mapuche, como tantos otros juegos de niños; pero no encuentro 
ningún étimo adecuado. 

879. MICHI *^ 

míchi, m. - n. vulg. del gato, Felis catus, según Gav, Zool. 
VIH 483. Pero I 64 dice que este nombre es usado por los 
araucanos. 

ETIMOLOJÍ A: mapuche, Febrés: niichi - el gato. | Estoi 
sin embari^o seguro de que esta voz no es mas que una vanante 
del nombre familiar castellano ¡nidio (véase Dicc.Ac. ■-) o 
mas bien la voz con que se llama al gato. Hoi se usa mas co- 
munmente cuello o cHcliito. 

880 MICHUÑ. 

papa michúñ, f. • n. vulg. de una clase de papas [So¿anuin 
tiiberosuni)\ M.vldonaDO 337 [Chiloé.j 

ETIMOLOJÍ A: Seguramente mapuche; no sé si se puede 
relacionar con FerkÉ.s: mhchiiy - tizón; tn^chuln - atizar, hurgar 
la lumbre. 

881. MIGNAO. 

mig'náo. probablemente viináo, m. - vulg. - un guiso de ha- 
rina tostada con caldo de chancho [Chiloé.] Cp. ''sanco 

ETIMOLOJIA: Es seguramente mapuche; pero no se en- 
cuentra ninguna voz correspondiente en los diccionarios. 
;'iccioN.\Rio 32 



498 MII.CAO — MILTRAN 



882. MILCAO. 

milcáo, iT). - vulg. - un guiso de papas ralladas o machacadas 
con manteca i, en Chiloé, con chicharrones, cuya preparación i 
cocimiento varia según la rejion; a veces se cuece en agua, 
[Chiloé, Nuble] o se frie en sartén como panqueque [Chiloé, 
Araucol, se cuece en horno: milcao horneado, o en rescoldo 
como pan. [Chiloé]: tb. se prepara en 'curanto; VlDAL GoR- 
AÍAZ 45. 

VARIANTE ort.: milcado. 

ETIMOLOJl A: Se puede pensar en mapuche, FebkES: 
vinlcayi^i II, nielcixyini -resbalar; melcangen - ser o estar resbalo- 
so, I por la idea cp. la nrer-ilosait [s.v. patitrnca). Pero tb. pue- 
de derivarse de la raiz a que se refieren las voces FetíréS: gú- 
/zV/ - apretai' maci/.ando; gíiln- estar amontonado o junto en 
montón; j HavestADT 665: _^//'// - manibus aterere, refricare. j 
Ve\í\<\í'>>: g'i'iilodcv n o gullovc?)n, giillonn - aplastar o apretar con 
suavidad, como sobando con la mano, o amasando o ablan- 
dando. 

883. MILCO. 

milco, m. - vulg. - un guiso de coles con papas. [Frontera]. 
ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche; probablemente 
d -' la misma procedencia que 'milcao . 

884^. MILTRAN. 

miltrán, m. - vulg. - i andrajo. Vasquez [Maule] || 2. pl. 
?;////m/¿t'.í - arvejas cocidas. CaÑAS [Maule?]. 

DERIVADO: miltraniento, a - vulg. - andrajoso i sucio 
VasqUEZ [Maule]. 

VA RI ANTES ort: Vasquez escribe miltchan, niiltchaniento. 

ETIMOLOJÍA: Es seguramente mapuche; pero no encuen- 
tro étimo adecuado. 



MILTRIN —MINGA 499 



885. MILTRIN. 

miltrín. m. - vnlg. - i. masa de trií^o cocido i molido o granu- 
lado en la piedra, de la cual se prepara cl 'catuto' o "aparejo,. 
[Cm. i Sur] II 2. En algunas partes siruMiiino de catuto o apa- 
rejo, usándose para el guiso concluido. [Cm.] GaY, Agr. II 59. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, FkbkÉS: mhlthn - trigo cocido re- 
molido, que llaman aparejo, i hacer ese guisado i comerlo. 



MILLOQUE. 

millóque, m. - vulg. - un guiso de za[)alIo cocido o asadf). ai 
cual se echan 'peumos' que se cuecen con el calcjr del zapallo. 
[Nuble]. 

ETIMOL.OJIA: mapuche, Febres: ^s^iiHodcnn o gtdhnnin - 
aplastar o apretar con suav'idad como sobando con la mano o 
amasando o ablandando | Los peumos se ponen apretándolos 
dentro de la masa blanda i caliente del zapallo i obtienen así el 
cocimiento suficiente. 

887. MINGA. 

minga, f. - lit. ant.; vulg. en Chiic.'é - reunión de jente, amigos 
i vecinos, para hacer en común algún trabajo (construcción de 
casa, cosecha, etc.) sin pago en dinero; el interesado debe dar 
alimentos i bebidas, de manera que el trabajo concluye jencral- 
mente con una fiesta i borrachera. Chiloé 50; M.aLDONADO 331. 
(jAY, Agr. I 287. Antiguamente la costumbre era jeiieral en 
todo el imperio d* los incas i se pagaban jornales a los indios 
que trabajaban; los restos de esta costumbre se llaman hoi en 
("hile comunmente mingaco (véase s. v.). 

