(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Viage literario á las iglesias de España"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 




Jlartiarl) CaOege litoarp 

BOUGBT FKOM THE FUND 
BEQUEATHED BT 

frangís sales 

INSTRUCTOR IN SPAIII9H AKD FREHCH 



VIAGE LITERARIO 
A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 



DOy JAIME VILLANUEVA. 

PlKSBWmO,. II1DITIDS& BILA AGADIHIA 
VB LA HlSIOaiA. 

TOMO XIX. 

VUr.E Á BARCELONA Y TARRAGONA. 

PUBLICADO POR 1!l MISMA ACADBMU. 




MADRID: 
II|I>UE.'<ITA de la ÍIBAL AGADEHIA nv. I.A niSTORU, 







N. 



.:\ 









Sal 



si- • 



■■-■ : - .í 



/ 



^ A — 



4 .. t 



Fungar vicBWtm 









•■. • ' 



i t I 









ÍNDICE 



DE LAS CABTAS QUE COJNTIENÉ ESTE TOMO 



• — — 

Cauta CXXXJí. Viage á le^ Murta , Montakare , San 
Miguel del Fay, Tarrasa, San Cugat del Valles, Val- 
debron^ etc., ele, , y noticia de los Breviarios, Misa- 
les antiguos , códices raros, y otras preciosidades 
que hay en estos monasterios. = Varias inscripcio- 
nes sepulcrales >== Catálogo de los Abades de San Cu^ 
cufaL-^lfipida romana , jur,to á la villa de Bada- 
lona , mal interpretada por el Arzobispo Marca .... i 

Carta CXXXIII. Voluntaria sujeción de los Obispos 
de Cataluña al Arzobispo de Narbona, durante el 
cautiverio de Tarragona* Restaurada esta , volvie'^ 
ron á sujetarse á su propio y antiguo Metropolita- 
no. Elecciones de los Arzobispos en aquellos tiem- 
pos. Elecciones de los Obispos. Dánse muestras de 
estas elecciones en las que se hicieron en Jas iglesias 
de Barcelona , Lérida y Gerona. Confirmación de los 
Obispos por el Metropolitano. Parte que tuvo la 
iglesia Tarraconense en la confirmación de los Obis- 
pos, y en la Sede vacante, ....;...; 47 

Carta CXXXIV. Noticia de la Santa metropolitana 
iglesia de Tarragona después de su restauración.^ 
Cuándo y cómo se introdujo en ella la vida reglar: 
no la instituyó San Ola guer.= Memoria de algunos 
de sus primeros canónigos : su número , admisión, 
hábito , rito en los divinos oficios , etc. = Origen y 
supresión de la dignidad de la prepositura. ^Refor- 
ma de esta iglesia por el Papa Luna : su titular San- 
ta Tecla.^Forma que se guardó antiguamente en la 
elección d^ sus Pr ciados. ^-Preeminencias de su Capi- 
tulo.=- Varias costumbres rituales del siglo XV t y 
posteriores 73 

Carta CXXXV. Capilla de los canónigos de Tarrago- 
na en el siglo XII. Su titular iglesia de Santa Tecla 
llamada la vieja : su sitio y el del cementerio anti- 



IV 

Pdg$. 

guo. La catedral actual no fué comenzada por San 
Olegario , n¿ hasta fines del siglo XU , ni se conclu- 
yó hasta fines del siguiente : su consagración y de^- 

' cripcion. Capilla del Sacramento, construida por 
Don Antonio Agustín. Memoria de alaunos profeso- 
res de las bellas artes. Descripción del claustro de 
esta iglesia. Dónde fueron hallados los restos de la 
antigüedad gue en él se conservan. Capilla de Corpo- 
re Chrisli. Biblioteca antigua ^'la catedral, con 
noticia de algunos de sus códices: pobreza á oue es- 
tá reducida en el dia. Manuscritos de la biolioteea 
de los PP. Dominicos, La del difunto canónigp don 
Ramón Foguet .*.... 99 

Carta CXXXVí. Reliquias. Imágenes de Santos, Fa- 
rios testimonios de la gran devoción á Santa Tecla. 
Rectificación de la equivocación que padecí en el to^ 
mo Ide este Viage , acerca del primer Obispo de Va-- 
lencia , después de su conquista, Í23 

Carta CXXXVíí. Catálogo de los Arzobispos dé la 
santa iglesia metropolitana de Tarragoni» 129 

Apendicb de Documentos ^ 209 



,^..iiitia iim„ 



FÉ DE ERRATAS. 



DICE. DEBE DECIR. 



PAG. 74, LÍNEA 27. Culcio Cf^leío. 

204, 22. Papa XXII Papa Juan XXIÍ. 



VIAGE LITERARIO 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 



CARTA CXXXII. 

• 

Yxage á la Murta, Montalegre, San Miguel del 
Fay, Terrasa, San Cugat del Valles, Va- 
lAron, ele, etc., y noticia de losBrevidrkfi,. 
Misales antiguos, códices raros, y otras fré-^ 

. doúdades que hay en estos monasterios .:= 

Varias inscripciones sepulcrales. =^Calálog(y 

de los Abades de San Cucúfat.= Lápida^ 

romana f junto á la villa de Badalona . mal 

interpretada por el Arzobispo Marca. 

lili querido hermano : Diré hoy de. lína ex- 
pedición de once días que hemos hecho por 
los monasterios y. lugares mas insignes de . 
esta diócesi. Salimos de aqui el. día. 21 del 
pasado mes de octubre, y pasando el rio De* 
sos vimos el lugar de San Adrián, donde es- 
taré el monasterio antiguo de canónigos re- 
glaresL de San Agustín , en el cual ahrazó es-; 
te instituto el santo Obispo de Darcelona' 

TOSO XIX. I 



S TU6E LITERARIO 

Olaguer. Hoy nsMla'^qiieda de^su gloria anti- 
gua. Subiendo después una cuesta, ni aspe* 
ra-ifii isáailft¿;lIá|fááioé^iMí^^ 
Gerónimos llamada denJa^Jt/tirío» cuya fun- 
dación podrás ver en el P.Sigüenza. Llevaba* 
nos allá .principalmente la golosina de ver 
los preciosos manuscritos ^ue^egun noticias 
se guardaban en esta casa. Popo tardamos 
en saber que una buena porción de eltóisf 
paran hoy dia en Ja biblioteca del Marqués 
€(e la Romana en Yalencia» reputada por una 
da las mejores de la nación; Fácil es de en* 
tender cuan á mal hubiera llevado la lácüir 
dad de> aquellos padres ^1 presbítero Don 
Jaime Ramón Vila, qué con gran trabajo 
había recogido aquellos cóéiees, y conno 
menor aGcion los depositó en esta casa, cre- 
yendo dejarlos á cubierto de los tiros de la 
codicia y de la ignorancia. Fué este un bion-r 
hechor insigne del monasterio, donde pasó 
los últimos años de su vida , y al fin se en-! 
terró en su iglesia. Las reliquias que quedan 
de* aquel despojo sonde poca consideración/ 
Lo nrejor es una colección de Breviariofií 
impresos de Eílna, Vique, Barcelona v y vai- 
nas órdenes religiosas , todos anteriores á W 
reforma : un Misal romanó en Venecia 148fi>^ 
tiaras d^^uef^ra^^Séñoia en Zaragoza porJor^^ 



1 LAS IGLESIAS DE E^PAÜA. 3 

ge Cozí, i 542 con un Psallerio Mariano en 
Burgos 1511 y un Breviario en lengua abí* 
ñña. Hay también una Biblia manuscrita en 
iñtela con grande esmero. Lo último que de 
ella se escribió es el libro de los Macabeos, 
euyó epigrafe final dice asi: Explidi liberM<h 
dmheomm secundus. Scripsit Nicolaus Bertide 
Gentündis de Sancto GeminianOf civis Fíorentu 
mts, pater Amantii et Francisca complevitqne 
die sahbati décima nona mai M.CCCC.LIIL 
poil camplelum et scriptum testamentum no^ 
fnmad laudem et gloriam Omnipotentis Dei 
ftti ex sua superhabundanti gralia donavit 
mihi velle et perficere. En este género es 
mny curioso un Devocionario en vitela » He* 
no de primorosas miniaturas, y que nada 
mas cdn tiene digno de memoria. ítem ün 
manuscrito , Sermo quem coram Domino Pa* 
pa et Cardinalibus Avinione in capella Do* 
mini Pap<B explicavit venerábilis Fr. Bér- 
mrdus Oliverii, magister in iheologia de ordi* 
ne heremitarum S. Augustini sub anno Domini 
M.CCC.XXX quario, die dominicm Pasionis^ 
=Principio. =Aíonor fratres propter gloriam 
Hitram (I. Cor. XV.)=jB. Bemardusin quo- 
iam sermone hodiemi sanctissimi misicrii vo* 
(etu ostendere Passionis Christi memoriam fo? 
fe nobis utilem et necesíariam, dicit sic: Quid 



4 • TIAGE LITERABIO 

tam efficax ad curanif ele. Guárdase . tam? 
bien un Santoral lemosip que puede ser un 
extracto del de Vorágine, y no creo quesir^ 
va sino -para el articulo Anónimos de la Bir 
blioteca catalana. Del mismo que dio todos 
estos y otros libros , hay una obra no con- 
cluida que muestra su laboriosidad, y es un 
Nobiliario ó colección heráldica repartido en 
cuatro grandes volúmenes de folio, en los 
cuales pinta distribuidos por clases todos los 
escudos de armas de las iglesias catedrales, 
monasterios, abadías de canónigos regulares, 
Reyds, ciudades, familias principalmente de 
Cataluña con algunas noticias históricas en 
n^uchos de estos articules. Del mismo hay 
copias de varios diplomas , Cronicones, Ne- 
crologios y otras cosillas para la historia. 
Vi allí mismo algunas buenas ediciones del 
áiglo XV, la cosmografía de Plolomeo ab Her^ 
mano LevUapide , Coloniensi ViQenlim impre- 
sa M.CCCC.LXXV. idibus seplembris. ítem 
Exposilio canotiis missm, impresa por Frcde- 
rico Creusner , sin nota de ano n¡ lugar; pe- 
ro de los principios de la tipografía. Poco 
mas hallé digno de memoria, sino es un cru- 
cifijo de buena escultura en la iglesia. La fár 
brica de todo el monasterio es de tiempo de 
la fundación en el siglo XV. £ntre lo$ ár- 



i LA9 1CÍL1»1AS DE ESPiÑi. S 

boles que se CFÍan en el luncto del claustro, 
me hicieron observar dos naranjos cuyo frii- 
to tiene los dos sexos perfeclamenle distin- 
guidos: semejante rareza dicen que se cria 
en un lugar de la costa próxima del mar. 
Despedimonos de los padres que nos trata- 
ron con mucho .amor y con muestras since- 
ras de no tener mas curiosidades que pre- 
sentar. 

Poco mas de una hora hay de aqui al mo- 
nasterio de PPu Cartujos de Montealegre, la 
cual anduvimos á pie por terreno quebrado, 
pero bien plantado y cultivado con esmero. 
Hallamos á Ijos padres en su deporte, can cu- 
ya conversación nos recreamos; tras eUo 
ftíimos bien recibidos , como era de esperar, 
y admitidos á ver todo lo mas curioso del 
monasterio. Hay en él bastantes cuadros bue- 
nos repartidos entre la iglesia y capillas par- 
ticulares de los cidustros. Los mas singula- 
res son los ocho que hay en el sagrario, obra 
de Juncosa el Cartujo, y los que se han colo- 
cado en la capilla de San Bruno, pintados 
por Viladomat. La estatua de dicho Santo 
es buena, obra de Damián Campeny, pensia- 
nado en Roma por el consulado de Barce- 
lona. Algunas pi.nlutas regulares hay ya co- 
locadas y otras dispone un religioso de esta 



fiifiB inwiii» 

casa llamado Fr. Cayetano Tegd, jóTe&to^ 
daf ia. En la biblioteca commi , que está mt 
la celda piioral segon costombre, hay. nna 
Biblia manuscrita del siglo Xlli en Titela ea 
wi tomito en 8/ trabajada con grande igoal'» 
dad de pluma. Yi allí la rara obra del. Forto- 
Uáum fidei en dos ediciones, la nna de Nn- 
remberga por Antonio Koberger en 1485, 
y la otra desconocida, aunque algo mas mo» 
derna. Examinando la historia de esta casa 
en el archivo , topé con el documento origi- 
nal que ya publicó Baluzio en la Marca Hi* 
$pan. , tocante á la existencia de dos monas* 
terios de Benedictinos en el. siglo X..Uno en 
el lugar de S. Pol de Maresme (S. Pablo de 
la ^marina) eu la diócesi de Gerona , y otro 
llamado de S. Félix en el lugar de Jelfales 
ó Gecsales» en el mismo condado de Gerona, 
el cual sospecho que sea S. Fejiu de Gui* 
lols. Ambas casas mandó el Rey Lo4arío, 
aflo XYl de su reinado (968) , que fuesen go- 
bernadas por el Abad Suniario^ durante, su 
tida, y que muerto él cada casa tuviese su 
propio Abad. Este Suniario dice que babia 
Twido ex parlibus Golhici regni. Esto es lo 
que consta del documento citado. El que de* 
cimosde.S. Pol fué unido é incorpocado por 
D^nJ^amon Sereoguer I, Con^.iüie Barco* 



1 LAS(;IíBLP|i|9 BK/S8PAÜA. 

boa ^y)Sit ^miige^> AlmocMs \ad ecdeséasiS. 
tica etS. Hfmorati; y á^Aédilhertodi¿Ábadi és* 
to est>^l wonasterto déLerin «nPrafieiaen 
ri'dfloiiOOS lUInonasjanmm regntmte PhiHp* 
p^ikgs^anno ^IIH. Debió ser lacaus» de ei^ 
neorporaeion la relajación» de la ' observan» 
My lacMl iav^poco^'pbdieron 'Contener \éñ 
de^^Lerin^níf» impedir quo se acabase-aque* 
Va abadia » puesto que ya en t^65 compró 
para si i^l castillo de S. Pol Dbn^fioiUermo 
dé^Mongri, y en lü6d fundó allí miismo' unb 
(tortuja' con doce monges. Era eslefundador 
tqmel famoso Arzobispo electo de Tarragona; 
de'quien hablaré en el Archiepiscopologio dé 
aquella iglesia, el conqiíistador de ias islas 
de*lTÍza y> F^rmenlera , el cual renundada 
aquella dignidad hacia el 1258^ se> 9*eliró»á 
su ^dignidad de Sacrista en Gerona. i He visto 
aquí dos testamentos suyos^ uno del 1^8^i 
y^otro del 1965.; en ambos 'se ve .que .efra 
hermano del' 'noble y famoso Bernardo í. de 
Santa Eugenia* ' Perseveró esta fundación hasr 
lá>ppÍACÍpios del siglo XVi en queseen wako^ 
úáíiá: del Papa Eugenio iV fné<4.rasAadada «I 
ftlio actualv^ incorporándola eon Jaique poeM 
ii08 antes se había -trasladado al mismo ki* 
nr« desde láivilla deTerrasa» donde lahá^ 
na >foiidado *Dofia Blaaca deCenteUeSt «w 



\^ Vb*^ (> V" 










■^■r % ... 
MOV in9ü3 -■••' ■■■" 






NJ 






Ftrn^gr we9 mít^. 



,1 .. •- • . 



j«" 



^ ! ; • > • 



, . ; /..i :=• . 



r > 






ÍNDICE 



DE LAS CASTAS QUE COÍNTIENÉ ESTE TOMO. 



• — 

Carta CXXXJí. Viage á la. Murta, Montakare , San 
Migt^del Fay, Tarrasa, San Cugat del Valles, Val- 
debron^ etc., ele, , y noticia de los Breviarios, Misa" 
les antiguos, códices raros, y otras preciosidades 
que hay en estos monasterios» = Varias inscripcio- 
nes sepulcrales ^^Catálogo de los Abades de San Cu^ 
cufat,^=l4pida romana , junio á la villa de Bada^ 
lona , mal interpretada por el Arzobispo Marca .... i 

Carta CXXXIII. Voluntaria sujeción de los Obispos 
de Cataluña al Arzobispo de- Narbona, durante el 
cautiverio de Tarragona» Restaurada esta , volvie^ 
ron á sujetarse á su propio y antiguo Metropolita- 
no. Elecciones de los Arzobispos en aquellos tiem- 
pos. Elecciones de los Obispos. Dánse muestras de 
estas elecciones en las que se hicieron en Jas iglesias 
de Barcelona, Lérida y Gerona. Confirmación de los 
Obisj)os por el Metropolitano. Parte que tuvo la 
iglesia Tarraconense en la confirmación de los Obis- 
pos , y en la Sede vacante, ....;...; 47 

Carta CXXXIV. Noticia de la Santa metropolitana 
iglesia de Tarragona después de su restaur ación. =z 
Cuándo y cómo se introdujo en ella la vida reglar: 
no la instituyó San Ola guer.= Memoria de algunos 
de sus primeros canónigos : su número , admisión, 
hábito , rito en los divinos oficios , etc. = Origen y 
supresión de la dignidad de la prepositura. r= Refor- 
ma de esta iglesia por el Papa Luna: su titular San- 
ia Tecla.=Forma que se guardó antiguamente en la 
elección d£ sus Prelados. =^Preeminencias de su Capi' 
iulo.= Varias costumbres rituales del siglo XVI y 
posteriores 73 

Carta CXXXV. Capilla de los canónigos de Tarrago- 
na en el siglo XII. Su titular iglesia de Santa Tecla 
llamada la vieja : su sitio y el del cementerio anti- 



IV 

Págs. 

guo. La catedral actual no fué comenzada por San 
Olegario , n¿ hasta fines del siglo Xll , ni se conclu- 
yó hasta fines del siguiente : su consagración y d,e$' 

' cripcion. Capilla del Sacramento, construida por 
Don Antonio Agustín. Memoria de alaunos profeso- 
res de las bellas artes. Descripción del claustro de 
esta iglesia. Dónde fueron hallados los restos de la 
antigüedad que en él se conservan. Capilla de Corpo- 
re Christi. Biblioteca antigua ^'la catedral, con 
noticia de algunos de sus códices : pobreza á aue es- 
tá reducida en el dia. Manuscritos de la biolioteéa 
de los PP. Dominicos. La del difunto canónigp don 
Ramón Foguet ,.,.......,.*.... 99 

Carta CXXXVí. Reliquias. Imágenes de Santos, Va^ 
rios testimonios de la gran devoción á Santa Tecla. 
Rectificación de la equivocación que padecí en el to^ 
mo I de este Viage , acerca del primer Obispo de Va- 
lencia , después de su conquista, -^23 

Cauta CXXXVIC, Catálogo de los Arzobispos dé la 
santa iglesia metropolitana de Tarragona. ........ 189 

Apendicb de Documentos i . . . . . . i . . . ... . 209 



\.: uiiic^rmim i ^H apag: 



FÉ DE ERRATAS. 



DICE. DEBE DECIR. 



PÁG. 74, LINEA 27. Cuido C^leio. 

204, 22. Papa XXII Papa Juan XXIL 



VIAGE LITERARIO 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 



CARTA CXXXII. 

Viage á la Murta, Montalegre, San Miguel del 
Fay, Terrasa, San Cugal del Valles, Va- 
lAron, etc., etc., y noticia de losBrevidrkfi^ 
Misales antiguos, códices raros, y otras pré^ 

. dosidades que hay en estos monasterios .:=z 
Varias inscripciones sepulcrales. ==CalálogO' 
de los Abades de San Cucúfat.=Lápida¡^^ 
romana, junto á la villa de Badalona, mat 
irUerpretada por el Arzohispo^ Marca. 

lili querido bermano : Diré hoy de. ifna ex- 
pedición de once dias que hemos hecho por 
los monaslerios y. lugares mas insignes de . 
esta diócesi. Salimos de aqui el dia. 21 del 
pasado mes de octubre, y pasando el rio Be- 
sos vimos el lugar de San Adrián, donde cs- 
taro el monaslerii» antiguo de canónigos re- 
glares, de San Aguslin, en el cual abrazó es*; 
le inslilulo el sanio Obispo de Barcelona' 

TOKO XIX. I 



•#-1. 



S TUGE LITERARIO 

Olaguer. Hoy nada'* queda de ^ su gloria antu 
gua. Subiendo después una cuesta, ni aspe» 

Gerónimos llamada <kr:Ja. Jauría» cuya fuQ* 
dación podrás ver en el P.Sigüenza. Llevaba* 
nos allá .principalmente la golosina de ver 
los preciosos manuscritos ^ue^egun noticias 
se guardaban en esta casa. Popo tardamos 
en saber que una buena porción ^de elfá^ 
paran hoy dia en Ja bibUoteca ilel Mafqués 
ele la Romana en Yalencia, reputada por una 
de las mejores de la nación. Fácil es de en- 
tender cuan á mal hubiera llevada. la facUir 
dad dov aquellos padres el presbíleno Don 
Jaime Ramón Vila, que con gran trabajo 
hábia recogido aquellos códiees, y con' no 
menor aGcion los depositó en esla casa» cre- 
yendo dejarlos á cubierto de los tiros de la 
codicia y de la ignorancia. Fué este un bioii- 
hechor insigne del monasterio, donde pasó 
los últimos años de su vida , y al fin se en^ 
terró en su iglesia. Las reliquias que queda» 
de* aquel despojo son de poca consideración/ 
Lo mejor es una colección de Bréviariog^ 
impresos de Elna, Víque , Barcelona^ y va^ 
Txm órdenes religiosas , todos anteriores á la^ 
reforma : un Mfeál romanó en Venecia 1489í- 
Horas defUue^ra^^éñora en Zaragoza por Jor^' 



i LAS IGLESIAS DE E^PASa. 3 

ge Cozi, 1542 con un Psalterio Mariano en 
Bargos 1511 y un Breviario en lengua abi* 
silla. Ha j^ también una Biblia manuscrita en 
Titela con grande esmero. Lo último que de 
ella se escribió es el libro de los Macabeos, 
cuyo epígrafe íinal dice asi: Explidi liber M(h 
tkabeorum secundus. Scripsit Nicolaus Bertlde 
Gentüucüs de Sancto Geminiano, civis Flormti* 
nuSf pater Amantii et Francisca complevitqne 
die sahbati decima nona mai MXCCC.LIIL 
posl completum et scriptum testamentum no* 
«timad laudem et gloriam Omnipotentis Dei 
ftti ex sua superhabundanti gralia donavit 
mihi velle et perficere. En este género es 
muy curioso un Devocionario en vitela » He* 
no de primorosas miniaturas, y que nada 
mas cofn tiene digno de memoria. ítem ün 
manuscrito , Sermo quem coram Domino Pa* 
pa et Cardinal^us Avinione in capella Do* 
mini Papca expUcavit venerabilis Fr. Bét* 
wráus Olivmi, magister in theologia de ordi* 
ne heremitarum S. Augmtini sub anno Domini 
MXCC.XXX quarto, die dominicas Pasionis^ 
=Principio. =Monor fratres propter gloriam 
vestram (I. Cor. XV.)=B. Bemardusin quo* 
iam sermone hodiemi sanctissimi mistcrii vo* 
len$ ostendere Passionis Christi memoriam fo* 
r$ nohis utilem et necessariam, dicit sic: Quid 



4 ' TIAGE LITERARIO 

tam efficax ad curam, ele. Guárdase . tam- 
bién un S9ntoral lemosip que puede ser un 
exlracto del de Vorágine , y no creo que sir^ 
va sino -para el arliculo Anónimos de ia Bi- 
blioteca catalana. Del mismo que dio todos 
estos y otros libros , hay una obra no con- 
cluida que muestra su laboriosidad, y es un 
Nobiliario ó colección heráldica repartido en 
cuatro grandes volúmenes de folio , en los 
cuales pinta distribuidos por clases todos los 
escudos de armas de las iglesias catedrales, 
monasterios, abadías de canónigos regulares, 
Reytís, ciudades, familias principalmente de 
Cataluña con algunas noticias históricas en 
n^uchos de estos artículos. Del mismo hay 
copias de varios diplomas , Cronicones, Ne- 
crologios y otras cosillas para la historia* 
Vi allí mismo algunas buenas ediciones del 
áiglo XV, la cosmografía de Piolomeo ab Her^ 
mano Levüapide, Coloniensi Vi^enlice impre- 
sa M.CCCC.LXXV. idibus seplemhris. ítem 
Expositío canoñis misscBy impresa por Frcde- 
rico Creúsner , sin nota de afio n¡ lugar; pe- 
ro de los principios de la tipografía. Poco 
mas hallé digno de memoria, sino es un cru- 
cifíjo de buena escultura en la iglesia. La fá? 
brica de todo el monasterio es de tiempo de 
la fundación en el siglo XV. Entre los ár- 



i LA9 IGLESIAS DE ESPAÑA. 5 

lióles que se CFÍan en el lunclo del clauslro, 
me hicieron obiservar dos naranjos cuyo fru- 
to liene los dos sexos perfeclanicnte distin- 
guidos: semejante rareza dicen que se cria 
en un lugar de la costa próxima del mar. 
Despedimonos de los padres que nos trata- 
ron con mucho .amor y con muestras since- 
ras de no tener mas curiosidades que pre- 
sentar. 

Poco mas de una hora hay de aquí al mo- 
nasterio de PP% Cartujos de Montealegre, la 
cual anduvimos á pie- por terreno quebrado-, 
pero bien plantado y cultivado con esmero. 
Hallamos á Los padres en su deporte, can cu- 
ya conversación nos recreamos; tras eUo 
íiiimos bien recibidos , como era de esperar, 
y admitidos á ver todo lo mas curioso del 
monasterio. Hay en él bastantes cuadros bue- 
Bos repartidos entre la iglesia y cápHIas par- 
ticulares de los claustros. Los mas singula- 
res son los ocho que hay en el sagrario, obra 
de Juncosa el Cartujo, y los que se han colo- 
cado en la capilla de San Bruno , pintados 
por Viladomat. La estatua de dicho Santo 
es buena, obra de Damián Campeny, pensia- 
nado en Roma por el consulado de Barce- 
lona. Algunas pinturas regulares hay ya co- 
locadas y otras dispone un religioso de esta 



TlJUfB LITfiftiUUO 

casa llamado Fr. Cayetano Tegel, jóvento^ 
da vía. En la biblioteca común, que está jen 
la celda prioral según costumbre,. hay. iioa 
Biblia manuscrita del siglo Xlü en vitela en 
UQ tomito en S.Vtrabajada con grande igual- 
dad de pluma. VI allí la rara obra del Fonta^ 
licium ftdei en dos ediciones, la una de l\u* 
remberga por Antonio Koberger en 1485, 
y la otra desconocida, aunque algo mas mo» 
derna. Examinando la historia de esta casa 
en el archivo , topé con el documento origi- 
nal que ya publicó Baluzio en la Marca £(i* 
fpan., tocante á la existencia de dos monas* 
torios de Benedictinos on el.^glo X..Uno en 
el lugar de S. Pol de Maresme (S. Pablo de 
laWrina) en la diócesi de Gerona, y otro 
llamado de S. Félix en el lugar de JetfaLes 
ó. Gecsales, en el mismo condado de Gerona, 
el cual sospecho que sea S. Feliu de Gui- 
xols. Ambas casas mandó el Rey Lo>tarío, 
afio XYI de su reinado (968), que fuesen go- 
bernadas por el Abad iSimíarto. durante- su 
?ida, y que muerto él cada casa tuviese su 
propio Abad. Este Suniario dice que había 
Topido ex partihm Goíhici regni. Esto es lo 
que consta del documento citado. El que de- 
cimosde.S. Pol fué unido é incarporodo por 
Q^sEauma Bereuguer I, Cou4e.de Bar^^e- 



i 1AS<;I0I«P|«9 M/18PAÑA. 7 

biMi7>sit ^ini]gett> AlmocHs yad eedeséasiS. Míe^ 
9(m etS. HoHoraÜi y á^ AéalhertoáéÁbadi és* 
to es^^l «Hmasterto dé Lerin «nPraneia en 
diifioii068 'Iltinonasjúnmm regmmte Phitip- 
p9^fiege^anno >!///. Debió ser iaeaus» de e^la 
iHiéorpOracioR la relajación' de la ' observan- 
iiay-ki> cul tampoco ^püdieronecmtener iM 
de-^LeFÍn^nif impedir quo se ácabase^quO'* 
Há abadía » puesto que ya en t^65 compró 
para si el castillo de S. Poí Dón^GoíHermo 
d¿iMongri, y en 1269 fundó aili mismo ' uniat 
O&t'tuja con doce roonges. Era estefundiador 
aquel famoso Arzobispo electo de Tarragona; 
de'quíen hablaré en el Archiepiscopologia dé 
aquella iglesia, el conquistador de ias islas 
de*lYÍza y> F^ormenlera , el cual; renunciada 
aquella dignidad hacia el i238y se «^eliró^á 
su dignidad de Sacrista en Geronaj He visto 
•qui dos testamentos suyos^uno del 1^8^; 
f'Olro del IQ^S; en ambos 'se ve i que era 
herAano dél(* noble y famoso Bernardo i.de 
Santa Eugenia J Perseveró esta foiklacion has* 
láfFineipios del siglo *XV> en queseen iftuto» 
lídfld; del Papa Eugenio iV fné< trasladada «I 
ñUo actualy incorporándola <ion''la>)qué pocM 
aioB antes se había .trasladado al niismo ki* 
gar desde láivíUa deTerrasa» donde lahá^ 
hia > fondado '*DofiaBlaBca deCentettes, «Mi 



8 YIAGE LHERARTO 

el Ululo de San Jaime de Val de Paradis en 
el año 1344. Formada de las dos una sola 
Cartuja, lomó el nombre de Montealegre, y se 
hizo ja fábrica que hoy dura en todas sos 
parles, de gusto elegante para lo de aque) 
liempo. Por la antigüedad' de la de San Pa* 
blo es tenida esta Cartuja por ;la segunda 
^e España. El cuerpo de dicha Doña Blan* 
ca esta enterrado en la iglesia. En vano he 
buscado en ella el del canónigo José Geróni* 
mo Bcsoro, de quien dije en la caria CXXYIII, 
j)orque ni cq la iglesia, ni en otra parlp hay 
memoria de su sepultura , ni menos aparece 
el letrero que él mandó en su testamenlp 
se grabase en ella. 

Con él mismo nombre de Montealegre eran 
conocidas las monjas que vivieron en la cres- 
ta de este monte, donde ahora eslá lacón* 
reeria.del monasterio. Comenzaron á congre- 
garse aquellas -señoras sin regla ni instituto 
cojiocido hacia los principios. del s¡gIo\XIII, 
y poco después en 1256 el Obispo de Bar- 
celona Don Arnaldo de Gurb las dio la regla 
de San Agustin, y cedió juntamente la próxi- 
ma iglesia de San Fausto de Cabanes (hoy 
San Fost) con todas sus rentas. Admitió to- 
do eslo su primera Priora llamada Guillerma 
4Íon doce monjas mas. Asi vivieron hasta el 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. '9 

4562, en que bien consideradt) lo expnestai 
fue estaban en aquella soledad y mas en 
tiempo de guerra» fueron trasladadas á Bap* 
celona y colocadas donde ahora es el hospí^ 
do público ó casa de caridad. Del lugar qiib^ 
dejaron Kas religiosas lomó posesión el Prior 
del monasterio de Santa Eulalia del Campo; 
al cual debieron estar sujetas, siendo conró 
eran ambas comunidades de un mismo insti» 
tuto y regladas por el mismo Obispo Don Ar<- 
naldo. Asi vivieron aquellas canongesas has-, 
ta que Clemente VIU á 22 de setiembre de 
1595 suprimió su monasterio con bula par* 
tícular y aplicó la casa y rentas á la erec- 
ción del Seminario Tridcntino, la cual veri- 
ficó el Obispo Donjuán Dimas Loris en 1598. 
El seminario se trasladó después á la casa 
de los PP. Jesuitas. 

Saliendo de Montealegre tomamos la der- 
rota del norte hacia la villa de Granullers y 
santuario de nuestra Señora doBellulla^pro- 
prio del convento de PP. Dominicos de Bar- 
celona. Hay por toda esta tierra muchos de 
estos santuarios en despoblado, objetos de 
piedad para la gente sencilla y de diversión 
para los que no lo son. El deseo de llegar 
cnanto antes al famoso eremitorio de San^ 
Miguel del Fay» de que hablaré después, ma - 



40 ' flAGB LViMUmO 

ltt£o*«lvidar el que tenía) de ver con^misd^ 
ttiía íii8crjpok)n gótica del siglo. X , que^fse 
Mlar^ea una ermitaide nuestra Señora intí» 
Ciliada del Camión la heredad i de casando 
*T/Qf rest parroquia de San Esteban de la ^Gar* 
liga »^ no «lejos de GranuU^s.vPor fortunariie 
oonscryado un dibujo exacto de la piedra con 
todas sus roturas y cifras^ el oual me regaló 
lín^monge de «ueslra Señora do Honserrato; 
Su lectura, reducida á nuestra letra coraun^ 
diee asi : JSic requiescit boncememorm C^éxi^ 
loni{é Chixloni) Dea dieata, filia Wífredi Cq* 
müis, Dimttat eiDm^. Amen. Quc&ohiifVlIi 
JhUs.^ marlihem D.CCCC.IXXXIJI. anniDo' 
tmni \D.CCCCiXLV. anno Vlill . regnante 
Leodúvieo Rege. 

Einalniente llegamos al deseado !S.J%iiel 
del Fay ó Desfay, sitio frecuenlado periodos 
los viageros y aficionados á observar las -ra- 
yas perspeelivas que suele ofrecer kinatura* 
leza, del eual es extraño no hallarimenoion'ea 
nuestros- ¥Íag6ros.. Hállase esta .iglesia en el 
Q€infin de las. diócesis de Barcolona y de ^Vi* 
^ue, y Qshde >patiiotiato del Arcediano mayor 
de Gerona. «íMfiS' de media thora antes do Ue^ 
gac á iella> se >ba de caminar por un estroclMi 
^«uMranco» y lu^o hay que subir iotrb taiiAo 
pQdT una de sust ^vertientes,» que son impidas ^ 



i LA» lOJESUS M nPAÜA. It 

peligrosas. Toda aquella hondura tan extre* 
día queda . eerrada con siontañas altas» pero 
quebradas y rotas eon tal artificio que no hay 
palabras que lo puedan expresar. De lo i^lto 
iel flEíonte y haciendo t fren te al barranco y en 
•Itáltimo ángulo de él, se despeñaun rio Ha* 
nado Rosignol, que trae bastante agua, y en 
las avenidas mucha, que es cuando lo vimos. 
Cion tres saltos cada uno de cincuenta á se- 
senta Taras baja álormar el arroyo profuitdo 
fue' llaman áe* Santa Eulalia. En la vertían* 
te bteral y en distancia de doscientas varas 
del dicho rio, se despeña de igual altura el 
llamado Tenas, sino que este solo formaiun 
atlto y en lo demás dos cascadas, cuya her* 
mosnra solo es para vista. Las aguas de es» 
te rio forman varias] petrificaciones é inoras- 
taciotíes. No es ponderable lo sorprendente 
que es esta situación dsi por el estrépito de 
las aguas, como por los iris continuos qtie 
forma el sol, por la vista lejana de prados y 
villas^ y por .la inmediata del cultivo de las 
dichas laderas, que no parecen sino un anfi- 
teatro. No es menos admirable la situación 
áé la iglesiade San ^Miguel, colocada . toda 
entera debajo de una roca, que es su lecháis 
Mbre Ja cual pasa el «dicho arroyo Rostid 
m1*i despenándose en su primer salta delanle ^ 



4t ' TIA6E LITERARIO 

de la puerta do la iglesia» y á .distancia de 
Blla cinco ó seis varas solamente. Todo el 
monte está lleno de cascadas y fuentes; y lo 
dejo aqui, porque ni yo^podria decir lo que 
ello es, y sé por otra parlé quie los .señores- 
del viage |)iiitpresco Han trabajado aquí cua* 
tro ó seis dias para dar buenas perspectivas 
de esta situación.- 

¿Quién habia de creer que en estás rotii- 
raá;casi inaccesibles se hallase algo para el 
Viage literario? Pues no hay mas. La iglesia . 
conserva en su porladita humilde el carácter 
del siglo XI. Aquí mismo hay copias 'atitén- 
tkas de varios documentos que acreditan la 
existencia de esta cueva desde el siglo- X; en- 
tre ellas es la* dt)nacion que el Conde de Bar- 
celona Raimundo Borrell cón^ su nuiger Er- 
mesinda hicieron á Gombaldo de la cueva de 
San Miguel lüidusjuñii, annó l^qui ccpil re^ 
gnure Ralherius Itex , filio ügoni Regi , qui 
pridem fuitDux, que corresponde al año 997. 
Esta escritura publicó Martcne {Vel. Sorípí. 
tom.I, coL' 35o). Dicho Gombaldo hizo des* 
pues cesión de esta cueva con todas «us per- 
tenencias al monasterio de San Vietor de 
Marsella y á su Abad fesarno para que insti* 
tuyesen alli un monasterio. Fué esto en los 
^idus de octubre, año Xll del Rey Enrique y 



k LAS IGLlESlAS J>B ESPASA. 43 

de Crislal043. (V. Mari. loe. limd. col. 406). 
En esla cscriljura se apellida Gombalda di 
Castro Bismre, y su muger ya difunla Guisla, 
eon unalrija del mismo nombre» que lambien 
suscribe. Foresto mi$mo tiempo, es á sa* 
bér,.á 2G de abril del año ^IJl del mismo Rey 
Enrique* el Conde Ramón Berenguer I con 
su inuger Isabel/ vendieron á dicbo GombaK 
do, á quien apellidan £rmemtro, el alodio S. 
Michaelis de Fallió por precio de quinientos 
nucidos valeníes deeem uncías auri. Cuatro an- 
tes, en 1059, suena ya aqui monasterio, á 
quien se vendieron unas viñas. Debieron ser 
es(03 sus principios, pero estaba ya formado 
en 1045, cuando el Ofbispa Guisíaberto da 
Barcelona Je cedió, los diezmos de la parro- 
quia inmediata de S. Vicente de Riells en 
prenda de las diez onzas auri boni de Ispania 
per XV tincias auti legitime pensalaSf que le 
prestó c\ monaslerio pava los gastos de la 
fábrica de la catedral de Barcelona (Id. ihid. 
col. 409). En 1115 IX. kal. april:, anno V 
regni fíegis Lndovici , vendió Ermcngajdis á 
Pedro Homine, PriorisS. Michaclis EallcnsiSn 
tí alii congrcgalioni fralres.cl alodio de San 
Vicente de Riells. No sé basto qué iicmpo 
duró este monasterio, del cual acaso seráo 
vestigios los que permanecen pegados á una 



14 TIA6B LITEHAlUa 

roca ^desgajada. Al mismo debe peFtraecer 
una inscripeion que hay en una capiüita al 
pie de la iglesia que dice : Hic jacet frater At^ 
áreas de- Arbicu Mánecus vius domus: rogo vos 
oretispro eo. Curiosa es también la ínscrip* 
cien en mármol que suponen hallada enl790í 
y ahora está colocada en una pilastra de di^ 
cha iglesia y dice así: 

Hic Wielmejaces, París alter, et atter Achules: 
Non impar spetie, non probitale minor. 

Te tua nobilítas, probitas tua, gloria, forma 
Invidíosa tuos sustulit ante díes. 

Ergo decos (decel) túmulo pia'solvere vota sepulto, 
O juvenes, quorum gloria, lausque fui. 

También anda suelta por la iglesia una ara 
de mármol consagrada con. las firmas varías 
y sin orden de lodos los clérigos que resi* 
dian en ella, según la costumbre de los tiem^ 
pos antiguos. Los pocos nombres que he po* 
dKdo leer son los siguientes : Johannes, Ga^ 
Undus^ Récasindus, Armemürus, Daniel , Levi* 

fa, BeUom prasshiter. Servo Dei, tU- 

fiáis j Séndredus, levita ^ Ferriolus, Arremirus^ 
prmhiter, y Brunsus, sacerdos. Está muy mal- 
tratado este monumento y lleno de rayas y 
letreros modernos, cosa que me lastimó mu- 
eho y obligó á rogar al capellán que allí vh 



1 LAS«»t6iB8li8 DK»4nPAtÍA. fft 

fe, Don José iPujolá, que la oeuUase á ios igi» 
MraBlesy* la pusiese á cubierto de sus ina|a^ 
devias. 01 mismo me dejó ver las pocas alha* 
)as y reliquias que aquí se guardan» y son:^ 
uoa patena con algunos esmaltes y fondo mí 
dt centro caída en la orilla: una cruz alta cob 
las figuras de Cristo y Evangelistas, repre» 
sentados estos al otro lado con losanimalee 
profetices á que acompañan los letreros res- 
pectivos góticos , los cuales con las figuras 
que son pésimas. y horribles, denotan bas» 
tanle antigüedad : hay también dentro de una 
cajíla unos pañi tos, que ereen ser reliquias de 
nuestro Redentor Jesuristo, y lo que deben 
creer es que son los lienzos donde se en* 
volvieron las reliquias que se colocaron de-^ 
bajo de la- ara mayor. Acaso estos lienzos sir* 
vieron para' envolver las formas consagradas 
qne- también solian depositarse en las aras^* 
como en Barcelona en el altar de San Mar* 

• 

€08 de la cofradia de los zapateros. Todo 
denlro.de un eofrecito de madera con esmal* 
tes antiguos, de quien se tiene esta tradi» 
cion. Esto es lo que hallé digno de memoria 
en S. Miguel Desfay , cuyo nombre no se de» 
riva de Haya, como parecerá á alguno , sino 
qoe es de origen extrangero , común á otros 
terrenos y ño peculiar de esta situación ex* 



M ^ÍAIUL LiniABIO 

trafta ni de caídas de ríos. (V. Ducange, V. 
FpUium). Con temor de que nos cogiese la 
noche en aquel silio , y de no poder, dormir 
con el horrísono eslmendo de las aguas, 
nos bajamos á Caldesde ManAuy /donde en 
muy mala posada descansamos de ia ialiga 
del día. Es esle lugar muy conocido ya des- 
de el tiempo de los Romanos por sus aguas 
tan calientes que casi igualan á las de fuego 
arlifíciaL Es muy de ver una fuente que hay 
en la plaza que exhala de ^j lal copia de va- 
porea y humo tan espeso, como pudiera de 
una caldera de agua hirviendo. No quise de- 
tenerme á ver una imagen de Cristo que aquí 
ae venera, á la cual la piedad atribuye tales 
círeunslancias históricas que no son para es- 
critas, por no exponerlo todo á la burla de los 
incrédulos. A otro dia pasamos á la famosa 
villa de Terrasa, donde hospedados caritati- 
vamente de los Padres déla orden de S. Fran- 
cisco, registramos con comodidad las anti- 
guallas de la Egara antigua y otras de tiem- 
pos posteriores. El sitio de aquel pueblo y 
silla antigua es sin duda el que ahora ocupan . 
las tres respetables iglesias de San Pedro, 
San Miguel, y Santa María. La mas antigua,. 
que es la de San Pedro, conserva algunos ras- 
tros de obra romana ; tal es. toda la pared' 



1 LAS IGLESIAS DB ESPAÑA.- 47 

-exterior del presbiterio con algunos trozos 
de mosaico en el pavimento detrás del altar 
mayor. En este se halla colocada una ara 
grande de mármol consagrada con suscrip* 
cienes al .modo de. la que dije en San 'Miguel 
del Fay, que puede pertenecer á los sí« 
glos X ó XI y acaso seria del tiempo de lú 
reslauracion de la iglesia, que será de po)r 
enlonccs, según indica la fábrica de toda .la 
nave principal. Allí vi también un baño ó ma^ 
bien sepulcro de mármol bien conservado» 
donde está custodiada la fuente bautismal. 

No parece inferior en la antigüedad uila 
iglesia pequeña llamada de San Miguel , pró« 
xima á la antecedente» 1^ cuales cuadrada, y 
tiene por lado diez y siete pasos regulares. En 
el medio tiene una claraboya ó linterna sos« 
tenida por ocho columnas puestas en cuadro 
que forman un lüneto de siete pasos por lado: 
las cuatro columnas do los ángulos son de 
pórfido , dos de las intermedias de alabastro» 
y las dos restantes de jaspe. No corresponden 
á csla$ columnas los capiteles, que son mas 
modernos» y del gusto gótico del siglo X ú 
XI « en que debió restaurarse este edificio» 
que en su (¡gura no desmiente la fama común 
y tradición de haber servido de baptisterio. 
Por algunas roturas del pavimento se dcscu* 
fwo iix. 2 



•18 TUOB LimAUO 

Ibre una^ cavidad; subterránea que dicen ser 
9tra iglesia como Id de arriba, en la cual os 
muy pcKgrosa el bajar y el permanecer. en 
ella, y así luve que reprimir los deseos de 
Terla ;* pudo ser el bapü^lerio de. mugeres» 
Tres aliares hay en esta. iglesia viejos'; pero 
no lanío que lleguen al srglqXlL Uno de ellos 
représenla en varios cuadrilos la traslación 
de las reliquias de San Abdon y Señen. 

La tercera iglesia inmediata á las' dichpis 
tiene por titular a Santa María ^ y en él úíti* 
mo cuerpo del altar mayoi: á San Itufo: fué 
-reparada á principios del siglo XII, á lo me* 
^itos consagrada entonces, es á saber ^ á 5 de 
ranero de 1112 por Raimundo, Obispo de Bar* 
<^lQna. En el documento que envió (á) se di- 
ce que estaba situada juxta ecclesiam parro^ 
.^hialem S. Velrí in loco codera ubi anliquüus 
Egarensis ^ Sedes eral constrncla.. Por donde 
parece que en aquel tiempo se creia que este 
lugar , y no el que ocupa la iglesia de San Pé* 
dro;. fué el d^ la antigua catedral. Colocjá* 
ronse entonces^ en el ara algunas reliquias de 
los Mártires de Zaragoza,. y de los pantos 
Mártires Severo , Julián y Valen tin. Púsose 
con ellas este rótulo en pergamino : Hic re- 

(a) Ap. oúm. L 



A LAS IGLESIAS DE ESPAKa. 49 

fuiescunt vcnerandce reliquim SS. MM. Cmsü'^ 
raugustanorum « el Bealmimorum MM. Julia* 
ni, Valentini alque Severi , sepullce per wanus 
vener. llaimundi Barchinon. Episcopi kalaih 
di$ januarii anno Dom. Incarnat, M.C.XIL 
üuislenlibus ecclesiasíim jam diclce Sedis^ 
Rodlandus Abbas S.. Cucuphalis^ el Pctrus 
Sacrisirt , -Berengarius Capiscoli^ Pelrus Eliar* 
ái Archidiaconi Sedis Urgellensis, Pelrus Er^ 
mengaudiy Guillermos Giberti, Berengarius 
GuadíiUi el Gcraldus Tuita, y oíros que 
se hallan' firmados en el documento citado^ 
Hallóse esle rólulo en IGll, á 24 de se* 
ticmbrc, con ocasión de renovar el- aliar 
mayor, que era muy viejo. He visto la acia 
feliacicnle de lodo, y de ella son las cláusulas 
€0|iiadas. Quedan algunos vestigios de los^ 
clauslros donde inoraron los canónigos regla» 
res de San Agustín , bajo la disciplina de San 
Rufo de Aviñon , á quien permanecian todavía 
sugelns en tiempo de Inocencio YIII , el cuaU 
en 1488, conlii mando á aquel nionaslerio 
francés todas sus posesiones é iglesias , cucn^ 
ta jntre ellas ccclesiam Sancío} Marica de Ter^^ 
tacia, cumecelesiis S. Pelri, S. Michaelis, S. 
Fructuosi, S. Juliani el Sánete Eulalias: las 
tres primeras son las que he dicho , las otras 
tres son de los lugares vecinos. 



so TIA6B LITERARIO 

Olra iglesia dicha de San Martin, en el la* 
gar llamado Sorbed, sujeta á San Pedro de 
Terrasa , suena consagrada por el Obispo de 
Barcelona Fulcoenel año 1096, cuyo docu- 
menlo va copiado (a). Dichos canónigos fue- 
ron extinguidos, como los domas, por Cle- 
mente VIÍI. En la misrna iglesia de Sania Ma- 
ría se guardan dos inscripciones romanas, 
que ya copiaron y publicaron Marca , Fines- 
tres, Pons y otros. Entre las campanas de 
San Pedro hay una con este letrero: Aquesta 
siucla (sffuela) a nom Itigmlfa. Nada mas de 
Terrasa , y aun esto tú lo cotejarás con lo que 
escribió el P. Mtro. Risco en el tomo XLil 
de la España Sagrada, que no me ha sido 
posible hallar por acá. 

De aHi pasamos al celebre monasterio de 
San Curvfal del Valles, propio de los PP. Be- 
nedictinos claustrales de la congregación Tar- 
raconense. Está situado en el misnio lugar 
donde el Emperador Augusto, en su venida á 
España, ediíicó una casa do campo, ó diga- 
' mos un sitio real de buena proporción para la 
caza, el cual se llamó de su nombre Castrum 
Octavianum, cuyas ruinas y vestigios oculta 
del todo el edificio del monasterio. Lo único 
aicaso que queda aqui de los Romanos « y eso 



¿ tÁ$ IGiESIAS Dfe ESFAÜá. SI 

del tiempo bnjo« es un se|iulcro que hoy sirve 
de pilón á una fuenle en la entrada del primer 
patio. No tiene mas adorno que una figura 
de relieve en un óvalo del centro , y en los 
dos exiremos unas pilaslrilas corintias, y lo 
demás sirias espirales. En vano lie buscado 
la inscripción romana que han publicado va- 
rios eruditos como hallada aquí. Existe tam* 
bien en una torre del palacio del señor Abad 
una estancia de ocho pasos de largo y poco 
menos de ancho» con bóveda que arranca del 
pavimento, y en la llave de ella un agujero 
cuadrado como para bajar los presos , que sin 
duda era cárcel, como conjeturamos y es 
üácil de entender, porque la puerta que hoy 
tiene es moderna. Es constante que el mo- 
nasterio se fundó aqui particularmente para 
conservar la memoria de los martirios de San 
Cucufat y sus discípulos Santa Juliana y Sem- 
proniana , San Severo , Obispo de Barcelona 
j Ciros. No hay memoria de su existencia 
hasta un privilegio del Rey Lotario , el cual 
confirma todos los concedidos por Luis, su 
padre, y por Cario Magno á dicho monasterio, 
destruido por los Paganos. Fué asi que los 
Moros, en una invasión que hicieron v.\ año 
98G, malaron al Abad Juan y algunos de sus 
mongos • destruyeron la casa, quemando lo- 



92 TIAGE LITERARIO 

dos SUS libros y documenlos. Daños que re* 
pitleron varias veces con ocasión de balir la 
próxima ciudad de Barcelona. El sucesor Odón 
ú Oto acudió á Lolario el año siguiente , y lo- 
gró dicha confirmación , la cual fué roborada 
luego por los Papas Silvestre II y Juan XVIII. 
El Rey se explica en estos términos : Concedu 
mus priBdicto c(Bnobio omnes res quas per pras^ 
copla nostrorum prcedecessorum , sciliccl , Ka- 
roli Matjni, sen Ledovici, geniloris nosiri^ vel 
per scn'pturas aliorum Christi fidelium comhu* 
stas per infeslalionem Paganorum.... Así es quft 
no atribuyéndose aquí la fundación del mo* 
naslcrio á Garlo Magno » ni sabiéndose su 
origen , el P. Florez se inclina á que ya existia 
en tiempo de los Godos. Lo regular es tenerle 
por funilacion de Garlo Magno ,. hacia el año 
785, y hecha con motivo de la- venida de este 
Principe a dicho lugar, como conjetura el 
cronista Pujados en la parle II de la Historia 
de Calaluña, que todavía no anda impresa, y 
cuyo original dicen que se trasladó á la biblio- 
teca real de Paris en 1650. Diaíío (HistorHa 
de los Condes de Barcelona , lib. /, cap 10 ) di- 
ce que Garlos el Galvo restauró esia casa 1ra- 
cia el año 870. L'o cierto es que de estos dos 
siglos VíII y IX no se sabe con certidumbre 
a suerte do este monasterio ni los hechos de 



1. £AS IGLES^S HE. ESllAÑA. S3^ 

Abades; aunque de uno y olro se'*]píuede 
hablar por conjeturas bien fundadas:' pero iss 
indubitable que existia en ese liempo; seguá 
t\ tesUmobio dd documento cUadó,. óor el 
tual se envpiézaá. saber auténticamente la 
bístoria del monasterio. Y. asi, como se debe 
m restauración y extensión de privilegios al 
Abad Otoií, así también -se leatribuye común» 
mente la fábrica actual de la iglesia , qué esr 
de tres natescon crucero. .Es cierto que la 
parle superior déella, incluso el crucero , na 
desdice del siglo XI, mas lo restante es pos» 
terior, y su portada es del siglo XIV. Solo. 
hay capillas colaterales á una parte» y aun esto 
es sin duda obra posterior. En el dia se halla 
feñovada, principalmente el presbiterio, por 
el actual señor Abad. El altar mayor, es de 
madera , gótico , de tres cuerpos, de fines del 
siglo XIV, sin otra imagen que la de San Cu 
cufat en el nicho principial. .Eii las paredes 
eolaterales habiq antea unos cuadros con la 
Usloria del Santo Mártir, queboy eslan.en el 
archivo: hallo -en. una nota que los pintó un 
maestro Alfonso en 1473 por precio de 900 
florines. La mesa del altar mayor es de una 
pieza de piedra común de .20 palmos de longi- 
tud y 12 de latitud, y casi dos de espesor. 
' Pirece piedra de Monjui. Está corriente él* 



II TiMK imnutio 

uso de la cartina negra , que se eleva durante 
la elevación de la hostia y cáliz. Habia en ú 
presbiterio anles de su renovación dos piedras 
sepulcrales que ahora no se han podido ha- 
llar. Pertenecían á la iglesia anli^a , y erai 
entierros del principios del siglo IX: publicó^ 
las Don Benito de Moxó , -monge de esta casa; 
y hoy Arzobispo de Charcas^ en las Afemonof 
históricas de San Cucnfate del VaUés , que pu*- 
blicó en 1790. En la sacristía se guardan las 
reliquias de San Hemeterio ; á quien llaman. 
S. Medi, (^ne padeció con San Severo, Obispo 
de Barcelona , parle del cuerpo de este Santo 
Obispo, el de San Cándido, Santa Fides, 
Santa Juliana y Santa Semproniana; las del ti* 
tular San Cucufate están en una arca de platát • 
adornada con relieves góticos que expresan 
su martirio. En el sagrario se conserva incor»^ 
rupta una santa hostia de forma orbicular y 
una pulgada de. diámetro, en cuyo centro se 
lee XPS.: es sin disputa de pan ázimo. La - 
tradición es que en el año 995, entrando por 
acá los Sarracenos, y habiendo destruido todo 
el poder del Conde de Barcelona , y muerto al 
mismo en la llanura llamada de Matabous» el 
Abad Otón , huyendo precipitadamente de su 
furor , escondió esta santa forma envuelta en 
«nos corporales , los cuales en volviendo , pa<^ 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. S|5í 

sada la revolución, halló ensangrentados, Ea*.. 
tos lienzos se conservan separadamente en un.; 
relicario» y se ven rastros de sangre: un le- 
trerito puesto alli dice : Hcec linteamina sunt 
satieta corporalia velera, el in medio est Corpus, 
Domifd involulum in capsa lignea. En 1409» 
á6 de abril, visitó formalmente la santa hos^^* 
tia el Abad Don Berenguer de Rejadell , y ]a. 
rompió en dos iguales partes , como hoy se ve. 
haUando incorruptas las especies sacramenta» 
les. Alii mismo hay una cajita hexágona con 
relieves curiosos y varias figuras de marlil, 
que contiene porción de algunas reliquias me- 
nores. En h sacristía vi varias alhajas y vasos 
de alguna antigüedad; pero nada llega á la de 
ana copa ó cáliz que llaman de Cario Magno, 
y aunque no lo fuese es muy antigua. Tiene 
on palmo de elevación en todo : el cráter có- 
nico tiene ocho dedos de diámetro y la mitad 
de profundidad : acompaña una patena con es* 
cudo de esmalte en el centro , que representa 
ana mano en ademan de bendecir que exlien* 
de sus dedos sobre una cruz. Igual escudo se 
ve eo las llaves de algunas bóvedas de la igle- 
sia. Entre los altares de ella merecen aten- 
ción el cuadro de San Bartolomé en la capilla 
de la comunión, y una nuestra Señora , de es- 
cuela Veneciana si no me engaño. Hay algunos 



t6 TIAGB LITERAIIO 

sepulcros de Abades allí mismo» cuyas ins% 
cripcioncs copiaré en su catálogo. 

El claustro pegado á la iglesia contenta al 
espectador, con su graciosa distribución de 
columnas. Tiene quince arcos , pequeños por 
lado , sostenidos cada uno de dos columnitaiS 
'de piedra jaspe de Gerona, las cuales, cdi^ 
las de las pilastras , son en todo ciento cua» 
renta y cinco, ni mas ni menos. Pons contó 
unas cuatrocientas. Son de cuatro palmos y 
medio catalanes con poca diferencia: el gusto 
en los capiteles es caprichoso y sin uniformí* 
dad ni consonancia , pero todos del modo co« 
rintio. Tíénese por obra comenzada por el 
Abad Guitardo , que lo era ya en el año 1013: 
vendió para este efecto algunos alodios del 
monasterio al Conde Don Ramón de Barcelo- 
na, con acuerdo de los Obispos Deodato de 
Barcelona , Pedro de Gerona , Borrell de Vi- 
que y Armengol de Urgcl. El citado señor 
Moxó publicó esta escritura , que he visto en 
el Carloral. Dice el Abad que los vendía ut ex 
eorum prcelio edificassent ipsa claustra quod Aa- 
hehant inchoata. El escultor que trabajó en es« 
ta obra se llamaba Arnaldo Gatell ó Catell, 
según consta de la inscripción que queda en 
uno de los ángulos del claustro , que ni Pons^ 
ni Moxó copiaron bien. Dice asi : 



i lAS IGLESIAS DE ESPAÑA. S7 

Hsec.esl Arnallí 
Sculptoris forma GatelU 
Quí clau^lrum tale 
Gonslruxít perpetúale. 

Estos dos exámetros mal limados y con 
rima, suponen que estaba próxima la ima* 
gen ó busto do esle artista y lo será sin du- 
da la figura dé relieYe en un capitel inme» 
diato á ella que representa á un cantero tra* 
bajando un capitel. Hállase ya sin cabeza. 
En el aula capitular hay un cuadro bueno de 
San Benito. Allá vá otra copia de una ins- 
cripcion sepulcral que no merece quedar ocuI« 
la, siquiera por ser de un escritor. Hállase 
en la parte exterior de la pared colateral de. 
la iglesia , y dice: 

BsBc quem tumba lenet Ghristus super astra serene!.' 
Tarrega natalis fuit; ordo sibi monachaírs. 
Huno divina bouis ditavii gratia donis 
Lege sacra plenas, verbis, ac vQce serenus 
Fecit claustrales sermones et sinodales, 
Carmina, tractatus, ritmos, prosas modulatus. 
Est líber hic testis prsebens solatia mestís. 
Vixit mente pia, vera pro^stante sophia. 
Est Petrus diclus Ferrerus, sit benediclus. 
Ipsíus est obilus julii bis quatuor idus, 
AuDo Incarnatioms Domini M.CC.XXXL 



S8 TIAGB LITERARIO 

No se sabe qué libro es el que indica el 
verso séptimo « si no lo es una Consueta de 
este monasterio escrita por él , en que abra* 
zó todas las costumbres d^ la casa» asi en 
la parte ritual como en la económica : libro 
excelente para la historia de los ritos monás- 
ticos de España, en los años 1221, que es 
cuando lo concluyó. La biblioteca contiene 
algunos libros de buenas ediciones , tales 
como las Filípicas de Cicerón» de Yene* 
cial474: el Salustio de 1475» y otros ex- 
trangeros. De libros manu3critos hay una 
porción decente , de los cuales apuntaré los 
siguientes: un vol. fol. vit. del siglo XI que 
contiene los Profetas y los libros de los 
Macabeos: otros dos códices de los cuatro 
Evangelistas sin capítulos y con glosas mar* 
ginalos. Varios códices rituales y litúrgicos 
desde el siglo XI» hasta el XY : el Mar tiro* 
lógio de Adon » escrito en el siglo XI» ó por 
ahí : colección de las Decretales de Gre- 
gorio IX hecha por San Raimundo de Peña* 
fort» y escrita : á fines del siglo XIII. Otro 
Tolum. foK de los Decretos, con varias glo- 
sas» y al íin dice : Explicil texlus Decreli die 
veneris post Lselare Jerusalem anno Domini 
M.CCC.XLIIL Las homilías de San Agus* 
tin in Johannem. códice del siglo XII: del 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 29 

mismo tiempo es un vol, fol. vit. que coii- 
tiene Liber B. Augustini de materia virluhim 
tí de confliclu vitiornm alque virtuliim.=^Ex* 
ceptiones moralium B. Gregorii in lib. Job.=^ 
Epístolas varias de San Gerónimo, con otras 
obritas menores. De Fr. Francisco Eximenis 
hay el Regiment de Princeps. Ítem Fr. Egidii 
Romani de regimine Principum, escrito en 
papel en 1433, por Fr. Pedro Erbolet, mon- 
go de Santas Cruces* por mandado de su 
Abad Fr. Juan Piñana. De un anónimo pro* 
Tenzal es un vol. intitulado Les leys damor: 
que es un tratado de rimar en la ciencia ga- 
ya con muestras de buen gusto. Un tratado 
de Doctrina cristiana en lemosin escrito eíi 
el siglo XIY . Al fm dice : aquest libre feu 
I frare dek Preycadors á raqmsta del Rey Fc- 
Itp de Fransa, en lanxj de la Incarnacio de 
naslre Senyor M.CC.LXXIX. Del Agustinia- 
00 Fr. Bernardo Oliver , un tratado Contra 
perfidiam Judeorum. Principio. Ambulahunt 
«I ccBci quia Domino peccaverunt. Manipulus 
euratorum, dedicado por Gmdon de Monte Ro- 
cheiii i\ Don Raimundo Gastón , Obispo de 
Valencia, con fecha de Teruel 1530. De Fr. 
Antonio de Ganáis, versión catalana de la 
epístola de San Bernardo á su hermana, di- 
rigida á Don Galccran de Scnmanat. Diadc* 



mtt mnnarimnm. iDr*. n* m Aiíaú ^manigdo» 
jXí^w/tj' lo ü;2 n»<4!ii ^I. 9oi lihertano Bd- 
:SkftTíw iftv TiS ihrLos me üu* ?m !a¿ hifaiio» 
Vv«:^<; U» ft;ir^.;!Íana: in Lsutanco so; pa- 
fwuia ii '^iiií '.*! posüíís , i liiura vea (pe 
#miin«i wn iH ^ialo XiV lo mas, j «íe 
iftflringrtri. Omii»i lU'ns* uisan {iie ana 
Imhtnrv "li'jaiia dn ;ipunur , ai liuiíieri adrara 
firti\ r|iy» ^,i ^\iAdi\ Hüñor 3Li:c.i piibücó al fin 
íta ^<i "vivr.u lia fMUla<ia «le '^stiis manuscrfib»^ 

?;! A^ f^iuvi^t ^iie hacer i^in*} poaer el ca- 
lAlr^^jíV íl^, lo-* ííirtíiffts AbaiL*s ile tís4i! znoaas- 
t^.ri^, (\\\^. ("Arxir^ (ic ca^«i Ua principal haces 
f^p4^f ^n U Iústi>na. I.o ho lomado de los 
^f»A^ K^ h^^íUdo formatlos ai^ui por varios mas* 
|f« ^ y ftn ríiferenUi» tiempos v he coiejado y 
*rrA;(li^/> .so.^ épocas con los docttaseatos de 
é,%ÍA »rf;hivo, co[úados todo:» en ua Caitoral 

Caf/íhffn Ae lo$ M. Illtres. Sres. Abades dd 
imperial monasterio de San Cucufal del Valles. 

Existencia, 



Donum Dni Vi A T)co dalo. . • 785. 
Aurcbaldo* ó Adrcbaldo. . . . . 820« 



I LAS IGUSliS DE ESPAÑA. 3| 

Scniofredo 836. 

Donadeo. . : . 850. 

Odegario 866. 

.Odilon. . 874. 

I Oslofredo 878. 

' La exislcncia de csle Abad en este año 
consta del lib. L Antiq. fol. 2. de la cate- 
dral de Barcelona , donde hay un privilegio 
en que el Rey de. Francia Luis concedió al 
Obispo Prodoino de Barcelona domum S. Cu* 
cjíphalis el S. Fxlicis ad locum Oclavianum» 

..Adeodato 805. 

/^a el Cartoral fol. 215» se halla un ins* 
trumenlo de este año en que el Obispo de 
Barcelona Teodorico, dio Jas iglesias de San* 
ta Cruz en el valle del castillo de Cervellon 
i Donum Dei^ Abad de San Cucufal, // idus 
aprüis anno Vil. regnanteCarglo posl Odouem» 

Guidisclo, ó Guidisselo. . ., . , 920. 
. Borrello 

Bonus liomo. • 060. 

Guiljmundo. . « 066. 

Teudcríco, ó Landcrico. .... 067. 

•Püiice. 970. 

Juan. 974. 

Este es el degollado con todos sus súb« 
¿itos por los Sarracenos en la cruel invasión 
del aña 986. 



' 82 TUCE LITERAEIO 

Odo, Ó Olhon. ........ . 986. 

Este es el restaurador de esta casa , como 
ya se dijo: Obispo de Gerona después del 
año 998, en que hi hnh del Papa Silvestre 
á favor del monasterio solo le llama Abad, 
dun((ue en el Carloral hay escritura del añb 
VIH de lingo Capelo (994), en que ya le 
llama Episcopus, el nutu DciAbbas S. Cucu- 
falis. Retuvo la abadía con el obispjado, y 
murió después en la batalla que los Crislra* 
nos dieron á los Moros cerca de Córdoba, ^n 
1010. Trajese acá su cuerpo, y tiene sii en- 
tierro en una délas paredes colaterales de 
la iglesia , y al lado se halla el elogio- largo 
que ya publicó el- señor Moxó. 

Guitardo. .••....•... 1011. 

Andrés Sendredo. . . . • . • 1055. 

Guillermo de CeVvcllo 1060. 

Audognrio-Domuncio 1064. 

Andrés Ricuífo. . ...... 1064. . 

En su tiempo, es a saber, en 1079, se 
descubrió el cuerpo de San Cucufale coidq 
ya muclto tiempo por causa de fes invasio- 
nes de los Sarracenos se hubiese venerado 
con solo el nombre de múrlir incógnito. (F." 
al citado Moxó). 

Berengario. .•.•••%•• 1091. 

Dicen que fué después Obispo de Barce« . 



i LAS IGLESUS DE ESPAÑA. 33 

lona en 1099. Consta que fué Abad de este 
monasterio^ de la donación de la iglesia de 
Santa María de Fonte rúbea hecha por Geral- 
do Mirón á dicha casa, en la cual firma Be- 
rengaríiís eiusdem loci Abbas atqué Barchinon. 
Episcopus. 

Raimundo de Moneada. ... 1404. 

Renardo. • . • 1104. 

Rolando. 1109. 

Anda suelta por el monasterio su piedra 
sepulcral, cuya inscripción está muy comi- 
da. Es curiosa y digna de que se publiquen 
los siguientes fragmentos: 

Hlc est locus Rotilandi 

tumba tumulandi 

nomina gloria. 

Tq qui legis hanc soripturam 
rog^ Peum Patrem 



sanctaa legis 

ecclesiae. 
tectus, prudens , et fideUs, 
ioutator Israelis, 
amtor jostitisB. 

Candis foit btc lucerna, 
«t ei qaies stema 

%ai ffitemad gloriad. ^ 

Wc colóme in serpente, 

TOMO XIX. 3 



3i TIAGE LITERARIO 

hic dilexit pura mente 
Chrislum super omnia. 

Hic fundalus supra petram 
merealur Palris dextram 
cerneré iu patria. 

Corpus jacet sub hac petra 
positum 



ocelos ponat spiritum Amen. Amen. 

Aucto fruclu aut terdeno, 
sexageno vel centeno 
fructus crescanl 

Haec scriptura. . . , dicta 
süper petram fiiit scripta 
ín hoc anno Domini. 

M. . . . CG 

aprilino 

haec est summa numeri. Amen. Fiat. F, 

Ermengaudo. . 1134. 

Geraldo de Caslellet. . .... 1143. 

Alcrando de Sarria 1146. 

Raimundo de Sanct Manat. . . 1151. 

Guillermo de Aviñon 1172. 

Berengario de Santa Oliva. . . 1205. 

Raimundo doBañeres. . . . . 1216. 

Arnaldo de Palou. . . . . . . 1226. 

Pedro de Amenis. ...... 1250. 

Pedro de Torrella. ...... 1255. 



' * . 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 33 

Pedro Felice. ........ 1261. 

Geraldo de Clascarino 1277. 

Geraldo de San Marlin (oíros le 

llaman de Sania Oliva). . . 1294. 

Ponce Burguelo 1296. 

Tiene este Prelado su entierro en el claus- 
tro con este letrero: Anno Domini M .CCC . VI, 
XIII kal. septembris ohiit Yener. Fr. Poncius 
Burgeíi Dei gratia Albas S. Ciicvfalis ..... 
fama prceclarus , opinione mirabilis, scientia et 
moribus adornatus , cuius corpus in hoc prce- 
senti túmulo requiescit. Amen. 



1306. 
1353. 
1554. 
1559. 
1348. 



Galcerando 8oIá 

Bernardo de Mon tornes. . 

Galcerando de Lupetis. . 

Bernardo de Vallseca. . . 

Arnaldo Ramón de Biure. 

Es famoso el remate fatal que tuvo este 
Prelado, que fué asesinado en la noche de 
Navidad del año 1351 por unos facinerosos 
de los lugares vecinos al tiempo de cantarse 
la primera antífona del scgunc|p nocturno. 
Estaba él con todo el pontifical, y asi fué he- 
rido y asesinado en su silla del coro. Con- 
sérvanse sus huesos en la sacristia y el aU 
ba» amito y capa pluvial ensangrentada y lie-» 
na de cuchilladas, y el libro de canto también 
ensangrentado y casi borrada cou sangre la 



36 riAGE LITERARIO 

plana. La capa sobredicha es de la forma de 
las nuestras sin el escudo que pende de ellas. 
En la arca de sus huesos se leen estos dis- 
ticos modernos : 

Éic Biure Abbatis ciñeres^ hic ossa teguntur^ 
Quce sanie mixta, quce latuere áiu. 

Ai^ue triumphator Martyr cetebef^Hnius mó^ 

Siv vit(B ewemplar tradidit toce sum. 

Fnit Ínter fectus anno 4351. 

Queda entre las Constilucionéís dé Gátá- 
luñk fe que el Rey Don Pe8ro IV hizo con 
esta "ocasión {lib. /X, ííf. •2). Acaso i?erian 
parrehtes suyos dos canónigos que hítibó en 
Taitágona por estos tiempos, es á saber, 
Jofeié 'de Biure, que murió eíi .1534 á 5 de 
tttáyó , y V'edtó de Biure ; ambos digiíols de 
lAiéWi^^ib ^p o r haber hecho la p^rimei*á'iSciíec- 
^ióh dfe las Constítücídííés proVíflciaféíá Tar- 

fém afemsqiiétó 1551. 

fiyrbardo Tereni iSSS. 

lE^é'és'cil primer Abad qrié stiéna electo 
^&vél Kófnátfó Pontífice. 

Mh Ái^tóéhgdl 1394. 

^OBís^b después de Barcelona éh 13^8. 
^éren^titír ^Óé Réjadéll. :,. 1599. 



ir LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 3T 

Dalmacio de Cartella 1409. 

Jaime de Moncorp. ..... i41l* 

Bernardo Strucci, i41Q. 

• Juan Trias 1420. 

Pedro. 1431. 

Pedro Sort ó Sors 1451., 

Amonio Alemani 1461. 

Abades comendatarios* 

Pedro , Cardenal de San Sixto. 1471. 

Esteban, Cardenal de S. Adria- 
no. ..;........ . 1475. 

Gaufredo Sort 1479. 

Don Alfonso de Aragón , Arzo- 
bispo de Zaragoza 1506. 

Juan Lázaro Serapica 1521. 

Enrique de Cardona, Cardenal. 1522. 

Alejando Cesarini, Cardenal. . 1550. 

Jaime Paratge 1554. 

Pedro Ángel Despuig 1559. 

Abades de patronato real. 

t Luis de Cervellon 1561. 

Murió en 1573 y vacó esta s^adia diez y^ 
seis años. 



38 VIAGE LITERARIO 

Miguel Quintana : • 1586, 

Miguel Aimerich 1595. 

Francisco de Eril 1618. 

• 

Gaspar de Sala 1645, 

Francisco Bernardo de Pons. 1670, 

Baltasar de Monlaner y Cáeosla. 1696, 
Fué electo Obispo de Vique en 

1 705, pero no llegó á consagrarse. 

Antonio de Solanell v Montalla. 1711. 

José de Lupia y Rogcr. . . . 1726, 
Fué hecho Obispo de León en 
1755. 

Francisco de Serra y Portel!. 1736. 

Buenaventura de Gayola y Vi- 
losa. . 1747. 

Eustaquio de Azara 1784. 

Obispo de Iviza y de Barcelona. 

José Gregorio de Montero. . . 1788. 

Por último sepas que á este monasterio 
está unido el de San Lorenzo del monte, ya 
suprimido, situado á corta distancia en lo al- 
to de un monte. Ilállanse ya documentos de 
esta incorporación de los años 1012 y 1099. 
También lo estuvo el de Santa Cecilia de 
Monserrate y el dé San Pablo del campo de* 
Barcelona, de lo cual ya se habló en las 
icartas pasadas. También es filiación de esta 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 39 

casa la de San Salvador de Breda y la de 
Sania María del Coll cerca de Barcelona. Te^ 
nian antiguamente los monasterios herman- 
dad unos con otros; de la de este con el de 
Ripoll hay memoria en un calendario viejo 
que dice : Feria V. post ciñeres commemora- 
iioomnium fralnim anctce Marice RivipulU. 
Lo mismo se nota VIL idus martii respecto 
de los do Poblet. Otras curiosidades monás- 
ticas dejo para la historia de los ritos; aun- 
<jue en lo qne es la de este monasterio, no 
hay duda que hubiera podido aprovechar mas, 
si existiera aqui^el libro que sobre ello es- 
cribió el docto monge de esta casa Don 
Juan Bautista Castellarnau , bien conocido 
por sus cartas á los continuadores de los Bo- 
landos. No se sabe á quien se prestó este li- 
bro, y así será muy difícil recobrarlo. En 
alhajas de esta clase no debia haber tanta 
condescendencia. 

Junto al monasterio y del mismo nombre 
que el hay una villa, cuya iglesia parroquial 
se llama S. Pedro de Oclaviano. Hay ya me- 
moria de su existencia á mediados del si- 
glo XI ( V. Campillo Disquisilio mclhodi , etc. 
in append. pág. 40). Creen guardar en ella 
un báculo ó fragmento del de San Severo, 
Obispo de Barcelona, y la arca de madera 



40 TIAGK LITERARIO 

donde primero fué depositado. Lo que yo 
puedo decir es que vi dentro de una arca 
moderna varios fragmentos y la cubierta casi 
entera de otra antigua , que es de álamo 
blanco y seria de cuatro palmos de longitud 
y dos de latitud, con varios rastros de pintu- 
ra y trozos de tafetán, fleques y lienzos. La 
poca decencia y custodia con que tratan am- 
bas alhajas, no cuadra bien jcon la creencia 
que domina en aquellos vecinos. En nues- 
ras especulaciones literarias debimos á los 
monjes de este imperial monasterio toda la 
franqueza que podíamos apetecer y que es 
muy de desear en otras partes, particular- 
mente quedamos deudores al señor Don Ra- 
món Oriola, Pavorde mayor y Vicario general 
del señor Abad, que se hallaba ausente, y á 
los señores Don Fausto Prat, Pavorde de Pa- 
nados, Don Mariano Ciscar y Don Francisco 
Bojons. 

De vuelta á Barcelona pasamos por una 
ermita de San Madi ó Emeterio , compañero 
de San Severo en el martirio. Sóbrela puer*- 
ta de la iglesia, que es vieja, hay esta ins- 
cripción: AnnpDomini CCCC.XXXXVII, es- 
crita con caracteres góticos en el siglo XIII, 
lo mas pronto. El P. Caresmar publicó so- 
bre ella ana Disertación probando con mucho 



i LAS IGLESIAS DE ESPaSá. 44 

ingenio y no menor erudición que antes de 
Dionisio Exiguo ya se usaba el cómputo de 
los afios de Cristo, y que en el de esta ins* 
cripcion pudo ya haberse introducido el ca- 
rácter gótico en España. Débense dar las 
^acias á este erudito escritor , curiosísimo 
investigador de las antigüedades; mas en es- 
ta de que tratamos me parece que no hay 
mas que decir sino que es un letrero puesto 
en el siglo XIII y acaso en el XIY, cuyo autor 
notó con el cómputo corriente en su tiempo 
ú año en que según la tradición se habia 
construido primitivamente aquella iglesia. 

Viniendo después al monasterio de Padres 
Gerónimos de Valdebron hallamos en su bi- 
blioteca algunas buenas ediciones españolas 
del siglo XY. Tal es la traducción valencia- 
na de Q. €urcio» hecha por Luis FenoUet, 
aalural de Játiva, impresa en Barcelona en 
1481 , de que ya habló Ximeno.==El Arhor 
édenticB de Raimundo Lull, impreso allí mis- 
mo por Pedro Posa, Catalán, en 1482, edi* 
cion desconocida á Nicolás Antonio. Tam- 
poco conoció este bibliógrafo una obra de 
Fr. Pedro Castrovol, que hay aquí con este 
epígrafe : Incipil traclatus super libros Fhisi- 
eorum compüatus per Fr. Petrum de Castro* 
vd, ordinis fratrum Minorum ac sacrm theo* 



42 VIA6E LITERARIO 

logi(B magistrurn, natione Hispanum, deregno 
Legionensiy et de villa vocata Mayorga. Sábe- 
se también con esto su patria; el libro es 
impreso en Lérida en 4489. En la sacristía 
guardan la mandíbula inferior de San Andrés 
Apóstol; un cíngulo ó cinta de San Geróni- 
mo, regalado por Santa Paula ; un brazo de 
San Simón Slilita, y otro de Santa Elena; una 
carta original de San Ignacio de Loyola, fe- 
cha en Roma á 1/ de febrero de 1542 ; un 
lignum Crucis con este letrero : hoc lignum 
S. Crucis á \R. Domino Archiepiscopo Mtralles 
rite examinalum. Per ignem examinatum fuit 
anno Domini M.D.XXX., VI. nonas octohris, 
. . . . . ai laudem et gloriam Dei, De este 
Arzobispo Miralles ya di otras noticias en los 
correos anteriores. 

A distancia de una hora de esta ciudad hay 
un monasterio de religiosas Franciscas, lla- 
mado de PcdralbeSy ntímbre que ya tenia este 
territorio á mediados del siglo XI. El monas- 
terio es fundado por Doña Elisendis de Mon- 
eada, muger del Rey Don Jaime II de Aragón, 
en 4327 , en que se hizo la escritura de la do- 
tación , pero en la fábrica ya se entendía dos 
años antes. Así se entienden bien dos letre- 
ros sepulcrales que hay en las capillas de la 
iglesia. El edificio es de aquel tiempo y de 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 43 

una sola nave, afeado con malísimos altares, 
de que hay por acá gran cosecha. La funda- 
dora , que murió allí en 1564 , tiene su sepul- 
cro de mármol en el presbiterio , al lado de la 
epístola, sin inscripción alguna. He copiado 
el inventario que se hizo de sus alhajas, que 
es curioso. Las religiosas me dejaron ver un 
cáliz del siglo XIV, con el cráter cónico y pa- 
tena de un palmo de diámetro cincelada. En 
la orla de la cavidad del centro hay de relieve 
estas palabras : Aqnest calza á fet Madona Sor 
Francescha Saportela , Abadesa ; la qual es del 
altar de riostra Dona S anota Marta de Pedral- 
hes. Nada mas halle digno de memoria. 

Crecería infinito esta carta si hubiese de 
hablar de todas las iglesias parroquiales de 
esta diócesi, respetables por su anciani- 
dad. Hay memorias de muchas de ellas de los 
siglos X y XI en instrumentos de consagra- 
ciones, dotaciones, ventas, testamentos, etc., 
de todo lo cual tengo recogidas varias apun- 
taciones, y aun copias, de instrumentos, bue- 
nos en sí, poro importunos para decir ahora; 
mejor será guardarlo para en adelante. 

Concluiré la carta con una especie sabro- 
sa, y de mil sabores, por los que halló el fa- 
moso Arzobispo Marca en una lápida , cerca 
de Badalona, dedicada al dios de ellos. Es 



i4 TU6E LITEEAIIO 

el caso qu6 cerca de esla villa • llena de ins- 
cripciones romanas^ ya publicadas mil Teces» 
hay una montañuela que llaman Puntigalck^ y 
en ella , en parage muy despejado , y frente 
al nacimiento del sol » se halla un letrero Ro- 
mano, de solas dos lineas , grabado en la tq(^ 
viva , sin mas pulimento ni adorno quQ el qu$ 
la naturaleza dio á aquella tabla ó plano iaeü- 
nado del peñasco. Por apreciable y raro qa^ 
sea esto , que lo es sin duda alguna , todavía- 
lo parece mas su contenido. El sabio Árzo-^ 
bispo Marca , que anduvo por acá , y estuvo 
muy de asiento trabajando en el monasterio 
de PP. Gerónimos de la Murta , vecino al lu* 
gar que digo, la vio con sus ojos, y por sí 
mismo la copió en su Marca Hisp. ( r . Bfityí^ 
lo)f de esta manera : 

solí • D • SAPOBYM 
AP.ABA&OANVS 

interpretándola asi: la vieja Abaso pu$o efUf 
ara al sol, dios de los sabores: ingeniándose 
tras ello en explicar la propiedad con que 
aquella vieja , de paladar estragado , pudo in- 
titular asi á aquel planeta. No se saborean 
menos en la eiplicacion del letrero cuantos 
lo copiaron de aquel escritor. Yo, que en 



i LAS IGLESIAS DE l£SPANA. 4S 

punto á sdbores corro parejas con aquella po- 
bire vieja, quise set testigo del monumento á 
que le obligó su necesidad. Mas no puedo ex- 
plicarte el sinsabor que tuve, cuando tí con 
mis ojos y toqué con mis manos que aquel 
SAPORUM se habia desvanecido (yia se vé 
como cosa de dos mil años de antigüedad), 
y en su lugar se hallaba un nombre ineom- 
patible con lo profano. Dejemos chanzas en 
cosa seria. La piedra dice asi: • 

solí • D • SACRVM 
ABASO ANVS. 



Esto dice , y nunca ha dicho mas á ex- 
cepción de lo borrado al principio de la 
segunda linea que acaso se conservaria en 
liempo del señor Marca. Pero el SAPO- 
RVM es una equivocación de marca, en la 
que cayeron también los que fíaron de su 
dicho , pudiendo como nacionales muchos de 
ellos tomarse el ligero trabajo que yo me to- 
mé de verificarlo. Para mayor seguridad mia 
quise que me acompañasen al lugar el doc- 
tor Don Ignacio Torres , bibliotecario del Se- 
minario episcopal , el P. Presentado Fr. Do- 
mingo Comerma, bibliotecario de este con- 
Tente de Santa Catalina, y el que ni á mi. 



46 ?[AGE LITERARIO 

ni á los dichos quiera creer , allí tiene el pe- 
flasco inmóvil , que habla por si, y con elo- 
cuencia muda, vuelve por el honor vulnera- 
do de aquella anciana Abaso que no estaba 
tan falla de paladar como suponen, y que 
era muy d*evola del sol ut sic, sin condimen- 
to de sabor ninguno. 
A Dios. Barcelona, etc. 



» 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 47 



€ARTA CXXXIII. 

Voluntaria sujeción de los Obispos de Catalu- 
ña al Arzobispo de Narbona, durante el 
cautiverio de Tarragona. Restaurada esta, 
volvieron a sujetarse a su propio y antiguo 
Metropolitano. Elecciones de los Arzobispos 
en aquellos tiempos. Elecciones de los Obis- 
po. Dánse muestras de estas elecciones en 
las que se hicieron en las iglesias de Bar- 
celona, Lérida y Gerona. Confirmación de 
los Obispos por el Metropolitano. Parte que 
tuvo la iglesia Tarraconense en la confir- 
mación de los Obispos, y en la Sede vacante. 

ItIí querido hermano : La mala acogida que 
luve, y los "repetidos desaires que sufrí la 
primera vez que me presenté al cabildo de 
Tarragona, y mi pronta y bochornosa relira- 
da de esta ciudad, no por culpa de tan dig- 
na corporación, sino por la de un solo in- 
dividuo suyo , en quien ella depositara toda 
su confianza, me bar? obligado á terminar mi 
viage a las iglesias de Cataluña, por donde 
debia haberlo comenzado. A la de Tarragona 
le tocaba de derecho el ser la primera, y ca- 



42i tUOK UTfiftAKK) 

balluoute ha sido la última. A comenzar por 
ella, procoilia que dijera yo á que Melropo- 
lílauo eslu\ieroa sujetas las iglesias restau- 
iada:i de Cataluña durante el cauÜTerio de 
Tarragona: cómo después de quebrantado por 
e^la el yugo agareno» se elegían sus Ano* 
bispos y los Obispos sufragáneos : quién los 
confirmaba: qué parte tuvo en la confirma* 
cion de estos y en Sede vacante la iglesia 
Tarraconense: en suma, cuál era la discipli- 
na que sobre dichos extremos en aquellos 
tiempos regia. Pero, pues, en el viage an- 
ticipado y prematuro , si , pero forzoso k las 
otras iglesias del principado, quedan deslin- 
dadas muchas de estas cosas , aunque toca^ 
das por incidencia, lo que á comenzar yo por 
Tarragona hubieran sido noticias prelimina- 
res conducentes á dar luz y facilitar la inte- 
ligencia, para cuando se tratase de las igle* 
sias sufragáneas: lo que voy á decir ahora se- 
rá una confirmación , ó mas bien recapitula- 
ción de cuanto llevo expuesto en la materia. 
Mientras duró el cautiverio de la cindad 
de Tarragona por la invasión de los Árabes, 
las iglesias catedrales de Cataluña que tu- 
vieron la felicidad de sacudir su yugo á fines 
del siglo Vm , ó principios del IX, reeono- 
cierofl constantemente por Metropcditano 9¡í 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA, 49 

Arzobispo de Narbona ; mas por efecto dé las 
circunstancias y del engrandecimiento de los 
Reyes de Francia á quienes debían su res- 
tauración, que por el supuesto decretó de la 
Sede Romana á favor de aquella metrópoli. 
Esta verdad, que la negó Másdeu á la som- 
bra del pirronismo í|ue introdujo en la his- 
toria , está alesliguada por innumerables do- 
cumentos auténticos , de los cuales consta 
que las iglesias de Barcelona , Urgel, Vique 
y Gerona , no reconocieron otro Metropoli- 
tano que el Narbonense en las confirríiacio- 
nes de sus Obispos, asistencia á los concilios, 
apelaciones judiciales , etc. 

Duró esta práctica por espacio de cuatro 
siglos, sin mas interrupción que las dos épo- 
cas en que los Obispos de Vique Aton y Be- 
rengue Romanes obtuvieron el honor de Me- 
tropolitanos Tarraconenses; el primero á po- 
co mas de la mitad del siglo X, y el segun- 
do á fines del XI. 

Este último Prelado tuvo la gloria de ver 
reconquistada á Tarragona el año 1089. Y 
aunque el Arzobispo de Toledo Don Bernar- 
do, coma Legado Pontifício le impidió celebrar 
m concilio y algún otro acto propio de su 
autoridad ; mas no le quitó la jurisdicción 
nietropolilica qud él. y sus sucesores ejercie- 

TOMO XIX. 4 



50 VIACE LITERARIO 

ron conslanlemenle desde entonces sobre las 
cuatro iglesbs sufragáneas ya citadas, sobre 
las de Torlosa, Lérida; Mallorca y Valencia, 
que se conquistaron después , y sobre las 
restantes de Zaragoza, Tarazona, Huesca, Ca- 
lahorra y Pamplona, de que se componia ea 
ese tiempo la provincia Tarraconense* 

De esto son pruebas indubitables la asís* 
tencia de los sufragáneos á los concilios. Ja 
apelación en las causas eclesiásticas y lacón* 
firmacion de las elecciones de Obispos que 
hacia el clero de las iglesias catedrales. 

Y puesto que solo se desea saber lo que 
la historia nos ha conservado acerca de este 
último punto, diré de ello lo que nos queda 
en los documentos existentes en los archÍTOs 
de las iglesias de Cataluña ; por los cuales 
se verán tres cosas: .. . 

1/ Que el Arzobispo de Tarragona coW 
firmó todas las elecciones de sus Obispos 
sufragáneos hasta el pontificado del Papa 
Juan XXI!, y aun algunas veces después de 
haber este Papa consolidado las reservas pon- 
tificias. 

2/ Oue aun vacando la Sede Tárraeo* 
nense, el Prepósito y cabildo de aquella igle- 
sia hacia en esto las veces de su Pastor.-^ 

5/ Que las iglesias catedrales resrát^ 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA, 51 

ron con ansia las reservas, y trataron cuan- 
tas veces pudieron de coiiservar el derecho 
de elegirse Obispo, y al Metropolitano el de 
confirmarle. 

"' ELECCIONES DE ARZOBISPOS. 

Vacando lá Sede de Tarragona el Prepó- 
s5Íto de la misma iglesia, primera dignidad de 
su clero, qué siempre se inlituJaba Prceposi- 
tíiset Capitulum ecclesice Terracon. , convoca- 
ba á los Obispos sufragáneos para elegir su* 
cesor; y en la elección, si se hacia por com- 
promiso, el Prepósito era voto nato. El cual, 
junto con dos canónigos y dos de los Obis- 
pos sufragáneos, elegidos todos por el Capitu- 
lo,.norabraban (los cinco) el Arzobispo futu- 
ro. Estas prácticas y las fórmulas correspon- 
dientes constan á la larga entre otrol^ do- 
cumentos por las actas de la elección del 
Arzobispo Don Benito Rocaberti , hecha en 
\%\ por muerte de Don Pedro de Albalat. 
Existe también en el archivo de la misma 
iglesia una protesta del Obispo de Barcelona 
Don Berenguer de Paloü, hecha el año 1254, 
por no haberle convocado el Capítulo de Tar- 
ragona á la elección de Arzobispo después 
de la muerte de 'Don Sparago. Esta era la 



42 YIAGE LITERARIO 

logim magistrum, natione Hispanum, deregno 
Legionensiy et de villa vocata Mayor ga. Sábe- 
se también con esto su patria; el libro es 
impreso en Lérida en 1489. En la sacristía 
guardan la mandíbula inferior de San Andrés 
Apóstol; un cíngulo ó cinta de San Geróni- 
mo, regalado por Sania Paula ; un brazo de 
San Simón Stilita, y otro de Santa Elena; una 
carta original de San Ignacio de Loyola, fe- 
cha en Roma á 1/ de febrero de 1542 ; un 
iignum Crucis con este letrero : hoc lignum 
S. Crucis á \l{. Domino Archiepiscopo Mtralles 
rile examinahim. Per ignem examinatum fuit 
anno Domini M.D.XXX., VI. nonas octohris. 
. ... .ai laudem et gloriam Dei. De este 
Arzobispo Miralles ya di otras noticias en los 
correos anteriores. 

A distancia de una hora de esta ciudad hay 
un monasterio de religiosas Franciscas, lla- 
mado de Pcdraíbes, nombre que ya tenia este 
territorio á mediados del siglo XI. El monas^ 
terio es fundado por Doña Elisendis de Mon^ 
cada, muger del Rey Don Jaime II de Aragón, 
en 1527 , en que se hizo la escritura de la do- 
tación, pero en la fábrica ya se entendía dos 
años antes. Así se entienden bien dos letre- 
ros sepulcrales que hay en las capillas de la 
iglesia. El edificio es de aquel tiempo y de 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 43 

una sola nave, afeado con malísimos altares, 
de que hay por acá gran cosecha. La funda- 
dora, que murió allí en 1564 , tiene su sepul- 
cro de mármol en el presbiterio , al lado de la 
epístola, sin inscripción alguna. He copiado 
el inventario que se hizo de sus alhajas, que 
es curioso. Las religiosas me dejaron ver un 
cáliz del siglo XIV, con el cráter cónico y pa- 
tena de un palmo de diámetro cincelada. En 
la orla de la cavidad del centro hay de relieve 
estas palabras : Aqnest calza á fet Madona Sor 
Francescha Saportela , Abadesa ; la qual es del 
altar de riostra Dona Sánela Marta de Pedral- 
bes. Nada mas halló digno de memoria. 

Crecería infinito esta carta si hubiese de 
hablar de todas las iglesias parroquiales de 
esta diócesi, respetables por su anciani- 
dad. Hay memorias de muchas de ellas de los 
siglos X y XI en instrumentos de consagra- 
ciones, dotaciones, ventas, testamentos, etc., 
(le todo lo cual tengo recogidas varias apun- 
laciones, y aun copias, de instrumentos, bue- 
nos en sí, pefo importunos para decir ahora; 
mejor será guardarlo para en adelante. 

Concluiré la carta con una especie sabro- 
sa, y de mil sabores, por los que halló el fa- 
moso Arzobispo Marca en una lápida , cerca 
de Badalona, dedicada al dios de ellos. Es 



i4 TUGE LITERARIO 

el caso qu6 cerca de esta villa» llena de ias- 
cripcione$ romanasi^ ya publicadas mil Teces» 
hay una montañuela que llaman Puntigalck^ y 
en ella, en parage muy despejado, y frente 
al nacimiento del sol » se halla un letrero Ro- 
mano, de solas dos lincas • grabado en la roc^ 
viva , sin mas pulimento ni adorno quQ el qu9 
la naturaleza dio á aquella tabla o plano in^lh 
nado del peñasco. Por apreciable y raro qnfi 
sea esto , que lo es sin duda alguna , todavía-^ 
lo parece mas su contenido* Gl sabio Árzo-^ 
bispo Marca , que anduvo por acá , y estuvo 
muy de asiento trabajando en el monaslerip 
de PP. Gerónimos de la Murta , vecino al lu* 
gar que digo , la vio con sus ojos , y por si 
mismo la copió en su Marca Hisp. ( V. Bfityí^ 
lo) 9 de esta manera : 

solí • D • SAPOBYM 
AP.ABxi&OANVS 

interpretándola asi: la vieja Abasío pu$o e$t9 
ara al sol, dios de los sabores: ingeniándose 
tras ello en explicar la propiedad con que 
aquella vieja , de paladar estragado , pudo in- 
titular asi á aquel planeta. No se saborean 
menos en la explicación del letrero cuantos 
lo copiaron de aquel escritor. Yo, que en 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 45 

punto á sabores corro parejas con aquella po- 
bre vieja, quise ser testigo del monumento á 
que le obligó su necesidad. Mas no puedo ex- 
plicarle el sinsabor que tuve, cuando tí con 
mis ojos y toqué con mis manos que aquel 
SAPORUM se habia desvanecido (ya se vé 
como cosa de dos mil años de antigüedad), 
y en su lugar se hallaba un nombre in<íom- 
patible con lo profano. Dejemos chanzas en 
cosa seria. La piedra dice asi: - 

solí • D • SACRVM 
ABASO ANVS. 



Esto dice , y nunca ha dicho mas á ex- 
cepción de lo borrado al principio de la 
segunda linea que acaso se conservaría en 
tiempo del señor Marca. Pero el SAPO- 
RVM es una equivocación de marca, en la 
que cayeron también los que fiaron de su 
dicho , pudiendo como nacionales muchos de 
ellos tomarse el ligero trabajo que yo me to- 
mé de veríficarlo. Para mayor seguridad mia 
quise que me acompañasen al lugar el doc- 
tor Don Ignacio Torres , bibliotecario del Se- 
minario episcopal, el P. Presentado Fr. Do- 
mingo Comerma , bibliotecario de este con- 
Tentó de Santa Catalina , y el que ni á mU 



i8 VIAGE LITERARIO 

balmente ha sido la última. A comenzar por 
ella, procedía que dijera yo á que Metropo- 
litano estuvieron sujetas las iglesias restau- 
radas de Cataluña durante el cautiverio de 
Tarragona: cómo después de quebrantado por 
esta el yugo agareno, se elogian sus Arzo* 
bispos y los Obispos sufragáneos : quién los 
confirmaba: qué parte tuvo en la confirma* 
cion de estos y en Sede vacante la iglesia 
Tarraconense: en suma, cuál era la discipli- 
na que sobre dichos extremos en aquellos 
tiempos regia. Pero , pues , en el viage an- 
ticipado y prematuro , si , pero forzoso á las 
otras iglesias del principado, quedan deslin- 
dadas muchas de estas cosas , aunque toca« 
das por incidencia, lo que á comenzar yo por 
Tarragona hubieran sido noticias prelimina- 
res conducentes á dar luz y facilitar la inte- 
ligencia, para cuando se tratase de las igle» 
sias safragáneas: lo que voy á decir ahora se- 
rá una confirmación, ó mas bien recapitula- 
ción de cuanto llevo expuesto en la materia. 
Mientras duró el cautiverio de la ciudad 
de Tarragona por la invasión de los Árabes» 
las iglesias catedrales de Cataluña que tu- 
vieron la felicidad de sacudir su yugo á fines 
del siglo Vm, ó principios del IX, reeono- 
creron constantemente por Metropolitano jd 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. i9 

Arzobispo de Narbona ; mas por efecto dé las 
circunstancias y del engrandecimiento de los 
Reyes de Francia á quienes debían su res- 
tauración, que por el supuesto decreto de la 
Sede Romana á favor de aquella metrópoli. 
Esta verdad, que la negó Másdeu á la som- 
bra del pirronismo í|ue introdujo en la his- 
toria , está atestiguada por innumerables do- 
cumentos auténticos , de los cuales consta 
que las iglesias de Barcelona , Urgel , Vique 
y Gerona , no reconocieron otro Metropoli- 
tano que el Narbonense en las confirriíacio- 
nes de sus Obispos, asistencia á los concilios, 
apelaciones judiciales , etc. 

Duró esta práctica por espacio de cuatro 
siglos, sin mas interrupción que las dos épo- 
cas en que los Obispos de Vique Aton y Be- 
rengue fíoqanes obtuvieron el honor de Me- 
tropolitanos Tarraconenses; el primero á po- 
co mas de la mitad del siglo X, y el segun- 
do á íines del XI. 

Este último Prelado tuvo la gloria de ver 
reconquistada á Tarragona el año 1089. Y 
aunque el Arzobispo de Toledo Don Bernar- 
do, como Legado Pontifício le impidió celebrar 
un concilio y algún otro acto propio de su 
autoridad ; mas no le quitó la jurisdicción 
metropolilica qué él. y sus sucesores ejercie- 

TOMO XIX. 4 



50 VIACE LTTERAniO 

ron conslanlemente desde entonces sobre las 
cuatro iglesias sufragáneas ya citadas, sobre 
las de Torlosa, Lérida,' Mallorca y Valencia, 
que se conquistaron después, y sobre las 
restantes de Zaragoza, Tarazona, Huesca, Ca- 
lahorra y Paniplona, de que se componia en 
ese tiempo la provincia Tarraconense, 

De esto son pruebas indubitables la asis« 
tencia de los sufragáneos á los concilios,, 
apelación en las causas eclesiásticas y la con- 
firmacion de las elecciones de Obispos que 
hacia el clero de las iglesias catedrales. 

Y puesto que solo se desea saber lo i 
la historia nos ha conservado acerca ( 
último punto, diré de ello lo que nos leda 
en los documentos existentes en los archivos 
de las iglesias de Cataluña ; por los cualles 
se verán tres cosas: .. . . • » 

1/ Que el Arzobispo de Tarragona coW 
firmó todas las elecciones de suá Obispos 
sufragáneos hasta el pontificado : del Papa 
Juan XXII, y aun algunas veces despues.de 
haber este Papa consolidado las reservas pon- 
tificias. 

2/ Que aun vacando la Sede Tárraoo*- 
nense, el Prepósito y cabildo de aquella iglef- 
sia ha<5ia en esto las veces de su Pastor. -> 

5/ Que las iglesias catedrales resrátw* 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA, 51 

ron con ansia las reservas, y trataron ciian- 
las veces pudieron de co*riservar el derecho 
de elegirse Obispo, y al Metropolitano el de 
con6rmarle. 

' ELECCIONES DE ARZOBISPOS. 

Vacando la Sede de Tarragona' el Prepó- 
sito de la misma iglesia, primera dignidad de 
su clero, qué siempre se inJiluJaba Prceposi- 
tus et Capitulum ecclesice Terracon. , convoca- 
ba á los Obispos sufragáneos para elegir su* 
cesor; y en la elección, si se hacia por com- 
promiso, el Prepósito era voto nato. El cual, 
junto con dos canónigos y dos de los Obis- 
pos sufragáneos, elegidos todos por el Capítu- 
lo, .nombraban (los cinco) el Arzobispo futu- 
ro. Estas prácticas y las fórmulas correspon- 
dientes constan á la larga entre otrol^ do- 
cumentos por las actas do la elección del 
Arzobispo Don Benito Rocaberti , hecha en 
1251 por muerte de Don Pedro de Albalat. 
Existe también en el archivo de la misma 
iglesia una protesta del Obispo de Barcelona 
Don Berenguer de Paloii, hecha el año 1254, 
por no haberle convocado el Capítulo de Tar- 
ragona á la elección de Arzobispo después 
de la muerte de 'Don Sparago. Esta era la 



w 



50 VUGE LÍTERARIO 

ron conslanlemente desde entonces sob 
cuatro iglesias sufragáneas ya citadas, 
las de Tortosa, Lérida, Mallorca y Vah 
que se conquistaron después , y sobi 
restantes de Zaragoza, Tarazona, Hueso, 
lahorra y Pamplona, de que se compor 
ese tiempo la provincia Tarraconense* 

De esto son pruebas indubitables 1 
tencia de los sufragáneos á los conci 
apelación en las causas eclesiásticas y 
firmacion de las elecciones de Obi? 
hacia el clero de las iglesias catedr 

Y puesto que solo se desea sab( 
la historia nos ha conservado acer» 
último punto, diré de ello lo que i 
en los documentos existentes en h 
de las iglesias de Cataluña ; por 
se verán tres cosas: 

1/ Que el Arzobispo de Tar 
6rmó todas las elecciones de 
sufragáneos hasta el pontificar 
Juan XXII, y aun algunas vece 
haber este Papa consolidado las 
tificias. 

2/ Que aun vacando la 
nense, el Prepósito y cabildo 
sia hacia en esto las veces de 

5/ Que las iglesias cale 



I 



Jl 

ar 
csi 
na- 
n do 
slan- 
dad la 
I mis- 
apar e- 
el Rey 
oservase 
en Tolo- 
e á pesar 
I voto que 
on de Ar- 
1 en su sú- 
eligió, y el 



52 VIAGE LITERARIO 

costumbre, á pesar de no hallarse expresada 
en la bula del Papa Celestino 111 del año 
H94, en que hablando de las vacantes de 
Arzobispos confirma, como una de las liberta- 
des de la iglesia y de sus costuirtbres anti- 
guas, la de que el Capítulo elija el iíúcéáor 
uniformemente ó por mayoria de votos. 

No existe memoria alí^una de las elecció- 
nes de los Arzobispos del siglo VIH. La pri- 
mera que hay es.la de Don Sparago de Bar- 
ca, electo unánimemente por el Capitulo á 
mediados de febrero de 1212. De 22 del 
mismo mes está fecha la carta en que pidie- 
ron su confirmación á Inocencio III. En ella, 
ademas de los del Capítulo, firman los Obis- 
pos Pedro* de Ürgel y Ponce de Tortosa, y 
también Bertrán, Prior del monasterio de.ca- 
nónigos reglares de Escornalbou, que tériia 
derCTho de asistir á estas elecciones, hasta 
que en 1219 quedó el priorato unido á la 
mitra. 

En su muerte eligió el Capitulo del modo 
dicho á Don Bergnguer de Palou, Obispo de 
Barcelona. El Papa anuló la elección por ló 
necesaria que era su persona en aquella ca- 
pital. En seguida se hizo otra elección ern el 
Cardenal Gil, del título de San Cosme y San 
Damián. No consta la suerte de esta. Sábese 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 53 

que Su Santidad nombró á San Raimundo de 
Peñafort, que este se excusó y logró que el 
Papa proveyese la Silla en Don Guillermo de 
Mongrí, que nunca quiso consagrarse y logró 
se Je admitiese su dimisión en 1237. 

En 1251 fué electo Don Benito Rocabeftí, 
como se dijo. 

Muerto Don Rodrigo •Tello en 1308 eligió 
el Capituló á Don Guillermo de Rocaberti. 
Hállase una carta de Clemente V al Rey de 
Aragón, fecha en los idus de febrero, año IIII 
de su pontificado, en que dice que por estar 
de viage en el monasterio Caonense, diócesi 
deNarbona,. V hallarse ausentes los Cárdena- 
les/nó se atrevía a confirmar la elección de 
Arzobispo de Tarragona, mayormente estan- 
do ya reservada tiempo habia á Su Santidad la 
provisión de dicha $illa á instancia del mis- 
mo Rey (Don Jaime II). Sin embargo, apare- 
ce confirmado después. Fué así que el Rey 
Don Jaime 11 pidió al Papa que se reservase 
la elección. Respondió S. S.,data en Tolo- 
sa VII idus januarii, anno IV, que á pesar 
de ser el negocio tan grave por el voto que 
lenián los sufragáneos en la elección de Ar- 
zobispo, con todo condescendia en su sú- 
plica. Sin embargo, el Capítulo eligió, y el 
electo quedó confirmado. 



54 VIAGE LITERARIO 

Muerto csle en 1515, el Capitulo eligió á 
Don Juan de Aragón, hijo del Rey, que no 
tenia aun doce años de edad. Por esta razón 
lo anuló el Papa, y en su breve, dirigido al 
Rey desde Aviñon á 15 de diciembre de 
1316, le ofrece dar la dignidad arzobispal á 
uno de los tres ó mas que le propusiese. 

Esta es la última -memoria que queda de 
elecciones de Arzobispos, hechas por el Ca- 
pitulo de Tarragona con los Obispos sufra- 
gáneos. 

Dicho se está que estos eran confirmados 
por S. S., quien en este acto les enviaba el 
palio, de lo cual son continuas las memorias. 

ELECCIONES DE OBISPOS. 

« 

Asi como la iglesia de Tarragona , seguft 
asegura el Papa Celestino III , tenia entre 
otras libertades antiguas la de elegirse su 
Pastor, asi también la tuvieron todas sus 
iglesias sufragáneas hasta el siglo XIV sin 
contradicción alguna, ni de parte de los Re- 
yes , ni de los Romanos Pontifices. Estas 
elecciones, á lo menos desde el siglo IX,. que 
es hasta donde se nos conservan monumen- 
tos, las hacia eidero de cada iglesia; habien- 
do niotivo para creer que bajo este nombre. 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. &5 

no solo se entendía el Capitulo de canónigos, 
sino algunos otros presbileros: como de 1^ 
iglesia de Gerona consta por un proceso for- 
mado en 1239, en que se declaró que los 
presbileros llamados alli de Capitula h^hn 
asistido á las elecciones de los Prelados, sin 
embargo de no ser canónigos. En la elección: 
del Obispo de la misma iglesia Servus Dei. 
hecha en 886, se lee que asistieron á ella los 
clérigos rurales con los civitatenses. Mas esto 
no debe tomarse tan á la letra que digamos 
que todos fuesen electores, sino que se ha- 
cia mención de ellos en lo que llamaban de- 
creto ó carta dirigida al Metropolitano, cuando 
. pedian la confírmacion del electo. En la cual 
siempre dijeron queja elección ó aclamación 
la habian hecho cfóri/^ et populus , y solíaa 
añadir urbis et dicecesis, y tal cual vez expre- 
san la concurrencia de los nobles especifi- 
cando sus nombres*. Estos no eran electores, 
sino que consentiañ en ello, cuando el Capí- 
lulo , hecho el nombramiento, salia cantatido 
el Te Deum á la iglesia , y el Primicerius lo 
anunciaba desde el pulpito al pueblo que es- 
taba esperando. Hecho esto se extendia el 
decreto del modo dicho. El Capitulo de Bar- 
celona en d decreto de elección del Obispo 
Bernardo de Berga en 1172, dice que Jo 



56 VIAGE LITERARIO 

eligieron antiquce libertatis nostrce consuetudi- 
nem sequentes y ad petilionem plébis. 

Como quiera qué esto fuese, es constante 
que la elección de los Obispos sufragáneos 
era peculiar de cada iglesia. Este derecho lo 
procuraron conservar á toda costa las igle- 
sias, procediendo varias veces á elegir aun 
después de estar ya introducidas las reservas 
pontificias, como se verá por las notas si- 
guientes, tomadas de los originales respecti- 
vos de cada iglesia. 

Iglesia de Barcelona. 

Hacia la mitad del siglo XV (afta 1456) á 
pesar de estar ya tan autorizadas las provisio- 
nes hechas por el Papa, el Capítulo proveyó 
la Sede vacante por muerte de Don Jaime 
Girad en Mosen Bernardo de Casasaje , eli- 
giéndolo per via de Sant Sperit, esto es, por 
escrutinio. El Papa Calixto 111 anuló la elec- 
ción y dio á otro la silla. 

Verificáronse poco después las discordias, 
del Principe Carlos de Viana con su padre* 
el Rey Don Juan II de Aragón. Y como el 
Papa seguia el partido del Rey y Barcelona el 
del Principe, en ios diez años de tacante que 
hubo desde el 1463, se resistieron mutua- 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 57 

• 

mente Papa y Capítulo á reconocer las va- 
rias elecciones que cada uno hizo. por su 
parle. El Papa anuló las que el Capitulo hizo 
de Don Cosme de Monserral , Obispo de Vi- 
que, á 5 de diciembre de 1463 , y la de Don 
Miguel Sorrelles, hijo del conde de Iscla, á 
1.* de ^liembre de 1468. Correspondió el 
Gapituh) DO admitiendo á Don Fr. Juan Ji- 
ménez Ccrdan; Aragonés, monge de Poblel, 
provisto por Paulo II en 1465. 

Iglesia de xLérida. ^ 

A pesar de algunas provisiones hechas ya 
por el Papa, el Capitulo eligió Obispo en 
1341 á Don Jaiine Ciyó por muerte de Don 
Ferrer de Colom. El Papa anuló al pronto 
la elección y luego la confirmó. 

En 1380 por muerte de Don Romeo Ces- 
comes, provisto por el Papa, convocó el Ca- 
pítulo al de Roda, según costumbre , y eli- 
gieron á Don Geraldo de Requesens ; elec- 
ción que como veremos confirmó el Capítulo 
de Tarragona, Sede vacante. 

Muerto este Obispo en 1599 juntáronse 
ambos Capítulos y eligieron Obispo á Don 
Pedro de San Clemente. Protestaron algunos 
canónigos, alegando el derecho de la reserva 



58 VIAGE LITERARIO 

del Papa. La controversia fué larga, y el Pa- 
pa luvq lugar para anular la elección. 

Vacando. la Sede en 1449 por muerte de 
Don García Aznares, procedieron ambos Ca- 
pítulos á la elección de Obispo. Parte de los^ 
electores nombró á Don Jorge de Bardaji,* 
Obispo de Tarazona, y parle á Don- Antonio 
Cerda. Prevaleció esta última, no por derecha 
de elección, sino porque el Papa Píicolao V, 
pocos dias antes que esta se efectuase, habia 
provisto á Cerda en esta Sede. 

Iglesia de Gerona. • 

El primer Obfspo de esta iglesia provistp 
por el Papa fué Bernardo de Vilamari , afto 
de 1292. El sucesor también lo fué en 1311 . 
Muerto este en 1318 el Capitulo eligió -por 
compromiso sin perder, momento al sucesor 
Pedro de Rocaberli. . 

Por muerte de este en 1524 eligió el mis- 
mo Capítulo á Gilaberto de Cruiilas. Existen 
el decreto y las citaciones del Arzobispo pa- 
ra confirmarlo. Al fin el Papa anuló la elec- 
cioh y nombró á Don Pedro de Urrca , que 
es el primero en esta Silla de quien consta 
que usó el dictadp Dei et Aposlolicoí Sedk 
gratia Episcopus. . . »; 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 59 

En 1354 volvió el Capitulo á elegir por 
compromiso al mismo Gilaberlo de Cruillas, 
el cualpidió y logró la confirmación del Ca- 
pitulo Tarraconense, Sede vacante. El Papa 
anuló lodo- lo hecho y lo nombró de nuevo 
Obispo. 

En 1384 eligió á Berenguer de Anglesola. 

En 1408 á Francisco de Blanes. 

En 1416 á Dalmacio de Mur. 

Estas tres elecciones no son tan de extra- 
ñar por ser del tiempo del gran cisma. 

Muerto en 1457 el Obispo Bernardo de 
Pau eligió el Capitulo á Roger de Cartella» 
el cual no admitió por humildad, ni pidió la 
confirmación. Al cabo de dos años nombró 
el Papa á Don Jaime de Cardona. 

Luego que en Gerona se supo la muerte 
del Obispo Cardenal Margarit , que falleció 
en Roma en 1484, inmediatamente eligió el 
Capitulo por escrutinio *á Berenguer de Pau, 
sobrino del difunto, que también estaba en 
Roma, y el Papa confirmó* la elección. 

Por eistas pocas muestras se vé el conato 
con que los Capítulos de las iglesias procu- 
raron conservar su antigua libertad;^ en este 
ramo*. Y cuando no podían- verificar la elec- 
ción, sino que la debian esperar de S. S:, 
le escribian y movian á que lo hiciese tam- 



60 VIAGE LITERARIO 

bien la municipalidad, pidiéndole determiné^ 
da persona para Obispo. Lo mismo hicieron 
con el Rey en todo el siglo XVI, después 
del concordato de Adriano VI. 

Confirmación de Obispos por ^l Metropo- 
litano. 

Que las elecciones de los sufragáneos eran 
todas confirmadas por el Metropolitano ,'^s 
una verdad notoria á cuantos hayan leido 
algo de la disciplina eclesiástica antigua. Pu- 
dieran citarse en apoyo de ella centenares de^ 
escrituras que existen en el archivo de la ca: 
tedral de Tarragona , que son los decretos de 
eleTccion que dirigian al Metropolitano pidien- 
do la confirmación los Capítulos electores de 
Barcelona, Gerona, Urgel, Vique, Torlosá, 
Lérida , Mallorca , Valencia , Zaragoza , Tara- 
zona, Huesca, Calahorra y Pamplona, que 
son los catedrales que en varias épocas com-, 
pQnian el todo de'la provincia. Seria pues una 
cosa supérflua amontonar noticias para probar 
el derecho del Metropolitano en esla parte, 
que aun los m.ismos Papas, en la época ante- 
rior á lai5 reservas, reconocieron y mandaron 
conservar , de lo cual bastará citar dos ó tres 
ejeÍTiplares. 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 61 

Bd el >iñp 1199 , cuando Bernardo de Cas- 
Iclló , Obispo de Urgel , pidió al Papá Inocen- 
cio 111 la absolución de la carga episcopal, 
conservando su honor, S. S. le absolvió de 
ambas cosas, y escribió al Capítulo que pro- 
cediese á nueva elección, y al Metropolitano 
que cuidase de que fuese pacífica: Aguirre pu- 
blicó estas cartas. Yo he visto ademas el de- 
creto de elección del sucesor Bernardo de Vi- 
lan)ur, donde consta todo ello. Está dirigido al 
Arzobispo de Tarragona Raimundo de Roca- 
berli , que confirmó la elección , y en cuyas 
manos £l electo prestó la obediencia. 

En 1243, electo por el Capítulo de Barce- 
lona Pedro de Centelles , manifestó que tenia 
hecho voto de ser fraile Dominico. Acudió al 
Papa, y este mandó al Arzobispo de Tarrago- 
na que proeediese S confirmar la elección ha- 
ciendo que el electo cumpliese antes su voto, 
como lo verificó. Existe el proceso original 
en Tarragona. » 

Todavía es mas notable lo acaecido en Lé- 
rida en 1248. Porque no concordajido los ca- 
pitulares de Lérida y Roda en la elección tle 
Obispo , resolvieron enviar a Roma los comi- 
sionados, á quienes, a 7 de noviembre del 
año anterior, dieron poderes para que eligie- 
sen ellos solos Obispo, de voluntad y censen- 



62 YIAGE LITERARIO 

limiento de S. S. Resentido de esto el Arzo* 
bispo de Tarragona, á quien tocaba la devo- 
luta, envió también su embajador á Roma 
pidiendo que se conservase ileso su derecho, 
y se declarasen los de Lérida inhábiles para 
elegir. El Papa Inocencio IV cortó la disputa» 
dando comisión para nombrar el Obispo al 
niismo Arzobispo de Tarragona, á San Rai- 
mundo de Pcñafort y á un Fr. Miguel, ambos' 
Dominicos, Los tres eligieron por Obispo á 
Fr. Guillermo de Barbera, también DominÍGO¿ 
el cual fué confirmado por el Metropolitario, 
á quien prestó la obediencia. 

Por estas muestras se vé cuan asentado y 
fijo estaba ejitónces en la disciplina el dere-' 
cho del Metropolitano para confirmar, á los 
Obispos sufragáneos, que ni aun en las oca- 
siones en que la elección* se puso en manos 
de S. S. quiso este alterar la costumbre anti- 
gua, ni defraudar la jurisdicción métropo- 
litical ' ',' 

Aun cuando se introdujeron las reservas; 
los electos, por el Papa prestaban obediencia 
al* Metropolitano bajo la misma fórmula con 
que lo habian hecho los electos por el clero* 
Así Don Ppnce de Vilamur, electo por el Ca- 
pítulo. de Lérida en 1322, fué confirmado por 
el Pajva , dirigiéndole las bulas sin mentar di- 



i US IGLESIAS DE ESPAÑA. 63 

cha elección, ¡dénlicas con las que expedía 
para los nombrados porS. S., y con lodo, el 
electo prestó obediencia al Metropolitano iworc 
5oIt(o. Asi lo hicieron muchos de sus suceso- 
res. Los Obispos confirmados, en el acto de 
su consagración prestaban la obediencia ca- 
oónica al Metropolitano, ó por procurador, 
si no podian acudir á Tarragona con motivo 
de enfermedad , ó personalmente en dicha ca- 
tedral, y esto. era lo nías frecuente, jurando 
siempre super citare Beatce Teclee, y exten- 
diéndose de estas actas las escrituras respeg- 
iWas de que hay muchas docenas en Tarrago- 
na firmadas por los que juraban. 

Aun las reservas pontificias sabemos que 
comenzaron con el titulo de haber vacadolos 
obispadas in curia. Prueba clara de que no 
se halló titulo para despojar de golpe ,á los 
capitulares del derecho de elegir sus Obispos, 
y á los Metropolitanos el de confirmarlos* Ad- 
vierto por último que la mayor parte de las 
veces en que los capitulares trataron de re- 
cobrar su derecho de elegir Obispo en. los si- 
glos XIV y XV, se halla que los Arzobispos 
de Tarragona aeudian á recobrar el suyo para 
confirmarlos; lo cual lograba unas veces y 
otras no, á proporción del estado politice que 
lenian los negocios de la corona respecto de 



64 VÍAGC LITERARIO 

la Corle Romana. Así lo hizo el Arzobispo 
Don Ximen de Luna en 1325, en la elección 
que ya cilé de Gilaberlo de Cruillas para Obis- 
po de Gerona. 

Parte que tuvo la. iglesia Tarraconense epj la 

CONFIRMACIÓN DE ObISPOS Y EN LA SeDE VACANTE. 

• 

Verificadas las elecciones de los Obispos 
de las iglesias sufragáneas, solian los electo- 
res, ademas del derecho de ellos, que diri- 
gían al Arzobispo Tarraconense pidiendo su 
c.onfirmacion, escribir también al Capitulo de 
la metrópoli para que intercediese con el Pre- 
lado, y le facilitase la confirmación. El Capí-* 
tulo solia lomar sus infoi^maciones secretas, 
sobre la idoneidad del electo, y después de 
hacer los oficios correspondientes concürria 
por medio de sus representantes á la consa- 
gración de loa ya confirmados, la cual no 
mandaba hacer el Arzobispo sine consensu Ca- 
piluli. Prueba de esto es que cuando el Capí- 
tulo de Tarragona presentó su nuevo Obispo 
electo Don Fr. Vicente, Abad Cisterciense, . 
al Arzobispo Don Pedro. dC'.Albalat , estando 
en Valencia celebrando concilio provincial, 
ano 1240 , considerando este Metropolitano la 
falta que hacia el Obispo en Zaragoza, y que 
entonces estaban reunidos en Valencia los 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 65 

Obispos, mandó que el electo fuese confir- 
mado: y. consagrado allí mismo; y esto dice 
que lo hizo de consilio et assensu Prcepositi et 
SacrisUB^ et aliorum canoniccntm ihidem'pre* 
sentiun^, non in contemptu Capiíüli Tcrraccne, 
necvolentes eidem iniuriari. Está la escritura 
original en el archivo de Tarragona. 

Mas notable es el derecho que tenia el mis- 
mo Capitulo para confirmar en Sede Vjacante 
las elecciones de los sufragáneos , aunque no 
recibia de ellos la obediencia. Sirvan de prue- 
ba los hechos siguientes: 

Los Capítulos de Huesca y Jaca, en su 
caria fecha XIIIL kaL marlii in claustro Oá" 
censi anno Dni. MCCXXXVII. (IG de fe- 
brero dq 4238) , escribieron á Ferrer, Pre- 
pósito del Capítulo de Tarragona, pidiéndole 
que mandasen consagrar al Obispo Vidal de 
Canelles. Al pié de esta caria, que está origi- 
nal en Tarragdna, firman* él Prepósito y ca- 
nónigos de la misma iglesia, .como admitién- 
dola elección. Cuatro dias anterior á la fecha 
de esta carta es la de la escritura con que .ej 
mismo Obispo Vidal , estando perfionalmente 
en la metropolitana, prestó la obodicfícia^t^ 
per altare Bealce Teclee Archicpiscopo venturo. 
Circunstancias cuya combinación persuade q4]0 
el Capitulo Tarraconense cotifirmó aí elect(k 

TOMO XIX. o , 



66 YUGE LITERARIO 

Lo que aquí son conjeturas es domostrá* 
ciotí con los datos siguientes: 

Por muerte del Obispo Abril eligió el Ca* 
pílulo úe Urge! po^r sucesor á Pedro de Urgió 
dia 5 de noviembre de 1269. El mismo dia 
pidió su confirmación al Prepósito y Capitulo 
do Tarragona {Escritura i archivo de Urgel) i' 
los cuales lo confirmaron i y con su autoridad 
foé consagrado por el Obispo de Yique Rai^ 
mundo de Anglesola dia 29 de diciembre del 
mismo año. En el mismo acto prestó la obfi^ 
diencia canónica DomiMmeo futuro Archiepéi 
seopa; y el consagrante suscribe con estas pa- 
bbrxs; Ego Rúymtmdm Del gratiá Vicenm 
J^i^opuá, qtd auctoritate ecclesiúa TarracMt^ 
sis Bedú í>acunte pfmdiútum Episcópum come- «' 
mMam u$i^B9itíbM$ miki Dúminis A. Barchi$^. 
H Bv Dl^rftfiéíié Episeopii {Escritura oríginal 
tnTañ'a^om). 

La 6l6««ídtt del Obispo de Tortor Don Be- 
fm^Mí dd ftAtf ^6 el Capitulo de la misáia 
igto^á \Ám por igOifl|iroMiso á 27 de octiib#e 
4e 1316, ftíé tüotifirmada por Jofro de Cmi- 
Ü^i l^j^i^o do Tdrragoiaa , Sedé tacante» 
f ^ (ñbtf^ pe^i^ m «^edieúiiia super altme 

d» ttMflgl^ Immo , Olbispo de Zaragoza^ y fi;, 
^hiSpb «le LéVidtt {Escritura original, i6iHj). 



A LáS I6LEÍÍAS DE ESl^AÜA. 6? 

Tcrdavia era reconocido en la proyincia es- 
te derecho del Capítulo de Tarragona el año 
1534 , cuando electo Obispo de Gerona Gila** 
berlo dé Cruillas por su Capitulo dia 25 de 
agosto, pidió ei electo la confirmación al Pre* 
pósito Tarraconense, Sede vacante, por sus, 
procuradores Guillermo de Cornelia y Jaspcr» 
lo Fólcfadi, añadiendo que no iba él perso- 
nalmente propter senectutem et propíer eslivod 
cfltotw. . Verificóse la confirmación, mas el 
Papa ahuló todo lo hecho , y nombró de nuevo 
al mismo Gilaberto por Obispo de Gerona, 

De estas muestras se infiere que el Capí-* 
talo Tarraconense , Sede vacante , confirma- 
ba las eleccioD^s de los Obispos sufragáneos, 
asi cofiio cñ 6l tnismo caso oía y juzgaba lad 
apeláeiones de toda la provincia , según le 
contedió él Papa Lucio III , año 1181 ; y con¿ 
tocaba tatnbien á los concilios provinciales, 
como consta de los procesos y actas origina<* 
les de l6s misinos. Siendo de notar que, asi 
como el Arzobispo nunóá los convocaba sine 
consensu Capituli^ asi tampoco confirmaba 
los safragáneo^ sin la mediación y asistencia 
del misnlo , quedando en ambas cosas autori- 
zado pafrá suplir la falta de su Pastor. 

De esté modo se procuraba en aquel tiem- 
po faéilitar la coñfírínacion de los Obispos^ 



68 VIAGE LITERARTO 

cuya asistencia y gobierno personal, siem- 
pre se Uivo por tan necesario como lo es á 
las iglesias. tcPorque la grey, decian los elec- 
vtores , no esté por mas tiempo expuesta á 
dIos asaltos y carniceria de los lobos con la 
^falta de pastor, suplicamos, etc. Con esta 
y semejantes fórmulas, pidieron siempre las 
iglesias á su Metropolitano ó á su Capitulo 
la confirmación de sus Obispos. Y es de no- 
tar que á excepción de los tiempos perturba^ 
dos con guerras, etc., apenas se hallará eii 
Cataluña una iglesia que vacase mas de cua- 
tro meses. 

Tal era el conato que se ponia en esta 
parte tan importante que aun faltando el Me* 
tropolitano, y no pudiendo acudir á su Capí- 
tulo, se procuraba por los Obispos ^sufragá- 
neos la confirmación de sus comprovinci^les. 
como el último remedio que les quedaba pa- 
ra proveer pronto á las necesidades de las 
iglesias vacantes. De esta clase nos quedft 
un hecho insigne de principios del siglo XI 
en una vacante de la silla de Roda. 

Muerto su Obispo Aimerico ÍI fué electo 
por sucesor Borrell, en el año i 01 7. El de- 
creto de esta elección existe original e» la 
iglesia de Urgel , á cuyo Obispo San Eraren- 
gol se presentaron los electores con eleloc^ 



A LAS IGLESIAS DE ESPAKA. 69 

to, pidiéndole la confirmación, por ser esta 
Seie capudomniíim ecclesiartim jam dicto co- 
mitatu [Ripacurcensi). San Ermengol lo confir- 
mó con estas palabras: «Ilerum atque iterum 
»ego Ermengaldus pra^ialus Kpiscopus una 
»cuni kalerva clericorum prsediclorumadvoca- 
»mus,atclamamus atque eligimus jam (liclo 
»Borrello, ut per divina manu Salvaloris prole- 
agente vel donante ad honorem el bemedi- 
»cl¡onera atque ordinalionem sui prsesulatus 
»accedat, et susceplione perveniat sub tuitio- 
Ȓione almce Marico Sedis prwfatce , et siib. do^ 
i^minatione Domno Ermengaudo Episcopo et 
lísuccesores ejus. Exaratus est aulem haec ti- 
•lulus ele.ctionis praísulalus XI kal. deccm- 
«bris^anno XXI , rcgnante Rolhberlo Rege.» 
Tres dias después está fecha otra escritura 
original (f6íd), y es la de la consagración do 
este Obispo , hecha por el mismo San Er- 
mengol con asistencia de Adalberto , Obispo 
de Carcasona, y Pedro, Obispo de Comenge, 
que después de haber ordenado á Borrell ^n 
lodos los grados eccícsiáslicos, le admitió- . 
ron en el número de los Obispos sus her- 
manos. En ella se repite la expresión de que 
el Obispo se ordenaba sub tiiitione Sedis Ur- 
gellen. et dófninalionc Domno Ermengaudo et 
iuccesares éjfus. Lo cual ha hecho creer á al- 



70 VIAGE LITERARIO 

guDOs que esla Sede de Roda se considem-* 
ba como sufragánea de la de Urgel: cqss^ 
inaudita y del lodo fuera de camino. Otro» 
han inferido de estos documentos, que íq-^ 
vadida Roda por los Moros, que cierto lo es? 
taba por ese tiempo, el clero se refugió á 
Urgél, donde accidentalmente hizo elección 
de su Obispo, y que el de Urgel la corrbbo» 
ró como cabeza de esta última iglesia. Algo 
mas que esto aparece en la escritura última 
citada, cuyo exordio descubre la causa de la 
confirmación dada por San Ermengol. Dice 
asi á la letra: (cLocorum primates preceptorum 
^quibus gerarchice atque telatargice vigent 
» prischa, modernaque ecclesiarum modera** 
»mina teoloqueriis sanxere cannonibus quQ 
»(gMod) arripientibus viam universo terre qua- 
«rumlibet Sedium Presulibus per vicionerem 
^{viciniorem) Episcopum aut per quemlibct 
)»dlium Episcopum, cui Archimadrita iniuQ» 
j>cxerit extincti fratris tumulatorem, orbate- 
»que Sedis visitatorem atque consolatoreni» 
.»sine cuius.conscientia sacri velant cano** 
»nes confiten atque confici de subrogationa 
»Rpiscopi perficiatur eclesiasticarum jnveB-* 
»tarium rerum. Tuno vero prioribus vidua** 
]>te Sedis dispositis echonomis #omendetur» 
i>postnjiodum aiitem cleri plebis^qe ordipii 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 74 

ndesíderium ' consensuB jrequiratui\ Quinim* 
imo amotis simotiiacifi&aculis, poslpc^itisque 
toQiüiuin eupidilatum argumentis universa &^ 
odelíter iiotíeie archiepiscopali signifieentiir. 
iiQuo disponente cuneta in talibus expedit 
Mcum ««{frágil Quorum consilio sub divina een- 
»8ura disponi negociis atque ordinari. Igitup 
»MelropoÍiUno domini^iA voeatiane rebus bü« 
»fflamp utr^qv^ (vitaque) pérfunclo, h«€ eadem 
»fideliter sunt exigeñda omníá a ^isitatore aU 
»qué lumulatore , et omnium eondiocesaH'M^ 
»rum, si fieri potesl, cogniqiottis (co§nkimi) 
Bsignificanda prudencialiter, quo urbes que 
^gentilium temporibus habebant idolicole fla- 
»mines, nunc gubernenl christicole Presules. 
»Cum ergo Pastorera contigerit subrogandum 
»post adMamationem etvocalionem cleri, pe- 
•lilionemqueviduale plebis. . . .expedit or- 
ábale Sedi cum Episcoporum eieccione , cleri 
»ac populüpsiuscomilaíibusaclamatione, Epi- 
Dscopum ordinari atque inlronizari. Quapro- 
»pler ego Ermengaudus, etc.» En esto se ve 
qoe la causa porque San Ermengol confirmó, 
entronizó y ordenó al Obispo de Roda Bor- 
rell, fué porque después de haber sido como 
mas, vecino visitador de aquella iglesia en la 
muerte de Aimcrico, le correspondió como* 
lal hacer con el consentimiento de los com* 



72 YIAGE LITERARIO 

provinciales lo que tocaba hacer al Melropo* 
lilano, si viviera. Estaba sin duda vacante la 
Sedo do Narbona, y por eso los tres Obispos 
sin esperar á mas, confirmaron y consagra; 
ron al electo. 

(Jomo quiera que se expliquen estos do- 
cumentos, solo el ver que á los tres dias de 
hecha la elección, sigue la confirmación é 
intronizacion , prueba el conato con que se 
procuraba este beneficio á las iglesias va* 
cantes. 

A Dios. Tarragona, etc. 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 73 

CARTA CXXXIV. 

Noticia de la santa metropolitana iglesia de 
Tarragona después de su restauración. = 
Cuándo y cómo se introdujo en ella la vida re- 
glar: no la instituyó San Olaguer.= Memo- 
ria de algunos de sus primeros canónigos: gu 

' número, admisión, hábito, rito en los divinos 
oficios, etc,=Origen y supresión de la dig* 

* nidad de la prepositura. = Reforma de esta 
iglesia por el Papa Luna: su titular Santa 
Tecla. =Forma^ que sé guardó antiguamente 

, en la elección de sus Prelados. =^Preeminen- 
das de su Capitulo.=Varias costumbres ri- 
tuales del siglo XVI y posteriores. 

ItIí querido hermano: No es meiíester pre- 
venirte que acerca del estado antiguo de 
nuestras iglesias poco ó nada podré yo aña- 
dir á lo que han dicho nuestros historia- 
dores, señaladamente los sabios autores de 
h España Sagrada. UdíTlo haré, siguiendo sus 
pisadas, en examinar algo del estado moder- 
no, y esLto como viagero que no tiene por ob- 
jeto principal escribir la historia de cada 



74 ¥IA« UTERAHIO 

iglesia, sino recoger los documentos de sus 
archivos. Mas con ^sta ocasión ¿quién podrá 
dejar de referir lo que las ilustra y engran- 
dece, y mas si ha costado algún trabajo el 
^ocontrarlc? Asi q\ie h^blar« de la santal nUh 
tropolitaoa iglesi» de Tarragopa» 4«íH?*"^ ^ 
su restauración y pues ¿ 6s(e estado p«r(«Qe- 
cen todos |os doQuinentQs qiiQ «p «ons^fTan 
Oí^su» archivos, y aunque e^ta ópocf) p^i^da 
fijarse con razpn eii los fines 4^1 siglo Xl# ^o* . 
mo diré de propósito ep ${ catálogo 49 &üs 
Ar?ob¡spos ; tnas comp l99 dos ppi«iQr^*t es 
á wher, Ppn Berengijer ¿e Hosao^s y Saa 
Olegario, reluvieroo al mi^mo tiempo ?l uno 
la silla de Vique y 9t. otro la M Ba^te^hm, y 
ambofif pontificados esluviprQB trabajados pon 
las correríais d@ los Moros , qnn apupas d<íja« 
ban sosegar á los moradores de Tarragona, 
no pudieron entender en el orden de la igle?. 

sia quQ raoacja, resiaqrattdp w ella m dfioqrt 

antiguo; lespecialfnent^ San 01ogario« p^r^lfte 

na tan prineipal en su tiempo, anduvo ím^ 

pado en negocios gravísimos quo le «epar». . 
ban con frecuencia do $\x n^elrópoH; tanto q^in 
en el ano jilSíS se vio precisado ^ bacof éQ^ 
nación do Tarragona y sn campo á Rob«ft0 
do Cttlcio f Bnrdet ó A^gniloa iqm con todop 
€atos nombras «« conocido) para quo Ja» pf9^.. 



A LAS I6L£$US PE ESPAÜA. 7$ 

tegiese y poblase (a); donación que Qosió cam 
i lo& Arzobispos, como lo veiemoaen p« c»- 
lálogo. Pues digo que hasta la muerte 4e San 
Olegario no nos consola de la. forma que tuvo 
$u clero, ni de cosa alguna que hiciese p^r^- 
leneciente á la constitución interior de U 
iglesia. En la misma ignorancia estamos res- 
pecto del sucesor Don Gregorio . quien por 

8u breve pontificado no dejó de e$to ninguna 
(Demoria. • 

El principio del nuevo orden de e$ta igle^ 
ftia en su estado moderno ee debe al célebre 
Prelado Don Bernardo Torlg, el cual tampo-» 
eo logró poner en práctica sus sabias ideas 
basta que el Conde de Barcelona Don Bamon 
Bérenguer IV; conquistando ó Torlosa y Lé- 
rida, alejó de estas comarcas las armas de 
los Sarracenos. Entonces, libre ya de aquel 
sobresalto, pudo volver á su iglesia toda la 
atención que antes se llevaban los ejércitos 
y expediciones contra infieles. Fué así que 
en el año 1154 hizo la primera ordinacion 
de su clero, estableciendo la vida reglar de 
San Agustin, y mandando observar los uso9 
y costumbres déla iglesia de San Bufo. Imi- 
twlur, dice, morem ct comnotudinem e^Uü(9 

(a) Ap. aúm UL . 



76 VtAGE LITERARIO' 

S. Ruphi in devotione ecclesiastici officii, in 
victn cotidiano et in habilu clericali. Manda 
que el Arzobispo instituya un Prior claustral» 
y que sean admitidos á la congregación cuan- 
tos lo pidieren. Para habitación de los canó- 
nigos les da la fortaleza que estaba edifican- 
do, en la cual pudiesen defenderse de los in- 
sultos de los Moros que infestaban estas eos* 
tas. Juntamente les dio una capilla pegada. á 
la forláleza*con todas las oficinas necesarias 
á la vida reglar, dormitorio, cocina, refeclo-* 
rio, capítulo, graneros y otras. Para el sus» 
tentó les dio la mitad de las décimas, hor-< 
nos, viñas, etc., de la ciudad y término do 
Tarragona, según lo fijó el Conde Don Ra- 
món en la donación que hizo á la iglesia de 
Santa Tecla. Manda que las misas mayores 
que se cantaban en los días festivos á la ho« 
ra de tercia, se celebren en la iglesia de San** 
ta Tecla, donde también se celebren los con- 
cilios y las consagraciones de Obispos. Fi- 
nalmente dice que si el Arzobispo quisiere 
comer en refectorio con los canónigos, se le 
dé doble ración que á uno de ellos , y que 
en ese caso, y lo mismo, si quisiere dormir en 
el dormitorio común, solo lleve consigo un 
capellán. Todo esto dice habeiio ordenado 
de acuerdo con el Conde Don Ramón, el 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA, 77 

CHal suscribió á osla constilucion con ci 
Cardenal Jacinto Bobo, Legado del Papa (que 
después lo fué con el nombre de Celestino líl) 
y los Obispos Gaufredo de Torlosa, Bernardo 
de Ürgel, Guillermo de Barcelona, Berenguer 
de Gerona, G. dé Lérida, Pedro de Zarago- 
za, y otros nobles del reino. La fecha dice: 
Actufh est hóc III. kal. novembris anno Domi- 
nic(B Incarnationis M.C.LIIIL, regnante quo- 
que Leodovico Rege Juniore, anno XIX. in 
Francia. 

De este documento , poco conocido hasta 
ahora, cuya copia incluyo sacada del origi- 
gioal (a) , se infieren algunas curiosidades 
dignas de notarse. Primeramenteo parece 
cierto que este grande Arzobispo fué antes 
canónigo de Sari Rufo'en Aviñon; de otro 
modo no introdujera aquí las costumbres de 
aquella iglesia: Acaso tomaron ocasión de 
lo mismo los que dijeron que era Francés; 
pero se sabe que en aquel' monasterio eran 
también admitidos los extrángeros. En se- 
gunda lugar se ve cuáii equivocada es la idea 
que algunos tienen de que San Olaguer fué 
autor de la vida reglar en esta iglesia ; pues 
ademas de este instrumento , en que suena 

(a) Ap. núm. IV. 



78 TIAGE LITERARIO 

hecho el nuevo establecimiento por Don Ber- 
nardo Torts, sin hacer mención dé vida re- 
glar introducida por aquel Santo, existe la 
bula de confirmación que expidió el Papa 
Clemente III en el año 11 88^ dónde expre*» 
sámente se dice que la vida canonical de es- 
ta iglesia habia sido instituida por jlicho Don 
Bernardo. Infiérese también de aquella ord^ 
nación que los canónigos debian cada día 
celebrar privadamente los oficios divinos en' 
Ja capilla adjunta á la fortaleza, y que solo éA 
los dias festivos celebraban en publico la mi- . 
sa ttiayor á la hora de tercia en la iglesia ée 
Santa Tecla.. Cuál fuese aquella fortaleza, 
qué era la canónica de aquel tiempo y sq ca*'- 
pilla adjunta, lo diré otro correo, cuando 
trate de la iglesia de Santa Tecla y de la ca-; 
ledral v otras cosas tocantes á su fábrica* 

Cinco años después de . aiquella primera 
cbnstitúcioñ, es á saber > á 50 de junio de 
1159, dio el mismo Prelado para vestuario 
de los canónigos con quienes vivia, la villa 
dé Reus y la iglesia de San Fructuq^ en 
Tarragona,, que se supone era la casa del 
nacimiento del Santo donde han vivido los 
Capuchinos hasta nuestros dias en que se ha 
derribado con motivo de la obra del muelle 
Andando el tiempo confirmó ambas constitu- 



1 LAS IGLESIAS BE ESPAÑA. 79 

eioíies él Papa Alejandro III, y con mayor 
expresión Clemente III i de todo lo cual Taú 
copias (o). En la , donación que he dicho 
de il59, iirman después del Arzobispo , Pen- 
dro Sacrista ^ Bertrán de Mediano^ Pedro de 
Carca^ona» Roberto Gineth, R. de Jlibes^ 
Bernardo' de Trexa , Arnaldo de M&figons^ 
coD Raimundo i sacerdote notario del Arzo- 
bispOk Aunque lo parece» yo no creo que es- 
tos fuesen los canónigos que entonces habiá 
en ésta iglesia y porque de ninguno de ellos 
se halla el óbito en su necrologio, como' se 
encuentra de otros que lo eran en aquel si- 
glo. Entré los cuales merece particular me- 
moria uno llamado . S^^ut t que falleció á 6 
de junio de 1170^ el cual es sin duda el má^ 
gister Seguinus, Embajador del. Gon^e Don Ra- 
món al. Papa Adriano IV, como consta de la 
carta de aquel Principe descubierta por mí 
eü Tortosa (6). No sé si este Segui seria el 
Pebrké Segui, Obispo de Orense^ de quien co- 
mo de escritlor habló Nicolás Antonio en s^ 
BibU veLi que floreció poco mas de la mitad 
del si^Io XII i ailnqüe le supone ó Francés ó 
Porldguéí^^ INÍsrda decido: soh) quiero llamar 
la atención áb los literatos^ Dicen que Don 

(a) Ap.núm.V, VI, VII. 

(6) V. Tomo V. CarU XXXVI. 



80 VUGEj LITERARIO 

Bernardo trajo consigo algunos canónigos de 
San Rufo. De este número pudo ser Roge- 
rio, que murió á 3 de enero de 1159. Pero 
con el dictado de San Rufo solo hallo á un 
Durando que firmó la donación que Don Ber- 
nardo hizo á Roberto, Príncipe de Tarragona^ 
en 1148 (a).; 

No es extraño que en aquellos trenípós 
fuese muy reducido el número de canónigóis, 
cuando aun las mas amplias donaciones no 
producian lo que ahora una heredad regular.. 
Con el tiempo y con la mejora de la agriv 
cultura y de las artes y aumenta de la po^ 
blacion so aumentó también aquí el número 
de canónigos hasta treinta por decreto de 
Juan , Obispo Sabinense, Legado delPapa, á 
los principios del siglo XIII. De este tiempo 
es la postulación hecha al Papa Inocencio III 
para que confirmase en Arzobispo dé Tarra- 
gona á Don Sparago, en la cual ademas del 
Prepósito, Arcediano, Camarero , dos Sácn§- 
tas>, Prior claustral. Chantre y Obrero, firman 
otros, muchos que aunque no. se llaman ca- 
nónigos, lo eran sin duda alguna (6). Debiari 
serlo también Tos qué ejerciati estos oficios, 
que no podian conferirse á clérigos secula- 

(a) Ap. núm. Víü. 
(6) Ap. núm. IX. 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA* 81 

i^s» según una constitución de Don Beren- 
guer de Viüamuls hecha en H93 (a). A las 
quejas que sobre esto hubo, por no ser tan- 
tas las rentas que bastasen á la manutención 
do tan crecido número, ocurrió el Papa Gre- 
gorio IX, encargando en el año 1252 al Abad 
y Prior del Monasterio de Santas Cruces que 
examinasen la verdad de estos hechos (h). 
Todavía estaba por cumplirse aquel decreto 
en los tiempos de Inocencio lY, de quien se 
conservan dos cartas instando la ejecución. 
Para admitir á un canónigo nuevo era nece- 
sario el consentimiento de todo el Capitulo; 
y Ja resistencia de un solo individuo le ex- 
cluía. Quitó esta costumbre, que no era {pe- 
culiar de Tarragona , su Arzobispo Don Pe- 
dro de Albalat en 1248 , reduciendo estas 
elecciones á la clase de canónicas. 

Los canónigos antiguamente vestian sobre 
la ropa talar interior , sobrepeUiz con capa 
que se llamaba canonical. Esta era la cos- 
tumbre de la iglesia de San Rufo, quemando 
observar aqui el Arzobispo Don Bernardo; 
y de esto queda memoria en el rito, para ad- 
mitir á los novicios cuya copia incluyo (c]» 

(a) Ap. núm. X. 
(6) Ap, núm. XI. 
(e) Ap. núm. XU. 
TOMO XIX. 6 



8S VIAQB UTERAIHO 

donde se lee: Nmtius volens mdui mperpd^ 
iido prins rasus et tonsus, indutus ceteris ve» 
stibus , qu(B ad canonicum pertinente prmter 
ce^am et superpellidum , cum síBcalari capá 
venit ad capitnlum etc. En la bula de refoN 
ma de esta catedral que expidió el Papa Lo» 
na en 1410, tse supone que el vestido usual 
de* sus canónigos » era la sotana de color os^ 
curo y talar con mangas ajustadas y sobrepe- 
lliz, añadiéndose la capa en ciertos tiempos 
del año para los oficios; allí se establecen 
otras leyes sobre esto, de lo cual teÍ3i£orina« 
ras con la lectura de dicho docum^ento (a)« 
No hallo que secularizada esta iglesia en 1 530 
(6) hubiese alguna mudanza en los hábitos 
canonicales como parecía regular; solo sé 
que en 1 594 por el mes de abril ^ resolvicí* 
ron los canónigos vestir armiños con hábitos 
de escote ó e^amefia fina, y que los usaron 
pOP primerea vez et dia de San Pructuasa* 
de 1595. En el siguiente dicen que se recibió 
im>sd de habeirles concedido el Papa que vis^ 
tidsen tmao los canónigos de San Pedro do 
Roma. Y eti efbcto>, así sucede. 

En éirden á los oficios divinos, ya he di* 
cho que Don Bernardo introdujo aquí los 

(a) Ap. núm. XIII. 
(í) Ap. núm. XIV. 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 8S 

USOS y costumbres de San Rufo de Aviñon. 
Cosa que nadie extrañará sabiendo que el 
otro Don Bernardo, primer Arzobispo de To- 
ledo, introdujo en España hasta el estilo de 
la escritura francesa. El nuestro es escusa- 
ble, porque teniendo derecho para escoger 
el rito que le pareciese mas oportuno, y re- 
solviéndose á vivir con sus canónigos, pare- 
cia regular que le siguiesen en el rito á que 
estaba acostumbrado , asi como le imitaban 
en la profesión. La única memoria que he 
encontrado de esto , se halla en un Martiro- 
logio de esta iglesia, manuscrito en el siglo 
XV , donde después d'e poner la Proeliosa se- 
gan el rito actual, Bñade en articulo separa- 
do: Modas dicendi PrcBtiosa tempere antiquo, 
et íeeundum consuetudinem ecclesmS. Ruphi. 
De donde se infiere también que ya entonces 
babian dejado aquel rito , adoptando el que 
generahnente se observaba en estas provin- 
cias. • 

Tanbien queda dicho que se mandó ob^ 
servar la costumbre de San Rufo en la co- 
mida. Pero concluidas con el tiempo las nue- 
vas oficinas de la canónica, hallo que á prin- 
cipio» del siglo XI Y, se hicieron Q3tatutos 
para el refectorio , necesarios para el régi- 
men de una casa reglar. En su lectura he 



84 VUGE LITERARIO 

TÍsto que ya se *habia dispensado entonces 
en aquella tan eslrecha condición que puso 
Don Bernardo para cuando el Arzobispo qui- 
siese comer en refectorio, que fué la de en- 
trar solo con un capellán (a). 

Como el Arzobispo Don Bernardo no habla 
en su constitución mas que de crear un Prior 
claustral á cuyo cargo esté la corrección de 
los canónigos y oficiales del convento » es de 
creer que no se pensase entonces , ni sea de 
aquel tiempo la dignidad de Prepósito , tan 
famosa y principal en esta iglesia. Pero no 



(a) ilállanse estos estatutos en el archivo de esta Santa 
iglesia. El capítulo XXVÍ dice así: Qiialiter debeat provideri 
Árchiepiscopo quando comedit in canónica. aDcve^ donar al 
DÁrchabisbe tota vegada que menuch en la canoij^á la sua 
Descudela dos canongies de totes coses, é asos cmpanyon» 
))una capellanía, é asos clerges entre dos una q^&Uania, é 
Dasos escuders entre quatre una canongia, é aso^^lers en- 
j)tre sis una capellanía de companatgés , é pa él&aytanl 
»com meníar é bcure puxen á diñar tan solamenj^LY ya 
que se ofreció decir esto, añadiremos el capítulo X}a M . cu- 
yo título es: In díc S. Nicomedis: ítem aquest día cS^nsa 
))Nicomedis, é no dona per sopar sino tres .dies la se|Pina, 
1)90 es á saber, clícmenge, dimarts éjdijous, tro á carnestol- 
))tes.» Este era el tiempo de abstinencia desde Santa Cruz de 
setiembre hasta la semana antes de Adviento, á la cual lla- 
ma de CarnestoUes, aludiendo á la práctica general entonces 
en casi toda la Iglesia occidental, y que aun hoy dia sub- 
siste en Ori«nte, de no comer carne ni lacticinios en»todo el 
Adviento; por cuya causa, como advierte el Cardenal Baro- 
nio, se llamaba el Adviento en algunas provincias la cuares" 
ma de San Martin. 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÍÍA. 85 

tardó mucho en crearse, pues ya en 1193, 
en una constitución del Arzobispo Don Be- 
renguer Villamuls de que hablaré en el Catá- 
logo de los Arzobispos, firmó Johannes Ter- 
rae. eccL PríBpositus después del Arcediano 
R. de Rocaberli ; y aun antes de esto , en 
1164, el Papa Alejandro III concedió ciertas 
indulgencias al Prepósito y Capitulo. Todo la 
hallarás comprobado en los documentos que 
van para la colección. Pertenecía á este oficio 
el cuidado de las temporalidades, del cual se 
exoneraban voluntariamente los que se consa- 
graban á Dios en la vida reglar : por esta y 
otras causas era de mucha consideración asi 
en rentas como en preeminencias. Entre las 
cuales una era que cuando las elecciones de 
Prelados se hacian por compromiso , el Pre- 
pósito era el único vocal nato. Asr consta del 
instrumento de elección. del Arzobispo Don 
Benedicto Rocaberti en 1251 (a). Convocaba 
también el Prepósito á los sufragáneos para 
estas elecciones como primera dignidad del 
Capitulo , de suerte que siempre se decia: 
PrcBpositus et Capilulum ecclesice Tarraconen- 
sis. El Papa Luna , que obtenia la dignidad de 
Camarero de esta iglesia , y durante sus tri- 

(a) Ap. núm. XV. 



86 TIAGE LITERARIO 

Ilutaciones encontró eñ ella buena acogida» 
viendo en la prepositura algunos abusos d^« 
nos de reforma, la suprimió aplicando sus 
f enlas á las doce dignidades restantes , é im^ 
f)ioniendo á estas la de dar cada una por meses 
cincuenta reales á cada canónigo, treinta á cada 
uno de los comensales, etc. Este nuevo plan 
se hizo cuando falleció él último Prepósito 
Don Guillermo Gramatge, que fué á 10 de 
octubre de 1410, según consta del necrologio. 
Por aquí empezó el citado Luna á autorizar 
la inobservancia de la vida reglar; á esto afia-* 
dio la facultad de testar y la abolición de re* 
fectorio y dormitorio en un reglamento hecha 
á 5 de noviembre siguiente, que intituló : /{e* 
formatio eccle$i<B in temporalibus ei spiHtuali^ 
bus. Mas porque con la turbación de los tiem- 
pos no se tuviese por desautorizada esta alte- 
ración de la disciplina, se procuró que todo 
lo dispuesto fuese confirmado por el concilio 
Constanciense , electo ya Martino V. Desde 
esta época fué desapareciendo la observancia . 
regular , hasta que en 1 530 se logró la bula 
de secularización , sesenta y dos años antes 
que se efectuase en las demás iglesias regla^ 
res de este principado. Contribuyó á esta an- 
ticipada determinación el favor y cabida que 
tenia con el Papa Clemente YII Don Nicolás 



1 LAS 16LE8U8 DE E8FANA. $7 

Bm^aeras alias Marcilla, canónigo de esia 
iglesia y Arcediano de Yillaseca. Aiin enton-^ 
ees BO calieron los canónigos de la pobreza» 
en que los dejó el Papa Luna , con lo cuai^ 
hubo motivo para varias quejas contra ]as dig'^ 
üidades que crecían en rentas <;on el crédilp; 
de los frutos. Remedióse este mal en 1768^. 
saprímiendo para el efecto algunas djgnida^ 
des. Faltaban ya entonces las de Pavcrdre^ 
Camarero » Sacrista , Capiscol y Ar<>edíanQ da 
San Lorenzo. Poco después se suprimió €^1 
arcedíanato de San Fructuoso ^ el cual pa$p 
¿ la iglesia de Iviza » erigida Qq i 782^ 

En orden al titular de $sta ^tqdral« es d^ 
saW que , en eá nicho principal del retablo 
mayor , se baila una imagen de nuestra Seño* 
ra, con el niño en los brazos, y en la maao 
derecha una azucena ; y aun se cree que en 
el que había aptes q^ se hiciese el nuevo, 
bicia los afios 1429 » se veneraba }a imagen 
de esta Señora , que ahora es conocida qqr 
d titulo del ClaustrQ. Infectivamente , el P^9 
LuBa, ^ la bula de reforma , impone al Ar*^ 
oediano de San Fructuoso la carga siguiente: 
et pro centum cerm qui urdere débent mié dta- 
rg B. MariíB ecclesice Tarraconensis , triginta 
libras cum integritate persokat. Semejante obli- 
gación pone al Arcediano mayor. Aun antes 



88 TIA6E LITERARIO 

de esto, en 1588, hizo el Arzobispo Don Ifli- 
ño Valterra una conslitueion , en que manda 
que todos los canónigos y dignidades, dentro 
de los diez dias de tomada posesión de su 
prebenda, den un cirio , de peso de seis libras 
á lo menos , para que arda sobre las rejas del 
coro en los sábados y festividades de la Vir- 
gen. Todo esto indica que el aliar de nuestra 
Señora no era un aliar particular, sino el prin- 
cipal ó mayor. Mas aunque esto sea así, yo 
creo que el origen y motivo de ello fué la ar^- 
diente devoción de los Reyes de Aragón para 
con esta Señora , y la que tuvieron los Prela- 
dos y cabildo de esta iglesia. 