Barry en su introducción a las Xoticias secretas de Jian 1 l'i i.oa cita 
un documento de 1689: 'd'ero no pudiendo ya los mineros costear, por la 
pí)oreza de los metales, el grande gasto de los jornales de indios alquilados 
que llaiDan de minga, empezaron a sentir la falta de los indios de la mita 
que les dejó asignados el señor Virrei D Francisco de Toledo. 



MINGACO 



Kii Catijinarca. L\i"n\K 219 i en el P'-rn, Palma 39. mencionan la sobre- 
vi \encia de la misma costumbre. 

ETIMOLOji A: mapuche, Febkks: ;;¿///¿-rt;/ - alquilar jente | 
prueba que la costumbre de los incas se jeneralizó entre los 
iii iios chileiV).s; derivado del quechua, MiDDENDOKK 588: niin- 
k\iy- scílicitar en el trabaj ) la ayuda de otrrjs, prometiéndoles 
retornarles el servicio recibido de la misma manera; alquilar. 

Dl^RI\'\'\DOS: mingar - vulg. - juntar jente para la 'minga', 
ciinvidar al trabajo. Il los mingados - los vecinos que ayudan. 
Chiloc 5 I . 

888. MINGACO. 

'■' mingaco, \x\. - lit. - i. lo mismo que 'minga'; esp. la fiesta 
que sigue ala cosecha hecha en común. Son frecuente»^ en todo 
el Centro i Cm. los mingacos tb. para construcción de casas; 
e-ip. para la colocación de los tijeraies, para hacer cercf)s, cana- 
les, 'chuchoca" etc. 1| 2. * ahí metió su cuchara (cucharita) 
de mingaco -se dice de luia persona intrusa que se entromete 
en una conversación o curili|uier asunto que no le toca. || 3. *; 
¿acaso soi cucharon de mingaco? - dice el que recibe mu- 
chos encargos a la vez, cuando no se cree ooligado a ejecutar- 
los. II 4 .* cuchara de mingaco - = "cucharron de todas las tri- 
llasii; persona que gusta mezclarse en mingacos, aunque no la 
llamen. 

RoDKifií'iiz 316 confunde Dunt^aco con mita ^véase .s. y.) Según una nota 
de VicnxA M.^ckennw a Ros.\les 149, la última obra pública ejecutada en 
Santiago por mingaco fué la construcción de la casa de ejercicios de San 
Jdsé en 1821. 

Molina. An. orijinal 149: «questi conviti si chiamano mingacu e caguin 
^en la traducción «cagüia» por errata). 

Zekolo da la definición insuficiente .cfaena o tarea de campo». 
VARI.ANTES: mingácu, m. -anticuado. | Forma falsa que 
usa constanteiuente Gav, Agr. I 2, 3, 288 etc.: II 34 etc., es 
mingajo. En .\gr. I 2 atribuye a la palabra el significado falso 
"C'^ncion de las faenas agrícolasn. 

DER1VA])0S: * mingaquéro, a, - fam. - aficionado a los 



MN.^yuE 5c 1 

'mingacos'. '-No hai lugar mas mingaquero que éste. Todo se 
hace a fuerza de mingaco,,. I^aiíkos Grez. Huérfano 224. 

ETIMOLOJÍA: quechua, Middkndorf 588: iititil/aciiy (mas 
usado que viink\iy) alquilar para el trabajo. | (añas 39 deriva 
mingaco incorrectamente del mapuJie vanean 

889. :MIÑAQUE]. 

* miñáque, f. jen. en plur. - lit. - ericnjes, randas, hechos de 
hilo en un tamborcillo ci^n bolillos, trabajo que las mujeres del 
j)ueblo hacen frecuentemente i a veces con mucha arte. S' ri 
famosos los miñaque.s de Chillan. RoDRKiUEZ 317. 

VARIANTE: meñaque: ¡x cj. urdir meñaques, Vicu.XA 
Mackenna, Stgo II 396. 

ETIMOLOJÍA: Frobablemet-.te la palabra Jiiiñaqjie no es 
masque una variante de viedriñoqiie - Dice. Ac. '\ "i. tejido 
filipino hecho con las fibras de abacá, del burí i de algunas 
otras plantas, i que se usa en Europa i América para forrar i 
ahuecar los vestidos de las mujeres. 2. especie de zagalejo cor- 
to... F. BlUMENTKITT en su ''Vocabular cinzelner Ausdrücke 
nnd Redensarten, welche dem Spanischen der Philippinischen 
Inseln eigenthümlich sind,,, páj. 49 cita vienñague con la 
definición "stuff made ofplantain fibre and in Spanish a ciino- 
line.i. i Dice. Ac. '^ da tb. '^miriñaque (De niedriñaque ). rn. za- 
galejo interior de tela ríjida o mui almidonada, i a veces con 
aros, que han solido usar las mujeres para que armen mejor las 
ropas interioresir, i ademas en otir) párrafo '^iinriñoqiie Del fr. 
marionneite, títere, figurilla (sic!), m. Alhajuela de [toco valor 
que sirve para adorno o diversión.,. Entre los lexicógrafos 
americanos sólo PiCHARDC) 182 menciona: wDiiriñaqne - \c\k de 
algodón mui rala, usada especialmente para el bordado con es- 
tambres o hilos de colores., I ( Este significado de "cañamazo,. 
como se llama el jénero en Chile i, según parece, tb. en España. 
indica por qué desarrollo la acepción primitiva de las Filipinas 
pasó a la idea chilena de encajes. Según toda probabilidad la 
palabra es, pues de oríjen malayo, talvez tagala. El trabajo de 