A pesar de esto, es indubitable que el nom* 
bre con que ha sido conocida la iglesia Tarra- 
conense desde los primeros siglos , nunca. fué 
ecclesia Sanctce MarioB, sino Sancíce Teclee. De 
lo cual son pruebas la caria del Rey Don Jai- 
me II al Rey de Armenia pidiéndole una reli- 
quia de esta insigne Mártir, y la bula del Papa 
Gelasio II concediendo en H 1 8 á San Olaguer 
que usase del palio en la festividad de Santa . 
Tecla, contándola entre las principales de 
Tarragona. Sobre estos documentos, de que 
para prueba de esta verdad se valió el P. Flo- 
rez, hay en este archivo otros muchos que no 
tuvo presentes aquel docto escritor. El Conde 



i LAS I6LESUS BE ESPAÑA. 89 

Don Ramón Berenguer III , en la donación de 
Tarragona que hizo á San -Olaguer y sus su-^ 
cesores , dice : trado ecclesice Sedis Tarraco- 
nensis , qu^e in honore Beatce Teclee Virginis 
olim fundata fuit\ etc. Fué esto en el año 
1117, donde se ve la tradición común por en- 
tonces de que dicha Santa habia sido la titu- 
lar de la antigua iglesia ; y como esta se halla 
tan próxima á los pueblos donde , ó no entra- 
ron, ó dominaron muy pocos años los Moros, 
es fácil entender cómo pudo durar esta noti- 
cia hasta los tiempos del citado Conde. Si- 
guiendo esta tradición» los Prelados de Tarra- 
gona después de su restauración no le señala- 
ron otro titular. Asi vemos que instituyendo 
el Arzobispo Don Bernardo la vida regular en 
1154, dijo: instiluo, út in cathedrali ecclesia 
Sanctce Teclee ^ quce Tarraconensis provincice 
caput esse dignoscitur. Y hablando mas abajo 
de la iglesia de este nombre , manda que en 
ella se celebren las misas mayores en los dias 
solemnes , y los concilios y consagraciones de 
Obispos , que son los actos de catedral y me- 
tropolitana. Por una consecuencia de esta tra- 
dición y precepto, los} Obispos] sufragáneos 
hacían su juramento de fidelidad y obediencia 
al metropolitano , bajo esta fórmula : promitto 
obeOentiam Beatoe Teclee , et sanctce ecclésiiB 



90 víase literario 

Tarrúcmmsi, et tíbi N. , etc. De esto be ba« 
Hado en el archivo algunos ejemplares. Ea et 
siglo XIII llegó á ser forninlario comuii, ea 
los que se eonservan origínales de prinoipips 
del siguiente , aun antes de traerse aquí la 
reliquia del brazo de la Santa Mártir, quefté 
ea 1323. Por donde se hecha de ver que la 
faraslacion de tan insigne reliquia, lejos de ha* 
ber sido causa del título « fué efecto de él y 
de la ardiente devoción con que quisieron re* 
sarcír la pérdida de otra suya que antigua*» 
menle debieron poseer , sin lo cual no pudie* 
ran edificar templo á su nombre. Añádase ¿ 
esto la prueba que resulta del sello y armas 
que jsiempre ha usado esta iglesia , en el cual 
nunca figuraron la imagen de Maria Santis^ 
ma^ como lo hicieran * si ese fuera su titulü¡ 
sino sola la letra Thau de los antiguos He- 
breos , en esta forma : T » que es la inicial del 
nombre Tecla , la cual he visto tejida ea las 
banderas que sirvieron para la conquista de 
íviza , que aun existen , y aun ahora la UevBfi 
mbre sus ropofiíes los niAos que sirven m 
los númsterios inferiores áh la iglesia* 

En las elecciones de los Prelados hubo k 

quo «n todas las iglesias de España basta 

que se declaró el patronato real. En 1195 

el Papa Gdestino III expidió la bula de coO'^ 



A US aOiMlM DI JimfCA. 9f 

firniaeion de e^ta catedral, ea tque manda se 
observe en ella la forma de elección canóní^ 
ca ^ uniforme ó de la mayor parte de los elec- 
tores. Estos eran todos los individuos del Ca- 
pitulo y ademas los Obispos sufragáneos é 
quienes convocaba el Prepósito para el dia 
que habia Gjado el Capitulo. He visto en este 
archivo del 1234 una protesta d^l Obispo de 
Barcelona por no haberle convocado el Pre^ 
pósito Á la elección de Arzobispo. €on el fin 
de que las elecciones fuesen mas pacificas, so- 
lían hacerse tal cual vez por compromiso, pa- 
ra lo cual ele^a el Capitulo tres individuos 
de sa gremio^ los cuales nombraban dos del 
misme cuerpo para electores , junto con el 
Pre^sito, que lo era nato. A estos tres voca- 
les se agregaban dos de los Obispos sufraga* 
neos, elegidos también por el Capitulo, y 
juntes los eineo elogian canónicamente el 
Arzobispo. Todas estas formalidades constan 
del instrumento de elección de Don Bene* 
dicto Bocaberti por muerte de Don Pedro de 
Albalat, el cual be c<^piado paráoste fin y por 
oUias cosas. 

En las elecciones ¿e los sufragáneos no 
hallo cosa que añadir á la costumbre sabida 
de aquellos tiempo^, sino que los Cabildos 
de las catedrales solian escribir al de la me- 



9S TIAGE LITERAniO 

tropolitaria á fm de que intercediese con el 
Arzobispo para que confirmase sus eleccio- 
nes; y este Cabildo tomaba sus informacio* 
nes secretas de las calidades del electo, y 
asistia por medio de sus representantes á la 
consagración con los sufragáneos. 

Estos prestaban el juramento de obedien- 
cia al Metropolitano super aliare S. TecUe , y 
no pudiendo venir personalmente lo^presla* 
ban por medio de procurador. Hay en es* 
le archivo un cajón donde se conservan mu- 
chos documentos origínales de estos actos 
pertenecientes á los siglos Xll, XIII y XIV, 
aun después que comenzó á estar en su tí* 
gor las reservas pontificias. Entre ellos es no* 
table el del Obispo de Huesca Vidal de CanC'- 
llis, que jura obediencia Archiepiscopo t;en(ti- * 
ro.prid. id. febr. 1237 (38). Con esto se 
entenderá que no por estar vacante la Sede 
metropolitana dejaban de confirmarse las elec" 
cienes de los sufragáneos. Los Capítulos dé 
Huesca y Jaca, electores de este mismo Obis* 
pa, escribieron áPerrer, Prepósito, y al Capitu* 
lo de Tarragona, rogándoles que se consagra* 
se el Obispo Vidal por los Obispos de Lérida 
y Vique. La data es XIIIL hal. martii in clau- 
stro Oscenshanno Dni.MXC. XXXVII. (38), 
cuatro dias después que el Obispo prestó su 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 93 

obediencia en Tarragona. En el mismo instru- 
mento se hallan firmados el Prepósito y ca- 
nónigos de esta iglesia en prueba de que ad- 
iBÍtian la súplica. La acción que en esta par- 
le tenia el Capitulo Sede vacante se vé mas 
claro en la elección del Obispo de Tortosa 
Don Berenguer de Prato, hecha en 27 de 
octubre de 1516, la cual confirmó Gaufrido 
de Cruilles , Prepósito de Tarragona , y en su 
consecuencia juró el electo super altare B. Te^ 
cUb, dia 5 de diciembre inmediato, siendo 
testigos Ximeno, Obispo de Zaragoza, y G. 
de Lérida (ibid). Otro ejemplo. El Obispo 
electo de Urgel, Don Pedro de Urgió, presló 
la obediencia canónica Dno. meo futuro Ar^ 
ékiepiscopOf dia 29 de diciembre de 1269, y 
ea el mismo dia fué consagrado cania auto- 
ridad de la iglesia de Tarragona por el Obispo 
de Viquc Raimundo, que firma la escritu- 
ra {ibid) con oslas palabras : Ego Raimundus 
Dei gratia Vicensis Episcopus , qui auctoritate 
ecdesice Terraconensis , Sede vacante ,^ prcedi^ 
ctum Episcopum, consecravimus . assistentibus 
mihi Dnis. A. Barchin. et B. Derlus , Episco- 
jris. En 1334 todavia confirmó el Prepósito 
al Obispo do Gerona Gilabcrlo de Cruillas, 
electo por el Capitulo. Aunque ya entonces 
las reservas pontificias estaban tan inlroduci* 



91 TIA6E LirCRARIO 

das que el Papa anuló todo lo hecho y proveyó 
de nuevo la misma Silla en el mismo electo. 
Otras preeminencias tenia el Capítulo de- 
esta metropolitana; y por lo que toca prime^ 
ramente á la facultad de oir en Sede vacante 
y juzgar las causas en apelación de los sufra- 
gáneos , aunque es cosa del derecho comnHír 
creo que no comenzó esta iglesia á mtrar en*^ 
posesión d^ él hasta después del año il8i 
en que fué electo Papa Lucio III, que fué el 
que les concedió esta facultad (a). Su breito 
no tiene fecha de año, y asi no^ se sabe ñji¡^ 
mente cuándo se recibió esta gracia. Ciañva^ 
caba también el cabildo en Sede vacando i 
concilix>s provinciales^ de lo^ cual quedan mu^ 
chas pruebas en los procesos de concilios' 
celebrados en el siglo XYI, que omito por 
no molestar. Los Obispos sufragáneos pro- 
testaron después esta jurisdicción, mayor«^ 
mente á principios del siglo XVII, cuando ya 
en los concilios se trataba de repartimiento 
de subsidio y excusado. Pero* siempre los Ar- 
sobíspos han convocado expresando^ la oiátt*^ 
sula de eonsensu Capituli Tavraconensis» y en 
i 569 Don Guillermo Cazador, Obispa de Bar- 

(a) Las facultades que tenían los Prepósitos y el Capítulo 
de Tarragona en Sede vacante ^ quedan ya probadas por 
extenso en la carta antecedente. 



1 LAS IGLESIAS BE ESPAÑA. 95 

celona, que se hallaba con facultad real y con 
poderes de su Metropolitano el Sr. Cervantes 
para convocar á provincia, no lo hizio sin con* 
tar antes con este Capitulo , y asi lo expresó 
en la convocatoria. 

Después de estas noticias de la constitu* 
cion interior y preeminencias de esta igle^ 
sia, será bien añadir la de algunas costum* 
bres soyas, aunque en parte ya abolklas, cu» 
yo eooocimiento» adquirido en el examen de - 
códices y actas capitularesi puede interesant 
mocbo á los lácionados á la historia de lo» 
rkos de nuestras iglesias. Y comenzando poü 
la misa, usábase en el siglo XVI al tiempo ét 
airar poner una cortina 6 dosel de tela negra 
pegada al altar» para que con la contraposi* 
cion del color fuese la hostia mejor vista del 
pueblo. Asi es que un canónigo Cardona en 
1565 regaló una de eslas cortinas y ei cabiW 
do la aceptó. Según he oido al Sr . Don Car- 
los de Posada» dura todavía esta costumbre 
ea Oviedo y en otras parles de Castilla. Por 
el mismo tiempo se habia ya introducida la 
cestiunkre de cantarse algunas letras duran^ 
te la elevación de la hostia y cáliz», la cual 
Mibe»Í5lió á pesar do las instancias que hicie- 
ron algunos doctos y celosos individuos y aun 
Prelados de esta iglesia. El seftor Axzobi^ 



9$ TIAGB LITERABIO 

po Teres pidió que ni aun el órgano se to* 
case en aquel acto. Hasla el año 1573 se hi- 
zo la bendición de ramos en la dominica de 
este nombre fuera de la ciudad, en la iglesia 
de San Fructuoso : cosa muy común entonces 
y ahora desusada, en que se representaba con 
mas expresión el misterio de aquel dia. En 
la noche de Navidad habia Sibila » como ya 
dije de Valencia, aunque acaso aquí mas bien 
era una representación ó escena ó comedia; 
De esto pudo nacer el uso de los villancicos 
en aquella noche, que todavia dura en muchas 
catedrales; y siempre será una práctica ageoa 
del espíritu de la iglesia, aunque estén refor-« 
madas aquellas composiciones por el buen 
gusto de poesía y música, como lo están eq 
Valencia y otras partes. Así es que cesó aqfoi 
la función que llamaban Entremesos el dia de 
Santa Tecla, y que consta se representaban 
en el siglo XV, A 16 de junio de 1572 se 
resolvió que en el verano se celebrasen los 
oficios de suerte que se concluyesen á las nue-* 
ve y media, iuxla antiquam consuetam ut va^ 
leanl ad prandium iré. Decíase hasta entonces 
la nona por la tarde antes de vísperas, hacien- 
do una breve pausa intermedia; poco después 
se quitó. En 1570 hallo que la cofradía de clé- 
rigos pidió como una distinción que se locase 



Á.LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 97 

la campana on los viálicos y unción de alguno 
de sus individuos, de donde vino h ser común 
csla costumbre. A 9 de enero de 1015 resol- 
vió csLe Capitulo no admitir á ningún delin- 
cuenlc que se refugiase en la catedral, y el 
que entrase en ella fuese echado fuera. Debo 
observar que esta resolución lan opuesta al 
deredio antiguo* del asilo eclesiástico , pudo 
ser ocasionada de la resistencia que bacian los 
cónsules y pueblo de Tarragona en iU\iw\ tiem- 
po á la jui'isdiccion que 1a igfesia tiene sobro 
la ciudad y su campo, de lo cual se hablará 
en el pontilicado del x4rzobispo Don Juan de 
Moneada. Kn 1570 á 21 de mávo se mandó 
rcsliluir á su antiguo lugaí- fijo la mesa del 
pan bendito, y. que no se llevase de un lugar 
á otro. I>h tíste genero y en prueba de que el 
dia de Aniuias se llamaba cUa de partir lo pa^^ 
queda aun hoy la costuuíbre en esta catedral 
deque a' la hora de completas después de las 
vísperas de difuntos entran en el coro dos cu» 
rados con sendas cestas y reparten tortas á to- 
dos los resideut-es: lo mismo se* repite al otro 
din á la hora de nona. 

De estas y otras cosas semejantes acaso se 
dirá mas en otros correos, singularmente cuan- 
do pueda enviar el Archiepiscopologio que es- 
toy acabando de ordenar, donde nías de Heno 

fOMO iix 7 



98 YIAGE LITERARIO . 

se puede descubrir la historia de esta iglesia. 
En lodo ello he debido mucho á la ilustración 
del señor Don Garlos González de Posada, ca- 
nónigo de esta metropolitana, individuo de 
la Academia de la Historia y comisionado por 
este cabildo para asociarme en mis especula^ 
€Íones> las cuales no sé si terminarán con la 
prosperidad que han comenzado. Entre tanto 
allá va esa porción de papeles y noticias. 
A Dios. Tarragona , etc. 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA, < 99 

CARTA CXXXV, 

hpilla de los canónigos de Tarragona en el 
siglo XiL Su Ulular iglesia de Santa Tecla 
llamada la vieja: su sitio y el del cementerio 
antiguo. La catedral actual no fué comenza- 
da por San Olegario, ni hasta fines del siglo 
XII i ni se concluyó hasta fines del siguien^^ 
te: su consagración y descripción. Capilla del 
Sacramento construida por Don Antonio 
Aguslin. Memoria de algunos profesores de 
las bellas artes. Descripción del claustro de 
esta iglesia. Donde fueron hallados los res- 
ios de la antigüedad que en él se conservan. 
Capilla (le Corpore Chrisli. Biblioteca an-^ 
tigua de la caledrah con noticia de algunos 
desús códices: pobreza a que está reducida, 
en el dia. Manuscritos de la- biblioteca de 
los PP. Dominicos. La del difunto canónigo 
Don Ramón Foguet. 

Irli querido hermano : A la noticia de la cons- 
tilucion interior de esta iglesia, es justo aña- 
dir la de la parte material de ella en que hay 
cosas dignas de saberse. Primeramente , de 
k) dücbo en la carta anterior resulla que los 



4 00 VTAGE litehahio 

primitivos canónigos tuvieron su capilla 6 
iglesia propia xlentro del claustro canonical", 
de la cual el Arzobispo Don Bernardo Tórls, 
fundador de la vida reglar, habló de esla ma- 
ñera : Dotio item prcefulis canonicis ipsam cfl- 
pellam inferius et supcrius , quce contigua est 
ipsi forliludini. En el edilicio que aquí llaman 
torre Palviar cal, se echan de ver lroz*a.s ante- 
riores al tiempo de Don Juan de Aragón, Arzo- ' 
hispo de esla iglesia y Patriarca de Alejantlria 
de quien tomó el nombre; esto y el haber sido 
ordinaria habitación de los Arzobispos hasta 
que pasaron á la tone de la prepositura!, su- 
primida á principios del siglo XV, hace ve- 
risímil que la misma fortaleza fuese habita- 

. cion de todos los Prelados desde el siglo XII, 
y por consiguiente, que allí vivieron los pr¡- . 

.meros canónigos. Por otra parte se conser- 
va pegada á este palacio antiguo , uña capi- 
lla bastante capaz con arcos de medio punto 
y con oficinas sobre ella , cuya construcción 
no desdice de aquel tiejmpo , aunqíie Jiudo 
ser renovada mas adelante. Todo esto hace 
sospechar que fuese esta la capilla primitiva 

. de los canónigos Tarraconeniíes. Sin embar- 

. ' . ■ 
go , en las memorias escritas por algunos in- 
dividuos de esta iglesia en los últimos siglos, 
se asegura que la capilla de los canónigos era 



i LAS IGLESIAS DE ESPA74A. 404 

lo que hoy es sacristía; opinión que no pue- 
do aprobar por no hallarse junto á esté sitio 
raslro alguno do fortaleza. 

También se tiene aquí por cierto que esta 
capíila se intitulaba S. Marice; para lo cual 
alegan- la cesión que Roberto, Principe dé 
Tarragona , hizo al Arzobispo y Conde Don 
Rampn en el ano H5I , de las dos terceras 
parles de está ciudad y sú campo, cuya fe- 
clia'dice así :Fac/íi esl Ikbc difftniüo in eccle- 
siá'S: Márioe, qu(B conliguaesl ipd castro. Lo 
misQio confirma otro instrumento del año 1153- 
que he copiado, en el cual los. testigos que 
asislíeron. á aquella cesión deponen de su 
verdad', y firman in ecclesia S. Marice {ct). 
Pero es dé reflexionar que en estos documen- 
tos anteriores á la ordinacion hecha por el 
Arzobispo Don Bernardo en H54, se supo- 
ne y^i edificada la fortaleza, y este Prelado di- 
ce después que la estaba edilicando. Esto y 
el ver que en aquellos instrumentos se lla- 
ma absolutamente caslrum, sin especificar 
que lo fuese del clero , me hace creer que 
aquella iglesia S. MaricB , lo era del castillo 
ó fortaleza principal de la ciudad, donde cons- 
ta que vivia el dicho Roberto, como Príncipe 
• 

(a) Ap. núm. XVI. 



408 YIAGE LITERARIO 

de ella, y donde por lo mismo no podía ni 
debia Y¡vir el clero. Tampoco tenia la capí- 
lia canonical por titular á Santa Tecla, por- 
que Don Bernardo la distingue claramente de 
la iglesia que tenia este título , diciendo: 7n- 
slituo.'ut in ómnibus diebus Dominidset pros^ 
cipuis festivitatibus / maiores missce qúce can- 
tantur in hora diei tertia, in ecclesia S. Te- 
clee celebrentur: concilia queque atqueconsa' 
crationes Pontificum in eadem ecclesia Sv Tp 
clce nichilominus celebrentur . 

En estas palabras se hace expresa men- 
x^ion de la iglesia de Santa Tecla existente en 
el siglo XII, que servia propiamente de ca- 
tedral. Esta es sin. disputa la que hoy llamaii 
Santa Tecla la vieja, conocida ya con éste 
nombre no solo á principios del siglo XIV, 
como he visto en los estatutos de refectorio 
y cocina hechos en aquel tiempo» sino tam- 
bién en el siglo Xlll, como lo verás en el tes- 
tamento del Arzobispo Don Bernardo Oliva- 
Ha, otorgado en 1287 (a). El llamarla asi en- 
tonces, no era porque la tuviesen por el tem- 
plo antiguo de este nombre, anterior á los 
Árabes, sino para distinguirla de Santa Tecla 
la nueva , ó catedral , que ya se había con- 

(a) Ap. núm. XVII. 



i LAS MLESUS DE ESPáSá. 403 

duído. Es sin duda obra de los primeros Pre- 
lados» luego que las armas cristianas se apo- 
deraron de la ciudad, aunque hay varios re- 
miendos y renovaciones de los siglos poste-^ 
rieres. Y no es inverisimil que á pesar de la 
furia asoladora de los bárbaros, se conser- 
rase la memoria del lugar donde estuvo el 
antiguo templo , y acaso permaneciesen aun 
sus psdredes» sobre las cuales levantaran es- 
totro ediCcio ; asi como se conservó gran 
parle del palacio de Augusto, y vestigios con- 
siderables del anGteatra, circo y otros edi* 
ficios públicos. 

Hállase situada esta iglesia dentro del ca- 
menterio antiguo» el cual debió comenzar i^ 
servir desde el siglo XIÍ, de cuyo tiempo hay 
algunas inscripciones sepulcrales en las pa- 
redes exteriores de la capilla. Podemos en 
esto conjeturar que designada y planteada 
ya la fábrica de la catedral donde ahora ^s- 
lá, pareció aquel terreno de la iglesia de San-» 
la Tecla el mas oportuno para el objeto por 
su proximidad á la matriz conforme á la dis- 
ciplina de aquellos tiempos, y por la ardien- 
te devoción del pueblo á tau insigne patro- 
na. Muy bien cuidada debia estar esta igle- 
sia en el siglo XIII, cuando el Arzobispo Don 
Bernardo Olivella ^ que fundó allí varias ca- 



91 TIA6E LirCRARIO 

das que el Papa anuló todo lo hecho y proveyó 
de nuevo la misma Silla en el mismo electo. 
Otras preeminencias tenia el Capitulo de- 
esta metropolitana; y por lo que toca primo* 
ramentc á la facultad de oir en Sede vacante 
y juzgar las causas en apelación de los snfra»^ 
gáneos, aunque es cosa del derecho comimii, 
creo que no comenzó esta iglesia á mtraír en^^ 
posesión d^ él hasta después del año iISi 
en que fué electo Papa Lucio III, que fué el 
que les concedió esta facultad (a). Su hvení^ 
no tiene fecha de año, y asi no^ se sabe üj^ 
mente cuándo se recibió esta gracia. Ciattva^ 
caba también el cabildo en Sede vacante á 
concilix>s provinciales^ de lo^ cual quedan mu^* 
chas pruebas en los procesos de coneilíoS' 
celebrados en el siglo XYI, que omito por 
no molestar. Los Obispos sufragáneos pro- 
testaron después esta jurisdicción, mayor*:* 
mente á principios del siglo XVII, cuando ya 
en tos concilios se trataba de repartímienti) 
de subsidio y excusado. Pero* siempre los Ar« 
sobíspos han convocado expresando^ la olátt>* 
sula de eonsensu Capituli Tavraconensis^ y en 
i 569 Don Guillermo Cazador, Obispado Ba^ 

(a) Las facultades que tenían los Prepósitos y el CapUalo 
de Tarragona en Sede vacante ^ quedan ya probadas por 
extenso en la carta antecedente. 



1 LAS IGLESIAS BE ESPAÑA. 

celona, que se hallaba con facultad real y con 
poderes de su Melropolilano el Sr. Cervantes 
para convocar á provincia» no lo hizo sin con* 
tar antes con este Capitulo , y asi lo expresó 
en la convocatoria. 

Después de estas noticias de la constituí 
cion interior y preeminencias de esta igle^ 
sia, será bien añadir la de algunas costum* 
bres soyas, aunque en parte ya abolidas, cu» 
yo conocimiento» adquirido en el examen de 
códítts y actas capitularesi puede interesal 
mocbo á los lácionados á la historia de lo» 
rkos de nuestras iglesias. Y comenzando pee 
la misa, usábase en el siglo XVI al tiempo át 
úiaf poner una cortina ó dosel de tela negra 
pegada al altar, para que con la contraposi* 
cbn del color fuese la hostia mejor vista det 
pueUo. Asi es que un canónigo Cardona en 
1565 regaló una de eslas cortinas y ei cabiV 
do la aceptó. Según he oído al Sr. Don Car- 
los de Posada, dura todavía esta costumbre 
eik Oviedo y en otras parles de Castilla. Por 
el mismo tiempo se habia ya introducida la 
cosUunkre de cantarse algunas letras duran^ 
le la elevación de la hostia y cáliz,, la cual 
^i^^ió á pesar do las inslancias que hicie- 
ron algunos doctos y celoso^ individuos y aun 
Prelados de esta iglesia. El señor Axzobis* 



90 T1A6B LITERARIO 

po Teres pidió que ni aun el órgano se to* 
case en aquel acto. Hasta el año 1573 se hi- 
zo la bendición de ramos en la dominica de 
este nombre fuera de la ciudad, en la iglesia 
de San Fructuoso : cosa muy común entoiices 
y ahora desusada, en que se representaba con 
mas expresión el misterio de aquel dia. En 
la noche de Navidad habia Sibila » como ya 
dije de Valencia, aunque acaso aquí mas bien 
era una representación ó escena ó comedia; 
De esto pudo nacer el uso de los villancicos 
en aquella noche, que todavia dura en muchas 
catedrales; y siempre será una práctica agena 
del espíritu de la iglesia, aunque estén refor-* 
madas aquellas composiciones por el buen 
gusto de poesia y música, como lo están eti 
Valencia y otras partes. Así es que cesó aqfd 
la función que llamaban Entremesos el dia de 
Santa Tecla, y que consta se representaban 
en el siglo XV. A 16 de junio de 1572 se 
resolvió que en el verano se celebrasen los 
oScios de suerte que se concluyesen á las nue-* 
ve y media, iuxla anliquam consuelam ut vü'^ 
leanl ad prandium iré. Decíase hasta entonces 
la nona por la tarde antes de vísperas, hacien* 
do una breve pausa intermedia; poco dei^ues 
se quitó. En 1570 hallo que la cofradía de clé- 
rigos pidió como una distinción que se locase 



Á.LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 97 

la campana on los viálicos y unción de alguno 
de sus individuos, de donde vino á ser común 
csla costumbre. A 9 de enero de 1015 resol- 
vió csle Capitulo no admitir á ningún delin- 
cuenlc que se refugiase en la catedral , y el 
que entrase en ella fuese echado fuera. Debo 
observar que esta resolución lan opuesta al 
derecho antiguo* del asilo eclesiástico , pudo 
ser ocasionada de la resistencia (¡ue bacian los 
cónsules y pueblo de Tarragona en a(p!el tiem- 
po á la jurisdicción que la iglesia tiene sobro 
la ciudad y su campo, de lo cual se hablará 
en el pontificado del x4rzobispo Don Juan de 
Moneada. Kn 157G á 21 de mavo se mandó 
restituir á su aniigüo lugar íijo la mesa del 
pan bendito, y. que no se llevase de un lugar 
á otro. Kii tiste genero y en prueba de que el 
dia de Animas se Ihunaba dia de partir lo pa^, 
queda aun hoy la costumbre en ésta catedral 
deque ala horade completas después de las 
vísperas de difuntos entran en el coro dos cu» 
rados con sendas cestas y reparten tortas á to- 
dos los residcnt-es: lo mismo se' repite al otro 
din á la hora de nona. 

De estas y otras cosas semejantes acaso se 
dirimas en otros correos, singularmente cuan- 
do pueda enviar el Archiepiscopologio que es- 
toy acabando de ordenar, donde nías de Heno 

lOMO iix 7 



98 viáge literario . 

se puede descubrir la historia de esta iglesia. 
En todo ello he debido mucho á la ilustración 
del señor Don Garlos González de Posada, ca- 
nónigo de esta metropolitana, individuo de 
la Academia de la Historia y comisionado por 
este cabildo para asociarme en mis especula^ 
cienes, las cuales no sé si terminarán con la 
prosperidad que han comenzado. Entre tanto 
allá va esa porción de papeles y noticias. 
A Dios. Tarragona , etc. 



if 



. ▲ LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. , 99 

CARTA CXXXV. 

lapilla de los canónigos de Tarragona en el 
siglo Xll. Su Ulular iglesia de Sania Tecla 
llamada la vieja: su sitio y el del cementerio 
antiguo. La catedral actual no fué comenza* 
áa por San Olegario, ni hasta jiries del siglo 
Xllf ni se concluyó hasta fines del siguien- 
te: su consagración y descripción. Capilla del 
Sacramento construida por Don Antonio 
Aguslin. Memoria de algunos profesores de 
las bellas artes. Descripción del claustro de 
esta iglesia. Donde fueron hallados los res- 
ios de la antigüedad que en él se conservan. 
Capilla de Corpore Christi. Biblioteca an- • 
ligua de la catedral, con noticia de algunos 
ie sus códices: pobreza á que está reducida . 
en el dia. Manuscritos de la biblioteca de 
losPP. Dominicos. La del difunto canónigo 

Don Ramón Foguet. 

• • • • , ■ • 

■ 

ITIí querido hermano : A la noticia de la cons- 
lilucion interior de esta iglesia, es justo aña- 
dir h de la parle maíerial de ella en que hay 
cosas dignas de saberse. Primeramente , de 
lo dicbo 60 la carta anterior resulla que los 



400 VIAGE litehario 

primilivos canónigos tuvieron su capilla 6 
iglesia propia /lenlro del claiislro canonical', 
de la cual el Arzobispo. Don liernardo TóHs, 
fundíidor de la vida reglar, habló de esla ma- 
ñera : Dono item prcefütis canonicis ipsam ca- 
pellam inferius et supcrius , quce conligna est 
ipsi forliludini. En el edificio que aquí llaman 
torre Palriarcal, se echan de ver lroz'o,s ante- 
riores al tiempo de Don Juan de Aragón, Árzo- ' 
hispo de esla iglesia y Patriarca de AlejahtJria 
de quien tomó el nombro; esto y el haber sido 
ordinaria habitación de los Arzobispos hasta 
que pasaron á la tone de la propositurí, su- 
primida á principios del siglo XV, hace ve- 
risimil que la misma fortaleza fticsc liabita- 

. cion de todos los Prelados desde el siglo XII, 
y por consiguiente, que allí vivieron los pri- . 

.meros canónigos. Por otra parte se conser- 
va pegada á este palacio antiguo , uña capi- 
lla bastante capaz con arcos de medio punto 
y con oficinas sobre ella , cuya construcción 
no desdice de aquel tiempo, aunfjíic jiudo 
ser renovada mas adelante. Todo esto hace 
sospechar que fuese esla la capilla primitiva 

. de los canónigos Tarraconenses. Sin embar- 
go, en las memorias escritas por algunos in- 
dividuos de esta iglesia en los últimos siglos, 

se asegura que la capilla de los canónigos era 



i US IGLESIAS DE ESPA?)A. 404 

lo qoe hoy es sacristía; opinión que no pue- 
do aprobar por no hallarse junio á esté sirro 
rastro alguno do fortaleza. 

También se tiene aquí por cierto que esta 
capiila se intitulaba S. Marm; para lo cual 
alegan- la cesión que Roberto, Prindpe dé 
Tarragona , hizo al Arzobispo y Conde Don 
Ramón en el año H5I , de las dos terceras 
parles de está ciudad y sú campo, cuya fe- 
eliadice asi : Fac/a esl Ikbc diffmilio in cede- 
$%áS: Múrice, qu(j3 contigua esl ipai castro. Lo 
mismo confirma otro instrumento del año 1155- 
que he copiado, en el cual los. testigos que 
asistieron, á aquella cesión deponen de su 
Terdad , y firman ih ccclesia S. Marice (a). 
Pero es de reflexionar que en estos documen- 
tos anteriores á la ordinacion hecha por el 
Arzobispo Don Bernardo en H54, se supo- 
ne ya edificada la fortaleza, y este Prelndo di- 
ce después que la estaha edilicando. Esto y 
el ver que en aquellos instrumentos se lla- 
ma absolutamente castrum, sin especificar 
que lo fuese del clero , me hace creer que 
aquella iglesia S. Marice, lo era del castillo 
ó fortaleza principal de la ciudad, donde cons- 
ta que vivía el dicho Roberto» como Principe 
• 

(a) Ap. núm. XVI. 



408 YIAGE LITERARIO 

de ella, y donde por lo misino no podía ni 
debia YÍvir el clero. Tampoco tenia la capi» 
Ha canonical por Ulular á Santa Tecla^ por- 
que Don Bernardo la distingue claramente de 
la iglesia que tenia este título , diciendo: 7n* 
stituOy ut in ómnibus diebus Dominicis; et pr(B- 
cipuis festivilalibus y maiores missa^ qúoB can- 
taníur in hora diei tertia , in ecclesia S. Te- 
clce celebréntur: concilla queque alque consa- 
craíiones Pontificum in eadem ecclesia S'/Tp 
clce nichilominus celebréntur. 

En estas palabras se hace expresa men- 
x^ion de la iglesia de Santa Tecla existente en 
el siglo XII, que servia propiamente de ca- 
tedraL Esta es sin.disputa la que hoy llaman 
Santa Tecla la vieja, conocida ya con este 
nombre no solo á principios del siglo Xl\^ 
como he visto en los estatutos de refectorio 
y cocina hechos en aquel tiempo, sino tam- 
bién en el siglo XIII, como lo verás en el tes- 
tamento del Arzobispo Don Bernardo Olive^ 
Ha, otorgado en 1287 (a). El llamarla asi en- 
tonces, no era porque la tuviesen por el tem- 
plo antiguo de este nombre, anterior á los 
Árabes, sino para distinguirla de Santa Tecla 
la nueva , ó catedral , que ya se había coii- 

(a) Ap. núm. XVn. 



i LAS IÍ¿E$IAS DK BSPAfiá. 409 

daido. Es sin duda obra de los prímeros Pre- 
lados» liiego que las armas cristianas se apo- 
deraran de la ciudad, aunque hay varios re- 
miendos y renovaciones de los siglos poste-^ 
rieres. Y no es inverisimil que á pesar de h 
furia asoladora de los bárbaros, se conser* 
vase la memoria del lugar donde estuvo al 
antiguo templo , y acaso permaneciesen aun 
sus paredes, sobre las cuales levantaran es* 
totro ediGcio; asi coma se conservó gran 
parle del palacio de Augusto, y vestigios con- 
siderables del anGteatro, circo y otros edi- 
ficios públicos. 

Hállase situada esta iglesia dentro del ce- 
menterio antiguo, el cual debió comenzar i 
servir desde el siglo XII, de cuyo tiempo hay 
algunas inscripciones sepulcrales en las pa- 
redes exteriores de la capilla. Podemos en 
esto conjeturar que designada y planteada 
yi la fabrica de la catedral donde ahora ^s- 
l¿, pareció aquel terreno de la idesia de San- 
ta Tecla el mas oportuno para el objeto por 
su proximidad á la matriz conforme á la dis- 
ciplina de aquellos tiempos, y por la ardien- 
te devoción del pueblo á tan insigne patro- 
na. Muy bien cuidada debia estar esta igle- 
sia en ef siglo XIII, cuando el Arzobispo Don 
Bernardo Olivella , que fundó allí varias ca- 



i 04 VIAGE LITERARIO 

pcllanias, la eligió para su sepultura. Oíros 
dos sepulcros de Obispos hay en. el pavimen- 
to í|uc por sus lápidas no se puede averiguar 
quienes son. Merece grande atención esle 
templo por haber sido la primera caledral 
después de la reslnuracion , donde debieron 
consagrarse los sufragáneos durante el siglo 
XII, y celebrarse los concilios provinciales, 
cnlre oíros el de \ 180, lan famoso para los 
diplomálicos, en que se supone mudado el 

eslilo de calendar lys esciiluras, v comenza* 

t' 

doef uso de los años de la l^ncarnacion en vez 
de los de los Reyes de Francia. Y digo qua 
aquella iglesia sirvió para esto en todo el si- 
glo XII, por(|u-e la caledralíiue boy existe, 
no se comenzó basta (ines del mismo. 

Acaso babrá quien lenga esta especie por 
aventurada. Ponz en su viage dice que esle 
templo se edificó en el año IHT y siguTen- 
tes. Comnnmenle se afirma que San 01ag;uer 
restauró la idesia caledral, cuya aren encon- 
tró llena de maleza, y la! como pinta Orde- 
rico Vital {¡¡b.XIILIlit:t. cedes.) en las pa« 
labras que cila Florez: In cpiscopali quippe 
basílica quercus el fatji, alimque proceros ar* 
bores ianí crevcrant. Mas estas expresiones 
solo pueden verificarse respecto de la igle- 
sia de Sania Tecla la vieja, no deja nueva 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 4 OS 

catedral , la cual vuelvo á decir que es obra 
del siglo XIII, y cuando mas comenzada á fi- 
nes del aulerior. No negaré (|uo San Olega- 
rio quisiese entrar en empresa lan sania, pe- 
ro no Icngo por vcrisimi! que la pusiese en 
ejecución en los licm|)os que aleaivzó, lan 
apurados, que le obligaron á poner la ciu- 
dad en mano cxlraniíerá, mavormoníe babien- 
do residido en ella lan poco licmpo. La. fá- 
brica i\e osle "édiílcio desde su princijdo se 
cjcculó bajó un plan que se siguió basla su 
conclusión; y si se observa lo primero (|ue 
en el se Irabajó, scñaladamonle la [)arle ex- 
Icrior del presbilerio donde no se lia añadi- 
do adorno ni reparo alguno, se verá que es 
del gnslo del siglo XIII, ó muy próxima á 
éL Algo mas que eslas conjeluras vale lo 
que de€Íamos poco bá, que el Arzobispo Don 
Bernardo para las funciones de la caledral 
y de melropolilana señaló la iglesia de Sania 
Tecla , sin hacer mención de iglesia nueva 
ni do liabersc comenzado, ni de (|ue debie» 
sen celebrarse en ella eslos aclos, cuando es» 
luviesc concluida. Prueba evidenle de que 
en el año ll5i en que mandó eslo a(|uel 
Prelado , ni aun se pensaba en la conslruc- 
cion del nuevo edificio , ó por lo menos no 
habia en él parle ninguna que estuviese en 



f06 TU6B LITEftáRny 

estado de servir para el cultor. La e«at ea 
de todo punto inverisiTuil, si hubiera dad» 
prineipío á esta fábrica San Olaguer , que asi 
como concluyó gran parte de los muros de 
la ciudad, asi hubiera adelantado estotro edi*» 
ficio, si en ello pusiera la mano; pera el San^ 
to acudió. á lo mas necesario , que era l^áií^ 
fensa del pueblo, dejando las obras suntuo^ 
sas para tiempos de paz y abundancia. Para 
satisfacer á los que digan que con el nombre 
de Santa Tecla pudo indicar Don Bernarda 
la. nueva iglesia , ó parle de ella ya habiliüK 
da, y para que del todo se vea que en w 
tiempo ni aun se habia comenzado esta obra, 
será bien copiar aquí una breve cláusula d^ 
testamento que hizo el sucesor Don Hugo de 
Cervelló en 1171 (a). Dice así: Proelerea manr. 
davit , quod mille morabatini quos tradiderot 
Pondo de Barberano, iturus Bomoin, ad opM 
ecclesicB incipiendum, et ad officinas canonic» 
faciendas, in eodem opere, siculi tune ordinü'^ - 
verat expender entur: D. videlicet in opere eclth 
sm, ^t D. in officinis canonicce. Las palabras 
aS inoipien,dum opus ecclesias^ de ningún mo* 
da se interpretan bien , sino aplicándolas á 
la iglesia catedral. Consta, pues, que entiem-. 

(a) Ap. DÜm. XVHL 



k LAS 16LESUS DE ESPAÑA. 407 

po de este Prelado Don Hugo , que comenzá 
á serlo én 1164, se trató de comenzar este 
magnífico edificio , y aun podemos inferir de 
lo dicho que efectivamente se trabajaba en 
¿1 al tiempo de su muerte. Así que puede fi- 
jarse su principio en el año 1170. De la con- 
tínuacion del edificio no he hallado otra me* 
moría mas que la que hizo en 1214 el Ar» 
zobispo Don Raimundo. Hocaberti en su les** 
lamento (a), del cual consta que se estaba 
construyendo el claustro y la iglesia. Tardó 
esta en concluirse lo que tardó en ser ele- 
gido Arzobispo Don Bernardo Olivella, el cual 
habiendo tomado posesión de esta silla en 
1272 se propuso concluir el templo, y para 
poderlo hacer con menos incomodidad de sus 
feligreses, resolvió retirarse por algún tiem- 
po al monasterio de los canónigos reglares 
de Escornalbou, donde era reconocido como 
Prior por ser Arzobispo, y viviendo con po- 
ca familia y mucha moderación, ahorró gran- 
des sumas , con que pudo construir las dos 
últimas naves transversales , y la fachada del 
templo. Dicen que el arquitecto que en es- 
to entendió , se llamaba maestre Bartomeu. 
En el necrologio de esta iglesia al dia 11 

(a) Ap. núno. XIX. 



408 VI AGE LITERARIO 

do marzo hallo memoria de otro arquitecto 
con estas palabras: anno 1256 obiit frater 
Bernardas, magisler opcris ecclesim. 

Consagró osle templo el Arzobispo Don- 
juán de Aragón, hijo del Rey Don Jaime II 
en el mes de junio de 1351 estando presen- 
tes el Uev Don Alfonso IV, su hermano con 
su muger Doña Leonor , y los Obispos de 
Gerona, Lérida, Torlosa yUrgcl, y los.Ar» 
Zübispos de Sacer y Calieren Cerdona, y. el 
Infante Don Ramón, Conde de Pradas, hc^ 
mano del Rey y del Arzobispo , y otros mu- 
chos señores de la corte. Este mismo Pre- 
lado hizo los pulpitos ; porque aunque el lo- 
do del edificio se concluyó, sin embargo 
quedó para la liberalidad de los venideros la 
construcción de muchas capillas, altares, y 
otros adherentes. Tiene de largo este templo 
desde el lindar de la puerta hasta el testero 
del presbiterio 407 palmos catalanes. La la- 
titud de la nave principal es de Gl palmos^ 
y la de toda la iglesia, excluyendo el fondo 
de las capillas, de 251. Las naves colatera- 
les no acompañan en la elevación á la prin*. 
cipaL Todo el ediíicio es de sillares, los cua-. 
les se dice que.se tomaron del alcázar de 
los Emperadores. La pila bautismal es una 
pieza grandísima de mármol hallada entre las 



1 LAS IGLESIAS DE ESPATÍA. 409 

ruinas de la caso Imperial , la cual por su 
concavidad y hechura se presume que sirvió 
de baño. Las vislas de la. fachada y corles 
del edificio son propias de la alencion de los 
que vi.ijan con esle ohjelo. El coro se fabri- 
có en tiempo de los Reyes Calóücos; la sille- 
riá es de roble de Flandes ; hízola el Arzo- 
bispo Don Pedro de Urrca en 1479, por pre- 
cio de G5,0Ü0 sueldos: fue el escultor Fran- 
cisco Gomar, vecino de Zaragoza. El órgano 
se estaba trabajando en 1562 por los escul- 
tores Gerónimo Sancho, y un Penis (Pier- 
re) Osírí, que asi suena en las resoluciones 
capitulares de aquel tiempo. 

A. la descripción que hizo Ponz de la ex- 
celente capilla del Sacramento , solo tengo 
f^ue añadirlas particularidades siguientes: es 
á saber, que Don Antonio Aguslm , que fué 
eí que la construyó, pidió licencia al cabildo 
para hacerla en el refectorio, por el mes de 
mayo de 1580: que este pensamiento ya lo 
liabia propuesto al mismo cuerpo el Arzobis- 
po Don Gaspar dp Cervantes en 7 de noviem- 
bre de 1572: y por último, que el arquitec- 
to que entendió en su ingeniosa construcción 
filé Bernardo Cassercs, á quien en una resolu- 
ción capitular de 1 ."^ de agosto de 1 585 llaman 
maestro arquitecto de la capilla del Arzobispo'. 



410 rUGE LITERARIO 

y como entonces lo era Don Antonio Agus- 
tín, el cual no edificaba otra capilla sino es* 
ta, parece que él y no otro debió ser el ap 
quileclo. Lo fué después el insigne Pedro 
Blay, de Barcelona. El pintor /^ac, á quien 
Pons atribuye los cuadros del altar de esta 
capilla en 1587, encarnó el crucifijo del co- 
ro; sino que aquí le llaman Constancio Isac, f 
Pons Isac Ilermes. Para hacer este crucifijo^ 
se ofrecieron varias cantidades en 1583, con 
tal que saliese tan acabado como el del coro 
de la catedral de Valencia , y aun se escribió 
á un canónigo Freixa , que se hallaba en 
aquella ciudad, para que mandase hacer allí 
un crucifixi molt bell, y ben proporcional , y ah: 
bona perfeccio. Acaso no se verificó esto, siy 
es verdad que le concluyó , como aquí dicení : 
un maestro Miret.fusler del Capilol en 1587.- 
Algunas otras memorias me han comuni-/^ 
cado de artífices de menor cuenta, que omilo-^ 
por hallarse ya en el Diccionario de profesores 
de bellas artes. Solo quiero advertir que es;; 
fiin duda alguna del Zúcaro.un cuadro de la 
Asunción en la dicha capilla del Sacramento; 
especie omitida en dicha obra. Muy digna es 
de ser conservada la memoria del doctor Jai¿ 
me Amigo, cura de Tiviza, que sin ser artista; 
de profesión hizo los dibujos de las principa» 



i lAS IfiLESUS DE ESPAÑA. 441 

les obras que se hicieron en esta iglesia en 
el siglo XVI. El órgano, el crucifijo del co- 
ro» los bellísimos sepulcros de los Árzobis- 
)i06 Teres , Cervantes y Agustín , las porta- 
das y retablo de la capilla del Sacramento, su 
graciosa cúpula construida sobré una bóveda 
antigua de media caña, toda de sillares : estas 
y €iras obras se deben á aquel digno ecle- 
síistico, q»ue supo hermanar el gusto y el ar- 
dor en promover las bellas artes con el iñas 
eiacto desempeño de las obligaciones de su 
ministerio. Era natural de Ulldemolins en es- 
te arzobispado. 

Volviendo ahora á la fábrica de la iglesia» 
bailase pegado á ella por la parte de poniente 
el magnifico claustro, que ciertamente mere- 
ce una descripción mas circunstanciada que 
k que hizo Pons, asi como ofrece á' los cu- 
riosos puntos de vista excelentes. Ya dije 
4|iiese estaba construyendo en el año 1214, 
aunque algunos adornos de arcos y columnas 
son posteriores. Es un cuadrado perfecto, tie- 
ne por lado sesenta y dos varas: en cada uno 
de ellos hay seis arcos grandes de medio 
punto* los cuales se subdividen en tres pe- 
<|ucños sostenidos por columnas de mármol» 
qoe son en todo 276, sin contarlas del aula 
capitular» cuyos grupos, junto con elbermo- 



412 VIAGE LITERARIO 

SO jardín y fucnles del lunelo, forman un lodo 
vistoso y magnifico. Las capiteles y bases de 
las columnas son de guslo gólico y de labor 
muy varia y caprichosa; apenas se halla una 
que diga'cun olra. Los frisos están llenos de 
relieves de asuntos sagrados, profanos, ima- 
ginarios y aim imposibles. Tal es entre otros 
un rdieve <|uc representa todas las operacio- 
nes del entierro de un gato , ejecutado por 
ios gatos. No hay duda que lo mas aprecia- 
ble en estas obras es la unidad v sencillez, 
pero en medio de esta variedad y extravagan- 
cia del ingenio humano halla el curioso ex* 
pcctadorcon que deleitarse, observando los 
progresos de las bellas, artes y los conatos 
para avecinarse á su modelo, que es la natu- 
raleza : y tai vez se tropieza entre muchos 
desaciertos con valentías de un ingenio de 
primer orden, á quien solo le faltó nacer en 
siglos mas ¡lustrados. Kn las artes y ciencias 
la mayor parte de los hombres debemos lo 
que somos á la educación; alguna disculpa' 
tiene el que no corrige los defectos que do 
ella sacare, cuando el mal guslo es lan gene- 
ral que no se hallan buenos maestros ni mo- 
delos que iniilar. Digo esto al paso para res- 
ponder á los que miran con desprecio estas 
obras. 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÜA. 413 

* ■ • . ' • 

En una pared de csle claustro eslan. bien 
colocados los restos que quedan del famoso 
templo de Augusto én Tarragona , los cuales 
publicó el P. Florez. Fueron hallados, no 
en los cimientos de la capilla.nueva de Santa 
Tecla, como comunmente sé cree, sino en 
la calle llamada del Horno de San Bernardo, 
detrás de*la plazuela dicha del 0/t, distanto 
de la catedral .como un tiro de fusil. Otras 
razones alep;aba con esta el citado canónio[o 
Posada, para 'probar que este fué el sitio de 
aquél fiarmoso ó infame templo. Junto á estos 
monumentos está colocada un portadita árabe 
con un letrera cúfipo alrededor del arco , .dé 
que acaso hablaré otro dia. Junto á estas 
reliquias de la antigüedad está la puerta del 
antiguo refectorio, del cual solo se conserva 
la mitad, pue% lo restante se hizo capilla del 
Santísimo, como llevo dicho. En lo que que- 
da se vé la bóveda dé piedra sillar romana, y 
es uno de los trozos mas bien conservados de 
la casa y adyacentes antiguos de los Empera- 
dores, Legados, Prefectos, etc. De las capi- 
llas que hay en el claustro la ma& famosa es 
la ibtitulada De corpore Chrisli , fundada por 
Don Geraldo de Rocaberti, Prepósito de esta 
iglesia , á principios del siglo XIY in capite 
capituli, seu capitularis domus, como se ex- 

roMoxii. 8 



tu VIAGE LITERABIO 

plica el Papa Juan XXII en el breve qué cita- 
ré después. Efeclivamenle era esla la pieza 
del capilulo hecha según la forma, monacal 
para las prácticas de la vida reglar , enlfe 
otras para la Lección diaria de la kalendá. 
Ahora solo sirve de tránsito para el archivo j 
sala nueva capitular, que es magnífica y bien 
decorada. Gran servicio sé haria á*la iglesia 
si esa piera que decimos, sietndo,. corneo, es» 
espaciosa, clara y sana, y en el dia.casi rnúlil, 
se destinase para sacristía mayor. Cosa, mey 
fácil estando inmediata á la actual ,\quo, es 
mezquina, lóbrega, húmeda y sumamenle^in- 
cctmoda. *• . 

El fundador de esta capilla depositó . eo . 
ella , 6 en algún sitio caatigtip > una porción 
de libr&s destlBados » lá pública utilidad y • 
enseñanza del clero. Para su eonserváciab 
impuso el Papa Juan XXII pena de excomu- 
nión al que los exlpageso, execpío el Arzo- • 
bispo, á. quien se le da permiso para que sa- 
que los^ que quisiere, con la obligación de 
restituirlos dentro de un mes.- lili breve es 
del ano XV do su pontificado (1350). Esla es . 
la memoria mas antigua que he encontrado dé * 
la biblioteca de esta catedral. A estos libróos 
aludiria la oenstitocion que poco después bh 
zo el Arzobispo Don Juan de Aragón , Falrjar- ; 



Á LAS IGLESIAS DE ESPjkÑAl. 4Í5 

sa'deAIejandria , mandando que se cuslo*d¡d- 
i.cn el dormitorio común bajo de dos llaves 
lisllulas, y.que los .recibiesen por. invjenlário 
os dos síndicos anuales.' Del' aí!o*4902, en 
iempb (Jcl ArzobispoDon Iñigo Vallerra;* es 
á eonslilucion siguiente r- fíat libraría de la-, 
ibus polilis hené el congrué. suprar claustturh, . 
nos Tarraconensis / videltcelr] in illa loco 
Iri conligui dormitorio, magis idonéó\ No 
lebió tener '►por enloitces Qsta constitución el 
rfecto. deseado- En 'erponiificádo dé Don PeP 
Iro de Urrea se volvió á mandar nt ad bibíio- 
hecám cónstrüendam locus commodiís eligatur: 
•A'esie ciridado sé.*debiá,la.conservacfort-de 
ijgunos libros raros que aun permaríecian en 
j1 -siglo.. XVI., como se ve.cn das. Ac/as cúpitU' ' 
Idrei de aquel ticmpa.' -Don Antonio AgtístinV 
recién promovido fi esta Silla ; pidió al ¿abildo 
B¿d¡cicmbró de.Í577, que seje prestaseq 
ílgunos libros para la edición cpicr meditaba 
le hs CorfsíilucioneÉ provinciales Tarraconen- - 
te$ y catálogo de sus Arzobispos , y se reisol- 
vio que se le (Wfsen Mdrchiles super constilu- 
iioKÚbus el versiculis íemporum , eí alií origina- 
lHer\ £t libri mss. qui fuerintliecessarii. Antes 
de esta, en 1504; el Duque de Francavili, 
Capitán general de Cataluña ,• hallándose en 
Mía feiudad con motivo dé la peste de Barce^ 



H0 YTAGE LITERARIO 

IbnsT, pidió al cabildo un libro intitulado Olía 
Imperialia. En 2 de setiembre de 1598: «pro- 
«posuil (^dicen las Actas) doniinus canoniclis 
»Marian queha parlatab lo senjljr A'rchabrs- 
»be sobre lo libre del Coch, y que lí ha dit 
»que eren nol trobara.» En 1.** dé mayo 4él 
afio- siguiente restituyó el Arzobispo dicho li- 
bró del Coch\ S\ este libro efa de cocina, é 
impreso , pudó ser uno que compuso en'tiem- 
po del Emperador Carlos V un maestro Ro- 
fcerto ,. dd cual vi años pasados un ejemplar 
muy raro en la biblioteca de mi convento de 
San Onofre , extramuros de Valencia, Hasta 
mediados del siglo XVII quedan memorias de 
librería , y libros hurtados y restituidos á esta 

• santa iglesia. Mas. adelante, con los contra- 
tienípos de las guerras., ó con la avaricia en- 
mirial 'de los que buscan para sí solos estos 
tesoros, desapareció la biblioteca, que. por 
varios indicios debia ser copiosa' y exquisita; 

. y aunque en el dia hay , como antes , oficio de 
bibliotecario, casi no tiene en qué cijercitar 
su jurisdicción, porque déla grandeza antigua 
solo han quedado los códices siguientes: Pon- 
tificale. Romanum f fol. , sin páginas, ni año, 
ni oficina de impresión; pero sin duda de fi- 
nes del siglo XV. = Ordinarium Sacramento- 
rum securídum ritum et consuetudinem simctm 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. , \417 

netropoU$ ecclesice Tarraconemis ^ <}ispue$to 
par el Arzobispo Don Pedro de Cárdena, é im- 
preso por Juan Rossembach en Barcelona, 
año i 530.= Mmaíe ecclésim Tarraconénsis, 
ordeaado poj el Cardenal Arzobispo Don Ge- 
rónimo Doria, é impreso en León por Corne- 

• lio de Seplem grangiih en 1550. = Olfo JMisal 
fol. del tiempo del Arzobispo Don tionzalp. de 
Heredia^ con este título : Incipil líber Sacra- 
mentorum edilus á B. Gelasio Papa Romanai 
Sédis, emendalus, el hreviatus.Q B. Gregorio: 
guo in prcesenliarum vtitur sánela, Tavraconefi' 
n$ ecclesia, Hispaniarutn metrópolis. Se im- 
primió en Tarragona per Joharinem Rossembach 
Alemánnum, perfeclum XXVI. ¿unii anño'sa- 
lutis christiance M.CCC C. XC1X. = Un Bre- 
viario impreso en 8.** hacia los años .4490, 

• aunque ni. esto ni el impresor se expresan ; le 

• dispuso él Arzobispo Don Pedro de ücrjea, 
Patriarca de Alejandría , ej aña XLí de su pon- 
tificado, encargando este trabajo á Don Jaime 
Campaner, canónigo, á Don Miguel Sisterer, 
comensal; y á Mossen Gabriel CobQu, bene- 
ficiado, los cuales concluyeron «su obra á 24 
dé diciembre de \iSA.=Diornale secundum 
usum ecclesice Tarraconensis , ms : vit. del si- 
glo'XV, forma de 32.. Este librito le reslitu- 
veron en unas misiones el año i794H = Un 



418 • VJAGET LITERARIO 

fragmealo de Breviario de esla iglesia^ hia*' 
auscriio.niuy mallralado: conliené. el salle? 
rio , hyrpnoiiia , capítulos y oraciones , las lec- 
ciones, antífonas y responsorios ; pero ¿^las.' 
solo llegan al dia de Ceniza : es posÍerior'á«* 
Iqs tiempos de JQalixto 111:* pone t;er6(!to$ en 
maitines después del IX: 15), y alleluia; y pror» 
sa después del capítulo, en las segundas vjV- 
peras de las principales* festividades.. De don-, 
de se puede inferir que esta costumbre, ób;» 
servada también en Valencia, como dije "en ' 
su lugar, era general entodí-la provincia 
Tarraconense. == Un códijce m¿. foL qi^e con- ; 
tiene: \.\ el Nccrologio de esta iglesia^ .co». 
piado: de élhe íormndo excerplas,: 2/;itfar^.*' 
tyrologium Usuardi\ con su prólogo ad Kq^ 
rolura Magnum: 3.°, Exposilio regulce Beáíji: 
Augustini edita ab Ugone de Sánelo Tictore^i 
4.**, LilanícB: 5.% *Forma induendinovitium* 
el fdciendi professionem: G.\ Modus dicendi 
Praíliosa qui nunc servalur: 7,% Modus dicpn- • 
di Fja?liosa tempore antiquo, el secundum conr 
sueiudinem ecclesio Sancli Rúphi. To4o parepe • 
escrito en cl.siglo XV, aunque en el ISácro- 
logio líay adiciones del siguiente.!' * .' .* 
Estos son Jos únicos códices rituales que se 
conservan en I9 Biblioteca de esta iglesia. .De 
Iqs literarios todavia es mas escasa;, solo ba 



i LAS 1GL£S1áS de ESPAÑA. U9 

podido hallar uno del siglo XIY en papel fo- 
lio con esle epígrafe : De regimine Principnñi 
secundum S. Ihomam de Aquino, quem librum 
non cómjplevit pmocupalus a morle sed cius 
socius postea eum' complcvit , el Rcgi Chipri 
missil. Esíe libro me trajo á laniénfioria»el 
famoso códice Tarraconense de^h Suma de es- 
le Saqló Doctor, cuyas varianles publicó eí 
P, ÍFr. Francisco García, de mi'órden. Sos- 
pecho que pudo' ser uno de los libros teoló- 
gicos que el Arzobispo Don Bernardo de Oli- 
Yella legó en su testamento de 4287 á mi 
convento de esta ciudad. Mas ni en él, ni en 
olra parte alguna he podido encontrarle. De- 
*seaba yó céhiíícarme maá de los fundaracfD- 
los con que'aijuel escritor dijo el primero de 
toúos qqe Sanio Tomás había tomado la 
parle segunda de' su Suma del Speculum mo- 
róle de Fr. Vicente Bellovacehse : eispecié dos- 
cnentida ha^la la evidencia por el P. Ecbard, 
ao solo en la. Bibliotli/ Scriptor. ord. Prmd. 
sino también v con mas extensión en el tra» 
lado que intituló: Summa 5. Thamm suo du- 
íhori vindícala. 

En la biblioteca de este mi convento , ya 
que hablamos de ella, hay un códice en 8^ 
de vitela delicadisihia , ms. dt^l- siglo XIII, 
que contiene la Suma de San Raimundo de 



MO TIAGE LltERAAia 

Peñaforl con muchas variantes de la edíeion 
de Roma, 1603, que es la que aquíhe v¡$lo: 
tiene 456 hojas. =/tem Directoñum Inqumto- 
rum de Pr. Nicolás Eymeriph , ms.' eh fol. á 
fines del siglo XIV en papel : al fin tiene es- 
ta nota : Explicit totum Direetorium Inqui- 
sitorum hceretrcm pravitatis compilatuni Avi' 
nione per Fr. Nicholaum Eymerici, ordinis 
Fr. Fr. Préd. S. Theolog. magistrum, ac In- 
quisitorem Aragonice anno Domini M.CCC. se- 
ptuagésimo sexto. Sigue del misino escritor K- 
ber de jurisdictione Ecclesice et Inquisitor^m 
contra infideles, demones invocantes. Otros ina* 
nuscritos hay, cuya noticia servirá para la 
biblioteca de mi orden. 

Mas por lo que mira á bibliotecas nada 
hay en esta ciudad comparable con la qub 
legó al convento de PR Observantes de San 
Francisco el difunto canónigo Don Ramab 
Foguet , persona conocida y dignamente elo- 
giada por Don Antonio Ponz en el tomo Xlli 
de su Viage, carta VI. En efecto, esla copio- 
sa y selecta libreria acredita su vasta erudi- 
ción y delicada elección en lodo género de' 
literatura. No sé si este sabio logra el fin que 
se propuso en su donación, que fué propor- 
cionar al público libros para su enseñanza^; 
y no porque los padres no cuiden ni conoz- 



1 LAS IGLESIAS D£ ESPAÑA. iH 

can lo que es este tesoro» que los ha^doClos 
y laborH)sos sobremanera, y amantes del bien* 
público, sino pétque el lugar/donde se colo- 
có es propenso *á la polilla , c-aluroso , eslre- 
cho, mezquino y poco correspondiente á la 
grandeza de la dádiva. Nunca serán bastante- 
mente alabado^* los literatos que. hacen esta 
especie de. don&cipnes ala posteridad, perpc; 
toando el buenuso del tesoro que mas esti- 
maron en vida. Mas seria de desear que á es- 
tas miras benéficas acompañase la liberalidad' 
y posibilidad para disponer anticipadamente 
los lugares de depósito, precaviendo en esto 
los daños que pueden resultar de la pobreza 
de los legatarios. Consta esta biblioteca de 
unos cuatro mil volúmenes. EntPe ellos hay 
varios códices 'litúrgicos de las iglesias.de 
Es(>aña; impresos antes de la Reforma de San 
PioV y un Ritual ms. en vitela delsigloXV, 
pettenecienlé á esta Áe Tarragona, idéntico, 
con los que ya dije de la catedral de Valen- 
cia^ la cual en.este género de códices y otros 
literarios á ninguna'de las igle^sias que he vi- 
sitado hasta ahora, rfeconoce ventaja. Las pin- 
turas de este literato, que tanto celebró Ponz, 
^inicron á mano» de su hermano Don Fran- 
cisco Fóguet, comensal dé esta iglesia. El. mo- 
iiolario pasó igualmente- al mismo convento 



122 VIAGE UTERARJO 

de San Francisco. Está bien clasificado, y 
'.consta de mas de tres mil monedas,. aunque 
•en esta cuenta 'entran varias- modernas y me- 
dallas de proclamación, preniios y otras se- 
mejantes- Dióles también uo pequeño gabi; 
neto de- historia natural. Cuando el a*ctual 
Ilustrisimo Señor, Arzobispo; recién venido á 
esta Silla, pueda lícrificár su proyecto de-es; 
lablccer una biblioteca público arcbiepisco* 
. pal, tendrá. Xarrngona abiertas estas fuentes 
.dei la literatura, sialas cuales'nupca se hace? 
grandes progresos., La adquisicion.de libros 
está vinculada, á los ricos: el que no lo sea 
cslá.attínido á" las instituciones que le forma* 
ron, si una! mano poderosa y benéfica rfole 
proporciona obras magistrales en las bibUo- 
lecas públicas. * • . * 

'A Dios. 'Tarragona, etc.* . 






A-us iQi.cau8 n espaSa. 423^ 



.' . CARTA CXXXVI. 

• ' " . . • • • * 

Reliquias / Imágenes de Sanios. Varios Jesti^ 
.monios 'dcda aran devoción* á Sania 'Tecla'. 
Rectificación de h cqinvptacion qnei padecí 
en el tomo I de ésle Viage, acerca del pri- 
mer Obispo de Valencia, después' de su con- 
qutslja. • • 



\ 



1t1¡ querido* licrmano :. En ésta, seré corlo. 
y solo diré* Vaciando, para que no se me cs- 
travícn algunas apunláciohes- que me han ve- 
nido á mano.' Comenzaré, por las relativas á 
reliquias é'imágcncs de'Santos que posee es- 
la iglesia de Tarragona ya la gran devoción 
que eri cllí^ se tien.e á Santa .Tecla! 

Venerase tina reliquia de San Lorenzo: es-- 
lá eo cfsta* iglesia desde.los tiempos de Ca^" * 
liilo \\l¡ CUYO confesor Ñ. Cosmos ó Cosmas, 
Arcediano -de San Lorenzo y Prior de Zara-* 
goza la regaló con su auténtica, y en 4578 
se colocó eri la estatua del Santo que se fa- 
bricó, en Barcelona. ' • * 

• • • 

Hay también una hermasa estatua de plata 
de San Miguel/dádlva de Don MjguelJuan Fi- 
valler; Arcediano dé -Vilaseca; dióla en 1610. 



124 YIAGE LITERARIO 

En 34 de enero de 1600', el canónigo Ma- 
nan regaló al Cabildo un libro intitulado Vir- 
ginales compiieslo por Monseñor jSaníoríar 
que contenía la viáa de Santa TecFa. 

En -7 dé febrero de 4613. díóel Cabildo 
comisión al canónigo Marian para sacar co- 
pia de la vida de Santa Tecla, escrita por San 
Basilio y otros Padres, existente en el mo- 
nasterio del" Escorial en hebreo y griego, y 
jquepara conseguirla* éjnftprimirla se-valiese 
de la mediación del maestro del* Principé 
Don Galceran de Albanell. 

En 1619 se hicieron varias instancias al 
Arzobispo de esta metrópoli, para que impe- 
trase rezos propios d.e Santa Tecla, San Fruc- 
tuoso y San Magin. Estos rezos hábia corre- 
gido erí 1616 un padre Gil, Jesuit'a. ] 

'. La fiesta de la traslación de SantaTecl» 

• 

se hacia antiguamente dom. I madii: y asi 
duró hasta 1587, en que se resokió* que sf 
hiciese dom. IV post Pentecjpov e'vjtar la 
concurrencia de la fiesta de la Cruz en «aquel 
domingo primero. ' 

Hay memoria de un retal)lo de Santa Te- 
cía que se construia' en 1426 de la pedrera 
de Tarragona y alabastro de Sástago en Ara- 
gón.. El arquitecto ó picapedrero, fué en Gui- 
llem de la Mota ; escultor P. Johan de tar- 



¿ LAS IGLES1AS.de ESPANTA. i2^ 

ragona. Virio tatnbien Blabaslro de Siguero 
cñ ei Ampurdám ; fué á cortarlo eT*maestro 
Mola á Besalú por cuarenta sueldos, y lo em- 
barcó en Rosas en agosto de 1426. ' 

En octubre de\4185, Don Alfonso II de 
Aragón dio á' Santa Tecla la villa de Mon- 
troig; "su fecha en Zaragoza. 

La imageil dé plata flé Santa Tecla se con- 
cluyó en 1625. Hízola bernardo' Maymó, pla- 
tera de esta ciudad. Para ello se'deshicierbn 
las joyas del'brazo.de la Santa; tasólas el pla- 
lero Res de Barcelona, con Bernardo Maymó, 
y declararon que dejando bien adornado él 
brazo, se podian sacar de Jos anillos y joyas 
restantes , nías de seíscierítas libras. Para la 
hechura pi3ló Ros' cuatrocientas libras, pero 
Maymó la hizo. El referido Maymó habia 
también labrado la imagen de plaFa de la 
Concepción de nuestra Señora , la que entre- 
gó á 12 de abril de íQi^i 

La peana de plata de dicba Santa es del 
mismo tiempo poco mas: para hacerla .se 
vendió la cruz ó báculo de Dóh Juan de Mon- 
cada, y. la de Don Juan de Hoces, una fuen- 
te de plata y otras alhajas! El platero que la 
hizo, fué F. Vaquer, 

El brazo de la misma Sarita tiene pues- 
tos dos anillos, regalo de Don Jairiie Mas» ca- 



126 TIAGE LITERARIO 

ñónigo y dignidad do esta iglesia,. y Obispo 
de Viíiuc: murió en 4G84. Trasladóse esla 
rel¡(]uia a la nueva capilTa de mármoles en . 
4775.\Sncábase en rogativa en. tiempo/de 
calamidades públicas.. ' 

Mucbas noticias semejantes a esta^ pudie* 
ra'darte, si fueran^masinfíporlantes.,^p(}fo fes- 
loy ya impaciente por declürarte el principal 
objeto de'esta. carta , que es xleshacicr .uní 
eqüi vocación en (lue. incurrí de buena fé;no'. 
recelando c|ue habria donde tropezar: •• •• ' 
. En mi Víagó á Valencia clijc.(Carí. •/// det\ 
tóm I), que el primer Obispo de -aquella ciu-. 
dad fué el Prepósito (\e Tarragona Fenerlde , 
Sant iV/aríi.-Sc}T[uí *en esto la opinión común*,, 
según lo escrito porDiago, BaHestej'.'Gimetio*. 
y otros muchos. En los viages posler[ores á 
otras iglcsia's he hallado nuichos docúmenliOS 
qíic aclaran la equivocación que en esto' bey.- 
Porque realmente ,.el:primer Obispo Je .Va--, 
lencia fué, no .el citado , sino Ferrer de Pa- 

* * • ' ■ * • 

llames. ' . 

Dos Ferrerés exrstian hacia los años 1229 
y siguientes; es á saber, Ferrer ,de Saff ■ 
Martin y Ferrer de Pallares. Ambos íirmaw 
como, diferentes personas en. nn .privilegió^ 
cjne dio el Hey Don Jaime I pqra b.funda- . 
cion de ios* frailes de San Antón de Malforca . 



A LAS IGLESIAS p^ ESPAÑA, 1 27 . 

fpcha apiid Maioricas idus.septemb. atíno^ Dni. 
MC.CXXX, donde enlre los lesfigos .se'lee: 
Fenarius, Prceposilus Terraconehsis .=LFerra' 
riusde Sgricto, Martin. t=Eximinus de Urrea\ 
ele. Hállase este pergamino en Malloirca , se- 
gup aviso'. : ... * 

.. Es muyjcrisimil que'el Ferrcr d'e Sancto- 
Martina no era individuo del clero Tierraco-- 
líense ni de.olraaíguho, porque siéndolo lo 
bubiero especificado con algún dicl.ado,. se- 
gún- la costumbre. Era uno de los*nohles.*le- 
gQs que .acudieron á la conquisla.de Máljpr- 
ca y que firmaron varias veces. Sin cmbar: 
go, este pasó por. clérigo y por primer obis- 
po 3e Valencia, sin haber podido hasta ahb- 
ra atinarlas caucas de tamaña equivocación-. • 
{V.-Diago.) . , . •. : ' . / 

1/ Es cosa cierta que el primerObispo 
de Valencia fué el^Ferrcr,. Prepósito *de Tar- 
rasona. Co-nsla esto de la escritura original 
qué existe, y vi en el archivo de la, catedral 
de Tarragona, y es la de la obediencia q'úc 
prefsló el mismo .Ferrer, Obispo de Valencia 
ai Metropolitano, XUkal mvcmb.- anrio M.CC 
(fuadragcsiinOy En la cual firma él .misn^o 
con estas palabras': Sig)f^num E. J^piscopi . 
Vakncie et Prepositi Terrachon.. ' . 

.2/ Que este se llamase Ferrerde Palla- 



418 . viage: literario 

fragmento de Breviario 'de esta iglesia^ bia-* 
nuscrito.muy maltratado: contiene, el saltet 
rio , hyrpnodia , capítulos y oraciopes , las lec- 
ciones, antífonas y responsorios; pero ¿slas/ 
solo llegan ál dia de Ceniza: es posterior -á» 
Iqs tiompos de Calixto lll:- ^bne verbcías en 
maitines después del IX: i^, y alleluia; y p.ror • 
sa después del capítulo , en las segundas vj^ ^ 
pera§ de las principales* festividades.. De (Jon-. 
de.se puede inferir que esta costumbre, ob- 
servada también en Valencia, qomo dije 'en 
su lugar, era general en. toda. la. provincia 
Tarraconense, == Un códuce r»¿. fol. q^e coa* ; 
tiene-: 1/, el Nccrologio de esta iglesia^ .co». 
piadoí ^e M he formnio excer pías.: 2/;iUaf^''' 
tyrologium üsmrdi\ con su prólogo ad K^^ 
rqlunCMagnum: 3.°, Eooposilio^regulcB Beáif: 
Auguslhú édila ab Ugone de Sánelo Yicíor^t 
4/^ Lilaníce: 5.°, -Forma, indueridi'novilium*' 
et fdciendi prafessionem: (j.\' Modus dicendi ' 
Praeliosa qui mine scrvalur: 7,°, Modiis dicfii'^ • 
di Hra?liosa temporc anliqno, et secnndum con- 
sueiudinem ecclesice Sancli Rúphi. To4o paroi^e •' 
escrito en el. siglo XV, aunque cp el ISciQXO- 
logio hay adiciones dol siguiente.!-' * .' / 
Estos son Jos únicos códices rituales que se 
conservan en I9 Biblioteca de esta iglesia. «Dq 
Iqs literarios todavia es luas escasa;* sola be 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 419 

t 

podido hallar uno del siglo XIY en papel fo- 
lio con esle epígrafe : De regimine Principnwi 
secundum S, Ihomam de AquinOy quem librum 
non cómjplevit pmocupatus a morle sed eius 
socius postea eum' complcvit , el Rcgi Chipri 
missil. Esle libro me Irajo a la méníioria^el 
famoso códice Tarraconense de'^lii Suma de es- 
le Sanio Doclor, cuyas varianles publicó el 
P, Fr. Francisco Garcia , de mi'órdcn. Sos- 
pecho que pudo' ser uno de los- libros leóló- 
gicos que el Arzobispo Don Bernardo de Oli- 
vella legó en su leslamcnlo de 1287 á mi 
convonlo de eslá ciudad. Mas ni en é], ni en 
olra parle alguna he podido encontrarle. De- 
seaba yo céhilícarmc mas délos fundamtío- 
los con que'afjuel escritor dijo el primero de 
Codos que Sanio Tomás habia tomado la 
parte segunda de' sn Suma del Speculttm mo- 
róle de Fr. Yiqcnle Bellovacehse : especié des- 
menlida haisla la evidencia por el P. Ecbard/ 
00 solo en la. Bibliofli,' Scriplor. ord. Prmd. 
sino también y con mas extensión en el tra- 
tado que intituló: Summa S. Thomm suo du- 
Ihori vindícala. 

En la biblioteca de este mi convento , ya 
i\w hablamos de ella, hay un códice en 8." 
de vitela delicadisihia , ms.. áe\ siglo XIII, 
<\w contiene la Suma de San Raimundo de 



4 20 VIAGE LltERAAia 

Peñafort con muchas variantes de la edición 
de Roma, 1603, que es la que aquihe vi$lo: 
tiene 456 hojas. =/tem Directoñum Inquisito- 
rum de Fr. Nicolás Eymeriph , ms.* en fol. á 
fines del siglo XIV en papel : al fin liene es- 
ta nota : Explicit tolum Direetorium Inqui- 
silorum hcereticíB pravilatis compilatuni Avi' 
nione per Fr. Nicholaum Eymerici , ordinis 
Fr. Fr. Prcéd. S. Theolog. magistrum, ac In- 
quisitorem Aragonice anno Domini M.CCC. se- 
ptuagésimo sexto. Sigue del mismo escritor tí- 
her de jurisdictione Ecclesice el Inquisitorum 
contra infideles, demones invocantes. Otros jna- 
nuscritos hay, cuya noticia servirá para la 
biblioteca de mi orden. 

Mas por to que mira á bibliotecas nada 
hay en esta ciudad comparable con la quh 
legó al convento de PP. observantes de San 
Francisco el difunto canónigo Don Ramoii 
Foguet , persona conocida y dignamente elo- 
giada por Don Antonio Ponz en el tomo Xlli 
de su Viage, carta VI. En efecto, esta copio- 
sa y selecta librería acredita su vasta erudi- 
ción y delicada elección en todo género de* 
literatura. No sé si este sabio logra el fin que 
se propuso en su donación, que fué propor- 
cionar al público libros para su enseñanza^ 
y no porque los padres no cuiden ni conoz- 



A LAS IGLESIAS D£ ESPAÑA* 12f 

can lo que es este tesoro, que los ¿a^. doctos 
y IaborH)sos sobremanera, y amanies del bien* 
público, sino pol'que el lugar. donde se colo- 
có es propenso á la polilla , c-aluroso , eslre- 
cho, mezquino y poco correspondiente á la 
grandeza de la dádiva. Nunca serán bastante- 
mente alabadof^ los literatos que. hacen esta 
esprecie de don&cjpnes á la posteridad, perpc; 
tuando el buen uso del tesoro que. mas esti- 
maron en vida. Mas seria de desear que á es- 
tas miras beñéíicas acompañase la liberalidad- 
y posibilidad para disponer anticipadamente 
los tugares de depósito, precan^iendo en esto 
los daños que pueden resultar de la pobreza 
(le los legatarios. Consta esta biblioteca de 
unos cuatro mil volúmenes. Entre ellos hay 
varios códices litúrgicos de las iglesias.de 
España; impresos antes de la reforma de San 
Pío- Y y un Ritual ms. en vitela delsigloXV, 
peHenecienté á esta Áe Tarragona, idéntico, 
con los que ya dije de la catedral de Valén- 
cia^ la cual én.este género de códices y otros 
literarios á ningunade las igleísios que he vi- 
sitado hasta ahora, rteconoce ventaja. Lrfs pin-* 
luras de este literato, que tanto celebró Ponz, 
vinieron á mano» de su hermano Don Fran- 
cisco F'óguet, comensal de esta iglesia. El mo- 
iiolario pasó igualmente- al mismo cenviento 



122 VIAGE UTERAIUO 

de San Francisco. Está bien clasificado , y 
'.consta de mas de tres mil monedas,. aunque 
•en e'sla cuenta 'entran varias- modernas y me- 
dallas de proclamación, preniios yolraS se- 
mejantes. Dióles también un pequeño gabi- 
nete de -historia natural. Cuando el a'clual 
Ilustrisimo Señor. Arzobispo; recicíi venido á 
esta Silla, pueda \'crificár su -proyecto de- es- 
tablecer una biblioteca público arcb¡episco«> 
. pal, tendrá. Xarragona abier-tas estas fiaentes 
.de la literatura, sialas cuales'nupca se hace? 
grandes progresos.. La adquisición .de libVos 
está vinculada, á los ricos: el que no Jo sea 
está, atenido á* las instituciones que le forma- . 
ron, si una! mano poderosa y benéfica rfoie 
proporcriona obras magistrales en las bibUo- 
l^cas públicas. • • . * 

. * A Dios. 'Tarragona, etc.- . 



- • • , 



1 



< • • 



• 



Á LAS IGLESUS DJ^ ESPAÑA. 423^ 

.. • t • • • 

* ••••■. ■ ' 

'■:' ■: CARTA CXXXVI. 

• ' ■ . . • • • * 

Reliquias / Imágenes de Santos. Varios Jesti- 
.monios'dcda gran devoción - á Sania "Tecla, 
ñeclificqcion deM equivocación quei padecí 
en el tomo 1 de éste Viage, acerca del pri- 
mer Obispo de Valencia, después' de su con^ 
qutslfl, • • 



.• \ 



querido' hermano :. En ésta, seré corlo, 
' solo diré Vüciando. para que no se me cs- 
ravien algunas apuntaciones' que me han vo- 
lido á mana.' Comenzaré, por las relativas á 
eliquiás é'imágencs de'Süntos que posee es- 
aiglesia de Tarragona y á la gran devoción 
|ue en cIIíh se lien.e a Santa'.Tecla.l " .• 

Venerase iina reliquia de San Lorenzo: es- 
á cp cfsta» iglesia désde.los tiempos de Ca^- ' 
ixlo lll; cuyojconfesor Ñ. Cosmos ó Cosmas, 
Irccdiano-'de San Lorenzo y Prior de* Zara— 
¡ozala regaló con su auténtica, y en 1578 
;e colocó cri la estatua del Santo que se fa- 
jficó.on Barcelona. .• ' * ' ' 

• • • • 

•Hay también una hermosa estatua de plata 
ieSan Miguel/dádlva de Don MjgueIJuan Fi- 
'^aller /Arcediano de rViUseca: dióla en '1610. 



124 YIAGE LITERARIO 

En 31 de enero de 1600*, él canónigo Ma- 
nan f-estiló al Cabildo un libro íntilulajdo Vir- 
ginale^ compuesto por Monseñor jSaníom, 
que conlenia la viáa de Santa Teclea. 

En -7 dé febrero de 1613, díóel Cabildo 

• comisión al canónigo Marian para sacar co- 
pia de la vida de Santa Tecla, escrita por San 
Basilio y otros Padres, existente en el mo- 
nasterio del' Escorial en hebr'éo y griego, y 
iquepara conseguirla* é. imprimirla se*valiese 
de la mediación del -maestro del' Principé 
Don Galceran de Albanell. 

En 1619 se hicieron varias instancias al 
Arzobispo de esta metrópoli, para que impe- 
trase rezos propios de Santa Tecla, San Frué- 
luoso y San Magin. Estos rezos hábia corre- 
gido eñ 1616 un padre Gil, Jcsuit'a. ]- 

• . La fiesta de la traslación de Santa'Tecb 
se hacia antiguamente dom. I madii: y asi 

. ' duró hasta 1587, en que se resokió' que s^ 
hiciese dom. IV post Pentecjpor evitar la 
concurrencia de la fiesta de la Cruz en ^quel 
domingo primero. 

Hay memoria de un retallo de Santa Te- 
claque se construia' en 1426 de la pedrera 
de Tarragona y alabastro de Sástago en ArSi- 

f[on..El arquitecto ó picapedrero, fué en Gui- 
lem de la Mola ; escultor P. Johán d¿ tar- 



i LAS IGLESIAS, DE ESPAÑA. 12.^ 

ragona. Vina también -alabastro de Siguero 
cñ el Ampurdám ; fué á cortarlo el*maesíro 
Mola á Bésala por cuarenta sueldos, y lo em- 
barcó en Rosas en agosto de 142G. ; 

En octubre de'Í18a, Don Alfonso II de 

• • • • • 

Aragón dio á' Santa Tecla la villa de Mon- 
Iroig; "SU fecha en Zaragoza. 

La imageü de plata üé Santa Tecla se con- 
cluyó en 1623. Hízola bernardo Ma'ymó, pla- 
tera de esta ciudad. Para ello se'deshicierbn 

■ • • • . ' * • 

la» joyas del'brazo.de la Santa; tasólas el pla- 
.tero Ros de Barcelona, con ¡Bernardo Maymó, 
y declararon que dejando bien adornado él 
brazo, se podian sacar de )os anillos y joyas 
restantes , nías de seíscieiítas libras. Para la 
hechura picll ó Ros* cuatrocientas libras, pero 
Maymó la hizo. El referido Maymó habia 
también labrado la imagen de plaFa de la 
Concepción de nuestra Señora , la que entre- 
gó á 12 de abril de íGiA: 

La peana de plata de dicba Santa es del 
mismo tiempo poco mas: para hacerla .se 
vendió la cruz ó báculo de Don Juan de Mon- 
cada, y.la de Don Juan de Hoces, una fuen- 
te de plata y otras alhajas! El platero que la 
hizo, fué F. Vaquer. 

El brazo de la misma Santa tiene pues- 
tos dos anillos, regalo de Don Jaime Mas, ca- 



426 VIAGB LITERARIO 

hónigo y dignidad de esta iglesia, .y Obispo 
de Viíiuc: murió en 1G84. Trasladóse csla 
reli(]u¡a a la nueva capilta de mármoles en . 
4775.\Sncábase en rogativa en^ tiempo/de 
calamidades públicas.. ' 

Muchas noticias scmojpnles a esta^ puidie* 
ra'darte, si fueran mas inñíportanles^ poro fes- 
toyya impaciente por [declararle. el f)r¡nc.ipal 
objeto de esta, carta, que es xleshacicr .una* 
equivocación en que. incurrí de buena fé,-no*. 
recelando c|ue habría dopde tropezar: - •■ ' 
. En mi Víagc á Valencia 3ijc,.(Carí. III det\ 
tóm I), quo el primer Obispo de •aquella ciu-. 
dad fue el Prepósito cjeTarragona Ferneríde , 
Sa/ií Míir/i.^Scgui *en esto la opinión común',, 
según lo escrito porDiago, Bancstej\*GinleTio* 
y otros muchos. En los viages postermres i 
otras iglesias he hallado muchos docúmenl^o^ 
qiic aclaran la equivocación que en esto' hay. • 
Porque realmente ,.el:primer Obispo Je.Va; - 
lencia fué, no .el citado , sino Ferrer de Pa- 
IlaKés. . ' . 

Dos Ferrérés exrstian hacia los años 1229 
y siguientes; es á saber, Fcrrer ,de Sary 
Martin y í'errer de Pallares. Ambos íirmaw 
como, diferentes personas en. un .privilegié^ 
que dio el Rey Don Jaime I pqra b. funda- . 
eion de los* frailes de San Antón de Malfórc» . 



k LAS HJLESIAS DE ESPAÑA, 1 27 . 

fpcha apud Maioricas idus.septemh. aríno^ Dni. 
HCCXXX y doride entre los tesíigos .se'lee: 
Ferrarías, Prcepósitus Terraconehsis .=^Ferra' 
nus'áe Sgncto, Martin.t==Eximinus^de Urrea\ 
ele. Hollase este pergamino en Mallorca , se- 
gup aviso'. ; * > • ^ 

.. Es níiuyj.crisimil que'el Ferrer de Soneto - 
Marlino no era individuo del clero Tierraco-- 

• • • • 

Dense ni de^olraaíguho, porque siéndolo lo 
hubiera especificado con algún dicl,ado, .se- 
gún- la costumbre. Erxi uno de los'nobles.le- 
gQs que .acudieron á- la conquista.de Mallor- 
ca y que firmaron varias veces. Sin embar: 
go, este pasó por, clérigo y por primer Obis- 
po 3e Valencia, §in haber podido hasta ahb- 
ra atinar ias causas de tamaña equivocación.- 

{V.Mago.) . , . ; \^'. ; 

\.[ Es cosa cierta que el primerObispo 

de Valencia fué elFerrcr, .Prepósito *de Tar- 

rasona. Cansía esto de la escritura original 

qpé existe, y yí en el archivo de la.catedral 

de Tarragona, y es la de la obediencia que 

prestó el mismo .Ferrer, Obispo de Valencia 

. alAIelropolitanó, Xllkal mvcmb.- ánrio M.CC 

quadragésimo. En la cual firma él .misnio 

con estas palabras': Sig)f^num K. ^piscopi . 

Valencia et Preposilijerrachon.. - . 

.2.* Que este se llamase Ferrer de Palla- 



128 VIAGE LITERARIO 

vés y no de San Martin, sé demueslra por 
los Cronicones que he visto, de los cuales 
consta que el Obispo de Valencia , muerto 
por los Moros era este. 

Lo mismo consta del Necrologio de esta 
isanta iglesia en que sé lee: II kalendas niaii 
anno Domini M.CO.XXXXIII obiit Dominíis 
Ferrarius, primus Episcbpus ValenliiB et Pre- 
púsiíus Tarraconce, qui instiluil commensaliam 
Sancli Pauliin hac ecclesia, et beneficium Sun- 
clce TecícB ; in civitate Valenlice: el dum veni- 
ret ad concilium fuil caplus á Sarrqcenis:\ él 
post triduum nequiler juguíaltis. 

Esto era lo principal qué por ahora tenia 
que decirte. 

A Dios. Tarragona, etc. 



• « 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 429 

CArtTA CXXXVlI. 

Calálogo de los arzobispos de ¡a santa iglesia 
metropolitana de Tarragona. 

• '.■•.. ...■.._ I 

Ifli querido hermano: Una de las,cos)as en 
que con mayor tansia he deseado emplear 
mi trabajo , es en formar un catálogo de los 
Prelados que han gobernado la iglesia me- 
tropolitana de Tarragona. El lustre particu-, 
lar de los .que lo fuerou, los grandes nego- 
cios que alguuQs de ellos manejaron, y sobre 
todo el nombre dé esta iglesia le hacen 
acreedora á una obra que ya disfrutan otras 
de nuestra nación. Lo único que en esta cla- 
se se ha publicado hasta ahora, han sido los 
catálogos que preceden á las colecciones de . 
Constituciones provinciales, que ordenaron los 
Arzobispos Doria, Agustin y Teres, y á la de 
las SíTiodales del Sv. Llinas ; pero todo esto 
casi no es mas que la serie cronológica de 
los Prelados.. El P. Florez trató solo de los 
del estado antiguo. Pons de Icart se esten- 
dió iinicamente én las grandezas antiguas de 
Tarragona. El «señor Amat , Abad de San Il- 
defonso , ha seguido en su enumeración el 

TOMO XIX. 9 



430 yiAGE LITERARIO 

■ 

método conciso y nervioso que se propuso 
para su historia cclcsiásiica. Entre .tanto 
son ignorados los claros hechos y aun. los 
nombres de muchos á. quienes honró la dig- 
nidad de Arzobispos Tarraconenses. Yo que 
en este viage he tenido proporción de regis- 
trar varios documentos conpernientes á este 
objeto, y.los Archiepiscopologios y N^crplo- 
gios de la iglesia, y entre. ellos el catálogo 
inédito que trabajó extendidamente Don. Jo« 
sé Blanc , natural de esta ciudad, capellán de 
honor de Felipe IV, y canónigo de esta ¡glét 
sia desde el año 1645 hasta 1672 en que 
murió , y el que trabajó posteriormente Don 
Mariano Mari, comensal de la misma;, na he 
querido que pereciese mi trabajo , y así me 
he propuesto formar esto catálogo con la de* 
bida extensión en algunos artículos , singu- 
larmente en los de los siglos XII y XIII, que 
son los mas interesantes á ía historia. Ocio- 
so es prevenirle que no escribo panegirices; 
y asi supuestas las virtudes pastorales, y 'd 
desempeño de sus obligaciones , diré lo que 
la historia desea para su ilustración. La cao; 
sa porque paso de largo sin detenerme en la 
descripicion de los concilios que se celebra- 
ron , diré otro dia por no anticiparte impor- 
tunamente una pesadumbre. Dejando, pues(, 



1 LAS IGLESIAS DE ESPaIÍA. 431 

• 

aparte el oslado antiguo de esta iglesia, en^ 
que nada me ocurre que añadir á lo dicho 
por el P. Florez, la serie de los Ai^obispos 
de Tarragona en su estado moderbo, no de* 
be comenzar sino desde que recobrada la 
cindard por los' Cristianos se restituyó igual- 
mente e\ titulo de Arzobispo, Tarraconense. 
Y aunque en él siglo X hubo un Obispo en 
Vique, á quien se concedieron los honores 
de Metropolitano Tarraconense , mas eslo. no 
fué restauración de esta iglesia, sino unión dé 
ella .á la de Vique; en cuyo Obispo * para co* 
modídad de la provincia , se depositó la'juris*' 
dicción de Metropolitano. Restauración pro- 
piamente dicha de la Silla y dictado ^deAr'* 
lobispo Tarraconense/ no la« hubo hasta íi* 
nes del siglo XI, como. dejó sólidamente de^ 
mostrado el P. Florez en el tomo XXV, Es* 
ta es la época que siguen todps. los Necroló* 
gios y Archrepiscopologios que he registra* 
do en éste archivo para numerar' sus Preía** 
dos [modernos. Y asi nó estrañes que me 
descarte de la cuenta que otros siguen ,. y 
que ponga por pjrimer Prelado después de 
la dominación de los Árabes» á . . . 

Don Berenguer Seniofredo á de Resanes, 
Calllan > Obispo de Vique : el cual acordán- 



432 VIAGE LITfiRAniO 

(lose que uno. de sus antecesores había ob- 
lenido. el honor do Metropolitano'' Tarraco- 
nense., inlGnló honrar secunda vez sü Silla 
con esta prerogaliva. Hallábanse ya en. me-, 
jor oslado las co«as de los. Cristianos,' que'al • 
íín'habian lle\'ado sus conquistas hasta Vi- 
Uafranca de Pajiades; pero estaba lodavÍB sub- 
yugado de lo.s Moros el. campo dcTarrágonary 
esta ciudad espeí ¡mentaba aun el furor'de un 
enemigo qué se ensangrentaba hasta' con las 
ruinas de la nobleza antigua. -No desmayó* cOn 
esto el PreFado*; antes enardecido con el fa- 
ívor de la restauración total , hizo un viage 
á Roma, para tratar con'el Papa Urbano'II-lo \ 
que en aquel negocio conveniai Logró, pues, 
que aquel PontUice csx$rib¡ese á los CdñJes J 
Señores que habi.a' en estas provincias, alen*. 
Isfndales á la empresa con la esperanza de -ga? 
na'r las mismas indulgencias qué en las (Sti^*. 
^adns se soliáh conceder. Produjo eslp el 
•buen efectt) deseado, y en el. año .1089.se 
ganó por los Cristianos toda la tierra-, desde • 
Vjllafrauca de Panados basta GoJl do Bala- 
guer, arredrando á los Moros en los montes 
de.Prades, donde tenían los castillos de Cjú- * 
pan?, Escdrnalbou y Albipl. Con esto-qucdó 
. la ciudad y .él campo de Tarragona. por los 
Cristianos , ' no *para poseerle pacifióamebté; 



í LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 433 

los Moros no cesaron en sus eorr.erias, 

o, que aun en 4108 dcciá con razón el 

Pascual U que nadie se alrevia á vivir 

Farrason'a. Was con lodo cslo, en el afio 

l|*SL> supone Verificada la reslauraciojl de 

ciudad en la bula de Urbano II, expedida 

conlirmar á Don BeVenguer ja posesión 

I iglesia. Diré algunas de sus expresio- 

: Uberlaíesqne el comveltrdincs , qvas twvis 

racone)7sis iirhis colonis prorniílriasse cógnó- 

ir (Berengarius Bar-chinon. Coifies), coWnu- 

5 et rata mancreanlhorilníe noslm dcccr- 

...... Tahaconcnsem nrhem ac popnlum, 

no ibi aspirante collecltmi]:$ub Aposlolicaí 
is tutela svseipimus...^... A este lenor hay 
is expresiones , que dan á entender que es- 
I ya conquistada , y aqn poblada ese añp'la 
ih^i aiinriire por lo expuesta que'quedó á 
insultos de los Moros cercanos, no pudid- 
nantenerse ni trniarsc de la total reslaura- 
I <lc su iglesia. Y si porqué en algunos 
umenlos posteriores se habla do restaiirar 
arragona , hemos de decir que todavi.i no 
iba con(|nislada en e^^le año 109! , también 
eremos decir lo mismo respecto del año 
i8, en quo el Arzobispo- Don Berhardo 
firma á Roberto la donación de San Ola- 
r, ad restauratiomm , dice, Terraconensh 



434 VIAOE LITERARIO 

ecclesiiB el civitatis : lo cual es un absupdot 
porque ya entonces se conquistó Torlosa ; - y 
Tarragona estaba en pacifica posesión de Jos 
Cristianos. Asi que, la- palabra* reifaur 
aquí se debe entender por total perfecci( 
no por conquista. 

Con la misma carta envió el Papa al Arza* 
bispo el palio , como se ve en la copia que 
publicó Florez. No sé con qué motivo alarj 
Blanceste privilegio al año 1094.*Nada dii 
del censo que en esta, bula supone el Pa 
prometido por el Conde Don Ramón á la í t 
Apostólica, de cinco libras de plata anual 
como en feudo* al patrimonio de San Pedroi 
ni del ningún influjo que tuvo Don Bernardo» 
Arzobispo de* Toledo , en la restauración de 
Tarragona , porque esto ya lo trató de propó- 
sito el P: Florea. •. • . •' 

Por documentos hallados posteriormente^' 
consta que el de Toledo / como Legado Apoar* 
tólico, impidió á nuestro Arzobispo la celé-: 
bracion de un concilio provincial, y que él 
vinoá tenerlo y presidirlo en la iglesia de Vi- 
que, como se dirá en su lugar. Mas también 
consta que en la conquista y población de 
Tarragona , los que se ofrecieron á ello trata- 
ron solamente con nuestro Arzobispo , entre- 
gándole á él/ como encargado de la eíxpe- 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 43.5« 

dicion/los rehenes y fianzas de sus promesas/ 
De esto se habló ya con mas extensión en et 
Yiage á la iglesia de Yique^ 

Conservó este Prelado la iglesia de Vique^ 
de lo cual no se infiere que Tarragona estu- 
viese todavia por conquistar, sino solo la po- 
breza de la nueva iglesia ^ asi como se verifica 
eu el sucesor San Oldguer. 

El año de la muerte de este Prelado está 
inuy dudoso en los escritores. Sábese que 
asistió al concilio de Nimes de 1096, donde 
contestó á las quejas que contra él dio el 
Abad de Ripoll. Uno de los Cronicones quo 
le envié de la iglesia de Tortosa tija su muerte 
en el ano 1098 (fl). 

A este Prelado, dice el Cardenal Doria que 
sucedió Don Raimundo Tarrago, Obispo de 
Barcelona, Omitenlo los señores Aguslin , Te- 
res y Lttnás, y aun el Papa Gelasio II, en la 
carta en que confirió á San Olaguer el arzo- 
bispado de Tarragona, no le señald otro ante- 
cesor que el -ya dicho Berenguer. Según esto 



(a) El P. Florez , hablando de la iglesia de Viquc , dice 
que vivió hasla el enero del aüo HOO. Pero es evidente que 
en la bula con que el Papa Urbano II, á fines del año ante- 
rior , confirmó la canónica Ausonense , le supone ya difunto. 
Y así es innegable que murió en el enero de i090 , constando 
que hasta poco antes de ese mes estaba vivo. (F. Viage 
de fique. ) ' '^ 



436 riAOE LITERARIO 

debió de estar vacante muchos años esta Silla, 
lo cual nada liene de extraño en la lurbacioa 
y revueltas de aquellos tiempos. Como s^a, 
el sucesor de este primer Prelado fué 

San Olaguer (Olegario ú Oldegario)^ nacido 
en Barcelona hacia la mitad del siglo XI. 
Fué canónigo de aquella iglesia y su Prepó* 
sito en 1093. Muy poco después se hizo cáw 
nónigo reglar en el monasterio de San Adriaiif 
donde era ya Prior en 1095, y lo fué hasta 
después de 1108, en que con deseo dé mayor 
• perfección pasó al convento de San Rufo en^ 
Aviñon, casa matriz de algunos que en nues- 
tras provincias se fundaron del mismo ins- 
tituto. Poco tardaron en hacerle su Abadloi- 
de aquel monasterio , dignidad que obtuvo 
hasta 1116, en que viniendo á Barcelona 
acompañando á Doña Dulce, Condesa de 
Provenza y muger del Conde Don Ramón Bé- 
renguer III, le propuso este Principe p^ra 
Obispo de aquella capilal. Antes de cumplir- 
se el año de aquella dignidad, ya le eligió iel^ 
mismo Conde para Arzobispo de Tarragona'.?^ 
Era á la verdad el mas á propósito para la 
restauración de esta ciudad, tan deseada de 
lodos. Porque su virtud y doctrina y el res- 
peto con que por ambas cosas era mírddd de 



i US IGLESMS DE ES^aSa. 437 

losPonlífices y Reyes, le proporcionaban rci- 
poblar pfonto una' metrópoli tan insigne y 
darla el lustre que merecían sus grandezas an* 
liguas/Para que entendiese en esto con mas^ 
ahinco, le hizo el Conde donación para si y 
sus sucesores de la ciudad y campo de Tar* 
ragona á23 de enero de 1117. En este docu- 
menloi publicado por Marca, Florez y otros, 
no da el Conde á nuestro Santo el dictado de 
Arzobispo Tarraconense, sino el de Obispo 
de Barcelona , porque todavía no le habia 
confírmado el Papa; ni eslo se verificó hasta 
el 21 de marzo de 1118, en que recibió per- 
sonalmente de Gelasio II, que á la sazón se 
hallaba en Gaeta , la confirmación y el polio 
y lodos los derechos de Metropolitano. En 
este documento, que hallarás en los escri- 
lores citados, verás que el Papa llamó' al 
Santo^ Obispo de Darccjona, cuya silla retuvo 
por la pobreza de la de Tarragona; y que por 
la misma causa se le concedió que cuando se 
conquistase Torlosa , fuese reconocida por 
parroquia suburbana de Tarragona, hasta que 
esla metrópoli recobrase su antiguo esplen- 
dor. Lo cual se verificó por algún tiempo» 
como diré después. 

Aplicóse el nuevo Prelado á la restaura^ 
cioD de 8u esposa , y á pesar de lá asislen- 



438 VIAQB LITERARÍO 

cia á tos concilios de Tolosa y Reims , céle« 
brados en 1119, al de Lelran en 11^, y 
á los de ClermoQt y Garrion en 1130 y á algu- 
nos más, y de oíros gravas cuidados t^ue le 
ocuparon enlonces, atrajo muchos poblado- 
res á la ciudad y comenzó á disponer otras 
cosas útiles. El crédito que adquirió en aque- 
llos célebres congresos, señaladamente en el 
Lateranense, le acarreó el honor de Legado 
á latere , con que le honró el Papa Calix- 
to 11. Y porque estas y otras ocupaciones ue 
le apartasen de su principal objeto, que era 
Tarragona, ni quedase descuidada su restau- 
ración por atender á estos vastos objetos^ 
después de haber procurado que en un con-^ 
cilio de Narbona de 1127 se estableciese la 
cofradia de contribuyentes al mismo* objeto, 
{V: Florez, tom. XXVIlI.pág. 198). tomó 6l 
partido de dar en feudp esta ciudad y su cain- 
po .á Roberto de Culeio , llamado también 
Burdet y de Agailon. Era este un caballero de 
Normandia, que vino como otros á la guerra 
tsagrada de España contra los infieles; elcuál 
pareció muy á propósito, asi para atraer mu- 
chos pobladores de su pais, como para defen* 
der con valor la ciudad de las correrías de 
los Moros. Asi que el Santo Arzobispo , con 
acuerdo del Conde Don Ramón III » hizo á 



1 LAS iglesias.de espaSa. 439 

Roberto Príncipe de Tarragona» dándQle la 
.ciudad y su territorio con los mismos límites 
como los habia recibido del Conde , reser* 

• 

vándose las décimas y primicias y ' todos Io$ 
derechos eclesiásticos. Roberto recibió esle 
don en feudo, y en la misma escritura, que 
se firnió á 14 de marzo de 1128, hizo jura- 
mento do fidelidad al Arzobispo y sus suce; 
sores. Ambas cosas hallarás en el documento 
copiado por mi mismo del original de este 
archivo, porque la copia que publicó el pa- 
dre Florez.eslá muy viciada, como verás si 
üenes la paciencia de cotejarla con la mia 
que ya te envié. - 

Aprobó .todo esto el* Papa Honorio H , y 
apenas hubo entonces quien no aplaudiese 
esta resolución, la cual en efeclo fué acerta* 
da, porque Roberto pobló mucho la ciudad 
con gentes extrañas que atrajo á ella; y el 
canónigo Blanc dice haber vislo algunos £x- 
lablecimiénlos hechos por él en el año 1150 
junio á* un.caslillo ó lugar llamaito de los 
Poitiers. Mas las resultas que esto tuvo en 
adelante no fueron muy favorables á los su- 
cesoresde San Olaguer, como veremos en su 
lugar. ' . 

Desembarazado ya el Santo con esta dispo- 
sición del cuidado temporal de la ciudad, pu- 



440 TIAGE- LltERARÍO 

do atender á los graves y urgentes negocros 
que por otras partes le rodeaban. Por lo to- 
cante á esta ciudad , es. cierto que ella le debe . 
la reedificación de sus muros, los cuales consta 
que habla durante la ausencia que hizo el Prín- 
cipe Roberto á Nprniandia , pues de este tieoír 
po se cuehta que su muger (a) defendió la 
ciudad con valor, cuidando de la defensa j 
reparo de los .muros. con espíritu igual al de 
su marido. También es indubitable que esté 
Prelado quiso comcpzar la- fábrica de la cate^ 
dral. A lo menos Pbns de IcarX, en su libco» 
Grandezas de Tarragona , 'dice que como las 
facultades no le bastasen para tan grande' 
obra, solicitó del Papa^lnocencio lUen el áfifa 
1*131, una bula, para que los sufragáneoa 
contribuyesen á los gastos de la fábrica. Sia* 
embargo , yo creo, que nada biza en está par- 
te, como ya dije en mis Carlas anteriores. Las 
glorias y grandezas de este Santo Arzobispor 
•se hallan escritas eri vgriás obras, y también * 

« 

(a) Comunmenle dan á esla señora el nombre de Sibilia ' 
ó Sibila, Si no hxé este segundo nombre ó /apellido, debió 
«er la primera mu^er de Roberto, muerta antes del 1U8, 
porqué desde ese año en varios do.cumentos que envió, ya ' * 
suena su muger Inés, que soJDrevivió á* su marid^o, muerlo 
antes de J 160, y cuyos hijos fueron GuilleVmai Roberto y Ri-, 
cardo. La noticia de esté último he hallado posteriormente en 
un documento del monasterio de Santas Cruces del dicho año 
<160. 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 444 

SUS milagros. De alguno de ellos hablaba el 
Conde Don Rámoñ IV en \á carta al Papa 
Adriano IV, que tQ envié copiada desde Tor- 
tosa, cuando le decia que su Nuncio, el niaes- 
Iro Seguí, iiTforniaria á S, S. de algunos pun- 
tos particulares de revelaíioney scilicet, B. 

Olkgarii/olim patiisveslri El Papa habia 

sido mongo de San Rufo , y San Olaguer su 
Abad. Murió este Símnlo Prelado en Barcelo- 
na, dia 6 de marzo del año 1157, según núes* 
Ira cuenta , á los 76 de su edad. 

La sobrediolia carta del Conde Don Ramón, 
que. pertenece á los anos 1155, es una prue- 
ba nueva de la .veneración con que fuc*m¡ra- 
do este Santo Arzobispo , pues vemos que ya 
le llanóan Bea/o. Otra prueba es el concilio de 
1149, que citaré mas abajo. He logrado co- 
pia de un sermón inédito del mismo de Adven- 
tu Dómini, el cual existe en el archivo de 
Uclés, manuscrito' en pergamino de aquel 
tiempo , seguñ lo asegura Don Juan Antonio 
Fernandez, arcbrvero general de la orden de 
Santiago , que lo copió (a). Le sucedió 

• 

Don Gregorio, cuyo apellido se ignora , y 
solo se sabe que era antes Abad del monaste- 

(a) Ap. núm. XX. 



U2 TIAGE LITERARIO 

rio de San Miguel de Cuxá , y que fué el pri- 
mer Arzobispo de esta metrópoli qué presí- ' 
diese con solo su Ululo. Tampoco se puede, 
averiguar con certidumbre el. año en que co* . 
menzó su pontificado. Dicen que no recibió 
el palio hasta el ano H44 , y que por esta ra-' 
• zo.n en las cortes que celebró en Gerona* el 
Conde Don Ramón Bérenguer IV el ano 1 143, 
subscribió con el dictado de electo Tarraco- 
nense, junto con los Obispos Dodo de Hués-. 
ca , Bernardo de Zaragoza , Raimundo de V¡- 
que, Bérenguer de Gerona, y Guillermo, 
electo de Roda, y varios Abadesy nobles del 
reino; Esta también seria la causa porque en 
4159 el Capitulo de Barcelona pidió la con^ 
firmacíon de su Obispo Don Arnaldoá W-, 
Arzobispo de Arles, y Legado de la Sedé 
Apostólica, como se-dijo en su debido lugar. 
El Papa Lucio II, que fué el que le dióej . 
palio, hace en su carta mención de haberlo 
dado igualmente á Don Bérenguer de Viqué 
y á San Olaguer : confirmó también la dona-, 
cion el Conde Don Ramón y todas las conce- 
siones Apostólicas precedentes. Nada mas**se* 
sabe de este Arzobispo , cuyo pontificado fué 
breve. Su muerte ponp el Necrologio de esta 
iglesia dia 25 de marzo de 1146, Uno de los 
Cronicones inéditos de Tortosa pone en^lá 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. U3 

era MCLXXXII, aflo H44, la muerte de 
Guillermo, Arzobispo de Tarragona: acaso 
puso Guillermo en lugar de Gregorio. El de 
Ripoll le llama Gregorio, y pone su muerte 
en ese año. Poco tardó en sucederle 

Don Bernardo Tordo Torls, Catalán, co- 
mo parece por el apellido que acá es fre- 
cuente. Otros quieren que sea Francés por 
haber sido canónigo de San Rufo en Aviñon, 
como si en aquel monasterio solo fuesen ad- 
mitidos los naturales del pais. Lo que no es 
inverisimil es que fuese discípulo de San Ola- 
guer, cuando gobernó como Abad aquella ca- 
sa. Este gran Prelado, á quien mas que á to- 
dos es deudora la iglesia de Tarragona, fué 
promovido á esta Silla por el Papa Euge- 
nio 111 en mayo de 1146 y juntamente re- 
cibió la confirmación de todas las donacio- 
nes hechas á su iglesia hasta aquel tiempo» 
aunque en esta clase fué mucho mas com- 
pleta la bula que expidió el Papa Anastasio IV 
á 25 de marzo del ano 1154 , á que suscri- 
ben todos los Cardenales, y donde se señalan 
todas las iglesias sufragáneas entonces de es- 
la metrópoli: es á saber, Gerona, Barcelo- 
na, ürgel, Viíjue, Lérida, Tortosa, Zaragoza. 
Huesca, Pamplona, Tarazona y Calahorra. Del 



4ii YIAGE LITERARIO 

misma Papa Anastasio y del mismo año es el 
breve Apostólico con queobíigó al Obispo de 
Barcelona á restituir ó indemnizar á la Silla de 
Tarragona por la ocupación de las iglesias de 
S'iges, deRibes, deCubells, deG¡saltrud(Gc/- 
trü) y otras, y al Obispo de Vique por las de 
Santa Coloma de Marca, de Carallo, de Aqui- 
lons, de Loraco, de Avellano y otras; las cua- 
les, como dice el Papa, habian ocupado aque- 
llos Obispos en el tiempo del cautiverio y de- 
solación de Tarragona. 

Volviendo ahora á los heólios de nuestro 
Arzobispo; el primero y mas insigne es la ce- 
lebración de un concilio proviacial que le 
atribuyen después del de junio de 1146. In 
eo, dice Pedro de Marca {Marc. Hispan, col. 
499) , inler ccetera instilulum cst sijmbolum 
quod dicilur confralria, cuius sé confralres sta* 
tuerunt Eiigenius Papa III el S. Beniardus. 
Abbas Clarcvallensis. ílay quien dice que esta 
symbolo fué un cuerpo de doctrina contra los 
errores de los Arnaldistas, pero basta una 
tintura de la lengua latina para entender que 
lo que estableció el concilio fué una cofra- 
día que indubitablemente fué la cruzada, pre- 
dicada ese mismo ano porSan Bernardo con- 
tra los infieles de Oriente. Pinio en las Ae^ 
tas de los Santos {mens, aug. t. IV.pag. 189), 



m 



1 LAS IflLESIAS DE ESPAÑA. H5 

habla del concilio Carnolenso celebrado en 
el mismo año, y para el mismo efecto. San 
Bcrnarilo hace mención de ¿1 en su epislo- 
la 250. ¿Quién sabe si se ha lomado Tarraco- 
nense por Carnotcnse, no habiendo por olra 
parte memorias de tal concilio de nuestra igle- 
sia en los llisloriadores? 

Acaso será menos dudosa la existencia de 
otro concilio provincial celebrado en H49. 
cuya noticia daré copiando las palabras con 
que habló de ello Don Juan Antonio Fernán* 
dez, archivero general de la orden de San- 
tiago en carta de Zaragoza, 10 de abril de 
1799. «San Olegario, dice, como Melropn- 
ititano aprobó y conlirmó una constitución 
«de concordia cstableciila entro las iglesias 
"de Tarazona y Tudela el año 1155. Ocur- 
rieron sobre su observancia algunas diferen- 
■cias entre ambos Cabildos, y para dirimirlas 
«los convocó y citó el Arzobispo Don Ber- 
«nardo para Jaca, donde celebró un conci- 
'lift á que asistieron los Obispos de Barce- 
•lono. Calahorra, Oloron , el Arzobispo de 
»Aux . eí aliorum plurium virorum religioso- 
•rum lam Abhalum qvain aslcronim , y por 
^Consejo de todos se determinó que se ob- 
«servasc inviolablemente la referida concor- 
*diió establecimiento que babia coníirmado 



H9 VIAGC LITEIUniO ^^ 

»S. OWcgaño.^^ Eslo fuó en ÍÍ49. Hasla 
aqui el filado señor Fernnnclez; clcunlañafle 
que ai|iii ya so ilió lílulo do Siirilo á Sun Ollc- 
gario, tíos años aiiics de In iirimcra memo- 
ria que produjo el P. Fiorez de csle ilicla- 
do.-Nolicia cxcolcnlc por ciurlo, sí usie liá- 
bil archivero nos hubiera comunicado la Fuen* 
to donde la bebió. Sép.ilo el público, sin 
embargo, por si hay aigun curioso cjuo se 
cnipefie en apurarla. 

A los dos afios de consagrado nuestro Pre- 
lado, acompañó al Conde Don Ramón cd la 
empresa contra Torlosa. Düninlc aun el si- 
tio de aquella ciuiiail suscribió nucslro Ar- 
zobispo algimas donaciones del con(|uislador, 
y él mismo admitió la de la iglesia de Tor- 
losa, de sus diezmos y primicias, y de dos 
hornos, vmo para la mesa pontifical, y olro 
para la de los canóiiij^'os. De este documen- 
to desconocido basta abora, le di ya noLícia 
en las carias qne dírigi desde Torlosa. Es 
notable que dci^pues de decir el Conde: et 
Ubi Bcmat'dc , Tunticomnsis Archícpiseop»^ 
añade, ac Derliiscmis, conccsiofíc líomaniPot*' 
iificis, Episcopc. Alude esto á lo establecido 
por el Papa Gelasto II en la carta dirigida ¿ 
Sau Olaguer año 1118, cd que mandó (jix« 
cuando fuese conquistada Torlosa, qucdas« 



■^a 



l US IGLESIAS DE ESPAÑA. H7 

8u iglesia como pnrroqiila suburbana de Tar- 
ragona, liasla lanío (¡uo recobrase esla mo- 
lró|ioli su o.s|ilenilor anligiio , y cnlonccs tu- 
viese Torlosa su Obispo propio. Gozó Tar- 
ragona lie cslc privilegio liasla el mes do 
agoslo (le 1 151, en t|iie nncslro Prcliido con- 
sagró al primer Obispo de Torlo.'^a, llamado 
Gaul'redo. Tanibioii l'uc nuestro Don Üeinar- 
do el f|ue compuso el reñido pleilo enlru la 
iglesia de Torlosa y los Templarios de Ara- 
posla soI)rc el campo de San Juan. Las car- 
tas y ilocumentos solire esla materia envió 
ya desde aipiella ciudad. 

Del mismo año MíS.íi 9 de febrero es 
la conlirinncion (|uc hizo .'d Conde Uobcrlu 
deCuleio, de la donación que le babia hecbo 
San Olagucr. En esla pone ciertos pactos 
ijuc no so bailan cu la donación primera. En- 
lie ellos se retuvo la quinta parte de lodos 
los Jercclios que por razón de su dominio 
pcrcibiria Roberto, líe este conseriorio dci 
Arzobispo y de Itoberto, queda una muestra 
en la esciitura, que va copiada, de las fran- 
quicias que se conccdiei'üu á los habitado- 
res (le Tarragona (a). Poco después Rober- 
lo, por consejo de su muger Inés y de su Íii- 

(>) Ap. núm.XXL 



I 



lis ViAGE LITERARIO 

jo Guillermo, cedió al Arzobispo, y sucesi- 
vamcLile al Conde Don Ramón de Barcelona, 
las dos lerccras parles de Tarragona j su 
cani¡)o, achacando (¡uc no pedia cumplir lo 
pactado. Pareció, y era asi la verdad, que no 
cumpliendo los paclos quedaba deshecho el 
convenio í|ue sobre ellos se fundaba, mayor- 
nienie cuando conlra lo espresado en él, 
ponia Roberto juslicias y tomaba las armas 
sin consenlimienlo del Arzobispo, hacien- 
do oirás extorsiones y exigiendo derechos que 
no debia. En consecuencia do oslo dió ei Ar- 
zobispo al Conde Don Ramón la ciudad y 
leri'ilorio, del mismo modo que anles los ha- 
bía dado al Príncipe Roberlo, y el Conde co- 
menzó con esto á llamarse Principe de Tar- 
ragona. Fue oslo en 1151 [a). Mas adelante 
volvió el Conde á la iglesia todo lo recibido. 
Los hijos de Roberto negaron después que 
se buhieso hecho lal cesión de las dos ter- 
ceras partos, y fue preciso requerir sobre ello 
á los lesligos; de lo cual he copiado dos ins- 
trumentos apreclahles [b). 

Las resullas fatales de los resentimientos 
de Roberto con esta ocasión so verán en el 
ponlillcado siguiente. 

(a) Ap. núm. XXU. 

(b) Api. núms. XXIU y XXIV. 




I LAS ICLESláS DE ESPAKA. H9 

El gran deseo que lonia cslc Prcliido del 
bien (le su esposa, lo obligó á cnleiulcr en el 
eslableciniienlo y óidcn (|lic dcljín dar ¡i su 
clero, cosa f|iic sus nnlcccsorcs no hicieron. 
Y asi en el nño 1154 á o\ de ncliilire hizo 
la consliliicion déla viila roftlnr dcS;in Af^iis- 
tin que debía obsoivaise en Tariüfinnii, de la 
cual hable ya en mis carias nnlciioics. Los 
bienes que al cslado ¿ iglesia lesiiliaron do 
csle cslablecimienlo , fiioion iguales íi ios 
que percibieron de olrus cuerpos del m¡>mo 
insliluto. I-iO cierlo os t|HC para los exlra- 
vios ó ignorancia del clero, no hubin olra 
moiiicina mas oportuna que aplicar, (¡uc la 
vida canónica y religiosa. Movíale li esiocon 
parlicularidad el deseo de continuar rn su 
profesión (¡ue habin comenzado en San Ruto, 
cujas costumbres introdujo acá. Desde esta 
época vivió con sus canúiiigos en la fortale- 
za que él había cdiiícado para salvarse de los 
piratas Sarracenos. Dicen que trajo algunos 
canónigos do Aviñon ; yo solo hallo uno lla- 
mado Dttraniio , el cual suscrilio con el dic- 
iad o de canonicus Sancti liuphi. en la confir- 
mación que dije arriba hecha al Conde Ro- 
Wlo en 1 148. Acaso había ya fallecido an- 
'esdel tiempo de esta consLilucion (jue doci- 
"los, en la cual no firma como parecía rcgu- 



1 VIAGE LITERAIITO 

lar, ni tampoco en la donación que h¡: 
mismo Prelado el dia 30 de junio de H 
en qiio dio para el vcsluario de los canóni- 
gos la villa de Rcus con su iglesia y la do 
San FrueUioso en Tarragona. Tengo copia 
de cslc (locunicnlo, corno de oíros muchos 
que cito nuníjiic no lo dii^a. 

En el año 1155 hizo venir algimos mon- 
gos del nionnslcrio de San Pedro de Besalii* 
para que predicasen por estas tierras, y con 
su ejoniplo fomenlasen la práctica de la vir- 
tud, tan necesaria á la prosperidad do los 
puehlos. üióles la if^lesia de Santa 
Magdalena , que se dcrrihó en el sitio de ci 
ciudad de los años 1041. Como eran 
unos los sentimientos de este Prelado c( 
los de Gaufredo, Ohispo de Turtosa, y 
uniforme la vida de ambas iglesias, fue n 
fácil establecer entre amlias la hermandad 
que ya habló, tratando de aquella iglesia. I 
cedió esto en 1158. También es del tier 
de este Prelado, y acaso obra suya, la fa 
carta que hizo el Conde Don Hamon es 
en Gerona á G de agosto de 1150, año XI 
del Rey Luis el Joven , en que rcvocaní 
costumbre que hasta entonces regia, peí i 
le que los bienes de los Obispos que murie- 
sen, queden intactos para sus suc , 



i LAS IGI.ESIIS DE ESPAÑA. 1B1 

mo !o liabia piomclido , estando para em- 
prender la conquista de Almoria. Va el do- 
cunienlo (a). 

Muerto este Principe en H62, sa rangcr 
doña Petronila escogió íi nuestro Ai7.oliispo 
por su Leffiíilo para dar cuenta ai llcy Enri- 
(¡uc <!c Inglaterra de cslc suceso , y de co- 
mo ipiedalian bajo su proieceion los estados 
é hijos del difijiito. lín el desempeño de en- 
cargo tan honroso le alcanzó la muerto en 
el año siguiente 1105, dia !á8 de junio; épo- 
ca (pie lija el Nccrolngio de esta iglesia. En 
la ñlaic. Hixpan. col. 509, se reliere que 
nnierlo este Pi'i'lailo , el Papa Alejandro 111, 
á 2G <te julio del niisnto año, [¡rulnliió ai 
Arzobispo de Teledo ejercer ningnn acto de 
jiuisdiccion en ia provincia Tarrarenonse. 
r¡irecc i|ue dio motivo á esto la consagra- 
ción de un Obispo electo de Piíinplona. el 
cual compareció en el concilio de Turón, ce- 
Icbíudo en ese año, junio con otro Obispo 
(le la misma Silla, consagrado por su legiti- 
mo Mulropoliliuio de Tarragona: ambos fue- 
ron privados de aquella iglesia y elegido un 
tercero, lün Tarragona sucedió at difunto 



(.) Ap.n 



ím 



YIAGE LITERAnlO 



Dan Hugo de Cervclló, Catalán, de nobilí- 
sima familia y Sacrisla de Barcelona. Poco 
anlcs lialjia acompañado al Conde Don lla- 
món en su viagc á Lombardia, y habla sido 
tcsligo de sn Icslamenlo ordenado en el Bur- 
go lie San Dalniacio, cerca de Cónova, como 
consta de la publicación de dithn lestamrnlo, 
Iicclia en lIucKca á 11 de ocluljrc de 1 102, 
donde enlrc las sníJcripciones se !cc; Sí- 
gnum ¡lugonis de CcrviUofíc, Barchinonensis 
Sacrislm, qni liiiíc testamento iiiícrfui iipud San- 
ctnm Dalmaünm ct hiiius rci fcslis sum, el si- 
cul vidi el audm , ila verum csse matiu pro- 
pria roíjattis juro ct affirmo per Deum el hwc 

sánela I^nlrc las mandas del tesla- 

dor se baila la siguiente: Et fívijoni de Ccr- 
viliono (dimissit) miUe áureos in suopiguore de 
Yiltamaioro quam ci iam supposueral pro suo 
debito. Sin duda fue elcclo Arzobispo dentro 
de pocos días, pues á 14 de junio del año 
H(í5, ya suena con este dictado en las cor- 
les de Barcelona, en que fué alzado por Bey 
Don Alfonso, lín un breve que le diiigió el 
Papa Alejandro III Ichablaasi: Quia necessi- 
latibus tuis paterna solHciludine providere nos 
convenit, tolum beneficium, quod a Darchinon. 
ecclesia. el a Ven fratre nostro Will. ejmdem 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÜi. 163 

ecclesice Episcopo haclcnus habuisti. ad susten- 
tationcm tuam in vita íua tibí concedimus. La 
feclia es: Dat. Senone VJI. hal. juUi {a), sin 
año, como se observa en la mayor parle de 
los breves de Alejandro 111. Mas es eierlo 
une aciuel Papa, celebrado un concilio en 
Turón en la leníceosles de 1105, luego pa- 
só á Senonas, y que allí permaneció íiño y 
medio. Asi í|ue léngolo por del mes de junio 
de 1 1Gi , con lo cual se compone bien lo 
que el Papa supone que ya le habia coníirma- 
do en el arzoliispado de Tarragona, y ijuo 
loiluvia no lo fuese en liGo. Kra ardicnlo en 
las guerras conlra los Moros. EnclañoUGS 
se supone erigida la iglesia colegial de canó- 
nigos reglaros do San Agustín con la advo- 
cación di! San Miguel, en el monte llamado 
í^ Escornalboii, vecino á esta ciuilad : otros 
adelantan esla fundación al año Wiil, cosa 
(|UG no puedo admiUr siendo eierlo, como lo 
es, (¡uc la donación de aquel lugar fue he- 
cha por el Rey t)on Alfonso á Juan de San 
Baudilio, electo Prior de la nueva colegiala 
por nuestro Arzobispo Don Hugo : y ni aquel 
Principe ni eslc Prelado comenzaron sus go- 
biernos basla muv adelantado el año 11C5. 



(a) Ap. 1 



i 



^m 



■^^■^ 



f5i TIAGB LTTER,\niO 

Uuilns i cndn paso , que lal vez cesarán en ta 
visita (|uc pienso hacer ú ar|iicl nionaslet-io. 
La cansa de esla erección fiíé (|iierer aliu- 
ycnlar los Moros y gonlc fornijida do aijiicllos 
bos(|ucs. desdo donde les era fácil lalar y 
cautivar y hacer oíros daños en el campo de 
Tarrai^ona. Se eslalileeió alli la vida reglar 
tajo el pié en (¡iio lo eslaha ya en esla ciu- 
dad, y se conecrló liermamlad cnlrc atutías 
i<»lesias. Bl Prior de la niiovanietile erigida 
debia ser un canóuijjo ilc la de Tarragona, 
elcfíiilo por li'cs canónigos de caila uno de 
los (lapilulos con el Arzoljispo. Así duró has- 
ta 1219 en (pie el de Tarr.tgona ccdíó al Ar- 
zobispo cslc derecho, y con attioridatl Apos- 
tólica de Honorio III (|ucdó unido aquel prio- 
rato ii la milrn hasta la extinción ile dicha 
colegiala, verificada á mediados del siglo XVI. 
Y iuinf|ue en lodo ese tiempo el Arzobispo 
era el Prior de Kscornalliou, suena en los ac- 
tos judiciales Pi'ior de aí|uella casa, que se- 
ria como superior ó mas bien Prior rluuslral. 
Pasó después el monasterio á serlo do lo8 
Padies de la orden de San Francisco, que 
hoy lo habilan. Los canónigos de h nueva 
colegial se inlilulalmn en lalin Canonici Cor- 
niibovis y Conmbovenses , como ya lo habrás 
advertido en algunas donaciones y escrituras 



Á LAS IGLESIAS DE ESFAÍÍA. 153 

que he enviado pcílenccicnlcs á la iglesia 
de Torlosn. 

D. Hugo ilió A N. Cnlbó en H de aliiil do 
1169 lina liurcdad junio á osla ciudad, la 
ci:;i) aun hoy día os conocida) ron ol nombro 
do Más Calbó. Así In doiKicion como la casa 
os digna do inonioria por hahor naiido en 
ella oí célobrc Oliispo do Viipie Snn Hoinnr- 
do Calbó , que floioüió cn el siglo XIH, y fué 
eanóniíío de csla iglesia y Vicario general. 
Cek'bró lambien concilio cn 1 170, ignorado, 
poro cicrlo. 

Por el Icslnmenlo (n) do nuestro Arzobis- 
po se sabe (|iic lii/.o ó inlenló liacer un via- 
¡(c á Roma, y i|uo era Legadu do hi Sedo 
Apóstulieo, aun(|iic ci Papa Abjandi'o III no 
Id lia osle lilulo en las callas (|ue eserüijó 
ron ocasión de su muerto, lo cual liizo Ce- 
lestino 111 en .s(*niejanlc ocasión bablanilo de 
Dfiri Itcronguor Viliiimuls, como veremos. To- 
(lu lo demás quo hiy <|uc contar de cslo pon- 
tilicndu perlencce al desastrado lin ciue lo lo- 
'lia guardado la Providencia. 

Ya digimos arribii cpiD fiobcrlo, Principo 
de Tarragona. Iiabia lieclio donación de bis 
tíos Icrceías parles de la ciudad y su lérnil 



(■) Ap. 



J 



15G TIAOE LITXnARIO 

no al Conde Don Uumon y al Arzobispo é 
iglesia; mas arrcpinlióndosc luego la muger 
c hijos de Itoherlo , comenzaron A negar la 
cxislencia de Inl donncion y á recobrar por 
la fuerza lo |ierdidu. Tuvo necesidad el Conde 
do rcíjuerir i\ los lesliyos para qtic hiciesen 
en ¡lleno juicio y corle una deposición de lo 
que habian en esla parle presenciado. En 
este iiislrninenlo , cuya copia ya se envió, se 
vé qnc cl I'jíticipe Itoberlo liabia fallecido 
antes de 1102 y aun anlcs de HGO, como 
también consta de una donación de su mu- 
ger Inés, hecha al monasterio de Valldaura 
en eso año. líl Arzobispo Don Hugo resistió 
como pudo á las violoncias que la muger é 
hijo del difunto ejecutaban en algunos Inga- 
res del campo de Tarragona; y por excusar 
quejas voluntarias y lerminar con la justicia 
un negocio tan odioso, le puso on el tribunal 
real, y después de una sentencia dada en 
Torlosa, apelaron y fueron citadas las parles 
á Tarragona, donde en presencia del Iley y 
de Guillermo de Monlpeller con loda la corte, 
en que se hallaban Guillermo, Obispo de Bar- 
celona, P. do Vlque, P. de Zaragoza , S. de 
Huesca, P., Sacrista de Vique, y los nobles 
Arnaldo de Castellvell, G, de San Marti, Mi- 
ro, juez de palacio y otros muchos, fué sen- 



i LAS IGLESIAS DB ESPAÑA. (57 

tenciado que la cesión hecha por Roberto y 
su muger de las dos terceras partea de Tar- 
ragona al Arzobispo y Conde Don Ramón era 
firme y valedera: que Guillermo de Tarrago- 
na, hijo de Roberto, diese satisfacción al Ar- 
zobispo del agravio que le habla hecho esta- 
bleciendo justicias en la ciudad y territorio 
sin su conscnlimienlo, y estuviese á lo pacta- 
do en este articulo: que Guillermo no tenia 
derecho [lara percibir chestas . tollas, fur- 
rias, y que indemnizase á los agraviados con 
lo que por este titulo habia recibido: que tam- 
poco dcbia tomar armas sino para defender 
la ciudad y territorio, ó con prccejilo del Ar- 
zobispo ó del Rey : y por último, que la villa 
de Constantins quedase libre para el Arzo- 
bispo é iglesia. Otras cosas se resolvieron en 
este juicio, del cual he Iiallado una copia 
del mismo tiempo, y de ella me be servido 
para entender y fijar el estado de esta cau- 
sa [a). Dicen que esto fué hacia el año HC8. 
Eq la col. 1552 de la Marca Hispan, hallarás 
Uia carta del Rey Don Alfonso á Guillermo 
<ÍB Tarragona, en que le reprende ásperamco- 
!<' lio su m:il proceder, y por su contexto se 
<^oiilirma el dü la sentencia que he dicho. 



W Ap.. 



L 



j! 



15S TIIGE LITEnAllia 

Tras esto Guillermo, aconsejado ó eslimiila- 
(](i por su milla madre, hizo que su liermano 
Uolierlo pusiese en pnicUca el proyeclo lior- 
riljlc lio iiscsinar al Arzobispo. íül lugar y las 
circuiislancius del Iicclio nos son desconoci- 
das. Alf^uuas de ellas se pueden colegir de la 
caria de ííercngucr de Tarragona al Hoy Don 
Alfonso, (|uc Irac Marca [loe. laúd. col. 1555): 
Golo saltemos (|uc la cjixiilaron en el mes de 
aliril de H7i, y i|ue á 17 de diclio mes mu- 
rió el ci;loso Arzobispo de resullas de las he- 
ridas rccihiüas, liahiendo anlcs ordenado su 
Icslaineiilo. Asi murió esle Prelado el mismo 
año y por la misma causa que Sanio Tomás 
CanLiiaricnsc. Dicen que el Papa Alejan- 
dro lli csci'ibió varias carias con csl» oca* 
sion. Yo solo lie vislo mía original dirigida 
al sucesor üon Guillermo y á los sufraga* 
□eos, encargándoles que cxhorlasen al Itcy á 
que no consintiese permanecer en sus domi- 
nios á los agresores; y que en caso do resis- 
tencia pusiesen cnlredicho en lodo el rei- 
no (fl). Oirás publicó Marca. Efectuóse el 
dcslicrro, como lo asegura el cpilafio tic es- 
te Prelado, cuyos huesos se trasladaron á una 
urna de marmol, elevada en la pared del cris- 

(o) Ap. aúm. XXIX. 



A US IGLCSItS TIE ESFAÑl. 139 

cero, junio á la ciipÜh i!e Sania Biihnra , en 

ta cual, cntt'C las armas tic un ciervo azul en 

campo (le 010. se esculpió la inscripción si- 

guicnln: Obiit fícrcrciiíhis Palcr Domitim 

liv(¡o de CcrviUnne, qiiotidam A¡cliie¡ñsca}nis 

hiijiis Kopclec eccksias A* V hals. madii, auno Do- 

mini MCLXXÍ , ctijiis cssa in ¡me tvmla svnt 

conditn, el quvm lioherliis. Princeps Teiracho- 

HíB, ejus el ccdcsicB vasailvs, inleifccU; proplcr 

quod ipi^e, el Bcreii(¡a¡his rjiis frater, maíer (¡no- 

que ipsorum, qiii in pjns tnorlcm tina ciim ^liis 

fuemnl machinaii, lie tolo rcfjno mm lola sva 

progetiic per edieltim rcgium crpulsi svnt, ct 

bonis svis privali. Anliium quoque epilapldvm 

hocevnt: « ¡ivgo maijis voluit pcriie. qtiamja- 

ra perircnl.n Aijuí se supone (juc cl licimano 

de Itolierlo cl nialailcr era líciTiigiicr, no 

Eicndo sino Cuillcinio , ambos hijos de Ro- 

licrlo é [nos. Es cicrlo f|uc el padre tuvo un 

liermano llamado Ueiengucr, el cual inlluiria 

en a(|uel dclilo, mas cl liümicidio eoniunmen- 

le se alriliuyc á noborlo cl liijo. Hscolano, 

'ib. va, c. 23, dice que cl matador fué Ro- 

liprto ci padre, <jue lodos los cómplices que- 

'!si'(in lir,r<'il;ulos cu rl campo de Tarragona, 

I ) i|ue de eilus desciende la ilustre familia de 

Aginlo, Barones de Pelres en Valencia. Eslo 

úUiaio liien puede ser; |)cro lo primero caro- 




160 VIIGE LlTERAItlO 

ce (le fundamento, como se vé por lo ya di- 
cho. En el lesUmiento, cuya copia ya envié y 
habrás vislo , se hatla la noticia de haber este 
Prelado comenzado en Tarragona un hospi- 
tal, y de que en su tiempo todavía no se ha- 
bía empezado la fábrica de la actual iglesia 
con la memoria de algunos deudos suyos. 
Sucedió á este Arzobispo 

DonGuillermo de Torroja, Catalán, tal vez 
de alguno de los lugares de su apellido en este 
principado, promovido á esta Silla de la de Bar- 
celona, donde iiabia residido veintisiete años. 
Este es aquel Prelado de (|uien dije en el 
EpiscopologioDcrlusense que en el afiol162 
era vicegercnlc y como testamentario del di- 
funto Conde de Barcelona, Don Ramón Be- 
renguei" IV, en cuyo nombre y el del niño 
Rey Don Alfonso, hizo á la iglesia de Torto- 
sa la donación que allí dije tan notable por 
todas sus circunstancias (a). De donde se in- 
fiere lo estimado -f]ue era de aquellos Prín- 
cipes. No lo fué menos del Papa Alejandro III, 
y por ello fué juzgado el mas á propósito pa- 
ra ocupar esta Silla en tiempos de tanta lur- 
bacíon. No se sabe precisamente el tiempo 

le) Ap. núm. XXX. 



i LAS IGLEStAS DE ESPAÑA. 4Gf 

en que fué promovido á ella. Por una caria 
con que los canónigos de Barcelona le pidie- 
ron la confirmación de su Oli'ispo Don Ber- 
nardo , consta que á 25 de junio de H72 
en que eslá fecha, ya ora Arzobispo y Lega- 
do de la santa Sedo Aposlólica. Asi (¡nc sin 
razón se le atrasa osla dignidad al 7 de junio 
de H73. Tres carias he visto que le escri- 
bió el Papa Alejandro III: una en. que le da 
la facultad de excomulgar á los i|uc rcteniaii 
los derechos eclesiásticos, y en caso de res- 
titución los daban á los monasterios , y no á 
la iglesia cuyos eran (a). Olía on que confir- 
ma la donación del Conde Don ílíinion á la 
iglesia de Tarragona , y los diezmos y seño- 
rios de los lugares de Slngiro, Vilo, Franco- 
li, Constanli , Lcnlisclel y líeos (6), y la ter- 
cera en que aprueba lo que c! mismo dio & 
esla iglesia en Lérida y Torlosa al tiempo de 
íu conquista (c) : cosa que respecto de osla 
íillima ciudad no se como componer con la 
posesión de propio Pastor en que ya estaba 
áesde el 1151, cuando se concedió á Gau- 
fredo, Obispo Dcrtuscnse, lo que antes se ha- 
bía dado á Don Bernardo Tarraconense, co- 

(a) Ap. rúm. XXXI. 
(6) Ap. núm. XXXII. 
W Ap. núm. XXXm. 
uno XIX. U 



463 VIAGE LITERARIO 

mo ya dejo insinuado. Asisiió micslro Don 
Guillermo a las corles do Fucnlc Aldara , co-. 
mo se vé en el documento (¡ue se publieó en 
la Marca Hispan, col. 15(55. Fué eslocii Illa, 
y del mismo año es la concordia (jue ajustó 
con el lU-y Don Alluiiso sobre ios deicclios 
de la ciudad de 'f ariayona , con acucido do 
los Obispos lí. de líurcclona , ronce de Tor- 
losa, y G. de Gerona, y do los nobles A. do 
Torroja, Maestro del orden del Temple, A. 
doCiistelIvell, R. de Moneada, II. Fulco, B. 
Abad lie San Félix de Gerona, G. de Jorba, 
A. de Villamuis, y G. do lielloc (n). Toco 
después cedió el lley Lodos loa durcclios que 
en la dicba concordia se babia reservado. La 
copia que envió de todos estos documentos 
dirá mejor que yo lo que ellos contienen [b). 
El Necrolo}5¡o de la iglesia coloca la muerte 
do este Prelado á 7 de marzo de H74. Tie- 
ne su entiei'i'o al lado del que dije de su an- 
tecesor, y la inscripción que hay en él dice 
así: Obiit ¡ieverendas Paler Domiims G. de 
Turre Rtthea, quomlam Arcítiepiscopus hijus 
saficiíE ccclesio! nonis marlii anno Dominical In- 
carnaiionis MCLXXIlll, cujtis ossa in hac tum- 
ba sunt posita. Tiene el escudo de armas una 

(a) Ap. núm. XXXIV. 
(6) Ap. uúm. XXXV. 



A LAS IGLESIAS DE ESFA^A. 163 

lorrc con almenas do gules en campo de oro. 
Le sucedió 

Don Bcrcngucrdc Yillamvls, Coiahn, Abad 
que ora de la colegiala de San Fclix de Ge- 
rona. Dicen que fué conürniado por Alejan- 
dro III á 20 de junio de 1174. I. o que jo sé 
es que se llama lodavia electo Taiiaconcnso 
en 21 de marzo del mismo año en que lirma 
la donación que iiizo Don Ail'onso II á los 
Templarios de la quinta parle de Tollosa, de 
esla manera; Derengarius, Abbcis S. Fedcis et 
Tarraconcn. ecclesim clecíus; y lo que es mas, 
en febrero de 1175, en la concordia qnn 
hizo con él Don Alfonso sobre las compríis 
que habían hecho ambos en el campo de Tar- 
ragona, es á saber, el Arzobispo del lugar de 
Arvcs de Alanzon, y el Hey en el lugar de 
Villagrasa. He visto original c.sle documento 
j va copiado (a). Tambicn se llama clectn en 
una donación de Guillermo de Peralallada, 
Obispo de Gerona al monasterio de Ripoll en 
11C7. Mas con esto es claro que la suscrip- 
ción de nuestro Arzobispo es posterior á la 
fecha de aquel documento. En 1 1 77 le dió el 
I^ey Don Alfonso el castillo de Albiol in mon- 

(a) Ap. Dan. XXXVl. 



VlAOff LITERARIO 

te Carbonario , de esta diócesi. Acaso gri¿ 
tífico con cslo parle de los servicios quo \fi 
hizoacompañándülecn la coní|u¡sla de Cuen- 

V ca. Asistió al concilio general Laterancn* 
se III, que celebró enH79 el Papa Alejan- 
dro III, en que se condenaron los errores de 
los Albigonsesy Valdenses. Del año H80 es 
ol concilio provincial, que se supone haber 
celebrado en Tarragona, en que se mandó que 
de allí en adelante no se calendasen las es« 
criluras y actos públicos por los anos de los 
Reyes de Francia, como antes se usaba, si- 
no que se notasen solo los años de la En- 
carnación de Jesucristo. Consta esto del úni- 
co testimonio de los Cronicones Barchinonen- 
seyMasíliense, que lo aseguran. Nada queda 
de este concilio, cuya memoria se omilióen 
el catálogo de Arzobispos que precedo á las 
Constituciones de los señores Agustin y Te- 
res. Por otra parte existen en los archivos 
que hasta ahora he visto, innumerables escri¿ 
turas anteriores á esta época, que solo tie- 
nen el año de la Encarnación, aunque no 
son pocas las que noten solamente los auof 
de los Reyes de Francia. Asi, abolida cof 
la práctica aquella costumbre, fué fácil es 
tablecer la ley, y mas fácil observarla. E 

1 181 recibió este Cabildo del Papa Laicio V 



JúMá 



Á LA9 rSlISlAS DE ESPAÜA 165 

ia facullad do oir y juzgar en Sede vaconlo 
las cansas líelos sufragáneos (fl). Del mismo, 
á 27 de julio, es la consliluclon que tiizo 
nuestro Prelado con el Cabildo para que el 
número de canónigos no pasase de diez y 
ocho, porque con los gaslos necesarios .-i los 
vasallos conlra las piralcrias ile los Moros, 
estaba esausla y muy pobre la iglesia. Poco 
después los Legados pontilicios aumenlaron 
hasta treinta dicbo número, do lo ciinl nacie- 
ron quejas y nuevas conslilucloncs, tío que ya 
hablé dias pasados. En 1I8'2 consagró la 
iglesia Uliancnse cu Auipurias, cuyas actas 
se hallan en el apéndice de la Marca Hispan. 
Necesitaban entonces hs iglesias de rpic se 
renovasen con frecuencia las bulas de la |iro- 
tcccion pouliücia: y csln es la causa de ha- 
llarse muchas de ellas concciiidas en los mis- 
mos términos por varios Papas consecutivos. 
Por lo locante á esta iglesia he querido copiar 
y le he enviado la que expidió Clonicntc III 
daño 1 188, aunque mas so debió en esto al 
sucesor Celestino 111 [b], como so dice en su 
lugar. 

Üicen que este Prelado hizo grandes b¡e- 
nesásu iglesia. Yo no longo por exagcraf 

(a) Ap. niiiLi. XXXVll. 
U Ap. iiúiii. XXXVIII. 



i 



I 

fSfi TIAGE LlTERtRIO 

esla expresión, mayormente habiendo visto 7 
copiado 1.1 fiímosü conslitucion que hizo con 
su Capiliilo á 1.° de agosto de 1193. l¡n ella 
hace lantas donai;iones y cesiones á la canó- 
nica, (¡uo mas fácil será conocerlas por la 
Icclura del dociimcnlo que por mi relación. 
Por el aféelo (pie Icnia al mismo cuerpo, y 
como previendo los males que de lo contrario 
resultaron después, mandó que el arcedianulú 
y demás dignidades nunca se diesen á los cié* 
rigos scculiires , sino solo á los canónigos re- 
glares profesos y habitadores de esta misma 
iglesia. Enlrc otras tiernas espresiones con 
que trata al Capitulo, copiaré aquí las siguícn* 
los : Pro hiis aiilein hciicliciis el aliis pluribua 
et maioribiis, i/kíc. Dco volenle. adhuc confe- 
ram ecclesim, ililigat me affectmse, el honoret 
me ccdesia lamquam piíim palrem el bonum 
Dominum, et jitvcl me, iam in vita, qiiam in 
mortc vigilaiilcr ei sollicite in oraiionibns suís 
el sacrijiciis el casleris spirilualibus honis. No 
parece sino que el huon Prelado presagiaba la 
fatal suerte que le aguardaba con la muerte 
violenta quo le dio poco después Guillermo 
Ramón de Moneada , casado con tma sobrina 
suya, como lo aseguran los Cronicones que 
tengo inéditos y todos los Necrologios do esta 
iglesia y la de Tortosa. La causa del asesina- 



A LAS tGLESIAS DE ESriKA. 1 fl? 

to, que debió llenar ije horror á esla iglesia, 
y aun á loda la crisliandad, estando lan re- 
ciente el olro, cometido en la persona del an- 
Iccesor Don Hugo; la causa, digo, de osle 
crimen reliere el ilustrisimo señor Don Fclix 
Amat, Abad do San Ildefonso, en su HislO' 
ria eclesiástica, lib. X, cap. VI, con estas 
palabras: «Dos familias nobles y poderosas 
»se bacian cruel guerra al estilo de aquellos 
Btienipos belicosos, y perturbaban varios pue- 
i>blos del campo de Tarragona. El Arzobispo 
ndebia contener aquellos desórdenes, como 
«Soñor del país y en defensa de sus propios 
• vasiillos. Y cabalmente , uno de los principa- 
bIos autores era el maritlo de una sobrina su- 
)>ya, á cuya familia queria el Arzobispo y fa- 
•vorccia con distinción. Valióse, pues, de 
■ruegos, amonestaciones y apercibimientos. 
bMas en fin, precisado ú acudir á la fuerza, 
nmaudó prender á su sobrino , le luvo cerrado 
«algunos dias y logró tranquilizar mucbu los 
láninios. Pero después el fiero sobrino, sor- 
•prcndiendo al Arzobispo cu un despoblado 
■sin defensa, lo malo á 10 de febrero de 
"1193.» Toiiiicli reíicre esto del modo si- 
guiente: aCullIem Ramón de Motilcada .. . 
». . . . pres consell deis dessus dits: dienl 
»Io3 com lo Arcabisbe de Terragona : qui 



468 riAflü LiTBnARio 

nlavors ora li Iiavic fi-la una de que oll era 
«cuidal morir coni cslavc prcs en poder den 
«CasLelliii. Car ell cslan en ilila preso, lo Ar- 
xcaliisbe li trenca la cama ab lo ccp : que lo 
iidit Gnillcm Uamon lenia en les carnes: per 
»í]uels ¡tregava que li conscllasen quen de- 
nvia rci'o los nobles dcssus dilis li consclla- 
»rcm qucl iii.ilas: o axis com loy conscllarera 
»asis feu per obra. Car ananl lo dit Arcabisbe 
»pcr Amhaxadoi" al Papa do parí tloi dil Cén- 
ale lie líarcciona lo dil Guillcm Itanion , e lo 
»Vesconlo de Cabrera li í^iqucran prop lo pia 
ndo MalaboLts tpii es apres del caslcll de 
wMonlCiula , ó malarenlo : per la qual mort lo 
«dil Conlc en Ramón lÍGrcngiicr dcsliercla lo 
»dil Guillcm llamón de Monteada: el esella 
udc Lola sa torra: o lo dit Gtiillcm Ramón 
nanasscn en Araf^o: o aipii estiguo.» lis no- 
toria la equivocación de Tomiuli, qne pone 
esto suceso poco después de la toma do Torto- 
sa, y on liempo dul Conde lí. líerengucr, que 
murió en IKi'á. Por lo demás no es dcspro- 
cioblc su texto. 

El matador era casado con Doña Guiller- 
ma de Caslellvcll, hija de una Iiermana de 
nuestro Arzobispo: era Vizconde XVII de 
Bearne, dollruluis y de Gavarreto, Su lio 
político le Iiabia dado en feudo varas tierras. 



i LAS IGLESÍAS DE ESFAÑA. t69 

Comclido el ascsinnin, se fué á Roma y al- 
conzó absolución del Pupa por mano tic Ni- 
colás , Cardenal Tusculano (a), cuyas actas 
fiublicó Marca (//íaí. rfe Bcarnc), y murió ar- 
rcpenlido liácia el 1225. Kn ia Marca llisp. 
se aspgiirn riuo cslo sucedió coica de Goro-^ 
na, y el Papa Celestino III en la enría qno 
liiDgo diré, añade (|UC el maladoi' lo llevó allá 
engañado con el prelcslo ijue su sobrina te- 
nia que tratar con él cosas de importan- 
cia (6). El testamento, que lie visto original, 
cuenta que yaciendo lieriiJo en tierra el Arzo- 
lispo , se llegaron á el su capellán Guiller- 
mo Clemente, y Ferrcr su notario, y después 
dcliabcrsc confesado y ordenado brevemente 
su úlliina volunlüd, fué llorido segunda vez 
por los agresores, con lo cual acabó su v¡- 
fli. De este testamento . Iietlio de palabra, 
se hiiío escritura VI. Itíticml. martii, nn- 
noMCXCm, nona ilie postobilum Domiiñ Ar- 
<iiiepiscopi (c). De donde se inücre que de- 
bemos poner su muerte en l(i de febrero de 
fluí, según nueslia cuenta, porque entonces 
Juraba el año Hilo basta 25 de marzo del 
^^. y antes ya vimos que en i.* de agoslo 

(i) Ap. núm. XXXIX. 
(6) A|)- núai. X[.. 
(Ó Ap. núm.XLl. 



; 



470 VIAGE LITBBABtO 

do 1193 todavía ora vivo. Trajese su cuerpo 
Á esta catedral, y del lugar donde pninero so 
depositó fué trasladado á la urna de piedra 
que hoy tiene junto á la capilla de Saa Cosme 
y San Damián con esta inscripción: Obiit 
«Heverendus Pater Bcrengarius de Villamu- 
»loru[n, quondaní Archíepiscopus liutus san- 
neta; eeclcsise Xllll kals. marlii, anno Domi- 
nni ülICXCIII, rjuem Guillermus fíaimundi de 
BMontoCaihono.proprius horno suns, etí|uiab 
meo plura beneficia perccperat propÜs nianibus 
ninlerfccil. Hiiic autor sunimai pietatis lanlam 
«conlulil graliam coTilitendi , (¡uod in ipsa 
n'confesione, dum in enni persecutoria glndius 
«insanirel, inlerfectori suo pepercil, Deuoi 
»ad imitationem gloriosi Protliomarlyris pro 
neo incesanter exorans. Ossa liujus cuín exhu- 
»mala fucrunt, a capite usijue ad pedes man- 
ona albo, ulargenlum relucente, colioperla, 
»el muilum odorifi-ra sunt inventa et in liac 
"tumba posita.a Algunas expresiones de este 
epitafio son de lo bulo que luego dirigió el 
Papa Celestino III á todas las iglesias sufra- 
gáneas de Tarragona, fecha en Roma A 17 
de junio de 1194, de cuyo contenido le en> 
teraráa por la copia adjunta (o). Vacó esta Si- 

(«) Véase el apéndice núm. XXXVIIL 



I" 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÜA. 171 

Ha hasta fines del mismo año, colrando á ocu- 
parla 

Don Raimumlo de CasfcUlersol (a), Calillan 
Obispo (le Vifine dcsilc el año 1185, confir- 
mado por Ccleslino 111 ñ 17 de noviemliic del 
mismo año 110'^, según dicen. I.o (juo yo sé 
de cierto es i|ueol dia último del mismo mes 
eslá feclia la gran bula del mismo Papa en 
confirmación de todas las posesiones de esta 
iglesia con expresión de lod;js las que tenia 
en su diócesi y oirás gracias. En ella cnvia 
el Ponlilice el palio al nuevo Arzobispo Rai- 
mundo, y le concede en él algunos otros pri- 
TÍlcgios. Del mismo año es la providencia i|üc 
á instancias de nuestro ArKobispo lomó el Rey 
Don Alfonso de Aragón conha los licioges 
Waldenses, llamados Pmiperes ilc Ltigduuo, 
los cuales inficionaban sns reinos con varios 
errores. Fií'móso el edicto en Lérida en oc- 
tubre de 1194. De noviembre del mismo año 
es el privilegio de salvedad i|uc dio esto Piin* 
cipe en favor de esta melrnpülilana, á la cual 
dice (|ue ya estaba oUigaüo á proteger iifpote 
rtialer omnium ccclesiarum regni nosiri: expro- 
sa también los límites de su jurisdicción a 



II apellido paler 



472 TUCE LtTERAhlO 

Ilumine Gaiano usque ad coUum de Bahgúer. 
Eslá fiíclio en TniTagona per mamim Columbi 
notavii. De allí ;i lies años, á 8 cíe julio, creó 
el Arzobispo la dignidad de lo precentoria, 
uniéndolü á un canonicalo, soguti lo dispuesto 
por sus anlccosoros; y asi perseveró liasla los 
tiempos del señor Arzobispo Cervanles. Kn* 
Ire estas y otras lanías octipacioncs^cn bien 
de su iglesia, le sobrevino la muerte á 4 de 
noviembre de H98. ICstá entcirado junto i 
la capilla de Sania Uárbnra en In alio de la 
pared en una urna de mármol, donde tiene 
por armas un castillo cnn tres lorres de oro 
en campo de gules. La inscripción dice asi; 
«Obiit líevercndns Paler Dominus Raimuo- 
»dus de Castro Torciólo, (|uondani Arcbie- 
npiscopiis Iiujus sanetBD ecclcsise II nonas 
»novembris, anno Dominicx Incarnalionis 
nMCXCVIJI. cnjus ossa in bac tumba lians- 
i>!üta sunt.B Todos estos epitafios y los del si- 
glo siguienlc, no son del tiempo que suenan, 
sino escritos á principios del siglo XIV , co- 
mo lo muestra su carácter uniforme con el 
del último que allí eslá depositado, que es 
Don Guillermo Rocabcrti. línlcrrábanse pri- 
mero los Arzobispos en el pavimento, de la 
iglesia al pió del altar de San Agustín, como 
mas adelante se probará, á excepción de uno 



i LIS 1GLEÜIÍ9 DK eSPAFÍA, 173 

Ó dos en el siglo Xill. Los Iiiiesos de todos 
ellos olovó el citado Arzobispo Rocaberti y 
depositó en iiriias, como hoy están, y enton- 
ces fué cuando se escribieron estos letreros. 
Y quede esto diciio y supuesto pora lo que se 
tlirá cuando so bable de este Piolado. Al di- 
funto Oon rtaimundo sucedió otro del mismo 
nombre , que fué 

Don fíaimundo de Itocaherli , Catalán, quien 
ya gobernaba esla iglesia en ci marzo del 
año 1 109. Era muy querido del Rey Don Pe- 
dro de Aragón, de <|uien alcíinzó algunos pri- 
vilegios paia su catedral, y á ipiicn acompañó ¡ 
en varias expediciones (|ue liizo a([uel Sobe- 
rano, particularmente en las vistas concerta- 
das en Jaca con el Rey de Inglaterra en 1205 , 
ven la famosa batalla de Ubeda de 1212. 
No consta que le acompañase en el viage de ' 
Roma, cuando fué coronado aquel Principe i 
por el Papa Inocencio III: ceremonia que des- | 
trihe Zurila lib. l¡. cap. 51; de donde rcsnl- I 
ló á nuestro Arzobispo y sus sucesores el de- i 
rcclio de ungir á los Reyes de Aragón , como ' 
'onsla ili- la luiln daiIa en I-'ercntino á 1 7 de 
juiíiode l2UG(t''. UuU. /ioj».). En el siguien- ■ 
le 1208 conlirmó el mismo Papa la renuncia i 
lue hizo el Rey Don Pedro del derecho con 




ni riA<!e LITERAMO | 

quchnslacnlonccs hnbi.i enlcndido enlnséíec- 
cioncs de los Obispos, dejándolas libres para 
los (lahildoR, cotUenláiulosc con que los elec- 
tos le pieslascn juramento de lidelidad. Gran 
parle liivo cu cslo niicslro Arzobispo, como 
tiinibien en la composición del pleito y rui- 
dosa causa (|uc levanlaron al Obispo de Vi- 
qiiK. Giiilleniio de Tavarlel, dos de sus ca- 
nónigos, de la eual liay memoria en el de- 
reclio(ííí<. V. til. I de accusalionibus.cap. id. 
Cttm oportcal). Habíale comisionado ol Papa 
Inocencio para la aveiiguacion de csla causa 
junio con el Abad de Poblel y el Arcediano de 
Barcelona {íi}. ílesislió varonilmenle el mis- 
mo Prelado á ciertas pretcnsiones (¡uc contra 
la iglesia Icnian los vecinos de Tarragona y su 
campo, con los cuales, por amor ix la paz. fir- 
mó compromiso en Don Gnillcrnio, Obispo de 
Vique, Don Juan , Obispo de Albarracin (6), 



{á) Ta se dijo en su lugar el cxilo (¡ue tuvo esta caus», 
31 la inocencia del Ubíspo acusado. 