MII.I.AACULL — MIRA 



los meriuaqíies evidentemente se ha popularizado entre las 
'chitias de Chile (trabajos parecidos mui finos se venden en 
Buenos Aires como "encajes del Paraf^uain; tb. en las islas Ca- 
narias he hacen labores semejantes) i talvcz la simplificación 
fonética de jiieriñnque a miñaque está bajo la influencia de una 
etimolojía popular de mapuche; pues tiiiií/akeii significa "estar 
' desocupado. r; de ahi vcndria "trabajo de entretenimiento du- 
rante el tiempo libren. Com[iárese FehrÉS rnüñan, raimatun - 
quedarse sin tocar, o participar: vaciarse his vasijas o desem- 
barazarse i desocuparse. 

890. MILLAACULL. ^ 

millaacull según Gay, Zool. VIH 483 seria nombre vulg. 
de lo> grilhjs, (¡ryllus spex. Id. VI. 31 no da nombre vulgar. Es 
evidentemente mapuche, Fe1!R1:s, nalla ecull - dicen los gri- 
llos ¡ literalmente "poncho listado de oron. Es solamente ma- 
puche. 

891. MIÑEMIÑE. 

miñemíñe, m. - n. vulg. de una planta rastrera, subleñosa con 
frutos deliciosos del Sur. Rit^iis radicans ReiCHE, Piod p. 7. No 
está en Gav. 

ETIMOLOJÍA: Es Sfguramente indio; redu[)Iicaciones 
Son bastante frecuentes en nombres botánicos i zoolójicos. No 
sé si hai razones para pensar en derivaciones de FebrÉs raügen- 
sieinpre. | rnngenniiígen podria significar "la eterna, la perdu- 
rablen. 

892. MIRA. 

mira, f. - u. vu'g. de un arbusto chileno Gochiiatia rigtda i 
(Jiras especies. GaV Bot. III 290. 

VARIANTE: miramira. 

ETIMOLOJÍA: Aunque no está en los diccionarios arau- 
cano-, i fonéticamente podria ser palabra castellana, es casi se- 



MITA 503 

guro que la palabra sea denominación dada por los mapuches, 
sobretodo por la existencia de la reduplicación. 

893. MITA. 

mita, r - lit. - I. - ant. - el trabajo obligado (]ue tocaba en tur- 
no a los indios encomendados. RODRÍGUEZ 316 || 2. el turno, 
relevo, la cuadrilla de trabajadores en las minas. [Norte]. il 3. el 
turno en el agua de regadío. Caxas 39. [Ncrtc, p. ej. en la oa- 
sis de Pica]. || 4. fam. - la vez, el turno, ^^me tocó la niita'<. Cañas 
39. [Norte]. II 5. casa de mita (pronunciado comunmente ca- 
semita) - vulg. - casa at^exa a cada capilla, levantada por los 
habitantes de la jurisdicción correspondiente como impuesto 
debido al cura i al prefecto. CAÑAS 39. [Chiloé]. Véase tb. 'mi- 
tayo'. 

«... trabajar por mita o por demoras»... hNájp:r.\ 282. | «... ni iban a 
mitas...» Tribaldos 142. | Les hacían ir de mui lejos a las mitas. Rosales 
477. I Los indios gozan de buenos tratamientos, libres de las antiguas mi 
tas. Cabildo de Chillan de 1695. según B.arkos Arana V 263. 

Alcedo 122 dice: "Mita, nombre que se da en el Perú a la contribución 
de indios para el trabajo de las minas de Potosí i Guancavélica, la que es- 
tableció el año 1575 el Virrei don Francisco de Toledo, de acuerdo con los 
caciques de los pueblos para que no estuviesen ociosos los indios, arreglan- 
do el numero a 12,900 repartido a 17 por 100 en las pro%nncias masinmedia- 
tas a las minas, a 16 las que .seguían a éstas, i a 14 las mas distantes, de las 
cuales sólo habia de emplearse en el trabajo la tercera parte cada semana; 
de modo que tuviesen dos libres: después ha ido decayendo cada día la 
mita por lo mucho que se han disminuido los indios). 