(6) Blanc asegura haber vislo la senlcncia original, dada 
i 31 de agosto de 12U; mas en este tiempo no era Ubisp* 
d« Albarracin Joan, sino Hispano, que asistió al coucilio La- 
leratwnseen noviembre de 1215, como ya dijimos en la Cari» 
XIX. Así que buho error en el nombre ó en la fecha, qui-- 
bien pudo ser poslerior á la muerte del Arzobispo Don Rai- 
mundo; y entonces seria cierto (juc Don Juan Egidio lien» 
el hueco que hay en el Episcopologio de Segorbe y Albir- 
raeia entre Don Hispano y Don Domingo. 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 175 

Guillermo Hotel, ciudadano de Lérida, y Vi- 
dal, canónigo de osla úllima ciudad. Enlre 
oirás cosaá prclcndia el pueblo, que pues 
ta ciudad y su campo eran do Iü ifiJesia y 
se liiibia atimcnlado la población, se hicieran 
nuevos templos para la coiiiodidad do los 
fieles, Dijeron los jueces que no ern cslo ne- 
cesario; y que en los dias de Iralmjo los ca- 
nónigos ó comensales fuesen á decir algu- 
nas mismas en las iglesias de Nazarel, San 
Miguel y oirás; y en los foslivos acudiesen 
tudos los (leles á la misa mayor do la cate- 
dral, i'eillan igualmcnle que la administra- 
ción de Sacramenlos, eiillerros , clc.,selH- 
ciesc gratis ; en lo cual resolvieron los jue- 
ces que no se debia despojar á In iglesia de 
la posesión en que oslaba de percibir algunos 
dcreclios por eslos aclos. Oirás mcmoiias de 
menor entidad quedan de este l'ielado , en- 
tra las cuales cuenlan la insliUicion de dos 
comensalias con la advocación de San Agus- 
liii. lüi el Nccroiogio de esta iglesia so lee 
que murió día G de enero do 1214. La mis- 
ma época fija la inscripción que se baila en 
'it eniiiTin junto á In capilla do Sania Bár- 
Wia que dkc asi : OliiU ileverendus PaterJiai' 
"iiiui/iís de fíocabeiiino , Archicpiscojms Scdis 
'i'arruconensis VIH idus januarii anno ¡ncar' 




475 TrAGE LITEIlAnifl | 

nationis Dominica} M.CC.XIV cuius ossa suit 
in hac Ittmha jmsila. Pero es de advertir qt» 
esla cítenla corresponde al 6 de cticro de 12U 
del cómputo (|iic aliora usamos. Con io coa 
viene Iiien la fecha del Icslamcnlo que hia 
¿ 1 de julio de 1214. De este documento 
cuya cojiia envié, consta que ya cntonca 
se estaba construyendo el claustro de esli 
igles;ia, para cuya obra m.indó mil sueldos 
Ilein, dejó trescientos sueldos para su scpul 
ero de marmol, que acaso serñ el que hs 
en el palio de palacio , traido aiti después d 
la traslación de sus huesos al lugar mencio 
nado por alguno de los Rocabertis , Prcpósi 
los de la iglesia, que fueron los primera 
que construyeron su habitación donde lioyoi 
palacio arzobispal. Entre varias mandas a 
monasterio de Santas Cruces se baila: el nnaé 
Sarracenum qui vocalitr Mafimeth. el alia» 
Sarracenum de meüoribus baccallariis , qum 
habco. Ducangc dirá lo que ello es. Dn fil 
alia vá la copia donde lo verás mejor {a). Su 
cedióle 

Don Spárago de Barca , natural de Moni 
pellor, á quien el Rey Don Jaime 1 llamabl 

(o) Ap. num. XIX. 



i LAS IGLESUS DE ESrdÑi. <77 

SU lio por el parentesco que luvo con Doña 
María, madre de eslc Principe. Era Obispo 
(le Pamplona desde el año 1212: eligióle 
el Capitulo unánimenle á mediados de febrc- 
rodé 1215. De 22 del mismo mes es la car- 
la con (|ue pidieron al Papa Inocencio 111 la 
confirmación. Firman en ella ademas de los 
dignidades y canónigos, los Obispos Pedro 
deUrgel y Ponce de Tortosa, y Bertrán, Prior 
deEscornalbou, á quien también convocaban 
para la elección de Arzobispo; bien que es- 
lo solo duró hasta que en 1219 quedó unido 
este priorato á la mitra, como ya dije (o). 
Lograron por entonces estos reinos que se les 
restituyese la persona del niño Rey Don Jai- 
me, detenido por el Cunde Simón do Monforl. 
Nuestro Prelado no solo por el deudo que 
con él tenia, sino lambieu por su gran cré- 
dito, fué nombrado ajo y consejero del Rey 
CQ su menor edad ; y logró tenerle en sus 
brazos y presentarle á todos los señores del 
reino en las cortes de Lérida, cuando le ju- 
raron por su señor. Para proteger al niño 
Rey, y consolidar en sus manos el gobier- 
no, liizo alianza con el Obispo de Tarazona, 
Don Pedro Fernandez, Señor de Albarracin, 
Jitnen Cornel , Guillermo de Cervera, Gui- 



L 



la) Véasp Aj), nüin. IX. 

Tauo xis. 42 



,.. .,.._ I 

nationis Dominicm M.CC.XIV cuius ossa n 
in hac tumba posila. Pero es de otiveilir q 
esta cuenta corresponde ni G de enero de 12 
del cómpulo r|uc ahora usamos. Con lo ci 
viene bica la fecha del Icstanictilo que h¡ 
á 1 de julio de 1214. De este docunioni 
cuya c()|)ia envió, consta fjuc ya entone 
66 estaba construyendo el claustro de e: 
iglesia, para cuya obra mandó mil suclili 
Ilem, dejó trescientos sueldos para su scp 
ero de mármol, que acaso será el que t 
en el palio de palacio, traido allí después 
la traslación de sus huesos al lugar menc 
nado por alguno de los líocabertis, Prcpó 
los de la iglesia, que fueron los primoi 
que construyeron su liabitacion donde boy 
palacio arzobispal. Entre varias mandas 
monasterio de SantasCruccssc baila: cí um 
Sarracemim qiii vocatur Mafomelh. et ali 
Sarracenum de melioribiis baccallams , gi 
habeo. Ducange dirá lo que ello es. En 
alia vá la copia donde lo verás mejor (a). í 
cedióle 

Don Spárago de Barca , natural de Mo: 
peller, & quien el Rey Don Jaime I llama 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 177 

SU lio por el parenlcsco que tuvo con Doña 
Maria, madre de esLe Principe. Era Obispo 
lie Pamplona desde el aíio 1212: eligióle 
clCapiliilo unánimentc á mediados do febre- 
ro de 1215. De 22 del mismo mes es la car- 
ia con que pidieron al Papa Inocencio III la 
confirmación. Firman en ella ademas de los 
dignidades y canónigos, los Obispos Pedro 
deUrgel y Ponee de Tollosa, y Bertrán, Prior 
de Escornalbou, á quien también convocaban 
parala elección de Arzobispo; bien que es- 
to solo duró hasta que en 1219 quedó unido 
este priorato á la mitra, como ya dije (a). 
Lograron por entonces estos reinos que se les 
resliiuvese la persona del niño Rey Don Jai- 
me, detenido por el Conde Simón de Monfort. 
Nuestro Prelado no solo por el deudo que 
con él tenia, sino también por su gran cré- 
dito, fué nombrado ayo y consejero del Rey 
en su menor edad ; y logró tenerle en sus 
trazos y presentarle á lodos los señores del 
ícino en las cortes de Lérida, cuando le ju- 
Mron por su señor. Para proteger al niño 
Rey, y consolidar en sus manos el goLier- 
"0, bizo alianza con el Obispo de Tarazona, 
Ron Pedro Fernandez, Señor de Alfaarracin, 
aliñen Cornel , Guillermo de Cervera, Gu¡- 

la) Vcase A\>. tiúm. IX. 



L 



li 




<7S viAGE iJTEnAnio 

Hermo, Vizconde de Cardona, y Guilleriuo de 
MonlaguL. I5xisteen el archivo genera! de Ara- 
gón la escritura fecha en Monzón en 25 de se- 
liembie de 1210. lín Lérida celebró después 
en 1229 un concilio el Legado Apostólico 
Juiín, Obispo Sabincnsc ; el cual iiisló á nues- 
tro Arzobispo para que juntase otro en Tarra- 
gona con el fin de obligar mejor á la provincia 
á su observancia. Este último se tuvo en 1230. 
Las conslilucioYies de ambos se hallan en la 
colección de las Tarraconenses: siendo las 
de este concilio las primeras que se conser- 
van , y de que se ba lieclio uso. 

A pesar du las disposiciones que habian 
tomado los Rcjes anteriores contra los Val- 
denses.era grande el estrago (|ue haciau con 
sus errores en este país. No bastando por si 
solo este Prelado para corlar el mal, rogó á 
los Padres Carlnjos de Scala Dei que dejasen 
su retiro por el bien de sus hermanos. Gran- 
des conversiones se cuentan hedías por aque- 
llos religiosos, y singularmente por su Prior 
Randulfo, á quien Don Sparago autorizó con 
faculíüdes muy ámfdias, y después en premio 
de sus trabajos dio algunos lugares y distin- 
ciones (a). Mas como ni aun con todo esto 
pudiese extirpar el mal, singularmente en la 

(o) Ap, iiúiii. XLll, 



L 



i na IGLESIAS DE ESPAÑA. Í79 

parle meridionDl de sn provincia, logró que 
el Papa Gregorio IX espidiese la bula üecli- 
nanle, en que cslalileció en cslos reinos el 
sanio Oficio de la Inquisición, el cual por es- 
ta razón hay quien dice que comenzó en Don 
Sparago. Eslo es cierto (]uc tuvo gran parle 
en su eslablecimicnlo. eslininlnndo con San 
Raimundo de Pcñaforl al Rey Don Jaime pa- 
ra que lo admilieso como el medio mas efi- 
caz para arredrar á los qnc oirás providencias 
no bastaban á contener. También tuvo mucha 
parle nuestro Arzobispo para la conquista de 
Mallorca, para la cual ayudó con gran canti- 
dad de dinero, y dando permiso á varios Pre- 
lados para acompañar al Rey con gente de 
guerra, ya que el por su crecida edad no pudo 
asistir personalmente. En razón de eslo se 
dieron algunas posesiones á esta iglesia en 
aquella isla. Del mismo modo se porló en 
los principios de la conquista del reino de 
ValeiLcia. Era el apoyo del Rey y de todas 
sus empresas, que siempre hallaron buena 
acogida en su ánimo. Murió este gran Prela- 
do i'i 5 de marzo de 1253. Tiene su entierro 
en una urna de mármol en Ío alto de la pa- 
red junto á la capilla de los Sanios Cosme y 
Damián, donde con no poco peligro leí la 
siguiente inscripción : 



i YIAGE LITERARIO 

Anno Domini M,CC,XXX11I, Y. nonas martii. 
Pontificum splendor, lux cleri, fons bonitatiSy 

Moribus et vita Sparagus iste fuit 
Sitnplex et rectus, humilis, pius; indeque vitOB 

Laudihus illius addere nemo potest. 
Tu^ qui cuneta potes, hune cceli culmine dotes. 

Muerto esle Prelado fué electo por suce- 
sor Don Berenguer de Palou, Obispo de Bar- 
celona. El Papa anuló esta elección por lo 
necesaria que era en aquella iglesia su perso- 
na. Esta noticia, ignorada hasta ahora, cons- 
ta de una carta de Gregorio IX, que he vista 
en este archivo, dirigida á este Cabildo, f • 
cha idibus februarii^ poníificatíis anno VII, t 
corresponde á 13 de febrero de, 1234, 
Cabildo procedió entonces á nueva elecc 
junto con los Obispos sufragáneos , y 
braron Dominum Egidium til. SS. d 
Damiani Diaconum Cardinalem. Cons 
de la carta con que dieron noticia de e 
S. S. fecha V. kal.junii M.CC.XXX i 
De la cual he visto un duplicado au ic 
en este archivo. En ella expresamente d 
que hicieron esta elección por haber anulac 
S. S. la del Obispo de Barcelona. No 
consta la suerte que tuvo la de este Caj 



i LAS IGLESIAS DE ESI'A^A. 181 

nal. Solamente sé que el Papa nombró Arzo- 
bispo á San Raimundo de Peñafort. De lo 
cual, y de la humildad con ijuc el Sanio cclió 
de si carga tan pesada, compuso una elegan- 
te canción Liipercio Leonardo y Argensola, 
(|(ieanda entre sus obras, dícienilo entreoirás 
cnsns : 

¿Careces de experiencia? 

¿O temes la obediencia 
Con que el Pastor supremo te ka obligado 

á regir la cabana 
que dio su nombre á la mitad de España? 

San Raimundo no solo logró escapar de la 
dignidad, sino que con la cabida (jiie tenia con 
el Papa Gregorio bÍzo que recayese en 

Don Guillermo de Mongri, Sacrista de Gero- 
na; ol cual por su Iiumildad se resistió fuer- 
temente á hs instancias con que el Cabildo le 
rogaba que cuanto antes se consagrase. Mas él' 
instó al Papa que le aclmiliesc su renuncia; y 
á la postre fué compelido á quedarse a lo mc' 
nos con la administración de esta iglesia ; y 
asi en nombre de ella y en calidad do electo 
''mprendió con permiso del Rey en 1255 la 
con(|uista de las islas de Iviza y P'ormenlera, 
aytujado de los famosos Don Podro, Infante 



(82 VÜGE LITERiRlO 

de Portugal, y Ñuño Sancliez, Conde de Ro- 
sellon. Líis banderas de que se sirvieron en la 
expedición se conservan en csla catedral, y 
todavía so colocan sobre la reja del coro en el 
día de San Pedro, que F»é el en que se veri- 
có aquella conqui:«la. Libres con esto las 
costas de las correrías de los Moros, marchó 
á Roma y logró que fuesen oidas sus súplicas, 
con lo cual pudo reLÍrarse á Gerona, rcser* 
vándose los Frutos de Iviza y de la villa de 
Constanti, como consta de dos cartas que hay 
sobre esto del citado Papa. Con estos rédi- 
tos , viviendo frugalmente , fundó la Cartuja de 
San Pol de Maresmes en el vizcondado do Ca- 
brera, que en el siglo XV se trasladó é incor- 
poró con la de Montealegre, junto á Barcelona. 
Dicen que murió en Gerona, de lo cual lie ha- 
llado en el Necrologlo la noticia siguiente: 
XI. hal. julii, anno Domini M.CC.LXXUI. 
obiit bon(B memorial GuiUermifs de Monte (o), 
eleclüs Tarraconensis et Sacrista Gerundensis. 

(a) Los lalinos de aijQel tiempo le llamaban de Monte ori- 
no, como coiisla de escnlnras que he visto; asi que esta lec- 
ción está diminuía, sabiéndose que et de que se habla en 
ella es el mismo electo de Tarragona. Oíros anticipan muchos 
años el día de su muerte; lo cual no tiene lugar, pues á i.' 
de abril de J272 hizo cesión al Infante Don Pedro de Aragón 
del castillo y villa de Torrelta dcMongrí, EkísIc el documen- 
to original en el archivo real de Barcelona, en e! cual se lla- 
ma solo Sacrista Gemndensis. 



Á LAS IGLESIAS HE ESPA^A.. 183 

No debo omitir otra memoria que iiollo de es- 
te Prelado, y es el breve que le dirigió el Pa- 
pa Gregorio IXá24 de abril año IX (1235), 
encargónJolc que él con sus sufragáneos, 
Abades, Arcedianos y nobles de la provincia 
hiciesen paz con el Rey Don Jaime 1 , y que 
de cinco en cinco años renovasen el jinamen- 
to que con este motivo debían liacer, dándo- 
le facultad de usar de censuras conlra los 
perturbadores. Las causas que dieron ocasión 
á esto no son para dicbas abora. Con la re- 
nuncia que dije bubo lugar para la elección 
del sucesor, que fué 

Don Peiíro de Alhalat, Aragonés, Obispo 
de Lérida. No consta el año de su elección, 
mas es cierto que fué antes ó en el principio 
del Í258, puesto que íi mediados del mismo 
se halló en la conquista de Valencia , en la 
cual gastó cinco rail marcos de plata, y puri- 
ficó ademas su iglesia mayor, y logró que su 
catedral se declarase sufrapíinca de Tarrago- 
na contra la pretensión del Mclropolilano de 
Toledo. En un códice de los Privilegios de 
Mallorca, niss. á fines del siglo Xlll , que po- 
see en aqnctla villa Don Antonio Ignacio Pue- 
¥0, se baila al lin un breve Cronicón, escrito 
ilel mismo tiempo: v bablando de la conquis- 




184 viACE litehahio 

la de Valencia cu 1258 dice: eí in eodem an- 
no füü Archiepiscopus Terraconensis magisler 
P. de Albalai. Episcopus lllsrdíB, qui in obsi- 
dione prmdicla pallium primo suscepit , el cele- 
bravil ibidem primo. Muciio contribuyó á esto 
la decidida voluntad del Rey Conquistador, 
quien según su promesa deseaba exaltar y 
engrandecer á la metrópoli, á quien tanto do- 
bia. Por lo mismo quiso el Rey que el pri- 
mer Obispo de Valencia fuese Don Ferrer 
Pallares (y no de San MarÜ), que era Pavordre 
do Tarragona desde el año 1217. Esmerósa 
mucho nuestro Prelado en la celebración de 
concilios provinciales. Ocho se cuentan teni- 
dos hasta el año 1248. Aun hay memoria de 
otros dos que celebró en Alcañiz. De uno de 
ellos, tenido á 25 de febrero de 1249, lie ha- 
llado posteriormente algunas constituciones, 
que con otras vcri^s á su tiempo. Hallóse 
también en el concilio general Lugdunense I 
de 1245. En el año 1247 recibió comisión 
Apostólica para que junto con San Raimun- 
do de Peñafort y el venerable fray Miguel de 
Fabra sosegase los disturbios de la iglesia 
de Lórida , ocasionados en la elección de 
Obispo: nombraron los tres al maestro fray 
Guillermo Barbera, Dominico, por el marzo 
de 1248. Kn el mismo año fundó el conven- 



k.1 



Á LAS IGLESIAS bE CSPiÑi. 185 

lo (le mi órdeii en esla ciudad (o), que jtrime- 
ro estuvo fuera de sus muros, y después con 
molivo dtí las guerras de sucesión se trasla- 
Jó ai sitio actual, dentro del que ocupaba el 
circo máximo do los Romanos. Del mismo 
año es la constitución cpie ya dije en otro 
torreo, en que mandó que la admisión de los 
nuevos canónigos se hiciese á pluridad, no 
con uniformidad de votos. También se atri- 
buye al mismo, año 1248, la constitución que 
liizo de que en el altar mayor de la catedral 
solo celebren sus canónigos, permitiéndolo 
á los Obispos con anuencia del Cabildo. Asis- 
li6 con su pei'sona, vasallos y dinero al Rey 
Comjuistador en la toma de Játiva. Consagró 
el altar mayor de San Pedro de Huesca en 
1241 . y la iglesia de Escornalbou en 1240, 
; las de Santa Maria la mayor y del santo Se- 
pulcro en Calalayud en 1249. De vuelta de 
las cortes de Monzón de 1250, en las que 
Irabajó mucho en favor del Rey y reino (Véase 
Zurita, lib. ///, cap. XIV), murió en el mo- 
nasterio de Poblet á 2 de julio de 1251 , co- 
mo consta del instrumento de elección del 
sucesor 



Don licnilo de fíocabevti, eleclo á 9 de 

(o) Ap. núm. XLIII. 




(86 TIAGE LITEnAltlO 

lo del mismo año. Era canónigo y Caraarer 
de esla iglesia y capellán del Papa InocCT 
cío IV, el cual le envió el palio á 28 de fi 
brero de 1252. Celebró Ires concilios y asi 
lió á la junta de Obispos en Lérida que coi 
vocó en i257 el Rey Don Jaime 1, cuyas a- 
las publicó Agtiirrc. Terminó como Metrop< 
lilano el juicio que en la diócesi de Urgel h 
bian comenzado contra losValdenscs el Obi 
po Don Ponce do Villamur y el Inquisidf 
Fr. Pedro Tenes, Dominico, quedando su 
pcnsos de su jui'isdiccion aquel por el Pa| 
y esle por su Provincial. No tengo de es 
Cira noticia mas que la que dan las cartas ( 
nuestro Arzobispo á San Raimundo de Peñ; 
for y á Fr. Pedro de San Pone, Prior de r 
orden en Barcelona, y las contestaciones ( 
estos que copié y fueron á su tiempo. Dee 
le Arzobispo, dice Blanc, no se hallan sii 
pleitos, cuestioTtes é inquieítides, que echaron 
perder la iglesia y la pusieron en graix conft 
sion{a). Prosigue esle escritor cspecilicand 
estos escándalos, los cuales ocasionaron va 
rias comisiones pontificias, que be visto 
seria molesto especificar aquí. Sostuvo coi 
ardor los derechos de su iglesia contra Do 
Sancho, Arzobispo de Toledo, que obraba co 

(u) Ap. núm. XLIV. 




Á LAS IGLESIAS DE ESPArJA. tS7 

moPrimatIo en la provincia Tarraconense, 
proteslando y apelando á la Sede Apostóli- 
ca, y mandando ademas al clero de su pro- 
TÍncia que ol)servasc puntiiolnicnLe la ccns- 
lilucion í/c Archicpiscopo Tolelano del conci- 
lio provincial de Valencia de 1240. Ambos 
documcnlos hallarás en ol apéndice á la dí- 
scrlacion de Primalihvs de Pedro de Marca. 
Murió el Prelado en Huesca á 2 de mayo do 
1208. Sus huesos fueron Irasladados después 
en 1555 por Don Gcraldo Rocaherli, Prepó- 
silo, á la capilla de Corpore Cbristi del claus- 
tro de esla iglesia. Un año anles de su muer- 
te sg fundó con su licencia el convenio do 
Saiila Clara de Tarragona. Visitó este Prela- 
do toda la provincia Tarraconense, lo cual 
solían hacer con frecuencia estos Arzobis- 
pos (a). Debió vacar la Sede mas de un año. 



(b) El Marquida de Mondejar en Us Memorias de Don Aion- 
10 ti Sabio (¡ib. IV. cap, XJÍVIll), pone en i2GS un Arzobis- 
po de Tarragona llamado Fr. Pedro Ginifs, Cislerciense, Á 
luien el Papa Clemenle tV dirigió en 22 de mayo de ese año 
So lireve, que copia allí mismo, Iraducido al espaiiol.con 
V* H lameitla de la rebelión de loa Moros contra Don Alon- 
'oX de Caslilia , y le exorla que anime á los fieles á lomar 
'm armas con las indulgencias de la cruzada, ele. Como no 
W rastro de Ul Fr. Pedro en esla Silla, y sea eierlo que el 
Aíiobigpo Don Benito murió en 126S, hemos de creer que fué 
"luivocacion del Marqués, que escribid Tarragona por olr.i 
Silla que debia ocupar ese Tray Pedro, y acaso serio el lla- 
"■ado fray Pedro Garccs, Cislerciense, Obispo de Sc^oilie.' 



r ^ 

188 VIAGE L1TEHAR10 1 

A lo menos sé que lo estaba en noviembre 
y diciembre de 1269, cuando el Capitulo ; 
Prepósito confirmaron la elección del Obis 
po de Urgel Pedro de Urgió, el cual juró obei 
dieiicia Dommo meo futuro Archiepiscopo , ' 
el Obispo de Vique , que le consagró, dic< 
que lo bizo auctoritale ecclcsm Tarraconen 
sis. Sede vacante. Está la escritura origina 
en este archivo. Le sucedió 

I 

Don Fray Bernardo de OliveUa ó (^olivellé 
de la orden de la Merced, el cual fué Iral 
ladado á esta Silla de la de Tortosa , á cuy 
Episcopologio me remito para las noticias ai 
teriores á esta época. Rcsidia ya aqui á 2* 
de marzo de 1272, en que ol Rey Don Jal 
me I le nombró arbitro en el pleito de sí lo 
nobles de Cataluña, que tenian feudos por él 
debian seguirle siempre que él lo mandas 
en las guerras contra Moros, singularment 
en la que enlonccs movió al Rey de Granad 
en favor del de Castilla. Los nobles que rC 
siatieron princijialmente fueron B. de Carda 
na, P. de Berga, R. de Urgió. No sé lo qin 
sentenció el nuevo Arzobispo, pero es cier 
to que este nombramiento, que existe orÍgÍ' 
nal en el arcbivo real de Barcelona , es udí 
prueba de la alia opinión que de él so tenia: 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA, 489 

Cuénlanse de él mil bienes en esle pontili- 
cailo, donde continuó en moslror con mas 
estension su celo pastoral, cuanto era mayor 
su obligación y la necesidad que de él tenia 
loJa la provincia. Para remedio de los males 
ijueen ella habia celebró tres concilios en es- 
ta ciudad. Creó y doló en su catedral las 
dignidades de Dean, Arcediano de San Fruc- 
luoso y el de Vilaseca. La fábrica del tem- 
plo le debió su conclusión, costeándola con 
lo ijue ahorró retirado en Escornalbou, de 
cuya colegial era Prior por ser Arzobispo, 
«orno ya se dijo en otras ocasiones. Fue el 
primer Arzobispo de Tarragona (¡ue puso en 
prictica la facultad de ungir á los Meyes de 
Aragón que les babia concedido el Papa 
Inocencio III, ungiendo en Zaragoza t Don 
Pedro III, llamado el Grande, en 1276. De- 
tiió en los años siguientes las mas singula- 
''es confianzas al mismo Monarca basta el 
momento de su muerte, acaecida en Villa- 
franca de Panadés, y aun fué uno de sus tes- 
Isnientarios. No babia sido menos estimado 
de su padre el Rey Don Jaime I, de quien 
fué Capitán general y lugar-teniente en loda 
la corona de Aragón, como dice Zurita. Or- 
denó los códices del oficio eclesiástico, de 
los cuales usó toda la diócesi basta la cor- 



I 



:v 



190 TIAGE LITEflAniO 

reccion que nuevamente dispuso el sucesor 
Don Pedro de Urrea. Fin su tiempo estuvo 
preso San Luis, Obispo de Tolosü, con Ro- 
berto, su hermano en el castillo de Ciurana 
de esta diócesi. Otro asunto ruidoso manejó 
esle Prelado, que fué ta compclcncia de su 
iglesia con la tic Toledo sobic la jurisdicción 
mclropolitico de la iglesia de Segorbe y Al- 
barracin. Duróla conleslacton basta el añc 
1518 en que el Papa Juan XXII la bizo su- 
fragánea de Zaragoza, erigida entonces cr 
metropolitana. Nuestro Aizobispo se portó er 
esle negocio con tal moderación, que ocU' 
pando la Silla de Segorbe Don Fr. Pedro Ca 
cosía, elegido por solo un voto de aquel Ca 
bildo en discordia con Don Miguel Sancbez 
electo por la mayor parte de él, sin cmbargf 
que este pidió y obtuvo su consagración de 
Arzobispo do Toledo, nególa el nuestro a Ca 
costa, aunque la pedia con ansia, pretexlandt 
que estaba pendiente la lid y no queriendo 
mezclarse en el gobierno de un intruso. Murió 
esle Prelado lleno de gloria A 29 do octubre 
de 1287. No se sabe dónde se depositó in- 
terinamente su cuerpo, pero el Necrologio i 
G de febrero, sin decir el año, pone su tras- 
lación al sepulcro (¡uo hoy tiene en Santa 
Tecla la vieja en una grande arca de mar- 



[ A LAS ICLESIAS DE ESPAÑA. 101 

' mol, trabajada con sencillez, sin inscripción 
alguna, como él mandó; cslá colocada de- 
bajo de un arco, entrando en la iglesia á ma- 
no izquierda; sobre ella se vé una estatua 
lenJida con el vestido pontifical y la mitra 
muy pequeña. Envió copia del testamento que 
otorgó el mismo diado su muerte, donde en- 
tre oirás cosas verás las capellanías que fun- 
dó en Sania Tecla la vieja, á quien dejaba 
BUS Breviarios y oíros libros rituales, y los de 
teología á Sanio Domingo, San Francisco y 
otros. No será mal documento parn la colec- 
ción (a). Mucha estrañeza me causa que on- 
Ire estos legados no baga mención del con- 
Tcnlo de la orden de la Merced, que ya es- 
taba a tju i fundado, si es verdad que ora in- 
dividuo de osla orden, como comunmente se 
asegura. Lo que no se podrá probar es quo 
fuese su General , como algunos dicen, pues- 
to que hasta entrado el siglo XIV la goLcrna* 
ron los caballeros legos. Acaso de Capitán 
General de Aragón le hicieron equivocada- 
mente General de la Merced. Vamos ai suce- 
sor, que fué 

Don ¡iodriíjQ TeUo , Sevillano y Obispo de 

(a) Vid. elAp. núm. XVU. 



_^ 



r 



193 VIAGÜ LITERARIO 

Segovia. No consta el liempo de su elección, ^ 
pero esLaba ja en posesión Je esta iglesia eiM 
i290, la cual gobernó basla el dia iC de di — 
cicmbre Je 1508. Del primer ano de su pon— 
lificado hay una constilucion económica par^ 
la conservación de los bienes de la mitra ei^ 
vacantes ó ausencias de los Arzobispos. ^ 
otra para que los canónigos pudiesen testan 
en favor de sus criados y obras pias; pero mu — 
riendo ab intestalo se nombrasen dos canóni- 
gos que dispusiesen de sus bienes en obras 
pias. Aun boy se practica esto, después de 
cerca de tres siglos que los canónigos se han 
secularizado. En 1291 coronó en Zaragoza íi 
Don Jaime II, que sucedió en el reino á su 
hermano Don Alfonso III. Perfeccionó el edi- 
ficio de la catedral, construyendo, según di- 
cen, la torre de las campanas. Celebró cua- 
tro concilios, cuyas constituciones son cono- 
cidas. Una memoria hallo de su liempo digna 
de ser notada , aunque no pertenece á sus he- 
chos, y es la facultad que Don Fr. Raimundo 
Desponl, Obispo de Valencia, como comi- 
sionado del Papa Bonifacio VIII, dio al Pre- 
pósito de Tarragona para que en esta diócesi 
pudiese absolver de las censuras Apostólica.'; 
fulminadas con ocasión de la guerra de Sicilia 
á cuantos hubiesen apoyado las pretensiones 



Á LAS IGLESÍAS DE ESPAÑA. 193 

del Rey Don Pedro III, y de sus Ires hijos 
Alfonso, Jaime y Fadrique. Cuento ruidoso, 
sobre el cual no es menester decir mas. He 
visto la dicha subdclegacion original en este 
archivo , fecha en Barcelona á 16 de noviem- 
bre de 1295, y escrita en papel de algo- 
don (a). Tiene nuestro Arzohispo su entierro 
en el plano del coro, entre el facistol y la 
reja , y sobre la piedra do jaspe que le cubre 
hay este letrero: An. Domini M.CCC.VIII, 
WII. bal. januarii obiit Dominus Hodericus 
Archiep. Tarracon. , qiii insíüuit duas capelia- 
nias , el capellani tenentes cas iencntur quolibet 
mno tria faceré anniversaria. Fué el sucesor 

Don Guillermo de fíocaberti, el tercero de 
esta ilustre familia de Cataluña que fué pro- 
movido á esta dignidad, lo cual no sé cuando 
se verificó. Lo que sé es que A 7 de los idus 
de enero , año IV de su pontificado {1309) , 
escribió ei Papa Clemente V al Rey Don Jai- 
me II desde el monasterio Caoncnse , diócesi 
de Narbona , que por hallarse en camino yes- 
lar ausentes ios Cardenales no se atrevía á 
conCrmar la elección de Arzobispo de Tarra- 
gona, hecha por el Capítulo en ta persona del 



(o) Ap- nÚm. XLV. 
lOMO XIS 



494 TI AGE LITERABIO 

Prepósito de la misma iglesia , ni dar ttíciilííé 
á ninguno do sus sufragáneos para que lo con- 
sagrasen y diesen el palio; supuesto que la 
provisión de la Silla de Tarragona , á instan- 
cias del mismo Rey, ya tiempo habia que es- 
taba reservada á la Silla Apostólica: y asi le 
ruega que acuda á la misma el electo para re- 
cibir la confirmación y el palio» según cons- 
tare de la justicia de su elección (a). Conge^ 
turo que el electo de que aquí se habla es e 
mismo Don Guillermo de Rocaberti , el cual 
en el mismo año 1309, debió quedar confir 
mado por S. S. , puesto que en el siguient 
1310 ya tuvo uno de los concilios provincia — 
les que se le atribuyen, según parece de la 
petición que presentó el Rey Don Jaime II á 
los Prelados juntos en Tarragona sobre sul>- 
sidio para la guerra contra infieles , fecha VI 
idus decembris 1310. 

Con mayor extensión puedo hablar de los 
que celebró con ocasión de la ruidosa cau- 
sa de los.Templarios. Ya se dijo en el lo- 
mo V, carta XLIV, como el Rey Don Jai- 
me II de Aragón, á instancias del de Fran- 
cia y del Papa, habia procedido contra los 
Templarios de su reino desde fines del afto 

« 

(o) Aps. núms. XLVI y XLVII. 



^ 




¿ LIS IGLESIAS DE ESPAÑA. 195 

Í307 (a): y cómo ellos se encaslillaron, y al 
fin se entregaron al Rey : y los juicios que se 
abrieron para su causa : y la íiiincza con que 
el Rey de Aragón so unió con los de Castilla 
y Portugal para que no saliesen de sus domi- 
nios los lienes do at|uelia orden, y oirás mu- 
ctias cosas que en ello liiiho. En el mismo lu< 
gar constan los concilios Tarraconenses que 
se tuvieron para el examen de osla causa. En- 
tre ellos el raas considerable fué el del año 
i512 , en quo se hallaron los Ohispos de Va- 
lencia , Zaragoza, Viquc, Huesca, Torlosa 
y Lérida. Comparecieron los acusados , y des- 
pués de un examen riguroso fueron absuellos 
y declarados libres de toda sospecha de here- 
gia. La sentencia definitiva se leyó en pleno 
concilio en la capilla dt! Corpore Chrisli. dia 
4 de noviembre del mismo año 1512, por 
Arnaldo Cescomes, canónigo de Barcelona, 
que después fué Arzobispo de Tarragona. En 
virtud de esta seiTlencia quedaron los Tem- 
plarios de estas provincias sujetos á sus res- 
pectivos ordinarios, reciliicndo una congrua 
sustentación de los mismos bienes que se les 
habian ocupado, basta ipic el Papa dispusiese 
lo que de ellos se babia de bacer. Así es- 

(a) Ap. aúm. XLVUI. ■ 



r 



(96 TIAGE LiTcrtAnio 

tuvieron hasla el 1521 , en que el Papa 
Juan XXII les permitió entraren olrüs órde- 
nes religiosas. 

Esta resolución del concilio provincial Tar- 
raconense no debe mirarse como contraria á 
la que lomó el concilio general Vienensc en 
la condenación de aquella orden. Primera- 
mente es de notar que un Cronicón do este 
tiempo , hablando de In junta i]uc Clemente V 
formó do Cardenales y Prelados del concilio 
Vienensc para examinar la causa de los Tem- 
plarios, dice Í7Uerquos lamen non fuil provincia 
Tarraconenm. Acaso eran ya reconocidos por 
inocentes los Templarios de esta provincia en 
aquel concilio general , ó lo que es mas cier- 
to, no fueron comprehendidos en la proscrip- 
ción común , constando en Labbe que el Papa 
Clemente V quando reservó á su disposición 
)o5 bienes de aquella orden , exceptuó los de 
los reinos de Aragón , Mallorca y Portugal. 

En segundo lugar se bj- de rcllexionar la 
bula del Papa Clemente Y , que se publicó en 
el lugar citado, en que manda á los Templa- 
rios de todas las provincias que comparezcan 
ante sus propios Obispos , y da facultad ú los 
concilios provinciales para examinar y sen- 
tenciar su causa , y consignarles una docente 
pensión de los bienes de su orden , ya extin- 






I US IGLESIAS n?. ESPAñA. 107 

guida en caso de hallarlos inocentes. Esta 
bula enlaza nuestro concilio provincial con la 
sentencia do extinción fulminada en el conci- 
lio, publicada por Labbe, ó (por decirlo con 
propiedad) con la publicada por nosotros en 
el lomo V , con antelación do dos meses de 
fecha. 

El no haberse podido hallar liasla ahora las 
actas (le este concilio Tarraconense , ó alguna 
copia de su sentencia, y la escasez con quo 
nuestros historiadores hablaron de él, es la 
causa por'que Ilarduino liabló con lanía duda 
de la existencia de csle concilio, menlándolo 
solamente en el índice. Mas sobre las prue- 
bas de su existencia, (jue se dieron en nues- 
Iro tomo V, pncdo lodavia alegar oirás dos. 
Una' es el Icslanienlo de Don Fr. Raimundo 
Dcspont, Obispo de Valencia, r]UO enfermó 
on Tarragona hacía la fiesta de Todos Santo» 
del año 1512, habiendo venido, como él di- 
ce, al concilio provincial {V. este testamento, 
tomo IV,pág. 315). La otra prueba, todavía 
mas convincente, e.s la caria quo nuestro Ar- 
zobispo escribió al Rey Don Jaime 11 desde 
Exea ó 25 de noviembre del mismo año 1512, 
pidiéndole los bienes, reliquias y posesiones 
lie los Templarios, de los cuales dicho Prín- 
cipe consta ipie se había apoderado desda 



iva TUGB LITERAltlO 

1307 (a), para poder cumplirlo (|iic acababa 
de disponer el concilio de Tarragona, 

Volviendo á nneslro Arzoliispo se sabe que 
creó los oficios tic síndicos del Cabildo , y do- 
tó voinlidos lámparas en cstn iglesia: (|uc en 
1514 dio en Lérida U bendición nupcial ú Don 
Alfonso , bijo do Don Jaime II , qne casó con 
Doña Torosa de línlcnza: y por úllimo, que 
murió en San llesidorio, diócesi de Mamalo- 
na, á '25 de felirei'o de 151 T», Hizo leslamen- 
to dos años antes, á 20 de novienibie, con 
ocasión de emprender un vinge á»Ronia, el 
cual un sé si cíocluó, ni cuál era su molivo. 
lio vislo el oiigin;il de eslc ¡nsli-nmenlo , aun- 
que no lo lie podido copiar. Ks notable en él 
qnc elige sepulluia iit Sede Teiraconensi itixla 
altare B. Aunustiiii 7norc ¡n-aideccssonim nosíró- 
rum. Ksle aliar eslalia en la puerla que aliora 
es de la capilla del Sacranienlo , y por oso, 
cuando la cdilicó Don Antonio Agnslin, se te 
mandó reponer denlro de la capilla un aliar 
de San Aguslin. Es pues constanlc que aun 
en liempo do Don Gnillcrnio Rocabcrli era 

(a) En DI) niario Je B^ircdona bailo las stguienli^a noli- 
cins, lie cuya niilenlícidad no aalgo responsable: ^n oi^est 
any { 1 274) foiiek la deslrutcio delí Templaris y toU en un día 
per lots tos trei regnes. ^= En aqaest any (1307} foHeh deposat 
lordre dch Templaris e ntoríren la maior part a mala mort, 
t degolláis, per lo gran pecal gue ab elli era. 



Á LAS lÜLESIAS DB ESPAÑA. 109 

costumbre de los Prelados enterrarse junio á 
aquel alfar, y sin duda en el pavimento. Así 
que las urnas cjue cslúri colocada» allí mismo, 
en lo alio de la pared, deben reputarse por 
posteriores, siendo, como son la mayor parle 
de ellas, osarios y no mas. Una de ollas es 
la de este Arzobispo , en la cual están las ar- 
mas de su familia, es ó saber, tres barras (fe 
oro con tres rocas de azul, y la inscripción 
siguiente: Ánno Dommi M.CCC.XV. el V. 
k¡s. marta obiil reveremfus paler Guillehnus 
de Rocabertinit sanclm Terrachonensis cccíesicB 
Archiepiscopus , qiii inslilitit umim capi'ltamim 
perpettium in altan S. Ulartini, qtiod ipse ín 
Sede isla ere.ñt , el vUjinli duas lampades , <]U(s 
die ac nocle ardeant , el vnum aimivcrsai'ium 
die obitiis sui slahiUtum perpcluo voluit. Morí- 
bus oriiatiis, el prohalus . iimlitia graivs , el 
sanguine 7iobi¡italus ; cuíns anima requicscal in 
pace, amen. 

En la vacante de esta prelacia fué conde- 
nada la doctrina del fimioso Arnaldo do Vi- " 
Innova, año 151G, el cual siete años antes (a) 
habia dado varios niotivüs para que el Papa 
Clemente V escribiera dos caitas al Rey de 
Aragón Don Jaime II. Fueron los jueces coa 

(a) Ap. núm. XLIX y L. 



1307 (a), para \)o 
de disponer e! co^ 
Volviendo á nni 
creó los oficios da 
tó veintidós lánip.i, 
1514 dio en Lériil». 
Alfonso , hijo de I 
Doña Teresa de V 
murió en San Des 
na. II '25 de leí.! 
lo dos años anlcs 
ocasión de enipre 
cual no sé si cfecli 
lie vislo el üri| 
que no lo lie podidí 
(]uc elige scpullurol 
aliare D. AmfíisUni 
rum. Este aliar esU 
es do l:i capilla de 
cuando la edüicó Di 
mandó reponer donli 
de San Aguslin. E. 
en liempo do Don d 

(a) En iin DTnrio de BnrccIoH. 
ciiís. He cuya ntiíenlicidad no ; 
awj (1274) fonchl/ideslTucciodi __ 

per tots los tres regnes. = En aquesl^^' ^gg#' 
loráre deis Ternplaris o ntoriren ta m"! ^¡^" 
( degolláis, per lo gran perat gue ab eii 




200 VIAGE LlTEflARIO 

comisión ponlificia el Prepósito de Tarrago- 
na Don Jofre de Cruillas, electo Abad de Fox, 
de alli á dos años, y el Inquisidor menciona- 
do arriba Fr. Juan Llotger (a). Entre los teó- 
logos que so liaílaron presentes, uno fué Fr. 
Pedro Marsilio, Dominico , autor de la Cró- 
nica latina del Rey Don Jaime I. El Papa 
Juan XXII reusó confirmar al sucesor electo 
por el Cabildo, t|uc era Don Juan de Aragón, 
hijo del Rey Don Jaime, por razón do su 
tierna edad, que no escedia de,Jos 12 años. 
Envió el breve dado en Aviñon á 15 de di- 
ciembre 1516, por ser curioso (b). En él 
ofrece el Papa al Uey dar la dignidad ar- 
zobispal á uno de los tres ó mas que le pro- 
pondría. Y yo creo que por este camino vi- 
no á gobernar esta iglesia 

Don Simen de Luna, Aragonés, Obispo que 
era de Zaragoza. Hallábase ya aquiá2(i de julio 
de 1317, como se infiere de algunas escri- 
turas del archivo general de Aragón. A pocos 
dias de tomada posesión convocó á concilio: 
otro tuvo mas adelante. A mitad de 1518 se 
erigió en melropoliiima la iglesia de Zarago- 
za, con lo cual se atajaron los pleitos de Tar- 
to) Ap. núm. Ll. 
(6) Ap. nijm. Lll. 



í LAS IGLESUS DE CSPAÑl . SOI 

ragona con Toledo sobre la Silla de Segor- 
be. Dismembración que no repugnaría mu- 
cho nuestro Arzobispo por ser Aragonés, y 
mas bien por el provecbo espiritual (¡ue do 
illa (lebla resultar. En 1519, dio en la villa 
de Gandesa la bendición nupcial á Don Jai- 
me, primogcnilo del Rey Don Jaime II, que 
:ss6 con doña Leonor, hija de Don Feniaii- 
Jo (le Castilla. Notorio es como no quiso el 
Infante consumar el matrimonio; de lo cual, 
fdc como tomó luego en Tarnigona el há- 
lito de San Juan de Jerusalcm, habls Zorita, 
S6. 17, cap. 52. En el archivo de la corona 
!e Aragón (Armario de Urffd), existe un 
ireve del Papa Juan XXII de 1 de mayo 1320 
!n([ue dispensa á diclio Infante ei voto do 
¡nlrar religioso en el niOFiaslerío de San- 
as Cruces, puesto que ya lo era de la or- 
len de San Juan. Del mismo Principe con- 
erva el Necrologio do esta iglesia la niemo- 
ia siguiente : XU cal. deccmb. auno Domini 
iCCC.XXI. Domimis frater Jacobns filius 
llustrissimi Jacobi II. Üegis Aragón, inslituit 
1 kac ecclesia anniversarium pro animabus 
Míundam dericormn, quos ulíimo suplicio de- 
'Ufayií: pro quo dimissit Prmposilo lili mora- 
tíiaos censuales. Fué nuestro Arzobispo co- 
nisionado por el Papa para el romale de, la 



sos TUGB LITERAniO 

causa de los Templarios, que fué el ingresi 
en religiones aprobiidas como ya dije arriba 
La casa (|iie lenian en T;u'ragona se dio i 
los PP. Dominicos. En 1520 consagró á DoE 
Juan de Aragón, Arzobispo do Toledo, en 
Lérida; y como eslc Prelado comenzase lue- 
go á usar de cruz allí), puso el nuestro en- 
iretiiclio y cesación á divinis donde quiera que 
esluviese y por donde pasase el de Toledo, 
conforme á lo ordenado por Don Pedro do 
Alhalat en el concilio tenido en Valencia el 
año 12Í0, sobre lo cual te envió estos dos Jo- 
cumeulos (a). Resintióse de esto ai|uel Arzo- 
bispo , y mas el Rey su padre; con lo cual 
se introdujo en la curia Romana el pleito de 
primacía de ambas iglesias, quo todavía esli 
por sentenciar. Del año 1521 , a 15 de ene- 
ro liay una carta del Papa Juan XXII al Itc} 
excusando la conducta do los Arzobispos de 
Tarragona y Zaragoza en esta ocasión, y su- 
plicándole los admita do nuevo á su gracia, 
pues en ello no procedieron sino por ccloj 
amor á los derechos de sus provincias. Eslc 
y otros documentos tocantes á aquel negocio 
publicó Pedro de Marca en su Concordia Sa- 
cerd. et Imper. Asistió Don Jímen á las cóí- 

(fl) Aps. rúms. LIllyLlV. ,,„ 



A LAS IQ] iS J J^A. 

Gerona de 1521 » en que se d roló 
la cor jista de Cerdcña , á cuyos gastos hi- 
lo que sus vasallos de Tarragona ayudasen 
con 100,000 sueldos. Otros y graves nego- 
cios manejó nuestro Arzobispo , que seria 
muy largo de contar. En 1323 recibió esta 
iglesia la insigne reliquia del brazo de Sania 
Tecla, que solicitó del Rey de Armenia el de 
A 3n Don Jaime. Deberá entenderse esto 
su solemne depósito en la catedral; por 
que en el 1321 ya estaba en la diócesi esta 
preciosa reliquia , como consta de la carta 
con que nuestro Arzobispo Don Jimen con- 
vocó á los jurados y vecinos del campo de Tar- 
ragona, para que acudiesen á solemnizar la 
próxima donación que baria el Rey de la re- 
liquia á su catedral. La fecha es X cal. maii 
1321. Acaso se dilató dos anos, porque cons- 
ta que el Rey cnminaba entonces á las cor- 
les de Gerona. Van copias asi de la carta del 
Rey al de Armenia, como del edicto de nues- 
Iro Arzobispo (a). En 1526 se erigió el prio- 
rato de la iglesia de Reus , dando para esto 
comisión á nuestro Arzobispo el Cardenal Gui- 
llermo de Godin , Obispo Sabinense, á quien 
como á Camarero de Tarragona pertenecía 

(o) Aps. núms. LV y LVI. 



SOi VIAQE LITERARIO 

aquella iglesia. Habla enviado el Papa Juai 
XXII esle Cardenal Dominico por su Legad) 
¿I España en 1520, y en 1522 habla celebra 
do un concilio provincial en Valladolid. Ei 
1524 ya estaba en Avíñon. Con esla oca' 
sion le barian Camarero. Poco después, es i 
saber á 1 de aelieinbre de 1527, fué trasla- 
dado este Arzobispo á la Silla de Toledo, de 
donde vino el (¡ue antes dije. 

Don Juan de Aragón, Iiijo del Rey Don Jai- 
me (|ue ya era Arzobispo do Toledo desdela 
edad de 17 años: 28 tenia cuando fué he- 
cho Patriarca de Alejandría y administrador 
de esla iglesia, sacándolo para esto de la so- 
ledad de Scala Dci , donde dicen que babia 
vestido ya la cogulla {«). Del afecto que con- 
servó á esle instituto y casa diré cuando Ira- 
te de ella. Consagró esle Prelado su Iglesia 
catedral en 1551, fiesta que por entonces 
mandó celebrar en la dominica III post fiesar- 
rectionem. En la iglesia de nuestra Señora del 
Milagro con autoridad del Papa XXII, pro- 
mulgó la excomunión contra LuIsBavaro, Km" 
pecador , y Pedro Corbario, Antipapa, en pre- 

(a) Véase la Historia de las Cartujas de España, que pu- 
blicó Don José Vallps, Arcediano de Sün Lorenzo en la i jle- 
■la de Tarragona. 



A LAS S DE ESPa!ÍA. 205 

los O ip-Ds de Torlosa, Valencia, 

; , Yique y Lérida, y los Abades de Po- 

klel, Sanias Cruces , Valdigna y otros. Que- 

muchas consliluciones de los concilios 

que convocó ; y es muy apreciable la colcc- 

) que formó de las de sus antecesores, sin 

cual acaso perecieran. De las que hizo 

el gobierno interior de la caledral, la 

notable es la de convocar el Capítulo ge- 

al que llaman de San Fructuoso , á otro 

la fíesta del Santo: lo cual aun hoy se 

e va, comenzándose á tocar la campana 

las segundas vísperas de la íiesla, y 

no( ándelo hasta la entrada en Capítulo. 

^1 último año de su vida tuvo ocasión do 

ir su gran caridad , con motivo de la 

ist de granos que afligió á este pais. 

ó este ilustre Prelado á 19 de agosto 

li 1 en Pobo , lugar del reino de Aragón 

diócesi de Zaragoza , caminando á las 

vis concertadas entre su hermano el Rey 

Don Alfonso, y el de Castilla. Fué traslada- 

)U cadáver á esta iglesia y depositado en 

suntuoso sepulcro de mármol que está en 

^1 presbiterio en el cóncavo de la pared al 

) de la epístola. Merece este monumento 

todos los elogios que le da Ponz en su viage: 

sobre lodo« es digno de alabanza el rostro 



208 Tuce LiTEninio 

del Arzobispo . que sin ditda es roLrato suyo 
y grandemente ejecutado. El epitafio dice asi: 
Hic quicscü Corpus sancl<B memorias Domitii 
Johannis , filii Domini Jacobi Regis Aragonum, 
qui in XVll. anno (statis suis facías Archiepi- 
scopus Toletanus, sic donó scmUiai infusm di- 
vinitus, el gratia príedicationis fíoruil, quod 
nullus eiusdem (etalis in koc ei similis creder^ 
tur. Carnem suaní ieiunüs , el cUiciis maceram 
in XXVm. anno cBlalis suíb faclus Palriarclia 
Alexandrinus , el administralor ecclesia; Ter- 
raconensis, ordinato per eunt inter multa alia 
hona opera novo monasterio Scala: Dei, diócesis 
Terraconensis , ui per ipsam scalam ad mlm 
ascenderel, reddidit spiritum Crcalori XIV. kal. 
sept. anno Domini M.CCC.XXXIV. anno vero 
atatis sum XXXIÍI. pro qiio Deus tam in vita 
quam post morlem eiusdem esl multa miracula 
operatus. Mas brevemente, pero con mayor, 
especiiicacion, se dice de él en el Necrologio: 
XÍV. kal. sept. anno M.CCC.XXXHII. obiü 
illustris Domittus Johannes de Aragonia , fiUus 
legitimus Begis Jacobi secundi , Patriarcha Ale- 
xandrinus, et XVII. Terracon. Arch, qui feci^ 
vnum claustrum in monasterio Scalm Dei, ^ 
dúo beneficia , el anniversaria in hac ecclesia, 
el quatuor céreos magnos qui ardcanl certis fe' 
stiviíalibus iuxía aliare maius Bealm Teclas. & 



Á LAS rSLESIAS DE ESPAÍÍA Sü7 

llamarle aquí Arzobispo XVII, nació de no ha- 
ber contado entre ellos á üon Guillermo de 
Mongri, á quien este Necrologio solo llama 
electo. Mas yo le di lugar en este calálofío por 
haber sido administrador de la iglesia. Y esla 
advertencia sirva para io que se otrozca do la 
misma especio en adelante. De los escritos 
de nuestro Prelado habló Don Nicolás Anto- 
nio, aunque oniile un tratado que encontró en 
el Pnlau de Barcelona (V. oííii). En un Ma- 
nual de la ciudad de Gerona del año 1534, 
hallo que muerto este Arzobispo los jurados 
de aquella ciudad escribieron al Papa á 51 
lie agosto, rogándole que proveyese la vacan- 
te en el noble Geraldo de Rocaberti , Prepó- 
sito de Tarragona. Quedó la súplica sin efec- 
to, y al diruntó sucedió Don Arnaldo Ces- 
comes. 
A Dios. Hasta otro correo. Tarragona, ele. 




APIÍNDICK 

DE DOCrMENTOS. 



CMweraíio Mcleíí» Sancía I^arim de Terrado, an. ISCXÍI. 
(Vid.pá^. 18.) 

Ex areh. priorat. S. Petri de Terrae, 



iinno InearnaUonis Dominica millessimo cenlesimo XII. 
Bn M.C. quinquageasima, lili, nonas januaríi communi uli- 
NltU providentes venerabllis Raymundus Dei nulu Barchi- 
BoníDsium Episcopus, et canónicorum sibi comisHorum con- 
'"ilw ¡JiferJus annolatus, necnon el aliorum clericonim 
ÍDampIurimus occursus cjm ingentí eliam plebium Nulli- 
liHlJne el milUuRi nobiltum ibídem advenienlinni non inini- 
oui acpessuB convenerunl ad consecralionem domus Dei 
inlmnare eiusdpm Genitricis Del Mariae in comitalu Barchi- 
^nensi in termino Terraciae , jnxta ecclesiam parrochialem 
S- Peiri in loco eodem , ubi anliquüus Ega reos i s Sedes eral 
Unsiructu. DJe siquidem consecralionis confirmaverunl prx- 
dÍQls ecctcsix quidquid possessionum habebal vel habere 
''clubul ubique, décimas videlicet, el terrae el vineas el do- 
"109 cum arboribiis. Constiluerunt quoqne ut prfedicla ec- 
'Iwia cimitlerium undiqup XXX pnssuum eccleiinaticonim 
•^bífcl, el quidquid eodem spalio conlinerelur, suti deíen- 
"one eccJesiaalica posuerunt, atquc temerarie inde aliquid 
'urerenlem vel invadeniem ot'reum sacrileg'ii omnino con- 
B^pnaverunt, doñee canonice salisraceret. Ut autem eadem 
*^iesia plena liberlate gauderet, ccnsliluRrunl ul salva ju- 
*litia el dignitale majoris ecclesiffi , libere qus sui jurís sunl 
Velerunt posüiderctietul nullaeoclesiaslicasCBcularisve per- 
■oaaeamsuis rebue expoliare vel invadere prtesumal aiib 

TOUO XIX. H 






SIO APÉNDICE 

iinalhi'iimlis viiii;ula praibucrunl, cunctisqoe c¡ JDsla ser- 
vanliljLis et burjefaeieiilibus reiiiisslonem peccali 
l)ei griHiiiin promisserunl. Sunl auleiii recnndilffi ín prali- 
baio uitarc vencrande reliquia; bealissimorum Marlyrum 
Cfesarauguslanorum ct Sanclorum Martyrum Severi, JuliiUÚ 
alque Valenlinj. Eodem die dederunl Guillermus Guadsldi 
et fraler eius Bercngarius príefalx ecclesiie olivarlas 11. (quai) 
hübebanl in Olmels ín manso, quí est anle domum Beraardi 
Beisomi, in ipso Valedel. Quod est Hclum die et anno prie- 
lixo,— Sigfnum Reymundus Barchinonenais Episcopus.= 
Sig-¡-uum Pelri diachoni Sacríslinl.— Sigi-num Rageriy le- 
v¡lie..=rSi(ftnuiii Beicngarü sacerdolia. = SJg-j-nuin Palri 
*ubd¡aconi.=Sig-j-num Bercngarii lev¡UB.=S¡gtnuin Pelras 
sacerdus.=S¡gfnuni Berengarü Jevil» ef Capilis bcoI».= 
JoJiannes prqsbyier.^Bernardus levita -¡-.^Sig-J-nuin Rey- 

mundl monBcb¡.= Subdbconus quinan' 

cupanl ArnaÜus Arnaldus qul hoc scripsll die el anno qoo 
supn>. 

II. 

Consecratio ecclesiíB S. Marlini de Sorbed jirope Terraciam, 
an. SfXCVl. {Vid. pég. 20.) 

Ex arch. pñorat. S. Pelri de Terrac. 



.Ati:!" ^ib liti'ni'iu.tiiiiii' iViiiMiii iio.'-ln Jcsu Clirieti miUeutr 
[na iiüiiag'L'a^iuiii VI. i>p miHessima ceiitessiiiiu XXXUtl. 
íiidicliune V. udvenil Uompiius FuIimi vciierandus Barehino- 
iiensla Sedis Epíscopus Terraciam, in locum voclLatum odü- 
quilus Soried, stjpatus prieclnro jam diclee Sedís canomca- 
1 um uolkgio, et exorlalus pnecibus Dompni llbeberll Ug^onii, 
¡irobissimi viri, el uxorís eius Lcdgardls, allorumque homi- 
iiuin eídeiu loaa pertínentiuní, consecravit in prxdicto loca 
fccleíianí In honurii Saacli Marlini a prxdictis abitaloribui 
Tundatam, in episcopiuní Barchinonense, iiirra términos Sao- 
oli Pelri Egarensls ecclesix, cui bxc ecolesia Sancll Marlíoi 
slal subdita ab anllqua lenipore. Praiscriplus igitur vir Get- 
l>erlus (a) Ugonis ex precepto jam dicti Ponlificis cfinceuil 



í") 



,1 U!hU, 



DR DDClJHESTOs. 2i ( 

« jiirecirc:i Kiipr.idicl.im pccipsinm ciiiiilciliim XXX 
passuum, more cedes íaslico eidcmccclcsiie perpetuo 
ienduin. Eo siqutdem tenorc, iit si qiiis inTrn jnni 
vwinum aliqurm invaseril, vcl cuílibcl violenibiii 
Tel aacrariii íbidem conslruclíi infregerJl , nm pro 
I canonice snliüreceril, anatliemalis vinculo conne- 
srpetuum permancbil. Insoper eliam prelibalus Gír- 
uferl prxnominaUe ecclesioe de proprio priedio maii' 
m oblimum, in quo inoralur Siccardus cum filiis 
sulem ipsum nnansum in Sorbed non longe ab ea- 
nia, Terminatur ¡laque a parte orienlís in eolio de; 
a meridie ad ipsum clausum, de occiduo in alodio 
e Mari£ Monserrali, de cireio in rupe Kardinali. 
- isli lermini ambiunl, sic Gerberlus pnefalus, el 
íLidgardis tolum ipsi ecclesix tríbiiiint, ea condi- 
ÍQ vita sua hoc leneant , el lascam exinde jam d¡- 
lÍKlribuanl; post illorum vero obitum, ipsius ce- 
. flolidum. El ín monte Leonis donant ei unam mo- 
tnex, ut ab hodierno die et deinccbs ipsa ecclesia 
aeal. 

niem Fuleo Barcbinon. Episcopus ponlificali auclo- 
ncedo atque confirmo quxcumque actenus sopee di- 
aiie a prtediclo Girberto el u\ore eius, si ve ab alus 
dónala sunt, vel per succedenlia témpora dónala 
b tali deliberatione qualenus temerario ausu aliquid 
ioncessis atque ex concedendis auferre pnesumal; 
lumque niachinaüone surripere audeal: quod si, 
it, perpetraverit, doñee juxla kanonícam censuram 
Barchinon. el clericorumque eius reslitucril, ex- 
calioní obnoxius pemianebit, salvo in ómnibus ju- 
iiíis ecclesis. Aclum est hoc XV. kalendae maii 
JtVí. regni Philippi Regís, =Fulcho gralia De¡ Bar- 
LpiíCopus.=Si^num Stephanug levits.=:Si^num 
tlamundi.=Sigtnum Guilaberti levilffi.=Sjg-fnum 
ti levita; qui el Capud scola;.— Sig-¡-num Gerberli 
Sigtnuní Lndgardia. Nos quí hanc consecraüonem 
{avimus, el quod guperius cal confirmamus.^Wi- 
Ktby le r. =SÍ5f n umRaymundiGeriberli.^Sig-fnum 
i Bonefilli.=:Sigfnum Guillermi Emiemiri.^Ber- 
Tila fcripsil -J- sub die el anno quo supra. 




Lilterce SancH OUegaríi, Arehiepiseopi Tarraco 

cimlaÜsTarracontefarloComitiRobeTio, an. MCXXYU¡{a} 
(Vid. pag. 75.) 

Esc aulogr. in arehiv. ejvsdem ecrlesice. 



UHeg'ariiis Dei dignalioDe Tarracononüis mclropolís dispeo- 
salor ómnibus in Chrísln üdüliliiis. Nollliíe cunclorum innci- 
teauert! (Insideramus qualilcr illu^lds Comes eL Marchio Bar- 
chinnuensium et Provinlix Rnymundus ub amorem Dei de- 
dil , c( Iradidit per scrípluram sute liberlalis Deo et EcclesiK 
Tarraconensi , qoce capud eat ecclesiaruní toliiis cileriorii 
H¡spHn¡iB,el nobis el successoribus nostris civilalemTai- 
racoii'.-iisein ftd resluurandum , el libere habendum, et possi- 
dantium , el (üsponendura in beneplácito nostro, sicut in sen- ' 
plura, quain inde nobjs Tecit, plenius cognosci polest. Pík 
quotjue raemorisi Gelaslua el Caltxlus, Romani Pontífices be- 
nignitale sua inctropolilanain dignitatom nobis conceden do, 
eaindcín Comitís concessionem sais nihiioniinuB scriplis con- 
fíiinarunt, Ea propler nos divina clemealin confisi, ipsius ci- 
Til&tis rcst^uiratioai opernm dando, ad honorem Dei et Ec- 
clest:e ejiíH , cunsUio et liivciie {irsdicli Aayainndi Comitís el 
sulíraiíaneocuBi Ep¡3i:('i'"riim i>t 'i^.hilium im'r.f, et inslanfia 
prBOJpue Bouini Raynn.' r ■ !' ■■■ "i^i ^piscopi, le, vene- 
rabJti^m viril m, el slrenuí' ■ ■i.(-iK.,site el no!>lruni 

Imminio, elaaoramonli.» i,. ■í"\-. . ..--mu' Rodberle , ipsius 
fivllallü Pi'índpem con.«lji^iiiin:'~. j <■ nirniíiimet liia Oinnia ad 
hoc expoeuislj, ul Deo nt bk'eti>5lx ejus semper ibt servias* 
el tuain in dcrensionem chrjstinnilatis mililiam exerceas, Uq' 
de ad honorem ))ci et Ti^rrnconünsis Eccicsis , et noslram 
noslroriuniiiie suui^essoruní lidelilntem, donamus el tradinius 
libi ip.saui uivilM'eni cum trrritorin muí. .<;ii;ul ¡n enría pn'.fati' 




im uuc•J.Il^:^Tn,^ 913 

Coinilis ler..iiii:ilur, ;nl rosliiíUíüiLlcuu, lii.urrii.iiim el pnssiden- 
dura, luisquii siiccRS.'ioribus, ni n; ■ i. i, ■- . u-íis p1 judices 
hoinifies, qi!Í illiii: c<mví>ii(>:-:!i;. '.i c; juslili^i. 



quaiij ilf ! ■ ■ ji^'.l 

alicui, nisi iüi , qui ¡la sit liilelis tt aolíilus biiitiu nnster rt 

noitiío e«oles¡íe , siciit lu. Relinemns vero nd )iorlionem in.- 

ilram el (lomiiiicaturam noslraju omnes eccIeEias , cL ecclc— 

iiasllca jura , et eeclesinaliofts personas , ct familias noslra» 

el clericticum , sive monachorum, el ouines quí ncclroHaslica 

pnEiIia incolucrinl , el omne.i qiii iii (lom¡f)us vel possesKioni- 

tiui pcck'siaslicis hnbilnvpiinl; ila iil iii h¡s ómnibus miiliis 

Prirjíeiis, vnl ¡Jilerior parsonii l;iyca praísuinnl nliqíiid ju^i-- 

cjre, exigere vnl disdingere, sea dis|ioiieic nllo iimqunin in 

'•nipore absque noslro jussu. Iii oinnibiis fjiioqufi qua: libi 

Pfincipieoncndiiims, rellnemus, niniies dacimas fain de ierra 

quam de mari, domorum videlitinl el villarun] , caslrorum el 

forliciarum, qiis ibi sun!, aut tírtinl, ccBlerarumqiic posses- 

sionum: décimas quoque l'i'ucluuin terrx, el animaíium, ct 

pscium,clde pnedis el cavalcalisel de ómnibus proventibii«, 

fuie ad le Principem per nuslram doiialionem ípsius princí- 

palus accei^aerinl. PropLer bxc ornaia beneScia, qiise mihi 

concedil liberalilos veslrn, cgo queque Rodbcrlus, veste.* ñ- 

ddis homii, convenio Deo el ecclesiie Tarrncotiensi el volia 

Üompoe Olleg.iri, Archiopiscope, ut abhaodieet deincebs 

iiin vesler fldeüs homo sine aliquo dolo de corijora voslro el 

dflomni hoaore quem hfidie habet ipsj ccticsia, el vos lia- 

bere debelis, ct iiomitialim di: hls, qus i<i dono, quod mlhi 

fflcistis, i'cliiielís, el de ómnibus c£ciesi:islicis jüsliiiis eí di- 

reelis, quE ad vos periiueiil vel perlincre dciinnl. Convenio 

qaoque vobis ulsecundum meum posse el scnsiini conten- 

dam restaurare ipt>amcivilalem,etdercndcre illam, elomnom 

Testrum honorem, et guerreiare omiies boniincs , qtii jusli- 

tias el juca eccIesisE el vestra el ípsius oivilalis lollere , vel 

minuerc lenlaverinl, el observare jusliliaiii , sieul supcriiis 

consliluialis. Si qua igilur ¡:i erastinum persona ecclesiaslica 

vcl uecularia contra hanc nostr» doualionis el vestre con- 



su APÉNDICE 

venícntÍEB paginam venire prxEumpEeril , componal allfl 
parlj cui injurian) inrerre lenlaverit , libras auri In'ginfa , 
postmodum h»c pagina perenniler robur suum oblinee 
Aclum esl hoc nnno ab Jncarnalione Domini M.C.XXVL 
pridlc idus inar(¡i.=01le^arLiisDei gralia Tairaconensis A 
chiepiscopus,= Sigtn''in Roberü Princip¡s.=:-í-Itaimuncl 
Cci ^raíia Ausunensis Episcopu3.=Sigtnum Arnalli sace 
dolts , alone Decani.z^Juro ego Rodberlus Tarraconens 
Princeps libi Domino meo Oüegario ejusdem civilalis Archi 
episcopo , quod ab hac die, el deincebs fidelis homo el soli- 
dus ero tibi el ecdesix \ax , el Taciam et allendam lib 
omnes conven ien lias, quas tibí conveni , sicut scriplx sud 
inler me et le, per fidem stne engarnio. Et si forte, quod absili 
rn hjs per ¡ncuriam deliquero, inrra Iriginta dies, en quo ani' 
inonitus fuero, vobis salisfacinm per Deum el hxc sanclJ 
qualuor Evangelia. 



Ordinatio le vita reglan i'n ecclesia Tarraconeiui , on 
MCLfV. (Vid. pag. 77.) 



O. 



Ex autograph. i» arch. ejusdm ecel. 



in primitiva Ecclesia mulUtudinis eredenlium etí 
cor unum et anima una , nec quisquam , eorum qus possi 
debat, aliquid dicebat esse propriura , sed erant ilJis omni 
comuiiia, quodapprobanBPsalmialadicil: Ecce quam bonw 
et (¡uam jticrtndum habitare fratres í» unum ; idcirco eg 
Bernardus, Terraconaj Archiepiscopus, annuenle et consiiiai 
prKslanle Raimundo, illustrlssimo BarchinonK Comité, Arí 
gonum Principe alque MarcEiione, insliluo , ut in ualhedra 
ecclesia Sanclae Thecl» , quse Terraeon. provJnlise capud i 
metrópolis esse dinoscilur, sinl amodo el in perpeluum ci 
nonici regulares , et non alii, quí ibidem canonicam el Api 
alolicam vilam ducant, secundum regularem instilulionei 
Beati Palris Auguslini, videlicet, ut comuniler vivanl, in r€ 
feclorio suo comedanl el in dormitorio dormiant, ad officiui 
ec el esl as lien m pariler el comuniler oeenrranl, pr^lcr eo 
quos molestia seneclulis vel inlirmilalis impedierit ; imileí 
tur morem el consuelndinem rcclesife Sancli Riiffi in dev 
liOnCeccIcsiSElidorncíi, in vicln colidiano el in hsbilu el 



DE DOCUMENTOS. 215 

rtcali. Instiluo u[ insti'lüal ArcliiopisL'npus ibi Priorem c!au- 
«tralem cnnonicum regularem, qui doceal el cnmponul vitam 
et mores canonJcorum, el cum ncacs^ fueril, corum cnoritir- 
lalescomgnl ; ponal quoque exlrinsecus cuín ccin^ilio Capi- 
luU personas rdig'íuñns el regulares, sccunduiii quodopiiR 
fueril, quie régimen el disposilioncm habeant in pu^sessioni- 
bus cslrinsecis, et laboranlibus, et colligeudis, alque cnngrc- 
pndia víctualibus, dequibusscrvialurt;! inin¡strc(urill¡s,qiii 
¡o claoalro die el noclc Deo famuliiiUur. Kt k¡ Archiepiaco- 
pas,eos, quos inlus vel extra majorcs insliluerll, ■uuUlef 
Hlirregulares esse cognoveril, amoneaf eos, el cum saniori 
Capiluli consitio inslitual alios de clericis calhedralium eo- 
sleitarum, vel reti^iosoram loeorum noslrse provinciie; ac 
(^ai ad) nostram ecclesiam, quasi ad malrem propriam, be- 
neficium socielalis poslülanlca cunvencrml, non eis, denege- 
lof.sed benigno recipianlur, el loeum suum siciil i7nus ex 
Tralribus habeanl, lamin vila quam in morle. Ad commu- 
osmaulem suslentalionem predict'-inimcanonietiL-nm conTero 
(p) Bemardus Terracon. Archiepiscopus, alque dono ipsain 
'oniludinem seu monitioueni, quam ibi edifü-^o, ad manen- 
. itm el habililnduin In perpetuuní, ul ibi slnt tuli ipsi el res 
eoriim nb exercitu navali naviganlium Sarracenomm ; et ul 
Mem habeanl euas orflcinasinrcrius el superins, subtusce- 
lliriasuaet orrea, supra vero refreclorium, el dormilorium, 
coquínatn el capilulum, sicut dislincluiii cs(. Dono ilent 
pnflalis canonicis ipsam capppllam inTerius el superius, 
íute conllgua esl ipsi tbrtiliidini, Dono ilem pcslíatia cano- 
MÍs medietalem omnium decimarum Terracono; , el Ter- 
íMoaensis terriloríi , sicul ipsum lerrilorium lerminatur h 
orla Barchinonx Comilis , ¡n qua illud ccclesi» sanct» 
Thecl» donavil. Dono pralerea ipsis canonicis raediela- 
lem lotius dominicatur» noslra, tam de lerns quam de vi- 
Mi) el planlis, ortis, molendinis et Tumis; de omnibuf 
ctiun adquisilionibus, sive de térra seu de niarí, et de omni- 
ble juslílüs, sive de ómnibus oblalionibus el deiranclionibu!! 
(tallia ómnibus, qus &d Archiepiscopum perlinere videnlar, 
pK modo habel, el deinceps habiturus esl in Iota Teiraco- 
Melinloto territorio Terní con en si, sicul lerminalum pst, 
bbeal Archiepiscopus medielatein , et cationici aliam medie- 
l*lein. Insliluo ileram ul in ómnibus diebus Dominicisetpr*- 
(ipuii restivitalibus msjores misse, qute cantanlur in hora 



816 ífÉndick ' 

diey lerlia, in ecciesia Sánelas Tecla; celebrenlur. Con 
quoque alque i:unsacral iones Poiitificum in eadem eccl 
SuncUe Teclae nichilomJnusceleWeiilur.InsIiluoilerumq 
ijuandocunfjue Archiepiscupus in reieclorio cum canoi 
comedere voliierlt , cum capellano suo lanlum ingredií 
alquB apponaíur ei soli de ómnibus cibls quantum appoi 
duobus canonicis, ul quod remansent, ad elemosinam di 
Simililer ai in dormitorio Tralrum idcm Arcliiepiscopus q 
scere voluerit, tiabeal secuní, si sibi placueril, propriuin 
pellanum. 

Aclum est hoc lerliu kalendas novembris anuo Domí 
Incarnalionis millessimo cenlesalmo quinquagessimo qu; 
icgnante quoque Leodovíco Begejunioreanno XIX. JnF 
cia.=SJgnu[n Ego Jacinlus Díaconus Cardinalis Aposli 
Sedis Legalus. = Sig-f-num ñaymundi Comes. =SigÍ' 
Bernardi Teriuuonse Arch¡episcopi.=Sigí-num GauFredi 
lusensis Episcopi.^Sigi-num Bernardi Urgellen. Episea[ 
Sigtnum G. Barehinonfe EpÍscopi.=Signum Berengnri 
gralia Gerunden, EpÍBcopi.=Sig:num G. Illerden. Episcoj 
PelrusUeigraliaCesaaraguslanen. Episcopus.=Signum: 
mundi Dap¡reri.=Signum Atnaldi de Lercio.=Signum ( 
Castro vetulo.^SignumK. deVillamuloruin.^^St'lercdus 
1 iriu9 Terracon. Sedis boc scripsil mandato Bernardi Te 
thonie Archiepiscopí, et Kaimundí Barchinoii» Coaülif 
el anno qun supra, el sigfnum i,f 



Donatio Domini Bernardi Tarraconeníis Archiepiscopí a< 
aumenta eanonicorum, a«- MCUX. (Vid. pag. 79.) 



£¡11 Carlhttl . eccl. Tarrac. 



Da. 



I sustentalioni human» vils apud oí 
certum esse constal, videiicet, viclum el tegumenlum, 
bus unusquisque perfeclus contentum se ease credil. Qui 
go .jusliim el pium esl, et eliam raüone plenum, in 3 



pie 


vivf 


mlíbu! 


i, quihM! 


s est anJmi 


lunae 


t COI- UUI 


im in Do 




snli 


iiin iii 


^^píriH^fil 


lÜiLIS, si^d. 


ulianí ir 


1 lenipoc 




víderc, 




iigeiiUa 


Itniporali 


uní el i 




inopia. 



^^m 



DE DOCUHEINTOS. ^17 

a^fíicianl, el sic miiius inv^nianlur npli rcgno Dei; idcirco m 
Xpli, nomine ego fiernardus, Üei dignalione Tarracon. Ar- 
chiepiscopus, dileclis filiis noslrla ejusdem Tarrtiuun, Sedis 
c;inonicis reg'ularíbus, cui aucture Deo |)tiEs.sumus , pneler 
donalionein iünm, (¡iiam eisdeni canonicis jam dudum feci- 
mus, el üüL'iplo tirmavimns (a), nuiíc ad indumcnla sibi con- 
ferenda ¡Itam villam, qu¡B dicitur Iteddis (modo Rens), cum 
omni lennino suo cullo el horemo , et cum dominicaliira et 
laboraUone ibi habemiis, el habiluri sumus, e( ecciesínm at- 
i^oe parrochiam spectanlibua, cum decimis ac primiciis sais 
elobhilLonJIíLis, defunclionibus, et csleris bonis ¡bj prove- 
nienübus; necnon ad ecclesiam Sancli Fnicluosi (&), cum 
, nnni alodio et hotiore suo cullo el heretno , cum decimis el 
. primiciis ejusdem alodii et ómnibus bonis in eandem eccle- 
Mmprovenienlibus, damus, alqiie prasenli caria Imdimiia 
[ ilErnLamus;]qualÍnuspraBdicl£ Sedis regulares canonici pre-- 
ícnles el fuluri ea polenlialiler et poleslalive habeanl el 
pnstiideanl ¡n perpeluum, cum ómnibus fruclibuR et reddili- 
biis suis, tam in decimis, quam in primílÜE, et atüs quibusli- 
bet oblationibus el usaticis, sicut mclius et ulillus ad eorum 
inltll^i valel ulililatem. lia lamen ul priediclas ecclesias se- 
«■adam Deum cangrue decantan raciant, Si aiilem aJiqua 
■«(esiaslica aiecularisve persona hxe inlringere templave- 
til, sLlanathema, maranalha, nisi rescipiscens viólala limen- 
daTcrll. Facía caria donacionis UT." kalendasjulii auno Do- 
minica Incamalionis M.CLVIll. rcffni vero Ludovici Regis 
Imioris anno XXin.=Sistnum Bernardi Tarraeon. Archie- 
piwopi.^PelruH Sacrista subscribo.=íí'gfnum Berlrandi de 
llediano.=Sig+num Peiri de Carcass(inn.=SÍBtnüm Ro- 
li«rtiG¡nelh.=Sigtn"ni R-' de RibeB.=Sigtnuni Bernardi 
i" Fexa.=:Si^num Arnaldi de Manpon8.=Ego Raymundus 
«csrdos jussione Domini mei Archiepiscopi hanc earlam 
tripsi el signum -i- propría mamt feci die et annoque pr¡g~ 
Mriplo. 



H Ann. tidelic 
(*) Qu» rilrs n 

, F. Copuf. 



XIJ. 


»ta r<Q 


. ac XVI. 


niiiJ 


a vero 


t^iamt ob 




»porlD 


tobricM) 




Aleasandrí lll. brete tn confirmalionem eanonka Tarr&to 
nensii, eiusjtíe pouessíonti"!, circo an. MCLXXH, (Vic 



Ex avtogí: ín arch. eccl. Tarrac. 

/Viexander Epjacopus servus servorum De¡. Dileclís ñliis R 
Prtepoaito el Capilulo Terraconen, ecclesiae, salulem et Apo- 
alolicam benediclioncm. Cum silia secundiim regiilam Beal 
Auguslini canonicaii vilain professi , el arclius divino cullni 
mancipatt, exigit olficii iiostri debilum, «I paciel quieli ve- 
alrjB debeamus fervenler inlendcre , et jura veslra prala 
cnmmune debitum speciali soiliciludine conservare. Ea ptO' 
pler, 'ijlpcti ír Domino lilii, miaislerio susccpt» amministratw- 
nis inducli, et veslris jusljs poslulalionibus ¡nclinati, canoid- 
;:ani veslram cum ómnibus bonis el posseaaionibus , q.uaB il 
pnüsentiarum juste et canonice posaídet, aiil in fulurum juíU 
itiodis prseslanle Domino poleril adipiaci , aub Beati Peiri e 
noslra proleclione suscipimus, el pneaenlls scripti patrocina 
uuinmunimus. Staluenlea ut nulli omnino hominum licea 
vos vel canonicam veslram temeré perturbare , aut jura ve 
ííira vobis auferre, vel ablata retiñere, aeu hanc paginara no> 
> stne prolcctionis infringere, vel e¡ aliqualenus conlraire. S 
(|uís autem hoc atlemptare prtesumpserít , indígnationen 
Oriuiipotenlis Del el Bealarum PeIri el Pauli AposloloruD 
fijus se iioverit ¡ncursurum. Dalum AnagnÍK XVIII. kalenda 
julü. 

VII. 

Ciemeulis Papa ilL bulla , qua S. ecelesiam Tarraemieíami 
sib Sedis AposíoliccB protectione constituit ao con/írtnol 
an. MCLXX.\Vni. (Vid. pag. 79.) 

Ex auto^. in arch. ñusd. ecclesia. 



I^lemens Episcepus servus servorum Dei. Dileclia ñlíis Ra."} 
mundo Pnepo»iU> el eanonicis aanclE Eccleiie Tarraconu 



DE DOCUMEKTOS 219 

nprssenlibus quam Tuliiris regularem vilam professis in 
perpeluum. Quoliens a Nobis pelitur quod religiioni et hone* 
slatí coQvenire dinoscilur, animo nos decellibenli concede- 
n,el pelenliura desideriis congriium suITragium imperliri. 
Eapropler, dilecli in Domino fiUi, veslrisjiistla postuialioni- 
liuscismcnler ariiiuirnus, et prafalam ecclesiam SanclK Te- 
cÍ£, in qua divino eslis obsequio niancipaü , aub Beatl Petri 
elnoslraproleclione suscipioius, el preesenlisscripli prJvíle- 
E;ia comnmnimua. la prímis siquidem slatuentes, ut ordo ca- 
nonicus qui aecundum Deum el Beali Aug'ualini regulnmi 
peibotise ipemorite Bernardam (a)quondainTerraconen. Ar- 
clü'epistíopum in eadem ecelesia ijislilutus esse dinoacilur, 
perpeluis ibidem lemporibua inviolabíliler observelur. Prsa- 
Ivea quaacunque posseasiones, quxcumque bona pradicta 
ecdesia in prEesenciarum jusle et canonice possidet . aul in 
lulnrom concessione Ponlificum . largilione Reeuní vcl Priii- 
. cipum , obtaljone fidelium, seu aliia juslis modia prieslaiile 
I fiomino poleril adipisci , ñrma vohis veatrisque suceessori- 
hii el illíbata pernianeant. In quibus heec proprib duximui 
«pfinienda vocabuüs: bcum ipsum, in quo prafala ecelesia 
Illa esi, cum ómnibus perlinenliis suis, medietalem omniuní 
feimarum Tarraconas et Tarraconen. lerrilorü , sicul ipsum 
IfHÍtorium terminatur in caria quondam Barchinonen. Co- 
, in qua illud ecelesia; vealrx donavil , ex dono , videti- 
Mt, memorali Archiepiscopi. Ilem exejusdem donalioneme- 
iliílalem lolius dominicalurie auie liim de itTris quam de vi- 
ita et plantis, ortis, molendinis el rurn¡:i, de ómnibus eüam 
«dquisitionibus, sive de Ierra sive de niart , el de ómnibus 
jaililiis, aive de omnibua obialionihus el defunotionibua , el 
»tis ómnibus, qu»ad Archiepiscopumperlínerevidenlur, si- 
tolinejusdem Archiepiscopi so ripio autentico plenius con- 
linetur (6), Libértales quoque et Immunilates, ralionabiles 
Kiaaeludines ecclesix veslre concessas , necnon el insli- 
iBlionea a memóralo Archiepiscopo regulares in eadem ec- 
■lesis provide facías et haelenus obsérvalas , slcut in ejua 
Kriplo autentico conlínelur, ralas habeinus , eosque Tuturi* 

(o) Bcrniriliioi jrilicel Ton, qiiivilam re(¡iilari:ni primuí oronium 
1° hioc Ercleiiam invvxit auna 1 1 54. Vaie Crutlra S. Oldegiriu* 

{') Viil« tupra «J aanuin uSj et iiSi), 



L 



310 &rÉ^DlCE 

lemporibua illiüatas matiere censcmus. Ciim aitiem genera 
ioterdictum terrs fuerjl, liccal vobis clausiajanuis . exclaE 
exeomunicatis el intecdictis , non pulsalis campaDÍs , sn] 
pi'ensa voce divina orfiuia uelubrare. Deceniiinus urg^u, ul ik 
lli oinoino humiaiuu fas ail prutíalam ecclesiam lemece p< 
turbare, aut ejus possessiones aufcrre, velablatasretinei 
minuerc,seu quíbuslibeí vexalionibus látig'are. sed omr 
integra conserven lur eorum, pro quorum guberiialione . 
lustenlalione concessa sunl , usibus omnimodis profutar 
salva sedis Aposlolicte auctorilale , el flerragonen. Áreliie 
piscopi canónica jusliLíá. Si qua i^ilur in fuluruin ecclesia 
slica sKculaiisve persona hancnoslneconstilutiaiiispagluai 
Rciens contra eam lemere vcnirc Icmplaveril , secundo, i»' 
liove commoiiita , oisi reaLuui suum cang'rua aalisfacltooi 
correxeril, paleslaLís, lioiioriüque sui di^nllale careal, reuu 
que Sü divino juditio cxislcrc de perpétrala iniquitateco- 
j:'iuscitl, el a sacratissiuio Corpore ac Sanguina Dei el DoaJ 
ni Redemptoris nostri Jesu Xplj. aliena iial, ñique la eslrS' 
WQ examine districtie ullloni subjaceal. Cundís aulera clden 
I ii!u sua jura servanlibus sit pax Domiiij noslri Jesu Xpb 
i|<Ki[imis et hic fructum bonse aclionia percipianl, el apU' 
Fiiilriufurn JudicemprEEmiatElerna pacía ¡nveníanl. Amei 
- iiHii, amen. 

¡■.•¿a Clemeus calho]icxEcleüiíeEpiscopussubscriba.=Loc 
^\;:¡i\if Domine doce me faceré votuntatem tuam,=E|j;o Thct 
L.ldu.í Hoslicn. el Vellelren. Episcopus subscrÍba.==tEg 
Juliannes presbyter Cardinalie til. Sli. Marci subscribo.: 
T!'igo Laborans presbyter CardlDaJTs Slx. Marix (ranstíberii 
;;i. Calixii subscribo.=-i-Ego Pandulfus presbyter Cardinal 
basilicse XII. Apostolorum subscribo. =-t-E^ Melior presbj 
1er Cardinalla Sanclorum Johannis el Pauii Ut. Pamachii sal 
Nrir¡bo.=-j-Ego PetruB presbyter Cardjnalis lit. Sanclte Cecili 
s..Wii'ÍlKi.=.tEgoRadoirus til. Sánela Práxedis presby I' 
CiiJinalis subscribo. i^fEgoPelrus til. St¡. Clementis pres 
Ij^ier Cardinalls subscribo. =fE8o [Bobo Ut, SliE. Anaslasi 
pres'^jyter Cardinatis 9ul>Rcribo.=-i-Ego Alexius til. Sise. Sa 
sn« presbyter Cardinalis subscribo.=i-Ego Peirus presb] 
ter Ciirdinalis til. Sli. Polri ad vincula subscribo. =fEgo Jo! 
d.irms preabyler Cardinalis Site. Pudentiante lit. Pastor 
aubscr¡bo.='I-E^o Jacobus diaconus Cardinalis .Sis. Mari 
ia L'.oB.uidyii subácribo.^tEgo Grtktiaaus Sanctorum Com 



I rt DímiaBiíineoniis Ciiriim.ilissiiljucn^o — -¡-Eg"!) Ocfavianuí 
I Sanclorum Ser^ii el Bachi diaconus Cardinplis siibscribo.= 
■J-Ego SoffreduB Slae. Marise in via lala diaconus Cardinatís 
subscribo. =fEgo Bovhs Sli. (íeorjii diaconus Cardinatís 
inbcribo.i="¡-Ego G. G. SIíe. MariK inpo^licudiaeonuBCa^- 
di^aliíEubsc^¡bo.=:-¡-Eg;o Johannns Fdrx diáconos Cardinalia 
Sli, EuBlachii juxta Templum Agrippa* subscribo. ^fEgo 
Miannes Sli.Theodori diacomis Cardinaiis subscribo,=-í-F.gci 
Bemardua Stx. Martx Tiavx diaconus Cardinaiis subscrílJo.r= 
tEjo Greporius Sise. Maria; in atLuíro diaconus Cardinaiis 
luiucribo.^Dalum Lateran. p<^r manum Moysi Slai. Ro- 
BUDB Ecctesise subdiaccni , viccnri agentis cancellaríi Vil. 
idujunii, indlclione sexta, Inenrnationis Dominicüc nn- 
•»M.C.LXXXVin. ponlificatus vpro llomini Clemenlis Pa- 
IIULanno primo. 

VIH. 

"■ Btrnardtis Torls, Árchiepiscopus Tarraconeiisis conprtnal 
Huberto, Principi Tarraconsnsi , donalionem quam eidem 
S, Oidegnrius prmdeeessnr <¡uun fecerat, an. MCXLViíl 

(Vid. pag. ao.) 

Ej^ aulogr. in ¡irrli fr¡, Tirrne. 

^uoniatn sicul nnliqnorum auül'irilas commendal, concor- 
<l¡í, ¡lace ac juslilía populí nuiriuntiir, atque nh eadempo- 
pnlahis (ribus graíia divima copiosJus adquiritiir; idcirco 
^go Bemardus Tcrraconensis Archiepiscnpiis , ob rcslaura- 
'ionern Terra con en.«i>) occIesisE el civilatis , el ul ílli , qui ad 
«andem urbem incolendam convi^nerinl, sunin ibidem lulius 
[fraganl vilain^ dono, laudo, confirmo libí, Rodberle , Prin- 
ceps Terraconensis el succcssoribus luis , iltam donalionem, 
i)unm bealse memorííe Ode^rius prcdecessor meus reeil tibí 
^e Ips.i civKale TTrnconensi cam lerrllorio suo ac termlnia, 
'ituí resonal in ipsa caria, quam Rr.ymundus, lilnslria Compí 
Sarchinonensis et Marcliio fccit el el ecclesi» Sancire Te- 
'Is. Dono quoque ugo Bernardus prEedielus Archiepiacopn* 
•ilii, Rodbcrtc, Princeps Terrrconensis et suceessoriijus tuis, 
üliaipialerraconenai civttalc et«xlra civitalem, videticel, 



Z2S Al■[:^u1cr. 

¡n toto lerrilorlo ipsius <^lvíI;:iI¡s , sieul ¡iisiuii if trlloriuiii íí 
minatur suislerminis in carln ¡iirepliali Comitis asBÍgnaüsJ 
beas 1[II." parles lu et successores lui de omiiibua retldiiiba 
UEaiLcJs, explelis, leudis, jusUliis, aliísquc proBigalionill 
et adquisición i bus, quae In ipsa civilale vel in terriloiio gi 
lunl, au[ erunl nosiro cammuni consilío, lam in [erra qua 
in mari. Quintam vero pariem omnium supra dlclorum cii 
lalÍB el lerrilorii relineo michi, el successaribus meis Arcti 
episcopis el ecclesice Sancti» Tecls concedo ilerum libi, Roi 
berle , el successoribus luis , atque dono , ul in ipsa civila 
Terraconse habcas luum proprium furnum, cl luum propriui 
motcndinum; michi quoque et successoribus mds Archiep 
icopis relineoallerum furnum, el altcrummolendinum.ln CU 
lerÍB aulem furnis et molendinis relinco meam V.»°> pariem 
•icut in aiÜG provenlibus civilalis ipsius el territorit. Tibí in 
lem, Bolberle, el successoribus luis quibus huno honoreí 
poat te habendum concesserimus , nulla crit licenlia donar 
de supra dictís ómnibus, vel alienare alicui extrañes poleiU 
(i, sed ille luus liares, vel successor qui per nos hunc honft 
rcm habilurus esl , et per successores nostros et tuumlociú 
tenueril, lia sil fidelis, el solidus homo noster el ecclesioe ot 
tTEB atque successorum noslrorum sicul tu. Relinemus pr» 
lercaad portionem noslram, el dominica tucam noslram omne 
ecclesias et ecclesiastica Jura et ecclesiasticas personas t 
familias noslras el clericorum sive monachorum , el omne 
qui ecclesiastica prredia íncoluerinl, ct omnes qui in domibu 
vel poEsessionibuB ecclesiaslicis habilaverinl ; ¡la ul in hj 
ómnibus nullus Princeps, vel inrerior persona layca prteau; 
mat aliquid judicare, exígere vel djslring'ere seu disponCD 
ullo unquam in lempore absque noslro jussu. In ómnibus quó 
que, quaB libi Príncipi concedimus, relinemus omnes deciiHB 
frucluum terr» el animalium et píscium , el de prxdjs el ci' 
valcalis, el de ómnibus proventibus ipsius civilalis el lerri- 
loñi lam de Ierra quam de mari. Propler hsc omnia beneGcit 
quK mihi conuedil liberalilas veslra ego quoque Rolberlus 
vesler fidelis homo el solidus convenio Deo el ecclesix Ter 
raconeosi el vobis, Domne Bernarde Archiepiscope , ul at 
kae die el deincebs sim vesler fidelis homo sine altquo dok 
decorpore veslro, etde omni honore qucm hodie habel ipst 
ecclesia, el vos habere dcbetis, et nominalim de his qus io 
dono quod mihi facilis, retinelis, el de omoibug ecclesiait^ 



r DK MCDMEMiW- 223 

P cüjusliEli^ el direRlií, qiiíe iid vos [>crl¡ni;nl w.l psrliiiere de- 
ben!. Convenía quoque vobis ul secuiiduLH rneuin posse e[ 
[ seneuDí contendam reslaurare ipsaní civitateni, el defenderé 
ülain et omnem veslrum honoreiTi, et guerregare omnes ho- 
miiies qui juslitias et jura ecclesi» el veslra el ípsius civi- 
Utislolíerc vel minuere leniptaverinl, et observare juslitiam, 
¡ sicul juperíuE conslituislis. Convenio ilerum vobis propler 
I eommune comoduRi et ulililatein ípsius civjlatis ut singulii 
íanisindieeinerls, qui vocalur cr»pii[ jejunii, eligam per ve - 
ilriuii consiliitm duas personas de habita toríbus urbis Terra- 
«ineiisis, sub quarum arbitrio, judilio vel consilio tola pr»- 
pílala Terraconensis civitas cunn suo territorio et lerminís po- 
nalur. QussupradictsepersoniG vobis jurabunt se secundum 
inamposse servare juslitiam etcomunebonum ipsius clvila- 
lii, el ul fideles sínt vobU, et mihi Rolberle de noslra justi- 
lú. Isli dúo aceipienl omnes estacamens tolius civilalís Ter- 
'auneasiset sui territorii: judicabunl placlta et facient di- 
■Iriclas ubi opus fuerit. El si eg'o Rolberlus nollem elig-ere vel 
■Uapassem ¡RDi dictas personas , vos vel veslri successorea 
Eügaoleas. Ilerum adicimus ul omnes babilalores Terraco- 
Wnsis civifalis et su¡ lerrilorii preler clerura jurent vobis el 
■ucceasoribus veslris fidelitalem de corpore veslro, el de ho- 
lofe veslro , alque de honore ccclesiie Sanóle TecUe. Islas 
■npra dictx duffi personie nou habebunt estácameos , ñeque 
diluid districlum in Prselatis ecclesiarum, vel ín suis familiis 
ñeque in aliquo ex clero, lili homines quibua ego Rolberlu» 
^bo meimí honorem, per consiliurasupra diclarum persona- 
film Tac ianl mihi fídelilatem bominii. Judicabunt supra dicli 
judices negocia civitalis et lerritarií secundum leges el bonai 
^nsueludines Barchinonensis curix. lili vero qui adiocolen- 
^10 urbem vel lerriloríum venerínl, non facient aliquem 
unsuDí vel servicium de mansión ibus in quibus habilav&- 
'''nl, ñeque de lerris quas laboravednl prailer décimas ctpri- 

"licLaE, elquod par ¿oum donel, el nugeram (vel 

'"ú^erarn) ordei annuatim, ñeque faciet quísquam habitalorí- 
^^ prf dicta: urbis, el lerrilorii aliquam fürdam, districtuní, 
^'exaclionem nisi supra dicli judices per juslitiam. Térras 
lu'eni heremas, quas Terraconenses milites adquisierínt, re- 
'">eanl per cousilium judicum, secundum quod eis opus fue- 
'I' ad propríam laborationem. Reliquas dent ipsi milites per 
^■Uilium eorumdem judicum laboraloribu*, el nichil ab eit 



Í2Í- A^S^ftH:F 

ex¡g«nl, nisi qiiandim judie es diclavprinl . SííkiIpui rint(iiif^-«i 
reí me Kolberlum haliore i-aiisnni cuni Dntolito itiro Aiti^k lu 
episcopo non in polcslule jiidrciim , í^kI in iiiiiiiu ipsíUH JW.r< 
ehíepiscopi ñrmarem, et lacei'-tii juNlJIifim. Decrntum stq»x j- 
dem convenienlise prsephaUe pag'ina^ erit ¡nier me el biicc^»- 
sores meos, el inler Üominum meiim Arehifipiscopum tí 
auccessorts suos. Aclum ent hoc anno ab l^(^am^[io^e Donij- 
ni M.C.XLVflI., V. idus febroarii—Sigtnum Ro[berli.=-Siff- 
-j-nuní Agnelis, uxoris ejus, qui [supra dictas convenientis» 
Tecimua el firmav¡inus.:=Sif{-niini Guillermi de Aqiiilone.= 
Sig^niim Conii.^:Sig-i-tium Ralmundi de Osloles.^=S¡gftium 
Guillermi Pelri.— Si^num Balduini. =tSignum Bernardl . 
Terrachonensis Archiepiseopi.=Si^f tium ílurandi, canoiiici i 
Sancli Ru p h i. =f Bernardas Vieja qui lioc rogalus acrípsi 
cum liUeris supra scrípti^ in VI. linra, dio, an noque preflxo. 

IX- 



is eedesice ae provincia preces ad /nnoMnlíutn 
Papam ll¡. directiB pro obttnenda D. Spnragi in Tarro- 
eonensem Arckiepiscoptim elertionis rotifirmatiove ■ on. 
MCCXIV. (Vid. pag. 80.) 

Ex auiograph. inarch. eiwd, ecct. 



ijnnctissimo Patrí et Domino suo J. Dei gralia summo Pon- 
lifici universus clerus el populas Tarrachon» salulem et to- 
lius obedientiai Tamulalum. Cum Torluna gravis flebilisque 
easus longx el diulurnie infirmitatia Domini nostn R. Tarra- 
eon. Archiepiscopi, píx recordalionÍE virí, eccl«BÍamnoBtraai 
ípsius solalio elprovidenlia, permlUente Domino, miserabi- 
lller viduasset, ipsaque dampnis multiptlcibus expósita et 
perículis remansissel, pii palrls consilío destituía , summa el 
ínefTabilis bonitas Dei Omnipolentis noluil eam vidultalis lan> 
^ore deficere diutius el dolore , in idoneum sibi sponsuin 
elemenler providens, et nobis salubriter in rectorem. Nam 
nuper cum habita quorundam Epiacoporum pnesentia el d^ 
•ensu, nado etiam ab alus sufl'raganeís consenau , qui ¡nie- 
resse eleclioni non poliieruiit, sicut per suas se excusavere 
litleras, rationablliter, ul credimus, pnepedili, sánele eljusU 



DE DOCtlUENIúS. S95 

»l canonice sieul decoit ac secandiim DeQm de suhsüluendo 
pulore concordiler irtclaremus, ila inenlGs noslras divina 
gralifluíiivit quod üoulos levanles ad ccelum el Sancli Spiri- 
luigralíam liicriniabijiler invocaoles uno anJitio , uno sensu 
acvoce in venerabilem S. PampiJon. Eptscopum unanimíler 
convenimus universi, virum ulique g'enere regio nobiiem, sed 
Duribas longe nobiliorem , bontcque el lllesEC opínionis , et 
^Binlam huiiianri fragililas nosce sinll, honeslJs inoribus hor- 
tniuní, humililalis el palienlis dono pr<ediliiin , caslilalis, 
tiospilalitalis el cari tali a muñere insignilum : in quo quidem 
Iwna discrelio et IJUeratura surUciens vig'el, cum sit in sacrls 
Miipluris et ulroquc jure EiirficienLissime emdilus. In rebus 
cIJBín el negolíls ecclesia^ticis providum et sojlicitum decla- 
iti Pani|iilonensis ecclesiie slnlus qiiam fideliter, ulililer, et 
pndenler r^xisse illlus palríx teslimonio comprobalnr. Ipsi 
ititurgralias exolvenles , qui soliis est cunsolalio Iribulatis, 
nufeBlalis el sancUlatis vesirre pedibus loto aíTectu et animo 
pnrolulj , clenientiam veslram pronn mente rogamua , et ob- 
(Kranius obnixe, qnalinus poíilulalioui, et lam saiiclK ele- 
lüoni ejusdern confirmal i onís racililatem. adbibealis el robnr, 
«Uiiauní nobis poslulatum pairein el paslorem misericordiler 
nncedalis, et ad ecclesiam Terraconensem, cui in ejua e( ex 
<¡us absenlia lam ¡n capile quam in mpmbj'is, ex mulla ma- 

'ilia ex dereclii Principí:^ iioviter sevienle, nonulla 

peticala , , . . nunc perlurbalionibus subjareat, el oíole- 
sCispravomm ub¡quesíevitiaimmariiIersaavienle,pocis nuB- 
lutmet síecuriíalistranquillitítle vigente, et ipse paElorali 
MlliciLudine el polentia rexite parenlel», qua in lemí nnslra 
ilpartibua Ispanj» pra'potens esl , el multa (antis dispendiis 
tial el possil, et audeal consulle ocurrere, el virililer obvia- 
fe.Necesse esl, admodum Sánete Paler, ut nos et Tarraco- 
neneem provinliam ejusdem poslulali feslino redítu, et jo- 
íundo, cjus, si placel, negotio brevitet el fcelioiler expedito, 
qnanloeiiis leljficare velitls. Ut aulem vola omnium nosirum 
io hanc ele::lionem indubitantes convenire noscatis huic ca- 
aonicD decrelo proprüa manibus roborando subscripsimus oc- 
Uvo kalendas marlii anno Domini MCC.XIV.^Sigtium Pe- 
tri üi^eHen, Episcopi. — Ego Poncius Derlusen. Episcopus 
iijbscr¡bn.=EgoR:iyinundusTarraconens¡Ía ecclaa. Prseposi- 
as subscribo. ^Ego A. Tarracenensis eceta;. Arcbid. sub- 
-eribo.^EgoRaymundusGuilielmusTarraconens.ecclEe. Ca~ 
TOMO Xi\. 15 



226 APtNniCE 

mernrius subscribo.— Si gfnum Raymundi Tarracooen! 

ecolEe. Sacr¡s(aB.=:Sis'fnum F. Tarraconen. ecclK. miaoi 
Saer¡8tae.=Ego Magisler Jaeobus, Prior clauslralis confina 
=Sig'-¡-numGiiillermiPrEecenlor¡sTarracon.=EgoBBrlrandii 
Cornubovensia Prior subscribo. =^Ego Arnaldus Tarraconen 
eccliB. opemrius subscribo. ::^Sigí-num Guillermi de Peral.= 
Ego B, de Caslelleio Tarraclion.=Ego Johannes Derlosr 
8Ubsori¡io.=SÍgf num Pelri de Manlevo.=Ego R. de Barbe- 
rano 3ubscribn.=Ego R. de Casia subsig-{-iio.=Stgtnu'" J"' 
hannis de Sánela Digna.— Siufnum A de FeriÉTola.^Sigf 
num A. PalombarÍÍ.=Ega Pelms Rolbertus mándalo CapÜnli 
hoc scripsi. 

X. 

Consíitulh magna D. B^rengarii do Villamul, Arehiepístoj» 
TarTaconcusis in favorem canoniaa ipsius eedesiie, on. 
MCXCm. (Vid. pág. 81.) 

Ex arch. eccl. Tarracon. 



"rovidum esl scriplurK coramitlere, quidquid volamusad 
noliliam transmitiere posterorum. Caute quidem per Ktk 
pturam agitur, ut in hüs, qus ínter aliquos gesta vel coniQi 
luta sunt, ex oblivione aliquid non niulelur. Inde est ergv 
quod ego Berengarius Dei dignalione Tarracboncnsis Arctil- 
episeopus scriplo mandare decrevi conslituliones quasdaB 
quaa ad honorem et comodum Terraclionensis ecclesi^ í&iSt 
in TerracKonensi ecclesia, convócalo general! Capiluloiid 
videlicKl per scriplurie olTicium ad noliliam venianl poatefi>r 
rum. Conslituo siquidenn quod si quis ab hac die canonicui 
vel conversus faclus Tueril Terrachonensis ecclesife, el oblit- 
lerjl honorem vel pecuniam ecciesis, tolum quod obtulniti 
sive honor sive pecnnie fueril , sit canonicte Terra choneni» 
ecclesiíB ; ila quod Arch i episeopus non possil inde parlM 
exjgere, undecunque rueril, vel undecunque veneril qui canOr 
nicus fueril , ve! conversus. Et si ante oblationem , quam dt 
liouore fecerit eanonicus vel conversus , décima comraune! 
eranl Arehiepiscopi eíeaiinnica!, pars Archiepiseopi de ipái 
decimlscedalinjuscanonicx in hüs, quse propriie sumplibo! 



DE DOCUMENTOS. 227 

aaonica laboraveril. Conslilno etiam quod si quis laicorum 
lobilu suo pecuniam vd rem mobilem dimiserit ecclesia;, 
'dfifTicinis eccIesiíB , lolum sit canonicce, vel oMcinarutn 
íclesis , quod eis dimissum ruerít ; Archíepiscopus vero 
ilbeat quod ei expresse dimissum fuerit in re mobili vel 
wcnnia, el non aliud, Sí vero honorem in testamento di- 
oiserinl ecelesite morientes , dividalur honor Dle per me- 
lima inler Archiepíscopum et canonicam. Si vero in gene- 
lUdical lestator Ijoc vcl illud dimilto ecclesia;, et non ex- 
vimal quantum habeat inde -Archíepiscopus, vel canónica, 
■riaüte ofEcinre, quod ¡la in generali dimissum fuerit, per 
urlas dividatur inler Archiepíscopum, et canonicam, et 
urislJam , et capellanos de re mobili vel pecunia. Consti" 
Boeliam ul quidquid de mobilibiis reliquerint cunonicie vel 
lEcinis eccIesífB eapellani in campo TerrachonEe conslitu- 
iin leslamentis suis, lotum £it canonicte vel ofücinarum 
leelesias quod dimbsumfueril eis. Ckeferum si eapellani 
B campo Tarraelionae constiluti inleslalo decesserint, de 
«bilí iíjjs, qux ex eorum inteslalione ad Archiepíscopum 
Krrenerinl , liabeat Archíepiscopus duas partes, et cano~ 
■iutertiam padem. lUstituliones vero omnium ecclesíarum 
Curachon. diócesis ad Archiepíscopum ex tolo perlineanl, 
iitanlum excepds , quEesunlaut in Fuluro erunt ex do- 
atioDe Arehiepiscopi Tarrachon» canonicte vel ofBcina- 
^necclesin:, vcluU ccclesia Sli. Frucluosi, et ecclesia de 
^Constantina, et ecclesia de Reas, el ecclesia de Pinela 
hela , et ccctesía de Villanovn , et ccclesia de Casllar , el 
Muís, quíe modo speclant ad jus canónica: vel officinarum 
ipBus ecclesiíc. Dono quoquc et assigno archidiaconatui 
retraehonensis eccIcsÍK ecclesiam de Vallibus, ila quod Ar- 
B^idiaconus accípiat ibi medielalem primilíarum pañis tan- 
loniet yini, lam de vallibus quamdc Valle molli,et quartam 
fWís, el quíniam vini de propriis laboral íonibus ipsius eccle- 
W, et medietatem decimarum et bovogü de honoribua ru- 
■lieorum quí sunt speliaüterdedominicatuia ipsiasecclesix: 
xtlen omnia sint capellán! ipsius ecclesix, ita quod de hiis 
[uc modo assignantur ei , nichil unquam possit subtraherc, 
vi minuere aliquo modo Archíepiscopus vel Archidiacho- 
ii!. Archíepiscopus vcrohat>eals¡iigulis annisunam ccenam 
>i cum XL. equilaturis. Instllutio vero ipsius ccclcsíx sit 
jchidiaconi , sed Tacla instilutigne prxsenletur sacerdos Ar- 



S28 APÉNÍIICE 

cliíepiscopOiCÍde niaiia ejus curam suscipial aiiimamm. A 
ligno queque archidiaconnlui , retenía ccena el juribus ep 
scopalibus ecclesiain de Fares skuljimassignala íuerate 
Eliam ca 



Prancolí 



marum, q 
le (TÍ lorio B 
a monta 

ruin, el 

Fuluro. C 

IbIus riteril, nuiuquí 



de SjieluDC 
na. Arctiidiaco 
t decimas de» 
111 cha, n 



dp 



^ archa, ' 
dcciinis decinu- 

: g ala sutil ei, oii 
quidperceperjiit 

lu lujus Archidia- 
n alliorrmliíw 
rchidÍHCunalum vel aiiquam slisD 
dignilalein haheal iri Tarraclionensi ecciesia clericus scKU- 
laris, sed canuiiicus reg'uians lanlum prol'essus, el liabílaMi 
ipsius eccieais. Salvo quoque el diflinio canonice Terri- 
chouensis ecclesise omnia slahllinienla , el forliluditias.H 
municiones, el poli:alaIes, etdaminium liabilalorum Caslridt 
Monte rúbeo, el Cnstri do Camarón, et lerminorum suarum, 
el omues ecclesias el ¡nslilutiones earum pro eo quod leiri- 
Loríuui illud populal el populavil, el propler raissiones mul- 
las el magnas, quas fácil, el lecit, el l'aciet ibi , in quiüu.t ni" 
chilconmli eg'o,aed relineo niihi elsucce^oribusmedíelHiüiP 
decimarum pañis lanliiiu et vini , ijuíe cotnmuncs aunl Ar* 
chiepiscopi el canunieas , ila quod pars deeimarum Archt* 
episcopi de pane el vinoiequalis sil parli canoiiicEe TirnicliO' 
nensia euclesias. In provenlíbus vero, quas de sta!iilinienlií> 
8 táchame mis, et jusliliis coinmiiníter proveniunl ad Archi" 
episoopum el canonieam in lenilorio ¡lio, retinco mih¡ el sbc^ 
ceaauribus mcis qiiarlam parlen: , coi tripla sil pars caaoni'» 
de provenlibus iliis. In reddilihus furnorum, ! e val i s prima 
ómnibus míssionibus quíe in furnis ct proTurnis Herí opK' 
lueríl, relineo mihi el successorlbus meia qunriam parten, 
ila quod tripla sit ad parlem mcam pars canonicse Tcrrach»' 
nensis eccIfiaiiB de furnorum provenlibus. Relineo etiam mi- 
hi el succesoribuB meis unaui ecclesíaniL íllam, scilicet, qU 
secundo loco melior fueril, el Qpgis mihi plaoueril ¡nlcroi' 
leras eccicsiasiilius lerrilorii, et relindo i:i parrocbla illioset 
clesiae honorem ad iinum pai' bouin excepto bonoro, qui dfr 
bet assignari eeclesias ad allevu par btuim. In termino qoo- 



J 



DE POCIIIJESTOS, Iza 

queaHeriusdiioruniiiaslrnrum priEdicloriim, inqnouon fucríl 
Nclesia, quíim rclinco, r?lmF!0 mihi honorem ad allenini par 
bwm. Slabilimenla vero, si ach ámenla, el placita oranía fiant 
permaíins el ¡n manibiis Bajiili canonicie, el non Bajuli Ar- 
cliiepiscnpi ; Ha lamen q'iod ArchipplNCopus íiabeal fideliler 
quarinm de ómnibus quce inde provenerínt, el Bajuliis caiio- 
iiJcejiirRl eomiminiler Archicpiscopo el canonice quodulrl- 
(¡Dclradnl fídeliler paiiem suam. Inslílulíoncs vero ecclesia- 
nimsint canonJcfeTarrachonn^ ecclrsi»; sed pos t ¡nst¡luiio> 
Demprssi'nli'nlur clorici Archíppisiiopn , ul de manu ejus 
cuBiH acciplanl animacuiTi. Archiepiseopus vero in lertro 
mnalunliiiiicumXX. sqnilaluiis aecipiat ilii ccanas, bi ín 
propria persona visiliivcril rcclesias , aliler vero non. Omncs 
wlem hh\-hx easliorum ipsorom el lerminorum suorum sinl 
monicic Tcrriiuhonensis ccclesiaj, Relineo etiam niiiii el 
sa«»5SDri'iii !^ meis ul de ipais diiobus cnslris el de ómnibus 
DUinicionibiis, quic infra lermJnog corum fnejlnl, possim míhi 
wlfre, el me defenderé conira onines homrnes. Concedo 
qooque ni eonfirmo ¡n perjieluum Terniclionensi canónica! 
meilieíalem omnium, quíe de por I u vct ¡n,nri Terraclionas 
IWvenerinl nomine guizag'ii, vel nomine licenlice dalac, vel 
Mlradione nnnnníB vel aliquo jure, vel aliqua ralione , vel 
'liqíia vi, vel aliqua exaclione. Orines alííe quierinioiiíx, 
íus iisque iii prassens emerg-ere possunl ¡nlcr Archiepiscu-- 
prní el canonicam , sopianlur el preolüdanlor ex loto : ilti 
^od neutra parsalleram de aliqua impeleré possil, sed ulru- 
ÍJiepars quiete habeat deccelera quidquid modo quiete pos- 
lidel, el habet aliquo modo. Has aulem consliluliones lacio 
wm consilio generalis Capiloli Terrachonie ecclesiíe ad hono- 
im Dei, ul diclum esl, el ad commndum et ulíMInlcm ipsius 
kcIfsííp. Pro hiis aulem ben'>r!ciis , el alÜs pluribus , el mnjo- 
ribue, qux, Deo volenle , adhuc conl'enim ecclesia!, diligal 
me alTecluose, el honorelmoceclesia iniiquam pium palrem 
elbonum Dominum, el juvel me tam in vila quuní in moriR 
Tigilanler el sqllicite in oralionibus suis el sacrificiis el co:- 
Itrísspirilualibus bonis. Ul aulem perpeluum vigorem obli- 
neanl consliluliones prxdictíe, bcnediclus sil a Deo Palrn 
Jioslro et Domino Jeshu Xplo. qui eas iUibatc servavcrif, ul. 
¡nalediclus sit a Deo, el nxcommunicalus, e( anallicmatizalus 
incloritale Dei el Bcalorum Aposlolorum Pclri el Paulí , el 
joslra, quioumque eig obviare, vel in aliquo conlrairc lem- 



830 APÉNDICE 

plaveril : iln quod spirilus ejus salvus sit in dic Domitii. Qi 
expresse relineo in casIrU Monlis rubei el Camaranis, el 
[erminis suis habeal Arctiiepiscopus, el non aliud ; el lomo 
qux expresse non sinl relenla, sJnl canónica? Terraelion 
ecoleaiEp. Pr^lerea recognosco canonicte quod leneo ex con 
cessione ejus quandam vineam suam, quam Arnaldus Rog i 
dimUsil; etvolo el mando quod posl^obilum meum sine omi 
hanere ad canonícam revei'Ialur. El tioc lotum sub excomu 
nicalione prEedicla concludo. Voló q no que el consliluo u 
canoniciTerrathoníB ecclesiaj reverenlcr el honorifice rea- 
píanlur ubicumquevenerinlin Terraclionensi dicecesi. AcIde 
est hoc kalendis augusli anno M.C.XCIII. Dominicie Incaí 
nalionls.=-J-Bereng;arius, Terrachonensis Archiepiscopus.i 
^Ego .Greg'orius Sancti Angeli Diaconus Carditialia, AposUli 
ce Sedis Legalus subscribo, signo alque conrirmo , el en 
anathemale observar! prsBc¡pio.=EgD R. de Rochaberlino 
Terrachonensis Archi di acó mis confirnno,=Sigi-num Johsn 
nía, Terrachonensis eccieaiie Proposili.^Sig-j-num Raymun 
di, pcesbylerí et canoDÍci.=Ego Raymundus de Barbaian 
subscribD.=:EgoGombaldus, Terrachonensis ecclcsí^ Sücrist 
snbs cribo. = Si gfoum Berengarii, Terrachonensis ectlewi 
Camerarii.=S¡gtnuin Petri de BrugarÍis.=Ego Bernardo 
de Ripis,TerrachonensiseccleG¡!ScanonicussubscrÍbD.=Eg 
.lohannes Derloss presbyler subscribo.^Sigfnum Johanni 
de Sla. Digna. =Sigfnum Boni par͡s.=Ego Guillermus.Ta 
racílonensis ecclesice canonieus subscribo. =Ego Raymun 
dus Guillermi, Terrachonensis ecclesis canonieus subscribí 
=SÍg-j-num A. Palombarii.^Sig'tiium Berengarii de Sii 
Vincenlio eanonici.=Sigtnum Raymundi de Linars canon 
ci.:^Sigtiiuni Pelri Camcer, canonic¡.=Ego Pelrus de Terrí 
chona, Terrachonensis notariua hue soripsi, el rasi el emei 
ea XXI[ ubi dicilur cut, el in XXV. ubi dicilur bf 
n XXXIIII. ubi dicilur awtuTitate die et anno+pW 



da vi ir 






DE DOCUMENTOS. 



jarii IXMcrm de numero tricenario c. 

(ria Tarraouiiensi, an. MCCXXXÍl. (Vid. pa^. 8í,) 

Ex aulojr. in arck- ehisd. cccl. 



'egoriiis Episcopuselc. Dileolis lilüs Abbati elPtioñ San- 
mnCrucam, Cisterciensis ordinis, Terrachoneiisisdioce- 
slulem, ele. Dilecli Slii; Prteposilus et Capitulum Terra- 
lensis nobis humiliter suppltcarunl , ut cum vencrabüis 
r Dosier Sabitiensis Episcopus, tune in parlibusillisApo- 
a> Sedis Le^alus venerabllí ¡valñ nostro Terrachonen- 
I Archiepi><capD, ul Iricesrmum canonicoriim niimerum in 
Behanen«is ecclesia insliluerel, iniunxjssel; quia (ol non 
nnl de ipaius ecolesis facultalíbus comode susleiilari, 
hospiUliUtis onere prsefala e celes La non modicum agr- 
■Blur, proviUere super hoo ipsí ecclesiíB misericordiler 
iremur Quia vero sie esl eeclesüs de serviloribiis provi- 
bm, quod ?\ eorum numero non ^avcnlur , diacrelioni 
ne per Apo^lolica scrípLa mandamns, qualinus ¡nqniratis 
vprEemissLS ómnibus diii^enlium veritaiem, el qund in- 
fiGs, nohis lideliler reaoribatis. Datum Anagniaj XV[. ka- 
«octobris ponlificatus nosLri anoo sexto. 



XLl. 



lin ingressu el professioiíí 
Uüuilini. (Vid. pa^. 81.) 



t. súpcuí. XIV. erH. Tarracoii. 



ivilius voiens ¡ndui superpellitio, prins rasus el lonsus, 
itusceterís vpsíibus, qu» ad canonicum perlineni, prielt^r 
un et Bupcrpelljlium, eum sicculari capa venit ad capilu- 
; ibique a Praelalo prasstructus dcpauperlale suslinMida, 
lOmiUtale, de obedientiii ct hujusmadi, ad exuendam ve- 
neopam, dical Prxlalus : Bxuatte Devtveterem, clc.= 



mI 



Za8 APKItDICE 

Ad induenduní superpeílillum el novuin capain dicalur: 
íiuot le tiovum homínem etc. ¡n nomine Palris etc. ^. Salmm' 
fnü etc.— ^. Mitte ei Domine etc.=Dne. exaudí ete.=Dtua. 
vob. elc.^Oremus.^Omnipolens sempiieme Deus, immm- 
■lam demenliain luam supptieiter imploramus, ul prissentaa 
famulum tuum N. cui ín (uo «anclo nomine habitum saerarp- 
ligionis imponimus, benefdicere et sanctificaredignerü, gao- 
línus ín proposito regulari sie Ubi deserviré valeat, uiadm- 
tampervenire merealur mlernam. Per Dnum. 

Qualiter debet faceré profe 



Nqv'ÍIIus voieiis Tacere (troJ'essionem posl olíerendam aota 
aliare, el convenlu existente in cirauílu circa aliare, dtcat no- 
vilius lerlio hune versiim : Suscipeme Dne. secundum eU.= 
bltquoliens versumHüll, íleclat genua. Dum fratres lerlio re- 
spoaáeñnV: Siiücepimus Deuimisericordiamtuam.Tolam vei- 
Bum cum Gloria Palri.^Dciiide proNlrslo novillo dionntuí bii 
Psalmi; Sáagntis Dnus.^=3fi'!erere mei.=Ecce qaam ba'iunt.s 
Qiiibus finills incipial Przelalus Leíanlas. In quibus dicatiu 
1er: Ut prassentem fralrem noslrum visitare et consolare dí- 
gneriíi Te roff.=FiailÍs vero Letaniis áicaAac.=Kirieleyson, 
Paler nr.=Et iie nos Btc.^Salvvmfac.=MitU ei Dne.—EOi 
ei Domine. ^^Nickil proficial.^=Üfte. .eaMUí¡t.=^Dntis. vob.= 
üialio. (iDeus, qui non niortem peccaloris, sed per pcenilen- 
liatn el eniendationem vílam semper inquirís, siiplicilern etc.=: 
Alia. '(Deus qui renuneianlíbus sceculo mansionem paras ii 
i>co9lo, dilala hujussancUecongreg'alíonislenipDralebabilaca' 
iilum cosleslibua bonis, el prssla, ul fralema leneanlur uom- 
opagine carilBlis, unánimes conlinenliss pra^cepla custodian! 
usobrii, simplices el quieli, gratis aibi dalaní professionis luí 
Mgratiam fuisse C0(f noscanl, concordet illorum vita cum nomi- 
Bne, prolessio senlialur in opere. Per Dom,=AI¡a. Deus qu 
Knos a saeculi vanilalt^ conversos ad fratenix vocalionis aC' 
HCendis amorein, pecloribuíi noslris puríficandis illabere , e 
n^ratiam nobis qua In te perseveren lus infunde, ut pi oteclio- 
unis tus munili pr^esidiis, quod te donante promissimuü, im- 
uplaamus, et nu.slrx prol'esiiionis execulores effecli ad ea qufl 
ncredeníibus io te dignafus es promillere, perlingamus. Peí 
yDom.^Elluncsurgensnovitius legal carWmsuam... supec 
capul suum ponens eam super aliare dlcens: £50 FrattrÜ. 



DE DUCtiMENTOS. S33 

«¡¡crení Irado me ipsum Dea , el ecciesiw SancUe M. et pro- 
milto obedientiam secundum canonicam Kegulam Sli. Augu- 
lüni Domino N. prafalw ecdesicB £píseo¡!o, vel Ahbati, el 
Kccaoñbus ejtís, guQS sanior pars cungregationin canonice 
'■¡tterit.^zDeinde dk'íinl fralreshfinc anliphnnam (eriio: Cor-- 
fnrnhoc Deas quod operalvs ele. Tune Píxlalus doncl ei 
Minniunem soi;Íelalem, elnovili&lenenle lihro dicathancora- 
lianem: nümnex quamvis per graliam hablismí Tr^ilres simiis 
"inXplo. , et unum Palrem haheamus mcelu, si ejua prs- 
HKplisproul possimufi úbsequiniur; proculdubio lunc ma- 
"lirae uniínur quando oralionibus el beneíicüs iovicem nos- 
•Dut eopulamus, quemadTncKtuní inpriniiliva pcpIpsíí) quibus 
•Mr unum eral el anima una. Quorum ainore pliirea accensi 
'Dienlp possesiones e( fBcullales rerum véndenles, congre- 
"Eiliscum Maire Jh\i. in unum prxlia delTerebanl gauden- 
>lea, Qus acceplH Apóstol! Iríbuebnnl ómnibus , proul opus 
«eral. Sicque iste nichilominiis iaspiranle Deo eorum exeiti- 
■plocommonilus, noslrís obtal jungi consorclis. Idcirco da— 
"oiu ej communem socielalem viverdi nobtscum, quantum 
nDoDiino possumus promereri, el nostrum esl largiri, qua— 
lUnucum elcclts a remuneralore omnium bonorum vateal 
"premia reproniissa percipcre. Per Dnum. Jhum. Chlum. f£. 
■Amen.» 

XIII. 

'^tttuiio ItenediBU XIU. (Pctri de Luna) supcr refarma- 
lioneecdesiw Tarraeonensis in spirüitítlibus¡ un. MCCCCX. 
(Vid. pag. 82.) 



Uenediclus Epincopus servus servonim Dei. Ad perpetuam 
'"memoriam. Exbigenle debito pastoralis oriicü ,id provi- 

'l'"! RonianiPonlirici-i velul Pasloris el Palris diligcn- 

''sniperllnet slalum ecclcaiarum el inonaslerioruin omnium 
'"¡alíenla medilaliono prospicere, quod maleria qiiaiibel tur- 
'^lionb eidissalulionis divjm cullus aumenlum, quietcm et 
''Itnlium personarum in ipsis cceleBÜs degentium el offe- 
'^Dtiuní Domino per decantaciones laudum, frucluum labio- 



23t APCNPICE 

nim impedienle, precian pacls íiin dame nía alaUlial, iiraslp- 
riía corrigat, disponal prKsenlia, novaplanlel, et eíc caule 
provideat de fuluris quod ¡n quantum valel humana provisio, 
superna Buffulla gralía de conlingenlibusnihil omillat. Sans 
Tarrachonensem ecclesiam ordinis Sancti Auguslini metro- 
politanam , et ínter alias Hispaninrum ccclesias olim rama- 
saín el ¡nsignem fuisae ¡psius nobilitatis insig:ma oslendont, 
et velerum seripturarum tealimonia declaranl. Eminebal enim 
inler ccelerag,liberlalis privilegio pollcbat dudum, quasrspe- ^ 
clabilis numero dignilalum et mérito personarum mullorum , 
quondam bo n o rum libértale gaudebal, c[ reñciebalur hade- 
ñus in mullís pmsperis dulcí guslu, el qiiidem lioc provenid- ; 
bal quia consistentes in ipsa eeclesia, olim persona re^la- ^ 
res, observanlia religionis clarebanl, vigcbant fervore spirí- 
lus, virlule animi prevalebant et curie sollicitudine vigD»- 
banl. Propter quod insolenlium reprimebatur audatia, dirigfr- 
hanlur prava in direcfa, etin endeni eccieaia minoralionis 11 
HUÍS obsequiis e[ juribus non aentíentes Iffisionem, meliora- 
lionis in illisjugiter incrementa sumebat. Sed nuncquodref- 
fcrrel piget , ejusdem ecclesiie minislri sio lepuisse mentís 
algore, eordis ebetudine decid i sce ac incuria oliotorpuiiM 
dicuntur ut ipsam ecclesiam negleclis divinis parere cemalvr 
delractionibuslayéorum. Unde suarum rerum arfluenlia def- 
fluil, premittilur suas príceminenlia liherlatis et honoris sui 
titulas olTuscalur. Nos autem eidem eoclesis ad quam it!" 
oarilalis el devolionis offlcium in hniusmodi in comodilalibiH 
condolenles ipsamque ad quam hoc universalis ecelesiie pef- 
seculionts lempore nos necessilas compulil declinare, pate^ 
nis ampleclentes afleelibus, et cupienles ex eadem ad per- 
peluam personarum in ipsa degentíum pacein et rerormalíi)- 
nem ac quietem AUissimo prieslanle subsídíum , insolenlíBi 
quasübct ac dissent iones el vitia, necnon incomoda quaíqi)^ 
radicitus extirpare , corrigendo praslerita , plantando noni 
et in melius ordinando prEesenlia, et salubriler disponen^** 
futura I taliter quod ipsa ecclesia et persona in ea virtulnn' 
Domino famulanles illibalie religionis observanlia, el pnp^ 
luíe pacis opulenlia gaudeant , ac in spiritualibus el lemp»' 
ralibus suscjpianl ineremenla quod ad reformationem el sl»- 
tum ejusdem ccciesiaa sulque honoris augmenlum elrea spi- 
ritiialia piimo nostros tanto aocuratius dirigentes intuiluSr 
quanto ipsa sunt lemporaiibus digniora ad Del laudem et gli*' 



DE DOCUME>T0S. 235 

JealgeTeclíe sub cujus vocabulo ecclesla ipsa noseí- 
ta prfcconíum, inrra scrJptas conslJlutiones , ordi- 
Blalula, declaral iones el pnecepta, Aposlolica au- 
]idímus; quarum tenores prssenlibus fecimus an- 
lujus qu¡ sequitur modum. In primis itaque juxia 
nem ipslus ecclesisc Tactam per bonx memorÍE» 
1 Archtepiscopum Tarrachonensem incipienlem: 
in jirimiHvíí eceteña , per quam ipsam ecclesiam 
b regulan observantia Beati Auguslini, auclorita— 
ica monemus el hortamur canónicos diclíe eccIesÍEe 
uní, el pro tempore fuerint, eisdem nicbilominus 
s , qualenus reguJam Saneli Auguslini quam vo- 
urarunl , devolc (eneanl , el observent , ae se bo- 
!o el bominibus exhibeant, vita, moribus e' 

vivanlque, ul babel ipsa regula, in obedientia, 
I pauperlale , quam quidem regulam trequenler le- 
st in dicla ecclesia salubriter slalulum. Cum aulem 
orum iiiveneril se quiequam de ipsa regula omiasis- 
nisso doleal el omisso: el facía confessione postii- 
er veniam in Capitulo ab Archíepiscopo vel ejus Vi- 

ipsjs abscnlibus a Priore. Unanimilerque omnes 
1 domo Dei , el eorum sil anima una, el cor unum 
*ro cujus quidem regulie observanlia ciariori se- 
íBfala auclorilale duximus ordinanda. 

De indumettlis- 

dignum el salulare exislíl , ul canonici ecclesife el 
prEedicla: , non solum vÍIíb ae morum sed etiam 
jrum el babilus refulgeant honéstale, slaluimus el 
1 Aposlolica ordinamus , quod de ccelero canonici 
Tarraconensis prassenles el fuluri porlenl veslem 
n , seu lalarem tunicam ab intus habilui proximam,. 
curi el honesli colorís , clausam anle et retro et 
per circuitum cum manieis slriclis el honeslis, eU' 
deferant snperpellicium continué ad eonsueludinem 
;lcsi« , el ab inde ulanlur capis nigris in ecclesia- 
arc jam ibi laudabililer slalulo. Exlra vero septa 
roficiscenles, porlenl supra habilum sive superpel- 

quaí usilalo vücitlmlo clo- 

lanlur, vel manfelluní in parle anieriori apeclum: 



3116 ArÉNDlCE 

lompore aulem pliiviali et ilineranles, si votuul mantelEum 
claiisum Ftivc redondellum cnputiiim indulum continúe defe- 
rentes. Sic ¡laque vesleí preediclas d^rferanl quod super^iel- 
Ücium null.ileiius aljscondalnr; nec vesles ipss nimia Inogi- 
tudrne ve) brevilale nolentur. Infra vito <'cclesiam , clau- 
slrum, capilulum el rerfclurium ac dormiloríum non cspuciis, 
sed itlinulÜB hoiieslh ulanlur. Cuín vero cnpnlis extra laca 
priedicla pos deferre cotiligeril , sinl honesla el cum manleilo 
eloxa seu redondeilo honesli cnloris se conrurmantín : prohi' 
benles , ne dicli c^inonini de ccetero Terant tn veslibiis , capis, 
capuciis velalmuciis folrnluras de veslibus variorum («" 
squ^roioriim etiain cum dosis permixlis , nec de síndoneH , 
bea vel viridí , sed dumiaxat lividi , nigri au( obscuri ddk 
ris. Posaunl aulem iili dorsis variorum vel squirolorum ÍaM~ 
pÍ9 , almiiciis el veslihiis cnudecenler. Qai vero vestes , ha- 
biliis el folraluraa conlra ordiiialionem prssenlis conalilü- 
tionis deferre prisumpseril , si primo monilus non dealilerilp 
dislribulioncs ecclesis ilíius diei : el si secundo in aliquo 
contra pradicla fecerit, porcionem : si vpro lerlio, veMptnin 
qua derrpflprit , el si adhuc incorrigibiiis appareal , et veslem 
et djcem libra»! perdat, el ejus perlínatia exi^nle et ntxm 
noD liabeal in Capitulo per sex menses. 
De officio iti coro, 
Circa vero divinum olñcium in endem eecicsia ii 
sueluní P9l priscis lemporibus soleinnidT celebran de cieleni 
pera^rendum , ordinamus nuclnri!ale prsedicta, qiiod cum pul- 
satum Tiieril ' ' ■ ■■ ■ ■ ' "' 

causa ralionabilisnon cxcussat, omissis quibuslibet negolüa 
ad ecclesiam (empeslive concurranl cum capis vel superpel- 
liciis el alinuciis, ut superios esl prceraissura juxia Iem|H)ris 
qualilalem , el iit esl in dicla ecclesia ordinalum 
quo intermedio eorum inlrenl prsparaluri Domino cordasiHi 
ibique fiine discursa stalli sive calhedrse ipsonnn murmure, 
risu , garrilu , Lumuilu , el absque vanis el vaguis speclibi" 
Bub silenlio vans confabula tionis quod ibi servare jiibomnsí 
in pace laiKer quod in ecclesia quce est domus orationis, v(^- 
n¡K, graliaa cl quietia. Del sponsa , et hominibus tntela, ma- 
1er iiumilis devola, nulla coaclamalio , sedilio , cotilenliOi 
Gonfabulalio, aut negocialioibi danl, sed vana foedaquecol 
loquia , slrepilus el lumullus , et alia qu» turbare possJul ^ 



DE DOCUMEHTOS, 237 

áivinum oíBciiTm, nal offendere oculos divina? inageslaüs, 
¡Keniluaibi cessent, el oinnes cum deblla gravílale perma- 
nennl, rolunde una el una voee canlenl, el orení, el usque 
infinein unanimller pcrsprvereni, dívinasque laudes integre, 
alíenle el honeste ae religiose persolvHnt, sonilu el arieclii 
voceni saiicliSiiirilusdcpromenlespsalmodiam teneanl, at- 
iMliuB sonos, punolus, clausulas obscivenl, elcorrifrenllbus 
ebedianl : in leclura uHerius , nisi facía emenda , nuJialenuB 
procedendo, uí cnil anliquilus laudibililcr usilalum, geslus 
lenes, canlusquc dissolulos oinnino declinando: qusqiie nu— 
teisimul cantandu fuerint, simul canlent, simuj conljnuenl, 
amul pausen! , ciim canias ecclesinsiiciis divlnce laudis sa- 
aifilium rructiisque labiorum canentium non eoIuri eonam 
idilorum edificalio esse debeat. A 
i, presbiler comf nsalis , vel cle- 
convenerunl , exeat vel rece- 
neccsfiilalis 



IKut beneliciali 

^1, doñee diviiium oIBcium sit expleluí 
ausa;e( lunc de licencia Arcluepisco-pi, eí pi 
^D3 Vicarii ^eneralis, vel ipsis absenhbns de 



s ruet'il, 
lia Pra^cp 



-el 



: per I 



jllule- 



calhedra 

tdaliam imiIi' ■. ¡ ''"<: < iii<ia le^illimn se niuinnles. Id 
idein urdiíMii . .i n ■ pií'ili a q«a cuní celebrabilur Ca- 

pilalum , nu' ■■ ■ ■li' cxeal sinc licenlia dieli Ar- 

'tiirpiseo|ii ■. ■ , jnm super ingressum chori ad 

fiímaollii. I. -ii-s diclffi ecclesiae, unam scili- 

Klpet PeiM i¡i ii'i ■ '.'ii"t cujusqve rei políssima pars 

* priiicipúii» ; el iiliam pir ünecmn boniE memoria' Archie- 
)ÍKD|)OK incipicnlem : SSulliformis: quas aucloríiate príediclH 
't'nervari jubemus , esl provide slalom. Adicienles quod si 
iOüpasl debilam el horam alalitlam chorum intraveril, per- 
^1 anniversariiim illius diei , si in mlssa derunclorum hoc 
Wideril: in alus vero horisdislribiiüonea illius horat, nc s¡ 
llwiifls nssrl jirenilus ab eadem , el si diitribirliones hora qua 
ííireceril non diirentur; in simili quota de scquenti annivcr- 
■uiopunialur, poilinnc illa dislribulionibus applicanda. Si 
'>va ifi eilenlio , disuursu , el aliis priedíclis evenerinl qiio- 
iwmodo, arbilrio Archiepiseopi vel ejus Vicarii si prtesen- 
iMfoprinl, el ipsis absc.nlibus Prcecenlorig vel Succenloris 
™íecclf!?ia! piMiianlur. 



Quilibel exequátur of/icium suum. 



Pnelerea quilibet dJctorum canonicumm leneal laudabililer 
«I devote hcbdomadam suam, lam in missa, evangeliD*-. 
epislola , quam in alus jusla ordinationes, conslituliones d' 
cerimonias ecclesise; qiias quilitjet presbiler prescrlim in c»*> 
ro sliidcal observare. Et quioumque offitia sua aine inarmuBfi 
et cum dilJgenlia exequátur : bíc quod nullatenas palialur drf¡ 
rectiim, Et alias conliniiet etfrequentet chorum et divinuaii 
olficium inleressendo ómnibus horis diurnis el noclurnis, niri? 
príepcditione canónica fueril Impedilus, Archiepiscopus ao"! 
tem, seuejus Vicaríus diligenter intendat, quod prescripW 
modus conveniendi ad chorum, et celebrandi divinaní offi* 
cium et alia supra dicla jugpiter observenlur, ne valeant dti 
tanta neglijetilia reprehendí, et divini officii defraudalio ab 
oís in stricto judilio requiralar. 5 

De cantu adiscsndo. i 

Canonici el presbiteri comensales dJcliE ecclesias Tarrac»- 
nensis quas eos Domino sooiaverinl , tenenlur pn ccetetis io 
ea divinum olliduní honorare , el quod dispücenler audivi' 
mus , eorum aliqui ilaeantum ig'oorantquod u( muli lacea! 
ia choro , vel si pro psallendo os aperianl , quod ad decorem 

divini cultuB redundan deberel, eorum dissonanlia 

cedil potius in derisum. VolenCes defronnitatem hujusmodi ¡ 
divino officio extirpare, jubemus quod cannnici ct presbiler 
comensales qui cantare aesciunt, infra annum a publicaliou 
prEBsenlas, et absentea a din qua ad notitiam perveneriieo- 
rundcm, vel qui venturi sunt a die qua cccperunl in eadem 
beneflicio possidere, cantum adiscere leneanlur. Et qui h0 
omiseril legiltima causa cessanle, post annum medielalepo^ 
lionis canonicalia sit prívalos, donech in catilu surScienle 
inalructus fuerit ad arbilrium Archiepiscopi vel ipsius ecdS' 
sise Pracentoris. * 

De comedendo in refectorio. 1 

lusuper juxta re^uiarcm observantiam ac consueludtnV 
ipsiUB ecclesix et canónica statula statuimus, et etiatn sutíDi 



DE DOCUMENTOS. 239 

rílalQ priedicla ordinnmus i quod de cselero singulis diebas 
conlinuia omnes canotiici , presbileri , comensales comedant 
¡nrefácform , qísÍ de licenlia Arc!iiep¡scop¡, vel ejus Vicarii, 
quam possinl concederé , aul causa honesta el legrillima ex- 
cDsentur , eorum conscienlise relinquendo. Prior vero ex cau- 
la leglllima bujusmodi licentiam poterit semel in seplimana 
«cederé. Nec quis ibidem loqualur nisi summísa voce , pe- 
lendo a servilore quKsibi neeessaria fuerinl ; el ul legitur in 
tfpiia Sancli Auguslirj , ne solum fauceí íumaní cí5um, sed 
rtaures asuneni verfium Tiei, ibi devoto leclio audialur. Uli 
veroqui in rereclorio non comederint , nísi impediti , in do- 
fflibusnonaudeanl, nec prssninan[«omedere laicorum ncc 
sBricoruin s»cular¡um , sed in douiibus dignitalum vel ofü- 
Bomm dicte pccIgsík , proul eis per Archiepiscopum vel ejua 
Vicariimi, aut eis absenlibus perPriarem Tueril indultum. 

Di non tameAenáo carnes (ceria quarta et sabbato : el in qua- 
dragessima comedanl in refectorio. 

In quarla vero feria , nisi diebus Teslivis el novem leclio- 
nom, el in díe sabbali carnes nullatenus in diclo rereclorio 
HiiMdalur. Si vero canonici eí presby leri pridicli defuerinl in 
'cfecloriosupra dicto juslo impedimenloatsupracessanle, aut 
Bdicloeasa extra domos dignitalum vel officiorum canonici 
cnuederinl, simatutinis elmissie inlcrruerunl, medietate pot' 
tinis; si vero non inlerfuerunl, porlione canónica i II ius diei 
fw (acto privenlur , applicanda üli qui in diclo inense de 
portionihus providebil. Príecipienles quod quarla feria in ca- 
pile jejunil proxime quadragessimse in ip&o rcfeclorio come- 
diré incipianl , el de ecelero conlinuenl siib pcenis superiua 
npitcatis. 

De doTjniendo in dormitorio. 

CoQsiituIionem per bonaa memoria Pelrum Archiepiscopum 
lanachonÉe incipienlem: Quoniam Tcgutares, lanquam sa- 
'íbtein renovanles, prjefata Aposlolica auclorilate slatuimus 
*lwdinamus, quod Prior el canonici dictae ecclesiaa , el lili 
luí propler seneclulem vel invaleludines corporales , aul 
popter adniinislraliones vel officia quie g-esserunt , vel alus 
luiií causis jjuxla disposilionem Archiepiscopi vel ejus Vi- 
*i'«euKabunUir, de ccel^ro dormían t, el continué jaceant 



SIO AFENblCK 

in communi dormiforio diclas ecclfeste, in eameris ¡bideinjant 
cdiGcalis, et ab inde ediñcandis. In quo quidcm dormilorio 
nullua tumiilium facial , nec slrepilum , nec lurbel canoniíM 
dormifnles, vel quiescere volentes. Armaque ibi in eccle* 
sia, choro, claustro, capitulo, nec refeclürio leneanl, vel 
gladioa magnoa , sed quiele el paciñce sítil, et converscnluf 
ibidem , sicul decel viros r?li^Íosos. Adicieates quod io dt- 
clo dormitorio servetur silentlum a une Inclus campaoss stian- 
tii , usque ad tactum campana liors primíc diei sequenllt. 
Sitiiililer hora dormitionis a Testo R<;suiTecl¡onis Domini na- 
que ad le^tuin Gxailationis Sancl« Crucis n tinilo prandlo 
usquc ad nonam , et quod nullus audeal aperlre boslium doF' 
mitorii . nec inde exire poslquam canoníci inlraverinl lecluai 
vel erunl in oralione , vel studio , nisi de licentia Prioris pe* 
lila el óblenla. 

n domaaid 



Dormiloriarii aulem , síve ciislodes jurent in manii Arcliie- 
piscopi, vel eju4 Vjcarli, el pr^esenle Capitulo quod non su- 
Blinebunt quod ailquis canonicus exeal dormittrrium de iioclej 
sinc lieenlia expressa dictí Priorís: nec ad hoc dabunt ope- 
raní , auxilium , vel concensum. Canonici vero qu¡ in d rmi* 
[orio recollegi nao poluerint in hoBpJcüs dignilaluní eloTñeí» 
rum beneGclaloruQi absenlium , qux juxta consütulionem '^ 
psius incipienlem : Cumraftorií Ronconijruaí.comili nequeod' 
nisi canónica ecclesis anledicls (quam cliam nos harum le- 
rie auctorilale priemiaa contirmanius) , et non alibi requií^- 
scanl, maneanl, el jaceanl proul Arcbiepiscopus vel ejus Vt- 
enrías , vel ipsis absentibus Prior cum Capitulo duxerunl or* 
dinandum. Si quis aulem dictnrum canoníconim sic dormirte 
(icssanlibus dictis causis omisseríl , voce Capiluli el canonítt 
sequcnli die carcat portione. Et si monilus recusaveril seetat 
da vice per hebdomadam , lertia autem vice per menaem ; bí 
aulem a dormilnrio ¡Ilicensiatua de noclc exierit per me»- 
sem nnum voce CapíKtÜ , el porlione canónica sil ipso fari" 
privalus, el ab inde per Arthiepiscopuní acrius punielur 
Domilorarius vero, si sino lieenlia Prioris oslium dormitoW 
apemeril , aut aperiri suslinucrit , ah officio nbsque spe H- 
deundi per camerarium espellalur, et ultra hoc cum pane el 



DE &0C13MEÍHT0S. 24-f* 

jua dumtaxat per octo dicf conlinuos in eftrceribuf Archie- 
neopj ten^al^r. 

Canonici non teneant domos extra claustm. 

Ol vagaridi nialcria ¡psis canonicis prajcludalur , discursus- 
le inuUles arceanlur, el in ¡psis dcbiU'> g^ravifas ct maturilají 
igeanl, juxlaeliam pra; allegatam constitutioncm: Quóniarti 
f^u/or^s, a uc lo rita te praemlssa yrdinamus el prohibenius, ntí 
ícoelero aliquis dictorum canonicorum simpllcii>m ecclesiaí 
WTaconensis propriam domiim tcneal extra cluislrum , nec 
leal extra sepia eccleiíííB alque claustri, nisi ex causa ne- 
íssaria el honesta, el csim licenlia Prioris diclae ecclcsiae ; eC 
mccum lionesta comitiva , ct ineedcndo per loca Ijonesta et 
on ?uspecta j^ravitef ct inalure in habitu superius expresso 
ittts dictam civilatcm ct suburbiumejus. 

Canonici non exeani extra civitatem sin9 licentia. 

Si vero quivis dictorum canonicorum extra dictam civita- 
ínietsubitrbium dioecesim vel provfntiam forsam accederé 
'díierií eqiics vel pedes , sui ilineris necessftriaiTí el utilem 
losam veracil^r , et sine ficlionc Archiepiscopo vél ejus Vi- 
ario exponat, et sine ejus licentia nñüatenus rccedal. Prior 
tfo canónico extra términos civilatis proficiscendi ex causn 
epítima per dúos dies , infra quos tencalur ad clausrtrum re- 
Üre, polerit daré lieentiam. 

Ornamenta aequitaturcB sint honesta, 

Elcum viri relií^iosi ad srecnlaria qu«"x;dim¡sscrunt convertí 
ion debcant , prohibemus iisdem ne in sellis , frenis , pecto- 
'süibiis aul calcaribus cum equilabunt secuíaria et c\iriosa dc- 
••fanl ornamenta, sel iliis nt eorum decet rdigioriem ulantuj 
^neslifi. 

Son cxeant clerici extra pórtale sine habitu. 

í^rohibemus ¡laque cisdcm canonicis el etiam ómnibus pree- 
^teris,' el clcricis dictíB ecclesia prsesentibus el venlnris ne 
* píaleam sea íbnun «iviUti^ ^iiae ^esl arrt« forp* rflclesí». '\ 

10110 XIX. 16* 



^4i iPÉ^üICE 

..... Vfil cxtrn pavinncniíini portalis ante valvas .¡nuUriIer 
vaganlos oxoati! vo! arcednnt cuín rapa vcl superpcllicio indu- 
to, nisi fíiin<!«) (>l roil inKlo a<l (ionios linhitalioiiiim ipsorum 
qnas habonl \el lialM>i>iint supra errados «luarleriarum. Et si 
quis di» prarílic'is (•(•nlririum Ictroril tocions (|uolions reperli 
fucrinl, caiionici <>( conicn^alospordanl ni(MÍi<»lalom porlionis, 
qnaní s'rbi rolinf'al lacions ilLun iiionsafam, elbenoiiciatisel* 
vant sex dónanos quus distribuíúr cotidianis distrilbutioiiibut 
habcal applicaic. 

Dum se induunt ministri nemo intret sacristiam, et de siUi^ 

Lio ibi et in aliari, 

- üHcriiis nc devolionis fervor per ¡nqnípludincm mullilo* 
qui ¡M qiio poccahjm non dchiit. (*\iinf:iiftiur. slaliiimus M 
clianí ordinaniiis fpiod dnni canoniciis ^eboun^nr¡U8y diacho- 
ñus el su'.diachonus so 'nduiirtl vos|¡iiumí[¡s sf^coniolalibuff 
nc stropiln» Uimiiltu vorlioruní a eonlcmplatíone ol oralione 
tublrahanlur, nülins inlicl sacri^liam iliis diirntaxal oxee* 
plis qni ipsius sair¡sii;íí sorvilio sunl spocíaliler dopniati'^l 
quod duncc a «licla sacfisfia cxiorinl , silcnliuní obsorvelur' 
Similitor prosbylor, diaeoncis ol sulidincorms quaindiu* fue- 
rinl circa aliaro uonioinpíalinni ol onilioni conünue inlen- 
dentos, ab omni vana conrabiilaliono altslinoant, ut dcvoliui 
íanlum sacranicnhnn porlraclonl , qiiod eonlc puro, vocc.«* 
ore convonil por clcí ¡eos cololiraii, ol auiüri ab ómnibus re* 
vcronirr. Kl qui conir.t praMÜcta Kcoril. dislributioncm illíuft 
horae sil privaUis,ol sío\ccs>s(míi, lonoalnrliebdomadarius Af* 
cliicpiscopo, vei ejus Vicario revelare, qui eum puniantal 
deceat. 

Mulleres non intrent claustrum. 

■ ■ 

Mulleres quoquc posl complcloríum usque post pulsatio-' 
ncm prim.'C non inlrenl clanslruui, noc rcicclorium ñeque uBft 
hora dici vcl noclis inlrenl dorniilorium. 

Nec infirmariam sine licentia. 

lafirmariam vero ex causa nocossaria.mulicres honestae^ 
eum bouesla comiliva. et de liceuUa Priori» petiU et oble*l* 



DE DOCIMENTOS. ÜS- 

itrtndum infirmis ¡nl'rare polerunl. Ouod si contra-' 
eritquoquomodo atlemptatum, porlarü perdanl por- 
illius diei, ct ad arbilrium Archiepiscopi, vel ejus Vi- 
as punianlur. S¡ vero niulier, quoe illa liora ínlrave- 
ealiir nolorie pro sus}><?cla, expcllálur porlarius absque 
uctionis ab oíücio, el per dúos nienses cum pane el 
carceribus Archiepiscopi delrudalus. 

Canonici ne recípiant manumissorids. 

sonsiillissimo prohibemus edicto proptei»reg:ulaHs ob- 
liae honeslaleni, ne de coetero aliquis canonicus eccle- 
aconensis advocet in causis, nec manumissorms, seu 
iones leslamentorum recipial, nec compalrcs ve! éo- 
facial, vel deleg'aí iones causariim prophanarum reci- 
el alus síecubaribus se imjnisceal negoliis, niside Ar- 
«opi, vel éjus Vicarii licenlia spolialij exceplls casibuf 
concessis, consliluliones provintiales snper hiis edi- 
ariim una incipit : Cum ecclesia una sit, el aliam in- 
em: Constitutionem olim editám et cat., auctoritate 
)l¡ca nichilominus coníirmantes. In alus in qúibus non 
da pcena, Archiepiscopo relinquaUír. 

De duobus canonicis ad studium mittendis. 