Refiriéndose a los primeros años del siglo XVIII dice Barkus Akana V 
290: Pero existían, ademas, en todo el territorio algunas agrupaciones de 
indios a los cuales se les reconocía cierto derecho de independencia nomi- 
nal, con laobligacion'de vivir en paz. sometidos a la autoridad de un alcalde 
i al deber de dar trabajadores por miUi, es decir por secciones para las obras 
públicas o para las faenas industriales que se les destinasen. | 

La mita consiste en que todos los pueblos deben dar a las haciendas de 
su pertenencia un número determinado de indios para ijue se empleen en 
su trabajo, i otro número se asigna a las minas... Estos indios deberían 
hacer mita por sólo el tiempo de un año, i concluido restituirse a sus pue 
blos, porque yendo otros a mudarlos, debieran quedar libres hasta que les 
volviera a tocar el turno: pero esta formalidad .. no se guarda ya. Jtan i 



504 



Uli,oa 267. I A la páj. 279 del mismo libro el editor David RAKín hace la 
nota siguiente: 

«Mita! voz horrible, de la que no pueden tener justa idea los que no han 
estado en aquellos |)aises. Los Académicos Españoles, quienes no podian 
ignorar su significación, han dado una idea falsa de esta palabra en todas 
las ediciones tic su Diccionario, diciendo, ((Repartimiento que [en Améri- 
ca] se hace [se hacia] por sf)rteo en los pueblos de indios, para sacar el 
número correspondiente de vecinos (pie deben [debian] emplear en ios 
trabajos públicos. || [Tributo que pagaban los indios del Perú]». Las pala- 
bras entre paréntesis corresponden a la 13 ' edición . 

Ouien lea esta definición pensará que se emplean ios indios, a salario, 
para reparar los caminos, puentes i otras obras del beneficio público. Para 
evitar este error del Diccionario i el empacho de los SS. A:\. en decir la 
verdad, el Editor ofrece la siguiente definición: ((Conscripción anual por la 
que un crecido número de hombres nacido> i reputados por libres, son 
arrastrados de sus pueblos i del seno de sus familias a distancia de mas de 
cien leguas, para forzarlos al trabajo nocivo de las minas, al de las fábricas 
i otros ejercicios violentos, de los cuales apenas .sobrevivia una décima 
parte para \'olver a sus casas.» La definición es algo larga, pero no se puede 
esplicar lo que ha sido la mita hasta la última revolución del Perú, en me- 
nos palabras». 

Mas detalles sobre las mitas don Ji'an i ULLt»A 674 i sig.; las mitas ofi- 
cialmente fueron establecidas por el consejo riel primer .arzobispo de Lima 
Jerónimo de Loaysa en 1570 i restablecidas en 1682. De hecho la institu- 
ción habrá e.xistido ya en tiempo de los incas i los españoles habrán sólo 
continuado la costumbre. Pues va en 1558 se escribió en el diario de Cck- 
TKs r>F, Hojea 504: «(donde guisaban el marisco que por sus w/Am iban a 
cojer para ellos e para sus compañeros que quedaban trabajando^. El edi^ 
tor pone a la voz )ni¿as la nota poco e.xacta: «los sirvientes aborijenes de 
que se sirvieron los conquistadores, que llevaban a su i)ord(3». Ibid. 310 se 
consideran incorrectamente como sinónimos ;;///^ 1 wuiacona. Véase es- 
ta voz. 

También es inadmisible la confusión entre milíis i )iii)i^a (¡ue hacen B. 
Vicuña M. Stgo. 195 i Roi>Ki(a;Ez 316. 

De lo.s lex'icógrafos americanos .só!o Lafone 220 mencioria 
de Cataraarca el uso de las acepciones 2 i 3. 

ETIMOLOJÍA: mapuche, Fef.RÉS: ''mita - \e7.\ i de aquí 
vienen las mitasn. 1 La aceptación de la voz quechua en mapu- 
che parece anterior a la conquista española. Quechua, MiD- 
DENDORF 592: mita - lo que vuelve periódicamente, la esta- 
ción, el turno del trabajo, las capas de terreno; la vez. j 

La nota en Oviedo ap.: mita - X.r\h\it.o, pecho, contribución, con que 



MITAHUE — MIIAVO 5c: 



acudían a sus señores los indios de Arauco. iLengua de Chile es iiiui poco 
satisfactoria. 

NOTA: Existe en castellano otra palabra ¡iiita con que se designa a ¡os 
aracnidas «aradores^' que se encuentran en la harina, el queso, la cecina, 
Ac/irus siró, A. far'tnae etc. Phii.iimm, El. 176. P'sta voz, de orijen ¡ermánico 
mita (cp. francés inité) va se encuentra rejistrada en el Dice. Etiniolójico de 
DiKZ i está en diccionarios castellanos bilingües como el castellano - aie- 
inan de ToLHAt'r^KN: pero no está ni en el D'uc. Ac. ni en Zkkoi,!', Dice. 
Lit. ni ningún otro que hava visto. Se rejistia sin eiui);ngo su derivado 
vielralla. Es una simple omisión, pues la voz se usa en España i. seL;ua 
creo, tb. en América. 

894. MITAHUE. 

rnitáhue, in. - vul;:;;. - un fruto comestible i probablemente la 
planta que lo produce. No sé cuál es. [ChiUié]. 

ETIMOLOJIA: Será seguramente palabra mapuche. 