)er conslitulionem provinlialem Tarrachonensem in- 
em : Quía viris litteratis et cat. esl provide slatutum 
le qualibel ecclosia calhedrali per Episcopuin el Capí- 
duae personíp docibiles ad Iheoiogiae vel juris canonici 
m Iransmiltantur, et in Tarraconensi ecclesia hoc nii- 
observelur: idcirco diclam constilulionem laudantes, 
lorilale supra dicta confirmantes, ordinnmus et stalul- 
iiodjuxla diclaní constitutionem per Archiepiscopumct 
lum eliganlur et deputenlur infra menseni dúo ex ca- 
s diclaí ecclesiíe qui jam sint in primitivis scientüs, or- 
)nibus, conslitutionibus, regulari observantia et coeri- 
? ecclesiae eruditi ad genérale studium pro audiendo 
sacriE ilieologiae doctrinam, et alterjus canonicum ad 
18 de quo e¡« expediens videbitur. Qui quidem sic elecli 
nes canonicales recipiant , ac si praesentes essenl in 
McleMa colidianif distribalignibuf exce()ti8, ut habej «on^* 



S44 APKMííCE 

í«lilulio meiti.>fatíi. Et *¡ non fuoíinl do Cai^ilulo ad hocdíspo^ 
u(i, do presbyltíiis coniensiilihus; ot si lUi liiis non fuerinl, <!< 
licncíicialis aüis ipsiiis iveiesiíe; ol si ilii iri ecelesia norifw- 
rinl, de dioccüi eü^anliir, sic ípit d íuimqüiiin per (res incnscí 
cossíd, íjiiin sallim diio úi\ Tari\..i.'lion('.íisi fcclesin fiieririlit 
•ludio fteücraü. El si conlin¿í<MÍl tjiiod de ecdesia vel íIíqccí 
deficienlibiis canQnioisí'l piv^bvíciis eüiin'nsa!ibuselií(anlur 
ruilibet ooriiin pr.ecipiniU'! de pnc'bríndis Arciúepiscopi o 
omniíündc Capitulo leq'iis p»irlil>iis ul uni de coniensalibui 
provideri. Kl >¡ in eloclionc el execulione predielorum Ar- 
clúe|úscopus fueyil negiijjons vei remissus, soí\ el quinqtía- 
g^inta libras, «luas tciiclur ¡nfra niensein in /nanibns procura- 
loris operls poneré aboque reciiperandi «pe, qua? in opui 
dormitorii eonvertanlur. VA si inira dietuní (enipus nonsolve 
ril, ab injjress^u ccclesia; et Capüuli doñee reaüter solveril, 
sen^iat se prlvalum, el omncs de Capitulo- pro quibus steterí' 
tribus partibus poftionis canoniese, el ingressucccicsiac elCu- 
piluli, doñee elcctio lacla fueril, sint privali. Et qui elecjifue» 
rinl, infra nienseni ad sludium vadanl, el eontinücnl, aliai 
fralia non ^audeanl, el infra dicluní lempus alii, proii^pitii- 
ritttum esl superius, eliganlur. 

De non ienendis posscssionibus per canónicos. 

Tl!icit:»s aulem el laboriosas ocnpaliones eisdem canonieii 
pro eorum salule animarnm, et re^^nlari observantia auífern 
cupientes, juxla rcgulaní Sancli AujJiuslini qua haLctur: Ab» 
dicatis habere aliquid proprium: slaluimus nc quis dicloruB 
eanonieorum ecelesise Tarrachonensis praedia aliqua ruslici 
vel urbana aul quidquam relincal proprium, vcl liaírcdilatcn 
habcal, vel subannuo censn, vel quollbel arrendalionís, ve 
pignoralionis seu obligalionis genere, vel ad tempus vel « 
perpeluum ecelesias, oiíieia, beneíicia, personalus, adniirú- 
strationes, domos, Ierras, vineas, seu quasciHn(|ue posessid' 
nes ab ecclcsia Tarrachonensi, ve! aiiunde de coplero rocipiíti 
veljaní receptas delinere príesu man I aÜquidq-ue causa lucr 
et ut carius vendal non emal, vel emi iaciat: nec alias ncjyo 
*iatio!)es, conlraclus excrceal proprio nomine nec eliam aliene 
quovis titulo si ve modo. Qui vero personalus habenl sic « 
suis ailministrenl offieüs quod voluu) religionis et stalulano^ 
neg^ligant observare, sed cxpleUs administrationituis sive ofr 



DÉ DOCUMENTOS. • • ?45 

.%étilta(íbüs adfralernam sooietalem, et ordini» ob^ervanliam 
revnerlantur. Conlrarium vero í'acienles quia juris eloquio ele- 
ncos negociatorcs ulpeslem fugcre debemín;, per Archiepis- 
topuiTi inobedientes ut próprielarii secundum regulam Sancti 
Auifuslini el alias res^ularcs observanlias puniantur. 

De Ihesaurario el ejus digniiate. , * 

Thesaurarlo insuper dicta? ecclesi» , qui hunc esTj el füe*- 
Titpro fempore, próhibcmus expresse sub poena decem li- 
tirarum cperi dormilorii applicanda quód thesaurafianv siv« 
rcddilus, provenías et emolumenta oj^isdem nequrant arren- 
dire canónico, sed preSbylerls saecülarrbus dumtaxat, qui in 
wrendando inlcrvenire valeant. lia lamen quod layci manus 
infaclis perlinenlibus eccIesiíE. nullatenus apponant, cutw ex 
«isdecrescat populi indevotio, et scandala onatilur. El voln- 
Bius nicliilominus q«od arrcndamenlum áil in'neficax et nul- 
lam, el taní ipse quam arrendatorcs olcum bonum et nron 
Wídum in lampadibiis, ceramqiie bonam, el clare combusti- 
bHém in coréis, incerisum eíeclum in turibulis mitlanl, el po- 
Mnl, eum in bus usqucquaque ul perceplnius factusreprchen- 
«bllilor si', dcrcelas. Diclum qiiod üffínlum ipse Ibcsaurariuv, 
wjus ministerio eeclesia ipsa refulícet et decoratur, laudábili- 
lerexcerceat ut lenelur. £t si conlrarium aclum fneril cera, 
Ibas el o!cum.hi:jusmodi per Arcbiepiscopum, vel ejus Vica- 
rias Cbrisü pauperibuseroícentur, et alia snperbbnáet electa 
•psiiis thesaurarii suniptibus habeantur. 

De hospitalario. 

Quia non in fine oblivio cril panperis, gl mrseHCórdia pau- 
pcruní non peribit in finem, niandamns Ai'chit?piscopo ut fre- 
<l»enter inquirat si pauperibus per bospltalarium eeclesia 
TmacboTjae prout ex ipsins hospilalis inslilnlione tenelur, in 
•orum necessilatibns debilQ providenfur, et defeclus si quoi 
ftpcrit, corriga! et emcndoT, ne siia diligenlia substracta pau- 
pwibus ab eo in slricto judicio requíratur. 

De non venando, ludcnHOf jurando. 

^niqu# honestatem religionis hnjusmodi «erríri dosidefíA 



2ife , APENDICB' 

appetentos, statuimiis el ürciiii(iiiius quod nullus aanonim 
dicliB ocelesiíJD anstorcín, inleoiiem, ancipilrcm, nisumvel 
alins aves vonalivas, sen canos ad opus vcnandi per se vel 
alios, in domo sua vel alibi suis oxponsis tenere praesumal, 
noc a íamÜtatoribus sccup*! moranlibus Ipneripermilal, ncqui 
ad venal¡o:uMn clamnsam accodal; nerpie ad alcas veltaxil* 
los, vel ad aliuiii liiduní consimilcín non ludal , ñeque ludií 
«cu carlis saecularibus se inmiscoat, Je Dco neo Sanctis ju- 
rel quoquoniodo. Si quis vero eorum conlrarium altemplare 
praísumpserit, si venalor fuerit, ctcanes lU supra lenuerit, 
perdat aves el canes; el si redierit, per hebdomadam porlio- 
ne canónica sil privalus. Si iusor , vel inhoneslc de Deo 
jurans, per mensem mediclalc porlionis punialur, quam sibi 
retineat qui mensalam faciet lempore quo canonicus «e de? 
linquel. 

. De non alienandis rebus ecclesia. 

Ct autem sicut habetjuris anctorltas, quosDci (¡mor ansa-* 
lo nonrevocril, ecclcsiastica saltim cocrce.it disciplina, fraor 
dibus aíquo d^lis quíe in dampnum ecclesiae Tarraconenói 
el juriiim ipsius facililer possentcommili opporliinid obvielur 
remediis, quantum cum Deo possumus salubriior cupienleí 
príEsenti conslitulionc sancimus, r^e canonici dignitales, of- 
ficia, «ndminislralioncs sen personatus habenles in dicta ec- 
clesia Tarraconcnsi possint propielatem aliquam, posscsioncm 
vel jus perpeluuní suse dig-nilalis vel personafus, anniversa- 
riorum et benefiliorum ac cccIcsííe aJicui daré, concederé, 
ypolHecare, impiírnorhre, vel alias obli?:ai:e generaliler vrf 
spetialiler, *nec eliam in empliileosim daré , concederé sett 
í»lab¡lire, vel,ad lons^um tempus locare sine lieenlia finnaí.el 
«xpresso cohcensu Archiepiscopi, vel ejuf? Vicarii general» 
dalis per allerum ipsornm visoribus et solempnitale servjiri 
debita obsérvala. Q'iodsi oonlrarinm fuerit allempt:>lnm,con- 
iraciushujusmodi sinl irrili alque nulli, quodquc illí qui con-- 
tra hujusmodi fecerinl slalulum, infra tres menses poslquara- 
per Arcbippisenpiim vel ejus Vicarium fuorinl requisiti, eccte- 
siim reddanl inrlenipn'^m. Et si se-, ¡v^le hoc fecerinl, vel eo- 
<*lesiam infra diclum tempus indempnem non rftddiderinl* i- 
pnn facf.> b^meil^io quod fraudrivennt «¡int privati. 



DE DOCUMENTOS. 447 

De duobu3 canonicis in servitio Archiepiscopi, 

ÍLne ínter ArcViiopiscopum el illos «nd fjiiod porüret dís- 
IriSufTc po:liorjes snpór infra scrípli-íí^ríPsIio do ca?fpro oria* 
lur, consfitiilioncm ditrfíT» ccclos'sp ini-ipionlom: Cum non áe-^ 
teatet^., quu» conlinet quod (hu» <?nnonic¡ ¡n ipsUis Arclú- 
fp'<;copi ol ofíclesiiP sorvitiooxislonlos porüoneni cationica- 
lem d<; nuinilms provciilili-m propotiHuríp ojnsdíMn occlesire 
percipi.tnl, nc si in of\ o.l divinis offlciis pcr«oníili!or doservi- 
fen!, colidianis dislnbiil'nn¡bii<i ol nniiivíTsavüs pro doriincli» 
•wimtaxMl oxcepMs, (]\}r\m cnn<;Iilni¡onom liic liabori volumi\» 
pro insoria» nnc'ori'afo prodicfn ííinqnnin jnri consnnnm q^n- 
llrmamiis, t!T:>mqne do oa>|oro p'^r rnoíontos motisnloí sorvnri 
jubemii'5, iiix'a sni soriom plonionMntqnom din Arolnopitsco- 
puí a civilMlcTarracon. nhs'^nvj fnorü iiUro louenm. FJ si oon- 
trareccrinl poena corislilulionis ¡n illos protinus publícefur, 
«laljas contra ipsos corum cxhigenle contumacia proccdalur. 

De noviiiis. 

Circa vero s^tnbrom cínonicornni novilionim ef jnvenum 
dicta Terrachonensis ecclesiío instnictionom et informatip- 
oem providorn cnpion'es, iicol per cohsliinlionem dicta, 
eeclesire incíp''en!em : Quoniam. rlignum est, etc., sit provi- 
«amqnod qnicnmqne fnoril do novo rccpphis cnnonicus,. 
íVft ad diclam ecclosíam 1ran<;^alus, toneafnr ilndom resi- 
dpntiam facoro por«!f>nnlom primo anno, alias porlione ca- 
nónica noverit se privatns, quip qnidom eonslifutio nl'per- 
eepimns d¡<*priconler, non fnit ul docot liaclenus obsérvala^ 
fon«ílilii1inrio ípsa in suQ roboro pornmncnra, qnain oadom 
ladorifalo prípoinimns olisorvar?, addidicimns, qnnd huic 
novo onnonico dlc'.T "ocole^iíp oxfra «opta eeoloc're niqne 
•diiu^tri nntlatonu*! oxihiro, ni<i oy oan<:a nooocRnria ve! bo-^ 
nesla de Arobi'^niscopi vol oí»k Vioarii liconii^ . spirilualis^ 
idonoi)<; et fidelis por ¡i)so«? Ari»biopi«copnm o! Cnpifnbim de- 
p'il'*tnr i(istnic*or,qiji dicti novitiionnoñ'ci coniinnarn enram 
pprat. viini Doi ipsinn docoal . of nd í>li<:orvandnin cordis et 
cwporis pnrifnfpni onmdom informol , n\oresqne el obser-* 
vanlias ejnsdoni religpionis ac ccrimonias occlcsiae el verbo 
't exemplo demonslret , et ab omni insoIérUa retrahal ac 



94S A?¿RaK:t 

<:onipesca( , cui quidom ins'.ruclori (litilu* mOTÍtius canonieu^ 
oí>edire lenealiir. Si vero diclus novu» canoaiciis ¡iiiitruclia- 
noni hujusmodi non n?ven*nlerot ciim afleclu recepcril, in- 
ülrucíor ¡pse (KíITcoIii'í , exccssvis et conlumaciam suaip ^r- 
cliícpiscüpo donunliet^ qui eum tali disciplinan subiciat quod 
sibi ad poeiiam , el alus transcat m oxemplum. 

De claudcndis ostiis dormitorii , infirmaricB et refectori 

Kl quia ul sumus veridice informali ostium per quod ha- 
be(ur aditus de infirmaria ad ciminterium dictae ecctesis?» éf 
otianí illud por quod asconditur de cLiiisiro ad domum prio- • 
tnUí^ , ac iKíiiissí n»fi»ct(>r;i do nocle inhonesto remanGnl 
opería , et facililer propler ca scartdala ipsis canónici'í in 
dormitorio cf eceros¡a^re*í¡denlibuíi perniciosa opporlunilaa 
«equi posset, prnvidc.miis el cadom auctorilale, ordlnamus 
quod Prior, íiifirmarius el portarius refeclori et dornútorii 
proutad qiiemlibotporlinel, ostia príedicla singuiis diebus • 
4¡rca solis o\ícasuni íncontinqnli posl Iractum campanjBora- 
íioni.í! Ave ñfarics chwA'y faciajit , illaque non -aperíant , nec- 
aperiri permilanl, nisi cando ad maliilínas, et tune clauda- 
lur usquequo púlsala faeril campana dioi, ol eral in dicta 
^cclesia íiori consueUini. Qiiotiens rero conlráfeccrint, por* 
lione dieí seqnenlia sínl privati, quam mensatain faciens úr 
bi remilorc neqacal , el delinquens ki suo menso ul hujíia- 
modi ncglíjirenlia non ronianeal impunita, proxímus poat 
mensafam l'aciens , de fot diebus sibi porlione relineat , quoá 
conslilil aperliim oslinm dímississe, Ostium vero dormitorii 
quod est versiis infirmariam , cf)nt¡nue clausum existat, et 
nnllalenus aperialnr, nisi causa noeessaria subsU, propfw 
quam fucrit anliquilu*; dicUim o-íliuní ordinaUím^ el tune íe 
Archíopiseopi vel ejus Vicarii onl Prioris ücontía spciiali- 
Si vero nliis invenialur aperlunj dormilorarii, q.uibus bujJJl- 
modi onus irrcumbil, porlione unius dici pro viee qualibel . 
«inl privalí, mcn^aíaní fncienli irermillimus applícandiim. 

■ 

Üemisra annv:crtarii in altari mayurl oclchrando. 

Ahu<ijni ^oro qui ín dícf.i rccicsia a quibusdam cilra Ir»" 
♦^oribuf? inolcvit supcr ce!ebralionc miss» anníversarioruiiv 
TJX* c^íUibraUl^ in ahsconfso, viriollrel in. allarí Símcll Fm* 



DE D(W:i3lENT03. ?t9 

O altare principale, ila quod presbiCer jib ¡nieresscn- 
lissa seu ecclesia videri nun polerat, sed audiri 
¡cvotiim et indecens rcpiilamus) lollere ef evitare 
, slatuimas el ordinamüs , quad de ccBtcro dicla 
ando et quotiensqumque liabeal celebrari , dicatur 
lurin allari principali percahonicum cTicIce ecolesiiB 
mndas, quemadmódum do missa majori cst íbidoui 
. -Qui quidem canonicus banc niissam celebran» 
íiabeal porlionem anníversarü ¡Ilius diei, Trenlena- 
uae de consueludin.^ laudabili pro dofunclis canoni- 
:\ Saríctr Fnicluosi sunt solilii celebrar! per pres- 
r>mensales sing"uli per síngalas hebdómadas ín al-* 
n amodo celebren lur. 

'cesentia Archiepiscopi in Capitulis require'nda. 

m 

ales ecclesia? in quibusPrielalusel Capitulum neí:!;"olia 
3 eoruiii quiiibel ¡n luenendoel manulenendo debent 
fpulare, concordes et unánimes simul Iraclant ul in 
videnler conspicimus , conservanlur et deveniunl ad 
ncremonía , el e'coníra in cccíesíis in quibus fiunt 
lia sef)aral¡rn , ^eneranlur Tréquenter odia et ren- 
2onsequeitler in spirilualibus et temporalibus síisci- 
rimerjla, cnpieníes igilur ipsius Tarraconensís 
incomodis obiiare, et ipsius foelicíbns suc.cssíbus 
qiiia virliis iniifa est forlior s;p ipsa dispersa , ordí^ 
od Capitula quíe per Arcliiepiscopum, vel <yus V¡- 
vel Priorem liabeant convocan, numquam cele- 
¡si praíscntc Arcbiepiscopo vel ejus Vicario dum 
inferciíp, vi si per Priorem Capitulum convocelur, 
ui*cnm tonipore.Archiepiscopo si fueríl, supcr qu¡-^ 
apituluní celebrandum, el eo absenté ejus Vicario, 
sil canonicus ipsius ecclesiae professus et in sacri^ 
coiistilulus , quí ex qao ct niintíatum fuerit, sí 
•a non venerint. Prior cum canonicis supqr facli» 
langenlibus id pro quo Capitulum bujusmodí fue- 
:alum , proccdanl in codem. 

De collatione hencfitiorutn. 

bon?fií*-ium klíí^uod ^pefílnris ad eoTIntíonem íjoIíus 



toO ArKNDlCC 

Capiluli furril confcrenduui , in t3¡s|)0 tiendo de diclo beneficio 
non toneanliir, si vojucnnl, Arcliíepiscopum speclarc. Si 
quid in conlranuní fuoril facliim sive aJteinplalum , silipsa 
fado irriliiin el iii;^n»»; ol nicliilomiiuis de lanli maiidaU 
Aposlolici Iransjírosioníí Prior elcanosiiei, qni in liujusniüdi 
corijro^íilione inl(MÍn^riiit , jmt mcnsfiii poilioijo cíuionici 
•inl privali , a»raiio ArclH«*pis('(<^)i ap[»Iirand:t. (Pohtra píf 
DoiniíHiiii iioslrum Pap n\ ImtiímIícIihh XIII. luil-coiTecla isU 
ordiiialio , ila qiíod midííIu qiiando Pi¡í)r nnndal .Capiluluo, 
suriic'H íjiiod niandcliir huininr) Aivliiopi^^copi» seu Vicario 
gíMKT.ili non (?xpr¡ni«Mido causas quire inandtlur» el luoc 
«ivo veuianl sive non , pr)s»íunl oinnia n«*>ral¡a in Capilub 
expodiri diclo hoinino non oxpoclalo. E¡ nieliilominus síali- 
qua ncffolia Capiluli lariírafíl roininnin Archiopiscopum, i> 
celebralionc Capiluli lonolur diclus Dominus cxire de CapUu- 
lo sieul cselcri canonici). 

■ 

De adjunctis in inquisitione ficnda. 

■ 

El quia ad corrigendos subditorum-cxccssustantb.diUffeft- 
lius debííl Praílatus assarí^orc , quanlo dampiftibiliiis div 
índignalioncm Incurrel, si rorum olTensas desereret íncorr» 
das; propleroa auclonlale Apostólica mandamus Ardiiepise^ 
po qui nunc esl el fuoril prolonipore, qualenns canoni 
ct clericos suos harum Aposlolicarum ordinalionum iraní!' 
gressores , oommquc 'molus el excessus ¡lucilos cum vígH 
lanlia el solliciludinc corrip^ere non poslponnl jiixta cana- 
nicas sandiones.» Ita quod no impunilnlis audatia fianl 
nequaní fu oran I de coeloro noquiores, el facilila» oís ven 
delinqiicndi tribual incenlivuni. In qorrií^ondis anlem excea- 
«¡bus Oíomonilorum , quia sic hadonus comporiuuis observa' 
tuní, inq iií»ilionis proce«sum faciendo el losles ft»c¡píen<b 
dúos did£ ecclesirp canónicos lenealur vocare, qui perCfl" 
pilulum quod a Priore vcl ejus locum léñenle denuncí 
fueril , inconlinenli eliganlin-, qui in'.crsinl cum diclus aí- 
chiepiscopus seu ejus Vicarius , aul alius eorum auclorüa 
te lesles exaniinabil , el dolali recipíol confessionem, noi 
ni conjudices , noc aliquam jurodiclionem liabonfes, sedd 
modus procedcndi fíat eis manifeslus ad omnem suspicioni 
malcrjan) expellendam ; fenlentia et declaratipne ^}ü9<^ 



DE DOCUMENTOS. f54 

le , el loto inde ñendo processu ipsi Ar^hiepiscopo 
Vicario solo etin solidum remanente. 



9 

ápus facial observari ómnia supra dicta etalia$ 

ordinata% 



um cuní in dicta ecclesia per constitufioncs el ordi- 
ejusdem sil salubiilcr ordinalum quid canierariiis, 
, Ihesaurarius, hospilalarius, el coeleri álii canonici 
js , officia el adminislraliones liabonlos, in cadcm fa- 
3anliir infra el extra ccclosiain, ?t super ornamenlis 
custodiendls el munde lenendis , luminaribus et 
ribus ipsius ecclesiae subeundis , el circa ea quaí'sunt 
tali pauperibiis ministranda , el InformaNone prseha- 
ínerimus quod mullí ex eis sunl in hiis desides el re- 
delrifíicnlum el dampnum ecclesiae et populi scanda- 
umque pericuUim animarum: parumífnc prodessei in 
aliquid staluere. nisíessetqui ilJud tueretur; exUte* 
i indecorum et non esset ¡n ocuÜs Divinae' Majeslalis 
n ecclesias fabricis exaltare, si ruere moribus cerne- 
monemus et hortamur Archiepiscopum modernum et 
:emporc fueril ecclesiae ahtedíctae , eidem nichilomi- 
irlute sanclae obedienliae fírmiler injungentes qnatc- 
smodi noslras et alias constitutrones, -ordinatinnes, 
ludabiles el consuetudines ac cerimonias occlesiat 
;(ae , hiis nostrís constitütionibtis et ordinalionibus 
cis nuilatcnus obviantes, proul ad quamlihet portinue- 
iler el atiente et cum operosa solliciludine el vigilan- 
leí el facial inviolabilileí* observari; qnibnscunqiie 
nibns et appellationibus omnino cessanlibns el re- 
e aliena pecaba sua facíant , el san^uis snbdilorum 
am maoibus requiralnr, sed in extremo judicio de ta-* 
I commiso difj^nam Allissimo reddere valeant ralio- 
lli crpro oninino boñninum liceat hanc paginam no- 
inslruclionis, exortalíonís, injunctíonis, slatnli, ordi- 
, probibil'onis, jussionis , edilionis,. praecepli , con- 
lis, laadalionis,mandati, 8anctionis,provisionis, con- 
s, volunla!is infriní^ere vel ei ausu lemerario con- 
Lquis autem, etc. Dat. Tarracon» nonas noven^hris, 
tus nostri anno décimo séptimo. 



. XIV. 

Hulla stcrularizatioTiiií S.M. E. Tarraconensis, añ. Mi 
(V¡d.p%. 82.)' 

Ex Carihul. eiusd, eccl, 

v>4lemens Episcopus servus servorum Üei. Ad peren 

inemonam. In eminenli mililanlis Ecclesire specula c 

tus Romanas Ponlií'ex. B. Pclri coeleslis Clavi^cri si 

in cunetas orbis ecclesias, lerrajque ampViludinem pra 

facullalis oblinens prinoipatum inlor curas multíplices 

ocurrenliyminegoliorum varietatibüs obsidelur, ill; 

ler comploclitur, perquam metrüpoliianarum cccicsio 

M^niutü planlata suppriuiondo , et oarum statem mv 

venustas o.i dceor aug"oalur, ac divinus cullus ct att 

saliis suscipianl increiiienlum, proul ceclcKianim , p< 

rum , locorum et tem}>orutn qualilattbus ct cdndition 

Ua:enler considera lis, conspicil ¡n Domino salubriten 

TCí. Sano pro parlp. liliorum diloctorum* Caplluli Tarra 

sis, ordinis Sancli Auí^ustini , nobis nupor exhibHa 

ronlinebal , qiiod licot iti .dicta ce<!losia'sub ínvocalib 

rióse Dci Geaitrics Viríjiriis Marise dicala mensa copit 

mensa arcliicpisícopali prorsus dislincia, ac vigihti ! 

et lolidcm canonicales porlioncs pro vig-'mfi tributes 

dicti ordinis, el una alin canonicalis portio per Archi 

pum Tarraconensem pro temporo exislcnlcm porcíp 

necnon duodocim dic^nitat^ , quarum sin^nlis una, 

gitura porpoluo anexa cxislit , no dub recularla, prim 

cunda succentorioe nuncnpala, quarunvac singularunn 

t^tum prícdiclarum , dnm pro tenipor<* vacoent, cél 

provisto ad Archiopiscopum elCíipiluíum pnefaloscoi 

fcr pcrlinont , ct tria alia saeculana per ipsos Cnpiluh 

«onis ad eorom nutum amovllibus concedí solila,'v¡' 

sulricis, lolricis et dormiloris nuncfupata orficíafore r 

Inr; lamen -cum canonici ipsius ecclesíae, ciii Archií*pi 

«aecularis pra;cse consuevil , pro tempore existentes, 

<íorum rcccplione tiabitum díctí ordinis seu superpw 

álbum ab ipso Archiepiscopo , seu ojus ín spirílunlihu 

rio ffencrali puscip<»re', et deíndc in p^xU manibus pr< 



0E Doct.iíüMos. 2r>3r 

mnregularern emiderc, eljuxta \[\sh}H <:»c'clfísi« con.<;uetu- 
dinein ¡n hujusmodi profossionis quilssionc , voluní obedieiir' 
lia, alus caslilalls elpau|>orlal¡s volis non expressís , eniil- 
leresoleiU, ¡ii domibus privalis exlra dielatw occlcsiam d 
Uittsambilum pro illornm J¡l>ilo*a{i insíar canonicoriun ecclo- 
liarum síEcularium habilont, et a Ionizo lemporo t'itra"b(»nft 
íliam palrimoniaÜa in parlicnlori possidcro , ac í'ruclus, red- 
Htas et proventus benoffiejonim pccK?siaslicorum per of>» 
wtcmporc obten lor.iifn, ín e*oruin iisíis convqMero, necn«m 
le bonis per eos adcpiisilis d¡sp6nóre •eonsuevcr¡t>l, et'nmf .' 
forsan jure , aul aulhorilalo siííííieienle, ac ex íreqneült 
ciim saicularibif^eliam addielameeclosianí eonflii<*nl»- 
conversalione, vilam a rcgtilaribus insülulisejusdciuór- 
; alienam ducerc qiiodammodo inducantur ; V^iio íil, \)i 
isoa AlUssimojuxtaeadem regularía ¡nsliíula non rcdrien- 
mimarum suarum saluli minus consulanl, pancique rope- 
untur virÍTiobililalc generiset lillerArunrscienlia írisignili qui 
)rdinem ipsum \n prsefala eccíesia profiteri, el ad illius rogu- 
n observanljaní ohügari vclint, acplenimque in dicta 
esia sint canoniei , quorum industria el favotc bonorum 
üjurium conscrvationr , el aüis illius neccssilatihus , ut ex- 
1 I, consuH non polesl, si in praeíiila eccíesia ad pr»sch« 
re carente , ac illius locis et canonicalibus portionibu», 
Kenon dignitalibns el officirs, succenloiins nu nc palis, prap- 
licíiordinis Sancli Auguslini el status regutaris, necnon íju- 
irieís , lolricis el dormiloris ofíiciaproedicla pcenitus supri- 
íwentur el exlingucrenlur , ac illa ad slatuní canoñicoruin 
slpresbylerorum saecularium ad instar Ví\Ient¡ncn.et'ToIelíi- 
wn., ac aliarum mctropolitanaFum sseeularium rognoruní 
lispaniarnm reducerenlur, necnon omnes el singulos fru- 
5lu8, rcddilus et proventus suprimendorum offjciorunfi liu- 
osmodi mensífi capituiari praílalíB perpetuo applicarenlur el 
íppropriarentur, profcclo fceliciori stahii et Auccessiii , et 
tonorum ac jurium conserva lioni , necnon oporlunne sub- 
'cnlioni ejusdem ccclesiíccl illius personnnim salnbrit'^r con- 
wlerelur, et ilüi decenlior el venuslior redderetnr , ac per- 
dona qualifical» , qiKc m ea canonicalus ot prebendas ac 
íi^ilales el officia oblinere vellenl , et qnaruin favore i- 
wius ecclesiíc docus , hoiior , status el utilifas increnien- 
«m suscipereíil , l'acillus exporircnlur, cnltiisque diviniw in 
^»et eadem Giriatl fidelium <lcvolio eum spicitu&li «0110»-^ 



ialione et animiifuní srilutc per amplius vif^eret el auf^eretur. 
Qiiare pro parte ¡psomín Capiluli nobis fuit humiiliter suppll- 
calum , til til occlesiu Tarraconcnsi ac omnibjus et singulu 
jlliiis iocís ot cuioiiiíalibiis , porcionibiis , nccnon dignila* 
tibiis rl siiccoitloriis iiiiturupalis oflicis pra^dictis, ordineni 
Sancü Aiií^uslini , ao oiiitKMn slalum »c dependéntiam re- 
ITdlat'cs, Dcciion suli*ic¡s, lolricis el dortniloris ofíicia pr» 
dicta poeiíiluá vi omniíio supriinere el extinguore , ipsuia* 
que slaliiin regiilnieiu el stniniii canonicorum, prcsbyla* 
romm et elericotiitnsecularitiiii iimntHarc, el ad slalum soe; 
ciilnrein rediicere , riectíon Capilulum sa?cu]are ¡n ea ¡n- 
sliliiecc , ac omnos el sinprulos Ihiclus , reddilus el proveo?- 
liis suppi'iincndoruin oflicioiuin htijusinodi eidcm itiensae per- 
petuo applicafe el.apprnpiare, alisque in pnemissis opop 
tune, provideie do benifínilate Apostólica dígiiaremur» I 
igilur, (pii ecclesiaruiii quariimlibel , prdRscrlim metrópoli* 
tanartim el illarut» personaruin salubfem slaluí», deeih 
* reni el venusinletn, ac diviní ciillus augmentum, el animir 
ruui saliitein sinceiis desidciainiis aft'eclibns, singulares pe^ 
sotias Capiluli liujiisinodi a quibusvis cxcouimtinicationii 
suspoMsionis el inlerdicli, aliisqiic ecclesiasticis seni«nlii> 
censuris el poenis a jure vel ab honiiní», quayis occasiones'C 
causa lalis, si quibus, vel quoniodolibel innodatse exisluol 
ad efrecluin pi'a;senl¡um duiulaxat conseqocnd'um, harunase 
ríe absolvcntes, el absolutos fore cénsenles, ac niensaecapi* 
tularis, necnon singulorum locorum et canonicalium porlio 
nuní ac dignilaluní et oíficiorum pi^dicloruin, fruclus 
rcddituuin el provenluum, veros annuos valores praesenu 
bus pro expressis íiabenlcs, hujusmodi supplicalioníbus- in 
cliuali, in ecclesia Tarraconensi, ác ómnibus el singulis la 
eis et canonicntibiis, portíonibtis, nccnon digni (atibas i 
succenloriis nunciipatis olficüs pr.xdictis, ordinem Sancü Al 
guslini, ac oiiinen) slalum omncmque dependen! iam- Kga 
lare<:, necnon sulricis, lolrieis et dormitoriis oílicia sopl 
dicla autíioril:)te Aposlúlica, lenore presenlium poenitus < 
omnino suppriminius ct cxtinguimus, ipsumquc stalam n 
gularein canonicoruin, presbylerorum et clericorum aieeali 
rium iinmuinmus. et ad slalum sa^eularein reducímus, etCi 
pitiiltim *i,Tculare in eadem ecclosía Tarraconensi inslitnimo 
necnon dilectos filios ftalcerandum de Icart, Petram Fem 
rium de Busquéis, Joanncín Xiroencip Francíscaiii de. So 



J)E DGCt^ENTOl^. Z&i 

éevfla, Nicolaum Burs^iera, Onnfrinm de Biufe, "Eulojrium 
eliam de Soldevila, ocilesi» TarracoYicnsis nrírolionmi presto- 
iem,Malhcum Jaqifps, Joanncín Dainianum Mirol, Onnfrium- 
df Co|»ons, .Baiiholonieum Fuslc:, Joannom Cossc, Polrum 
Corrcfí, Joaiinein Funis, ac (íiiines ol siní;u!os alios ¡psia» 
eeclesisp Tarraconcnsis canónicos, clíaní illins diiíniíales rl 
ófficia obli nenies, ordineni' pra»djcfnni (acite vel expressc 
iniiji vel alibi proJessos, ab obscrví.Hone consliluliont.ni, or- 
drnationum el consueUidinum regiiíarium ordinis et slaliilo- 
ramecQlesiue Tarracunensis pra?flicloram, el quorumcunique 
per POS ¡n professlone hnjiismodi ciiaissorum vo(oruni,'obc- 
dienti» el caslilads volis dnmiaxal excoplis, nt-cnon regu- 
ItSancli Augnslini, el secfUn^iuní illam divini olfiQÍi recila- 
tioois, lia ul oanonici sa»cularcs ipsius ecclesiíe Tairaconen- 
«exislanl, el pro talihns liabeanfur el repulenínr, ac de 
tttero habilum dicl'i ordinis geslare, el cjusdem ordinls re- 
ptaría instilóla, ordinaliones , diriniliories et mores eliam 
fDoad divinonim in eadeni ecelesia celebrat¡on»'m, jejnnia, 
ril08 ol ciborum tisiim, el alia quíecumque , quíe ralione di- 
d¡ ordinis observare lenenlur, in fulurum observare minime 
mlur; sed in habilu, cercmoniis, vicUi, in' usu, habila- 
, moribus el vila, quoad omnia saecularibiis canonicis 
Ult^nlineri. elTolelanen. ad aliafuní melropolilanafuin eccle- 
■irum sacciilarium regnorum pradiclorum, el absque alicu- 
jn aposlasiae nota vel censuiífi ccolesiasticae incursn, coñ- 
re, ol de b(>n¡s eoruní quibuscunique, eliam in ai'líciilo 
s, libere disponere possinl ct debeanl, ac loca el cano- 
es porliones, canonicalus, el priebend» saecularcs, nec- 
lon 8Íii^ul<'e diürnilales eliam seculares el offitíia snccenlo- 
rife nuncupala simitiler saecularia, el singulis dignilatibus sin- ' 
iraeposiliira», ul prius nnilre perpetuo remaneant, et per 
jnicos qui illos, illas, el illa nunc canonice oblinenl abs- 
fie alia nova provisionc de eisdem canonicalibusel praebén- 
dii ac dignilalibus el officiis respective facienda relineantur, 
HHhorilule, el lenore pr.edidis prorsus absolvimos, el lota- 
Kter Überamus; necnon onmes el singulos l'ruelus, reddilus, 
tlprovenltis snlricis, lolricis el dorinitoris suppressorum of- 
leionim hujusmodi eidem mensa», ¡la quod liceal Capitulo 
pnrdietis per se, vel alium, sen alios fruclus, reddilus et pro- 
ventos suppressorum olliciorum hujusmodi, ctiam ex nunch 
piopria authorílalé libeare percipcre» ác in suos et dict» meo- 



!á36 APEM»ICE 

sx usus el.atiJjlal<»m convorloic, cujusvis liecntia su 
niinimc rcquisiki, eisdom Icnorc ot aulhoritíite perpc 
pticamus, el dpprúpriaiiius, el nihilhoinirHis quod d 
digiülíUos el succoplor'uc nuncupala olncia praedicla| 
pyrc quibusvis irjodis clianí apiid Scdcoi Aposiolica 
vel succesivc vacaiUia", e\\nm si disposilioiie A|X)slo 
cialiler, vcl ex quavis omisa gcnoraliler roscrvata, se 
fiierinl., per anliqniorom, scy píinuim locuiii \n dict 
sia Tarraconcnsi oblincnleni, ac succcssivc [)er alios 
ccclesiae Tarracononsis canouicos r.clu prebéndalos 
xat, jiixta ordincm coruiji in cicla ccclesia Tarracon 
ccplionis, lamqiianí eisdcm canonicis pryebendatís 
specialibus el generalibus reserralionibus Apóstol 
quaquam obslanlibus, oplari possinl, el illacis, ct nt 
eliam per Sedem eamdem confcrri debcanl-, ei alile 
faclaé collaliones eliam per Sndem praifalaní viribus 
ila lamen quod poslquaiu.rinüquior canonicus senicl 
ril, iillcrius donecli alü canonici simili modo oplav 
ptare non possit, el si ideni anliqnior canonicus epla' 
ril^ scu per Induum adíe habita A^cr» nolílise va 
oompulandumdis.lu4cnl,«lii^s canonicus posl cum 
le rcceplus simili modo optare possi!; <juodque Capiluí 
fati pro foclíci slalu el salubri dircclione diciíe ecclc^ 
raconcusis quaecumquc slatuta, el ordinnU'oncs, sal 
honesta, quse rib ómnibus servari debcant. faceré, tíc 
condila immutare, ipsamque ccclesiam Tarraconer 
illius canonici el digni lates el oiTicia príEdicla pro 
oblinenles ómnibus el singulis facullalibus ,. honorib 
signiis quibus Valenlinen. et Tolelanen., ac aliarum 
rium melropolitañarum ccclesiarum rcgnoium prapd 
ac illorum canonici el digniíales el ofíicia in eis ol 
ulunlur, poUunlur el gnudenl, ac uli, potjri el p^-au 
tuerint quomodolibct in futurum^ uli^ potirl el gaud 
«int el debeant; qnodque omnia.cl singula, censué 
tus fruclus, provenlus, emolumenta, pensiones seu 
siones, pía légala, donaliones, anniversaria^ praehqn; 
jurisdictioncs ac homagia tan» motúlia quam castre 
pícbea emphileolica, aliaque bona el . ura qcclcsiai 
temporalia in favorcm dicli ordinis qu9inf)dolibel lam 
uitini quam in párliculari hao.tcnns oisdem eccIesisB, 
lo el canonicis concesso) el CQ(ice6a,.ac:per ei)mden| 



bB DOCUMENTOS. Í57 

\g[ sólita el sólita, ad ecclesiara se ad stalum saecü- 
ídactam,seu ilUus capituldrem tnensam hujusmodi, ui 
¡rtíneanl; et ipsi Capítulum et canónici, qui pro lem- 
int, ¡líos el illa, ut prius i habeant el percipiant , et a 
is.personis, quacumque dlgnilale prsefulgeant, qusb 
Ha solvenda , quibusvi3 viís ct mediis compelli posr- 
:ígere et pereipere absqu'e contradiclione quacumque 
í licite vaiean¿ aulhoritate príedicta, earumdcm te- 
isentium, perpetuo staluimus et oirdinamus; et insu- 
;em cahohicos et eorum singulos; qui forsan prppfer 
ssioncm in^titulorum regularium hujusmodi aliquanl 
aotam seu irregularítatem aut ínhabilitatein i'orsan 
int,ab hujusmodi cxéessibus necnon apostasia, ac 
s excommuñicalionibus et alíis sehlenliis, censuris; 
, ecclcsiasticis , quas prsemisáorum occasione forsan 
)libel incurrerunt, dicta aulhoritate Apostólica earum* 

entium lenore absblviraus, elcum eis sujjjerJrregu- 
8Í quam censuris hujusmodi ligali, missas et alia di- 
3ia celebrando, aut illis se immiscende contraxerint, 

etiam quaecumque , quoticscumque vel quaiiacum- 
1 cura ct sine cura saecularia el inviccm compatienlia 
i ecclesiafílica, etiam si canonicalus, praebendse , di- 
personatus, administraliones vel officia in calhedrali- 
(1 melropoiitanis vol collpgiatis, et dignilates ipsae in 
libus eliam melropoiitanis posl pontificales majores^ 
¡gialis ccclesis hujusmodi principales fuerinl, et ad 
íSi pí.Tsonalus, administraliones vel ofíicia hujusmo- 
everinl per élcclionem assumi, cisque cura immineát 
m, si illse alias canonice conferantur aut eliganlor, 
iiilur, vel alias assumanlur ad illa, et instituantur in 
ni post siippressionem el reduclioncm hujusmodi, 

et illp , necnon qusacumque , quodcumque vel qua« 
le alia beneficia ecclesiastica sseCuIaria et regularía, 
uli eoriim ^ etiam ex quibus vis concessionibas Aposto- 
itulum vel commendam obtínent vel cxpectent, nec- 
uibus , el ad quati jus eis el eorum cuilibet compeüt, 
retiñere, nc quascumque pensiones super quibusvit 
, reddilibus et provcntibus eis assignatas , ut prius 
ixerinl pereipere , necnon quibusvis gratiis , et di-^ 
Kiibus eis el eorum cuilibet Apostólica vel aHa qua- 
HTÍtate quomodolibet eoneestaa , uli p poltrí c^'f^av 



938 APÉNDÍGC 

dcrc, elbeneiTicia sub cisdom graliis eldispeusalioni 
praehcnsa recipere, el jnxta ¡llanim lenorem retine 
et licite valoaut; eisdcm aulhoritatc el tcnore dispe 
ac omnes ab eisdem canonicis inhabilitalis et infami 
lam si ve notam per eos pruimissorum occasione co 
pcpnilus abolenuis; decernenles, benefíicia obtenía 1 
di propler reten lionem praedictam non vaccarc el c 
daní non cessare, ac dispensationes, gralias, elind 
dicta non expirare , nccnon pensiones bujusmodi i 
non foro, sed dispensationes, gralias, indulta hujusí 
nam roboris firniitalem obünero, ac cum clausula per 
ot commende cedendi : nocnon dcrog^alionibus , am 
et singulis alus in eis contentis clausulis , eisdem < 
eliam posl reduclionem bujusmodi sufrag-ari debei 
in ómnibus, el per omnia, per inde ac si reductio 
facía non luisscl, quodque per quamcumque obc 
regularenj fiiluri Archiepiscopi Tarraconensis per 
pitulum et sing-ulares personas capitulares ecciesiaE 
nensis hujusmodi ante expeditionem seu reception 
sentiuní quomodolibol príeslilam, nullum ipsis Capitt 
soniscapitularibusac eisdem praesentibus, quoadpra 
ipsaspríesentes gesta etconces8a,pra»juditium genei 
^eneratum esse aul generari potuisse , censeatu 
non obslantil)us , easdem pressenles , et in eis cont< 
lida et efñcatia existcre , el suos efleclus sorlire d 
sic in prajmissis per quoscumquejudices, quavis ai 
fungentes , subíala eis quavis aliter judicandi, et inl 
di facúltale , et aulhoritale, judicari et deffiniri deb 
tiim quoque et inane quidquid secus super bisa' 
quavis aulhoritale scientcr vel ignoranler contigerii 
ri; non obstantibus prsemissis ac constilutionibus 
nationibus Apostolicis , necnon fundatiónc epcle» 
concn., ac illius et ordinis praedictorum juramer 
firmatione Apostólica vcl quavis firmitate* alia i 
slalulis et consueludinibus, ac quibusvis priv. 
indultis illis sub quibuscumque leaoribus et fio 
cura quirbusvis clausulis el decrelis concessis ; . a] 
«I innovaüs > quibus , etiamsi pro illorum sufficie 
gatione de illis , illorumque totis tenoribus spetia]! 
fíca» individua el ex^ressa roenlio babcnda, i 
a^ exquisita forma ad bde «ervftnds osset , tdnor 



BE DOCUMENTOS. 48© 

esénlibüs pro sufficienler expresáis habenteá , illi« 
sao robore permansuris , hac vice dumtaxat specía- 
itpresse dero^amus , caeterisque contrariís qtkibüs-^ 
Volamas auteiri , quod canonici aliqua iiTé^lari- 
itlhabililate forsan innódali, poenitenliam saluta- 
cónfessorcm idoneum, qüem quilbiet éorum düxerit 
m , eis pro praemissis injungendam adimplére bmni- 
ntur , alioquin prsesentes littersB quoad absolutio- 
ismodi eis nullalenus sufragenlur. NulH ergo omni- 
lum liccat hanc pag-inam nostrae absolutionis , su- 
is, exlinctionis, immutalionis ,' reductionis , insli- 
appHcationis , statuti , ordlnationis, absolulionis, 
Honis, decrcH, derogalion¡s,et volunlatis infringere, 
su lemerario contraire ; si qüis aulcm hoc atlentare 
serit indig-nalionem Omnipotenlis Dei , el Beatorum 
Paali Aposlolorum ejas se noveril incursum. Da- 
B apud Sanctum Pclrum anno Incamationis Domini- 
iXX. pridie nonas decembris , ponlificalus noslri 
ivo. 

XV. 

ntum electionis D. Benedicti de Ro'caberti , Arckie" 
\ Tarraconensis , an. MCCLL (Vid. pág. 85.) 

Ex arch, eiusd. ec'cl. 

►omini M.CC.L primo vencrabilis jiater P. Tarrach. 
;copus viam universa» carnis ingressus esl sexto 
circa primam horam noclis, et sepultüs esl in mo- 
*opuleli, ordinis Cislerciensis, Tarrachonen. dioece- 
stino, id est quinto nonas julii. Cujus corpore 1ra- 
lluríB , canonici Tarrachoncnses convenerlinl apud 
laní in Capitulo consuelo; el de consensu omnium 
)ra?scnles crant, fuil dies assignala ad. eligendam 
lendum ipsi ctclcsia» de futuro pastore, scilicet 
is Augusli , id est, in vigilia Bcali Laurentli; quom 
fluUnn Tarrachonense singulis Episcopis soffraga- 
?uas siírniíicavil IHleras iñ hiinc raodum. «Reve- 
Chrislo Palri l>omino P. Del gratia Derluseníi R|Vi- 
. Pneposilus el universuiti Capilulum Tárrachon. . 
pt debilnm rcverenlinm. Morfwo ét sepulto vellera-* 



S60 APÉNDICE 

»bil¡ pnlfíí nostro iri Chrislo bonae mcmoriae P. Tarrachon. 
>iArchiepiscopo, convonimns canonici ¡n Capitulo, qu¡ prae- 
)>8enles eramus et ordinavimus de assignalione diei eleclio- 
i»nis fiiluri Pasloris. Scribimiis igiíur, et signífícamus paler- 
Dtiitatae vestrai nos statiiisse ot assignassc diem ad eiigej)- 
»dum ol providendum de Pastore viduatai Tarrachon. ecclc- 
))s¡aí, malri nostr«, vidcücct, quinto idus proximi venlenlis 
wmensis au^usli, ad quaní diem , si placet, apud Tarracho- 
»nam dignomini inleresse. Dat. Tarrachonae octavo idus 
»julii.)) Sub liac eliam forma scripsiL Capilulum Cífisaraugu- 
slano , Tirasononsi, Pampilonensi , Calagurritano , Osceiisi, 
Jlerdensi, Urgollensi, Vioensi, Barchinonensi, Gerundensi, ■ 
oi Valentino Kpiscopis. Supor quai Calagurritanus , Pampi- 
íonensis, Tirasononsis, Urp:cllens¡s el Üscensis se persuas 
lilteras excusanint. Barchinonensis vero per Magislrum 
Hugonem de Tere (/". Trem) canonicum Barchinonae se ex- 
cusa vif. Gcrundensis aulom et Vicensis non se excusavernnt, 
nec venerunt ; sed Vicensis sequcnti die posl factam poslu- 
lationem per lilteras se excusavit. Derlusensis vero, C«- 
aarauguslanus , llerdensis el Valentinas inlerrnerunt diel 
assignalae; de quibus F.piscopis Capitnium assunipsit in ele- 
cloros, et associavit aliiselectoribus de Capitulo Derlusensem 
o\ Valenlinum flpiscopos, pruul infcrius conlinelur. Ueai 
Praepositus pro se et Capitulo vocavil per lilteras suas Guillcl- 
mum de Aquilone, canonicum Tarrachon. ut veniret etinle- 
rcssel diei assignala? clcclioni, quamquam presens fuisselin 
Capitulo, quando dies fuil assignala electioni faciendíE. Qu* 
íiuillelmus necvenit, nec se excusavit. Qua die, scilicet 
quinto idus augusli , quse dios íuit assignala per Capiliilun» 
ud eleclioncm vel provissionem i'aciendam Tarrachonens* 
4»cclesine viduala?, Capitulo el Kpiscopis sufíniganeis ecclesi» 
anlediclai convenicnlibus canouicis qui voluorunl, el de* 
buerunt, acpotuerunt commode inteiressc in Capitulo, ex- 
cepto PríECientore qui ücel esscl pra»sens, scilicel infra se 
í^cclesiíe, tamen infirmilate delentus, vocalusper Capilulum 
non poluit in Capitulo Iraclatui dictaj eleclionis personalilef 
inleresso, el commissit locum suum tolaliler A. Pr^epos'** 
super elcclione , sive provissionc facienda ecclesi» anl*' 
diclae. Kl super ómnibus eleclionem vel provissionem conr 
<»ernontibus supra diclam placuit Capitulo quod Praepositus 
HospiUlarins, Raymuudui de Monle olivo, Infirmariusaudi* 



Di: DOCUMENTOS. 261 

ínlvola »¡ng*uloruríi canonicorum Super canonici» eHj^endis 
ui vice siia el ointiiiim el singulorum de Capitulo olig"pr(;nt 
iseleclorcs decarionicis; qui dúo electores el PricpositU!» 
um duobus,Episeopís, quos» Capilulum duxerit eligftndoís 
ice omnium de Capitulo per eleclionem vel postulalioneni 
•rovidcanl menioralae ecclesioe de Paslore secundúin for- 
wmeis Iradendam per Capilulunr aiilodiclmn , promitlenlcs 
mnes el singuli de Capituló ralum et íinnum perpetuo se 
mbiluros quidquid per supra diclos canónicos et Prajposituin 
Nuos Episcopos superiori modo electos, vel a majori el 
aniori parte ipsorum fuerit provisum ecclesiie supra dictae. 
llaudilis volis canonicorum per jam diclos tres ac publicá- 
is, consequenlerCapilulum eleg*¡l electores eleclorum B. de 
iocabertino, Camerarium, G. Priorem, et Galindum; Succen- 
jfem. Qni tres elegerunt dúos electores de Capitulo cum 
raposilo , prout inferius continetur: «Nos Benediclus de 
Rocabertino, Camerarius, et Guillelmus Colvat, Prior, elGa- 
üíidus de Celma, Succentor Tarraehonen., elecli electores 
per scrutinium ab universo Capitulo Tarrachon, ad eliíjen- 
um daos canoni^s vice omnium et singulorum de Capitulo, 
uiduo de Capitulo cum Proposito et duobus Episcopis eli- 
endis a Capitulo memóralo providant Tarrachon. ecclesiai 
e Paslpre facta collatione de personis ad personas et de 
eload zelum, considérala auctorilate personarum et alus 
OSB in talibus sunt consideranda elig-imus in electores sivi». 
t>stulatore>: Jacobum de Pratis, Sacristam et A. Archidiaco- 
um Tarrachon. ut ipsi dúo simul cum Praiposito et duobus 
piscppis eüg-endis provideant vice omnium et singulorum 
i Capilulü Tarrachonensi ecciesiüe de Paslore secundum 
nnaiiiipsis qiiinque elecloribus Iradendam per Capilulum 
epe diclum. Facta vero in continonti electione duorum ca- 
atiicorum priedictorum scilicel Archidiaconi' et Sacrisla* 
ice omnium de Capitulo per scrutinium egerunt in eleclo- 
ís... Dominum Androam, Episcopuuí Valentiimm etDomi- 
uin Püiicium, Episcopum Derlusensem. Ítem in conlinenlí 
«piluluní universum cijntulilpoleslatem eiigendi seu provi- 
*udi supra diclis quinqué elecloribus, scilicet A. PruipObilo, 
íCübo, Sacrislai id A. Archidiácono, el P. Episcopo Dertu- 
^nsijcl A. Episcq)0 Valentino, ul ipsi vel majorpars coruja 
'^c omnium Tarrachonensi ecclesiaj providi^ant de Pastora, 
^iii ómnibus supra dicíis sio pcracli» Capituhim i;t lüpí&copi 



262 APÉNDÍCB 

conveuerunl in sacrisliain ; coram quibus prsedicü quinqué 
electores juraverunt supor crucem Domini,el super sancta 
i)ei qualuor Evangelia corporaliler lacla providere ecclesi» 
secundum fonnain eis tradilamquuj superius conlinelur. Et 
post pruefalum juramenlum in conliiienli exclusis omnibu3 

alus in saciario tractaturi de 

provisione fuluri Pastoris. . . Tándem habito diligenll Ira- 
ctalii et deliberalione Ínter so ex- 
cepto Sacrista larrachon. ipsi quatuor in personam Bcne- 
dicli de Rocabertino, Canierarü T.jrrachon. el capellani Domi- 
ni Papaí 

XVI. 

■ 

Carla íesUuin qni adjueru.-it cessioni itrbis et campi Tarror 
coHce quam Robcrius, Tarraconensis Princeps fecü Domino 
Bernardo, Archicpiscopo , et ñay mundo , Comiti Barchi- 
nun (a), un. MCLJÍf. (Vid. pág. dOI.) 

Ex autogr. in arch. cccl. Turi^con. 

H?ec sunt nomina eorum qui viderunt et audierunt. quor 
modo flodbcitus , Princeps Terrachonensis , et conjiyx ^m- 
Aíjncs difünierunt et laudaveriint Doo et ecclesiae Sand»' 
Teolai et B. Tarrachon. Arcliiepiscopo et liomino R. Be- 
ren^^arü, Barcjiinünensium Comili, diias partes de totacivi- 
late Terracliome, et íliias parles siinililer de tolo lenilorio 
ipsiiis civilatis, ila iit tcrlia pars totins civilatis et terntoru 
«it Piodborli el conjn^is ejus ac liüorum suorum-, salva fi- 
iiolil:il(í Comilis el B. Tarrachon. Archiepiscopi el ecclcsi* 
SincUo Tocbí. \\\ piimis atíiiit B. Tarrachon. Archiepisco- 
piis e!. (j. Harchinon. Episcopus, et P. Ausonens.Episcopus, 
ot P. Sacrisfi Barchinonen. el Berlrandus de Caslelet,cl 
Hodg-erins, Tarrachon. caJionicus, el01larius,BajulusCoroilÍ8» 
elP. de Garcassüíia, ot G. de CuniL Kl hoc íuil facfum in 
(ícclesia Sánele Mori;» Tarrachonie 1111. idus junii aww 
M.C.LUI. Doininic;e íncarnalionis.=S¡gtiium GuUIermi Bar* 
chinon. Ep¡scopi.:=Sig^*¡'num Bortandi de CasleIet.=Sigrh'. 
nivii Oilarii , Bajuli Com¡tis.=Si{ft""'" Pelride Careasso- 

(a) yid, infra ad ann. ii6í. 



DE DOCtMEMOS. %Q9 

!ia.3=S¡g-j-imin G. deGunil.^Seioredus, nolarius Tarraconen- 
sisSedis hoc scripsit, qui pra;diclis ómnibus praesens afíuil. 

XVI (. 

t 

TBstamentum D, íifrnardi lUí Olivella,, Archiepiscopi Tarra- 
cmis. an. MCCLXXXVfl. (Vid. pág^. m.) 

Exauctogr. in arch. etcí. Tarrac. 



I 



n nomine Domini nostri Jesu Clirisli. Amen. Nos Bernardua 
«üvina rnisoraliono Ta^^acllo^len. Archiepiseopus, allenden- 
íes quod omriia, quyecumíjue in hoc mundo consistunt, 
snnt transiloria et caduca, el hoc sohmi quod bene agilur 
íeu etiam ordinatur, ad remunerationem in coelcsti patria 
pctseveral; idcirco in noslra plena memoria , scnsu alque 
^screlione , nec minus integra loquela nianenles, ordinatio- 
Dem sequen lem de rebus nostris ob salulem animíB noslra»,. 
prout inferius sequitur, ordinamus ; quam, sicut noslram 
ííilimam volunlatem , volumus et mandamus inviolabihler 
<>bservari , postquam Dominus nosler Jesús Chrislus ab hac 
lace mií^rabih nos duxerit evocandos. Ad cujus observatio- 
fíem seu exequulionem diiigenlius el liberius laciendarA 
discretos viros nobisque carissimos R. de Angularia , Pre- 
ientorem, Bernardum de Ripis, Sacrislam ecclesiaí noslrai^ 
f'arrachon., necnon el Raymundum de Ripis, militem, de 
uorum íide el lcg"alKalc plenam oblinenius íiduciam , exe- 
üulores sive manumissores noslros eligimuá. Ouibus plena- 
ain damus et concedimus poleijlatem ordinandi el exequen- 
i de rebus noslris , sicul inlerius conlinelur, si j)rius ñus 
lori contincrual quam ordikalionem aliam faciamus. In pri- 
lis itj:itur quantum ad cappcilanias, quas olim ordin^'imus 
I slatuiínus faceré in cappella Sane lae Teclee , quíE tncilur 
Hits f in ciiniKorio Sedis 'farrachon. , voluinus firuiJler el 
andanms quod juxla illam.ordinalionem, quam jam &jLip<*r 
►sis cappellaniis anno pruílerilo i'ecinius, dum Tarrachonaí 
ifmnaliamur, fianl el ordinenlur in ómnibus perlinentibus 
J easdem. Quam quidcm ordinalionem olim per nos super 
isi» cappelianiis faclam quoad ipsum arliculirm cünliinia- 
U9, et in sub robore volumus permanece :.adicienles quod 



!6i AI'ÉNDICE 

priefuli exequulores rtostri iritcrim dctiurius el peocuQÍaim dt 
quibiis debent ¡psie cappellaniae canslilui , parlent fideliler 
ot deponant apud caslrum de Mirafelo; el ex luncjuxla 
eoruiii conseienliam , quam ex lioc inlcndiniiis honerafe, 
ivddiíus emant pro prüedictis cappellaniis insliluendis» et 
aolvantur cmntioiics fact» por c(>s de de%anÍ3 et peccunia 
incmoralis. Iloni Icgamus el líir.nd.Miiiis dari eapcliíe SancUo 
Tedie proediclíe l>:cv¡ar¡üs líüslpís, qni iri duabus parlibiH 
suní, el insDper omnes aüos libros pcdcsiaslicos ordinarios 
qnos liabemus. llem ob roniedium aniíviaj nostrae el omnium 
lidcliuin derunclorum dimitliiíMis moiisoe Fralruum Minoruw 
convenías Tarrachon. D. soli<Ios. Ilom mandamus dari^t 
tradi convenlui Príedicalorum Tarrnchonai omnes libaos n(H 
slros Iheologicos, quos quidcn^ jam anlca donaveramus eisr 
dem. Jlem maiulainus daii el soivi sororüjus Sancli Damiani 
convenliis Tarrachon D. solidos q-.ios ei^diMii daré prom¡s$i"^ 
mus ad opus eedosiie suaí. llem lí'gaiüus Sibüia? , filise Jacabi 
de Monlc Palalio mililis C. auieos. Ifeiri legamus Johannelo. 
Marlini, cíerico et sculitVoro noslro C. áureos. ítem dimilimus» 
et mandamus dari Pai^esio, CeÍMialouo , Marquesio, Robio- 
no, R." Calaiani , Bernardo Salsdes, Ticiiordio, ot Caslel- 
lelo, reposilario'propíer serviliuin quod nobis longo lempore 
praíslilerunt nobiscum manenles, unicuique ¡psxorumD. soli- 
dos Barehinonae. lia quod compiilcnlur in ipsis et recipianl 
in solulum olcum quod a nobis habueriinl pro rata. Elh;eo 
«oUilio rcsidui íial eis de bhuio nos'ro cuod hic habemus «4 
agnilionem praídiclorum exequuloruní nostroruui. Jlem loga-, 
mus BerenLjario de Turenlibus , nepo>i noslro C. aurew» 
quos eidem promissimus ad opus caslri do PodioJo. llem 
mandamus solví alios cenlum áreos A. de Qolivella , oepoíi 
noslro, quos eidem simililer jam anle promisscramus. Ítem ■ 
If^amus Bernardono , libo Beren^arii de Tornamira, uiiHli* 
0. au|pos. llem legamus Berengario Terradelos sculül'era 
noslro L. quarlerias de mixlallo. llem legamus, el manda- 
mus dari Bernai-do Boneli , nol'ario noslro €C. áureos, llem 
legannus duabus filiabas H. de Ripís, mililis et cxequulurís. 
nostrí praedicli CC. áureos: videlicet C. áureos unicuique- 
ipsarurn. Omnia alia bona nostra mobilia el .se moveati» 
iibicumque sinl, comillimiis fíd^i el legaiilati pra^dictoriKt^ 
exequulorum noslrorum, ut ipsi juxla eorum discrelioncínf 
ordinationem el (axatioueni disfribuant pro slnliite aiijfn^ 



DC DOGUAIENTOS. SOS 

Tx in <pePsoñis domiis noslraR vel alus, sieut eis videbiUir 

duin, necnon el in aliis.piís aausis, sicut nostrsé eni^ 

i undum Deurii viderint expediré. Quod est aclum vi-^ 

et fírmatum IIIl. kalimdas novembris in hora tertia 

aieianno Domini.M.C.C.LXXXVlí. prsesenlibus lestibus, 

leQlibus et videnlibus G, de Rupe, Redore ecciesjae de 

Botella, Hug:iiotQ, oapellano ecclesife dé Pratdix, Ray- 

ido Michaelis, Redore ecclesiapde Passananto, el G. Mar- 

a, habitatore vjljae AlíurgiaB ad hsec spetialUer con- 

.=E§^o Dn. Boneti , nolarius publicus et juralusDo- 

irArchiepiscopi siipra didi ejusdem mandato el autorita-in 

scripsi, el premissis inlerfui looo^ dic et anno nras-* 

li umque bic apposui sig'j'nuin. 

XVlií,. 

amentum D. fíufjvnis de Cervelló, Archiepiscopi Tarra^ 
)nensis, leiháli vulnere sauciati a Robcrlo Aquilone, olim 
omite Tarracon.an. MCLXXl (Vid. pág. 106.) 

■ 

h^x autogr. in arch. ecd, Tbrroc, 



3(um sil cundís qiioniam nos ecclesise Tarraconensis ca- 
:c¡ ad dominuin noslrum Hugonem , Tarraconensem Ar- 
piscopum , AposlolioíE Scdis Legalum accedentes posl 

e (f. inilnus) sibi iilatuní , suscepimus ab eo ir> 

dntis, et por obedienliain, qua el aslricti tenebainur, no-- 
imiinxit,ut secundum ordinal ioneni -suaní , quam po$| 
lein ipsius iu bac caria inscripsimus, res suae distribue^ 
is, Prímiim ¡taque inandavil daré pauperibiis CCC. tiQJi:r 
hospitali , quod ipso in Tarracona inceperat C. lUs'': ad 
I Pópulelensis ecclesiaoXX. n>.?: monasterio SanctsK Crucis. 
olidos: hospitali JiTusalem pellos quasei fralrcsdederan^ 
i mandavil: fralribns miliciai C. solidos: ítem Sanaiae de 
ía quendam anulum reddi mandavil: Pelro HlsUrad X. m.*'? 
ui S. Rníl liordensi XX. m.": ilem nepli sua&„ uxori A. 
^ngrlerola C. solidos: Pelro de Sanóla Flde C. solidos: 
ibaldo de Uluia C. solidos. Proeterea mandavil quod 
(«GuJIlernw de Camarasn redimereUr de CCG. solidis i>| 
1.*^' Pelro de' Bii^iiariiK G. solidos % Haimnivlo de ViMa-n 



266 APÉNDICE 

nova C. solidos: itoin dimissit Guillermo de Claramonte t(>— 
tum qiiod habebat in terram , el palalio Morata. Mepü 9ua& 
eius uxori Ermosondi pollos suas martinas dari mandavil. 
Ítem Guillorino de Camarasa l'ralri suo Gurmeranum cum fru- 
cUbns suis dimissil , el unam nmlam dedil. Geraldo Alaman, 
íratri suo duas muías , et dúos cilbs argénteos dari mandavit. 
Kpiscopo Oscensi cupham gnam, quam ei dederat,, reddi 
mandavit. De annona aulem et vino , quai habebal apud Bar- 
chinonam et in Tarrachona , mandavit primum accipere CC. 
solidos, de quibus mandavil dari monaslerio S. PauliL. so- 
lidos: Leprosis, L. solidos: monaslerio S. Petri L. solidos: 
monasterio S. Kulali;e L. solidos ; reliqua vero omnia man- 
davil quüd Kpiscopus et canónica haberenl per médium. Qua- 
luor ebdoinadariis Barcliin. dimisit VJJI. m.": caHeris'vero 
praisbyleris oiusciom Sedis dúos m.": monasterio S. Cücupha- 
lisX m.** Mandavil aulem quod íilio Guillermi darelurappa- 
ratus mililiaí , cui dodimus mándalo. . . L. áureos , et equm 
brunum. Ilem mandavit reddi uxori Arnaldi veluli , el liü^ 
suo Arnaldo XL. m." PrcGlerea suaí famil¡;o dari mandavit, 
Rainmndo, repostero prinunn CCC. . . Potro de Quadres C. so- 
lidos , Bernardo Mancipio C. solidos , Arnaldo de Taora C. so- 
lidos, Potro de Mollelo L. solidos , Potro de Lusia XL. soli- 
dos , Petro Sondredo XL. solidos, Pelro Guielmi'XL. sol¡do3i 
Berengario Trepad XX. solidos, Johanni XX. solidos, Pon- 
ciolo de VillamaionXX. solidos, Johnnni de llerdaX. solidos, 
Petro Cama XXX. solidos, Guillermo deUluia X. m.', Ray- 
mundo de Galano Vil. m.", Kaymuiido Urgellensi L m. i 
Geraldo Pelasio lílL m.", (iuillermo de Arn2:one 111. m.°, w^ 
gistro Joel ílí. m.'^ mayoribus castri C.lll. solidos , qiiosew 
pro mercede dobobnf , Beronírario IVlallio de Muro CXIX s^^ 
lidos , el . . . Cornnrdo H. solidos. Totum autom hoc pí'C- 
cari mandavil do DCC.XX.IIII. m."quos habebat Bnimundus 
reposter , et de millo CC. solidos jacconsis mónela?, quos ha- 
bebat Bomardus Mancipii, et de liis qu;e habebat Bernardus. 
de Moj^oda et Bonelus do Horda. Si qua superfuwrijit , op<*f' 
ecclesia3 dedit. Proeloroa mandavil, quod millo m.**, quos Ira- 
diderat Poncio do Barberano, ilurus Romam , ad opus eccle- 
siai incipieudam et ad officinas canonicoe faciendás,in co- 
dem opere , sicuti tune ordinaverat , expendiírentur ; D. vj- 
delicet in opere ccclesire , et D. in ofíicinis canornicee. Niehi- 
1 ominas quoquo mandavit , quod de duobus mtUibus XXXÍ< 



DE DOCUMENTOS. S6T 

iurearum*, quos liabebanl fratres Mililiaí Teinpji apud Moa^ 
em pessulanum, quod CCCC. aurci curian Romi^nse persolve- 
enlur; domino PapsB videlicet C, domino JacineloCC.LXXX.- 
n.", quos ei debebat , Hiigoni de Bononia XX. m.°, quos ei 
)romiserat, Guillermo de Teirico D. solidos persolvcreniur, 
iifralribus Mililise C. solidos, quos eis superius dimissil. 
ileliqua operi ecclesiae dari mandavil. El si quis aliquid inde 
jobstraxerit , vinculo atialhemaUs eum aslrinxil: medielatem 
mo pañis el vini quae habebat , el Sarracenos et aderoulas 
!Qas el anulos suos minores quos ih capella habebat , ope- 
iecclesiíe dedil: reliquam vero medielatem pañis el vini el 
iuas cuppas et daos elfos argénteos et quartam parlem ga- 
ee successori suo conservan mandavil. Annuhim suum ma- 
orem, el capcilam in Ihesauro sacrisUse reponi mandavit , e^ 
bi perheniler conscrvari (a). 

XiX. 

^tstamentum D. Raymundi de Rocabertino , Arohiefí.' Tar- 
racon, an. MCCXIV. (Wiá.jyug. iOl.} 

Ex autogr. in arck. eiusd. eccl. 

«•n Chrisli nomine. £go Raymundus Dei gratia Terraoho- 
^'ísis Archiepiíjcdpus, gravi inlirmilale delenlus,in meo la- 
■^'i pleno sntisu et memoria vnlegra meum lacio teslamen- 
"'•> iii quo cliiro et consliluo milii manimissores meos J)al- 
^^-iuiii ,]e Rochaberlino el Guillermum de Monle Galano et 
^yínundiiiii, TtMTachonensfm Preposilum, el Archidiaclio- 
"^i Anialdum (ie Maranciano et Berlrandum Palearensem, 
'"^uhovensoin Priorem et Johnnncm de Caslello , quibus 
^Ham conten) poloslalem ordinandlet dividendi omnes res 
-^s, sicul in hac presonti pagina subscribí fació. ín primis 
*o el mando ut oiimia debita mea solvanlur, et ependen- 
in'uriíe quas f<-ci alicui, et solvantur-et paccenlur légala 
-u de annoiía n)aa el vino meo el caplivis et ómnibus alii* 

('') Desiint qiiidcín in b.ic carfa suWscriplioDes ; vernm eo tem* 
>> eriptc^m cai:u trrum torrna vt nexm ail evidentian usqiie &ua- 
*)(• Uiide pro autograpUa et aiithentica illaoi habvre cogimuir* 



968 APÉNDICE 

robus meis mobilibua el explelis praíscnlibus el futiiñs. Pne- 
terea dimilto monaslerio Sanclarum CrucumCCÍX. quarlarias 
annorise quas mihi debet, et omncs vaccas quas babeo cuín 
ipso monasterio, el psalloriuin meuní et ullra dimillo ipsí nio- 
fiaslerio cenlum quarlerias frumenli, el centum quarterías or- 
deí,elunum Sarracomjinqiii vocaliirlVIaromeih, et aliumSar*. 
racenum de melioribns bacallariisquos babeo, et dua&equas. 
J)imillo monasterio Populoli CCCC. quarlarias prdei, quas mihi 
debet, et duas equas. Kl labiilae ipsiiis monasterii DC solidos, 
et operi ipsius monasterii CCCC. solidos. Dimillo monaslerio 
Vallisbonae cenlum quarlarias frumenli et L quarlarias ordeii 
(juajsolvanlur de annona mea, qua;est apud Villam viridein. 
Dimillo monaslerio de Cadins dúos modios ordei. Dimillo Be- 
nedicto, alumpno meo cenlum mazmulinas in auro, el libros 
meos leguin. Confiteor el recognosco quod Johannes de Ca- 
slello non habet, noe Icnel de meo, nisi cenlum quarlarias fru- 
menli et L. quarlarias ordei: el de omni annona quam ipse 
umquam babuil, aut lonuil a me, salisfecil inde mihi ad vo- 
lunlalem meam i.i wnil inde mecum ad compulum, el sum 
inde bene suus pacealus, el dimillo ei cenlum mazmulinas. 
Dimillo pauperibus verecundis cenlum quarlarias frumenli et 
cenlum quarlarias ordei. Diníilto mensae canonicorum Terra- 
chonensis ecclesiie duas equas el cenlum quarlarias frumen- 
li. Di millo bospilali de Constan lino cenluñi quarlarias ordei. 
Dimillo Johanni de Ceirarola mulam qi*am ipse equilal, et 
centum solidos pro veslibus: el voló el mando ul successor 
meus facial eum mililem, si ego non lecero eum mililem. Di- 
uiilto Arnaldo de Serralona nmiam quam ipse equilal, el cen- 
tum solidos pro veslibus. FoeminíE de Constantino X. quarla- 
• rias ordei pro entendacione domorum suarum quas deslruxc- 
runi domus Berenp^arii de Pralis, quando ceciderunl. l)iniillo 
bospilali pauperum Terracbonoí cenlum quarlarias ordei, »t 
eos colidie del in eleniosinis pauperum. i)iníillo inler fanii- 
liam meam qua^ mecum ad pnescns vadil, cenlum mazmuli- 
nas: inler l'amiliaui caslri TarracboníB el Conslanlini C ma2- 
mulinas. Dimilto carilali Sánelas Marioe de Gerunda cenlum 
mazmulinas. Totum residuumde censu deCirvillaria, exccplo 

• 

lioc quod indejam assignavi, et dedi Terraclionensi canoni- 
ciE el Prepósito, dimitió bospilali paupenirnTerrachon». Sol- 
vü et laxo Terrachonensi canonieie et Prepósito lolum hoc . 
quod exigebam el requirebam in manso deUoella qui fuit He- 



1)E . DOCUMENTOS. 269 

rengarii de Ra federa el Laurentii. Laudo el concedo Terra- 
«honensi canonicae medietalem per omnia loca in Sánela Ma- 
ría de Plano, excepta ecclesia cuní suis primilüs el juribus ec- 
clesiasticiis, quamniihi ex loto relineo: el salvo Bernardo de 
Sánela Maria in omni vita sua hoc quod habuit et tenuit, post- 
quam ecclesiann adquisivil a me. Dimitió operi clauslri Ter- 
rachonsB mille solidos. Dimillo Gornubovensi ecclesiae CCCC. 
solidos, qui solvanturTerrachonensi Praeposilo , el ipse emat 
inde honorem de opus ipsius ecclesiae , de cujus explelis et 
refddilibus íial scmper pielas canonicis ipsius ecclesiae in dic 
anniversarü mci. Dimitió ecclesiae de Pelregali decem mige- 
rias fruménli el X. miserias ordei: Sanctae Mariae de Canino 
C. solidos qui dcnlur in ornamento ipsius ecclesiae: Sanclse Ma- 
riae de Miraculo C. solidos, qui dcnlur in ornamento ipsius 
ccclesiye: Sanctae Marise do Monte iScriato C. solidos. Dimillo 
ómnibus presbyteris sajcularibus Tcrtachonaí, unicuique XX. 
solidos. Dimilto Raymundo de Conesia el Guilaberto et 
Guillcrmodc Albarellis, unicuique eorum IIIl. morabalinos in 
auro. Dimilto Guillermo de Spinales, Terrachoncnsi canónico 
triginla morabalinos censuales, quos accipial sinsuüs annis, 
dum in scoüs fueril, in molendinis quae ego emi a Berengarjo 
de Pralis apud Conslanlinum. Voló el mando ul solvanlur 
Guillermo de Plano centum mazmulinas, quas predeccessor 
meus Raymundus de Castro lerciolo ei diinisil, si polerit pro- 
bare eas sibi deberi. Dimillo Arnuido de Maranciano, Terra- 
choncnsi Archidiiícbono Decreta mea in omni vita sua, ot 
poslobitum suum devolvantur Terraclionensi canonicae. Di- 
inillo CCC. solidos in túmulo meo marmóreo faciendo. Solvo 
SauriiKe de Claro Monte medietalem pignoris de feudo cen- 
lum sellarum. Dimitió Sánela.' Marice de Monte gaudii decem 
quarlarias Iruiiiefili, el X. quartarias ordei pro calce quam 
inde acci'pi. DiniiKo caplivis redimendis seplingentas maz- 
mulinas in auro , ¡la quod Francij^^ena redimatur inde prius, 
el residuuní delur in redemplionem aliorum caplivorum. Di- 
millo Alfamae X. quarlarias fruménli, el decem quarlarias or- 
dei. Dimillo leprosis Terrachonae XX. solidos : leprosis Con- 
slanlini XV. solidos: Fiospilali de Gerunda quod esl cilra Onar 
XX. solidos: Adalaydie alunipnae meíe cenlum solidos. De 
vpnditione minuciarum quam feci in Irasacto anno supra 
quíim eral conlenlio ratione monetíK, voto ut secundum va- 
lonin rl resliinalK'nem ma/chae argcnli accipiatur hoc quod 



270 APÉNDICE 

adhuc inde dcbetnr niihi. Vol'O el mando ut de pignoribus, 
qiia; ego habeo ralione Bcrnardi Amoros, accipianlur expíela 
in solulioncm el paí^ani. Solvo et laxo hospilalí paupernm 
Terrachonne et operi ecclesiíte TerrachonsB decimas, srcut es» 
accipiebant lempore Beren^^arii de Villamulorum, praedecps- 
soris me¡. Voló ct mando quod umquam non requiralur al¡- 
quid vel exigalur ab hominibus de Conslanlino de venditio- 
ne honorum suonim , sed libere el quilie liceal eis eos ven- 
deré, fallara facía prius in me aut successoribus meis. Assi- 
gno.lobanni Coquo vicliim in castro Tcrrachonre. Recoghosco 
quod Arnaldus de Sardinia babel qnarlam parlem in quatuor 
Sarracenls quos habeo cum eo, et dimillo oí ducenlos soli- 
dos super ipsis Sarraconis el alus rcbus meis. Laudo et con- 
cedo Johanni Thomae parlom quam habet in Sarracénís quos 
habeo cum co, sicnl scriplum esl in albarano. Recogntosto 
quod ¡lia viprinli miliia íbiidorum Barchin. monefap, quae Gni- 
llermus Duforlis ct Bornardus de Arcubns mihi debcnf, cS 
quíc Dominus Rex dedil el assig^navit mihi supéreos prore- 
dempiione caslri de País, sunt Dalmatii de Rochaberlino, nc- 
potis mei: el de ipsis denariis solvanlur inde mihi mille maz- 
mut., quas Gaufridus de Rochaberlino, fratertneus mihi de- 
bebat. Dimillo Beatrici , filiíB Raymundi de Villamulorum C. 
mazmul. Voló et mando ut arbitrio Guillermi de Campmayn» 
cmendelur bomini de danla quod exigit el requirit aifle. Di- 
mi! lo Arlaldo de Fuxano unum optimum ensem meum*. Voló 
ut solvanlur Bernardo Gibot C, solidos pro Sarraceno qucm 
habui a paire suo. Dimitió ecclesioe de Villa Bertrandi mille 
solid. ut ibi inslilualur unus sacerdos qui semper celebretin 
ipsa ecclesia pro anima mea el fralris mei Gaufridi, el o- 
mnium fidtílium defunctorum. Accipio et assignoad opusse- 
pullurae meae cenlum quartarias frumenti él CC. quartarias 
ordei. Voló el mando ut cavallaria quam RaymunduS de Ca- 
stro terciólo dimissit Bertrando de Castro sir, delur elcom- 
plealur ei. Dono príelcrea el dimillo Tarrachonensi canóni- 
ca; et Prfeposilo tredccim miliia solidorum, et quingentoset 
ocio solidos et dimidiumi quos mihi debent hominés de Vi- 
lla Viridi, sub hac forma el conditione quod ex ipsis denariis 
omantur honores ad unam candelam illuminandám, qu» dic 
íiocluque ardeat in ipsa ecclesia, praeler aliath candelam 
quam instilui ibi : el ex ipsis denariis procurenlur perpetuo 
singulis diebus qualaor pauperes in refe6(ór¡oTenrachon.,el 



DE DOGUMET^TOS. 274 

!l¡am annuaiim in díc anniversarü nid procüi'éhtur in ipso 
'efectorio triginta pauperes, et tótum refeclorium cum laycis 
>t clericis qui ibi fuérint honorifíoe. Pi^oeterea vola et statuo 
)aod Bcrnardus de Sánela Maria perfíciat et compleat illud 
>pus Sanctarum Cracuin, et illo pefacto et consummato i*- 
^ni concedo et confíteor absoiatum ex ómnibus receplioni-^ 
bus, tam numorum qnam annonsej quas feeerat etejcpensis. 
Haec autein omnia dimitto sub tutela el defensione ét pro- 
teclione Dalmatii, nepotis mei, ct Guilielmi de Monte Galano» 
elRaymundi Taprachon. Prajpositi et Archidiaconi, et Ber- 
IrandiyCornubo venáis Prioris^ et Johannis.de Castello, ut ipsi 
faciant semper haeomnia sient scripta sunt, firma ot illibata 
permanere. Praeterea assigno Prieposilo et lyraeposilurjB quin* 
gentos solidos Barchtnonse monctoe ante omnia accipicndos 
in ómnibus rebus meis ad complenda prsedicta slabilimenta. 
Actum est hoc kalendas julii anno M.CC. quarlo décimo Do*- 
minicíe. Incarnalionis,=Ego R. Dei gratía Terrachon. Ar*- 
chiepiscopus hoc laudo et firmo. =Eg:o Rayniundus , Terra- 
chonensis ecclesi» Praíposilus subscr¡bo.==E^ Berlrandus-, 
Comnbovensis Prior subscribo. =3= Ego A. Tarrachonensis ec- 
«lesiae Archid¡achonus.=Ego Ferrarius de Guardia tostis 
subser¡bo.=Sigf numBerengarii de Olzina.=Sigf num R. de 
íJcelia.=:Eg-o Johannés de Castro subsCribo.s=E(ro Bernardus 
<>ibolds lioc scripsi die et anno prefixo. 

XX. 

Sermo S. Oldeffarii, TerracoTiensís Arehiepiscapi de Adven-' 
tu Domini. Nunc primumin lucem editur. (Vid. pág% 141.) 

Ex arch, Uelensi ord. S. Jacobi (a). 

i)ldegari'js Terraconensis Archicpiscopus , de Adventu Do" 

mini. 



Vfmnipolens Deus frcqucnter in divinif? Scriptaris in mun-* 

(n) Jnñt dpscripsit D, -Joannes Antonitis Fernandez uniTfrsrt 
'^•■din, S. Jftcobi Arrhivi» prffifectiis, ex MS. pi-rgam. S*Pí XIf.» 
P^nr; qnem fidcs. Nos ad aiinum ipsiin Sancfi fniorliiftfeni éáurrU 
H'miH, cum non cpastct «nnvf ^iMxiicluí c«l. 



272 APÉNDICE 

diim advcnissc lef^ilur , sive ad exercetidum judiliutn » sive 
ad ling-uarum eoníiisioticm clSodoma: consumptionemysive 
ad exihendam misericordiam. Priiicipalilcr aulem duosDo- 
iniíii adventus colit Ecclesia. Aller eorum est in gratiam re- 
redemptionis cum in Virgitie hominem induerd dignalüsesl: 
aller in judicium universas carnis, cum co&lum ct térra Irans- 
ibunl. Horum síquidcm duoruin scmper recordar! utlle du- 
cens Ecclesia catholica, tcmpus congruum Domini Nativita-. 
iem prsGCcdens consliluil» in quo olíiciis et jejuniis uterque 
<ligfne ceicbrarclur advcnlus. Sed quia cuilibet diligenleir 
consideranli hoc quod dicitnus sino diticuUate patebit^paua 
de pluribus exempla proponcnius. Evangeiiorum narnque 
alia de futuro, sicul : Erunl signa in solé: alia de prsetertlo, 
sicul: Missus est Ángelus Gabriel: alia de ulroque, sicuU 
Afinno quinto décimo , cujus fínis de futuro esl. Testatur in 
prima Dominica : In illa die slillabunt montes dulcedinm't 
quodperlinel ad prinium. In secunda: Ecce in nubibus cali 
Dominus vcniet; quod perlinel ad secunduní: ct ila omoia 
de ulroque permixla invenies, quasi de eodem refieranlur. 
Nülandum vero esl, quod ex commenioralione preeleriti, 
alleluya in hoc tcnipore íVcqucnlius , quam in caelcris aooi 
lemporibus, prielor Pasclia, reciíatuf. 

(juematlmoduin in Sepluaj^cssinia el in sdqüciitibus Do" 
miniéis, sic'et in islis ad conlinentiam et vifj^ilantiam horta- 
lur nos Paulus Apostolus diceiis : Scienies quia hora est jam 
nos de soumo surge^e,. Ac dcinde subjun^il: Non in commes^ 
sationibus et ebrielalibus , non in cubilibus et impudictlüSf 
non in contentione et ernulaiione. In his quoque diebui» 
propler sacram jejunii observalionem , el a nupliis absline- 
re, el sub continua pace Deo vacare, el negolia sua peragc- 
re populum Dei conslilui Eccleijia. 

(¿uot autcín dierum spatio , vel quo studio hoc jcjunium 
peragi debeal, auclorilalis antiquis scripturis edocemur. 
Prophcla nimirum Daniel assiduis jejuniis el praecibus, in 
visione terlia primo Domini advenlu ex dilünilione lempo- 
rum per Angelum compla de fuluris adhuc, el iiñeuiuu- 
di advenlu secundo cerliorari desiderans, viginli el uno 
diebus, in quibus nec panem desiderabilem comcdit, Qcc , 
jcaro el vinum in os ejus introierunl. In visione quarlap^f 
Gabrielis rolationem edoceri promeruit. II ic quippc huic i\\i- 
mero mérito consccralus est. In vicessima prima qtiippe ali 



DE DOCUMENTOS 273 

iam generaticwie secupdum habraicae veritalis ysloriam, 
lac nalum repperimus, ante quem de Incarnationc Chrislí 
bil prophelalum legímus. De isto quíppe Abrae dictiim csl: 

Isaac vocabitur tibi semen ;'ci posl pauca: /n semine iuo 
nedicentur omnes genles. Ipsi quoque Isaac diclum: In se- 
ine tuo omnes gentes benedicentur ; unde Apostolus: Abrae 
cUb sunt et semini ejus promissiones. Vicessimus quoque 
imus Psalmus de Advenía el Passíone Chrislí totusconte- 
lur. SeplenaTius quippe numerus ter multiplicatus XXI. 
cil; unde el huic minislcrio convcnicnlcr aplatur. Si au- 
m quserilur cur non quolannis isto jejunio obscrvetur nu- 
eras, cum modo usque ad viginti quatuor protendatur, 
«do usque adXVIII. conirahalur, licel hoc ex mutabilila- 

officii conllngal, dilrgenler lamen consideranti facile pa- 
ibíl a praedicto, qu¡ inlcr utrosque medius esl, nequáquam 
¡ssentire. Nam quod in inferioribus déficit, in superioribus 
bundal. Decem el ocio quippe, el viginti qualuor, quadra- 
inladiio faciunl. Decem el novem, el viginti Ires, símiliter 
iginti, el viginti dúo simililer. Si parliaris equaliler XLII. 
»ií, XXI. reperies. Alilcr decem etoclo, decem el novem, 
riginli, XXI. XXII. XXIII. viginti qualuor si copulaveris, 
iíXLVlI. faciunl. Hunc numerum partiré per septem annos, 
Jingulis invenies XXI. conlingcre. Vicessimus quarlus 
íliam numerus, ad quem usque adventus jejunium protra- 
balur, quando in Dominica Nalalis Domini ceJebratur, ne- 
ipiaqúam a misterio vacare creditur. Conslal namque 
Annuntiationem Dominicam in feria sexta, luna pascha- 
li XXllII.' factam fuisse. Ipsam Nativilalem in die Dominica 
KlUI.' luna in mense Decembris, qui apudEbreos nonus est 
"iichiloininns conligisse. Quod per Aggeum Prophetam in 
edificatione Templi sub Zorobabel , et Jesu manifesté ,praefi- 
Juratur. Cum enim prajmississel , quod non solum ipsi, sed 
^l sacrilficia eorum , id esl, filiorum Israel polluta essent, el 
^ibilia coram Domino ante templi fundationem, subjecit 
stail: «Ponile corda vcstra ex die isla et in futurum a die 
*^¡gcsslma quarla noni mcnsis , a die qua fundamt?nta jacta 
'sunl templi Domini. Ponile snpcr cor vestrum ox die isla, 
'^umquid jam semen in germine ejus, et adhuc vinca, et 
ficus, el malogranatum, et lignum olivae non floruit ox die 
*'sla bonedicam?» Usque ad hanc diem sccundum ipsam 
^ropheliam omnia sub malediclo legis fuerunl, el ex hac dio 

TOMO XIX. 48 " 



274 APÉNDICE 

cepil Abrac ct Isaac benedictio promissa ¡n X)ihñe8 
diflundi ¡ti semine Abrae. 

Ncc miiius considcrnndum csl quod Chrislí Nalivil 
gcssima quarla die secundum lunam , el vigessima 
secundum solem , et Anunliatio secundum lunam X 
secundum solcm XV. non abs re contigisse creditu 
cessimus quippe quintus numerus lolus impar ex p 
coQstat pcrrcctioncm mundilía;, tam in Con^eptione] 
Nativilalc designal. Impar enim numerus pluribus 
Scripluraí loéis caslitatem insinuare roperelur; müridí 
que animalia septena et septena ad vilam reserva 
benlur. 

Ex duplicatione seplenarii numerum perfeclam ai 
eorporis veram caslitatem demonstrat. Hóc de numer 
rum succinte Iranscurrimus. Verumqiiia jejüníum, ñl; 
tinenlia, el bonís operibus sanclifícatum füerif, in con 
Dci mlnime acccptatur, non solum ex ipsius Danielis 
qualUale, el divcrsis Prophetarum el Aposlolorum ina 
sed etiam Sanctorum eccicsiae Doctorum excmpiis iof 
quisque polest. Hséc quidem de Advenlu dicta suffi'cb 

XXI. • 

Carta libertaiis factaaD. Bernardo, Árchiepiscopo etñ 
Comité habitatoribus Tarraconoí, an. líCXLIX, (Vid 
Í47.) 

Ex Cartul. eccl. Tárrac. 

jLn Chrisli nomine. Hsec est carta Iibertatjs, qüam.eg 
n^ardus, Tarraconensis Archiepiscopus, et Robertus, Pi 
eiusd9m ciyilalis facimus habitatoribus Tarracónái , q> 
do ibi ¿iunt, vel ad eandem urbem iñcolendá.m d( 
vcnerint. Donamus siquidcm illís et success'oribus 
quod de mansionibus corum , quas intra civilátenii vé 
habenl , et habiluri sunl ipsi et Ii2cred.es corum , huí. 
cianl servilium , censum vel usaticiim, sed habeáhl 
psi et híErcdes corum solide el libere ad omnem vo! 
suam faciendam ; ila videlicel , quod posslnt venderé, 
re aiit impignorare iUis habitatoribus, qui assidue 



DE DOCUMENTOS. 275 

jivilate'j vel in territorio ciusdem civitatls. Prietereá 
nus et donamus eisdcm liabilaloribus eíusdem civi- 
►d de ómnibus terris , vineis el horlis, quas de eremo 
ilturas redeg^erint, nihil pertilusdonent, nisi décimas 
lias , ulli hominum , sed solide el libere habeanl ipsi 
ssores eorum ad voluntatem suam faciendam; ila vi- 

quod possint cas venderé , donare aul impi^nora- 
, videlicel, habilatoribus , qui assidue steterint in i- 
lale, vel In eius lerrilorio. De terris vero cullie, quas 
abcnt in suum alodium , unusqaisque faciant inde vo- 
n suam , sicut de alus terris , quas supcrhis posui- 
i personis aulem habitatorum tarraconensis civitatis 
írritorü, nullus hominum facial distritítum, vel ali- 
)rtiam, seu exactioncm, nisi illi dúo judíeos, quos 
^rimus ad hoc facicndum per iustitium ; possessiones 
eorum mobiles , sive suum avers, nullus hominum 
vel aliquo modo aufcrat, sive aliquo ingenio surrí- 
ii ¡Ui supra dicti judiccs, quibus datum est hoc faceré 
itiam. Anno ab Incarnatione Domini M.C.XL.VIIIL, 
lió nonas septembris, anno XÍL regni Regís Ludovici 
j(a).=Sigfnum B. Tarracon. AFchiepÍBCopi.=:Sigf 
berti, Principis Tarracon». =*=Sigfnum AgnelÍ8»Sig-f 

. . . Bordet.=Sigf num Guiilermi Daquilonis^Sig^ 
}mitis.=Sígtnum Guiilermi Pelri.=Sigtnum Ber- 
e Casleliet.=:Sigtnum Baiduini. 

XXU. 

o civitatis Tarraconensis, et eiw territorii a D. Ber'- 
o , Archiep, Ray mundo , ComiU Barehinonemif «n» 
XL (Vid. pág. 148.) 

Ex Cartul, eeeL Tarracon, 



lotítlam omniam volumut pervenire , qualiter ego 
das , Tarraconensis Archiepiscoput ad honorem Dei, 

Nóia diem 3 oon. lept. anoi XIÍ. regní Ludovíci Junio- 
no 1143 correspundere ; unde ia alten datarum mendum 
ic quisque colligai. 



276 Al»^:^DICE 

el Apostolorum Principis Petri, laudov dono e( tracfoM^ 

sensu dominí Eugenia Remaní PonliGcis, ct consilio suíBraga-' 

neorum noslroruní, et volunlale canonicorum nostrorum, 

«¡vitatcm TarraconíE ciim lerritorio suo tibí Ray mundo, illo- 

slri Comili Barcliinoncnsi, Aragoncnsium Principi , Torios» 

illerdaeque Marcliioni , propler ipsius civitatis reslauFationem 

eX malorum hominum iilam perlurbantium inquietationem, 

íid fídeiitaloni ct utililalcm noslram, nostrorumque succes- 

üorum , o[ ecclesinc Sánela; Thccla; , sicul bcalo Olde^orío fí 

ccclesia; Sanctijc Thcclae donata cst a voncrabili j)alre(uo 

Raymundo, Barchinoncnsíum, Bisulduncnsium ct Províntia 

Comilc (a). Donamus inquam tibí ct succcssoribus tuís, quosi 

Deo annuenlc, de uxorc habucris, ul per nos ct ecclesiAQ 

nosíram babeas Tarraconam cum ómnibus terminis el per^ 

tiacnti¡5{ suis terne el maris , et ipsum senyoralum super o- 

mnes milites et alios homines, ut sint tibí solidi ct haeredum 

luorum , quos ex uxore lúa habucris , ct facíanl libi «xerci- 

tus et cavalcalas , el quidquid faceré debent suo senyori. 

Termjnivero prflefatae civitalis el Icrritorü a parte orienlii 

Funt in termino de Tamarilo et de Monte Olivo , jBÍcut de^ 

^ccnditur ad mare, el extenditur per aquam de Gayano usque 

a4 montes , el transit a seplcnlrionaÜ plaga per calcem ipQit- 

tium usqte ad ipsum Engoladordc Cabra, et pervenit usque 

ad ipsum Embotum , et asccndil per ipsa cacuniina montioin 

4e Carbonaria , sicul ¡|)^9D aqua; incipiunt vergcre ad au- 

sLrum; el ab occidenlali parte transeunl ipsi ñnes permonlem 

Rubauín, cJ per coUcm Balagarü usque ad mare, quodcom- 

mune cst ómnibus terrac habitatoribus ad utendum el expi- 

scandum. Quidquid autem his lerminatioTiibus coDcIudilar, 

dono tibí jam dicto Raymundo, Con^ili et ómnibus successo^ 

ribus turs quos ex uxore habueris, ulper nos et successores 

nosiros et eccicsiam nostram babeas , et ad nosIram fideli-* 

ttilcm sine omni onganno. Concedimus cliam tibí ut habeas 

:I)i unum furnum et unum cásale molcndinorum addomini- 

calurfim luam. In ómnibus autcm qua}cumque amodo ¡n Tar- 

racone , vel infra praenotalos ejus términos, lam per fe quám 

per nos et ecclesiam nostram , aut per voces tuas et DO»tra9* 

emplioní», cambialione, commutatione vel aliquomodo ad- 

quirero vcl hdJbcre potueris, medictalem inde habeas, dos 

(jo) Mano c X 1 7 . 



DE DOCUMENTOS. ?77 

icclesia noSlfa alterain medietafem , ainé omni mis*- 
gravamine. De his autem ómnibus qusecumqaé ñas, 
ísia nostra in Tarracona vél inlra praefatos leitnínof» 
jre vel habere polerimiis , medietalem vobis con- 
; , exccptis hiis quae ad propria jura ecclesiífe expc^* 
3enlur,et exceptis hiis quae habilatores Tarracona; et 
•ilorii pro remedio animse suaí , sive in vifa , s\v^ fh 
are vel relinquere Ecclesiae Dei volucrinl. De merca^ 
•lis, sive nundinis , de leudis , pedaticis, leloneiá, 
, qüarleriis , balneis , cavalcatis , lam térra; quam 
le plaeilis, justítiis el de ómnibus consueludinibus el 
, sive reddilibus universis terrae el maris , sicut 
Hci polest, medietalem fidelíler babeas. Nos eleccle- 
•a alleram medietalem omni integritate. BaiuTus vcrD 
sive Vicarius vel successorum veslrorum nccípiant 
tacamenlos ipsius civitalis et lerritoriis , et judicel 
praescnlc Archiepiscopo , vel Baiulo suo, et quod 
LÍeril Ínter vos el Archíepiscopum per médium di- 
Neque eril vobis licilum in Tarracona vel ejus 
y poneré Vicarium sine nostro consilio ; et si aliquis 
aloribus Tarraconae et ejus territorii fori feceril Ar- 
opo vel suis , firmet directum in rnatiu Archipisco- 
Baiuli ejus , el presente Baiulo Comilis , quod ¡nde 
tíam exieril , Archiepíscopus et Comes habeant per 
. PríBterea si in molendinis , balneis , furnis , tendís, 
fus veí alus augmenta lionibus , de qaibus Archie- 
i el ecclesia medietalem habuerinl , expensas foerlnt 
:iae , ab u troque fianl cpmmuniter , commune consi- 
sque. Retinemus vero ad dominicaturam nostram et 
m omnes ecclesias el occlesiastica jura et cccici- 
; persona:s et familias nostras et clericóram sive 
Drum etqui ecclcsíastica praedia incolucrinl et ibi 
;r¡nt , ul in his ómnibus nullus Princeps, vel irtferfor 
layca pracsumal aliquid judicare , ' vel disling^ucre 
rtffere), son disponcre úlíó umquam tempóríiVabáqiie 
issu. Retinomus etiam décimas el primitias omnforft 
i Icrrne , o I animalium , el piscium , el salinarum , et 
E , el niolendinorum. Retinemus etiam omnes do- 
ras noslras, villam videlicel Constantinam , cum 
suis , et stap^num de Lavit , cum omfli dominicatu- 
tbi adjacel , pícuI oam rctinúU Béatus -Olde^iriü.*, 



278 APÉNDICE 

ct dominicaluram de Francolino , et alias omnes dominieaf 
turas qua3 habcmus vcl in anlca, Deo annucnte^ babebimoi. 
Rclinemus iterum quod omncs milites ct cocleri habilatorejs 
Tarraconae et tolíus terrilorii jurent nobis et suiccessoribus ' 
Dosiris et ecclesiae noslra; iidclitatcm de honore et corpore 
noslro f et si villa mutabilur , facicmus ib i prius nnum fnr^ 
num ct unum cásale molcndinornm ad donúnium nostram 
et ecclcsíai nostro; in co loco quem clegerimus , et postmo- 
dum vos unum furnum el unum cásale molendinorum , 
in Domino vobis conccssimus , ubi volueritis > faciaüs («• 
icros vero turnos , et molendina ubicumque fient , per mé- 
dium habeamus , praetcr illa, qusc nobis et successoribus no- 
stris et ecclcsise noslrae fidelilcr reüncmus» Reliqu^ oipnia» 
sicut superius determínala sunt» sine nostr^o et veslro en- 
ganno, vobis el succossoribus vcstris, quos, Deo annuente, 
de uxore habcbitis , ad honorcm Dei et utilílalem et fidelila- 
tcm nostram nostrorumquc successorum el ecclesiae nostm 
concedimus, donamus et budamus, ut si (quod al](sit)-te, 
pra^fa-le Comes, aut aliquem ex heredibus luis absque filio, 
vel filia de conjuge mori conligerit, omnia quse prssenli 
scripto tibí concedimus vel donamus, cum ómnibus meliont' 
tionibusale, vel a luis heredibus factis, libere et jnl^jrf 
in polcstatem ct jus et dominium nostrum el ^uccegsormp 
nostrorum ct eccicsise nostrse reverlantur opiní ieaopoiie 
permansura. Filius auicm tuus de uxore , cui huno hooonmi 
pósito liabendum diipisscris, juret nobis et successoribos 
nostris el ccclesiae nostrae fídolitatcm do corpore. Hjostro et 
de civitate TarrjaconsB cum ómnibus pcrtinc^tiis , elsimilitff 
dlíi omnes successores vcslri legitimi cánideni Melilalem po* 
bis nostrisque successoribus et eccicsise uos.(i(b JuieQU El . 
ne hujusmodi paclum ve] cpnvcnicntia posjsit transgredi^di- 
ferfii vel rumpi , quando íu , vcnerabilis Coifi^s, Deo volan- 
te, yiam universa» earnis abicris , st^lim iñpotestale Ard^ 
piscopi . et clericocuní el ecclesise TarraponsB omnia ci^lra.C!l 
forliludines. Tarraconap eX omnium terminorum ej,u8 cojí) o* 
innibus , quo) tibí donamus el concedimus, iiedigaQtur,qB' 
Arcliicpiscopus et ecclesia lamdiu teneant., quousqjuje. filiu* 
tuus Icgilimus , cui hunc hoporcmdimissens.f praedictaiP f ' 
delitatem ArcbicpisQopo Tarraconasel ccciesiaB propría loar 
nu facial; quo facto hoporcm saiim habeal; epdemque modo 
ínter Corniles ct An3blcpÍ8c<)pos ^ucc^ssorcs ci.ccdesij^ii 



DE DOCUMENTOS. ¡ÍJ^ 

ie in progenicm inviolabililer fiat. Quando vero Ar- 
copum mori conligeril-, njalU Comiti, vel alicui laycae 
se s¡b¡ personae aliquid honoris vel rcrum episcopa- 
nparari , vel tangere , vel auferre, seu minucrc lie^al^ 
inia inlegre ¡q ppt^.talera clericorum .Tarraconensis 
se ¡Ilibala permaneant, quousque Tarracoqcnsis eccle- 
iTum habeat Archiepiscopum. Propier bsec omnia su- 
comprehensa -et determínala cgo Rayraundus Co- 
arcinoníB, Princeps Tarraconae el Aragonum , Tor- 
llerdaeque Marchio, promillo , atque convenio Deo efe 
Tarracona; et vobis , domine Bernarde Archiepi- 
uiab hac die el anlca sim vobis íidelis de civilate Tar* 
. el ejus lerritGFÍo , et nominalim de his , quse in dono 
Dihi facilis^ relinelis >cl de ómnibus ecclesiasticis ju- 
st directis el reddiiibus^ quse ¡ad vos et ecclesiam, 
n perlinent vel perlinere debent , et quod inlendam 
iganno aedifieare el deíTendere Tarraconam et ejus ler- 
Hí contra omnes homines et foeminas , qui jüstilias 
civilatis ipsius el terrllorii vobis et eccleste veslr» tol- 
el minuere lentaverint, et observare juslitiam ye- 
;t ecclesise veslrae , sieut superius delermipatum ^si. 
vero in poslerum ecclesiaslica , sjeeiilarisve persona 
hunc tcnorem paginas iré leutaverit, non valeat, scí 
^ei lamdiu incurráis doñee satisfaciat. Facta charta 
augusli apud Tarraconan) Ln eedesia Sajne/a^ Thecise, 
b Incarnatione Domini millessimo centessimo quin-* 
;simo pr¡mo.=Sig-}"num Bcrnardi: Tarraconensis, Ar- 
{copi. =Pclrus Dei gralia Ausonepsis Episcepus.cc 
|-num Raymundi , Comit¡8.=rSigfnumGuillermi Ray- 
, Dapifcri.=Sigi"num Guillermi de Castró vetülof.r=Sig 
Aíberli fralris cjus.rtrSigf num Raymundi de Püjalt.» 
im Bcrengarii de Torroja.— Sig-fnum Geraldi de Jor- 
igfnum Guidermi de Cprvera.=Sigf num Bertrandi de 
i,=Sigt""»" Petride Queralt.scSig+num Pontü , qu» 
rípsit monse et «nno quo supra. 



270 APÉÑDIfE 

adhiic inde debetnr milii. Voló el mando ut de pig^ioribus, 
quae cjo babeo ralione Bcrnardi Amoros, accipianlur expleta 
jn solulioncm et pagam. Solvo et laxo hospilaií pauperum 
Terrachona; el opcri ecclcsiíte Terrachonse decimas, srcut eas 
accipiebanl lempore Beren^arii de Villamulorum, prsedeces- 
soris mei. Voló el mando quod umquam non requiralur ali- 
qiiid vel exigalur ab hominibus de Conslanllno de venditio- 
ne honorum suonim , sed libere et quilie liceat eis eos ven- 
deré, fatiga facía prius ¡n me aul successoribus meis. Assí- 
gnoJobanni Ccquo vicliim in castro Terrachoníe. Recognosco 
quod Arnaldus de Sardinia babel qnarlam partcm ¡n quatuor 
Sarracenis quos babeo cnm eo, el dimillo oi duc'entos soli- 
dos super ¡psis Sarracenis el alus rebus meis. Laudo el con- 
cedo Jobanni Tbomaí parlom quam babel in Sarracenis quos 
hal)Co cum eo, sicut scriplum esl in albarano. RecognbsiBO 
quod ¡Ha vijíinti millia íolidorum Rarcbin. moneíap, qua? Gni- 
llermus Duforlis ct Bernardufe de Arcubiis mibi dcbcnf, el 
qua3 Dominus Rex dedil et assignavit mibi super eos pro re- 
demptione caslri de País, su ni Dalmatii de Rocbaberlino, nc- 
polis mei: el de ípsis denariis solvanlur inde naihi mille maz- 
mul., quas Gaufridus de Rocbabortino, fratcrtneus mihi de^ 
bebat. Dimillo Bealrici , filiae Raymundi de Villamulorum C. 
mazmul. Voló et mando ut arbitrio Guillermi de Campttrayn» 
cmendelur bomini de danla quod exigil et requirit aifle. D¡- 
mülo Artaldo de Fuxano uñum optimum ensem meum-. Voló 
11 1 solvanlur Bernardo Gibol C, solidos pro Sarraceno qucm 
habui a paire suo. Dimitió eccIesÍ3B de Villa Berlrandi mille 
solid. ut ibi inslilualur unuis sacerdos qui semper celebretin 
ipsa ecclo'sia pro anima mea et fratris mei Gaufridi, el o- 
mnium fidielium defunclorum. Accipio él assignoad opussc- 
pulturae meae cenlum quarlarias frumenti él CC. quariariaí 
ordei. Voloet mando ut cavallaria quam RaymunduS de Ca- 
stro terciólo dimissit Berlrando de Castro sir, detur etcom- 
plealur ei. Donó príelerea et dimitió Tarrachonensi canóni- 
ca; el Prfcposilo Iredecim millia solidorum, ct quinientos et 
ocio solidos et dimidium, quos mibi debenl hominés de Vi- 
lla Viridi, sub hac forma el conditione quod ex ipsis denariw 
omantur honores ad unam candelam illuminandam, quae dic 
nocluque ardeat in ipsa ecclesia, praeler aliatn candelam 
quam instilui ibi : el ex ipsis denariis procui-enlur perpetuo 
sin^olis diebus quatuor paupercs in refectorio l'errachon., el 



DÉ DOCUMENTOS. 27* 

liam annuatim in die anniversarü nifei procüíehtur in ipso 
efectorio triginta pauperes, et tolum refeclorium cum laycis 
I clericis qui ibi fuerint honorifice. PhBlerea voló et statuo 
^uod Bcrnardus de Sánela María perficiat et compleat illud 
pus Sanctarum Cracum, et illo péracto et consummato i- 
»sum concedo el confíteor absolotum ex ómnibus receplioni- 
ms, tam numorum qnam annonse^ quas feceral et expensis. 
laec autem omnia dimilto sub tutela et defensione ét pro- 
ectione Dalmatii, nepotismei, lí Guillelmi de Monte Galano, 
!l Rayniundi Tarrachon. Prajposili et Archidiaconi, et Ber- 
randi, Cornubovensis Prioris, et Jobannis de Castello, ut ipsi 
'aciant seniper híEcomnia sicul scripta sunt, firma ot illibala 
jermanere. PríEterea assigno Praeposilo el prseposilurae quin* 
jentos solidos Barchinonae mon'elae ante omnia accipiendos 
in ómnibus rebus meis ad eomplenda praBdicla slabilimenta. 
Actum est hoc kalendas julii anno M.CC. quarlo décimo Do*- 
minicai íncarnalionis.=:Ego R. Dei gratía Terrachon. Ar*- 
chiepiscopus hoc laudo et tirmo.=Ego Raymundus , Terra- 
chonensis ecclesiae Príopositus subscr¡bo.=Eg'o Bertrandus^ 
Comabovensis Prior subscribo. nrEgo A. Tarraclionensis ec- 
«lesiae Arcb¡d¡achonus.=E^o Fcrrariu's de Guardia lestis 
í?ubseribo.=Sig*¡-nuní Berengarii de Olzina.=:S¡g*¡-nnm R, de 
Ucelia.^Eg-o Johannés de Castro subscribo. =Ego BernAfdus 
Gibotús hoc scripsi die et anno prefyco. 

XX. 

^ermo S. Oldfigariiy TerracoTwnsis Arehiepiscopi de Adveh^ 
tu Domini. Nunc primumin lucem ediiur. (Vid. pág* 141.) 

Ex arch. Uclensi ord. S. Jaccbi (a). 

i)ldegari'js Terraconemis Archicpiscopus , de AdventU DO" 

mini. 



O 



mnipolens Deus frcquenter in divinis SeriptuHs ¡n mun-* 



[n] InHe dpsrripsit D. Joanne» Antonins Fernatide* uiiít^Híí 
«rdin. S. .Tíicobi Arrlnvi» prcefectus, e% MS. pffgain. S*Pí XIÍ., 
P^ne; qiiem fidtís. Nos ad annum ipsiifs Saflctt ciDorluMe» *<hovi^ 
*>«niií, cum non €pusl«t «nnMsqiMciictu» «il. 



272 APÉNDICE 

(liiin advenissc le^ttur , sive ad exercenduin judilium , sm 

nd ling^uarum confiísioticni clSodomo; consumpt¡onem,8Ívc 

ad exibendaní misericordiam. Principaliler aulem duosDo- 

inini adventus colit Ecclesia. Alter eorum est in gratiam re- 

redempUonis cum ¡n Virgine homincm induere dlgnalüsesl: 

ailer in judícium universa carnis, cum co&lum et ierra Irana- 

ibunt. Horum siquidcm duorum scmper recordari uliledu- 

ccns Ecclesia catliolica, Icmpus congruum Domini Nalivita-. 

ietn prxcedens consliluil» iti quo oiíiciis et jejuniis ulerque 

digfne celcbrarelur advenías. Sed quia cuilibel diligenleir 

conslderanli hocquod dieímus sino ditícuUate patebit» pauct 

de pluribus exempla proponcmus. Cvangeliorum nainque 

alia de fuluio , sicul : Erunl signa in solé : alia, de praelerilo, 

sicut: Missus est Ángelus Gabriel: alia de utroque, sicat: 

Antmo quinto décimo , cujus fmis de fuluro esl. Testalur in 

prima Dominica : lu illa die stillabunt montes dulcedinm't 

quodperlinel ad primum. In secunda: Ecce in nubibus ccsii 

Dominus veniet ; ({uoá perlinet ad sccundum: el ila omoia 

de ulruque pcrniixla invenios, quasi de eüdcm refreranlur. 

Nolandum vero esl, quod ex commemoralione preelerili, 

alleluya in hoc tcmpore iVcqucnlius, quam in Ciclerisanoi 

temporibus, prieter Pascha, recilalul*. 

(Juemadniüdum in Scptuagessinia el ¡n stíqUehtibus ¡kn 
miniéis I sic'et ¡n islis ad conlinenliam el vigilanliam horta- 
tur nos Paulus Apostoius diccns : Scienics quia hora est jam 
nos de sot7i?io surgere.. Ac deinde subjungil: Aon in commet^ 
sationibus et ebrietalibus , non in cubilibus et impudicilüit 
non in contenlione et emulalione. In bis quoque diebufl» 
propler sacram jejunii observalionem , el a nupliis absliae- 
re, el sub continua pace Deo vacare, et negolia sua perage- 
re populum Dei conslilui Ecclesia. 

(Juol auletn dicrum spalio, vel quo studio liocjcjunium 
peragi debeal, auclorilatis anliquis scripturis edocemur. 
Prophcla niniirum Daniel assiduis jejuniis el praecibus, ¡n 
visione lerlia primo Domini advenlu ex difiinitione lempo- 
rum per Angeium compta de i'uluris adliuc, el üneuiua' 
di advenlu secundo ccrliorari desiderans, viginli el uno 
diebus, in quibus nec panem desiderabilem comcdit, Qcc , 
jcaru el vinum in os ejus inlroierunl. In visione quarlaper 
Gabrielis rolationem edocori promeruit. tíic quipptí liuic nu- 
mero mérito consccralus est. in vicessima prima qitippe ab 



DE DOCUMENTOS 273 

.-eneratione secundum habraicae veritalis ysloriam, 

lum repperimus, anle quem de Incarnalioné Chrísli 

phelalum legimus. Deisto quippe Abrae dictutn esl: 

vocabitur Ubi semen ;'ei posl pauca : In semine tuo 

atur omnes gentes. Ipsi quoque Isaac diclum: Jn se- 

) omnes gentes benedicentur ; unde Apostolus : Abrae 

r^t et semini ejus promissiones, Vicessimus quoque 

^salmus de Advenía el Passíone ChrisU totusconte- 

eplenatius quippe numerus ler mulliplicalus XXI. 

ide el huic minislcrio convcnienler aplatur. Si au- 

rilur cur non quolannis iste jejunio observelur nu- 

cum modo usque ad víginti qualuor protendatur, 

que ad XVIII. contrahalur, licel hoc ex mutabilila- 

conüngal, diligcnter lamen consideranti facilc pa- 

raediclo, qui inicr ulrosque medius esl, nequáquam 

el Nam quod in inferioribus déficit, ¡n superioribus 

Decem el ocio quippe, el vigínti qualuor, quadra- 

faciunl. Decem el novem, el viginti Ires, simililer 

el viginti dúo simililer. Si parliaris equaliler XLII. 

. repenes. Alilor decem etoclo, decem el novem, 

XXI. XXII. XXIII. viginli qualuor si copulaveris, 

faciunl. Ilunc numerum partiré per seplem annos, 

invcnies XXí. conlingcrc. Vicessimus quarlus 

imerus, ad quem usque adventus jejunium protra- 

uando in Dominica Natalia Domini ceJebratur, ne- 

n a misterio vacare " crcdilur. Consíat namque 

ationcm Dominicam in feria sexta, luna pascha- 

;.■ factam fuisse. Ipsam Nativitatem in die Dominica 

luna in uiense Decembris, qui apudEbreos nonusesl 

linus conligisse. Quod per Aggeum Prophelam in 

3ne Tcmpli sub Zorobabel , el Jesu manifesté .praefi- 

Cum enim prícmississel, quod non solum ipsi, sed 

ficia eoruní , id esl, filiorum Israel pollula essenl, et 

coram Domino ante templi fundationem, subjecit 

Ponile corda vestra ex die isla et in futurum a die 

ma quarta non i mensis , a die qua fundamenta jacta 

ímpli Domini. Ponile sopor cor veslrum ex die ista. 

id janí síMuen in germine ejus, el adhuc vinea, et 

ftl malogranalum, et lignum olivae non floruil ex die 

nediciini?)) Usquo ad hanc diem secundum ipsam 

am omnia sub maledicto legis fuerunt, el ex hac dio 

3 XIX. 48 ' 



274 APÉNDICE 

cepit Abrac el Isaac benediclio promissa ¡n omncs ^ntei 
diffundi ¡u semine Abrae. 

Nec ininus considcrandum esl quod Chríslí Nalíviías ^- 
gcssiina qiiarla die secundum lunam , el vigessima qdintt 
secundum solcm , el Anunlialío secundum lunám XlIU. eí 
secundum solcm XV. non abs re contigisse creditur. Vi- 
cessimus quippe quinlus numerus tolus impar ex pariboi 
coostal perfectionem mundilise, tam in Con<;opliohe /qvaiil 
Nalivilalc designal. Impar cnim numorus pluribus Sacra 
Scriplurai locis caslilalem insinuare rcpcrelur; murida qiior 
que animalia septena el septena ad vilam reservari ja- 
benlur. ' 

C?¿ duplicatione seplcnarii numerutn perfectam aniídiel 
corporis veram casiitatem dcmonslrat. Hóc de numeró die- 
rum succinte Iranscurrimus. Verumquia jejiinium, ñisiahs* 
linenlia, el bonis operibus sanclifícatum fücríf, in conspeeta 
Dci minime acccplatur, non solum ex ipsius DanielisjeJDnü 
qualUate, el divorsls Proplictarum el Apostolorum instltatlii 
sed etiam Sanctorum ecclcside Doctorum excmplis iníbrm'ári 
quisque polest. Hscc quidcm de Advenlu dicui sufB'claÓL 

XXI. 

■ ■ ■ • 

Carta libertaiis facta a D. Bernardo, Árchiepiscopo etRóberiút 
Comité habitatorihus Tarraconce, an, UCXLJX, (Vid'. pá(- 

ui.) ' : • '^' 

Ex Cartul. eccl. Tarrac. 

I-. . . . ' . ■:':.. ■... 

n Christi nomine. Hxc esl carta libcrtatjs, qüam.ego 9^ 

n^ardus, Tarraconensis Archicpiscapus, elRoberlüs, Princéj^ 

eiusd9ni civitalis facimus habilaloribus Tarracóné , qui mo' 

do ibi sunl, vel ad eandcm urbem incoleñdá.m dcíínccp< 

vcncrinU Donamus siquidcm illis el success'oriÉus corprii 

quod de manslonibus eorum , quas intra civilátem vél exlf* 

habcnt , et habiluri sunl ipsi el hairedes coruni , ¿uttumfr' 

ciant scrvitium , censum vel usaticiim, sed habcánt éas^* 

psi et haírcdcs eorum solide el libere ad oninem volünlatciB 

suam faciendam ¡ ita videlicet , quod possint venderé» dona* 

re aut impignorare illis ÍiabilatoribuS| qui assidue stefái'^ 



DE DOCUMENTOS. S75 

ívitate, vel XQ (errilorio eiusdem cívitatl». Pneterea 
lus et doñamus eisdem liabilatoribas eiusdem civi-' 
d de omnibos ferris , vkíeis el hortís^ quas de eremo 
Itüras redeg^erint , nihil penilus donent ,• nisi decimas 
¡as , uHí hominum , sed solide et libere habeant ipsi 
reseorum ad voiunlalétn fiuamiíaelenddm; ilavi- 
quod possint eas venderé , donaré aut Impi^nota- 
videlicet , habitatoríbos , qui assidüe stelerint ín i- 
até^ vel in eius territorio. De terrís vero cuUie, quas 
ent in suum alodiüm , unusqaisque faciant inde vo- 
i suam , sicat de alus térris , quas superhis posui* 
personis autem habitatorum Tarraeonensls civifatis 
rritorií, nullus hominum faciat distritítum, veialí<- 
rtiám, seu exaclionem, nisi üli dúo judices, quos 
ferimus ad hoc faciendum per iustitiam ; possessiones 
eorum mobiles , sive suum avers, nullus hominum 
^el aliquo modo áufcrat , sive aliquo ingenio surri- 
i'iili supra dicti judíces, quibus datum est hoc faceré 
(¡am. Anno ab Incarnatione Domini M.C;XL.VIIII., 
íó nonas septembris, anno XIK reg^ni Regís Ludoviei 
(o).=Sigf num B. Tarracoñ. Arc}úepis€<^í.=:Sigf 
>erti, Principis Tarracon«.»=Sigf num AgQetÍ8»S¡^ 
. . . Bordet.=Sígf num Guíllermi I)a4uilon;=i:Sigf> 
m¡tis.:=Sigtnum Guillermi Petri.rzSigfnum Bei:- 
iCaslellet.:=:Sigfnum Balduini. 

XXU. 

Hvitatis Tarraconeniis f et eius ierrüora alk Ber^- 
} , Arehiep, Raymundo , Comiti Barehinomntíf «fi*» 
:íU. (Vid. pág. 448.) 

Ex Cartul. eccL Tarracoñ» 



otitiam omniam volumut perveníre, qualiter ego 
las , Tarraconcnsis Archiepitcopui ad honorem Dei, 

HóU diem 3 Don. sept. anni XII. re^i Ludovicí Junio- 
lo 1148 correspündere ; unde ia altera daUroin mendum 
i quisque colligat. 



276 A^É^DICE 

ct Apoátolorum Principis Pelri, lauda ^ dono él tradoas* 

scnsu dominíEugoni^ Romani Ponlificis, el consilio sufl'raga-' 

neorum noslrorum, et volunlale canonicorum nostrorum/ 

eivitalcniTarracona; cum lerrilorio suotibi Raymundo, illo- 

slri Comili Barcliinononsi, Aragoncnsium Principí , Torlosa 

Illerda^quc Marchioni , propler ipsiiis civilalis reslaurationen 

r^t malorum liomiaum illam porUirhanliuin ¡nquÍ€tatíoneai, 

od fídelilatem et utllilatem nostram, nostrorumque succes^ 

üorum , ol eccIcsí.T Sánelas Thecla; , sicul beato Olde^ario fl 

ecclesia; Sancta: Thcclx donata cst a venera bi li patretuo 

Raymundo, Barchinoncnsium, Hisuidiincnsiiim el Províalic 

Comilc (a). Donamus inquam tibi ct successoribus luis, quos, 

Deo annucnle, de uxorc habueris, ut per nos el ecclesiaiq 

jiosíram liabcas Tarraconaní cuín ómnibus terminis el per- 

lÍQCnliÍ5; suis Ierra) el maris , et ipsum senyoratum super o- 

mnes milites el alios homines, ul sint tibí solidi et baeredum 

tuorum , quos ex uxore tua habueris , el facianl tibi «xercí- 

tus ct cavalcalas , et quidquid faceré debent suo senyoru 

Termjni vero praefatíje civitalis el lerrilorii a parle oricntís 

{iunt in termino de Tamarito et de Monto Olivo » ^¡cut de» 

$C.endilur ad mare» el extendilur per aquam de Gayano usqoe 

ad montes , el (ransit a soplen trionaü plagia per calcem mon- 

tium usqte ad ipsum Engolador de Cabra , el pervenit usqoe 

ad ipsum Embolum , el asccndit per ipsa cacumina monliuD 

4e Carbonaria , sicut ¡p^ aquse incipiunt vergcre ad au- 

sLrum; el ab occidenlaü parte transeunt ipsi fínes per monten 

KuUaum, cJ per collcm Balagarii usque ad mare, quodcom- 

munc est ómnibus terrae habilatoribus ad ulendnm el expi- 

<^,axidum. Quidquid autom bis terminatiOTiibus conchiditiift 

dono tibi jam dicto Raymundo, Comili et ómnibus suecesso» 

ribus tuis quos ex uxore habueris, ulper nos et successores 

nostros et eccicsiam nostram babeas , et ad noslram fidell- 

tutcm sinc omni ongranno. Concedimus etiam tibi ut babeas 

ibi unum furnum et unum cásale molendinorum ad domini- 

c;itur^m tuam. In ómnibus nutcm qua}cumque amodo in Tai^ 

racone , vel infra pra^notatos ejus términos, tam per te quám 

per nos et ecclesiam nostram , aul per voces tuas et no»(ra8« 

emptionn , cambiatione , commutatione vel aliquo modo ad- 

quirerc v<cl h{)]bcre polueris, modietatem inde babeas, oos 

(p) Mano ex 17, 



DE DOCUMENTOS. H^ 

ecclesia nocirá alleram mediétafem , «ine omni mis*- 
1 gravamine. De his autem ómnibus qusecumqoé nos, 
lésia nosíra in Tarracona vel intra praefatos leitnínofi 
rere vel habere polerimus, medietalem vobis con- 
is , exccptis hiis quse ad propria jura ecclesiífe expe^ 
¡denlur,et exceplis hiis quae habilatorcs Tarraconte el 
rritorii pro remedio anim» suso , sive in vila , si\'^ fti 
daré vel relinquere Ecelcsiae Dei volucrinl. De merca- 
sriís, sive nundinis , de leudis , pedalicis, telonera, 
s , qúarleriis , balneis , cavalcatis , lam terrge quarn- 
de placilis, juslitiis el de ómnibus consueludinibus el 
3 , sive reddilibus universis terrae el maris , sicut 
dici potest, medielatem fidelíler babeas. Nos eleccle- 
Ira alleram medielatem omni integritate. Baiulus vcr^ 
, sive Vicarius vel successorum vestrorum accípiañl 
stacamenlos ipsius civitalis el territoriis , él judicet 
, praescnle Archiepiscopo , vel Baiulo suo, el quod 
íxieril inler vos el Archíepiscopnm per médium di- 
\ Ñeque eril vobis ücitum in Tarracona vel ejus 
lo poneré Vicarium sine nostro consilio ; el si aliquis 
ilaloribus Tarraeonae el ejus lerritorii fori feceril Ar»- 
copo vel suis , firmct directum in matiu Archipisco- 

Baiuli ejus , el presente Baiulo Comilis , quod indo 
litiam exieril , Archiepíscopus et Comes habeant per 
ñ. Praelerea si in molendinis , balneis , furnis , tendis, 
igiis vel alus augmenlaüonibus , de qaibus Archie- 
is el ecclesia mediclalem habucrint , expensíB faerlnl 
iriíB , ab ulroque fiant cpmmuniler , commune consi- 
usque. Retinemus vero ad dominicaturam nbsiríim ct 
em omnes ecclesias el ccclcsiastíca jura et ccdcí- 
is personas el familias nosíras el ólericomm sive 
lorum etqui ecclosiasficá prsedia incolucrint el ibi 
erinl , ut in his ómnibus nullus Princeps, vel ¡riferíor 
1 layea prcOsumal aliquid judicAre , ' vel dislingiiore 
HTigcre), son disponcro'úlló umquam tempór^Vabáque 
¡assu. Relinemus etiam decimas et primilias omniurft 
m lerroe , el animalium , el piscium , el salinarum , ct 
ia» , et molendinorum. Retinemus etiam omnes do- 
uras nostras, villam videlicel Constantinam , cuni 
s suis , et stap^num de Lavit , cum omfli dominicatu- 

tbi adjaccl , sicul eam rclinull Béalus -Olde^rius, 



278 APÉNDICE 

ct dominicaluram de Francolino , et alias omnes dominica'- 
turas qu as habcmus vcl in anlca, Dco annucnte, babebimas. 
Rclinemus Iterum quod omncs milites ct cocleri . habilalores 
Tarraconae et tolius terrilorii jurent nobis ct. suf^cessoribus 
nostris et ecclesisB noslra^ Jidclitatcm de honore et cprpore 
noslro , et si villa mutabitur , facicmus ib i priu^ npuxn fnr- 
num ct unum cásale molcndinornm ad dominium nostram 
et ecclcsia) nostrae in co loco quem clegerimus , ct postmo- 
dum vos unum furnum el unum cásale mole,ndinorum , que 
in Domino vobis conccssimus , ubi voluerids > faciatis co- 
leros vero Turnos, et moiendina ubicumquc fient , per mé- 
dium habeamus , praeter illa, qua; nobis et successoribas no- 
stris et eccicsia! noslrae fídeliter rclinemus. Rcliqu^ otnoia, 
sicut superius determinata sunl» sine npslrt> et vestro eo- 
ganno, vobis ct succcssoribus vcstris» quos, Deo annuentCi 
de uxore habcbilis , ad honorcm Dei et ulililatcm et fidelita- 
tem nostram nostrorumquc successorum ct ecciesia; nostfs 
conccdimus, donamus et íaudamus, ut si (quod al:tsí()^ 
prs^fa-le Comes, aut aliquem ex heredibus luis absque filio, 
vcl ^Ita de conjugc mori conligcrit, omnía quse preseoli 
scripto tibí concedimus vel donamus, cum ómnibus meliora- 
tionibus a te, veL a tuis heredibus factis, libere et JnlegTC 
in polcstatem ct jus et dominium noslrum et ^uccegspw 
nostrorum et eccicsise noslríB reyertantur oxnni teinpore 
pcrmansura. Filius autem tuus de uxore , c.ui faunc honoren 
posl to liabendum dimisscris, juret nobts ct successorlbqs 
nostris et ccclesiae nostrae Adelitatcm dp corppre. npstro <Bt 
de civitatc Tarr^conae cum ómnibus pcrtinoatiis ,. et siiniliUí 
alii omnes successores vcslri legilimi cátxvdeai ñdelilateni p<>- 
bis nostrisque successoribus et ecclesise nos.Ixse juiCQt. B 
ne hujusmodi paclum vel cpnvcnicntia possU transgredi«.d^ 
ferfii vel Tumpi » quando tu , vcncrabilis Corpus, D§o vc[^- 
te , yiam universas carnis abicrís , staüm in potcstate At¿^ 
piscopi . ct clericoruní et ecclesise Tarraqpn^ omnia casln^el 
forliludines. Tarracopap el omnium terminorum eyjia ew ^' 
mnibus , qnm tibí donamus et concedimus , vedigantur, 4p^ 
Arcliicpíscopus ct cccíesia tanidiu teneant., quousque fi)ÍQf 
tuus Icgitimus , cui huno honorem dimisseris.» <praedJctaip p- 
delilalem ArcbicpisQopo Tarracqnas et ecpiesiae propria ip*- 
nu facial; quo facto hoporem suum habeat; epdemque nodo 
ínter Corniles ot i^n^iiicpiscopp^ í$uecessorcfi:.cÍ..ccdes^(nd« 



DE IK)CUMENTOS. ^79 

lie in progeniem inviolabililer fial. Quando vero Ar- 
icopum mori conligerUvíijalli Comiü, vel alicui laycíB 
tae sibi personíE aliquid honoris vel rcrum episcopa- 
wari , vel tangere , vel auferre, seu aiínucrc lic^al^ 
nnia integre ¡^ pQlQsMlem clerícorum .Tarraconensis 
SR iÜibala permaneant, quousque Tarracoqcnsis ecple- 
*rum habeat Archiepiscopum. Propter hsec omnía su- 
comprehensa et determínala cgo Raymandus Co- 
arcinonsB , Princeps Tarraconae et Aragonum , Tor- 
ilerdaeque Marchio, promitto , atque convenio Deo cfc 
Tarraconae et vobis , domine Bernarde Archiépi- 
uiab hac die el antea sim vobis fideiis de civitat^ Tar* 
L el ejus territoFlo , et nominatim de his , quse in dono 
nihi facitis^ retinetis >ot de ómnibus ccclesiasticis ju- 
et. directis et reddiíibus, quae ¡ad vos et eeclesiam. 
01 perlinent vel perlinere debent , et quod inlendam 
iganno aedifieare el dcíTendere Tarraconam et ejus ter- 
m. contra omnes homines et foeminas , qui jüstiüas 
civitatis ipsius et lerritorü vobis el ecclesfae veslrae tol- 
'el minuere lentaverint, et observare jusUliam ye- 
et ecclesicB veslrse ^ sieul superius determipatum ^. 
vero in postcrum ecctcsiastica , s^euiarisve .perdona 
hunc Icnorem paginae ¡re teal^verU, non valeal, sed" 
)ei lamdiu incurráis doñee salisfaciat. Facía charla 
augusli apud Tarraconan) in eeclesia Sámelas Theclse^ 
ib Incarnatione Domini miilessimo centessimo quin-* 
ísimo pr¡mo.=Sig'¡*num Bornardí Tarr;acónens¡s, Ar- 
scopi. = Pctrus Dei gratia Ausojiepsis Episcopus.a; 
t^um Raymundi , Comitis.sESIgtnumOuillcrmi Ray-; 
, Dapiferl.=Sig-¡-num Guillermi de Castró veluler.=:Sig 
Alberti fralris ejufi.=rS¡g+num Raymundi de PiíjaU.» 
jm Bcrengarii de Torroja.—Sigf num Geraldi de Jor- 
.ig-f-num Guillermi de Cervcra.=Sig+num Berlrandi de 
urrrSigf^u^if* PetH dc Querall.rT^lgf num Ponlir, qu» 
ripsit mense et anno iq^o supra. 



280 APÉNmcE 

XXílI. 

Judicium latum ínter Berjiardum, Archicpiscopum Tarraco- 
nensem et Rohertwn ac Guillelmum de Aguiló, an, MCU. 
(Vid. pag-. 148.) 



Ex autograph, in reg. arth, Bart, 



H 



.oc esl judicuim quod datum csf irr curia Raymundi, Baf- 
chínoncnsis Comilis ab F.piscopis, videlicel Berdng^ario Gc- 
rundensi, GuielmoBarcbinoncnsi, Pelro Viscensí, ArlalloEle- 
nonsi , Gaufrido Torlosonsi, Abbate Sancli Foeíicis, et a mi- 
lilibus Bernardo de Bello loco, Raymundo de Podro aUoj 
Guielmo de Caslello Vetulo, de qoíerelís, quas habebant ad 
inviccm Bernardus, Tcrraconensis Archicpiscopiis, et clerici 
eius, et Rodberlus el Guíelmus de Aqmlone.ConqoaestosAr- 
chicpiscopus de Guielmo de Aquifone qnía frecarerat molcn- 
dina siia et suiím vo^ tribus vicibus; quod GuiHermus de 
Aquilonc dicebal se fecissc proptor Fadigam de dret. Unde jo- 
dicalum esl quod si polerit hoc probare Guillermus per te- 
stes, Archiepíscopus sufferret dampnum suum, el si Archi- 
episcopus aliqüod malum propler hoc fecit Guielmo, emen» 
del ¡lli. Quod si Guielmus defecerit in probalione, emendet 
Archiopiscopo hiale factum. Itcrum conquastus dst Archi- 
epíscopus de Guielmo, qui auferebat illi quandam fexam, 
quae esl infra dominicaluras suas, quam Guiehnusdicebatse 
liabere per compram , et juste possideret proptor libertatera, 
quam habent liabilatoresTcrrachona;. Sedjudicatflin estqoia 
non licet Guielmo emere aliquid de dominicaturis Archiepi- 
scopi sine eius consensu , ncc Ardiicpiscopo licel alíquli 
emere de dominicaluris Rodberti eC Guielmi sine corum cod- 
sensii. Conquaestus Guiclmus de'Aquiróne de Aréhtepiscopd 
qui auferebat el suas justicias, et suos rectos» et totuin qood 
babel in Terrachona et in lerrilorio eius, quod totum Archi- 
epíscopus plañe nogavit. Judicalum est Archíepiscopnn» 
emendare Guielmo quidquld Guielmus polerit probare. Ar- 
chicpiscopum sibi abstulisse de juslitiis suis, seu de usaticis 
vel rectis suís; el sí Guielmus in probatione defeccrit, Ar- 
/íhíepiscopusnon debet faceré Guielmo aliquod escundit, quia 



«DE ÍMKrimkNtos. 88^1 

lÚB cjds esU' Conqiiaéstus est Archiepiscopus de GiiíeN 
¡fa abstúlcrat ¿lyo armígero domum suám, el in éa fur- 
;ciéra(. Guíelnius respondif, se hoc fécisse qnia arnii- 
c non venetat ad habilandum domum illam ad lermi- 
d quem promiserat scventnfum, et quia lerlíam par*- 
ibebal ¡n Teirrachona. Judicalum est quia propler has 
MI non debüil hoc faceré Güielmus; et si armíger re- 

habeat domos¿ el si non veneril, non empatel eas 
rtDs vel (íuielmus, dónec determineiur de cühis sorfé 
rt esse. Conqusestús «si Rodberius de Archiepiscopo 
jcpuleral monachüs de eeclesia Sancü Fructuosi (a), 
^nctus Oldegarius (6) eoncesserat Rodberto, ut eam 
ícclesi» Sancli Marlini de Sáixs, et propter hoc Rod- 
dederat eeclesia; Sanclí Fructaósi alodia et quasdam 
iones. Archiepiscopus vero dicebat, hoc non esse ere- 
m quoniam Sanctus Oldegarius retinuerat sibi, sicirt 
ins testatur, omnes ecclesias et posseslones earum. 
um est quod Rodberius probet hoc per testes, et Ar- 
¡copus restilnat ecclesram, el quídquid indc habuk, 
liis. £t sí Rodbertus hoc probare non poterit^ rema-i- 
iclesia ct omnes eius possesiones in potcstate Archí- 
)i, propler cartam Sancli Ofdegarii , in qua ecclesias 
tn possesiones sibi retinuit. Iterum conquaestus est 
tuB de Archiepiscopo, quem dicebat se suscepissein 
isilio, ct in 8U0 ducalu de negociis Terrachon®, et 
2^an abstulerat ilii justitias Terrachonae, et tolam Ter- 
im et seduxerat cum ul foceret cartam per quain aur 

illi lotam Terrachonam. Archiepisqopus respondió 
1 esse vcrum, sed carta illam per quam Rodberius 
istus est Terrachonam perdidisse, ipse eam fírmavii 
lea volúntate sua, et consiliouxoris su» et amjcorum 
m in hac carta subscripserjjnt, et máxime conailio 
i de Aquilone qui eam sUo signo cprroboravil. Undo 
im est, et cartam bonam etomnia firma esse deberá 
ea soripla sunl, quoniam. et a Rodberto; ei ab uxore 
t a Guicimo de Aquilone fírmala est. Comqucestus o«i 

■ ■ • ■ -' ■ . ■ ■-.I ii 

Bernardum liane eccUiiam monachif Su Petri Biiulduni' «]f« 
go dicílur, aed fabo ut hic apparel,; ..i .| 

(ola Sanclumjan appellari aneo f i5i, id «st| ^eciíAO qua^lo, 
kO«) auno. '. ..'..■..■... ..: . 



282 APÉNDICE 

Archiepiscopus de Gulcimo de Aquilone qui dederat qoiur 
dam domos ospttali in Terrachona. Guiclmusde Aquilone di- 
cebat, se hoc fccisse conccssione Archi^piscppi, quod Ar- 
chiepiscopus negavit. Judicatum cst quia si Guielmut pro- 
ba veril hanc concessionem faclam esse per tesleSy firma si), 
et sí non, irrita sil sccundum carlam S^ncti Oldegárii. Uerun 
conqiiseslus cst Archiepiscopus de Guielmo d^ Aquilone, ^qui 
in villa Conslantini quam ad dominicaturain suam: relinuit 
Sanclus Oldegarius, suum proprium bovariumet niuiJloB ajips 
verberavit el vulneravit el quandam parlem illius ville em- 
paravit. Guiolmus de Aquilone .rcspond¡t:.illam partem non 
esse de terminis illius villa;. Ad hoc respondit Terrachoneo* 
6¡s Archidiachonus, quod Rodberlus iliam partenn. moQstrt- 
verat esse infra términos prcefats villx quando pedoavit tér- 
minos illius. Unde judicatum est ut Archidiachonua proba- 
rel hoc esse sicut diccbat per testes, et si hoc posset faceré, 
tenerenl integre villam sicut Rodberlus p.edoaverat, et Gniel- 
mus cmendarct malefacla, salvo lamen suo jure, sí quod bar 
bel in illo vilari. Ilerum conquaislus est Archiepiscopus de 
Guielmo de Aquilone, qui contra cartam Sancti Oldegárii 
qui sibi omncs res ccclesiaslicas relinuit, auferebat honoren 
ecclesiae Visccnsi, et de Sent Seles, et aliarum ecclésiardm. 
Guielmus de Aquilone respondit, se dedisse I. annulum aa- 
reum Episcopo Visccnsi pnetio CXII. moabitinorum pro ielo 
honore, et dicebat se fecisse hanc compram assensa Rod- 
berli, a quo Episcopus habebat hunc honorem per feudunk 
Judicatum esl quoniam si Guielmus poterit hoc probare per 
scripluram, vel per testes, quod iste honor ita estset alligatus 
Rodbcrto vel per fcudum vel per aliumvinctihwn, quod non 
posset remancre su» ecclesiae, habeat Guielmus. Si vero non 
poterit hoc probare, recupéralo prsetio quod dedil pro hocho^ 
nore ab ccclesia Visccnsi, ne ipse enganatus slt, prsBdtctbm 
honorem recupcret ccclesia Viscensis. Nich¡lom¡nusetiainjii<^ 
dicalum est ct de ecclesiis el de possesionibus earum seeim^ 
dum carlam Sancti Oldegárii quod .Rodberlus vel Guielmay 
de Aquilone nichil inde sibi vendiciire possint. Praeterea,eoR» 
quaestus est Archiepiscopus de Guielmo de Aquilone qui ae- 
cnsavil eum de taU crimine, proptér quod si pir»bari posset, 
incurrerelpericulum honoris et ordinis. AfGrmabat enim qndd 
Guielmus Aquilonls imposuerat ei .'accnsans euih eoram o- 
mni curia Comitisquod Archiepiscopus abstuIeratctiidam'Ko- 



DE DQCUMEKTOS. 283 

.minl suafn uxprcaiquaní legüimc habeba,t, ci, (iUeridcd<?rat, 
uode habuilX,* tnoabilinos dequibus non dcderat.ei parlem 
6uam. GufAl(nu8 yercT á<^ Áquilone dicebat, ge non.iladixis- 
, se. Judicavit curia quoniam si Arcbiepiscopus polerit proba- 
re per lestes, quod Gvielinus de Aquilone prsediclqm crimen 
sll^i imposuerjt, quis^ Quiclmqs homo suus erat, et sibiju- 
raverat, et ex boc (^rimine, si verum essct, nullum cotnodum 
sibi conting/ebat, prseter hoe eliam si alias bu iusmodi crimen 
Archiepiscopo ¡mponeretjGuielmus, quia fidelitatem illijura- 
.veral de suo corpore el honorc, debuisset cum deíTendere. 
ideo judicavil curia quod quidquid beneficü vel comodi Guiel- 
mu6 de Aquik>ne ab Archiepiscopo fueral adeptus, ammillc- 
rcl, el scripturam illam quam prsefatus Guielrnus proferebat, 
ttb Archiepiscopo subsignalam et suscriplam fnvalidam et 
irritam esse in perpetuum, salvo tamen jure Guielmide Aqui- 
lone et Rodberli de úivitale Terrachonse el eius ferrilorio se- 
cundum tenorem scripturae ínter Beatuní Oldegarlum elRodr 
berlom fael«. Dalo judicio Tarrachonq? VH. idus augusli an- 
no ab Jncarnatione Domini M.C.L.I. anno XV. regni Ledo- 
viciJunioris. 

XXIV. 

Testimonium eorum qui ieffinitioni seu cessioniduarum par- 
tium Tarrnconensis urbis et eampi a Roberto t eius Principe 
facía interfuetant , an , MCLXll (Vid. pág. 148.) 



. Ex CarthMl, eccL Tarrac, 



N 



í: 



otum sil ómnibus hominibus, quoniamBobeptus'Bordetusr^ 
Tarraconensis Princeps ; et uxor ojus Agnes defñnieruñl el 
dimisserunt duaspar|esiCfVi(a(Í8 Tarraconoe el totiusí lerrito- 
ri sui Baymundo , illuslriComiU Barchinanensi, qüas duas 
partes Ídem Comes habuit el póssedit.- Hsec aü(em defiínítio 
lacla eslTqrracona in eeclosia Santal JNIarise in presentía 4o<- 
mlui Bernardi, Tarraconensis Arehiepiscopi , el Guilleñni 
Barchinonensís, él Pctri Viceosis Episcoporum , et B. de 
Castellel , qui delegali ab eodem Comité susceperunt .hanc 
deffiniliooem et laxaiioncm. faclam a praédicto Roberto ef^ 
uxore oju.« Aprnclo com quodam lapide ddto iniiiCBoin per-'' 



284 APÉNDICE 

peluae memoriye , et in prescnlia multorum virorum tam ée- 
clcsiaslicorum quam laycorum. Tcmpore vero procedente 
posl morlcm cjusdem Comilis , el praeaictí Roberli , Guillet- 
mo filio ejus el Agnele conjugue ejusdcm Roberli riegantibus 
hanc deflinitionem , si ve iaxalionem fuisse factam , dies su- 
pcr hoc máxime , et super quibusdam alus negt)liis , cst Ipsis 
apud Barchinonam assignata, in qua per idóneos testes pro* 
barelur praedictum Robertum et Agnclem,eonjugem ejus duas 
parles Tarracona; el tolius territorii sui praedicto Comili deífi- 
nivisso , sive , ul dictiim est , dimissise. Quoniam ergo praé- 
dicliis Giiillermus, filius Roberli, et Agnes , mater ejus, 
judilium subterfiigiunt , nolenles hujiismodi testifícationem 
audire sen videre : ep:o Ildephonsus , Dei gratia Rex Arago- 
ncnsis et Comes Barchinonensis , volens mihi in futurum 
providere, ne post mortem lestium veritas bujus reí inficia- 
rctur, consülo Baronum meorum , juditiaria quidcm frelus 
potcstate , in plena curia mea testimonia eorum cum jura- 
mento suscepi quorum nomina et modus juramenti inferioi» 
sunl adnotala. In primis Bernardus, Tarraconensis Archiepi- 
scopus juramenlo dixit, quoniam ipse vidit et audivit, quan- 
do in ecclesia Sanclíe Mariae, quíe contigua est ipsi castro, 
Rodberlus, Princeps Tarraconae , et conjux ejus Agnes diffi- 
nierunt et tradiderunt cum quodam lapide Raymundo, Bar- 
cbinonensi Comiti in manu sua, et in manu 6. Barehinonen- 
sis Episcopi duas partes civitatis Tarraconae , el tolius lerri- 
lorii sui , hoc solum modo retento , quod Comes relinquerel 
ipsis tanlum de ipsa proprieta te quantum idem Archiepisco- 
pus, el G. Barchinonensis Epíscopus , elB. de Castellellau- 
darent , el ul ipse Comes facial ei tenere suam lertiam par- 
Icm , quam per ipsum habcl ad feudum. Guillermus, Barchi- 
nonensis Episcopus juramenlo dixit, quoniam ipsevídilve' 
audivil quando in ecclesia Sánelas Mari» ,• qiía; conligna ai( 
ipsi castro , Rodberlus, Princeps Tarracono , el conjux ^oí 
Agnes diffinierunt el tradiderunt cum quodafn- lapide Ray* 
mundo Barchinonensi Comili duas partes civitalis Tarraco- 
nae, el tolius territorii , hoc solummodo retento qiíod Gomes 
relinquerel ipsi tantum de ipsa proprietáte qu^ntoiñ ideffi 
Archiepiscopus , et G. Barchinonensis , et B. de Caslellétlau- 
darenl, el Comes ipse facerel ei tenere suam tertiara partemí 
quam per ipsum habel ad feudum. Hoc idem juravil Pctrusi 
Tarraconeasis ecolesiaB canonicus , ot Sendredus r ejusdeiu 



DE DOCUMENTOS. 285 

ecclesiae capellanus, el Ollarius de Passapera , et Pelrus de 
Carcas^na. Factá esl haec juramentorum charla ¡n civilale 
Barchinona, in pallaüo proedicü Regis, etin ejus praesenlia, 
el totius curiae anno millessimo cen (essimo sexagessimo se- 
cando idibus frebuarii.=Signum Bernardi de Feixa.=Si- 
gnuní Calveli.=S¡gnuJii Arnaldi sludenlis.—Sendredus, no- 
larius Tarraconensis Sedis et presbylejr hoc scripsit , liUeri.s 
adjectis in linea XI. die et anno que supra. 

XXV. 

Raymundi Derengarii, Comitis Bar chin, diploma de non 
occupandis bonis Episcoporum decedentium, an. M.CL. 
(Vid. pág. Í5]). . 

Ex arch, eccl, Barcin, Lih, 1. Antig. num, 13. 

A.d noíiliam omnlum fideliuni volumus pervcnire qualiter 
eg^o R. nulu Dei Comes Barchinonaj , Princebs Aragone ac 
Marchio, dum olim essem in procinctu ilineris Almariae. di- 
vina michi inspirante clemenlia volum vovi Domino Deo, 
atque in manu J)omini B. Terrachonensis Árchiepiscopí, 
aliorumque Episcoporum, videlicct G. Barchinonae, B. Ge- 
randensis , P. Ausonensis, qui tune ibi aderanl, donavi quod 
quandam nefariam consiietudinem^ quai quondam «xtileral 
in ealhedralibus ecclesiis nosiri rcgiminis extirparem el 
abolerem. Erat enim consueludo, ul decedentibus Episcopis 
bona ponliíicaiia, qu^ in palatiis et in castris et in domi- 
nicaluris ipsorum ¡nvenicbantur, a Baíulis el Vicar¡Í3 palrís 
mei ct aliorum. praedccessorum meprum diriperentur el dis- 
Iraherenl-ur. Quod quia cognovi alicnum esse a divinis legí- 
busct humanis, supra dictam detestabilem consuetudinem, 
sicut tune verbo delevi, sic nuncpraesenti scriplo in perpe- 
tuum evacuó et derelinquo , sicut mclius.ad utililatem et 
dignilatena ipsarum Sedium intelligi polest. P^a videlicetquod 
Jiec ego, ncc -ullus de filiis vel sucessoribus meis, nec aliquis 
vivens per nostram voccm in ealhedralibus ecclesiis, et in 
£orum castris et dominicaturis hoc deinceps possit exi^ere, 
expeleré vel habere; sed omnia quaecumque tam in pane quam 
in vino, pecoribus et pccudibus, el ómnibus domorum uten- 



286 APÉNDICE 

silíbus , omnibusquc ad jus ¡psorum cpiscopatuum pertihcih- 
tibus, a deccdcnlibus Episcopis fucrint congt'egaU) cüm 
omni inlcgrilalc succcssoribus Episcopis tradantur proruta- 
ra. Hanc difffnilionem el evacuationcm fació propter amen 
rem Dei el rcmcdium animce meje , el parenlum mcorunii el 
ut Omnipotcns iii hoc el in fuluro soeculo mihi indulgeal. 
Hoe decrelum nostrai diffinilionis el cvacuaüonís si qiíisín- 
fringere Icmplavcril, nisi rcsipucril el salísfccéril, irara Dci 
Omnipolenlis incurral. Quod cst aclum VIH, idus augusli, 
anrw) Dominicc Incarnalionis M.C.L. apud Gerundam, in 
anno regni Ledovici Junioris XIllí.=Sigí-num Raymundi 
Comes. =Sig*¡-nuni Guillcrnii de Castro Velulo.=Sig+num 
Berlrandi de Casíelel.=Sigtnum Guillermi Calalani , Vicarü 
Barchinona3.=Sig*i-num Arnalli de Lercio.=Sigfnüm Ray.- 
mundi de Villamulorum.^-j-Signum Raymundi de Mulnellis. 
=S¡gf num Arnaldi de Torroia.=Sig'¡*num Pelrl de CaraU.= 
Sigfnum Geraldi Alamanni=Sigfnum Bernardi , Terracho* 
nensis Archiepiscopi. 

XXVÍ. 

Alexander ÜL fíugoni de' Cervillwne, Arckiepiscopo Tarrct' 
conensi concedit ut beneficia ecclesice Barchinún. dufH vf^ 
vat retiheatf an. M.C.LXIV. (Vid. pág. 153.) 



Ex arch, eccl. Barcin. Lib, I. Aniig. hum. 36. 



.■v 



Aléxandcr Episcopus scrvus scrvorum Dei.* VencrabÜi 
fralri Hugonl, Terrachbnensi Archiepiscopo sálutem e( Apó- 
slolicam bcnediciioncm. Pro máxima, quam de priidenüiiét 
honeslate tua habemus fidücia onus regiminiis Télrríicho-*' 
nensis ecclesiac solliciludini luoe per obcdienliatñ imposüiiiauf , 
aique de quiete ad laborem, de divlliis ad paapérratetn le 
invilum el reniléntem transmissimus. Quia igilur nccessífatt- 
bus luís paterna solliciludine provideré Nos conveníl , totmb 
benefíclum (a) quod a Barchinonensí ecclesiafí'ei a Ye* 
nerabili fratre noslro Will. ciüsdem ecclésiaé Episcopo 
hactenus habuisti , ad suslenlationem luam in vita fuá Ubi 

(a) Sacristiie «cilicef. 



DE Dodíjüímos. §87 

con^édlovtts ,. el préáentis scripli pag"¡na conñfmamiís. Dá- 
tám Senone Vil kalendas julii (a). 

■ XXVII. 

El P. Villdnueva repite en este número el testamento del 
Arzobispo D. Hugo de Cervellon , sea por inadvertencia ¿por 
otro motivo que ignoramos : á nosotros nos ha parecido m<is 
conveniente omitir éste documento, contentándonos con de-^ 
cir que es el publicado en él núm, XVllL 

XXVIII. ' 

Judicium latum inlér tíngoneíñy Archiep, Tarracon. et Gui- 
Uermum Comitem ibidem Tarraconensem an. MCLXVlíL 
(Vid. pág. <57.) . 

Ex Cartuí. eccl. Tarrac. 

Ad noliliam cuhclorum volumus peí-vcnire, quod Hugo, 
Terrachonenís Arcliiepiscopus con(j[üestus est domino. Regí" 
de Guillermo de Tarracliona de pluribus causis InfeHüs ánp- 
taiis. E^ cum diés fessél eis dala propler hoc apud Derlosatn, 
auditis állegalioñíbus utríusquc parlis , judicia Ibidem inlét 
eos data fuerunt. Verurii cüm molíoralioncm iitraqué pars iti 
ipsis judiciís juxta corísueiudinem curi» poslularel , as$ígn'á-' 
tá csl eis diés apúd Terracbonam. Ibique , residerile dótiíihd 
Rege el Guillermo de Monlepessulano , ac plena curia eÍ6 
assislcnte , Eplscoporum videJicet Guillerml Barchinóneitáis', 
P. Viccnsis , P. Caes ara ugust., S, Osceñsis , P. eliam Sacrl- 
stae Vicehsis , láycorum vero nobillum Ar. de Castróvettilo', 
G. de Slo. Marlino , Miróne, Judice de palacio, ef alioitim 
muUorum , judicia ibidem meliorata , el ca qu» ttiinils dicta 
fueranl , sunl completa , et sicut inferius scripla et ordinaCa 
•uní , utraque parte praesente, fuerunt in ipsa curia a supr4 

m • 

I 

[a) Cuoi Alexander III. Turortis ín Galliá Concilio celébralo 
oclavo die Pentecosten'ann, ilG3. i*iide in Séoonas transícrít, ibi- 
que annum fere et diinidium coronioralut fui»et, recle hoc breve 
Senoniídalumádánn. tiG'i ad^cribiraut. 



288 APÉNDICE 

dicliHJiidicibus reíala, clfirmücrjudlcala. PrimQ adjudicalum 
fuil diflinitiva scnlenlia curiae , el ulriusquc parlis apprpba- 
lionc , quo I pacUini illud , el concordia quae facía fuerunl 
inler dominum B. Archiepiscopuin el dominum Comitem 
Barchinon. Ray. el Rodherlum el iixoreni cjus de duabus 
parlibus civilalis Tcrrnchonaí el lerrilorio suo remanenlibus 
Archiepiscopo el Conúlí, el lerlia parle remanente RodbcriQ 
el uxori suíc , sinl rala el firma iri perpeliium cum ¡psaeon- 
vcnienlia , qu;e fuil facía a parte Coinilis eidem Rodberlo,el 
uxori siiíe, sienta leslibus oslensa fueririt. Secundo adjudi- 
calum fuil (juod juslilie civilalis Terracboii. fuissenl rcslítu- 
lai in prisliuum slalnm a Guillermo de Tarrachona (a) con- 
siiio el laudamenlo Arcbiepiscopi alque Regís , salvis uni- 
cuique direclis suis. El Guiilermus de Tarracliona jurel Ar- 
chiepiscopo propler juslilia, quas conlra voluntalem Archie- 
piscopi ejecerat , boc non fecisse ad suumdcdecusetdesho- 
norem , si volueril , vel emendet ei tanlum de suo cam 
sacramento quantum volueril , el dicat quod plus e¡ emen- 
dare non delíct propler boc faclum se scientc. Tertio judlca- 
tum fuil sen ten lia curiae el npprobalione ipslus Guillerroi, 
se non habere in civitale ñeque in lerrilorio , chcslas , ñe- 
que tollas, ñeque forcias, el quod rcdirigalur ab eo, si 
aliquid indc abslulil vel abslulerit, infregit vel infregeritsuls 
aclamalionibus. El si pro suis debilis dampnum aliquod eve- 
nit hominibus do Tarrachona , aut cmendel , aul stel ad di- 
rectum ipsis maicfacloribus, el clamatoribus. El si pro gucr- 
ris quas fecil de Tarrachona , dampnum eveníl ipsís homini- 
bus de Tarrachona, redirigalhis, qui perdiderunt, siculvi- 
sum el vcrum fueril. Hoc adjecto quod de málefaclis , qu» 
venerunt Terraclionaí el ejus territorio propler guorramGuí- 
llermi de Claro Monle, facial dircctum Guiilermus de Tarra- 
chona in manu Regis. Ilerum judicaverunl quod Guitlennus 
non facerel gucrram de civilale Tarrachonje, vel suis lerrito^ 
riis nisi propler civilalem vel territorium , velmandamento 
Archicpiscopi si ve Regis. Si vero aliunde guerram fecerit,^ 
vel amicissuis auxilium praíslaveril, elexeundo velredcum— 
do non fori feceril , si ex hoc Terrachonae vel lerrilorio ma.— — 
lum evenerit , Guiilermus propler hoc non lenealur. Judies. ^ — 
verunl ilerum quod Archiepiscopus vel ecclesia Terracom 

(a) Uic Guillelinus Rodberti filius et boercs eral. 



DE DOCUMENTOS. 289 

débet hábere fevos , quos milites íenent per Guiilermum 
rarrachona, vel ipsum honorem , m quo ipse habet cen- 
n vel usaticum, absque ejus consilio. Alii vero honnnes 
i libere suum honorem haberit, possunt daré vel dimitte- 
scclesia, si voluerint. ítem judicaverunl, lam ex parte Ar- 
episcopi quam ex parle Guillermi , de honoribus , quos 
US alteri aclamabat , quod utraque pars testes proferat, et 
B pars melius recipi debeat , secundum providenliam et 
crecionem curise recipiatur. Adjudicaverunt eliam supra 
ü judices quod Constantins (o) cum suis terminis , sieut 
»duct¡ testes ab Archlepisco ostendendo terminaverunt, el 
trámenlo confirmaverunt , sint in jus et dominium Sanetse 
2te et Archiepiscopi et successorum ejus in perpctuum. 
rum judicaverunt quod eslachamenlum quod Guillermus 
erat Arcliiepiscopo pro suis quserimoniis sit solutum; quia 
Ulermus pro eisdem ipsis querimoniis , firmaverat dire- 
im volúntale Archiepiscopi in manu domini Regís. El ex 
ic si Archiepiscopus el sui habuerinl quserimoniam contra 
kurn Guiilermum , ipse Guillermus firmel directum domino 
thiepiscopo , et. 4 . . . iliud sibi el suis per suum judi- 
iifi. 

XXIX. 

IttercB Alexandri PapcB IIÍ. ad Guillelmum de Torreja, Ar~ 
chiep. Tárrac, super nece Hugonis de Oervello^ Archiepi" 
•copí, ann. MCLXXIU. (Vid. pag. i 88.) 

Ex autograph. in arch. eiusd, eccL 

k^lexander Episcopus servús servorum Dei; Venerabilibus 
'tribus W. Tenagonen. Archiepiscopo, Apostolicae Sedis 
Jato, el suffraganeis ejus, salulem et Apostolicam bene- 
'Uonem. Ofíicio nostro convenit scelera et enormitates 
'íeralorum corrigere, et deliquentium culpas debita ani- 
'ílvcrsione puniré , ne alus de impunilalc facinoris reun- 
id) Vic'is cst prnpe Tarraconam único lapide ab ea urbe di— 
^s I qui niim a Constantino originein rt nenien habeat , alii dis* 
^anl. Vide Marcam Híspan'icam , 
TOMO XIX. <9 



290 APÉNDICE 

qualuL' audacia delinquendi. Sane quam graviter el enonni- 
ler dcliquerinl, qui iii neccm bonse memorige Hugonis, quoa- 
dam Terrag'oiien. Archicpiscopi machinali sunt, fratemitatis 
veslrae prudcnliam non dcbet latero. Accepimus autem qnod 
Roberlus in niorlem praedicü Archicpiscopi, instigante dia- 
bolo, conspiravit, et in eiim quod conceperat virus iniquita- 
tis elTudit. Quoniam igitur tam imniensum et crudele faeinus 
non possumus, nec debemus impunilum relinquere, Araterai" 
Lili vcslrse per Apostólica scripta pnecipiendo mandamos, et 
mandando praecipímus, quatinus karissimum in Xpto. filiam 
nostrum iiluslrem Aragonen. Regem ex parte nostra el ve- 
slra moncalis, et induccrc modís ómnibus laboretis, ut pne- 
dictum Robcrlum in regno suo nulla ratione recipiat, nec ibi 
veiit aiiqualenus rclinere , nec ci exhibeal aliquam- gratiam 
vel favorem. Si autem monitis vestris acqniescere forte no- 
luerit , in regno ejus , omni occasione et appellatione remo- 
la, divina , príetcr baptisma parvulorum et poenitentias mo- 
rientium, prohibeatis offícia celebran; et in ipsum Regem, 
omni timore et favore iK)stposito, excommunicatíonis sen- 
tenliam promulgelis, el senlenliam ipsam usque ad dignam 
salisfactioncm faciatis ¡rrcfragibililer observari. Datum Ana- 
gniíB VIL idus junii. (a) 

XXX. 

Donatio Episcopi Barchinon» gerentis vicem Alfonsi II. adkw 
pueriy super decimis de Azcho, ecclesicB Dertusensi odit*- 
dicatis, anno MCLXll. (Vid. pag. tCO.) 

Ex arch. eccl . Dertus. 

J: alam fíat ñnivcrsis occiosiae Dci fíliis , quoniam bon«e oe^ 
moria; Raimundus Bcrcngarii, Comes illustris Barchinon.f 
Princeps Aragonensis , ad honorem Dei ct pro áalulc lan 
animse suse, quam anlecossorum et successorum suoroiñ eC" 
olcsiam Derlusensein in Scdcni episcopalem, et in conventon 

(a) Qrianiquaiu iiae líttcrc'c nnni data careant, eas tamen ad ano. 
1173 referimus, ctini ¡11 illis Legatus ScdÍ8 Aposloücfo audiat GA 
de Torrojn, Archicp. Turrccoii.; quod aule diem 7 jimii hujiisiBii 
fartiim non csse rerliim nobis esl. 



DE DOCUMENTOS. S94 

eanonieoirum iuxta regulam B, Agustini inibi viventium se 
dictare el dotare vovil, proposuit et promisil; quod instan- 
te monis articulo, prout disposueral, sibi faceré non licuil. 
Quapropler ego Guilielmus (a) Dci gratia Barchinoncnsis 
Episcopus^ vices priedicli Comilis gerens, et ego Guilielmus 
Baimundi Senescale, saluti animse ante dicli Comilis provi- 
dentes, et pauperlali praediclaj Sedis episcopali et canoni- 
corum miserentes, et^dispensanles, consilio Domini B. Tar- 
rachonensis Archiepiscopi, Petri Coesarauguslani, Guillemi 
Gerundertsis, Arlalli Elenensis episcoporum, Abbalis etiam 
Sancti Johannis Rivipollensis, Guillermi, et Arberli de Cas- 
frovetulo, Arnallide Lerdo, etaliorum tam clericorum, quam 
magnatum lerr», et concedimus et laudamus ecclesiam de 
Azchii cum ómnibus integre ad eam perlinenlibus, el in pro- 
cessu lemporis perlinendis, et cum ómnibus decimis omnium 
reddiluum de Aschü, et omnium terminorum eius, qui ad Re- 
f^m pertinent, el in antea perlinebunt; decimis inquam o- 
mniumfructum terrae quam animalium et carnium elpiscium, 
cam decimis, et de leudis, de furnis, de balneis, passalicis, 
ribalicis, el de ómnibus usalicis, unde Regi aliquid prove- 
nire debeal, exccplis iusticüs etquesliis. Haec inquam omnia^, 
sicul melius et verius dici el inlclügi polesl, concedimus et 
laudamus supradiclae Sedi episcopali Dertusensi, el eiusdem 
Epíscopo, el canonicis inibi Deo servienlibus, ut haec omnia 
habeant et possideantabsque inquietalione aliqua, doñee 11- 
defonsus, Rex Aragonensis, el Comes Barchinoncnsis railes, 
et extra tutelam lial. Ex tune, et si haec el ampliora bona 
ecclesiae Dertusensi provenire ab ipso spcramus, ea quae a 
nobis laúdala et concessa sunt, suo beneplácito reservanda 
duximus (6). Aclum est hoc XIII. calendas marcii, anno ab 
Incarnalione Domini M.C.LX.IL, regniquc Ludovicis iunio- 
ris XXV. apud Barchinonam in reíeclorio canonicorum.=: 

fn) Guilielmus ^cilicet de Turrcrubca, cuiíis gesta late recensuil 
Mathens Aymericb leontina et acta Episcoporum Bavchinon,', led 
boc ficlufn siluit, qiio niillnm hiiic Kpiscopo gloi iositis reperies. 

(¿) Prjcsseiílcm concessionem ncduin approhare visus est Ilde- 
foiisus, verum novis itideni n ddilihiis Dcrtusenseru postea ecclesi&iu 
ipse auxit, ut infra ad auno \iCi\ palaiii fít, rt nniio iteni 117S ¡n 
tcripttira dedicntionis ip*iiiR ecclesitT, qua» inripit: iienedicítn Do* 
minuSf etc. 



292 APÉNDICE 

Sig+num (iuillermi , Barchinonensis Episcopí.ssGuillermiiff 
Dei gratia Gerundcnsis ecclesia; subscribo. =Petrus Del gratia 
Ciesaugust. Episcopus subscribo.=xPclrus Ausonensis Episco- 
pus subscribo. =Sig-¡-num Arlaldi Einensis Episcopi.=Sigf 
num Guillelmi Raimundi Senescale.=Sig^tnuin Guillelmi dé 
Castro Vetulo.=:SigfnumArberli fralris sui.=S¡g+num Af- 
naldi de Lcrcio.=Scr¡pta libens ista Pelrus confírmo Sacrista 
Ausonensis.=S¡gfnum Bertrandi de Ca8leIet.=Ponc¡us,Ab- 
bas Sancli Johannis.=Sigfnum Geraldi de Jorba.=Sig+nQin 
Guillelmi Cervariaí.=Sigtnum Guillelmi de Monlepessulano. 
—Sigfnum Rayniundi de Podio alto.=Sig-j-num Poncü, scri- 
bx Ildeíbnsi Regis Aragonensis, et Comitis BarchinoiiensiB, 
qui hoc scripsit dic et anno supra scripto. 

XXXÍ. 

Alexandri lU. epístola ad Archiep. Tarracon. super defrau' 
dantibus decimas sibi debitas, an, MX.LXXIII. (Vid. 
pág. i60. 

Ex auiogr. %n arch, eccl. Tarrac. 

rVlexandcr Episcopus servus servorum Dei. Venerabíli 
frairi Terragoneu. Archiepiscopo salutem et Apostolieam 
benediclionem. Significalum esl Nobis ex parle tua, quod 
quidam milites parrochiani tui décimas ad ecclesias tul epi- 
scopalus de jure spcctanlcs violenter detínent, el eisdem 
ecclcsiis solvere contradicunl; quas, si quando rescipiscuot, 
monasleriis et alus ccclesiis pro sua volúntate dimitttiot. 
Quoniam igitur nolumus ul ecclesise tuae suo jure hac ocea- 
sione fraudetitur, lam eos, qui alienant eas, quam ilios, 
qui contra voluntalcm tuam injusle rccipiunt, si comoniü 
satisfaccre forte noluerinl, et ecclcsise cujus sunl resignare» 
cxcommunicandi , appellalione ccssante, libi Iribuimus fin 
cultatem. Dalum Tusculan. VIII. kalcndas octobris. 



DE DOCUMENTOS. 293 

XXXII. 

ídem Rom. Pont, confírmatio donationis factce a Ray- 
ando, Barchin» Comité Sedi et eccl. Tarraconensi , an. 
.G.LXXUL (Vid. pág. íCi). 

Ex arch. eiusd, eccl. 

Bxander Episcopus servua servorum Dei. Venerabili 
Willelmo (a) Archicpiscopo, et dileclis filüs canonicis 
iconen. salulem el Aposlolicam benedlcUonem. Ad hoc 
eali Pelri Apostolorum Principis calhedra ücet inimerili 
emus ul omnium ecclesiarum providente Domino et 
usoliiciludinem gerentes pFO earum statu vigili sludio 
anius salagere, et ut jura sua quiete valeanl el libere 
idere, AposloIicíE proteccionis clipeo contra malignalium 
•sus sollicile defensare. Frustra enim videremur ponli- 
3 dig^nilatis officium g-erere, si circa luitionem et defen- 
ím ecclesiarum aliqua conspiceremur negligentia vel 
iilalis vitio laborare. Inde esl quod Nos veslris juslis 
fllalionibus gratuitum impertientes assensum, donatio- 
, quam bonaí memoriae Raymundus, quondam Barchi- 
¡n. Comes de civitatc Terraconen. el terrilorio suo 
jsiaB vestríB fecil, hominia quoque íideütales el jura- 
la , quíB liomines ejusdem civilatis el lerritorii Archie- 
)po el ecclesiíE faceré consueverunt , decimas , primitias 
inicaturam de Slagno, de Vite, et de Franculino, Con- 
.inum , el Villam Constantinam, et Lenliscleil, et castrum 
eds cum adjacenlüs suis, el alias dominicaturas , quas 
ibidem habelis, vobis et ecclesisB veslre, sicul ea in 
»ntiarum pacifice possidelis, el in autentico scriplo 
ie fado continetur, auctoritate Apostólica confirmamus, 
aesentis scripti patrocinio communimus. Statuentes, el 
n terminatione anathemalis prohibentes , ne cui üccal 
lione alicujus in prescripta civitate vel terrilorio cjus 
•a tcnorem praedictíje donationis, etc. Dalum Tusculan. 
kalendas februarü. 

NYillelinu scilicet de Turroja , qiiem in sequeuti rescripto 
loUnc Sedis Legatiim vucat. 



294 APÉNDICE 

XXXÍII. 

Eiusdem ad eumdcm Arc/iiep. liíierw quibus qua Raymun' 
dus Berengarii IV., Comes Barchinon., ArchiepiseofO 
Tarraconensi in Ilcrda et Dcrtusa concesserat, confirmaij 
an. M.C.LXXrri. (Vid. p%. iOÍ). 

Ex atitogr. Í7i arch, cccl. Tarracon» 

-nLlcxander Episcopus servus servorum Dei. Venerabilifra- 
Iri W. Tcrracon. Arcliicpiscopo , Apostolic» Sedis Legato, 
salutem et Aposlolicam benedictionem. Inducít nos, clhor- 
tafur comissre nobis di^nitalis auctoritas fratríbus ct C(e- 
piscopis nostris gratiaj noslrsB plenitudinem cxhibere, el 
super hiis, qua; legitime possident, Aposlolici favoris el 
palrocinü subsídium ministrare , ut tanto circa devotionciD 
Beati Peiri, ac noslram lencantur fervenliores existere, 
quanlo se ampliori prserrogativa cognoverint confoveri. Inde 
est quod Nos tuis postulationibus bcnignius annuenles, ho- 
norem illum , qiieni bonae memorias R. quondam Comes Bar- 
chinoncn. in lllorda et Dertusa , tibí , quando caplae fuernot, 
concessil , sicut ipsum pacifice babero dinosccris , devotioni 
tuse aucloritate Apostólica confírmamus, et prsesentis scripti 
patrocinio communimus. Slaluentes ut nulli omnino homi- 

numliceat hanc paginam, ele Datum Anagniae XVI. ka- 

lendasjulii. 

xxxiv. 

Concordia inter Jldefonsum, Aragonum Regem et Guillermnmt 
Archiep, Tarracon., an. M-C.LXXIII, (Vid. pág. 462.) 

Excarthul. ecd. Tarrac. 

A-d perenipnem reí memoriam solitum est scripturee man- 
dan, quod inler conlrahentos convenitur. Ea propter oun- 
clorum nolitiíe paleal, quod Guillermus Dei gralia Tarra- 
cbonensis Archiepiscopus , ApostoliciB Sedis Legatos , el II- 
defonsus Dei gralia Rcx Aragonum, Gomes Barchinon», 6t 



DE DOCUMENTOS. 295 

f'^^rclHo Proviqcijffl , de quibusdaní controversiis, quas ad 
''ivlcem habebant , de lasquis , videÜcet , et eslachamenlis 
"abilaloram Terrachonse el lerrilorii ejus , mediante consilio 
Venerabilum virorum G. Barchinonensis , et P. Dertusensis, 
elG. Gerurídensís Episcoporum, el A. de Turre rúbea, mi- 
Jiliae TempH Mag-islri , et A. de Castro veleri , el R. de Mon- 
lecatano , et R. Fulchonis, el B. Abbalis Sli. FeJicis de Ge- 
runda (o), et G. de Jorba, et A. de Villamulorum, ct G. de 
Bello loco, el aliorum plurium virprum nobilium, ad hujus- 
modi transactionem vcnerunt. In primis ex utriusque partís 
convenienlia constitutum est quod Bajulus Domini Arcbi- 
episcopi , et Domini Reg"is Bajulus el omnium successorum 
guoruní in simul accipíant omnia estachaméatah abitan (ium 
in Terrachona, vel ejus territorio , prsBler quam clericorui]fi 
et familise eorum , el eqrum qui in dominicaluris vel posse- 
sionibus ipsorum habitaverint, et qui de dominicaluris eo- 
rom sunt vel fuerint. In hiis enim nuUa laycalis persona 
praesumat aliquid disponere, vel vim aliqanm illis infcrré, 
nisi ipse Archiepiscopus el ejus clerici, sed sint omnes 
immunes et liberi ab omni jugo el oppressione laycalis per- 
soníE. Bajulus vero Domini Archiepiscopi , el Bajulus Domi- 
ni Regis jurent quod sint fideles Domino Arcbiepiscopo, 
el Domino Regí de eorum juslitiis. Proventqs vero, qui ex 
communibus estacliamentis et causis provenerint , ita divi- 
dantur , quod data decima duas partes habeat Rex , el Ar- 
chiepiscopus et ecclcsia tcrtiam. lleni slatulum est quod 
homines, qui sunt proprii Regis et de dominicalura ipsius, 
non flrment directum Bajulo Archiepiscopi , nisi Archiepi- 
scopus vel ejus clerici convenerint eos de decimis vel pri- 
miciis , vel si quam illis vel suis injuriam fecerinl. In hiis 
enim casibus cogantur Arcbiepiscopo et ejus clericis firmare 
direclum, el in eorum curia subiré judicium ; sed el fidelita- 
tem, qua generaliler omnes habilalores Tarrachonae el eju» 
territorii sub sacramento et hominio so debenl asti-ingerc 
Arcbiepiscopo, eidcm Arcbiepiscopo faciant el exbibeanl. 
Ilem si controversia fuerilinler proprios homines Domini Ar- 
chiepiscopi et ecclcsia: , et eos qui sunt vel fuerint de do- 

(a) Hic fiiil Bcrcngarius de Yiilamuls hiennio post ad Sedem 
Tarracoiicnseni evectiis , queiii nefarius homo e vivís susluUt anno 
I 194 ineiiiKr. 



296 AP£ND1C£ 

minicaluris Domini Regis , ita distinguilur, quod si honúaes 
Regís prius convenerinl honiines Arcliicpiscopi vel clerico- 
rum , iirmetur dircctum in manu Bajuli Domini Archispisco- 
pi, oA in Domini Archicpiscopivcl ca non icorum curia, preseiH 
le Domini Rcgis Bajulo, causa traclctur, et proventus, qoi 
inde exieril, deducía decima, per médium dividalur. Si vero 
homines Archiepiscopi vel ecclesiaí conquesli fuerint de 
propriis hominibus ipsius Regis, tune in simul, preler in 
clero et clcri familia, accipiant cstamenlum fiajulus DomÍDÍ 
Archiepiscopi, et Bajulus Domini Regis, et causa tractetur 
et difiínialur illorum judicio ; et lucri, quod inde coaseculi 
fuerint, dala decima , habeant Rex duas parles , el Archiepi- 
scopus lerciam. Praelerea ínter eos convenit quod si Dominas 
Archiepiscopus el ecciesía et Duminus Rex vel eorum Bajuli . 
voluerint faceré aliquam hominum populationetn, omnia e- 
slachamenlaiilorumhominum, dum in comunione illa perse- 
veraverint Dominus Archiepiscopus et ecclesia, et Dominns 
Rex, Bajulus Domini Archiepiscopi et ecciesiae, et Bajulus 
Domini Regis in simul accipianl^ el lévala decima, habeat 
Rex duas parles lucri, et Archiepiscopus terliam partem. 
Si vero divisio illorum hominum facía fuerit, ila quod cer* 
tum sil, qui fuerint proprii juris Domini Archiepiscopi el 
ccclesise, el qui proprie dominicalurae ipsius Regis, ila pro-. 
cedat jus in hiis ómnibus quemadmodum distinclum est su- 
perius de propriis hominibus ulriusque. Ilem de tasquis inter 
eos convenil , quod nomine lasquarum , quas Rex asserebat 
Patri suo dónalas fuisse a B. bona; memorise Terrachonensí 
Archiepiscopo de unoquoque boum jugo, Bajulus Regis et 
Bajulus Archiepiscopi accipiant iij. quarlarias ordei et unam 
trilici ; el praeler hanc exaclionem nulla unquam alia exactio. 
fíateis. Ularum vero iüj. quarleriarum annon» , quae nomi- 
ne tasquarum et aliarum exaclionum a singulis boum jugis 
sumenlur , unam Irilici et duas ordei habeat Rex, et quar- 
ta ordei sil Domini Archiepiscopi. Ab hujusmodi autem exa- 
ctione lasquarum cxcipiunlur omnes dominicalurae Domini 
Archiepiscopi et ecclesiae et clericorum. Omnia quoqiie 
príBdia, qusc sunt, vel a quibuslibet excoluntur infra hos 
términos, videlicel, ab ipso Molnar siculi ascendit ad ipsam 
serram de Capioles, et descendil per ipsum torrentem de 
Ferraris , et transit per lerminum Centum cellarum^ ct vadik 
ad podium de Lenlisclel, et transit per lerminum Constantini, 



DE DOCUMENTOS. -297 

^^ VidiC ad podíam, quod esl infer Alburnaríüm et Boellam, 

^ vadit ad serram, qu» dicitur Murta , et inde in directüm 

^escendíl ad mare. Omnes haee possessiones, inftra hos vide- 

<icet términos constitutse, sinl perpetuo immunes ct líber» 

^ hujusmodi exactione sive molestia, quae ralione tasqua-* 

rum et aiiarum exactíonum introducta cst. Ab habitatori- 

Imis vero Tarrachonse civilatis nichil prorsus exigatur^ nisi 

propter illa prsedia , quse sunt ultra supra diclos términos. Illa 

namqoe prsedia lanlum, nisi sint vel fuerint ecclesise , huic 

tantum supra diotae exactioni subjiciunlur. Actum esthóó no^ 

ñas julii anno Dominios Incarnationís millessímo centessimo 

septuagessimo tert¡o.=Sigfnum lldefonsi, Regis Aragonum, 

Comitis Barchinonse, el Marchionis Provinliae.=Sigfnum 

Berengarii, Abbatis Monlis Aragonum =:Sigf num Alberli de 

Castro veleri.=S¡gfnum Geraldi de Jorba.=s=Ego Bernardus 

Barchinonensis Episcopus subscribo. =Ego P. de Terracho- 

na hoc scrlpsi ex prseceplo Domini Archiepiscopi et Domini 

Regis die et anno -I* prsBÍixo. 

XXXV. 

Restitutio terminorum Tarraconce facta ecclesice Tarraconen. 
ab Ildefonso Rege, anno MCLXXUL (Vid. pag. Í62.) 

Ex car tul, eiusd. ecd. 

\fui ablata restituí t, Deum sibi patronum constituit. Id* 
circo in Dei nomine notum sit ómnibus hominibus quod ego 
Ildefonsus Dei gratia Rex Aragonum, Comes Barchinon. et 
Marchio Provinciae, una cum consilio Baronum curJae meae 
inferius suscriptorum, reddo, deffinio atque reslituo (pater- 
nam ctiam donationem in porpetuum confirmo), Domino Deo 
et ecclcsiae Sanctaí TccIíb Tarraconensi , et tibi Guillelmo, 
eiusdom ecclesiae Archiepiscopo, Apostolicce Sedis Legato, 
el ómnibus successoribus luis, lerminos Tarraconse, qui ex- 
lenduntur usque ad términos de Gayano, sicut ascendilur per 
aquam de Gayano usque ad montes, et transit per calcem 
montium usque ad ipsum Engolador de capra, el pervenil 
usque ad ipsum embotum, et ascendit per cacumina mon- 
tium de Carbonaria, sicut aquae vcrgunt ad orientem, et per* 



298- ' APÉNDICE 

venit usquc ad collem Baila ^arii, et dcsccndit \n mare, qaod 
est commune ómnibus, quemadmodum in insfrumcntis su* 
per his (erminis jam dudum factis conlinetur; quae ¡nstrnmen* 
la facía sunl ab avo meo, et a patre meo confírmala. Actum 
est hoc apud Anglesolam XV. kal. augusti anno Domini 
M.C.LXXIIÍ.=Signum Ildefonsi, Regís Aragón., Comilis Bar- 
chin on. et Marchionis Provinctas^srSigfnum Gaucerandi de 
Pinoso. =Sigfnum Poncii de Sanclafidc.=Sig+num Geratói 
do Jorba.=Sigtnum Raymundi de Turrerubea.=SgtmjB 
GuiHermi de Alcaraz.=Sig+num Geraldi Alemany.s^Sigt 
num Guillermi de Sancto Marlino.=Sigfnum Poncii deSiín- 
ctafíde minoris. 

XXX VI. 

Concordia et approbatio mutua inier Ildefonsurnt Begem Ara" 
gonüm 6t ecclesiam Tarraconensemsupcrvendition^fii 
unoquolibet ipsorum in territorio jTarracofieníi/acíís, an«ó 
MCLXXV. (Vid. pag. iC3.) 

Ex autogr. in archiv. ejusdem ecclesicB. 

ilajc ost concordia facía intcr Dominum Ildefonsum, Regem 
Aragonenscm,Comilem Barchinonensem ctMarchionemPro- 
vinciíP, el Berengarium Terrachoncnsem electum , super cm- 
pcionibus, qnas Dominus Rcx el ecclcsia Terrachonensis fft* 
ccrant in ipso campo de Terrachona. Laudavit ilaque atouc 
concessit Dominus Ildcfonsiis Rcx jam dictus jam dicten 
clo,etecclesia5 Terrachonensi illam compram, quamfecertol 
de Arves de Alanzon, ut habeant illam In perpetuum, BÍeut 
ob ipso comparaverunt , absque omni parte , quam íbi non 
demandet Dominus Rcx vol sui. Similiter jam dictus Terra- 
chon. eleclus ct canonici ejusdem ecclesiíB laudaverunt, at- 
quc conccsscrunt Domino Regi et suis illam compram, quam 
fecerat in Villa grassa, ut ipsi ncc sui successores nullam 
parlem ibi requirant. Quidquid de coBlero compara verinl,vel 
aliquo modo illis evenerit, praíler quod ecdesi» de fnnctio- 
nis fuerit oblatnm, babcanl et dividant ínter se, sicut in car- 
la conlinetur, quaj fuil facía inlcr Dominum Comilem Bar-» 
chinon. , et Dominum Bernardum, Terrachon. Archíepisco- 



DE DOCUMENTOS. 399 

tn. Aclunfest hoc apud Terrachon. mense februari anno 
íncarnalione Domini miUessimo cenfessimo sepluagessi- 
quinto.=Sigt"""^ Ildefonsi, Regís Arag-onensis, el Mar- 
mis ProvintiaB.=Sigtnuai Sancia, Regina, Aragón. Cómi- 
a Barcliinon. el Marchisia ProvintÍ8e.=Sigf num R. de 
iell¡s.=Sigf num Raymundi de Monte caIano.=Sig+num 
aldi de Jorba.=Ego Bernardus deCalidie, scriba Regis 
psi carlam. 

XXXVII. 

ultas data Capitulo ecclesim Tarraconemis ut Sede vacaH*- 
? causas sufraganeorum appellaníium audire ac termina'^ 
e possent, anno MCLXXXL (Vid. pag. i 65.) 

Ex autogr, in arch. eiusd, eccl. 

criptum hoc ad Lucii Ilí témpora adscrihimus, eum Lu^ 
i II, único tantumanno HAA Pontifex sederit, cumscili- 
Tarracon. ecclesice Capiiulum debita adhuc forma careret, 
;m decempost annos a D. Bernardo Torts, Archieptscopo 

accepit. 



iicius Episcopus servus servorum Dei. Dilectis filiis Prse- 
ilo, Archidiácono ct alus canonicis Terragonen. salutcm 
\poslolicam bcnediclionem. Apostolicae Scdis audlorilas 
; inducit, el debilum postulal carilalis, honori el utilitati 
Icsiae vestne diligenter ¡nlendere, el vestris ¡ustis posla* 
anibus assensum faciiem impértiri. Hiñe est quod vestris 
cibus inclinali dcvotioni vestrae auctorilate prsesentium 
ulgemus ul ccclesia vcstra Paslore vacante, causas ad vos 
^elíanlium audire, terminare ordine iudiciario, seu com- 
eré alus personis idoneis, auctorilate Apostólica el vestra, 
Iradictionc postposita, valealis. Dat. Lateran. XI. cal. 
cii. 



300 APÉNDICE 

XXXVIU. 

Bulla Celestini IIL pro confintiandis privilegiis et possesstíh 
nUms ecclesioB Tarraconensis , an. MCXCIV» (Vid. pagi- 
na 165.) 

Ex autogr, in arch» eiusd, eccl, 

l^elcslinus Episcopus scrvus servorum Dei. Venerabili fralri 
Raimundo Archiepiscopo, el dileclis filiis Johanni Praposilo, 
el Capilulo Tarraconen. , tam prsEsentibus quam futuris ca- 
nonice substituendís in perpetuum. Ralionis ordo nos ammo* 
net , el prisca consuctudo requiril, sicut B. Gregoríus pro- 
leslatur, ul eum usu pallei aliquod largiri priviiegium debea- 
mus. Tu vero, fraler Archiepiscopo, quemadmodum idem 
Greg^orius exhorlalur, cuní honoris augmento curam solici- 
tudinis debes augcre, et ulculluí veslium actionís ornamenta 
conveniant, oportel ul tua fralernilas se propcnsius in stu- 
diis operum bonorum exerceal , et circa aclus diligeotius 
evigilel subieclorum. Hac ilaque considcralione , ad instan- 
liam precum veslrarum, ccclesiam vestram huius privilegii 
pagina duximus dccorandam , eandem sub B. Petr¡,elno- 
slra proteclionc suscipientes ; el slaluentes in primis, ut ordo 
canonicus , qui secundum Deum, el B. Auguslini regulamin 
eadem ccclesia instilulus cssc dinoscilur, pcrpeluis ibidem 
temporibus inviolabiliter observelur. Proelerea quascumque 
possessiones , quascumque bona eadem ccclesia in pneseq- 
tiarum iusle et canonice possidet^ aut in futurum conces- 
sione Ponlificum , largilione Regum vel Principum , oblatione 
iidelíum seu alus juslis modis pnestanle Domino poteril adi- 
pisci , firma vobis veslrisque successoribus et illibata perma- 
neant. In quibus hasc propriis duxinuis exprimenda voeabu- 
lis. Locum ipsum in quo prsefala ecclesia sita est cum ómni- 
bus lenimentis el pertinentiis suis. Donalionem quam bons 
memorie R. quondam Barchin. Comes de civitate Terraco- 
nen. el territorio suo ecclcsiaj Terraconen. fecil hominia 
quoque fideülates el juramenta quie liomines ejusdem civi- 
latis et territorii libi, fraler Ardí ¡episcope, el ecelesise Terra- 
conen. faceré consueverunl. Decimas eliam el primilias o- 
mnes quas in archiepiscopatu veslro percipere consuevisUs; 



DE DOCUMENTOS. 301 

quoquc el usatíca el alias obventiones quas m cí- 
rraconen. vel extra, scu ¡n portubus, et inquartaria, 
lis, furnis et leudis percipitis. Dominicaturam de 
de Vite et de Francuiino, Constanlinum cum omní 
)nesua, ct villam Conslantinam el Lestinclel , ca* 
Redes cum ómnibus perlinentiis suis, caslrum de 
uod boníe memorise Berengardus, Archiepiscopus 
londam acquisivil, et Prepósito el canonicis jufe 
dedil el (radidít. Caslrum de Cornalbou cum omni 
(Uo , jus el dominium et parlem reddituum et o« 
'isdiclionem quam habere debetis in campo Terraco- 
in hominibus quam in possessionibus, dominicalu- 
ucullo rúbeo , mansum de Sacrista ct mansum Ber- 
Bipis, ct dominicaturam de Buella, mansum de 
villam de Milans , Villam viridem cum perlinentiis 
nos quas habelis in Barchinon. civitate el burgum 
¡uxta eandem civilatem, possessiones et domos Vi- 
, caslrum de Monte Rúbeo cum omni territorio suo, 
is pcrrinenliis quod Rex Aragón, el B. bonse mc'^ 
ondam Archiepiscopus Terraconen. ccclcsise con- 
Ecclesíam B. Marise deMiracuIo, ecclesiam Sancti 
s , ecclesiam Sancti Fructuosi , ecclesiam Sancti Mi- 
¡cclesiam de Cambriis, ecclesiam de Arcubus, ec- 
e Villafurluin , ecclesiam de Bereins , ecclesiam de 
lesiam de Rivo ulmorum quae ad precenloriam per- 
:lesiam de Monte Rúbeo, ecclesiam de Jovíscol- 
»iam de Falched , ecclesiam de Siurana cum suf- 

suis, ecclesiam de Alforga, ecclesiam de Pra- 
siam de Vilano va quo) ad prseposituram perl¡nel« 
. de Almocara, ecclesiam de Alexar, ecclesiam 
! Rcíal , ecclesiam de Velóse! , ecclesiam de Albi^ 

de Aurnaxa, ecclesiam de Terers, ecclesiam. de 
, ecclesiam de Expguga, ecclesiam de Monte albo 
agancis suis , ecclesiam de Ripa ct cceleras eccle* 
lonlana Siurana;, ecclesiam de Albiol , ecclesiam 
r, ecclesiam de Silva qusB ad preposituram per- 
ilesiam de Conslanti , ecclesiam de Cenlum sclüs , 

de Coclano, ecclesiam de Vallibus , ecclesiam 
ir qua; ad piKccntoriam perlincl, ecclesiam de 

ecclesiam de AUoíolia, ecclesíam de Berano, ec- 
e Alvinana , ecclosiam B. Mari» de Plano, eccle- 



302 APÉNDICE 

siam de Figerola quífi ad opas ccclesias pcrlinel , eccleaiam 
de Capra , ccclesiam de Pinnarracla quee ad preposituran 
perlinet, ccclesiam de Guardia, ccclesiam de Barberano, 
Ecclesiam de Apiera , ecclcsium de Angera , ecclesiam de 
Monte Briso , ecclesiam de Rcial , ecclesiam de Bocaford) 
ecclesiam de Fores , ecclesiam de Beltail , ccclesiam de Co* 
nesa , ecclesiam de Gimera , ccclesiam de Monte Aculo, eo 
clesiam de Cerol , ecclesiam de Ceuma , ecclesiam de Abra- 
fim, ecclesiam de Monte Mael , ecclesiam de Pratodeip , ec- 
clesiam de Marca, ecclesiam de Sánela Perpetua , ecclesiam 
de Monte Claro, ecclesiam de Piles, caslrum de Gameroo, 
castrum de Pcnna rúbea , caslrum de Foorspalla cum ómni- 
bus perlinenliis et territorlis suis et cum ómnibus ecclesüs, 
sicut continelur in instrumento donationis ; abbatiam de Po- 
puleto , monasterium de Sanctis Crucibus el monasteriumdc 
Vallebona. Prseterea civilates episcopaliúm calhedrarum, vi- 
delicet Gerundam, Barchinonam, Ausonam, ürgellum, ller^ 
dam , Derlosam, Oscam, Caesaraugustam, Pampilon. Tira- 
sonam et Calagorram ipsí Terraconen. metrópoli subjectas 
presentí pagina confírmamus. Ad haec donationes, permu- 
taliones et divisiones inter vos ad invicem el Archiepiscopo 
rationabilitcr facías et hactenus obsérvalas illibatas et iacon- 
cussas permanere sancimus. Decernimus elíam ul nuUus m 
Preposilum, Archidiaconum, Sacristam, Camerarium seo 

Precentorem vestrae preíicialur ecclesise aut in insií- 

tuatur perpetuo moraturus ibidem, nisi professus vilam faerit 
regularem. Libértales queque et immunilates anliquas el ra- 
tionabiies consueludines ecctesiae veslrse concesas et hade- 
ñus obsérvalas ratas habemus, el eas fnluris temporíbus ílli* 
batas permanere sancimus. Cum autem genérale inlerdictuBi 
terrae fueril, liceat vobis clausis januis, exclusis excomuiüf 
calis el interdictis , non pulsalis campanis, suppressa V(MM 
divina officia celebrare. Obeunle vero le nunc ejusdem locí 
Archiepiscopo vei tuorum quolibel succcssorum^ nuUusibi 
qúallbet surreptionis astulia seu violentia preponaluf, nisi 
quem canonici communi tonsensu, vel canonicoram pan 
consilli sanioris sccundúm Dei tlmorem elBeali Augustini re*" 
gulam providerint eligendum. Sepulturam quoque ipsius lo* 
ci líberam esse decernimus, ut eorum devotíoni et extreme 
Voluntati , qui se illic sepeliri delibera verint , nisi forte ex-^ 
communlcati vel interdicli sint| nullus obsistat. Sftlva támen 



DÉ iKMSlJltJC^tOS. 303 

jttsUtia illarum ecclesiarum ^ a quibus mortuoilim- oorporá 
assüaientnr Decernímus ergo ul nulii omnino hominum li* 
ceat pnfifatam ecclesiam temeré perturbare, aut ejusposses- 
siones auferre vel ablatas retiñere , miiiuere, aut aliquibus 
vexalionibus fatigare; sed omnia kitegra conserventur et eo- 
rum pro quorum gubernalione ac sustentatione concessa sunt 
usibus omnimodis profulura, salva in ómnibus Apostollc® 
Sedis auctoritate. Siqüaigilurin futurum écclesiaslica, soecu- 
larisve persona hanc nostra; constituttonis paginam sciens 
contra eam temeré venire temptaverit, secundo terliove com- 
monila, nisi reatuní suum congrua satisfactione correxerit, 
poteslalis honorisque sui dígnilale careat , reamque se divi- 
no judilio exislere de perpelrata iñiquítate cognoscat, ct a 
sacratissimo Corpore et Sanguino Dei et Domini Redemptoris 
nosiri Jesu Crípsli aliena fíat atque in extremo a examine di^ 
vinae ultioni subjaceat. Cunctls autem eidem loco sua jura 
servanlibus sit pax Domini nostri Jesu Christi quatinus et hic 
fructum bonae actionis percipiant^ et apud districtum Judicem 
premia elernae pacis inveniant. Amen. Amen. Amen.=Ego 
Celestinus calhoiic» Ecclesi» Episcopus subscribo. ^Loco si- 
gilü-l-Perfice gressus meos in semili tuis.=-¡-Ego Alvinüs, Al* 
banensís Episcopus 8ubs.=a-}"EgoPelru8, Portuensis et Sanctae 
Rufínae Episcopus subs.=f Ego Pandulfus, presbyter Cardi* 
nalis bassilicae Xíl. Apostolorum sub8.=f Ego Petrus , tit. 
Sanct» Ceciliae , presb. Card., subs.«=-}-Ego Johannes , tit» 
S. Clementis, Cardinalís Viterbrensis et Tuscan., Episcopus, 
8ubs.=-J-Ego Hugo, presb. Card. S. Martíni , tit. Equitit, 
8ub8.=fEgo Johannes, tit. S. Slephani in Coelío Monte> 
presb. Card., subs.rzfEgo C/entius, tit. S. Laurentii inLucina 
presb. Card., subs.=Ego Soffredus, tit. S. Práxedis, P. Car., 
8ubs.="j"Ego Bemardus , S. Petri ad vincula , P. C. tit. Eu»* 
doxíe , sabs.=fEgo Fidanlius, tit. S. Marcelli> P. C, sub*^ 
acribo. =+Ego Joannos, tit. S. Priscaí, P. C. , sub8.=-|*Ego 
Gratianus, SS. Cosmaj et Damiani diaconus C.=fEgoGre* 
gorius, S. Mariae in Porticu D. C.=-(-Ego Gregorius, S. Ma- 
ri» in Aquiro D. C.=+Ego Gregorius, S. Georgii ad Velum 
aureum D. C.=»tEgoLotarius, SergüetBachi, Ü. C.=f Ego 
Nicolaus S. Mariae in Cosmydin D. C.=+Ego Gregorius, 
S. Angelí D. C.^fEgo Bobo, S. Theodori D.' C.=:tEgo 
Petrus, S. Mariae in via lata D. C.=DatumLaterani per ma- 
nnmCencii S. Lucííb inorlheaD. C. domini Papa; Camerarü, 



SOi- APÉNDICE 

ni. kalcndas decembris indiclione XIÍL, Incarnationis Domh 
nicae , anno MCXCIV., ponlificatus vero domini CeleslimPíi- 
píB III. anno quarlo. 

XXXIX. 

Absolutio Guillermi Raymundi de Moniecatano 06 perp^' 
tam necem Berengarii de Villamuls, Archiepiscopi farra* 
con. (Vid. pag. i 69.) 

V cnerabilibus in Christo Palri Dei gralia Archicpiscopo d 

dilecüs filiis in Domino Capilulo Tarraconensi 

Nicolaus miseralionc divina Tusculan. Episcopus salalemin 
Domino. Latorem praesenlium Guillermum Raymundi, qui, 
sicul ex ejus confessione accepimus, bonae ihemorifie Bereü- 
garium, Tarraconensem Archiepiscopum, suadenle diabolo, 
inlerfecit, auihorilatc Domini Papa; secundum formamEccie- 
sise absolulum ad vos remitlimus de consilio venerabilium 
Patrum ügolionis Hostien., el Pelagii Albanen* Episcoponmii 
unioni, el poenitenliam injungenles, videlicet, ul infegressH 
suo^ quam cilius videro Tarraconam potcrít civilatem, de 
equo descendens ^ nudus et discalcealus , in brachiis et ca- 
misiam Iransferens lorlam in eolio, el virgas in ínanibuste- 
nens ad eamdem venial civitatem, et ad introilum siogula- 
rum ecciesiarum juxta ambilum civitatis ejusdem ab aliqno 
praesbytero virgis se facial verberare ; sicque demum ad c^- 
clesiam vcniens calhedralem a vobis> Domine Archiepisoo- 
pe, et Capilulo veslro , venia devole el humililer poslulata, 
vobis et eidcm Capilulo homagium facial , et concedal d^ 
térra sua viginti iibrarum reddilus annuatim. Prseterea quod 
de nianu Domini Papae signum crucis accipial, praecipiinas 
ei, ul vadat exlra mare, et biscenlum milites, et triginta bal- 
listarios el afcuarios bene ármalos sumplibus suis ducenSí 
sit cum eis per quinquennium in subsidium Terree Sánete* 
Et quamdiu vixeril, omnes sextas ferias in pane et aqaaje- 
junet, el omni anno, eo die quo tanlum scelus commissitin 
pane et aqua jcjunans, eodem die centum procuret paape- 
res , et eorum cuilibet lunicam unam de panno ianeo iargia- 
tur. Injunximus etiam ci, ul tolo lempore \\isB su» quadra* 
gessimam anle Natale, secundan! et quarlam feriam in vita 



BE DOCUMENTOS. 306 

cssimali jejunet, nisi eisdem diebus uUra mare fu&- 
aturus, et doñee iter Hyerosolymitanum accipiat. Et 
an ¡nde fuerit, Deo dante reversus, ad carnem cili- 
mper portel, nisi cum ab uxore requisitus, ei debí- 
diderit maritale. Jejunium aulem secundse el quarl» 
um voluerit, redlmal, eisdem diebus quinqué pau- 
ocurai^do; si vero aliqui ecclesiarum Prselall, quibus 
ity aliquam fecerint remissionem eidem concedimus, 
habemus eamdem. Adhsecinjunximus, ut ecclesiae, 
iunna inlulit, pro posse salisfaciat compelenler. 

XL. 

///. lülercB ad suffraganeos ecclesice Tarraconensis 
9, quibus dolet de nece D, Berengarii de Villamuls, 
p. Tarracon. per summum nefas ínter fecti^ ^anno 
7F. (Vid. pag. i69.) 

Ex auiogr. in arch. eiusd. eccL 



Qus Episcopus servus- servorum Dei. VenerabiJibus 
universis Episcopis, et dileclis fiUis alus ecclesla- 
ílatis Terraconen. ecciesife melropolilico jure subje- 
ilem et Aposlolicam bencdictionem.Plangendum es- 
s quam scribendum super tam nefario scelere quod 
quilalis W. Raymundi obstinata et perlinaci auda- 

elraro praesuinpsil, non Patrem 

Dominum , et cujus neptem in uxorem habebat, vi- 
jonae el piíc niemoriae Berengarmm,Tcrraconensem 
scopum sceleratas manus immiltere, et ipsum cru- 
lio mortaliler Irucidare. Cum enim sicut audivimus, 
proprius homo Tuisset Archiepiscopi , ac plura be- 
erccpissct ab eo, neplem etiam, ut diximus, ejus- 
íerel uxünnn, perniciosa simulaüone confinxit, et 
ium suoc concepl» iniquitalis inlerprelem eidem 
t Anlislili, quod uxor sua, videlicet, neplis cjus, 
TI co super quodam negotio consiiium el Iraclalum 
?raesciili('ns igitur quod ob hoc deberet venire Gc- 
venit ohviam quasi pac¡ficus,el secundum propbe- 
íiculum, sicut Iraudulenlus vasa pcssima porlans, 
XIX. 20 



298- ' APÉNDICE 

venit usquc ad collem Balla^arii, el dcsccndit in mare, qnod 
est commune ómnibus, quemadmodum in insfnimcnlis su- 
per histcrminisjam dudum factis continetur; quae instrumen- 
ta facía sunl ab avo meo, et a paire meo confírmala. Áctum 
est hoc apud Angiesolam XV. kal. augusti anno DomiDÍ 
M.C.LXXIII.=:Signum Ildeíonsi, Rcg^is Aragón., ComilisBaN 
chinon. et Marchionis ProvinciaB.=rSig-]'num Gaucerandi de 
Pinoso. =:Sig+num Poncii de Sanclafidc.=Sigi*num GeraMi 
do Jorba.=Sigf num Raymundi de Turrerubea.=Sgtnujn 
Guillermi de Alcaraz.srSigfnum Geraldi Aíemany.=Sigt 
num Guillermi de Sánelo Marlino.=S)gfnum Poncii de Sao* 
clafíde minoris. 

XXXVl. 

Concordia et approbatio mutua inter Ildefonsum, ñegem ¡sn* 
gonum 6t ecclesiam Tarraconensem super venditicnünU^ 
unoquolibct ipsorum ín territorio Tarraconensi facliSy aMO 
^ÍCLXXV. (Vid. pag. iC3.) 

Ex autogr. in archiv. ejusdem ecclesioB, 

JuLsec ost concordia facía inter Dominum Ildefonsum, Regem 
Aragonensem,Comitem Barchinonensem el Marchionem Pro- 
vincia?, el Bcrengarium Terrachonensem eleclum , super em- 
pcionibus, quas Dominus Rox el ecclesia Terrachonensis fe- 
ccrant in ipso campo de Terrachona. Laudavit ¡laque atoue 
concessit Dominus Ildcfonsns Rex jam dictus jam dicto de* 
cto,eteccle8Íae Terrachonensi illam compram, quamfecennt 
de Arvcs de Alanzon, ut babcant illam in perpetuum, stoit 
ab ipso compara verunt, absque omni parte , qoam ¡bi non 
dertiandet Dominus Rex vcl sui. Similiter jam dictus Terta- 
chon. eleclus ct canonici ejusdem ecclesiíB laudaverunl, at- 
que cohccsscrunl Domino Regi et suis illam compram, qnam 
feceral in Villa grassa, ut ipsi nec sui successores nuUam 
partem ibi requirant. Quidquid de costero compara verinl, vel 
aliquo modo illis eveneril, prícler quod ecclesise de funclio- 
nis fuerit oblatnm, babean I et dividant inter so, sicut in car- 
la conlinetur, qua5 fuil facía inlcr Dominum Comilem Bar-' 
cbinon., et Dominum Bernardum, Terracbon. Archiepisco- 



DE DOCUMENTOS. 999 

Áclunrest hoc apud Terríichon. mense februari anno 
¡arnatione Domini millessimo cenfessimo septuagessi- 
i¡nlo.=Sigf num Ildefonsi, Regís Aragonensis, elMar- 
s Prov¡nliaB.=S¡gf num Sancia, Regina, Aragón. Comí- 
Barcliinon. el Marchísia Provint¡8e.=S¡gf num R. de 
I¡s.=S¡gtnum Raymundi de Monte calano.=Sig+niim 
[i de Jorba.=Ego Bernardus deCalidie, scriba Regis 
i carlam. 

XXXVlí. 

tos data Capitulo ecdesim Tarraconensis ut Sede vacah- 
tusas sufraganeorum appellantium audire ac termina^ 
lossent, anno MCLXXXL (Vid. pag. 165.) 

Ex autogr, in arch. eiusd, eccL 

Ipium hoc ad Lucii II! témpora adscribimus, eum Lú- 
I. único tantum anno i i 44 Pontifex sederit^ cum scili- 
rracon. ecclesice Capiiulum debita adhuc fotma careret, 
decempost annos a D. Bernardo TortSf Arckiepiscopo 

accepit. 



US Episcopus scrvus servorum Deí. Diiectis fíliis Prs- 
, Archidiácono ct aliis canonicis Terra gonen. salutcm 
ostoHcam bcncdictionem. Apostoiicse Scdis auctorilas 
iducit, el dcbitum poslulat carilatis, honori el utilita^ 
iae vestne diligentcr inlendere, el vestris iustis posla* 
bus asscnsum facilcm impertiri. Hinc esl quod veslris 
lus inclinali dcvolioni veslra; auclorilale prsBsentium 
:emus ul occlesia vcslra Pasfore vacanle, causas ad vos 
anlium audire, terminare ordine iudiciarío, seucom- 
t aliis pcrsonis idoneis, ducloritale Apostólica el vestra, 
dictione postpositn, vatealis. Dat. Laleran. XI. cal. 



300 APÉNDICE 

XXXVlll. 

Bulla Celestini IIL pro confintiandis privilegiis et possesdo- 
íiibtis ecclesicB Tarraconensis , an. MCXCIV. (Vid. pagi- 
na 165.) 

Ex autogr, in arch» eiusd, eccl. 

V4elcstinus Episcopus servus servorum Dei. Venerabili fralri 
Raimundo Archíepiscopo, eldileclis filiis Johanni Praeposilo, 
ct Capitulo Tarraconen. , tam prsEsenlibus quam futuris ca- 
nonice substiluendis in perpetuum. Ralionis ordo nos ammo* 
net, el prisca consuetudo requiril, sicutB. Gregorius pro- 
lestalur, ut cum usu pallei aliquod iargiri priviiegium debea- 
mus. Tu vero, fraler Archiepiscope , quemadmodum idem 
Gregorius cxhorlalur, cum honoris augmento curam solici- 
tudinis debes augere, et ut cultui vcslium aclionis ornamenta 
conveniant, oportet ut tua fraler ni las se propcnsius in stu- 
diis operum bonorum cxerceat, et circa actus diligeotius 
evigilet subieclorum. Ilac itaque consídcratione , ad inslan- 
liam precum veslrarum, ccclesiam vestram huius privilegii 
pagina duximus dccorandam , eandem sub B. Petri,etno- 
slra protectionc suscipicntes ; et statuentes in primis, ul ordo 
eanonicus , qui secundum Deum, el B. Augustini regulamin 
eadem ccclesia institutus esse dinoscilur, perpeluis ibidem 
lemporibus inviolabiliter observelur. Proelerea quascumque 
possessiones , quascumque bona eadem ccclesia in praesen* 
tiarum iuste et canonice possidet^ aut in futurum conces- 
sione Pontificum , iargitione Regum vel Principum , oblatione 
fidelium seu alus juslis modis prasstante Domino poteril adi- 
pisci , firma vobis veslrisque successoribus et ¡Ilibata penna- 
neant. In quibus hasc propriis duximus exprimenda voeaba- 
lis. Locum ipsum in quo prsefata ccclesia sita est cum ómni- 
bus tenlmentis et pertinenliis suis. Donalionem quam boos 
memorie R. quondam Barchin. Comes de civitate Terraco- 
nen. ct territorio suo ecclcsiaí Terraconen. fecil hominia 
((uoque fidelilates et juramenta quae homincs ejusdem civl- 
talis et territorii libi, fraler Arcliiepiscope, el ecclesise Terra- 
conen. ñicere consueverunl. Decimas etiam et primitias o- 
mnes quas in archiepiscopalu vcslro percipere consuevisüs; 



DE DOCUMENTOS. 301 

quoquc el usalica el alias obventiones quas in cí- 
nraconen. vel extra, scu in portubus, et inquartaria, 
lis, furnis et leudls percipitis. Dominicaturam de 
de Vite et de Franculino ^ Constanlinum cum omni 
one sua , et viilam Conslantinam el Lestinclel , ca* 
Redes cum ómnibus perlinentiis suis, castrum de 
uod boníe memorise Berengardus, Archiepiscopus 
londam acquisivil, el Prepósito et canonicis jufe 
dedil el (radidit. Caslrum de Cornalbou cum omni 
}U0 , jus el dominium et partem reddituum et o« 
risdiclionem quam habere debetis in campo Terraco* 
in hominibus quam in possessionibus, dominicalu- 
ucuUo rúbeo , niansum de Sacrista et mansum Ber- 
Ripis, et dominicaturam de Buella, mansum de 
viilam de Milans , VilIam viridem cum perlinentiis 
¡nos quas habelis in Barchinon. civitate el burgum 
juxta eandem civilatem, possessiones et domos V¡- 

caslrum de Monle Rúbeo cum omni territorio suo, 
US perlinentiis quod Rex Aragón, et B. bonae me- 
londam Archiepiscopus Terraconen. ecclesiae con- 
Ecclesiam B. Marise deMiraculo, ecclesiam Sancti 

, ecclesiam Sancti Fructuosi , ecclesiam Sancti Mi- 
ecclesiam de Cambrils, ecclesiam de Arcubus, ec- 
ie Villafurluin , ecclesiam de Bereins , ecclesiam de 
:lesian\ de Rivo ulmorum qu» ad precenloriam per- 
clesiam de Monte Rúbeo, ecclesiam de Jovlscol- 
siam de Falched , ecclesiam de Siurana cum suf- 
i suis, ecclesiam de Alforga, ecclesiam de Pra- 
ssiam de Vilano va quo) ad pneposiluram pert¡nel« 
n de Almocara, ecclesiam de Alexar, ecclesiam 
e Reial , ecclesiam de Velóse! , ecclesiam de Albi^ 
ti de Aurnaxa, ecclesiam de Terers, ecclesiam. de 
i, ecclesiam de Expguga, ecclesiam de Monle albo 
raganeis suis , ecclesiam de Ripa et cederás eccle* 
Montana Siurana?, ecclesiam de Albiol , ecclesiam 
5r, ecclesiam de Silva quae ad preposituram per- 
•clesiam de Conslanti , ecclesiam de Centum selüs , 
i de Coclano , ecclesiam de Vallibus , ecclesiam 
lar quíft ad piícccntorlam perlinel, ecclesiam de 
, ecclesiam de Altoíolia , ecclesiam de Berano , ec~ 
de Alviriaña , ecclesiam B. Maride de Plano, eccle- 



302 APÉNDICE 

siam de Figerola qua ad opus ccclesia; perünel > ecclcaiaoi 
de Capra , ccclesiam do Pin narrada quae ad preposituram 
perlinel, ccclesiam de Guardia, ccclesiam de Barberano, 
Ecclesiam de Apiera , ccclesiam de Angera , ecciesiam de 
Monte Briso, ecclesiam de Reial, ecclesiam de Rocaford) 
ecclesiam de Fores, ecclesiam de Beltail, ccclesiam de Co* 
nesa , ecclesiam de Gimera , ecclesiam de Monte Acuto^ eo 
clesiam de Cerol , ecclesiam de Ceuma , ecclesiam de Abra» 
fim, ccclesiam de Monte Mael, ecclesiam de Pralodeip , cc- 
clesiam de Marca , ecclesiam de Sánela Perpetua f ecclesiam 
de Monte Claro, ecclesiam de Piles, caslrum de Gameron, 
castrum de Penna rúbea , caslrum de Foorspalla cum ómni- 
bus pertinentiis ct territoríis suís et cum ómnibus ecclesiis, 
sicut continctur in instrumento donationis ; abbatiam de Po- 
púlelo , monastcrium de Sanctis Grucibuset monasteriumdc 
Vallebona. Prseterea civitatcs episcopaliüm calhedrarura, vi- 
delicet Gerundam , Barchinonam , Ausonam , Urgelium, ller^ 
dam , Dertosam, Oscam, Caesaraugustam, Pampilon. Tira- 
sonam et Caiagorram ipsi Terraconen. metrópoli subjectas 
presentí pagina confirmamus. Ad haec donationes, pennu- 
tationes et divisiones Ínter vos ad invicem el Archiepiscopo 
rationabillter facías et hactenus obsérvalas illibalas et íncon- 
cussas permancre sancimus. Decernimus etiam ut nuUus in 
Prepositum , Archidiaconum , Sacristam , Camerarium sea 
Precentorem vestrae preficiatur ecclesise aut in. . . . . insti- 
tuatur perpetuo moraturus ibidem, nisi professus vitam faeril 
regularem. Libértales queque et immunitates antiqua¿ elra- 
tionabiles consuetudines ecctesiae vestrae concesas et hacte- 
nus observatas ratas habemus, et eas fnturis temporibus ilU" 
batas permancre sancimus. Cum autem genérale inlerdictom 
terrae fuerit , iiceat vobis clausis januis, exclusis excomunif 
catis el interdictis , non pulsatis campanis, suppressa voúé 
divina officia celebrare. Obeunte vero le nunc ejusdem loc¡ 
Archiepiscopo vel tuorum quolibel suQccssorum^ nullusibl 
qualibet surreptionis astulia seu violentla preponatuf, nisi 
quem canonici communi consensu, vel canonicorum pan 
consilii sanioris sccundum Dei timorem elBeati Augustinir^ 
gulam providerint eligcndum. Sepulturam quoque ipsiuslo- 
ci liberam csse decernimus, ul eorum devotioni el extreme 
Voluntati , qui se illic sepeliri delibera verin I , nisi forte ex* 
«ommunicati vel inlerdicli sínt, nullus obsistat. Sfilva temen 



DE DOCÜItENTOS. 303 

t iliarum ecclesiarum , a quibus mortuorum corpora 
inlur. Decernimus ergo ut nulH omnino liominum li- 
•aefatam ecclesiam temeré perturbare, aut ojusposses- 
auferre vel ablatas relinere , miiiuere, aut aüquibus 
)nibus fatigare; sed omnia kitegra conservenlur el eo- 

quorum gubeniatione ac suslenlalione concessa sunt 
omnimodis profutura, salva in ómnibus ApostolIcíB 
ucloritate. Si qua igitur in futurum ecclesiaslíca, soecu- 
persona hanc nostra; constitulionis paginam sciens 
eam temeré venire temptaverit, secundo tertiove com- 
, nisi reatum suum congrua satisfactione correxerit, 
:lis honorisque sui dignilate careat , reamque se divi- 
¡lio exislere de perpétrala iniquitate cognoscat, el a 
jsimo Corpore el Sanguine Dei et Domini Redemptoris 
Jesu Cripsli aliena íiat alque in extremo a examine di- 
Uioni subjaceat. Cunctis autem eidem loco sua jura 
libus sil pax Domini nostri Jesu Christi quatinus et hic 

1 bonaB actionis percipiant, et apud dislrictum Judicem 
i elerníe pacis inveniant. Amen. Amen. Amen.=Ego 
ñus calholicae Ecclesiae Episcopus subscribo. =Loco si- 
crfice gressus meos in semiti luis.=*¡-Ego Alvinus, Al*- 
m Episcopus subs.=-j-EgoPetrus, Portuensiset Sanctae 
5 Episcopus subs.=:f Ego Pandulfus, presbyter Cardi- 
►assilicíe Xíl. Apostolorum 8ub8.=-f Ego Petrus , tit. 
B CeciliíB , prcsb. Card., subs.=-}'Ego Johannes , til» 
Tientis, Cardinalís ViterbrensiselTuscan., Episcopus, 
=:-J-Ego Hugo , presb. Card. S. Martini , til. Equilií, 
=-¡-Ego Johannes, til. S. Stephani in Coelio Monte, 

Card., subs.=:Ego Centius, til. S. Laurentii inLucina 
Card., subs.=Ego Soffredus, til. S. Práxedis, P. Car., 
=-¡-Ego Bernardus , S. Petri ad vincula , P. C. til. Eu- 
, subs.=:-J-Ego Fidantius, tit. S. lV!arcȒlli, P. C, sub*^ 
.rrfE^'^o Joanncs, lil. S. Priscaí , P. C. , sub8.=-J-Egio 
ñus, S8. Cosmae et Damiani diaconus C.rzfEgoGre- 
;, S. Mariaj in Porlicu D. C.='(-Ego Gregorius, S. Ma* 
Aquiro 1). C.=fEgo Gregorius, S. Georgü nd Velum 
n D. G.=tEgoLotarius, SergiietBachi, Ü. C.=tEgo 
lUs S. Marise in Cosmydin D. C.=+Ego Gregorius, 
igeli D. C.=fEgo Bobo, S. Theodori D.' C.^fEgo 
j, S. Mariai in via lata D. C.=:DatumLatcrani per ma- 
>ncii S. LuciíB inorlheaD. C. domini Papa; Camerarü, 



SOi- APÉNDICE 

ni. kalcndas decembris indiclione XIÍL, Incarnationis Dom'h 
nicae , anno MCXCIV., ponlificatus vero domini CelesliniPa- 
píB III. anno quarlo. 

XXXIX. 

Absoluiio Guillermi Raymundi de Moniecatano ob perpeírfl- 
tam necem Berengarii de Vülamuls, Archiepiscopi Tarrü' 
con. (Vid. pag. i 69.) 

V enerabilibus in Christo Palri Dei gralia Archiepiscopo ct 

diiectis filiis in Domino Capilulo Tarraconenbi 

Nicolaus miseralione divina Tusculan. Episcopus salalemin 
Domino. Latorem praesenlium Guillermum Raymundi, qui, 
sicut ex ejus confessione accepimus, bonae ihemoriae Beren- 
garium, Tarraconensem Archiepiscopum, suadente diaboiO) 
inlerfecit, auihoritate Domini Papa; secundum formam Eccle- 
sise absoiutum ad vos remillimus de consiiio venerabilium 
Palrum ügolionis Hostien., et Pelagii Albanen* Episcoporum, 
unioni, et poenitentiam injungenles, videliccl, ul in regreasa 
siio, quam cilius videro Tarraconam poterit civitatem, de 
equo descendens , nudus el discalcealus , in brachiis et ca- 
mísiam transferens lorlam in eolio, el virgas in manibus te- 
nens ad eamdem venial civitalem, et ad introltum singula- 
rum ecclesiarum juxta ambitum civitatis ejusdem ab áliquo 
praesbytero virgis se facial verberare ; sicque demum ad e^- 
clesiam veniens cathedraiem a vobis> Domine Archiepisco- 
pe, et Capitulo vestro , venia devele et humililer postulata, 
vobis et eidcm Capilulo homagiüm faciat , et concedat de 
térra sua viginti librarum reddilus annuatím. Praelerea qúod 
de manu Domini Papo) signum crucis accipiat, pnecipimds 
ei, ut vadat extra mare, et biscenlum milites, et trig^nta bal* 
listarlos el afcuarios bene ármalos sumptibus suís ducensí 
sit cum eis per quinquennium in subsidium Terrse Sánele* 
£t quamdiu vixerit, omnes sextas ferias in pane et aquaje- 
junet, el omni anno, eo die quo tantum scelus commissitin 
pane et aqua jejiinans, eodem die cenlum procuret paupe- 
res, el eorum cuilibet lunicam unam do panno laneo largia- 
tur. Injunximus etiam ci, ut tolo (empore vitae su» quadra- 
gessimam ante Natale, secundam et quarlam feríam- in vita 



DE DOCUMENTOS. 305 

quadrag"essimali jejunet, nisi eisdem diebus uiira mare fue^ 
ril pugnaturus, et doñee ¡ter Hyerosolymitanum accipial. Et 
postquam inde fuerit, Deo dante reversus, ad carnem cili- 
cium semper porlet, nisi cum ab uxore requisilus, ei debi- 
tum reddiderit marilale. Jejunium aulem secundas el quarl» 
feriae, cum voluerit, redimat, eisdem diebus quinqué pau- 
peres procurar^do; si vero aliqui ecclesiarum Praelali, quibus 
hoc liceal, aliquam fecerint remissionem eidem concedimus, 
et ratam habemus eamdem. Adhsecinjunximus, ut ecclesiae, 
quibus damna intulit, pro posse satisfaciat compelenler. 

XL. 

Celestini lll. litierm ad suffraganeos ecciesice Tarraconensis 
directw, quibus dolet de nece D, Berengarii de Villamuls, 
Árchiep. Tarracon, per summum nefas interfecti, anno 
MCXCIV, (Vid. pag. i69.) 

Ex autogr. in arch. eiusd. eccl. 

Lieleslinus Episcopus servus servorum Del. VenerabiJibus 
fratribus universis Episcopis, el dileclis filiis alus ecclesia- 
rum PríElatis Terraconen. ecclesiíe melropolilico jure subje- 
ctis, salulem et Apostolicam benedictionem.Plangendum es- 
sel polius quam scribendum super lam nefario scelere quod 
filius iniquitalis W. Piaymundi obstinata el pcrUnaci auda- 
cia perpelraro praesunipsit, non Palrcm 

suum et Dominum , et cujus neplcm in uxorem habebal, vi- 
delicel, bonae ct piíc memoriae Berengarium, Tcrraconensem 
Archiepiscopum sceleralas manus immiltere, et ipsum cru- 
deli gladio morlaliter Irucidare. Cum enim sicut audivimus, 
W. ipse proprius homo Tuisset Archiepiscopi , ac plura be- 
neficia percepisscl ab eo, neplem etiam, ut diximus, ejus- 
dem hubcrcl uxorem, perniciosa simulalionc confinxil, et 
per nunlium suai conceptee iniquitalis inlerprelem eidem 
mandavit Anlislili, quod uxor sua, videlicel, neplis ejus, 
fc^ellel cum co super quodam ncgotio consilium el Iraclalum 
habere. Prsesenliens ¡gilur quod ob hoc dcberet venirc Gc- 
-undam, vcnit obviam quasi paciñcus, et secundum prophe- 
icum oraculum, sicut Iraudulpnlus vasa pcssima portans, 

TOMO XIX. 20 



306 AIÉNDICS 

cum impío vultieravit, el de mulu, cui insidebat, proslravU 
in lerrani. ;0 ¡mmane scelus, ct omui dcloslalione dig^nissi- 
mum, quo pacis ct rdi^ionis clirisUanae jura Iseduntur, el ar- 
ma lilii exaciiunlur in palrem! Expediebat polius utjuxta 
Prophelam gladius ¡lie ¡n vomerem, scu lancea converlerc- 
liir in falcem. Ut aulem iniquilas illius ncquam hominispro*- 
direl ex adipe, non fuit contenías ei lethalc vulnus infígere, 
sed post ipsum iclu Icrtio repclilum , cum Archiepiscopus 
capellano qui aderat, inciperel confiten, tanquam vir san- 
guinum confessioncm ejus, qui et habilu Cisterciensis Ordi- 

nis nec Deum limens, nec homini de- 

lerens, jam exulus humana pielate, et diabólica ferocitate ve- 
stitus, lolis conabatur viribus impediré. Verumiarcen auclor 

summíB pietalis, qui neminem vult perire, • • tan- 

tam Archiepiscopo contulit graliam confílendi, quod ínipsa 
eonfessione, dum ineum persecutorís gladiusinsaniretjux- 
la consilium sacerdotis, interfeclori suo pepercil, Deuno ad 
imilalionem gloriosi Prothomartyris pro co incessanler exo- 
rans. ille insaciabi lis homicida, cum eum pri- 
ma vice jam semivivum rcliquisset in térra, el lanlum disti- 
tissel ab eo quantum dúo aut tres jactus balistse possenf » ut 

putabatur, emitti, more torluosoe serpenlis, vel 

lol vulnera eidem infíxil, quod vix locu» vulne- 

ribus poleral invcniri; et ul nichil de malilia sua omiUeretf 
quin potius, ut totum virus cmilleret quod ore combibent 

truculento, a superbiiB suae in quo crat. . . * el 

post tot el tam atrocia vulnera, cerebrum ejus cúspide mu- 
cronis cífudü. ¡Proli dolor! ¿Ut quid morlalia cogis pectora 
iraj detcslabiloí monstrum? Ecce quam lurpiterPastoremEc- 
clesiai frucidari fecisti. Ecce cadit columpna Ecclesiae. Sed" 
quid indc? ípso apponente manum, cujus dexlera fácil vir* 
tntem, conculcabilur lilius Belial, menlietur iniquilas sibi,et 
malcficium, non dicimus hominis, sed non hominis debita 
poína luclur. Consur^ile ¡gitur, boni emulatores ecclesiaefra» 
tres et filii, et debitum veslri officü virililer exercelc. Doleat 
de tanto scelere consummalo non solum Terraconensis pro- 
vintia, sed elíam tola Ilispania, quinimmo Christiaailas uni- 
versa, et co vchementiori in ipso dolore admiralione stupe* 
scat, quod non tantum isle Archiepiscopus, sed elíam lerOns 
ab isto sub tempere unius ejusdem Principis per gladium am« 
bo inlerfccti fncrunt. Quodque dolendl maleríam non mi* 



DE DOCUMENTOS. 307 

nuilj sed augmental, non solum Rex Aragonum et Regina 
¡Uuslres huic malo non condoleré dicuntur, verum eliam ad- 
dere afflicUonem affliclis, el Terraconen. ecclesiam conte- 
rere multiplici jam contrilione conlrilam. Cum enim (de quo, 
si verum esl, valde miramur), super hiis quaerimonia slatim 
ad conspectum eorum transmissa fuisset, jusliliam exinde 
faceré non curarunt, ilUus Isaiae non memores quod dicilur: 
InjustUia r^gnabit Rex, et Principes in juditio prceerunt; Et 
ilUqs Sapienlis, quo ¡la praecipilur: Diligite justitiam quiju" 

dicatis terram. Unde ut rigorem justiliae ne- 

quissimus ille non trepidans ¡la liberis quocunque vult gres- 
sibus evagalur, ac si pecudem aut vilulum occidisset; el fa- 
cía esl res mali el perniciosi exempli, usque adeo quod nuUa 
ecclesiasUca persona per miüarium longe a propria Sede sine 
periculi melu progredilur, el reverenlia debila Ecclesiae ac 
minislris ipsius jam fere elanguil el emersil in ventum. ^sti- 
mali sunl quippe clerici, qui genus electum et regale, po- 
pulus eliam acquisilionis el grex peculiaris Chrisli censen- 
tuc, tanquam oves occisionis, facli vicinis suis opprobium, 
«ibsanalio el derisus. Praedicü quoque Rex et Regina cum 
per se ipsos el suos, tum per hospitalarios, el reJiquos i- 
psam Tcrraconensem ecclesiam, tam in civilate, quam extra, 
dampnis plurimis et gravibus injuriis affecerunt, etcum fere 
ad nichllum sil redacta, el sic in occisione suorum Pastorum 
per maliliam filiorum hominum lacerelur, jam non invenitur 
aliquis, qui in eadem cervicem suam audeat pontificali sup- 
ponere serviluli. Quia igitur ad boc Deus vos consliluit spe- 
culalores Rcclesire, ut juxta vcrbum Ezechielis Prophetae ex 
adverso ascenderé debealis, el pro domo Domini vos murqm 
opponere ut virililer stelis in praelio, el secundum jussionem 
Domini ad instar pastorum vigilum super gregem commlsum 
diligenli sollerlia vigiletis, sicque maleficia punialis, quod 
quicunque audierint, similia faceré non atleniptet, universi- 
lali veslríE per Apostólica scripla mandamus, et in virlute 
obedienliae sub poena officiorum et beneíficiorum et intermi- 
natione anathemaüs dislricle praeciplmus, quatinus singuli 
veslrum, el omnes simul praedictum W. perditionis et pro- 
ditionls filium, et cómplices ejus, tam elencos, quam láyeos 
omni occasione, dilalione et appellatione seposita, pulsatis 
campanis et caudelis accensis , solempniter anathematizatos 
denuntiare curelis, et totam terram eorum alque aliam, in 



n08 APÉNDICE 

([u;i presentes fuerint, ¡nlerdiclo subdalis, neesentcntiasquas 
dederilis lelaxetis doñee ipse W. analhemalizatus cum com- 
plicibus suis ad Aposlolicain Sedem aceedat. Verum illos ele- 
ricos decernimus beneffieüs ecclesiastieis perpetuo e«se prí- 
valos, qui prebiiere consilium sivc consensum, ut prsedictus 
Ponlifex inlerirel. Praecipialis aulem sine aliqua exeptione 
ómnibus illis milllibus el aliis layéis, qui sunt in Terraconen- 
si provinlia, ut ipsuní nequam et sequaces ejus tanquam 
Sarracenos desperalissimos persequanlur, eisque interdicto 
igne et aqua non communicent quoquomodo, sed ñeque eis 
in vendilionc vel emplione aliqua seu tradilione victualíum, 
aut receplione hospiliorum participare praesumant, doñee 
nudis pedibus super lerram, in multa abstinenlia et asperi-* 
tale veslium ad Aposlolicam Sedem accedanl. Coelerum Re- 
g^em et Reginam et alios Principes ac Barones omnímoda 
diligentia monealis ex parle nostra forliler injungentes, ut 
ssepe dictum W. et cómplices ejus de tolo regno proscri- 
bant, el Terraconcn. ecclesiae universa restituentes ablata,et 
confiscantes bona illorum, qui scelus commisere jam diclum, 
de damnis et injuriis irrogalis Ecclesiai satisfaciant, ut tenen- 
lur, et permittant eam tam in bonis suis quam in libértate 
electionis habenda pacifico permanere. Quod si haec pro coiji- 
monilione veslra non fecerint, omni gratia el limore postpo- 
sito, subíalo cujusübet conlradiclionis vel appellalíonis ob- 
stáculo, beatorum Apostolorum Pelri et Pauli et nostra aa- 
clorilale suffulli, in personas Regís et Reginae atque alioniniy 
et in Ierras tam excommunicationis quam interdicti sen- 
tentiam promulgelis , et facialis irrefragabililer observan. 
Scialis namque pro cerlo quod si aliquis vestrum in hoc de- 
ses apparuerit, aut remissus, in caput suum prsBdicta ani- 
madversionis dislriclio refleclelur. Datum Romse apud San- 
clum Pelrum XV. kalendas julii pontifieatus nostri anrio 
quarto. 



DE DOCUMENTOS. 309 

- XLI. 

Testamentum Berengarii do VillamulSf Archiepiscopi Tarra^ 
conensis , an. MCXCJIl. (Vid. pag. i 69.) 



H 



Ex autogr. in arch. eiusd. eccl. 



íBC suiít condiliones sacramenlorum quarum scnem or- 
dinavit dominus Johannes, Terraconensis ecclesiae Prapposi- 
tus praesenle Archidiácono et Sacrista el Carnerario et alus 
subscriplis canonicis ipsius ecclesiíE , et Berengario de Epi- 
scopali, deullima volúntate domini Berengarii, Terraconensis 
Archiepiscopi. Nos ¡taque testes, Guillelmus Ciemens , ca- 
pellanus domini Archiepiscopi , et Ferrarius, notarius ejus, 
verum pariler dantes leslinioniuní, juramus per Deum et 
ejus sancta quatuor Evangelia, quod nos vidinius et audivi- 
mus, praesentes et eramus, quod dominus Archiepiscopus 
jacebat vulneratus in térra. Adhuc lamen eral compos men- 
tís suae, etplenum sensum habebal; et Guiliermus Ciemens 
horlabalur eum ad confessionem et poenilentiam , el confes- 
sus est; et facía confessione, dixit ei Guiliermus Ciemens: 
injungo vobis constituere elemosinam de rcbus vestris. Tune 
dixit Archiepiscopus: mando omnia mea dari pro amoreDei 
et pro anima mea , solutis debitis meis. Quíerente vero ca- 
pellano ubi esset pecunia sua; dixit Archiepiscopus: wjo- 
dicum quod habet Raymundus de Villamulorum , sil suum; 
et modicum quod est Terraconce , sit ecclesias, Interrogatus 
a capellano de quanlilate pecuniaí , dixit , Ferrarium sci* 
re. Quaesivit ilerum capellanus, et dixit: ¿Domine, sicut 
ipse dixerit? Et respondil Archiepiscopus: Ha bene, Quae- 
rente ilerum capellano a Ferrarlo, si sciret ipse, dixit Fer- 
rarius : .«fcio; et nulum fecil capite. Poslquam autem haec 
omnia nobis videnlibus el audienlibus ordinavit, volun- 
tatem suam nobis scientibus non mutavit; et sic ilerum vul- 
neratus decessil ab hac luce. Unde quod ab ejus ore in arti- 
culo illo audivimus, coram supra diclis ómnibus testifica- 
mus, el jurojurando íirmamus, VI. kalendas marlii, anno 
M.C.XC.llI. DominicíB Incarnalionis, nona die post obilum 
domini Archiepiscopi. =:S¡gtnum GuillermiClcmenlis, cape- 
llani Domini Archiepiscopi. =Ego Ferrarius, notarius domini 
Archiepiscopi , subscribo. «Sigfnum Johannis , Tcrrachonsb 



3 1 O APÉNDICE 

ccclesise Preposili.=fEgo R. de Rocbabertino, Terrachon. 
Archidiaconus, subscribo.=Ego Gombaldus , Terracon. ec- 
clesioB Sacrista , subscribo. =Sig;fnum Berengarii, Terracon. 
ecclesiae Camerarii. = Ego Raymiindus Guillermi subscri- 
bo "¡-.=Sigfnum Raymundi de Linars , presbyleri el cano- 
n¡ci.=Ego Pelrus de Terracona , Terraconae notarius,hoc 
scripsi , et dampnavi in linea IIÍ. ab eo loco ubi dlcitur bo- 
tarius ejus , usquc ad locum ubi dicilur verum ; et supra 
scripsi in linea VI. ubi dicitur sua : die et anno "j" pnefíxo. 

XLII. 

Domini Sparagi, Archiepiscopi Tarraconas donatio facta 
Randulpho Priori , et monasterio Scalcb Dei , ordinis Car^ 
tusiensis , ob insignem , quam navarunt , operam in con" 
cionibtts habitis adversus Álbigensium pestem , corrtiploi- 
que populi mores , an. MCCXX, (Vid. pag". 478.) 



Ex arch. Car tus. Scalce Dei. 



Li 



liqucat universis quod Nos S. miseratione divina Tarra- 
conensis Archiepiscopus , attendentes quod dilectus íllios 
R. Prior vcnerabüis Scalie Dei , ordinis Cartusiensis , ad ho- 
norem Dei pro noslris ulililalibus infaligabiliter laboravit, a 
nosira dioecesi pravilatcm hereticam virililer cum mulla in- 
dustria expeliendo , et clerum et populum ab illieitis mal- 
tiformiter corrigendo ; licet propter hoc remuneratione am- 
plissima dignus essel ; lamen , ut oslendamus ei bonam af- 
feclionem , quam gerimus erga ipsum , damus el assignft- 
mus príefato Priori et successoribus suis el fralribus dicto 
domus Scalse Dei omncs illos Sarracenos nostros el SanraéC" 
ñas de Bcnifalet, cum ómnibus juribus et dominio , quse ad 
nos perlinenl, sino rclcntione aliqua in eisdem, tolís tempo- 
ribus vitse noslraj. El si diclus Prior aut successores ejus, vel 
fratres dicta) domus a Sede Apostólica hoc poluerunl obline- 
re, prajfatum donum per nos et successores nosfros in per- 
peluum sino contraditione aliqua eis concedimus IíbIc cordc. 
Inslrumenlum supercollalionem dietorum Sarracenorum an- 
lecessori noslro a Rege Aragonum illustri confectum , tra- 
dendo eis volúntale sponlanea in indicium perpetuse firmi- 
talis. Et ut hec pia et libens largitio perpetua gaodeat finni- 



DE DOCUMENTOS. 311 

« , ín hoc instrumento manu propria duximus subscriben- 
1. Prior vero sive ecclcsia Scalse Dei teneatiir \n ecclesia 
latae Theclce Virgmis ministrare olcum annuatim ad unam 
npadem ardenlem jugiler bonci^nandam. Factum est hoc 
I. kalendas januarii, anno Domini M.CG.XX.=Ego $., 
írrachonse Archiepiscopus , subscribo. =S¡g'|-num F. Prae- 
<8ÍH Terrachonse.saEgo R. Guillermi, Terrachonae Camera- 
18.= Ego B. Terraconensis Sacrista , subscribo* = Ego 
irrerius de Guardia , clericus testis subscribo. rrSigfnum 
lymundi, clerici Hospilalarii Terracon.=Ego magister Pe- 
ía de Alforgia , testis subscribo. =Ego Guillermus Virgi- 
9 notarius domini Archiepiscopi , qui mandato ejusdem 
ic scribi , feci el signum f meum apposui. 

XLIIÍ. 

ídatio moiasterii fratrum Pradicatorum Tarracone, an. 
GC.lVIlf. (Vid, pag. d8S). 



Ex Car tul, 9iu8d, monasL 



i 



overint universi prsesentes pariter af futuri, quod nos 
titas miseratione divina Terraconensis Archiepiscopus, et 
itversura ejusdem ecclesise Capitulum, attendentes quod 
opagatione ordinís Fratrum Praedicalorum el aliorum re- 
posorum Dci Ecclcsia sublimatur , et cullus fídei calholicse 
Borum Fratrum cxorlationibus et vitas honéstate ac con- 
•rsalionc laudabiii aucmentatur, et fidelum devotio suscipit 

< íntum ; cupienles eliam tam per nos quam per Fratres 
loatores quos ad lisec necessarios el útiles novimus per 
ipcrienlinm saluli fidelium providcre, apudquosidem Era- 
is Prtedicatorcs assidue Convcrsantur, ad inslantiam et 
aBces Fralris Andrea; de Albalato, et Fralris Arnaldi de 
irbarano, quos secundum Dcum admittimus, vobis Fratri 
ílro de Osea, Priori Provintiaii Fratrum Príedicatorumin 
ispania commoranlium , et per vos eidem ordini Fralrum 
*aBdicatorum liberam concedimus íacullatcm, quatinus,ju- 
: ac dij^nitale metropolilica in ómnibus semper salvis , in 
srraconensi cirilalc vel extra, ubi vobis visum fuerit ex- 
)diro, monasterium conslruatis, in quo convcnlus Fratrum 
icdicatorum valeat commprarí , liabendo ibi ecclesiam'i et' 



3r¿ APÉNDICE 

omnes orticinas necessarias , el percipieudo omnes oblaüones 
quas ad eandem ecclesiam lidelium devotio duxerit oííeren- 
das; habendo ibi quoque horlum usque ad Ires quarlerialas 
lerrae absque onerc decimariim el proemiliarum , habendo 
ibj cliam cimcnlerium usque ad unam quarterialam terrae, 
in quo cimeíerio lumulari valeant qui ibi elegerinl sepultu- 
ram. Ita tamcn quod de bis, quíe causa sepultiirae ipsi eccle- 
siai légala fuerlnt , tcrliam parlem Terraconensis ecclesia 
Capilulo Iribuatis. In casu aulem quando aliquis do parro- 
ebianis ccclcsiaí noslrae apud vos elegeiit sepulluram , parro- 
chialis sacerdos defferat corpus ad ecclesiam vcslram, prout 
eoiisuevit dcfcrre ad ecclesiam Sedis noslrae , et de manu 
sacerdolis praedicli vos ipsum corpus recipialis ibidem, sal- 
vo jure consuetudinis sacerdotum parrocbialium hactenus 
observalíE. Kem hanc conccssionem el donalionem vobis 
facimus tali condilione quod numquam vobis scienlibus, aul 
ratum habenlibus , Apostólica privilegia impelrenlur contra 
tenorem praesenlis instriimenti. El nos Fralrcr Andreas de 
Albalalo , et Frater Arnaldus de Barbarano, pro nobis el 
Fratribus Praedicatoribus hanc conccssionem sub condilioni- 
bus recipimus memoralis. Aclum est hoc quarto kalendas 
decembris anno Domini millessimo ducentessimo quadra- 
gessimo octavo. =:Ego Pelrus , sanclae Tarraoonensis ecclesis 
Archiepiscopus , subscribo. =Ego Arnaldus, Tarraoonensis 
ecclesiíB Praeposilus, hoc lirmo.=Ego Arnaldus de Acula, 
Archidiaconus Tarraoonensis, subscribo, =Ego Pelrus Ber- 
nardi, Hospitalarius subscribo. =Ego Gcraldus de Selma, 
Succenlor Tarraoonensis, subscribo .=Ego Raymundus de 
Vales, canonicus Tarraoonensis , subscribo.=EgoFerrariiM 
de Galello , canonicus Tarraoonensis , hoc firmo el hoc 8%t 
num iniposui.=Ego Pelrus Gibot, Tarraoonensis canonicus, 
subscribo. =Ego Raymundus de Vilafranca , canonicus Tarra- 
oonensis subscribo. =Ego SalvatorGaii, Terraconen. canoni- 
cus, subscribo. =Ego Guillermus Coloratus, Terraconen. ca- 
nonicus, subscribo. =Ego Guillermus de Verneto , canónicas 
Tarraconeu., subscribo. =Ego Geraldus de Quinzaco , cano- 
nicus Tarracon., subscr¡bo.=Ego Ernaldus de Valleforlí» 
Thesaurarius, subscribo. =Ego Michael de Conosio, canoni- 
cus Tarracon., subscribo. =Ego Raymundus de Vilanorí»» 
publicus tabellio Tarraconcnsis, hoc scripsi mándalo Magi»*'^ 
GuUlcrmi cjusdcni notarii. 



DE I>OGUMEMTOS. 343 

XLIV. 

iri IV, hreoe ad suffraganeos eccksicB Tarraconensis 
itim super componendis litibus inter Archiepiscopum et 
idum ipsius eccksicB exortis, an, M.CC^LVL (Vid. 
d86). 

Ex autogr. in arch. eccL Tarracon. 



nder Epíscopus servus ele Vcnerabilibus fralribús 
meis Terraconensis ecclesise , salutem el Aposloli- 
nediclionem. Illam de nostra gérimus sinceritate fí- 
, ut preces nocirás vobis porrectas libenler sludeatis 
mancipare. Cum igilur Nos super quacrelarum diver- 
eribus^ quae inter vcnerabilem fralrem nostrum Ar- 
^pum ex parle una (a), el Praeposilum, Capilulum 
llanos Terraconensis ex altera sunl exorlse, volentes 
sollicitudine providere, diieclum filium nostrum Ni- 
de Terracina , subdiaconum et capellanum nostrum 
es illas , confisi de sua prudentia , destinemus , ul bo» 
od ex ipsius accesu speramus , suum efectum facilius 
Deo, ctvcstro mediante suffragio consequalur, íra- 
im vestram rogamus et hortamur atiente per Apo- 
irobis scripta mandantes , qualenus ob reverentiara 
iese Sedis et noslram , cum a dicto capellano fuerí- 
lisiti super hoc, impendatis consilium et auxilium 
um. lia quod a Deo exinde praemium consequi va- 
^tum Anagnise V. id. aug. pontif. noslri an&o se- 



is erat D. Benedictus de Hocabertino, guíus cum Capitulo 
et gravissima inde subsecuU &candala late persequilur 
Arcbiepiscopulogio eiusdem cct^esiae MSS. 



314 APÉI^DICK 

XLV. 

í>. Fr, Rai/mundi Despont , Epíscopi Valentini subdelegatio 
facultalis Apostolices sibi comissas ad absolvendum a cemu- 
ris ob SicilicB regni occupationein a Rege Aragonum Petro 
huius nominis lll , an. M.CCXCV. (Vid. pág. i93). 



Exautogr. in arch. eccl. Tarrac. 



R 



.aymundus miseratione divina Episcopus Valentinas ve- 
nerabili G. Praeposilo Tarraconensi salutem in salutis auclo- 
re. Cum Sanctissimus in Chrislo Pater Dominus Bonifacios 
Papa octaviis nobis per suas littcras duxerit comillendum, 
ut , poslquam a bonae nicmoriaB viro Guillermo, quondam ti- 
tulo S. Clemenlis PríBsbytcro Cardinali cssemus requisili, 
omnes senlenlias excommunicationis et suspensionis el 
inlcrdicti et quaslibcl alias , quai lata; fuerunt per Romanam 
curiam , vcl per cius Logalum , aut quemlibel alium, ratione 
vel ocasione guerrae Ciciliae, contra Dominum Petrum olim 
Regem Arag-onuní , Dóminos Alfonsum , Jacobum , necnon 
et Fredericum, praídicli Domini Petri filios, el quaslibet 
alias personas ecclesiasticas et sseculares , cuiuscumqne 
status, dignitatis, el condilionis existant, valitores el fau- 
tores ipsorum , Capilula , universitales el loca in regnis 
Aragonum , Valenlia» el Mayoricarum, ac comilafu Barcbi- 
nona; , el locis alus quibuscumque , per nos vcl per alium 
sive per alios relaxare, necnon cum irrcgularibus ratione 
pnedictarum senlentiafum, qui post molam gtierram sic H- 
gati praídiclis sentenlüs se imiscuere divinis , vel víolave* 
runt inlcrdictum scienlcr, vel susccperunt ordines, el mi- 
nisíraverunt in ordinibus sic susceptis, dispensare, relaxa- 
re..,, (ul) in eorum beneficüs , el digniíalibus secure. rerot* 
nerent, sicut prius anlequam diclae sentenlise fuissent late, 
prout decenter fieri posset, iniuncta cis quam vidercmus ex- 
pediré píBnilenüa compelcnli. Nos vero quia per próvidos 
paires Dóminos Arelatcnsis el Ebredunensis ecclesiarum 
Archiepiscopos , quibus praídictus Dominus Papa posl mor- 
lem memorali Cardinalis potestatem , quam eidem Cardinali 
comisseral , duxil per suas lillcras comittendam , die domi- 



DE DOCUMENTOS. 315 

a ullima mensis octobris proxime pretcrili publice apud 
naslerium de Villabertran, Gcrundensis dioeces. requisiti 
nu8 f ut praedicta nobiá per summum Ponlifícem iniuncta 
iclui mandarcmus ; et de díscrctione vestra plenam ge- 
tes fíduc¡am,in civilate et dicBccsi Tarraconensi vobis 
nittimus vices nostras : volenles et- concedentes quod 
e et nomine noslro personis ydoneis in prsedictis possitis 
:iilere vices nostras ; resérvala nobis poleslate tam ibi- 
n quam alibi exercendi praedicta. Dat. Barchinonae XVI. 
endas decembris anno Domini M.CC nonagésimo quinto. 

XLVÍ. 

reservatione ecclesioB Tarraconensis ad postulationem 
'ñcobi li. ñegis Arúgonum facía sibi a Clemente V, anno 

Ex arch. reg, Barcin. 



leméifS Episcopus servus servorum Dei. Carissimo in 
fisto fíiio Jacobo, Regí Aragonum illuslrí salutem et Apo*- 
Itcam bencdíclioncm. Giren íilialis affectus intentum díri- 
ites animum more palris semper ín volis gérimus , el ha- 
ñus ut desideria tua, sicut íilii praedilecli, vollvis prose*^ 
imur nffoctibus, et personam rcgiam honoribus altollamus. 
per siquidcm Iüíe ma^niludinis litleras afTeclione paterna 
epimus, per quas nobis ínter ecelera supplicasti, ut pro- 
ionem facicndam cccIesiaB Tcrraeonensis Pasloris regimi- 
dcstituta» dignaremur disposilioni nostrae ac Scdis Apo-» 
licaB roscrvarc. Licctigitur, carissime fiii, huinsmodi peti- 
lua, pro co polissimc , quod suffraganei eiusdem ccciesise 
Taconensrs vocem in cleclione Terraconensis Archiepi- 
pl haborc dicunlur, satis gravis nostris sensibus reddere- 
; considerantes lamen eximia; devotionis aíTeclum, quem 
Nos ct Apostolicam Scdcm haberc dinosceris , el pro- 
ir hoc intendentes ut In Nobis , quae lúa delecten tprecor- 
, el ex quibus honoris libi cumulus a u geatur , reperlas 
• cITecliim , huiusmodi tuis supplicalionibus benignius ín- 
lali , prüvisionem ¡psius ccclcsia; in feslo Epiphaniaj Do- 
ni proxime prícterito de fratrum noslrorum consilio , qui 



316 APÉNDICE 

tune prsDscntcs cranl nobiscum ea vice dispositioni noslrse 
ac díctai Sedis, aiicloritatc Aposlolica duximus rescrvandam. 
Datum Tholosse Vil. idus januarii pontifícatus noslri aano 
quarlo. 

XLVII. 

Clementis V. ad Jacobum II. Aragonice Hegem littera super, 
confirmatione electionis Archicpiscopi Tarracon^j an. 
M.CCC.IX, (Vid. pag-. d94.) 

Ex arch. reg. Barcin, 

\jlcmcns Episcopus servus servorum Dei. Carissiino in 
Chrislo filio Jacobo Regí Aragón, illuslri salutem el Aposlo- 
licam benediclionem. Per lilleras tuas quas nuperbenignila- 
le consuela recepimus inlcr coelera noslro Apostolalui 
supplicasli , quod cum dilectas fiiius Pra?posilus Terraconen- 
sis electus concordiler in Terraconen. Archiepiscopum exli- 
tisset^ electionem suam per aliquem de suíTraganekh^clesie 
Terraconen. in illis parlibus confirman, sibique coasecn- 
lionis muhus impendí , ac cxhiberj palleum de spetiali gra- 
tia mandaremus. Ad quse tuse celsiludini duximus respoD- 
dendum, quod pridem super provisione eidem ecclesix fa- 
cienda vélenles annuere volis luis , illam ad tuae supplicft- 
tionis inslanliam disposilioni Sedis Apostolicae duximus spe^ 
tialiter rescrvandam. Verum licet In cunctis, quse possuroos, 
cum Deo el Apostolicae Sedis honore libenter tuis desideriis 
placeamus, scire lamen te volumus quod cum simus ad 
praesens in ilinere constituti , el fratres noslri absenles ano- 
bis fore noscantur, honori noslro non convenit quod absqne 
ipsorum consilio in lalibus negoliis procedatur. Quare volu- 
mus quod electus prasfalus pro receplione confírmalioniSi 
consecrationis et pallei praídiclorum ad Sedem veniat supra 
diclam , cuius justiliam Dei et tui contemplalionc benignein 
liac parte haberc proponimus commendalam. Datum apud 
monasterium Caonen. Narbonen. diócesis idus febroaríi 
ponlificalus noslri anno quarlo. 



DE l>OCUMENTOS. 347 

XLVUl. 

Jletuentis V, ad Jacobum //, AragonicB Regém super 
ne Templariorum , eorumque exanime in ípsius di" 
nstituenda, an. MXCCVIL (Vid. pág. 195). 

Ex arch, reg, Barcin, 



is Episcopus servus servorum Dei. Carissimo in 
ilio Jacobo, Regi Aragón, illuslri fealutem el Aposfo- 
nedictionem. Pastoralis preminentise solio disponen- 
li cuneta disponil licet immeriü preesidenles , hoc 
5 ferventer appelimus , hoc votis ardentibus aflecta- 
excusso a Nobis negligentix sompno circa gregis 
1 cuslodiam submo vendo noxia et agendo profutura 
)eo lucrifacere, sua Nobis cohoperanle gratia, valea- 
ne dudum circa promotionis noslrae principium ad 
Vpostoiicse dignilatls ad nostrum quadam levi sugge- 
»rvenit audilum quod oiim de fíalu Sathanee in Tem- 
n ordinc sparso pestiferi gencris semiixe subcrevit 
lessis odibiíis fructus pestíferos ex sui natura prodii- 
delicet quod Templarii sub rciigionis pallio militan- 
íus in aposlasisc perfidia intus vixerunt haclenus in 
ili herética pravitate. Coeterum nunc attendenles 
do ipsorum longis retro temporibus multse refulsit 
ís gratia et decoris , ac magna ñdelium dcvolio díu 
)ud eos , quodquc tune nullam audiveramus super 
is suspitionem vel infamiam .contra ipsos, et nichi- 
quod a suae religionis exordio porta verunt publice 
crucis , corpora exponentes et bona contra inimicos 
acquisilione, retentione acdefensioneTerríeSanclae, 
et Salvatoris nostri Jesu Christi praetioso Sanguino 
iise , suggestioni pra^diclae noluimus aures crédulas 
!. Verum postea auribus carissiml in Christo fílii 
1. Regis Franciae illustris insonuit quod singuli fra- 
i ordinis in sui professione cum ordinem ipsum in- 
lur, cxpressis verbis abnegant Dominum Jesum 
n , necnon idolum adorant in suis capilulis , et alia 
comittunt , quae ob ruborem exprimendi sublicemus 



318 APÉNDICE 

ad príBsens. Proptcr quod idem Rex ad requisitionem Inqui- 
siloris baerolicae pravitatis in regno suo generaIKer a Sede 
Apostólica depiUali de Prailatorum, Baronum ac aliorum sa- 
pienlum dcliberalione sollempni Mag-islrum maiorem et afias 
sing^ulares personas dicli ordinis , qufe tune eranl in regno 
suo una die cum mag'na excog-ilata dilígenlia capi fecit, 
Eeclesiijejudicio praisenlandas , et eorumbona mobilía elim- 
mobilia salvae cuslodiaí assignari pro Terra Sánela, sidictus 
ordo dampnetur: alioquin pro ipso ordine fídeliter conser- 
vanda. Üeindc prajfalus Magisler dicti ordinis sponlanec 
confessus est palam praesenlíbus maioribus personis ecqle- 
siasticís Parisius magislris in Iheologia et alus coFruplionem 
crroris abncgalionis Cbrisli in fratrum professionibus conln 
primam instilulionem ordinis proifali instigante Sathana ia- 
troductam. Quamplurimi eliam fralres dicti ordinis ex dh* 
versis parlibus dicti rcgni Franciíe dicta 8cclef£^ sunt gob- 
fessi , veram ct non simulatam agentes posnitentiam de 
commissis , prout bsec dictus Rex Nobis per suas lilteraa in- 
timavit, et ad Nos etiam pervenerunt fama publica deíTe- 
rente. Nos quoque fr/itrem unum mililcni dicti ordinis ma- 
gn» generosilatis et auclorilaiis viruin super pravitale jam 
dicta personaliter examinavimus , qui dictum facinua abne- 
gationis Jesu Christi in íngressu dicti ordinis a se coinissiiiD 
sponte confessus fuit plenarie coram Nobis, et adjecit se vi- 
disse quod quidam nobilis in prescntia ducentoruní fratram 
vel plurium dicti ordinis, inter quos erant cenlum milites 
vel circa , ultra mare vidclicet in regno Cipri per praefatufli 
Magistrum dicti ordinis in Capitulo suo in fratrem TempU re- 
ceptus fuit, etlbi in dicloruní Magislri et fratrum pnesentia 
idem nobilis ad mandatum ipsus Magislri dictum facinus in 
sua rcccptione comisit. Ex quibus si in agro plantaüonis 
dicti ordinis, qui ager pulabalur esse virtutum et grandis 
sublimitatis specuio prailuccbat diabólica qüod absit, sint 
semina seminata , gravi nostra viscera comotione turbantor. 
Sed si prsemissa verítate nitantur ea comperta , cessabit (m- 
batió et secundum Deum jocunditas orietur. Unde ad inve- 
stigandum verítalem huiusmodi sine mora proponimus inten- 
dere, et quantum Deus dederil efíicacitep vigilare. £a p»- 
pler quia sicul insinualione mullorum accepimus super pr«- 
tactis criminibus contra Templarios ipsos fama, seu verius 
infamia quasi continué suscipit incrementum, et ob hoc or^ 



DE DOCUMENTOS. 319 

conscientia, ut in hiis offícii nostri debitum exequa- 
nitudinem regiam requirimus , rogarnus el horla- 
ame , quatinus quam citius posl receplionem praesen- 
inodc poleris , prsediclis ómnibus intenta meditatione 
Sy sicprudenter, sic cautc, sic secrete de sapientumsc- 
•runí tuorum consilio studeas ordinare , quod omnes 
ulos Templarios regni el dominii tuorum el alios 
erientur in eis , el eorum bona mobilia el immobilia 
las personas omni máxime quoad bona ipsa suspi- 
líenles» mcliori modo quo fieri poleril capi facías uno 
rsonas eorum faciens doñee luse magnifícenliai scri- 
aliud nostro el Sedis Aposlolicse nomine in locis tutis 
la custodia delineri : bona vero ipsorum mobilia et 
¡lia aliquibus bonis personis de quibus non sil ve- 
e quod in hiis vel simiiibus velinl fraudem aliquam 
'c , facías comendari , noslro nomine fideliler conser- 
quousque per Nos aliud fucril ordinalum. Quae qui- 
íTSonae de dictis bonis ómnibus et síngulis teneanlur 
^enlia frairum quarumlibel domorum dieü ordinis 
um pluríum bonarum personarum , et máxime dictis 
is vícinarum inventaría faceré, et cum opus füerit 
I de ípsis reddere ralionem, quarum personarum de* 
iarum proplcr honorem luum ut melius negolíum slne 
mdircptionis etdissipalionis suspitione proceda!, nul- 
; de luis orfíciaiibus servienlibus vel alus servítoribus 
jumque : provisurus quod terrae ac vine» Templa- 

ípsorum eorum expensis more sólito excolantur. ül 
)sa dictis Templariis, si reperiantur innocentes, alio- 
•o Torra Sánela ¡nteg;re conserventur , laliter le super 
bilurus quod exinde praelcr huinanse laHdis praeco- 
pud Deum cuius in hac parle negolium agitar, graliae 
Dvenial incremcntum, el nichilominus ex hoc no- 
!l Apostolice Scdis gralíam pleniusmerearis. Quícquid 
super praímissis fieri jusseris et quicquid fucril cxecu- 
landalum, Nobis quam ceierius fíeri possil, tuis lilteris 
:e procures. Datum Piclavis X. kalendas decembrls, 
;aUi8 nostri anno terlio. 



320 APÉNDICE 

XLIX. 

De traditis quihusdam scriptis Domino Papw ab Árnaldo ie 
nilanova, an. MCCCIX. (Vid. pág. 199.) 

Ex arch. reg, Barcin, 

vjlemcns Episcopus servus servorum Dei. Carissimo in Chi> 
sto fílio Jacobo, Rcgi Aragón, illuslri salulcm et Apostolicam 
benediclionem. Ex tuarum accepimus serie lilleraiium quod 
per aliquos Ubi signiíicalum extiterat, quod dileclus fiiius 
inagisler Arnaldus do Villanova quaedain te et carisslmum 
in Christo filíum nostrum Frcdericuní, Regera Trinacliae illu- 
stremgermanum tuum tangenlia proposuerat coram nobís, 
super quibus per Nos cerliíicari Immiliter sapplicasli. Verum 
ut de huiusmodi propositis et Nobís in scriptis oblalis per 
eundem magislrum Arnaldum in consistorio privato notitiam 
tua habcat ccisitudo, cccc quod scripta ct proposita ipsa qus 
tune venerabili fralri nostro Berengario, Tusculan. Episcopo, 
tune tituli Sanctorum Nerey et Archillei presbitero Gardi- 
nali per eundem magislrum Arnaldum tradi mandavimus, ti- 
bí mitlimus praesenlibus interclusa. Datum Avinion. Vi. idos 
junii> pontiñcatus nostri anno quinto. 

L. 

Clementis V. ad Jacobum II. Aragonice íiegem, de negoüo 
Arnaldi de Villanovaf an. MCCCIX. (Vid. pag. 199.) 



Ex arch, reg, Barcin. 



C 



lemens Episcopus servus servorum Dei. Carissimo ¡n Chri- 
sto filio Jacobo, Regi Aragonum illuslri salutem et Apostoli- 
cam benediclionem. Tua) celsiludinis Hileras, per qúas no- 
bis Ínter coetera intimasli, quod in quibusdam, quae magistcr 
Arnaldus de Villanova olim coram nobís et fratribus nosüris 
duxerat proponenda, in quibus de tua et carissimi in Chri- 



DE DOCUBlEiMOS. 321 

filii nosiri Frederici, TrinacriaeRegis illuslris Iralris luiper- 
•nis fcccrat mcnüonem, loculus non fuerat veritalem, pa- 
ma sicut decuit affeclione recepimus, et eas inspcxinius, 

legimus diligenter. Verum quia, sicul ex lilterarum ipsa- 
m lenore collegimus , turbalionis causam ex proposilionc 
liusmodi assumpsistí , et nos exinde conturbamur , dum 
nlimus personam luam, quam brachüs palernae dileclio- 
s astringimus, fore proinde conturbalam. Veruntamen sciat 
galis sincerilas quod ad scripturam illam, per quam dicta 
*oposilío facta extitit coram nobis, nos dum legebatur co- 
lantes circa alia negolia graviorn, quse nostris tune cogi- 
tionibus imminebanl, mentem noslram non curavimus ap- 
mendam, nec ad illa, quse prselibata continebat scriptora, 
nc vel postea noslrum dircximus intellectum^ ñeque illis 
iem vel credulitatem aliquam duximus adhibendam. Super 

1 vero quod per dictas lilleras postulasti, ut eas legi coram 
>Í8 et dictis fratribus nostris in consistorio faceremus, sci- 

\ te volumus, quod cum in loco ubi moramur ad prsesens 

habeamus nobiscum ex ipsis fratribus nisi paucos, litte- 
1 1 ibidem in consistorio legi commode nequiverunt. Sed 

enmus in civitate Avinionensi, ad quam sumus in bre- 

i, i lie Deo, reversuri, faciemus illud fieri, si delibérate su- 

er noc nobis tuam denuo rescripseris voluntatem. HsBsita- 

s enim an ex motu animi ex propositione prsedieta forsi- 

concitati, an ex consulta deliberatione id duxeris postu- 

indum. Datum in prioratu de Grausello prope Malausan Va- 

nensis dioecesis IX. kalendas novembris pontifícatus no« 

anno quinto. 

LI. 

^teniia de condemnationis operum et errorum Ámaldi de 
Villanova, an. MCCCXVL (Vid. pag. 200.) 

Ex iranslat, autent. FF. Prcedicat Barchin, 

iVuctoritate sacne scripturse docemur, et consonant canoni- 
cae sanctiones, quod Prelatus contra subditos non debet esse 
facilis ad credendum. Unde, ut in Genesi legitur, cum cla- 
mor Sodomse et GomorrsB ascendisset ad Deum, noluit subi- 

TOMO XIX. 21 



322 ArKNDiCB 

to procederé contra eos, sed ail: Clamor Sodomoe , etComoT' 
raí ascendit ad me: descendam el videbo ulrum clamoremopt' 
re compleverint. Et poslea comporta vcrilalc prolulit morlis 
sentenliam contra ros. El \\\ Evangelio legitur quod villicus 
qui derfaniatus eral apud Dominum suum, quasi dissipaset 
bona ipsius, andivit ab ¡lio: Quid hoc audio de ie? Redde ru' 
tioneni villicationis (uw; jam enim rion poteris villicare, In 
quibus auclorilalibus inslruimur qualiler debeamuserga sub- 
ditos nos habere. Cum ¡gitur ad aures noslras mullís ola- 
moribus pra>ccdenlibiis: non solum scmel, sedpluries, elplu- 
rium virorum bononini el honestorum relatione condigna fa- 
ma etiam nichilominus publicc deíferenle, pcrvenerit quod 
magisler Arnaldus de Villanova condam, dum viverel, com- 
posuerít et edíderit multos el diversos Iractatus , in quibus 
muUi contra fídem sanctam calolicam el oilodoxam errores 
sub quibusdam coloribus conlinenlur; el ipsi tractalus w 
compositi errores multipharios amplectunlur, ct dubia círca 
fídem Domini Jesu Christi plurima continentin se ipsos; alli* 
qui enim de dictis tractatibus seu libollis conlinent in se lie- 
reses, alii errores^ alii temeritatcs, alii falsa et dubia circafi- 
dem, multosque de cathoiicis viris símplicibus ct muliefii>ua) 
qui ipsis ulunlur iibris , el ex simplicitate et ignorantia adhs- 
rent dictis ipsorum libellorum et traclatuum, possent de fa- 
cili perducere ad errorem ct eliam ad ruinam ct ad cespilao* 
dum ip ñde Dei sanctissima, et lalia quse in perversiorum 
et subversionem totius status sanctae matris Ecelesiaa calhoi> 
lieae, non solum Chrislianorum iaycorum, sed etiam omníon 
clericorum et religiosorum virorum cuiuscumquq status sea 
condilionis existant, non debeant sic inulta coniventibus oc- 
culis praeteriri , imo sint a coetu fídelium radicilus extirpan- 
da; idcirco nos Gaufridus de Crudiliis, Praepositus Terraco- 
•noe, gerentes vioes Terraconse Archiepíscopi Sede vaccante» 
zelo fídei inducti , cum periculosum sil el pccalum contume- 
lias contra fídem calolicam suslinere, studuimus quod pos- 
scmus prsedictis erroribus adhibere^ cum ad hoc teneamuri 
remedium opporlunum. Vocavimus virum religiosum fra- 
trcm Johannemde Logerio, Inquisitorem haereticae pravitaÜ8i 
ut cum eo conferremus el delíberaremus, qualiler soper prv- 
dicto negotio esset cautius procedendum. Propter que cum 
«ecundum cañones integrum sit juditium, quod plurimorum 
senlentiis confírmalur, ut valeremus in negotio fídei cum ma- 



DE DOCUMEMOS. 323 

3ri securilale procederé, vocavimus ad Nos viros venerabl- 
es, el discretos el liüeralos relig-iosos fratrem Bernardum 
)om¡nici, Leclorem Fratrum Príedicatorum Barcliinonae, fra- 
rem Pelrum Thom.-e, Leclorem Fralrum Minorum Barchino- 
lae , fratrem Bernardum de Pina, Leclorem Fratrum Pra?di- 
alorum Ilerda; , fratrem Arnaldum de Canellis Leclorem, de 
rdine Fralrum Minorum, fratrem Bernardum Simonis,Le- 
torem Fratrum Praedicatorum Terraconge, fratrem Guiller- 
num Qarocha , Leclorem Fralrum Minorum Terraconse', fra- 
rem Jacobum Ricardi, ordinis Cistcrciensis Leclorem in mo- 
lasterio de Popúlelo, fratrem Raymundum Olgerii , ordinis 
3islerciensis Leclorem in monasterio Sanctarum Crucum. 
}aíbüs commissimus quod diügenter examinaren! errores et 
cmeritates, qui continebanlur in dictis tractatibus etlibeJlis. 
Jui convenientes in imum cum diligenli studio praedicla exa- 
ninaverunt, el nobis fideliter relulerunt die sabbati quae fuit 
)Clavo idus novembris annoDomini millesimo CCC. sexlo- 
lecimo. Quibus prsesenlibus, el nobis asistentibus in Capitulo 
íanonicorum Terraconae ecciesiae, praisentibus etiam el nobis 
issislenlibus pluribus religiosis viris in tcoJogia docloribus, 
;l alus viris perilis, inler quos erant Venerabilis írater Jaco- 
)U8 Alamanni, Prior Provintialis Fralrum Pradicalorum in 
)rovinlia AragoniíB, el Venerabilibus Beren gario de Calders, 
5uccentore, Gondisaivo de Castro, et Francischo de Casa- 
lovo, canonicis Terracon. ecciesiae, et alus etiam canonicis 
tecalis simul consenlienlibus, vocal ¡s etiam reverendis Pa- 
ribus monasteriorum Populeli et de Sanctis Crucibus Abba- 
ibus, et praesenlibus corum procuraloribus, Lecloribus supra 
lictis, praedicta die sabbati, non ferentes oprobrium nec Con- 
umeliam fidei christianae, verisimilitcr formidantcs ne falsi- 
ates et errores in dictis tractatibus contenti possent non so- 
om simplicos sed etiam ütleratos perducere inerrorem, cum 
ítíam ibi tota universalis Ecclesia Icedcretur tam in capite 
|uam in membris, el etiam in eius dictis detrahatur pluri- 
num Eucaristise sacramento, de consilio et expresso assen- 
íu omnium prsediclorum libellos et tractatus qui inferius con- 
inenlur duximus sententialiler condempnandos. Nos ilaque 
Jictus Praeposilus et dictus Inquisitor dampnamus^ reproba- 
mus ac sententialiler condempnamus libellos sive Iraclatus 
dicti magislri Arnaldi per ordinem qui secuntur: 
Primum qui intitulatur: DehwnilitaUeetfatientiaJesuchri^ 



324 APÉNDICE 

ati, el incipil: Filia si la amor natural) ibi enini ponit nalii- 
ram Immanam a Dco assumplam, a?qualeni Dco in ómnibus 
bonis suis, el quod lam alia sil hunianitas in Dco quantum 
divinilas, el lanlum possit; quod videlur esse error in fidc, 
quia nlchil crealum polesl «quari Deo, el esl conlra simbo- 
lum Alanasii, ubi diciluí : Minor Patre sccundum humanila- 
tem; el in Johanne dicil Chrislus: Pater maior me est; llem 
dicit in libro: i)e fine mundi, i\minc\[ú[: Entes-^er vostres 
páranles , quod quamcito anima Christifuit unila divinitali, 
statim ipsa anima scivil onmia quoe divinilas seit, quia alias 
non fuissel cum ea una persona, precipue quia seire esl cir- 
cunstanlia perlinens ad supposilum individúale, el jigo ad 
naluram. Ex hiis eius verbis magna dúo dubia insurgunt, 
quia ponif animaní Chrisli scire oninia quse divinilas scil, ct 
quia videlur annuere quod in Chrislo non sil nisi unascien- 
lia. 

ítem dampnamus libellum, qui inlilulalur: Informatio Be- 
guinorum, vel lectio Narbo7incB, el íncipil: Tots aquella qiá 
volen fer vida spiritaL ibi enim dicil quod diabolus ingenió- 
se deviare fecit lolum populum clirisiianum a veritate Donii- 
ni Josu Chrisli, sic suxit, el cvacuavil quod non dimisit in 
eo, nisi pellem, id esl, apparenciam cullus ecclcsiastici; quem 
fácil ex usu, el lides quam babel est lalisi qualid est fídei 
dsemonum; el quod totus popuius chrislianus ducilur in in- 
fcrnum, el quod Chrisliani per singulos status palam vilael 
moribus el affectibus Chrislum abnegavere, el quod in loto 
corpore Chrisli collegii usque ad verlicem a plañía pedia non 
solum vivil, sed regnal et imperal lalis aposlasia. Ex quibos 
verbis videlur quod non sil gralia in tola Ecclesia militante. 
Quod videlur nobis temerarium el error in fide, cum Salva- 
lor dical Mathsei ultimo: Eyo autem vobiscum sum usque ai 
consummationem soRculi; el conlra illum articulum: Credo 
Sanctam Ecclesiam catholicam. ítem quod dicilur expresse, 
et sequitur ex hoc quod tola Ecclesia mililans dampnetur, 
reputamus consimili modo temerarium, el errorem in fide, el 
conlra miiculum Remissionem peccatomm, 

llem dampnamus libellum qui inlilulalur: Ad Priorissam, 
vel de caritate qui incipil: Beneyt et loat sia Jesu Christ: ubi 
dicit quod omnes claustrales sunt extra carilatem, et dawr 
pnanlur, el quod omnes religiosi falsifícant doctrinam Chri- 
sli. Quod est temerarium dicerc et manifeslum mendatiuai. 



DE DOCUMENTOS. 32o 

dampnanfius líbeiluní cuius títulus est: Apalogia, et 
Ad ea quce per vestras litteras; ubi condempiiat stu- 
hilosefíaei et doctores Iheo lógicos qui aliquid de phi- 
posuerunl in suis operibus. Quod dicimus temerarium 
ulosum infide, quia videlurcondempnare Augüstiñom 
lum, et alios doctores per Ecclesiam canonízalos, q\ii 
I modum tenuerunt. 

dampnamus lilteram, sive libellum qui ¡ncipil: Do^ 
10 karissimo: ibi enim danipnat tolam Ecclesiam, de 
>ra. 

dampnamus libellum qui intitulalur: Denunciatio fü" 
nn Épiscüpo Gerundensi, et incipit: Coram vobis Re^ 
». Ibi enim dicil quod revelalio facía Cirillo est prae- 
jonctis Scripluris Sacris, quod est error in fide, cum 
Bpendeat ex Sacra Scriplura, et non ex illa revelatio- 
deo preponit fidei dictam revelalionem. 
dampnamus libellum qui intitulatur: De helemosina, 
ficto: et incipil: Al catolic Enquiridor; et infra: Fa^ 
ir que la questio que vos en vostra letra proposats, Ibi 
:it quod opus misericordlae plus placel Deo quarh sa- 
lí altaris; quod est temerarium et etiam erroneum: 
a ínter omnia sacramenta ecclesiaslica sacramentun^ 
istiae est prseliosius et nobilius quo'd possit Deo ofler- 
quia incomparabililer plures rationes acceplabllitatis 
sacramento Eucharislise quam in helemosin» largi- 
lem quia ibidcm dicitur quod stabiliens capellanías 
ens celebrari missas post mortem non facit opus cari- 
Bcex hoc mcDretur vilam eternam: quod est heretl- 
est contra id quod comuniter tenet Ecclesia, et con- 
►nem missae, et contra Scripturam Sacram. Ilrmquia 
dicilur quod qui in vita sua scit muUiludinem índí- 
I et máximo amicorum Dei, et congreg'at et retínet 
la ad stabiüendum capellanías el perpetuandum mis- 
l mortem, cerlum est quod cadit in apternam dampna- 
reputamus falsum et temerarium , nisi essent indí- 
íxtroma neccssitale. ítem quia ibidem dicil quod in 
o altaris sacerdos offerens vel faciens ofTerrl nihil 
8U0 offerel, nec etiam volunlalem: quod nos falsum 
rarium reputamus. ítem quia ibidem dicifur, quod 
losina magis representalur Passio Christi quam in 
o altaris; quo<l falsum et orronenm repulamns^ quia 



326 APÉNDICE 

sacrifícíum altaris magis est memorativum Dom'micae Passio- 
nis, et ex ¡nslitulione; unde dixil Chrislus: Hec quoi%en$(M¡m' 
que feceritis in mei memoriam facielis: Et Aposlolus: Quo- 
tienscumque hunc paneta ct coet. mortem Domini anunciabi- 
tis. Ilein quia ibidem dicilur qiiod in sacrificio missae noalau- 
datur Deas opere , sed soluní ore, quod falsum el erroneum 
judicamus. ítem quod dicil iii informalione Beguinorum, el 
in constitutioníbus papalibus non est scienlia nisi operum 
humanorum; rcpulamus temerarium et manifestum menda- 
cium et proplnquum error!, cum ibi sil multa de arliculis fi- 
dei et sacramenlis Ecclesiaj. 

Ilem dampnamus libelium qui incipil: Per go cormolU áe^ 
sigen saber oyr qq que yo vag dc7iu7ician, Ibi enim dicil quod 
nunquam Dcus cominalus est ailernam dampnationem pec- 
canlibus, sed malum cxemplum pricventibus , quod erro- 
neum judicamus sicut patel ex multis locis Scriplurae Sacra, 
Malhaei XXV: Jbunt hit in supplicium eternum : et in Eze- 
chiele : Anima qum peccaverit ipsa morietur. 

Iteni dampnamus libelium qui inlitulatur. Alia informatio 
Beguinorum, et incipit : Ais culUvadors de la evangelical p<h 
brea. Ubi dampnal omnes scientias praeter theologiam. 

ítem dampnamus libelios qui incipiunt: Davan vos senyor 
en Jacme per la gracia de Deu Rey Darago propos yo Uaet' 
tre A.=l[em qui incipit: Cant fuy i4üi/»wo.=ítem qui incipit: 
Entes per vostres paraules.=liem qui inlitulatur : Responsio 
contra Bn. Sicardi, In ómnibus enim istis de propinquo ad- 
venlu Anti-christi, el determínalo lempore finis mundi le- 
merarie et erronce locutus est contra Scripluram Sanctam 
ct doctores , ejus sive expositores, et in quibusdam qusio 
hjis libellis dixil, jam aparuit falsus denunciator. 

Nos igitur Gaufridus de Crudiliis, gerentes vices Terracho- 
noe Archiepiscopi Sede vaccanle , lam in spiritualibus quam 
temporalibus , et frater Johannes de Lolgerio, Inquisitor h»- 
rcticse pravilalis in regnis et dominio Domini Jacobi,- ¡llustris 
Regis Aragonum , nótenles a prsediclorum sapientum consij 
liis declinare , immo adhaerere eis potius, ut tenemur morí 
zelo fidei et justitiae dissimulare contumeliam fidci noa va- 
lentes , Deum habentes prae occulis sacrosanctis Evangeliis 
coram nobis propositis , in nomine Patris et Filü el Spiritu 
sancti Amen, sententialiter condempnamus omnes prano- 
minatos libeHos, et si qui fuerint in quibus similia continean- 



DE DOCUMENTOS. 327 

tur quí nobis nondum fuerínt presentati: el etiam omncs illos 
cjui praedicta docmalizavermt, docuerinl vel Icgerint coraní 
alus publice vel occulte. Undc volumns el monemus ut si 
qui lales libellos habuerinl, qüi per Magifelrum Arnalduní 
suntedili, a publicatione senlenliae infra decem dies nobis 
debeanl presentare. Si enim in civilale Terraconae infra de- 
cem dies a publicatione scntenlie , vel in alus loéis Terraco- 
nae provinlise ex quo in díclislocis dicta sententia fueril pu- 
blicata, infra decem dies per illas personas quibus nos boc 
duxerimus comilendum , non dederint diclos libros, nos pra»- 
dicli Gaufridus de Crudiliis, Preposilus Terraconse, et frater 
Joannes de Lolg-erio ambo simul , et quilibet per se in Ter- 
raconensi diócesi , e( eg-o fraler Johannes de Lotgerio per 
totam Terraconaí provintiam contra tales proptor corum con- 
lumatiam et prolerviam praefata monilione práemissa senten- 
üam excommunicalionis proferimus in hiis scriplis. Si qui 
autem ex conlumatia vel conleniptu in tali excommunicatio- 
ne per annum inlegrum persliterint, polerit contra lales lan- 
quam contra heréticos procedí secundum legitimas sanclio- 
ne«. Lata haec sententia in Capitulo Sedis Terraconae, die lu- 
D€, ora tertiíB quas fuit sexto idus novembris, anno Doininí 
millessimo trecenlessimosextodecimo, presentibus vencrabi- 
libus Bernardo de Plicamanibuá, canónico llerden. Raymun- 
do Guillermi de Lordato , canónico Fuxen. Romeo Gaívayn, 
canónico Terraconse, Guillermo de Solarlo, Infirmarlo Ter- 
raconae , fratre Petro Mersili , fratre Bartholomeo de Podio 
viridi el fratre Berengario Gizberti, de ordinc Predicato- 
nim , et fratre Petro de Cervaria el fratre Petro Ferrarü, de 
ordine Minorum , Jacobo de Tamarito , jureperito, Raymun- 
do Michaelis , rectore ecclesiae Constanlini, Dominico deRo- 
cafort , Guillermo Darocha , Guillermo de Celma, civibus 
Terraconae , el máxima multiludine tam clericorum quam 
laycorum. 

Sigfnum mei Arnaldi Sormat , notarii publici Terraconae 
pro Arnaldo de Martorello, notario publico eiusdem, q«¡ 
praedictis interfui et haec clausi. 

Ego Arnaldus Cervera hoc scripsi mandato Arnaldi de 
Martorello, Terraconae notarii cum supra pósito in linea quar- 
ta , ubi dicitur publicCt et in XX. linea ubi scrib'úur páranles, 
el in XXXV. linea ubi dicitur opere , et cum raso el emén- 
dalo in XX. linea ubi scríbitur : Ítem dicit in libro de fine 



8ge APÉNDICE 

mundi qui incipit: Entis per vostres , et ia XL.VI. linea ubi 

diciliir contra: dic et anno prsefíxis. 

LlI. 

Joannis XXIL lateras ad Jacobum ÍI. AragonicB Regem, de 
non promovendo filio eius Joanne ad Sedem Tarraconen- 
sem 6b defectum cetatis, ann. M,CCC.XVL (Vid. pág.^2(H).) 



Ex arch, reg, Barcin, 



J 



ohanties Episcopus servus servorum Dei. Caríssifflo in 
Christo fílio JacobOyBegl Aragonum illustri salutemet Apo- 
stolícam benodiclionem. Tiias fíli de eredentia lítteras acve- 
nerabilem fratrem nostrum... Barchinonen. Episcopumac 
dileclum filium nobilem virum Vilalem de Villanova mili- 
teni, exhibitores earum , tuae cclsitudinis nunlios loeti susce- 
pimus , eo proculdubio loetiorcs eiíecti quo de tuo tusque 
domus re^liB statu prospera nunlianlcs , de tam loetis ramo- 
rlbus potuerunt nos reddere cerliores. Eos autem in exposi- 
tione per te sibi comniissse credentise dilig'enler audivimus, 
eorumque peliliones tuo nobis oblatas nomine , quas te p&- 
tere , et nos decuit ¡ndulgere , liberaliter concessimus et 
benigne. Sane , fílí carissime , si postulationem de dilecto 
fílio Jolianne, nalo tuo, cappellano nosüro factam ih ecdesia 
Terrachonen. non duximus admittendaní , tuae quaesumus 
prudentise mansuetudo moleste non ferat , cum eam velati 
rem omni juri contrariam, et divino beneplácito non aece- 
ptam , et nedum prorsus insolitam , quin potius in Romana 
curia prseteritis temporibus inauditam^ sine Icesione con- 
scientiae , et indccenlise magnae nota , scandalo et obloqnio 
plurium nequiverímus adinississe. Quse omnia si tuae ma- 
gnitudinis circumspeclio rejecto carnalitalís aFPectu consultios 
attendisset, si justo librasset examine quanta sint praelatu- 
rse pericula , nequáquam , ut credimus , ipsum natum tuum» 
juvenem utique tenerum ad onus praelationis assumi in cop- 
poris animaeque discrimen oplasses. Numquid enim non im- 
mineret eidem juveni adhuc moUi et delicate nulrito corpo- 
rale dispendium, si eius imbecillibus humeris, et ad labores 
et inquictudines insuetis tantarum imponeretur curarum et 
fiollicitudinum moles , quantse in Prsesule requiruntur. Num- 



DE DOCUMENTOS. 329 

on exponerelur ipsius anima magno discrimini, si po- 
r cusios ia vineis, qui seipsum adhuc forte custodire 
•vit? Si haberet aliorum animas in periculo suse con- 
ionis accipere , qui vix suam sufficil gubernare? NuUa 
sars doceri prsesumitur , nisi prius attenta meditatione 
ir. Ab imperitis crgo qua temehtate suscipitur pasfo- 
agisterium , quando ars est artium régimen animarum? 
um quoque instlluta cánonum prseter gravitatem mo- 
: litterarum scientiam, requirunt in Ponlifíce maluri- 
tricennaiis setalis, ac Imperiaiis lex minorem viginti 
le annis ad tutelas oflGcium non admlttit. Quomodo 
os possemus juvenem adhuc etiam cilra metas adole- 

eonstítulum ad Calhedram admitiere pastoralem , ad 
»nBCÍpue qu3e sufíraganeis habet pastoralibus cathe- 
aeminere? Prefecto verendum essel , ne fieret eidem 
catiiedra pesliienliae , ac sibi et aliis esset occásio 

ruina;. Nec blandiatur aliquis eidem juveni quod 
in ponlificii gradu proficere. Plures elenim provectio- 
Uis in huiusmodi stalu defecisse polius, quam m 
a profecisse doienler audimus. Et si forsitan pretenda- 
k1 per eundem posset cadcm ecclesia , si assumere-* 
illam I sub regíi favoris auxilio in lemporalibus multi- 
• reparari, id negare, nec volumus, nec valemus; 
alem lamen prQfeclum, quem prsecipue qua^rimus, 
mus temporal!. Et licet verlsimililer supponamus quod 
suadenle paterno tuae polen tise dexlera sub eiusdem 
í regimine favorabilius ipsi ecclesi» in promovendis, 
dis, díspendiisque vilandis assislerel, et erga illa 
regiae liberalilas pietatis uberius abundaret ; illud la- 
»nsiderantcr allendimus, quod si ilie qui términos ti- 
itituit , quos prseterire non poleris , te juxia ordina- 
ortalilalis excursum ipsi nalo tuo sublraheret, non 

cursu ¡lli el eidem ecclesia; siiccesor tuus forsitan 
ieret; cum nullus etiam fralernus afíectus patrio va- 
nparari. Laleat i taque usque ad provectiorem setatem 

¡pse sub modio , et addiscat , ut suo tempere merea- 
lucem dum (f. lucendum) hiis qui sunl in domo Do- 
mdelabro superponi. Nos equidem de suo profectu 
imus, el ad proniolionem ipsius tam tui considera- 
)uam suse matcrn^e domus cui tenemur intuitu; occu* 
»orc disponimus in ingruentia opportunitatis aperto«; 



330 APÉNDICE 

et ubi nos antea Deo volente morte praeveniri conlingeret, 
tenere potes indubie quod promotio con^ua minime deeril 
apud quemvis successorem nostrum tam sublimi persone. 
Non ergo, fili , probrosum repules, sed preemissis conside- 
ralionibus gralanter acceptes te in cxpedítione postulatioms 
huiusmodi non audítum , cum nobis , tibi et nato tuo magia 
consulere id negando credamus, quam si concessissemus li- 
bere poslulata. Porro quantum liben ter in ipsius lui nati pro- 
motione tibi et magnatibus alus conjunctis eidem intendimus 
complaceré, quamquc promptum et placidum nobis esset 
postulalionem admitiere memoratam, si non timor Dei| 
contra quem non est homini defferendum, et conscientis 
scrupulus obviarent, in hoc evidenter perpendere poteris, 
quod eídem ecclesise de aliqua persona idónea tibi fideli el 
grata quam duxeris nominandam , sumus providere paratí; 
et tamen cerlum est , quod nullum nobis poteris nominare, 
qui adeo nobis, tibi et tuis^ sicul ipse nalus tuus, possit 
vel debeat essc gratus, et de quo tantum tibi et luis circnn- 
scriptis praídictis obstaculis complaceré vellemus. Nostram 
igitur sinceram affeclionem prudenler altendens tres perso- 
nas autpiures idóneas non suspeclas tibi, sed placidas et 
acceptas nobis nominare procura, ut de illarum altera qu» 
idónea fuerit prseficienda eidem ecclesise, tuis desidenis 
annuamus. Et si forte super hiís de quibus etiam dicto Vitali 
iocuti plenius fuimus , hai)eres aliquem ad nos remitiere 
nuntium expediens credimus ut remitías eundem , ut paiH 
cioribus reveíala secretius leneantur. Quid prsetereade fació 
carissimorum in Chrislo filiorum nostrorum Sicilia^ et Trina- 
crise Regum ordinaverimus, Vilalis ipse, cui hoc ipsom 
aperuimus , in tuam poterit perducere notionem. DafaA 
Avinione XVIII. kalendas januarii pontificatus nostri anno 
primo. 

LUÍ. 

Bulla Joannis XXIL qua a crucis delatione in aliena provtn- 
tia Archiepiscopum Toletanum admonet abstinere, an. 
M.CCC.XX. (Vid. pág. 202.) 



J 



Ex GartuL eccl, Tarrac, 
oanncs Episcopus servus servorum Dei. Ad perpetuam 



DE DOGUMEiMOS. 834 

imoriam. Nuper audilui nostri Apostolalus innotuit 
lum venerabilis frater noster Joannes, Archiepisco- 
letanus ad ecclesiam suam Tolelanam acccdens, cum 
esaraug'ustanam et Tarraconensem -próvidas irans- 
iceret, contigisset, at ante se per easdem provin- 
ucem faceret, uli credens suo jure, deferre, vene- 
. fratres nostri Caesaraugustanus et Tarraconensis 
pís^opi dicentes, id eidem Archiepiscopo non com* 
, nec licere , praedictum Archiepiscopum Tolelanum, 
)roptcr hoc asserebanl virlute quarundam Constitu- 

provincialuní , excommunicalionis sententiam ¡n- 
5 , fecerunt excommunicalum publice denuntiare. 
o dicto Toletano Archicpisicopo in hac parte provl- 
tientes, ipsum a dala sententia excommunicationis 
isilio fratrum nostrorum absolvimus a^ cáutelam, 
)» quamvis post denuntialioncni hujusmpdi ab^ti- 
dicatur a divinis, super irregularitate tamen ,.:si qua 
enlcnlia ligalus celebrando divina, vcl immisccndo 
3 contraxissct forsitan, dispensando. £t insujper, ut 
lis el perturbalionibus, qusepossunt qccasiofie pr2B- 
im oriri, salubriler obvielur, et.pJenius cognoscafur 

partium earundem, prsBfatum negotium ad nostrum 
:ic8B Sedis reservantes examen , partibus. ipsis di** 
i inhibemus, ne ipso pendente negotio, in illoprae- 
r aliquam faceré novilatem , et injungentes dicto Ar-» 
;opo Toletano , ul interim ab usu dicta deferenda 
ler provincias supra dictas studeal abstínere, nisi ali* 
3r hoc per Sedem Apostolicam fueril ordinatum ; ac 
lies partibus supra diclis ut post quindenam Re- 
onis Domini diem venturum per suffícienles et ido<- 
ocuratorcs peremplorie cum ómnibus actis, juribus 
umcntis hujusmodi negolium conlingentibus , Apo- 
;e conspectui representent in negotio ipso legitime 
uri , et facturi , et recepturi quod justitia succedebit. 
^o hominum liceat hanc paginam noslrarum absolu- 
revocalionis, inhibitionis, monicionis, et mandati 
re, vcl ausu temerario ei contraire. Si quis autem 
nlare prsesumpserit indignationem Omnipotentis Dei,. 
rum Petri et Pauli, Apostolorum ejus se noverit in- 
n. Datum Avennione XII. kalendas decembrís pon- 
nostri anno quarto. 



332 APÉNDICE 

HV. 

LittercB Joannis Papes XXII. ad Jacobum //. Regem Arago" 
num pro excusando celo Archiepiscoporum Tarraconmsii 
et Cassaraugust. qui D. Joanni, Archiepiscopo ToletanOt 
eiusque Regis filio vetuerant ne in eorum provinciis cni- 
cem portarel, an. M.CCC.XXL (Vid. pág. 202.) 

Ex arch. reg. Barcin. 

Johannes Episcopus servus servorum Dci. CarÍ88Ímoin 
Chrislo filio Jacobo, Regi Arag-onum ¡liustri salutem el Apo- 
slolicara benediclioncm. Sercniíali regiae scripsisse memiai- 
mus illam palernis exhortalionibus depraecando , ut sicnl 
eam distributor bonorum omnium dono prudenli» Ínter alioi 
mundi Principes illuslrarat, in recta ponderans slaleraju- 
dicii, quod disscnlio niiper ínter venerabiles fratres no- 
slros Johannem Tolelanum ex una parle, et Csesarau gustan, 
ac Terragonen. Archiepiscopos ex altera , occasione porta- 
tionis crucís per dictum Toletanum in Caesarauguslan. el 
Terragonen. provinliis suscítala , censenda erat zelo potiiu, 
quo ipsi Archiepiscopi ad suarum ecclesíarum jura servan- 
da tenenlur, quam cuíquam injuriandi animo processisse, 
diclonim Caesarauguslan. el Terragonen. proeessus contra 
diclum Tholetanum supcr hiis hábitos haberel rationabiUter 
excúsalos; nec propterca regius anímus contra díctosCíe- 
saraugustan. et Terragonen. Archiepiscopos turbarelur. 
Verum, licel supponamus indubie regalem modestiam.iHa 
circunspí*ctione vigere , quodanimum vovila cuíusvís inor- 
dinali odü calore compescere ; quia lamen antíquus pacís 
emuius illuc nititur máxime virus suos diffundere , quo raa- 
gis id conspicil divinse maiestalis occulis displicere, ea pro- 
pler cupientes eius insidiis pro viríbus obviare, tuamque 
magnificenliam contra cuiusvis temptalionís odiosae fomitem 
premuniré, celsiludinem regiam rogamus el horlamor 
atlenlius praecibus iteratis, qualínus prudenter attendens 
quod príBfati Caisaraugusfan. el Tcrragon. Archiepiscopi ho- 
norís luí ac tuorum fuerunt haclcnus , sunt adhuc^ et esse 
cupiunt in poslerum fervidi zelafores , de quíbus celsitudo 



DB DOCUMENTOS. 333 

^gia saspicari non debet, quod in luam quicquam vel luo- 
im ínjuriam moUrenlur, eosdera Archiepiscopos taliler velis 
tonoslrael Aposlolicae Sedis reverenlia habere super hüs 
icusatos , quod a sólita celsiludinis tuae benivolenlia elon- 
átos se proplerea non agnoscant. Dalum Avinionae XVllL 
alendas februarii ponliíicatus nostri anno quinto. , 

LV. 

acobi II. 9 Aragonum Regis ad Regem ArmenioB epístola pe-- 
tens reliquiam B. ThedoB , pro eccL Tarraconensi , anno 
MCCCnX, (Vid. pág. 203.) 



Ex arch. reg, Barchinon. 



[ 



Uastrí et magnifico Princtpi , amico nostro charissimo Dei 
ratia Regi Armeni» Jacobus per eandem gratiam Rex Ara- 
onum prosperum incrementa successum cum salute (a). Se- 
snitati vestns praesenlium serie notum ñat, noviter ex fide 
ignonim relatibus ad nostrum pervenisse auditum , quod 
orpus Beatas Thecl» Virg-inis , seu pars ipsius corporis ha- 
etur in partibus regni veslri. Sane cum in civilate Tarraco- 
9 inrra regni nostri limites situata , metropolitana ecclesia 
ub Ipsius Beatse Theclae titulo sit fundata , cujus fundatio a 
raedecessoribus nostris inilium habuit ab antiquo , anxia nos 
evotionis cura sollicitat , ut quia prsefata metropolitana que 
lultum honorabilis est , quseque multa in his partibus anti- 
uitate praefertur, adeo quod ab ejus fündatione Citra an- 
¡ mille ducentum el ultra lapsi sunl, ut certis comperítur 
cripturis , intitúlala est sub prsediclse Vírginis nomine, ali- 
ña de eis reliquiis in prsefaela ecclesia haberenlnr, ex qui- 
us el nostra ac subditorum nostrorum, et cunctorum decli- 
lantium ad has partes ñdelium erga ipsam Virginem devo- 
io augerelur , ñdes reformaretur , eique honor et reveren- 
a inlenlius praeberentur. Et si hoc vigilanter appelimus, de- 
ote agimus quod csl pium , praedecessonim noslrorum in- 
equenles vestigia , qui pie el devote antefalam metropolita- 
lam ecclesiam sub nomine el honore praefale Virginis fuñ- 
ía) VUiata leclio. 



33i APÉNDICE 

(lavcrunl. Igitiir serenilatem el charaní amicitiam vcslram 
praecordiali et intima affectione, prot charius possumus, de- 
príEcamur , qualenus ob honorcm et reverenliam Omnipolcn- 
lis Dci, ac cxallalionem et gioriain prícdiclae Beatae Thcck» 
Virginis , aliento quod nedum ad hujusmodi reliquias in his 
parlibiis, vorum eliam ad tolum ipsius Virginis eorpuserga 
parles, ubi lumuialum quiescit , harum parlium fideiiumin- 
colarum devolio p<^raugebilur, necnon ob spelialem nosiri 
graliam velitis et placeat vobis de reliquiis praidicUs BealíB 
Virginis aliquam niagnam parlem transmitiere, de qua ne- 
dum prailatam mctropolitanam , verum etiam alias calhedra- 
les ecclesias ei suffraganeas ornare et aediiicare ad honorem 
et exallalioncm Doniini nostri et príediclíE Beatse Virginisde- 
volionem , in meritum nostri omniumque fidelium valeamus. 
Et si forte sub dislricto veslro praífatum corpus seu ejus reli- 
quie non habentur, placeal serenitali vestrsB de liis procura- 
re habere, talitcr ul cum effeclu nobis, ut praemitlilur, transr 
mittalis crcdentes, si libel, circa haec his , quae Simón Sal- 
zeli , subditus el fidelis noster, lator, praesenlium (quem pro- 
pler hoc ad vestranidestinamus praescntiam)duxer¡l verbaÜler 
refcrenda. Porro quia hujusmodi sanctuaria non sic possQQt 
honeste per láyeos sicut per clcricos ministran; proptere» 
dúos clericos presbyleros, viros ulique honestüB vitae, el con- 
versationis laudabilis praedictae Tarraconensis ecclesis be- 
neñciatos ad parles vestras una cum dicto Simone providimus 
destinando» , qui praedictas reliquias sub sigillo veslro devo- 
ta recipiant , casque honeste tractent, et ad nos deferant 
simul cmn noslro nuntio supra dicto. Ex hoc quippe , etDeo 
et pradiclaí Virgini reddetis obsequium et bonorum , qu« 
proinde subsequentur, operum effíciemini participes , nosque 
id vehementer habebimus placidum , qI regratiabimur vobis 
mullum , in agendis, quse vobis placida reputabimus^ pro 
hoc spccialibus nos astrictos. Dalum Barchiaonae II. nonas 
septembris, anno Domini M.CCC. XIX. = Bernardos de Fonte 
mandato regio facto per Pnepositum Tarraconae. 



DE DOCUMENTOS. 335 

LVÍ. 

D. Eximini de Luna^ Tarracon, Archiepiscopi de solemni 
brocha B. TheclcB translatione epístola sive decretum , an. 
MCCCXXl (Vid. pág. 203.) 



Ex CartuL eccL Tarracon. 



E 



ximinus Dei raiseralione sanctae Tarraconensis ecclesise 
Archiepiscopus. Fidelibus et dilectis universis el singulis ju- 
ratis et probís hominibus locorum campi Tarraconensis , ad 
quos praesenles pervenerínt , salutem et dileciionem. Signi- 
ficamus vobis quod illustrís dominus Rex debet esse in brevi 
Tarraconae pro offerendis Deo el ecclesise Tarraconensi reli- 
quiis gloriosissimae Sanctse Thcclae Virginís el Prothomar- 
tyrisy patronae noslrae. Cumque oporleat nos et vos omne de- 
bitum reddere in festo , quod fiet ex oblalione praBdicía , pro- 
pterea mitlimus ad vos venerabiiem Hugonem de Cervellionei 
operarium Tarraconen. Rogamus vos ut omnes eo aííectu in 
praedictis vos habeatis, ut dictum festum solemniter, et ho- 
Dorifíce fíeri valeat , sicut decet ; credentes dicto operario de 
his quae vobis dicet ex parle , et vice nostra. Dat. Tarracona; 
X kal. maii , anno M.CCC.XXI. 



337 
ÍNDICE 



DE LAS COSAS MAS NOTABLES. 



/Vbaso: dedicación' ^e una lápida que hizo al sol. 44. 

S» AUdon: (ra&lacion de sus reliquias. 18. 

Abril, Obispo de ürgel, 66. 

Adalberto, Obispo de Carcasone. 69. 

Abad. 7. 

Adon: ms. de su Marlirologio. 28, 

8» Adrián (monasterio de), i-136. 

Adriano IV. 79-Í4Í. 

VI. 60. . 

S. Agu&tin: ms. de sus Hpmilias in Johamiem,2S^de Ja Ex- 
posición de su regla. 148. 

A¿uBtiQ (D. Aalpnio), Arzobispo de Tarragona. 109-*1Í0« 
411-115-129-430-464-198. 

Aimerico II, Obispo de. Roda. 68-71. 

Albalat (D. Pedro de). Arzobispo de Tarragona. 51-64-81- 
91-183-202. 

Albanell (D. Galccran). 124. 

Albertano Brixiense: sus obras. 30. 

Albigcnscs, hereges. 164. 

Alcaniz (concilios de). 184. 

Alejandro líl. 79-85-15M52-153-155-158-160.Í61. 

Alfonso X, Rey de Castilla. 187. 

II, Rey de Aragón. 12o.l52-153-157-í58.160-162- 

163-171. 

Ilí, Rey de Aragón. 192. 

-IV, Rey de Aragón. 108-498-205. 



Amigo (Jaime), cura de Tiviza. UO. 
Anastasio IV, 143, 

TOMO XIX. 22 



338 índice 

S. Andrés Ap.: una niandíbufe suya se conserva en el mo- 
nasterio de Valdebron. 42. 

Anglesola (Berengiior de), Obispo de Gerona. 59. 

^ — -(Raimundo de.), Obispo de Vique-, (>6-03v > 

Animas: rilo de la catedral de Tarragona én'éété'diá. Wf. 

Aragón (Reyes de): quién los ungia. <89. 

(D. Alfonso de), Arzobispo de Zaragoza. 37. 

(D. Juan de), Arzobispo de Tarragona. 54-100-108- 

H4-200-202-204. 

Aras curiosas. Í4-17. 

Armengol (D. Juan), Obispo de Barcelona. 36. 

Arnaldo, Obispo de Barcelona. 142. 

Alón, Obispo de Vique. 49. 

Augusto: tuvo lempTo en Tárragorta. tt^. ■ • ' "'■' * ■' - '^ 

Azara (D. Eustaquio), Obispodé Iblzay Bároéloiila.'3i/-' ••^ 

Aznares (D. Garcia), Obispo de Lérida. S8/ • -■ > .'-í''" 

• . . . ^ . . •? ■ ■ 
■ ■■ ■■ •■'•.,■•■..•/• 

Baccallarios: qué eran. 176. ■ ■ '■ - 

Ballesler enmendado. 126* :■•■:. ■ * 

Banderas: conscrvanse en Tarragona \éd áe la ^n^stá (b 

Ibiza. 182. .''■..■■. 

Barbera (Fr. Guillermo de), Obispo de Lérida, 62.M84. 
Barca (D. Spárago de). Arzobispo dé "Tarragona. BÍ-82-^ 

170. ....... -.., . 

Barcelona (ig^leeia de): reconoció por sú Metro^oliiano id Ar- 
zobispo de Narbona. 49. .-■;•.. 
Bardají (D. Jorge), Obispo de Tariazóba. 38. * , 
Bartome\i (maestre), arqui ledo. 107; ■ '>■ ■ 
S. Basilio: escribió la Vida de Sla. Tecla. 124. .' * ■ -: ' 
Bavaro (Luis), Emperador de Alemania. 2104. 
Belloc (G. de). 162. 
Bellovacense (Fr. Vicente). 119. '■ 
Bellulla (Nlra. Sra. de): santuarioi 9. " • ■ .' . -yy v;< ; 
Benediclor Xm, Ántípkpa. 82'*65^S6-87. - 
Bcrengario, Abad de S. Cugat y Obispo de Barcelona. • dft. A 

Bererigner, Obrspcf de Gerona. 77-142'. ;■' .: - 

Borga (D. Bernardo de), Obispo de Barcelona. 55.i i ;- ' 

(P. de). 188. • y .... ^ 

S. Bernardo: versión catalana de una caria stíyai 2Q-predio« 
la cruzada. 144. ■ ■ . i . 

Arzobispo de Toledo. 49-83-13*. . .■ ■ ... ..; 

• * í i '■ ' . " 



DE LAS G0SÍ91f%S NOTABLES. 339. 

Bernardo, Obispo dfe Barcelona. 101. ■ ' ■ .' 

Obispo de ürgel. 77. 

Obispo de Zaragoza* 142." .' j 

Bertrán, Pr¡or:de Escornalbou. 52-177. 

Besalú {S. Pedro de): monasterio. 150. 

Béáora^JaséjGeflónitiab), canónigo de Lérida. 8. •: » 

Biblias ms. curiosas. 3-6. 

Biurc (Arnaldo Ramón de)j Abad de S; :€iigal : es asesinando; 

en el coro por unos facineroíos la noqhe de Navidad. 35. 
(Jofre y Pedro de), canónigas dé Thrragxanatihaeen-la 

primera colección de las ConstituCionearproyinciáleb Tar-= 

raconenses. 36. ' ; - • 

Blanc (D. José), canónigo de Tarragona: trabajó el catálogo» 

de los Arzobispos de esta iglesia. 130.. ! - :. ; ; . « 
Blan€s(I>;'Franci¿codfe), Obispó de.Geroña, 59». 
Blay (Pedro), arquitecto. 410. 
Bojoris{D, rrartci8co)r40.! 
Bonifacio Viü. 192.- ^ ^ 
Borréll, Obispo de Rodíu 68^-71.. 

Obispo de Vique. 26; .,-:.. .: . 

«-(Ramen), 'Conde de Barcelona. 12. ... . 

Bolet (Guillermo), ciücladane de Lérida. 175.-. .. . . '^ 

Breda (S. Salvador de): monasterio. 39, 

Breviarios antiguos-.' 2-^3. : , ; 

déTíUtágoftá* 117, : 

Burguera (D. Nicolás), canónigo de Tarrag!onfi« S*?. 
Burgueto (Ponce), AbatddeS. Cugal. 35, . . 

. - . • ' '.' ' . • ■ . . ■ f 

^acesia (Fn Pedro)!, Obispp de Sdgorbe. 190. 
Calatayud (colegiatas de); su consagración. 185. . _; 
Calbó-(S. Bernardo), Obispo de Viquei dónde nació. 155. . : 
Cálices curiosos. 25-43. 

Calixto IL 138. .:■■ .■ 

lll. H8-123. . . , 

Cami (Ntra. Sra. del):crmila, 10. 
Campaner (D. Jaime), canónigo de Tarragona; 117. . , 
Campeny «(Damián), escultor. 5. : ' ,• 

Campo (Sta. Eulaliadel): monasterio. 9., . .. - . :, 

(S. Pablo del)::mona8lerio.:3g. . ..^. • 

Canal» (Fr. Antonio d^). 29,. . '. . ... , ..,;^. 

S: Cán^Üdo: su cuerpo esiá^p elmoi^slcrioílíí^S.^Gugal.JJ^f 



340 índice 

Canelles (Vidal), Obispo de Huesca. 65-92. 
Carcasona (Pedro de). 79. 

Cardona (D. Jaime de), Obispo de Gerona. 59. 

(D. Pedro de), Arzobispo de Tarragona. ií7, 

(R. do), i 88. 

Caresmar (D. Jaime): su Disertación sobre el cómputo de los 
años de Cristo. 41. 

Cario Magno, Emperador. 2i -22-26. 

Carlos V, Rey de España. ii6. 

Príncipe de Viana. 56. 

Garnestoltcs: qué eran. 84. 

Car nótense (concilio). 145. 

Carrion (concilio de). i38. 

Cartella (Roger de), Obispo de Gerona. 59. / . 

Casasaje (Bernardo de), Obispo electo de Barcelona. 56. 

Casseres (Bernardo), arquitecto. 109. 

Castellarnau (D. Juan Bautista), monge de S. Gugat...39. 
Castelló (Bernardo de), Obispo de Urgel. 61. = • 
Caslelllersol (D. Raimundo), Arzobispo delarragcma.'l?!' 
Castellvell (Arnaldo de). 156-162. 

(Guillerma de). Vizcondesa de Bearne. 168. 

Castro vol (Fr.- Pedro): una obra suya. 41. 
Castrum Octavianum. 20. 
Cazador (D. Guillermo) , Obispo de Barcelona. 94. 
Celestino IIÍ. 52-54-77-90-1 55-1 65-1 69-1 70- 171 . 
Centelles (Doña Blanca de). 7. 

(D. Pedro), Obispo de Barcelona. 61. 

Cerda (D. Antonio) , Obispo de Le'rida. 58. 

Cervantes (D. Gaspar) , Arzobispo de Tarragona. 95-109- 

ill-172. 
CervcHó (D. Hugo de) , Arzobispo de Tarragona. 106-1B2* 
Cervera (Guillermo de). 177. 
Cescomes (Arnaldo de) , Arzobispo de Tarragona. 195. 

«a (D. Romeo) , Obispo de Lérida. 57. ; - 

Cicerón (M. T.) : edición antigua de sus Filípicas. 28. 
Ciscar (D. Mariano). 40. ... 

Ciurana (castillo de) : en él estuvieron presos S. Luis Otop** 

de Tolosa, y su hermano Roberto. 190. 
Ciyó (D. Jayme) , Obispo de Lérida. 57. 
Sarita Clara (convento de) : fúndase en Tarragona. 187. 
Claustro (nuestra Sra. del): se venera en la catedral de Tb*"" 



BE LAS COSAS MAS !>iOTABLES. 'MÍ 

ragona. 87. > 

Clemente III. 78-79-165. 
Clemente V. 53-193-496-109. 