895. MITAYO. 

mitayo, m. - ant. - el indio o el peón, que trabaja en la 'mi- 
ta'. Juan í Ulloa 268 i sig. B. Vicuña M., Stgo. 194. Ek- 
CILLA (edición K(")N1C páj. 167) "a la usanza de los initayos 
índios.i. 

«Los indios no querian servir de mitavos a Fr.mcisco de Viliagran >■>. 
CÓRi)OV.\ iit. I «Los mitayos Tindarunas son indios tributarios, que !os 
curacas tienen deputados para alquilar para minas, fábricas i otros servicio.-;, 
i éstos no son de sus amigos, porque Tindarunas significa hoiubres forzados, 
i los dan para servir por sus mitas o tandas, de dos en dos meses, o mas, 
conforme a la costumbre de cada tierra, i a éstos los llaman mitayos». 
Hbrkkka dec. V, x, 8. i^Se les daba un pequeño sueldo i alimentación .... 
Este uso de darse los mitayos se iutroduio cuando (reí rei mandi) quitar el 
servicio personal» pero resultó segun Herrera mas pesado para el indio que 
el ser .-icio personal de que sólo gozaba el encomendero. «Mai otro jénero 
de mitayos, que se hacen dar debalde para adobar los caminos i puentes» 
que tb. los castellanos aceptaron de los incas. Ihid. 

En Cntamarcn, Lafone 220, se dice hoi mitpro. 

ETIMOLOJIA: quechua MinnKN'DOHF 593: initayoj el 
peón cuyo turno es de trabajar, mitayo. 

OviKDu ap.: initaio-&\ indio que tenia el cargo de traer o llevar dicho 



^o6 MITIMAES 



tributo I véase w//rt). (Lengua (le Chile) es incorrecta. Parece que está to- 
mada de la nota <le Ekcili-a (edición de Künk; páj . 167) iiiitaoo es el indio 
tiue lleva o trae el tributo. 



896. MITIMAES. 

niitimáes, «ti. pl.- hist. - l. en tiempo de los incas: colonias 
instituidas por los incas, trasladando tribus pacificas, civiliza- 
das, en medio de rejiones recien conquistadas; pc^r mas deta- 
lles véanse las citas abajo. | 2. entre los ci>nquistadores espa- 
ñoles: los indios amigos a quienes se llevaba como tropas 
ausiliares a la guerra contra los indios rebeldes Caucas'). 
Zkrolo. Por mas detalles véase Barros Ar.\NA, Hist. I 62; 
B. Vicuña M., Stgo. 19; Cíeza dk León 442. 

"< Llamaban Mitiinaa a todos los cjue habitando en una provincia, los in- 
gas los sacalian de ella, i mandaban ir a vivir, i poblar en otra consideran 
do i|ue fuesen tierras del mismo temple i calidad, i alli se les daban tierras 
para su sustento, en tanta cant-dad como las que dejaron, i en lugar de es- 
tos entraban otros, de partes confidentes, para que ante todas cosas tuvie- 
sen la tierra pacifica i segura de rebeliones i motines, i mostrasen a los 
naturales la relijion i policía ile (Juzco: i si en las tales tierras no había 
ináiz, se lo daban para sembrar, i si no habia ganado [se debe subentender 
((llamas»], se los enseñaban a criar» Hekkkr.\. tumo III <j6. CJtros miti- 
maes se mandaban a paisas despoblados: ibid. 97. 

Menciones chilenas del siglo XVM S(jn: 

(Ellos le señalaban i le señalaron en un pueblo de su parte del rio de 
Maipo, que se dice el asiento Maipo, que era de los tniiimacs del inga í está 
despoblado; i que en el dicho asiento le darán tierras al dicho capitán Ju- 
iVe para sus indios del cacique .Martin». Cabildo de Stgo. 27 de febrero de 
1552. Col. de Hist. I ?'^3 . 

«Acequia i tierra... como gozaban los iiiUiíiiiics que eran del inga (bajo 
el cacique Talagante) .. Tierras .. que solian ser de los mitimaes del inga, 
se íes quitaron ;las tierras t». D0I año 1552; ibid. 347. «[De la ciudad de 
Cuzjo] habían sido enviados por el gran inga a Chile, los que hemos di- 
cho [es decir, indios residentes cerca de Santiago] i se llamaban iniíimaes i 
destos era el sobredicho Vítacura [cacique o gofjernador], el cual por ser 
'ndio del Perú, recibió con buen semblantéalos españoles». Lovera 45. 
\Hai sin embargo probabilidades de que el nombre Vitucurn sea mapuche, 
r'íita cura «piedra grande^, talvez traducción mapuche de su nombre que- 
chua. En cambio el nombre del famoso cacique de CJuíllota Aíichima1on<ro 
parece ser ntitima ■ lo/tiro ((jefe de los mitimaes». Cp. paj. 281 Nota). 



MtTIQUl — MC'LFUEN-MAMET, 507 



VARIANTE: mitamaes, raro. Zekolo da la variante miti- 
mayos que no he encontrado en documentos antiguos. Rara es 
también la forma mitimas, p. ej. "hacer a los indios mitinnas i 
pasarlos a esta tierran. Documento de JUAN DE Hekkera; 
Col.de Hist. II 252. Nunca he encontrado la palabra en singular. 