VII.86. 

VIII. 9. 

— (Guillermo) , capellán del Arzobispo de Tarrago-i 

na. 169. 
Clermont (concilio de). 138. . i 

CoboQ (Gabriel) /beneficiado de Tarragona. 117. •• 

Coch (libro del) : qué era. 116. 

Coll (Sta- María del) , moriaslerio. 39í . v, 

Colom (D. Ferrer de) , Obispo de Lérida. 57. 
Comerma (Fr. Domingo), Dominico. 45. 
Constanza (concilio de) , 86. 

Corbario (Pedro) , Antipapa. 204. ' . 

Comel (Jimen). 177. • 

Cornelia (Guillermo de). 67. 
Cosmas, Arcediano de S. Lorenzo. 123i » 

Crucifijo: consérvase uno notable en la catedral ^e Tarra- 
gona. 110. 

Cruillas (Gilaberto de) , Obispo de Gerona. 58-59-64-67-93. 

Cniilles (Jofre de), Prepósito de Tarragona. 66^93-200. ' 

Craz : un fragmento de la verdadera se conserva en el mo- 
nasterio de Valdebron. 42. 

— curiosa. 15. 'i 

S. Cucufate Mr; : sus reliquias están en el iftonasterlo de San 
Cugat. 21-24-32. : • .. . 

Curcio (Q.): traducción valenciana de sus obras. 41. 

Deanato de Tarragona: créase. 189. 

Delincuentes : prohíbese darles asilo en Ja catedral de Tarra->- 

gona. 97. 
Deodalo, Obispo de Barcelona. 26. • 

Derecho canónico: ms. 28. 
Despont (Raimundo), Obispo de Valencia. 192-1 97i 
Devocionario ms. curioso, 3. 
í^jago, enmendado. 126. 
Diurnal de Tarragona ms. 1 17. 
Dodo, Obispo de Huesca. 142. 

Doria (D. Gerónimo) , Arzobispo de Tarragona. 117-129-435. 
Dulce , Condesa de Provenza. 136. 



348 ÍNDICE 

Durando, canóníg^o de Tarragona. 80-149. ,: •'■ ■•. 

Egidio (Juan) , Obispo de Albarracin. 474.' ■■ '.. ' / 

Sta. Elena : un brazo suyo se conserva en ^monasteno de 

Valdcbron. 42. ::........ 

Enrique II, Rey de Inglaterra. 154. . . - 

Enlenza (Doña Teresa de) , Reina de Aragón. 198. 
Enlrcmesos: prohíbense. 96. ■ . • 

Erbolet (Fr. Pedro) , monge de Slas. Cruces. 29. 
S. Ermengol, Obispo de ürgel. 68. . ' 

Escornalbou (S. Miguel de), colegiata: erígese»' ^53-consá^ 

grase 1 8 ü. . . 

Eugenio III. 143-144. ' .. :i .: . ■ 

IV. 7. ■ . 

Eximenis (Fr. Francisco) : ms- de una obra suya.': 29. • • 
Eymerich (Nicolás) : ms. de unas obras suyas. 120* 

} 
F abra (Fr. Miguel) , Dominico. 62-184. 
Fay(S. Miguel del), eremitorio: 9. 
Felipe IV , Rey de España. 130. 
Fenollet (Luis): su traducción- de Q. Curcio: 41. .: .= 
Ferrer, noíario del Arzobispo de Tarragona* 169, . . ' 

— -4-»-PrepÓ8¡lo de Tarragona. 65-91. .:.::' 

Sla. Fides : su cuerpo está en cL monasterio! de S. Cugal» 24. 

F¡valIer(D. MiguelJuan)^ Arcediano de" ViJaseüa- 123^ 

Fóguet (D. Frandisco) , comensal de Tarragona* 4 21.- 

(D. Ramón), canónigo de Tarragona; 420.. ■ 

Folcradi (Jasperto), 67. : ' : = ..:J 

Forme nlera : su conquista. 181. 

FoWaWíium /?de¿: ediciones raras de esta obra. 6. . " 

Francavila (Duque dé) , Capitán General de Cataluña.- llS/ • 

S. Francisco (convento de) : biblioteca del de Tarragona» 120. 

Frcixa, canónigo de Valencia. 110. 

Frodoino, Obispo de Barcelona. 31. . .' ií 

S. Fructuoso, Obispo de Tarragona : donde nació. 78-^u olí* 

cío. 124. 
(arcedianato de) : crease. 489-pasa á la caleAíl 

de Ibiza. 87. ■ ' ■. • 

Fuente Aldara (cortos de). 161. 
Fulco, Obispo de Barcelona. 20. 
Fulco(R). 162. ..■••.. 



DE LAS C0S3ISi»'iÍS NOTABLES. 3i3 

Garcés(Fr. Pedro), Obispo de Segorbe. 487*- •' -i ..•I 

García (Fr. Francisco) , Domirlico. i 19. ' í 

Gaslon (D. Raytnundo) V Obispo <Í6 V^lenura. 2^.^ 

Galell (Arnaldo), escultor. 26. 

Gaufredo , Obispo de Torlosa. 77-147-101 . 

Gelásio n. «^135.137^146. ^ '- 

Gerona (cortes de). 142-202. . ' * 

(Iglesia de) : reconoció por su Metropolitaiií^^ a? Arzo- 
bispo de Narbona. 40. - ^ ■' - - ■ - 

S. Gerónimo: ms. de sus epístolas. 29-Tin cíngulo suyo ^e 
conserva en el monasterio de Valdebron. 42. ' 

Gil,<:ardcnalT52-í80. :- ; . . ' ^ 

—-(P.) , Jesuíta. 124. - : >■ 

Gimeno , enmendado. 126. í • 

Gines (Fr. Pedro), Cisterciense : no fue Arzobispo de Tarra- 
gona. 187. 

Glneth (Roberto). '797 --•' - • - ;:-,;. 

Girad (D. Jaime), Obispo de Barcelona. 56. 

Gódin (Guillermo de) , Obispo de Sabina. 203. "" " 

Gomar (Francisco) , escultor. 109. 

González de Posada- (D. Garlos de) , canónigo de Tarragona- 

' '9e-98-íl3. 'i '^■' -. 

Gramatge (D. Guillermo) , Prepósito de Tarragona'. 8tí. 

S. Gregorio Papa : ms. de unas Excepciones sobre éus Mbra-»- 
les. 29. ■ •«'• ' 

Gregorio IX. 81-179-180-183. • 

D. Arzobispo de Tarrá^tta.' 75-141. 

Guillermo, Obispo de Barcelona. 77-156. 

, Obispo de Roda. 142. * '" 

■ ■■ ■■ ■ ■ , Vizconde ¿e Cardona. 178. 

Guislaberlo, Obispo de Barcelona. 13. 

Gui'tardo, Abad de S; Cugal. 26'. 

Guixols (S. Feliu de): monasterio. 6. 

Gurb. (Arnaldo de) , Obispo de Barcelona. 8. 

S. Hcmetcrio Mr. : sus reliquias esfah en el monasterio de 

S. Cugat. 24-su ermita. 40. 
ílercdia (D. Gonzalo de) , Arzobispo de Tarragona. IIT. ' 
Hispano , Obispo de Albarracin. 174. 
Hoces (D. Juan) , Arzobispo de Tarragona. 125. 
Honorio II. 139. • ' - -' 



344 índice 

Honorio III. 154. 

Horas de Nra. Sra. anliguae. 2. . . 

Hostia milagrosa: consérvase una en el monasterio de S. Car 
gal. 24. 

S. Ignacio de Loyola: una caria suya original se conserva en 

el monasíorio de Valdebron. 42. 
Inocencio II. 440. 

III. 52-G I -80- 173- 177-1 89. 

... IV. 62-81-180. 

Inquisición : eslaWéccse en eslos reinos. 179.. 
Inscripciones notables. 10-14-1 8-20-27-33-36-40-43-44-1 B^ 

162-170-172-17Ü-180-182-193-199-206. 
Isac (Constancio), pintor. 110. 
Ibiza: su conquista. 181. 

Jaime I, Rey de Aragón. 120-176-177-179-183-186-188- 
189-200. 

II, Rey de Aragón. 53-88-108-192-193-194-107-198- 

199-201-203. 

, primogénito del Rey de Aragón. 201. . 

Jiménez Cerdan (Fr. Juan) , Obispo electo de Bareclonar<57. 

Jorba(G. de). 102. . . 

JuanXVm. 22. 

XXII. 114-190-1 96-200-202-204. 

11. Rey de Aragón. 56. 

, Cardonal Obispo de Sabina. 80-178. 

^ Obispo de Albarracin. 174. 

, Prepósito de Tarragona. 85. 

, Abad de S. Ciigal : es degollado por los SarraQeopSj 

21-31. 

Sta. Juliana Mr. : su cuerpo está en el monasterio de S. Cu- 
gal. 21-24. 

Juncosa (Fr. Joaquín) , pintor. 5. 

Laclando : sus obras. 30. 
León I (concilio de). 184. 
Leonardo y Argcnsola (Lupercio). 181. 
Leonor, Reina de Aragón. 108. 

hija del Rey de Castilla. 201. 

Lérida (concilios de). 178-186. 






DB LAS COSAS MAS NOTABLES. 9lí5 

Lérida (cortes de). 177. í 

Lerin (mcmastéríó dé). 7. 

Leiran ni (concilio de)-!l38-íl64* 

——^IV (concilio, de). 474. 

Leys de amor : ms. de esta obra. 29. 

Llinas (D. Fr. José) y Arzobispo deiTanagOBa. Í29r-i2t5^ ... 

Llotger, Inquisidor. 200. •: •.' . 

S^Lorenzo Mr.: unafeliquia.fluyase TenefaenJarragonaf IStSL 

Loris (D. JuaüiDimas) , Obispo de Barcelona; 9-. ,:'■.'■■ 

Lotario , Rey de Fraocía. 6-21-22. . 

Lucio II. 142. 

' IIl. 67-94-104. ;. 



■ I . . . 



Luis I ^Rey de Francia. 21-31. 

S. Obispo de Tolosa : estu voc -preso ^en eljcaatillo de Ciuitt- 

na. 190. .• . • . • '■:.. 

Lull (Raimundo): edición desconocida de su Arbor BcientuB^éi» 
Luna (D. Ximen de) , Arzobispo de !rárrag(M)a. 04-66^-20a. 
Lupia y Roger (D. José de) , Obispo dé Leoii. 38. 

- ; ■ ■ , ■ ■ » 

_'.■:• . . : •;.. ■ ■ . --.^ • ■ 

4 

S. Jlagin : SU oficio 1241 - . -i " <>'.'■•.'■. . ■/ í 

BIallorca:sucon4u¡8ta¿!l79-483t. : ' .; • =. ' ■■)■■■:•■ 

Mangons (Arnaldo de). 79. . ' • ! i v- 

Marca (Pedro de) , enmendado. 43. 

Maresme (S. Pol de), monasterio. 6-182,^ . • ■■ . ' 

Margarit (Juan) ; QbispO'de Gerona.» 59* 
Mari (D. Mariano) , comensal dé Tarr«goiia: Irabfejó el catá- 
logo de los Arzobispos de esta iglesia. 130. < . . 
María, Reina de Aragoiu 177. : .. 
Marian, canónigo de Tarragona.. 124.. . ■ 
Marsella (S. Víctor de) , monasterio. 12..' ' - ■■/ 
Marsiiio (Fr. Pedro) , Dominico. 200. 
Martino V. 86. 

Mas (Jaime), Obispo de Vique. 12$. 
Masdeu, enmendado. 49. ^ 
Maymó (Bernardo), platero. 125. 

Mediano (Bertrán de). 79. . ^ / i 

Miralles , Obispo titular. 42. 
Miret, escultor. 110. 
Miró , juez de palacio. 156. 
Misal antiguo. 2. 
-~— de Tarragona. 117. •■ .v 



346 ÍNDICE ; ; ? ' 

Moneada (Doña Elifendis de) , Reina de AragbBi 4!^¿.: ; ■■■.. Á 

(Guillermo Ramón de) , Vizconde déBdafner aséfti* 

na al Arzobispo de Tarragona. 466.. * ■.. ■ » ■ 

(D. Juan de). Arzobispo de Tarragona. 97í-i2^r - 

■(R. de). iC2. .'. : . : :::. .i 



. '.I 



Mondejar (Marques d«) , enmendado. 487. 

Monforl (Simón de), Conde. 477. 

Mongri (Guillermo de), Arzobispo de Tarragona. >4$3-lS4» ' 

Monserrale (D. Cosme de), Obispó de Viquéki^-... . : - ' 

— Sla. Cecilia de), nK)nas(erio. 38, . ■: ' 

Monlagut (Guillermo de). 478. . ". ' 

Montaner y Qacosta (D. Baltasar dc)> Obispo elecWde 
. Vich. 38. ..•■•: '. 

Monté (S. Lorenzo del), monasterio. 38. 
Monte Rocherii (Guidon de). 29. 

Monlalegre (cartuja de). 5-482. ; :. .. /i 

Monlpeller- (Guillermo de) M 56. .. 

Monzón (corles de). .483. ,' • ■ '. ' •• 

Mola (Guillen de la), arquitecto. 424. 
Moxó (D. Benito de), Arzobispo de Charoaia. ^4-26-30-^ ' 
Mur (D. Dalmacio de), Obispó de Géronal'^9. 
Murta (monasterio de la). 2. ....-/• 



I ' 



Naranjos notables. 5. • •..;.■■-..."= 

Narbona: su Arzobispo es reconocido pot^ Melropolítana de 

'las iglesias -de CataJuña. 49^ ; . . . ,i 

Nicolao V. 58. ■ ' - = ! . ." ■ . .. 

Nicolás, Cardenal Tusculano: absuelve al asesino dd And^ 

bispo de Tarragona.. 4 69. •■ : : . 

Nimes (concilio de). 435^. . .' '■'■■ : 

* ■ ^ ■ ' ■ 

Octaviano (S. Pedro de), parroquia. 39. • . ■' 

Odón, Abad de S. Cugal y .Obispo dé Gerona. 22*&l-*32> 
S. Olaguer , Arzobispo de Tarragona. 4-74-75-77-8WÍ- 

404-405-J06-Í33-435-436.442-443-445-446. - 
Olivella (D. Bernardo), Arzobispo de Tarragona. iOa-4W-l<W" 

449-488. .':■; .. •■ ■■■'■■■■ 

Oliver (Fr. Bernardo), Agustino: varias obras suyas maini>" 

critas. 3-29. ^ 

Ordinario de Tarragona. 446. 
Órgano: prohíbese tocarlo al tiempo deálza^«>96.- ■'*'■ 



DB LAS COSAS i mis NOTABLES. SV? 

(D. Ramón), Vicario ¡^nersl dé Si Cag'&l: W.:.\ uÁ'ü 
Viétm)y fisbalkit. im^ V . . - ■'-• í» -.i-i 

M. :. ;-•••■{!•- :;>■: • • ,! í ..I •■ ■ ;• :■-.. ■ ■ /'■■■ ■- . ■ • •..; 

^8 (reTrer<ie),.primíerHObíspotle "Valeneía. iW-iS4i 
(P^ Berangaer. de)/ Obispo dé Bareielonar 5f-i52*^{80. 
lona: dos Obispos suyos asisten al cóndtio'¿e TaroU, 

ideson pírivados de áu igiésiali^is.' ^^ > >'^— - • - 

aHI.-431. -• . ••:■ •'=.:•■;= J;' 

ill -curiosas, i 5-55-43; : ■' ,'-'\- — • - 

Jerenguer'de), Q^spode: Gertmá.^ ÉS9.! : < : -''A 
Bernardo de), Obispo dé Gidroha; BOv • ? ■ '' . j'fí.íí 
"aula: regaló á S. Gerónimo luí cfn^ulo que seconsértá 
2I mónafelerio de Valdebroni' 42j - ■'■•'■) ■ í • 
ires de'Lugdwik^:' ^vQeéñésÁ úontra-esítos'Iiereges. ilTl. 
Ivés (monasterio de). 42. .:: ^..;/ ■ ¡¡P. 

lí. Rey de Arag^on.i Í73. -í- «.f ..'«'' 

[Í/Réy de Aragón.. dSaKtSd-iOd. »? i ' ;- ' íl 

¡T^ Rey de AFrtgon. 36; : ■ ,■ '' ■ 

ifanle de Portugal, i 8^. ■» .' 

iHspo de Gomeiige.-69« 1 •'* r ■':.'')•:■'•■'.' 
ibispo de Gerona. 26. ;:,.:{' 

>bisp6 de Urgel. 52-i77. . ' '\ r • - 

ihispoideiZaragozákV77w . ^ ■■ 

lacrista de Tarragona. 79. : i I -u . ♦^ 

illada (Guillermo de)» Obispó de Geroitá* H^. 

;í(Barones de). 45«* ' : í: ■ ■ ;' •■ ^ 

lila, Reina de Aragón. ÍM. .■ ■'■ ~^-)i 

autismal curiosa. i08. . . : : »/ i •' ■ ■; ;■ !í 

a (Fr. Juan)y AbaddeSlás'.Cruccífe; 29.'. :■ » : : • • 'i 
, Obispo de Torlosa. 52-162-177. ." . ¡ - i . í 

leal romano: una impresión su^aóotigua.i 116. "• ií 
(Fr. Pedro), DominioD. 186. , . . ■. 

D. Berengucr de). Obispo de Torlosa. 66-93. 
D. Fausto), Pavorde de Paiiadés. 40; 
neo: su Cosmografía. 4. . • ' • 

b (D. Antonio lgñaci(>). 183.' •■: . - '■ 

í(D. Josef). 15. . ' ' , 

gala, mohtaiíuela. 44. - . 



. I 



undo, Obispo íIc Barcelona. Í8." 
Obispo de Vique.Ut.; > 



348 índice 

Raimundo, Notario de Tarragona. 79. 

S. de Peñafori: renuncia el.Arzobispadóde Ttm- 

gona. 53-i 81. -concurre á la elección del Obispo de Léri- 
da. 62-i84.-conlribuyeal establecimiento de la Inqnisí- 
cion. 479. -ms. de su Suma. 41 9.-varia8 cartas suyas. 186. 

Ramón, Conde de Pradas. 108. 

Berenguer 1, Conde de Barcelona. 6-13-ít6, 

III, Conde de Barcelona. 89- 1 38-1 38, : 

IV , Conde de Barcelona. 75-79-101^ 

133-134-141-142-146-148-150-4&2i-160-16h 

Randulfo, Prior de Scaía Dei. 178. 

Reims (concilio de). 138. . 

Rcjadell (D. Berenguer de), Abad de S. Cugat. 25. 

Requesón s (D. Gcraldo de), Obispo de Lérida. 57. 

Ribes (R. de). 79. * ■ " 

Ritual: ms. de uno antiguo de Tarragona. 121. . 

Roberto: estuvo preso en el castillo de Ciurana. iüO,' • 

Príncipe de Tarragona. 74-80-1 01-4 33-i38*ü7- 

148-155. . •. . - 

Rocaberti (D. Benito), Arzobispo de Tarragona. Bl-BS-^S- 
91-185. :. ■• 

(Geraldo de), Prepósito de Tarragona. 443-48MW. 

(D. Guillermo de) , Arzobispo de Tarragona. 53- 

472-193. 

-(D. Pedro de). Obispo de Gerona. 58. 



(D. Raimundo de), Arzobispo de Tarragona. iíl- 

107-173. 
Roma (Fr. Gil de): ms. de una obra suya. 29. 
Romana (Marqués de la): su biblioteca. 2. 
Ros, platero. 125. 

Rosanes (Bcrenguer), Obispo de Vique. 49-74-431-142* 
Rosscmbach (Juan), impresor. 117. 

Salustio: edición antigua de sus obras. 28. 

S. Clemente (D. Pedro de). Obispo electo de Lérida. 57» 

S. Victor (Hugo de): ms. de su Exposición de la regla de San 

Agustin. 418. 
Sánchez (Miguel), Obispo electo de Scgorbe. 490. 
Sánchez (Ñuño), Conde de Rosellon. 482. 
Sancho, Arzobispo de Toledo. 480. 
———-(Gerónimo), escultor. 409. 



.'» f. ■■■.■■'. 



DE US COSAS . HAS NOTABLES. 94$ 

Sanl Martí (Ferrer de), Í26-Í84. ■ r» 

■ M. • , . ■ } (G.. ae). ig6w:'- :'» i :.••;■ .•■■¡.•.I-; 

SU« Eugenia (Bernardo de). 7. 

Santoria (Monseñor): escribió la Vida de Sla. Tefcla. Í24. 
Scoiá Det (monasterio de): acudeti I-Tarragona sus mongóes 

para isemediar los. daños que hftcian los.Valdensés. ITS.- 
Segui (Pedro), Obispo de Orense. 79?*iíli. 
Seminario Trldenlino de Barcelona. »• ■ . -. . • .»; 
S. SempronianaMr.: su cuerpo está en el monasterio de San 

CugaU:2ÍT24*: : ..■-.: u :;...". ^-..^ ;/.. M .-•, 

S. Señen: traslación de sus reliquias. 18. .i' 

Seninailat:(D. iGlaloerao)^ 29» ".i !...:•' 

Septem grangiis (Cornelio de), impresor. ii7.,í' .•■:■■■■ 
Smnis Z)et, Obispo de^. Gerona. íM) ■' ."• i- i- » ' í- : 
S. Severo, Ob, y Mr.: sus reliquias están: eii- el monaslejsío 

de S. Cugat. 21-24 .-su báculo. 39^-^ . 

Sibila: qué erai ©6, i ' f: ' > . .: • í. ■; . i 

Sibilia, Princesa de Tarragona;.:440. v : 

Silvestre 11. 22-32. . : . : ' 

S. Simón Stilita: un brazo suyo se consejrya e^i el .mpnafite-i 

rio de Valdebron. 42. 
Sísterer (D. Miguel)*. ísoal€Vft9alde.Tarragpna.;<17.; ;■ 
Smaragdo, Abad da S. Cugat.: 30, .; .. -- 

Stíl; dedicación que se le hace en upa, lápid^i. curiosa. 44r¡ / 
Sorbed (S . Martin de), iglesia, -20; •. ■>.,.:.. 

Sorrelles (D. Miguel), Obispo electo de Barcelona,. 57. 
Suniario, Abad. 6. :■ : . ' • íí/V 

Tarrago (D. Raimundo), Obispo de Barcelona. 435. , ,. . ; ; 
Tarragona (Arzobispos de): ungian á Jps Eey^s^ de Araí^i 

gon- 189. •■■''.■ i . . • 
(concMioá de), 104-i45-464f 178-i84-i48©-i80rt 

i 95— 197. '> — "" 

- ■ ■ ■ (iglesia de): sus derechos de MelropoÍit?ma. 47-: 

sus competencias con la de Toledo. 19Ó-200-202-su«pa. 

nónigos visten en el coro como los de:S¿ Pedro:de Ro-f. 

ma. 82. i 

.(Bcrengucr de). 458. 



■ • 



— (Guillermo de). 157. 

— (P. Johan de), escxdlor. 124. . 



■ i ^ "• . . I ■ . 



Tarrasa: sus parroquias. 46. i,.i,..mí// 



350 ÍNDICE 

Tavarlct (Guillermo de)* Obispo de -Vique. t74. 

Sla. Tecla: titular de la iglesia de Tarragooa. SS-traslacioii 

de su brazo. 88-90-203-su capilla anti^'a. H)2-'i90*«tt 

oficio^ J24. - . 

Tegel (Fr. Cayetano), Cartujo. 6.: • 
Tollo (D. Rodrigo), Arzobispo de Tarragona. 53-101. 
Templarios: su extinción'. 194-202» 
Tenes (Fr. Pedro), Dominico, i 80. 
Teoúorico, Obispo de Barcelona. 31. 
Teres (D. Juan), Arzobispo de Tarragona. 96-11-1-120-136- 

104. 
Testamento: disposición sobre los de los canónigos de Tar* 

ragona. 192. * ' 
Toledo (iglesia de): sus competencias con la de Tarngo^ 

ña-. 190-200-202. :' . • - 

Tolosa (concilio de). 138. ■ ■ ■" ■ 

Santo Tomás de Aquino: ms. de una obra suya. 11 Q« 

Cantuariense."í58. : 

Tomich enmendado, i 68. ' ■ - 

Torres (D. Ignacio)', bibliotecario del Seminarios de Bareel(H 

na. 43. . ' ' 

Torreja (A. de)-, Maestre del Temple. 162. 

(D. Guillermo de), Arzobispo de Tarragona. 160. 

Torts (D. Bernardo), Arzobispo de Tarragona. 7ÍÍ-78-80-81- 

82-84-89-100-10M02-105-lÓ6-143'.l6l. 
Trexa (Bernardo de). 79. 
Turrón (concilio de). 151-133. 

Urbano II. 131-132-135. ■ ' ' ■• 

ürgel (iglesia de): reconoció por su MeíropolÜano al Arxo- 

bispo de Narbona. 49. 
Urgió <Pedro de). Obispo de Urgel. 66-93-í8a. 

(R. de). 188. 

Ufrea (D. Pedro de). Arzobispo de Tarragona. íOO-llWl?- 

190. ■■ ■'-•■-■ ■ .r ■ 

■ -• ■ ■ ■ ' (D. !Pédrade) , Obispo de Gerona. 58* 
Usuardo: ms. de su Martirologio. 118. 



I ^ 



Valdebron (monasterio de). 41* ■ 

Valdenses, hereges. 164-17Í-178-180. ■-- 

Valencia (concilio de). 64. ■ . - . . i 



DÉ tAd COSAS MAS NOTABLES. 351 

Valladolid (concilio de). 201. 

Valles (S. Cugal de) , monasterio. 20. 

Valterra (D. Iñigo), Arzobispo de Tarragona. 88-115. 

Vaquer (Fr.), platero. 12S. 

Vestiduras sacerdotales ensangrentadas i coftsérvanse en el 
monasterio de S. Cugat las que tenia puestas su Abad 
cuando le asesinaron en el coro unos facinerosos la noche 
de Navidad. 35. 

Fr. Vicente , Obispo de Zaragoza. 64. 

Viena (concilio de). 196. 

Vila (D. Jaime Ramón) : su biblioteca. 2. 

Viladomat (Antonio), pintor. 5. 

\niamari (Bernardo de), Obispo de Gerona. 58. 

Vilamur (Bernardo de), ObispoMe Urgel. 61. 
(D. Ponce de) , Obispo de Lérida. 62. 

Vilanova (Arnaldo de): condénase su doctrina. 199. 

Vilaseca (arcedianato de): créase: 189. 

ViUamuls (A. de). 162. 

• (D. Berenguer de). Arzobispo de Tarragona. 81-85- 

155-103. 

Villamur (Ponce de), Obispo de ürgel. 186. 

Vique (iglesia de): reconoció por su Metropolitano ai Arzobis- 
po de Narbona. 49. 

Zaragoza (iglesia de): erígese en metropolitana. 200. 
Zucaro (Federico), pintor: un cuadro suyo se conserva en 
la catedral de Tarragona. 110. 



i •■■.': 



■ .• .'; ■.:.í:no-í/ omo» í.'i 
. •.,- ♦ .'. >^ ..-.I,- 

: ! i: .."• Jí/i 

I '■ . ; .-i'. •.][;\''.) 

• . '.■.■.:■■■ '-'■".;í:I 

■ . ' ,.■"'■■>" i ■. •■■'■'i 

' ■ .■ I,* - . ■ ' f I 

■ í ■:: ■•■li ■ :•■'; : "ii 

. - ' . .' .. i"- . ■■ 
< . . ■ '. ■ . ■« 



. ■! 



« K 



: . '.' . 



'. . I I . 



..' .. ■■!;■, ■■■■."! : o. Tí;?! 
. f- J 'Oí.O" .(i! 



. < . 



: . .'■■:'. '-■.■■; ■■ •: 'i::!:. 



t • 



'. I . i-i-i 



... .1 1 .'«..■ 



■I- ,. - 



■J 



i:"'í>-. ■■ > ■' 



!': • •( •.. . : t j 



' . . •■ \ • . '. 



■•'/'jr. 



VIAGE LITERARIO 
LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 

SU AUTOR 

W JAIME VILLANUEVA, 

?[tESDÍTEnO, INDIVIDDO DE LA ACAUEMIA 
DB LA HISTORIA. 

TOMO XX. 
YIACE k TABBAGONA. 

PUBLICADO POR U MISMA ACADEMIA. 






MADniD: 
IRNT.V DE LA riEAL ACADEMIA OS t,A INSTORTA, 



Fungar vice colis. 



ÍNDICE 



S CARTAS QUE CONTIENE ESTE TOMO. 



Págs. 



!ÍXXVIÍI. Concluye el catálogo de los Árzo^ 
de la santa iglesia metropolitana de Tarta" 



i 



XXXIX. Reflexiones sobre lo que falta que 
m la publicación de los concilios Tarraconen- 
nscripciones antiguas halladas en Tarragona . 72 
XL. Viage al real monasterio de Santas Cru- 
iscripcion de su fábrica, sepulcros, reliquias, 
xa preciosa y de algunos de. sus códices: his- 
de su fundación: catálogo de sus Abades, con 

is observaciones sobre los primeros 109 

XLI. Viage á Poblet: noticia de algunos co- 
lé su biblioteca y de una Biblia del siglo X Si- 
% del monasterio de PP. Cartujos de Scala 
i fundación, fábrica, códices: pruébase que el 
o fué aquí novicio. Noticias del Patriarca 
drino D. Juan de Aragón. Industria de losCa- 
i en los montes llamados el Priorato, Viage á 
xalbow. su situación, edificios, origen de este 

J i48 

DE Documentos i09 



346 ÍNDICE ; • í ' 

Moneada (Doña Elifcndis de) , Reina dc Aragón; 42¿.: ^ ' !.\l 

(Guillermo Ramón de) , Vizconde déBjMürnerastol* 

na al Arzobispo de Tarragona, i 66.. \f: ■ . ; 

(D. Juan de) , Arzobispo de Tarragona. 97*-ia^.- - 

.(R. de). 162. ■ : . :.:. 



Mondejar (Marques dé) , enmendado. 487. 
Monforl(Simon de), Conde. i77. : i 

Mongri (Guillermo de), Arzobispo de Tarragona* -%83*-iSK : 
Monserrale (D. Cosme de), Obispo de Viquék«B7-... 

— Sla. Cecilia de), monasterio. 38, . -I 

Monlagut (Guillermo de), i 78. .1 

Montaner y Qacosta ( D. Baltasar de) > Obispo electo de 

Vich. 38. :./..-«: 

Monté (S. Lorenzo del), monasterio.. 38. 
Monte Rocherii (Guidon de). 29. 
Montalcgre (cartuja de). 5-182. : . i .: .. 

Montpeller- (Guillermo de) « 156. .. 
Monzón (cortes de), 483. i . . . .• . 

Mota (Guillen de la), arquitecto. 424. 
Moxó (D. Benito de), Arzobispo de Charoajs. 24-26-3(WE2. • 
Mur (D. Dalmacio de), Obispó'deGérona¡'^9. 
Murta (monasterio de la). 2. 



, I 



.i-.:, ■ : ■ ■::•:/ 



Naranjos notables. 5. * '■■'. .'•' 

Narbona: su Arzobispo es reconocido por: Metropolitano de 

■las iglesias :de Cataluña. 4/9^ ■■■ ^ ■■...■ ■ : . i 

NicolaoV. 58. ■• ' - !.;... 

Nicolás, Cardenal Tusculano: absuelve al asesino dd And^ 

bispo de Tarragona, 469. ' • ' : . 

Nimes (concilio de).' 435v. ..V ■ ■ 



r I 
* f 



Oclaviano (S. Pedro de), parroquia. 39. 

Odón, Abad de S. Cugat y .Obispo de Gerona. 22-24-*32. 

S. Olaguer, Arzobispo dc Tarragona. 4-74-75-77-8»-8í- 
404-405-106-133-435-436-442-443-445-446. = 

Olivella (D. Bernardo), Arzobispo de Tarragona. 402-4W-4M- 
440-488. . ■:. . •■ .:■. i 

Oliver (Fr. Bernardo), Agustino: varias obras'suyas manus- 
critas. 3-29. ^ 

Ordinario de Tarragona. 446. 

Órgano: prohíbese locarlo al tiempo dcálzo^.QO.- •* '■' ■ 



DE LAS GOSASitflS NOTABLES. 917 

Oriola (D. Ramón), VicaflQi^nend dé Si CaghU 4<K ■■ - i 
Ostri (Pierris), e8Óiütdr.!d09;> 



Li.-' . ■ .■■. '■•- - -■ - .r. 



'. \ 



Pallaras (FeiTerxle),.prímier Obispo de Valeneía. fó6^i$4¿ 
Palou (P. Berengaer de). Obispo dé Baróelonar 5f-i52-*i80. 
Pamplona : dos Obispos suyos asisten v\ cóndtio de Turoh, 

donde «on piri vados de su iglésIal-iSiv- . •! 

Pascual II. <31. : ; - 

Isleñas Kiutíosas. i 5-S5-4d¿ - = . -1 - - 

Pau (Berenguer'de), Obkpo de Gerona. ¡59: . 

(Bernardo de), Obispó dé Gerona/ 89. • r- •. -í 

Sta. Paula: regaló á S. Gerónimo uií clngulo que seconsertá 

en el monasterio de* Valdebron.' 42 j ' ■ >í! 

Pauperes de Uigáudo: ^^oeédésé contra Cstbs bereges. i 71. 
Pedralves (monasterio de). 42. ■ < . .' • í". 

Pedro II, Rey de Aragón..' Í73. . » = ,.; : i '. 

.ni,Rcy de Aragón. -182-189-193. .• :l 

-IV; Rey de Aragón. 36i 

•Infante de Portugal, i 81. 
-¿^—-Obispo de Gomeiige.'69« •■■ 

Obispo de Gerona. 26. - <' 

-;*4-0blspó de ürgel. 52-177. 

-;— Obispo ¡de.Zaragozák! 77;. 

—Sacrista de Tarragona. 79. 

Peratallada (Guillermo de), Obispó de Gerona. 163^. 

Petrel (Barones de). 158. 

Petronila, Reina de Aragón. 151. 

Pila bautismal curiosa. 108. 

Piñana (Fr. Juan), AbaddeSlási Cruce$. 29. 

Poncc, Obispo de Torlosa. 52-162-177. 

Pontifical romano: una impresión su'y a antigua. 116. 

Ponz (Fr. Pedro), Dominico. 186. 

Prat (D. Bcrcngucr de), Obispo de Torlosa. 66-93. 

(D. Fausto), Pavorde de Panadas. 40. 

Plolomeo: su Cosmografía. 4. 
Pueyo (1). Antonio Ignacio). 183. ■ 
Pujóla (D. Josef). 15. 
Punligalá, mohtañuela. 44. 

Raimundo, Obispo de BíiTcelona, 18. 
Obispo de Vlqué.i42w » 



• ■» 



348 índice 

Raimundo, Nolario de Tarragona. 79. 

S. de Peñafori : renuncia el Arzobispado de Tarra- 
gona. 53-i8i. -concurre á la elección del Obispo de Léri- 
da. 62-184.-conlribuyeal establecimiento de la Inquisi- 
ción. n9.-ms. de su Suma. ii9.-varias cartas suyas. 186. 

Ramón, Conde de Pradas. i 08. 

Reren gucr I, Conde de Rarcebna. d-iS^-SlG. 

III, Conde de Rarcelona. 89-136-138, : 

IV , Conde de Rarcelona. 75-79-101* 

i33.134-i41-i42-i46-.148-150-i&2-160-i6J. 

Randulfo, Prior de Scala Dei. 178. 

Reims (concilio de). 138. . 

Rejadell (D. Berenguer de), Abad de S. Cugat. iS. • 

Requesens (D. Geraldo de), Obispo de Lérida. 57. 

Ribes (R. de). 79. 

Ritual: ms. de uno antiguo de Tarragona. 121. , 

Roberto: estuvo preso en el castillo de Ciurana. 190.' - 

Principe de Tarragona. 74-.80-1 i -133-1 38-147- 

148-155. . ' . - 

Rocaberti (D. Benito), Arzobispo de Tarragona. 51 -SS-^lí- 
91-185. 

(Geraldo de). Prepósito de Tarragona. 113-187-20?. 

(D. Guillermo de) , Arzobispo ^Tarragona; 53- 

172-193. 

.(D. Pedro de). Obispo de Gerona. 58. 



(D. Raimundo de) , Arzobispo de Tarragona. 61- 

107-173. 
Roma (Fr. Gil de): ms. de una obra suya. 29. 
Romana (Marqués de la): su biblioteca. 2. . . 

Ros, platero. 125. 

Rosanes (Berenguer), Obispo de Vique. 49-74-131-142- 
Rossembach (Juan), impresor. 117. 

Salustio: edición antigua de sus obras. 28. 

S. Clemente (D. Pedro de). Obispo electo de Lérida. 57. 

S. Victor (Hugo de): ms. de su Exposición de la regla de San 

Agustín. 118. 
Sánchez (Miguel), Obispo electo de Segorbe. 190. 
Sánchez (Ñuño), Conde de Rosellon. 182. 
Sancho, Arzobispo de Toledo. 180. 
— — — (Gerónimo), escultor. 109. 



DE LAS COSAS MAS NOTABLES. 3id 

Sanl Marli (Ferrer de). Í26-484. 

^ — r^G. de). 156. 

Sla. Eugenia (Bernardo de). 7. 

Sanloria (Monseñor): escribió la Vida de S(a. Tecla. ÍHé. 

Scala Dei (monasterio de): acuden áTarragona sus monges 

para remediar los daños que hielan los Valdensés. 178. 
Segui (Pedro), Obispo de Orense. 79-141. 
Seminario Tridenlino de Barcelona. 9. ' 
S. SempronianaMr.: su cuerpo está en el monasterio de San 

Cugat.2lT24. 
S. Señen: traslación de sus reliquias. 18. 
Senmanat (D. Galceran). 29. 

Sepíemprangfm (Cornelio de), impresor. 117. ; . . 
SíTimsZíeí, Obispo de-; Gerona.. 55 ¿ ¡ : 

S. Severo, Ob. y Mr.: sus reliquias están en el monasterio 

de S. Cugat. 21-24.-su báculo. 39. 
Sibila: qué era* 96, i ■ , 

Sibilia, Princesa de Tarragona; .140. . . 

Silvestre H. 22-32. 
S. Simón Stiliía: un brazo suyo se conse^rva en el monasle-i 

rio de Valdebron. 42. 
Sisterer (D. Miguel), iconíensal de Tarragona.; 117. . 
Smaragdo, Abad del S. Cugat. 30. 

Sol: dedicación que se le hace en una lápida curiosa. 44^ 
Sorbed (S. Martin de), iglesia. 20. « - 
Sorrelles (D. Miguel), Obispo electo de Barcelona, 57. 
Suniario, Abad. 6. .. ■; 

Tarrago (D. Raimundo), Obispo de Barcelona. i35. ¿ 

Tarragona (Arzobispos de) : ungian á los Reyes de Ara-, 

gon- 189. 
(concilios de). 104-145-164-178-184-186-189-, 

195-197. - - 

— (iglesia de): sus derechos de Metropolitana. 47-. 

sus competencias con la de Toledo. 190-200-202-sus ca- 
nónigos visten en el coro como los de S. Pedro de Ro- 
ma. 82. 

(Bcrengucr de). 158. 

(Guillermo de). 157. 

(P Johande), escultor. 124. 

Tarrasa: sus parroquias. 16. . .. ' / 



350 ÍNDICE 

Tavartet (Guillermo de)* Obispo de -Vique. 474. . 

Sta. Tecla: titular de la iglesia de TarragoQa; SS^traslaeion 

de su brazo. 88-9í>-203-su capilla antigua. 102-Í90^ii 

oficio, 424. 
Tcgcl (Fr. Cayetano), Cartujo. 6. 
Tello (D. Rodrigo), Arzobispo de Tarragona. 53-194. 
Templarios: su extinción'. 494-202.: 
Tenes (Fr. Pedro), Dominico. 480. 
Teodorico, Obispo de Barcelona. 34. 
Teres (D. Juan), Arzobispo de Tarragona. 96-14-1-429-135- 

404. 
Testamento: disposición sobre los de lod canónigos de Tar* 

ragona. 492. * ' . ■ : 

Toledo (iglesia de): sus competencias con la de TarragiH 

ña;. 490-200-202; • 
Tolosa (concilio de). 433. • • 

Santo Tomás de Aquino: ms. de una obra suya. 44í« - ' 

Cantuariense.'iSS. ; 

Tomich enmendado. 108. :-.' 

Torres (D. Ignacio) i, bibliotecario del Seminarios de Baréel<>* 

na. 45. • V ' ' ' 

Torreja (A. de)-. Maestre del Temple. 462. 

(D. Guillermo de). Arzobispo de Tarragona. 460. 

TorlB (D. Bernardo), Arzobispo de Tarragona. 78-78-80-84"* 

82-84-89-400-104-402-405-106-443-464. 
Trexa (Bernardo de). 70. 
Turrón (concilio do). 454-4S3. 

Urbano II. 434-432-43f). 

ürgel (iglesia de): reconoció por su Metropolitano al Arxo- 

bispo de Narbona. 49. 
üfgio^Pedro de). Obispo de Urgel. 66-93-i8a. 

(R. de). 488. . ■ 

"ürrea(0. Pedro de). Arzobispo de Tarragona. Í09-44W17- 

490. ■■•■.■■■. 

' ■'■ (D. l>fdradG) , Obispo de Gerona, 58; 
üsuardo: ms. de su Martirologio. 448. 



Valdebron (monasterio do). 44, ' ■ 

Valdonsos, horogos. 464-474-478-486. 

Valencia (concilio do). 64. ■ ■ ' 



DÉ tÁd COSAS MAS NOTABLES. 35f 

ladolid (concilio de). 204. 
les (S. Cugat de) , monasterio. 20. 
Ierra (D. Iñigo), Arzobispo de Tarragona. 88-ÍI5. 
luer (Fr.), platero. d2S. 

süduras sacerdotales ensangrentadas t coñs¿rVanse en el 
Donasterio de S. Cugat las que tenia puestas su Abad 
iuando le asesinaron en el coro unos facinerosos la noche 
ic Navidad. 35. 

, Vicente , Obispo de Zaragoza, 64. 
ena (concilio de). 496. 
la (D. Jaime Ramón) ; su biblioteca. 2. 
lAdomat (Antonio), pintor. 5. 

lari (Bernardo de), Obispo de Gerona. 58. 
amar (Bernardo de), ObispoMe Urgel. 6i. 
■■ (D. Ponce de) , Obispo de Lérida. 62. 

ova (Arnaldo de): condénase su doctrina. 499. 
Aseca (arcedianato de): créase: 489. 
lamuls (A. de). 462. 

(D. Berenguer de). Arzobispo de Tarragona. 84-85- 

155-463. 

llamur (Ponce de), Obispo de ürgel. 486. 
[jue (iglesia de): reconoció por su Metropolitano al Arzobis- 
po de Narbona. 49. 

• 

xagoza (iglesia de): erígese en metropolitana. 200. 

icaro (Federico), pintor: un cuadro suyo se conserva en 

la catedral de Tarragona. 440. 



:i ■. . ■ ■ ■ N 



» ■'■■■•" 



• r 



VIAGE LITERARIO 
A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 



DO.y JAIME VILLANUEVA, 

FnESDiTSnO, INDIVIDUO OB LA ACAUKUIA 
DB LA OISTORIA. 

TOMO XX. 

TI AGE k TARRAGONA . 

PUBLICADO POn LA MISMA ACADEMIA. 




MADRID: 
IMI'tíE.NTA t>E LA REAL ACADEMIA DE I,A HISTOIIIA, 



Fungar vice colis. 



DE LAS CAUTAS QUE CONTIENE ESTE TOMO. 



Págs. 

Carta CXXXVIII. Concluye el catálogo de los Arzo^ 
bispos de la santa iglesia metropolitana de Tarra- 
gona i 

Carta CXXXIX. Reflexiones sobre lo que falta que 
hacer en la publicación de los concilios Tarraconen- 
ses. = Inscripciones antiguas halladas en Tarragona. 72 

Carta CXL. Viage al real monasterio de Santas Cru- 
ces : descripción de su fábrica ^ sepulcros, reliquias, 
biblioteca preciosa y de algunos de. sus códices: his- 
toria de su fundación: catálogo de sus Abades, con 
algunas obser^) aciones sobre los primeros 109 

Carta CXLI. Viage á Poblet: noticia de algunos có- 
dices de su biblioteca y de una Biblia del siglo X, Si- 
tuación del monasterio de PP. Cartujos de Scala 
Dci; su fundación, fábrica, códices: pruébase que el 
Tostado fué aquí novicio. Noticias del Patriarca 
Alejandrino D. Juan de Aragón. Industria de los Ca- 
talanes en los montes llamados el Priorato. Viage á 
Escornalbou: su situación, edificios, origen de este 
nombre Í4S 

Apé.ndice de Documentos i09 



VIAGE LITERARIO 



IGLESIAS DE ESPAftA< 



CARTA CXXXVIII. 



icluye el catálogo de los Arzobispos de la 
anta iglesia metropolitana de Tarragona. 



i querido hermano: Vamos á concluir 
este catálogo con la noticia de los Prela- 
do este siglo y siguientes* A Don Juan de 
igon sucedió 

Don Amaldo Cescomes (de Cumbis le llama- 
1 los latinos de aquel tiempo). Catalán, 
úáo en la quinta ó masia dicha de CescO" 
s, en el término del lugar de Puig de Reís, 
ispado de Urgel. Era ya canónigo de Bar^ 
ona y Vicario general de aquel obispado 

1505, Y en 1312 se halló en el concilio 
Tarragona como procurador del Cabildo ó 

Obispo de aquella iglesia , y filé el que 
ó la sentencia en que los Templarios de 
os reinos quedaron absueltos de toda sos- 
roMo XX. I 



i. TI AGE LITERARIO 

pecha de heregia, como noté mas arriba. 
Promovido después á la Silia de Lérida , fué 
trasladado á esla metropolitana antes del año 
1355, en que ya celebró un sínodo diocesa- 
no, y es el primero que se conserva áé los 
Prelados de esla iglesia (a). En el año si« 
guíenle celebró concilio provincial, cuyas 
consliluciones andan entre los impresas. En 
1557 escribió tres cartas, una á Benedic- 
to Xll y dos al Cardenal Juan de Convenis 
sobre la expulsión de los Moros de Espafia, 
las cuales publicaron Baluzio , MiscelL^ t(h 
mo UU pág. 106, y el Cardenal Agüirre. 
Sostuvo los derechos de su esposa con gran 
celo. Del 1544 hallo que compuso las dife- 
rencias que habia entre los curas y demás be- 
neficiados de la catedral super colligendiSf re- 
cipiendis ac distribucndis obventianibus sen ca- 
ritalibus. quoB pro processionibus cxtremarum 
unclionum, sepuUurarum et absolulionum mo- 
rienlium, et capdans, etc. Nada mas he halla- 
do de este Prelado, sino que murió á 9 de 
setiembre de 1546. Está enterrado en el 
plano de la capilla de las once mil Virgeoes» 
que él construyó, y su epitafio dice asi: HU 
iacet Arnaldus bonca memoruB Archiep. Tar- 

(a) Ap. tium. 1. 



k LAS IGLESIAS 0E ESPAÑA. 3 

raeonensis, qui etiam fuü Episcopus ller den- 
sis; qui tam hic, qnam in ecclesia Ilerdensi aU 
que alibi, innúmera bona fecit , el ín Tanaca- 
nensi inter alia hanc capellam fecit, construxit 
et dotavit: qui obiit anno Dni. MXCC.XLVL 
V. idus septembris. Requiescat in pace anima 
eius. El sucesor fué 

Don Fr. Sancho López deAyerbe, Arago* 
nés, de la orden de San Francisco, trasladado 
á esta Sila de la de Tarazoiia : hizo su entra* 
da en marzo de 1347 , y dicen que este es 
el primer Prelado que fué recibido con la 
pompa que boy se acostumbra, y que recibió 
de sus vasallos en reconocimiento de seño- 
río 25,000 sueldos. Era confesor del Rey Don 
Pedro IV y muy querido de él. En un sí- 
nodo que celebró en 1555 mandó observar 
en la diócesi la constitución que cincor aAos 
antes habia hecho este Principe de que las 
escrituras se calendasen , no por los aAos de 
la Encarnación, sino por ios de la Natividad» 
omitiendo el cómputo de nonas, idus y ka* 
lendas, y contando por su orden los dias úe\ 
mes (a). Otra memoria produce Blanc de su 
celo y constancia, y es la resistencia que hizo 
fli coioclor de la Cámara Apostólica Jaime de 

(a) Ap. núm. II. 



4 VIAGE LITIÚRAMO 

Conleslre, canónigo de Valencia, el cual exi- 
gía el Iribiilo supuesto que el Conde Don Bc< 
renguer de Barcelona habia ofrecido á Ib san- 
ia Sede de todo el lerrilorío de Tarragona. 
El Arzobispo, haciendo ver que aquella fué 
una simple oblación , produjo tales razones 
que el Papa se dio por satisfecho; y ya no 
se habló mas de tal exacción. No mostró me- 
nos su caridad en la peste que asoló csle 
pais el año 1548. Fué este azot^e bien cono- 
cido y sentido eñ toda la Europa; en esla 
diócesi perecieron lodos los párrocos, y para 
suplir su falla encargó el Arzobispo á losju- 
rados de los lugares que se buscasen ciíaleí^- 
(|uiera sacerdotes seculares ó regulares para 
su asistencia, ú los cuales por el mero bccbe 
de ser asi elegidos, daba todas las facultades 
necesarias. También se sabe que condenó el 
error que enseñcnba un mongo Cislerciense 
hacia los años 1553, es á saber, qm elJiom- 
hre debe obrar por puro amor de Dios , y que 
no es lícilo hacer el bien por la esperanza ii 
la vida eterna. Tras esto sabemos que cele- 
bró cuatro concilios provinciales. Así, des- 
empeñado bien su ministerio , murió dia 22 
de agosto de 1557, y fué enterrado en el 
convento de San Francisco de esta ciudad» 
el cual» como en las guerras se derribase , ba 



k US IGLESIAS DC CSPANA. % 

perecido su sepulcro. El Necrologio suplo stí 
falla; dice asi: XH kal. sept. atino Domini 
M.CCC^LVII. obiit Fr. Sancius de Ayerbe, 
XIX Archiep. T atracón, qui multa opera fecit 
tam in castro archiepiscopali hüius urhis, qiiam 
in aliis domibus ponlifiealibus . Es de notar 
aqui que el castrum archiepiscopale , donde 
Don Fr. Sancho construyó algunas obras es 
el que dicen Torre del Patriarca, no el pala- 
cio que boy es arcbiepiscopal ; porque este 
entonces era casa del Prepósito, y los Arzo- 
bispos no se trasladaron á olla hasta entrado 
el siglo XV. Tuvo por sucesor á 

Don Pedro Clasqnerin, Catalán , que habia 
sido canónigo de Barcelona, y como tal asis- 
tió on 1338 al juramento del Rey Don Pe- 
dro IV, cuando fiíé admitido por canónigo de 
aquella iglesia. Fué después Obispo de Hues- 
ca Y de Mallorca, de donde fué trasladado á 
esta iglesia en febrero de 1358. Por agosto 
del mismo va asistió á las cortes de Barcelo- 
na. El crédito do su doctrina le acarreó los 
honores de Patriarca de Antioquia y conse- 
jero del Rey Don Pedro. En 1359 creó el 
arccdianalo de San Lorenzo en esta iglesia, 
suprimiendo para ello la obrcria : el primero 
que obtuvo la nueva dignidad fui* el canóni- 



6 riAGE LttCRAlilO 

go de la misma Guillermo Botson. Celebró 
tres concilios provinciales y cualro diocesa- 
nos : de los primeros están las constituciones 
en la colección de ellos; las de los segundos 
irán copiadas por mi , inéditas hasta ahora, i 
excepción de tres 6 cuatro que publicó Don 
Antonio Aguslin; y esto quede dicho para lo» 
que mencionaré mas adelante (a). En 1372 
le encargó el Papa Gregorio XI el examen de 
la doctrina de Raimundo Lulio^ delatada por 
Fr. Nicolás Eymerich, mas por sus ocupacio- 
nes se cometió el juicio á lo» Vicarios gene* 
rales de) Obispo de Barcelona « Del 1374 hdy 
aquí memoria de haberse fundado un bene* 
fício con el titulo de la Concepción de núes-» 
(ra Señora por Pedro Francesch , comensal 
de esta iglesia. Construyó este Arzobispo el 
lienzo de muralla que corre desde el convenio 
de San Francisco hasta el de Santa Clara. 
Defendió con gran tesón los derechos de su 
Iglesia, singularmente contra fas pretcnsione» 
de los vecinos de Tarragona; llegó el negocio 
á términos que tuvo que llevar sn causa á k 
corte del Papa, donde se dio sentencia en su 
favor. Mas volviendo de allá le atajó la muer' 
(í^ en Francia, en la ciudad de AgdSr dia t(^ 

fa) Api. núms.. HI, ÍV, V y VI. 



i LAS IfiLESIAS D£ ESPAÑA. 7 

de enero de 1380. Trajéronse acá sus hue* 
808 de allí á ocho años, y eslan (Jeposila- 
dos en la capilla de nuestra Señora , liarían 
da de los Sastres, que él hizo, en una urna 
levantada en la pared con este letrero: An- 
no Domini M.CCC.LXXX. X dic mensis ja* 
nuarii in vivitate Achde obiit fíeverendissimus 
in Cfiristo Paler et Dominus Dominus Petrus 
miseralione divina Patriarcha Antiochioe, el 
aminislrator ecclesiíB Tarraconensis; ossa cuius 
sunt translaíata in hoc tumullo die sabati 
XVm. aprilis anuo Domini M.CCC.LXXXVII. 
cuius anima requiescat in pace. 

A esta época pertenece lo que Zurita, Dia- 
go y otros escritores refieren de la aparición» 
bofetada y amenazas de Santa Tecla al Rey 
Don Pedro IV de Aragón, si no reintegraba 
á la iglesia de Tarragona de todo lo que le ba- 
hia usurpado. A lo mismo alude la famosa car- 
la de San Vicente Ferrer al Rey Don Martin 
sobreesté negocio. Tambien-hallo del tiempo 
de nuestro Arzobispo la consagración de la 
iglesia de Santa Maria de.Falcet que hizo de su 
licencia Fr. Pelrus divina miseralione Ponde- 
rachensis Episcopus en la dominica tercera de 
octubre del año i 565. Vacó esta iglesia siete 
años por el cisma que afligía á la cristiandad; 
porque todas las iglesias de Aragón con su 



8 TIAGE LlTERAaiO 

Rey se mantuvieron largo tiempo en el par* 
tido qua llamaron áe indiferencia. Esta fué la 
causa porque el sucesor 

Don Iñigo Valterra , aunque promovido i 
esta Silla en el año 1380, no lomó de ella 
posesión hasta el 50 de enero de 1587, go- 
bernando entre tanto la iglesia de Segorbe, 
que ya obtenia con el titulo de electo Torra' 
Cúnense. Era natural de Valencia, y Canciller 
del Infante Don Martin, Duque de Monblanc, 
V había también obtenido la mitra de Gero- 
na. A las memorias que de este ilustre varón 
publiqué en el Episcopologio de Segorbe debo 
ahora añadir que hizo concordia con el Rey 
Don Juan sobre los intereses y derechos de 
esta metropolitana, y que celebró cuatro con^ 
cilios provinciales , cuyas constituciones se 
halfón en la colección de las Tarraconenses» 
y tres sínodos diocesanos inéditos hasta aho- 
ra (a). También' se tuvo en sus dias el cou- 
cilio de Gerona convocado por el Cardenal 
Don Pedro de Luna, Legado de Clemente Vil, 
con el cual tuvo tanta cabida nuestro Arzo- 
bispo , que siendo Papa con el nombre de Be- 
nedicto XIII , le envió con embajada á su . 

(«) Ap>. núnis. VII, VIH y IX. 



A LAS IGLESIAS D£ £SPAÑA. 9 

competidor Gregorio que estaba en Pisa para 
tratar de la unión de la iglesia por medio de 
un concilio general. Hallándose ausente este 
Prelado, su Vicario general , Pedro de Casas, 
hizo con el Cabildo la institución de las dis* 
tribuciones que llanian comunes. Fué esto 
en 1393; lo cual confirmó el Papa Luna. Los 
últimos años de su vida pasó nuestro Prela- 
do en Valencia, y finalmente murió muy vie- 
jo en Segorbe á 17 de febrero de 1407. Su- 
cedióle en el mismo año 

Don Pedro Cagarriija , Obispo de Lérida, 
tomando posesión en el mes de julio. Antes: 
había sido Arcediano de Bcnasque en la igle- 
sia de Lérida. Ya se hallaba por entonces en 
esta provincia el llamado Papa Luna, dondw 
encontró grande apoyo y abrigo e/i todas sus 
persecuciones. Nuestro Prelado fué uno de 
los que se mantuvieron en su obediencia , y 
Je los que se hallaron en el concilio de Per- 
piñan de 1^08, firmando los dos instrumen- 
los que ya dije se hallaban originales en el 
[irchivo de la catedral de Tortosa, en los cua- 
les se da por verdadero Papa á Benedicto. 
Obtenia este la dignidad de Camarero de Tar- 
ragona, y como tal , cuando vino á esta cin- 
ilad habitó la casa que por el oficio le cor- 



8 TUGE LlTERAaiO 

Rey se mantuvieron largo tiempo en el par« 
tido qua llamaron áe indiferencia. Esta fué la 
causa porque el sucesor 

üon Iñigo Valterra , aunque promovido "i 
esta Silla en el año 1380, no lomó de ella 
posesión hasta el 50 de enero de 1587, go- 
bernando entre tanto la iglesia de Segorbe, 
que ya obtenía con el título de electo Tana* 
Cúnense. Era natural de Valencia, y Canciller 
del Infante Don Martin, Duque de Monblanc, 
V habia también obtenido la mitra de Gero- 
na. A las memorias que de este ilustre varón 
publiqué en elEpiscopologio de Segorbe debo 
ahora añadir que hizo concordia con el Rey 
Don Juan sobre los intereses y derechos de 
esta metropolitana, y que celebró cuatro coo" 
cilios provinciales , cuyas constituciones se 
hallan en la colección de las Tarraconenses, 
y tres sínodos diocesanos inéditos hasta aho- 
ra (a). También* se tuvo en sus dias el coo- 
cilio de Gerona convocado por el Cardenal 
Don Pedro de Luna, Legado de Clemente Vil, 
con el cual tuvo tanta cabida nuestro Arzo- 
bispo , que siendo Papa con el nombre de Be- 
nedicto XIU , le envió con embajada á su • 

(n) Ap>. íiúais. VII. VIH y ÍX. 




mpclidor 

llar (le la un' 

1 concilio genei^. 
•elado, su Vicoñt^- 
10 con el CabA^l 
ibucíones qoe 9m 
1 1395: lo curfi._ 
Itimos años de a»^ 
Q «II Valencia. « ta 
|r<m Sc^orbc ¿ C*^ 
Mióle CD el mnam 

Octi Pedro f4^ 

omando pTt-rñi 
íiiílo Arg«LJM 



ia (le LcriJa, t» 
SÍ3 provine 
'iGontró !);r3a4v 
srsccuciones 

8 que se ni: 

flus (nio >ie la 




40 TIAGE LITERARIO 

respondía; y en premio de lo afecta que U 
fué la iglesia, puso mano en la reforma de 
ella así en lo espiritual como en lo temporal 
suprimiendo la prepositura, y haciendo otras 
cosas que ya dije en los correos pasados. Do 
Perpiñan pasó nuestro Arzobispo al concilio 
de Pisa de 1409, en compañía do Don Boni* 
fació Ferrer y otros Prelados, como Legados 
de dicho Papa. La relación de lo acaecido en 
este viage y concilio halló manuscrita el señor 
Bayer en Florencia , y de ella habla en las no« 
tas á la Bibl. vel. de Nicolás Antonio/ tom. II, 
pág. 214. Otro suceso ruidoso alcanzó y ma* 
nejó nuestro Arzobispo , que fué la vacante 
del reino de Aragón por muerte de Don Map 
tin , y la elección áé\ sucesor en la corona. 
A su virtud y saber se debió en gran parle 
la tranquilidad de la provincia en dias tan 
críticos ; sobre todo fué singular la pruden- 
cia con que condujo asunto tan complicado 
hasta el fin deseado de la junta de Cáspe. El 
fué uno de losnueve electores ; y *aunqüc no 
estuvo por el Infante Don Fernando de Cas- 
tilla, amóle después mucho este Principe, y 
le hizo su Canciller, y en premio de sus bue- 
nos servicios le dio el castillo y villa de Ager, 
y aun en su muerte le nombró Consejero de 
su hijo Don Alfonso. Dicen que regaló á esU 



k LAS IGUSÍAS DE ESPAÑA. H 

Iglesia una espina y un pedazo de la fimbria 
del vestido del Redentor , con la cual se sa- 
be que en el siglo XVI habla costumbre de 
bendecir agua y darla á beber á los fieles en 
el templo. Consta de una resolución capitu- 
lar de 14 de noviembre .de 1588, en que se 
mandó que se bendijese el agua » pero que 
no se bebiese en el templo* Hizo nuestro Pre-^ 
lado varias constituciones para reforma del 
clero y culto en un concilio provincial que 
celebró, y en un sínodo que tuvo en 1410 (a). 
También costeó en parte el viril ó custodia 
de plata dorada, para las procesiones del 
Corpus, que pesa 144 libras. Comenzó el re- 
tablo mayor de mármol, que se continuó por 
su inmediato sucesor, el cual tiene la misma 
forma que dicho viril* En su tiempo, aunque 
ausente él, mandó el Cabildo celebrar siem- 
pre las octavas de nuestra Señora con toda 
solemnidad^ y en los versículos de las conme- 
moraciones de vísperas y laudes desde Pas- 
cua á Pentecostés añadir alleluya. Murió fi- 
nalmente en Barcelona con grande opinión 
de Santidad á o\ de diciembre de 1418. Su 
cuerpo se halló entero de allí á siete años, 
y le trasladaron á esta iglesia : tiene su en- 

(a) Ap. iMÍm. X. 



H VIAGE LITERARIO 

tierro en el pavimento del claustro en su en- 
trada principal para la iglesia; está cubierto 
con una plancha de bronce, donde se leen es- 
tas palabras: Hic iacet Reverendissimus in 
Christo Paler et Dominus Dominus Petrus de 
(/agarrigúa boncB memoricB Archicp. Tarra- 
conens. , qui obiit in civilale Barchinona vi" 
lima die decembris anno á nalivitate Domini 
M.CCCC.XVIII, qui huic ecclesicB multa hona 
coniulil, cuius anima requiescat in pace, amen,» 
amen. El Necrologio dice esto mas: in$tituit 
missam quotidianam , dum missa maior canfar- 
tur , et fesíum de fimbria veslimeníi Domini. 
Donavit etiam imaginem argenteam B. Tedw, 
patronm nostrce. Este ilustre Arzobispo tuvo 
también un digno sucesor que fué 

Don Dalmacio del Mur, natural de Albi, 
diócesi de Tarragona, y cura que habia sido 
déla villa do Valls en la misma. Fué traslada* 
do á esta Silla de la de Gerona en julio de 
1419. En el siguiente tuvo el sínodo, cu- 
vas constituciones te envió (a). Fué muv csli- 
mado del Rey Don Alfonso V, cuyo Embaja- 
dor fué dos veces al Rey Don Juan II de Cas- 
lilla, como se refiere en su Crónica. Tamluen 

(o) Aps. núms. Xí y Xll. 



ALAS IGLESIAS DE ESI*ANA. 43 

fué enviada por la cóitc general de Cataluña, 
con otros ocho de varios estamentos, á visitar 
y cumplimentar al mismo Rey Alfonso, que 
se hallaba en Ñapóles en 1422, saliendo para 
esto de Barcelona 4 22 de octubre, á donde 
volvieron el día 12 de febrero del año siguien- 
te. Asistió en las cortes que aquel Principe 
celebró en Tortosa el año 1426 , y por su au- 
sencia quedó presidente de aquella asamblea: 
encargo que desempeñó muy á satisfacción de 
todos. No se^abe la causa de no baberse ha- 
llado en el famoso concilio de la misma ciu- 
dad , presidido por el Cardenal Pedro de Fox . 
en 1429. En sus actas, que publicó Harduino, 
se lee que estaba vacante esta Silla. Mas es 
cierto que nuestro Prelado la gobernó hasta 
después de 1430; como que Don Francisco 
Clemente, Arzobispo de Zaragoza, a quien 
sucedió, no murió hasta el 17 de diciembre 
de ese año. A las costumbres que todavía se 
resentian de la relajación consiguiente á las 
turbulencias del cisma , aplicó saludables me- 
dicinas en el concilio que celebró en 1424. 
Dedicado igualmente al decoro y ornamento 
de su iglesia , const4 uyó , con los au!KÍIios que 
le suministró el Cabildo , el gracioso altar ma- 
yor de mármol que hoy dia permanece . po- 
niendo él mismo la primera piedra , con las 



4 4 VIAGE LITERARIO 

armas de Santa Tecla, dia 9 de abril de 14ií9, 
Esto dicen los mas , ó todos los escritores; 
pero en el libro de cuentas de la fábrica del 
retablo, que existe original en el archivo, se 
ve claramente que se comenzó mucho antes 
esta grande, obra , y que se trabajaba en ella 
en marzo de 1426. Ademas están las armas 
del antecesor , el señor Zagarriga , eñ escudo 
grande, sostenido de un genio, al lado de la 
epístola, en el gran zócalo (que vale masque 
todo el altar) , y al lado del evangelio las del 
señor del Mur, de igual tamayo y proporción. 
Puede ser que en tiempo del primero se co- 
menzase á labrar, y en tiempo del segundo á 
colocarse lo ya labrado. Tras estas y otras 
cosas ilustres pasó á gobernar la iglesia do 
Zaragoza en 1431 , y dicen que murió allí al 
cabo de cinco años. No dice bien con ésto la 
fecha de la dedicatoria con que Pedro To< 
mich , historiador Catalán , dirigió á este Don 
Dalmacio, Arzobispo de Zaragoza , el libro de 
su Crónica, que fué á 10 de noviembre de 
1438 , como se Ice en un códice de la biblio- 
teca de los PP. Carmelitas descalzos de Bar- 
celona. En la Marca Hisp. [lib. III, cap. V) 
se supone equivocadamente hecha esta dedi- 
catoria en 1448. Sobre esta prueba de loqoe 
protegia á los literatos , es muy auténtico el 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 45 

testimonio del erojiisla Catalán Boades, el 
cual . en su Libre deis faeits darmes de Calalú* 
ña, inédito, y concluido en 11 de novieoobro 
de 1420, dice de nuestro Don Daimacio que, 
siendo Obispo de Gerona , le socorrió mucho 
para comprar libros y adquirir melladas y 
'otras antigüedades. En esta .silla le sucedió 
el desgraciado 

Don Gonzalo de Ixar, Aragojiés, electo 
por Eugenio lY á 18 de abril de 1451 , como 
consta de una carta que he visto en este ar- 
chivo del Rey Don Alfonso V ^ fecha en Bar- 
celona á 13 de octubre del mismo año, en 
que recomienda el electo al Capitulo. Tomó 
luego posesión á 17 del mismo mes de octu* 
bre. Era todavia lego, y asi Don Otón de Mon- 
eada , Obispo de Tortosa , le ordenó de grados 
y subdiaconado en la villa de Reus , y luego 
tedió en Cambrils el diaconado; el sacerdo- 
cio recibió en Barcelona de mano de Don 
Daimacio del Mur , su antecesor. Poco le duró 
su dignidad , de la cual no queda otra memo- 
ria sino dos constituciones que hizo en el Ca* 
pitul o general de San Fructuoso de 1435, y 
el fin desastrado que tuvo de allí á dos años; 
porque andando a caza por ios montes cerca- 
nos ¿ Ja villa del Valls, cayó def caballo y 



IC Vl.vtiE LITEHAntO 

murió alli mismo. Yace su cuerpo en el pavi- 
menlo de la catedral , cerca de las gradas del 
presbilerio, pero sin epilalio alguno, que no 
lo consinlió poner su hermano Don Juan. El 
Necrologio suplirá esla falla; dice asi: ///. 
idus novembris anno Domini M.CCCC.XXXIIL 
obiit Dominus Gundissalvus Dixar. XXIIll/ 
Tarrachonens. Archiep. , qui venando cedidüde 
equo , el rupto eolio expiravü prope villam de 
Valls in campo Tarrachone. Le sucedió 

• 
Don Domingo Ram, Aragonés, natural de 
Alcañiz, el cual, siendo Obispo de Huesca, 
fué uno de los nueve electores de Caspe. 
Después pasó á la iglosin de Lérida , donde 
fué creado por Marlino V presbítero Carde- 
nal , no diácono , como dice Zurita , con el U* 
tulo de San Juan y San Pablo , á 10 de marzo 
de 1430. Fué trasladado aqui á 25 de agosto 
de 1451. Era hombro muy conocido por su 
saber y virtud , de quien hay varias memorias 
en las historias de eslos reinos. De sus he- 
chos, durante este pontiGcado, sabemos qoe 
trató de reparar y concluir la muralla de esta 

ciudad , v también de remediar la escasez de 

ti 

agua con la construcción del acueducto llama- 
do de Lorclo: proveció varias veces intenta- 
do, mas siempre sin frulo hasta nuestros días. 



A LAS IGLESIAS DE ESPA^ÍA. 47 

orno se dirá en su lugar. Llamado aleonci* 

¡o de Basilea, después de su traslación á 

errara , supo excusarse con mafia do su asis- 

icia » aun en medio de las instancias con 

ue el Rey Don Alfonso V le mandaba ir allá. 

invíóle este Principe á Roma por su Legado, 

londe fué hecho Cardenal y Obispo Porluen- 

e, y murió á 25 de abril de 4445 , como se 

iota en el Necrologio. Tiene su entierro en 

1 iglesia de San Juan de Letran , con este 

pitaflo : Hicjacel fíeverendiss. in Christo Pa^ 

ei D. D. Dominicus Ram, Episcopus Por^ 

insis S. /?. E. CardinaliSf Tarrachonensis 

upatns. Qui obiit anno Dni. MCCCCXLV. 

\se aprilis , cetalis sum centessimo » vel civ' 

a. A los dos meses cumplidos del falleci* 

atiento de este Prelado fué nombrado por su- 

;esor 

Don Pedro de Urrea , Aragonés , promovido 
I esta dignidad de la de Prior de Zaragoza, é 
lizo su entrada pública á 19 de mayo del año 
siguiente. Era muy alentado para las cosas de 
a guerra, y diestro en su política y manejo. 
Por esta razón el Papa Calisto III, que le de* 
bió tratar antes de ser promovido á la Silla 
de San Pedro, le nombró general délas gale* 
ras que armó en la expedición contra los Tur* 

TOMO XX. 2 



18 VIAGE LITERARIO 

eos; de lo cual dejó para memoria en csla 
iglesia el eslandarle de que usaba » colgán- 
dole sobre el coro , como hoy subsisto: en él 
se ven las armas de San Pedro y las de noes- 
Iro Arzobispo. Premió también el Papa so 
desempeño con el patriarcado de Alejandría. 
En las guerras civiles de eslos reinos, con 
ocasión de las pretcnsiones de Don Carlos, 
Príncipe de Viana, contra el Rey Don Juan II; 
siguió nuestro Prelado ¿il principio ei partido 
de los Biamonteses , esto es , del Principe: y 
aun fué uno de los nueve enviados al Rey pi- 
diéndole, en nombre de los Catalanes, la li- 
bertad do Don Carlos , preso en Morélla. Mas 
luego, viendo los excesos que en éstas y otraa 
demandas cometían los de su partido /pasó 
al del Rey, quien, en premió, le hizo su Can- 
eiller y Capilan general de la milicia. Hospe- 
dó también al mismo Rey en esta ciudad, y 
asistió á la Reina Doña Juana en su muerte, 
sucedida aJ^ui á 13 de febrero de 14G8. En 
el Archiopiscopologio ms. de Blanc se notay 
prueba con buenos documentos que -durante 
estas guerras civiles proveia el Rey todos los 
bonelicios y curatos que pcrlenecian á Obis- 
pos ó patronos del bando contrarío* t^'cua* 
les; por esto solo, secreian despojádos'^del 
derecho dú provisión. A los presentados por 



i LAS IGLESliS PE ESPAÑA. 19 

iley daba el Arzobispo la colación como 
ropolilano. Con la ocasión de estos dis*^ 
)ios se hospedaron en esla ciudad pórso* 
es muy ilustres , entre ellos el Car<^fl^l 
I Rodrigo de Borja, Legado de Sixto iV, 
:ual presentó el Cabildo un regalo, co^ix- 
sto de dos terneras , tres pares de ocas, 
)s tres de añades, con otras aves, y dos 
ellas de vino griego , hecho en la villa de 
Jclva. De la sencillez de estos regalos, usa- 
en aquellos tiempos, hice memoria otra 
hablando del que presentó al mismo Car* 
lal el Cabildo de Játiva. Entre los bienes 
t esta iglesia recibió de su Prelado, dos 
mta principalmente: uno fué la construc- 
n de la silleria del coro, hecha en .1479, y 
j la corrección del Breviario , que regia 
ide el pontificado de Don Bernardo Olivc- 
, de cuyo códice y su edición hablé en car- 
interior. En medio de todo este esmero y 
dado, y de una prelacia de cuarenta y cua* 
años , es bien extraño que no s^onserye 
moria de haber celebrado ning^ concilio 
ivinciíd. Murió á 9 de setiembre de 1489. 
»ne su sepultura en el pavimento del coro, 
1 este letrero : Hic iacet fíeverendissimus in 
rislo Pater Vominus Pelrus i,e Urreq, Pa- 
ircha AlexandrinUB, el Archiepisropus Tur- 



20 viage: LiTERAnro 

raconensiSj, qui fecil hunc corum. Obiitaulm 
IX. die sepl. anno DominiM.CCCC.LXXXIX. 
En la sacrislia mayor se guarda un báculo 
i1^p*¡slal y piala, que es el do este Prelado, 
y no el de San Olaguer . como algunos creen. 
Tuvo por sucesor á 

Don Gonzalo Fernandez de Heredia , antes 
enfermero de esla iglesia» y Obispo de la de 
Barcelona. Fué trasladado por Inocencio VIH 
á 15 de junio del 1490, cuando so hallaba en 
Roma por Embajador del Rey Don Fernando 
el Calólico. Alli se encontró en la elección 
de Alejandro VI, mereciendo en la vacante 
ser nombrado Capitán de la guardia del cón- 
clave , y obtener después algunos otros car- 
gos públicos. Pasó también á Ñapóles á so' 
segar algunos molinos , empleando en todo 
esto muchos años hasta muv cerca del 1500 
en que vino por fm á su iglesia , sin haber 
aguardado la vacante de Alejandro VI como 
comunmgye se cree. Puesto aqui se dedicó 
á aumentar el culto y hacer algunos piadosos 
establecimientos. Entre otros conserva elNe* 
crologio la memoria de que instituyó una mi- 
sa cotidiana de quinqué plagis en la capilla 
de monte calvario , y que se celebrase dicha 
fiesta con rito de semidoble: y que en la me- 



k LAS IGIESIIS DE ESfANA. SI 

dia noche dei Viernes Sanio se dijese lodo 
el sallerio por doce presbíteros delanle dei 
monumenlo. También se imprimió de su or- 
den el Misal propio de esla iglesia, de que ya 
hablé en otra caria. Para desempeñarse de 
los gaslos que tuvo que hacer en sus expe- 
diciones , se reliró al monasterio de Escor- 
nalbou , sitio excelente para el objeto , de 
donde no salió sino con motivo de su última 
enfermedad. Murió en esta ciudad á 21 de 
noviembre de 15H. Tiene su sepultura cu- 
bierta con planchas de bronce en el pavi- 
ínento de la iglesia cerca del lindar de la en* 
Irada principal del templo, cuyas puertas 
lizo á sus costas cubiéndolas con planchas 
3omo hoy están. El epitafio dice asi: fíeveren- 
imimo in Christo Patri Domino Gonsalvo, ec- 
jlesice Sanctce Tarraconensis Archiepiscopo, ex 
Herediorum gente clarissima orlo y devotissi- 
no, pientissimo, Laurcntius Episcopus Nico- 
oolilanus (a) benefactori óptimo , Prcesuli in- 
wmparabili, defuncto XI kal. decembris anno 
M.CCCCC.XI cuius circa limen recóndita os- 
\a quiescunt. Este Lorenzo Obispo seria su 
luxiliar y gobernador durante su ausencia 

(a) En el Oriens Christianus del P. Lequien no hay me- 
noria de este Obispo Lorenao cnlre los que gobernaron la 
'glesia de Nicopoli . 



22 VIAGE LITEIURIO 

y largo poiiüricado: sé que era ya su Vica- 
rio general en el mes de agosto do 1506. 
Muy breve fué el del sucesor 

Don Alfonso de Aragón , naUíral de Yáleo- 
cia, hijo del Duque de Yillahermosa y Conde 
do Ribagorza. Era ya muy anciano cuando le 
trasladaron á esta Silla de la de Torlosa, en 
el mes de julio do 1513. Después do. lo cual 
solo sabemos que murió á 26 de agosto del 
siguienlc; y esto y nó mtis dice el epiuiio 
que está sobre su sepulcro en el pavimeolo 
del presbiterio al lado dcr evangclicík 

A Don Alfonso de Aragón sucedió 

Don Pedro Folch de Cardona ^ delinage 
muy conocido. Era Obispo de Urge! cuando 
le trasladaron á esla Silla á 23 de mam 
<le 1515. Fué Canciller de los Reyes Don 
Fernando y Carlos V, y Vircy y Capitán g^ 
noral do Cataluña , oficios que se vieron en 
él unidos por la primera vez, y désempeila- 
dos según el gran crédito de su í^aber, poli- 
tica y nobleza. No se esmeró menos on el 
hospedage que preparó á dos personages 
ilustres , á quienes una suerte muy diferente 
trajo á Tarragona. Uno fué el Papa Adria* 
no VI que vino á esta ciudad en 1522 á em' 



1 LAS IGLESIAS DE EfiPANA. S3 

barearse para Romanen las galeras: ^lue lo 
aprestó su díscipulo Carlos V. El segundo 
fué el Rey de Francia Francisco I, á quien 
conducían por mar los Españoles preso á Ma- 
drid, y lomaron algún deséansoen ieslepüerr 
ley ciudad í el dia 523 de jujiio de 1525. Mu^ 
cbo contribuyó nuestra Prelado ó sosegar un 

alboroto de los soldados mal contentos con 

• 

«1 atraso dé las pagas, de que hubiera . po- 
dido resultar la fuga de tan ilustré prisione- 
ro» Celebró también es le Arzobispo dos con- 
cilios, cuyas constituciones se conservan. 
Dotó la catedral , y construyó á sus expen- 
sas dos capillas espaciosas, que soii la de 
Santa Maria Magdl»IeiTa , y la de la Anuncia- 
ción.: En el comedio de las .dos hizo un sun- 
tuoso sepulcro áaú9: lios Don J4iaie y Doña 
Timbar de .Car doaa i con estas insicripcíonés; 
Jacobo de Cardona ^ Cardinali digniséimoPetriis 
Archiep. Tarracorii. regiusqiie Cahcellariti^, 
twpos el alumnus slatuen4nm.curavit::=^Timb(h 
n Cardonati^ vcstalisancüssimcealquepmsima^ 
Pelrusí, Archiep. Tarracon, ac regius Canee- 
Uarius, nepos haud ingraíus posnil. Dispuso 
asimismo un- Ordinario ó RiUval de adminis* 
tracion de sacramentos, que :Se imprimió' 
en 4530. Y este año murió, nuestro Arzo-. 
bispo á 41 do abril. -Tieie^^ su. entierro con; 



34 VIAGB LITERARIO 

cl (le SUS tios, como también su sucesor y so* 
brino. 

Don Luis de Cardona^ que vino á esta Si- 
lla de la de Barcelona por el mayo de 1551. 
Escasamente duró su prelacia año y medio, 
mas este corto espacio de tiempo forma una 
épo^a muy señalada en esta iglesia , porque 
entonces se verifícó su secularización, de 
que ya hablé en mis cartas anteriores. Muer- 
to este Prelado á 13 de noviembre de 1532 
le sucedió 

Don Gerónimo Doria^ noble Genovés» diáco* 
no Cardenal del titulo S. Thotnas in Parione, 
después S. Marios in porlicu, que ya habia 
tenido en administración las iglesias de Jaca 
y de Huesca. Tomó posesión de esta á 5 de 
julio de 1535 y esto por procurador, y asi 
gobernó siempre la mitra por mano agena, 
pues jamás vino á residir en ella. De lo cual 
nacieron males que no son irregulares en se- 
mejantes ocasiones ; mayormente que uno de 
sus Vicarios generales era tan blando de con- 
cion que decia con frecuencia en su lengai 
nativa : non ho venuto á amazzare gVuomini, 
Hostigado el Cabildo con las continuas re* 
presentaciones de los desórdenes/ sobornos 



Á LAS IGLESIAS DB ESPAÑA. S6 

y venias de la juslicia, se vio precisado á 
mandar que concluido el aclual gobierno » so 
renovase y pusiese en práctica la conslilu- 
cion del Arzobispo Don Sancho López de 
Ayerbe de officio Vicarii, en que se estable- 
ció que los Vicarios generales de los Obis- 
pos de la provincia siempre fuesen naturales, 
y nunca exlrangeros. A pesar , y en medio 
de estos males , se celebraron cinco conci- 
lios , se formó la primera colección de los ce- 
lebrados hasta allí . se imprimieron varios 
códices rituales, se agregó la dignidad de Ca- 
marero á la mensa capitular , y se hicieron 
otras cosas buenas. Murió este Prelado en Ge- 
nova en el mes de marzo de 4558. En ef 
mismo año, á 24 de mayo, murió también en 
el monasterio de Poblet el Obispo de NicopoÜ 
Don Fr. Franscisco Roures , de la orden de 
Santo Domingo, que fué auxiliar de este Car** 
denal. De alli á dos años le sucedió 

üon Fernando de Loazes , Obispo que era 
de Tortosa, habiendo antes gobernado las 
iglesias de EIna y Lérida. Tomó posesión de 
esta por procurador á 5 de agosto de 15G0. 
Hallóse en las cortes de Monzón de 1563. 
Tuvo un concilio en 4564, en el cual entre 
otras cosas se estableció que el Obispo de 



86 YIAGE LITERARIO 

Elna» cuya iglesia estaba ya dismembrada de 
la de Narbona, desde el año 1511 » resolvie- 
se á qué Mclropolilano quería sujetarse, y 
eligió aquel Prelado al de Tarragona» A esle 
mismo concilio se referian los canónigos de 
la metropolitana de Valencia , pidiendo á los 
de Tarragona la instrucción de lo que en ¿I 
se habia bocho para norma de lo que debiaa 
hacer en el que convocaba su Arzobispo Don 
Martin de Ayala. He copiado aquí la caria 
original fecha á 25 de. agosto de 1565 (a); 
Buena prueba de lo que se dijo en aquellts 
cartas» que anles de ese año no hubo en Va- 
lencia ningún concilio provincial. Publicó va* 
rias obras bien conocidas de los doctos: Sao 
Pío V premió su mérito nombrándole Pa« 
triarca de Anlioquia: fundó en Orihuela^ SQ 
palria, un colegio de mi orden: finalalenUl 
después del gobierno de cuatro metras» fué 
trasladado todavia á la do Valencia en 1567. 
Del tiempo de este Prelado es el descubrimien- 
to de minas de esmeril, alcohol, cobre, 
plata- y oro en Albiol , lugar del seAbrio 
de esta iglesia. Xos qué las ^beneficiaban 
se obligaron á pagar al Cabildo , del ora la 
cuarta parte, de la plata la sexta, y de Id 

(*i} Ap, nim. Xlü. 



i LAS f€LL£SlAS DK ESPAÑA. 27 

demás lá octava. Sucedró al señor. Loares (a) 

Doti Barlolómó Sebastian de Aroyta, natu- 
ral de. Tori^lacarcely en las coaiunidadés de 
Teruel, y Obispo de Pal¡ en Sicilia. Fué 
trasladado en el mes de diciembre de 1567 
y murió á los cuatro meses. Era muy fre- 
cuente ert el coro, y amigó dé quo se saliéí- 
se de él muy poco* En su tiempo Don Po- 
dro Castellet, Obispo de Urgel, regaló á qs- 
la iglesia , do que antes fué Sacrista, aigiir 
ñas reliquias -de Sart Fructuoso, las <;uales 
dice él que halló en su catedral: en la capi- 
lla de San Odón. Está sepultado este Arzo- 
zobispo én el pavimento, dol coro» can esle 
epitaüo : /), O- M. Memorm amplimmi ct 
clarissiini viri iBarlholomei Sebastiani / 4r- 
chiepiscópi Tarracoñ* olim Pntccen. EpiscQpi 
anleaque Maioricensis^ Cordubensisr Granear 
Icnsis, el Siciliai Inqnisiloris ; qui ohiiíXyUí 

(a) El autar de las Noticias de la vida de Ambrosio de 
Morales, que se publicaron al principio íjel lomo lU dc; [Si^Crá- 
nica general de España, edición de Madrid, por Cano, 1791, 
trae en una nota la especie de que Don García Manrique át 
Lara, fundador por los años de i^65 del óol^^io de los Man- 
riques de Alcalá, ademas de ser capellán jiiayorde S. M. y 
Camarero del Papá Paulo líl, fue Ariobispo eléclo de Tarra- 
gona. Como no dice masde esto, lii acola el aDqde;su itofh- 
bramienlQ, ni acá se sabe ^e.él«.lo d«jo eslar así contcnlán- 
domc con haber apuntado esto, por sí olro mas ícltz írfflnnla 
algx) sobre ello. 



28 TIAGE LITERARIO 

cal. maii anno M.D.LXVIIl.H. B. M. P. Es- 

le es el primero de los Prelados de esta igle- 
sia cuyo escudo de armas se halle adornado 
y cubierto con el sombrero archiepíscopal. 
El sucesor fué 

Don Gaspar Cervantes de Gaete , natural 
de Trujillo ó de Cáceres , diócesi de Piasen- 
cia, como quieren algunos, trasladado á es- 
ta Silla en el mismo año de 1568. Antes 
habia sido Arzobispo de Mcsina y sucesiva* 
mente de Salerno. El Papa San Pió Y le en- 
cargó las causas de mayor entidad que hubo en 
su tiempo , una de las cuales fué la del Arzo- 
bispo de Toledo Don Fr. Bartolomé de Carran- 
za. A 17 de mayo de 1570 fué creado Cardenal 
del titulo» primero de San Martin in montibus^ 
y después de Santa Ralbina, y Legado Apos« 
tólico para los reinos de España. Llegó á es- 
la ciudad por el mayo do 1572. En los tres 
años que gobernó personalmente la iglesia hi- 
zo muchos bienes sólidos y duraderos, con 
que aprovechó grandemente á su sucesores. 
Tales fueron la creación del canonicato pe- 
nitenciario, la fundación de un colegio de 
PP. Jesuitas, la del hospicio de pobres, la do- 
tación de niñas huérfanas y la erección del 
Seminario conciliar, que dicen fué el prira^e^ 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 29 

ro de toda España. Sobre esto no puedo re- 
solver por ahora. Lo que sabré decir es que 
en 1577 oslaba ya corriente el Seminario, 
según se vé en las fundaciones do becas de 
ese año : y que en los poderes que el señor 
Cervanles envió desde Roma en 1571 á N. 
Ballesteros para lomar posesión de una co* 
mensalia; vacante en Escornalbou , so dice 
que San Pió Y habia aplicado las rentas de 
aquel monasterio pro erigendo Seminario con 
breve de 12 de marzo de 1569, a petición 
de nuestro Arzobispo. Algo mas es esto que 
lo que se lee en la Historia de los Seminarios . 
Agregó el Prelado este establecimiento al de 
un estudio general ó universidad, rcuniéndo- 
los en un solo edificio y suprimiendo para la 
dotación del primero el monasterio de canó- 
nigos reglares de Escornalbou, unido á la mi- 
Ira, en el cual entraron luego los PP. de San 
Francisco. Antes de esta época habia en la 
catedral escuela de gramática» según lo man- 
dado en el concilio Lateranense III. Leiase 
también en ella teología por sugetos busca- 
dos de fuera, y así permaneció después hasta 
que se creó el canonicato lecloral. Mas no 
bastaba esto para el lustre y provecho de es- 
ta ciudad ni para los grandes deseos del sa- 
bio Cardenal, si no reunia las enseñanzas ba- 



30 VIAGE LITERARIO 

jo un solo plan (le constituciones! las cuales, 
porque el dejó incomplelas, las perfeccionó 
el sucesor Don Antonio Aguslin. Sobre la 
puerta de la universidad se halla la siguiente 
inscripción: D. Paulo, Apostólo. 5.=pCtimv 
Gaspar. Cervantes. Gaele» S. R.E. Cardimlis. 
oplimus. atquc rcligiosissimus* Tarraconeñn 
Anlistes. magnam. vim. auri. ex. quó: vccti^ 
galia. mercedibus. solvcndis. proíceptaribm^ 
omniúm. disciplinarum. (a) emereníur. [leip. 
nostroi dedisset. S. P. Q. Tarracjmetí. tanto, 
beneficio, excilali. locum. hunc. eisdem. disí^r 
plinis. docendis. cxlrui. iusseruni. yill, eid. 
scptemb. an. saliitis. christianm. M-D-LXXU. 
Lud. Joannc. ÍAula, Fran. Febrer. PeU Rib$r. 
Cos. Hizo también un buen baluarte que 

(a) Entre las cartas dirigidas á Don Antonio Agu^tin, que 
6C guardan originales en la biblioteca de los PP. Carmelitas 
descalzos de Barcelona, hay una de Antonio de- S. Just, aa* 
(or de esta inscripción , con fecha de 28 de Abril de 1773| el 
que supone que en lugar de las palabras, ya grabadas, PriB' 
céptoribus omnium disciplinarum, habia ó\ escrílo Ta$dlapt* 
labra PerceptoribuSy incluyendo, ademas de lois maestfo^, i 
los bedeles y oficiales dol estudio que percibían algo de aque- 
llas rentas. El lector juzgará del mérito de ambas leccio- 
nes. Lo cierto es que el cantero, ignorando el arte de Ia9 ci- 
fras, en la palabra Prcpcepíori&us juntó las dos primeras letras, 
y alargando el palo verlical por la parle inferior, puso el tra- 
vesano que es cifra de Per, aun estando solo con la./*; y a* 
resulta de su escritura la palabra Perrcccptoribus. Esto he di- 
cho para satisfacer la curiosidad de los individuos dcaqoel 
cuerpo lilerairio. 



i LAS IGLESfAS DE ESPA^A. 31 

koy se conserva, conocido con su nombre.' 
Celebró dos concilios, visitó su diócesi, y en 
las parroquias y otras iglesias dejó variase 
muestras de su celo y literatura. La catedral 
conserva la memoria de su corazón pacífico y 
enemigo de etiquetas, que destruyen el fin 
del ministerio sacerdotal. También se sabp 
que en 1574 Iratabn de remediar la falla de 
agua que padecia esta ciudad Con la conduc-' 
cien de una fuente de Püif/ rfeí /i; pero acaso 
estorbó tan útil proyecto su muerto, acaeci* 
da á 17 de octubre del ano siguieule. De allí 
á dos años se trasladaron sqs huesos de detrás 
del altar mayor al magnifico sepulcro que de 
su orden construyeron sus aibaceas en la pa- 
red media entre las capillas de San Miguel 
y de las once mil Vírgenes. En la parte de la 
primera se lee: Michaéii Archangelo Sacrum, 
Gaspari Cervanti Gaete, ex Inquisilore Archie^ 
piscopo Messanensi, ilem SalerniianOy ilcm Tar^ 
raconensi, Presbytero Cardinalii Antistiti san* 
clissimo el vigilaníissimo , de Tarraconensibui 
oplime merilo ex lesíarncnlo. Vixü an. LXIIL; 
prwftiü ecclesice an. VIL, obiit XVI. hál. no* 
vembris M.DíLXXV. En la parto que- mira á 
la capilla de las Vírgenes se Ice: Virginibus 
S.=/nqfwt$t<om primum functus muñere: crea* 
\us iñde AnlhlesMcssancnsium , Sahmilanorum , 



32 VUGE LITERARIO 

el Tarraconemium: fíomaná el purpura con- 
scans verticem Gaele Cervantes tanlillus pulvi'* 
sculus iam fiel: hospes, dein exurget intcger: pia 
inlerim parenlem lugens Tarraco suoe magisirum 
vilcehabebit oplumum. Eslas solas inscripcio- 
nes hay en su sepulcro; por mas diligencia 
que he puesto no he podido hallar las dos 
cuartetas españolas que supone exislenles en 
él y publicó Oldoino en su nueva edición de 
las vidas de los Papas y Cardenales. Suce- 
dióle el famoso 

. Don Anlonio Agustín, natural de Zaragoza. 
De los grados por donde llegó á esta dignidad 
y los negocios que manojo en los pontifica- 
dos de Julio III y Paulo iV, y de sus desti* 
nos de Auditor del palacio Apostólico, Obis- 
po do Alifa y Lérida, hablan largamente los 
que escribieron su vida. Yo por no hacer 
aqui un articulo iníinilo diré solo algunas par- 
ticularidades de su pontificado en Tarrago* 
na , que es donde echó el sello al crédito de 
su virtud y sabiduria. Comunmente se dice 
que fué trasladado de Lérida por Grego- 
rio XIII á 17 de diciembre de 1576. Pero so- 
bre esta época hay que observar lo que re- 
sulta de tres cartas suyas originales que se 
guardan en este archivo. La primera» fecha en 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 33 

Lérída-á 15 de noviembre de 1576, en qu6 
responde al parabién que le dio el Cabildo por 
sa elección. La segunda, fecha en la misma 
ciudad á ^1 de diciembre de 1576 , donde 
supone qué ailn ftó habian venido las bulas 
de Romav La tercera supone lo mismo, y 
está fecha Gil Aspa á 4 de enero de 1577. De 
los cuales documéntense infiere que fué 
electo por el Rey para Arzobispo antes del 
día 15 de noviembre de 1576, y que las bo- 
las no habian venido aun á 4 de enero del año 
siguiente, y así no se debe seguir la cuenta 
de los que dicen que fué trasladado á 17 dé 
diciembre de 1576^ En lo que no cabe duda 
es eri que toinó posesión el día 24 de febi*é- 
ro de 1577 por medio de su procurador flon 
Bernardo de San Clemente, Prior de Serra- 
bona, en la diócesi de EIná ; hizo su entrad¿t 
pnbiica á lOde marzo del mismo año. El go- 
zo con que lo recibió esta iglesia lo moestrart* 
bien las cartas sobredichas y otras dos mas, 
que por ser inéditas hé copiado (a), en las 
cuales se vé que aun antes de ser trasladado' 
aqdí era consultado por este Cabildo éü los 
negocios mas arduos y delicados. También' 
incluyo otra carta suya inédita, en que da rá* 

(n) Ap. núm. XIV, 
TOMO X\. 3 



34 VIAGE LITERARIO 

zon de algunas cosas del concilio do TcéUUi» 
y fija el dia de su nacimienló (o). Caisi ja-pri- 
mera operación de su pontificado fué tratar 
de remediar los daños que ocasionaba ue 
gran número de gente foragida que iiife^lia- 
ba su diócesi, para lo cual logró djo GregOr 
rio XIII una bula en que los excomulgaba, ];o- 
servándose su Santidad la absolución, excepr 
to en el articulo de la muerte. Traidújola nqeá- 
tro Prelado en lengua vulgar, y la. ifiiprími¿. 
al fm de las Sinodales. Y porquení auniCOiOt 
esto se atajaron los males, y los faciDor^os 
hallaban asilo en la villa de Reus i donde' B0 
podían entrar los ministros del Arzobispp por 
ser del señorío del Cabildo, trató cor él que 
cediese á la mitra esta villa con rc^serv^ die la 
décima, etc. Fué esto en 158^, lo cilpli QQfi^ 
firmó el Papa Gregorio XIII. Otro d&ño habia 
remediado dos años sinles con la: trasldcion 
del hospital, que estaba junto á la iglesj^ii al 
lugar donde hoy permanece. Tampopo le per^' 
mitia su ilustración la> tolerancia dre la, ooa^. 
tumbre que halló intioducida d^.po^ncicvao 
ciertos dias altares portátiles en las ppredes 
de la iglesia para coJebrar, misas. ^ ¥ qufiqiie 
no pudo impedir que se pu$ies6:n I03 aliare» 

(a) Ap. núin. XV. 



i LAS ÍQiesÚS DÉ ESPAÑA. 3& 

y raiüors, lodavist logró ijue las misas se di* 
Jtóen éñlóá altares fijoá de las capillas. Esí 
WftléérílSSti 

Pot éste iii¡sitt*o tiempo entetídia en Id 
cdnslrüccí6íit de la fañfiósa capilla del Sacra- 
írtento, dé que ya htfblé en otra c^ria. Otro 
pfftycíélo IriVo 'tfígühSs áñós adelante, qne hu- 
biera sWo ütiHsimo, si lo 'htlbicraveriíibado: 
qtfe fué el de cotisiruir un müáeS doti^é re^ 
cogiese todas las antigüedades dé TárragónS} 
iñfts dé éf y de sUs malas coilsee^entíias séM 
bien dédir cuando se trate de esta materia, 
que i^i haré, dándolo Dios. A este amor ^tié 
tenia & las antigüedades, y ál deseo dé'j^ró- 
mover por cualquier medio la ilustración, de- 
bió ef sabio Jesuilá Andrés Scólto sus ade- 
lantamiento§,Ny el docto impresor íilay ía pro- 
tección qué le proporcionó el nombre que 
hoy tiene en la historia tipográfica. No era 
rtuestro Arzobispo uWo'tle síquelíoS ¿abios que 
viven para- si solos: dóAde hallaba ^) mérito 
?o buscaba y dWaiá á sí, y protegía y éstittüi 
labá eri su carrera. Y ño era cortto quieta 
dmador de los literatos, sino mucho nías de 
hys virtuosos*. Erilre los cuales apreció muchci 
ai B* Nicofós Factor, que por eritonées e&ttr- 
vo algún tiempo morador del convento do 
Escornalbou; gustaba mucho de tenerle con* 



36 VUGE LITERARIO 

sigo /Y con sanio ingenio logró lo que tanlo 
deseaba, que era ver al Santo en alguno dci 
sus éxtasis. Porque, según la tradición de 
esta. ciudad, dispuso un dia que acabada; la 
comida cantasen á coros unos niñps el PsaK 
nio: Laúdate pueri Dominum; con esto tuvo 
el negocio hecho, porque al llegar al Sit tio^ 
men Dúmini benedictuiUs se arrebató ;el Beato 
en largo éxtasis, tanto que hubo tiempo pa- 
ra que un pintor que estaba prevenido lera- 
tratase en tan envidiable actitud, y aun dicen 
que entonces compuso el piadoso y docto. Ar*; 
zobispo dos disticos, que se escribicroii en 
el mismo cuadro, y son los siguientes: 

Dim gustas^ Factor^ Domini dulcissima verba,\ 
Raptas es in cwlum^ perfmerisque Deo; 

Inde reddis Icetus divino nectarepleñus^ 

Atque doces cwlum scanderequo liceal (a), . 

En medio Ae su vasta líleratuTa, q^u.9 tiene 
acreditada con gran número de escritos, depr 
coliaba la eclesiástica, á la cual hacia servir 
como criadas todas las ciencias seculares^ 
Asi será fácil entender cuánto trabajai^ia, en 
bien de $u esposa, celebrando, tres concilio.^ 
provinciales y dos diocesanos. De euyps cons- 

(a) Vid. Mayans, Vida de este PréladOy núm. Í95, con al- 
agunas varianlcs'en el segundo dístico. ;: ■■:•■;;:.- 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 37 

litiicíones Se publicarpn parle en su tiempo 
y por sii cuidado , y parle por el del sucesor 
*el áéflor Teres. Y aun él mismo, no contenió 
con ta colección formod'a por sü antecesor él 
señor Doria, hizo otra de nuevo', en que sir* 
vio n>uohoj& fe provincia y aun á- todas laá 
naciones sárbiás que han recibido siempre con 
lá debida v^eneracion las decisiones de la igle- 
sia 'Tarraconense. También formó «ñas Ordh 
«aítónesprocft^ro, las cuales por ser inéditas 
he copiado del único ejemplar impreso en per- 
garftino, que' permanece en el coro de ésta 
santa iglesia (a). Es de advertir que en eStaí 
ordinéifton{?s pone encabezado su nombré y 
apellido: Ños Anl&k: Auguslinus, h(^núsmú 
indica en las firmas otfn las i nicíaies A:'A'. y 
en todas las cartas poniendo A. A; /terden.^ra 
A. A. Tarrracon. Cosa desasada en los 0b¡s* 
pos, poner su apellido ni la inicial de 61. Dejó 
este gran Prelado muchas obfas mss;, hs 
cuales asegura el canónigo Blahc haber viálc) 
en el Escorial, cuando era cíipellan de htí^ 
ñor de Felipe IV. Al mismo moniastferio isé 
condujo también gran parte de su libreriíii 
según el consejo que dio á Felipe' 11 Dotí 
Juan Bautista Cardona, Obispo de Torlósa; 
en el traladiló De regia SéincU Lanrmtíibí- 

(a) Ap. uúui. XVI. ' -' 



38 VIAGE LITERARIO 

bliotheca; y digo gran parle, porque ^^ qw 
una porción de sus libros oslan hoy dia eo 
el monasterio de Sanias Cruces, de la orden* 
del Cisler, los cuales veré, si llego allá. 0(ro9 
en la biblioteca del Duque (ó Conde) de Vi- 
llahermosa, en quien recayó la casa. de Au^ 
guslin* Ojalá hubiese concluido Doq Marliit 
Baylo, canónigo de esta iglesia, gran confl- 
denle de nuestro Arzobispo, el indico qucr ha^ 
bia comenzado de toda su biblioie^a; p.ef9 
muerto el Prelado se contentó con pqt^licar 19 
parte que estaba hecha , en que da razQH ^e 
252 mss. griegos, de 562 manuscritos latinos 
y de 975 volúmenes impresos en V9rjas len- 
guas. Buena muestra de la erudición de este 
grande hombre, acredriado con sus doctos 63* 
critos. Murió Don Antonio Agustin sábado 
día 51 de mayo entre cinco y seifi ele h tarde 
del año 1586, Sus huesos no se trasladaron al 
sepulcro de mármol donde hoy están, 90 la oan 
pilla del Santísimo, que él fundó, hast9 «1 
día 15 de setiembre de 1594. Pons publicó el 
epitafio que allí se puso ; mas yo he querido 
copiarlo de nuevo con los mismos caractéores 
mayúsculos, oonseryando toda la or^ografi^ 
y abreviaturas para comodidad de los «ipasipr 
nados á la [memoria de tan ilustra Española 
Dice asi: 



k LAS IGLESIAS DB ESPaJÍA. 39 



i i- S. S. :EVCHA.niSTlAE 6. 

ANT. i^VGVSTJiVVS. ANT. PHOC.ANC. F. CAESAUAVG. PALAT. APOST. 
AVDlTpR. EPiáC. ALLIFAN. PAVLI IV. AD PHlLlP. ET FERD. 
-REG6. ÜEGAT. BICILÍAÉ» CBlíSORv ILERD. EPISC MAXi PLAV 
fiV. TrJD^CONC. INT^EÍlFyiT^ INDlí AD TARRAC. ARCHIEP. TRAKSL. 
|. V. ET. HVMANITAT^S. VJNDEX.. CLARISSIM. IVPEX. INCOR 
BVPTISSDT. íTLEEMO^^. LATIGIT; EXCELLENS. ORACVLVM 
SAPIENTIAE. TERRESTRE. EDITIS. AVREIS. LIBRIS. ATQ. EDEK 
DIS. RELICTIS. HOC. SA.qELLUM. S.S. EVCHARiSTIAE P. C. 
XPM. AC. S. THECLi^M. TVTELAREM. EX. "ASSE. HEREDD. FACIEKS. 
OWIT. PBTO; KAi;,. IYNi^*Jf, MDXXCVJ. AET. LXIX. 



i 

Lo sensible qiui fué á los Españoles la 
pérdida de este grande hombre declaró bien 
¿I P. Fr.Juán Gerónimo Ezquerra, Carmelita 
descalzo , en un Poema que por ser inédito 
y poü amenizar un poco esta lectura, he que- 
rido remitirle (a). 

Don Juan Teres y natural de Verdu, en Ca- 
taluña: estudió las humanidades en esta ciu- 
dad , y la teologia en la de Valencia , con su- 
ma pobreza. Después, siendo beneficiado de 
esta catedral tuvo la loctoral por oposición; 
le hizo el señor Cardenal Cervantes canónigo 
peaitenciario, y poco después su Obispo auxi- 
liar con el título de Man'uecos. Sucesivamen- 
te lo fue de Elna y Toitosa , de donde fué 

<^> Ap. í>úm. XVH. 



^0 VIAGE LITERARIO 

trasladado á osla melropalilana por Sixlo V 
en mayo de 1587. Admitió y protegió las fun- 
daciones de PP. Capuchinos, Agustinos y 
Carmelitas descalzos, y ademas mejoró el edi- 
licio de los Jesuítas. Promovió la canoniza- 
ción de San Raimundo de Peñafort (cuyo 
cuerpo reconoció en 4596 con comisión Apos- 
tólica), y la disciplina y culto por medio de 
los concilios provinciales que celebró. Feli- 
pe 111 le hizo su Virrey y Capitán general de 
Cataluña en la Pascua de 1602; y marchando 
á Barcelona para cumplir con estex)ri€Ío, mu- 
rió allí á 10 de julio de 1605, de edad de 64 
años. F'uó trasladado su cadáver á esta igle- 
sia , y depositado en un sepulcra , conslniido 
en el cóncavo do la pared , entre tas dos capi- 
llas de San Fructuoso y de San Juan Evange- 
lista, que son sin duda las mejores, de esta 
iglesia. Pons, en su Viage^ describió este 
precioso monumento de las artes. LasinaQrip- 
ciones que bay en el son dos: i.\ Joharm^s 
Teres, Calhalon. ex Canónico Pmnitenlia. Tarp 
racon. ad E celes. Marroch. Elnen. Derluse. üc 
Tarracon, eveclus, Prorcgis ac Capitán. Gene' 
ral. Calhalon. o fficio fungens , totius Pronintié 
damno nobis eripiltir V!. id. jul. m.D.C.Uh 
iclal. lAXV. 2.\ Johannes Teres, patria V&rdun 
lilteris, mor ib. honorib. clariss. Eps. MarroQh. 



i LAS IGLESIAS D£ ESPAÑA. 44 

Elenm. Deriusen. Archieps. Tarracon. Calha* 
Ion. Prórexct Gapilan. general. PrmsuL pien- 
tiss. Frieses sapientiss. Princeps, huinaniss. obiit 
Barcin. VI. id.jul.:an.M.DCJll. (BÍatisbXlV. 
De este Prelado hay un buen retrato hecho en 
su tiempo sobre la puerta de la sacristía de la 
capilla de San Fructuoso, Es del natural, y 
está con roquete largo hasta media pierna. 

No quiero omitir la noticia de qjue para la 
fábrica de una escalera pidió este Prelado ial 
Cabildo dos piedras del muelle, prQoíeliendQ 
volverlas luego. De esto, que sucedió) en 
1594, se ve que la construcción ó conserva^' 
cien de este edificio público es^taba á carg^ 
del Cabildo. Habíalo ya á principio^ del sin- 
glo XVI , pues al amanecer del dia 45 de julio" 
de 1507 entró en él la armada de Dojp Fernán^ 
do el Católico , con su muger Doña Germainai 
y las Acias capitulares de ése dia dicen que He- 
gó ad portum^ Tan ácana) fabricaltm. Creo que 
se construyó hacia la mitad del siglo XV, de 
lo cual, y de su artífice, sé que se dio coní- 
pleta razón al señor Cean para su Diccionario 
de arquileclos españoles. Enel dia se está re* 
novando este edificio tan inlere^anle, y con 
grande extensión y comodidad de la marina y 
comercia, aprovechándos^c oportuníamentéde 
una grande cantera inmediata que proporciona 



i2 TIAGE LITERARIO. 

no solo el adelantar mueho la obra', stno h 
conducción de cantos gruob4s¡mos« ha^ta^e 
cuatro mil quintales y mas. Las vcnideres, 
que no hallarán rastro de la canteiia., ajpenis 
querrán creer que el puerto de Tarragona &e 
hiciese solo de ella , y que toda esta 'gran nio^ 
le se compone de piedra jaspe , ó.q^ admite 
pulimento, lílsto he dicho, p-or sinao teoigo oca* 
sion de referirlo en otra carta. Volviendo 
ahora á nuestros Arzobispos, por muerte del 
señor Teres , dice Jimeno {Escritores dé Tá^ 
lencia) que estuvo nombrado don José Este- 
ve, Obispo do Orihuela; pero murió á.2 do 
noviembre del mismo año 1603, y asi fué 
luego electo •!. 

• i ■ ■■ , • 

Don hian de Vich y Manrique, natunlde 
Valencia, el cual, estando en Roma enviada 
por Felipe II. fué electo Obispo de Mallorca» 
de donde al cabo de treinta años «^imii i ser 
Arzobispo de Tarragona. Hizo su entrada i 
i6 de agosto de 1C04. Fué Prelado pacifioi 
y muy limosnero, y dejó algunas fundaciones 
para perpetuar su caridad. Lastimado de Jt 
escasez de agua que padecia esta ciudad, des- 
de que se inutilizó el acueducto Romano, y 
de los males é incomodidades qae á esto sob 
consiguientes , trató de conducir una &eate 



i LAS IGI>£S1AS DE ESPAÑA. 43 

^ la iBi^oiita llamada de Lorelo. En 1607 en- 
9odia en la construcción del acueducto un 
íaeslro.Ferrér, el cual ofreció subir el agua 
08ta la catedral. Cumpliólo efecliyamonte; 
ero duró, poco este bien, y no sé por qué, 
las abundante y duradero fué el riego espi* 
ilual que dio á sus ovejas en un concilio pro- 
metal que celebró, y en un sínodo que tuvo 
26 de abril de 1607,. el cual imprimió en 
s(a ciudad Felipe Roberto. Llegó á ser núes- 
ro Prelado el mas anciano de todos los de 
¡spaña. Con éste motivo se le concedió; un 
Ibispo auxiliar , el cual se consagró en Bar- 
elona. Este era Don Juan Estcrlich^ que fué 
espues Obispo de Jaca, y el mismo que lle« 
óy acompañó el cadáver del difunto Arzo- 
iapa^ que babia muerto el 4 de marzo de 
611 • al entierro que su ilustre familia tenia 
el monasterio de nnestra Señora de la 
irla , orden de San Gerónimo , del reino de 
alencia, donde, concluida la iglesia nueva, 
3 le dio sepultura en 1652. A dicho monas- 
)rio habia regalado este Arzobispo toda su li-* 
pcría (a). Le sucedió 

Don Juan de Moneada , hermano del Mar- 
ía) Estas noticias las escribió un mongc en las tapas de la 
Uapolighla, • ; 



44 TI AGE LITERARIO' ' 

í|ucs de Aitona Don Gaslon de Moneada, Obis- 
po de Barcelona, Irasladadó á está SillaMeh 
22 de agosto de 1612, según la op4nionco^ 
viente , sino en 25 de abril de 1615. Ño' hizé 
su entrada hasta 25 de enero de l&17';'por!' 
que con la ocasión de la vacante se sus¿i4aroB 
varios pleitos sobro su jurisdicción en cstl 
ciudad, los cuales tardaron, todo 680 tiempo 
en terminariso en la chancillería deB^reeUóiák 
Y uno de los derechos que se mandaron eón^ 
servar á su dignidad, fué e\ de ser recibidoét 
y sus sucesores por los Cónsules^ de Twrago^ 
na con las c<>rcmonids qu& preseneié-^B U 
entrada del Prolado actual. El 1ecU>r qu&qüie- 
ra instruirse en esta materia » puodé «cajif ü 
un libro qüo publicó Don Fronciseo ITcr 
mon , oidor de Barcelona , con eéte Ululo:. 
cuerdos de los fundamentos que manif I i 
supremo dominio.:.... y la juriidici 
moda que pro indiviso conservan :1a 
de Tarragona la invicüssima Proto'^m 
ía Tecla, su metropolitüna iglesia i y súsAm* 
Inspos con Su Mag estad, i m prese en Barcélo* 
na, 1684. A pesar de estos litigios v que le 
obligaron á vivir mucho tiempo en Barcelona, 
celebró dos concilios, uno en 1613 yolm^en 
1618, ambos inéditos. Era ademasi recto, 
imparcial, y en el proveer los cui^áiois sia 



1 LAS I6LBdIA& DE ESPAÑA. 45 

acepción de perM^nas^ dadivosQ y consolador 
de desvalidos. Con lo cual hubiei^a dejado me-^ 
¡noria de uno de los mas ilustres pontificados 
de esta iglesia, si los pleitos necesarios no 
le lianfiaran áotríi parte sus rentas y aleneion. 
MjurióenBaríjelonaáSde novien>bra del622. 
(Cué depositado en ql monasterio, de Pedral- 
bas, y luego traído á esta catedral y sepullada 
én el coro; con esta ínseripcign: Mmsolmuri^ 
p0$lufn(B ao perennis glorm Illmo. et Revma, 
D. D. Johanni a Moneada pri^rmm Archidiaco-: 
no Cancmioo Salmitticensi , item Infirmarlo et 
SacristíB T4nrraeonen6Í j postea PrioriS. Anna^;^ 
nc Anlisíiti Bareinonensi, inde Archiepiscopo, 
Tarraconensi ; qui ohiit die Illn novemhris 
M.DC.XXÜ.,erectum. ;, 

Si le pareciere ímprobo é ioúlil-el trabaja 
que me tomo en copiar las insonpcioDes se?'^ 
p«(lcrales de los Prelados modernos de esta 
iglesia, reflexiona que sobre merecerlo. qUos^ 
por sq persona y dignidad, es grande e|.apre'^ 
cío que los. extf angeros han hecho de esta c]ar 
se de estudio , piiblica^ndo varias «oleccionesü 
de inscripciones infimicevi^ enlr« las cual^^a 
es mny notable la que imprimió en 1760 Po- 
dra Luis Ga^lletti en 5 tom. 44** maiyor,s¡n; 
añadir notas ni ilustración alguna ; ,sino,soJ¡oi 
hacinando por clases todas las que se hallan 



i(i VIAGE LITERARIO 

en Roma. Con esla salva seguiré mi caUlch 
go y costumbre. 

Al señor Moneada sucedió 

Don Juan de Hozas, Cordobés,- TMorafo j 
canónigo de Cartagena: vino á esta iglesia'^ 
muy viejo á H de noviembre del6M.lífDrl¿ 
i 22 de mayo de 1 G26. Lo más tnemcirabte 
que hay de su corla prelacia eá la liberatréad 
con que dotó las comensalias y beneficidsd» 
la catedral. De aqui> y mais^ dé \^ vejes dét 
Prelado, parece que resudaron atgtifiOs di^ 
turbios, que por fortuna fueron brfrires:E[í 
clero menor agradecido pbso & duf bichfibMhtfif 
sepultura junto al facistol del coró coii cMa 
inscripción: D. O. M. D. D. Joañkes ai Éih 
tus, Cordiibeñsis , ect Thesáurát4óCiañagiHm. 
huius almcB Sedis Archiep. ohiit XI ke^. jH^ 
nii anno M.DC.XXVI cui largilifri iñuñi^eú 
prceshiteri comm ensates , cft beñcHeiati Tarrü- 
conenses, hoc monumentum, quói ipsé tnoYU 
prceventtis^ prmstare non potui^ , Ing^rtlí^: ed" 
huc, muneñimqiie memores^ grc^tikáMiSifgi 
conslrnendum curarnnt mno M.D.C^XXX¡Y' 

Muerto este Prelado sí3 dice mié fuéJ^étec-' 
lo Don Luis Diaz y Armeíldariif, Vírey di C*- 
taluña, dolo ciial no sé mas. EhéueeséfMf 






1 LAS'IGLKSIiS DE ESPAÑA. 47 

Don Fr. Juaú J^iGuzman,, de la Osden jác^ 

ni Francisco), (Mrispo de. Ganarías.: Toiaá 

sesíoii á 33 desmayó de 1628; hizo suie^i* 

I á?27 del julio siguiente ^ y , á »4 -de se? 

iembre del mismo dna fó irajiO el paüo^reil 

)bispo de Barcelona.; Tuvo varias reyertas 

\0n el Cabildo sobre' puntos de. jurisdiqci<>D^^ 

; aun publicó un libro en defensa de los de* 

0chosarchiepi$capales, del cual veo que úo 

o bace gran caso* Adinilió gustoso la con* 

ordia que propuso á ambas partes Francis* 

o de Eril, Abad de San Guüufal^ Canciller 

il principado. En 1651 hospedó en su pa« 

io al Rey Felipe IV que iba áí las cortes 

. Barcelona.: Después de lo cual y de haber 

alebrado , según dicen , un concilio;, ü» 

riasladado á Zaragoza en 1655> Sucedióle á 

6 de marzo del ano siguiente. 

. • • • • • 

jDom Fr. Antonio Pérez j célebre Benedíc^ 
ioo, y bien oonocido por sus escritos;' siní> 
^ularmenle por el intitulado Penlateucus Fi^ 

L Era á la sazón Obispo de Lérida, y^n« 
es lo había sido doUrgel, después de b^ex: 
enunciado h mitra de Santa Fé. Celebró ya 
loncilio provincial en 1656» que no se ha 
mpreso. Ya entonces se hallaba sin rqzon 



48 VIAGE LITEOAniO 

disguslado (le cslc pais , que era el mas á 
propósiló para su avanzada edad. Pero dicen 
que deferia mucho á los consejos de un Abad 
llamado Mauro que traía consigo , y é quien 
encargó todo el peso del gobierno. R^oélto 
pues á marchar á Castilla» y despidiéndose pa- 
ra esto del Cabildo > le requirió este 0n lá 
debida forma que llevase delante db si la 
cruz como Primado de España, hasljailtogár 
á la corle, y el Prelado lo tpron^etió. iXíéroii- 
ie luego el obispado de Avila, pero á pocos 
dias murió en Madrid á 1 de mayo de 1637 
y se enterró en el monasterio de San Hartiii. 
Vacó entonces la iglesia de Tarragona por 
espacio de diez y seis años. Fué la causa qnei 
poseída gran parle de Calaluña por las^^ar- 
mas francesas, aunque Tarragona se mantu- 
vo obediente a su Rey, el Papa^ Urbana VIH 
que trataba de '^ipaciguar estas dís^sordfiaSi 
no quiso confirmar las provisiones de esta 
Silla hechas en el Cardenal de'Bsti,' heriBJino 
del Duque de Módena , y ea Don f^blo Dai* 
rán, natural de Esparraguera y Obispo de; 
ürg^l. A la verdad no fuó muy sensible qo* 
so frustara la primera elección , porq»¿/M 
Cardenal era poco afecta á nuestra naciMf;' y 
acaso hubiera carecido esta iglesia- gran tiem- 
po de la presencia de su Pastor. Mas líí'pí't- 



k LAS IGLESUá DE ESPAÑA. 49 

áida del señor Duran fué muy dolorosa pa- 
'a esta metrópoli, porque era doctisimo, y 
lobre esto amante de la justicia y de la bue- 
ia disciplina, y por lo mismo muya propó- 
iilo para curar las enfermedades que casi to- 
las las iglesias de este principado habían con- 
Taido con las vacantes que por la misma 
jausa padecieron. De él y de sus escritos ha- 
)la Don Nicolás Antonio en su Biblioteca. 
[l^endida en fin Barcelona á 10 de octubre 
le 1652, luego fué nombrado y provisto Ar- 
:obispo de Tarragona 

Don Francisco de^ Rojas, hatural de Valen^ 
5Ía, Auditor de la Rota Romana, conocid<) en 
ú orbe literario por las decisiones que im- 
mmió en León. Tomó posesión de esta Si- 
la á 4 de julio de 1653, siendo en ella tan 
3Íen recibido como deseado. Con la vacante 
f fas guerras que la ocasionaron halló casi- 
léstruido su palacio y relajadas las costum- 
}res. A entrambos daños acudió con dili- 
jencia, y con la celebración de dos concilios 
)rov¡nciales. Sin embargo, no pudo evitar 
líganos disturbios y pleitos , que se ventila- 
ron sin perderse la paz y tranquilidad de su 
glesia. Fué trasladado á la dé Avila en 23 
le abril de 1663. Le sucedió 

TOMO XX. 4 



5U VIAQE LITERAHIO 

Don Fr. Manuel ile Espinosa , Sevillano, 
BenedicUno , Abad de Monserrat y GeDeral 
de su orden. Era Obispo de Urgel cuando 
fué trasladado á esta Silla en febrero de 1664, 
En el mismo año ya tuvo un concilio provin- 
cial » al cual siguieron otros dos en 1670 
y 78. Por decreto del segundo de estos con- 
cilios, se imprimió un Ritual en 1671, el 
cual, pág. 21, exime á los sexagenarios de 
la ley del ayuno. Hay quien sospeche, y con 
fundamento, que se ingirió furtivamente es- 
ta cláusula al tiempo de la impresión: cosa 
que no es nueva en el mundo. Lo cierto es 
que ni en los Rituales antiguos de esta igle- 
sia, ni en el de Barcelona de 1620, ni en el 
do Lérida do 1682 , ni en el de Paulo Y se 
halla tal exención. Enmendó el señor Di- 
nas este punto en el sínodo que imprimió en 
el año 1704, diciendo en la página 200 de 
sus Constituciones , algunos dicen queinst^A 
precepto hasta los 60 años, pero eso último se 
debe medir con las fuerzas. Lo mas extraño 
es que aun después de esta resoluciop ,, en 
las reimpresiones del Ritual siga ingiriendo- 
se aquella exención délos sexagenarios , la 
cual ni es de concilio alguno provincial Tar- 
raconense, ni de tan doclo Prelado como era 



i LAS IGLESIAS DE £SPA?(A. 54 

el señor Espinosa. Dícenme personas fidedig- 
nas queen un ejemplar de aquel Ritual que 
se conserva en el convenio de mi orden de 
San Magin de este principado, se halla la no* 
ta siguiente : Es del doctor Jaume Gassoh qui 
feu y ordena lo present Ordinari, per haverlo 
elegil S. lltma. , y el sínodo Tarraconense a 
dit efecie. Otra nota se halla después de la 
Pastoral del Arzobispo, en que manda la obi- 
servancia de lo ordenado en el Ritual , y di- 
ce así: Esta carta pastoral tambe la feu lú 
doctor Jaume Gassoh per haverme S. Illma^ 
ordenat que la fes en nom de ell: y axi mated 
lo contengul en lo present Ordiriari ; menas los 
casos reserváis a S. lllma^, que nom trohaba 
en Tarragona ; que a trobarmi crech se agues^ 
sen disposat de diferent manera. No diré de 
esto mas , sino que* recientemente ha mos- 
trado la obligación del ayuno en los sexage- 
narios el doctor Gaspar Llauger , director del 
Seminario episcopal de Barcelona, en la Di- 
sertación que publicó contra un P. Gapuchi* 
no de Andalucia ; donde de propósito exami- 
na la autoridad de este Ritual. 

Volviendo á nuestro Arzobispo sé de él 
que visitó dos veces toda su diócesi , reparó 
y dotó muchas iglesias , entre ellas la capi- 
lla de nuestra Señora del Claustro de esta 



52 VIAGE LITERARIO 

calcdraU insUluyendo en la misma muchas 
fiestas^ Asistía con frecuencia al coro, trataba 
con grande humanidad álos subditos , y con 
mayor liberalidad álos pobres. Murió dejando 
desimuybuennombreál2defebrerode4679, 
V de su edad 82. Enterráronle en el coro 
con este epitafio: D. O. M.=IIic iacet inmor- 
le dives , per qiiem nullus in vitaiacuitpauper, 
Ulustriss. D. D. Fr. Joannes Emmanuel deEs- 
pinosa, Hispalen. nobilitaleclams, omnibusvir- 
tutibus clarior , liberalitale , cequanimitate , et 
in Deiparam pietale clariss . uno suo mérito om- 
nium suffragiis Monlis Serraíi Abbas , deinde 
Benedictini ordinis Generalis, UrgeU. Episco- 
pus , et Tarraconensis Archiepiscopm ut nuíli 
cederel Hispanorum Antistitum Primas: ohiit 
die XII Februarii anno M.DC.LXXIX. cítaiis 
LXXXIl Archiep. XV. Le sucedió 

Don Fr. José Sanchiz, nacido en Valencia, 
de la orden de nuestra señora de la Merced, 
de quien ya dije en el Episcopologio de Se- 
gorbe, de cuya iglesia fué trasladado á esla 
á 28 de febrero de 1680. Tomó la posesión 
su auxiliar Don Gerónimo Solivera, Obispo 
de Tranopoli, al cual siguió en el mismo en- 
cargo Don José Mora, canónigo dé Tarrago- 
na, Obispo Maroneiense. Celebró el Prelado 



A LAS IGLESIAS D£ ESPAÑA. 53 

dos concilios provinciales en 1685 y 1691: 
en este último publicó el oficio propio de 
Sania Tecla y su fiesla para toda la provin- 
cia. Fué muy dadivoso con su iglesia, á quien 
regaló entre otras cosas un cáliz de oro: re^ 
edificó el convento de su orden y dejó otra? 
memorias de su liberalidad , paz , y celo pas-^ 
toral. Falleció á 26 de marzo de 1694 , y 
eslá sepultado on el coro con este epitafio: 
Hic iacet per quem tanta pietatis in Deum, Ma- 
riam Virginem, Divamque Theclam monumeri^ 
ta surgunt, lllmus. et Revmus, D. D. Fr. Jo- 
sephus Sanchiz, Minervce dileetiss. sui et sacri 
ordinis B. Marice de Mercede honoribus.sum- 
mis proBclarus , Episcopatu Emporicen. et Se- 
gobricen. magnus, Archiepiscopatu Tawaco-^ 
nen. excelsior, Hispaniarum primatti celsiss. et 
meritis excelsior; tamen hic tándem nihil nisi 
pulvis et cinis; at vivit in ciñere virtutibus su- 
perstes et fama: fama sceculo, virtutibus ccB" 
lo. Obiit XXVI Marlii M.DC.XCIV, sed luget 
adhuc Tarraco.: hodie valedicit ultimum gra- 
titudo, sed (Bternum hoo marmore perenni XXV 
septembris M.DC.XCVL En ol'coro del con- 
vento de su orden he visto un retrato de es* 
te grande Arzobispo, hecho por Juncosa el 
clérigo. De la misma orden y su General tam- 
bién, fué el sucesor 



54 VIAGE LITERARIO 

Don Fr. José Llinás , que lomó posesión 
á 16 de enero de 1695. Tuvo un concilio 
provincial en 1699 y olro diocesano^ que se 
imprimió en 1704, y este es el que rige en 
el dia. Dio grandes muestras de su celo en 
las guerras que alcanzó, llamadas de suce- 
sión, y no mostró menos su caridad en las rui- 
nas y desgracias que padecieron los conven* 
tos de San Francisco y Santo Domingo y to- 
dos los edificios cercanos á una torre anti- 
gua que servia do almacén de pólvora» la 
cual con horrible explosión se voló por un 
rayo, dia 3 de setiembre de 1700. Era in- 
cansable en predicar , y de una liberalidad 
inagotable con que enriqueció su palacio, 
iglesia^ y varios monasterios. Hizo la capilla 
y altar de San Pedro Armengol en la parro- 
quia de la Guardia. : impetró su rezo , y lo 
mandó celebrar de doble en toda la diócesi: 
erigió el convento de la enseñanza de niñas 
en esta ciudad , amplió el palacio , impetró 
el rezo de San Ramón Nonato para toda la 
iglesia: fundó'el rosario diario con canónigos» 
comensales y beneficiados en la capilla de 
nuestra Señora del claustro ; y fundó la cá- 
tedra de moral en el convento de Santo Do- 
mingo, donde está su retrato. Murió á 15 de 



Á LAS IGLESIAS BE ESPAÑA 55 

noviembre de 1740 en Barcelona , y fué tras* 
ladado su cadáver á la iglesia de San Lá2ar 
ro do Zaragoza. 

Por muerte de este Prelado, ardiendo to- 
davía Cataluña en guerras » fué electo por 
Carlos ill de Austria en Arzobispo Tarraco- 
nense Don Isidoro Bertrán, Catalán, canóni- 
go y Arcediano mayor de Gerona, y fué con- 
firmado por Clemente XI y consagrado en el 
convento de Santa Catalina virgen y mártir 
de Barcelona, dia 15 de noviembre de 1712, 
por Don Jorge de Espinóla, Arzobispo de Ce« 
sarea y Nuncio del Papa á Carlos III de Aus« 
tría en Barcelona, con asistencia de los Obis- 
pos de Cartagena do Indias y d^ SoJsoha. 
Había ya tomado también la posesión de es* 
ta Silla á i 5 de octubre del mismo año y 
recibido ya el palio de S. S. Mas duróle po- 
co esta posesión pacifica » porque á 15 do 
diciembre del mismo año está fecha la orden 
del Rey en que como á intruso en la Sede se 
le desterró de ella y de la provincia , man-* 
dándose al mismo tiempo al Capitulo que se 
gobernase como en Sede vacante, y de^osi** 
tase los frutos del Prelado. Obedeció este, y 
se fué sin duda á Italia. Noticioso el Papa 
expidió una bula que empieza In excelta ^ en 
la cual condena como atentado todo lo he^ 



56 V1AG£ LITERARIO 

clio. Eslá fecha á 17 de marzo del año si- 
guiente 1714. La he visto impresa en la li- 
brería de mi convento de Palma en Mallorca. 
A pesar de ello el Arzobispo Bertrán túvola 
misma suerte que su Rey Carlos III , y asi 
nadie lo cuenta en el catálogo de los Arzo* 
bispos , cuyo ejemplo ha seguido el seflor 
Amat en su Historia eclesiástica. Sabemos, fi- 
nalmente, que murió en Genova á 9 de octu- 
bre de 1719, y que está allí enterrado en el 
convento de PP. Capuchinos. Esluvo: vacan- 
te esta Silla hasta el año 17211, en que á 
20 de marzo tomó de ella posesión 

Don Miguel Juan de Taverner y Rubi, Cata- 
lán , Arcediano mayor de Tarragona y des- 
pués Obispo de Gerona, el cual en calidad 
del mas anciano de la provincia habia junta- 
do un concilio provincial en aquella ciudad 
el año 1717, en que se establecieron cosas 
muy útiles. Y esto es lo único que trabajó 
por la provincia, porque á los cuatro dias de 
tomada posesión murió con desconsuelo de 
los buenos. Está enterrado en la capilla de 
Corpore Christi, mas su epitafio está maltra* 
tado y enteramente ilegible. Le sucedió un 
gran Prelado, que fué 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 57 

Don Manuel de Samaniego y Jaca, natural 
(5 Logroño, canónigo penitenciario de San 
eran de la Calzada, electo Obispo de Oviedo, 

cual entró en esta ciudad á 21 de abril 
B 1722, y desde luego se aplicó á reformar 
>s males que de las guerras y vacantes an-» 
ífiores habian nacido. Predicó muchas veces 
>n eficacia , y para mas mover á penitencia 
ispuso unas procesiones, en que él mismo 
í presentó con una soga pendiente del cue» 
0. A lo cual y á sus visitas por la diócesi 
guió gran reforma del clero y del pueblo. 
I principal remedio era el de los concilios 
•ovinciales; echó mano de él en el mismo 
ío 1722, pero fué mucho mas útil el que 
ivD en 1727, cuyas constituciones extracta 
1 su Historia el señor Amat. La mas nóta- 
le entre ellas es la que trata de disminuir 

número délas fiestas, sobre lo cual, como 
reparando los ánimos ya habia impreso una 
)sloral en 1725 ponderando la observancia 
le se merecen los dias festivos. Otros mu- 
ios bienes se esperaban de este Prelado, 
3ro fué promovido á la silla de Burgos há- 
a el año 1728, la cual renunció el año 1740, 
murió de allí á cuatro años en su patria, 
espues de su promoción á Burgos le suce*» 
ó en nuestra catedral 



88 VIAGE LITERARIO 

Don Pedro Copons y Copons » natural de 
Barcelona, de la casa de los Marqueses de 
Moya, trasladado de la Silla de Gerona á 26 
de febrero de 1729. Mostró luego su manse- 
dumbre y amor á la paz en las constitucio- 
nes que hizo para corlar los disturbios sobre 
oficios y empleos en el coro, las cuales se 
conservan pendientes en él. Fué muy limos- 
nero y solicilo en inquirir y remediar la po- 
breza. Hizo algunos regalos á su catedral. 
Sus principales hechos son los tres concilios 
provinciales que celebró, en que dicen que 
hay establecidas cosas muy útiles. Promovió 
mucho la devoción del corazón de Jesus. 
Duróle el ponlifícado 2o años, y murió i 19 
de abril de 1753. Está enterrado en la capi- 
lla de Corpore Christi con esta inscripción: 
D. O. M. Lacrimas si quceras, sisle, lapidem 
huno intuere, et eo oppressamlwe peirürn,qwB 
in píetatis montem creverat. Petrus Copons tí 
de Copons hiciacet, divitioe pauperum , egeno* 
rum opesy Marchionibns de Moyanalus, Bard- 
nonce Canonicus, Gerundce Episcopus^ Tarro- 
cone Archiepiscopus: ubique illustrismius vi- 
xit, sed illustrior fuit morte, quam ohiit Torra- 
cone omnium ordinum luclu anno a Chritío 
nato M.DCC.UIL, mlaiis suce LXXlV.,Xlll 



Á LAS IGLESIAS DB BSPANA. 59 

hal. mai. hebdómada^ ut vocanl, sancta; et qui- 
dem, ni invenissel , certe mor le stm effecisset. 
A este Prelado sucedió 

Don Jaime de Cortada y Bru , natural de 
Barcelona, y de familia muy antigua, á lo me- 
nos suena ya su apellido en la donación que 
he visto original, hecha por Don Alfonso II 
á Enego Cortada de una heredad en Mata- 
malan con el campo de Machuchga , fecha en 
Zaragoza en el mes de junio, era 1216 (año 
4178). Nuestro Arzobispo vino á esta Silla 
de la de Zamora á 26 de mayo de 1755. Ce^ 
iebró concilio en 1757, el último de esta 
provincia: en él so mandó que las actas de 
todos se recogiesen é imprimiesen; cosa qud 
no se ha efectuado. Con la gran devoción 
que tenia á la Protomartir Santa Tecla co- 
menzó su nueva capilla, en cuyos cimientos 
66 puso la primera piedra á 17 de agosto de 
1760. Nada mas sé de este Prelado, sino que 
murió á 28 de abril de 1762. Su entierro es- 
tá en el plano de dicha capilla con esta ins- 
cripción: D. O. M.^^D. D. Jacobus de Cor^ 
toda et Bru. huius sanclce Tarraconen. Eccle- 
úx Archiepiscop . , antea Episcop. Zamoren. 
etc. incoeptíim suis sumptibus hoc in honorem 
Prothomartyris Thecke sacellum conmmare 



60 VIAGE LITERARIO 

non poluü morle prmventus V. kalend. mmi 
M.DCC.LXII. H.S.E.L.D.D.CC. idih. mai 
M.D.CC.LXXVIII. Tuvo esle Prelado porVi- 
cario general á Don Mariano Marli, natural de 
Valls, que después fué Obispo de Puerto- 
Rico y Caracas. Muy breve fué el pontifica* 
do del sucesor 

Dow Lorenzo Despuig y Cotoner, natural de 
Palma en Mallorca , de cuva silla fué tras* 
ladado á 42 de octubre de 1763 , y murió él 
año siguiente dia 22 de febrero repentina- 
mente. Su epitafio en la capilla de Corpon 
Christi, inaniGesta algunas circunstancias de 
su vida , y por lo mismo lo copiaré aquí: 
D. O. M.=Hic situs esl Illustrissimtis D. D. 
Laurentius Despuig el Cotoner, patria Palmen^ 
sis, genere nobilissimuSy Canonicus Balearicus, 
Clericus honorarius Philippi V. Rsgis Hispan. , 
el ab eleemos. Philippi Borbonii^ Parmm Du- 
ds, Episcop. Balearicus, Eccles. Tarracon., 
Archiepiscopus , Primas Hispaniarum , qui fa* 
cite primus omni virlule el splendore sui desi' 
derium Eccl. Tarrac. brevi sucb reliquit inmor- 
tale, cum vixissel annos LX. Vita functus esl, 
et elatus acerbissi. liictu omnium ordinum He 
XXU. febr. an. a Chris. nal. M.DCG.LXIV. 
Poco después le sucedió 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 61 

Don Juan Lario y Lancisy Aragonés, nací* 
do en Torrecilla del Rebollar^ promovido á es- 
ta Silla de auxiliar de Zaragoza» tomó pose- 
sión á 30 de octubre dé 1764. Su primer 
cuidado fué arreglar un plan beneficial asi 
en la matriz como en loda la diócesi, obra 
útilísima con que proveyó á las necesida- 
des del pueblo sin queja de los residentes. 
Visitó tres veces su diócesi, una la isla de 
Iviza, ejercitando con gran solicitud en todas 
parles las funciones episcopales. Consagró 
en su catedral al Obispo de Barcelona Don 
José Gliment. Expidió varios decretos para 
reforma de abusos y fomento de la sólida pie-* 
dad. Concluyó y bendijo la capilla de Santa 
Tecla á 21 de setiembre de 1775. Logró que 
se incorporase esta universidad con la de 
Cervera. Estas son las principales memorias 
que quedan de su tiempo. Murió á 6 de se- 
tiembre de 1777, y está enterrado en la ca- 
pilla de Santa Tecla , donde se lee esta ins'* 
cripcion: D. O. M.=D. D. Joannes Lario el 
Lancis, ex Episcopo Letcnsi Archiepiscópus Tar- 
raconensiSf quod hoc diva: Teclee sací^arium 
nullis parcens expensis ad perfeclionem perdti" 
xit, hic sepeliri volnit, annuente CC, et sibi 
scribi sic: Hic Joannes Lario et Lanzis, Tarra- 
conen. Archicpiscop. expectat resurrcctionem 



G2 VIA6B LtTERARIO 

moi tuoruní . Obiil in oppido dicto Lo Plá V//Í. 
id. sept. anni MDCC.LXXVII. Le sucedió. 

Don Joaquín de Sanliyan y ValdiviehOi na- 
cido en la diócesi de Santander » Obispo de 
Urgel, trasladado á esta iglesia á 15 de ma» 
yo de 1779. En los pocos años de su pon- 
tificado mostró bien su liberalidad, y cuan- 
to puede un Prelado que ama sus ovejas y 
comodidad. Porque después de haber eiB* 
pleado algunos caudales en ensanchar y ador- 
nar las calles » murallas y paseos de esla 
ciudad 9 y en el palacio llamado de Loreto, 
incluyendo dentro de él la capilla de nuestra 
Señora de ese titulo, la cual el señor Gopons 
habia comprado de los herederos del presbí* 
tero Juan Mir, quien la construyó á mitad 
del siglo XYI; después, digo, de estay otras 
obras, entró en el vasto proyecto de restau- 
rar el acueducto romano. Obra de suma ne- 
cesidad, y sin la cual Tarragona era corta en 
su vecindario ) escasa en el comercio, incó* 
moda en la estación del calor, y tal como la 
pintó Bernardino Gómez Miédes en su Hiüo- 
na del Rey Don Jaime L Para remedio de 
estos males, y restituir si pudiera la ciudad 
de su cátedra al grado de su opulencia ro- 
mana, emprendió la grande obra q^ue digo, 



k LAS lOLESIiS DE ESFANA. 63 

venoiendo, como es de creer, gravisimas di- 
ficultades, y no reparando en cuantiosas su^* 
mas. No tuvo el gozo de verla concluida, 
y para su perfección dejó la cantidad de 
48,000 ducados. En á\x tiempo, es á saber^ 
en 1782 se erigió la Silla episcopal de Iviza., 
que por derecho de conquista era de esta me- 
trópoli desde el año 1235; con esta ocasión 
pasó allá el arcedianato de San Fructuoso, 
de donde percibía los frutos. 

Murió nuestro Prelado casi repentinamen- 
te día 5 de julio de 1785, causando este su- 
ceso un sentimiento correspondiente alo mu- 
cho que se esperaba de quien supo hacer 
tanto en tan poco tiempo. Su cadáver se 
trasladó de allí á cuatro años á la sepultu- 
ra que tiene en el pavimento del coro , don- 
de se halla este letrero : Joachimus Sanliyan 
et Valdivielso, genere claru$, olim Asluricen. Ec- 
clesice CanoniouSf Ttiden. Scholaslicus, Lucen. 
Decanus, Urgellen. Episcopus ^ Tarraconen. 
demum Archiepiscopus f acias, ornandm mox 
et ampJificandcB urbi , civiumque commodis tn- 
tenlus, suburhanam viam , et ambulacrum ru- 
pibus el aggeribus complanatis exlruxil: aguce 
copiam, ut suo subvenir et populo, iatndiu illius 
penuria lahoranli, anliquo tíomanorum partim 
inslructo aqumduclu, partim novo constructo. 



64 TIAGE LITERARIO 

longe huc adducere molilus est. Quibus» aliü- 
que ulilissimis operibus , dum strenuBf nulUi 
laborihus , vigiliis, sumplibus parcens , incum* 
bit, ulteriora parans, maiorapro animíB ceküu' 
diñe mente volvens, vivis abripitur lllnonaspir 
lii anno Christi M.DCC.LXXXIII. etat. XLIX. 
1. P. /?. Dicen que compuso este epitafio el 
sucesor 

Don Fr. Francisco de Armañá , del orden 
de San Agustin , natural de Geltrú , diócesi 
de Barcelona, el cual era Obispo de Lugo des- 
de el año 1768, de donde fué trasladado á 
esla Silla en el de 1785 y tomó posesión á 30 
de mayo. Están todavía muy recientes las 
memorias del celo, liberalidad y erudícioD 
de este Prelado. Comunmente se dice qne vi* ' 
via pobre por los pobres : y era así que los 
remediaba á manos llenas , buscando con 
solicitud las necesidades ocultas. A su igle- 
sia regaló alhajas y ornamentos varios y pre- 
ciosos : dotó su clero , fomentó el monte pió 
de sacerdotes pobres: dio grandes caudales 
para la obra del puerto y las urgencias del 
estado ; y con todas estas y otras muestras 
de liberalidad gastó mas de cien tnil duros 
en continuar y concluir lu restauí^ácion del 
acueducto romano , teniendo el gozo de ver 



A LAS fGLCSIAS DE ESPAÑA. 65 

llegar oí agua á la ciudad en el año i 798, 
día 5 de diciembre del santo de su nonibre: 
beneficio inestimable que eternizará los nom- 
bres de Santiyan y Armañá. Hallaba para lo* 
do esto recursos en la moderación de su tra- 
to, parsimonia en la mesa, y pobreza de su 
casa y persona ; viviendo en todo como sim^ 
pie religioso, sin dejarla túnica de lana, ni 
permitir mas adornos que los muy precisos 
para el decoro de la dignidad. Yisiló dos ve- 
ces toda su diócesi, y no mas por su anciani'» 
dad : ejercía por si mismo todos los actos 
pontificales: predicaba con frecuencia y en* 
viaba misioneros por la diócesi, gente docta 
como él lo era, que cogiesen y no espanta- 
sen la caza: compuso las discordias interio^ 
res de su iglesia :^ unió y dividió parroquias, 
según lo pedia la necesidad: protegió gran- 
demente las escuelas públicas: dotó bien sus 
cátedras, como es justo : creó la de escritura, 
enseñanza tan necesaria á los eclesiásticos, 
como que es el blanco y cima de su saber, 
á que se ordenan todos sus estudios anterio* 
res , y sin lo cual la teologia escolástica y 
moral son un cuerpo sin alma. En estos y 
semejantes cuidados le halló ocupado la muer- 
te coando ya por su edad de 85 años no po- 
día entender en lo que pide vigor y fuer-* 

TOMO XX. 5 



(16 VIAOE I-tTERARIO 

zas corporalüs. Murió eslc iluslrc Arzobis 
po dia 4 (le mayo lic 1805. Rn sus honran 
predicó el aclitul Abiiil de San lldetanKO 
Arzobispo dePalniira. e! señor Don Felís 
Amat.cnloncesmagií^lrnldc esta iglesia, ^á 
enlerrado en el coro con oslo inscripción: 
1), O. M.=^Francisco Armagnano, ex EremUis 
S. August. prinium Lnainsi Priüsuli, posi Ar- 
chiprcBSuli Tarraconensi, ulrobi(¡üe ind^essa 
salulis animanitncura^ verbo et xctiplis do-- 
cíis^mis mquG oíyuc fiimmisi,' morum iüdim 
inlegerritmrúm exempla . irtformaUs atl pielá- 
tem populis, oplititi Antislilis fimclo muñere; 
egenarum paíri. quorum sitblevandis miseriis, 
nihit pene sihi relinquens , iimplissitnos paníi- 
ficatíis rcddilus espendit ; cuius máxime opera 
el ope fonlan. a(jua intrairntros inclucta gan- 
dens poíiluf Tanaca : in seneclule bona r vivis 
subíalo die ¡V mnii anno M.DCCC.IU ttíatis 
sucB LXXXV , Barlholomeiis Sohr, ex sorore 
nepos, liitius Primal. Eccl. Decanm, consmtgui- 
neo t'atUorique amanlissimo fieri ouravil moM- 
menlum. Los escritos de que so habla enes* 
la inscripción son sus Pasioralcs impresas 
en dos (oinos en 4.°: Ircs lomo» de Scroxh 
nes moralos . y uno de Sanclis: adema:^ d<!J¿ 
manuscrilfts Jnslituciaues de leologia/¿ss.Ca»' 
pendió ile ¡a historia eclesiástica d» J*!iíutih 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 67 

y otras obras que no concluyó por sus ocu- 
paciones, A los dos meses de su muerte fué 
electo su digno sucesor el actual Arzobispo 

f 

I * > • 

Don Romualdo Mon y Velarde, natural 
do Mon, iliócesi de Oviedo , colegial de 
San. Ildefonso de Alcalá, doctoral de Coria 
y sucesivamente de Córdoba, donde iani- 
bicii fué Dean y gobernador de la mitra. 
Tomé fvosesion de esta Silla dia 12 de ma- 
yo de este aftp de 1804, El pueblo ha con- 
cebido muy bien fundadas esperanzas de un 
gobierno pacifico y acertado. Nada mas pue- 
do decir de esto; porque apenas han pasa- 
do dos meses de su entrada pública, que se 
veníicó el dia S de setiembre con las cere- 
monia^ acostumbradas, en razón del señorío 
temporal de los Arzobispos sobre esla ciu- 
dad y su campo : las cuales se fijaron por 
decreto de la real audiencia de Barcelona en 
tiempo del Arzobispo Don Juan de Monca- 
ca, aunque la pompa en el recibimiento de 
esa ó de otra manera es ya de los tiempos de 
Don Fr. Sancho López de Ayerbe. En sus- 
laricia se reduce la fiesta á lo siguiente. Sa- 
le todo el Cabildo hasta una casa de campo 
distante como un cuarto de legua de la ciu- 
dad , donde ya espera el Prelado montado én 



rilGE LITGRAItlO 

flit muJn. Los canónigos van igitaluieiiteoí 
tmlos en nmlns con gualdrapiíd negras < 
^aiido liQsta los pies o patas: no van 
iiinnlco , sino con un ropón á modo de hú 
landran muy pom|ioso , j con sombrero re* 
ilonilo llano tle copa muy pequeña, ajusiaüi 
ú ella una golilla como do dos dedoK pai 
mayor Seguridad vnei encajo dc: In cabt 
cuelgan adcma.s de él varios curtlonea y 
las do liaonu labor. El saludo que hace» 
Prelado, es leviinlar la borla quo cuelga do- 
lante del pedio y llegarla jiagln la boca. Asi 
pasando lodos por delante de él . se forma la 
<;omiliva, y al llegar i^ la puerta de San Car- 
los salen los regidores ó cónsules , como 
decían antes, con sus bandas de tafetán car- 
nie.sí, según costumbre de todo c&lc pnaci< 
piído. l'InlonceK, acompasado S. lima. 
magislrado, recibe los obseijuios de danzi 
comparsaiíalegi'eii , nuicba» en número, ^ 
algunas notables por su antigüedotl. TrascS' 
lo se apea la comitiva , y el Arzobispo bace 
el juramenloon un allai' preparado en la puer- 
to del convento de San FroTieisco , j en ma- 
na^ de. su Guardian. Concluido csle acto , lo- 
VL.^a,,,o.trn.,vc2 la nmla, y guiándola los regi- 
flores» pie con cordones de seda e acama- 
líft.iJ^iíecíidiíjA.de todas las dan; 



3 



UCJ' 

9 



i LAS ÍOLESIAS DE ESPASa, CO 

hacia la catedral donde le recibe cl Cabildo 
con hábitos dé coro, que para esto se anli- 
cipó dejándole en San Francisco. Entran en 
la iglesia cantando el Te Deum, y en la pie7.a 
que queda tras 43I allarmayor y el testero de 
la iglesia se lo dice al Prelado una oración 
latina, que esta vez recitó el canónigo Don 
Carlos González de Posada, y con la respues- 
ta del Prelado se acaba la fiesta de por la 
mañana. Por la tarde se repiten los Juegos y 
varias representaciones en la plazuela dondo 
está mi convento, que era punlualmcnle el 
circo máximo de los Romanos. Los aflciona- 
dos á aquellas vejeces echarán de menos en 
estas comparsas la elegancia y el lujo de las 
que presenció en este lugar el Emperador 
Augusto. Efectivamente son muy distantes, 
y muchas composiciones alegóricaí^ que alli 
vi están llenas de impropiedades , como cosa 
del vulgo que solo ama el estrépito, y como 
dicen nuestros vecinos lo maravilloso. Sin 
embargo, es reparable el baile que llaman do 
los Titanes. Consiste en que treinta ó cuaren- 
ta hombres vestidos como á lo turquesco, 
van en fila ensartados entre dos telas de pa- 
ño muy anchas cuanto es la altura de los 
pies hasta los hombres: descubren solo la 
cabeza , la cual mueven y dejan caer á uri 



70 VIAGt: LlTIüUARIO 

lado y á otro como con tristeza y pesadum- 
bre, cada voz que dan un paso ó iha&'bien 
un salto al compás de la sencilla tonada qae 
suenan dos chirimias ú oboes. Llegando con 
esta pausa y aun pereza al teatro de sus ha* 
bilidades, no tienen otra que dar una vuelta 
al circo y formar después una spiral, apretada 
como la de un caracol, y deshacerla lu^go, to- 
do con un compás mas acelerado que el con 
que vinieron. 

Ya ves cuan poca conexión tiene esto con 
los Titanes y su guerra, como yo esperaba, 
fiado solo en el nombre; el cual no tiene 
otro origen que la tonada ti <an. Una especííe 
me ocurre. E]n la traducción de la Geoglra* 
fia del Nubiense, hecha por Don José Anto- 
nio Conde, y en las notas que él poso » pá- 
gina 199, explicando el elogio que BehjamiR 
de Tudela hizo de esta ciudad de Tarragona 
y aquellas palabras: fué de los edificios de los 
Hanakim, explica esta palabra Hanakim por 
una generación gigantea ó Titanes^ hijos del 
cieno. Y aunque el autor nota allí esta opi* 
nion de vulgar y digna de los P. C. dela^ sU 
nagogas, ¿quién sabe si la tenian por eierta 
los Judies ricos que habia en Tarragona en 
el siglo XII, tiempo en que escribía su Geo- 
grafía el autor, que por eso llama á esta cin* 



k LAS IGLESIAS i)£ &ÍPASa. 71 

dad Tarragona de los ludios? Y si ellos tuvie- 
ron por cierto (jaéesla éiudad estuvo habi- 
tada do Titanes, ¿no pudieron ser los auto- 
res de esta comparsa, de <(uien sabemos que 
es muy antigua, y que ya la represen lárón los 
Tarraconenses én Valencia en el siglo XIII 
al tiempo de su conquista, como dice Esco- 
lano? ¿Quién sabe? Sin embargo, séase el que 
quiera el objeto que tuvo en ello el inventor, 
mas bien parece una* sarta de cautivos cómo 
los que precedían á los triunfos Romanos, y. 
una muestra, aunque impropia, del vasalla- 
ge de esta ciudad á su Prelado, que presen** 
cía estas fiestas en público, acompañado 
siempre de los cónsuks y del Cabildo. 

Buen remate lia tenido la narración de los 
Arzobispos. A Dios. Tarragona , etc. 



li 



Ti VUGE LITKUARIO 

CAUTA CXXXIX. 

Hellexiones sobre lo que falla que hacer en la 
publicación de los concilios Tarraconenses. 
^^Inscripciones antiguas halladas en Tar- 
ragona. 

ifii querido hermano: Es muy justa y muy 
propia de un eclesiásiico el ansia con que^es- 
peras la noticia de los concilios Tarraconen- 
ses. Cuanto hay' de ilustre y grande en esta 
iglesia, fábrica, alhajas, fama interior. Prela- 
dos, todo^es menos que el menor desús cod- 
cilios. Por ellos ha sido y es celebrada en lo- 
do el orbe, teniendo la gloria de haber con- 
tinuado esta santa costumbre casi hasta nues- 
tros dias. Esta es .la causa porque ninguna 
otra iglesia podrá presentar tantos concilios 
provinciales como la nuestra, cuyo número 
asciende á noventa , salvo error. ¡Grandes 
auxilios para la historia y disciplina eclesiás- 
tica de España! Asi es que Tarragona , des- 
pués de haber sido el emporio de la supersti- 
ción y lujo de los Romanos, ha venido á ser 
el tesoro de nuestra literatura cristiana. 
El daño está en que las riquezas se hallan 



A LAS IGLESIAS DC C8I'ANA. 73 

por la mayor parle esparcidas , inservibles, 
ignoradas y acaso despreciadas. De los do* 
venia concilios solo se hallan en la colección 
que publicó el Arzobispo Don Juan Teres 
(que es la iillima y mas completa) las consli- 
luciónos de cuarenla v seis, v oslas no lodas. 
sino solo las que podían ser úliles á la disci- 
plina de aquel liempo, omiliendo las ya anli* 
ouadas, ylas que suponen coslumbres ó vicios 
<|ue ya no exislian. Tampoco se publicaron 
por el orden con que se cslablecieron, sino 
clasificadas por materias. Esle plfin era por 
cierlo útil para el csludio y gobierno ecle- 
siáslico, mas no para la hisloria, que necesi- 
la ver en los documenlos el progreso de la 
disciplina, según los liempos, la nolicia de 
los Obispos, Abades y oíros, personages 
que asistieron á-tan venerables asambleas*: 
las causas que en ellas se trataron ^ sus se* 
siones , actas, etc. La lectura sola de las 
constituciones y cánones del concilio de Tren- 
to scrviria de muy poco para la hisloria ecle- 
siástica, si por otra parle no constara la noti- 
cia de los herejes á quienes condena, sus pró- 
rogas, personas iluslres, protestas, etc. Las 
constituciones de los concilios son el resulla- 
do de una serie de hechos anteriores,, cuyo 
conocimiento interesa sumamente á la iglesia. 



71 VIAGK LITERAKIO 

Esto por lo tocante á los cuarenta y seis Tar* 
raconenses , de quien se han publicado ya 
las constituciones. . • ' 

Los reslarítes cuarenta V cualro concilios 
quedan ignorados en sus actas y constitucio- 
nes , y lo mas que el público ha visto de ellos 
os el brevísimo análisis que hizo de algunos 
de sus cánones el Illnio. Sr. Don Félix Amal, 
Arzobispo de Palmira y Abad de San Ilde- 
fonso en su Historia eclesiástica. Porque el 
Cardenal Aguirre solo hizo memoria en su 
colección de diez y nueve concilios Tarra- 
conenses, á excepción del de Tóftosa en 
4429, cuyas actas y decretos pone á la lar- 
ga; de los demás habla muy ligeramente. Re- 
sulta de todo esto que de los noventa conci- 
lios celebrados en esta provincia^ solo se h» 
publicado entero el que acaho de decir: que 
de cuarenta y seis se han publicado solas las' 
constituciones desunidas sin los otros aaxí-' 
lios que suministran á la historia ; y q^ue de 
los restantes cuarenta y cuatro solo se sabe- 
qüe los hubo. Cosa por cierto asombroM y 
que no podrian mirar con indiferencia los 
Prelados que los convocaron • sí les fiíeri 
dadg salir de sus sepulcros, «c Para esto, di* 
»rian , trabajamos y sacamos á nuestros su- 
>^fragáneos de entre sus ovejas , v á los Ab^ 



k LAS IGLESIAS DE £SPANA. 7& 

x>desdei reliro de^us monasterios , y gasta- 
»nf)os yí gastaron ellos él |>atrimoniO' de los 
»px>bres, y consumimos largas vigilias!- Para 
»eslo nos dio el Señor su sabiduria, con la 
jD^cual dictamos aquellas léyéS y reglas de bien 
«vivir, que ahora yacen sepiilladas siri el nfie- 
»nor fruto...;. I (a).» 

Por justas que fuesen estas quejas de-tan 
celosos é ilustrados Arzobispos, lo es mucho 
mas la de l'okta la nación, que liene un dere- 
cho incontestable á disfrutar este tesoro co- 
mtin, y sobre el cual los particulares no tie- 
nen mas insiyeccion que la custodia. Gual- 
Huiera que ame de veras las iglesias desearc'í 
por mediD de la publicación de estos docu- 
mentos su exaltación y su glói*ia; ¿Qué buen 
Español mirará con ánimo sereno despi'eciá'» 
das estas fueriteí? do^méslioas de lá doctrina 
eclesiástica, al paso que se buscan y se. com-^ 
pran los libros de esta clase de otros reim)s 
y provincias? 

Solas trece mañanas empleé en registrar 
parte del archivo de esta catedral. La caridad 

■ 

m obliga á callar el nombre del que pbr sus 

(a) Todos los pensamienlos de esta caria y hasta pasa- 
í^ics al pie de lá letra se hailafn ^a vaciados éri'la ¿ar- 
^ LXXXIV, tomo X; no. hay mas diferencia sino que el hú-^ 
íiero de concilios Tarraconenses que en ella se supone dp 
00 , eñ esta ie rebííja al de 90. 



76 VUGfi LITEIURIO 

ocupaciones ó por otra causa no pudo safrir la 
carga de mis visilas; asi como la juslicia me 
obliga á publicar el de lo$ que, auxilian mis 
lareas. Si en lan poco liempo y eon.el ago- 
vio y desabrimiento que suelen inspirar lo» 
genios lélricos, pude descubrir y aclarar al- 
gunos puntos de la historia de esta iglesia y 
tomar noticias para escribir extendidaroente 
y publicar su Arcbiepiscopologio .(que aun 
de esto carecian, cuando Barcelona y otras 
iglesias los tienen publicados y muy comple- 
tos): ¿cuánto ganaria la historia eclesiástica 
y creceria la gloria de esta metrópoli cod la 
publicación de otros documentos que allí es- 
tan enterrados y las noticias de los concilios, 
de que me consta haber un cajón en el ar- 
chivo? 

Y porque se vea que son fundadas mis que- 
jas y que no pido cosas imposibles, sino fici- 
les y hacederas, diré lo que en esta parte se 
puede hacer, y lo que yo hiciera, si hubiera 
hallado mas franca acogida. Todo el trabajo 
se reduce á formar una colección de. todos 
los concilios Tarraconenses , para la cualnp 
se necesita ni debe adoptarse otro plan que 
el cronológico. Los concilios que ya se bao 
publicado deben presentarse formando cada 
uno un cuerpo de sus constituciones » reco- 



k LAS IGLESIAS D£ ESPAÑA. 77 

Hilólas para el efeclo de los títulos que 
dividen en las colecciones, y cotejándolas 
nuevo con los códices que aquí existen, 
s historiadores, y mucho mas losdocumen- 
y nótales de la iglesia suministrarán la 
Licia de los años y lugar en que se luvie- 
I, el tiempo de su duración, número de 
¡iones, objeto de su convocación , Prela- 
i que asistieron,- y otras curiosidades que 
>en escribirse al principio de cada conci- 
. Donde parezca oportuno deben ponerse 
Las históricas que descubran la causa de 
resoluciones conciliares y cuanto interese 
público para su mayor inteligencia. Esto 
r lo que toca á los existentes. En los que 
yan perecido del todo por el furor de las 
erras y otros acontecimientos, después de 
chas todas las diligencias en las iglesias 
fragáneas y monasterios, donde acaso exis- 
tan ejemplares ó fragmentos , dígase á lo 
mos lo que la historia conserva de ellos, 
mo lo hizo respeto de algunos el Cardenal 
;uirre. Esto es mucho mas fácit respecto de 
y celebrados desdo fines del siglo XVhas- 
la mitad del XVIII, cuyos procesos origina- 
; se conservan en el archivo de Provincia, 
ipiense de ellos las convocatorias, las pro- 
3las y juicios principales, y á lo menos di- 



78 VIAGE LITERARIO 

gase el objclo y resultado de sus delibera- 
ciones. Dispuesta esla obra cranológicamen- 
te, como he dicho, os negocio de pocas ma* 
nos y cuando noas de dos años de trabajo^ j 
sobre oslo de grande nlilidad para la. nación, 
y de luslrc é iplorés muy seguro para esla 
iglesia. Lo mismo digo respeto do los sino* 
dos diocesanos, aunque no son de lanía con- 
sideración, sobre los cuales es niuy poco lo 
que hay trabajado, y aun de esto somos deu- 
dores al sabio Don Antonio AgusliDvqiie.re- 
cogió y publicó sus shiodos y de sus ÍDOie- 
dialos antecesores , y tal cual conálilucion 
de tres ó cuatro sínodos antiguos. Doce' en? 
vié desde Valencia celebrados ea- Jos ísi' 
glos XIV y XV, hallados en. un noes. de aqoe* 
líos tiempos, donde se copiaban confórmese 
iban celebrando : existe este precioso códice 
en la biblioteca de mi convenio de aquélla 
ciudad. 

En resolución, no me es posible excusar* 
te el chasco que le llevas en este cofreo: tú 
esperabas concilios provinciales, y yó ao 
puedo enviar hoy mas que piedras.. Pero son 
piedras de Tarragona, donde, como dice 
Don Antonio Agustin, hasta las paredes ha- 
blan lalin. A bien que este es un tesoro abier- 
lo, y que el deseo qué anima al. oanódtgo 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 79 

Don Carlos González do Posada , no permito 
que quede cerrado y desconocido á ningún 
curioso. Esle sabio individuo de nuestra Real 
Academia de la Historia, y conocido por el 
primer lomo , que ya publicó, de los Varones 
ilmtresde Asturias, sobre otras mochas no- 
ticias que me dró pertenecientes á la historia 
de esta iglesia, ahora, sin otro interés que 
el de cooperar en cuanto puede á la ilustra- 
ción nacional, ní6 ha comunicado y ayudado 
á cotejar las copias que tenia de las inscrip- 
ciones antiguas, halladas gran parle por él 
mismo en estos últimos años, después de bá 
que publicaron Florez, Ponz y Masdeu. Yes 
de notar que el hallazgo de ellas es obra de 
la casualidad: por donde se ve cuento dária 
da sí una e^^cavacion meditada y bien dirigida. 
Así que, mientras los que trabajan en el Viagé 
pintoresco de España preparan la descada pu- 
blicación de los fragmentos antiguos que aquí 
se conservan , copiaré los de los letreros des- 
cubiertos ahora, apuntando antes la anécdo- 
ta siguiente, que es curiosa. 

Don Antonio Agustin, con el entrañable 
amor que profesaba á la antigüedad , deseó 
formar en su casa arzobispal un museo don- 
de se recogiesen todos Ips restos de los 
monumentos Romanos Tarraconenses. Con 



80 VlAür LlTEIUNiO 

csla idea iiiiUó al Cabildu porniiso para ai'niii- 
car las inscripciones (pie había en las cüpíllaí; 
y aliares (a). Lo misnin hizo con mucliaH <lc 
íiis (lo Iji ciuilad. Mas no llcganilo á.ronlízsrsc 
el proyeclailo musco, ((uctliiron sneUas pvi 
loa palios (le su palacio : cíe las cuales solii 
se salvaron unas pocas, quc^^u sucosorclse* 
flor Don Juan Teres colocó on l« raíz itc lo 
puerla de la Curia. Asi vino á suceder (|uc, 
en vez del nuiseo que preparaba á e-u» amadas 
inscripciones atpiel Prelado, leslalíróiconlrt 
su voluntad un sepulcro. Y csla es la cati»i 
poripie y» ito exilien en los bogaros cilailcí 
por Icarl y olios nnliynos las iiisciipciones 
r|uc ellos copiaron. 

Olra causa do tiulier desaparecido mucbas 
d« tas inscripciones do Tarragonn ,-fué el sa- 
queo (pie los Ingleses hicieron dcoslaciuiM. 
al tiempo (lo abandonarla , en las ffuctrits que 
tlaniamos ác sucesión, á principios del si- 



(fl) De eato queda iiictnprili en las resoluciones cnpilílR- 
res de fO de noviembre de 1384, donde se lee : Super lujií- 
dií-tí» seriptis, íeu upigramatií, yun íunl iníug eecteiiam'^ 
eerfis eajirítis ef aUaribus, quu» pelh lUmus. rOomAwriW 
dari <*d ponendumeas in guodam museo, xeu loco, mm 
toMtrúere intendil m horto palatli, eum aliig mtí¡ti$, JM< 
ntamulare fgeit; fmt AeUrminüttim ntmiite ^ícnpaiOt,^ 
daiAuT tmne» qwtgoot inventia frutiC,^ eitoi, Jtoi ■guod nf- 
<;ianl^^ altaría behe el átetnitr »ufnptibu$ difli Domini Rlmi. 
(irfiKÍ M ■Ohlütil faf-m-. 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 84 

gloXVlII; porque entonces, como dice el 
Dean Marli , cargaron dos naves de las ins- 
cripciones que hallaron en Tarragona. Allé- 
ganse á eslo laseausas ordinarias y comunes, 
es á saber, el enjalbegamiento de las paredes, 
con que se ocultan las letras y su mala colo- 
cación á tiro de manos de niños , ruedas de 
carros, y aun tras de las ollas y sartenes de 
las castalñeras. 

Pero dejando esto aparte , vamos á copiar 
las recogidas por el señor Posada. 

I. En el arenal , llamado playa del Mila- 
gro, junto al cuartel de los presidarios, hay 
una piedra de jaspe de cinco palmos de largo 
y la mitad de ancho, con esta inscripción: 

D. M 

CA .SSI 

CHRYSAMtELI 
HERMIONE 
LIB. ET HERES 
EX TESTAMENTO 
F. C, 

II. En un fragmento de mármol descu- 
bierto en 1794, se lee: 

HOSTILIS.O.LIB 

HOSTILIA.D.LIB. 

HYMNI 

TOMO XX. 6 



82 VIAGE LITERARIO 

Está en casa de dicho señor Posada. 

III. En oí mismo año se descubrió junto 
á la huerta del convento antiguo de Capuchi- 
nos un pavimento de mosaico; én uno de 
sus trozos leiá el mismo señor Posada : 



OS. venIr 

B. 



Advierto que en el mismo sitio se encon- 
tró dos ó tres años antes la inscripción, que 
por mal copiada (leyendo SA CERO en lugar 
de SACERD.) aplicó Masdeu á la famüia de 
hs Sacerones. T no hay duda que seria de 
algún sacerdote, indicándolas ruinas haber 
habido alli algún templo. 

IV. Por ese mismo tiempo, en las exca- 
vaciones de la cantera del muelle» se halló 
una tabla pequeña de mármol , con este le- 
trero : 

A. VALERl 
IVCVNDVS. DOMIT 

MELITON.VF ; 

VMERIVS 



■, V ■ 



Consérvala en su ,casa Don José Antonio 
Castelarnau. 



k LAS I0LE«A8 SE ESPiÜA. 83 

V. A 11 de abril de 1799, denribando 
as casas que compró Pedro Yálls en la calle 
or , se encontró una piedra dé poco mas 
Tara de alta , la cual se colo.có én la pared 
las mismas casas, miráqdoá h cajle de 
!u2eco{$. Dice asi: . . = 



M. VALERIO 
H.F.GAL 
ANIENSI 
GAPELLIANO 
DAMáMTANO. ADLEC 
TO. IN. GOLONIAM 
X^AESABÁGYSTANAH 
£X. BENEFIG. DIVI. HADBIANI 
OMIÍIB. HONOBIB. ra. VÍTRAQ 
REP. FVNCTO. FLAM. ROM- 
DIVOR. ET. AV6 
P.H.C 



. > 



VL Otra piedra se halló y colocó en. el 
smo sitio que la antecedente , y es ^sta: 



' ■ . •:-■■- 



j 



í 



■ ■ : 



84 VIAGE LITERARIO 

L. IVNIO. BL (ESI) 

F. QVIRI 

MARONliE(NO) 

PATERNO. LANCIEN (SI) 
OMNIB. IN. REPVBLICA 
SVA. HONORIB. FV^NCTO 
(IIV)IR. BIS. SACERD. ROM. ET 
AVG. CONVENT. AVSTVRVM 
ADLECTO. IN. QVINQ. DECYRI 

ITVJtfiE. ROMiE. IVDICANTIVM 

EL AMINI. AVSTALI. P. H. C : . 
P.H^C 

Se ha suplido entre paréntesis ló que falta 
en el letrero. Apenas se distingue lai última L 
de la linea primera ; pero ciertamente lo es, 
y viene bien con el nombre Bleso^ de que hay 
memoria en un Propetor, que fué de la Tar- 
raconense, llamado Junio Bleso, después de 
haberlo sido de África , según puede inferirse 
de Veleyo Paterculo {lib. II). También seha 
suplido en la linea séptima el IIY, estando 
clara, como lo está, su terminación IR. 

VII. En la cantera del muelle se halló en 
el año 1799 un gran pedazo de ara, al pare- 
cer , y en ella estas letras , como de medio 
palmo: 

l.O.M 



i LAS 16Lg8IiíS BB ESPAÑA* '85 

VIH. En Qil machón de la fadíadade la 
esia mayor , junio i la satristra db la capí- 
de las Vírgenes, se halla colocada desde 
il siglo XIII una inscripción , que por eslar 
lasi enterrada no: se ha publicado hasta ahora, 
jcyóla el señor canónigo Posada en 1799, y 
lice así: » í 

SESÍPRONIO . 

M«F. GAL. • • . . • • .j . 

• . • .TR. MILIT. . • . ' 
....CYTfllC. .. ... -■'■■■ 

leg.vi.fer.tr. 

MIL. LE&. m. GAL. 
TRIB. MIL.LEG..,.. 
YY. FLAMÜÍI^ 

p.h;c. 






• « 



IX. En los cimientos delafué;ite antigua 
leí jardin de la catedral , se liallÓ étl 4 de di- 
iiienibre de i800 lá stigmenlé' inscripción, 
nal tratada y Bin sentido : 

. . . . • . . . .UDIEYO 
. . • • •'•. .( • «AGLABSTAK 

. miBORT. ... 

BVS SI 

: . .L. AELIANYS 

X. En el mismo flfio 1800, componiendo 



86 V1AG£ LITERARIO 

la calle del Rosario , se halló escriU) en un 
pedazo de mármol el principia de: una ins- 
cripción , en esta forma : 

::cTo mIThRI 

El Sr. canónigo Posada guarda con aprecio 
este fragmento , que cree el mas antiguo de 
las inscripciones Tarraconenses, y á lo que 
yo entiendo con razón. El carácter de la le- 
tra , y la lectura que ofrece Victo Mithrídate, 
hacen sospechar que sean del tiempo de la re- 
pública Romana. Debió ser dedicatoria á 
Pompeyo el Grande, que tenia por acá mu- 
chos apasionados, ó á alguna deidad , comen- 
zando por ablativo absoluto, porc(ue estas 
palabras, sin disputa, están en la primera li- 
nea de la inscripción : cosa, qme. ao e*^^^ 
cuente en las piedras de inscripcÍQn«^.,¡,y;.po 
sé quQ haya ejemplar en Us muQhas d« Tar- 
ragona. Las letras grande^ tieoen Ppho. pul- 
gadas y siete las menores. Otra particulandad 
me hizo observar an esta piedra el señor P?' 
sada , y es que anteriormente hubo en ella otra 
inscripción , la cual borraron para hacer esto- 
tra ; y la superBcie donde estaba la antigua la 
destinaron para asentar allí la estatua. 

XI. En 16. de enero de 4^01 pbri^ndo 



Á LAS I«L|SSIA6 DE ESPAÑA. 87 

tos cimientos para el cuarlel de presidarios 
que se hizo en la área del anfitealro roma- 
no , se halló una piedra de ma^ de seis pal- 
mos de alta, en la cual pudo leerse lo si- 
guiente: 



D. M. 
GLEABGHI 
HIC CLEARCffVS QVI DVM VIXIT 
GRAECO MAGNO NOMINE 
NVNGVPATVS FAGTIS MERVIT 
NOMEN HOG ET LITTEÜÍS 
INTANS GAP. ...... . ANNIS ' 

FELICIGVRI . .. . : ... : 

FVIT NEPOSI. .... . . . .V . 

HOSTIVM% . ¿ ; . . . 'í . . '■^■. í'l\:' ■' 



I \ 



. « . - ... • . . , . . X . 

Es notable el ritmo de que usó en esta ins- 
cripción , no porque sea cosa nueva en la 
antigüedad romana; que muy feabido es que 
ya usaron los Romanos de este' género rítmi- 
co en canciones populareé, y. tal; cual vez las 
aplicaron al objeto que aquí tiea^, sino por 
hallarse en España letrerx)s de esta clase, de 
lo que hay seguramente pocos ejemplares. 

XII. En 3 de mayo de 1803 en la casa 
del Barón de las Cuatro torregí Don C«inlos 
Morenas, al fin de la calle Mayor lu. se hallfllá 
siguiente inscripción: 



88 VIAGE LITERARIO 



10 

Q FVSIO 

. . II VIH. FLAM. DIVI 
CLAVDI. PRAEF. ORAfe 

MARIT 
FLAMINI. DrVORVM. ET 
AVGVSTOR. PHC. PROVINC 

híspanla. CITER 

(OR) DO. TARRAGONEMS 
HONORES. DEGREYIT 

En las primeras lineas falta el pronombre, 
nombre, padre y tribu de este Fmio á quien 
honró la España citerior: en la penúltima If* 
nea se puede suplir et ordo . 

XIII. En la misma casa se halló junto 
con la antecedente esta otra: : 

C.IVLIO.C. F. 
GAL. PILAE. 
SEGORRIGENSI. 
FLAMINI. ROMAE 
DIVORVM. ET. AVGVST. 
PROV. HI8. CTTER. 
P. H.C. 






En la misma easa ; al mismo tiempo se 
halló la siguiente: 



A LiS IGLBMAS DB CSPAÜA. 89 

Q. Llamo 

M. F. GAL. SILVA 
NO.GRANIAKO 
FLAMINL BOUAE . 

ET. AVG. PROVIHC 
HISPAN. CTíER 
PRAEFECtO. OBak 
MARITIMÁE 
PROCAVGi 
P. H. C. 

El Último palo de la M se eiila^a con el pri« 
aero de la A, en la octava linea. 

De este Licinio, habló et M. Plorez en el 
orno XXIV, pág. 19; mas esta inscripción 
nade la noticia de su padre y de la tribu: La 
tiedra.que es de jaspe, conserva su bocelitO: 
¡ene cuatro palmos de alia y tres de ancha. 

XV. De la misma calidad y dimensiones 
s la siguiente, hallada también en el mismo 
ligar. ■ : t . 

G. Enmo. G. B. 

GAL.FBATEKÍI 
PRAEF. FfiABR. II 
TRIB. MIL. LEGIO 
NI8.V. ALAVDA 
FLAMra.P.H.C 
HIG.CEN^VM 
EGIT. IN PROyiN . 

G ALLÍ A. AQVITAnIg 
P. H. C. 



VUGE LtTKB.I«]0 



cslaiidea |i¡ilió al Cabililo pcriiiígo [mo. íiiihu- 
car las inscripcíonüs (|tic liabia en, las caj)iilBü 
y altares (a). Lo misaio hizo con mucliJiti dü 
las lie la ciiulad. Mas no llcgondo ú rcalJxarse 
el proyecladü museo, (juedaion sueltas pur 
los patios tío su palacio : do las cuales soto 
se salvaron mías pocas, (iiie su sucesor el se- 
ñur Don Juan Teres colocó en h laiz tle la 
puerta de la Curia. Asi vino á, suceder <|uc. 
en vez del nuiseo ijue preparaba á sus amadus 
inscripciones a()ucl Prolado , les labró conlr) 
su voluntad un sepulcro. Y esta es la causa 
porque ya no existen en los lagares cÍtailo.s 
por Icart y oíros anliyuos lus inscripeioBes 
()uc ellos copiaron. 

Otra causa do iiaber ilesa parecido niuohaS 
de las inscripciones de Tarragona , fué elso- 
ijuco i|uc los Ingleses liicteron de osla ciudad, 
al tiempo de abandonarla, en las guerras qae 
llafíiamoa de sucesión, á .principios del sí' 



(o) De esto queda lacníoria en Jas resoluciones cnpilaln* 
tes de ro de noviembre de |S84, donde se lee : Super (api- 
dihtt» seriplis, seu epigramatis, quw sunt intus eectéiiamiii 
e^lis eaptttcs et ailaribus, quoepetil fílmus. Dómintn ith' 
áari ad poriendum caí ín guoáam museo, teu loco, gwi 
¿Qiatrvere inlenitit Ín Iwrto palalíi, eunt aliig mullí», fuo) 
acumulorefecH; fuit deUraiinatum íHmine dÍ!ic.rppanU,ftiii 
ilsntur amnes quotqugt invenía frual^eum koc tptod r«j!- 
ríoní^r alínría henil et (ímeníer lumptihut dieti Domini Jlími. 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 8| 

(loXVlII; porque entonces, como dice el 
)ean Marli , cargaron dos naves de las ins- 
iripciones que hallaron en Tarragona. Allé- 
[Anse á eslo las 'causas ordinarias y comunes, 
)s á saber, el enjalbegamiento de las paredes, 
;on que se ocultan las letras y su mala colo- 
cación á tiro de manos de niños, ruedas de 
:arros , y aun tras de las ollas y sartenes de 
as castatieras. 

Pero dejando esto aparte , vamos á copiar 
as recogidas por el señor Posada. 

I. En el arenal , llamado playa del Mila* 
\ro , junto al cuartel de los presidarios , hay 
ma piedra de jaspe de cinco palmos de largo 
' la mitad de ancho, con esta inscripción: 

D. M 

CA SSI 

CHRYSAMtELI 
HERmONE 
LIB. ET HERES 
EX TESTAMENTO 
F. C. 

II. En un fragmento de mármol descu- 
lierto en 1794, se lee: 

H0STIU8.3.LIB 

HOSTXLIA.D.LIB. 

HTHNI 

TOMO XX. 6 



82 VIAGE LITEBARTO 

Está en casa de dicho señor Posada. 

III. En el mismo año se descubrió joDto 
á la huerta del convento antiguo de Capuchi- 
nos un pavimento de mosaico; en uno de 
sus trozos leiá el mismo señor Posada : 



OS. venIr 

B. 



Advierto que en el mismo sitio se encon- 
tró dos ó tres años antes la inscripción, que 
por mal copiada (leyendo SA CERO en lugar 
de SACERD.) aplicó Masdeu á la familia áe 
hs Sacerones. T no hay duda que seriada 
algún sacerdote, indicando las ruinas haber 
habido alli algún templo. 

IV. Por ese mismo tiempo, en las exca- 
vaciones de la cantera del muelle , se halló 
una tabla pequeña de mármol, con este le- 
trero : 



A. VALERl 
IVCVNDVS. DOMIT 

MELITON.VF . 

VMERIVS 



■ »i 



. * 



Consérvala en su.casa üop íosé Antonio 
Castelarnau. 



i t' 



k LAS IGLESIAS DE E8PAÜA. SB 

V. A 11 de abril de 1799, derribando 
is casas que compró Pedro Válls en la calle 
yor , se encontró una piedra dé pbco mas 
vara de alta , la caal;^e colo>:;ó én la pared 
las mismas casas ,;n»iráií<lo ¡álá o«|le de 
ecols. Dice asi: / . ^ ..' '^ 



M. VALERIO 
M.F.GAL 
ANIENSI 
CAPELLIANO 
DÁMANITANO. ADLEC 
TO. IN. COLONIAM 

jCAESABAGYSTANAH _ ;. 

£X. BEKEFIG. DIVI. HADBIÁÜn 
ÓMNIB. HONÓRIB. IN. VTBAQ ; 

REP. FVNCTO. FLAM. ROM- ' 

DIVOR. ET.AV6 
P.H. C 



. I 



■ ■ • 

YL Otra piedra se halló y colocó en el 
smo sitio que la antecedente , y es ^sta : ' : 



' ■ . • ; r '. 



, » . . . ■ r 



t 



t f . 



! ■ / 



r..-:-. .í 



84 VIACE LiTGRARIO 

L. IVNIO. BL (ESI) 

F. QVIRI 

MARONIiE (NO) 

PATERNO. LANCIEN (SI) 
OMNIB. IN. REPVBLICA 
SVA. HONORIB. FVNCTO 
(IIV)IR. BIS. SACERD. ROM. ET 
AVG. CONVENT. AVSTVRVM 
ADLECTO. m. QVINQ. DECTRI . 

ITVM^. ROMiE. IVDICANTITM 

EL AMINI. AVSTALI. P. H. C i . : 
P.H.C 

Se ha suplido entre paréntesis ló que falta 
en el letrero/Apenas se distingue la última L 
de la linea primera; pero ciertamenie lo es, 
y viene bien con el nombre Bleso, de que hay 
memoria en un Propelor, que fué de la Tar- 
raconense, llamado Junio Bleso, después de 
haberlo sido de África , según puede inferirse 
de Veleyo Paterculo {lib. //). También se ha 
suplido en la linea séptima el IIV, estando 
clara, como lo está, su terminación IR. 

YII. En la cantera del muelle se halló en 
el año 1799 un gran pedazo de ara, al pare- 
cer, y en ella estas letras, como de medio 
palmo: 

I. O. M 



i LAB lOLBSliíS BB ESPAÑA « '86 

VIH. En uu machón de la facftada^de la 
lesía mayor , jantó i la sacristía db la capi- 
a de las Vírgenes, se halla colocada desde 
1 siglo XIU una inscripción , que por estar 
asi enterrada no: se. ha publicado hasla ahora, 
icyóla el señor canónigo Posada en 1799, y 
ice asi: ^ - ; • - - » -? - ''■■ 



m i ', ' * ' 



SEMPRONIO . . 
M. F. GAL. • 

• . • «TR. MILIT. ... * 
. . . .CtTfllC. . . . . . 

leg.vi.per.tr. 

MIL. LE&. m. GAL. 
TRIB. MIL.LEG. .... . 

YY. FLAMUn^ . . . . . ! 
P.H,C. 

■ » . . . > ■ 

IX. En los cimientos de la ñiéjite antigua 
éljardin de la catedral , se hralló éñ 4 dé di- 
ierobre de 1800 lá sigmeníe inscrípcion, 
maltratada y sin sentido: 



• • • .' • . •■ 



. .UDIEYO 

. . . AGLAB£TA£ 

INIBORT. . . 

BYS SI 

. .L. AELIANVS 



• ■ 

X. En el mismo flfio 1800, componiendo 



86 YIAGE LITERARIO 

la calle del Rosario , se halló escrilo en un 
pedazo de mármol el principio de una ins- 
cripción , en esla forma : 

: : : : cTo mIThRI 

El Sr. canónigo Posada guarda con aprecio 
este fragmento , que cree el mas antiguo de 
las inscripciones Tarraconenses, y á lo que 
yo entiendo con razón. El carácter de la le- 
tra , y la lectura que ofrece Victo Mithridate, 
hacen sospechar que sean del tiempo de la re- 
pública Romana. Debió ser dedicatoria á 
Pompeyo el Grande, que tenia por acá ma- 
chos apasionados , 6 á alguna deidad , comen- 
zando por ablativo absoluto, porque estas 
palabras, sin disputa, están en la primera li- 
nea de la inscripción: cosa, que no es^ fre- 
cuente en las piedras de inscripciones.» j. no 
sé que haya ejemplar en las muchas de Tar- 
ragona. Las letras grandes tie^en ocho pul- 
gadas y siete las menores. Otra particularidad 
me hizo observar en esta piedra el señor Pa- 
sada , y es que anteriormente hubo en ella otra 
inscripción, la cual borraron para hacer esto- 
tra ; y la superfície donde estaba la antiguala 
destinaron para asentar allí la estatua. 

XI. En 16 de enero de 1801 abriwdo 



86 YIAGE LITERARIO 

la calle del Rosario, se halló escrilo eA un 
pedazo de mármol el principio de: una ins- 
cripción , en esta forma : 

: :cTo mIThRI 

El Sr. canónigo Posada guarda con aprecio 
este fragmento , que cree el mas antiguo de 
las inscripciones Tarraconenses, y á lo que 
yo entiendo con razón. El carácter de la le- 
tra, y la lectura que ofrece Victo Mithridate, 
hacen sospechar que sean del tiempo de la re- 
pública Romana. Debió ser dedicatoria á 
Pompeyo el Grande, quelenia por acá mu- 
chos apasionados , ó á alguna deidad , comen- 
zando por ablativo absulutp, porque estas 
palabras, sin disputa, están én la primera li- 
nea de la inscripción : casa. q]ue;.iio ej^/fc- 
cuente en las piedras de inscripciones.,;. y ¡.oío 
sé quQ haya ejemplar en las onichas de. T^- 
ragona. Las letras grandes. tie^en.Qpl]iO. pul- 
gadas y siete las menores. Otra particularidad 
me hizo observar m esta piedra eL señor Pa- 
sada , y es que anteriormente hubo en ella otra 
inscripción , la cual borraron para hacer esto- 
tra ; y la superfície donde estaba la antiguala 
destinaron para asentar alli la estatua. 

XI. En 16 de enftro de i^Ol pbri^do 



Á LAS iOLl^AS DE £SPANA. 87 

los cimientos para el cuartel de presidarios 
que se hizo en la área del anfiteatro roma- 
no, se halló una piedra de maá de seis pal- 
mos de alta, en la cual pudo leerse lo si- 
guiente: 

D. M. 
GLEABGHI 
HIC CLEARCHVS QVI DVM VIXIT 
GRAECO MAGNO NOMINE 
NVNCVPATVS FACTIS MERVIT 
NOMEN HOC ET LITTERIS 
INFANS GAP. .... . .'. ANNIS ' 

FELICl CVRI ... . : . .;, ; 

FVIT NEPOSI. ...... .V . 

HOSTIVM. . ; i . . . ; . . . . . • .■ :. 

I • ; . . • . 

i I • ♦ ' : 

. > . . ■ ... . 1 . 

Es notable el ritmo de que usó éri esta ins- 
cripción , no porque sea cosa nueva en la 
antigüedad romana; que muy 'sabido es que 
ya usaron los Romanos de ééte' ^género rítmi- 
co en canciones pofxutareá» y tal cual vez las 
aplicaron al objeto que aquí tíea^, sino por 
hallarse en España letrera de esta clase, de 
lo que hay seguramente pocos ejemplares. 

XII. En 3 de mayo de i 803 en la casa 
del Barón de las Cuatro torres. Don Garios 
Morenas, al fin de la calle Mayor,.. se halló Id 
siguiente inscripción: 



88 VIAQE LITRRARIO 



10 

Q FVSIO 

. . II VIH. FLAM. DIVI 
CLAVDI. PRAEF. ORAÉ 

MARIT 
FLAMINI. DIVORVM. ET 
AVGVSTOK. PHC. PROVINC 
HISPANIA. QTER 
(OR) DO. TARRAGONENS 
HONORES. DEGREViT 

En las primeras lineas falta el pronombre, 
nombre, padre y tribu de este Fjusio á quien 
honró la España citerior : en la penúltima lí* 
nea se puede suplir et ordo. 

XIII. En la misma casa se halló junto 
con la antecedente esta otra: > 

1 j ■ ■ 

* ■ . * 

C. IVLIO.C. F. 
GAL. PILAE. 
SEGOBRIGENSI. 
FLAMINI. ROMAE 
DIVORVM. ET. AVGVST. 
PROV. fflS. CITER. 
P. H. C. 

J 

I < 

■ 

En la misma casa y al mismo tiempo se 
halló la siguiente: 



A LAS ÍQLESIAS DE CSPAJÍA. 80 

Q.LICINIO 
M. F. GAL. SILVA 
NO. GBANIANO 
FLAHINL BCMAE . 

ET. AVG. PROVITÍC 
HISPAN. CnjER 
PRAEFEGtO. ORak 
MARITIMÁE 
PROC. AVGi 
P. H. C. 

El úllimo palo de la M sé enlaja con el pri- 
nero de la A, en lá octava linea. 

De este lAcinió, habló et M. Plorez en el 
orno XXIV, pág. 19; mas está inscripción 
iñade la noticia de su padre y de la tribu: La 
)iedra,que es de jaspe, conserva su bo'celito: 
iene cuatro palmos de alta y tres de ancha. 

XV. De la misma calidad y dimensiones 
s la siguiente, hallada también en el mismo 
ligar. '■ • ■ 

G. EMILIO. G; B. 
GAL.FBAT£|{K 
PRAEF. FJKABB. 11 
TRIB. MIL. LEGIO 
NIS.V. ALAVDA 
FLAMIN. P.H.C 
HICCENI^VM 
EGIT. IN PROyiN 

G allí A. AQVITAnIg 
P. H. C. 



f . I 



90 VIAGE LITERARIO 

Las dos II de la línea tercera deben sig- 
nificar E, equivalente de eU según lo que 
usaban los Romanos, y observa Florez en el 
toni. XXIY , pág. 514. La palabra Alauda 
de la linea quinta está bien copiada , y sig- 
nifica una legión de tropas Francesas que di- 
cen levantó Julio César , llamada Alauda, 
por la cresta ó plumage que usaban los sol- 
dados en el morrión, casco ó sombrero. Aca- 
so se tomó esta denominación del, ave que 
ahora llamamos cogujada, y en tiempo de 
Plinio se llamaba oíatida (PUn, lib. XI, c. 37). 
Cicerón ad Attic. lib. i6, epist. 8^ dípe: 4^- 
Umium cum legione Alaudarum ad urbem , per- 
gere. Asi puede leerse en esta piedra Akitt- 
dcurum concertando con militum, y también 
Alauda , diciendo V legionis (qua& vocabatnr) 
Alauda; del mismo modo que en la penalti* 
ma linea lee bien Gallia Aquitanica sin régi- 
men, porque supone asi: m provincia [(\mR 
vocatur) Gallia Aquitanica. El apellido Fra- 
ternus no es desconocido en Tarragona ; y son 
fáciles de hallar sus memorias en Grutero, 
Finestres y Florez. Y siendo este C. jEmi* 
lio Fraterno, puede dudarse si hubo equivoca- 
ción en la que publicó Florez, p. 297 áeC. 
^Emilio Paterno. 



k LAS 16LCS1ÁS D£ ESPaSá. ^4 

XVI: : Del ipismo lugar jr tiempo és lasi- 



guienle: 






• M. PORca:o 

M. F. GAL 

TBJ[B SQriJL£6:XXIí ■■■■■ 
PilÁÉF ALAIS THRAC 
HERCLAN PRAEF 
ORAE MARITVME 
FLAMINI DIVORVM AV6 
PROVmCIAE HÍSP ClliÉR 

... ' .■ 
■■ ■ ■ ■ ■ ' 

Esla inscripción cÁtpcB Ae pantos : Her" 
clan (linea 6) . puade siar. abreviatura de Her- 
culancBs como Hercle lo es de Hercule. 

Xyjl. En.: 3*9. 4e j»lio s^e este afta de 
i 804, en U 4;^ j^¿iUer;2a d^ li^ aq Alom^ ,. i;ajl$ 
del. Rosera ^.MÍó jun^ p,L^ra, dp/ jajspe 4€il 
pais, alto cfprpo ; tre^ p^l^cvP4 ^ está quebrftdp 
eaia partej$uperior,^pen? ^.QCP9!$frva>4|i, mi- 
tad de un escudo ^con jLr.«^ iestri^l^as,| É^^JR^r» 
por esto y por callar el nombre del :libAri()íji¿ 
quien se dedica. Dice asi: 

D. . M¿ 

T vmiCTRS/;- 

SOGALVSai;.!V>: 

SEST VHSb.i'í; 
cía EVP(íiA/ . 
LBEÍRTO B M 



98 VIAGE LITERAIIIO 

La A de Vinicia no tiene palo travesano. 
El apellido de la misma es Eupolema, y es 
bien de notar el nexo que tiene y no se pue- 
de imprimir bien. 

XVIII. En la huerta del Colegio Triden- 
tino se halla el siguiente fragmento . 



MARITIMAE. . 

CVM QVASI 

ANN XXVIII HIC. ... 

Fvrr miMicv. ...... 

CAECILIA MIHI KAMS8. ... 

El segundo renglón puede leerse suplien- 
do después del gyh qya santíssime vixtf ó smE 
QYERELLA vixiT ; porquo es común en iguales 
epitafios y lo restante lo está pidiendo. 

XIX. Eñ casa d^l Sr. canónigo Posada 
existen los fragmentos de las tres piedras si- 
guientes: 

i.* 

D M 

S£XTILIO 
SVLÍM 
ATILIAN 

• «XuKI. . . . 



X UA «IflLKSUS' VE RSFAMi. 9S 



.hi- . r-:-. u'. ^ í: ■ 5 n'- *■■ '• = '" •* 



. í' I]*í • ' 



V i. 



D M,. 

DOMITIO. . . íí,«'. , 
CATOCO NV. ...;^i. , 

SflSIO. . . • ^), i. y • í; 



'/ 



• r 






,;., , , CVRAyif... ,.. . . ..,,,,. ... 

Gercá dé ^t« Mciiídad' ^ 'járit¿'> «'la 
} ■ilatnada de hs Sc^ién^, sé' fiá^l¿i''6#'iél 
ítio real en él'iniM.de^i^ d^H[#J9>'éim 
Yh 6oin úti, lá ;cnᥠ>]le# ' BdiP ÍEisténlí9Jfó 
éscar á i^ii c«sa en 'Toftédeyrbaff ü' W- 

VOIVM . S6LVI 

:\l. • En seHembré éé l^Olíic tMf(í^ en- 
CaÁibrils y el;Movabrto, ebretf#e^>6átiátoo 
i* -orí» cdtüiiínii 8¿^ tfécd ]^sflniM f üftMlio 



ÍJj! 



94 VIAGE LITERARIO 

(Ic alta, y en ella la inscripción siguiente: 

TI CLAVDI 
CAESAR 
GERMA 
MAX TRI 

eos IlII 

PATER 
CXI 

Algunas oirás letras se leen en la vuelta 
de la columna, como es I correspondiente al 
pontificado á que sigue MAX. El Tiberio 
Claudio tuvo el lY consulado con L. Vitelio, 
año de Roma 798 y de Jesucristo 47. Es 
apreciable esta inscripción, no solo por hacer 
memoria de Claudio, de quien algunos oreje* 
ron que no la habia en piedras de Tarragona, 
sino por ser miliaria , de ciento y once mil 
pasos , á lo que parece, con que se pudiera 
ayudar mucho á la geografía, sino que la ca- 
varon para hacer un sepulcro y cubrieron el 
cadáver con ladrillo y argamasa» con lo caal 
desconcertaron la escritura. Hoy está en 
Reus para colocarla en la ernñita de nuestra 
Señora de la Misericordia. 

XXII. En 1.^ de junio de 1805 eñ las 
excavaciones de canteras para la ol^ráf del 
muelle, en el huerto del Cabildo llamado de 



k LA8 16LESIAS DE ESPaKa. 95 

lebollado, se halló una piedra de jaspe del 
ais, alia cuatro palmos y dos do ancha, con 
I inscripción siguiente: 

C • VALERIO 

AviTo • nyiR 

VAL:riR 
MINAFIL 
TRANSLATO 
AB- DIVO Pío 

(EX) MNC • AVGVS{T) 
(I)N • COL • TABRAC 

En la penúltima linea la V de Münitipio es- 
á enlazada con la M en el centro. Quede 
lara otros averiguar cuál era el munici- 
íio Augustano de donde fué trasladado esté 
)uumviro á Tarragona; el cual existiría sin 
luda ó en España ó fuera de ella, asi cerno los 
labia Elianum , Claudianum , Septimiafkim, 
len ominados de los Emperadores. 

XXIII. En el mismo tiempo y lugarqne 
a antecedente se bailó una piedra jaspe del 
)ais de cuatro palmos y medio de altura y 
nedio de ancho y espesor, escrita en dos de 
;ns superficies, de las cúaleís la primerav-mal* 
xatada en el remate de las lineas ^ »iplida 
)or una que trae Florez {España Sagrsdúi 
om. XXIV, pág.^\^)t dice así: :' 



96 VUGE LITERARIO 

QHEDIO(LFPOL) 
LOLLIANO • (GFNTI) 

ANO • LEG • 

PR • PR • • • P 

PRAESII310R(VM) 

CORNICVLA(RII) 

EIVS • ET • CON (MILITONES) 

ET • SPEGVL(ATORES) 

LEG • VII • GgM (• P • F- ) 

Con esta inscripción» que está bien copia- 
da , pueden corregirse las que del mismo 
Q. HEDIÓ poblicaron con mucha variedad 
Grulero, Pighio, Scholo y Finestres (V. Fio- 
rez, loe. laúd.). Por ella se vé que la Legm 
Séptima Gemina estuvo algún tiempo en Tar- 
ragona, es á saber, en el de Septímio Seve- 
ro y Antonino Pió, que es cuando vivía este 
Q. Hedió Lolliano, como se vé en la inscrip- 
ción que produce Florez, loe. laúd. Así que 
no es tan cierto» como comunmente se cree, / 
que dicha legión residió siempre en Leoni de 
cuya ciudad no es irregular que se ausentase 
después de dos siglos y mas que pasaron 
desde la conquista de los Astures, año 25 
antes de Cristo^ hasta los tiempos de eálos 
Emperadores. Las siglas PR • PR • de la lí- 
nea cuarta pueden significar Propr<etm é 



i LAS IQLBmS DEi BSPASa. 9T' 

?r(Bsidi PtovinciaSr o Bcn^o Prúsfécto .iRrtflo- 

w ó PnÉtorü é^PrcBsidih óPfwfécto Pro*. 

íins. Puede: verise la descHpeion; da eslasoy; 

^tras siglas semejantes en etdocto^iratadeide 

^glis veterum íde Jiian:?NitiQUiv oapi.iXXI^ 

)ág. ISO'y t40¿'Eii taiieasp podcá/ añadirse 

te mas/ól '¿¿mero de los^qoeJo^^ , 

TarracoDense^^'. v:./ ■= í-^^tm:*- .•''»-^vo\ 

XXI V . La otra iflE^ri{ición' de ? ia Imismai 

dra está faltaien^sq.priacípioi, jf> lóri^uc^ 

ida dice' a&ír^í-'?"^'/ .h»ái\v';i"> }/., : \')i^■■■:<^ ^! 

•I 

COI^ÍICYL -'^í • 



' • * '* 



T PVBlilENJ\P :, . ¿VPV.. i .^ ; .;. 



gPECVL 



• ' 1 1 



•i. 



'Q ALFIVS ■ ^ .■■lÁÑVÁRIVS '■•■'■•'■ ■••■'• 

"G VAtERÍVS' ■ MAHélAlW^S ■••■■•-'•:' 

L HAaNArvs- •••'- ■ -saiíaNiíNVs •.:. ■:-.•. r 

G CAECILIVS BESTI rVXVfr ;: ;- . ,v ; 

G AVRELIVS, .: .:. ^ ..OCTAVlVS^j . j.; .... „/ 

G AVFIDIVé ; HBLAByS, . ,' . , ' ' 

L AVRELIVS : , /.'itÉttlí^S'tífV 

L ALFIDIVS ' tRUAIÍVS • ¡^ ' 

G ivtivs VLomWfmS'')'- 

h SEMPRONIVS : ■.^i.FIHMANySI' :i(..-.,'!0'j 

■ • 

(a) Puede leerse P^tfefertK por estar comida la primera 
¡liaba. , .: 'ii '.•■•.r.'.'< i '••(;• 7 ,1/ 

TOMO XX 7 ' 



98 VIAGE LITERARIO 

Aunque esta inscripción muestra mucha 
mayor antigüedad que la antecedente» y no le 
parece ni el carácter ni en los puntos , que 
enteramente omite, téngola , sin embargo» 
por del mismo tiempo y aun por continua- 
ción de la otra; puesto que se hallan distin- 
guidos las tres clases Cornicularii, Commi- 
litores , Speculalores , que son puntualmente 
los dedicantes de la otra , escrita en otra su- 
perficie de la misma piedra » todos ellos de 
la Legión VIL Gemina, existentes en Tar- 



ragona. 



XXV. No debo omitir las inscripciones 
de carácter desconocido, antes las tengo por 
mas apreciables, porque acaso con la repeti- 
ción de estos ejemplares podria llegar á fi- 
jarse el alfabeto, de que tantas utilidades re- 
sultarían. Tres son las piedras de esta clase 
halladas aquí. Una en 1803 en las excavacio- 
nes de la huerta del Barón de las Cuatro 
torres sobre las canteras del muelle , y ahora 
se halla en la casa del deanató. Es un pe- 
destal de poco menos de vara de alto» en el 
cual se ven estos únicos caracteres (a). 

Los caracteres son de dos pulgadas, á ex- 
cepción de las 00, que son menores. 

(a) Véase la eslampa núm. i. 



^"' -^-^ ' J'a^.S^yrá^: 



{mi 

hJ^Jo 



2 



FVLV/A L/WTEAIÍA 



J. 



}/>Afl^A 



90 VIAGE LITERARIO 

Las dos II de la línea tercera deben sig- 
nificar E , equivalente de eU según lo que 
usaban los Romanos, y observa Florez en el 
toni. XXIY , pág. 514. La palabra Alauda 
de la linea quinta está bien copiada , y sig- 
nifica una legión de tropas Francesas que di- 
cen levantó Julio César, llamada Alauda, 
por la cresta ó plumage que usaban los sol- 
dados en el morrión, casco ó sombrero. Aca- 
so se tomó esta denominación del, ave que 
ahora llamamos cogujada,^ en tiempo de 
Plinio se llamaba o/atida (Pím. lib. XI, c. 37). 
Cicerón ad Attic. lib. 16, epist. 8, dice: Añ' 
tonium cum legione Alaudarum ad urhem per- 
gere. Asi puede leerse en esta piedra Alau- 
díjurum concertando con mí íííum, y también 
Alauda , diciendo V legionis {qxxdd vocabatur) 
Alauda; del mismo modo que en la penalti- 
ma linea lee bien Gallia Aquitanica sin regí- 
men, porque supone así: in provincia {qMdi 
vocatur) Gallia Aquilanica. El apellido Fra- 
ternu8 no es desconocido en Tarragona ; y son 
fáciles de hallar sus memorias en Grutero, 
Finestres y Florez. Y siendo este C. JStni' 
lio Fraterno^ puede dudarse si hubo equivoca- 
ción en la que publicó Florez, p. 297 deC. 
jEmilio Paterno. 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 9i 

XVI. Del oiismo lugar ^ tiempo es iá si- 
guiente: 

M. PORCIO 
M. F. GAL 
KABBOCfENSI 
TBIB MIL JiEG XXII 
PKaÉF ÁLAÉ THRAC 
HEKCLAN PKAEF 
ORAE MARITVME 
FLAfflNI DIVORVM AVG 
PROVINCIAE HISP CITÉR 

Esla inscripción carece de punios: Her- 
c/an (línea 6) puede ser abreviatura de Her- 
culance, como Hercle lo es de Hercule. 

XYIL En 30 4e julio de este año de 
i 804 en la cabaUerj^a dei íuan Aloma • cajíl^ 
dd Roser, s« ,h$tl|ójuna piedra, áp jaspe 4^.1 
pais, alto como tres paIiP^o«;,e^tá quebrada 
en la parte superior,- pero s^ coi^rva /l|i, mi- 
tad de un escudo con ir.e^ estrielias.; ^íf rpa 
por esto y por callar el nombre del lib^rioi^ 
quien se dedica. Dice asi: 

D. M; 

T vmicavs, 

SOGALVSaiuv 
SEST VJÍÍL . ■ . 
cía EVPOííA/ 
LBERTO B M 



9S VI AGE LITERARIO 

La A (le Yinicia no tiene palo travesano. 
El apellido de la misma es Eupolemúf y es 
bien de notar el nexo que tiene y no se pue- 
de imprimir bien. 

XVilI. En la huerta del Colegio Triden- 
tino se halla el siguiente fragmento . 



MARITIMAE 

CVM QVASI 

ANN XXVIII HIC. . . . 

FVTT INIMICV. ...... 

CAECILIA MIHI KARISS. ... 

El segundo renglón puede leerse suplien- 
do después del gym qya santissime vixrr ó suce 
QVERELLA vixiT ; porquo es comuii eb jgaales 
epitafios y lo restante lo está pidiendo. 

XIX. Eñ casa d^l Sr. canónigo Posada 
existen los fragmentos de las tres piedras si- 
guientes: 

D M 

SEXTILIO 
SVLOW 
ATILIAN 
. •XORI. ... 



I LAS IGLESIAS DE ESPAÑA • 93 

2." 

D M 

DOMITIO. ..... 

CATOCO NV 

MTSIO , . . . 

3." 



♦ 



U • L 
DANATS- 
CVRAVIT 

i • f 

XX. Cerca de está ciudad y junio á la 
torre llamada de los Scipiones, sehalló en el 
camino real en el mes de julio^ de i 805 una 
piedra común, la cual 11 evo Don Estanislslo 
Vallescar á su casa en Torredembarra. Di- 
ce asi: 

LICIIMTVS • CAEl 

DROMVS . 

PBOSA(LV)TE - 

MEA 
VOTVM . solví 
lOYI . DOMNO 

L. B. S. 

XXI. - En setiembre de 1805 se halfó en- 
tre Cambriis v el Mombrlo, cerca del camino 
real, nna columna (le trece palmos y medio 



94 VIAGE LITERARIO ^ 

(le alta, y en ella la inscripción siguiente: 

TI CLAVDI 
CAESAR 
GERMA 
MAX TRI 

eos IlII 

PATER 
CXI 

Algunas oirás letras se leen en la vuelta 
de la columna, como es I correspondiente al 
pontificado á que sigue MAX. El Tiberio 
Claudio tuvo el lY consulado con L. Vitelio, 
año de Roma 798 y de Jesucristo 47. Es 
apreciable esta inscripción, no solo por hacer 
memoria de Claudio» de quien algunos eneje- 
ron que no la habia en piedras de Tarragona, 
sino por ser miliaria, de ciento y once mil 
pasos , á lo que parece, con que se pudiera 
ayudar mucho á la geografía, sino que la ca- 
varon para hacer un sepulcro y cubrieron el 
cadáver con ladrillo y argamasa, con lo cual 
desconcertaron la escritura. Hoy está en 
Reus para colocarla en la ernáita de nuestra 
Señora de la Misericordia. 

XXII. En 1.^ de junio de 1805 eñ las 
excavaciones de canteras para la obra' del 
muelle, en el huerto del Cabildo llamado de 



k LA8 16LESIAS DE ESPaRa. 95 

lebollado, se halló una piedra de jaspe del 
ais, alia cuatro palmos y dos do ancha, con 
I inscripción siguiente: 

C • VALERIO 
AVITOnyiR 

VAL:riR 

MINA • FIL 
TRANSLATO 
AB- DIVO Pío 

(EX) MNC ' AVGVS{T) 
(I)N • cor. • TABRAC 

En la penúltima linea la V de Múnióipio es- 
á enlazada con la M en el centro. Quede 
)ara otros averiguar cuál era el munici- 
)io Áugustano de donde fué trasladado esté 
Duumviro á Tarragona; el cual existiría sin 
luda ó en España ó fuera de ella, asi cerno los 
labia Elianum , Claudianum, Septimiarium, 
lenominado^ de los Emperadores. 

XXIII. En el mismo tiempo y lugar que 
la antecedente se bailó una piedra jaspe del 
país de cuatro palmos y medio de altura y 
medio de ancho y espesor, escrita en dos de 
sus superficies, de las cúaleís la primerav -mal- 
tratada en el remate de las lineas 7 suplida 
por una que trae Fldrez {España Sagradúi 
tom. XXIV. pág. 216). dice así: 



96 VUGE LITERARIO 

QHEDIO(LFPOL) 
LOLLIANO; (GFNTI) 

ANO • LEG • 

PR • PR • • P 

PRAESIDIOR(VM) 

CORNICVLA(RII) 

EIVS • ET • CON (MILITONES) 

ET • SPEGVL(ATORES) 

LEG • VII • GgM (• P • F- ) 

Con esta inscripción» que está bien copia- 
da , pueden corregirse las que del mismo 
Q. HEDIÓ poblicaron con mucha variedad 
Grulero, Pighio, Scholo y Fineslres (V. Fio- 
rez, loe. latid.). Por ella se vé que la Legm 
Séptima Gemina estuvo algún tiempo en Tar- 
ragona, es á saber, en el de Seplimio Seve- 
ro y Antonino Pió, que es cuando vivia este 
Q. Hedió Lolliano, como se vé en la inscrip- 
ción que produce Florez, loe. laúd. Así que 
no es tan cierto» como comunmente se cree, 
que dicha legión residió siempre en León, de 
cuya ciudad no es irregular que se ausentase 
después de dos siglos y mas que pasaron 
desde la conquista de los Astures, año 25 
antes de Cristo^ hasta los tiempos de estos 
Emperadores. Las siglas PR * PR * de la li- 
nea cuarta pueden significar Propr<etm é 



■ » 



i LAS RHLBSUB: Dfli ESMSa. VP 

?r<Bsidi I^evincim b- ^c^^o Pmféctó ¡Erctlo- 
io é Prcbtúríi ^^Présidih 6-Pmfécto Pm- 
úns. Puede; verise' la descHptciou: da estasy 
liras siglasseme^ántes en et docto iratade i¿e 
Uglis veterum 'de Juas^^Nitielaiv =oap. íXXI^ 
íig. 139*^:140; En tai i e»Q podcá/ añadirse 
(Ste mas/ól ¿¿mero de ká>qoe:lo , 

a: Tarraconense;;^. •v:í.= .^ •■rr'yy:<^ '. ,v'^.{\A 
: XXIV. La iotra iiiE^i{ición^d6'ia ímisoiai 
1] esU'fáltaieta^sq.prin^ípuy, jfi ló^lQuo 

1 :d¡cea&í:'í;ij/'/ .'í».ju.'il> '■ ^ ''.)lvb^ ^- 

•1 

"... coi^iCYL .;;;:'':5''' 

■••■ "toMpEm'--' ■•■■■'■•••■■ ÁGtó V'- . ■■•{-- 

;■ c iVLiys ;•.....; , ;•■ ;^CRA^Y^,r.-,; .;. ...,.:; 
T pvBUENjyp , . í.ypV;. .fi,; ... 

■ ■ gPECVL ■ '■;-•■• ■; ".■•■^• 

' Q ALFivs ■ :'iÁNVÁMVs •■'''•■• ;■•■'• 

t MAaNAivs- ■•■■<■ "-^saiciOTtNVs *;■- 

G CAECILIVS BESTITVTV& < > 

G AVRELIVS; . : .:. '■ ,.0CTAVIV8,j ,:.:,... ,.^ 

G AVFiDiys . :.. ; B^i^M- ^ ;i,,.4 

L AVRELtVS , . . aB*EfÍYS «í ' 

L ALFIDIVS^'' • •■■■••tRBÁmS'-' ■■'- '^>'' 

G IVtIVS FiORaTNtlfVSí' V ^ • 

L SEMPBONIVS : •::;tniÚIIANy8l.' ioí-xíoü 



i.* ' ■ 



• , «> í 1 



(a) Puede leerse PhUeterus por estar comida la primera 

TOMO XX 7 



98 YIAGE LITERARIO 

Aunque esta inscripción muestra mucha 
mayor antigüedad que la antecedente, y no le 
parece ni el carácter ni en los puntos , que 
enteramente omite, téngola , sin embargo, 
por del mismo tiempo y aun por continua- 
ción de la otra; puesto que so hallan distin- 
guidos las tres clases Cornicularii, Commi- 
litores , Speculalores , que son puntualmente 
los dedicantes de la otra , escrita en otra su- 
perficie de la misma piedra , todos ellos de 
la Legión VIL Gemina, existentes en Tar- 



ragona. 



XXV. No debo omitir las inscripciones 
de carácter desconocido, antes las tengo por 
mas apreciables, porque acaso con la repeti- 
ción de estos ejemplares podría llegar á fi- 
jarse el alfabeto, de que tantas utilidades re- 
sultarían. Tres son las piedras de esta clase 
halladas aquí. Una en 1803 en las excavacio- 
nes de la huerta del Barón de las Cuatro 
torres sobre las canteras del muelle , y ahora 
se halla en la casa del deanaló. Es un pe- 
destal de poco menos de vara de alto, en el 
cual se ven estos únicos caracteres (a). 

Los caracteres son de dos pulgadas, á ex- 
cepción de las 00, que son menores. 

(a) Véase la eslampa núm. i. 



• I 



^'" -^-^ / JP¡m^.^yíf9. • 



{mi 



2. 



FVLVM unteauia 



J. 

ÜRIC-EST'SIT.,-. 

^/>AfrA 



J 

1 



.-;•■• 






. * 



A LAS MIOBStiB: im fiSriRA. :id9 

Las ob*as'destÍD6cript¡0iiietSr ijo^ibil^ ' 

Una de eHasiáB¡%l|ibontréré37!de febiréc^/-dé ^ 
1801 ^lü^las : ex£a'Vi3ick)ilcsido; J0i\ boeptai'dcl 
Capucfaifios iSthre ei> ¡puerta ^^ y. iil«^o>dei«\l« 
habia:^baescs jkiirt)año»^rl^^^^ 9s4'(a)i{; ^ . >.|, 
' Cerca! \M im^mo iogsf i $ ep 4 794 > ^ hállld 
la otra ímmffcioaqiib.deoia ,í:to>jfiedra;i^ 

Baria, :yíes e8ta;:(fe)iH; í n :íhsi.^:> í;i Jj oí.lr;';i)' 

XXVIivrCím Kbca«i^.^tf. afer¡í!J|arfeírN^ 
tera :paFa:!eliiróBíi(d/d« flos Beyei^ ( .nfi^ln^ 

Sefiores junté ;á«laitecr6 Haaiada d^ Íd9>£[cH 
piones,, fué bifUadér por él aínq^iLéeto Ll^ 
Juhn Antonié Ro^^írauD ya«^:4erTÍdfiolMa 
craservadcí yrlapada :berm^lwaiD6ii|{di como 
de palmo y medio de elei^^ió» .y uno doidíé^ 
melro en su mayor coQYjatidad: jeiátáhd>'ep4 
eastadó entre, dos t)iédraá<de! isitteria/fielladaá 
con plomo, y dentro de él haW olro)$t;do4 
pequeños yasos lacrimatorios /:^ una^ np^a^ 
lia del Emperadoír Augusto, qo^Jioyi '(ieoft 
el señor Posada i con la^ iüsi^ripicTooi IDIVVJÍ 
AV€VSTVS PATÉJR, f^ufilmemufiom 
na de JLaweloon 6stai9í;UÍwl«P;eQi:el amknoi 
C: V.T.T,, quees; Cftionw Vieírí» 

raco. Es, la que pubUiQ4/Flwie%r>94nKJÍ<^*i»;^l^ 
la tabla de las/modaUdsndci T^vngomi^El 

(a) Véase Ja .eslampa mím. z, . .. • - 

{f)j Id'.id.taíirti.'l.? /ri •í) iilwyfiuy, *:.u\ 'nip<í 



100 VÍAGE LITERARIO 

vaso encerraba los huesecilos de un nifio. 

XXVII. Tras eslas antigüedades romanas 
bien será decir de las de otras gentes qne 
aquí se hallan. La primera es nn arco árabe 
que debió ser adorno de alguna ventana, 
hallado en los cimientos de la capilla nueva 
de Santa Tecla , y colocado hoy dia en el 
claustro de la catedral junto á los fragmentos 
del templó de Augusto. Los encargados del 
Viage pintoresco han copiado este monumen- 
to, que es de labor muy delicada y no deja- 
rán de publicarle. Me regaló copia el señor Po- 
sada de un letrero árabe que hay en dicho 
arco , tomada del natural y con la mas es- 
crupulosa exactitud. 

XXYIII. Inéditas son también dos ins- 
cripciones sepulcrales hebreas, que hoy se 
hallan en la pared exterior de la casa del 
señor Dean de esta iglesia , sobre las cuales 
me ha comunicado la siguiente relación el 
doctor Don Félix Torres y Amat , Rector del 
Seminario episcopal , y catedrático de escri- 
tura en esta universidad , que fué el primero 
que la interpretó, y yo no tengo que añadir 
á sus juiciosas reflexiones. Dice asi: . 

«Paseándose Don Carlos de Posada por el 
))lrozo de carretera que hay entre el edificio 
))que fué convento de PP. Trinitarios , y el 



k LAS IGLESIAS D£ ESPAÑA. 401 

»fuerle de la Reina, vio en la pared sobre la 
)>cual estriba parle del camino , y circuye la 
))vina do Don Ventura Ganáis, una piedra con 
»caracléres que conjeturó serian hebreos ó 
cárabes. Vino luego á buscarme , y fuimos á 
»dicho lugar, en donde vimos desenterradas 
»dos piedras, la una de seis palmos de largo 
»y cuatro de ancho, y la otra de ocho de lar- 
))go y cinco d^ ancho, con caracteres hebreos 
»muy bien formados , que copiados con toda 
»la exactitud posible dicen asi : 

)>Este sepulcro es del Rabino Jaiam, hijo 
»de Isaac, que murió en marzo del año 395. 

n:^; t-ín. nTa iusj "aSix 

)>Este sepulcro es del Rabino Janamá, hijo 
»de Simeón Arlabi , que murió en la luna de 
wabril del año 484. 

))No puede casi dudarse que la fecha del 
)>primcr epitafio es 395;segun indican clara- 



lOil VIAGE LITERARIO 

ámenle los puntos colocados sobre las letras 

»(lc las últimas palabras -íriríúin Jehovah nos 
^salvará. Es cosa muy sabida que acostumbra- 
Dban los Judies tomar una palabra ó expresión 
»análoga al asunto, y denotar con todas ó al- 
»gunas de sus letras el número de los años 
joque querían. Para cuyo fin señalaban con un 
apunto sobre , ó á veces tres , las letras que 
»servian al cómputo. Y de abi es que para la 
•fecha de la primera inscripción , usaron de 
»las palabras: Jehova íjoschijénUj cuyas cinco 
»letras primeras .y^^í n ton^^n la suma de 395. 
x>Esta manera de contar se llama entre los Jii- 
Ddios ]Tapt3is Cómputo menor ó pequeño^ por- 

»que para la mayor brevedad , se omiten los 
»millar€ís » como sucede entre nosotros cuan- 
Ddo decimos que corre ahora el año 800 de 
»Cristo. Asi, pues, en las dos inscripciones 
»debe suponerse la suma de cuatro mil años: 
Dde modo^ que según et cómputo mayor de 
y>\os Hebreos, la fecha de la primera inscrip* 
»cion es 4305 del mundo. Contando , pues, 
»que nuestra era de la creación del mundo 
»discrepa 240 años de la de los Judies , que 
»cuenla esta de menos; y por lo mismo, aña- 
»diéndolos á los 395, sacamos que el año de 
»Ia primera inscripción es el de 4635 del 
«mundo, ó 635 de Jesucristo. 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 403 

»Casi con igual certeza se puede asegurar 
»que la fecha de la segunda inscripción es 724 
»de Jesucristo, ó 4724 del mundo; pues aun- 
»que en laúllinia linea hay algunas letras muy 
»mal conservadas, como por fortuna han que- 
»dado integras las que sirven para denotar los 
»anos, se puede afirmar con bastante seguri- 
»dad que la fecha de la segunda inscripción 
»es la dicha de 724 , cuyo número componen 

)¡)las letras ¿ir^áon, junto con los 240 años 
»que han de añadirse, y tiene de menos la era 
»de los Judies, 



104 



VIAGB LITERARIO 



Primera inscripción. 



Segunda inscripción» 



^ 


5 






5 


• 

7 • • • • 


10 


" . 


1 !•••.• 

• 

^« • • • 


60 


• 

• 


...300 




• 


20 


....10 




• 

•» 


' • • • • • «tw 

10 


• 


....70 


• 

127** * " 

• 

• 
3^ •••< 


....300 




395. 


io 






70 

• * * 






f 


\Q . • . 


9 




— 




484. 






CÍQ 

3 

C 










s- 










o* 










caracteres. 







)>Esla explicación se hace mas verisímil, 
))si es verdad lo que dice Masdeii, lomo XIII, 
»en su España Árabe, que en 852 fué toma- 
»da Barcelona de los Moros por traición de 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. ÍÓ5 

»>los Judíos que había en ella. No solo Mon- 
»juích, sino algunos pueblos de esta costa 
» conservan muy antiguas memorias de los Ju- 
»d¡os , y aun en Falset me ha dicho el IlmO: 
» señor Arzobispo , Don Fr. Francisco Arma- 
»ñá, que pasando de visita le hablaron de al- 
»guna inscripción hebrea que hay cerca de 
»las minas de plomo de aquella villa , á las 
»cuales quizá acudirían los Judíos. Por lo que 
»toca á esta ciudad no puede dudarse que fué 
»muy poblada de Judies, pues no solamente 
»leemos en la Geografía del Nubiense , di- 
urna 5, p. 1 , que Tarragona se apellidaba 
y>ciudad de los Hebreos , sino que hay tierras 
>íen estos contornos del Seminario Tridentino 
»hác¡a el. fuerte del Rey, que en los Cabrees 
»antiguos se dicen sitas en la partida llamada 
y>Torre del Jueus y y hay casas en la Jude- 
^ifia, etc. 

»El señor Arzobispo, que ha querido copia 
»de estas inscripciones, me ha dicho que le 
»parccian muy fundadas mis reflexiones, y 
))Con un voto de tanto peso, no he tenido 
»reparo en enviárselas al sabio Marini,b¡- 
Dbliolecario de la Vaticana, por medio de mí 
»comun amigo y filólogo Don Buenaventura 
»Prats.)) Hasta aquí el citado señor Torres. 

XXIX. Por último, digamos de un se- 



98 YIAGE LITERARIO 

Aunque esta inscripción muestra mucha 
mayor antigüedad que la antecedente, y no le 
parece ni el carácter ni en los puntos , que 
enteramente omite, téngola , sin embargo, 
por del mismo tiempo y aun por continua- 
ción de la otra; puesto que se hallan distin- 
guidos las tres clases Cornicularii^ Commi- 
litores , Speculalores , que son puntualmente 
los dedicantes de la otra , escrita en otra su- 
perficie de la misma piedra , todos ellos de 
la Legión VIL Gemina, existentes en Tar- 



ragona. 



XXV. No debo omitir las inscripciones 
de carácter desconocido, antes las tengo por 
mas apreciables, porque acaso con la repeti- 
ción de estos ejemplares podría llegar á fi- 
jarse el alfabeto, de que tantas utilidades re- 
sultarían. Tres son las piedras de esta clase 
halladas aquí. Una en 1803 en las excavacio- 
nes de la huerta del Barón de las Cuatro 
torres sobre las canteras del muelle , y ahora 
se halla en la casa del deanaló. Es un pe- 
destal de poco menos de vara de alto, en el 
cual se ven estos únicos caracteres (a). 

Los caracteres son de dos pulgadas, á ex- 
cepción de las 00, que son menores. 

(a) Véase la eslampa núm. i. 



^"'"•^-^ '■ J'n^JHfyS^: 



hJ^Jo 



2. 



nr)¿APffpnA^A<j 

FVLVIA UNIEARIA 



^l>Mt^A 



< • 






k LAS IttbISfjLS im fiSTÁÜA. JQI9 

Las ob^as'desiíDScript^ieíQietSr ijo^ib * 

Una de elias láB ^^ontrói é S7 idé féb'réi?()< dé « 
1801 ^ftík&^reiása'VjaciQftcsidQi'Ja' bnaptai'dd 
Capucfaiiios ísobr^e el » ipú^jrt« ,,^ y. i4«^o>dei«]|l« 
había' Jbuescs bartiabo»^ t Utee aa4' (a) ;; ! J) : » i , 

Gerc^ldel im^mo iiig»9;¡jí ép 4794* afil háílld 
la otra ímmficioli(.qi)6 deoia ^r^^íiedra:/^ 
naridíi f^B e8taí:(fe)iív;i n:íhv?:> ni J? wí.Iíí::!')" . 

XXVI; í Con la.. bc»5Í«»:dtf . a^iíltófíturW» 
tera jmFa{!el lüróBiíUó.d^ Iw Beyei$;.Rfi^trd6 
Seaores j un té ;á> lai tecre üaWBdií d^ ^d9> ^ 
jpíofi05 »> fué biflbdé^ por i9l aínqiiil^etjQ bDfOto 
Juhn Antonié RofFirauD ya«»)4enYÍdfioibMA 
craservadcí y^tapado ¿berm^lwanimrljdi como 
de palmo y medió de elei^móA yuno d6(díé9 
melro en su mayor coQYjatidaid : .eátábéXep^ 
eastadó entra dos t)iédraá«de:siUería::fi6lIjBtda8 
con plomo, y dentro de él haWit olror$, dod 
pequeños yasos lacrímatoríos ,r.!y una'? np^af 
lia del Emp6F9di)fr Augusto > .<|U9:boyi4ieDft 
el señor Posada i con la^ iüsi^rípicíoní iDlVy^ 
AVGVSTVS PATÉJR, y 6», el met$Qufíom . 
na de jLaiirel,QOn estaisifcuimlQPieQj^el o^ftioa ; 
C;V.T.T.,.quees; CiMaFii^ 
raco. Es, la que publflQ^/Flwe%r>4^Att^,jl^*i»;>eft 
la tabla de las: modaUdsndei T^aifragoiMír. El 

■ -, '.■ ■ ' / í:,í ^ -'r, l^V-ül» í.'í'iÍTfíí,'-. ';:■ OM.'jJrt' 
(a) Véase Ja.cslainpa ruiqí. 2, . „ - 

(6í IcKid.ta&rti.'l.í .M ! '•!> oj;iif/¡ííy> viil ')iip« 



I , 



100 VÍAGE LITERARIO 

vaso encerraba los huesecilos de un nifio. 

XXVII. Tras eslas antigüedades romanas 
bien será decir de las de otras gentes qne 
aqui se hallan. La primera es un arco árabe 
que debió ser adorno de alguna ventana, 
hallado en los cimientos de la capilla nueva 
de Santa Tecla , y colocado hoy dia en el 
claustro de la catedral junto á los fragmentos 
del templó de Augusto. Los encargados del 
Viage pintoresco han copiado este monumen- 
to, que es de labor muy delicada y no deja- 
rán de publicarle. Me regaló copia el señor Po- 
sada de un letrero árabe que hay en dicho 
arco , tomada del natural y con la mas es- 
crupulosa exactitud. 

XXYIII. Inéditas son también dos ins- 
cripciones sepulcrales hebreas, que hoy se 
hallan en la pared exterior de la casa del 
señor Dean de esta iglesia , sobre las cuales 
me ha comunicado la siguiente relación el 
doctor Don Félix Torres y Amat , Rector del 
Seminario episcopal , y catedrático de escri- 
tura en esta universidad , que fué el primero 
que la interpretó, y yo no tengo que añadir 
á sus juiciosas reflexiones. Dice asi: . 

«Paseándose Don Carlos de Posada por el 
» trozo de carretera que hay entre el edificio 
»que fué convento de PP. Trinitarios» y el 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 401 

»fuerle de la Reina, vio en la pared sobre la 
)icual estriba parte del camino , y circuye la 
))V¡na de Don Ventura Ganáis, una piedra con 
»caractéres que conjeturó serian hebreos ó 
cárabes. Vino luego á buscarme , y fuimos á 
»d¡cho lugar, en donde vimos desenterradas 
))dos piedras, la una de seis palmos de largo 
))y cuatro de ancho, y la otra de ocho de lar- 
))go y cinco de ancho, con caracteres hebreos 
»muy bien formados , que copiados con toda 
»la exactitud posible dicen asi : 

pnp in a^ím i Sur iip ht 

))Este sepulcro es del Rabino Jaiam, hijo 
»de Isaac, que murió en marzo del año 395. 

ryw i^i^í^x nri nssa nSiN 

»Este sepulcro es del Rabino Janamá, hijo 
»de Simeón Arlabí , que murió en la luna de 
»abr¡l del año 484. 

))]NIo puede casi dudarse que la fecha del 
)>primer epitafio es 395;segun indican clara- 



IOS VIAGE LITERARIO 

emente los puntos colocados sobre las letras 

»de las últimas palabras •»;jr^¿in Jehovah nos 
y>salvará. Es cosa muy sabida que acostnmbra- 
»ban los Judios tomar una palabra ó expresión 
»análoga al asunto, y denotar con todas ó al- 
»gunas de sus letras el número de los años 
»que qucrian. Para cuyo fin señalaban con un 
apunto sobre , ó á veces tres , las letras que 
»servian al cómputo. Y de ahi es que para la 
*>fecha de la primera inscripción , usaron de 
»las palabras: Jehova yoschijénu, cuyas cinco 
j>letras primeras ¿;¿í '^ toman la suma de 395. 

DEsta manera de contar se llama entre los Jii- 
Ddios |tDptíi3 Cómputo menor ó pequeño, por- 

»que para la mayor brevedad , se omiten los 
amillaréis » como sucede entre nosotros cuan- 
Ddo decimos que corre ahora el año 800 de 
>>Cristo. Asi, pues, en las dos inscripciones 
»debe suponerse la suma de cuatro mil años: 
»de modo, que según el cómputo mayor de 
))los Hebreos, la fecha de la primera inscrip- 
»cion es 4395 del mundo. Contando , pues, 
y>que nuestra era de la creación del mundo 
))discrepa 240 años de la de los Judios , que 
«cuenta esta de menos; y por lo mismo, aña- 
»diéndolos á los 595, sacamos que el año de 
»la primera inscripción es el de 4635 del 
»mundo, ó 635 de Jesucristo. 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. t03 

^Casi con igual certeza se puede asegurar 
«que la fecha de la segunda inscripción es 724 
»de Jesucristo, ó 4724 del mundo; pues aun- 
»que en la última línea hay algunas letras muy 
»mal conservadas, como por fortuna han que- 
»dado íntegras las que sirven para denotar los 
»años, se puede afirmar con bastante seguri- 
)>dad que la fecha de la segunda inscripción 
»es la dicha de 724 , cuyo número componen 

Días letras ¿rnúon, junto con los 240 años 
))que han de añadirse, y tiene de menos la era 
»de los Judies. 



404 



VIAGB LiTEUARIO 



Primera inscripción. Segunda inscripción. 



^ 


5 






5 


m 

r • • • t 


iO 




9 1* • • 

• 

]• • • • 


60 


• 

• 


...300 




• 


20 


....lü 




• 

n 


iO 


• 

2;.,.. 


....70 


• 

127** * * 

« 

1 

• 

V .t. 


....300 




395. 


fO 






70 








\Q . • • 


9 




— 




484. 






5. 
cié 


1 


















O* 










caraclcres. 







»Esla explicación se hace mas verisimil, 
»si es verdad lo que dice Masdeu, tomo XIII, 
»en su España Árabe, que en 852 fué toma- 
))da Barcelona de los Moros por traición de 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 405 

»los Judíos que habia en ella. No solo Mon- 
»juich, sino algunos pueblos de esla cosía 
» conservan muy antiguas memorias de los Ju- 

»dios , V aun en Falset me ha dicho el limo 

•I 

» señor Arzobispo , Don Fr. Francisco Arma- 
»ñá, que pasando de visita le hablaron de al- 
»guna inscripción hebrea que hay cerca de 
»las minas de plomo de aquella villa , á las 
»cuales quiza acudirían los Judíos. Por lo que 
»loca á esta ciudad no puede dudarse que fué 
»muy poblada de Judies, pues no solamente 
»leemos en la Geografía del Nubiense , cli- 
»ma 5, p. 1 , que Tarragona se apellidaba 
y>ciudad de los Hebreos , sino que hay tierras 
))en estos contornos del Seminario Tridenlino 
»hácía el. fuerte del Rey, que en los Cabrees 
santiguos se dicen sitas en la partida llamada 
y>Torre del Jueus , y hay casas en la Jude- 
^ifia, ele. 

))E1 señor Arzobispo, que ha querido copia 
»de estas inscripciones, me ha dicho que le 
«parecían muy fundadas mis reflexiones, y 
»con un voló de tanto peso, no he tenido 
«reparo en enviárselas al sabio Marini,bi- 
»blíolecar¡o de la Vaticana, por medio de mí 
»comun amigo y filólogo Don Buenaventura 
»Prals.)) Hasta aquí el citado señor Torres. 

XXIX. Por último, digamos de un se- 



406 VIAGfi LITERARIO 

pulcro romano cristiano , esto es , que sir- 
vió para depósito de Cristiano después de ha- 
berlo sido gentil. Es una arca grande de már- 
mol hallada en el cementerio antiguo en 1786 
con estas inscripciones: 

MEMORIAE 
FIBMIDI • CAECILI 
AINI • B • F • C9S • LEG 
VllGEM- PF- VALE 
ría • PRIMVLA • VXOR 
MARITO B • M • F 

Al lado opuesto se lee estotra : Anm Do- 
mini M.C ce Vil nonas octobris obiit JDomtnus 
G. de Bagnariis, Prceposilus Ecclesits Tarrü' 
conensis , qui institíiü unum capellanum eotñ' 
mensalem in dicta ecclesia, el unum annivef' 
sarium. Cuius anima requiescat inpace. Amen. 
Este era Guillermo de Bañeres , Prepósito, 
cuya muerte fija el Necrologio en ese mis- 
mo año. Hoy se halla esta arca en el jardin 
del claustro frente á la famosa del rapto de 
Proserpina, ambas llenas de tierra y cubier- 
tas con azulejos para servir de canapé. A la 
clase de estas sepulturas mixtas sospecbo 
que pertenezca otra grande arca de piedra 
medio enterrada en la parte exterior de la 
catedral, en la puerta llamada antes de San 



le llamará con mas -ratón 9e'j&tii<4CUsga«í 
I BÍi'<(^á4iÍlW'!Í«m^ftÍai-Noí:deB8grftdárft &' 
'Españoleé >ter '-¿dnflrmalo 'C«b'..]ini^&á 
I lésmas lo't]^ ¿oD.otrB«!de varias 'sapiot 
les han 'maI]lfe«jLatlo^Ios^ anti^wriDs^ éxliraD^ 
féros.- A lo qlifl' spbüé i»file punid teBfl!mes':>£it 
iboí en el iotn. Itle; e^&Viag^ vaéréceñ á&a^ 
lirse las ttbsdryadiones '^e-L,. A;.! Unrabdtñ 
ia su Disq^itio Se'tfiiHquisChñsliimorúmíte*. 
ndchrU; -''•■'■■ ':> .i ^^••''.¡'Mr'-'-^^uhr.ij 

' XXX. En 19 de julio de ,4 805 civandij 
in casa- de Don RainonCaptrt^, notañbieil 
rarfagofla; ^ áe&tnht'iütiúi' lápü»'derj«spb 
!el pais, de cinco palmos dé alto»<t|:esl<l4 

fcbo y dosyittedh) dé' grueso; ^'cpndiF^S- 
fipcion siguieiite' qué' esíá integro; ■ ' -*'■•)'' :i> 

POMP-iTÁxrtmíAÉ '■ ' 

EX-6-BRiCAR™ ■ -- 

FLAM'VXOBI ' '. .-" 

VLPI- BEBVBBI •;■ 

FLAM'-- ,- ,-. -;. ■ ■ '■ 



Su leclura es esta: PnmineidJHtpitnim'G^ 
rioris (posuil) Potríp^a i' ' ' ' 



108 VIAGE LITERARIO 

venlu Bracaragustano , FlaminiccB , Ulpii üe- 
burri Flaminis Uxori. 

Existe en Tarragona otra lápida puesta por 
la provincia á M. Ulpio Reburro, del conyen- 
to jurídico de Braga, y Flamen de la pro* 
vincia Tarraconense , ó España Citerior, y 
ahora resucita su muger á reunirsele, de la 
cual no habia memoria ; y se añade una Fla- 
minica á las conocidas en Tarragona. La ins- 
cripción del marido publicaron Apiano, Ver- 
derio , Scolho , Grulero , Finestres y Florez, 
{íom. 24 de Esp. Sagr.^ pág. 178), donde pre- 
tende que Reburro era nombre de familia y 
de pueblo en Galicia, y que Marco Ulpio era 
Gallego.- . 

Basta por ahora. Mañana marcho á ver los 
monasterios de esta diócesi , y según noti- 
cias no será inútil el viage. 

\ Dios. Tarragona, etc. 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 409 

CARTA CXL- 

Viage al real monasterio de Santas Cruces: des- 
cripción de su fábrica , sepulcros , reliquias, 
biblioteca preciosa y de algunos de sus có- 
dices: historia de su fundación: catálogo de 
sus Abades , con algunas observaciones sobre 
los primeros. 

Ít1¡ querido hermatio: Dia 48 de este jne& 
(octubre de 1804) dejé á Tarragona con el 
sentimiento que manifesté en mi última car»* 
ta. Pronto se enjugaron las lágrimas con la 
buena acogida que liallamos en el célebre mo*- 
nasterio de Santas Cruces, de la orden del 
Cister , situado á seis horas hacia el norte de 
aquella ciudad. Es á la sazón su Abad y Vi- 
cario general de toda la congregación, el 
muy ilustre señor Don José Bassas, el cual, 
como muy versado en los estudioseclesiásti- 
cos, y grandemente aficionado á toda suerte 
de literatura , nos franqueó todos los tesoros 
que aqui poseen , dignos de escitar la curio- 
sidad de los literatos. Antes de llegar al mo- 
nasterio , se atraviesa un solo espíese y muy 
deleitoso con los arroyos y cantos de ruisefl<)- 
res ; excede á esto la vista que se presenta 



HO y I AGE LITERARIO 

desde el umbral del monasterio , con la fa- 
chada de su iglesia , respetable por su ancia- 
nidad y grandeza. Sobre su portada, en arco, 
se eleva una altísima claraboya, ó llámese 
ventana gótica , que da luz á lá nave princi- 
pal. Esta es una elevación correspondiente á 
su longitud, que es de trescientos^ doce pal- 
mos catalanes, contando desde las puertas 
hasta las gradas del presbiterio: en medio de 
ella , y cerca del crucero , está el coró., al uso 
de la orden. La silleria está curiosamente la- 
brada, y es del buen tiempo. Acompañan á la 
nave mayor otras dos colaterales, sino que 
son demasiadamente bajas y agovian el edifi- 
cio , que seria sin este defecto muy precioso. 
El crucero tiene de largo ciento setenta y dos 
palmos: el presbiterio es capaz y correspon- 
diente á lo demás. Todo el edificio es de pie- 
dra común , sacada de una cantera vecina al 
monasterio, que hoy está casi agotada. Há- 
cenla oscura, asi los vidrios pintados, que 
llenan las ventanas , como el color de la pie- 
dra, que no es de las mas blancas. Se co- 
menzó á labrar en el año 1174 : su concLusion 
no se verificó hasta el 1225, en el cual em- 
pezaron los religiosos á servirse de la nueva 
iglesia (a). 

' (a) La noticia de cslc y otros edificios anti^ao&'del ino-* 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 441 

Sin salir de estas naves he hallado algunos 
sepulcros dignos de notarse. En el pavimento 
de la principal , al testero del coro , se vé 
una losa sepulcral con este letrero : « Hic re- 
»quiescunt ossa monialium é diruto Bonss 
)>quietis coenobio sacri or. Gis. in hoc Sancta- 
»rum Crucuní translata monasterium in me* 
DÜorera réquiem transferenda.» Eran estas 
monjas de un convento llamado de BonrepoSf 
que fundó en 1215 Pedro Balb, caballero de 
Lérida, y Guillerma, su muger. En 1452 se 
trató de incorporarlo con este monasterio pa* 
ra remediar asi los males que en aquel habia. 
Las oposiciones que de esto resultaron que* 
daron sufocadas con el juicio arbitral de Don 
Pedro de Urrea, Arzobispo de Tarragona, 
quien compuso á los dos monasterios de Sea- 
la Dei y Santas Cruces , que litigaban sobre 
la pertenencia de aquella casa; y en virtud de 
esto se trasladaron aquí todas las alhajas de 
la iglesia , y los huesos también de las reli- 
giosas difuntas. Fue esto en 1473. Con ellos 
se trajeron también los de Doña Margarita, 
muger del Rey Don Martin , que al íín de su 
vida se retiró á aquella casa, y aun la gobernó. 

nastcrio de Sanias Cruces, se ha lomado de una ñola antigua 
de su librería , la cual , por ser larga , se hallará en el Apéri'- 
dice núm. XVIII . 



IOS VIAGE LITERARIO 

emente los puntos colocados sobre las letras 

»de las últimas palabras •»r}"»urin Jehovah nos 
^salvará. Es cosa muy sabida que acostumbra- 
x^ban los Judios tomar una palabra ó expresión 
^análoga al asunto, y denotar con todas 6 al- 
»gunas de sus letras el número de los años 
»que querian. Para cuyo fin señalaban con un 
apunto sobre , ó á veces tres , las letras que 
»servian al cómputo. Y de ahi es que para la 
*fecha de la primera inscripción , usaron de 
»las palabras: Jehova yoschijénuj cuyas cinco 
j>letras primeras ¿i,¿í ,^ toman la suma de 395. 
DEsta manera de contar se llama entre los Jii- 
Ddios ]tDpt3i3 Cómputo menor & pequeño, por- 

»que para la mayor brevedad , se omiten los 
«millares » como sucede entre nosotros cuan- 
Ddo decimos que corre ahora el año 800 de 
>)Cristo. Así, pues, en las dos inscripciones 
»debe suponerse la suma de cuatro mil años: 
»de modo, que según el cómputo mayor de 
))los Hebreos, la fecha de la primera inscrip- 
»cion es 4395 del mundo. Contando , pues, 
»que nuestra era de la creación del mundo 
))d¡screpa 240 años de la de los Judios , que 
«cuenta esta de menos; y por lo mismo, aña- 
»diéndolos á los 595, sacamos que el año de 
»la primera inscripción es el de 4635 del 
»mundo, ó 635 de Jesucristo. 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 403 

^Casi con igual certeza se puede asegurar 
«que la fecha de la segunda inscripción es 724 
»de Jesucristo, ó 4724 del mundo; pues aun- 
»que en la última linea hay algunas letras muy 
»mal conservadas, como por fortuna han que- 
))dado íntegras las que sirven para denotar los 
»años, se puede afirmar con bastante seguri- 
))dad que la fecha de la segunda inscripción 
»es la dicha de 724 , cuyo número componen 

Días letras ¿mnon, junto con los 240 años 
))que han de añadirse, y tiene de menos la era 
»de los Judies. 



404 



VIAGB LITERARIO 



Primera insoripcion. 



Segunda inscripción. 



"I.. . 


5 




1» 


5 


• 

r • • • • 


iO 


" 


1 !•••.• 

• 
^« • • • 


* • t • • • • %^ 

60 


• 

■ 


...300 




• 


20 


• • • s^ \^ \^ 

....10 




^i* 9 9 9 

• 

n 


• • • • • • «t w 

.....10 


1 • • • • 

• 


....70 


• 

127** * * 

« 

Ta • • • 

• 

^ ... 


• • ••VA ^^ 

....300 




395. 


fO 






• 

70 








w • • • 


■ ••••• fX/ 








t3 ..• 


.......9 










— 




484. 




— 


S 


1 








0» 










oq 










5. 










c* 










o^ 










S' 










o" 










en 










n 










Si5 










-1 










U) 










o 










. cT, 










•-1 










o 










CA 








^^ 


• 


^ 





»Esla explicación se hace mas verisimil, 
»si es verdad lo que dice Masdeii, lomo XIII, 
»en su España Árabe, que en 852 fué toma- 
))da Barcelona de los Moros por traición de 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. Í()5 

»los Judíos que habia en ella. No solo Mon- 
»ju¡ch, sino algunos pueblos de esla cosía 
» conservan muy antiguas memorias de los Ju- 
»d¡os, y aun en Falset me ha dicho el IlmO: 
» señor Arzobispo , Don Fr. Francisco Arma- 
»ñá, que pasando de visita le hablaron de al- 
»guna inscripción hebrea que hay cerca de 
»las minas de plomo de aquella villa , á las 
»cuales quizá acudirían los Judies. Por lo que 
»toca á esta ciudad no puede dudarse que fué 
»muy poblada de Judies, pues no solamente 
»leemos en la Geografía del Nubiense , cli- 
»ma 5, p. 1 , que Tarragona se apellidaba 
y>ciudad de los Hebreos, sino que hay tierras 
))en estos contornos del Seminario Tridenlino 
»hácia el. fuerte del Rey, que en los Cabrees 
»antiguos se dicen sitas en la partida llamada 
y>Torre del Jueus , y hay casas en la Jude- 
y>ria, ele. 

)>E1 señor Arzobispo, que ha querido copia 
»de estas inscripciones, me ha dicho que le 
»parecian muy fundadas mis reflexiones, y 
))Con un velo de tanto peso, no he tenido 
»reparo en enviárselas al sabio Marini,b¡- 
»bliolecar¡o de la Vaticana, por medio de mi 
»comun amigo y filólogo Don Buenaventura 
»Prals.)) Hasta aquí el citado señor Torres. 

XXIX. Por último, digamos de un se- 



106 VI AGE LITERARIO 

pulcro romano cristiano , esto es , que sir- 
vió para depósito de Cristiano después de ha- 
berlo sido gentil. Es una arca grande de már- 
mol hallada en el cementerio antiguo en 1786 
con estas inscripciones: 

MEMORIAE 
FIBMIDT • CAECILI 
AKI • B • F • eos • LEG 
VIIGEM- PF- VALE 
ría • PRTMVLA • VXOR 
M ARITO B • M • F 

Al lado opuesto se lee estotra : Anno Do- 
mini M.CCCVII nonas octobris obiit Dominm 
G. de BagnariiSy Prceposilus Ecclesim Tarra- 
conensis » qiii instittiil unum capellanum eorn' 
mensalem in dicta ecclesia, et unum anniver- 
sarium. Cuius anima requiescat inpace. Amen. 
Este era Guillermo de Bañeros , Prepósito, 
cuya muerte fija el Necrologio en ese mis- 
mo año. Hoy se halla esta arca en el jardin 
del claustro frente á la famosa del rapto de 
Proserpina, ambas llenas de tierra y cubier- 
tas con azulejos para servir de canapé. A la 
clase de estas sepulturas mixtas sospecho 
que pertenezca otra grande arca de piedra 
medio enterrada en la parte exterior de la 
catedral, en la puerta llamada antes de San 



1 LÚ «attUÍ DS' nMi. «07 

' i<Í-á¿8ptíé^''Í3ei'^nta ^TécAwy ^né abeu 
¡e llamará con mas -rakoit Be<Sán^>Q)agii«í 
^i éii''¿á{)ülá'jt¿)n&di*Í8i-Np' des^ádarfi á' 
m 'Es|)^óle^ <Ter '¿qnQniíaáo cem^.prii^^ 
totüéstícas lo <i]ii«* éo0.otra»^& yania&iMpioí 
tes hati fflaiilfesjlatlo '.los- anti^siiof^ éxtvaii'': 

;bo én el fomv Iile:eá»yt(H|H^raéFflceB á&t» 
Krae las übserVaiJiúiies de' Lv'AC^ Uaratóci 
ia su JHsqviisitio áe'm^i<pm^OhristiMomm*et 
ñdchris: ■■■'•"■■ j ,i ■j^\í:í'''.:>[^-\--'- 'i\,:bf.h 

'XXX. En 10 de julio' de/lB05 c^andi^ 
In casa- de Déti 'Rambn'Capotéí. nolañbieil 
TartagoBaj sé descubrió «oá'lápidft'deFJaspb 
leí país, de croco palmos dé altoi'tueilidé 

tobo y dos y Aedid d^'gra^o;'Oftff jffttis- 
^ipcion' siguieóte' qué' está ÍiitieigrBt-'-'^)<'^'iJ 

exg-bracar™ ■ '- 
flam-vxori ' ■ '. .- 
vlpi- bebvbbi ■;- : 

FLAM-,: .,... .. - 



Su lectura es esla: ProoineiáJi^pánkBiai ' 
rioris (posuit) Pomp^m "Maitiiiúna', 'm «m^ 



m 



108 VIAGE LITERARIO 

ventu Bracaragustano , FlaminicoB , Ulpii Re- 
burri Flaminis Uxori. 

Exisle en Tarragona olra lápida puesta por 
la provincia á M. Ulpio Reburro, del conven- 
to jurídico de Braga, y Flamen de la pro- 
vincia Tarraconense , ó España Citerior, y 
ahora resucita su muger á reunirsele, de la 
cual no habia memoria ; y se añade una Fla- 
minica á las conocidas en Tarragona. Lains- 
cripcion del marido publicaron Apiano, Ver- 
derio , Scotho , Grulero , Finestres y Florez, 
{tom. 24 de Esp. Sagr., pág. 178), donde pre- 
tende que Reburro era nombre de familia y 
de pueblo en Galicia, y que Marco Ulpio ora 
Gallego.- . 

Basta por ahora. Mañana marcho á ver los 
monasterios do esta diócesi , y según noti- 
cias no será inútil el viage. 

A Dios. Tarragona, etc. 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 409 

CARTA CXL. 

Viage al real monasterio de Santas Cruces: des- 
cripción de su fábrica , sepulcros , reliquias^ 
biblioteca preciosa y de algunos de sus có- 
dices: historia de su fundación: catálogo de 
sus Abades j con algunas observaciones sobre 
los primeros. 

Ít1¡ querido hermano: Dia 48 de este mesr 
(octubre de 1804) dejé á Tarragona con el 
senlimienlo que manifesté en mi última car^ 
ta. Pronto se enjugaron las lágrimas con la 
buena acogida que liallamos en el célebre mo** 
nasterio de Sanias Cruces, de la orden del 
Cistcr , situado á sois horas hacia el norte de 
aquella ciudad. Es á la sazón su Abad y Vi- 
cario general de toda la congregación, el 
muy ilustre señor Don José Bassas, el cual, 
como muy versado en los esludioseclesiásti- 
cos, y grandemente aficionado ó toda suerte 
de literatura , nos franqueó todos los tesoros 
que aqui poseen , dignos de oscilar la curio- 
sidad de los literatos. Antes de llegar al mo- 
nasterio , se atraviesa un solo espeso y muy 
deleitoso con los arroyos y cantos de ruiseflq- 
res ; excede á esto la vista que se presenta 



410 VIA6E LITERARIO 

desde el umbral del monasterio , con la fa- 
chada de su iglesia , respetable por su ancia- 
nidad y grandeza. Sobre su portada, en arco, 
se eleva una altísima claraboya , ó llámese 
ventana gótica , que da luz á lá nave princi- 
pal. Esta es una elevación correspondiente á 
su longitud, que es de trestíientos' doce pal- 
mos catalanes, contando desde las puertas 
hasta las gradas del presbiterio : en medio de 
ella , y cerca del crucero , está el coro., al uso 
de la orden. La silleria está curiosamente la- 
brada, y es del buen tiempo. Acompañan ala 
nave mayor otras dos colaterales, sino que 
son demasiadamente bajas y agovian el edifi- 
cio , que seria sin este defecto muy precioso. 
El crucero tiene de largo ciento setenta y dos 
palmos: el presbiterio es capaz y correspon- 
diente á lo demás. Todo el edificio es de pie- 
dra común, sacada de una cantera vecina al 
monasterio, que hoy está casi agotada. Há- 
cenla oscura, asi los vidrios pintados, que 
llenan las ventanas , como el color de la pie- 
dra, que no es de las mas blancas. Se co- 
menzó á labrar en el año H74 : su conclusión 
no se verificó hasta el 1225, en el cual em- 
pezaron los religiosos á servirse de la nueva 
iglesia (u). 

(a) Ln noticia de osle y otros edificios antiguoa-del in(H 



1 LAS IGLESIAS BE ESPATSA. 1H 

Sin salir de estas naves he hallado algunos 
sepulcros dignos de notarse. En el pavimento 
de la principal, al testero del coro, se vé 
una losa sepulcral con este letrero : « Ilic re- 
»quiescunt ossa monialium é dirulo Bona) 
)>qu¡etis coenobio sacri or. Cis. in hoc Sancta* 
»rum Crucuní transíala monaslerium in me* 
DÜorem réquiem Iransferenda.» Eran cslas 
monjas de un convento llamado de Donrepós, 
que fundó en 1215 Pedro Balb, caballero do 
Lérida, y Guillerma, su muger. fc)n 1452 m 
trató de incorporarlo con este monaHiíírio pa* 
ra remediar asi los males que en aquel UhUíh, 
Las oposiciones que de esto reHuiUiron ^jiwj- 
daron sufocadas con el juicio arbitral fUi llon 
Pedro de Urrea, x\r7.ob¡Hpo <ie 'íf$rrH{fhUHf 
quien compuso á los do» mouHf^Utno^ iUt H/;íí- 
la Dei y Santas Cruces , que \\ú^k\}uu >Mifi% 
la pertenencia de aquella ca-a: y au ynUtA Aa 
esto se trasladaron aquí t/;d;j.H U> u\U'ay4^ 4Ín 
la iglesia , v los huecos Uaiburn ib; bí? í>Ií* 
giosas difuntas. Fo^ f;-to ^-j» \M7>, í,uu iWh% 
se trajeron taríibí^rft W*: í!c l)ofi;i H'étifkfíís^, 
muger del He^ IJon Mirúfi, <jii^. ^1 bíi 'í*? fcw 
vida se reUro a :^n¡;hiU f/^>.^^ i ííí;o Iíj VhU^,tu^* 






112 VIAGE LITERARIO 

A la salida del coro , hacia el altar mayor, 
á mano derecha , se halla un magnifico sepul- 
cro de jaspe , propio de la familia de los Mon- 
eadas, en el que se halla esta larga inscrip- 
ción: «D. 0. M.=Dicat, el consecrat, atque 
)>libat, Ludovicus Fernandez de Córdoba, Spi- 
))nola, de la Cerda, Methinai cübIí Dux, hoc 
»perpetua3 gralitudinis monumentum in suf- 
))fragium et honorem Excellentissiraae í). D. 
)>Teresia5 de Moneada et Benavides, praede- 
»funcla) carissima) uxoris sua^ , MarchionisssB 
»quondam de Áylona, Ducissae de Camina; 
»quse cum humanse domus societalem cum 
3)Duce consumasset die XIY. maii salulisno- 
»stríB ann. MDGCLVI. cum proprise nobilita- 
»tis aulhoribus parenlibusque suis noyissí- 
»mum sacra) domus voluit inire cansortium, 
»ejusdemque volunlatis obsequens, et reli- 
»giosissimus execulor príedictus Dux prsede- 
»cessorum ossa exactissime colligi, et sum- 
»ptuosiss¡me condi in hoc jussit monumento» 
»ut illustrissima) conjugis corpus humanum 
»(/*. humatum) cum parenlibus commune sor- 
^lialur solatium, qua3 jam suarum virtutum 
)>divinum assequuta prmmium (ut piissime 
»credimus) in aíternum requiescit in pace. 

»Rccondilum et inhumatum est corpus in 
»antiquo pra^decesorum sepulcro die .XXIII. 



k LAS IGLESIAS DE ESPa!ÍA. 413 

))oclob. an. MDCCLVIL Hoc aulem opere 
«consummalo novissime Iranslalum esl die 
»IIII. sept. an. MDCCCVUL» 

En una largela, al lado de este sepulcro, 
se leen estos leoninos : 

Sübtus in hac fossa re^uiesóunt Corpus et ossa 
Floris militicB ; sit eis pia dextra MaricB. 
De Catheno Monte sumpserunt nomina sponte: 
Majoricis isti sunt passi nomine Christi. 

m 

En otra tarja colateral se dice que los* 
Moneadas muertos en la conquista de Mallor* 
ca son Guillermo y Ramón , y que la conquis- 
ta fué en 1220. Esto último es equivocación: 
debe decir 1229, que es cuando pasaron alia 
estos nobles con el Rey Don Jaime, y murie- 
ron en los primeros encuentros con los Moros. 

En la nave del crucero, y pegados á los 
machones de derecha é izquierda , que sos- 
tienen el cimborio, se hallan dos grandes se- 
'pulcros dignos de descripción mas detenida, 
así por los sugetos que encierran como por 
la hechura y materia. El de|||í parte del evan- 
gelio es un cuerpo de arquitectura gótica de 
fines del siglo XIII, construido todo sobre 
una base de piedra común, elevada sobre el 
pavimento un palmo*; y tiene de longitud diez 

TOMO XX. 8 ' 



4 I 4 VIAGE LITERARIO 

y seis palmos y medio, y deiatilud diez: la 
longitud es hacia el aliar mayor , de modo que 
cierra la milad de Io*ancho del crucero. En 
el centro del crucero se eleva , sobre dos leo- 
nes, una urna de pórfido convexa por la parte 
inferior, de fiiíura oval: su diámetro mavor 
como de diez palmos, el menor seis y medio 
y de altura cuatro : la cubierta es. do jaspe ce- 
niciento , sobre la cual hay un cuerpo de ar- 
quitectura gótica, como de cinco palmos de 
alto , de piedra común , con estatua» peque- 
ñas de Apóstoles , ú otros de ^elievev y pin- 
tadas bajamente. La supcrfrcie superior es 
convexa, de en medio de la cuál se levanta 
una aguja de piedra de labor ingeniosa. Cubre 
todo esto una bóveda sostenida por columnas 
de jaspe ceniciento, que asientan sobre la ba« 
sa , que lo es de todo este sepulcro , cuya ele- 
vación total será como de treinta y cuatro pal-, 
mos. Yace en él el cuerpo del Rey Don Pe- 
dro 111 de Aragón , muerto en Villafranca de 
Panados en 1285, y trasladado aquí^nlSOO.» 
Su inscripción sepulcral se halla en la pilas- 
tra de en frenteflblgo maltratada/ y dice asi: 

P. quem petra t'egit, gentes \ et regnasuhegil, 
Fortes cónfregit, qim cwpity cuneta peregit. 
Audax, magnanimus , sibi miles quisqttei .... 



A LAS IGLESIAS BE ESPAÑA. 415' 

','Qui helio prirms inerat\, jixcet hic modo ímusi > 
Cúnstans proposito y verilíjo sermone ^ fidelís 
)iebus promissis fuit hic^ etstrenuus armis; 
Fortisjustitiavivenscegualisadomnes, 
Istis laiidatur ^ vi mentís laussilperatUf. 
ChristUsadoratiir, dnm, . . . . : tmde heatur • 

: Rex> Atagonemis, Comes et Dudo B(pfúhinonensis 

. Defecit fmmbris undena noote noveméris. 

. Anno rmlleno cetitum bi$^ etdctmgenp,., . 
Quinto. Sistepiq sibi tutrixYirgoJIaria. 



, . . , . 



I - 



Bajo de esta inscripción hay una arca don- 
ie se depositaron los huesos de la Reina Do- 
ia Margarita ; óuündo se trajeron de Bóíi- 
'epos. 

Ai píe del sepulcro de esle Rey dicen que 
5stá enterrado su fiel vasallo y amigo Roger 
le Lauria, famoso marinó de aquellos lieín- 
)os: en la losa de mármol solo se leerlo si- 
juienle: -Asi jííu íonoftíeén i? . 

... .ral deis regnes Barago , é de Cicilia 
)er lo Senyor Rey Barago : o passa desta vida 
n lamj de la Encarnacio de noslre Senyor Jesu 
:hnst M. el CCC. el lili. , XVL kakndes de 
ebrei\ 

El otro sepulcro del lado de la epístola es 
)arecido á este en las columnas y casilicio, 
lino que la urna es de piedra como de ala- 
)astro , sostenida de varias columnitas peque- 



416 TIA6E LITERARIO 

ñas : adórnanla en la parle exterior varias la- 
bores y estatuas: la convexidad de la parle 
superior forma dos caidas laterales, en cada 
una de las cuales se ve una estatua de seño- 
ra , y en el medio de las cabezas de ambas 
una estatua derecha de un Rey con espada en 
mano. Es el sepulcro de Don Jaime II de Ara- 
gón , hijo de Don Pedro , donde también está 
su muger Doña Blanca. La inscripción del 
entierro del Rey está en la pilastra de en fren- 
te , y dice asi : 

Húrnat hanc tumbam qui simplicitate eolwnbam 
Est imitatus , Rex Jacobus hic tumulatus , 
Rex Aragoneiisis , Comes et Dux Barchinonensü^ 
Majoricensis Rex , necnon Ciciliensis. 
Moribus et vita consors sua B lancha munita^ 
Illustri nata Karulo^ simul hic tumulatur. 
Nec fuit hic segnis in subdendis sibi regnis. 
Subdita suntjamque sibi Murcia, Sardiniaqtie» 
Fio fuit hic quinqué regnis per tempus utrimque; 
Reslituit gratis tria, jus servans Deitatis, 
Hic humilis carde, peccati mundus a sarde, 
Misericors, mundus animo, sermone facuniw, 
Judiciis justus, armis belloque robustus, 
Lcetus, non mees tus vultu , mitisque , modestus, 
Dici pacificus meruit, quia pacis amicus^ 
Regna tenet cwli. Domino testante fideli. 
Cum se collegit, habitum Cister. proselegit, 
Cui, qui cuneta regit, parcat quce nescius egit. 
Defecit membris secunda nocte novembris 



Anno milleno, centum ter^ hisquoque deno^ . 
Septenoque. Pia sibi sistat Yircfo Marta. 

Debajo de esta inscripción hay una arca 
de madera, donde dicen que están los huesos 
de un Infante de Aragón llamado Don Fer- 
nando. Acaso pudo ser el hermano de Don Pe- 
dro el IV,asesinado en Castellón de la Plana. 

El letrero que da fazon del entierro de 
Doña Blanca está al lado del sepulcro: es 
muy largo, bastará copiar aqui las siguientes 
palabras: In Chrisli nomine. Obiit Serenissi- 
ma Domina Blancha, Itegina Aragonum, Bar- 
chinone secundo idus octobris anno Domini mi* 
llessimo Irecentessimo décimo. El elegil sepeliri 
in monasterio Sanclarum Crucum, ordinis 
Cisterciensis . En un Diario antiguo s^ halla la 
noticia que el Rey Don Alfonso III de Ara- 
gón, muerto sin hijos en 1291, fué traslada- 
do, andando el tiempo, á este monasterio ha- 
cia los años 1527. Nada mas sé de esto. 

En el testero del crucero á la parte de la 
EpistoVa está la sacristia , donde vi algunos 
cálices antiguos, entre ellos uno que es del 
siglo XIV con el cráter cónico, de ocho de- 
dos de diámetro y cuatro de alturrf. En «el 
relicario hay reliquias de San Bernardo Abad, 
San Benedicto Mártir y otras menores, la ca- 



as VIAGE LITERARIO 

l)cza de San Ocodalo, el cuerpo deSanla.£la- 
ra Virgen y Mártir, una de las once mil, par- 
le de la cruz del buen ladrón , un dedo de 
San Juan Limosnero, mueles dé los Sañtia- 
i^os niavor v menor v oirás. La mas insigne 
por la novedad con que llama la alenlcion de 
los viageros es la de la Santa Mano / qujs se 
conserva en un relicario moderno, entera 
hasta la muñeca con toda la carne y uñas, y 
los dedos on ademan de bendecir. La histo- 
ria de esta reliquia r^íierc el P. Maestro, fray 
Ángel Manrique, AnnaL ord. Cislerc. ad ann. 
4157, cíip, V, nüm. 5, con estas palabras: 
Floruere pnvlerea SS. Crtices viris^ sanctüd- 

ms et Sanctüs Ule (periit hm! 

nomen) animarum purgatorii peirmnis cappe^ 
llamis , minisíerque , cui pro eis in ccemeterió 
(oranti) manns o térra egressa- benedixit; quoi 
cum semel et ilerum fecmet, eootrahi se ab ipso 
tándem passa est y brachio siio unita; quod ske 
viri sancti ibi sepulíi, sivo a Deo formatumde 
novo fuerit, ob meinoriam miracnU / ihtegrutn 
hodie cum carne, enteque atque omnino üla^siHm 

perseverat Dicen que consultiado el 

caso con el Uomano Pontífice fué aprobatlb 
el* culto de la mano y permitido qué se ex^ 
ponga á la pública veneración el día de Ani- 
mas, y así se efectúa. ■ ■.; ■ 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 119 

Otra reliquia insigne es la lengua de San- 
la Maria Magdalojna, colocada 'dentro de ün 
cristal de la misma figura, «y cubierta por la 
espalda con un sáfiíx) muy gi^ande. Tiénese 
por dádiva de Doña Blanca, muger del Rey 
Don Jaime H:. con una parteoila (^ue se cor- 
ló de esta lengua, y está en otro rílioario 
aparte, se acostumbra bendecir agua para re-- 
partir entre los fieles. Gonsérvanse también 
dos relicarios que fueron del convento de 
monjas de Bonrcpos; obra prolija y según to- 
do el gusto gótico. De San Bernardo Calvó, 
hijo de esta casa y Obispo de Vique, se 
guarda aquí la mitra y un hueso de la pierna: 
también he copiado su testamento, hecho en 
4215, que es reliquiaJilcraria. Hay también 
un pedazo de Lignum Crucis, de quien sé 
tiene por tradición que dicho Santo, sietido 
Abad del monasterio, lo sacó y puso entre 
las llamas que consumian el grano que esta-, 
ba en la era , las cuales se apagaron con es-; 
la diligencia quedando la reliquia ilesa. Ador-, 
nan esta reliquia dos camafeos, uno de figu- 
ra humana y otro de caballo. Otro relicario, 
antiguo y sencillo encierra una espina de la 
corona de Cristo , el pié es una copa de 
ágata, vuelta del revés y bien guarnecida. .He 
visto allí mismo una cruz áe ébano con una 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 121 

ra, ex-Abad, y Fr. Pedro Freixes, dieron 
en esta parte un ejemplo digno de la gratitud 
del público , reencuadernando por si mismos 
gran parte de los libros , y haciendo trabajar 
en los restantes á Fr. Pablo Badia , de la obe- 
diencia , y aseando y clasificando estos mo- 
numentos del saber, á quien en vano se jacta 
de ser aficionado el que los deja perecer en- 
tre la basura. En toda esta empresa ha tenido 
gran parte el actual señor Abíid, singular- 
mente en el 'discernimiento de los manuscri- 
tos. Asi han sabido esloa doctos mongeshon- 
rar su casa , quitando de ella un borrón que 
todavia tienen sobre si otros cuerpos de la 
nación. Mas la hermosura que presentan to- 
dos los libros encuadernados de nuevo es na- 
da respecto de lo que ellos son. Descuellan 
entre todos una porción «de manuscritos en 
número de 262 , con la limpieza qiie pudieran 
desear sus mismos autores. Seria molesto dar 
un catálogo de todos ellos ; bástete saber que 
lo mas despreciable que en esta clase suele 
reputarse, que son los Sermonarios, abunda 
aquí muy poco. También son pocos los libros 
de teologia, expositores y decretalistas. Diré 
de«algunos otros, aunque solo sea el titulo, 
los cuales todos son del siglo XI V y XV, y 
algunos poco anterrores ; deteniéndome mas 



120 TIACIE LITERARIO 

preciosa y bien ejecutada imagen del cruci- 
fijo de plata sobredorada y la cabeza de oro; 
es mucho mas estimable la hechura que la 
materia. Hay también una portapaz del tiem* 
po de los Reyes Don Jaime li y Doña Blan- 
ca : es un'cuerpo pequeño de orden , pareci- 
do al corintio, que es al que mas serasemejan 
todos los capiteles y cornisamentos de los 
edificios que he visto por acá del siglo XIII y 
principios del XIV; en el centro hay la ado^ 
ración de los Reyes pintada sobre cobre y 
barnizada al fuego. Del mismo Soberano se 
guarda allí la espada y el palo. De la Reina 
se guarda el sello, colgando de una cinta del 
relicario de la Santa Mano: su escudo se di- 
vide en cuatro cuarteles con las barras de 
Aragón y lises de Francia. 

Al lado de la puerta de la sacristía hay una 
escalera grande y descubierta que ocupa una 
buena parte del crucero , por la cual se sube 
al dormitorio común , obra que se comenzó 
en 1191. En esta pieza se halla el archivo y 
biblioteca. Esta última es de lo mas precioso 
de este monasterio , y merece un lugar dislin-» 
guido entre las de la nación. Era antes lo que 
ahora son muchas de las catedrales y con- 
ventos: un depósito de suciedades literarias. 
Mas el celo de los PP. MM. Fr. Tomas Rie- 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 121 

ra, ex-Abad, y Fr. Pedro Freixes, dieron 
en esta parle un ejemplo digno de la gratitud 
del público , reencuadernando por sí mismos 
gran parte de los libros , y haciendo trabajar 
en los restantes á Er. Pablo Badia , de la obe^ 
diencia , y aseando y clasificando estos mo- 
numentos del saber, á quien en vano se jacta 
de ser aficionado el que los deja perecer en- 
tre la basura. En toda esta empresa ha tenido 
gran parte el actual señor Abíid, singular- 
mente en el cliscernimiento de los manuscri- 
tos. Asi han sabido estoa doctos mongeshon- 
rar su casa, quitando de ella un borrón que 
lodavia tienen sobre sí otros cuerpos de la 
nación. Mas la hermosura que presentan to- 
dos los libros encuadernados de nuevo es na- 
da respecto de lo que ellos son. Descuellan 
entre todos una porción •de manuscritos en 
número de 262 , con la limpieza qiie pudieran 
desear sus mismos autores. Seria molesto dar 
un catálogo de todos ellos ; bástele saber que 
lo mas despreciable que en esta clase suele 
reputarse, que son los Sermonarios, abunda 
aquí muy poco. También son pocos los libros 
de teología, expositores y decretalistas. Diré 
de.a]gunos otros, aunque solo sea el título, 
los cuales todos son del siglo XIV y XV, y 
algunos poco anteriores ; deteniéndome mas 



123 TuaB L1TSH&H10 

eii'loH ijue^or su materia, Icnguagü ó Aulor^ 
inerecicrch la atención (1g lo» (itéralos.' i 

Cramca Mag. Marlim Poloni. Dos ejbmphh 
res vil. Dé esta ólirn ya di]c desde Valencia; 
fiero eslos de aai solo 'alcimzan al año I27t>, 
y at|iicl de allá llega hasta la elección de lio- 
Bofió IV. ^^Epistñlm Pelri.Bkscnsis =s Bapm. 
Mttrtini Pugiepiüi, ms. del 1434 . =^AmaUt- 
riüs ide diüims officiis , del siglo XIU, =CÍe' 
meritis VI. SmAoneí'el traclatiis i'flm.=:lJn 
vol. £ol vil., que contiene: Lther gesiorum 
BarlaameíJosaphalaS. Jokann. Datnasceno. 
Vita ^..Brarndani Abbalis. Vita et obilus Saw- 
qU MarUalis Bpisc^íii. Vf'ío S. Jokaií. EJeemo- 
simiñi á Lemiio Epis&xp- A'efl;Míííí. Pmi9 
B.BuliüistiVirg^- ei Mari. Barchin. T/ans/aító 
Mrparis-eftisiiem. Alia tramlatio. D. Proaperi 
de vita contemplativa. Vita S. ¡Sicolai, Epiteo- 
p¡.=4]n vtilf 6B 4.°, comprende: Tractalttsde 
* miiaüitUs B , Mahm Virg. Calixti Papm Argn- 
menlnm fie miracnUs S. Jacobi. Passio H. Ja- 
cobi Apasta. Calixti Pnp. de traiwkaione ejuS' 
denv. De S. Jaoobi esr,p(tdÍJñmta et convenio' 
ne iítfspanim et Galkciit, auctore 'furpim. 
VitaS, Eulropii. Converm Pelri Atphunsiu 
Judm^ CUristiani „ et i» Oacensi civitaíe baptifu- 
ti. TradaliiS. eiusdem ,AljÁunsi de stm. «ofwer' 
sÍ9tte.;^C&íl<iAi(»i$s ilomnicaks reí Themala 



i LAS IGLESIAS I>£ ESPAÑA. 4^ 

divisa supér Summam prmdicabiliúm ediía per 
Fr. Bernardum de. Dea , de brdine fratrumMi^ 
norum\ pnovineicií Aragonim,' et <mstodi(B'Ih' 
lerdÍGns..^=. Catholicon quiíractat dei dirivalio^ 
ne, expositions e{ declaratione vocahidorum: 
edilusa Fr. Johanne Júnuénsi,ord.P)'(Bd. Yol. 
fol. v.it. con mijiiáturas.. Al fin:, FtniíMs fl^ 
auíore amw 4286. nonis m«rí«\ Del mismo ^ 
Prosodia.y otros .Iraitadosv gnámaticaleí^. ^uJiíii 
hor vií(GÓrniDÍfÍMJ^m.\S\i nuloiFv. libertino 
de Cíisalis^ Franciscan-O',. rasgi del siglo XIV.» 
=^ Formulario de cartas latinas de varias €la< 
ses y para varios sugclos. ítem de escrituras. 
Vol. 4.° vit. síCc. XlV:=zB. Gualdi, cánO' 
niel 'Tollensis Traclatus morales. =?= Breviarius- 
Constantini, qui Viaticu.^ nominalur^ cum glxx . 
sula Geraudi. En el prólogo dice: ünde-ego^ 
Constanlinus Affricaúits, monlis Cassianensis 
momichus. Habla de este autor Andrés [Hist. de 
la literat., tom.. L, cap^:lX.).=Orig%néiO'^> 
mnium rerum ci Fr. Johanne de Alemania infé^ 
riori ord. Min. Lector e Eifordcnsi.z:= Trada-^ 
tus de ludo scacorum, el proverbia Airabum , con ' 
su correspondencia al lemos¡j].=?Con«tílMíiV 
nrs Catlialonia^. =: Sermones dominicaies, Fr^ 
Gnidonis, ord. ¡írced^ in convcnliL Ebroycensi. 
i~Las obras de Dante en italiano, m&. pre*. 
cioso. =:^/{aym. LúllU opera. =^ ColleciÍ9 cü") 



1 I 4 VIAGE LITERARIO 

y seis palmos y medio, y dciatilud diez: la 
longitud es hacia el aliar mayor , de modo que 
cierra la mitad de lo*ancho del crucero. En 
el centro del crucero so eleva , sobre dos leo- 
nes, una urna de pórfido convexa por la parte 
inferior, de figura oval: su diámetro mayor 
como de diez palmos, el menor seis y medio 
y de altura cuatro : la cubierta es do jaspe ce- 
niciento, sobre la cual hay un cuerpo de ar- 
quitectura gótica, como de cinco palmos de 
alto , de piedra común , con estatuas peque- 
ñas de Apóstoles , ü otros de jelieve^ y pin- 
tadas bajamente. La superficie superior es 
convexa, do en medio de la cuál se levanta 
una aguja de piedra de labor ingeniosa. Cubre 
lodo esto una bóveda sostenida por columnas 
de jaspe ceniciento, que asientan sobre la ba- 
sa , que lo es de lodo este sepulcro , cuya ele- 
vación total será como de treinta y cuatro pal-, 
mos. Yace en él el cuerpo del Rey Don Pe- 
dro lll de Aragón , muerto en Villafranca de 
Panadés en 1285, y trasladado aqui^n 1500.* 
Su inscripción sepulcral se halla en la pilas- 
tra de en frenleflDlgo maltratada, y dieeasi: 

P. quem petra tegit, gentes , et regna subegit, 
Fortes cónfregit, qum cmpit, cuneta peregif. 
Audax^ magnanimuSy sibi miles quisquei .... 



Á LAS IGLESIAS BE ESPAÑA. 415 

Qui bello prinms inerat\ jdcet hic modo ímusi ■:-■ 
Cónstans proposito ,. v&rax sermone , pdelis 
iRehus promissis fuit hic^ et strenuus armis; 
Foriis justitia vivens cequalis ad omnes. 
Islis latidatur, vi mentís íaussiip'eraíur. 
Christus adoratar ^ dnm, , , , , : mde beatur * 
: Rea} Amgonensis, Comes et Dñá) Bwtúhiíionensis 
Defecit fmmbris uvidena nocte novetnbris^ . 
Ánno mlleno cen-tum bis^ et dfitmgenp , ... ,-._, 
Quinto. Snte/piq sibi tutriz Vir^q, María, 



I- 



■ ) 



Bajo de esta inscripción hay una arca don- 
de se depositaron los huesos de la Reina Do- 
na Margarita ; cuóindo ée Ir ájerón de Bóli- 
repos. ' ' ■ 

Al pie del sepulcro de esle Rey dicen que 
está enterrado su fiel vasallo y amigo Roger 
de Lauria, famoso marino de aquellos tiem- 
pos: en la losa de mármol solo sé leerlo ú- 

^w\en\.^: Asi jaula noble en R . 

.... sal deis regnes Barago , é de Cicilia 
per lo Senyor Rey Barago : e passa desta vida 
en lany de la Encarnado de noslre Senyor Jesu 
Chrisl M. et CCC. el lili.. XVI.kalendesde 
febrer. 

El otro sepulcro del lado de la epístola es 
parecido á este en las columnas y casilicio, 
sino que la urna es de piedra como de ala- 
bastro, sostenida de varias coluumilas peque- 



416 TUGE LITERARIO 

ñas : adórnanla en la parle exterior varias la- 
bores y esláluas : la convexidad de la parle 
superior forma dos caídas laterales , en cada 
una de las cuales se ve una eslálua de seño- 
ra , y en el níiedio de las cabezas de ambas 
una eslálua derecha de un Rey con espada en 
mano. Es el sepulcro de Don Jaime II de Ara- 
gón , hijo de Don Pedro , donde también está 
su muger Doña Blanca. La inscripción del 
entierro del Rey está en la pilastra de en fren- 
te , y dice asi : 

Húrnat hanc tumbam qui simplicitate eolwnbam 
Est imitatus , Rex Jacobus hic tumulatus , 
Rex Aragoiiensis , Comes eí Dux Barchinonensis^ 
Majoricensis Rex, necnon Ciciliensis. 
Moribus et vita consors sua Blancha munita^ 
lUustri nata Karulo^ simul hic tumulatur. 
Nec fuil hic segnis in subdendis sibi regnis. 
Subdita sunt jamque sibi Murcia, Sardiniaque» 
Flofuit hic quinqué regnis per tempus utrimqae; 
Restituit gratis tria, jus servans Deitatis. 
Hic humilis corde, peccati mundus a sorde, 
Misericors , mundus animo, sermone facuniw, 
Judiciis justus, armis belloque robustus, 
LíBtus, non mcestus vultu , mitisque , modestuSf 
Dici pacificus meruit, quia pacis amicus^ 
Regna tenet coíli, Domino testante fideli. 
Cum se collegit, habitum Cister, prceelegit, 
Cui, qui cuneta regit, parcat quce nescius egit. 
Defecit membris secunda nocte novembrts 



Í17 
Anno milleno, centum ter, bisquoque deno^ 
Septenoque. Pia sibi sistat Yirffo María. 

Debajo de esta inscripción hay una arca 
de madera, donde dicen que eslan los huesos 
de un Infante de Aragón llamado Don" Fer- 
nando. Acaso pudo ser el hermano de Don Pe- 
dro el iV, asesinado en Caslellon de la Plana. 

El letrero que da í*azon del entierro de 
Doña Blanca está al lado del sepulcro: es 
muy largo, bastará copiar aquí las siguientes 
palabras: In Chrísli nomine. Obiit Serenissi- 
ma Domina Blandía, Uegina Aragonum, Bar- 
chinone secundo idus octobrís anno Domini mi^ 
llessimo trecentessimo décimo. Et élegit sepeliri 
in monasterío Sanctarum Crucum, ordinis 
Cisterciensis . En un Diario antiguo s^ halla la 
noticia que el Rey Don Alfonso III de Ara- 
gón, muerto sin hijos en 1291, fué traslada- 
do, andando el tiempo, á este monasterio ha- 
cia los años 1527. Nada mas sé de esto. 

En el testero del crucero á la parte de la 
Epistok está la sacristía , donde vi algunos 
cálices antiguos, entre ellos uno que es del 
siglo XIV con el cráter cónico, de ocho de- 
dos de diámetro v cuatro de altursT. En «el 

«I 

relicario hay reliquias de San Bernardo Abad, 
San Benedicto Mártir y otras menores, la ca- 



f1« VIAGB LITERARIO 

beza de Sa» OeodaLo^ elcuerpo de^SenlaiEla* 
ra Virgen y Márlir. ana de las biíce mil, par- 
le de la cruz del buen ladrón , un dedo de 
Saa Juan Limosnero, muelos dé los Saiilla- 
ges mayop y menor y oirás. La mas insigne 
por lá novedad con que llámala al£Dcion da 
ios viageros es la de la Scmla Mano , qu* se 
conserva en un> relicario moderno', I énlora 
hasla-la muñeca con tgda la carne y uAas. y 
los dedos en ademan de bGiidccír. La hiüli)-' 
ria de osla reliquia reücpeel P-iMaestrC íraj 
Ángel Manrique, AnnaL ord. Cislei-c. ad ann. 
\A^l,-oap. V, «liíHi ■ 5', con e-slas paiaílras: 
Floniere prmlereaSS^: Crmés viris sancíiisi- 
mis. . ..... et Smalüs íUb (jtérUl haU 

nonienj animamm purgálorii permnU oapp^i 
tíanuB , ministerqw , caí pro cis m cmmtímé 
(oranti)' éanus ¿i le)ra egress» benedix-it; i¡tíoi 
mm semel et ilerum fñcissel, extrahi se ab ipso 
tándem possaest, hmohio mo imita; quod s»e 
virisaticli iibi sepullii sim aDeo formahtmée 
nbvo [mmiti ab mmnoriam mimcuU/ihtegrum 
hodie eum cam», cúteme at^e omnino ülasnm 
^erseveraí. . .... . Dicen que con&ullado et 

caso cOn el llomanc PorrUficG' iW. aprobad» 
feKcuJtoMo la mano y jieriiiilíido quo se ei* 
pong« ú la pública veneración (íl diii de Qui- 
mas, y asi se efectuHL ' 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 119 

Otra reliquia insigne es la lengua de San- 
ta María Magdalgia, colocada 'dentro de un 
cristal de la misma figura, -y cubierta por la 
espalda con un sáfiít) muy gi^ande. Tiénese 
por dádiva de Doña Blanca, muger del Rey 
Don Jaime lí :. con una parteoita f{ue se cor- 
tó de esta lengua, y está en otro rílioario 
aparte, se acostumbra bendecir agua para re-- 
partir entre los fieles. Gonsérvanse también 
dos relicarios que fueron del convento de 
monjas de Bonrepos; obra prolija y según lo- 
do el gusto gótico. De San Bernardo Calvó, 
hijo de esta casa y Obispo de Vique, se 
guarda aquí la mitra y un hueso de la pierna: 
también he copiado su testamento, hecho en 
1215, que es reliquiaJileraria. Hay también 
urí pedazo de Lignum Crucis, de quien sé 
tiene por tradición que dicho Santo, siendo 
Abad del monasterio, lo sacó y puso entre 
las llamas que consumian el grano que esta-, 
ha en la era , las cuales se apagaron con es-; 
ta diligencia quedando la reliquia ilesa. Ador-, 
nan esta reliquia dos camafeos, uno de figu- 
ra humana y otro de caballo. Otro relicario, 
antiguo y sencillo encierra una espina de la 
corona de Cristo , el pié es una copa de 
ágata, vuelta del revés y bien guarnecida... He 
visto allí mismo una cruz de ébano con una 



120 ?IA(2E LITERARIO 

preciosa y bien ejecutada imagen dei cruci- 
fijo de plata sobredorada y la cabeza de oro; 
es mucho mas estimable la hechura que la 
materia. Hay también una portapaz del tiem* 
po de los Reyes Don Jaime II y Doña Blan- 
ca: es un'cuerpo pequeño de orden , pareci- 
do al corintio, que es al que mas se<asemejan 
todos los capiteles y cornisamentos de los 
edificios que he visto por acá del siglo XIII y 
principios del XIV; en el centro hay la ado^ 
ración de los Reyes pintada sobre cobre y 
barnizada al fuego. Del mismo Soberano se 
guarda allí la espada y el palo. De la Reina 
se guarda el sello, colgando de una cinta del 
relicario de la Santa Mano: su escudo se di- 
vide en cuatro cuarteles con las barras de 
Aragón y lises de Francia. 

Al lado de la puerta de la sacristía hay una 
escalera grande y descubierta que ocupa una 
buena parte del crucero , por la cual se sube 
al dormitorio común , obra que se comenzó 
en H91. En esta pieza se halla el archivo y 
biblioteca. Esta última es de lo mas precioso 
de este monasterio , y merece un lugar distin-» 
guido entre las de la nación. Era antes lo que 
ahora son muchas de las catedrales y con- 
ventos : un depósito de suciedades literarias. 
Mas el celo de los PP. MM. Fr. Tomas Rie- 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 121 

ra, ex-Abad, y Fr. Pedro Freixes, dieron 
en esta parle un ejemplo digno de la gratitud 
del público , reencuadernando por sí mismos 
gran parte de los libros , y haciendo trabajar 
en los restantes á Er. Pablo Badia , de la obes^ 
diencia , y aseando y clasificando estos mo- 
numentos del saber, á quien en vano se jacta 
de ser aficionado el que los deja perecer en- 
tre la basura. En toda esta empresa ha tenido 
gran parte el actual señor Abíid, singular- 
mente en el 'discernimiento de los manuscri- 
tos. Así han sabido estoa doctos mongeshon- 
rar su casa, quitando de ella un borrón que 
todavia tienen sobre si otros cuerpos de la 
nación. Mas la hermosura que presentan to- 
dos los libros encuadernados de nuevo es na- 
da respecto de lo que ellos son. Descuellan 
entre todos una porción •de manuscritos en 
número de 262 , con la limpieza que pudieran 
desear sus mismos autores. Seria molesto dar 
un catálogo de todos ellos ; bástete saber que 
lo mas despreciable que en esta clase suele 
reputarse, que son los Sermonarios, abunda 
aquí muy poco. También son pocos los libros 
de teologia, expositores y decretalistas. Diré 
de.a]gunos otros, aunque solo sea el título, 
los cuales todos son del siglo XIV y XV, y 
algunos poco anterrores ; deteniéndome mas 



fSS TI.46B LITEIURIO 

en' los (lue (lor su maleiia, IcngutkKO ó aulor, 
inei-eGÍereri la atención do los lileralos. 

Crónica Ma(j. Mariini Poloni. Dos cjomplft- 
res vil. De esta Obra ya dijo desde Valencia; 
petio estos do aoi solo alcanzan al año I276i 
Vi a(]uel de allá lloga basta lo elección de Ho- 
norio iy.=EpistúhsPelri:Bksensis=ítayn. 
Martim Pugiefidoi, ms. del 1454. 3=A»iala- 
riu's de divinis officiis , dol siglo XUI.= Cié- 
mejid's VI. Sermonea et fraclahis VGm.=lÍn 
vol. iol vil., que contiene; Líber gestorum 
Barlaam et Josaphal it S. Johann. Damasceno, 
Vito $, lirmidmi Ahbalis. Vila ot obilus. Saa- 
cli Marlialis Episcvjti. Vüa.S. J&han. Eleemo- 
simñi á Lsmiio Episcap. ¡SeapoHt. fossio 
It, Euldm Vir^. et Mari. Bardiin. Traítsklity 
corporis ejtísdem. Alia tramlatio. D. Pr&speri 
d&vita conieinpialivit. Fí/aS. Nicolai, Episeo- 
pi.=;;:Un vol,, eo4.°, comprendo: Tractaímde 
• miiaotlis B, MaHm Virg. Caiixti Vapm Argu- 
mmlnmde miracMÍís S. íacohi. Passio B. Jfl- 
ajhi.Apost. Galixli Pap. de traml&tione ^s- 
ífeííV; ih S. Jacohi eXpeáimmt» et coíit'er«o- 
ne Hippanim et Galkcim,. anctoro Turpim. 
Vila S, Eulropii. Comersio Pelri Alphunsi a 
Judeo €bmtmni ,, et ¿14 Oscensi civitale bapti^- 
ti. Traclaitts.ehixdera Af/iáunsi de su», cowcr-: 
mm-'^^CúílaJtion^s dondmcdiis vel Tiiesutu 



Á LAS IGLESIAS I>£ ESPAÑA. i33 

divisa super Summam prmdicabiliúm ediía per 
Fr. Bernardum de. Beo , de brdine /ralrt/m itftv 
norum, provineim Aragonice; el custoduB^íl' 
lerdÍGns.^=. Catholicon qui tractat dei dmvaliíhi 
ne, expositione ef declaratióne vocahidorum: 
edilus a Fr. Johanne Januénsi, ord.Pi^md.Yól. 
fol. vát. con. mijiialuras. Al fin:, FiniíMs ¿fr 
aulore amio. 1286. nonis maríiú Del misnior 
Pmsodia.y oIkqs Araiados^ gítániaticalesí. uiiv¿4it; 
hor i) ita^CrncifÍMJim\\ Sil nutoiFv. libertino 
de C^jisalis-^ Franciscan-O',: raági del siglo XIVií 
=^ Formulario de cartas launas de vanas; €la< 
ses y para varios sugctos. ítem dv, escrituras* 
Vol. 4.° y'ú. s(ÉC. XIV:=zB^ Gualdi, cano- 
niel 'Tollénsis Traclatus morales. 35= Breviarius- 
Constantini, qui Vialicus nominalur^ cum glo< * 
sula Geraudi. En el prólogo dice: ünde'ego\ 
Constanlinus Affricaúus, montis^ Cassianensis 
momichus. Habla de este antor Andrés {Hist. de 
la literaL, tom.. L, cap^:IK).=^OriginéS'0'^. 
mnium rerumaFr. Johanne de Alemania infé^ 
riori ord. Min. Lectore Eifordcnsi.^^ Tracta- 
tns de ludo scacorum, el proverbia Alrabum,. con' 
su correspondencia al lemos¡j].:=: ConstílMíip- 
nrs CatIialóHÍ(B.:^= Ser manes dominicales , Fr^ 
Gnidonis, ord. ¡íro^ in convcnliL Ebroycensi. 
it=iLas obras de Dante en italiano, ms. pré-. 
cioso. =:^/{aym. LúllU opera. :s=i ColleciÍ9 cú") 



424 VI AGE LITERARIO 

nonum ex variis librís PP. el concilis. = Ser- 
mones Innocenlii Papm 111.=^ Historia ecck' 
siastica Eitsebii Coesariens. ex Iranslatione San* 
Gti Hieronymi. = Concordia Regularum B. Be- 
nedicti, Macarii, Pachomii, Basilii, etc.^= 
Adhorlaliones SS. PP. perfeclionesqne mona* 
chorum, quas de grwco in latinum Iransíulit 
Pelagius, diaconus ecclesice Romance. = Fr. 
Bernardi Oliverii Excitatorium mentís adDeum, 
Raymundo Episcopo Valentino dicatúm. El au« 
tor és el Obispo de Torlosa, de que bable en 
su catálogo. La obra es conocida por Bayer 
en sus notas á Nicolás Antonio , pero inédita. 
= Varias obras de Santos Padres, algunos 
ejemplares de las obras de Aristóteles , Boe- 
«ció. ítem de las sentencias de Pedro Lom- 
bardo y de las obras de Santo Tomas de Aqui* 
no » algunas de ellas anteriores á su canoni* 
zacion. Hálianse también dos ejemplares de 
la Suma de San Raimundo, ^ , Distinclione$ 
Mag. Rodulphi de Longo campo , y «otros pocos 
de esta clase. Una buena porción de Brevia* 
ríos, Rituales y Ceremoniales Cislercienses: 
algunas Biblias no muy antiguas, señalada- 
mente las que están con la glosa de Lira. 

En lengua lemosina hay «libros aprecia- 
bles; tal es uno en fol. con este epígrafe: 
Comenten los canons d<^ ks taules de Jacoh 



1 LAS IGLE31AS DE ESPA?ÍA. 425 

fillde Daviu Boniorn. E&un tratado breve de 
aslronomia: siguen los cánones ó reglas pa- 
ra hallar las conjunciones y otros cálculos 
astronómicos; al fin á\ce: Aquesta lectura 
fon acabada de scriure divendres quis cómpta* 
va ^9 dies del mes de maig del any de la Nati* 
vital 1444 per Ausias Sancho, notari: 

J\lon videat Christum quisquu furabitur istum. 

Détur pro poena scriptori pulcra puella. • 

Non sit in villa, qum sit form^ior illa. • 

Otro tratado de astronomia en-latin y lemo- 
sin, cuyo autor parece que suena en el epí- 
grafe del fin: Acábat es a 15 dies de margdeí 
any i 554 en la ciutal de Sibilia per mestre A/« 
fonso Dionis, clergue etmetgedel illustre Prin» 
cep etSenyor Nalfonso, lieydePoriogual, é dé 
la Senyorasa filia Na María, fíeina de Castella 
é de León. Yol. fol., pap.=Mrac/es por ór^ 
.den alfabético. =EI Egidio Romano De regi" 
mine Principum , excelente traducción al le* 
inosin.=üe Fr. Francisco Eximeniz Llibre 
de las Donas y la vida, de Cristo, dos vol. fol. 
del siglo XV. =Un vol. fol. ms. del siglo XV. 
que contiene lo siguiente: En nom de Jhu. 
Crist é de Madona ' Sánela Maria : comente lo 
llibre de Benvengut de Cirorgia, compüat per 



126 riiGE LiTEíanifl / 

mestre Benvengvt Gratetfei Pri)\cip. Al fton^ 
raf aniich Bh.: yo'^tüen á t« fer han libre.. . . 
i'i^'i '.é . posare a^i seqons la tua demanda m- 
deeÍHes provades da nafras, da ajusiamem, vit' 
* plagues antiíjues, de craach^ de fisloks, al^v.- 
nea 'ctrorgiÍ£8 Sit\ls o un phcli de al^üb>a..^n 
el mismo «ódícesi^ic otro^íialftiiól cdn es- 
te Ululo : Afi comeníia la Cirurgia de maesire 
Bru^ ií^o.e6, l9 tiompendi rmí,. Prolog. : O An- 
drea LaLterde<Peidua,twmasfetap<Aicioúde- 
^ande y«B íWttponfis í 'ífftte d« /o- c^íemeío 
manual de medicina, pus brcu é pus iiberl <¡ue 
io Acn/a comfosl; óiat sesia to iigúes á.lrahtáaT 
pef allree obres, no e pas ato volgul alar- 
gar. , I. . . iícéfc dons, oh Látzer, teíc.=í>w- 
legosdeSan Gregoú, vol en 4.° ilol siglo \V; 
útre'^emplar del 1340, ambos lefiiositi(!3.:=: 
Constitucions de V^leiícia per lo lley ¡). í/«ríi. 
Sobra lodos csLos es apreciablif titi voti'i- 
men 4.°, que conlicne loa parooei'es de :al- 
gUROS Obispos del concilio: de Trcnto sobre. 
Ja corrección >de tos decretos y eán«n«'& ({oa 
s» Torneaban para publicar en las sesioHes. 
Casi Lodos eon del mes ,Ae. abril do 156^', T 
iTñtan p(H' lo común de io qú^ se ést>ableci<Í 
sobeo bI sacramcnlo de lot luidaiñstiti.i He co- 
piado' algunos délos posos que boy de niics- 
tro^ 1 Españoles; cuite los cualcít n<j deJiia 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. A^7 

r 

omitir el de Don Antonio Agustift y el del 
Obispo de Segovia (a). 

Des{iues de estos códices examiné otros 
cuatro ffiss. griegos, y son: Otympiódori Ope- 
ra.=^Hypocratis Áphonsfni.^=^Herme$ Trisme^ 
gistrus deuniversipulcritudine.:=Marinus Neo- 
politanus de feliciíale. Siguen á esto3 preció* 
sos códices muchas obras de autores .griego^ 
y con su texto nativo, de ediciones apreciar 
bles; tales son: Galeni Opera, (;u a tro vol. (Btt- 
silea, 4 538) •=Paw5ama^.=:C<audíti5 Aetía- 
nns, Stobcei Eclog(B.=Opera Hypocratis^ .J^r 
slaíelis, Suidm, Alhenceis Appimi; Jler^úoiiy 
Demosthems, Ilomeri , Eurypidis * ; , He^iadi^ 
Pindari, TheophaniSy Eschyli y oíjros jmqcliosi 
=Plularchi opera (Basiiea, 15^3 y 1M2)» 
=Diodoro SiculOy 1559, por llenr. Stephano, 
^=^ Icones PhUosiraíi, Heroica, DescriplionBf 
CallislraU ( Florent. 1 51 7). =f= Diolionarium 
Grcecum de Maciochi (Ferrara, iMO),:=^ThuT 
cydide^ 1540.=Bib1ia entera en griego (Y¿» 
net. , \MS).=Moschi Poelce Opera (Parisi 
1 51 2). =:Anacreon/t« Opera (1 554 por Steplia- 
no). =Ara/¿ P/iccnomewa (Venetiis, 4499),=? 
TheophrasU Opera (ibidem, 1497). De esta 
clase son todos los que hay has4.a el uúiíuero 

(a) Aps. liHms. XIX y XX. • . :' 



428 VUGE LITERARIO 

de novenCa y uno. En las obras de Paulo 
Acgincla he leido en la primera hoja estas 
palabras: Empt. ex hibliolheca D. D.^ntonii 
Angusliniy Archiep. 7 arrraconcns., 1594. Há- 
llase la misma nota en varios libros, los cua- 
les se advierte ademas que los compró el 
doctor Juan Bautista Tolra, médico, por estos 
mismos años. De dónde es fácil inferir que 
no todos los libros de aquel Prelado fueron 
llevados al Escorial, y también el- gusto y 
erudición selecta que tenia en las humani- 
tildes. 

Viniendo ahora á los libros latinos y cas- 
tellanos de varias facultades, baste saber que 
los hay exquisitos en todas ellas y que hon- 
ran bien la mano que los adquirió para el 
monasterio. En la clase de humanidades ó 
filológicos y poéticos, acaso no cederá este 
monasterio á muchas bibliotecas, aunque los 
que posee son antiguos. Ediciones del si- 
glo XV tendrá mas de 150, y entre las ex- 
trangeras merecen particular lugar las obras 
en fol. de Pedro de Ayllac, que están sin no- 
ta de año ni impresor, pero por la semejan- 
za con los mss. me parecen de los primeros 
ensayos de la tipografía. También son no- 
tables unos rudimentos de gramática en exá- 
metros que comienzan : 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. i 20 

' Sribere clericulis paro doctrínale novellis^ 
Pluraque doctorum sociabo scrípta meorum. 

A lo que entiendo será del 4470 , pero de 
lo mejor impreso de aquel tiempo. Por otro 
volumen, que contiene un comentario de es- 
tos versos, se sabe que su autor era un maes- 
tro Alejandro. De ediciones españolas he es- 
cogido por muestra las siguientes: un voK 
fol. que empieza así: Comengalo libre appe^ 
llat Yisio delectable^ composl á instancia del 
molí noble senyor Don Johan de Beamunt^ 
Canceller y Cambrer maior del. Illustrissimo 
Senyor Don Caries, Princep é primogenit d$ 
Árago y de Navarra: compilat per Alfongo de 
la Torra ^ Dachaller del dit Senyor Princep, 
Al (in se lee : Migengant la divina gracia ven* 
guda es á la fi de esser impressa la Visio de* 
leclablc de Alfonso de la Torra, Bachaller. 
Impresa en la ciutat de Barcelona á despeses 
de Matheu Vendrell, mercader ciiUada de la 
dita ciutat , lo disable sanct de^Pascua á XVU 
del mes de abril lany de nostra salut mü é 
CCCC.LXXXHIL La segunda muestra es del 
libro impreso en Tortosa en 1477, de que 
ya te hablé en las cartas de aquella ciudad. 
Son los Rudimentos de gramálica de Nicolás 

TOMO XX. 9 



130 VIAGE LITERARIO 

PcroUo , y la ñola de la edición dice asi: 
Prcesens hujus gramaticce opus magnum pros- 
clariimque Dertusice, impressum per magistrum 
Pelriim Brun, Gehennis genitum, et Nicolaum 
Spindeler de Crtdckau, Germanum, anno chri- 
sliancs salulis M.CCCC.LXXVIL^ die vetoXYI 
mensis junii » finem perfectum felidter swnpsiU 
Deo gralias. Es un tomo en 4/ sin páginas, 
de 441 fol. Y baste de libros y biblioteca. 

El claustro, pegado á la iglesia á la parte 
de levante, es bastante despejado; se co- 
menzó en 1513 y se concluyó en 1341» dia 
de San Benito. El edificio es como todos los 
de aquel tiempo^ lleno de labores y adornos 
caprichosos. Tiene en cuadro doscientos tres 
palmos catalanes con ocho arcos por lado. 
Los fondos correspondientes en la pared son 
nichos casi todos ocupados con urnas sepul- 
crales de muchas familias ilustres de, estos 
reinos. Hay también osarios en lo alto de las 
pilastras , y algunas urnas sin letrero ni no- 
ticia de su depósito. Los conocidos». entran- 
do por la puerta principal, son los entierros 
de Don Ramón Alemany y Ger.velló, Señor 
del Puente de Armentera,de su mugerDoña 
Gerarda y otros de su familia : de Don -Gui- 
llermo de Claramunt y su muger Doña Gui- 
llerma: de Don Bernardo Salva y de sus hi- 



ALAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 431 

jos Doh Pedro, Don Guillermo y otros de sü 
familia : de Don Bérenguer Llorach, Señor de 
Solivélla: de Don Bernardo de Mombrió: de 
Don Bernardo de Aguiló y los suyos: de los 
Pinos: de Don Grau, Don Huguet, Dona Ga- 
ma de Cervelló y otros de diqba casa : de 
Dott Jaime de Cervera y su muger Doña Blan-» 
ca de Puigvert, y del padre de esta Señora 
Don Bérenguer : de Don Pons, Don Béren- 
guer y Doña Sancha de Queralt: de Óoña 
Guillérma de Moneada con este letrero re- 
ciente: Aqui yace la invicta amazona, terror 
de hd Ágarenos, Doña Guillérma de Moneada, 
muger de Don Alemán de Cervelló: item de 
Don Pedro y Don Pons de Cervera : de Don 
Ramón , Don Bérenguer y Don Onofre de 
Montoliu : de Don Pedro de Tarragona. Al- 
gunos otros entierros hay en el plano del pa- 
vimento. 

Hállase en el mismo claustro el Capitulo 
capaz y de figura regular. En el pavimento 
se ven algunas sepulturas de los Abades an- 
tiguos con bellísimas figuras de mármol ne- 
gro. Los claros de las dos ventanas colatera- 
les á la puerta , están graciosamenre dividi- 
dos por columnilas de piedra común , del 
mismo gusto que las que dije del claustro 
de Tarragona. Al lado del Capitulo hay una 



1 32 VIAGB LITERARIO 

capilla» dedicada anlcs á San Marlin y en el 
dia á la Asunción de nuestra Señora , cuya 
muerte se representa con figuras del natural 
de pésimo gusto , y en que solo es apreciable 
la materia, que es mármol. Sirvió antes de 
armario para depositar los libros necesarios 
á la lectura en el Capitulo, según la costum- 
bre de la orden del Cister , cuyos estatutos 
suponen que debe estar inier CapUulum et ec- 
clesiam, y asi está el que digo y los de otros 
monasterios. Mucho mejor que lo diqho es 
un templete en «I luneto del claustro, pega- 
do á sus arcos para comodidad de los que se 
han de servir de una copiosa fuente á quien 
cubre : es un hexágono gracioso de bóveda 
rebajada y construido ya en buen tiempo: 
tampoco es despreciable el pilón de lá fuen- 
te , que es de una pieza como de diez palmos 
de diámetro. 

De este claustro, que es el mas moderno 
de la casa, se pasa á otro mas antiguo^ de 
construcción humilde, donde se conserva U 
habitación en que estuvieron algunos de nues- 
tros Reyes , que bien puede llamarse palacio, 
si la comparamos con los edificios qué lá ro- 
dean mas inmediatamente. Comenzóla sin da- 
da el Rey Don Pedro III de Aragón, pues en 
un arco del zaguán a mano izquierda se ven 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. t33 

las armas de Sicilia, de que él usaba. Há- 
Jlánse también muchos escudos de las armas 
de Cataluña, y asi no es inverísimil que con 
cluyese aquel edificio el Rey Don Jaime II 
y acaso seria después de haber enviudado 
pues no se hallan las lises que usaba su mu 
ger Doña Blanca. Dicen, y será asi cierta 
mente, que vivieron allí por algún tiempo es 
los Principes. También se cree que fué habí 
tacion de los Abades primitivos. Lo que yo 
só es que se ven entre los demás escudos las 
armas del Abad Don Guillermo de Ferrara, 
que acaso debió concluirlo, y son una bolsa 
cerrada, como se ven también en su sepulcro 
en el crucero de la iglesia. Por hallarse au- 
sente el monge que hoy habita esta casa, no 
pude registrarla por dentro: hay en su gale- 
ría algunas columnitas como las de los en- 
tierros reales, y una muy grande de pórfido, 
ó que lo parece, en el plaño del patio para 
sostener la escalera. 

Todavía no es este claustro el edificio pri- 
mitivo de los mongos en el siglo XII, el cual 
se halla pegado á dicho claustro , pobre y 
humilde ademas. Se conserva la iglesia pe- 
queña con la advocación de nuestra Señora 
y la Trinidad, y un altar digno de guardarse 
para la historia de la pintura. Del tiempo en 



434 TIAGE LITERARIO 

que resucitaba esta arte es el altar que hay 
en el oratorio de la enfermeria, donde se vén 
algunas figuras bellísimas y dignas de un buen 
profesor. 

Después de toda esta descripción desearás 
oir algo de la historia de este célebre monas- 
terio. Has de saber, pues, que su fundación 
es del año 1150, en que Guillermo Raimun* 
do Dapifer dio al Abad y monasterio Cister- 
ciense de la Gran Selva , en Francia , el mon- 
te de Cerdaftola , diócesi de Barcelona , para 
que fundasen alli un monasterio de su or- 
den (a). Aceptó la donación Guillermo , Prior 
de aquella casa, junto con Guillermo de Hom- 
peller y otros monges , los cuales , como de- 
signados para la fundación , se trasladaron á 
la nueva casa , que por el lugar comenzó á 
llamarse de Valldaura , y en latin Vallis Lm- 
rece. Hizose esto con tanta actividad , que éo 
mayo de 1 151 ya habitaban alli, y se edificaba 
la iglesia del monasterio, como consta de la 
donación que les hicieron los Condes de Car- 
dona, concediéndolos cada semana cierta me- 
dida de sal , que llamaban Somata (b). Dafnus, 
dicen , Domino Deo et eccle^uB SanctíB Mm(» 



(a) Ap. niim. XXí. 
(6) Ap. núm, XXII. 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 135 

ValUs Laurece , qum hedificatur juxta Sanclum 
Martinum de Cer dañóla, et fratribus ibi habir 
tantibus, ele. Actum est hoc V. kal. junii anna 
ab Incarnatione Christi MCLI. Algunas olraá 
donaciones del fundador y otros señoras par- 
liculares he copiado que servirán para^ nues- 
tra colección (a). De lodo eslo podrás inferir 
cuan equivocados andan los que dicen que 
esta fundación hizo el cilado Guillermo en 
penitencia del asesinato que cometió en la 
persona de Don Berenguer de Villamuls : co^ 
sa que no sucedió hasta el año 1194, como 
ya dije en mis cartas anteriores. 

La regular observancia no podia conservar 
mucho tiempo su vigor con la inmediación á 
Barcelona, de donde la curiosidad de la nue* 
va fundación atraia á la gente devota , que 
aun siéndolo estorba con su ruido al solitario. 
Estas y otras causas debieron mover á aque- 
líos santos mongos para abandonar el sitio de 
Yalldaura , y trasladarse al que hoy tienen en 
Santas Cruces. Era todo este territorio posei** 
do por muchos señores, y divisorio de las 
diócesis de Tarragona y Barcelona, y aun 
por eso so llamaba lugar de contradicción, 
como dice el citado Manrique. Dios, que di- 

(a) Aps. núms. XXÜI i XXX1V« 



436 YIAGE LITERARIO 

rigía los pasos de esta fundación, movió los 
ánimos de todos ellos para que lo cediesen al 
monasterio de Valldaura. He visto la donación 
hecha á 26 de enero de 1159 por Gerardo de 
Alamany, Geraldo de Jorba, Guillermo de 
Monlagul, Pedro de Montclar y sus bijos y 
mugeres respectivos (a). Asi que con razón 
pone Marca esta traslación en el año 1160; 
aunque hasla el 1169 no tomaron el Abad y 
monasterio él tilulo de Sanclis Crucibu$i sino 
que conservaron el de Valldaura. Debió ser 
la causa de esto la oposición que hicieron el 
Arzobispo de Tarragona y el Obispo de Bar- 
celona á la erección de la abadia, pretendien- 
do cada cual para si la jurisdicción del tierra- 
no y la obediencia y sujeción del Abad : pleito 
que todavia está por sentenciar (6). También 
pudo ser esto mismo la causa de haber vivido 
por algún breve tiempo los monges en la 
granja de Ancosa , distante cinco horas de este 
sitio. Mas como no se conserva escritura al- 
guna que lo acredite, ni el Abad dejó de in- 
titularse de Valldaura , no puedo hacer hinca- 
pié en este punto. Solo hallo que celebran 
aquí un aniversario por los monges que mu- 



ía) Ap. iiúm. XXXV. 