ETIMOLOJIA- quechua MiDnENDOKl- 595: init inaj - e\ 
advenedizo, avecindado; 7;/z'/';«íz en los tiempos de los incas el 
trasplantado de una provincia a otra, el colono, advenedizo: de 
7nii niav - descender, venir de colono a otablecersc. 

897. MITIQUI 

mitíqui. m. - n. vulg. de un arbusto común en e! Centro i el 
Norte. Euxetiia niitiqíie, Gav, Hot. IV 297. MUKILLO 115. 

VARIANTES: mitiquín, mitrío. mitriu; según Gav tb. 
mitrión, Gav, escribe naíhnon. 

ETIMOLOJÍA; La terminación íriu ha(;e seguro que trata 
de un nombre mapuche. La relación entre la forma niitujui i 
mitrtu es estraña. Se necesitaria saber cl área jeográfica de 
cada una de estas formas. 

898. MOLFUEN MAMEL. 

molfuén- mámel, m. - n. vulg. de un arbusto del Sur. Ram- 
mis difusus. Gav, Bot. II 18. [Valdivia i Chiloc]. 

ETIMOLOJIA: Gav, 1. c. 19 dice jnolfuenmaniel, palabra 
alterada de mollvun-mavies (!) que quiere decir "palo de san- 
gre». En efecto es mapuche, I^^EBRE-S: inollvÑíi o mollvÑn - la 
sangre; el pulso o venas. ¡ niainiíll - leña, madera, o cualquieía 
palo o árbol. \ Talvez hai quí traducir "palo con vena o veta- 
do. >, pues Gay dice que las ramas presentan una corteza par- 
duzca i estriada lonjitu linalmente. No estoi seguro acerca del 
acento del seguid) elemento; el ui >puchí acentúa la primera 
sílaba. 

La/ indica introducción moderna del mapuche, ue es una 
ortografía aproximada por el sonido ¡i. 



5o8 MOLONGO MOLUCHE 



899. MOLONGO 

molóngo, m. - vulg. - rosa alargada, informe, C(jmo un cilin- 
dro mal hecho Bak.íos Gkkz, Voc. 37. 

DERIVA DO: amo or gar- vulg - dar la forina de 'inolongcj" 
a una cosa, amo'ongado, a lo que tiene tal forma. 

ETIMOLOJÍA: BAKiins Geez I. c. (la única fuente en que 
lie encontrado la palabra) propone latin mole longita (sic!). Tal- 
\'ez se deriva de mapuche, FehreS: inoucoll. inoncol- cosa redon- 
da, entero, así como se está; ;;/(?«£•<?/«- ser redondo. | i)wncol-ln 
"lo que es redondo.., podría dar molonco ■ inolongo bajo influen- 
cia de alongar, etc ; cp. por la metátesis cupiicJia. 

900. MOLUCHE. 

moluche, m. i adj. - lit. - i. denominación de los indios chi- 

enos actuales desde Angol hasta Valdivia, término conocido 

(le indios i chilenos pero poco usado j| . 2. denominación falsa 

de todos los indios chilenos come» sinónimo de "araucanos". 

ViDAUHKE I 302 (siguiendo a Fai^KNEH?) 

No lie encontrado !a denominación niolucliQ en nini^nn autor anterior 
al año 1774. En este año se publicó en Inglaterra en Hereford el libro de 
Thomas Fai.kner (A description of Patagoniaand tlie Adioining Parts of 
South America) que contiene ene! 6." capítulo un «account of the Language 
oí the Moladles », P'ai.icnicr mismo dice en el prólogo que sólo ha ordenado 
correjido respecto al estilo los apuntes de un cartógrafo (en el mapa apa- 
rece el nombre de Thomas Kitchinlque ha estado poco menos que cuaren- 
ta años en Sudamérica. Este libro de Falknek-kitchin', traducido al ale- 
mán en 1775, al trances en 1787, al castellano en i835ienel vol. I de la 
Colección de obras i documentos relativos a la historia antigua i moderna 
de las provincias del Rio de la Plata, por Pkdro de Angelis. Buenos 
Aires) es el primero que da el nombre wí^/z/ít/j^- i KrrcHiN tiene razón si 
dice (cap. 4) que las naciones indias 'que ocupaban a mediados del sJiglo 
XVIÍI la rejion descrita en su mapa se llamaban mutuamente wo/uche y\os 
occidentales) \ puelche (los orientales), términos que correspondían a las 
espresiones araucanos T^dra. los indios de Chile i pampas para los de la Ar- 
entina. La equivocación comienza cuando Kitchin, quien evidentemente 
no ha conocido de cerca a Chile (al n cnfis ro la rejicn defde el Biobío a 



Mol. LACA 509 

PiOrte) habla de los indios moluchea o su subdivisión los picmuhcs entre 
Coquimbo i Santiago, fundándose probablemente en noticias mucho mas 
antiguas (el autor cita una vez el libro de Ovam>e como jeograíia de Chi- 
le). El capitulo correspondiente de FALKNER-KiTcifiN fué estractado Con 
añadiduras dedudoso valor por Fkdkrico Bxrhaká en su «Manual o Voca- 
bulario de la lengua pampa ..» Buenos Aires, 1879. 1^6 estas fuentes toma- 
ron el término violudie los etnólogoscomo Fkikdkicu Mí'h.i.kk ((irundriss 
der Sprachwissenschaft II 417, Viena i(S82, «lie Sprache der Molu-cfic» como 
titulo de su resumen de la lengua araucana o mapuche), i Daniki, Bkint-'\ 
(The American Race. New York 1891 páj. 321 i sig.) i otros autores. 