(6) Aps. núms. XXXVl y XXXVíL 



k LAS I6LES1AS I>E ESPAÑA, 437 

rieron en Ancosa, y eslan allí enterrados. Y 
esto pudo ser muy bien, retirándose allí la 
comunidad, que había venido á Santas Cruces, 
confiada en que no habria estorbo para su 
edificio ; porque volverse á Valldaura era mas 
difícil. Allanaron estás dificultades los Papas 
Alejandro III y Urbano IV, mandando al 
Abad y monasterio continuar la habitación 
y morada de Santas Cruces, sin que pudiera 
servir de estorbo dicha competencia, y á los 
dos Obispos dichos que no exigiesen el jura- 
mento de fidelidad y obediencia al Abad so- 
bredicho (a). Resulta de todo esto que desde 
el año 1169 quedó del todo trasladado el con- 
vento á Santas Cruces (6), floreciendo desde 
esa época en letras y virtud , y criando en su 
seno Santos y Prelados para varias iglesias. 
En el catálogo de Abades, que voy a pro- 
po'njer, advertirás que no tuvo aquí lugar lo 
que ya dije hablando de Benifaza, y es que 
no se alteró en este monasterio la serie de 
Abades perpetuos hasta la erección de la 
congregación en 1617, siendo asi que en 
Benifaza y su matriz Poblet á mitad del si- 
glo XVI por motivos muy justos prefirieron 



(a) Ap. iiúm. XXXVIH. 

(b) Aps. nums. XXXIX á XUI. 



i. . i 



438 YIAGE LITERARIO 

el carecer de esta prerogaliva y admilir las 
abadías trienales. También debo hacer repa- 
ro en lo que resulta de los documentos acer- 
ca de los dos primeros Abades de esta ca- 
sa. En los catálogos comunes se dice que el 
primero fué Don Guillermo en 1152, á quien 
sucedió Don Hugo en 1153 y Don Gerardo 
en 1156. La prelacia del primero es cierta y 
aun debe suponerse anterior, puesto que ya 
en 1151 se hallaba él con sus monjes en 
Yalldaura edificando la iglesia. Mas es de no* 
lar que este Don Guillermo era el Prior de la 
Gran Selva, á quien se le dio por compañe- 
ro otro Don Guillermo de Mompeller» Teñera- 
do como santo en el calendario Ci^terciense» 
dia 9 de abril; varón también muy ilustre eo 
ol siglo y en el claustro. Por la semejanza 
del nombre se ha creido equivocadamente que 
este fué el primer Abad de Yalldaura.. pero 
ademas de que es mas regular que lo fuese el 
primero por ser cabeza de la nueva colonia, 
es constante que el Santo estaba aun aquí en 
calidad de simple monge en el año 1156| 
como so vé en la donación de un huerto en 
Bite que hizo al monasterio Guillermo, de 
Truil in manu Gerardi, Abbatis, et Guillermi, 
monachi de Monte Pessulano, y en otras dos 
escrituras del mismo año que comienzan: 



A LAS 16L£81ÍlS DE ESPAÑA. 139 

Ego^ Girardús, Abhas SancUs MaruÉ ValUs Lau- 
rece 9 et Guillermus ^ frater de Monte Pessulá" 
no^ cuyas copias envió. Y no es verisimil qiie 
se hallase aquí como simple monje, sí antes 
habia sido Abad , siendo , como lo eran en- 
tonces, perpetuos. Es verdad que aún asi era 
muy venerado por sus calidades» y esta es lá 
causa porque se halla una ú otra donación 
del año 1152, hecha á Guillermo de Mom- 
peller y los mongos de Valldaura, sin hacer>- 
se mención de 'Abad, ni darle á él esto titulo^ 
Acaso se habia ausentado el otro Guillermo, 
verdadero Abad, para tratar con el de la ca^ 
sa matriz los negocios de la nueva fundación^ 
y en el Ínterin pudo quedar el Santo como 
presidente. De todos modos es cierto que en 
ningún documento se le da el título de Abad. 
Así que el primer Abad de esta casa fué el 
otro Don Guillermo, y lo fué, no solo hasta 
el 1153, sino hasta todo el 1154. De este úl- 
timo año es una donación de Guillermo Rai- 
mundo Dapifer, en que da un molino al mo- 
nasterio de Yalldaura , el Wülelmo , Abbati 
ejusdem loci. La fecha dice asi: Acíum est 
hoc IH nonas julii^ anno XVII regni Regis La- 
doici Jimioris. Y es cierto que esto corres- 
ponde ni año dicho. Los que introducen á 
Don Hugo en el de 1155 se fundan on lado* 



UO VIAGE LITERAHIO 

nación hecha á esle monasterio del territorio 
de Ancosa , la cual se hizo á Don Hugo su 
Abad. Su fecha es esta: III idus julii, amoah 
Incarnalione Domini M.C.LUI. rcgnique Le- 
dovici Jimioris anno XVIII. Nadie ignora que 
en una do estas épocas hubo error de escri- 
biente, porque el año 1155 no era el XVllI 
de Luis el Joven, sino el XYL Para salvar 
este anacronismo es mas llano suponer yerro 
en los años de la Encarnación y poner esta 
donación en el año XVllI de Luis, de Cristo 
1155, y entonces á Don Hugo, Abad, suce- 
sor de Don Guillermo. Me he detenido en 
esto por ilustrar las memorias antiguas de 
esta casa y corresponderás! á la franqueza con 
queme las han comunicado. Vamos ahora al 

Catálogo de süs Abades. 

Existencia, 

Don Guillermo 1152. 

Don Hugo 1155. 

Don Gerardo 1156. 

Don Pedro de Puigvert. .... 1158. 

Este Abad trasladó el monasterio á San- 
tas Cruces , y así es el primer Abad de este 
litulo. Comenzó la fábrica de la iglesia.. Es 



I- -■ 



». ÍÜ05: ^eaviitciá.«l ótrísfiado friS^íde 
> 1230 ¿«ú fííür6>á> es4«ctiii ;:>d6iiftft 

álogos eoQMiiíAsv lcli«»f3¿ti 'eslcU'iw 

como coostd xí « ia jisQDtiÍQlt'dia j )qtfe;( ifa 

I el mQD88leñftié0 Aimri^Mí 7 «I )dé 

en que .inte]rTÍn()(,iM>tt/íel) Abiidñd|i 

>;No es. . Üt\U99itffmíri(ímmi^: B^el 

» :, " f^úeie slgab.oiri-f .■/í) ¿i* ¿ • r:;-,-;] 

, do;ilo:f;áglwr.e1í'í^ ftiftq''éfl®(t^iM 

I pn det'Bí/aQfto «t. /(()^s'rtinh^3iNliU;ir^ 

natural del Mas.^Gühó'iUfiíhMi^tM 

Tomil el-hábUo (eiilésto^toflii^a^MÍ 

4; He visto ry«iBipHid«[iSfti|iaifMflpiiit({ 

). uí se .gttftr¿a>. » P.oélíif^li»- üwflíé» 

10 de YiqueH.jC^miénweiM^ •* riiilñia 

se su Vida en Domenec , SanUudó Cata- : 

>9 etc. /^^■-^'■< , • •.*»-**rí^, í^'-.vAVíw f'nnf, 

.-Ramón. ';'•.''".■ r'"i^\ ■v-'v-.^'-V": í-ilHíffiV'^**^' 



i ■ 



: 1 



O — «I ^.~~^^_ 1 ; . . - . .. . : 1... i^o))V 






442 V1AGE LÍTERAniO 

Don Bononato do Yilaseca. . . • \ÜQZ^ 

En tiempo de este Abad se erigió el mo- 
nasterio de Valldigna, en Valencia, en 1297, 
y de Alofonte, en Sicilia, en 1307, ambas ca- 
sas hijas de esta de Santas Grucea. También 
fué este Prelado el primero de esta casa á 
quien se confirió la dignidad de Capellán ma- 
yor de los Reyes de Aragón. 
Don Pedro Arters 1308. 

Fué Obispo de Santa Justa en Gerdefia. 
Don Pedro Alegre 1309. 

En su tiempo se fundó la orden de Mon- 
tesa á 22 de julio de 1519. Envió este Abft 
religiosos para ello al castillo, c«béza de 
aquella orden; en la cual dicen que quedó 
con ciertos derechos sobre «lección de Gran 
Maestre, Prior y visita. 
Don Francisco Miro. ...... 1335. 

Don Guillermo de Ferrara. . . . 1347. 

Tiene su sepulcro en una capilla del crn« 
cero de la iglesia con esta inscripción: 

Aunó milleno triceno septuageno^ 
Addilaque quino necnon tertiú die Juno 
Dompnus Guillelmus de Feraria dictus 
Eximt é corpúre ut frueretur eterno honore 
In Celi palatio, quo per merita dono divino 
Jacet hic sepulttis exoretur ab ómnibus Deus 
Pro ejus anima sic oplavit semper in vita 



1 LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 143 

ibbas quartus decimus fuit hic in Sanctis Crucibus 
texit hoc cmnobium per viginti sepiem annorum 
7í ad angelicum culmen pertingat oremus. Amen. 

Llámase aquí Abad XIV: en nuestro catálo- 
[0 es el XIX. Mas quitados de nuestra cuen- 
a los tres primeros, que solo se intitularon 
Lbades de Valldaura, y algún otro acaso 
lultiplicado por la obscuridad de aquellos 
iempos, resulta que este fué el XIY Abad 
!e Santas Cruces* 

)on Jaime Gener 1375. 

)on Bartolomé Tadernosa. . . • 1379. 

En la nota que dije sobre los edificios de 
sta casa s€ pone á este Abad por inme-^ 
ialo sucesor de Don Guillermo^ no haciendo 
lemoria de Don Jaime Gener. 

)on Andrés Porta 1580. 

)on Januario. 1402. 

)on Bernardo Dalmau. . . . ; . 1404. 

)on Pedro Cenixo. 1413. 

)on Domingo Viñador 1418. 

)on Juan Pinyana 1430. 

)on Guillermo Blanch 1438. 

)on Bernardo Abella 1458. 

En tiempo de este Prelado se suscitó la 
onleslacion que ya dije sobre el monasterio 
c religiosas de Bonrepos. 



444 VIAGE LITERARIO 

Don Pedro Blanch 1466. 

Don Pedro de Mendoza 14.79. 

Don Bernardo Toldrá 1519. 

Don Jaime Valls 1534. 

Don Gerónimo Conlijoch 1560. 

Don Pedro Nogués 1593. 

Don Jaime Carnicer 1608. 

Abades cuadrienales. 

Don José Barbera 1619. 

Fué el primer Vicario general de la con* 
gregacion Cislerciense de la corona de Ara- 
gón y Navarra. 

Don Bartolomé Bovira 1624. 

Don Juan Carreras 162$. 

Don Rafael VuUor . 1632. 

Don Bamon Pages. . 1636. 

Don Hilarión Gil 1640. 

Don Juan Bosch 1642.' 

Don Pedro Salla 1644. 

Don Juan Segria. •...,.< 4650. 

Don Ambrosio Soler. 1652. 

Don Antonio Suelves • 1654. 

Don Pascual Sobias • . 1656. 

Don Antonio Sacasas 1660é 

Don Jaime Porta 1660r 

Este y otros Prelados se intitulan Priores de 
Montosa en el catálogo de esta casa. 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 445 

Don Juan de Paguera. . . • . . 1664. 

Don Celso Madolell. ...... 1668. 

Don Antonio Lleo . 1672. 

Don Celso Madolell. 1673. 

Don José Cañáis. 1676. 

Don Celso Madolell 1680. 

Don Pablo Miracle 1682. 

Donjuán Bautista Montagut. . . 1684. 

Don Pablo Miracle. . 1688. 

Don Gerónimo de Vidal y de Nin. 1693. 

Don Jaime Oliver 1696. 

Don Juan Bautista Montagut. . • 1700. 

Don Jaime Oliver 1704. 

Apenas electo Abad se ausentó del monas- 
terio con la ocasión de las guerras de suce- 
sión, y por esta causa fué electo el mismo 
año el sucesor, 

Don Juan Torrens 1704. 

Don Tomás de Vidal y de Nin. . 1706. 

Fué Arzobispo de la ciudad de Messina. 

Don Francisco Guiu 1713. 

Don Anselmo Soler 1716. 

Don Mauro Valles 1720. 

Don Francisco Iluguet 1725. 

Don Agustin de Campdarros y Fi- 

garola 1728. 

Don Francisco Padró 1732 

Don Francisco Iluguet 1736. 

TOMO XX. <0 



146 VIAGE LITERAHIO 

Don Benito Llor y Monguió. • . 1740. 

Don Francisco Padró 1744, 

Don Juan Papiol 1747. 

Don Miguel Liado 1748. 

Don Pablo Comas 1752. 

Don Raimundo Burset 1756. 

Don Felipe de Moxó 1760. 

Don Pab o Comas • . 1764. 

Don Raimundo Burset. . .... 1768. 

Don José Franquet 1772. : 

Don Antonio Folch 1776. 

Don José Tarros 1780. 

Don Juan Sabater 1784. 

Don José Mestre 1789. 

Don Francisco Aldivert. ..... 1792. 

Don Tomás Riera. ....... 1796. 

Don José Bassas 1800. 

Vicario general actual de toda la congre- 
gación. 

Nada mas por hoy. A Dios. Monasterio de 
Santas Cruces, etc. 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 147 

CARTA CXLl. 

Viage á Poblet: noticia de algunos códices de 
su biblioteca y de una Biblia del siglo X. 
Situación del monasterio de PP. Cartujos 
de Scala Dei\ su fundación, fábrica , códi- 
ces: pruébase que el Tostado fué aquí no^ 
vicio. Noticias del Patriarca Alejandrino Don 
Juan de Aragón. Industria de los Catalanes 
en los montes llamados el Priorato. Viage 
á Escornalhou : su situación , tdificios^ ori- 
gen de este nombre. 



. _^. querido hermano : Digamos algo hoy del 
^slo de mi expedición por los monasterios 
le osla diócesi, la cual concluí antes de ayer. 
)e Santas Cruces pasé á Poblet, donde sobre 
a afabilidad y literatura del actual Abad el M. 
Itre. señor Don Fr. Joaquín Casanoves, y 
il buen trato y urbanidad de los domas reli- 
posos: sóbrela grandeza de los ediücios, su 
itigüedad y adornos , en que irresistibie- 
nente se ceba la curiosidad de los forasle- 
os: sobre todo esto, digo, disfruté de una 
enlaja muy propia mia , y es que apenas tu- 
c que trabajar para desempeñar el objeto 



U8 VIAGE LITERARIO 

(le mi vioge. Porque ya un sabio individuo 
do osla casa había prevenido nuestras ideas 
ó inlencion, publicando lodos los documen- 
tos históricos pertenecientes á la fundación» 
dotación, privilegios y cuanto la historia pue- 
de desear do ella. Añadió ademas una des- 
cripción exacta de todos los edificios, entier- 
ros, ornamentos, reliquias, Abades y varones 
ilustres: de modo que seria una importuni* 
dad noloria, y un moler al público • y un ac- 
ia agere el querer repetir, ni aun extractarlo 
que en cinco lomos en 4/ publicó el P. 
Miro. Fr. José Fineslres, que es el que de- 
cia. ¡Ojalá lodos^los monasterios de España 
tuviesen su historia tan menudamente escrita 
y certificada con los documentos al canto! 
Con la suya hizo ver el P. Mtro. Finestres 
que este monasterio es por todos respetos el 
Escorial de la corona de Aragón. Solo le 
faltó acreditarle de tal en la parte literaria» 
y pues reiirió hasta las seminimas de la ca- 
sa , pudiera , siendo como era tan literato, 
haber dicho en particular de la famosa libre- 
ria que con otras muchas alhajas regaló al 
monasterio en 1673 el Excelentísimo señor 
Don Pedro de Aragón, hijo de los Duques de 
Cardona. Algo de esta falla, que es lo gran- 
de para la literatura, supliré yo apuntando 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA» H9 

brevemente algunas de las curiosidades li- 
terarias que allí hay. 

A la preciosidad de la eslanleria toda de 
ébano , cerrada con cristales y á la unifor- 
midad de las buenas encuademaciones cor- 
responde la importancia de los códices que 
contiene , los cuales no son de grande anti- 
güedad , aun los Padres y Poetas griegos y 
latinos é historiadores , que por lo común 
son manuscritos italianos del siglo XIV y XV; 
mas con lodo merecen particular memoria 
los siguientes , que apuntaré conforme vi- 
nieron á mano, v son: Las obras de Pindaro 
en griego, con comentarios en el mismo idio- 
ma. =La Liturgia de San Juan Crisóstonio to- 
da en griego. =Un vol. fol. ms. del siglo XIV 
que contiene: S. Dasilii Exameronj S. Au- 
gustini fíelractaliones , el librum de Natura el 
gralia, S. Ilylarii Viclaviensis de Synodis^ Orí- 
genis Periarchon inlerprele Huffiño, t/ Pamphili 
Marüris Apología pro Origine. =De\ mismo 
tiempo es: ¿í. Ambrosii de Officiis libr. íll y 
de Morle Saliri fratris sui.=Clandiani de lia- 
ptu ProserpincB, el S. Basilii libelltis ad Ne- 
potes, a León. Aretino ti^anslalus. = Senec(B 
Epistolee, con todas sus obras en italiano. = 
Las mismas traducidas en español por Pe* 
dro Diaz de Toledo , de orden del Rey Don 



450 V1A6E LITERARIO 

Juan II de Castilla y de León: versión de que 
habla Nicolás Anlon¡o.=rytrgfiíncí Catulliope- 
ra.=Las Coplas de Juan de Mena, excelente 
manuscrito del siglo XY.=PoesMi5 de Don IWe^ 
go Mendoza y Pedro de Villalva: parecen de 
principios del siglo XYII, de las cuales no 
hay memoria en nuestras bibliotecas que yo 
sepa.=/MÍü Frontini opera, con la añadidura 
de dos discursos, 1/ Sopra li seggi di Nap(h 
K, por Aniello Pacca , y el 2/ por Antonio 
Feltri sobre lo mismo. =Las obras de Tilo 
Livio, Floro, Sexto Rufo.= Compendio delt 
historie Romane ricavalo da diversi autoría anó- 
nimo ms. fol. vit. 1420.=Facía et dictante^ 
morabilia Regis Alphonsi ah Antonio Panhor- 
mita collecta . ==^ Vidas de los Maestres de la 
religión de San Juan de Malta, anónimo. =3 
La Crónica en lemosin de Montatier y Dea* 
clot; al fin dice: Aquesl libra sa acaba an lojfli 
que hom conta de la Nativitat denoslre San* 
yor ver Deus del ayn de M.CCC.Llll disoj^ 
á XX del mes de jwi/oí.=Crói)ica de los Re- 
yes Católicos porNcbrija, traducida al ospa* 
flol por un anónimo, =Scrcfí Julii Frontini 
Strategemata, y el Valerio De rebus memorahi' 
K6MS.=Crónica del Rey Don Enrique IV de 
Castilla; comienza: Nasció este Rey DonEn^ 
rique en la villa de Valladolid. Su autor es 



Á LAS IGLESIAS BE ESPAÑA. 4d< 

Diego Henriquíez del Castillo : olro ejemplar 
manuscrito he visto en la biblioteca de los 
PP. Franciscanos de Tarragona, que fué del 
señor ¥ogueL=^ Antigüedad y grandezas de la 
villa de Alcalá de Guadayra por Cristóbal d& 
Manroy y Silva, desconocido en las bibliote- 
cas , como también la Genealogía de los Con- 
des de Cardona, escrita en 1664 por Bernar- 
do José Llobet, de Castellón de Anipuriaá.=í 
Libro de linages , compuesto por Diego Lo* 
pez. de Ayala , canónigo de Toledo , y co- 
mentado por Manuel de Faria. Aunque no he. 
podido cotejar esta obra con la conocida de 
Pedro López de Ayala sobre la misma mate*» 
ria , sospecho que sea diferente , por la dii 
ferencia de autor. Diario del pontificado dt 
Alejandro VL =^ Corñmentarius Scipionis w 
helio Venetorum et Mediolomensinm Duoisy M- 
hri IX, per Porceliiim , poelam laureatuiUy hisr 
toricum clárissimum , et divi Alphonsi Regis se^^ 
cretarium, compuesto en 1452.=:Lt6eMws re* 
gim successionis regnortim SicilicB, Ilierusalem 
et aliorum: compuesto por Pedro Trossillo» 
notario de Valencia , siendo bayle en aquén 
lia ciudad por el Rey Alfonso V Pedro Mer- 
cader. =El libro De mundo de Aristóteles^ 
traducido por Alonso Curiel; versión que bas- 
ta ahora no conozco. También es desconocí* 



45% VI AGE LITERARIO 

da la obra de Empresas, geroglificos y cmble* 
mas , dirigidas al Duque de Segorbc y Car- 
dona, por el licenciado Anlonio Latre, bene- 
ficiado de Huesca. =Ilem: Instrucción deorde- 
nanzas de la guardia alemana , por Jorge Bai- 
bel.=Item: Genitxira del Exmo. sig. D. loa- 
chimo d' Aragón, figlio primogénito del Exmo. 
sign. Daca di Segorbe e di Cardona : calcóla- 
ta dal P. Fr. Blasio Maño, delVordine di S. 
Giov. di Dio. Es un cálculo astronómico de 
aquel momcnlo. =Tractatus sepliformis de mO' 
ralitatibus rerum (anónimo). = De Fr, Fran- 
cisco Eximeniz el libro Doctrinal dirigido á 
la señora doña Maria , Reina de Aragón , en 
lemosin.=Opus salis aurificis de Fr. Hilario 
de Rossi, del orden de San Francisco. =Att- 
gustini Niphi de Medicis, philosophi Suessani 
libellus de Rege el tyranno.=Giudizio del Car- 
dinal Colona in torno a quel che scrisse il 
Card. Cesar Baronio della monarchia di Stcí- 
lia: colla risposta del Baronio. =MÍ8sale /?o- 
manum , con esta nota al tin : Scripsit D. 
Lucas de Carovineo: vivat in ccelis cum An- 
gelo Michaelis anno iAQ^.=Maríyrologium 
Usuardi, fol. max. vit. adornado con buenas 
miniaturas. Al fin de la prefación se halla 
esta nota: Marlirologium hoc scriptum anmú 
M.CC.LIIU ac postea temporis injuria hesum 



1 LAS IGLESIAS DE ESPASa. 463 

jussulllmi. et Rmii Principis D. D. Franci- 
sci Cardinalis a Dietrichsiain, Episcopi olim tn- 
tegritatirestituit Adamus Paulino Wsky episco- 
palis latinee cancellarice amdnuensis. Anno salur 
tis CIOIDCXIII. El carácter de lodo el manus- 
crilo es del siglo XV , cuando sin duda se 
copió de otro escrito en 1254, como se di- 
ce en el tratado previo del modo de hallar 
la luna. Mas ahora se atribuye sin razón á la 
copia lo que es propio del original. En reso* 
lucion este códice es del siglo XV y no mas. 
Corto aqui mi enumeración y basta por 
remate decir que la mayor parte de manus- 
critos pertenecen á asuntos políticos y noti- 
cias de sucesos particulares de Ñápeles en 
los vireinatos de los Españoles, Son mu- 
chos los volúmenes de Diarios ó Efemérides 
de los tiempos en que gobernaron aquellos 
reinos Don Pedro de Toledo , Don Fadrique 
de Toledo, y el Duque de Monteleon. Hay 
muchos tomos de historias de cónclaves, vi- 
das de Cardenales , y relaciones de embaja- 
dores de vuelta á su corte: todo pertenecien- 
te al siglo XVI y principios del XVII. El ín- 
dice solo de los libros de este ramo bastaba 
para llenar una carta larga , y después de to- 
do ello me quedaria con el mismo desconsue- 
lo de no poder copiar lodos estos preciosos 



454 VIAGE LITERARIO 

papeles como quisiera. Hay muchos eniditoi) 
que solo aprecian los códices de los Godos 
y apenas hacen caso de los de naeslrós üem< 
pos. La historia no reconoce preferencia de 
edades , y acaso las venideras culparán en 
esla parte nuestro descuido , como nos que« 
jamos ahora de nuestros mayores, ^ 

En otra biblioteca interior , que es la pri< 
mitiva del monasterio, hay también una büe* 
na porción de códices eclesiásticos, seña* 
ladamente obras de Santos Padres» que aun* 
que son preciosos, no lo parecen comparados 
con una Biblia del siglo XI y acaso anterior. 
Es un vol. fol. max. vil. de 21 8 ' hojas, es^ 
crito á dos columnas, que comprende hasta 
el libro de los Salmos inclusive , los cuales 
siguen la versión de los LXX. Los demás 
libros están conformes con la versión an\i« 
gua. Lo primero que so halla én este volu- 
men es una descripción de lodos los libros 
sagrados en disticos, con esto epígrafe: Tp 
tulus in bibliotecha ecclesim Leiorensis: . 

Regula quos fidei commendat noscere li6roi 
Hos nostra prwsens biblioteca ténet. 

Siguen los prólogos acostumbrados, y á 
cada libro precede el suyo con una noticia 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. ^45b 

del mismo en disticos* El principio do cada 
libro está iluminado con lujo; de lo cualpaj^ 
ra formar una idea completa , basta decir que 
la primera plana de los Salmos ocupan estas 
solas palabras : Beatus vir. Es inútil cuanto 
quiera añadir para describir un códice^ ca^ 
ya exactitud» limpieza y hermosura, nadie 
puede conocer sino viéndolo. Nada he podi- 
do rastrear acerca de su origen y del con»» 
ducto por donde vino acá. Solo he observa?- 
do que perteneció á alguno de los Reyes de 
Aragón , ya porque en una de sus cubiertas 
se ve grabado su escudo con las barras y co- 
rona, ya por lo que arroja de si una nota in* 
exacta que hay en la primera hoja , escrita á 
lo que parece en el siglo XV. Dice asi: £a 
present Biblia per gran antiguitat es mal legi^ 
ble; perqué io G. Oliver, de offid scriva de ra*- 
cío del semjor Rey, qui he pres invéntari del dit 
libre, per go quel pagues miUor designar en lo 
dil invenlari he coníinuat en lo dü invéntari lo 
epilafi seguent, y es que yo may la entengui; 
mes pot eser molt be entesa, si be se mira en la 
figura de les lelres. Por donde se ve que era 
este códice de algún Rey de Aragón, como 
quo SG notó en su inventario. Esto sbbemos 
hastn que la casualidad ó la diligencia halle 
mas que decir. Tampoco pude encontrar quien 



456 VIAGB LITERARIO 

me diese razón del paradero de la Crónica 
lemosina del Rey Don Jaime I de Aragón, es- 
crita por él mismo, cuyo original es voz co- 
mún que quedó depositado en esle monaste- 
rio. No sé qué me diga sobre esto, ni es re- 
gular proponer dudas antes de tiempo. 

Tenian estas dos bibliotecas índices exac- 
tos que ahorraban mucho tiempo á los estu- 
diosos. Fallábale una clasificación mas exac- 
ta por materias, cual corresponde á tal teso- 
ro , y cual no escasea un mercader juicioso á 
sus géneros. Esta ha sido una de las prime- 
ras operaciones del señor Abad actual, y en 
esto se está ahora entendiendo bajo su direc- 
ción ; con lo cual tendrá esta pieza toda la 
perfección 'que merece. Bigote con verdad 
que me separé con dolor de estos tesoros, pe- 
ro era ya preciso pasar al monasterio de Pa* 
dres Cartujos de Scala Dei. Allí después de 
bien recibido , fui excelentemente tratado res- 
pecto del objeto de mi viage, que ciertamen- 
te hubiera sido sensible, si no fuera útil; por- 
que el camino es áspero ademas, á lo que 
se agregaron incomodidades de varias clases 
que se borraron del ánimo con la sorpresa 
que mé causó la vista de este monasterio, es- 
condido en lo hondo de un barranco , des- 
montado y profundizado mas de lo que quiso 



K LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 457 

la naturaleza para poderse construir los edi- 
ficios. Un gran bosque de pinos le roba á 
ia vista del caminante hasta medio tiro de 
fusií, quedando como encajado entre montes 
altos pegados á las paredes del edificio. Tan 
escondido lugar buscaron los PP. Cartujos á 
principios del siglo XIII, después de haber 
vivido en el sitio llamado Povoleda (Popuk'- 
ta) , que hoy es una granja no distante , la 
cual les dio el Rey Don Alfonso II de Ara- 
gón en 1163 (a). El título dé Scala Dei lo 
puso el Rey Don Pedro , como lo asegura su 
hijo Don Jaime I en una confirmación de los 
privilegios y términos de esta casa, que eS 
la primera de su orden en España (6). La cau- 
sa de aquel título y otras curiosidades acer» 
ca do su fundación podrán verse en la His- 
toria que sobro ello publicó el doctor José 
Valls, Arcediano de San Lorenzo en Tarra- 
gona, hacia fines del siglo XVIL 

En el archivo he visto y copiado algunos 
documentos buenos para la colección. Tale» 
son los que comprenden la historia del su- 
primido monasterio de Donrepos , Aq que ha- 
blé en la carta pasada (c). Ítem una donación 

(a) Ap. núni. XLIII. 

{h) Aps. mnns.XLlVy XLV. 

(c) Aps. iiúms. XLVí á XLIX. 



4B8 VUGB LITERARIO 

del Arzobispo Don Spárago en premio de los 
servicios que hizo el Prior de esta casa, Ran- 
dulfo, predicando con sus monges por toda 
esta diócesi contra los errores de los Albí- 
genses , de que se habló en su lugar. Tam- 
bién vi alli algunas obras manuscritas inédi- 
tas y son el Comentario é interpretación de 
los libros de San Dionisio Areopagita, hecho 
por el P. Don Gerónimo Spert , ya conocido 
por el tratado que publicó De ofatiam. Del 
P. Don Juan Vaiero hay un tratado intitula- 
do el Virtuoso, donde se enseña la prática de 
las principales virtudes, asi teologales como 
morales. ítem: Vida de Santa Tecla.=l)dL 
limo. Don Andrés Capilla, Obispo de U^ 
gel, hijo de esta casa, he visto los CometUa' 
rios de Isaias, impresos en 1586 por Hum- 
berto Gotard in Cartusia ScalíB De¿. Debió 
ser llamado el artista para imprimir aquí el 
libro bajo la dirección de su autor, porque 
hasta ahora nó consta de otros libros que se 
imprimiesen aquí, si bien en la historia ma- 
nuscrita del monasterio hay memoria de ha- 
ber tenido en el siglo XV imprenta propia, 
la cual dejó en él un ilustre Abad y prot(H 
notario Apostólico que pasó por aqui antes 
del año 1491. De oslo no hallo mas en las 
memorias del monasterio. 



i LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 159 

Y ya que hablo de los varones ilustres de 
la casa, cuya noticia mas extensa dio el ci^^ 
lado Valls , no puedo omitir la de haber sido 
su novicio por algún tiempo el famoso Don 
Alfonso de Madrigal, llamado el Tostado. Co- 
sa que al pronto me puso en mil dudas; pero 
sali de ellas con la vista de un documento in- 
contestable, cuales el del libro de ingresos 
y profesiones que comienza en 1420, donde 
según costumbre el Vicario del monasterio 
escribió estas palabras: ítem fma secunda in 
die Epiphanioí recepimus unum juvenem Ca« 
stellanum , admodum insignem , qui vocabatur 
ildephonsus de Madrigal , qui erat canonicús 
Salamantinus. Fuit per conventum concessum 
quód reciperelur ad osculum pacis; nam et in* 
cellatus fuit feria quinta in vespere Beati An^ 
tonii de mensejanuarii 16, anni Domini 1444., 
En el margen escribió el mismo padre Vica* 
rio las palabras siguientes: Iste postea fuit re^ 
cognitus^ et erat magister in theologia, et ma* 
gister in artibus multum scientificus , qui voca- 
&a<ur Alfonso de Madrigal, qui super Bibliam 
fecit magnum opus : tenuil in consistorio Papae 
Eugenii duas repetitiones: fuit Ambaxiator Re*- 
gis Castelloi ad nostrum Regem Aragonum qui 
erat in Neapoli. Non potuit perseverare pro- 
pter negoliasua, el quo^stioncs emergentes, ¡deo^ 



450 VIAGE LiTERARlO 

Juan II do Castilla y de León: versión de qoe 
habla Nicolás Antonio. ==rytr^ilüe((7aíuUíop6« 
ra.=Las Coplas de Juan de Mena, excelente 
manuscrito del siglo XY.=Poesúií de Don Dte- 
go Mendoza y Pedro de Villalva: parecen de 
principios del siglo XYII, de las cuales no 
hay memoria en nuestras bibliotecas que yo 
sepa. =:Juín Fronlini opera, con la añadidura 
do dos discursos, 1.* Sopra li seggi di Napo^ 
liy por Anicllo Pacca , y el 2/ por Antonio 
Feltri sobre lo mismo. =Las obras de Tito 
Livio, Floro, Sexto Rufo.= Compendio delf 
historie liomane ricavalo da diversi autori, anó- 
nimo ms. fol. vit. 1420.=Facta cí dicta me^ 
morabilia Regis Alphonsi ab Antonio Panhof' 
mita collecla . == Vidas de los Maestres de ¡a 
religión de San Juan de Malla, anónimo.=3 
La Crónica en lemosin de Montancr y Des* 
clot; al fin dice: Aqnesl libra sa acaba an Utgn 
que hom conta de la Nalivitat de nostre Sen* 
yor ver Deus del ayn de M.CCC.LUl disofk 
á XX del mes de jwj/oL=Crónica de los Re- 
yes Católicos porNobrija, traducida al ospa^ 
ñol por un anónimo. =:¿iíerr{t Julii Frontini 
Strategcmala, y el Valerio De rebus memorobt^ 
/i6us.=Crónica del Rey Don Enrique IV de 
Castilla; comienza: Nasció este Rey Don £n^ 
rique en la villa de Valladolid. Su autor es 



k LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 454 

Diego Henriqtíez del Castillo : otro ejemplar 
manuscrilo he visto en la biblioteca de los 
PP. Franciscanos de Tarragona, que fué del 
señor ¥oguel.=^Á7itigüedad y grandezas de la 
villa de Alcalá de Guadayta por Cristóbal de 
Monroy y Silva, desconocido en las bibliote- 
cas , como también la Genealogía de los Con- 
des de Cardona, escrita en 1664 por Bernar'- 
do José Llobet, de Castellón de Anipuriag.=; 
Libro de linageSy compuealo por Diego Lo* 
pez. de Ayala , canónigo de Toledo , y co* 
mentado por Manuel de Faria. Aunque no he 
podido cotejar esta obra con la conocida de 
Pedro López de Ayala sobre la misma mate-» 
ria , sospecho que sea diferente , por la dii 
ferencia de autor; Diario del pontificado d6 
Alejandro VL =^ Commentarius Scipionis m 
helio Venetorum el Mediolanensium Duois, M- 
hri IX, per Porcelitim , poelam laureatmn, ftis? 
toricum clárissimum , el divi Alphonsi Regis se^^ 
cretarium, compuesto en 1452.=í/i6eMws re^ 
gim successionis regnonnm Sicilim, Hierusalem 
et aliorum: compuesto por Pedro TtossiUo* 
notario de Valencia , siendo bayle en aque<^ 
Ha ciudad por el Rey Alfonso V Pedro Mer* 
cader.=El libro De mundo de Aristóteles^ 
traducido por Alonso Curiel; versión que bas- 
ta ahora no conozco. También es desconoci- 



452 VIAGC LITERARIO 

da la obra de Empresas, gerogliQcos y emble- 
mas , dirigidas al Duque de Segorbe y Car- 
dona, por el licenciado Antonio Latre, bene- 
ficiado de Huesca. =:Item: Instrucción deorde- 
nanzas de la guardia alemana , por Jorge Bai- 
bel.==Item: Genitura del Exmo. sig. D.Joü' 
chimo d' Aragón, figlio primogénito del Exmo. 
sign. Daca di Segorbe e di Cardona : calcóla^ 
ta dal P. Fr. Blasio Maño, deWordine di S. 
Giov. di Dio. Es un cálculo astronómico do 
aquel momento. = 7 racíaÍMS septiformis de mo- 
ralitatibus rerum (anónimo). = De Fr. Fran- 
cisco Eximeniz el libro Doctrinal dirigido á 
la señora doña María , Reina de Aragón , en 
lemosin. =0/)U5 satis aurificis de Fr. Hilario 
de Rossi, del orden de San Francisco •=Aii- 
gustini Niphi de Mediéis , philosophi Sues^mi 
libellus de Rege et tyranno.=^Giudizio del Car* 
dinal Colona in torno a quel che scrisse Ü 
Card. Cesar Baronio della monarchia di Sici- 
lia: colla risposta del Baronio. ^^Missale ño- 
manum , con esta nota al tin : Scripsit D. 
Lucas de Carovineo: vival in ccelis cum ifi- 
gelo Michaelis anno lAQd^. =Mariyrologiüm 
Usuardiy fol. niax. vit. adornado con buenas 
miniaturas. Al fin de la prefación se halla 
esta nota: Martirologium hoc scriptum anno 
M.CC.LIIII ac postea temporis injuria hBSum 



Á LAS IGLESIAS DE ESPA?ÍA. 453 

jussulllmi. et Rmik Principis D. D. Francia 
sci Cardinalis a Dieírichsiain, Episcopi olim tn- 
tegritali restituit Adamus Paulino Wsky episco- 
palis latinee cancellarice amdnuensis . Anno salu* 
tis CIOIOCXIII. El carácter de lodo el manus- 
crilo es del siglo XV , cuando sin duda sé 
copió de otro escrito en 1254, como se di- 
ce en el tratado previo del modo de hallar 
la luna. Mas ahora se atribuye sin razón á Id 
copia lo que es propio del original. En reso- 
lución este códice es del siglo XV y no mas. 
Corto aqui mi enumeración y basta por 
remate decir que la mayor parte de manus- 
critos pertenecen á asuntos políticos y noti- 
cias de sucesos particulares de Ñápeles en 
los vireinatos de los Españoles. Soii mu- 
chos los volúmenes de Diarios ó Efemérides 
de los tiempos en que gobernaron aquellos 
reinos Don Pedro de Toledo , Don Fadrique 
de Toledo, y el Duque de Monteleon. Hay 
muchos tomos de historias de cónclaves, vi- 
das de Cardenales , y relaciones de embaja- 
dores de vuelta á su corle: todo pertenecien- 
te al siglo XVI y principios del XVII. El ín- 
dice solo de los libros de este ramo bastaba 
para llenar una carta larga , y después de to- 
do ello me quedaria con el mismo desconsue- 
lo de no poder copiar todos estos preciosos 



454 VJAGE LITERARIO 

papeles como quisiera. Hay muchos eruditos 
que solo aprecian los códices de los Godos 
y apenas hacen caso de los de nuestros üem< 
pos. La historia no reconoce preferencia de 
edades , y acaso las venideras culparán en 
esla parte nuestro descuido , como nos que- 
jamos ahora de nuestros mayores. * 

En otra biblioteca interior , que es la pri< 
mitiva del monasterio» hay también una büe* 
na porción de códices eclesiásticos, seña* 
ladamenle obras de Santos Padres, que aun* 
que son preciosos, no lo parecen comparados 
con una Biblia del siglo XI y acaiso anterior. 
Es un vol. fol. niax. vil. de 21 8 hojas, es^ 
crito á dos columnas, que comprende hasta 
el libro de los Salmos inclusive , los cuales 
siguen la versión do los LXX. Los demás 
libros eslan conformes con la versión anti* 
gua. Lo primero que so halla en este volú'f 
men es una descripción de todos los libros 
sagrados en disticos, con esto epígrafe: Tit 
tulus in bibliotecha ecclesim Leiorensis: . 

Regula quos fidei commendat noscere libros 
Hos riostra prwsens biblioteca ténet. 

Siguen los prólogos acostumbrados, y á 
cada libro precede el suyo con una noticia 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. ^45b 

del mismo en disticos* El principio do cada 
libro está iluminado con lujo: de lo cualpaí^ 
ra formar una idea completa , basta decir que 
la primera plana de los Salmos ocupan estas 
solas palabras : Beatus vir. Es inútil cuanto 
quiera añadir para describir un cóáiqe\ cn^ 
ya exactitud» limpieza y hermosura, nadie 
puede conocer sino viéndolo. Nada he podi^ 
do rastrear acerca de su origen y del con»> 
ducto por donde vino acá. Solo he observa?- 
do que perteneció á alguno de los Reyes de 
Aragón , ya porque en una de sus cubiertas 
se ve grabado su escudo con las barras y co>- 
roña, ya por lo que arroja de si una nota in* 
exacta que hay en la primera hoja , escrita á 
lo que parece en el siglo XV. Dice así: La 
present Biblia per gran antiguitat es mal legi^ 
ble; perqué io G. Oliver, de offici scriva de ra*- 
do del senijor Rey, qui he pres invéntari del dH 
libre, per go quel pagues miUor de^gnar en lo 
dil invenlari he continuat en lo dit invehiari h 
epilafi seguent, y es que yo may la entengui; 
mes pot eser molt be entesa, si be se mira en la 
figura de les lelres. Por donde se ve que era 
este códice de algún Rey de Aragón, como 
que SG notó en su inventario. Esto sbbemos 
hastn que la casualidad ó la diligencia halle 
mas que decir. Tampoco pude encontrar quien 



456 VIAGB LITERARIO 

me diese razón del paradero de la Crónica 
lemosina del Rey Don Jaime I de Aragón, es- 
crita por él mismo, cuyo original es voz co- 
mún que quedó depositado en este monaste- 
rio. No sé qué me diga sobre esto, ni es re- 
gular proponer dudas antes de tiempo. 

Tenian estas dos bibliotecas índices exac- 
tos que ahorraban mucho tiempo á los estu- 
diosos. Fallábale una clasificación mas exac- 
ta por materias, cual corresponde á tal teso- 
ro , y cual no escasea un mercader juicioso á 
sus géneros. Esta ha sido una de las prime- 
ras operaciones del señor Abad actual, y en 
esto se está ahora entendiendo bajo su direc- 
ción ; con lo cual tendrá esta pieza toda la 
perfección 'que merece. Digole con verdad 
que me separé con dolor de estos tesoros, pe- 
ro era ya preciso pasar al monasterio de Pa* 
dres Cartujos de Scala Dei. Allí después de 
bien recibido , fui excelentemente tratado res- 
pecto del objeto de mi viage, que ciertamen- 
te hubiera sido sensible, si no fuera útil; por- 
que el camino es áspero ademas, á lo que 
se agregaron incomodidades de varias clases 
que se borraron del ánimo con la sorpresa 
que mé causó la vista de este monasterio, es- 
condido en lo hondo de un barranco , des- 
montado y profundizado mas de lo que quiso 



a LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 457 

la naturaleza para poderse construir los edi- 
ficios. Un gran bosque de pinos le roba á 
ia vista del caminante hasta medio tiro de 
fusií, quedando como encajado entre montes 
altos pegados á las paredes del edificio. Tan 
escondido lugar buscaron los PP. Cartujos á 
principios del siglo XIII , después de haber 
vivido en el sitio llamado Povoleda {Popule^ 
ía) , que hoy os una granja no distante, la 
cual les dio el Rey Don Alfonso II de Ara- 
gón en 1163 (a). El título de Scala Dei \6 
puso el Rey Don Pedro , como lo asegura Su 
hijo Don Jaime I en una confirmación de los 
privilegios y términos de esta casa, qa€i eS 
la primera de su orden en España (6). La cau- 
sa de aquel título y otras curiosidades acer» 
ca de su fundación podrán verse en \s His- 
toria que sobre ello publicó el doctor José 
Valls, Arcediano de San Lorenzo en Tarra- 
gona, hacia fines del siglo XVII. 

En el archivo he visto y copiado algunos 
documentos buenos para la colección. Tale» 
son los que comprenden la historia del su- 
primido monasterio de Donrepos\.dQ que ha- 
blé en la carta pasada (c). Ítem una donación 

(a) Ap. núni. XLIII. 

(6) Aps. lunns. XLIV y XLV. 

(c) Aps. iiúms. XLVí á XLIX. 



458 VUGB LITERARIO 

del Arzobispo Don Spárago en premio de los 
servicios que hizo el Prior de esta casa, Ran- 
dulfo, predicando con sus monges por leda 
esla diócesi contra los errores de los Albi- 
genses , de que se habló en su lugar. Tam- 
bién vi alli algunas obras manuscritas inédi- 
tas y son el Comentario é interpretación de 
los libros de San Dionisio Areopagita, hecho 
por el P. Don Gerónimo Spert , ya conocido 
por el tratado que publicó De oratiam. Del 
P. Don Juan Vaiero hay un tratado intitula- 
do el Virtuoso, donde se enseña la prálica de 
las principales virtudes, asi teologales como 
morales, ítem: Vida de Santa Tecla.=¡)dL 
limo. Don Andrés Capilla, Obispo de U^ 
gel, hijo de esta casa, be visto los Comenta- 
rios de Isaias, impresos en 1586 por Hum- 
berto Gotard in Cartusia ScalíB Deí. Debió 
ser llamado el artista para imprimir aquí el 
libro bajo la dirección de su autor , porque 
hasta ahora nó consta de otros libros que se 
imprimiesen aquí, si bien en la historia ma- 
nuscrita del monasterio hay memoria de ha- 
ber tenido en el siglo XY imprenta propia, 
la cual dejó en él un ilustre Abad y ftoUh 
notario Apostólico que pasó por aqui antes 
del año 1491. De esto no hallo mas en las 
memorias del monasterio. 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 459 

Y ya que hablo de los varones ilustres da 
la casa, cuya nolicia mas extensa dio el ci<' 
lado Yalls , no puedo omilír la de haber sido 
su novicio por algún tiempo el famoso Don 
Alfonso de Madrigal, llamado el Tostado. Co- 
sa que al pronto me puso en mil dudas; pero 
salí de ellas con la vista de un documento in- 
contestable, cuales el del libro de ingresos 
y profesiones que comienza en 1420, donde 
según costumbre el Vicario del monasterio 
escribió estas palabras: ítem fetia secunda in 
die Epiphanioí recepimus unum juvenem Ca^ 
stellanum , admodum insignem , qui vocabatur 
ildephonsus de Madrigal , qui eral caítonicus 
Salamantinus. Fuit per conventum concessum 
quód redperelur ad osculum pacis; nam et in* 
cellatns fuit feria quinta in vespere Beati An^ 
tonii de mensejanuarii 16, anni Domini 1444^ 
En el margen escribió el mismo padre Vica^ 
rio las palabras siguientes: Iste postea fuit re^ 
cognitus, et erat magister in theologia, et tna* 
gister in artibus multum scientificus , qui voca' 
6aíur Alfonso de Madrigal, qui super Bibliam 
fecit magnum opus : tenuit in consistorio PapiB 
Eugenii duas repetitiones: fuit Ambaxiator Re* 
gis Castellm ad nostrum fíegem Aragonumqui 
erat in Neapoli. Non potuit perseverare pro- 
pler negoliasuaf el qucestiones emergentes, ¡deof 



160 VIAGE 1.ETEUAB10 

recmit mm dolare, el magna Irislilia de men- 
ee nprüis 15 die, qui eral quartus dies Pa- 
schm anno priBdiclo \^iA^. INo creo que me- 
rezca excepción este Icstiinonio , dop'la ade- 
mas se ve que no fué incanslancia &í na per* 
severar. 

También se orce qtie fuese monge de esla 
casa el Patriarca Alejandrino Don Jüdix dé 
Ai'agon, hijo del Rey Don Jaime U, Anobí»- 
po de Toledo , y después de Tarragona. He 
visLo la carta del Capítulo general de )a Car- 
tuja del afko 1553, donde se encargan ora- 
ciones por eslc Prelado , á quien llama ordU 
liis nostri; y en la del Capitulo del 1555'se 
anuncia su muerte , acaecida el año antes, de 
esta manera : Obiit Dominus Palrtardia kk- 
xandrinus, ordinis nostri, qui duplicavit con- 
ventum in domo Scalm Dei , eui conceditur mu- 
mchatus . qui obül kalendis septembris. Sufra- 
gio distinguido y pocas veces mandado , y solo 
por personas de la orden. Es liíen exlraAo 
que no ge diga oslo en otros documentos que 
aquí lie examinado de este ilustre Príncipe y 
sanio Prolado , que cierto í'uó grandemente 
aficionado á este monasterio, y su insigoe 
bienhechor. Porque aumentó el núincro do 
mongos, ensanchando el claustro primitiroy 
construyendo doce celdas para otros tantos 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 164 

Cartujos, y dando para su dotación el lugar 
de Caydín, con todas las circunstancias y 
expresiones que verás en la copia de un co- 
dicilo que hizo en la villa de Alforja á 2 de 
setiembre de 1333, el cual he copiado (a). 
Lega en él al mismo monasterio su Biblia 
glosada , que fué de su lio San L|}is , Obispo 
de Tolosa. Son once volúmes fol. vit. escri- 
tos de aquel tiempo , y están bien conserva- 
dos en la celda prioral. No quiero omitir la 
especie de que en el mismo instrumento fir- 
ma , como testigo , Fraler Poncius Cárbotiellu 
ordinis Fralrum Minorum; el cual han creído 
algunos equivocadamente ser el autor original 
de la Caleña áurea, justamente atribuida á 
Santo Tomas de Aquino. Porque si Carbonell 
vivia en 1333, no es fácil entender que dis- 
frutase de su obra el Santo Doctor , muerto 
en 1274. 

Volviendo al Patriarca, copiaré aquí la 
inscripción que hay en el claustro pertene- 
cíente á su construcción. Dice asi: «Hoc 
Y>opus claustri prsesentis cum cellis et appa- 
)9ratibus suis fecit fieri de bonis suis Inclitus 
»et Reverendissimus sanctse et praeclarse me- 
»moria3 D. D. Johannes, Illustrissimí D. Ja- 

(a) Ap. nijm. í.. 

TOMO XX. . 11 



162 VIAGE LITERARIO 

»cobi rccordalionis eximios Regis Aragonum 
)»fít¡us, Palríarcha Alcxandrinus, qui ín sor* 
Dlcni Doniini eleclus, et divinis obsequiís 
i^mancipalus , á Sánela Sede Apostólica va- 
»rr¡s gratiis et prívitegiis mérito iasígnilus, 
»ad quod afTeclionc speciali el devotione 
)>pnBcipua ferebatur, religionis purilatem et 
r>Vúüd austerllalem , in qua títudI ipsius ordi- 
»nis professores, ac bona spirilualia» quffl 
»riunt in eodem, allendens» speransqae in- 
7>dubie, ut sola Dei bonilale ad regna ccelestia 
x>per bañe scalam scandere niereretur, ca- 
»piens devolionem hujus operis indicio de- 
))monslrare, in bonorem Dei et BealissíiDie 
»yirginis Marise, Matris ejus, in hcn; monn- 
«sterio convonlum ordinarit, manduvit el vo- 
»Iuil dupplicari, sempcrad Deiim pro anima 
»sua, ac parenlum suorum , et omnium fide- 
y)\\\im oraluri , ac Dco ad laudem et gloriam 
»sui nominis serviluri ; pro quorum proTÍssio- 
»ne legavit dtcto monaslerio locum soom de 
)^Caydino, dtoc. Illerden. ; eisdem monacbis 
x>eliam pro studio ín sacra tbeologia ab ipsis 
»ulilius impendcndo , Bibliam suam puaitnm 
)>gIossalam , undecim Yotumina kabenteoí (in- 
»lerdicla lamen pcnitus ipsius Biblias aliena- 
))lionc) pcrpeliio concedendo, prout in sua 
»indc facía ordinalionc pia et laudabtli con* 



Á LAS IGLESIAS DE ESPaKa . 163 

linetur. In muUis quoque alus gratiis et 
3eneí¡ci¡s istud monaslerium Iionoravít: an- 
10 Domini M.CCC.XXXÜI. VI. ka!, seplem- 
bris. ==Et hujus operis cellarum et clauslrí 
'uit operarius Fr. P. Loperdi, conversus mo- 
lastcrii Scalse Del.» Concluyóse el edificio 
a 1339, lo cual no pudiera conocerse por 

vista de la obra , que está mejorada , y pre- 
silla im aspecto muy diferente de la arqui* 
icturd de aquel tiempo. Otra menioria hay 
ú mismo Prelado en la consagración que 
izo de la iglesia actual. Dicese que puso en 

altar mayor , entre otras reliquias , un poco 
3 carne del pie de San Francisco de Asis, 
le es cosa notable^ La inscripción está en 

capilla del Santísimo Cristo, y dice asi: 

Anno mi lleno ter centtim ter decies tres , 
Angustí mense^ septembris sexto kalendas 
Istam bassilicam consecravit Beverendus 
Inclitus Alexandrinus Patriarcha Johannes^ 
Filius illustris Aragonensis quoque Regis^ 
Raymundo fralre de Hosco stante Priore. 

La bóveda de esta iglesia pintó Fr. Joa- 
lin Juncosa. En el Diccionario de profesé- 
is de bellas artes hallarás la noticia de osle 
n sabio como desgraciado artista. La sille- 
a del coro de los mongos es de robles de 



iC)l VIAGE LITERARIO 

Flaiides, concluida en 1443 por el cscuUor 
maeslro llaiic, Aloman» por precio de cienlo 
óchenla ílorines en dinero, sin contar la co- 
mida V olías asislencias. La del coro de los 
legos es del siglo XVI. Vi con gusto el sa- 
grario , cuya porlada ocupa el centro del tes- 
tero del presbilerio: es una pieza espaciosa 
y despejada, en medio de la cual se eleva el 
tabernáculo , que es visloso , asi por lo esquí- 
sito de sus mármoles y jaspes /como por las 
buenas figuras que hay de relieve, y estatuas 
enteras , casi todas trabajadas por Isidoro Es- 
pinal, Calalan, y algunas por Fr. Salvador 
Illa , converso de esla casa. Del primero es la 
Cena , que eslá en el pedestal del tabernácu- 
lo. La arquileclura de todo este edificio es 
obra de olro religioso de esta casa, llamado 
Fr. Félix Artigas : cosa de aquel tiempo, eslo 
es, del 1G96, en que se concluyó. El cimbo- 
rio pintó al fresco el olro Juncosa, clérigo. El 
todo es gracioso y apreciable, á pesar de que 
no se hermanan todos los primores del. arte. 
Enlre las reliquias que aqüi poseen es 
nolable la punía de uno de los clavos del Se- 
ñor; lendrá poco mas de un dedo. ítem hay 
olro clavo grande á quien eslá afianzado un 
pergamino con eslc letrero moderno: Clavu$ 
portoí áureo de Templo Dominico de Hierwfh 



A LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 165 

lem, quce non aperietur usque ad diemjudicii. 
También se guarda un oratorio qué dicen ser 
del Papa Luna, y no lo contradice el gusto 
de las figuras de marfil que lo adornan. En 
las dos sacristias se conservan algunas pintu- 
ras buenas, que merecian luz mas libre. Las 
hay también en la aula capitular muy buenas 
del citado Fr. Joaquin Juncosa, y en la bóveda 
está retratado el Tostado en memoria de haber 
vivido aquí. Por último, diré de un códice nis. 
fol. que se conserva en la botica de este mo- 
nasterio. Intitúlase Líber agregalionnm Sera^ 
pionis de virhite simplicium medicinarum. De 
este autor , llamado Johannes Ben Serapion, 
habla Casiri Bibl. Arábico -hispana , tom. /, 
pág. 261 , y dice de él que escribió en lengua 
siriaca dos volúmenes de medicina , intitula- 
dos: Colleclio magna en XII libros, y ColleC" 
tio parva en Vil, los cuales se tradujeron al 
árabe. No puedo decir, si es esta obra distin- 
ta de las insinuadas. Lo que sé es que está 
traducida al latin : que trata de las virtudes 
medicinales de las plañías , cuyos dibujos ilu- 
minados se insertan en el texto: que en la 
primera plana se halla pintado el autor con 
este letrero: Johannes Ser apion, Arabicus; y en 
la colateral se ve una figura desnuda, que á 
mi parecer representa la naturaleza, de cuya 



466 VIAGE LITERARIO 

cabeza salo un árbol frondoso» y bajo de los 
pies se ven las raices con figuras áe hombres 
que especulan uno y olro: al pié so halla el 
número 106G, lo cual acaso indicará el tíem- 
po en que vivió el aulor. Lo eslima como 
alhaja muy rara el religioso boticario: fray 
Salvador Vilella, sugeto muy versado en la 
botánica y farmacia, de cuyos conooimientos 
se que se han servido muchos bot|inioos cé- 
lebres de la nación. 

No quise, ya que estaba entre esloa mon- 
tes, dejar do visitar el monasterio llamado de 
EscornalboíA. Grandes trabajos pasé en este 
crucero con los extravíos y recio temporal. 
Todo lo di por bien empleado por ver con 
mis ojos la industria do estos naturales, la 
cual excede en mucho á la de los que viTen 
en las llanuras de Tarragona. El terreno es 
quebrado » y apenas hay lugar en lo hondo de 
los barrancos para los pueblos que allí están 
fundados. De donde suben haala la cima de 
los montes inaccesibles al arado, á plantar y 
cultivar con gran peligro los viñedos mis 
hermosos que se puedan imaginar. Después 
de seis horas de camino de un continuo vi- 
ñedo llegamos á Escomalhou, convento situa- 
do en la cresta de un alto monto» de donde 
se descubre todo el campo de Tarragona y 



Á LAS IGLESIAS DE ESPAÑA. 167 

las islas de Mallorca é Ibtxa. Sirve hoy de se- 
minario de misioneros de los padres Obser- 
Yanles de San Francisco. La vida santa que 
allí se vive, con el desprendimiento que ¿ es- 
to suele acompañar, es la causa de no haber 
encontrado las noticias que buscaba acerca 
de la fundación primitiva de canónigos regla- 
res en el siglo XIL Dijéronme que el origi'- 
nal de la fundación y donación estaba en el 
convento de la misma orden de Terrasa ; pe- 
ro sin verlo, no puedo salir de las dudas que 
manifesté en el Archiepiscopologio de Tar- 
ragona. Entre tanto sepas que se conserva 
buena parte de Jos edificios antiguos, singu- 
larmente la iglesia entera, que es toda del 
siglo XII, y bien pudo servir de fortaleza, se- 
gún la intención del fundador (a). La consa- 
gró el Arzobispo Don Pedro de Albalat en 
1240. ni nombre primitivo de este lugar era 
Scornabous; el cual acaso tuvo otro origen 
que la fragura y aspereza del sitio , y lo ex- 
puesto que es en algunos puntos á despeñar- 
se el ganado. En la entrada del monasterio so 
conserva un arco solo, arruinados ya los edi- 
ficios que sostenia, en cuya cima se ve de 
relieve una gran figura de buey sin astas. 

(a) Ap. núm. LI. 



168 VIA6E LITERARIO 

De vuelta á Tarragona vi la gran villa de 
Reus, algunas de sus fábricas, su elegante 
paseo, y en esto y otras cosas conocí con 
cuanta razón se celebra la industria de sus 
vecinos y naturales, y lo activos que son en 
el comercio, en que tendría harto que exa- 
minar, si fuese cosa análoga á mi objeto. Con 
esto he concluido mi viage por lo tocante a) 
principado de Cataluña. A Dios. Tarrago- 
na, etc. 



APÉNDICE 



DE DOCUMENTOS. 



í. 

Constitutiones Synodale$ Terraconenses nh anuo 1335 ad 
i420. (Vid. pág^. 2.) 

Ex cod. Cartac. in BíbL FP, Prced. Valent^ 

Monitum. 

» 
Tarraconensis eccl. loto orbe notissimcB concilla multa tum 
prov. ium synod, latent adhuc, ui in Itinere nosiro lillerario 
dolenter diwimus, fotius quam contumeliose. Dum alia non 
suppelunt, hi8, lector, fruere synodalibus constüutionibus, 
quas ex códice Va(ent. ap. FFr, PrceücaU descripsimu9, ae 
cum aliis Tarraconensis eccl. accurate eontulimw. Id seias 
lamen, ex eis unam tantum aut alteram lucem vidisse Au- 
cusque in volumine Constitutionum synodalium edito a D. Afy* 
ionio Áugustino, Tarraconense Árch, Ule porro quas ipse eon^ 
diderat, ac proedecessor súus Ferdinandus de Loazes protu^ 
lit: vetustiores, qtu>d suo tempori parunt prodesseiU {ere o- 
mnes omissit, 

A.rnaidus (a) Arch. Terracon. in prima synodo per eum 
celebrata anno Domini Mcccxxxv mulliludinem constitutio- 
num synodalíum ad infrascriptas redegit et compilayit. 

Cum constitutionum nimia muUitudo animamm periculum 
inducere dinoscalur, infrascriptas constitutiones synodales, a 
nris. príedeccssoribus saiubriter proaiulgatas» In presentí 

[a] Arnaldiis Cescomes Aragonus, a Sede llIcrilfDfi td Tana* 
concQsem promotus circa ann. i330. 



170 APÉNDICE 

voluminc quibusdam amonitis (o) providimus redigendas: 
deccrncnles easdcm et non alias haberi pro constitutioníbas 
synodalibus Terrachonae , ac mandantes easdem inviolabn 
liler observan. 

Contra clericos ludentes ad ludum taxillorum. 

Slatuimus quod nullus clericus civitatis et dioce&is Terra- 
chonae ludal alicubi ad ludum aliquem lexillorum (b), Qui 
vero contra feceril, qualibet vicepenam X. solidorum se no- 
verit incurrisse. 

Contra clericos concubinarios, et eorum concmbutas^ 

Penas suspensionis in dóricos detinentes publice concu- 
binas, et excommunicationis in concubinas ¡psorum, latas per 
constilutionem bonse memoria; Jo. (c) Sabinens. Epi. in paiw 
tibus Ispaniai Appcae. Scdis Legatí, in infrascriptas penas an- 
cforitate Appca. nobis in hac parte commissas in Torrachone 
civilate et dioc. comutamus. Videlicet (d). si qoi clericorum 
píctae civilatis vei dioc. invenli fuerint de coetero detinentes 
publice concubinas , si benefícia habuerint cum cura, vel si- 
ne cura, a perceptione fructuum anni illius, in quo reperli 
fuerint incidisse in prsedictunx vitium, sint suapensi. Qnos 
quidem fructas deducto ipsius beneficii debito, servítiooi^ 
difiationis nostro (0) arbitrio reservamus. Si autem benefi- 
ctum non habuerint, el in sacris ordinlbus fuerint constilotii 
decem morabalinorum penam eo ipso se nóverint incurrisse. 
-Alios siquidem non habentes beneficia in minoriboa ordinn 
bus constituios, arbitrio nro., seu successorum nosfrennn 
decernimus puniendos. Concubinas vero dictorum clerico- 
rum X. morabalinorum pena slatuimus puniendos ; decer- 
nenies prsedictos clericos et concubinas prsefatis aospensio- 
nis et excommunicationis sententiis, ut animaram pencóla 
evilentur , de costero non ligari. 

(a) Al. cocí, amoih, 

(^) Al. cod. taxillúñnm, 

(c) Al. cod. Domini Jo, 

{d) Al. cod. ttt su 

{e) Al. cod. nosirtv. 



DE, DOCUMENTOS. i 7- 1 

Quod nuUiÁS elericus dioc. alience eelebret misam in dio€, 

Terracon. sine licentia. 

Praesenti constitutione inibeiÍRis (a) ne quis elerícus dioo. 
alíense ad celebrandum missam in civilate vel dioc. Teira- 
chonse de calero admitlalur, nisi super hoc a nobis vel .Offi- 
ciali nostro per patentes litleras licenliam habuerint specia- 
lem. 

De quibus bonis benefician possint facete tesiofni^tumt it 
quod recognoscant Pralaittm t» decima parte, 

Staluimus, et praesenti constitutione ordinamus quo4 uní- 
versi el singuli clerici sseculares civitatis et dioc. Terrachon. 
habentes beneficia cum cura, vel sine cura, de ómnibus bo- 
nis suis mobilibus et se moventibus, qusp per ecclesinnn suct 
adepti; exceptis vasis vinariis , bladariis et oleariis, in qui- 
bus bladuní, vinum vel oleum ecclesiarum seu benefficior- 
rum reserva tur (quse penes ecclcsias seu benefficia volumus 
remanere, etiamsi empla seu adquisita fuerinl ab eisdem); 
et exceplis servis» lectis et alus superlectilibus doorius, qus 
fempore collationum eisdem faclarum de dictis benefíeiis in- 
venta fuerinl in eisdem seu sestimationem eorum, si perdita 
postea fuerinl vel consumpta , possint dislribuere in sua ul^ 
lima volúntale; proviso lamen quod solutis debilis, el inju- 
riis rcslilutis, in decima parte tolius residui patrem auum 
Terrachonensem Archiepiscopum recognoscant. De bonis au- 
tcm palrimoninübus, ve) quoeumque modo intuitu persona^ 
rum per eos adquisilis, prout jura volont, suam valeant fa- 
ceré voluntalem. Quicumque vero ausu temerario contra 
hanc constilulionem nostram bona clericorum decedienlium 
ropero, furari seu asporlari praesumpserit, nis! infra ocio 
dicrum spacium ea restiluerint, ex tune duplici poena sine 
spe misericordiae puniantur. 

Contra rectores et curatos non reiidenter. 

Reclorcs seu cúralos, qui in suis parrochalibus ccclesiis 

(o) Al. cod. iubemut. 



472 APÉNDICE 

per dúos menses cessaverint residere, a nobis vel a noslrii 
tuccessoribus per palentes litlcras licentia non obtenía^ a 
perceptionc frucluum dictarum ecclesíanim per annum ipso 
facto presentís constilutionis aucloritate noverinl se priva- 
tos, quos ordinatioiii nostra spetíaliter ducimus reservandos. 

Quod nullus abslrahat notas vd instrumenta de lua 

parrochia. 

Deüberatione provida statulmus ut nullus rector seu vlea- 
rius vel fuivís alius notarius sea locum tencns rectoris , vi- 
caríi seu notarii cuiuscumque ecclesiae , loci seu parrochis 
nostnc diócesis Tarraconensis , aiit alia qusecumque persona 
eliam (a) ecclesiastica vel cliam secularis nolulam sea nolu- 
las aut prolhocollum seu prothocolos (6) notularum ipsios 
ecclesiae , loci seu parrochise , instrumentum seu inslrumen- 
ta aut quamcumque aliam scripturam publlcam, quod vel 
quae idem notarius Vel locum tencns notarii tenere debeat, 
extra ñncs aut términos loci seu parrochise aut nolaris 
¡psius extrahat seu exlrahi facíat quovis modo , absque no- 
stra vel offícíalís noslri licentia et permissu. Quicumque au- 
tem huius prohibilionis seu statuti temcrarius extiterit vioia- 
tor , excommunicationis sentenliam ipso facto incurrat, a 
qua absolví nequeat, nisí prius ecclesiss, loco seu parrochia 
ipsi, et passis inde injuriam sive dampna , integre salísfece- 
rit, arbitrio noslro vel OíBcialis noslri de transgressione 
huiusmodi nichilominus puniendus. 

Quod nullus recipiat notas vel confioiat instrumenta in par' 
rochia alicuius rectoris qui habeat notariam. 

ítem cum in messem alienam nemo falcem suam poneré 
debcat, statuimus ut nullus infra parrochiam alicuius recto- 
ris , qui habeat notariam , audeat confícere instrumenta sea 
notas vel notas recipere de eisdem sine rectoris ípsius vel 
vicaríi ipsius exprcssa licentia et permissu. Qui faceré vero 
contrarium prsesumpserit, ipso facto sententlam excomrouní- 
eationis incurrat, a qua nullalcnus absolvatur, nisi de inja- 

(a) In al. cod. deest etiam. 
\b) Al. cod. prothocoUa, 



DE D0GUMEI4T0S. 473 

tía et dampno dalo Rector! , infra cuius parrochiam ¡nstru*» 
mentum confecerit , seu noiam receperit , prius satisfecerif 
compelen ter. 

Quod nullus indutat notarium ad recipiendum notas vel cofi'' 
ficiendum inüruménta in parrochia alicuius rectoris , qui 

haheat nolariam^ 

Eos qui propria lemerkalis audalía presiimunt infra par- 
rochiam alicuius recloris nostr» diócesis T^rrachonensis, 
qui habeal nolariam publica conficere inslrumenla , aul no- 
lam vel ñolas recipere de eisdem , non habita super hiis par- 
rochialis presbyteri vel ipsius vicarii licentia speiiali , ex- 
communicationis mucrone^ercellit aalubris nostta constilu- 
tio synodalis. Quia vero pleriqtie , qui per se íbrsan dictam 
conslitutionem nullatenus violarent , inductionibus lamen et 
sucgeslionibus contrahentium ad violandum ipsam , non abs- 
que eorum gravi periculo inducunlur; nos animarum pericu- 
lis ocurrcre cupientes , ac volentes dolosas inductiones ac 
sucgcstiones prsedictas , quantum nobis est posibile , cohi- 
bere et insuper provide atlendentes quod agentes, inducen- 
les, suggerentes, necnon fieri facientes pari poena Scriplurae 
testimonio plecli debent; idcirco omnes et singulos contra- 
henles qui aliqucm vel aliquos ad dictam conslitutionem te- 
meré violandam non verebantur inducere , vel eos (eis) con- 
tra prs^issa in aliquo consentiré , prsesentis noslrae consti- 
tulionisautorilaie eadem excommunicationis senteníia eo ipso 
decernimus innodari ; a qua nullatenus absolvantur, nísi 
prius ad arbilrium noslrum eis, quibus per praemissa dam- 
pnum vel injuria fuerint irrógala, satisfaclionem exhibuerint 
competentem. 

Quod nullus sacerdos exerceat curam animarum fine licentia^ 

Mandamus eliam quod nullus sacerdos seu vicarius curam 
animarum exerceat in aliqua ecclesiarum [dioeccsis flostrse 
sine speiiali commisione noslra, de qua constela 

Casus reserva ti, (a) 
Infrascriplos casus nobís ¡decernimus reservare : absolve- 

[a) Ai. cod. adit: domino Jrchtepiscopo, 



17i- APÉNDICE 

re videlicet excommunícatos inajori excommanicatione : in* 
terdictos vel suspensos ab homine, vela jure: imponere pe»- 
nilenlias blasfematoribus l)ci vel Sanclorum: degerantes (f. 
deierantes) scienler, seu pcriuros in dampnum proximi, nisi 
prsecedal reslitulio, et satisfaciant dampna passis : commu- 
tatíoncs quorumlibel volorum, reslilutiones male ablatorum, 
incerloruin vel ccrlorum, quando non extant hi¡ quibus cst 
rcslilutio Facienda, neo injurians, per quem fierel restUnb'o, 
ordínavU, cuius quantitas exeedat sumam viginti BOlidorum: 
absolulionetn eofum qui interfuerunl clande8lini6 matrimo^ 
niis, vel contra interdictum Ecclesise clfebratis: pcenitentiam 
omnium publicorum criminum: opprcsionem liberorum: sa*- 
critegíum: abusum crismalis, Eu(^ristiaB vel altetíusrei sa- 
crae: promotionem per sallum vel ab alio sin^ nostri licentia 
factam: dispensalionem simonise. In coBtetis autem casibos 
nobis de jure, consuetudine, seu alias per prasdecessoreB 
nostros specialiter reservalis, rectoribus et eorum vkarOS) 
de corum diserclione eonfídentes, solvendi (a) grafiose po- 
testatem et licentiam impcrlinmr, donceh eandem duxerímus 
revocandam, et allter supcr prscdiclis duxerimus ordinaa» 
dum: constitutione aliqua in alíquo non obstarile. (6) 

II. 

Constitutiones synodalea ediicB per Dominutn Fti^Sai^ 
dum (c) Archiepiscopum Terraconensem pridie nonas fe^ 
bruarii anno Domini M.CCC. quinquagesimó (d), (VkL 
pág. 3.) 

Quod vigilia B. Tecla cum cibis kadragesimalibus jeiUM^ 

tur (c). 

\j\im creatura non habeal quid pro meritis suo respondeat 

[a) Al, cud. absolveñdi, 

{!>) A.I. cüd< aliqua cofitrariz ñon o!/jiante. 

(t) Fr. Sancius Liipiuá de Ayerhe. ord. S. FranciÁci , e Sede 
Turiasonensi ad Tarrdconenseoí promotus ann. 1347. 

(^d) Addeiidum pulo quinto; uroaes eoini Cotistitutiobes sequen* 
ter dalae et lectte dictintur ann. i355. Alius cod. habet ano. i354. 

(e) Al, cod. Ut omnes ieiunentin Qioriiia D, Teclee, 



DE DOCUMENTOS. 175 

Cireatofi> él homo ad laudandum Deum principaliter sil' 
erealus, queni non solum in se ipso, sed eliain in eius 
Sanctis laudare iubelurj et ^cclesia TerraconsB, cui licct 
immenti praesidemus , qu« capul el mater exislil onnnium 
Bccleslarum totíus provinliae Terraconensw , sub invocalioríe 
Bma. Teclae Virgs. el Prolomarts. Xi>ti. olim fúndala fue^i 
rit per ortodochae fidey profesares (a); idcirco ad )audem< 
Dei et ad honorem Virgs. el Maris, supra diol® , de nostri 
Prepositi et Capilulí consilio et consensu , perpetuo prohi- 
bemus edicto sub poena excomunicationís el maledictionis 
aelerníe , ne in noslra dioecesi TerracbonsB aliquis cuiuscum- 
que status el condltionis existal, qui glorietur nomine xpano, 
¡n vigilia B. Tecte, cujus festivilas celebrátur nonokalenda» 
oclobris, carnes comedal, nisi nécessitate cogenle: Imo di* 
ctam vigilíamqaílíbel, postquam etatem habuerit, jelunare 
in cibis quadragesimalibas sil aslriclus. Et quia clerici, po- 
líssime relligios! , laycls bene el honeste vivendi debent da- 
re materiam el exemplum , expresse duximus prohibendum 
tie de coetero per Preposilum in vigilia supra dicta in canóni- 
ca carnes modo aliquo ministrenlur, sed providealur canon» 
rticis , cterieis et alus porlionarüs in pisclbus et atiis t ut in= 
similibns vigiiüs jejunalibus cst fíeri assuetum. Et ut aiiquis 
3uper hoc ignorantiam non valeat allegare, hanc constitu- 
ttonem singulis annis in synodo precípimus inler alias pu- 
blicari, ul rectores curati eam observent, et a snls parro- 
chianis facianl observan. 

De anni et kalendarii observatione (b). 

Non debet reprehensibíle jadicari si secondom varietatem 
temporum slalula, usus seu observanliae quandocumque 
varienlur humana; praeserlim cum urgcns necessilas vel 
ulililas vel alia causa ralionabilis id exposcit; quoniam ipse 
Dcus ex hiis , quse in vcleri testamento statuerat , nonulla 
muta vil in novo. Sane nos frater Sanccius permisgione di- 

(rt) A.\. Qoá. pvoffcssorem. 

{h) Al. cod Qiiod aliqíiís notariiis in suisnotulis, seu inslru- 
mentís vel a liis scripitiris non sil aiisu^ poneré, «eu scribere ralen- 
das, nonas ñeque idus; sed loco istorum ponat ct scribat dies men- 
siiiai. 



i 76 APÉNDICE 

vina Stffi. TerrachonsD ecclesise Archiepiscopus , próvida dd- 
liberalione pensantes quod in nostri et offícialatus nostrí cu- 
ria est necessarium permaxime , et expedit modum et for- 
mam circa instrumenlorutn kalendaría-(a) servari, proutín 
tota Cathalonia observalur, propler appeilatioDes , qas ad 
nos et nostram curiam undique de nostri provintia-confluunt 
quasi raatrem , quae interdum ob neclig^ntiam appeliaQtiom 
sea procuralorum suorum petuntur et r equiruntur de serie (6) 
censeri , ex quibus nobis , Vicario vel officiali principali no- 
stro est difñcile diversa ínstrumentorum, lilterarum, seu 
scripturarum kalendaria (c) computape , hocque •consequen- 
ter in Hligantium parlium cedat dampnum , et evidena de- 
trimentum^ praesenti constitutione sancckmis quod a die 
preseRti in antea quilibet rector, notarius vel vicaríus pe> 
petcius, vel quicumque alius , ad qaos tab^lUonatas vei ao- 
tarü offícium in dicUs aostra ci vi late et dioeceai Terracboas 
qualitercumque pertinere dinoscitur, in instrumentísy^cariíf 
publicis, Htteris et scripturís universis, quce ¡a judicio vei 
extra judicium habent confíci, ad instan tiam nostri, vel 
etiam cuiuscunique per eum seu eos conficlendís , préseos 
ordo super kalendariis {d) observelur, videUcet, quod anmis 
a NativKate Dnt. incipiens computetur, nonas « idusalque 
kalendiis (e) omissis, loco, anno, mensium nomÍRibus, et 
dierum numero m prefalis car lis publicis , litterís el señptiK 
ris designalis expresis , prout in dalia oenstitutíonis pre- 
sentis noscitur contincri. Quisquís autem nostr» praesentís 
sanccionis exlíleril violator, nostro, vei Vicarii in spírilaali- 
bus , vel Orñciaiis noslri principalis arbitrio puniatur. Datis 
Terraclionse vicésima quarta die mensis aprilis anno a Nati- 
vítate Domlni millessimo trec^ntessimo quinquagessimo 
quinto. 

(a) Al. cod. haiondaria, 

[é) Al. cod. deserta, 

(c) Al. cod. habondaria^ 

\d) AI. cod. kalendario^ 

\e) Al. cod. kalendarum. 



DE DOCIMENTÜS. < 77 

Quod presbyieri el clerici in sacris ordinilvs ccjutituti por- 
tcnt in superftmicali manicas largas et rotundas (a). 

Ilcm slatuimiis quod nullus presbyier ncc clericiis noslraj 
cüípcesis afCjUG domus in sacris ordinibus constilutus siiprr- 
lunicale, quod habcal manicas cum goletis, publica inr 
duhcre scu deforrc prsesumal; sed in ipso superlunicali ma- 
nicas rotundas el láridas babeal compcicnter; quovis abusu 
contrario non obslantc. Quicumque vero posl annunj a dala 
conslilutionis pra^.scníis huiusmodi slatuti fuerit violalor, 
leneatur siiperlunicale huiusmodi daré pauperibus infra 
mensem ; alioquin ab officio ot ingrcssu ecclcsiae noveril &e 
suspensum. 

Quod nullus clericus in zonis, ensihus vcl gladiis, aurum 

vel argentum nec arma infra ecclesiam vel extra defferant, 

qu fublice valcant aparere. Et quod túnica vel supertuni^ 

cale portent cum collario, 

Ilcm slaluimus el eliam ordinamus quod nulíus rector, 
presbyier vel clericus in sacris conslilutus ordinibus noslr^e 
dioecesis alquc domus in zonis , cnsibus vel gladiis aurum 
vel arg"cnlum, quinymo nec arma infra ecclesiam vel extra 
defferant, cj^ua; publice valeanl aparere, nisl cum de nocte 
ad malulinas {h) veniunl, vel ilerfaciunt, vel nisi forsan 
haberenl notorias inimicitias capitales; cum hocjuri ol ho- 
neslali clericali obviare noscanlur, poenam amissionis auri 
vel argcnti el armorum ipso facto , si conlrarium fecerint, 
incursuri, irao (c) contrario aplicandorum. Presentí quoquc 
adicimus sanccioni quod dicti Rectores, presbyieri et clcricj 
tunicam vel superlunicale noviler deccBlero facieqdas clausa 
portent usque ad coUum. El s1 contraríum fecerint, lunicam 
vel superlunicale, quod sine clausura suffícienti defulerini, 
infra mensem leneanlur pauperibus erogare. Quod si non 

[a) Al. cod. Quod nullus clericus dioc. Terracon. in sacris or- 
dÍDÍi)t]<t conslilutus sil ausus portare! goletas longas in suis supertu« 

niralibns. 

(h) Al. cod. matutinos. 

(r\ Al. red. nostro erario tplicandani. 

TOMO XX. 42 



< 78 APÉNDICE 

fecerint, penaní quiíiquaijinta solidorum eos el Ipsoruní 
qucmlibel incurren» volumus ipso fado, per nos in pus us¡- 
bus convertcndam. Dal. Terrachone XXV die mensis aprilis 
anno a Nalivilale Domini M.CCCL. quinto. Fuil léela et pu- 
blícala coram tolo clero cadem die in choro Sedis Terrachon. 

Quod quilibet curalus ad synodum personaliter veniat, niri 
insto fucri impedimento deientus (a). 

ítem ordinamus el statuimus slatuta per prsedecessorcs 
noslros exequendo (qu¿c frustra essent condita, nisi exe- 
eulioni debita} mandarentur), quod quilibet rector et vica- 
rius pcrpeluus noslrse dioc. quolibet anno, termino ad hoe 
iam prcñxo, ad synodum personalilcr veniant, nisi fucrinl 
impedimento legitimo pra;pcdili; quocasu procüralorem ad 
dictam synodum] mitlerc Icneanlur, qui eidem dum düra- 
veril inlersit, et iuramcrilum prsestare tcneatDr, et cau- 
sas (6) dicere, et alleg^arc quarc suus princípalis venire 
non potuit. Si quis vero priesenlis constitulionís fueril vio- 
lator, penam L. solidor. nro. aplicandoriim (c) erario ¡pío 
facto incurrat. Dat. Terraclione XXV. die mensis apritis, 
anno a Naliv. Dni. M.CCC.LV. 

Fuil Iccta et publícala eadem die in choro Sedis coram lo- 
to clero ibidem congrégalo prxsentibus pro testibüs discre- 
lis Petro Aymerici, Sanctse Marise de Plano , Mfurtino De^it 
ecclesise de Ciutadilla, dioc. Terrachon. rectoribus et Jacpbo 
Calbeti((¿), scolari oriundo de Vimbodino (e), et pluribasaliii 
ad haec petítis et rogatis pro testibüs. 

(a) Al. cod. Ut omnos rectores et vicarii perpetui teñeanlnr'te- 
nirc , et pnesentes esse anno quolibet teoipore «ssignato td iTBoduB 
Terracons. 

[6) Al. cod. cauiom, 

(c) Al. cod. apUcandam. 

[d] Al. cod. Calbeus. 

(•) Al. cod. Finobodíno, 



DE DOCCWEMOS. 179 

Ilí. 

Constitutiones synodales editce per D. Petrum (a) Archiepi- 
scopum Terracon. in prima synodo per eum celébrala Ter- 
racone die vencris XXL aprilis auno a Nativitate Domini 
MCCCL. octavo (b). (Vid. pa^. 6.) 

rVd resecandum el penilus cnervandum abusum qui in qui- 
busdam locis Terraconensis diócesis puUuiavit, videlicet quod 
rectoribus sea vicariis perpeluis ecclesiarum parrochiaüuní, 
rebus cxemplis humanis, nonnulli Domini temporales, baiu- 
li seu officialcs ipsorum ecclesias sic vacantes slabiiiunt seu 
stabilire permitunt , ponentes inibi armatos homines, qui 
sine licenlia dominorum temporalium novos rectores ingredi 
in ecclesiis eis debilis non permilunt; imo, quod est perni- 
ciosum exemplo , eos redimi faciunl recipiendo pecuniam ab 
eisdem , ac bona ipsorum occupant el dislrahunt, antequam 
posessionem ecclesiarum valeant adipisci , haec iieri de ce- 
tero prohibemus omnino. Quod sí secus aclum fueril, dómi- 
nos temporales, baiulos eorum^ vel quoscumquealios aucto«p- 
rílate sanclionis praesenlis ipso fació excommunicationis sen- 
lenliíB volumus subjacere: el ecclesias sic slabilitas, el per 
láyeos (c) occupalas, propler delictum diclorum dominorum 
seu officialium suorum, ecclesiastico suponimus interdicto, 
donech de iniuria facía nobis el reclori taliler impedilo fue- 
ril integre salisfaclum. 

(a) Petrum scilícet Clasquerínum y qui Oscensis primuiu, mox 
Maioricensis Episcopus fuit; indeque ad Tarraconenseiu eccle>iam 
translatus idib. febniarü i358 , quam rexit usque ad i38o. Tría 
conciba provincialia ab eo celébrala nieminit Ant. Aug.; quatuor 
autem dicecesana. Quorum hic constitutiooes^amuiy siluit, forlaste 
tamquam rem parvi momenli. 

(b) Al. cod. huno habet titulum, quo noster ctret: Quoelnullut 
laicui modo aliquo se intromiltat de factis ecclesiae post mortem re^ 
ctoris vel vicarii perpelui, Al. cod, Tarracon. sic habei: contra sta- 
bilientes ecclesias vacantes, 

(c) Al.cod.Ji>. 



1 70 APÉNDICE 

voluminc quibusdam ampntlis (o) providimus redigendas: 
deccrncntes easdcm el non alias haberí pro conslitutíonibos 
synodalibus Tcrrachonae , ac mandantes easdem inviolabi- 
liter observar!. • 

Contra clericos ludentes ad ludum taxillorum. 

Slatuimus quod nullus clericus civitalis et diócesis Terra- 
chonae ludat alicubi ad ludum aliquem (exillorum (b). Qui 
vero contra fecerit, qualibet vice penam X. solidoram se no- 
verit incurrisse. 

Contra clericos concubinarios, et eoruni concubinas. 

Penas suspensionis in clericos delinentes publica concu- 
binas, el excommunicationis in concubinas Ipsorum, Jatasper 
conslitulionem bonae mcmorise Jo. (c) Sabinens. Epi. in paiw 
tibus Ispaniae Appcae. Scdis Legati, in infrascriptas penas au- 
cforitate Appca. nobis in hac parte commissas in Tcrrachone 
cívitate et dioc. comatamus. Videlicet (d). si qai clericoram 
pictae civilatis vei dioc. inventi fuerint de cestero detinentes 
publice concubinas , si beneficia habuerínt cum cuFa, vel fi- 
ne cura, a perceptione fructuum anni iilius, in quo reperti 
fuerint incidisse in prsedictuní, -vitium, sint suapeasi. Qaos 
t}uidem fruclus deducto ipsíus beneñcii debito, servitio oi^ 
dlnationis nostro (é) arbitrio reservamus. SI autém benefi- 
cium non habuerint, el in sacris ordinibus fuerint constílali, 
decem morabatinorum penam eo ipso se ndTerint incurriMe. 
'Alios siquidem non habentes beneficia in minoribos ordinn 
bus constituios, arbitrio nro., seu successorum DOsfreniD 
decernimus puniendos. Concubinas vero dictorum clerico- 
rum X. morabatinorum pena slatuimus puniendos ; decer- 
nenies prsedictos clericos et concubinas prsefatis aospeniift- 
nis et excommunicationis sententiis, ut animaram pénenla 
cvilentur, de coetero non ligari. 

(a) Al, cod, amoth, 

(b) Al. cod. taxÜhfttm^ 

(c) Al. cod. Domini Jo, 

(d) Al. cod. nt si, 
(«) Al. cod, nostrof» 



DE DOCUMENTOS. .17-1 

Quod nullus dericus dioc» alience eelebret nmam in dioc, 

Terracon. sine licentia. 

Praesenti conslilulione inibeiiftis (a) ne quis clericus dioo. 
alienae ad celebrandum missatn in civitate vel dioc. Terra- 
chonse de celero admiUalur, nisi super boc a nobis vel Offi- 
ciali nostro per patentes lítleras licenliam habuerini specia- 
lem. 

De quibus bonis beneficiati possint faceré testan^§nium » ^t 
quod recognoscant Prcelattm in decima parte, 

Statuimus» et praesenti conslitutione ordinamus quo4 uni- 
versi el singuli clerici saeculares civitatis et dioc. Terracbon. 
habentes beneficia cum cura, vel sine cura, de ómnibus bo- 
nis suis mobilibus et se moventibus, qua» per ecclesinm suct 
adepti; exceplis vasis vinariis , bladariis et oleariis, in qui- 
bus bladuní, vinum vel oleum ecclesiarura seu benefficio^ 
rum reservatur (quae penes ecclesias seu benefficia volumus 
remanere, etiamsi empta seu adquisita fuerint ab eisdem); 
et exceptis servis, Icctis et alus superlectilibus domus» quae 
tempore collationum eisdem faclarum de diclia benefíeiis iii- 
venta fuerint in eisdem seo sestimationem eorum, si perdita 
postea fuerint vel consumpta , possint distribuere in sua ul^ 
tima volúntate; proviso tamen quod solutis debitis, et inju<^ 
riis rostilutis, in decima parte totius residui palrem suum 
Terracbonensem Archiepiscopum recognoscant. De bonis au- 
tem patrimonialibus, vel quocumque modo intuitu persona^ 
rum per eos adquisitis, {>roiit jura volont, suam vaíeant fa- 
ceré volunlalem. Quiciimque vero ausu temerario contra 
hanc constitulionem nostram bona clericorunn decedentium 
raporo, furari seu asporlari praesumpserit, nisí infra octo 
dierum spacium ea restiluerint, ex tune duplici pcena sine 
spe misericordia) puníantur. 

Contra rectores et curatos non reiidenter. 

Rectores seu curatos, qui in suis parrochalibus ccclesiis 

(o) Al. cod. iubemus. 



173 APÉNDICE 

per dúos menses cessaverint residere, a nobis vel a noslrii 
successoribus per patentes liKeras licentia non óblenla, a 
perceptione frucluum dictarum ecclesiarum per annum ipso 
facto prxsentis constilutionis auctorilate noverinl se priva- 
tos, quos ordinatioiii nostr» spetialiter ducimus reservandos. 

Quod nullus abslrahat notas vd instrumenta de tua 

parrochia. 

Deliberatione provida staluimus ut nullus rector seu viea- 
rius vel ^ivís alius notarius seti locum tencns rectorís , vi- 
carii seu notarii cuiuscumque ecclesiae , loci seu parrochis 
nostra^ diócesis Tarraconensis y aut alia quaecumque persona 
eliam (a) ecclesiaslica vel cUam secularis notulam seu nóta- 
las aut prolhocollum seu prothocolos (6) notularum ipsius 
ecclesiae , loci seu parrochiae , instrumentum seu instrumen- 
ta aut quamcumque aliam scripturam publicam, quod vel 
quae idem notarius Vel locum tencns notarii tenere debeat, 
extra ñncs aut términos loci seu parrochi» aut notariae 
ipsius exlrahat seu extrahi facial quovis modo , absqae no- 
slra vel ofñcialis nostri licentia el permissu. Quicumque au- 
tem huius prohibitionis seu statuti temcrarius extiterit viola- 
tor y excommunicationis sentenliam ipso facto incurrat, a 
qua absolví nequeal, nisi prius ecclesias, loco seu parrochis 
ipsi, el passis inde injuriam sivc dampna , integre sallsiéce- 
rit, arbitrio nostro vel Offícialis nostri de transgressione 
huiusmodi nicbilominus puniendus. 

Quod nullus recipiat notas vel conficiat instrumenta inpar^ 
rochia alicuius rectoris qui habeat notariam, 

ítem cum in messem alienam nemo falcem su aoi poneré 
debeal, staluimus ut nullus infra parrochiam alicuius recto- 
ris , qui habeat notariam , audcat confícere instrumenta sen 
notas vel notas recipere de eisdem sine rectoris ipsius vel 
vicarii ipsius exprcssa licentia el permissu. Qui faceré vero 
eontrarium prsesumpserit, ipso facto sentenliam excommuni- 
eationis incurrat, a qua nullatcnus absolvatur, nisi de injo- 

(d) In al. cod, deest etiam. 
(S') Al. cod. proihoeeila. 



DE DOCUMENTOS. 179 

tía et dampno dalo Reclori , infra cuius parrochiam instru*^ 
menlum confecerit , seu notam receperit , prius satisfecerít 
compclenler. 

Quod nullus ináucal noiarium ad recipiendum notas vel eon-^ 
ficiendum insíritménta in parrochia alicuius rectoris , ^wf 

haheat notariam. 

Eos t|ui propriae lemerítalis audatía presamunt ¡nfra par- 
rochiam alicuius recloris noslr» diócesis T^rrachonensis, 
qui babeat notariam publica conficere inslrumenla> aut no- 
tam vel notas recipenide eisdem , non habita super hiispar- 
rocbialis presbyteri vel ipsius vicarii licenlia speliali , ex- 
communicalionis mucrone^ercellit aalubrb noslta <X)nslitu- 
Uo synodalis. Quia vero pleriqtie , qui per se forsan dictam 
conslitutionem nullatenus violarent , induclionibtis lamen et 
sucgesüonibus contrahentium ad violandum ipsam , non abs- 
que eorum gravi periculo inducunlur ; nos animarum pericu- 
lis ocurrcrc cupientes , ac volentes dolosas inductiones ac 
sucgesliones prsediclas , quantum nobis est posibile , cohi- 
bere et insuper provide atlendenies quod agentes, inducen- 
les, suggercnles, necnon fieri facientes pari poena Scriplurae 
leslimonio plecli debent; idcirco omnes el singulos contra- 
henles qui aliquem vel aliquos ad dictam conslitutionem le- 
mere violandam non verebanlur inducere , vel eos (eis) con- 
tra pra^issa in aliquo consentiré, prsesenlis nostrae consti- 
tulionis autorilale eadem excommunicationis sentenlia eo ipso 
decernimus innodari ; a qua nuUalenus absolvanlur, nisi 
prius ad arbilrium noslrum eis, quibus per prsemissa <}am- 
pnum vel injuria fuerinl irrógala, salisfaclionem exhibuerinl 
competenlem. 

Quod nullus sacerdos exerceat curam animarum fine licentia* 

Mandamus eliam quod nullus sacerdos seu vicarius curam 
animarum exerceat in aliqua ecclesiarum [dioeccsis nostrae 
sine speliali commisionc nostra, de qua conslet, 

Casus reserva ti, (a) 
Infrascriptos casus nobis ¡decernimus reservare : absolve- 

[a) Al. coó, BÚil: domino JrchUpiscopa, 



17i- APÉNDICE 

re videlicet excommunícatos majorí excommanicatione : in* 
lerdictos vel suspensos ab homine, vela jure: ¡mponere poB^ 
nilenlias blasfeinatoribus Dei vel Sanctorum: degerantes (í. 
deierantes) seienler, seu pcriuros in dainpnum proximi, nisi 
prsccedal reslilulio, et salisraciant dampna passis: commu- 
talioncs quorumiibet volorum, restilutiones male ablatorum, 
¡nccrloruin vel cerlorum, quando non extant hi¡ quibus est 
reslitutio Facícnda, nec injurians, per quem fíeret restitolio, 
ordinavit, cuius quantitas exccdat sumam viginti solldorum: 
absolulionetn eofiim qui interfuerunt clandesUni^ matrimo^ 
niis, vel contra iiitcrdictum Ecclesise cefebratis: pcenitentiam 
omníum publicorum criminum: opprcsionem liberorum: sa*- 
critegium: abusum crismalis, Eu(^ristiaB vel alleliusrei sa- 
crsB: promotionem per sallum vel ab alio sine noistri licentía 
factam: d¡<ípensationem simoniae. In coeteHs autem casibas 
nobis de jure, consuetudine, seu alias per praBdecessores 
nostros specialiler reservatis, rectoribus et eorum vkaiüs» 
de eorum diserclione confídentes, solvendt (a) gratiose po- 
testatem et licentiam impcrünmr, doncch eandem duxerimus 
revocandam, et alilcr super prscdicUs duxerimus ordinao» 
dum: constitulione aliqua in aliquo non obstarile. (6) 

II. 

Constitutiones synodcUes edita per Dominuin FV^hS^uh 
cium (c) Archiepiscopum Terraconensem jjridie nofiosfe- 
bruarii anno Domini M.CCG. quinquagesimo (d). (Vid. 
pág. 3.) 

Quod vigilia B. TccIcb cum cibis kadragesimaltínis jeiUM^ 

tur (c). 



C 



um creatura non habeal quid pro meritis suo respondeat 



[a) Al, cud. absolvendi, 

{!>) A.I. Cüd, aliqua cnnirariz non obitanit, 

(c) Fr. Sancius Lupina de i\yerbe. ord. S. Franci^ci , e Sede 
Turiasonensi ad Tarrdconenseoí promotus ann. 1347. 

{d) Addeiidum pulo quinto*^ uroaes coini ConslitutioDM icqocn* 
ter dalae et lectte dictintur aun. i355. Aliiis cod. habet ano. i354. 

{e) Al. cod. Ut omnes ieiunentin Qtgitia B, Tec/ee, 



DE DOCUMENTOS. <75 

Creatofi» él homo ad laudandum Deum principaliter sit 
crealus , queni non solum in se ipso , sed eliam in erius 
Sanctis laudare iubelur» el ^colesia Terraconae, cui liceti 
immeriti praesidemus , qu« capul el mater exislil omniuní' 
eccleslarum totíus provinliae Terraconensw , sub invocaliorle' 
Bmae. Teclae Virgs. el Prolomarts. Xi>ti. olim fúndala fue^i 
rit per ortodochae fidey profesares (a); idcirco ad laudem' 
Dei el ad honorem Virgs. el Maris, supra diclte, de noslri 
Prepositi el Capilulí consilio el consensu , perpetuo prohi^- 
bemus ediclo sub poena excomuníealionís el maledictíonifr- 
íEtern» , ne in noslra dioecesi TerracbonsB aliquis cuiuscum- 
que status el conditionis extstat, qui gloríelur nomine xpanO. 
in vigilia B. TecfeR, cujus festivilas celebratur nonokalendá» 
oclobris, carnes comedal, nisi necessitate cogenle: Imo di* 
ctam vigilíamquilibel, postquam etatem habueril, jemnar^ 
in cibis quadragesimalibas sil aslrictus. El quia clerici, po— 
tíssime relligiosi, laycls bene el honeste vivendl debenl da^ 
re nialeriam el exemplum , expresse duximus prohibendum 
ne de coetero per Preposilum in vigilia supra diclá in canonU 
ca carnes modo aliquo minisfrenlur, sed provideatur can6« 
ntcis , eterieis el aliis porlionariis in piseibus el aliis t ut iti' 
similibns vigiiiis jejunalibus cst fíeri assuetum. El ut aliquis 
super hoc ignorantiam non valeal allegare, hanc constítu-* 
iTonem singulis annis in synodo precipimus ínter alias pu- 
blicari , ul rectores curati eam observenl , el a snls parru* 
chianis facianl observan. 

De anni et kalendarii obsen^atione (b). 

Non debe I reprehensible jadicari si secondom varietatem 
lemporum slalula, usus seu observanüse quandocumque 
varienlur humana; praeserlim cum urgens necessitas vel 
ulilllas vel alia causa ralionabilis id exposcit; quoniam ipse 
Deus ex hiis , quae in veleri testamento staluerat , nonulla 
mulavil in novo. Sane nos frater Sancclus permiscríone di- 

(rt) A\. coa. proffcssorem, 

{/f) Al. cod Qiiod aliquis notariiis in suis notulis, seu inslry 
mentis ve! a liis scriptiiris non sil aiisu^ poneré, seu scribere ralen- 
das, nonas ñeque idus; sed loco islorum ponat ct scribat dies men- 
sium. 



i 76 APÉNDICE 

vina Stffi. TerrachonsD ecclesise Archiepiscopus , provida del- 
Überatione pensantes quod in nostri et offícialatus iioslrí ca-* 
ria est necessarium permaximc , el «xpedit modum et for- 
mam circa inslrumenlorum kalendar¡a-(a) servarí, proutin 
tota Calhalonia observatur, propler appellationeB « qiue ad 
nos et noslram curiam undíque de nostri provintia-conflaunt 
quasi raalrem , quae inlerdum ob neclíg^ntíam appeliantium 
sea procuratorum suorum petuntur et r equiruntur de serie (b) 
censeri , ex quibus nobis , Vicario vel ofñciali principali no- 
stro est difñcile diversa instrumentorum, lilterarum, sea 
scripturarum kalendaria (c) computape , hocque -consequen- 
ter in Htigantium parlium cedat dampnum , et evideos de- 
trimentum^ praesenti conslítutione sancckmis quod a die 
presoRti in antea quilibet rector, notarius vel vicaríus pe> 
petcius, vel quicumque alius , ad qaos tabelUonatus vei ao- 
tarü offícium in dictis aostra civilate et dioecesi Terracboas 
qualitercumque pertinere dinoscitur, in instrumentísy^cartii 
publicis, Klteris et scripturis universis, quce in judicio vel 
extra judicium habent confíci, ad instan tiam nostri, vd 
etiam cuiuscumque per eum seu eos conficiendis , presens 
ordo super kalendarüs {d) observelur, videticet, quod anmu 
a NalívKate Dni. incipiens computetur, nonas , idos alqne 
kalendiis (e) omissis, loco, anno, mensium nomiaibus, et 
dierum numero m prefalis carlis publicis, litlerís el senptii!- 
ris designalis expresls , prout in dalia oenstitutíonis pre- 
sentís noscitur conlincri. Quisquís autem noslrae praesentis 
sanccionís exllleril violalor , nostro , vei Vicarii in spirilaall- 
bus , vel Orñciaiis noslri príncípalis arbitrio punialur. Datis 
Terrachonse vicésima quarta die mensis aprilis anno a Nati-* 
vítate Domini millessimo trecentessimo quinqnagessimo 
quinto. 

(a) Al. cod. kaiondarta, 

[é) Al. cod. deserta, 

(c) Al. cod. kaiondaria^ 

(J) Al. cod. /calendario^ 

[e) Al. cod. kalendarum. 



DE DOCIMEMÜS. <77 

Quod presbyieri el clericiin sccris ordimbvs ccfutitvti por^ 
tcnt in swperíumcali manteas largas et rolundas (ay 

líem slatuimus quod nullus prcsbyier ncc clericiis nostras 
diopcesis alo¡uo domus in sacris ordinibus consliíutus siiprr- 
lunicale , quod habcal manicas cum goletis , publica in- 
duhere scu derorrc prsesumal; sed in ¡pso superlunicali ma- 
nicas rotundas el larg-as habeal compelen ter; qnovis abusu 
conlrario non obslanlc. Quicumquc vero posl annunj a dala 
conslilulionis prseseníis huiusmodi slatuli fueril violalor, 
lenealur superlunii^ale huiusmodi daré pauperibus ¡nfra 
mensem ; alioquin ab officio el ingrcssu ecclcsiaé noveril se 
suspensum. 

Quod nullus clei'icusin zonis, ensihus vcl gtadns, aurum 

vel argentum nec arma infra ecclesiam vel extra defferant, 

qu fublice valeant aparere. Et quod túnica vel supertuni^ 

cale portent cum collario., 

Ilcm slaluimus el eliam ordinamus quod nullus rector, 
presbyler vel clcricus in sacris conslitulus ordinibus nostr» 
dioecesis atquc domus in zonis, cnsibus vel gladüs aurum 
vel argcnlum, quinymo nec arma infra ecclesiam vel extra 
defferanl, qua; publice valeant aparere, nisi cum de nocte 
ad matutinas (b) veniunl, vel iterfáciunt, vel nisi forsan 
haberenl notorias inimicitias capitales; cum hocjuri el ho- 
neslali clericali obviare noscanlur, pcenam amissionís auri 
vel argenti et armorum ipso fado , si conlrarium fecerint, 
incursuri, irao (r) contrario aplicandorum. Presenil quoque 
adicimus sanccioni quod dicti Rectores, presbyteri et clcrícj 
tunicam vel superlunicale noviler de costero facieqdas clausa 
porlenl usque ad coUum. El si contrarium fecerint, tunicam 
vel superlunicale, quod sine clausura suffícienti defulerini, 
infra mensem leneantur pauperibus erogare. Quod si non 

(a) Al. cod. Quod nullus clericus dioc. Terracon. in sacris or- 
dinibtis consliíutus sit ausus portare! goletas longas in suis supertu« 

niralibus. 

(^) Al. cod. matutinos. 

{r\ Al. red. nostro erario tplicandani. 

TOMO XX. ^2 



<78 APÉNDICE 

fccorint, penaiii quiíKiuaij'inta solidorum eos el ípsorum 
qacnilíbel incurrcro volumus ipso fado, per nos in pus usí- 
bus converlcndam. Dat. Terrachone XXV die mensis aprilis 
anno a Nalivilale Domini M.CCCL. quinto. Fuil leda el pu- 
blícala coram tolo clero cadcm die in choro Sedis Terrachon. 

Quod quilibel curalus ad synodum personaliter venial, niñ 
insto fucri impedimento detentas (a). 

ítem ordinamus el statuimus statula per prsedecessorcs 
noslros exequeiido (quie fruslra essent condHa, nisí exe- 
eulioni debilaj mandarentur), quod quilibel redor el vica- 
ríus pcrpeluus nostrse dioc. quolibel anno, termino ad hoe 
iam prcfixo, ad synodum personaliter veniant, nisi fucrinl 
impedimento legitimo prsepcdili; quocasu procuralorem ad 
diclam synodum] initlerc tcneantur, qui eidem dum düra- 
veril intersil, el iuramcñlum proestare lenealDrí el cau- 
sas (6) dicere, el allegare quare suus princípalis venire 
non potuit. Si quis vero praesenlis conslilulionís fueril vio- 
lalor, penam L. solidor. nro. aplicandorum (c) erario ipío 
fado incurrat. Dat. Terrachone XXV. die mensis apriUs, 
anno a Naliv. Dni. M.CCC.LV. 

Fuit leda el publícala eadem die in choro Sedis coram lo- 
to clero ibidcm congrégalo prsesentibus pro testibus discre- 
lis Petro Aymerici, Sanctse Marise de Plano , Martino Degoi, 
ecclesise de Ciutadilla, dioc. Terrachon. rectoribus et Jacobo 
Calbeti((¿), scolari oriundo de Vimbodino {e), et pluribasalüi 
ad haec petitis et rogatis pro testibus. 

(a) Al. cod. Ut omnos rectores et vicarü perpetui teoeanlur te- 
ñiré , et prtesentes esse anno quoHbet tenipore «ssigotto ad sTooduB 
Terracons, 

(¿) Al. cod. cauiam, 

(c) Al. cod. aplicandam. 

[d] Al. cod. Calbeus. 

(•) Al. cod. Finobodino, 



DE DOCUMENTOS. <79 

111. 

Constitutiones synodales editce per D, Petrum (a) Archiepi- 
scopum Terracon. in prima synodo per eum celébrala Ter- 
racone die veneris XXL aprilis anno a Nativiiate Domini 
MCCCL. octavo (6). (Vid. pa^. 6.) 

/Vd resecandum ol penilus cnervandum abusum qui in qui- 
busdam locis Terraconensis diócesis pullulavit, videlicet quod 
recloribus seu vicariis perpeluis ecclesiarum parrochiaüuní, 
rebus exemplis humanis, nonnuUi Domini temporales, baiu- 
li seu officialcs ipsorum ecclesias sic vacantes slabiliunl seu 
slabilire permitunl , ponentes inibi armatos homines, qui 
sine licentia dominorum lemporalium novos rectores ingredi 
in ecclesiis eis debitis non permilunt; imo, quod esl perni- 
ciosum exemplo , eos redimí faciunt recipiendo pecuniam ab 
eisdem , ac bona ipsorum occupanl et dislrahunt, antequam 
posessionem ecclesiarum valeant adipísci , haec lieri de ce- 
tero prohibemus omnino. Quod si secus aclum fuerit , dómi- 
nos temporales, baiulos eorum^ vel quoscumquealios aucto- 
ritate sanclionis praesenlis ipso facto excommunicationis sen- 
tenliíe volumus subjacere: et ecclesias sic stabilitas, el per 
láyeos (c) occupalas, propter delictum dictorum dominorum 
seu officiaüum suorum, ecclesiastico suponimus interdicto, 
donech de iniuria facta nobis el reclori taliler impedilo fue- 
rit integre sallsfaclum. 

(a) Petrum sciiicet Clasquerinum I qui Oscensís primuiii, mox 
Maioricensis Episcopus fuit; indeque ad Tarraconenseiu eccle>iam 
transiatus idib. fcbniarü i358 , quam rexit usque ad i38o. Tria 
concilía provinrialia ab eo celébrala nieminít Ant. Aug.; quatuor 
autem duecesana. Quorum hic constitutiooes«damu(y siluit, fgrta&se 
lamquam rem parvi momenli. 

{b) Al. cod. hunc habet titulum, quo notter oiret: Quodnullut 
laicu» modo allquo se intromiltat de factis ecclesioB post morlem re" 
ctoris vel vicarii perpetui. Al. cod. Tarracon. sic habel: contra síam 
b'tlientes ecclesias vacantes, 

[c) Al. cod. sie. 



180 APÉNDICE' 

De octari$ Corporis Cristi et BeatcB Tecla. 

ítem quod fiant octavac de fostivilatibus Corporis Cristi el 
Sanclse Tcclíe. 

Lcclse el publícala; fiierunt diclíe consUtulioncs in synodo 
celébrala in Sede Terracunie per Rev. in Cristo palrem eldo- 
minum Pelrum , Divina Providcnlia Archicp. Terraconon. 
prapsenle lelo clero civilalis el dioc. Terraconse ,' el prsscnti- 
bus lesübus venerabili Francisco Ruffacii, decrclonimdoclo- 
re , canónico Barchinoncnsi , Vicario generali, et Pelro To- 
lom (a), canónico el prieposilo lllerdensi, Officiali dicli domi- 
ni Archiepiscopi , Raymundo Mascaro , scoiari dicli domini 
Archiepiscopi , el Barlolomeo Vallorii, Carnerario dícti do- 
mini , (lie veneris XXI. die aprilis, anno a Nativitale Domini 
MCCCL oclavo , el me Pelro Marlini , nolorio dicli donúni 
Archiepiscopi. 

IV. 

ítem Petrus in secunda synodo per eum celébrala Terraeone 
die veneris XXlíl. aprilis, anno a Nativitale Domini 
MCCCLX (6). (Vid. págr. 6.) . 

Vluoniam, cum secundum sacrorum canonum insUlula, qae 
semel Deo dedícala sunl , non liceat ad prophanos ususcon- 
verteré, el quod Domino consacralur sanclum sanclorum 
cril Domino , el ad ius perlinel sacerdolum , ac per eos et 
non per láyeos sil et deceat pertractandum et conscrran- 
dum; ad audilumque noslrorum fidedig-norum relationc no- 
viler perveneril abusus , quod in aliquibus nostrae diócesis 
locis quídam layci capidas, quíE in sacramento baptismi, sa- 
cro crísmale el oleq benediclo liniunlur seu ungunlur per 
rectores vcl alios curatos , recipi , ul deberent, non pcrmil- 
tenles, sed propria lemerilale usurpantes, easdem sibi ap- 
propiant,.ac in usus prophanos, el inlerdum inhonestos, fa- 

[a) Al. cod. Colom, 

[b] Jfi alio rod. hic iegittir (¡hiltis: Dé capidis , quod mudo aih 
ano per laicos twn occnpe/ttitr, lel in usus prophanos aliqualittr 
corn>ertnntur. AL codex sic: De capidis reservandis. 



DE DOCUMENTOS. ^S^ 

ciendo inde Hiilcamina , camisias vcl fomolaria (a) in suarum 
animarum delrimenliim indecenler convertunl; idcirco nos 
Peí rus, miseralione divina Sanclae Terrachonae ecclesiae Ar-- 
chiepiscopus, in praBsenli synodo presidentes, praefato 
abusui, et animarum pericuüs obviare cupienles slaluimus, 
el perpetuo ordinamus quod nulluslaycus cuiuscumque sta- 
tus vcl praeheminenlia existat, capidas (b) prsediclos sibi 
occupare, vel in usus prophanos converlere praesumat; sed 
capidas ipsascum adecclesias pervenerint, rccipiant redores 
vel alii ecclesiarum curati , easdem in loco honesto conser- 
vantes , el non nisi in superpelliciis , cortinis , veslibus vel 
alus ornamenlis ecclesige convertanl, neo eas alus, praeserlim 
layéis, vendanl. Slatuentes insuper quod ex quo capida in 
uno baptismate servierit, in alio baplismate non seryiat, nisi 
ex causa summae necessitatis, si novus forsan pannus inve- 
niri commode non valeal , vél baplizandns adeo de pauperí- 
bus provenirel parenlibus, quód aliler capidam habere non 
posset. In quibus tantae necessitatis casibus capida non prae- 
lio , sed gratis , et pietalis inluitu ministretur. Qui vero con- 
trarium fecerit, la^cus excomunicationis sentenliam , cleri- 
cus vero penam viginti solidorum pus usibus applicandam 
pro qualibet vice ipso facto se noverínl incurrisse. 

Qualiter debet recipi sanelum crisma (c). 

ítem ordinamus quod nullus deinceps laycus mitlatur per 
rectores seu ecclesiarum curatos ad recipiendum diejovis 
sancta sanctum crisma, et olea cathecuminorum et infirmo- 
rum ; sed clericus saltem tonsuratus discretione vi^ens, et 
etatcm pupillarem excedens, qui non audeat recíp?re, de- 
portare vcl tenere crisma et dicta olea in vase vitreo, ne 
propter facililafem materise, vase de facili rupto, sicuti et 
alias contigisse reportum extitit , pcriculum evenial asper- 
sionis ; sed in vase de argento vel stagno , vel alio decenti 
metallo ; quod quidem vas purum el nitidum tcneatur seu 

{a) AI. coó,fnmorol¡a. 

{/f) Al. rod. rápidas tnibi ocupnre. 

[c] Al. roil. Qttod nullus millatur ad sacrum crisma et ad olea 
sancta j nisi decens fuerit in tétate ^ et cUricut salttm tonsuratus y et 
quod ladnt eum superpeUicto . 



iSi APÉNDICE 

conservetur. Clcricus uutem qui ad recipiendum niemoraU 
f anctum crisma ct olea deslinabítur , aportare secum super- 
pellicium tenealur , et indutus superpeHício ipsum crisma et 
olea sancta recipiat , ct in redeundo eliam ad suam eccle- 
síam ipsum superpellicium sine intermissione deportet. Si 
vero contra praemissa vel ipsorum alíquod transgressor ex- 
tilerit, eo ipso pense L. solidos in piis usibus convertendorum 
se noverit subiacere. 

Quod ccclesicB teneantur mundcB , et de confectione Ao- 

stiarum{a), 

Quia absurdiim nimis existil in sacris sordes neclig^ere, qus 
dedocent etiam in prophanis , pro^cipimus Recloribus et aliis 
curatis eclesiarum noslrte diócesis quod mandas ecclesias 
suas, lampades et alia ornamenta ecclesiae teneanf; nec ia 
eisdem ccclesiis bladum , vinum , carnes , superlectilia , ar- 
chas vel alia vasa , seu alias res quae non sint ad divinum 
cullum seu officium spccialiter deputatse teneant vel Icnerl 
permillant, nisi tempus guernii imineret, ct quod tune etiam 
praedicta non posscnt alibi comode custodiri. Mandantes 
etiam quod praefati rectores et curati in propria persona 
hostias confficiant , vel per sacerdotes confíci faciant de pul- 
cra , nitida et munda fariña sine sala et lermento ; alias sciant 
se per nos cum in vlsitatione vel alias de ipsoruo) constite<- 
rit necligentia^ pro modo culpae et necligentíse puniendos. 




m 

furati 

has vel alia vasa seu hU similia. 



DE DOCl'MEMOS. 483 

V. 

ídem Petrus in tertia synodo per eum celébrala Terracone 
die veneris XXVltl, aprilis anno a Nativitate Domini 
MCCCLXVIIL (Vid. pág. a.) 

De matrimoniis. 

y uoniam ponlificalem decel solertiatn sic periculis anima- 
rum subdilorum providere, ul eos a noxiis, el hüs quae oc- 
casionem dellinquendi Iribuunt, debeat preservare'; idcir- 
co nos Pelrus miseralione divina Terrdchonae Archiepisco- 
pus, in ecclesia nosira Terrachon. synodum celebrantes, al- 
tendentes quod secundum canonum instituía ante quam ma- 
trimonia conlrabanturinecclesiis ulriusque cootrabentium sit 
per rectores seu curatos pubiice proponendum, competenli 
lermino pnefinilo, ul inter contrabentcs quisciverint legil- 
limum impedimenlum opponanl; quia lamen reperlum exti- 
lit quod quidam dicto lermino abulentes unam et eadem die 
praefalum lerminum, edictum , seu banna aliler nuncupala, 
ler proponenles, slalim ipsos conlrahentes, et, quod gravÍDs 
est, non in ecclesiís, sed in eorum domibus matrimoniali- 
ler coniungere non vcrentur: evenit eliam frequenler quod 
aliqui in propria seu in aliena dioc, relicta uxorc sua legiU 
lima, se ad nostram dioc. Iransferentes oxores alias su- 
perducunt. Nonnulli eliam importunitate precum , proptcr 
quas (a) inlerdum non concodenda concedunlur, nos ¡nfe- 
slanles, lieenliam obtinere conanlur, ul nullo edicto proposito 
seu bannis prajmissis contrabentcs, nedum ¡n ecclesiis, sed 
in eorum domibus valeant malrimonialiler copulan; propter 
quae matrimonia de facto contracta clandestine inlerdum ob 
legitlima impedimenta non sine scandalo dissolvunlur. Nos 
igilur animarum periculis el scandalis ex hüs saepius insur- 
genlibus, quantum nobis est possibile, occurrere cupientes, 
slatuimus, ul nulUis rector, seu quivis alius saccrdos, cui 
hoc ex officio compclil, pra;sumat aliquos matnmonialiter 
copulnre, nisi prius edicto sen bannis premissis propositip 

(a) Al. cod, quam. 



4 8i APÉNDICE 

publico iii ccclcbiis utriusquc contrahenüuní populo per Irea 
tomiinos, quoruin quilibcl contineat tres dies ad ininus,qui- 
bus clapsis, ac legitljmo malrimonium contrahcndi impedi- 
mento non aparente, valcant sponsalia etiam per verba de 
priesenli , etiam in domo sponsi vci sponsae seu altcrius, 
per ipsum reclorem vei vicarium (a), vcl alium praesbyte- 
rum corum mandato scu (6) vicc coram teslibus, per quos 
possil probari, matrimoniuní publice celebrari seu conlrahi. 
Die vero quo matrimonium conlrnhenlcs benediclionem re- 
cipicnl (c), in ecclosia et non alibi matrimonium ceiebretur. 
V^erumlamcn si tempus nupciarum ila arlaret, quod non va- 
leret dictos tres términos conlinere, dictae monitiones sea 
banna possint lieri inl'ra tres sallem dies últimos, et contrahe- 
n\ volentes, notos lamen, sic malrimoniaiitcr copulari, sine- 
cessitas imineret, dummodo fraus aut impedimcnluní aliquod 
lej^iltimum intervenirc non apariierit inter ip&os. Jnler illoi 
uutem qui in alia dioecesi domicilium habuerinl, seu origi* 
nem Iraxerint, post pubertalem se ad dicecesim noslram 
transí fcron tes, nisi dioecesanorum seu Vicariorum, velOfficía- 
lium prineipalium ipsorum, ubi domicilium habuerinl, vel 
unde traxerint originem, I¡ Iteras testimoniales hoslenderint, 
matrimonium poenilus inlerdicalur ínter eos celebran, nisi 
ad locum ubi matrimonium contrabere voluerint, suum Irans* 
lulerint domicilium. Circa sublimes vero et nobiles ac ge- 
nerosos cives honoratasque personas, quas coavenil majori 
;;;audere prerrogativa, iúter quas propler communem eornm 
uoticiam impcdimentum legiltimum sic de facili latere non 
potest, cum ratio postulaverit, per nos vel Vicarium seu Of- 
Llcialem nostrum, cum abreviatione (d) dierum ipsorum ban- 
iiorum ex causa poterit dispensan. Cum vero probabüis SD- 
spilio apparueril contra (c) copulam contrahendam per par- 
rochiulem rectorem vel alium presbyterum, ad quem spe- 
ctat, contractas malrimonii interdicatur expresse, donecb a 
riobis vel Vicario nostro generali scu Ofñciaii nostro consüio 
requisito supcr eo, quid fíeri debeat habuerit in mandatis. 

(«) Al, cod, curatiim, 

{k) Al.Vod. €t, 

(c) Al. cod. addit: in missa. 

(fi) Al. cod, cirea hrevía/ionr/n. 

(tí) Al. cod. eirra. 



DE DOCIMEMOS. 185 

Si quis aulem rector, saccrdos vcl quivis alius conlra pre- 
missa aliquosmalrimonialiler copulare presumpseri!, vel ma- 
trimonio lali clandestino inlerfucrit, vel super hoc operam 
ueu consiliumi prebueril, presenlis conslilulionis vigore sciat 
se excomunicationií» senlenlifie subjacerc, alus pccnis a jure 
probalis in suo robore permansuris. Coelerum quia in pluri- 
bus iocis civilalisel dioccesis noslra hoc vilium hacleniis ino- 
Icvil, quod layci inlerdum aliquos malrimoniaütorcopulanl, 
usurpantes sacerdolis officium, g^raviler delinqucnlcs, ne in 
poslerum hoc comillatur vilium, ipsos láyeos per presentem 
conslilulioncm noslram pro primo, secundo, tertio edicto 
percmplorie admoncmus, ipsos insuper contrahere volentes 
admoncnles, nepcr se ipsos vel alios láyeos se matrimonia- 
literconjunganl, si habere possint coraode copiam sacerdo- 
tis illius parrochise, qui corum curam obtinent animarum. 
Alioquin in ipsos láyeos contrarium facienles excomunica- 
lionis senlcntiam promulgamus: parrochalibus reclgribus el 
alus curalis noslríB dioecesis expresse injungenles, ul si eis 
innoluerit aliquos parrochianos suos in diclam excomunica- 
lionis scnlentiam incidisse, eos ut excomunicatos denuncient 
el evitenl publicé diebus dominicis el feslivis, el eis missam 
non celebrenl nuplialem, donech ad arbilrium nostrum vel 
Vicarii seu Ofíicialis noslrorum ecclesiae salisfecerinl de con- 
lemplu : el absolulione a nobis, V^icario vel Oíiñciali noslris 
obtenía, quid dicli cu ral i circa tales faceré debeant recepe- 
rint in mandatis (a) eisdem parroehialibus recloribus seu cu- 
ralis, vol eorum loca tenenlibus noslrae civilalis el dioccesis 
in virlule sancUe obedientise el animarum suarum periculo 
dislricle priecipienles, qualenus huiusmodi constilutioneni 
frequcnler infra annum máxime in praecipuis feslivilalibus 
leganl el publícenl coram populo sibi commisso. (6) 

(c) Al. cod. proecepiis, 

(J) Al. cod, addií: Da/is in synoJo die venaría dt mane XX^H 
Jie apr'ilis^ anuo a IVadv- Dn¡, MCCCLXVIII. 



ISG ApéNDIGE 

VI. 

ítem Petrus in synodo quarta per eum celébrala Terracho- 
ne die veneris \6 (a) aprilis anno a Nal. Dni, MCCCLXXll 
fecit constitutiones sequentes. (Vid. pag. 6.) 

Quod clerici divina celebrantes o f ficta in ecclesia teneanttU' 
pcrpellicia induta, el birretum vel almudam, et non eaputiwn 

in capite, nec in eolio (6) 

l^um honesta^ a clericis, príesertim dum divina ¡n ecclesia 
peraíí^unlofficia, debcat observan, idcirco nos Petras mise- 
ralione divina Sanclae Terrachonse ecclesiae Archiepiscopus 
staluimus, el ¡n virlule sanclae obedienliae praecipiendo man- 
damus, quod quiübel clericus noslrsB civitatis el diCBcesis 
beneficiatus beneficio resídentiam rcquirente, vel aViusde- 
serviens pro eodem, et eliam conduclitius, el máxime si ftie- 
rit in sacris ordinibus constitutus, in missis, processionibus, 
el dum dicet horas in sua ecclesia presente populo, vel alias, 
ubi consuetum esl solemniler horas canónicas decantan in 
ecclesia, sit superpciiitio indulus, nec portel caputlumio 
capile, nec in eolio, sed utatur, si voluerit, almucia sen 
birreto. Conlra faciens incurrit hodie poenam quinqué solí- 
dorum. (c) 

Quod nullus qticestor portel sanctuarium neo crueem, nisiilU 
qui per Sedem Apostolicam spetialiter induUum; et quodnoñ 
prcedicent, seu dicant aliud^ nisi ut in cartellis sigiÚo Dotnif 
ni Archiepi. sigillatis continebitur; nec clerici castellos n- 
cipiant etc. ut inferius largo modo continetur. 

Abusión ibns, quas, ut, tam in visilMionibus per nos nu- 
per in ecclesiis nostrse díoecesis factis, quam alias didisd- 
mus, el cerlo roperimus, quod nonnulli qusstores insuis 

(a) Al. cod. 17. 

{/)) Al. cod. Quod clerici induta, et slent sime capuiio in 

capil€ vel in eolio, 

[c) In cmIüs odd. deeit hxc p«nre impofilio. 



DE DÜCIMEMOS 487 

verbis seu exposilionihiis, el sancluariis seu relliquüs por- 
landis faciunt, el proponunt, ocurrere cupienles; nosPetrus, 
Archiepiscopus prsefalus slatuimus quod nullus rector, vica- 
rias pcrpeluus, seu quivis aüus clericus nostrae civitatis et 
dioecesis admillant de caelero in sua ecclesi^ seu parrochia 
quaeslorem aliquem, nisi noslris litleris, vel Vicarii nostri 
í^eneralis, noslro vel ipsius Vicarii sigillo sigillatis, munitus 
fueril; ncc caslellos, ab eisdem quaestoribus, seu aliis reci- 
pianl, nisi fuerint sigillo noslro vel Vicarii noslri sigillali: nec 
Iransumptum caslellorum, quod sibi Iradelur, nisi per ipsum 
clericum fuerit cum originali carlello sigillo noslro vel Vica- 
rii noslri sigiilalo fideüler comprobalum, recipial; ila vide- 
licel quod sigillum noslrum vel ipsius noslri Vicarii peripsos 
clericos cum diÜgenlia recognoscalur. Nec permillanl diclos 
quseslores in sua ecclesia, vel parrochia crucem vel aliquod 
sancluarium, sive signum publico portare, nec campanas 
pulsare, eliam si per nos seu predecessores nostros hacte- 
ausalicui vel aliquibus quaeslori vel quíjesloribus, cuiuscum- 
que slalus , ordinis vel conditionis existant, hoc fuerit con- 
:essum; quas concessiones quod licec de presentí revocamus 
2l cassanius, exceplis illis, quibus per Sedem Aposlolicam 
loc fueril indullum spelialiler vel coiicessum. Moneant in- 
super dicli rectores, vicarii perpelui, et clerici ali.i, quorum 
nlererit, ipsos quaestores, qui ad ecclesias veí parrochias 
ieclmaverinl, ne in exponendo indulgentias eis concessas 
íxcedanl fines eorum, quae in litteris, privilegiis, seu car- 
ellis, noslro seu Vicarii nostri sigillo sigillalis, continebun- 
ur; nec aliquid aliud nisi contenta in ipsis tantum dicanl 
¡eu exponant, et illud breviter et succinte verbis superfluis 
)oenitus resequatis. Et si forte invenerint aliquos quaestores 
alsas lilteras vel falsa sigilla deferre , vel circa sanctuaria 
lefe renda, seu verba per eos proponenda ullra traditam su- 
>orius formam delinquere seu excederé , et monili per eos 
Icsislere a praemisis noluerinl, sanctuaria, et lilteras prae- 
liclas eis auferanl, et eos capiant, seu capi faciant, invocafo 
id hoc, si neccessarium (a) fueril, auxilio braxü saecularís, 
'I nobis sou Vicario noslro Terrachonae sub fidei custodiat, 
nm ómnibus quc-p secum porlaverinl, Iransmiltant, seu trans- 
Fiili faciant. de suis rxcessihus cuín juslitia puniendos. 

(n) Al. roil. fi f*ftfss§. 



188 APÉNDICE 

Qaod PrcBlati et clerici teneant hospitia suorum fraie/Sctonim, 
officiorum, scu administrationum condiretta. 

Ilcm nos Pctnis, Areliiepiscopus pnpíátus statuimus et in 
vii'tule sanclae obedicntise praecipiendo mandamus Ábbalibus, 
Prioribus, ct alus Praelalis ac rccloribiis, vicariísperpetQÍs, 
i:l alus clericis bcncfíciatis quibuscumque tam saecularíbus 
quam regulurilms noslra; civilalis ct dioeccsis, ut domos scu 
hospilia suorum nionasleriorum, ecclesiarum, beneficioruiD, 
urfíclorum seu administradonum teneant condireétas seo con- 
direcla, secundum possibililatom ipsorum, eas seu ea ope- 
rando (a) et reparando. Inobedientes vero pitBler daoipnom 
et destructioncm dictarum domorum seu hospitiomm, qua 
emendare el salisfacere de proprio tenebuntur, nostro art)H 
trio puniantur. 

Quod quilibet clerieus facial se promoveri infra atmum a iit 

adeptoB possesionis pacifica! ad ordines quos suum hene/íáum, 

officium, seu administrado exigit seu requirit. 

ítem nos Petrus, Archiepíscopus prselibafus stataimus et 
ordinamus ac sub psena privationis beneficii seü administra- 
tionis monemus onines et singólos clericos, beneficia, ofBcia 
seu administrationes, quibus certus ordo est annexus, inlia 
nostram civilalem sen dicecesim pro nunc obtlnentes, nt in- 
fra annum a die presentí computandum. se fhciant ad Oíos 
ordines, quos rcquirunt sua beneficia, offíciá seu admini- 
strationes, cum effeetu promoveri; illos vero qui de c(Bteio 
talia benefícia, offícia scu administrationes obtinebunt, vo- 
lumus, et sub dicta pcBna monemus, quod intrs. annum a die 
adeptse possesionis pacificae ad dictos (5) ordines, ut est di- 
ctum, se facianl promoveri: certificantes eosdem quod alias 
ex tune ad privandum ipsos dictis suisbeneñciis^ ofíÍ£Íis,sea 
administrationibus procedemus, nisi propter defTectüm ¿I»- 
tis vel alia justa causa, vel de nostri, seu Vicarii g^eneralii 
nostri licentia canonici excusentur. 

(a) Al. cod. operiendo, 
(A) Ai. cod. ad atrios. 



DK DOCUMENTOS. 489 

Quoc festum B. BarbaroPfquod celebratur XVI. diedecembriSt 
fiatet celebretur de ceteroIV, die eiusdem mensis dccembris. 

Ceíerum cum ralioni non congrual , ul sanclorum solem- 
pnia quíB ct^lcbral Ecclesiapor arjn¡c¡ieulum,dc eorum obitu, 
aiii una die , alü vero alia die colcbront, el colaní , cum una 
ct cerla die conslet eos ad Dominum niigravisse; ideirco nos 
Pelrus, Archiepiscopus niemoralus, slaluimiis el ordinamus 
quod festum B. Barbar.-B , Virginis el Marliris Chrisli , quod 
celebralur quoad recilalionem officii , el alia , in ecclesia el 
dioc. nostra Tcrraclionc XVI. die dccembris, lint, el celebre- 
tur annis singulis in ecclesia el dioc. noslra Terrachone quar- 
ta die eiusdem mensis dccembris, qua die Romana el feré uni- 
versalis Ecclesia communiler solempnizal illud feslum. 

Qua» quidem consliluliones fuerunl faclse scu edilse per 
Rev. in Chrislo Palrem el Dominum D. Pelrummiseratipne di- 
vina sanclse Terraccn. ecclesia; Archiepiscopum supra di- 
clum , sanclam synodum celebranicm; ac eliam Jcctae elpu- 
blicalíB de eius mándalo in choro ecclesiae Terrachon. post 
missam etscrmonem, ul csl ficri consuelum, coram clero ci- 
vilalis el diócesis Terraconensis ibidem pro dicta synodo 
celebranda congrégalo , per Vicenlium Carbuelli (a), clo- 
ricum el nolarium publicum dicli domini Arcbiepiscopi el 
eius aucloritale per civilaíem, diocesim el próvjnciam Ter- 
rachone , die scilicel veneris XVJ. mensis aprilis , anno a 
Nalivilale Domini MCCCLXXII. praesenlibus teslibus vene- 
rabilibus el discrelis viris dominis Bonsaberio Ferraris, Frie- 
re , Philippo de Angularia, Sacrista , Joanne Dortoneda, 
decrelorum doctore, Decano, Guillermo Boson, Archidiáco- 
no Sancli Laurenlii , Joanne Calaff , Infirmario, Joanne Qa- 
gual, snccenlore secundo, Berengario Alanyani, et Guillermo 
de Gallmariis , canonicis, Guillermo Rosanes, beneficialo de 
Vallibus, Bernardo de Bacho, in decretis licenciato, Berenga- 
rio Armengol, civibus Terrachone, el pluribus alus. 

HcBC sunt capitula qucB requiri debent synodalibus testibus «i- 
per inquisicionem clericorum. (6) 

Interrogenlur lestes sinodales , si clericus benc facit offi- 

(;) Al. Ctíd, Carhonelit, 

(h) Haec ex Tarracou.Ctd.dc&cripiinius tamquam ad prsceden- 
teni sTnodum periinenlia. 



too APÉiNDICe 

ciiim ccclesiaslicuní a cántico graduuní usqiie ad complclo- 

riuni. 

Ítem s¡ libros ccclesiai el pannos altaris el corlinas sine 
lesiono conservat, el mundos conserval ipsos pannos. 

Ilem si vi si la I infirnios, vel si aliquis ex culpa ipsius de- 
ccssil inpoenilcns. 

Ilein si gralis el sine paccione aliqua conferal ecclesiasli- 
ca sacramenla el sepullnras el benedícliones nubentium, el 
alia quae habel faceré iiiluilii servilii ecclesiaslici parróclia- 
nis suis. 

Ilem si lenet assuelos servilores inccclesia scüicet diaco- 
num, vel alium presbylerum, proul locus ille consueludiue 
requiril. 

Ilem si est diligens in correclione parrochianorum circa 
publica crimina, scilicet adulleria, fornicaüones^ públicos usa* 
rarios el alios públicos peccalores. 

Ilem si ipsc clericus vel alii minores clerici (enent publi- 
co concubinas in domo propria vel aliena; vel si sunl infe- 
mali de aliqua muliere, vel si laboranl in aliquo publico cri- 
mine , vel sunl vcnalores, causidici vel rixatores vel lusores 
laxillorum vel incanlalores. 

Ilem si destruxerunl possessiones ecclesia, vel vendide- 
runl, vel dcderunt consanguineis vel alus, vel sfabiliverant 
ad cerlum censum vel agrarium, ct si illud fecerunt ad uli- 
lilalem ecclesia*, el auclorilatc Episcopi. 

Contra láyeos. 

Si aliquis de parrochianis dimisil uxorem vel uxor viram. 

Ilem si commilluntur in parrochia publica adulteríá, vel 
fornicaliones, vel si est aliquis de aliqua infamalus. 

Ilem si est ibi publicus usurarius, vel suspeclus debcie- 
si, vel publicus raptor, vel fur, vel sacrilegas, vel blasfemos 
et hujusmodi. 

ítem si est aliquis qui habeat uxorem eonsanguineaní, vel 
e converso. 

ítem si sint ibi sortilegii, vel venefíci. 

ítem si clericus ecclesiae proferí sententias sine scríptis t 
qualuor annis citra. 

Ilem si cum proferí in scríptis ponit in ipsis seriptis cau- 
íam propler quam excommunicat. 



DE DOCUMENTOS. 491 

ítem si proferí sine ammonicione legillima vel trina «cn- 
tentias. 

lleni si requisilus infra mcnscm dencgavit faceré copiam 
je ipso scriplo cxcominiinicalo. 

Vil. 

Enecus (a) in prima synodo per cum celébrala die veneris 
XVÍÍ mcnsis decembris (b) anuo a Nativitate Domiui 
M.CCG.LXXXVIIL fccit constitutiones sequenies, (Vid. 
pág. 8.) 

Quod omnes beneficiati faciant residentiam in suisbeneficiis. 

JLiacriniosa viduilas quarundam ecclesiarum noslrae dioecc- 
sis noslrum propulsavil audilum, el in clamores validos 
eructando noslrum animum excilavil, quod quamquam de 
jure comuni et alias omnia beneficia, prccipuc cúrala, re- 
sidentiam rcquiranl personalem, el proplerofíicium delur bc- 
neficium ; lamen nonnulli eclesiarum rectores el vicarü per- 
pelui ac alii clerici in noslra dioecesi beneficia ecclesiastica 
oblinenles^ vagando liinc et inde perorbem, el utplurimum 
in opprobrium ordinis clericalis, et suarum periculum' ani- 
marum, ecclesias suas dimillunl (c), nuUis, aut sallem insuí- 
fícienlibus, scrviloribus dimissis, qui officium pastoris usur- 
pantes, tamquam mercenarii, solum quae sua sunl quserunt, 
et non quae Crucifíxi, ex quibus scandala quam plurima in 
eisdem ecclesis hactenus sunl secuta. Nos vero istorum iiii- 
citos motus compescere cupientes, statuimus et pracsenli 
conslilutione mandamus, quod omnes clerici in nostris ci- 
vilate et dioecesi beneficia cúrala, el alia requirentiá residen- 
tiam personalem obtinentes, infra unius mensis spatium a 

(a) Enecus sciiicet Yallerra, Yalentiiius, qui ab eccletia Sego- 
briceusi ad Tarraconcnsem proiitotum anno i38o, eam iioonisi «e- 
ptenio post adipi&ci potuil, ^chísmate prohibeiite quod tune iam in 
uuiversali Ecclesia grassabatur. Novara spontam suam rexit ad fineni 
lisqiic vitx sux anno nempe 1407. 

(h) Alii cotld. el recle: aprilis, 

le) Al. cod. dimittant. 



192 APKNDICE 

difí publicalioiiis proisenlium (a) in antea conlinue compu- 
tanduní nd ccclosias, in quibusliuiusniodi beneficia obünenl, 
personalilcr so confcranl, suaní ¡bl porsonalem rcsidentiam 
facluri cmn ooiUimialionc. Conlrarium vero fac'icnles lamdia 
a porcoplione IVucliuim bcncnciorum prncdiclorum se nov**- 
rinl esc suspensos, quamdivi conlnmaciler rccusavcrinl di- 
clam faccro rcsidrnliam, ul tonenlur. De quibus fruclibu?, 
fado prius bonoíiciünim sorvilio por ¡dóneos subslilulos c-fi 
noslri üconlia surrogandos, n^sidiium, sí supersíl, nosfronr- 
bilrio disliibiiendum reservantes. Revocantes proul supra 
quascumquc Ücenlias absenlandi per nos aul Vicarios noslroü 
concossas usquc in hodiernam diem; et eas concedendi de 
coetero nobis facultalem reservantes, diclis Vicariis polesla- 
tenn omnimodam abdicainus. Ab hac ordinationé de gralia 
spclhiÜler pxcipimus canónicos n ostras .ecclesi^e, qui de li- 
centia nostra in studiis g-encralibus resjdcnt, et laudabililer 
vivunl ad adquircndam scienliai incomparabilem margáritam, 
el ramiliares noslros, qui una nobiscum pro servitio Dei et 
Ecclcsia; indefesse non desinunl laboraré. 

Quod oblincntes plura beneficia hostendarit digpensationmt 
vel eligant unum quod maluerint; alia conferenda per Ikh 

minum Archiepum* 

Cum secundum canónicas sanctiones nullús possil plura 
benefícía, máxime incompalibilia, absque dispensalione sa- 
perioris licite retiñere, idcirco nos Enecus, Arehieps. memo- 
ralus mandamus expresse ómnibus clericis sübdilis no$lríK, 
curatis et non curatis^ dúo vel plura beneficia obtínentibos, 
qualenus infra duorum mensium spatinm a die piubJicationis 
prsesentium in antea continuo compufandorum, ixobís aut Vi-^ 
cario noslro in spirilualibus (6) generali hostendant dispen- 
sationem aut dispensationes, si quás habent, per quas lici- 
tum eis existat dicta beneficia simul licite retiñere. £t si di- 
spensationis huiusmodi non habuerint, eligant infra dictom 
tempus unum de díctis beneficiis^ quae possident (e), aliuD, 
vel alia per nos personis idoneis conferenda. Alioquin lapso 

(a) Al. cod. prcesentis. 

(¿) Al. cod, addií: et temporallbus. 

(c) Al. cod. addit: quod maluerint. 



DE DOCUMENTOS. 493 

dicto termino si dictas dispensalioncs, si quas habent, non 
hostenderint, vel unum de diclis beneficiis non elegerint, ul 
esldictum, ex tune nos procedemus ad conferendum dicta 
beneficia personis idoneis, único dumlaxal beneficio benefi- 
cíalo cuilibet dimisso, quod nos maluerimus, seu duxerimus 
elígendum. 

Quod 2ircBsbyteri celebrent quater in septimana, 

Praelerca ncgligentiam aliquorum praesbyterorum noslraj 
dioecesis reprimere cupienles, qui, licel tam injuncto eis of- 
ficio, quam alias propler beneficia, quorum fnictus recipiunl, 
missas celebrare teñen tur , tamen in hoc sunt necglígentes 
quam plurimum et remissi; cum jam per Constitutiones bons 
memoriae praedecessorum noslrorum in hiis sit provisum; id- 
eirco nos Enecus, Archiep. supra dictus praesentis constitu- 
tionis serie ordinamus praecipiendo mandantes, quatenus o-> 
mnes praesbyteri in nostris civitate et dioecesi beneficia ec- 
clesiaslica obtinenles saltem quater in septimana devota ce- 
lebrent cum eííectu (a) missas; et illi qui beneficia o4)linent, 
et presby teri non existunt, habita a nobis prius lícentia, ho- 
nestos presbyleros ponant, qui loco ecrum dictas misas va- 
leanl celebrare, et celebrent cum efíectu; ipsis tamen bene- 
fíciatis in dictis beneficiis facienlibus residentiam persona- 
lem; nisi alias ex justis ac rationalibus causis licentiam ali<- 
cui de praediclis duxerimus concedendam. Contrarium fa- 
cientes, nisi fuerint infirmitate detenti, panam duodecim dc- 
nariorum se noverint pro die quaiibet incurrisse. Hoc lamen 
intelligimus, si beneficium tanti valoris existat, quod compú- 
tala pro rata, duodecim denarios pro quaiibet die valeat; aliat 
diminuatur poena pro rata secundum valorem reddituum be- 
nefícii. Quae poena operl retrocabuli (6) Sedis Terracon. apli- 
cetur. Dat. Terrachonae die venerisXVII. mensis aprüis anno 
a Nat. Dni. MCCCLXXXVÜI. 

(a) Al. cod. iuas mistas. 
\b) Al. eod. retrotabuli. 



lOMO XX. 48 



194 APÉNDICE 



VIH. 



ídem Enecus Archiep. in secunda synodo per eum celébrala 
Terrachon. cedie veneris XXI í. mensis aprilis anno a JVo- 
tivit. Dni. M. CCCLXXXIX {á) fecit constitutiones sequen- 
tes. (Vid. pág. 8.) 

Quod rurati decretalem 0:niiis ufriusque sexus,etc., insub- 
scriptis festis anno quolibet publicent, et eius effectum. 

Jtlinecus miseratione divina sanctae Terrachon. ecdse. Arcbi- 
episcopus. Licet a sacris sil cnnonibus provide statutum quod 
omnis utriusque sexus fidells, postquana ad annos discre(i(H 
nis pcrvcneril, qmnia sua peccata saltem semel in anno fi- 
deliler debeal propí lo confíteri saccrdoti, el pcenilenfiam ubi 
injunclam pro viribus adimplcre, suscipiens reverenfcr ad 
minus in Pascha Eucharestise sacramentum , nísi forte de 
proprii sacerdolis consilio ob aliquam ralionabilem causam 
ab eius perceptione ad tcmpus duxcrit abslinendum; (ameR, 
sicut cxpericnlia docente cognovimus, ecclesiarum rectores 
ccelerique curali in pubiicatione huius saluliferi slatutisunk 
quam plurimum necgligentes, ex quibus (6) suarum et gre- 
gis sibi commissi animarum pericula subsequuntur. £t quam- 
vis per bonsB memorise predecessores nostros in hiissit alias 
yam provisurn; tamen dicli rectores etcuratí duplicis necgli- 
genlise funiculo colligati, nec illa quae per sacros cañones, 
nec quse per Constilutionum provintialium et synodalinm 
ecclíe. nostrae remedia suntsalubriter institola^ inaclumáe- 
ducere conantur; imo ex quadam necgpligontia premissadu» 
cunt totaiiter in conlemptum; et sio roulti de populo diri» 
stiano ex ig^norantiae ooBcitate velamen excussatíonls assiH 
munt. Nos i taque volentes, prout n ostro incumbit officio, sa- 
lubriter in talibus providere, hac constilutióne perpetuo va- 
litura statuimus, quod curali ecclesiarum nostraram civilatis 
et dioecesis Terrachonse decretalem íHam Omnis uUiíafue 
sexus cum suis clausulis et pcBnis ibi adjectis (c) in fcsliví- 

{a) Al. cod. ann. MCCCLXXXVIII. 
(¿) Al. cod. ^JF quo. 
(c) Al. cod. aductis. 



DE DOCUMENTOS. 495 

lalibus Nalalis Domini, Circumcisioais, Aparitionis Dni. ntri. 
J. Chti., el m diebus dominicis quadragessims^, el in Coena 
Dni., ac Resurreclionis Dominicae anno quolibet comisis eis 
plebibus ¡n suis ecclesüs, dum in eis ad divina major fueril 
populus congregalus, sludeanl publicare, effeclum ipsius sla« 
luti vulg-ariter exponendo ; ipsasque plebes ad observalio- 
nem dicli saluliferi slaluti admoneanl, el inducant piis mo- 
nitis, el exhorlalionibusopporlunis; pcenasque in huiusmodi 
decrelali apposilas in eventum condilionum in ipsa coníen- 
larum debila cxeculioni sludeanl demandare. El si parro- 
chianos suos posl lales exhortationes in hiis repererintnec» 
gligenles, cum ad synodum venerinl, nomina parrochiano- 
rum suorum utriusque sexu?, qui anno illo peecala sua con- 
fiten , el Eucbaresliae omiserini recipere sacramenluní qua- 
lenusin ipsis curalis fueril, in scriplis porteni, nobisque, si 
presentes simus in civitale, alias Vicario noslro ¡n spiritua- 
libus exhibeanl, ut sic providere possimus proul (a) videbi- 
nrius expediré. Quicumque autem in huius nosIraB constilu- 
lionis execulione necgligenles fuerinl, pro tanta necg^Iigentia 
se a nobis noverinl laliler puniendos, quod poena docente 
cognoscanl quam grave sil superiorum praecepla in contem- 
plum dcducere necgligenler. 

IX. 

ídem Enecus Arehiepiscopus in tertia synodo per eum celebra^ 
ia TerrachoncB die sabati XXL madii anno a Nativ. Dni. 
M.CCC.LXXXX. fecitconstitutiones sequentes. (Vid. pa* 
gin. 8.) 

Quod clerici soBculares in sua ultima volúntate recognoscant 

patrem suum Árchiepum. Terracon. in duodecim denariis pro 

libra (b) suorum beneficiorum, et ut infra, 

Jtlinecus miseralione divina etad perpetuam rei memoriam. 
Suscepti regiminis cura movemur, et subditorum lacrimis ex* 
cilamur, ul circa illa quae ipsorum subditorum quietem et pa- 

(a) Alii codd. prout animorum saluti. 

[b) Al. rod. «ddit: pro libra tamce téu malons suorum^ etc. 



496 APÉNDICE 

cem concernunt, el animaruin saluli expediré videmus, sic, 
nostrae considerationís studiuní soUicílcmus, et votisferven- 
tibus intendamus, ut prsecisis radicilus dissidiorum vepri- 
bus, el liligiorum amfraclibus omniao subduclis (a), personas 
nobis subdilie, quas ordo clericalis iiKíludit, ¡n pacistran- 
quillitate vivanl, el post morlem nichil scandali supersil, 
quod animarum saluli obviel, et posleris maleríam prebeat 
pravi exenipli. Dudum siquidem bonse memoris Dominus 
Arnaldus, Archiopiscopus, praídecessor noster, dum in hu- 
manis agcret , el curam arcliicpiscopalis dignilalis gererel 
constilulionem quandam edidit sub luis verbis: Statuirma 
et prcBsenti constitutione ordinamus quod universi et singuli 
clerici scBculares (sic prosequitur Iranscribendo ¡nte^m don 
Arnaldi eonstilulionom , quam supra in eius synodo liabcs; 
postea sic prosequilur). 

Ex cuius constilulionis usu, sicHtcIericorum ¡psorum pro- 
funda dispersio (6), el experienlia rerum magistra noslría 
auribus inlimarunt, ipsis clericis magna incomoda advcne- 
runl, et ex oo fuerunl hactcnus subsecula , quoad décima 
parlis solulionem et exaclionem (c) ; quia post deeessum 
elcricorum ipsorum, quse sint bona intuilu Ecclesiie acqoi- 
sila, el quae ex industria personarum, omnino ignoralur^cum 
discrecio inter illa cómodo fieri non possil, el sic manumis- 
soribus dccedenlium aliquotiens ex malitia litigantibus cum 
procuratore Archiepiscopi super decima parte, in quaipsiun 
debet recognoscere, iurgiorum materia oritar, scandalasu- 
scitantur, et litigiorum incendia commoventur, el saepe con- 
tingit quod manumissores ex hiis excusationis velamen as- 
sumentes, praecipuc quando bona ipsa per procuratorefu i- 
psum, ne deperire valeant, arreslantur, bona ipsa penes se 
detinent, et in expensas litigiorum ea distribuispe testantur: 
et sic raro aut numquam ordinationes , sea ultime volvnli- 
les clericorum ¡psorum execútioni debitse demandantur; im- 
mo clerici superviventes considerantes quod bona dcceden- 
lium sic vastantur , el eorum ordinationes minime adimplen- 
tur, inclinan tur. licet fatue, ad devasfandum in vita eonim 
bona et alias in usus illicitos convertendum, ex qnibusmor- 

(a) Al. cod. subditis. 

[b) Aüi codd. suspiría. 

(t) Al. cod. stu taxaiio/tem. 



DE DOCUMENTOS. 49T 

tificalivae itifamiae ¡n populo suscilanlur, et animarum peri- 
cula subsequuntur, el alia inconvenienlia ex piaemisis ¡n- 
fiurgunl, de quibus esset longum per singula enarrare; quam 
máxime, si procuralores ipsi ad exigendam islam decimam 
parlem elecli , sicut asseritur, metas suae poleslalis excedanl. 
El licet ab illo cilra Icmpore, quo ecclae. nrae. praefalae praí- 
fuimus, circa subdilorum commoda máxime animarum pro- 
sequenda alenta medilalione inlelleximus, altaraen mullís 
alus arduis negolüs occupali, ad hac hucusque non polui- 
mus oculos dirigere noslrae menlis, nunc aulem praímissa 
inlVa nostri pecloris (a) archana sollicite revolventes , allen- 
denles quod incerla exaclio diclae decimae parlis,cum sil jus 
cerlum, ul ex prapmissis colligilur evidenter, discordias pa- 
ril, el noslris subdilis materiam scandali suministral: volen- 
tes, proul noslro ¡ncumbil officio, circa haeclaliler providerc 
quod amodo ccssent prsefatae discordiae et scandala memo- 
rala, tollenles primo etiam anle omnia de, et cum consilio praB- 
fati Capilulí noslri dictam constitutionem, eamque revocan- 
tes, el in hanc nosiram, prout inferius comulanles, slalui- 
mus el prresenli conslilutione noslra perpetuo valitura de, et 
cum consilio el assensu praefali Capiluli noslri ordinamus, 
quod omnes et sinp:uli clerici síeculares in ecclesiis civitalis 
et diocccsis Terrachon. beneficia ecclesiastica cum cura vel 
sine cu^a oblinentes, el presbyleri eliam diclarum civitalis 
el dioDcesis Tcrracon, nulla beneficia oblinentes, de ómnibus 
bonis suis , eliam inluitu ecclse. seu beneficiorum suorum^ 
vel alias qualitercumque adquisifis, in sua ultima velunlale 
disponere possinl el ordinare, ac eliam dislribuere pro libito 
volunlalis; eisque boc per prcesenles indulgemus, ac licen- 
tiam plenariam impertimur, omni ordinatione seu constilu- 
lioncm por nos seu príedeccessores noslros in contrarium 
ediln, aljolila ol cassnla ; excepíis de vasis vinariis, bladariis 
el oloarü*?, in q piláis vinum, bladum el oleum ecclesiarum 
sou bonencioruní resorvalur, quíR penes ccclas. seu benefi- 
cia vühifTuis romanero, oliam si ab eisdem clericis empla vel 
adquisila fuerinl ; ot oxceptis servís, leclis et alus superlecli- 
libus domus , qure lompore (b) colla(ionum eisdem faclarum 
do diclis bencficiis inventa fuerinl in eisdem, seu exlimatio- 

(a) Al. cod, corporú. 
^f') Al. cod. tfmporibus. 



198 APENDIGK 

lie eorurn, si perditü postea fuerin4, vel coiisumpla. (a) Pro- 
viso quod cicrici in sua ordinalione seu ultima volúntate 
rocognoscant palrcm suiím Archiepum. Terracone in doo- 
decim denariis monetse Barchi. pro libra lax» benefíciorum, 
qiiae tempore sai obilus in dioecesi Terraconensi obtinebunt. 
De bcneficiis autcm non taxalis recognoscant in duodecim 
denariis dictae moncta? pro libra veri valoris; qul valor intel- 
ligatur seciindum qiiod in tallis comufiíbus beneñcia ipsa 
solvere consueverunl. Pracsbyler autem nullum beneficium 
obtinens in sua ultima vohmfate recognoscat in quindecim 
solidis dict3B nrionetae : et hüs contenti nos aut successores 
nostri in, et a bonis diclorum clericorum aliquid uUrapelere 
sou exhigere non possimus; cum ex hoc, tollertdo ambigDÍ* 
tatem, quae exaccione dictae decimse partis proveñiebat, con- 
ditionem nostrse archicpiscopalis dígnitatis faciamus sine 
dubio meliorem. In quibus quidem duodecim denariis pro li- 
bra, et XV. solidis statuimus semper prsedictoni Archiepi* 
scopum pro celeris creditoribus et leg^s^tariis piíorem ene 
leinpore, et potioremiure. Huic cónstitutioni aducientes quod 
exccutores dictarum ordinationum seu ultimaram voluntatum 
infra unius mensis spatium a die obitus ipsorum clericoram 
computandi, coram A