En efecto, el término moluche liabiá sido corriente sólo entre los mapu- 
ches de la pampa arjenti na para designara sus parientes chilenos, lo mismo 
que éstos usan hasta hoi el nombre puclthc de todos los indio** de la Ar- 
jentina. 

ETIMOLOJÍA: FaLKNER 1. c. da la esplicacii.n moluche de 
la palabra tuolun ■ "guerrearn, sii^jiiiHca "L^uerreros-., lo que co- 
pia H.^KBARÁ. En BkiNTON se ve sin embar^'O que entendió ei 
nombre como jeográfico '>7í'estern", lo que no impide que DE 
LA GliASSERIE (Langue Auca, París 1898 s. 6,)con la faltadecon- 
ciencia i atención que lo caracteri/.an lo traduzcan "hointnes de. 
lestn. Un verbo moi?in no existe, ni ha existido en mapuche; 
el supuesto significado de "guerrearn se debe talvez a una con- 
fusión con ma/o/i (vé.ise s. v. ) Los indios (hcen hoi aveces 
hablando con castellanos moluche o mas bien mullidle, pero 
jeneralmente nuluche, i esta es la linica forma correcta en ma- 
puche al lado de nuXucJie.á^X mapuche, FkukÉ.S: gulin - p.ners;- 
fcl sol; gull, gulhue -la parte occidental, donde se pone el sol. 

I De modo que moluche significa 'da jente del occidente u 

oeste. 11 

901. MOLLACA 

molláca, f. - n. vuig. de mi arbu-to mui cunun en el Xorte i 
Centro, Muehlenbeckia sa^iítae folia, Gav, Bot. V 274. En el 
Centro se llama quilo i no quila como dice por errata CaÑ.\s 
40. [Norte hasta Coquimbo]. 

Es una enredadera con tallo leñoso, cuyos frutos se comen i se usaban 
para chicha. La raiz es usada como medicamento. Hai un fundo MoUaca ^n 
el dep. de Freirina i un lugarejo Mollacas en el de Ovalle. Fü'e.vtes 143. 

I'-TIMOLÜJÍ A: Cañas 40 dice del quechua mullaika. \ En 
efecto, MiDDENUOKF 604 dice mullaifca - planta medicinal que 



5IO MOLLE 

se usa de enjuagatorio contra el escorbuto. | No sé si es la mís- 
nia planta. Pero el cambio de ai'^a seiia mui estraño. Quizas 
se puede })ensar en derivarlo de molli ata (MiDDENDOHF 596, 
véase «. V. ^nolle) "chicha de molle". Así como el nombre del 
Schinus mo/ie áé[ Norte se pasó al Sdiiniis oíalifolia por la 
fruta de que se hace chicha, no seria imposible que se hubiera 
llamado a la Mueldenheckia, planta de la "chicha de moUex, 
¡)or la misma semejanza. El nombre mapuche de la misma plan- 
ta es qitiloqitHo. 

902 MOLLE. 

* mólle, ni.- I. n. vuljj^. de un grande i hermoso árbol del 
l'erú i del Norte de Chile, cultivado tb. en el Centro donde se 
denomina "pimiento.. ^Lliinus molle. 

Ai-CKDo 123 i CiKZA DK Lkon 450, cf). 1 12 hablan de la gran utilidad medi- 
cinal i casera: de los frutos, facimos de bavas chicas, se hace chicha; .se 
usa la resina, etc. Era árbol sagrado de los incas qne los plantaban en la 
falda de la cordillera en su camino real «cercado de tapias i adornado de 
nialiis, que mas de ser árboles mui grandes i copados, eran consagrados a 
sus falsos dioses», Rosai.ks igg. || [Xorte]. 

¡I 2 - II. vulo. cJe un arbusto o árbol sieinpre verde, mui aro- 
mático Litliraea violle, G.W, Bot. II 450 ^chinus ovalifolia, 
Cp. 'huitii^an . 

Es de madera Uiui dura i nudosa; mientras las hojas son enteramente 
distintas de las del im)ile del ríorie, las bayas tienen mucha semejanza i sir- 
ven para la ducha de tnollc (0.\a, canto Xlll dice<(le dan licor de molle rega- 
lado. d) que todavía se fabrica en algunas provincias del centro por infusión 
de la baya secada: de la fresca se saca una (ouiel mui medicinal»; ude la 
corteza sajada destila una leche que deshace las nubes de los ojos»; la resi- 
na .se usa contra frios envejecidos; cocimiento de hojas contra tullidos; 
los cogollos se usan para limpiar los dientes. Rosales 223. | Cocimiento de 
la corteza da una tinta color café con que los pescadores de Valparaíso i 
Cancón tillen las redes: M;)1>iva 397, citando a Fkézikr. | Cp. tb. Cókdo- 
15 V 20. Oi.iVARKS 37. Mi'Rii.i.o 50. Los cronistas confunden a menudo las 
df>s especies. 

Hai quince fundos, lugarejos etc. Molic, Moücs, MolIccUo desde Tarapacá 
h.ista Aconcagua, según Fuf.m'es T43. 

VARIANTE: móye, corresponde a la pronunciación del 
Centro. Así escribe Roi)KlG!UP:z, Eust. 288: chicha de uva i 
moye. 



MORE— MOROCHO 51 I 



ETIMOLOJIA: quechua. MiDDENDOKF 597: molli ■ nombre 
de un árbol de los valles de madera dura; de las pepitas ne- 
gras de las frutas se prepara una bebida fermentada {ttiolli til-'u / 
\ id. 604: mu lli {molli) -nombre de un árbol cn3'a fruta infut-.- 
dida con agua se usa contra los males de la vejiga; pimiento. 1 
Cp. tb. VIO I laca. 

903. MORÉ. 

nnoré, m. - n. vulg. de un lindo arbolito con hojas elegantes 
muí recortadas, Lomatia ferrurjinea. Gay, Bot. V 3 II da sólo los 
nombres vulgares romerilla, ^^pinneo i '^fuinqueu [Contulmol. 

ETIMOLOJIA: Puede ser que sea nombre indíjena, pero no 
me parece mui prt)bable. No sé dar mas datos. 

904. MOROCHO. 

* morocho, m. o maiz morocho, m. i. - ht. - una clase de 
maiz cuyas cualidades varían según la provincia, i que se usa 
para comidas, príncipahnente sancochado i pelado cc:)mo 'mce- 
te' i "majado..; se come de preferencia frió con azúcar comes 
postre. 11 2. - fam. - este postre hecho de maiz pelado con azú- 
car. [Centro i Cm ] II 3- - fam. - el mismo po^tre aun cuando se 
hnce de trigo [Rancagua ] II 4 - fam. - de la es[)resion morocho 
pelado se deriva la metaf. ■•• pela(d)o morocho, m. que se dice 
en tona de burla a personas, esp. niños, cuando se cortan el pelo 
mui a raiz; a veces se a[)!ica tb. a personas calvas. [Centro i 
Cm. hasta Concepción], jj 5. - vulg. - met. - aplicado a persona 
de cuerpo abultado, tosco. [Co^ta de Cuiicó.] || 6. * dientes de 
morocho - fam. • dientes grande, sólido-, amarillos, [Centro. ¡ jj 
Ningún lexicógrafo chileno da la voz. 

Jeneralmente el maiz morocho tiene el ijrano duro, chico, lustroso, blai;- 
co o amarillo. En algunas partes [p. ej. en Melipilla] se aplica el nombre .i 
un grano mas oscuro. Kn Uopiapó el grano es grande i blando: tb. en !a 
costa de Curicóel grano es grande. E! significado mas conocido es ia 
ac. 4 pelado morocho . 

Gay, Agr. II 96 dice que morocho es una bebida hecha con la pasta de 
'curagua' (Gay: ír7/;-/7/íz/í) disuelta en agua o en leche edulcorada con azú- 
car; esto corresponderá a la ac.^ ; pero no es bebida. 



MOTE 



¥..n Latiimarca, Lakone 211 da inúrorho - nombre de una clase de maiz 
duT'! i morado, el mistno significado existe en San Juan; de ahi, probable- 
mente bajo influencia de la fiaiabra cast. moro se deriva la metaf. mui usa- 
d;: en toda (: l.i Arjentina luinac/io, ,1=^ moreno^ trigueño: esp. en feni" 
("jK avada 287. 

En l'etuzítdii Caí, caño 510 da /;/.';'<i)íV;(;=:ienielo. melli/o, fl>. aplicado a 
fiiitos dobles. — fLiHiiitra^, .Mkmjíiíexo iiS: v¿'r()c/í('=lai)iben(iido 'cp. cliii. 
'cheuto.' 

iyiCí\ Ac ' tr.iia: uiaiz i/itirurlin - niaiz americano cuyo grano se distinj^ue 
de! 'umun por su dureza i el cual se emplea en diferentes^ potajes. j| nia- 
rúcko. a - fig. i lam. atiicr. I'ratándose de personas, robusto, fresco, bien 
conservado.il Kste significado probablemente corresponde al Perú: por 
estar en el Dice. Ac. no lo mencionaría ni Aiiona ni Pai,ma. || Dice. Lit. 
suplemento dice morocho^ m. bot. prov. .\mcrica. Variedad de maiz de 
gran') grande, amarillo, solido. | /)ir,:. Acj\ s. v. »i¡jiz hai evidentemente 
un e! cor: se dice || ( iiiaizjtic Guinea. Maíz i